O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» how soon is now?
Hoy a las 2:25 am por Stark.

» insert title here; pvt
Ayer a las 11:15 pm por blackstairs

» this encourages me [sounds baby from jb]
Ayer a las 11:10 pm por mieczyslaw

» Mover y Borrar Temas |11|
Ayer a las 10:31 pm por Lita Malfoy

» Guerra de Sexos; muro.
Ayer a las 10:07 pm por roman.

» cockamamie dreamer ~
Ayer a las 9:24 pm por Ritza.

» Nuestro para siempre.
Ayer a las 8:50 pm por ItssLottie

» The Breakfast Club [Muro interactivo]
Ayer a las 8:45 pm por Jules

» Divague Mental
Ayer a las 7:30 pm por Carstairs

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

Extrañas criaturas - Arco 1. Los renacidos, capítulo 3

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Extrañas criaturas - Arco 1. Los renacidos, capítulo 3

Mensaje por WantToWrite11 el Lun 20 Mar 2017, 3:27 pm

Extrañas criaturas.

FICHA:::
Nombre: Extrañas criaturas.
Autor: DevonGirl
Género: Drama, Horror, Suspenso, Gore, Romance.
Advertencias: Lenguaje vulgar, las escenas gráficas de sangre, gore.

Ella no es humana, ni siquiera un ser de la obscuridad, ni  un vampiro, es algo más siniestro. En una obscura noche despierta confundida, no recuerda nada, solo hay vagos recuerdos que ella piensa que su mente comenzaba a crear. No es humana, ni siquiera un vampiro, ella es algo más. Un extraño sentimiento empezaba a surgir en ella, está mal, ella lo sabe y no sabe por qué pero tiene un irremediable deseo de beber sangre y comer la carne humana, por alguna extraña razón ella  lo necesita para vivir y si no se daría cuenta que moriría lentamente.

— ¿Quiénes somos? ¿Qué somos? Esas preguntas se habían empezado a formular en nuestras jóvenes mentes. No somos humanos, tampoco son vampiros, somos algo más, sin embargo anhelamos el deseo de consumir la sangre humana al igual que su carne, tal vez fuimos elegidos para volver de entre los muertos, pero déjame decirte algo, princesa, nosotros no somos buenos y tú tampoco—
—Yo no soy como ustedes, no he matado a nadie, ni siquiera planeo hacerlo—
Warren soltó una carcajada, porque sabía que mentía.


Última edición por WantToWrite11 el Miér 30 Ago 2017, 6:24 pm, editado 4 veces
avatar


Ver perfil de usuario http://devonstoner.polyvore.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Extrañas criaturas - Arco 1. Los renacidos, capítulo 3

Mensaje por WantToWrite11 el Lun 20 Mar 2017, 3:30 pm

I:

Es extraño, ella se siente flotar casi como la corriente de agua que te transporta hacia lo más hondo y después algo que la llena de una paz inmensa comienza desde la punta de los dedos de sus pies hasta su cabeza y llega a cada uno de sus cabellos. Es raro  para ella al parecer está muerta, no recuerda  y menos su propio nombre. No logra sentir nada, no hay dolor, ni siquiera tristeza y menos la ira, ahora todo es blanco y puro. Lo único que escucha son murmullos tal vez de su propia mente confundida y después comenzaron risas, luego  gritos y finalmente una profunda nada. Un olor fuerte metálico hay en el aire algo que le despierta un extraño sentimiento y le hace desear despertar de su muerte. Primero no había nada y ahora un horrible dolor había comenzado a sentir en todo su cuerpo, esa nueva sensación junta la de un deseo de alimentarse se cruzaban. Poco a poco abrió sus ojos pero no podía ver nada, excepto sombras difusas y manchas. Aquel lugar era un bosque, el olor de los árboles y los troncos junto a algunas flores lo confirmaban, no podía ver excepto por la manchas y siluetas de los arboles enormes.
 «No puedo ver. Estoy ciega» pensó.

Intento hablar pero solo un sonido grave como el de un gruñido salió por su garganta, su estómago gruño por alimento, intento pararse pero sus piernas no lograron hacerlo, estaban débiles y adoloridas, se dio cuenta de no llevaba zapatos, tenía sus pies descalzos y se congelaban. 
Un crujido se escuchó a lo lejos el de una ramita quebrándose y un recuerdo fugaz comenzó a formarse. Alguien, corría tal era ella o alguien más, los pasos eran apresurados chocando con las ramas de los arbustos el sonido de las telas desgarrándose, y algo que comenzaba a crujir, otros pasos más furiosos, un grito de dolor y luego nada.
« ¿Dónde estoy, quién soy? » se preguntó a sí misma como si ella pudiera responder sus preguntas, aunque sabía que eso era inútil, su mente estaba en blanco y unos cuantos recuerdos borrosos comenzaban a formarse, no estaba segura si eran reales o si su propia mente jugaba con ella. 
¡Corre, corre, o no sobrevivirás! Una vaga voz en  su mente voz decía.
A lo lejos podía escuchar un arroyo y el agua golpeando las rocas, volvió a intentar levantarse aunque no podía ver mucho, sus piernas poco a poco lograban recobra su fuerza, apoyo su brazo en algo que podía sentir como el tronco de un árbol, podía sentir el aspecto rugoso y la textura de la madera vieja, al igual que el aroma del bosque, las flores y su dulce aroma, y allí estaba aquel aroma metálico, entonces se dio cuenta que se singular aroma que le había despertado una extraña emoción era la sangre. Su otra mano se mueve, es la misma textura singular al igual que familiar del la corteza del árbol, avanza ya no hay más estructura del árbol, ahora sus pies dan unos pequeños empujones para lograr levantarse y avanzar, uno de sus pies descalzos toco el suelo, y torpemente movía sus dedos, sus miembros se desentumecían lentamente con una pequeña ráfaga de alivio. Soltó un suspiro, dio un paso casi como un siervo que aprende a caminar con torpeza, aun así lo vuelve a intentar una y otra vez, hasta que sus piernas se fortalecen. Aun no logra ver mucho aquellas manchas se aclaran un poco pero no demasiado, casi al igual que un ciego toca todo lo que puede para avanzar, sus piernas chocan con algo ella se inclina para tocarlo, aunque no debería, pues podría hacerle daño, sin embargo no teme a eso, ya murió una vez, no le teme a volver hacerlo. Es filoso y de una contextura gruesa, grande con un olor a musgo. «Una piedra enorme», pensó, pero además del aroma fuerte a musgo había otro menos susceptible pero allí estaba; la sangre. 
Su garganta comenzaba a quemar y se resecaba con rapidez: trago saliva pensando que aliviaría el ardor pero eso irritaba su garganta. Soltó un gruñido desde el fondo casi como el de un animal salvaje, apretó los dientes que con fuerza sintió como sus dientes se apretaban y su mandíbula se tensaba, y sus manos se ponían en puños con fuerza. Había una emoción que ella no lograba entender pero conocía, el deseo. 
Ella deseaba consumir la sangre e ir hacia donde se encontraba aquel delicioso aroma, pero en otra parte de ella una nueva emoción se formaba la confusión y el desconcierto.
«No, consumir la sangre no es normal, es inmoral y extraño» se dijo a sí misma.
Aunque el aroma era fuerte para sus sentidos, casi como si la invitara a consumirlo, pero de pronto otro aroma le había llamado la atención uno muy atractivo, era a pinos con un delicioso aroma que no supo identificar e hizo que su mandíbula se relajara, y sus puños se debilitaran, era casi familiar. Aun con la visión borrosa logro ver una silueta grande y se movía con rapidez entre los árboles y después aquel olor como había venido, se había ido.
Sus piernas comenzaban a cansarse de tanto caminar, no sabía cuánto tiempo estaba caminado pero ya no podía más, y ahora menos que su estómago comenzaba a pedir algo de alimento. Ignoro el deseo de alimentarse, pues no tenía nada, después un aroma comenzaba a flotar, era fresco, jugoso y comenzaba a tener hambre de nuevo, siguió el olor tocando las cosas con una vieja rara que había encontrado en el bosque y lo estaba usando como un bastón. No era muy lejano pero realmente sus piernas no podían más, hizo unos cuantos intentos más pero cayo sin fuerzas.
Soltó un gemido de cansancio, cerró los ojos y algo los hizo abrir de nuevo. Aquel aroma estaba de nuevo, esta vez más fuerte, casi como si estuviera una distancia cercana. 
«Ese olor, otra vez»
La fragancia era más fuerte poco a poco. Ese aroma se acercaba y como la otra vez se fue. Otro olor más cerca le llamo su interés, aquel aroma que estaba buscando para alimentarse, cuando busco el bastón con sus manos derecha, algo choco. Era pequeño y redondo con un delicioso aroma que le hizo a salivar, lo acerco a su nariz y era una manzana.
Solo consumir un par de manzanas no era mucho para saciar su hambre, quería más, algo más. Otro gruñido salió y su garganta comenzaba a volver a quemar y a secarse, entonces escucho algo caer a lado de ella, eso tenía un aroma a muerte y sangre. 
—Aliméntate—una voz grave dijo y un escalofrió corrió por su espina dorsal con temor.
Ella movió su cabeza intentando buscar la voz, pero no lo encontró. 
Acerco su mano a lo  que estaba a lado de ella, se sorprendió era blando y con piel, su aroma era interesante algo frutal pero con una pizca de canela y el olor de tierra y la sangre, eso erizo los débiles pelos en sus brazos, era la sangre. No supo por qué pero un instinto fuerte y casi animal se apodero de ella, abrió su boca, comenzó a salivar, soltó un gruñido salvaje y hundió sus dientes, algo desgarro era suave, era carne y el líquido metálico que la hizo gemir de placer.
Cada mordida le daba una nueva sensación que no podía explicar, el sabor era como el olor pero con un toque metálico.
«Delicioso», pensó.

Una corriente de energía llego a su ser, su hambre está saciándose. Hasta que su visón comenzaba aclarase, poco a poco comenzó a ver algo que la horrorizo. Una mujer. Ella se alejó con horror, se estaba devorando a una mujer. La sangre estaba escurriendo de su barbilla y su boca estaba manchada de sangre al igual que sus dientes, ella estaba asustada y se levantó con sus energías ya renovadas, corrió al bosque con miedo de lo que se había convertido ahora. Corrió rápido para adentrarse más al bosque que estaba obscuro pero veía un poco mejor que antes. Un hermoso lago de aguas cristalinas estaba allí. Se detuvo y miro se acercó al agua, se miró. Su rostro pálido y con una cicatriz cocida en su mejilla que viajaba hasta sus labios rojos manchados de sangre, al igual que sus dientes ahora parecían una especie de colmillos afilados como el de los tiburones, tenía el rostro en forma de corazón con una gruesa cabellera obscura y desordenada, sus ojos  verdes con un tinte rojizo como la misma sangre, estaba vestida con una sudadera de rayas rojas y negras larga con un pantalón negro roto que le llegaba hasta sus rodillas, no llevaba zapatos, estaba descalza, sus pies estaban sucios y maltratado. cayo de rodillas. Ella lloro no porque esta aterrorizada, sino porque le había gustado. Las lágrimas saladas caían de su rostro lavando un poco la sangre.


Última edición por WantToWrite11 el Dom 13 Ago 2017, 8:25 pm, editado 1 vez
avatar


Ver perfil de usuario http://devonstoner.polyvore.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Extrañas criaturas - Arco 1. Los renacidos, capítulo 3

Mensaje por Calore. el Mar 21 Mar 2017, 10:45 am

Te informo que tu novela carece de la ficha reglamentaria. Pasa por las reglas y edita el primer mensaje o correrás el riesgo de que borremos tu historia sin aviso previo. Posees un plazo de 48 horas para cambiar lo requerido.
avatar


Ver perfil de usuario
------
------

Volver arriba Ir abajo

Re: Extrañas criaturas - Arco 1. Los renacidos, capítulo 3

Mensaje por WantToWrite11 el Mar 21 Mar 2017, 6:52 pm

Calore. escribió:Te informo que tu novela carece de la ficha reglamentaria. Pasa por las reglas y edita el primer mensaje o correrás el riesgo de que borremos tu historia sin aviso previo. Posees un plazo de 48 horas para cambiar lo requerido.
Hola, muchas gracias por el aviso, me había olvidado, ya lo pongo.
avatar


Ver perfil de usuario http://devonstoner.polyvore.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Extrañas criaturas - Arco 1. Los renacidos, capítulo 3

Mensaje por WantToWrite11 el Lun 14 Ago 2017, 11:09 am

Extrañas criaturas.
Arco I - Los renacidos.



Capitulo I [reescrito]

Una extraña sensación la envuelve. Ella se siente flotar casi como la corriente de agua que te transporta hacia lo más profundo de un abismo junto a unas sensaciones, una de ella es la paz, una tan inmensa sensación de alivio comienza desde la punta de los dedos de sus pies hasta su cabeza y llega a cada uno de sus cabellos. Es raro  para ella al parecer está muerta, no recuerda, pero simplemente lo sabe, en su confundida mente existen vagos recuerdos  pero puede que no sean del todo ciertos, no sabe si aquellos recuerdos son reales o falsos, no logra recordar mucho de su anterior vida y menos su propio nombre. No logra sentir nada, no hay dolor, ni siquiera tristeza y menos la ira, ahora todo es blanco y puro. Es extraño, lo único que escucha son murmullos tal vez de su propia mente confundida y después comenzaron risas, luego  gritos y finalmente una profunda nada. Un aroma metálico, pero llamativo y seductor que la llama. en el aire algo que le despierta un extraño sentimiento y le hace desear despertar de su muerte. Primero no había nada y ahora un horrible dolor había comenzado a sentir en todo su cuerpo, esa nueva sensación junta la de un deseo de alimentarse sé cruzaban. Poco a poco abrió sus ojos pero no podía ver nada, excepto sombras difusas y manchas. Aquel lugar era un bosque, el olor de los árboles y los troncos junto a algunas flores lo confirmaban, manchas difusas aparecen en su nula visión, no logra ver con claridad pero su olfato le guía.
 «No puedo ver. Estoy ciega» pensó.

Intento hablar pero solo un sonido grave como el de un gruñido animal salió por su garganta, su estómago gruño por alimento, intento pararse pero sus piernas no lograron hacerlo, estaban débiles y adoloridas, casi cómo si hubiera corrido un maratón hasta no poder más, sé dio cuenta de no llevaba zapatos, tenía sus pies descalzos que se congelaban. 
Un crujido se escuchó a lo lejos el de una ramita quebrándose y un recuerdo fugaz comenzó a formarse. Alguien, corría tal era ella o alguien más, los pasos eran apresurados chocando con las ramas de los arbustos el sonido de las telas desgarrándose, y algo que comenzaba a crujir, otros pasos más furiosos, un grito de dolor y luego nada.
« ¿Dónde estoy, quién soy? » se preguntó a sí misma como si ella pudiera responder sus preguntas, aunque sabía que eso era inútil, su mente estaba en blanco y unos cuantos recuerdos borrosos comenzaban a formarse, no estaba segura si eran reales o si su propia mente jugaba con ella. 
¡Corre, corre, o no sobrevivirás! Una vaga voz en  su mente voz decía.
Aún su visita no parecía aclarar, sus demás sentidos parecía más vivos. A lo lejos podía escuchar un arroyo y el agua golpeando las rocas, volvió a intentar levantarse aunque no podía ver mucho, sus piernas poco a poco lograban recobra su fuerza, apoyo su brazo en algo que podía sentir como el tronco de un árbol, podía sentir el aspecto rugoso y la textura de la madera vieja, al igual que el aroma del bosque, las flores y su dulce aroma, y allí estaba aquel aroma metálico, entonces se dio cuenta que se singular aroma que le había despertado una extraña emoción. 
Su otra mano se mueve, es la misma textura singular al igual que familiar del la corteza del árbol, avanza ya no hay más estructura del árbol, ahora sus pies dan unos pequeños empujones para lograr levantarse y avanzar, uno de sus pies descalzos toco el suelo, y torpemente movía sus dedos, sus miembros se desentumecían lentamente con una pequeña ráfaga de alivio. Soltó un suspiro, dio un paso casi como un siervo que aprende a caminar con torpeza, aun así lo vuelve a intentar una y otra vez, hasta que sus piernas se fortalecen. Aun no logra ver mucho aquellas manchas se aclaran un poco pero no demasiado, casi al igual que un ciego toca todo lo que puede para avanzar, sus piernas chocan con algo ella se inclina para tocarlo, aunque no debería, pues podría hacerle daño, sin embargo no teme a eso, ya murió una vez, no le teme a volver hacerlo. Es filoso y de una contextura gruesa, grande con un olor a musgo. «Una piedra enorme», pensó, pero además del aroma fuerte a musgo había otro menos susceptible pero allí estaba; la sangre. 
Su garganta comenzaba a quemar y se resecaba con rapidez: trago saliva pensando que aliviaría el ardor pero eso irritaba su garganta. Soltó un gruñido desde el fondo casi como el de un animal salvaje, apretó los dientes que con fuerza sintió como sus dientes se apretaban y su mandíbula se tensaba, y sus manos se ponían en puños con fuerza. Había una emoción que ella no lograba entender pero conocía, el deseo. 
Ella deseaba consumir la sangre e ir hacia donde se encontraba aquel delicioso aroma, pero en otra parte de ella una nueva emoción se formaba la confusión y el desconcierto.
«No, consumir la sangre no es normal, es inmoral y extraño» se dijo a sí misma.
Aunque el aroma era fuerte para sus sentidos, casi como si la invitara a consumirlo, pero de pronto otro aroma le había llamado la atención uno muy atractivo, era a pinos con un delicioso aroma que no supo identificar e hizo que su mandíbula se relajara, y sus puños se debilitan, era casi familiar. Aun con la visión borrosa logro ver una silueta grande y se movía con rapidez entre los árboles y después aquel olor como había venido, se había ido.

Sus piernas comenzaban a cansarse de tanto caminar, no sabía cuánto tiempo estaba caminado pero ya no podía más, y ahora menos que su estómago comenzaba a pedir algo de alimento. Ignoro el deseo de alimentarse, pues no tenía nada, después un aroma comenzaba a flotar, era fresco, jugoso y comenzaba a tener hambre de nuevo, siguió el olor tocando las cosas con una vieja rara que había encontrado en el bosque y lo estaba usando como un bastón. No era muy lejano pero realmente sus piernas no podían más, hizo unos cuantos intentos más pero cayo sin fuerzas.
Soltó un gemido de cansancio, cerró los ojos y algo los hizo abrir de nuevo. Aquel aroma estaba de nuevo, esta vez más fuerte, casi como si estuviera una distancia cercana. 
«Ese olor, otra vez»


La fragancia era más fuerte poco a poco. Ese aroma se acercaba y como la otra vez se fue. Otro olor más cerca le llamo su interés, aquel aroma que estaba buscando para alimentarse, cuando busco el bastón con sus manos derecha, algo choco. Era pequeño y redondo con un delicioso aroma que le hizo a salivar, lo acerco a su nariz y era una manzana.
Solo consumir un par de manzanas no era mucho para saciar su hambre, quería más, algo más. Otro gruñido salió y su garganta comenzaba a volver a quemar y a secarse, entonces escucho algo caer a lado de ella, eso tenía un aroma a muerte y sangre. 
—Aliméntate—una voz grave dijo y un escalofrió corrió por su espina dorsal con temor.
Ella movió su cabeza intentando buscar la voz, pero no lo encontró. 
Acerco su mano a lo  que estaba a lado de ella, se sorprendió era blando y con piel, su aroma era interesante algo frutal pero con una pizca de canela y el olor de tierra y la sangre, eso erizo los débiles pelos en sus brazos. No supo por qué pero un instinto fuerte y casi animal se apodero de ella, abrió su boca, comenzó a salivar, soltó un gruñido salvaje y hundió sus dientes, algo desgarro era suave, era carne y el líquido metálico que la hizo gemir de placer.
Cada mordida le daba una nueva sensación que no podía explicar, el sabor era como el olor pero con un toque metálico. Casi como un festival se movía en su boca, aquél sabor le fascinaba y le daba ganas de seguir devorando más. 
«Delicioso», pensó.

Una corriente de energía llego a su ser, su hambre está saciándose. Hasta que su visón comenzaba aclarase, poco a poco comenzó a ver algo que la horrorizo y la hizo querer gritar.
Aquélla imagen que sus ojos le daban con su nueva y clara visión era horrible. Una mujer, casi desmembrada, casi  y sin piel y su rostro poco reconocible. Ella se alejó con miedo, se estaba devorando a una mujer. La sangre estaba escurriendo de su barbilla y su boca estaba manchada de sangre al igual que sus dientes, ella estaba asustada y se levantó con sus energías ya renovadas, corrió al bosque con miedo de lo que se había convertido ahora. Corrió rápido para adentrarse más al bosque que estaba obscuro  y que la poca luz daba sus rayos de  y día alcanzaban, en lo profundo del bosque.
Un hermoso lago de aguas cristalinas estaba allí. Se detuvo y miro se acercó al agua, se miró. Su rostro pálido y con una cicatriz cocida en su mejilla que viajaba hasta sus labios rojos manchados de sangre, al igual que sus dientes ahora parecían una especie de colmillos afilados como el de los tiburones, tenía el rostro en forma de corazón con una gruesa cabellera obscura y desordenada, sus ojos  verdes con un tinte rojizo como la misma sangre, estaba vestida con una sudadera de rayas rojas y negras larga con un pantalón negro roto que le llegaba hasta sus rodillas, no llevaba zapatos, estaba descalza, sus pies estaban sucios y maltratado. cayo de rodillas. Ella lloro no porque esta aterrorizada, sino porque le había gustado aquél sabor y deseaba volver a consumir. Las lágrimas saladas caían de su rostro lavando un poco la sangre de sus labios. 
A unos cuantos metros de distancia una figura la observaba.







avatar


Ver perfil de usuario http://devonstoner.polyvore.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Extrañas criaturas - Arco 1. Los renacidos, capítulo 3

Mensaje por WantToWrite11 el Lun 21 Ago 2017, 7:33 pm

Capitulo 2




El bosque era de lo más hermoso al igual que misterioso, a cualquiera que acercará a su territorio sufrirán unas cuantas consecuencia nada agradables. El clan vivía en lo más profundo del bosque no eran muchos, alrededor de unos cuantos miembros, unos más viejos que otros y los demás eran iniciados.
Todos tenían un nuevo nombre que habían sido asignados por, el líder, Paul el primero en despertar, después de él estaba su pareja  Luna, aunque irrealidad la mayor era Luna, después Paul, estaban  Ethan, Kayle y Warren. 
Warren, el protector del bosque, se podía decir que era más maduro que Paul, pero no deseaba ser responsable de nadie, solo de aquel bosque que los rodeaba  aunque nadie sabía cuál era la verdadera causa. Le llamaban hogar este bosque que los ocultaba de los humanos. Como todas las noches cuando la luna se les hacía presente en su punto máximo se reunían. Paul siempre parecía ser el tipo más irresponsable y poco ordenado, y lo era, su cabellera pelirroja y sus ojos claros de color miel, no era muy alto ni mucho menos era atlético, es más era delgado y pálido le daban una apariencia de un muchacho que apenas estaba en la preparatoria y no de su verdadera edad, 12 eclipses lunares y medio. Luna era la quinta mujer en el clan pero la primera en volver a la vida. La piel de Jane era obscura a comparación de a su pareja, Paul, su cabello era una melena llena de rizos obscuros haciendo que su rostro se alargara y fuera delgado, a comparación de la pequeña y delicada nariz de Paul la suya era un poco más robusta y con un estilo afinado, ella era un poco más ancha que Paul, algo robusta pero tenía unas lindas curvas, no era vieja solo quince lunas más mayor que Paul y siete mayor que Warren y Ethan junto a Kayle, pues ella se había despertado en otro lado del continente y nunca supo por qué pero ella conoció a Paul por casualidad y de ahí caminaron hasta llegar a este lugar con una persona salvaje, era Warren, Jane no lo iba negar hubo un tiempo en que se sintió atraída a Warren, y ¿Cómo no? A diferencia de Paul era un poco más alto, no era delgado pero no una bola de músculos, tenía esos intensos ojos azules llenos de misterio y ¿dolor?  

Pero nunca intento nada por una razón simple,  Paul y ella ya se habían unido. Warren se decía muchas cosas en la comunidad, pero su presencia era intimidante, no era de extrañar que daba ese aspecto aterrador por sus intensos ojos si no porque era él que más estaba a punto de matar a uno de los suyos. Ya nadie deseaba recordar el porqué de aquella ráfaga de furia, pero aun así nadie se atrevía de decir nada más sobre Warren, por excepción a Ethan ellos tenían ciertos conflictos tal vez por sus personalidades chocantes.


Paul era un poco irresponsable para ser llamado uno de los líderes, pués prefería pasar vagando en las copas de los árboles que tener responsabilidades cómo líder, en cambio Luna era diferente no era para nada una persona floja era casi cómo una madre para los nuevos miembros siempre pendiente de alguna duda o comentario, en cambio Ethan y Warren casi se podía decir que eran de la misma personalidad aunque Warren era claramente más frío y pasaba menos tiempo atendiendo a los miembros su mayor parte del su tiempo estaba rondando al bosque, nadie entendía aquélla obsesión suya por estar en el bosque, a veces desaparecía por cortas temporadas o incluso hasta un año.
Ethan era bueno líder, de fuerte carácter de la que chocaba con uno que otro pero más con Warren. Hubo un tiempo que llegaban a una pequeña discusión con casi intentar matarse, aunque sabían que no era muy fáciles de asesinarse a sí mismos, pero tampoco eran inmortales sólo que su vida se hacía más larga que de los humanos, hasta que cumplían su objetivo, claro no sabía cuál pero sí logran terminar con aquello podían ir sí lo deseaban. 


El clan era pequeño pero realmente unido, uno que otros inconvenientes lo hacía parecer una familia, pero eso eran una familia. Sam era el más pequeño de allí y el más reciente en ser miembro, había sido encontrado vagando asustado en el bosque a diferencia de los demás el conservaba una cicatriz en su muñeca, no tenía ni un eclipse de vida, solo tres semanas, un pobre niño confundido y perdido, había sido recogido por Luna después de que se había despertado, aunque él primero en verlo era Kayle.

Sam aún recordaba como Kayle le ayudó y lo trajo al clan.


Adam, Adam.

Había cosas que su frágil mente no podía recordar, cosas que deseaba recordar. Un dolor de cabeza inmediato le invadió y otro más ¿Qué era ese sentimiento? ¿acaso era hambre? Un olor a ¿café? Volaba por el aire. 


-Está vivo-escucho una voz masculina. 

Él intento moverse, pero sus miembros eran pesados y rígidos.

-No te muevas. No puedes estas muy débil ahora. Aquí no hay comida, pero te llevare al clan.- 

Estaba asustado, no sabía que hacer, su cuerpo no le respondía y si aquella persona le lastima o algo peor. Intento hablar, no pudo sólo soltó gruñidos. 

-No te asustes. No te lastimare, soy amigo. Al igual que tú estuve confundido. El cuerpo pesa, a veces hay dólaresn de cabeza, la garganta seca. . . Lo sé es extraño, pero uno se acostumbra.

Adam, Adam. 

¿Qué eran esas voces en su cabeza? Movió sus ojos por los lados pero no miraba nada. 

-No estas ciego, por ahora, es normal en nosotros-
Hubo una perdida de conciencia por un momento cuando despertó estaba en algo cómodo. 

Sus sueños eran confusos, no sabía donde estaba y todo estaba oscuro, hasta que un leve llanto se escucho, él camino con temor hasta llegar al ruido, un espejo estaba allí y se vio. Tenía el pelo rubio machado de rojo en sus puntas, se asusto por que también lo estaba su ropa. Su camisa era azul con rayas blancas y unos pantalones blancos. 

Se horrorizo al verse e intento gritar pero sólo unas voces se escuchaban una y otra vez. 

Pero entonces algo tocó sus labios un sabor metálico y dulce a la vez. 

Tú lo hiciste eso, tú lo hiciste. Se repetía una voz.

Intentó hablar pero sólo le atinó a un gruñido.

Su pequeño cuerpo no aguanto tanto cansancio, lo de ni las emociones. Se desmayó. No supo cuanto tiempo estuvo así, él pensó era un sueño o algo así, pero no.
Sus labios tocaron algo metálico y dulce que le dió escalofríos. 


-Toma pequeño, te sentirás mejor-

El pequeño escucho que lo llamaban. 

-Sam, Luna te llama- 
Era Kayle. Su amigo y protector. 

Él muchachito sonrió y fue hasta donde Luna, su madre adopta estaba.
avatar


Ver perfil de usuario http://devonstoner.polyvore.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Extrañas criaturas - Arco 1. Los renacidos, capítulo 3

Mensaje por wonder. el Mar 22 Ago 2017, 12:04 pm

epale chamita chama (traduc: hola)
aquí estoy y debo decir que estoy muy emocionada con esta novela, no lo sé, se ve tan cool.
me gustó mucho el capítulo, es todo así interesante, y me llamó mucho la atención lo de expresarse en las edades como "eclipse" (por cierto, yo no vi el eclipse de ayer)
bue, nos vemos pronto honey xx
- pili (aka venus)
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Extrañas criaturas - Arco 1. Los renacidos, capítulo 3

Mensaje por CNCOwner. el Mar 22 Ago 2017, 2:09 pm

Hola!
Me gustó el capítulo, y no se por qué, pero me imagino a Sam como a un niño super tiernooooo <3
Y yo tampoco vi el eclipse de ayer T_T
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Extrañas criaturas - Arco 1. Los renacidos, capítulo 3

Mensaje por WantToWrite11 el Mar 22 Ago 2017, 5:21 pm

wonder. escribió:epale chamita chama (traduc: hola)
aquí estoy y debo decir que estoy muy emocionada con esta novela, no lo sé, se ve tan cool.
me gustó mucho el capítulo, es todo así interesante, y me llamó mucho la atención lo de expresarse en las edades como "eclipse" (por cierto, yo no vi el eclipse de ayer)
bue, nos vemos pronto honey xx
- pili (aka venus)
Hola, pues bienvenida a está historia. Gracias por interesarte en la novela. Sí quise poner eclipses como su edad, no lo sé me gustó. Y tampoco lo vi ayer.
avatar


Ver perfil de usuario http://devonstoner.polyvore.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Extrañas criaturas - Arco 1. Los renacidos, capítulo 3

Mensaje por mai12345 el Mar 22 Ago 2017, 6:35 pm

HOLAAAAAAA, llegue ah jajaja ame los dos primeros capitulos, me gusta mucho la idea de la novela  la parte de ecipse como edad
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Extrañas criaturas - Arco 1. Los renacidos, capítulo 3

Mensaje por WantToWrite11 el Miér 23 Ago 2017, 10:42 am

CNCOwner. escribió:Hola!
Me gustó el capítulo, y no se por qué, pero me imagino a Sam como a un niño super tiernooooo <3
Y yo tampoco vi el eclipse de ayer T_T
Hola, pues a la locura, ok no. Sam también lo imagino que es un niño tierno, pero que se alimenta de sangre. . . Pues ya no es tan tierno. Yo también no lo vi, no sé porqué tal vez andaba de parranda (?)
avatar


Ver perfil de usuario http://devonstoner.polyvore.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Extrañas criaturas - Arco 1. Los renacidos, capítulo 3

Mensaje por WantToWrite11 el Miér 30 Ago 2017, 6:22 pm

III


Ella aún era salvaje, tenía esas ansías de volver a consumir aquello que una vez su paladar tocó, pero aun así una parte de ella le decía que estaba mal. Cuando nació por así decirlo un olor le había llamado la atención, aparte del aroma embriagador a sangre, era algo más. Casi cómo a pinos o algo más, ella no sabía cuál era la perfecta descripción de aquél aroma, sin embargo su doble moral competía, una parte de ella deseaba tomar de no la sangre y la otra la ansiaba. Aun asi ella no podía controlarse había atado a un hombre, el no era inocente le vio molestando a una niña y en cierta manera ella era una buena persona aunque lo de consumir la carne y beber su carne no era bueno. Aun sentía la sangre cayendo por su barbilla, se lamio sus labios el sabor no era tan bueno como su olor, a lavanda o algo así. Después de que ella se saliera de su fase de hambre, su cordura regresaba y se aterraba de si misma.
«No, está mal, eso no es normal» pensaba y otra parte de ella se decía. «Hazlo, es delicioso y es algo interesante, no es malo, con tal ya no eres humana». A veces sus voces en la cabeza le molestaban y más si tenía hambre una le pedía abstenerse de la sangre y carne, la otra le pedía comer más hasta que comenzarán una pelea. Agarro su cabellera castaña y cerro sus ojos con dolor e intento no gritar.
—Te acostumbraras poco a poco—dijo una voz masculina.

Ella levanto la mirada era alto no era una bola de músculos, cabello obscuro y piel tostada y unos penetrantes ojos azules.
— ¿Quién eres? ¿Qué quieres? — pregunto sin confianza. Sus ojos color ligeramente rojos miro al hombre.

— ¿Quiénes somos? ¿Qué somos? Esas preguntas se habían empezado a formular en nuestras jóvenes mentes. No somos humanos, tampoco son vampiros, somos algo más, sin embargo anhelamos el deseo de consumir la sangre humana al igual que su carne—respondió sin poner su atención, su mirada estaba en el cuerpo ahora muerto de un hombre. Sonrió  —, veo que aprecias el sabor, no eres vegetariana por así decirlo.
Los ojos obscuros chocaban con los ojos azules. Había algo interesante en esos ojos, el misterio, dolor, ¿miedo? 
—¿Cuál es tu nombre niña?

La chica lo miro confundida, ella no lo recordaba es más solo existían vagos recuerdos, unos no tan claro y otro en total obscuridad.
—No lo sé.

Y no se sorprendió con esa respuesta.

Osqui.

El clan era una pequeña familia que habitaba en el bosque,, a decir verdad el no recordaba mucho de su pasado aunque no era que le importara mucho pero como todos tenía esa curiosidad. Andy, su mejor amiga le había informado un poco de si y de su renacimiento- había sido encontrando en el bosque, cuidado por ella y algunos otros del clan. 
«Le llamamos nacimiento o como tú lo has dicho un renacimiento. No todos fueron llamados y han vuelto, decimos que somos los elegidos y cada uno venimos por algo, nadie lo sabe, pero yo especulo que lo hacemos porque algo. Tal vez algo que no resolvimos en nuestra antigua vida.» recordaba que Andy le había dicho.
Su mente comenzó a recordar su primer día en el clan. Escucho algo una voz claramente dos femeninas.
—Está despertando—esa voz otra vez. 

Vivo, él está vivo, al parecer el ha vuelto a la vida y lo más interesante es que no recuerda como «murió». Poco a poco abre sus ojos, su visión es borrosa, solo mira siluetas tal vez tres.
—Al parecer tenemos un nuevo integrante al clan—dijo. Una voz masculina

—Quién dice que estará con nosotros es una forastero. No confió en el, Ethan no me agrada—esa voz masculina claramente no era de su agrado.

—Pero Warren, Andy lo trajo y ella no suele traer a forasteros, menos a nuevos. Y además nadie te agrada— respondió el tal Ethan.

Su vista no se logra aclara pero él se levantó de aquel lugar donde estaba acostada, algo le dice que era una cama o solo era su sentido común.
 —Oye tranquilo, no te levantes, tu vista no se aclarara hasta en una semana o hasta que consumas algo de comida—la voz del hombre mayor que hablaba con ese tal Warren le había puesto su mano en su hombro, casi lo podía distinguir con las otras siluetas. Él era el más alto de los tres, después estaba uno menos corpulento pero igual de fuerte complexión, el ultimo era delgado,  las siluetas  femeninas, alta pero no tanta como la masculina.
—Cuidado, esta débil—dijo una voz femenina.

— ¡No la toques Luna, estuvo en el bosque!—chillo el de aspecto 
delgado del grupo con un inminente tono de celos en su voz.

—Paul, tranquilo, no vez que el pobre no puede ver bien, — Hubo un ruido de pies caminando hacia algún lado de allí.

 Ella carraspeo y hablo de nuevo—, Andy, ayúdalo a que se acueste. Paul, bebe . . — Otro ruido de pies alejándose.

La pequeña silueta se acercaba poniendo unas pequeñas manos en sus hombros.
—Acuéstate. Estarás débil por un tiempo o al menos unos días. Yo lo estive por meses, tal vez porque me resistí a alimentarme pero después quedaras como nuevo. Soy Andy—la joven llamada Andy le ayudo a acostarse en la cama—, por cierto. Sé que estas confundido, todo nosotros lo estuvimos en un tiempo, no llevo mucho que nací, bueno técnicamente no, pero algo como. . . —
Su voz luchaba para salir de su garganta y salió anormalmente grave: — ¿renacer? —

—Si, como renacer. No se cómo explicarlo, tengo menos de un año de a ver vuelto.
avatar


Ver perfil de usuario http://devonstoner.polyvore.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Extrañas criaturas - Arco 1. Los renacidos, capítulo 3

Mensaje por CNCOwner. el Lun 04 Sep 2017, 2:21 pm

¡OH POR DIOS!
¡He amado el capítulo! 
Y la forma en la que describes todo me ha fascinado, de verdad 
Me muero por leer más :D
¡Síguela pronto! <3

-Sisa
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Extrañas criaturas - Arco 1. Los renacidos, capítulo 3

Mensaje por wonder. el Lun 04 Sep 2017, 2:23 pm

ohhhhhhhhh esto cada vez se pone mejor!!!
estoy muy emocionada con esta novela, me encanta.
ya quiero ver qué sucederá con el clan, nos vemos pronto baby ;) xx
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Extrañas criaturas - Arco 1. Los renacidos, capítulo 3

Mensaje por WantToWrite11 el Miér 06 Sep 2017, 4:06 pm

CNCOwner. escribió:¡OH POR DIOS!
¡He amado el capítulo! 
Y la forma en la que describes todo me ha fascinado, de verdad 
Me muero por leer más :D
¡Síguela pronto! <3

-Sisa
¡Que bueno que te haya gustado, pronto publicare el capitulo!
avatar


Ver perfil de usuario http://devonstoner.polyvore.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Extrañas criaturas - Arco 1. Los renacidos, capítulo 3

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.