O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Come Back HS
Hoy a las 6:38 am por Butterfly199225

» «Go back to Uk» [Harry S.]
Hoy a las 6:37 am por Butterfly199225

» dalí escondía un tigre en el baño
Hoy a las 6:16 am por chihiro

» trust the unknown
Hoy a las 6:06 am por chihiro

» Valley of wolves.
Hoy a las 5:58 am por chihiro

» Extrañas criaturas [Resultados
Ayer a las 7:34 pm por WantToWrite11

» Extrañas criaturas - Arco 1. Los renacidos, capítulo 2
Ayer a las 7:33 pm por WantToWrite11

» Survive. (Audiciones abiertas.)
Ayer a las 7:18 pm por shaoi.

» Heroes. (Muro Interactivo)
Ayer a las 4:32 pm por yagmur.

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

The way you love me | audiciones abiertas

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: The way you love me | audiciones abiertas

Mensaje por tango. el Sáb 20 Dic 2014, 9:09 am

Años: 24 Rol: Arquitecto Apodos: Dae.
 
Daevonn Curles

Nombre completo: Daevonn Camille Curles
Descripción física: A pesar de ser pequeña ella es feliz con su metro sesenta. Su cabellera rubia y volátil es muy envidiada por las personas que la rodean. Sus ojos son celestes como el agua de las costas Australianas, sus labios son de un tamaño medio, casi perfecto para la proporción pequeña de su rostro. Posee curvas que resultan pecaminosas para cualquier hombre que las vea y su tez blanquecina y suave le da ese aspecto angelical creando un combo muy peculiar y llamativo en una mujer.
Posee la fuerza de un hombre, un hombre promedio, gracias a su padre que siempre le puso retos para superarse.
Descripción psicológica: No se considera una mujer débil, sin embargo tampoco demasiado fuerte para no dejarse llevar por las lágrimas en algún momento de colapso. Es alguien de mente abierta que está dispuesta a aceptar las opiniones ajenas, siempre y cuando estén basados en buenos argumentos y no vayan en contra de sus creencias.
La fortaleza que posee logra mantenerla de pie frente a situaciones que la superan, su carácter fuerte y decidido ayuda mucho en esto, sin embargo como toda persona racional tiene ocasiones en las cuales le da el beneficio a la duda. Una sola vez le fue suficiente para darse cuenta que no todo es como uno lo sueña y que como existen personas que te hacen feliz en cada momento de la vida también existen otras que logran sacarte lagrimas y te hacen vivir el sufrimiento a flor de piel.
Para ella todos tenemos derecho a fallar, pero cuando hay personas de por medio que son fuertemente lastimadas hay que tener cierto juicio para ello. Una vez te puede perdonar, no será fácil, debes demostrarle con grandes actos tu arrepentimiento, pero más allá de eso ella necesita sentir y ver en una persona que está realmente arrepentida. Si la traicionas una segunda vez será mejor que no consideres volver a pedir su perdón, no te negará el saludo o una sonrisa o un abrazo, pero ella no volverá a caer en lo mismo una y otra vez.
Es generosa, servicial, maternal e intuitiva. Puede llegar a ser demasiado soñadora, tanto que hay ocasiones en las cuales termina golpeada fuertemente por la realidad.
Es luchadora y persistente, si quiere algo no para hasta conseguirlo siempre teniendo el debido cuidado de no hacer el mal a nadie. Es maternal, su madre la crió y educó toda su vida para ser una mujer eficiente que sepa defenderse en el mundo en un futuro, la inspiró para ser ese tipo de madre y esposa ejemplar y trabajadora que puede mantener una familia próspera y unida. 
Su hijo es su vida entera, es capaz de entregar su propia cabeza por él, recién nacido. El niño se volvió en su principal propósito por seguir luchando, trabajar duro y entregar todo lo que su profesionalidad sea capaz de dar.
Daevonn es una chica prudente y correcta, sabe mantenerse en su lugar cuando es debido y cuando debe decir las cosas; sin embargo cuando ve que alguien está faltando a la moral y la ética no tiene miedo de hablar y dejarle claro a esa persona lo equivocada que está. Hay momentos en los cuales esa prudencia queda de lado y la ataca su instinto violento y calculador. Sabe pedir perdón y es capaz de dejar su orgullo de lado por ello, sin embargo su dignidad no se la quita nadie. 
Historia: Nació en Argentina, hija de una madre española y de una padre inglés. A sus veintiún años viajó a Londres con su triple nacionalidad bajo el brazo. Reforzó su inglés y consiguió trabajo en un laboratorio para poder finalizar su carrera en biología analítica. En el soñado país de Londres tuvo sus cabizbajos al encontrarse sola y sin la compañía de su familia, pero uno no puede pasar la vida solo y sin amigos. Las relaciones con sus compañeros de estudio comenzaron a crearse y en una de tantas conoció al padre de su hijo. Cuatro años de noviazgo y dos de convivencia fueron suficientes para ellos y buscar un bebé, después de todo habían finalizados ya sus carreras y ambos tenían los fondos para mantener a un integrante más. En el proceso de búsqueda sufrió un infierno interno ya que el miedo de no poder ser madre la inundó toa su vida. Finalmente, luego de dos meses intentando, la luz que hoy ilumina su vida se hizo presente y ocho meses después Brett llegó a sus brazos. No fue fácil, pero sus padres y sus hermanos lograron acompañarla un corto período de vacaciones.
¿Las pesadillas se hacen realidad? Sí, en realidad lo hacen. Nathan, su novio, el hombre que le había dado los mejores momentos en un país que era desconocido para ella y la razón más importante para vivir, comenzaba a comportarse de manera extraña. Era distante, completamente diferente, no sabía por qué, comenzó a dudar de sus acciones o si es que estaba haciendo mal su trabajo como esposa. Finalmente el amor terminó esfumándose y en una charla por intentar arreglar las cosas él le informó el desamor que estaba viviendo. Ella no iba a mantener atado a su lado alguien que ya no la quería, no estaban casados ni tampoco comprometidos, ella le dejó la puerta abierta a su amado para que hiciera su vida lejos de ella y mucho más lejos de su hijo.
Rol: Arquitecto.
Extras: Fobia a los sapos, ranas y todos esos. Igual a las serpientes.
Fic o One Shot de tu autoría: 
Crónicas:
Sentada en el piso del baño de su casa, escuchando el sonido de su banda favorita salir de su habitación, lloraba compadeciéndose de si misma. Cuestionándose el hecho de cómo diablos pudo llegar a este punto, a este momento. 
La presión le ganó y, el haber pensado en hacerlo mucho antes, le dio el coraje que necesitaba. Sus hermanos, la única razón para no haberlo hecho tiempo atrás, ahora ya no importaban, ya no le hacían caso. Ya no la necesitaban. Antes le parecía un acto egoísta, cobarde y una ofensa a Dios. Pero cuando llegue allí, a Su lado, ajustarían cuentas frente a frente. 
A él le dejó claro todo, a él, la única persona además de ella en el mundo terrestre que sabe sus más profundos secretos, miedos, anhelos y verdaderos sentimientos; él que la escuchó en todo momento sin importar la crudeza del tema, él que la quiso ayudar a pesar de que ella lo trataba como basura cuando lo intentaba, y él sabía que ella estaba así, ahora.
Miró las  profundas cortadas de navaja en sus muñecas, las cortadas por debajo de su antebrazo. Emanaban sangre como si no hubiera fin. Sus piernas, en el muslo derecho escrito con la misma navaja, con letra tosca y apenas legible por la sangre que no dejaba de salir como agua de una fuente eléctrica,  decía «perfecta». Esta por el contrario, no era muy profunda debido al dolor que sentía en cada corte. Su muslo izquierdo estaba trazado por pequeños cortes que dejaban a la vista carne magullada y ultrajada. 
Las lágrimas de rabia, dolor y sufrimiento escondían su rostro desvelado y cansado de la vida. Su cuerpo, al que le dolía el atravesar del oxígeno de cada día, estaba debilitado debido a la gran cantidad de sangre que ahora adornaba el piso del baño principal de su casa de un color rojo brillante y opaco a la vez. 
Los párpados comenzaban a pesarle, sentía sus ojos tan grandes como dos pelotas de tenis. Un ruido en la puerta principal la alertó, pero no luchó por levantarse del lugar donde estaba sentada. Se apoyó dejando todo su peso en la reluciente pared color blanco, con pequeñas flores amarillas y verdes que la detallaban.
Los ruidos se oían cada vez más lejos, el cuarto comenzaba a darle vueltas como un carrusel o peor, estaba llegando el momento y lo sabía. Ahora todo lo que sus ojos distinguían era una fina línea que le dejaba ver por última vez  recuerdos de su vida, de su insignificante vida: desde que comenzó a ser consciente de sus actos, de los buenos y de los malos; de las personas que entraron en su vida para quedarse y de las que solo pasaron por ella como en un paseo de visita a un conocido. Hasta ese día que lo conoció, a ese hombre que la revolvió e incitó hasta lograr que ella desprendiera su verdadera esencia al mundo, a ese extraño al cual ella odió apenas lo conoció y, ahora, quiere de una forma inexplicable y demasiado profunda para que su cuerpo, alma, mente y corazón puedan soportar.  Todo eso lo vio en unos segundos infinitos, se logró ver a ella misma tirada en el piso con las piernas extendidas a lo largo y sus brazos caídos como si fueran de plomo; con cortes por las extremidades de su cuerpo, el conjunto de pijama bañado en sangre seca que se mojaba una y otra vez por la que seguía saliendo de las heridas que se produjo ella misma, el suelo de cerámica, que solía ser de color amarillo crema, a su alrededor era de color rojo brillante. 
Una lágrima cayó por su mejilla, su respiración ya casi inexistente comenzaba ha ahogarla. Cerró los ojos e intentó levantar las comisuras de sus secos y pálidos labios en un intento de sonrisa burlona y perdida, pero todo lo que consiguió fue que un quejido saliera de ellos.
La puerta, que se encontraba medio abierta, se abrió por completo haciendo que un ruido estruendoso retumbara por toda la edificación a la cual ella llamaba hogar. Sus párpados apenas se levantaron lo suficiente como para poder distinguir a la figura masculina que era iluminada por la luz del sol que entraba por la puerta principal. Era él, claro que lo era, esa silueta no la confundiría nunca.
Cerró sus ojos para, por fin, perderse en el propósito de sus actos. Sintió su voz llamándola y las maldiciones que él lanzaba al ver el estado en que ella se encontraba. Entonces se dio cuenta que en su interior una parte de ella se arrepentía de esto. 
Sin embargo ya no podía hacer nada, no había vuelta atrás y ella lo sabía. 
Mientras su cuerpo era alzado y, junto con su alma, era arrastrado a un mejor intento de vida; comenzó a recordar, como si estuviera viendo una película, cómo fue el comienzo de su fin.

¿Por qué quieres participar en la nc?: No soy muy fanática de escribir dramas románticos, pero esta trama me atrapó completamente. Es realista, expresa las situaciones que muchas personas están viviendo actualmente, la verdad, me atrapó de una manera inimaginable. Escribir sobre una madre es mi sueño y nunca sabía cómo complementarla, ahora tengo la oportunidad y realmente me gustaría poder participar en tu idea.
No piont in dreaming, no point in walking, no point in crying.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The way you love me | audiciones abiertas

Mensaje por kylie. el Mar 30 Dic 2014, 2:36 pm

Años: aquí Rol: aquí Apodos: aquí .

Nombre

Nombre completo:Nombre
Descripción física:aquí
Descripción psicológica:aquí
Historia:aquí
Rol:{dentista, diseñador gráfico, etc;}
Extras:aquí
Fic o One Shot de tu autoría:
escrito uno:
El cielo llora conmigo. Me llega el olor a tierra mojada y sin previo aviso caigo al suelo. Mi desdicha aumenta conforme el tiempo pasa. Fui engañada por mi supuesto “novio/mejor amigo”. Le entregué toda mi confianza y la rechazo como si no valiera nada. Me levanto y corro hacia mi casa con rapidez deseando que todo mi alrededor desapareciera, pero nada ocurre. ¿Por qué me tuve que enamorar del más canalla del mundo? No debí conocerlo, el solo hizo mi vida miserable y me ilusionó. Solo fui un juego para él, uno con el que se divirtió mucho.


— ¿Qué pasa niña? — Pregunta mi madre — ¿Qué es lo que ha ocurrido? — no respondo, no quiero hacerlo. Nota mis ojos rojos e hinchados y se preocupa. Mi pecho sube y baja con respiraciones rápidas y alteradas, estoy furiosa y triste… muy triste.


— Nada madre, simplemente fue un mal día en el instituto — mentirosa, ese no es el motivo. Pero no se lo puedo decir, ella aprecia mucho a Matt y se decepcionaría si se enterara.


— No te creo Jacy, pero si no me quieres decir no puedo hacer nada. — Me mira con decepción.
*No madre, no me mires así… si te digo lo que me pasa romperé tu corazón.*
Se voltea y se va. Quiero correr hacia ella y decirle cuanto la quiero, pero no debo. Subo hacia mi habitación y corro hacia mi cama. Necesito desahogarme. Tomo mi diario y comienzo a escribir con fluidez.


“La chica es arrojada como trapo sucio. En su mejilla está plasmada  una marca roja en forma de mano. Llora como si no hubiera mañana. Una vez más sufre a causa de su madre y sus arranques de violencia mientras está sumida en las drogas. Quiere enfrentarla, pero si lo hace seguro ella la echa de casa y no la dejara regresar jamás. Ella está enferma y solo puede ser ayudada ingresando a un centro de rehabilitación.”


Dejo mi diario de lado y suspiro, mi mente vaga por los momentos en los cuales fui de verdad feliz, son como unos cuatro o cinco… no más.


El primero fue mi cumpleaños número seis, recuerdo haber estado jugando todo el día con mis muñecas imaginando como seria cuando encontrara a mi príncipe azul. Aunque en ese momento no me daba cuenta que los príncipes solo existen en los cuentos de hadas. Entonces llegó Matt, sus ojos azules me veían con ternura y me sonreía con gracia.  Me entregó una cajita con chocolates en forma de conejo, ese fue mi primer momento de felicidad… y todo gracias a Matt.


El segundo fue el mi primer día de secundaria a la edad de doce años. Caminaba por los pasillos de la escuela con temor, no tenía ningún amigo más que “Matty”,  pero en ese momento me había distanciado de el por una pelea y no le había hablado por una semana. En ese momento me arrepentía de haberme peleado a causa de su novia, ella no me dejaba estar con él y se notaba desde luego que el la prefería mil veces (cosa que en ningún momento negó), y como toda niña me puse celosa y le replique de cosas que no valen la pena recordar. En fin pasaban los minutos y mi soledad incrementaba. Sentí una mano en mi hombro, miré hacia atrás y ahí estaba el. Me tendió un papelito el cual decía. “Perdoname, yo te quiero más a ti que a ella.” Me sentí tan conmovida que lo abrace fuertemente y le besé las dos mejillas.


El tercero fue más común y sencillamente mi favorito de los tres. Estaba vestida con un tutú a la edad de quince años, iba a bailar el lago de los cisnes. Salí a escena y baile con gracia y destreza. Amaba y amo bailar. Mis pasos eran ligeros y hermosos. Mientras bailaba sentía una mirada sobre mí, la busque por el gran auditorio y ahí estaba Matt quien me sonreía. Esa fue la primera vez que sentí las llamadas, mariposas en el estómago.


La cuarta vez fue la única que no me ocurrió con él a la edad de dieciocho, jugaba con mi celular a “temple run”, cuando sonó la puerta. En ese entonces la flojera me superaba y no tenía fuerzas para levantarme siquiera un poco. Grité lo más fuerte que pude un gran pase y los golpes cesaron. Me entró la curiosidad y a duras penas me levanté de la cama. En el marco de la puerta estaba mi hermano Jamie el cual no veía desde mis nueve años. Corrí hacia el con emoción. Mi hermanito había vuelto.


Recuerdo mis momentos felices y me entra la melancolía. Casi todos fueron gracias a él y ahora no lo tengo junto a mí. Lo mejor es olvidarlo y seguir mi vida como si nada, pero aunque trato no puedo. Lo amo y nada puedo hacer contra éste sentimiento. Tal vez no debí enamorarme y seguir siendo su amiga como en un principio, pero su belleza me gano. Y como siempre el triunfo dejándome un corazón roto. Dándome falsas ilusiones.
escrito dos:
No veo nada, volteo hacia los lados y lo único que me rodea es obscuridad pura, no hay principio ni fin. El frio se impregna bajo las delgadas telas de mi ropa haciéndome querer agarrar una manta y arroparme con ella. Estoy atada de pies a cabeza y sentada en una silla. Se escuchan susurros, susurros que conforme el tiempo pasa se vuelven más fuertes y roncos. Hay una persona cerca, pero no la puedo ver. Se me acerca y acaricia mi cara… de la nada me da una cachetada y me besa. Trato de luchar pero él es mucho más fuerte que yo. Sus manos me rodean y me aprietan a él. Entonces me doy cuenta de que solo soy una humana, no puedo hacer nada contra él. Me suelta de golpe y da media vuelta dejándome sola de nuevo. Se escucha mi respiración agitada y mis tripas suenan por el hambre. No sé cuánto tiempo he estado aquí, y la verdad no me importa mucho. Solo quiero salir ya…


Todas las historias que me contaron de niña eran ciertas. Los monstruos existen, y no son buenos. Alguien me tiene atrapada, mi último recuerdo son las campanas de mi boda sonando fuertemente, junto con el sonido de un disparo y gritos desgarradores, de ahí todo es negro. Quiero irme ya, quiero ver a mi esposo sonreír y decirle cuanto lo amo. Pero aunque eso sea lo que más quiero no creo que sea posible. Cierro los ojos fuertemente deseando que todo desaparezca y los abro,  estoy con mi ex-novio “muerto”, en la pradera a la que siempre íbamos, pasto verde, cielo azul, y un radiante sol que nos da calor. Él está en la colina del gran árbol viejo. Sus mejillas son rojizas y redondas, me encanta acariciarlas. Me ve y sonríe de forma maliciosa, eso me desconcierta. Se acerca a mí de forma lenta y sus ojos se tiñen de negro sin darme la oportunidad de distinguir el iris de la pupila.


Trato de escapar corriendo hacia abajo pero en un segundo esta frente a mí con unos puntiagudos colmillos. Me susurra en voz baja “esto solo dolerá un poco” y me muerde directamente en el cuello. Regreso a la realidad y él está aquí viéndome fijamente. Se percata de mi temor. Sonríe como hace unos momentos causándome más miedo del que pude haber imaginado alguna vez. ¿Por qué lo hace? ¿Qué hice para merecer esto? Al rato lo veo enseguida de mí, después atrás. Es rápido, casi como si pudiera tele-transportarse. Entonces me despierto, estoy en mi cuarto. Mi madre grita que me levante que hoy es el día de mi boda, recuerdo mi sueño y me estremezco, entonces todo encaja…


Era solo un sueño, pero también lo era una advertencia. Él no es quien dice ser, él es quien me tenía atrapada y su muerte fue toda una mentira. Mi mente me advierte de lo que puede ocurrir, no sé cómo voy a evitarlo para que no pase, pero lo haré a como dé lugar. Así lo tenga que hacer yo misma.

¿Por qué quieres participar en la nc?:aquí
FRASE.FRASE.FRASE.

edito<3
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The way you love me | audiciones abiertas

Mensaje por Homoprincesa. el Mar 30 Dic 2014, 4:13 pm

hola ;) voy a audicionar ..creo(? a osea pongo mi ficha y asi. besos ah<3 soy yohan.
Spoiler:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Última edición por homoprincesa el Mar 30 Dic 2014, 9:57 pm, editado 1 vez
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The way you love me | audiciones abiertas

Mensaje por Homoprincesa. el Mar 30 Dic 2014, 9:56 pm

No he podido usar el code :'c
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The way you love me | audiciones abiertas

Mensaje por Homoprincesa. el Mar 30 Dic 2014, 10:21 pm

AQUÍ ESTÁ LA FICHA. NO LA HABÍA PODIDO USAR PORQUE SE DEFORMABA Y YO ASÍ DE 'GORDA, TU PUEDES', Y ASÍ. BESOS<3
Años: 25. Rol: Arquitecto. Apodos: 'Dithy'.
 
Meredith Stone

Nombre completo: Meredith Jane Stone.
Descripción física: Ella tiene su altura perfecta, metro sesenta y cinco. A pesar de haber tenido una cabellera ondulada y larga de color castaño claro, prefiere cortarlo a sus hombros, y mantenerlo así. Tiene un peso ideal, es delgada y aunque no tenga una perfectas curvas, tiene un buen cuerpo. Tiene unos lindos ojos castaños y brillantes, no de un color azul o claro, pero indicado para ella. Posee labios naturalmente rosados, dignos de una linda y blanca sonrisa; y finos rasgos.
Descripción psicológica: No es muy confiada con las personas al principio, y suele ser amable con todos sin importar quien sea. Se preocupa fácilmente y es una amiga muy confiable, alguien en la que puedes estar seguro que no dirá ni un secreto. Sabe como hacer sentir mejor a los demás. Es simpática y agradable, paciente y no suele enojarse rápido, pero sabe elegir un buen camino.
Historia: Nació un 18 de marzo en Boston, donde comenzó a ir a una guardería llamada 'Happy babies', aunque dice que sus recuerdos no piensan lo mismo de 'Happy'. Se mudó a California cuando tenía solo dos años de edad. Tenía ya un hermano tres años mayor, Stefan, el cual creció siendo mimado por ser el primogénito y el hombre, dando como resultado a un chico egocéntrico desde mucho. Meredith es todo lo contrario, creció necesitando un poco de atención pero siendo amable con su hermano a pesar de todo. En la primaria ella era muy tímida, así que le costó tener amigas, que iban de aquí para allá, hasta que conoció a Kyra: una pequeña niña de color y de cabello rizado, que fue su mejor amiga desde el comienzo de la primaria, hasta entonces. En la secundaria, ambas no eran de fiestas, eran de estudiar, estudiar y un poco de diversión al final; pero como su círculo de amistades era pequeño, decidieron crear su propia diversión; un par de bromas a Stefan (que resultaban ser muy graciosas), y al crecer, sigue riéndose de ellas junto a Kyra.
Rol: Arquitecto.
Extras: Le gustan los animales, es muy buena con los idiomas y quiere formar una gran familia, todo a su tiempo.
Fic o One Shot de tu autoría:
Spoiler:
LOUIS
Había decidido salir esta noche.
Invité a Niall y a Zayn. Niall tiene su primera cita con Josh y me imagino que Zayn querrá venir.
—¿Y qué opinas?—pregunté después de contarle mis planes.
El se quedó unos segundos pensativo. El era un chico moreno agradable, simpático y realmente caliente; no se lo había dicho pero las chicas del instituto debieron decirle con sus miradas. Pero Zayn no buscaba a ninguna princesa para cuidar, el era gay. Ambos y Niall lo eramos, y creo que eso fue lo que nos unió en amistad, que pensemos de diferente forma que los demás.
Niall, por otro lado, era tímido y algo callado. De cabello teñido de rubio y unos lindos ojos azules profundo, a los que nadie se resistiría. Lleva unas semanas con Josh y como ya dije anteriormente, esta noche tendrán su primera cita.
Mis planes eran salir esta noche a un bar que conocí hace poco, para pasarla bien y no quedarme encerrado todo el tiempo viendo televisión —la cual tenía ahora canales extremadamente aburridos—.
—Suena bien—dijo por fin.
—Entonces nos vemos a las ocho, ¿tu que opinas, Niall? ¿Algo nuevo de Josh?
—Mmm... nada nuevo—se encoje de hombros—, todo bien por ahora.
—¿Y que tal van con su 'amistad'?—Zayn hace comillas.
—Bien, supongo.
Y por supuesto que debería estar nervioso por la cita. Nunca había salido con Josh mas que como amigos y eso le preocupaba.
Hablando de amigos y novios, olvidé un detalle menor. Mi novia.
Si, yo tenía otros gustos y una novia que quiero, pero no amo. Eleanor era una castaña linda, pero muy amargada y a veces demasido celosa. Siempre era de esas que se creían más que los demás, definitivamente no eramos el uno para el otro exactamente.
La olvidaré solo por hoy.
—Entonces nos vemos a las ocho, Zayn. Y suerte con tu cita, Niall—me despedí de ellos con un ademán y me decidí por volver a casa. Tenía que terminar una tarea que me valía pero debía hacer y arreglarme un poco para la noche de hoy.
(...)
Había tardado en la ducha mucho tiempo y faltaban solo 20 minutos para las ocho. Sabía que Zayn no tenía auto, pero el vivía cerca de mi casa y llegaría caminando, pero iríamos en mi auto.
Traía puestos unos pantalones cualquiera junto a una camisa blanca y una chaqueta de mezclilla encima, pues en Boston a estado lloviendo y ha estado haciendo viento, y es diciembre. Y ni siquiera eso me mantendrá sin frío. Pero como mi madre decía , 'la belleza cuesta', hasta la de un hombre. 
La tarea de ciencias era un proyecto que duré toda la tarde haciendo, no se si me había salido bien porque ni escuché a la profesora pero el caso está en que la hice y puedo quedarme tranquilo.
Tocaron la puerta exactamente faltando un minuto. Este Zayn si que es puntual.
Bajé, tomé mis llaves y al abrir la puerta encontré a Zayn, el traía una camiseta negra y unos jeans. Se había dejado crecer el cabello y le quedaba bien.
—¿Que hay, Louis?—saludó.
—Hora de irnos—choco los puños con el.
No tenía un auto tan fabuloso, pero era algo. Una camioneta negra que me regaló mi padrastro.
Bien, era algo que tenía que disfrutar, una noche sin Eleanor sería una gran relajación y librarme de todo el estrés.
Entramos y suspiré. Por fin, comienzo de un descanso.
—Wow, es linda—dijo Zayn mirando la camioneta—, mi padre jamás quiso enseñarme a conducir.
—De hecho fue mi padrastro—comenté y asintió.
Puse en marcha la camioneta por donde quedaba el bar, no era muy lejos.
Había conocido ese lugar gracias a mi amigo Thierry. Un chico muy hablador de la clase de artes, conocido por sus pláticas absurdas y graciosas. Era muy simpático. El fue quien me habló en la clase diciendo mil veces: 'esto es aburrido, prefiero ver secar la pintura de la vieja casa de mi vecina'. Definitivamente era muy bueno para hacer amistades. Tenía todo; carisma, unos lindos ojos verdes y un lindo acento francés.
Pensando en otras cosas, me sentí mal por dejar a Eleanor, tal vez debe estar aburrida y debo ser un buen novio. Ella ha sido muy buena conmigo, cariñosa y nunca me ha dejado o traicionado, ¿y que hacía yo ahora?, dejarla por salir con Zayn. Pero ese sentimiento de culpa me duró lo que tardé pensando en estas palabras.
Habíamos llegado. 
Bajamos y miré. Se escuchaba ruido desde adentro y no parecía haber casas o algo parecido alrededor, mas bien un bosque, lo cual se me hizo raro.
Decidimos entrar y esto era mejor de lo que sonó. Claro esto no era un bar normal. Era un bar gay. Y Zayn se alegró por eso. Sabía que amaba coquetear con chicos, y lo dejaría hacer lo que quisiera, total, vinimos a divertirnos, ¿no es así?
—Oh, el es lindo—dijo mirando de arriba a abajo a un chico rubio, casi un color como el del cabello de Niall.
—Vamos, no empieces ahora. Verás mas luego—le dije—, ¿que tal si nos separamos? Digo, tu podrás coquetear con el chico al que se te de la gana seducir y yo iré a platicar con alguien un rato.
—Luego no querrás solo coquetear—lo miré con una ceja alzada—, okey, es una buena idea.
—Bien y por cierto...
No terminé porque Zayn se había perdido de mi vista. 
Pensándolo bien, esto parecía un prostíbulo. Ya que había chicos que trabajaban ahí y hacían sus cosas en los asientos con clientes. Me imagino que eso mismo haría Zayn con un chico cualquiera en unos momentos, o tal vez ahora mismo. Además, había de esos hombres de cuarenta y tantos años, peludos y de pijas arrugadas que solo venían aquí por sexo con muchachos jóvenes.
Yo me quedé parado ahí como idiota escuchando la música demasiado alta. Me pregunto como irá la cita de Niall y Josh.
Me perdí en mis pensamientos y mirando a todos lados encontré a alguien que captó mi atención. Ojos que se veían de un color grisacéo en la oscuridad.
¿Por qué quieres participar en la nc?: Porque no participo en ninguna :'( y como soy nueva (es mi nuevo usuario) no llevo escrito mucho a menos en Wattpad. Igual me ha llamado la atención la novela y quisiera participar en ella. No tengo ningún conocido aquí y si tengo que cambiar algo de la ficha lo haré. Besos a todos ah<3
Quiero una familia, solo contigo.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The way you love me | audiciones abiertas

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.