O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» run faster, feel immortal
Hoy a las 11:26 pm por roman.

» Guerra de Sexos
Hoy a las 11:21 pm por roman.

» être dans la lune.
Hoy a las 10:27 pm por Ongniel

» something strange
Hoy a las 10:00 pm por jackson.

» Only the strongest can survive.
Hoy a las 9:45 pm por blackstairs

» Mover y Borrar Temas |12|
Hoy a las 8:23 pm por lovesick

» Instituto Fénix | Fichas
Hoy a las 8:21 pm por Jules

» Instituto Fénix. (Muro interactivo) | N.C.
Hoy a las 8:19 pm por lovesick

» MY POWER |Celyn|
Hoy a las 8:14 pm por Jules

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

Una Profecía | Justin Bieber y tú

Página 2 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Capítulo 15 | Misión Suicida

Mensaje por Mariana Güell el Miér 28 Ene 2015, 2:02 pm

-¿He… hermanos? –tartamudeó mirando un punto fijo. Sus ojos estaban completamente abiertos. Jamás esperaba que fuera a hacer esa declaración.
-Eso fue lo que dije –afirmó Jack-, al parecer a nuestro padre le agradaba la idea de que los tres nombres iniciaran con “J”.
Cientos de preguntas comenzaban a formarse en su mente. La curiosidad la invadía, pero no quería hacer enojar a Jack. Además, sospechaba que Justin no quería que ella se enterara. Como si los dos vampiros se avergonzaran de su hermano.
-¿Sigues viva, ____? –preguntó el lobo al cabo de dos minutos en los que ella no había articulado palabra. Parecía que aún intentaba entender la declaración de Jack.
-S… sí. Pero… no parece posible.
-Tienes razón. Soy demasiado guapo como para ser su hermano –dijo graciosamente arrogante. ____ rió-. ¿Qué tiene de chistoso? ¿Acaso no lo crees?
-Por lo menos los tres sí tienen algo en común –rió, levemente.
-¿Qué cosa?
-Son malditamente arrogantes.
Rieron al mismo tiempo y así continuaron el trayecto, entre risas.
 
 Justin los miraba fijamente sin prestar atención a su alrededor.
-Justin… ¿Estás celoso? –preguntó Jake, burlón.
-¿Por qué estaría celoso de ese imbécil? –murmuró entre dientes sin mirar a su hermano.
-Solo están riendo, Justin. ¿Acaso no te gusta ver a tu chica feliz?
-No es “mi chica” –aclaró haciendo comillas en el aire. “No aún”, pensó
 -Siendo tú le diría lo que siento por ella antes de que sea tarde.
-Tengo miedo -dijo casi audible bajando la cabeza.
-¿Miedo? -Preguntó Jake incrédulo-, ¿El Temible Vampiro Justin tiene miedo?
-¡Sí, eso dije! ¡Maldición!
-¿Y se puede saber de qué tienes miedo?
-Miedo a enamorarme de ella. Miedo a llegar a amarla tanto que cuando ya no esté en mi vida, yo no sabré qué hacer sin ____. Desde que la conocí no sé quién soy. Me perdí. Tantos años haciendo de mí un chico serio y difícil de tratar y entonces llega ella y me cambia con solo una sonrisa. ¡Mírame! Es por ella que ahora estoy hablando como un completo idiota.
Jake largó una carcajada. Después alzó su brazo para depositar un amistoso golpe en su espalda.
-Créeme. Debes hablar con ella antes de que sea tarde.
-¿Y de qué servirá, Jake? -Preguntó Justin, exaltado-, ¡Dentro de algunos días llegaremos a Monte Cascada, la profecía se cumplirá y una vez que todo esto acabe...! Ella morirá -susurró lo último apretando fuertemente los ojos evitando que las lágrimas salieran de sus ojos.
-¿Todo está bien, chicos? -preguntó aquella dulce voz. Justin volvió a abrir los ojos y se encontró con ____ sobre el gran lobo. Ella lo miraba con preocupación.
-Descuida, linda -intentó calmarla-, una estúpida pelea de hermanos -sonrió levemente. Ella asintió y el lobo se volvió a girar para continuar su camino.
-¿____ morirá? -susurró Jake, mirándolo sin entender-, ¿De qué diablos estás hablando, Justin? 
 -Lo dice la profecía. La cantidad de magia que debe usar para cumplir su misión es tan fuerte que acabará con ella.
avatar


Ver perfil de usuario http://www.wattpad.com/user/MariGuell

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 16 | Creo que me Gustas

Mensaje por Mariana Güell el Miér 28 Ene 2015, 2:06 pm

Jake bajó la cabeza. A pesar de que tan solo habían pasado unos días con ____, le dolía saber que moriría. Se había encariñado con esa pequeña chica.
 
Jack seguía caminando con sus cuatro patas. Después de largos minutos riendo con ____, ambos guardaron silencio intentando recuperar el aire que habían perdido.
-J… Jack –habló ella apenas audible.
-¿Qué sucede, ____?
-No me siento bien –Jack se tensó.
-Sujétate –una vez que ____ lo hizo, volvió a su forma humana, quedando ella abrazada a su espalda.
Bajó los pies hasta que tocaron el suelo y el hombre lobo se giró hacia ella. ____ estaba más pálida que un vampiro. Notaba cómo luchaba por mantener los ojos abiertos. Ella le dirigió una última mirada antes de caer hacia él completamente inconsciente.
-¡____! –sujetó su inmóvil cuerpo. Justin y Jake no tardaron en correr hacia ellos.
-¡¿Qué le hiciste, imbécil?! –le gritó Justin.
-¡Nada! Estábamos riendo hace unos minutos, luego ella dijo que se sentía mal y se desmayó.
-¡Claro que se desmayó! –Intervino Jake-, no ha comido desde hace cuatro días. No es vampiro, nosotros sí hemos ido por el bosque comiendo de conejo en conejo.
-Tenemos que llegar a la casa –habló Justin-, Jack, conviértete en lobo. Iré contigo para asegurarme de que ____ no se caiga. Jake, tú corre como el vampiro que eres hasta la casa y prepara una habitación para ____ -él asintió y empezó a correr.
Jack tomó forma de lobo y se agachó un poco para que le resultara más fácil subir a Justin. Primero subió a ____ y luego la abrazó firmemente. Corrieron más de diez minutos. El lobo estaba cansado, pero sentía  una preocupación enorme por su amiga. En el tiempo que estuvo riendo y charlando con ella, no pudo evitar sentirse… querido por ella.
Faltaban pocos metros para llegar a la casa. Justin apegó a ____ a su cuerpo y susurró: -Verás que cuando despiertes un banquete te estará esperando.
La casa era enorme, y muy moderna.  Resaltaba entre el bosque, aunque claro que los humanos, a excepción de  ____, no podían verla. Sus paredes eran blancas en las que se apreciaban los grandes ventanales. En el segundo piso sobresalían balcones. Desde éstos se podía apreciar la vista de la piscina (alberca); claro que en invierno estaba vacía. Los árboles del bosque que rodeaban la casa la hacían parecer de una manera hermosa fuera de lugar.
Jack se detuvo indicándole a Justin que bajara, y así lo hizo. Los dos caminaron hasta la casa. Abrieron la puerta apreciando el tan conocido lugar. Igual de moderno como su exterior.
-Ya estoy preparando la comida –anunció Jake saliendo de la cocina-, y también alisté la habitación. Creí que no importaría si usaba la nuestra.
Justin asintió y empezó a subir las escaleras con ____ en sus brazos. Abrió la puerta y se deslizó al interior de la habitación. Todo era exactamente como lo recordaba. Paredes azules, tres camas iguales con sábanas de rayas multicolores, el baúl de juguetes en una de las esquinas de la habitación y un armario pintada de blanco y decorado con pequeños barcos navegando horizontalmente uno detrás del otro.
Se acercó a la cama en cuya cabecera tenía escrita “Justin”. Desde los trece años había dejado de utilizar esa cama ya que había crecido bastante, pero a ____ le quedaba perfectamente. La dejó sobre esta y la cobijó. Alcanzó una de las pequeñas sillas en las que solía sentarse cuando lo castigaban. No era la más cómoda del mundo, pero aún así no le tomó importancia.
Llevó su mano hasta su cabeza y empezó a correr los mechones que cubrían su rostro. Era hermosa, advirtió él.
-Jake quiere que lo acompañes a la biblioteca –habló Jack. Estaba recostado en el marco de la puerta cruzado de brazos-, está investigando sobre sus poderes.
Justin suspiró y volvió a mirar a ____. Se levantó de la silla y caminó hacia él.
-Avísame si despierta –pidió antes de salir de la habitación.
Jack se acercó a ____ y se sentó en la silla que anteriormente había utilizado Justin. Suspiro antes de hacer su confesión.
 -Creo que me gustas, _______ VanGlodius –murmuró acariciando su mejilla.
avatar


Ver perfil de usuario http://www.wattpad.com/user/MariGuell

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 17 | Impulso

Mensaje por Mariana Güell el Miér 28 Ene 2015, 2:08 pm

Lentamente empezó a abrir los ojos encontrándose con la dulce mirada de Jack.
-Qué bueno que despiertas, princesa –susurró aún acariciando su cabello.
-¿En dónde estoy? –preguntó con voz débil.
-En nuestra casa casa –esbozó una media sonrisa-, me asustaste mucho. Ven, te llevaré a la cocina. Debes estar muriendo de hambre; literalmente.
La recargó en sus brazos aún entre la sábana y caminó escaleras abajo. ____ pudo sentir el glorioso aroma que provenía de la cocina. Una vez que entraron, ella miró sobre la mesa una gran cantidad de platillos. Si pudiera, se hubiera lanzado a devorar todo. Jack la sentó en una silla.
-Provecho –le guiñó un ojo.
-Gracias. ¿Tú no comerás?
-Comí antes de que despertaras, descuida.
Ella asintió y miró el plato que tenía al frente. No le prestó mucha atención a lo que comía, solo sabía que su estómago se lo agradecía infinitamente. Intentó no parecer desesperada cada vez que daba una mordida. Jack salió para avisarle a Justin que ____ estaba bien; cuando él escuchó la noticia corrió hasta la cocina.
-Me alegra verte despierta, nena. –Tomó una silla y se sentó junto a ella-. ¿Cómo te sientes?
-Mucho mejor.
-¿Encontraron algo? –preguntó Jack, algo serio.
Justin miró a ____ sin que se diera cuenta. No quería ni imaginar su reacción cuando se entere de todo. Jack entendió su gesto y no volvió a mencionar algo sobre el tema.
-____, iré a prepararte un baño de agua caliente y un poco de ropa. Te avisaré cuando esté listo –dijo Justin, luego salió de la cocina.
Después de unos minutos, ella dio  el último bocado y se recostó en la silla, satisfecha.
 
Entró al cuarto de baño. Ahí estaba todo listo, como Justin le había prometido. El agua en la bañera mantenía el calor; entró en ésta y se sumergió.
Pasó largos minutos así. Su piel ya se estaba arrugando por el contacto del agua. Respiró profundamente antes de terminar con su baño. Se envolvió en una toalla y caminó hacia el espejo sobre el lavabo. Se sentía como nueva. Su cabello estaba húmedo después de haber sido lavado. Pero su rostro no lucía bien: las ojeras aún permanecían bajo sus ojos. Su piel ya no era tan pálida como antes, pero el moretón en su mejilla no había desaparecido por completo.
Mojó su cara con un poco de agua fría y se giró para tomar la ropa que yacía doblada sobre el lavabo.  Supuso que la ropa era de alguno de los tres. La camisa banca le quedaba un par de tallas más grande. Los jeans se ajustaban perfectamente a su cintura, pero tuvo que remangarlos un poco para que no tocaran el suelo. Usó el cepillo de dientes que había dejado Justin sobre el conjunto de ropa. Acomodó su cabello y miró por última vez su reflejo. No lucía mal. Se prometió a sí misma que asistiría al spa inmediatamente volviera a la ciudad.
Salió del baño sin saber qué hacer exactamente. Caminó por los pasillos mirando las fotos enmarcadas en las paredes. Una en particular llamó su atención. Tres niños alrededor de un señor de aspecto amigable. ____ notó que dos de ellos estaban sonrientes, pero el otro parecía disgustado. Pronto se percató del parecido con los tres hermanos.
-Nunca les caí bien –habló Jack del otro lado de la habitación. Escondía sus manos en los bolsillos de los costados, una pose característica de él.
-No digas eso, Jack. Tal vez no lo demuestren, pero apuesto a que les importas.
-Hablo en serio.  Siempre dijeron que soy el producto de un error de papá.
-¿Tiene que ver con el que seas un hombre lobo?
-Algo así. Papá era un vampiro, pero mamá humana. Se podría decir que eran amantes. Yo nací por culpa de un “descuido”.
-¿Y eso qué tiene que ver con que seas...?
-Como dije antes –interrumpió-, nunca les caí bien a mis dos hermanos. Estaban muy decepcionados de papá y decidieron descargar su decepción conmigo. Hasta hace casi un año cuando me cansé de todo su odio. Los había soportado por toda mi vida. Sin pensar en lo que hacía me uní a El Clan de los Lobos. Pensé que tenía lógica. El lobo es el enemigo del vampiro.
-Yo no… sabía que tuvieras una vida tan difícil –caminó hacia él.
-Ya no importa. Ven, quiero enseñarte algo.
 
Caminó detrás de él hacia el jardín. Al pasar la puerta sintió la ola de frío chocar contra su cuerpo.
-Toma –le extendió un abrigo, que supuso, era de él-, la nevisca iniciará en cualquier momento.
-Gracias –sonrió mientras se lo ponía-, bien, ¿qué querías mostrarme?
-Confía en mí –dijo, tomando una hoja seca del suelo y caminando hacia ____-. Sujétala –ella la sostuvo entre sus dedos. Jack se paró detrás de ella-, cierra los ojos –susurró a su oído, ella lo hizo-, ahora relájate –empezó a acariciar sus hombros bajando por sus brazos. ____ sintió un agradable cosquilleo ante su tacto-, piensa en algo que te llene de alegría y te de ganas de vivir.
Sus pensamientos volaron hasta el tiempo en el que compartía con sus padres. Recordó aquel día de campo en el que jugaron hasta el atardecer. Cuando su madre le leía cuentos antes de irse a dormir y papá le preparaba el chocolate caliente justo como le gustaba.
Una sensación recorrió sus manos. Como si el viento las acariciara. Luego un cosquilleo se hizo presente en las yemas de sus dedos. Insegura abrió los ojos y se encontró con algo que jamás imaginó. Un resplandor giraba alrededor de la hoja mientras ésta volvía a la vida.
-¿Yo… hi-hice eso? -tartamudeó sin poder creerlo. Aún no se volteaba para mirarla y él continuaba acariciando sus brazos apegado a su cuerpo-, ¿pero cómo?
-Tu madre. Era una respetada hechicera aquí en el bosque. Usaba sus poderes para curar a toda criatura que lo necesitara.
____ se giró. Sus ojos estaban brillosos. Ya nada le sorprendía. Ahora se sentía orgullosa de su mamá.
 
Miró los ojos de Jack. Tenía una leve sonrisa en su rostro. Sus anatomías chocaban una con la otra. Poco a poco él bajó la mirada hacia sus labios y, sin poder aguantar el impulso, la besó.
avatar


Ver perfil de usuario http://www.wattpad.com/user/MariGuell

Volver arriba Ir abajo

capítulo 18 | Nevisca

Mensaje por Mariana Güell el Miér 28 Ene 2015, 2:09 pm

Apenas era un roce de labios. Jack bajó las manos hasta su cintura y la apegó más a su cuerpo, aunque pareciera imposible. Él insistía en que le siguiera el beso, pero ella no reaccionaba. Su mente estaba en shock por la sorpresa.
-Jack –se separó posicionando las manos sobre su pecho.
Quitó las manos de su cintura rápidamente y retrocedió un metro
-Perdón. No pude evitarlo, ____. Es solo que… me gustas –la miró directo a los ojos.
-Lo lamento, Jack. Pero… yo no siento lo mismo.
-Claro –giró la cabeza evitando la mirada de ____-, déjame adivinar: Estás enamorada de Justin –ella no respondió-, era obvio. Él siempre será mejor. Todo mundo ama a Justin Bieber. Y Jack Bieber… que se pudra si quiere. Al fin y al cabo su existencia es un error.
-Eres un gran chico, Jack –intentó calmar a su amigo-, Créeme. Desde la primera vez que te vi a los ojos, siendo tú un lobo, noté algo diferente en ti. Había ternura y serenidad en tu mirada. Sé que algún día encontraras a una chica que merezca tu corazón.
-¡Te dije lo que sentía, _______! –La miró con furia-, ¡Te confesé mis sentimientos hacia ti! Pero como siempre, Justin es el que termina ganando. Anda, ¡vete con él! Estoy acostumbrado a que me abandonen –susurró lo último.
Del cielo comenzó a caer copos de nieve decorando el pasto con el limpio blanco. ____ acarició sus desnudos brazos intentando entrar en calor.
-¡¿Acaso no me oíste?! ¡LÁRGATE! –le dio la espalda y empezó a caminar mientras poco a poco se convertía en un lobo.
-Jack –trotó detrás de él-, ¡Jack, detente! –Corrió tan rápido como pudo siguiendo su rastro. La nieve cada vez se volvía más abundante. Su cuerpo temblaba violentamente. Se detuvo en el bosque decidida a volver, pero no encontró el camino. Pensó que podía seguir sus pisadas, pero ya habían desaparecido bajo una capa de nieve.
 
Justin la había buscado por toda la casa, pero no parecía haber rastro de ella. Estaba desesperado.
-Jake –entró a la biblioteca respirando pesadamente. Su hermano alzó la vista-, no encuentro a ____.
Él cerró el libro con fuerza y se levantó de su asiento. Los dos buscaron por toda la casa. Tampoco veían a Jack por ninguna parte. Justin llegó a pensar lo peor de él.
Caminó junto a la puerta de vidrio que llevaba a uno  de los balcones y miró por ésta. La nieve caía sin piedad sobre el bosque. Bajó su vista hacia el suelo y notó varias pisadas de lobo que se extendían hacia los árboles. No lo pensó ni por un momento y bajó las escaleras hasta llegar al jardín. Metió sus manos en los bolsillos del abrigo antes de seguir las huellas del animal a través del bosque. No tuvo sentido alguno porque pronto se vio en medio de la nada y sin rumbo. Miró en todas direcciones pensando a dónde ir.
 
El frío le ganó en unos pocos minutos. Sus piernas casi no respondían. Cayó al suelo sin poder soportar el dolor que sentía. Le costaba trabajo respirar.
A lo lejos miró a alguien acercarse. No le importaba quién fuera, solo quería salir de ese infierno.
-Ayu… ayúdeme –susurró. Su voz era ahogada-. P-por… fa-vor
 
Juraría que había escuchado algo. La nieve le impedía ver más allá de dos metros. Avanzó un poco y divisó algo en el suelo. Sin temor caminó hacia el cuerpo. Cuando se percató de que era ____, corrió hasta hincarse junto a ella. Su cuerpo temblaba increíblemente y estaba hecha un puño buscando algo de calor.
-¿J-Jus-tin?
-Shhh… -exigió tiernamente. En un rápido movimiento se deshizo de su chaqueta y se la puso a ella. Ahora entendía la pesadilla que ella estaba viviendo.
La alzó e intentó acercarla lo más posible a su cuerpo.
Aún no tenía idea de a dónde iba. Empezó a caminar pensando en cómo volvería.
Un par de minutos más tarde, después de caminar sin para buscando una salida, vio una sombra desaparecer entre los árboles. Miró alerta, pero no parecía haber nada. Miró a ____ quién tenía los ojos cerrados.
-Nena –la llamó, preocupado-, ____, no cierres los ojos. -Ella se movió un poco e hizo su mayor esfuerzo por abrirlos. Eso lo calmó bastante-. No te duermas, por favor –susurró apoyando su cabeza sobre la de ella.
Un gruñido a sus espaldas lo sacó de su tranquilidad. Se giró para mirar al gran lobo blanco que asechaba. Justin retrocedió lentamente, pero otro le impidió el paso. Más de esas bestias se fueron uniendo hasta que los rodearon.
 
Buscó una salida entre dos lobos y huyó por ésta. Corría esquivando a las bestias y árboles. Sabía que no llegaría muy lejos, pero cuando creyó que estaba a salvo, un lobo saltó hacia ellos derribándolos. El vampiro golpeó su cabeza contra una roca quedando inconsciente.
avatar


Ver perfil de usuario http://www.wattpad.com/user/MariGuell

Volver arriba Ir abajo

capítulo 19 | Traidor

Mensaje por Mariana Güell el Miér 28 Ene 2015, 2:10 pm

____ despertó por la incomodidad que sentía. Yacía en el frío y duro suelo de madera. El hierro encerraba sus muñecas manteniéndola estática a un lado de la trise habitación. Desconcertada miró a su alrededor. Estaba sola, hasta que entró un hombre por la puerta. Treinta años aproximadamente.
-Llevo horas esperando a que despertaras –se aproximó-. ¿Dormiste bien?
-¿En… en dónde estoy? –habló con dificultad.
-En la Casa Principal de El Clan de los Lobos. Te tomó desprevenida la tormenta, ¿eh? Diez minutos más y terminas como un cubo de hielo.
-¿Y Justin? –ignoró su comentario.
-¿Hablas del vampiro? Un segundo  ¡Lisa! Trae al bufón –ordenó hablando en dirección a la puerta.
____ escuchó una cadena acercarse y Justin cayó al suelo generando un sonido retumbante en la habitación. Sus manos estaban tensadas fuertemente con cadenas. No lucía bien.
-Justin… -murmuró con voz quebrada. Intentó avanzar, pero olvidó la cadena que la adhería a la pared.
-Teníamos pensado asesinarlo –repuso el desconocido-, pero alguien tuvo la brillante idea de usarlo para reírnos un poco. Las torturas de vampiros pueden resultar muy entretenidas. Para los lobos, claro.
-Suéltenlo –exigió evitando el llanto-, ya me tienen a mí. Él no les sirve. Por favor déjenlo ir.
-Lo siento –sonrió cínicamente-, pero ya nos encariñamos con él. -Caminó hacia el castaño y lo levantó del suelo tomándolo del cabello. Justin hizo una mueca de dolor. ____ pudo ver con claridad su rostro. Tenía cortes y raspones por todos lados. Incluso algunas gotas de sangre caían por su cara-. Esto es lo que haremos: Te llevaremos a Monte Cascada, usarás el collar para otorgarle el poder a El Clan de los Lobos y cuando todo esto terminé podrás irte con el vampirito a saltar por el bosque o cualquier cosa.
-No lo haré –se negó, firme.
-Mala respuesta… -gruñó. Unas garras aparecieron en sus manos. Con fuerza pasó su mano por la mejilla de Justin rasgándole la piel. Él se quejó.
-¡No! –gritó ____, intentando correr en su ayuda.
Él soltó a Justin dejándolo caer en el suelo nuevamente. Caminó hacia ____ y se agachó tomándola del rostro con una mano, bruscamente.
-Hay alguien que quiere verte, querida. –Giró su cabeza hacia la puerta en donde se situaba Jack. Como siempre, las manos en los bolsillos y sin expresión en su rostro.
-Jack -susurró.
-Tu querido amigo Jack –intervino-, estuvo fingiendo todo este tiempo. Caíste en la trampa, hermosa –acarició lentamente su mejilla derecha con los nudillos-, él fue el que te trajo hasta aquí.
-No es cierto –sus ojos empezaban a mostrarse llorosos-, Jack jamás haría algo así.
-Piénsalo. Si no fuera por él, tú no estarías aquí.
-Jack –no pudo evitar las lágrimas-, diles que no es cierto. Diles que dejaste de pertenecer a  El Clan de los Lobos hace mucho tiempo.
-Trevor tiene razón, ____ -respondió el que creyó ser su amigo-. Eres tan ingenua que confiaste en un hombre lobo. Puede ser que el primer plan no funcionara, pero en éste caíste fácilmente.
-¿Primer plan? –preguntó desconcertada.
-Adivina quién fue el que quemó la cabaña de Jake y Justin.
Más lágrimas cayeron por las mejillas de la chica.
-Eso no tiene sentido –negó ella-, si yo hubiera muerto, ustedes no habrían podido dominar sobre los demás reinos.
-No teníamos planeado matarte. Pensamos que yo podría rescatarte haciéndote creer que era el bueno de la historia, pero este imbécil –señaló a Justin con la cabeza-, se adelantó. Entonces sucedió lo el problema con vampiro del sur y fue el momento perfecto para continuar con el plan.
-Eres un maldito –musitó ____-, traicionaste a tus hermanos, a tu familia. Te traicionaste a ti mismo.
-Jake y Justin jamás hicieron algo por mí.
-Es suficiente –habló Trevor-. Ahora, preciosa –se giró a ella nuevamente-, no creas que Jack es el único traidor aquí, ¿verdad, Justin?
-____, no… -murmuró él.
-Jack –Trevor lo interrumpió-, cállalo.
Su hermano se acercó. Cerró los ojos antes de patear el estómago de Justin dejándolo sin aire. Después bajó la cabeza evitando la mirada de ____.
-Ya verás de lo que hablo. -Entre ambas manos sostenía una esfera de cristal. La colocó al frente de sus ojos. 
Una imagen se comenzó a formar en el cristal. Era Justin, hablando con Jack. Aquella vez en la que Justin le había pedido a Jake que se la llevara para poder hablar con el lobo.
“Morirá, Justin. Sabes que inmediatamente esto termine, ____ morirá y no podrás evitarlo”
“¿Quieres dejar de repetírmelo a cada instante?”. Sobrenaturalmente se acercó y lo sujetó de la camisa empujándolo hasta que chocara contra un árbol. “Sé lo que sucederá. Sé que ella va a morir. Ahora lo único que me importa es acabar con todo esto. Que se pudra en el infierno si es necesario” 
La imagen en la esfera de cristal desapareció.
avatar


Ver perfil de usuario http://www.wattpad.com/user/MariGuell

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 20 | Cuchilla

Mensaje por Mariana Güell el Miér 28 Ene 2015, 2:11 pm

Bajó la mirada sin querer aceptar la realidad. Todos le habían dado la espalda. ¿Por qué creyó que conocer a Justin cambiaría su vida? Sus padres habían muerto, en la primaria nadie se le acercaba, sus “amigas” ni se preocupaban por ella, el que creyó ser un nuevo amigo la había guiado por el camino de la muerte y la única persona que hacía su corazón palpitar frenéticamente, había dicho que su existencia le era irrelevante. Todas las personas que se interponían en su camino, la habían apuñalado por la espalda.
-La verdad duele, ¿cierto, linda? –Trevor empezó a acariciarle el cabello, “consolándola”. Luego jaló de su cuero cabelludo hacia atrás obligándola a mirarlo. Ella chilló-. ¿Duele saber que nadie te quiere? Pues, te diré algo. Esa es la historia de tu vida, así que métetelo en la cabeza, –la golpeó en la frente repetidas veces con el dedo índice. Ella cerró los ojos fuertemente-. ¿Sabes algo? Creo que te dejaré a solas para que hables con tu querido Justin. Jack, átalo al otro lado de la habitación. –Una vez que dio la orden, abandonó la habitación.
Jack se acercó lentamente a su hermano y lo levantó arrastrándolo hacia la pared. Ahí ató las cadenas a la argolla clavada en la pared. Le dedicó una última mirada a la chica y se deslizó por la salida cerrando la puerta.
Ella no dejaba de sollozar. Escondía su rostro entre el cabello, puesto a que sus inmóviles manos estaban detrás de la espalda. Encogió sus piernas intentando brindarse un poco de calor.
-____... –inició Justin. Su voz estaba apagada y se notaba el esfuerzo que imponía por no desmayarse debido al dolor-, Linda, por favor, háblame -Ella no le respondió. Se quedó estática y continuando con su llanto-. ¿____? –____ acercó más sus piernas hacia ella, evitando las ganas que tenía de mirarlo-. Nena, te lo pido, deja de llorar. Verte así me duele más que estas heridas.
Esa frase había tocado su corazón. Estaba sufriendo una muerte lenta en su interior. Su garganta se contrajo suprimiendo otro sollozo.
-Solo quiero que sepas… -continuó al cabo de unos minutos de silencio-, que todo lo que acabas de ver y oír wn la bola de cristal, no es verdad. Lo dije porque estaba molesto. Hace mucho no veía a Jack, y rencontrármelo de un pronto a otro, tan cerca de ti… ¡Maldición! Quería molerlo a golpes.
-¿Y por eso dijiste que preferías verme muerta? –Levantó la cabeza, violentamente-, ¿Decidiste desquitarte conmigo?
-Estaba jugando con mi orgullo –murmuró, cabizbajo.
-Claro –se dejó caer contra la pared de madera-, porque el orgullo de Justin Bieber es mucho más importante que el resto del mundo.
-Estaba celoso –confesó finalmente, sus palabras sonaron aceleradas-, no tienes idea de lo furioso que estaba del sólo verlo a un metro de ti. Lo que dije solo fue un disfraz para ocultar lo que sentía por ti.
Ella lo miró, atónita. No tenía respuesta para la declaración que acababa de hacer. Ella sentía algo por él y tenía la esperanza de que él también lo sintiera, pero no esperaba que él lo confesara en esas condiciones, en ese momento.
-Me gustas, _______.
Ella bajó la cabeza y negó. Las lágrimas cayeron por sus mejillas hasta el pantalón.
-Te quiero, ____ -continuó el castaño-, en tan solo cuatro días pusiste mi mundo de cabeza. Desde que te vi la primera vez, sentí que estaba obligado a protegerte. Y no por la profecía. Mientras sujetaba tu mano, deseaba que jamás te alejaras de mí. Linda, por ti daría mi vida.
-Ya no puedo seguir con esto –murmuró ella con voz ahogada-, ya no puedo. Solo espero escapar de aquí y buscar la forma de volver a mi casa. Me rindo.
-_______ VanGlodius –Habló Justin, duro-, ¿Acaso está usted bromeando? ¿Desde cuándo usted se rinde tan fácilmente? -____ soltó una leve risita ante su intento de padre exigente-. Eso es lo que quería escuchar –dijo él con una sonrisa en su rostro.
-¿Cómo Jack pudo hacernos esto? Tan solo hace unas horas... –guardó silencio.
-¿Hace unas horas? –Quiso saber Justin.
“Me había besado”, se dijo ____ en su cabeza, pero temía a la reacción de Justin ante su confesión.
-Debemos salir de aquí –respondió, cambiando de tema.
-¿Alguna idea? –se removió en su lugar haciendo tintinear las cadenas.
Ella miró el suelo intentando formar un plan, hasta que aquel fantástico recuerdo volvió a su mente.
-Mis poderes
Como lo hizo la primera vez, cerró los ojos y se concentró en sus manos. Sintió el cosquilleo nuevamente, pero esta vez fue más intenso, e incluso más frío. Abrió los ojos nuevamente para ver sus muñecas, pero nada había cambiado.
-¿Cuándo aprendiste eso? –le preguntó Justin. La miraba fijamente y con severidad.
-Jack me lo enseñó
Él suspiró bajando la cabeza.
-Supongo que ya no hay nada que pueda hacer.
-¿Por qué me lo ocultabas?
-No quiero meterte en toda esta mierda. Este bosque es peligroso, los enemigos pueden pensar que tus poderes son una amenaza. Sólo quería mantenerte lo más alejada posible de nosotros. Los monstruos.
-Mi mamá era hechicera, ¿lo sabías?
-Sí –asintió con un movimiento de cabeza-, ella usaba sus poderes para el bien, sanando a todos los enfermos en el bosque.
-¿Cómo es que nunca había notado mis poderes? –Continuó con el interrogatorio.
-Tus poderes solo sirven en el bosque. Una vez fuera, te conviertes en la chica ordinaria de siempre.
-Oye, gracias –exclamó, irónica.
-Perdón: La misma chica ordinaria de siempre que logra hacerme perder la cordura.
-Así está mejor –sonrió victoriosa.
-Tenemos que salir de aquí, ¿lo olvidas?
-Claro que no, sólo he pensado en eso  desde que desperté –respondió, obvia-, ¿No se supone que tienes una fuerza vampírica? ¿Por qué no rompes las cadenas?
-Están benditas. Según la leyenda, los vampiros somos descendientes de los demonios.
-Tendremos que buscar otra manera
Entre los dos, buscaron cientos de maneras de soltar las ataduras, pero era imposible. Poco a poco el cansancio les fue ganando hasta caer un profundo sueño.  
 
-Oye, perra, despierta –escuchó la voz de Trevor. De golpe, abrió los ojos y miró a todos lados. Ya había amanecido. Seguía en el suelo atada a las cadenas-. Hoy iremos a Monte Cascada y nos designarás el poder a El Clan de los  Lobos. Y te tengo una buena noticia. Como te has portado tan bien, dejaremos que tu novio vaya.
El señor se levantó y hacia Justin. Una vez que estuvo junto a él, levantó su mano y lo golpeó en el estómago sacándole el aire. Así fue cómo se despertó.
-¡No! –Chilló ____.
-Cállate –le ordenó Trevor. Depositó una patada en su mejilla.
Justin no pudo protestar porque le faltaba el aire, pero se movió en su lugar intentando soltarse. Juró que cuando estuviera libre de esas cadenas mataría a Trevor con sus propias manos.
-Si te sigues comportando así, me temo que tendrás que despedirte de tu noviecito –advirtió el hombre, burlón.
-Maldito –suspiró Justin.
Cuatro hombres entraron a la habitación. Dos sujetaron a ____ y los otros a Justin. Soltaron las cadenas que los mantenían sujetos a la pared, pero mantuvieron las de sus manos y tobillos. Los arrastraron fuera de la casa. Ella no protestaba, aunque Justin no se rendiría tan fácilmente. Luchaba contra ellos retorciéndose como un pez fuera del agua.
-¡Deja de moverte, maldición! –Gritó uno de los hombres que lo sujetaban.
-¿Qué pasa? –Preguntó Trevor, caminado hacia ellos-, ¿acaso está dando problemas? Creo que me puedo encargar de esto
____ giró la cabeza para ver lo que sucedía a sus espaldas. Miró a Trevor sacar una cuchilla. Abrió los ojos como platos y su corazón se aceleró, su rostro palideció inmediatamente.
-Jack –llamó Trevor. Él apareció algunos instantes después-, encárgate de él, ¿quieres? –Le extendió la cuchilla.
avatar


Ver perfil de usuario http://www.wattpad.com/user/MariGuell

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 21 | El Regreso de los Vampiros del Norte

Mensaje por Mariana Güell el Miér 28 Ene 2015, 2:13 pm

Jack se posicionó al frente de Justin, quien tenía los ojos cerrados, esperando a que el chico acabara con su vida. Jack presionó el filo contra su cuello.
-¡¿Qué?! –Exclamó ____-, ¡No! Jack, por favor no lo hagas. ¡Es tu hermano!
Uno de los hombres lobo que la sujetaba la golpeó en la mejilla que anteriormente había sufrido la patada de Trevor, por lo tanto, el dolor fue el doble. Jack se giró rápidamente y antes de que alguien pudiera reaccionar, lanzó la cuchilla en dirección al hombre que recién la había golpeado. Todos se quedaron estáticos en su lugar. La cuchilla había perforado el pecho del señor e inmediatamente cayó al suelo. La mirada de Jack tenía un odio profundo mirando en dirección al recién fallecido. Pronto decenas de hombres empezaron a aparecer, formando un círculo a su alrededor. Jack se giró hacia su hermano y con sus garras destrozó la cadena que sujetaba sus muñecas. Hizo lo mismo con las cadenas de sus pies.
-Intenta sacar a ____ de aquí –le indicó, antes de convertirse en lobo y atacar a todos los demás que intentaban detenerlo.
Justin tardó un poco en reaccionar, pero finalmente despertó y corrió hacia ____. Sus colmillos aparecieron y pudo sentir la fuerza y la adrenalina volver a él. Empujó a los dos hombres lejos de ella y la tomó entre sus brazos.
-Jack… -susurró.
-Yo tampoco entiendo lo que está sucediendo. Lo importante es salir de aquí.
Dio una vuelta entera sobre su propio eje y se encontró atrapado entre siete lobos. No tenía escapatoria. Pero en eso aparecieron cientos de chicos que empezaron a atacar a los lobos con sus colmillos. Un lobo intentó abalanzarse hacia ellos, pero una chica fue más rápida e hizo que cayera hacia un costado.
-Los Vampiros del Norte hemos vuelto –les dijo a ambos, sonriente, antes de atacar nuevamente al lobo.
avatar


Ver perfil de usuario http://www.wattpad.com/user/MariGuell

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 22 | Odio

Mensaje por Mariana Güell el Miér 28 Ene 2015, 2:14 pm

En pocos minutos, Los Vampiros del Norte habían acabado con los lobos. Los sobrevivientes huyeron entre los árboles, demostrando que se rendían.
Justin había intentado huir durante toda la batalla, pero eran tantos lobos y vampiros peleando que era imposible encontrar una salida que no fuera tan peligrosa. Una vez que todo había acabado, Los Vampiros del Norte se acercaron a Justin y a ____ preguntando si estaban bien, a lo que ellos respondían que sí. Para ____ era la primera vez que veía chicas en el bosque, y en su interior agradeció eso. Jack apareció entre la multitud, mirando a ____. Cuando estuvo lo suficientemente cerca, la tomó de las manos con delicadeza.
-¿Podemos hablar? –Le preguntó con una dulce voz.
-No puede –respondió Justin antes que ella. En un parpadeo, escondió a ____ detrás de su espalda.
-Lo siento, pero no te pregunté a ti.
-¿Por qué mejor no te largas con los demás canes? Eres un maldito traidor –dijo, entre dientes.
-Por eso quiero hablar con ____.
-¡La lastimaron por tu culpa! –Lo tomó de la camisa.
-¡Maldición! ¡Sólo quiero hablar con ella! ¡No eres su puto dueño como para impedírmelo!
Justin le dio un puño en la cara haciendo que Jack perdiera el equilibrio. Bajó la mirada apretando la mandíbula y respirando pesadamente. Aún tenía los puños cerrados provocando que sus nudillos se blanquearan.
-¿Qué está mal con ustedes dos? –Gritó ____ mirando a ambos hermanos.
-Justin –llamó Jack, ignorándola.
En cuanto el otro se giró, Jack saltó sobre él golpeándolo en la cara. Ambos luchaban en el suelo mientras ____ les gritaba que se detuvieran. Los demás vampiros intentaron intervenir alejándolos entre los dos. ____ no podía ver la escena porque todos formaban una barrera alrededor de los chicos. Una vez que los lograron separar, ____ pudo ver las caras golpeadas y arañadas de ambos. Justin limpió un poco de sangre que salía de su labio antes de hablar.
-Te odio –murmuró, mirando asesinamente a Jack.
avatar


Ver perfil de usuario http://www.wattpad.com/user/MariGuell

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 23 | Rebeldía

Mensaje por Mariana Güell el Miér 28 Ene 2015, 2:15 pm

Justin se giró hacia ____ y la tomó de la mano.
-Vamos, volveremos a la casa. -Caminó entre la gente saliendo del lugar, pero cuando sintió que la mano de ____ ya no sujetaba la suya, se giró-. ¿Qué sucede? -Ella solo lo miraba, sin articular palabra. Su rostro no tenía expresión alguna-. ____, vamos.
-No quiero ir contigo, Justin –respondió, finalmente.
-¿Qué?
Ella no dijo nada más. Sólo abrazó a Jack de un costado.
-Dije que no quiero ir contigo.
-¿Te vas a quedar con él? Nena, creo que no te has dado cuenta, pero pudiste haber muerto por su culpa.
-No me importa. Aunque haya querido matarme, tiene más corazón y sentimientos que tú. ¿Cómo te atreves a decirle a tu hermano que lo odias?
-Abre los ojos, _______, ¿tienes idea de la estupidez que estás haciendo?
-Sería aún más estúpido si me fuera contigo.
-Piénsalo bien. ¿Te irás con Jack o conmigo?
Ella no le respondió. Su acción fue suficiente: abrazó con más fuerza a Jack y recostó su cabeza contra su pecho. Justin suspiró pesadamente relajando sus músculos.
-Bien. Tú decisión. Espero que él te cuide tan bien como yo lo hago. Pero escúchame bien, Jack. Si algo le llega a suceder, nunca te lo perdonaré. Jamás –se giró y siguió caminando hasta desaparecer por el bosque .
avatar


Ver perfil de usuario http://www.wattpad.com/user/MariGuell

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 24 | El Querido Traidor

Mensaje por Mariana Güell el Miér 28 Ene 2015, 2:16 pm

Habían caminado por un par de de horas o más. Ya eran las ocho de la mañana. Recién habían llegado a la casa de Jack. Era más bien parecida a un pequeño apartamento en el que suelen vivir los universitarios una vez que se van de casa. A ____ le pareció bastante acogedor.
-¿Cómo es que los humanos no ven esto? –Preguntó ella, mirando desde afuera la pequeña casita-, hablo de que, un helicóptero debió de haber visto todas las construcciones desde hace mucho tiempo.
-Las criaturas del bosque tenemos un trato con las brujas. Todos los años bisiestos, los veintinueves de febrero, vuelan sobre sus escobas lanzando un hechizo sobre todos. Es como si nos volviéramos invisibles a los humanos en el bosque.
-Y yo los puedo ver por ser hija de una hechicera –se aclaró a sí misma
-Exacto –asintió con la cabeza.
Se sentaron sobre el sofá rojo sin decir nada más. ____ recogió sus piernas llevando su mano sobre las rodillas. Largos minutos de silencio pasaron hasta que Jack hizo la pregunta que se había hecho durante todo el camino
-¿Por qué? -Ella lo miró con el ceño fruncido sin entender a lo que se refería.
-¿De qué hablas?
-¿Por qué me elegiste a mí y no a él? Creí que sentías algo por Justin.
-Así era –bajó la mirada, sin poder verlo a los ojos-, pero cuando lo escuché decir “te odio”… -suspiró guardándose las ganas de llorar-, abrí los ojos. Me di cuenta de que es una persona que no sabe apreciar lo que tiene. –Él pensó todo lo que ella había dicho por unos instantes.
-Ven aquí –la invitó extendiendo los brazos, ella aceptó su gesto con gusto y se quedaron abrazados por largo tiempo.
-¿Jack? –Preguntó, con voz adormilada.
-¿Mmm?
-Cuando me besaste, ¿solo fingías?
Al no obtener respuesta, levantó la cabeza para mirarlo, fue entonces cuando se dio cuenta de que ya se había dormido. Ella no tardó en seguirle el paso.
Jack lentamente abrió un ojo. La observó detenidamente. Con una mano empezó a acariciarle el cabello.
-No, ____. No estaba fingiendo –le susurró al oído.
avatar


Ver perfil de usuario http://www.wattpad.com/user/MariGuell

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 25 | Zombis

Mensaje por Mariana Güell el Miér 28 Ene 2015, 2:17 pm

Después de haber amenazado a Jack, caminó de vuelta a la casa en donde aguardaba Jake. Estaba muy frustrado pensando que la había perdido, después de todo lo que había hecho por ella, lo arruinó usando dos palabras: Te odio. Y ni siquiera iban dirigidas a ella.
 
-¿Es en serio, hermano? –Le preguntó Jake, cuando Justin terminó de contarle su historia.
-¿De qué hablas? –Respondió con otra pregunta, sin prestarle mucha importancia.
-¿Vas a dejarla ir tan fácilmente? Después de todo lo que han pasado en estos pocos días, ¿piensas cederle la victoria a lo que consideras tu enemigo?
-Fue su decisión –elevó el tono de voz-, no la mía. Que haga lo que quiera con su puta vida. Ya no me importa.
-Si no te importa, ¿por qué te molesta que se haya ido con él? Pero descuida, ún tienes tiempo para remendarlo todo -se colocó su chaqueta.
-¿Qué estás haciendo?
-Vamos a ir a buscar a ____.
-¿Qué parte de "ya no quiero saber nada sobre ella" no entendiste?
-La parte en la que mientes y dices esa frase sintiéndote como el mayor perdedor del mundo. Ahora muévete.
Tuvieron una discusión de cinco minutos en la que Jake lo convenció de ir. Caminaron por el bosque suponiendo que estaría en el pequeño apartamento de Jack.
-Repasemos lo que vas a decir -habló Jake-, no quiero que la vuelvas a cagar.
-¡¿Quieres callarte?! En primer lugar me obligaste a disculparme...
-Justin, silencio -interrumpió.
-¿Silencio? ¡No me digas que me calle! ¡Sabes que tengo la razón y por eso…!
-¡Es en serio!
Al escuchar la preocupación de Jake guardó silencio. Debía ser algo bastante malo.
Ambos escucharon atentamente. Varia risas macabras se oían a lo lejos. A Justin se le erizó la piel inmediatamente las escuchó. Miró el suelo y sus alrededores y se sorprendió al darse cuenta en dónde se encontraba. Estaba tan furioso que no se dio cuenta que había ingresado al cementerio del bosque.
-No tenemos salida –reprochó Jake-, Estos malditos zombis son demasiado astutos.
El viento sopló fuertemente azotando los árboles y arbustos. Las risas se acercaban junto con el sonido de los pasos.
-Muévete –ordenó Justin-, ¡corre!
Los dos corrieron en la misma dirección sin saber específicamente a dónde se dirigían. Lo importante era salir de ahí. Su huída tuvo éxito apenas unos pocos metros, porque antes de que pudieran continuar, un zombi apareció de entre un árbol e intentó atacar a Justin. Fue suerte que Jake con un rápido movimiento lo apartara.
-Gracias. –Se levantó del suelo y siguieron corriendo.
Una barrera de zombis los detuvo. Intentaron correr hacia el otro lado pero más de ellos les obstruyeron el paso.
avatar


Ver perfil de usuario http://www.wattpad.com/user/MariGuell

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 26 | De Vampiro a Zombi

Mensaje por Mariana Güell el Miér 28 Ene 2015, 2:18 pm

-¿Ahora qué? -Exclamó Jake, mientras ambos se cuidaban la espalda mutuamente.
-Creo que sólo hay una salida -fue la respuesta de Justin.
El castaño sacó a relucir sus blanquecinos colmillos y empezó a luchar contra los muertos vivientes. Les proporcionaba patadas y golpes. Jake lo siguió ayudándolo con su trabajo de deshacerse de ellos.
Los zombis no son como los representan en las películas. Son mucho más inteligentes. En vez de gruñidos, generan risas aterradoras que asustan hasta el más valiente hombre lobo. Su misión no es encontrar algo para devorarlo. Solo quieren hacer más grande la "familia". Una mordida, incluso un rasguño, si no es tratado correctamente, en veinticuatro horas puedes ser convertido en uno de ellos.
-¡Mocoso, insolente! -gruñó uno, al ser empujado por Justin-, Sabemos en dónde está la chica.
-¡A ella no la toquen! -Pateó la cabeza del zombi, provocando que volara por los aires.
Largos minutos intentando salir de la manada de caminantes. Justin no se rendía. Pensar que podrían hacerle daño a ____ lo hacía enfurecer. Quería estar junto a ella. Sentir que estaba segura entre sus brazos.
La cantidad de zombis se reducía cada segundo que pasaban. Por ahora los hermanos llevaban ventaja; fue entonces cuando creyeron oportuno escapar. Corrieron entre las asquerosas criaturas esquivando una a una, pero el pie de Justin se atoró en una rama y retuvo su escapatoria. Logró liberar su pie pero antes de continuar su camino, un zombi alzó su mano alcanzando la pierna del castaño rompiendo una parte del pantalón y arañando su carne.
Ahora Justin estaba infectado y si no trataban rápido la herida, se convertiría en un caminante.
avatar


Ver perfil de usuario http://www.wattpad.com/user/MariGuell

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 27 | Te Quiero

Mensaje por Mariana Güell el Miér 28 Ene 2015, 2:19 pm

-¡Justin! –Gritó Jake. Se giró hacia él y lo levantó del suelo llevándoselo velozmente al lugar más seguro que encontrara.
 
Era medianoche cuando Jack escuchó a alguien tocando la puerta. Se sobresaltó un poco provocando que ____ también despertara.
-¿Jack? ¿Qué sucede? –Preguntó, con angustia.
-Alguien toca la puerta –susurró.
Con delicadeza apartó a la chica y se levantó del sofá.
-Quédate detrás de mí. Puede ser un hombre lobo.
Ella asintió y se aferró a su espalda. Lo siguió hasta la puerta. Su estómago se contrajo cuando vio a Jack colocar su mano sobre el picaporte. Se apegó más a él escondiendo su cuerpo. Jack giró la mano abriendo la puerta. Justin y Jake aparecieron ante sus ojos. Y Justin no tenía buen aspecto.
-Necesito ayuda –dijo Jake, con ojos suplicantes mientras sujetaba a su hermano.
-Justin –____ exclamó, en un susurro.
Jack sin decir nada lo llevó al interior de la casa y dejó que se acostara sobre el sofá. Cerró la puerta con seguro y se giró hacia sus dos hermanos.
-¿Qué sucedió? –Preguntó Jack.
-Un zombi. Alcanzó a arañarle la pierna.
-¡¿Qué?! ¿Cómo? –El sobresalto de Jack hizo que ____ se preocupara. Si Jack reaccionaba así por alguien que odiaba, significa que era algo verdaderamente malo.
-Nos adentramos en el cementerio sin darnos cuenta.
-Necesita una poción –se dijo Jack a sí mismo-. El único hechicero está a seis kilómetros de aquí. Tendremos que ir ya.
-¿A media noche? –Frunció el seño.
-Tienes razón. Mejor dejamos que se convierta en una criatura asquerosa e intente atacarnos a los tres –Respondió, frío, encogiéndose de hombros.
-Iré contigo –se retractó Jake.
-¿Justin morirá? –Preguntó ____, hablando por primera vez.
-No si reaccionamos rápido. Jake y yo iremos por el antídoto. Princesa, quédate aquí y cuida de él.
Ella miró al inconsciente indecisa. Hace unas pocas horas le había dado la espalda y ahora debía cuidar de él para salvarle la vida. Luego pensó que se la debía. ¿Cuántas veces lo había hecho él por ella? 
-Lo haré –asintió con la cabeza, volviendo la vista hacia ellos-, vayan ustedes y hagan lo necesario para salvarlo.
Ellos se giraron preparándose para partir. Sabían que no era muy inteligente salir por el bosque en la noche, pero lo harían por su hermano. Incluso Jack.
-Cuídense, por favor –pidió ella.
-Descuida. Volveremos pronto. –Jack la besó en la mejilla.
Una vez sola, se acercó a Justin y lo miró detenidamente.
-Lo siento, Justin –le dijo al chico que creía inconsciente-. Esto es mi culpa. Ese rasguño debía ser mío, no tuyo.
Se agachó junto al sofá y le sujetó la mano.
-No hubiera permitido que te tocaran –murmuró, casi inaudible.
-¿Por qué después de haberte despreciado, aún piensas en salvarme?
-Porque te quiero, muñeca
avatar


Ver perfil de usuario http://www.wattpad.com/user/MariGuell

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 28 | Bebe mi Sangre

Mensaje por Mariana Güell el Miér 28 Ene 2015, 2:23 pm

A ____ le sorprendió que respondiera con tanta naturalidad. Notaba la sinceridad en sus palabras y la dulzura con la que lo había dicho. Se sintió incómoda por unos instantes, pues no sabía que responder.
Justin jadeó interrumpiendo el silencio. Recostó su cabeza hacia atrás cerrando ligeramente los ojos.
-Justin, ¿qué tienes? –Se acercó a él para mirar con más claridad su pálido rostro.
-Tengo sed –respondió, aún con los ojos cerrados.
-Te traeré un vaso con agua. –Hizo un intento de levantarse, pero la mano de Justin la tomó del brazo rápidamente.
-Nena, soy un vampiro –la hizo entrar en razón, con ternura.
Un escalofrío le recorrió el cuerpo entero. Por primera vez, en los largos días que había pasado con él, sintió miedo. Sintió que podría hacerle daño. Instintivamente cerró los puños intentando contener el nerviosismo.
-No, no, no, muñeca. No me tengas miedo –acarició su brazo delicadamente-. ¿Me crees capaz de hacerte daño?
Ella tardó algunos segundos en responder, pero finalmente su respuesta salió de su corazón:
-Sé que no me harás daño, Justin.
Él le dedico una enternecida sonrisa.
-Ven, acuéstate junto a mí. –Se movió un poco hacia atrás dándole el suficiente espacio para que se acostara.
Ella así lo hizo, y él la abrazó con tanta fuerza, como si pidiera que no se volviera a alejar de él jamás.
-¿____, puedo preguntarte algo? –Susurró a su oído
-Claro
-¿En verdad prefieres a Jack antes que a mí?
-Los quiero a los tres por igual, Justin, sólo… que de distintas maneras.
-¿Por qué quieres a Jack?
-¿Sabes qué es lo que más admiro de Jack? –Alzó la mirada para verlo a los  ojos-, que en todo este tiempo que llevo de conocerlo, y a pesar de saber la triste historia sobre su pasado, jamás lo he escuchado decir que odia a uno de sus hermanos.
Justin suspiró pensando en la verdad de sus palabras. Lo quisiera o no, era su hermano; y por más que lo había intentado, no podría hacer nada para evitarlo.
-¿Y entonces, por qué me quieres a mí? –Preguntó, desanimado.
-Porque eres la única persona a la que le he importado después de que murieron mis padres. Nadie jamás se había preocupado por mí. Ni siquiera mis amigas. -Justin le acarició el brazo y besó su cabeza varias veces-. ¿Aún tienes sed?
-Bastante -respondió, en un agotado murmuro.
Ella levantó su muñeca lentamete sin saber lo que hacía exactamente. La acercó a la boca de Justin.
-Bebe de mí -propuso.
-¿Qué? No -se negó, inmediatamente-, desde hace cinco años bebo de animales que viven en este bosque. Desde entonces no he saboreado ni una gota de sangre humana. No quiero hacerte daño.
-Sé que no lo harás. Confío en ti.
-Pero te va a doler -dijo, inseguro.
-Estáré bien, sólo hazlo -ordenó, acercando más el brazo.
Cerró los ojos para no tener que verlo. Tenía miedo, pero más que nada quería que Justin estuviera bien. Sintió los colmillos hacer presión y romper su piel. ____ se quejó y apretó los ojos con más fuerza. Justin comenzó a succionar, saboreando cada gota de su dulce sangre. Debía detenerse por el bien de los dos, estaba por salirse de control. Se alejó con brusquedad y evitó mirar la sangre que recorría su brazo.
-Hay un venda en el botiquín de emergencias en el baño -avisó él. ____ terminó de rodear su herida con la venda y caminó de vuelta hacia Justin-. ¿Estás bien? ¿Te hice daño?
-Yo estoy bien. ¿Tú cómo te sientes?
-Mucho mejor. Gracias, no debiste hacerlo. Una gota más y me habría vuelto loco.
-Ya te lo dije, Justin. Sé que nunca me harías daño.
Después de veinte minutos hablando mientras se abrazaban, los dos cayeron en un profundo sueño.
 
El sol se coló entre las ventanas. El reloj en la pared marcaba las siete de la mañana. Justin abrió los ojos cuando un frío tacto hizo contacto con la herida en su pierna. Miró hacia abajo y encontró a ____ limpiándola con una toalla mojada.
-¿Te arde? –Le preguntó, suavizando los toques.
-No –respondió, con voz ronca-, ¿dormiste bien?
-Sí, ¿tú?
-Junto a ti, mejor que nunca –le guiñó el ojo. Ella respondió simplemente con una tímida sonrisa.
avatar


Ver perfil de usuario http://www.wattpad.com/user/MariGuell

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 29 | Silueta

Mensaje por Mariana Güell el Miér 28 Ene 2015, 2:24 pm

La puerta empezó abrirse. ____ se alarmó, pero la cálida mano de Justin sujetó la de ella.
-Son mis hermanos.                
Jack y Jake aparecieron tras la puerta con una pequeña botella de cristal en sus manos.
-¿Cómo supiste? –Le preguntó ____, sorprendida.
-Los escuché. –Mostró sus colmillos dándole a entender el motivo de su agudizado oído.
____ se puso de pie y caminó velozmente hacia ellos.
-Lo consiguieron –suspiró al mirar la botella con el líquido púrpura.
-No fue tan fácil –habló Jake-. Nos topamos con una Vampira del Sur en el camino. Nos advirtió que intentarían raptarte en cuanto te encontraran sola.
Antes de que ella pudiera decir algo, Jack agregó:
-Sabes que no dejaremos que eso pase.
“Tú fuiste el que me guío hacia El Clan de los Lobos”, pensó decir, pero se arrepintió, pues sabía que Jack no lo había hecho por su voluntad.
Jake caminó hacia Justin y se encargó de que bebiera hasta la última gota del antídoto.
-Listo. En menos de una hora hará efecto.
-¿Cuánto nos falta para llegar? –Preguntó ____.
-Si partimos hoy en la tarde, posiblemente lleguemos mañana antes de que se ponga el sol. –Jack respondió su pregunta dándole la espalda mientras preparaba algo en la cocina.
-¿Y todo acabará? –No se podía ignorar la tristeza en su voz-. ¿Ya… no los volveré a ver?
Los tres detuvieron lo que estaban haciendo para mirarse entre ellos.
Justin le dedicó una amarga mirada a sus hermanos ignorando a la chica. Luego sólo decidió entretenerse con sus manos. Jack continuó mirando por la ventana.
-Claro –murmuró ella finalmente, agachando la cabeza-, supongo que eso responde mi pregunta.
Justin se levantó del sofá con la velocidad de un vampiro y salió de la casa sin ni siquiera cerrar la puerta.
-¿Justin? –corrió hasta la puerta.
Miró hacia el horizonte cubierto de nieve. Cuando vio la silueta del chico, trotó hacia él y lo sujetó del brazo.
-Justin, ¿qué sucedió?
Él se giró. Fue entonces cuando se dio cuenta de que el chico que sujetaba no era Justin.
avatar


Ver perfil de usuario http://www.wattpad.com/user/MariGuell

Volver arriba Ir abajo

Re: Una Profecía | Justin Bieber y tú

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.