O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» the mind of the youth {a.cerradas
Hoy a las 2:38 pm por Andy Belmar.

» trust the unknown
Hoy a las 1:28 pm por chihiro

» We need to survive. Then we can find our humanity again.
Hoy a las 7:53 am por hypatia.

» Almost human feelings.
Hoy a las 7:21 am por Andy Belmar.

» Un Nuevo Inicio (Draco y tú)
Hoy a las 5:57 am por AngelMalfoy

» and every demon wants his pound of flesh.
Hoy a las 5:04 am por hypatia.

» ❁ no morirá lo que debe sobrevivir ❁
Hoy a las 1:18 am por ceonella.

» southsider
Ayer a las 10:20 pm por blackstairs

» we're the new heroes. ♡
Ayer a las 9:37 pm por bwiyomi.

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ bxmbshell.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

Instituto Fénix | N. C.

Página 3 de 6. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Instituto Fénix | N. C.

Mensaje por Jules el Miér 10 Ene 2018, 7:39 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:OMFG. [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]. Amé un montón tu capitulo. Me parecio muy interesante todo esto de su manera de pensar.

Gracias Brenda, por tu comentario espero leer tu capitulo pronto.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Instituto Fénix | N. C.

Mensaje por Jules el Miér 10 Ene 2018, 7:48 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:Hola... que buen capitulo, fue genial. jaajaaj pobre Lily, es la mas tranquila. Con suerte se van a llevar mejor.

Ojala, pienso que por ser la mas estirada de las cuatro le van hacer bastante bullying al principio
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Instituto Fénix | N. C.

Mensaje por lovesick el Sáb 13 Ene 2018, 2:44 pm


Capítulo 8
Yo me apunto. [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


Maite Stoke| Abeja Reina



Mi madre estaba tan equivocada, mis compañeras no eran buenas chicas.

Y era un hecho de que entre ellas se terminarían matando. Todas eran unas personalidades y que mejor, incluso me había hecho de un apodo sin llevar más de un día con ellas.
La abeja reina, como anillo al dedo, diría Chloe. 
-No es de tu puta incumbencia, mojigata. – Exclamo Blaire y no pude evitar reír con Adele, mientras que Liliana ardía de coraje ante lo que había escuchado. Nunca juegues con el diablo, porque el diablo puede jugar mejor que tú.  Eso lo acababa de aprender con estas dos.  Levanté mi maleta del suelo y le quité el polvo que aún tenía del zapato de mi nueva compañera para comenzar a ordenar mi espacio como las demás.

Ahora que lo pensaba, esto era lo más parecido que había vivido a mi pasado. Estaban las personas que no conocía, estaba la casa en la que tendría que estar, el comportamiento obligatorio que debía de tener sólo para que alguien me quisiera. 
Estaba todo eso y apostaba a que iba a recordarlo todo el tiempo.
Esto iba a ser más difícil de lo que creía.

A pesar de que quería dejar de pensar en esto, mi pasado, me surgían más y más ideas. 

¿Sobre qué querían hablar mis padres con la directora? ¿Estoy realmente aquí por la razón que creo? ¿En realidad podríamos salir de aquí.

-... ¿Hola? ¿Maite? – Ni siquiera había visto que Adele estaba parada frente a mi sosteniendo algo. – Vaya. ¿Qué te metiste para ausentarte así de mal? – Dijo ella interesada, yo había terminado de doblar mi ropa, mis zapatos y limpiar a fondo la maleta.
-Lo siento, estaba realmente concentrada. - Me excuse. No había sido consciente de ello. 
-Lo que sea que fuera… tal vez deberías darnos. – Comentó otra. Adele me dio un sobre con mi nombre, al abrirlo pude notar que era mi horario, las reglas del instituto que ignoré y una tarjeta. ¿Cuándo habían traído los horarios?- Liliana tenía razón. Nos las entregaron demasiado pronto.

- Únicamente les dije lo que había… escuchado. - Dijo Liliana. 

Blaire fue la primera en abrir la puerta. – Les aseguro que no quieren llegar tarde a la “Bienvenida”.- Señalo con cierta ironía en su voz.

Sin pensarlo demasiado la seguimos. 

-¿Y que hicieron ustedes? ¿Para estar aquí? – Pregunta Lili, aún sin entender que no debe hacer preguntas tan a la ligera y menos a alguien que podría romperle la cara como Blaire. 

-¿Por qué no nos dices que hiciste tú? – Responde Adele con más confianza, jugando su juego. Todas giramos a escuchar su respuesta. - ¿Te masturbaste por primera vez y te descubrieron.
Liliana se ruborizo y lucho por no poner los ojos en blanco, no tenía más remedio que contestar al final, ella era quién había empezado. Siguió caminando, pero estaba analizando la situación. -Eso creí. – Dijo Adele victoriosa y conforme. 

- Estoy de voluntaria. – Soltó haciendo que las tres nos detuviéramos. Adele fue la primera en reír, Blaire se cruzaba de brazos y yo no pude evitar hacer un gesto reprobatorio. – Ajá. Bueno Lili. Definitivamente tu eres la mujer más loca y estúpida de las tres. – Solté. – Nadie tan cuerdo pondría un pie en este lugar. 

Sí quería mentir estaba perfecto por nuestra parte, pero eso no significaba que nos tragaríamos su cuento.

Nadie abrió la boca después de eso. 


Al entrar a la sala, me di cuenta de que este instituto era más novedoso de lo que se pretendía. La Directora Fénix y los demás profesores estaban ahí a su lado. Absolutamente todos lucían impecables y refinados. Eran muy guapos, bastante. Se observaba que tomaban su tiempo en elegirlos.  La directora de pie en medio de la tarima dio un paso al frente esperando a que el cuchicheo cediera para poder hablar.  No me cabía en la cabeza como ella pudo haber tenido una hija como Blaire y como su hija no entendía que lo hacía por su bien.

Lo que menos quería yo era dar problemas a mis padres. Desde el momento en el que me convertí en su hija siempre quise serlo mejor para ellos para que del mismo modo lo fueran para mí, sin embargo, todo fue más difícil en cuanto la directora comenzó a hablar.

-Sean todas y cada una de ustedes bienvenidas al Instituto Fénix. – Hablo la Dir. Fénix. Su porte era fuerte, poseía carácter. – Espero que su estadía aquí sea cómoda, agradable y que cumpla su propósito. Seré franca, todas ustedes conocen el motivo por el que están aquí, son señoritas necesitan reformarse o bien en su caso que las reformen para ser las damas de sociedad que siempre debieron y están destinadas a ser. Debo admitir que todas ustedes representan un problema y que sacaremos lo mejor de ustedes con su voluntad o sin ella, con su fuerza o a la fuerza. – Trague saliva y por lo que podía observar todo el mundo lo hizo. Lo que había dicho no era un lindo discurso de bienvenida era mejor dicho una advertencia directa como una bala de la que no puedes escapar. – Así que yo les recomendaría que lo primero que hagan al volver a su habitación sea leer a detalle las reglas para que no suceda algún percance con su debida consecuencia y les cueste más que su bienestar. 

La directora siguió con el discurso, presentación de los profesores y finalmente dijo. – Por favor sean tan amables de pasar al comedor, la cena estará servida. 
No podía concentrarme en otra cosa… con su voluntad o sin ella, con su fuerza o a la fuerza.
Las reglas del instituto.

Con su voluntad o sin ella, con su fuerza o a la fuerza.

¿A qué mierda se refería?

-¿Por qué luces como si te intimidará? – Pregunta Liliana al levantarse de su asiento, estira su mano como si pretendiera tocarme la cara, pero al verme levantar una ceja se resiste a su acción. 

- No me intimida, estoy perfectamente bien. – Contesto y tomo una postura recta, como si estuviera molesta, pero en realidad es mentira.  

-¿Podrías apresúrate? – Dijo molesta Blaire, Adele también esperaba detrás de ella para salir de la fila de asientos. – Muero de… si van a escapar cuenten conmigo. – Interrumpí, Adele giro a todos lados, pero nadie nos había prestado atención.

Mis padres estaban equivocados.



-No hay presión, sólo asegúrense de que sea antes de que pierda la cordura.
Porque tarde o temprano sucedería. 


Hola, debo admitir que se me hace un personaje bastante complejo (porque no es la tipíca abeja reina) aún así espero les guste. 
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Instituto Fénix | N. C.

Mensaje por Jules el Lun 15 Ene 2018, 12:10 pm

Tengo que admitirlo. El pj de la abeja reina es muy especial, y tanto Vicky y tu lo haz plasmado en estos capitulos, espero poder llegar al mismo nivel cuando sea mi turno chicas. Besos y me muero por saber que sigue.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Instituto Fénix | N. C.

Mensaje por lovesick el Lun 15 Ene 2018, 2:15 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:
Tengo que admitirlo. El pj de la abeja reina es muy especial, y tanto Vicky y tu lo haz plasmado en estos capitulos, espero poder llegar al mismo nivel cuando sea mi turno chicas. Besos y me muero por saber que sigue.  
Awww gracias Juli. Por supuesto que llegarás. <3 Subo pronto.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Instituto Fénix | N. C.

Mensaje por Carstairs el Lun 15 Ene 2018, 9:01 pm

Hola!! que gran capitulo, te quedo realmente bien, tal vez si sea distinta a la abeja reina común pero pudiste representarla muy bien. Espero que puedas seguir pronto
avatar


Ver perfil de usuario https://murodelapoesia.wordpress.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Instituto Fénix | N. C.

Mensaje por lovesick el Lun 15 Ene 2018, 9:52 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:Hola!! que gran capitulo, te quedo realmente bien, tal vez si sea distinta a la abeja reina común pero pudiste representarla muy bien. Espero que puedas seguir pronto
Awww gracias por tu comentario vicky ❤️ la sigo pronto. Dejen termino tarea de la uni .
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Instituto Fénix | N. C.

Mensaje por lovesick el Jue 18 Ene 2018, 4:39 pm


Capítulo 9
Aquí voy de nuevo. [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Blaire Fénix | Mala Hierba




Muevo mis pies de un lado a otro mientras observo por afuera de la barda, ojalá pudiera salir más e ir al acantilado, en vez de sentirme como una prisionera en esta propiedad, pero claro, las señoritas no pueden andar por ahí en el bosque sola y menos en uno inmenso. Corto la piña de la rama que está a mi lado y la lanzo lejos.

Estoy dispuesta a bajar antes de que mi madre mande a todos a buscarme. - ¡Oye, tú! – Escucho, busco entre los árboles, pero no veo nada. Hasta que una silueta aparece y comienza a tomar más forma. – Casi me golpeas en la cabeza. – Es un flacucho, rubio de ojos marrones. -¿Cómo llegaste hasta allá? – Pregunta.

-Volando. – Contesté sarcástica. – Vivo de este lado de la barda. -Él asiente.

- Soy William Bellerose. –Busca un pino y del mismo modo comienza a trepar hasta estar a la misma altura que yo.  - ¿Cómo te llamas?

-Soy Blaire Fénix. Y soy prisionera de mi propia casa. – Digo sintiéndome ligeramente alegre por el niño que acabo de conocer.

-Bueno, Blaire. No te preocupes, yo seré quién encuentre el modo de rescatarte. – Dice lanzándome la piña que yo había lanzado. – Lo prometo. –Oh, William… William… Liam.

-No es de tu puta incumbencia mojigata. – Termine con eso nuestra gran conversación y si no hubiera sido porque ya tuve suficientes problemas este día, le hubiera dado un gran puñetazo.
El resto de la tarde ninguna de nosotras dijo la gran cosa, e incluso parecíamos más calmadas y un poco ansiosas con todas las cosas que estaban pasando rápido. Un profesor que no conocía incluso nos trajo los horarios y tal parece que Lily le ha conocido primero puesto que a él le alegro el hecho de que estuviera acoplando muy rápido y por alguna extraña razón ella no recibió un sobre con el horario, tarjeta y las reglas del instituto.  

-... ¿Hola? ¿Maite? – Adele oculta una sonrisa burlona, hasta que Maite parece volver a la vida. – Vaya. ¿Qué te metiste para ausentarte así de mal? – Dijo ella interesada.
 
-Lo siento, estaba realmente concentrada. – Dice.
 
-Lo que sea que fuera… tal vez deberías darnos. – Comentó yo.  Salimos finalmente de la habitación y el pasillo está llena de caras nuevas y otras no tanto, si que ha hecho un buen trabajo. Cuando menos me di cuenta Liliana había preguntado otra tontería. ¿Qué estaba mal con ella? Adele creo que tampoco lo soporto y jugo una de sus cartas, alegando que ella estaba aquí porque la descubrieron tocándose.

- Soy voluntaria. – Contesto Lily.  ¡¿Qué?!  Eso debe ser imposible.  La directora debe estar aún más loca, cómo pudo dejar que alguien cómo Liliana entrará aquí sin representar un problema.
Entramos al auditórium, las nuevas y yo tomamos asiento, para mi desgracia mi madre me había localizado antes de comenzar su discurso: poseía esa mirada que me analizaba a cada paso que daba, pero sin embargo está vez evitó ir más lejos y comenzar su discurso; como siempre la mayor parte de todo lo que decía iba dirigido a mí.  Algunas chicas lucen un poco pálidas y desconcertadas por la manera de hablar de mi madre, sin cuidado y directo al grano. 

Una vez que el sermón termina, comienzan a presentar a al prefecto y a los profesores, yo tenía razón el de natación será quién me escoltó a la oficina de Ben.

Mi madre sonríe y mantiene una postura perfecta al presentar a la siguiente. -La profesora Mía Tash será su instructora de Ballet. – Tiene que ser una puta broma. Tenía que ser una puta broma.

Mi corazón se acelera que creo que terminará saliéndose por mi boca, comienzo a respirar profundamente que incluso hacerlo duele demasiado y mis manos ya están cerradas haciendo presión.  No puedo creer como mi madre puede estar de pie a lado de esa maldita gran hija de puta.

Esa gran hija de puta que hizo que …

Tash es la última en ser presentada, finalmente me levantó de mi asiento para salir lo más pronto posible e ir a vomitar, pero Mai luce incluso peor que antes.  -  - ¿Podrías apresurarte? Muero de…

-Si van a escapar cuenten conmigo. – Dijo ella y por el modo en el que lo decía hablaba enserio. -No hay presión, sólo asegúrense de que sea antes de que pierda la cordura.  – Dicho eso continuamos caminando.

¿Seré alguna vez capaz de irme de aquí?

Salimos del auditórium y me separo de las tres que se dirigen al comedor intentando controlar mi enojo, frustración y miedo antes de que protagonice otro espectáculo.  Benjamín me encuentra del mismo modo entre la multitud y no puede evitar fruncir su ceño al mismo tiempo que abre los ojos preocupado.  Niego con la cabeza, pero él de inmediato se pone en marcha directo hacia a mí así que apresuro mis pasos y entro al baño de las estudiantes antes de que me alcancé para vaciar lo que queda de mi estómago.

-¿Blaire? – Escucho su voz fuera del sanitario.  Vuelvo a vomitar otra vez. - ¿Be? -Hago que el agua corra y salgo hacia el lavamanos donde está de pie. -¿Te encuentras bien? – Pregunta mientras enjuago el mal sabor de boca.

- No, Benjamín. No lo estoy.

-Luces como si hubieras visto un fantasma. – Su preocupación se nota, me pongo alerta en caso de que alguien quiera pasar al baño y ver que están cerrados. – Te lo vuelvo a preguntar ¿Te encuentras bien?
Me limpio los ojos con la manga de mi sweater antes de que comience a llorar. – No. ¿Mi madre te preguntó o mencionó algo sobre Mía Tash? ¿Viste algo sobre ella alguna vez? – Él niega. Mierda.

-Supongo que tu madre la entrevisto a ella mientras yo a otros… oye me vas a decir ¿Qué sucede?  – Pregunta. – ¿Por qué tienes tanto interés en ella? – Al ver que no respondo comienza a sacar otras conclusiones.  - ¿Ya la conocías?

Benjamín, a pesar de que es el hombre con él que he pasado el último año de mi vida no sabía mucho sobre mi vida cuando yo lo sabía absolutamente todo de él.

Su nombre es Benjamín Athens Klausen, mitad inglés y mitad alemán, su perro llamado January murió, tiene 27, su color favorito es el verde, adora los días soleados para degustar una cerveza.  Y me salvó la vida.

-Esa mujer fue la razón de que me criara sin un padre.
Y aquí iba de nuevo.



Hola, lamento haber tardado en subir, pero espero y les guste.  
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Instituto Fénix | N. C.

Mensaje por Jules el Sáb 20 Ene 2018, 11:00 am

Brenda, este capitulo estubo explosivo    
tantas cosas que semi revelastes que mi cerebro casi se rompe en dos. Benji es muy lindo con Blaire y con lo ultimo que relataste creo que casi me quedo sin respiracion   esperemos que Blaire este vomitando por rabia y no por otra cositas   bueno, toca esperar el capitulo de Vicky haber que nos trae.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Instituto Fénix | N. C.

Mensaje por lovesick el Sáb 20 Ene 2018, 1:58 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:
Brenda, este capitulo estubo explosivo    
tantas cosas que semi revelastes que mi cerebro casi se rompe en dos. Benji es muy lindo con Blaire y con lo ultimo que relataste creo que casi me quedo sin respiracion   esperemos que Blaire este vomitando por rabia y no por otra cositas   bueno, toca esperar el capitulo de Vicky haber que nos trae.
Juliiiiiiiiiii, estoy muy feliz de que te gustará y que mi drama te haya vuelto un poco loca chica, aaaa yo también adoro a Benjamín   de hecho me cae mejor que Blaire a veces jajajaja     gracias por tu comentario <3 jajajajajajaj Ya quiero que suban chicas 
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Instituto Fénix | N. C.

Mensaje por Carstairs el Lun 22 Ene 2018, 2:45 pm

ayyy me encanto en capitulo, estuvo genial.
Creo que Blaire tiene mas motivos ahora para revelarse.
Ahora empiezo a escribir el capitulo.
avatar


Ver perfil de usuario https://murodelapoesia.wordpress.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Instituto Fénix | N. C.

Mensaje por Carstairs el Lun 22 Ene 2018, 10:02 pm


Capítulo 10
Primer día.[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Adele Benet


El día se había convertido casi en noche y yo cada vez apresuraba más el paso. Me había cruzado de vereda hace una cuadra, cuando vi a lo lejos esos dos hombres con lo que yo supuse era cerveza, odiaba pasar al lado de los grupitos de borrachos que utilizan cualquier oportunidad para decirte algo asqueroso y algo me decía que esos dos no iban a ser la excepción. No estaba en el mejor vecindario, y me molestaba hacerlo, pero tenía que cuidarme ya que no era inteligente andar sola por estos lados si eras mujer o nueva.

-Hermosa ¿no queres tomar unos tragos con nosotros? – Pregunto desde lejos uno de los hombres en cuanto me vio, apuntando su botella hacia mi lado.

La oscuridad no me dejaba ver bien sus caras.

No me detuve ni siquiera un segundo, agarré las bolsas con más fuerza y seguí caminando con la mirada hacia abajo.

-Vamos, solo va a ser un rato. – Dijo el otro que era mucho más alto, mientras se disponía a cruzar la calle.

En ese momento todo mi cuerpo se tensó, no sabía si volver o seguir, pero sabía que si volvía no iba a llegar a la casa y no conocía mucho la zona como para buscar un camino mejor si me desviaba mucho, las cuadras no eran todas iguales y las calles se cortaban por todas partes, era la razón por la que no pasan nunca muchos autos. Era más fácil perderse de lo que parece.

-Ey nena no nos ignores.

-Por favor ¿no tienen otro lado al que ir? – Pregunto una voz femenina detrás. – Ella está conmigo así que déjenla tranquila.

Me di vuelta y vi a una chica muy linda, que tendría aproximadamente mi edad. Tenía una mirada tranquila, pero firme y segura. Estaba cruzada de brazos mirando a los dos hombres que se me habían acercado.

-Es un tema entre nosotros, así que no te metas. – Amenazo el más alto, que de cerca parecía mucho más joven que su compañero.

-Saben bien que no les tengo miedo, así que pueden irse a portarse como idiotas con sus mujeres, que conociéndolas seguro no son tan amables como yo si se enteran de los que andan haciendo. – Contraataco firme mientras se ponía a mi lado.

Ella parecía no tenerle miedo a nada.

-Zorra. – Insulto el más grande.

-Gracias.

El hombre que tenía la botella la aventó contra el suelo cerca de ella, pero ella no se inmuto. La miro con bronca antes de irse con su compañero.

-Valla, eso sí es tener poder. – Comente mientras los veía irse. – Muchas gracias por salvarme, se ve que conoces bien este lugar.

-Digamos que me crié acá, y tipos como esos no suelen ser problemáticos salvo cuando se juntan y borrachos quieren demostrar su casi inexistente hombría. – hizo una mueca de asco y luego me sonrió tiernamente. - ¿Dónde vivís? Te acompaño hasta tu casa.

-Vivo a dos cuadras, en la casa azul de la esquina. - Tal vez no debería haber dicho donde vivía a una desconocida, pero me había ayudado y todo en ella me decía que confié.

- ¿Vivís en la casa de Tony? - Pregunto mientras caminábamos.

-Lo conoces?

-Claro, todo el mundo lo conoce. No sé cómo podés vivir en esa casa, es como una locura ahí. - Dijo.

- ¿Por qué? ¿Porque vende drogas? Si es por eso yo no tengo problema. - La mire como cuestionando y ella solo sonrió.

-No es eso, o bueno tal vez un poco sí, pero no porque yo tenga algún problema con que venda drogas. - Su respuesta me dejó más confundida y al notarlo intentó explicarse. - Solo es que en esa casa entra mucha gente, y no todas las personas son exactamente de las buenas. Es obvio que a Tony le sirve mucho tener una chica linda como vos viviendo en su casa, eso llama más la atención o le da más prensa por así decirlo, así puede atraer a más gente, aunque la mayoría sean hombres, clientes son clientes. Pero es peligroso, no siempre saber quién entra y quién no. - Explico.

- ¿Me estás diciendo que me tiene ayudo porque me va a vender? - Pregunte preocupada.

La verdad es que tampoco conocía del todo a Tony. Lo conocí en una fiesta que no era el mejor ambiente de todos, teníamos algunos amigos en común y si bien no nos habíamos hecho los mejores amigos, estaba tan desesperada por alejarme de mi familia que, cuando me ofreció su habitación libre temporalmente, no lo pensé demasiado. Metí los pocos objetos que realmente eran personales, toda la plata que tenía ahorrada y me largué de mi casa. No me preocupe por lo que deje atrás, a la única que podría extrañar era a mi hermana, pero ella también se había ido.

No me costó vender mi celular, que en ese momento era último modelo, para así comprarme otro menos costoso y que no me pudieran rastrear.

-No, claro que no. Tony nunca haría algo como eso, si te ayudo es porque realmente quería hacerlo, es una buena persona. Pero él no está en esa casa todo el día, y sin él ahí, no es seguro. Aunque creo que sos consiente de eso.

-Bueno tampoco es que tenga muchas opciones de las cuales elegir, y volver a mi casa con mi padre no es una de ellas. - Le comenté sonando muy obvia, algo extraño porque ella no me conocía y no tenía por qué saber la razón de mi huida.

- ¿Te escapaste de tu casa? Por supuesto que sí. ¿Cuantos años tenes? 18 claro que no. - Rio ella como si su nuevo descubrimiento fuera fascinante.

-No falta mucho para que cumpla 17 años, pero no me podía quedar en mi casa, no lo podía soportar, me tenía que ir. No lo entenderías.

-Ay linda, problemas familiares son lo que sobra en el mundo. - Suspiro cuando llegamos a la esquina donde vivía. -Pero bueno, ahora que te conozco te puedo dar las tres opciones. - La mire confundida. - Podes volver con tu aparentemente odiosa familia, seguir viviente con Tony y los peligros que eso conlleva o, podes buscar tus cosas y vivir conmigo.

-Pero no te conozco, no me sé ni tu nombre. - Le dije asombrado.

-Bueno me llamo Emilia, yo si tengo 17, no puedo ofrecerte una habitación para vos sola, pero si puedo ofrecerte que te quedes conmigo en la mía, mi casa no es un palacio ni el gran lugar, pero mi familia prácticamente nunca esta así que no te van a molestar demasiado. - Explico casi rápido. - Además, planeo irme en cuanto cumpla los 18, todavía no se a donde pero sí sé que a un lugar mejor. Así que podríamos irnos juntas y hacer nuestras vidas tranquilas.

-Pero… ¿Por qué? - Pregunte.

-Porque algo me dice que debería ayudarte, y no sé, tal vez incluso vos me ayudes a mi más de lo que creemos. - Me dedico una sonrisa muy dulce, y en ese momento se hubiera hecho cualquier cosa por seguir a su lado, iría con ella a donde me pidiera. - ¿Entonces? Espera, yo tampoco se tu nombre. Si me lo decís y queres podemos hacer el trato.

-Adele. - Dije aceptando.

-Adele. - Repitió. - Que lindo nombre, seguro vamos a ser muy unidas.


-Chicas, despierten. - hablo la voz más molesta de esta habitación. - Blaire, Adele, Maite despierten.

Sentí como se acercaba a mí y me sacudía para que me levante.

-Ya te escuché la primera vez, no levantes la voz. - Me queje tapando mi cara con las sabanas.

- ¿Qué hora es? - pregunto Maite de mal humor.

-Las cinco. - Contesto.

- ¿Las clases no empiezan a las siete? ¿Porque molestas tan temprano?

-Si, pero hay que arreglarse, bañarse, cambiarse y también bajar a desayunar.  Además, no pude dormir nada en toda la noche. - Confesó Lily

-Bueno yo tampoco, pero eso no quiere decir que quiera levantarme cinco horas antes para la tortura. - Se quejo Blaire.

-Blaire ¿Como estas? ayer después de la charla de bienvenida desapareciste, y cuando lo hiciste parecías estar mal.

-Estoy bien Maite, y si no lo estuviera está claro que no te lo diría. - Respondió con fastidio y Mai solo puso los ojos en blanco y se levantó.

Estaba acostumbrada a bañarme a la noche por lo que no sé exactamente que hicieron mis compañeras, pero yo intente dormir al menos media hora más antes de empezar, como había dicho Blaire, la tortura. Tampoco había podido dormir nada en la noche, no podía dejar de pensar en lo que había dejado atrás cuando fui obligada a entrar en este internado.

Cuando me levante, ya todas se habían ido. Me cambie lo más rápido que pude, apenas me maquille y casi ni me peine, tenia suerte de no tener un pelo que necesitara mucho cuidado. En menos de 15 minutos estuve lista y bajé al comedor para desayunar.

Realmente nunca fui muy fan del desayuno, muchas veces me costaba terminarlo todo, y de todas formas por mas que desayune demasiado, antes de las 10 ya estaba muriendo de hambre, supongo que es porque a esa hora realmente me despierto. Solo agarré una taza de café con una tostada y en cuanto encontré a las chicas me senté con ellas.

- ¿Y? ¿Cuál es la primera clase que les toca? – Pregunté en cuanto me senté.

-Etiqueta. – Respondió primero Liliana.

-Yo también. -Dijimos Maite y yo juntas.

- ¿Cómo es esto? ¿No somos ni un grupo y ya me están excluyendo? – Blaire se hizo la ofendida, aunque era solo ironía. -De todas formas, no me importa ¿Etiqueta? Suerte que no tengo que empezar esta mierda con una materia tan horrible como esa.

Tenía un buen punto.

-¿Nos van a enseñar a caminar con libros en la cabeza o a cruzarse de piernas adecuadamente? ¿Tendremos que memorizar como se pide un té de forma adecuada? – Las mire horrorizada.

-A mi no me parece tan grave. – Opino nuestra chica perfecta.

-Por supuesto que no, seguro que a vos te va muy bien señorita estirada. – Exclamó Blaire.

-Seguro me va mejor que a vos en cualquier otra.

Hubo una larga y fulminante mirada entre ambas. Si bien Lily parecía ser la más tranquila de las cuatro, estaba claro que no iba a dejar que la pasen por encima, y no se iba a quedar callada para recibir siempre nuestros ataques hacia ella. Y a mí me parecía excelente, seria aburrido alguien que siempre deja pasar todo.

- ¿Vos que tenes ahora?

- Literatura clásica. – Contestó todavía de mal humor.

- Me gusta la literatura. – Comente mas para el aire que para ellas, era obvio que no les importaba una mierda mis gustos.

-Bueno voy a buscar mis cosas antes de que comience la clase. – Lily se levantó.

-Si, yo también me voy. Nos vemos por ahí.

Las dos se fueron dejándonos a Mai y a mi solas con nuestros desayunos y el silencio.

-¿Quién de nosotras cuatro pensas que va a matar a otra primero? – Me pregunto de repente sonriendo.

-Bueno intentaría apostar, pero creo que como va la cosa todas somos capaces de matar a cualquiera.

- Es verdad, aunque no creo que sea yo, tengo cosas más importantes que hacer.  Todavía tengo que ganarme el poder en este internado si quiero reinar, y ya que hicimos un trato, no puedo perder mi tiempo en ustedes. – Dijo en cuanto salimos del comedor y se fue en dirección contraria a la mía.

Esa chica sí que era rara.

Fui a la habitación y busque mi celular para tratar de llamar de nuevo a Emi, anoche había tratado de comunicarme con ella, pero no me contesto. Marque una, dos, tres, cuatro veces y nada. No contestaba nadie.

Tenia que admitirlo, la situación me preocupaba, realmente necesitaba hablar con ella. No hablábamos hace mucho, y solo podía superar esta situación si escuchaba su vos, si ella se reía y me decía que todo iba a estar bien. Pero claramente no me iba a dar por vencida, en algún momento me iba a poder comunicar.

Por ahora solo tenia que soportar el primer día.
Hola:
Hola!!! Bueno estuve todo el día con el capitulo, queria terminarlo hoy,
Espero que les guste como quedo!
avatar


Ver perfil de usuario https://murodelapoesia.wordpress.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Instituto Fénix | N. C.

Mensaje por lovesick el Mar 23 Ene 2018, 9:42 am

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:ayyy me encanto en capitulo, estuvo genial.
Creo que Blaire tiene mas motivos ahora para revelarse.
Ahora empiezo a escribir el capitulo.
VICKKKKKYYYYYYYY me alegra que te haya gustado mi capitulo    creo que la novela está a punto de llegar a su punto muy pronto porque comienzan los problemas.    ME HA ENCANTADO TU CAPITULO PORQUE LAS CLASES YA VAN A INICIAR, además has revelado un poco de la historia de Adele y sólo me dejaste picada. 
Veremos que es lo que nos tiene Jules. 
SUBAN PRONTO CHICAS :)
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Instituto Fénix | N. C.

Mensaje por Jules el Jue 15 Feb 2018, 5:10 pm

Capítulo 11
Empezaba odiar su actitud [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


Liliana Sorrento Quintana


No sabía cuánto tiempo iba estar aquí, pero debía hacer lo posible para hacer que esto no se volviera una agonía para mí. Tome una libreta vacía y unos lapiceros, los cuales empaque cuidadosamente entre una cartuchera de color violeta. Estaba ansiosa, tenía un poco de nauseas por el estrés y en este momento me estaba arrepintiendo por haberme obligado a comer en la mañana. Alcé mi cabello en una coleta alta y empecé a caminar por los pasillos del instituto en busca el aula 207. La ansiedad se volvía presente ante todas las chicas revoloteando en los pasillos, unas compartiendo secretos o chismes entre ellas, pero sin titubear podría apostar que todas de nosotras llevaba una cruz en la espalda por eso estábamos embutidas en esta cárcel. Sin darme cuenta mis ojos se encontraron con el profesor Phillip sentado elegante, pero no de manera tensa con una amplia sonrisa revisando algunos papeles. A pesar, de que me hubiera encantado entrar de forma impertinente y extrovertida al aula mordí mi labio inferior y seguí caminando hasta el aula de etiqueta que estaba a unos cuantos metros lejos de mi. Al entrar, unas chicas ya adentro sentadas cerca de la ventana estaban haciendo algo de estragos en el aula, riendo a todo pulmón y tirando miradas sucias a las demás, incluyendo a mí que parecían estar destruyéndome emocionalmente en la mente.

— Muévete de mi camino — escuche la voz de Maite mientras yo me acomodaba en la primera fila de sillas cerca del escritorio de la maestra que aún no se encontraba — este asiento es mío — exclamo tocando la mesa con su dedo índice

— no veo tu nombre escrito por ningún lado — la pelirroja se levantó sentándose en el borde del pequeño escritorio mientras se cruzaba los brazos. Las otras dos chicas se rieron entre dientes y puedo jurar que una de ellas se reía como si fuera un caballo herido.

— no es necesario que tenga mi nombre escrito para que sea mío — Maite acomodo delicadamente un mechón rubio hacia atrás con su mano para luego empujar a la chica quien cayó al suelo sentada. Maite sin desaprovechar ni un segundo más se sentó y sonrió victoriosa.  

— buenos días chicas — saludo la maestra cortésmente poniendo sus cosas en su escritorio — y por favor señorita Rickards, levántese del suelo — las chicas que estaban con ella apuraron en ayudarla a levantarse, aunque esto fue inútil ya que la pelirroja se levanto por si sola con la cara totalmente roja del enojo y la vergüenza que había pasado. La situación me parecía cómica, pero a la vez absurda.

Maite no se veía como una chica que se pelearía por una mesa, pero no era mi problema y preferiría no meterme. Abrí mi libreta y garabateé mi nombre y unos espacios más abajo escribí el nombre de la materia, la maestra escribió su nombre en el pizarrón de color verde y sacudió sus manos para quitar los restos de tiza blanca de sus dedos con perfecta manicura color rosa pastel.

— Me llamo Jaqueline Wilde — sonrió paseándose por el aula tratando de memorizar nuestros rostros — durante su estadía en el Instituto Fénix seré su guía para llevarlas a ser el orgullo de sus familias — la maestra interrumpe su discurso cuando Adele llega tarde al aula. La maestra mueve su rostro con desaprobación mientras que Adele encoge sus hombros y se sienta dirige al final del aula, pero la maestra Wilde la detiene — señorita…

— Adele Benet — contesto mi compañera de habitación desanimada

— señorita Benet, por favor hágase aquí — señalo la esquina cerca de su escritorio. Adele confundida se paro en donde le indico. La maestra tomo una regla de sus cosas y golpeo la espalda de esta para que se enderezara apropiadamente — tengan en cuenta que cualquier falta y/o irrespeto a mi y a mi clase será castigado — hablo la maestra seria antes de que Adele pudiera protestar. Le paso un libro de bastante grosor y que dejo en los brazos de Adele sin compasión.

— ¿hasta cuándo me tendrá aquí parada? — pregunto molesta Adele con las mejillas rojas. La maestra la ignoro completamente y empezó a entregar unos papeles. Me sentí mal por Adele, pero tenia miedo de iba ser una mas al lado de ella.

— En la primera hoja del paquete que les entregue están unas cuantas normas que deberán seguir a partir de siguiente semana. Entre las reglas más importantes se encontrarán resaltadas en negrilla — miraba los papeles inquieta. Me sorprendió los requisitos que demandaba solamente para su clase: tacones negros punta redonda y con 6cm de largo, cabello limpio y distinguidamente recogido, uñas cortas, sin esmalte de colores…

La hora de clase paso algo lento, y mas con la cantidad de dialogo que soltaba la maestra. Y cuando por fin cuando la campana sonó para salir de aquella clase me sentí aliviada y no era la única aliviada, me levante y tome el libro que tenia Adele en las manos y lo puse en el escritorio de la maestra.

— no es necesaria tu falsa caridad, mojigata — escupió molesta como yo hubiera sido la culpable de que llegara tarde y terminara toda la clase en esa postura.

Rodee los ojos molesta tomando mis cosas y saliendo para la clase de literatura Clásica. Tan distraída estaba con mis sentimientos negativos que cuando me di cuenta ya estaba dentro del aula 204 que pare en seco al ver al profesor Phillips en su escritorio con una sonrisa saludando a las nuevas alumnas de su segunda clase.

— hasta aquí se puede oler tus hormonas — Blaire se rio en mi cara mientras salía del aula toda campante su siguiente clase — aunque una chica como tú nunca llegaría hacer capaz de meterse con un tipo como el...

— ¿quieres apostar? — Blaire sonrió de oreja a oreja ante mi pregunta. Empezaba odiar su actitud hacia mí, y haría lo que fuera por fin cerrarle la boca.



Última edición por Jules el Mar 06 Mar 2018, 8:30 pm, editado 1 vez
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Instituto Fénix | N. C.

Mensaje por lovesick el Jue 15 Feb 2018, 6:35 pm

Jules, a partir de ahora cada vez que Liliana saque su lado rebelde gritaré de emoción.  baba
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Instituto Fénix | N. C.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 6. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.