O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» tropical night.
Hoy a las 10:42 am por changkyun.

» Hope Of Morning
Hoy a las 10:13 am por Saeran

» trust the unknown
Hoy a las 10:10 am por chihiro

» Who is Andrea?
Hoy a las 10:06 am por Saeran

» Crazy thoughts of a sinister mind
Hoy a las 9:41 am por Andy Belmar.

» Palabras de estación.(Pvt.)
Hoy a las 9:39 am por Someone

» the code; audiciones abiertas
Hoy a las 9:37 am por Andy Belmar.

» Proyecto muggle (Inscripciones abiertas)
Hoy a las 9:18 am por CNCOwner.

» Happy hunger games! And may the odds be ever in your favor
Hoy a las 9:18 am por CNCOwner.

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

Una Profecía | Justin Bieber y tú

Página 5 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Capítulo 60 | Débil

Mensaje por Mariana Güell el Miér 28 Ene 2015, 4:37 pm

-Justin… creo que ya es suficiente –murmuró, aún con los ojos cerrados.
Se apartó con brusquedad de ella. Si no lo hubiera hecho en ese preciso instante, jamás habría podido detenerse. Respiró pesadamente y ____ observó cómo algunas gotas de sangre se resbalaban por las comisuras de sus labios. Él las limpió con el dorso de su mano.
-¿Estás bien? –Preguntó Justin, mientras se quitaba la chaqueta, el suéter y dejaba al descubierto su camisa. Rasgó una parte de ésta y le rodeó el cuello a ella para cubrir la herida.
-Yo estoy bien, ¿tú?
-Mucho mejor. Gracias, preciosa. –Besó su mejilla-. ____, por poco pierdo el control.
-Pero no lo hiciste. –Peinó suavemente el castaño cabello de Justin-. Estoy orgullosa de ti.
-¿Qué hay de ti? ¿Cómo te sientes después de…? –Miró los cuerpos inconscientes a su alrededor-, eso…
-Estoy bien, no te preocupes –mintió-, tenemos que seguir.
Volvieron a retomar el camino, esta vez no corrían, pero avanzaban rápido. ____ no sabía de dónde sacaba la energía para dar un paso delante del otro.
La nieve caía con más brusquedad sobre ellos y el viento los hacía estremecerse. Apenas podían distinguir el camino que se revelaba ante ellos a dos metros de distancia, después de esa distancia, todo era una masa blanca.
Muchos aullidos se escuchaban a lo lejos. Justin buscó la fuente a su alrededor, entre cerrando los ojos para que la molesta nieve no entrara en ellos. No encontró nada. Luego escucharon gritos de guerra. Ambos chicos miraron hacia abajo, donde miles de vampiros y lobos corrían hacia Monte Cascada.
-Corre –dijo Justin-, ¡Corre! ¡Ahí vienen!
____ logró reaccionar y fue detrás de él. El aire le faltaba, pero la adrenalina le ayudaba a seguir avanzando. La nieve chocaba con fuerza contra sus rostros, y de vez en cuando se detenían para analizar el camino.
-¡Justin! –Escuchó gritar a ____. Observó a los vampiros que los perseguían, a tan solo unos pocos metros detrás de ellos. ____ se acercó a la pared de piedra y jaló una roca con fuerza. El suelo empezó a temblar y crujir-. ¡Corre, Justin!
Se alejaron tanto como pudieron, cuando voltearon, enormes rocas obstruían el camino, reteniendo a sus enemigos.
-¿Preciosa, estás bien? -____ cayó de rodillas al suelo.
-Justin, no puedo seguir –dijo entre pesados respiros-, no puedo dar ni un paso más.
avatar


Ver perfil de usuario http://www.wattpad.com/user/MariGuell

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 61 | Te Amo

Mensaje por Mariana Güell el Miér 28 Ene 2015, 4:39 pm

Justin se agachó a su altura para verla mejor.
-Sí puedes, bebé –la animó-, estamos a pocos metros.
-En serio, mi cuerpo no me lo permite. Supongo que todos esos vampiros y hombres lobos tenían razón: no era digna de cumplir la profecía. Incluso el Espíritu Traicionero lo sabía y Michael.
-¿Entonces eso es todo? ¿Te rindes así? ¿Después de todo lo que hemos vivido? Esa no es la _______ de la que me enamoré. –Se puso de pie y cruzó sus brazos.
-¿Estás… enamorado de mí? –Levantó la mirada hacia él.
-Sé que parece una locura –se sentó a su lado-, un sentimiento muy fuerte a pesar de que me conociste hace una semana, pero yo sabía la profecía desde que era un bebé. Siempre le pedía a mi madre que me contara la historia antes de dormir. Hace un mes atrás papá me advirtió que la profecía se acercaba y sentí la necesidad de velar porque se cumpliera. ____, te llevo observando desde hace un mes. Siguiendo cada uno de tus pasos, asegurándome de que nadie te hiciera daño.
-¿Me espiabas? –Preguntó, con sorpresa.
-Ya sé, suena demasiado acosador, por eso no te lo había dicho. Temía que fueras a pensar que era un loco.
-De hecho lo eres –rió.
-Este loco ha mantenido tu trasero a salvo, así que deberías agradecérmelo.
-Gracias, Justin. Por todo. Por salvarme la vida innumerables veces, por hacerme vivir la mayor aventura de toda mi existencia y por enseñarme a amar de nuevo.
Enseñarme a amar de nuevo.
Enseñarme a amar de nuevo.
Enseñarme a amar de nuevo.
Esas palabras retumbaron es su cabeza una y otra vez. Ella acababa de decir que lo amaba y su corazón revoloteó como si fuera un niño de nuevo. Inmediatamente reaccionó, la besó. Un beso salvaje y lleno de necesidad, sabiendo que sería su último beso. Mientras sus lenguas luchaban entre ellas, lágrimas cayeron por las mejillas del castaño. ____ estaba tan cerca y tan lejos al mismo tiempo. No quería perderla. Si ella moría, no le quedaría nada. Volvería a su vida aburrida, en donde lo único productivo que haría sería cazar para alimentarse.
____ le despeinaba el cabello mientras él la tomaba de la nuca para acercarla tanto como pudiera. Justin cortó el beso depositando un último en su mejilla.
-¿Justin, qué tienes? –Lo miró con preocupación-, ¿por qué lloras?
-Te amo, ______ -respondió en cambio-, te amo como nunca he amado a alguien.
 
Ahora pueden seguirme en mi nueva cuenta de Twitter, donde digo curiosidades y secretos sobre Una Profecía. También pueden hacerme cualquier pregunta. El link está en mi perfil, las sigo de vuelta ;)
avatar


Ver perfil de usuario http://www.wattpad.com/user/MariGuell

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 62 | La Profecía

Mensaje por Mariana Güell el Miér 28 Ene 2015, 4:40 pm

-¿Seguro que estás bien? –Volvió a preguntar ella.
Las rocas que habían caído para obstruir el paso de los otros vampiros empezaron a deslizarse, cayendo colina abajo. Justin pasó sus brazos debajo de las axilas de ____ para levantarla. La alejó, en un intento de protegerla. El paso se abrió y distinguieron un par de personas entre el polvo y la nieve.
-¡Justin, Jack, ____!
-¿Papá? –Habló Justin.
Las personas caminaron más y ante ellos aparecieron Jake y Franklin.
-¡Jake! ¡Frank! –____ gritó e intentó avanzar hacia ellos, pero su cuerpo no aguantó el peso y cayó al suelo.
Los tres hombres corrieron hacia ella para levantarla.
-¿Qué le sucede? –Le preguntó Jake a Justin.
-Mató a diez vampiros del sur. Usando sus poderes –explicó el castaño, negando con la cabeza.
-¿Poderes? –Interfirió Franklin-, ¿eso es posible?
-Lo descubrimos apenas ayer –dijo ____. Tomó un largo suspiro.
-¿En dónde está Jack? –Volvió a hablar Franklin. ____ y Justin se miraron y bajaron la mirada, sin saber cómo responder su pregunta-. ¿Justin, en dónde está Jack?
-Brad… –La voz de ____ se cortó.
Ella vio cómo los ojos de Frank brillaron y las lágrimas amenazaron con salir. Apretó los ojos, apartándolas. Jake respiraba con dificultad. 
-Escuchen –dijo Justin-, entiendo lo difícil que es, pero ahora tenemos que encargarnos de que ____ llegue con vida a la cima. 
-De acuerdo –Franklin recobró la compostura-, Justin, llévala a Lavanda. Jake y yo nos ocupamos de retener a los demás. –Ambos se alejaron.
-Vamos, princesa. Ya estamos cerca –la alzó entre sus brazos y trotó por el camino.
-¿Cómo voy a saber qué hacer cuando esté frente a Lavanda?
-Lo sabrás. Sólo tienes que confiar en ti misma.
Algo jaló la camisa de Justin desde la espalda e hizo que cayera al suelo. ____ se giró hacia el chico, quien era arrastrado por un lobo.
-¡Justin!
-____, corre. ¡Corre!
Con dificultad caminó rápidamente, pero los pulmones le fallaban y no podía avanzar más de diez metros sin tener que detenerse a respirar.
Vio un brillo a unos metros de ella, sobre una roca. Era dorado y sobresalía entre la nieve.
-Lavanda –susurró para sí misma.
Cuando estuvo a tan sólo tres metros, alguien la empujó por un costado y cayó casi a la orilla del camino. Abrió los ojos con dificultad.
-Es una lástima –escuchó la voz de Trevor, el líder de El Clan de los Lobos-, tan cerca de llegar y mueres a unos metros de tu objetivo. Intenté darte una oportunidad, _______ VanGlodius. La oportunidad de concedernos el poder a los lobos y seguir con vida, pero la desaprovechaste. Y tus amiguitos, los vampiros del norte, acabaron con casi la mitad de mi gente. -Todo a su alrededor era borroso y escuchaba la voz de Trevor como un eco-. Te diré algo, aún tengo una propuesta para ti: haz que la profecía la ganen los lobos y mientras estemos dominando el mundo, no dañaremos a tu novio ni a su familia. Mira, te ayudo a llegar a Lavanda. –La tomó del cabello y arrastró por las rocas. Raspó sus brazos y piernas, sus ropas se desgarraron-. Bien, adelante. Sólo tienes que tomarlo. -Con la mano temblorosa tomó el collar. Parecía pesar más que su brazo-. ¡¿Qué estás esperando?! ¡Hazlo ya!
Sin saber por qué, esas palabras le hicieron recordar lo sucedido una media hora atrás:
-Todas las criaturas del bosque deben estar aquí –susurró Justin-, no te apartes de mí. Y cualquier cosa –sacó el cuchillo de su bolsillo-, úsalo sin importar qué pase.
____ asintió y tomó el arma, ocultándola en su bota.
Deslizó una mano lentamente por su pantalón hasta llegar a su bota. Sintió el mango del cuchillo en su mano y lo rodeó con los dedos. En un rápido movimiento lo sacó y lo enterró en el pecho de Trevor. Tembló con brusquedad mientras miraba el cuerpo del hombre caer. Lo había matado. La sangre de una persona teñía sus manos. Un sollozo escapó de su garganta. Tenía unas horribles ganas de llorar, tanto que sus ojos ardían.
Olvidó el dolor terrible en su pecho cuando escuchó gritos acercándose, las garras chocar contra el suelo. Lobos y vampiros corrían hacia ella.  A como pudo, tomó de nuevo el collar y cayó al suelo con él en la mano. En lo que parecía años, lo elevó lentamente hasta que rodeó su cuello. El tiempo se detuvo. Todos a su alrededor se congelaron y ya no se sentía débil. Se puso de pie y dio una vuelta para analizar el paisaje. La nieve desafiaba la ley de la gravedad al no tocar el suelo.
Pensó por qué estaba ahí. Cuál era su misión. No quería que los lobos dominaran el mundo, los vampiros del sur crearían la peor catástrofe de la historia. Quería que el mundo estuviera a salvo, sin guerras con criaturas ficticias.
De pronto sus pies dejaron de tocar el suelo y miró cómo se elevaba. Una luz rodeó su cuerpo y el tiempo volvió a avanzar. Después la luz se expandió en un estallido y ____ cerró sus ojos.
avatar


Ver perfil de usuario http://www.wattpad.com/user/MariGuell

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 63 | Final

Mensaje por Mariana Güell el Miér 28 Ene 2015, 4:41 pm

Justin estaba por matar otro vampiro del sur cuando vio la luz dorada pasó sobre ellos. Dirigió su mirada a la cima de Monte Cascada. ____ flotaba en el aire hasta que su cuerpo cayó al suelo y con ella, su mundo.
-¡____! –Apareció a su lado. Levantó su cabeza delicadamente, buscando pruebas de que aún vivía. Posó la mano sobre su pecho, pero su corazón no latía-. ¿____? ¿Bebé? Por favor no te vayas. –La abrazó con fuerza y escondió el rostro en su cabello, llorando amargamente-. No me dejes, bebé, no me dejes.
Gritó con todo lo que le permitían sus pulmones, en un intento de sacar todo el dolor, pero fue en vano. Cada golpe que recibió de parte de un vampiro, cada mordida de lobo… todo el dolor acumulado que había sentido durante la semana, no se podía comparar con lo que sentía en ese momento. 
-Por favor, no… -se derrumbó con ella aún en sus brazos-, te amo –susurró-, ¡¿No lo entiendes?! ¡TE AMO! ¡NO PUEDES IRTE! Te necesito, por favor.
Después de una hora de estar llorando mientras abrazaba su cuerpo, Jake se acercó a su hermano.
-Lo lamento, Justin.
-¿Te disculpas conmigo? ¡Fui yo quien la mató! Él tenía razón. Si tan sólo le hubiera enseñado a manejar sus poderes, ella estaría con vida.
-Esto es lo que debía pasar. Es lo que decía la profecía decía. ¿Recuerdas cuando mamá nos contaba la historia?
-Déjame solo… por favor –pidió Justin, sin apartar la vista de ____.
Recordó su rostro cuando dormía. Era el mismo. Deseaba que tan solo estuviera tomando una siesta, un merecido descanso.
 
-Justin –dijo Jake cuando regresó-, Ya han pasado tres horas. Te llevaremos de vuelta al campamento, al igual que el cadáver.
-Es ____ de quien estamos hablando –gruñó, levantándose del suelo y girándose hacia su hermano-. Ella salvó el mundo. Se sacrificó por miles de millones de vidas. ¡Murió para salvar tu trasero! ¡Así que ten un poco de respeto y llámala por su nombre!
-Escucha, estás triste…
-¡¿Triste?! –Interrumpió-, ¡Triste no es nada comparado con lo que siento! ¡Estoy destrozado! Te lo dije, Jake, te dije que no me quería enamorar de ella. ¡Y mírame! ¡Llorando como un maldito bebé porque perdí a alguien que conocí hace apenas una semana!
-¡Lo entiendo! ¿Sí? –Se acercó a menos de medio metros de Justin-, ¡Acabo de enterarme que mi hermano está muerto! ¿Cómo crees que me siento?
-¡¿Alguna vez le dijiste que lo amabas?! ¡Ambos tratamos a Jack como una mierda, y lo sabes! ¡No puedes comparar su pérdida con la de ____! ¡Ella sí fue una verdadera pérdida para el mundo!
-¿Estás escuchando lo que dices? ¿Dices que el que Jack muriera no es importante? ¡¿Qué pasa contigo?! ¡Tienen la misma sangre! ¿Elegirías a una chica que apenas conoces en vez de tu propio hermano?
-Lo siento –se frotó el rostro con ambas manos-, lo siento, ¿sí? Sufrí con la muerte de Jack. Tanto que fui un imbécil con ella –señaló la chica en el suelo.
-Vamos, hermano. Necesitas descansar. Iremos al campamento.
-De acuerdo. –Volvió al lado de ____ y la alzó.
 
Sentado sobre la pequeña cama de la cabaña, miraba fijamente el suelo de madera bajo sus pies, manteniendo su mente en blanco. Cualquier otra cosa la recordaría a ella y sentiría el insoportable dolor en su pecho. Ahora consideraba que debió aprovechar todas las veces que su vida estuvo en peligro. Debió tomar el lugar de Jack y así no estaría sufriendo como lo hacía desde que ella dejó de respirar.
-¿Justin? –Franklin tocó la puerta-, ya es hora.
Maldijo por haber sido interrumpido en su intento de distracción. ¿Cuándo dejaría de sentirse tan miserable? Lo sabía, sabía que ella iba a morir desde que era un niño. Tuvo diecinueve años para prepararse y ahí estaba él. Completamente perdido.
-Vamos, hijo –insistió Frank al ver que Justin no se movía. Se levantó de la cama y caminó hacia la puerta-. Creo que esto es tuyo –le tendió el cuchillo y él lo tomó-, lo encontré enterrado en el pecho de Trevor.
-Gracias –murmuró, sin mirarlo y siguió su camino.
 
La miró a ella acostada en el ataúd, adaptado justamente a la medida, como si se burlaran de él y la caja de madera fuera diseñada hace tiempo para esta misma ocasión. 
Se veía perfecta en ese vestido blanco y cabello arreglado, rodeado de una delgada corona de flores.
Justin caminó hacia el cuerpo de ____ y le acarició la fría y pálida mejilla. Iban a dejarla ahí para quienes quisieran ver a La Chica de la Profecía; después sellarían el ataúd para que nadie pudiera abrirlo, pero se negó a estar presente en ese ritual o si no todos lo verían llorando como una niña.
avatar


Ver perfil de usuario http://www.wattpad.com/user/MariGuell

Volver arriba Ir abajo

Una Profecía | Epílogo

Mensaje por Mariana Güell el Miér 28 Ene 2015, 4:51 pm

Dos semanas después…
Justin cubrió la boca de la mujer para que no escucharan sus gritos en busca de auxilio. Succionó hasta la última gota de sangre que corriera por sus venas, hasta que el cuerpo sin vida cayó al suelo. Era la tercera vez que bebía en la última hora y aún no lograba calmar las ansias. En esas dos semanas había vivido en la ciudad, bebiendo alcohol y buscando nuevas víctimas. Sabía que su vida era un desastre en ese momento, pero ya no tenía nada que perder. Sólo esperaba que algún día la muerte viniera por él. 
-¿Tienes idea de lo decepcionada que ella estaría de ti? –Escuchó la voz de Jake detrás de él.
-¿Cuántas malditas veces te he dicho que no la menciones? –Se giró bruscamente hacia su hermano-, ya deja de joderme la vida, Jake.
-Oh, hermano –rió levemente-, tu vida no podría estar más jodida.
-¿Qué quieres Jake?
-Fui a la cima de Monte Cascada para ver a ____ y en el camino hallé esto –sacó algo de su bolsillo y se lo arrojó a Justin. Lo atajó con una mano y luego se detuvo a observarlo. Era su pulsera.
-Debió caerse de mi bolsillo dos semanas atrás, antes de que se cumpliera la profecía. ¿Qué quieres que haga con esta baratija?
-Lo que te dé la gana. Ella te la obsequió. Es tuya, ¿no?
-No quiero esta porquería. –La arrojó hacia atrás y escuchó cómo caía al suelo-. No quiero nada que venga de _______ VanGlodius. Ella ya no es nada para mí.
-Como quieras –se encogió de hombros-, ya veo lo fácil que fue para ti sustituir a ____ por sangre humana y cerveza. Nos vemos luego, Justin, si es que aún estás con vida para entonces –Jake desapareció de su vista.
Justin suspiró, exasperado y comenzó a caminar fuera del callejón, pero congeló sus pasos y se quedó de pie, luchando consigo mismo. Antes de que pudiera negarse, volvió a donde estaba y tomó la pulsera entre sus dedos; acariciándola delicadamente. Recordó la conexión que los poderes de la pulsera generaba entre ambos.
-¿Qué hay de nuestra conexión? ¿Por qué es más fuerte? –Le preguntó él a ____.
-Porque… eres la persona qué más quiero –murmuró, apenada.
Agitó la cabeza rápidamente para alejar ese pensamiento de su mente. Tardó semana y media apagando el dolor en él y no iba a dejar que volviera a golpearlo. Nunca más. Juró que nunca iba a volver a sentir nada. Amor, tristeza, enojo, felicidad… se deshizo de todas sus emociones.
Caminó entre los árboles hacia Monte Cascada. Dejaría la pulsera sobre el ataúd para no tener que conservarla y luego se alejaría tanto como pudiera de ese bosque lleno de sus recuerdos.
Finalmente llegó a la cima y lo primero que vio, fue el ataúd, pero se sorprendió cuando notó que estaba abierto. Creyó que las brujas se habían encargado de sellarlo para que nadie más pudiera abrirlo. Lentamente caminó hacia ella. No tenía absolutamente nada diferente. A pesar de llevar muerta dos semanas, parecía estar simplemente dormida.
Sacó la pulsera de su bolsillo e, inseguro, tomó su brazo, ajustando la pulsera en su muñeca.
Sintió una extraña sensación que recorrió todo su cuerpo. Un escalofrío entre sus nervios y su visión se nubló por unos segundos. Parpadeó repetidas veces para ver mejor y lo primero que encontró fueron los brillantes ojos de la chica, mirándolo fijamente.
-¿Justin? –Dijo ella.
avatar


Ver perfil de usuario http://www.wattpad.com/user/MariGuell

Volver arriba Ir abajo

¡Gracias!

Mensaje por Mariana Güell el Miér 28 Ene 2015, 5:09 pm

¡Y esa fue Una Profecía!


Ya la tenía terminada en Wattpad así que decidí publicarla aquí. Toda de una vez porque sé lo difícil que es leer en este foro.

En fin, comenten qué les pareció. Recuerden seguirme en Twitter para descubrir cosas nunca antes mencionadas en Una Profecía


¡Gracias por leerla y espero que la hayan disfrutado tanto como yo! Les juro que soy mi propia lectora

 

¡De nuevo muchas gracias por leerla! Y cualquier duda que tengan, mándenme un mensaje privado o escríbanlo como comentario.

avatar


Ver perfil de usuario http://www.wattpad.com/user/MariGuell

Volver arriba Ir abajo

Re: Una Profecía | Justin Bieber y tú

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 5 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.