O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» ♡ contrail.
Ayer a las 11:33 pm por bwiyomi.

» Cambiar y Borrar Cuentas |5|.
Ayer a las 10:23 pm por Legendary.

» Mover y Borrar Temas |12|
Ayer a las 10:17 pm por Legendary.

» être dans la lune.
Ayer a las 8:47 pm por Ongniel

» Nada es como se ve xAudicionesx
Ayer a las 8:08 pm por rarelyworld

» insert title here; pvt
Ayer a las 7:53 pm por blackstairs

» MY POWER |Celyn|
Ayer a las 2:05 pm por Celyn

» Life’s too short to even care at all
Ayer a las 1:55 pm por Ariel.

» Sun and Moon
Ayer a las 1:02 pm por Karasuno

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

B.I.T.C.H.E.S. [AUDICIONES CERRADAS.] [Resultados Listos.]

Página 4 de 8. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: B.I.T.C.H.E.S. [AUDICIONES CERRADAS.] [Resultados Listos.]

Mensaje por Gerrie. el Miér 13 Nov 2013, 11:45 am

Vamos audicionen Chicas!!!
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: B.I.T.C.H.E.S. [AUDICIONES CERRADAS.] [Resultados Listos.]

Mensaje por Kissha Schmidt el Miér 13 Nov 2013, 12:25 pm

Cuando estaran más o menos los resultados?
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: B.I.T.C.H.E.S. [AUDICIONES CERRADAS.] [Resultados Listos.]

Mensaje por Gerrie. el Miér 13 Nov 2013, 12:28 pm

Kissha Schmidt escribió:Cuando estaran más o menos los resultados?
Cuando tengamos muchas fichas
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: B.I.T.C.H.E.S. [AUDICIONES CERRADAS.] [Resultados Listos.]

Mensaje por Invitado el Miér 13 Nov 2013, 12:35 pm


Marian Cyril

||Representante: Lorde || Nombre del personaje masculino: Niall Horan o Ian Somerhalder.
Por que quieres participar: Bitches plz, desde un principio he amado la idea, y recuerden que les dije que hacían buen equipo; lo hacen   Y son mis indias serxys, las amo y quiero quedar  

En spoiler algún capítulo o Shot:  
TBH:



Londres, Inglaterra
Noviembre de 1957.

En otoño ya casi terminaba, y las heladas brisas del invierno ya empezaban a ser percibidas en las plumas de las alas del hermoso ángel. Sus botas se hundían en el frío lodo y las hojas secas crujían bajo sus pasos firmes; pego más su abrigo negro a su cuerpo, aunque no sintiera frío.

Detrás del ángel corría torpemente Alice intentando llegar lo antes posible a la tumba de su padre. La brisa golpeaba fuertemente la delicada cara de la muchacha y zarandeaba su cabello rojizo; sus labios rojos como la sangre, se encontraban agrietados por el frío de la mañana y unas grandes ojeras de cansancio adornaban sus ojos color miel.

Niall volteo a ver a la chica que lo condenaría y río al ver como corría hacia la tumba de su padre tropezando constantemente —Ten cuidado —la chica enojada gruño, no por la advertencia del ángel; sino por lo sucia que se encontraban sus botas y su largo vestido azul marino. Siguió corriendo y sobrepaso a su ángel guardián.

Las lapidas del cementerio no se distinguían por las hojas que las cubrían, y el moho  adornaba a los monumentos de las tumbas más antiguas de los valientes guerreros que dieron su vida y murieron siglos atrás, en muchas de las batallas desatadas a través de los tiempos.  

Al ver al gran ángel guardián en la colina, se detuvo para ver hacia atrás sobresaltada al sentir el ruido de una rama crujir. No vio nada y supuso que había sido su imaginación o solo un animal. En esas zonas del cementerio rondan muchos coyotes, pero generalmente en la noche.

El ángel se encontraba de espaldas apoyado en la estatua de el ángel guardián que cuidaba en el inframundo al padre de la chica y miraba hacia el horizonte, donde un hermoso amanecer que se avecinaba.

Alice se  acerco al ángel sin mirar nada más que el amanecer, como siempre hacia antes de saludar a su padre. Cuando ella era pequeña solía hacerlo con su padre antes de visitar al abuelo en la tumba.

La pelirroja no veía a Niall, su ángel guardián; pero aun así ella creía en el y solía sentirlo, pero a veces dudaba y se llamaba así misma loca.

El ángel la miraba con amor a Alice, mientras ella limpiaba la tumba de su padre y luego se arrodillaba a orar y hablarle sobre lo mucho que lo extrañaba. A veces al Niall le daban ganas de abrazarla y consolarla mientras ella lloraba y pedía a Dios que le devolviera a su padre.

Niall se acerco a ella y logro ver que saco una navaja y la acerco a su muñeca izquierda.

—Alice ¿Qué haces?—Ella no lo escuchaba, tan solo cerró los ojos y empezó a cortarse.
—Te convoco a ti Luci...—El ángel se abalanzo a ella y arrebató de sus manos la navaja—¡Pero qué día...—Se quedo paralizada al ver la silueta del rubio parada frente a ella con la navaja en las mano.

Niall se arrodillo quedando frente a la chica y la miro a los ojos mientras depositaba una de sus suaves manos en su mejilla.

—Jamás vuelvas ni pienses en hacer eso Alice—El hubiera deseado que lo primero que le dijera a la chica fuera mas apasionado y dulce, pero se presento una peor ocasión para presenciársele.
— ¿Lucifer?...—Susurro tensa la pelirroja.
—No, no lo soy...—Alice se aparto bruscamente y se levanto acomodándose la chaqueta.
—Entonces...
—No temas—Se acercó a ella y le levantó el mentón para que lo mirara a los ojos—Soy Niall, Niall Horan...—Alice quedo atrapada en los hermosos ojos del ángel—...Tu ángel guardián.

No dijo nada mientras procesaba las palabras del rubio, en especial las ultimas.

—Soy Alice, Alice Brown...—Le tendió la mano y el la tomo depositando un dulce beso en ella—... ¡Y soy un unicornio!—El rubio frunció el ceño—Aun estamos en el siglo veinte, no necesitas inventar estupideces para coquetear—Ofendida empezó a caminar, alejándose de "ese loco" como lo creía Alice.
—Te estoy diciendo la verdad Alice—La tomo de la mano y la giro hacia el, viéndola directamente a los ojos—La chica se quedo pensando.
—Demuéstramelo, si es que dices la verdad—Niall no dijo nada—Lo sabia—Esta vez empezó a correr.

Niall no quería arriesgarse, ya había roto mas de mil reglas en unos minutos y no debía demostrar ser un ángel, pero aun así quería tanto estar con ella sin mentiras, quería que ella supiera lo que en realidad el es y no sólo que lo viera como un chico loco que le dijo que era su ángel guardián para "coquetear".

Tomo coraje y extendió su alas para demostrarle que no le había dicho mentira s sobre su naturaleza. Ella sería su condena pero aun así voló hacia ella, la tomo por la cintura y la elevo hacia los cielos.

Alice aguanto un grito y cerró los ojos fuertemente "Por favor que esto sea un sueño" se repetía la pelirroja en su mente sin abrir los ojos. Niall paro e elevarse ya en lo más alto que había alcanzado.

—Abre los ojos Alice—Le susurro en el oído y ella obedeció y al ver hacia abajo empezó a gritar y patalear asustada.
— ¡Bájame, bájame por favor!—Le suplico tomando fuertemente de los brazos que la sujetaban de la cintura.
—Claro—La soltó y ella empezó a caer rápidamente, mientras gritaba a todo pulmón.

Niall bajo en picada y la tomo en sus brazos como a un bebe, y ella lo abrazo fuertemente mientras lloraba.

—Oye, mírame Alice. No llores, yo jamás de dejaría ir—Ella no dijo nada, solo sollozaba en su pecho y lo agarraba de la cintura fuertemente, incrustando sus uñas.
—Eres un idiota...y ahora te creo—Lo miro a los ojos y él le beso la frente—Ahora bájame por favor.

Un profundo amor nació, literalmente, en el cielo. Un amor infinito que jamás seria roto, hasta que la muerte los separase el uno del otro.

Nightmares Coming True:



La luz de la luna llena brillaba como nunca antes, el clima era aun más frío de lo normal en aquel pueblo a las afueras de Europa. La media noche del treinta y uno de octubre se avecinaba rápidamente y con ella los niños que pedían dulces regresaban a sus casas asustados por las historias míticas que se hacían realidad a la media noche, mientras que las personas mayores salían a las fiestas de disfraces y a hacer algunas "travesuras".

Julie, una hermosa pueblerina que habitaba en una de las viviendas mas antiguas y grandes que habían en el lugar, llena de historias aterradoras las cuales la chica no creía ni un poco.

Vivía allí porque la casa fue heredada a sus padres, los cuales murieron allí mismos años atrás. Julie quiso abandonarla, pero no tenia de otra. Sus padres no le dejaron nada, nada de herencia más que la mansión y para su mala suerte; no podía venderla, ya que nadie la compraba por sus múltiples historias de terror.

La muchacha, como todas la noches; salió a recorrer el bosque, escapando de su cruda realidad, de su vida. Olvidarla en el recóndito lugar por unas horas. Odiaba su vida, todos le tenían miedo por ser "la huérfana de la mansión del terror". Jamás había tenido amigos, ni amigas, ni mucho menos había dado su primer beso y ya tenía veinte años.

Julie quería morir, pero no era lo suficientemente valiente para hacerlo. Tan solo se adentraba todas las noches al bosque con la esperanza de no encontrar jamás la salida y morir con los días en el oscuro lugar...pero no, siempre encontraba la salida sin ninguna intención de hacerlo.

Su vestido holgado, blanco, de tela delicada y suave se enredaba con las ramas, se manchaba de lodo y se le adherían las hojas de los arboles abatidos por las fuertes brisas del otoño.

Camino y camino por el oscuro bosque que era alumbrado por la hermosa y brillante luna. Los pájaros aleteaban fuertemente de un árbol hacia otro más lejos y emitían un aterrador sonido, los murciélagos sobrevolaban su cabeza pero aun así no le asustaban. Después de tanto tiempo de oír y ver lo mismo se había acostumbrado.

Se tiro al suelo cansada de caminar, se apoyo a un gran tronco caído y abrazo sus piernas contra su pecho. Alzo la vista a la luna y al cielo oscuro adornado por pequeños puntos brillantes que tanto admiraba y amaba Julie.

Una lágrima resbalo su mejilla, luego otra y muchas son parar. Se puso las manos en la cara sollozando fuertemente. Ella quería se una de esas estrellas, acompañada por miles más que no te hacen a un lado por ser menos brillante.

—Ya no quiero vivir más, odio mi vida—Se lamentaba y deseaba la muchacha.


Paró de llorar, como muchas otras veces. No murió, como siempre.

Se quedo dormida en el bosque, algo que jamás había hecho antes. Siempre cerraba los ojos, pero jamás se dormía.

Llegó la media noche y Julie aun seguía tendida en el suelo en un profundo sueño. La niebla se empezó a apoderar del suelo del bosque, acariciando las mejillas de la muchacha, y el ulular de los búhos se despertó.

Se paro rápidamente del suelo, asustada por no poder lograr ver nada por la gruesa niebla. Retrocedió unos pasos y tropezó con una rama, cayendo al suelo de espaldas.

Intento incorporarse pero algo la sostenía del cuello de su vestido. Trato de zafarse con sus manos pero las tenia atadas ¿cómo estaba atada en tan solo un segundo? Forzó un poco su cuello en dirección a sus manos y vio, que lo que la ataba eran unas raices; salían de la tierra y al otro lado de su muñeca estaba enterrada. Lo mismo con su otra muñeca y sus tobillos.

Julie se movía desesperadamente, pero las raíces eran muy fuertes y solo la lastimaban en cada forcejeo. Intento gritar y pedir ayuda pero la voz no le salía, sentía como si le hubieran apuñalado la garganta. La niebla se fue alejando y disolviendo en el aire; la vista se fue aclarando, pero la muchacha no quería abrir los ojos. Presentía que si lo hacia se encontraría a cara con algo espantoso.

—Abre los ojos mi cielo—Una voz dulce y cautivadora la convenció de hacerlo, como si la hipnotizara.

De inmediato soltó un gran grito, jamás en su corta vida había visto algo similar. Ella no creía en los fantasmas pero se podía jurar que lo que tenia frente a ella, literalmente encima suyo era un fantasma o un ser sobrenatural.

Una mujer estaba sobre las caderas de Julie, con las rodillas apoyadas en la hierba intentando no sentarse en la muchacha. Toda la cara de la mujer estaba cubierta por un velo muy largo y ancho que la cubría totalmente, hasta los pies. La tela sobrevolaba haciendo ondas a sus lados, y aunque la tela era muy transparente y delgada, su cara y cuerpo no se distinguían, tan solo una silueta oscura.

La mujer acerco a Julie lo que se suponía que era su cara, la movió de un lado a otro aspirando el aroma del miedo de la muchacha, que tan solo la miraba fijamente intentándose convencer de que era producto de su imaginación. Pero no lo era.

—Hueles tan delicioso—La mujer pego su nariz a la mejilla de Julie, bajando lentamente hasta su cuello.

— ¡Suéltame!—Gritaba desesperada la muchacha, retorciendo sus manos y pies intentando salir de agarre de las raíces, pero solo se lastimaba la piel; logrando que le brotara sangre de ella.

—Solo duerme Julie, solo duerme. No te dolerá, serás feliz hermosa...—La mujer acariciaba los cabellos de su víctima, con sus largos y deformes dedos de uñas largas y puntiagudas.

—No—Sollozo— ¡Déjame ir!—Aparto su cabeza de las manos de la mujer, lo cual la enfureció.

— ¡Jamás!—Su voz cambio drásticamente, ahora era grave y aterradora—Eres una niña traviesa; entras al bosque en una fría noche de brujas deseando morir—La mujer chasqueaba su lengua mientras negaba —Si quieres morir, lo obtendrás.

—Yo solo quiero una vida mejor—Su voz se entrecortaba por sus frecuentes sollozos.

—Y la tendrás...—La voz dulce volvió—Siendo yo. Harás pagar a la gente mala de ahora en adelante sus actos, podrás vengarte de todos los que se burlaron de ti.

—No lo haré—Levanto su cabeza pegándola a la de la mujer, amenazándola.

— ¡Lo harás!—Sus ojos brillaron en un rojo intenso—Ya es la hora de que me reemplacen...y tú eres perfecta.

Por más que las historias y cuentos de terror parezcan estúpidos e imposibles, pueden hacerse realidad a la visión de los no creyentes. Por más que no creas en algo, más real lo haces. Por más que desees algo, puede ser hecho realidad; pero con sus consecuencias, no todo es lo que deseas.

La maldición su heredada a Julie, y de Julie a otra muchacha desafortunada y malagradecida con su vida, permaneciendo y viviendo así aquella maldición que ahora es una historia, o para muchos un mito o una leyenda. Pero cueste lo que cueste, siempre vivirá y será creída por unos y rechazada por otros, como todo cuento que ha de ronda por el mundo.

No apagues tu imaginación, por más que te cueste creer en algo; créelo, porque como los sueños se hacen realidad, las pesadillas también.

Creer no hace daño, te hace más humano, pero no iluso. No creer te hace valiente, pero ignorante.
Las pesadillas viven en el mundo real, no importa el siglo en el que estés; siempre habrá una historia de terror que te hace la vida más interesante y emocionante. Te hará sentir vivo, aunque te mate y te condene...

Y eso ser todo, espero que gustar a indias serxys ahq :gemz: 


Última edición por MayCyril el Miér 13 Nov 2013, 1:05 pm, editado 1 vez
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: B.I.T.C.H.E.S. [AUDICIONES CERRADAS.] [Resultados Listos.]

Mensaje por Invitado el Miér 13 Nov 2013, 12:42 pm

MayCyril escribió:

Marian Cyril

||Representante: Lana Del Rey || Nombre del personaje masculino: Niall Horan o Ian Somerhalder.
Por que quieres participar: Bitches plz, desde un principio he amado la idea, y recuerden que les dije que hacían buen equipo; lo hacen   Y son mis indias serxys, las amo y quiero quedar  

En spoiler algún capítulo o Shot:  
TBH:



Londres, Inglaterra
Noviembre de 1957.

En otoño ya casi terminaba, y las heladas brisas del invierno ya empezaban a ser percibidas en las plumas de las alas del hermoso ángel. Sus botas se hundían en el frío lodo y las hojas secas crujían bajo sus pasos firmes; pego más su abrigo negro a su cuerpo, aunque no sintiera frío.

Detrás del ángel corría torpemente Alice intentando llegar lo antes posible a la tumba de su padre. La brisa golpeaba fuertemente la delicada cara de la muchacha y zarandeaba su cabello rojizo; sus labios rojos como la sangre, se encontraban agrietados por el frío de la mañana y unas grandes ojeras de cansancio adornaban sus ojos color miel.

Niall volteo a ver a la chica que lo condenaría y río al ver como corría hacia la tumba de su padre tropezando constantemente —Ten cuidado —la chica enojada gruño, no por la advertencia del ángel; sino por lo sucia que se encontraban sus botas y su largo vestido azul marino. Siguió corriendo y sobrepaso a su ángel guardián.

Las lapidas del cementerio no se distinguían por las hojas que las cubrían, y el moho  adornaba a los monumentos de las tumbas más antiguas de los valientes guerreros que dieron su vida y murieron siglos atrás, en muchas de las batallas desatadas a través de los tiempos.  

Al ver al gran ángel guardián en la colina, se detuvo para ver hacia atrás sobresaltada al sentir el ruido de una rama crujir. No vio nada y supuso que había sido su imaginación o solo un animal. En esas zonas del cementerio rondan muchos coyotes, pero generalmente en la noche.

El ángel se encontraba de espaldas apoyado en la estatua de el ángel guardián que cuidaba en el inframundo al padre de la chica y miraba hacia el horizonte, donde un hermoso amanecer que se avecinaba.

Alice se  acerco al ángel sin mirar nada más que el amanecer, como siempre hacia antes de saludar a su padre. Cuando ella era pequeña solía hacerlo con su padre antes de visitar al abuelo en la tumba.

La pelirroja no veía a Niall, su ángel guardián; pero aun así ella creía en el y solía sentirlo, pero a veces dudaba y se llamaba así misma loca.

El ángel la miraba con amor a Alice, mientras ella limpiaba la tumba de su padre y luego se arrodillaba a orar y hablarle sobre lo mucho que lo extrañaba. A veces al Niall le daban ganas de abrazarla y consolarla mientras ella lloraba y pedía a Dios que le devolviera a su padre.

Niall se acerco a ella y logro ver que saco una navaja y la acerco a su muñeca izquierda.

—Alice ¿Qué haces?—Ella no lo escuchaba, tan solo cerró los ojos y empezó a cortarse.
—Te convoco a ti Luci...—El ángel se abalanzo a ella y arrebató de sus manos la navaja—¡Pero qué día...—Se quedo paralizada al ver la silueta del rubio parada frente a ella con la navaja en las mano.

Niall se arrodillo quedando frente a la chica y la miro a los ojos mientras depositaba una de sus suaves manos en su mejilla.

—Jamás vuelvas ni pienses en hacer eso Alice—El hubiera deseado que lo primero que le dijera a la chica fuera mas apasionado y dulce, pero se presento una peor ocasión para presenciársele.
— ¿Lucifer?...—Susurro tensa la pelirroja.
—No, no lo soy...—Alice se aparto bruscamente y se levanto acomodándose la chaqueta.
—Entonces...
—No temas—Se acercó a ella y le levantó el mentón para que lo mirara a los ojos—Soy Niall, Niall Horan...—Alice quedo atrapada en los hermosos ojos del ángel—...Tu ángel guardián.

No dijo nada mientras procesaba las palabras del rubio, en especial las ultimas.

—Soy Alice, Alice Brown...—Le tendió la mano y el la tomo depositando un dulce beso en ella—... ¡Y soy un unicornio!—El rubio frunció el ceño—Aun estamos en el siglo veinte, no necesitas inventar estupideces para coquetear—Ofendida empezó a caminar, alejándose de "ese loco" como lo creía Alice.
—Te estoy diciendo la verdad Alice—La tomo de la mano y la giro hacia el, viéndola directamente a los ojos—La chica se quedo pensando.
—Demuéstramelo, si es que dices la verdad—Niall no dijo nada—Lo sabia—Esta vez empezó a correr.

Niall no quería arriesgarse, ya había roto mas de mil reglas en unos minutos y no debía demostrar ser un ángel, pero aun así quería tanto estar con ella sin mentiras, quería que ella supiera lo que en realidad el es y no sólo que lo viera como un chico loco que le dijo que era su ángel guardián para "coquetear".

Tomo coraje y extendió su alas para demostrarle que no le había dicho mentira s sobre su naturaleza. Ella sería su condena pero aun así voló hacia ella, la tomo por la cintura y la elevo hacia los cielos.

Alice aguanto un grito y cerró los ojos fuertemente "Por favor que esto sea un sueño" se repetía la pelirroja en su mente sin abrir los ojos. Niall paro e elevarse ya en lo más alto que había alcanzado.

—Abre los ojos Alice—Le susurro en el oído y ella obedeció y al ver hacia abajo empezó a gritar y patalear asustada.
— ¡Bájame, bájame por favor!—Le suplico tomando fuertemente de los brazos que la sujetaban de la cintura.
—Claro—La soltó y ella empezó a caer rápidamente, mientras gritaba a todo pulmón.

Niall bajo en picada y la tomo en sus brazos como a un bebe, y ella lo abrazo fuertemente mientras lloraba.

—Oye, mírame Alice. No llores, yo jamás de dejaría ir—Ella no dijo nada, solo sollozaba en su pecho y lo agarraba de la cintura fuertemente, incrustando sus uñas.
—Eres un idiota...y ahora te creo—Lo miro a los ojos y él le beso la frente—Ahora bájame por favor.

Un profundo amor nació, literalmente, en el cielo. Un amor infinito que jamás seria roto, hasta que la muerte los separase el uno del otro.

Nightmares Coming True:



La luz de la luna llena brillaba como nunca antes, el clima era aun más frío de lo normal en aquel pueblo a las afueras de Europa. La media noche del treinta y uno de octubre se avecinaba rápidamente y con ella los niños que pedían dulces regresaban a sus casas asustados por las historias míticas que se hacían realidad a la media noche, mientras que las personas mayores salían a las fiestas de disfraces y a hacer algunas "travesuras".

Julie, una hermosa pueblerina que habitaba en una de las viviendas mas antiguas y grandes que habían en el lugar, llena de historias aterradoras las cuales la chica no creía ni un poco.

Vivía allí porque la casa fue heredada a sus padres, los cuales murieron allí mismos años atrás. Julie quiso abandonarla, pero no tenia de otra. Sus padres no le dejaron nada, nada de herencia más que la mansión y para su mala suerte; no podía venderla, ya que nadie la compraba por sus múltiples historias de terror.

La muchacha, como todas la noches; salió a recorrer el bosque, escapando de su cruda realidad, de su vida. Olvidarla en el recóndito lugar por unas horas. Odiaba su vida, todos le tenían miedo por ser "la huérfana de la mansión del terror". Jamás había tenido amigos, ni amigas, ni mucho menos había dado su primer beso y ya tenía veinte años.

Julie quería morir, pero no era lo suficientemente valiente para hacerlo. Tan solo se adentraba todas las noches al bosque con la esperanza de no encontrar jamás la salida y morir con los días en el oscuro lugar...pero no, siempre encontraba la salida sin ninguna intención de hacerlo.

Su vestido holgado, blanco, de tela delicada y suave se enredaba con las ramas, se manchaba de lodo y se le adherían las hojas de los arboles abatidos por las fuertes brisas del otoño.

Camino y camino por el oscuro bosque que era alumbrado por la hermosa y brillante luna. Los pájaros aleteaban fuertemente de un árbol hacia otro más lejos y emitían un aterrador sonido, los murciélagos sobrevolaban su cabeza pero aun así no le asustaban. Después de tanto tiempo de oír y ver lo mismo se había acostumbrado.

Se tiro al suelo cansada de caminar, se apoyo a un gran tronco caído y abrazo sus piernas contra su pecho. Alzo la vista a la luna y al cielo oscuro adornado por pequeños puntos brillantes que tanto admiraba y amaba Julie.

Una lágrima resbalo su mejilla, luego otra y muchas son parar. Se puso las manos en la cara sollozando fuertemente. Ella quería se una de esas estrellas, acompañada por miles más que no te hacen a un lado por ser menos brillante.

—Ya no quiero vivir más, odio mi vida—Se lamentaba y deseaba la muchacha.


Paró de llorar, como muchas otras veces. No murió, como siempre.

Se quedo dormida en el bosque, algo que jamás había hecho antes. Siempre cerraba los ojos, pero jamás se dormía.

Llegó la media noche y Julie aun seguía tendida en el suelo en un profundo sueño. La niebla se empezó a apoderar del suelo del bosque, acariciando las mejillas de la muchacha, y el ulular de los búhos se despertó.

Se paro rápidamente del suelo, asustada por no poder lograr ver nada por la gruesa niebla. Retrocedió unos pasos y tropezó con una rama, cayendo al suelo de espaldas.

Intento incorporarse pero algo la sostenía del cuello de su vestido. Trato de zafarse con sus manos pero las tenia atadas ¿cómo estaba atada en tan solo un segundo? Forzó un poco su cuello en dirección a sus manos y vio, que lo que la ataba eran unas raices; salían de la tierra y al otro lado de su muñeca estaba enterrada. Lo mismo con su otra muñeca y sus tobillos.

Julie se movía desesperadamente, pero las raíces eran muy fuertes y solo la lastimaban en cada forcejeo. Intento gritar y pedir ayuda pero la voz no le salía, sentía como si le hubieran apuñalado la garganta. La niebla se fue alejando y disolviendo en el aire; la vista se fue aclarando, pero la muchacha no quería abrir los ojos. Presentía que si lo hacia se encontraría a cara con algo espantoso.

—Abre los ojos mi cielo—Una voz dulce y cautivadora la convenció de hacerlo, como si la hipnotizara.

De inmediato soltó un gran grito, jamás en su corta vida había visto algo similar. Ella no creía en los fantasmas pero se podía jurar que lo que tenia frente a ella, literalmente encima suyo era un fantasma o un ser sobrenatural.

Una mujer estaba sobre las caderas de Julie, con las rodillas apoyadas en la hierba intentando no sentarse en la muchacha. Toda la cara de la mujer estaba cubierta por un velo muy largo y ancho que la cubría totalmente, hasta los pies. La tela sobrevolaba haciendo ondas a sus lados, y aunque la tela era muy transparente y delgada, su cara y cuerpo no se distinguían, tan solo una silueta oscura.

La mujer acerco a Julie lo que se suponía que era su cara, la movió de un lado a otro aspirando el aroma del miedo de la muchacha, que tan solo la miraba fijamente intentándose convencer de que era producto de su imaginación. Pero no lo era.

—Hueles tan delicioso—La mujer pego su nariz a la mejilla de Julie, bajando lentamente hasta su cuello.

— ¡Suéltame!—Gritaba desesperada la muchacha, retorciendo sus manos y pies intentando salir de agarre de las raíces, pero solo se lastimaba la piel; logrando que le brotara sangre de ella.

—Solo duerme Julie, solo duerme. No te dolerá, serás feliz hermosa...—La mujer acariciaba los cabellos de su víctima, con sus largos y deformes dedos de uñas largas y puntiagudas.

—No—Sollozo— ¡Déjame ir!—Aparto su cabeza de las manos de la mujer, lo cual la enfureció.

— ¡Jamás!—Su voz cambio drásticamente, ahora era grave y aterradora—Eres una niña traviesa; entras al bosque en una fría noche de brujas deseando morir—La mujer chasqueaba su lengua mientras negaba —Si quieres morir, lo obtendrás.

—Yo solo quiero una vida mejor—Su voz se entrecortaba por sus frecuentes sollozos.

—Y la tendrás...—La voz dulce volvió—Siendo yo. Harás pagar a la gente mala de ahora en adelante sus actos, podrás vengarte de todos los que se burlaron de ti.

—No lo haré—Levanto su cabeza pegándola a la de la mujer, amenazándola.

— ¡Lo harás!—Sus ojos brillaron en un rojo intenso—Ya es la hora de que me reemplacen...y tú eres perfecta.

Por más que las historias y cuentos de terror parezcan estúpidos e imposibles, pueden hacerse realidad a la visión de los no creyentes. Por más que no creas en algo, más real lo haces. Por más que desees algo, puede ser hecho realidad; pero con sus consecuencias, no todo es lo que deseas.

La maldición su heredada a Julie, y de Julie a otra muchacha desafortunada y malagradecida con su vida, permaneciendo y viviendo así aquella maldición que ahora es una historia, o para muchos un mito o una leyenda. Pero cueste lo que cueste, siempre vivirá y será creída por unos y rechazada por otros, como todo cuento que ha de ronda por el mundo.

No apagues tu imaginación, por más que te cueste creer en algo; créelo, porque como los sueños se hacen realidad, las pesadillas también.

Creer no hace daño, te hace más humano, pero no iluso. No creer te hace valiente, pero ignorante.
Las pesadillas viven en el mundo real, no importa el siglo en el que estés; siempre habrá una historia de terror que te hace la vida más interesante y emocionante. Te hará sentir vivo, aunque te mate y te condene...

Y eso ser todo, espero que gustar a indias serxys ahq :gemz: 
¡Ficha mas que aceptadisima!
sdfjkasgbdjfksbd Tu escribir hermoso, Gemela  estas mas que aceptada :gemz: 
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: B.I.T.C.H.E.S. [AUDICIONES CERRADAS.] [Resultados Listos.]

Mensaje por Gerrie. el Miér 13 Nov 2013, 12:48 pm

яυѕнєя ναмριяє zσмвιє escribió:
MayCyril escribió:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Marian Cyril

||Representante: Lana Del Rey || Nombre del personaje masculino: Niall Horan o Ian Somerhalder.
Por que quieres participar: Bitches plz, desde un principio he amado la idea, y recuerden que les dije que hacían buen equipo; lo hacen   Y son mis indias serxys, las amo y quiero quedar  

En spoiler algún capítulo o Shot:  
TBH:



Londres, Inglaterra
Noviembre de 1957.

En otoño ya casi terminaba, y las heladas brisas del invierno ya empezaban a ser percibidas en las plumas de las alas del hermoso ángel. Sus botas se hundían en el frío lodo y las hojas secas crujían bajo sus pasos firmes; pego más su abrigo negro a su cuerpo, aunque no sintiera frío.

Detrás del ángel corría torpemente Alice intentando llegar lo antes posible a la tumba de su padre. La brisa golpeaba fuertemente la delicada cara de la muchacha y zarandeaba su cabello rojizo; sus labios rojos como la sangre, se encontraban agrietados por el frío de la mañana y unas grandes ojeras de cansancio adornaban sus ojos color miel.

Niall volteo a ver a la chica que lo condenaría y río al ver como corría hacia la tumba de su padre tropezando constantemente —Ten cuidado —la chica enojada gruño, no por la advertencia del ángel; sino por lo sucia que se encontraban sus botas y su largo vestido azul marino. Siguió corriendo y sobrepaso a su ángel guardián.

Las lapidas del cementerio no se distinguían por las hojas que las cubrían, y el moho  adornaba a los monumentos de las tumbas más antiguas de los valientes guerreros que dieron su vida y murieron siglos atrás, en muchas de las batallas desatadas a través de los tiempos.  

Al ver al gran ángel guardián en la colina, se detuvo para ver hacia atrás sobresaltada al sentir el ruido de una rama crujir. No vio nada y supuso que había sido su imaginación o solo un animal. En esas zonas del cementerio rondan muchos coyotes, pero generalmente en la noche.

El ángel se encontraba de espaldas apoyado en la estatua de el ángel guardián que cuidaba en el inframundo al padre de la chica y miraba hacia el horizonte, donde un hermoso amanecer que se avecinaba.

Alice se  acerco al ángel sin mirar nada más que el amanecer, como siempre hacia antes de saludar a su padre. Cuando ella era pequeña solía hacerlo con su padre antes de visitar al abuelo en la tumba.

La pelirroja no veía a Niall, su ángel guardián; pero aun así ella creía en el y solía sentirlo, pero a veces dudaba y se llamaba así misma loca.

El ángel la miraba con amor a Alice, mientras ella limpiaba la tumba de su padre y luego se arrodillaba a orar y hablarle sobre lo mucho que lo extrañaba. A veces al Niall le daban ganas de abrazarla y consolarla mientras ella lloraba y pedía a Dios que le devolviera a su padre.

Niall se acerco a ella y logro ver que saco una navaja y la acerco a su muñeca izquierda.

—Alice ¿Qué haces?—Ella no lo escuchaba, tan solo cerró los ojos y empezó a cortarse.
—Te convoco a ti Luci...—El ángel se abalanzo a ella y arrebató de sus manos la navaja—¡Pero qué día...—Se quedo paralizada al ver la silueta del rubio parada frente a ella con la navaja en las mano.

Niall se arrodillo quedando frente a la chica y la miro a los ojos mientras depositaba una de sus suaves manos en su mejilla.

—Jamás vuelvas ni pienses en hacer eso Alice—El hubiera deseado que lo primero que le dijera a la chica fuera mas apasionado y dulce, pero se presento una peor ocasión para presenciársele.
— ¿Lucifer?...—Susurro tensa la pelirroja.
—No, no lo soy...—Alice se aparto bruscamente y se levanto acomodándose la chaqueta.
—Entonces...
—No temas—Se acercó a ella y le levantó el mentón para que lo mirara a los ojos—Soy Niall, Niall Horan...—Alice quedo atrapada en los hermosos ojos del ángel—...Tu ángel guardián.

No dijo nada mientras procesaba las palabras del rubio, en especial las ultimas.

—Soy Alice, Alice Brown...—Le tendió la mano y el la tomo depositando un dulce beso en ella—... ¡Y soy un unicornio!—El rubio frunció el ceño—Aun estamos en el siglo veinte, no necesitas inventar estupideces para coquetear—Ofendida empezó a caminar, alejándose de "ese loco" como lo creía Alice.
—Te estoy diciendo la verdad Alice—La tomo de la mano y la giro hacia el, viéndola directamente a los ojos—La chica se quedo pensando.
—Demuéstramelo, si es que dices la verdad—Niall no dijo nada—Lo sabia—Esta vez empezó a correr.

Niall no quería arriesgarse, ya había roto mas de mil reglas en unos minutos y no debía demostrar ser un ángel, pero aun así quería tanto estar con ella sin mentiras, quería que ella supiera lo que en realidad el es y no sólo que lo viera como un chico loco que le dijo que era su ángel guardián para "coquetear".

Tomo coraje y extendió su alas para demostrarle que no le había dicho mentira s sobre su naturaleza. Ella sería su condena pero aun así voló hacia ella, la tomo por la cintura y la elevo hacia los cielos.

Alice aguanto un grito y cerró los ojos fuertemente "Por favor que esto sea un sueño" se repetía la pelirroja en su mente sin abrir los ojos. Niall paro e elevarse ya en lo más alto que había alcanzado.

—Abre los ojos Alice—Le susurro en el oído y ella obedeció y al ver hacia abajo empezó a gritar y patalear asustada.
— ¡Bájame, bájame por favor!—Le suplico tomando fuertemente de los brazos que la sujetaban de la cintura.
—Claro—La soltó y ella empezó a caer rápidamente, mientras gritaba a todo pulmón.

Niall bajo en picada y la tomo en sus brazos como a un bebe, y ella lo abrazo fuertemente mientras lloraba.

—Oye, mírame Alice. No llores, yo jamás de dejaría ir—Ella no dijo nada, solo sollozaba en su pecho y lo agarraba de la cintura fuertemente, incrustando sus uñas.
—Eres un idiota...y ahora te creo—Lo miro a los ojos y él le beso la frente—Ahora bájame por favor.

Un profundo amor nació, literalmente, en el cielo. Un amor infinito que jamás seria roto, hasta que la muerte los separase el uno del otro.

Nightmares Coming True:



La luz de la luna llena brillaba como nunca antes, el clima era aun más frío de lo normal en aquel pueblo a las afueras de Europa. La media noche del treinta y uno de octubre se avecinaba rápidamente y con ella los niños que pedían dulces regresaban a sus casas asustados por las historias míticas que se hacían realidad a la media noche, mientras que las personas mayores salían a las fiestas de disfraces y a hacer algunas "travesuras".

Julie, una hermosa pueblerina que habitaba en una de las viviendas mas antiguas y grandes que habían en el lugar, llena de historias aterradoras las cuales la chica no creía ni un poco.

Vivía allí porque la casa fue heredada a sus padres, los cuales murieron allí mismos años atrás. Julie quiso abandonarla, pero no tenia de otra. Sus padres no le dejaron nada, nada de herencia más que la mansión y para su mala suerte; no podía venderla, ya que nadie la compraba por sus múltiples historias de terror.

La muchacha, como todas la noches; salió a recorrer el bosque, escapando de su cruda realidad, de su vida. Olvidarla en el recóndito lugar por unas horas. Odiaba su vida, todos le tenían miedo por ser "la huérfana de la mansión del terror". Jamás había tenido amigos, ni amigas, ni mucho menos había dado su primer beso y ya tenía veinte años.

Julie quería morir, pero no era lo suficientemente valiente para hacerlo. Tan solo se adentraba todas las noches al bosque con la esperanza de no encontrar jamás la salida y morir con los días en el oscuro lugar...pero no, siempre encontraba la salida sin ninguna intención de hacerlo.

Su vestido holgado, blanco, de tela delicada y suave se enredaba con las ramas, se manchaba de lodo y se le adherían las hojas de los arboles abatidos por las fuertes brisas del otoño.

Camino y camino por el oscuro bosque que era alumbrado por la hermosa y brillante luna. Los pájaros aleteaban fuertemente de un árbol hacia otro más lejos y emitían un aterrador sonido, los murciélagos sobrevolaban su cabeza pero aun así no le asustaban. Después de tanto tiempo de oír y ver lo mismo se había acostumbrado.

Se tiro al suelo cansada de caminar, se apoyo a un gran tronco caído y abrazo sus piernas contra su pecho. Alzo la vista a la luna y al cielo oscuro adornado por pequeños puntos brillantes que tanto admiraba y amaba Julie.

Una lágrima resbalo su mejilla, luego otra y muchas son parar. Se puso las manos en la cara sollozando fuertemente. Ella quería se una de esas estrellas, acompañada por miles más que no te hacen a un lado por ser menos brillante.

—Ya no quiero vivir más, odio mi vida—Se lamentaba y deseaba la muchacha.


Paró de llorar, como muchas otras veces. No murió, como siempre.

Se quedo dormida en el bosque, algo que jamás había hecho antes. Siempre cerraba los ojos, pero jamás se dormía.

Llegó la media noche y Julie aun seguía tendida en el suelo en un profundo sueño. La niebla se empezó a apoderar del suelo del bosque, acariciando las mejillas de la muchacha, y el ulular de los búhos se despertó.

Se paro rápidamente del suelo, asustada por no poder lograr ver nada por la gruesa niebla. Retrocedió unos pasos y tropezó con una rama, cayendo al suelo de espaldas.

Intento incorporarse pero algo la sostenía del cuello de su vestido. Trato de zafarse con sus manos pero las tenia atadas ¿cómo estaba atada en tan solo un segundo? Forzó un poco su cuello en dirección a sus manos y vio, que lo que la ataba eran unas raices; salían de la tierra y al otro lado de su muñeca estaba enterrada. Lo mismo con su otra muñeca y sus tobillos.

Julie se movía desesperadamente, pero las raíces eran muy fuertes y solo la lastimaban en cada forcejeo. Intento gritar y pedir ayuda pero la voz no le salía, sentía como si le hubieran apuñalado la garganta. La niebla se fue alejando y disolviendo en el aire; la vista se fue aclarando, pero la muchacha no quería abrir los ojos. Presentía que si lo hacia se encontraría a cara con algo espantoso.

—Abre los ojos mi cielo—Una voz dulce y cautivadora la convenció de hacerlo, como si la hipnotizara.

De inmediato soltó un gran grito, jamás en su corta vida había visto algo similar. Ella no creía en los fantasmas pero se podía jurar que lo que tenia frente a ella, literalmente encima suyo era un fantasma o un ser sobrenatural.

Una mujer estaba sobre las caderas de Julie, con las rodillas apoyadas en la hierba intentando no sentarse en la muchacha. Toda la cara de la mujer estaba cubierta por un velo muy largo y ancho que la cubría totalmente, hasta los pies. La tela sobrevolaba haciendo ondas a sus lados, y aunque la tela era muy transparente y delgada, su cara y cuerpo no se distinguían, tan solo una silueta oscura.

La mujer acerco a Julie lo que se suponía que era su cara, la movió de un lado a otro aspirando el aroma del miedo de la muchacha, que tan solo la miraba fijamente intentándose convencer de que era producto de su imaginación. Pero no lo era.

—Hueles tan delicioso—La mujer pego su nariz a la mejilla de Julie, bajando lentamente hasta su cuello.

— ¡Suéltame!—Gritaba desesperada la muchacha, retorciendo sus manos y pies intentando salir de agarre de las raíces, pero solo se lastimaba la piel; logrando que le brotara sangre de ella.

—Solo duerme Julie, solo duerme. No te dolerá, serás feliz hermosa...—La mujer acariciaba los cabellos de su víctima, con sus largos y deformes dedos de uñas largas y puntiagudas.

—No—Sollozo— ¡Déjame ir!—Aparto su cabeza de las manos de la mujer, lo cual la enfureció.

— ¡Jamás!—Su voz cambio drásticamente, ahora era grave y aterradora—Eres una niña traviesa; entras al bosque en una fría noche de brujas deseando morir—La mujer chasqueaba su lengua mientras negaba —Si quieres morir, lo obtendrás.

—Yo solo quiero una vida mejor—Su voz se entrecortaba por sus frecuentes sollozos.

—Y la tendrás...—La voz dulce volvió—Siendo yo. Harás pagar a la gente mala de ahora en adelante sus actos, podrás vengarte de todos los que se burlaron de ti.

—No lo haré—Levanto su cabeza pegándola a la de la mujer, amenazándola.

— ¡Lo harás!—Sus ojos brillaron en un rojo intenso—Ya es la hora de que me reemplacen...y tú eres perfecta.

Por más que las historias y cuentos de terror parezcan estúpidos e imposibles, pueden hacerse realidad a la visión de los no creyentes. Por más que no creas en algo, más real lo haces. Por más que desees algo, puede ser hecho realidad; pero con sus consecuencias, no todo es lo que deseas.

La maldición su heredada a Julie, y de Julie a otra muchacha desafortunada y malagradecida con su vida, permaneciendo y viviendo así aquella maldición que ahora es una historia, o para muchos un mito o una leyenda. Pero cueste lo que cueste, siempre vivirá y será creída por unos y rechazada por otros, como todo cuento que ha de ronda por el mundo.

No apagues tu imaginación, por más que te cueste creer en algo; créelo, porque como los sueños se hacen realidad, las pesadillas también.

Creer no hace daño, te hace más humano, pero no iluso. No creer te hace valiente, pero ignorante.
Las pesadillas viven en el mundo real, no importa el siglo en el que estés; siempre habrá una historia de terror que te hace la vida más interesante y emocionante. Te hará sentir vivo, aunque te mate y te condene...

Y eso ser todo, espero que gustar a indias serxys ahq :gemz: 
¡Ficha mas que aceptadisima!
sdfjkasgbdjfksbd Tu escribir hermoso, Gemela  estas mas que aceptada :gemz: 
asdfghjklñ pinshi Adry yo ya estaba escribiendo el comentario para aceptar a la May
Perra   siempre me ganas, igual me encanto tu audición May escribes muy bien :DD y como no me quedare con las ganas 

¡Violable ficha aceptada!
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: B.I.T.C.H.E.S. [AUDICIONES CERRADAS.] [Resultados Listos.]

Mensaje por Invitado el Miér 13 Nov 2013, 12:49 pm

jeri hermosillo escribió:
яυѕнєя ναмριяє zσмвιє escribió:
MayCyril escribió:

Marian Cyril

||Representante: Lana Del Rey || Nombre del personaje masculino: Niall Horan o Ian Somerhalder.
Por que quieres participar: Bitches plz, desde un principio he amado la idea, y recuerden que les dije que hacían buen equipo; lo hacen   Y son mis indias serxys, las amo y quiero quedar  

En spoiler algún capítulo o Shot:  
TBH:



Londres, Inglaterra
Noviembre de 1957.

En otoño ya casi terminaba, y las heladas brisas del invierno ya empezaban a ser percibidas en las plumas de las alas del hermoso ángel. Sus botas se hundían en el frío lodo y las hojas secas crujían bajo sus pasos firmes; pego más su abrigo negro a su cuerpo, aunque no sintiera frío.

Detrás del ángel corría torpemente Alice intentando llegar lo antes posible a la tumba de su padre. La brisa golpeaba fuertemente la delicada cara de la muchacha y zarandeaba su cabello rojizo; sus labios rojos como la sangre, se encontraban agrietados por el frío de la mañana y unas grandes ojeras de cansancio adornaban sus ojos color miel.

Niall volteo a ver a la chica que lo condenaría y río al ver como corría hacia la tumba de su padre tropezando constantemente —Ten cuidado —la chica enojada gruño, no por la advertencia del ángel; sino por lo sucia que se encontraban sus botas y su largo vestido azul marino. Siguió corriendo y sobrepaso a su ángel guardián.

Las lapidas del cementerio no se distinguían por las hojas que las cubrían, y el moho  adornaba a los monumentos de las tumbas más antiguas de los valientes guerreros que dieron su vida y murieron siglos atrás, en muchas de las batallas desatadas a través de los tiempos.  

Al ver al gran ángel guardián en la colina, se detuvo para ver hacia atrás sobresaltada al sentir el ruido de una rama crujir. No vio nada y supuso que había sido su imaginación o solo un animal. En esas zonas del cementerio rondan muchos coyotes, pero generalmente en la noche.

El ángel se encontraba de espaldas apoyado en la estatua de el ángel guardián que cuidaba en el inframundo al padre de la chica y miraba hacia el horizonte, donde un hermoso amanecer que se avecinaba.

Alice se  acerco al ángel sin mirar nada más que el amanecer, como siempre hacia antes de saludar a su padre. Cuando ella era pequeña solía hacerlo con su padre antes de visitar al abuelo en la tumba.

La pelirroja no veía a Niall, su ángel guardián; pero aun así ella creía en el y solía sentirlo, pero a veces dudaba y se llamaba así misma loca.

El ángel la miraba con amor a Alice, mientras ella limpiaba la tumba de su padre y luego se arrodillaba a orar y hablarle sobre lo mucho que lo extrañaba. A veces al Niall le daban ganas de abrazarla y consolarla mientras ella lloraba y pedía a Dios que le devolviera a su padre.

Niall se acerco a ella y logro ver que saco una navaja y la acerco a su muñeca izquierda.

—Alice ¿Qué haces?—Ella no lo escuchaba, tan solo cerró los ojos y empezó a cortarse.
—Te convoco a ti Luci...—El ángel se abalanzo a ella y arrebató de sus manos la navaja—¡Pero qué día...—Se quedo paralizada al ver la silueta del rubio parada frente a ella con la navaja en las mano.

Niall se arrodillo quedando frente a la chica y la miro a los ojos mientras depositaba una de sus suaves manos en su mejilla.

—Jamás vuelvas ni pienses en hacer eso Alice—El hubiera deseado que lo primero que le dijera a la chica fuera mas apasionado y dulce, pero se presento una peor ocasión para presenciársele.
— ¿Lucifer?...—Susurro tensa la pelirroja.
—No, no lo soy...—Alice se aparto bruscamente y se levanto acomodándose la chaqueta.
—Entonces...
—No temas—Se acercó a ella y le levantó el mentón para que lo mirara a los ojos—Soy Niall, Niall Horan...—Alice quedo atrapada en los hermosos ojos del ángel—...Tu ángel guardián.

No dijo nada mientras procesaba las palabras del rubio, en especial las ultimas.

—Soy Alice, Alice Brown...—Le tendió la mano y el la tomo depositando un dulce beso en ella—... ¡Y soy un unicornio!—El rubio frunció el ceño—Aun estamos en el siglo veinte, no necesitas inventar estupideces para coquetear—Ofendida empezó a caminar, alejándose de "ese loco" como lo creía Alice.
—Te estoy diciendo la verdad Alice—La tomo de la mano y la giro hacia el, viéndola directamente a los ojos—La chica se quedo pensando.
—Demuéstramelo, si es que dices la verdad—Niall no dijo nada—Lo sabia—Esta vez empezó a correr.

Niall no quería arriesgarse, ya había roto mas de mil reglas en unos minutos y no debía demostrar ser un ángel, pero aun así quería tanto estar con ella sin mentiras, quería que ella supiera lo que en realidad el es y no sólo que lo viera como un chico loco que le dijo que era su ángel guardián para "coquetear".

Tomo coraje y extendió su alas para demostrarle que no le había dicho mentira s sobre su naturaleza. Ella sería su condena pero aun así voló hacia ella, la tomo por la cintura y la elevo hacia los cielos.

Alice aguanto un grito y cerró los ojos fuertemente "Por favor que esto sea un sueño" se repetía la pelirroja en su mente sin abrir los ojos. Niall paro e elevarse ya en lo más alto que había alcanzado.

—Abre los ojos Alice—Le susurro en el oído y ella obedeció y al ver hacia abajo empezó a gritar y patalear asustada.
— ¡Bájame, bájame por favor!—Le suplico tomando fuertemente de los brazos que la sujetaban de la cintura.
—Claro—La soltó y ella empezó a caer rápidamente, mientras gritaba a todo pulmón.

Niall bajo en picada y la tomo en sus brazos como a un bebe, y ella lo abrazo fuertemente mientras lloraba.

—Oye, mírame Alice. No llores, yo jamás de dejaría ir—Ella no dijo nada, solo sollozaba en su pecho y lo agarraba de la cintura fuertemente, incrustando sus uñas.
—Eres un idiota...y ahora te creo—Lo miro a los ojos y él le beso la frente—Ahora bájame por favor.

Un profundo amor nació, literalmente, en el cielo. Un amor infinito que jamás seria roto, hasta que la muerte los separase el uno del otro.

Nightmares Coming True:



La luz de la luna llena brillaba como nunca antes, el clima era aun más frío de lo normal en aquel pueblo a las afueras de Europa. La media noche del treinta y uno de octubre se avecinaba rápidamente y con ella los niños que pedían dulces regresaban a sus casas asustados por las historias míticas que se hacían realidad a la media noche, mientras que las personas mayores salían a las fiestas de disfraces y a hacer algunas "travesuras".

Julie, una hermosa pueblerina que habitaba en una de las viviendas mas antiguas y grandes que habían en el lugar, llena de historias aterradoras las cuales la chica no creía ni un poco.

Vivía allí porque la casa fue heredada a sus padres, los cuales murieron allí mismos años atrás. Julie quiso abandonarla, pero no tenia de otra. Sus padres no le dejaron nada, nada de herencia más que la mansión y para su mala suerte; no podía venderla, ya que nadie la compraba por sus múltiples historias de terror.

La muchacha, como todas la noches; salió a recorrer el bosque, escapando de su cruda realidad, de su vida. Olvidarla en el recóndito lugar por unas horas. Odiaba su vida, todos le tenían miedo por ser "la huérfana de la mansión del terror". Jamás había tenido amigos, ni amigas, ni mucho menos había dado su primer beso y ya tenía veinte años.

Julie quería morir, pero no era lo suficientemente valiente para hacerlo. Tan solo se adentraba todas las noches al bosque con la esperanza de no encontrar jamás la salida y morir con los días en el oscuro lugar...pero no, siempre encontraba la salida sin ninguna intención de hacerlo.

Su vestido holgado, blanco, de tela delicada y suave se enredaba con las ramas, se manchaba de lodo y se le adherían las hojas de los arboles abatidos por las fuertes brisas del otoño.

Camino y camino por el oscuro bosque que era alumbrado por la hermosa y brillante luna. Los pájaros aleteaban fuertemente de un árbol hacia otro más lejos y emitían un aterrador sonido, los murciélagos sobrevolaban su cabeza pero aun así no le asustaban. Después de tanto tiempo de oír y ver lo mismo se había acostumbrado.

Se tiro al suelo cansada de caminar, se apoyo a un gran tronco caído y abrazo sus piernas contra su pecho. Alzo la vista a la luna y al cielo oscuro adornado por pequeños puntos brillantes que tanto admiraba y amaba Julie.

Una lágrima resbalo su mejilla, luego otra y muchas son parar. Se puso las manos en la cara sollozando fuertemente. Ella quería se una de esas estrellas, acompañada por miles más que no te hacen a un lado por ser menos brillante.

—Ya no quiero vivir más, odio mi vida—Se lamentaba y deseaba la muchacha.


Paró de llorar, como muchas otras veces. No murió, como siempre.

Se quedo dormida en el bosque, algo que jamás había hecho antes. Siempre cerraba los ojos, pero jamás se dormía.

Llegó la media noche y Julie aun seguía tendida en el suelo en un profundo sueño. La niebla se empezó a apoderar del suelo del bosque, acariciando las mejillas de la muchacha, y el ulular de los búhos se despertó.

Se paro rápidamente del suelo, asustada por no poder lograr ver nada por la gruesa niebla. Retrocedió unos pasos y tropezó con una rama, cayendo al suelo de espaldas.

Intento incorporarse pero algo la sostenía del cuello de su vestido. Trato de zafarse con sus manos pero las tenia atadas ¿cómo estaba atada en tan solo un segundo? Forzó un poco su cuello en dirección a sus manos y vio, que lo que la ataba eran unas raices; salían de la tierra y al otro lado de su muñeca estaba enterrada. Lo mismo con su otra muñeca y sus tobillos.

Julie se movía desesperadamente, pero las raíces eran muy fuertes y solo la lastimaban en cada forcejeo. Intento gritar y pedir ayuda pero la voz no le salía, sentía como si le hubieran apuñalado la garganta. La niebla se fue alejando y disolviendo en el aire; la vista se fue aclarando, pero la muchacha no quería abrir los ojos. Presentía que si lo hacia se encontraría a cara con algo espantoso.

—Abre los ojos mi cielo—Una voz dulce y cautivadora la convenció de hacerlo, como si la hipnotizara.

De inmediato soltó un gran grito, jamás en su corta vida había visto algo similar. Ella no creía en los fantasmas pero se podía jurar que lo que tenia frente a ella, literalmente encima suyo era un fantasma o un ser sobrenatural.

Una mujer estaba sobre las caderas de Julie, con las rodillas apoyadas en la hierba intentando no sentarse en la muchacha. Toda la cara de la mujer estaba cubierta por un velo muy largo y ancho que la cubría totalmente, hasta los pies. La tela sobrevolaba haciendo ondas a sus lados, y aunque la tela era muy transparente y delgada, su cara y cuerpo no se distinguían, tan solo una silueta oscura.

La mujer acerco a Julie lo que se suponía que era su cara, la movió de un lado a otro aspirando el aroma del miedo de la muchacha, que tan solo la miraba fijamente intentándose convencer de que era producto de su imaginación. Pero no lo era.

—Hueles tan delicioso—La mujer pego su nariz a la mejilla de Julie, bajando lentamente hasta su cuello.

— ¡Suéltame!—Gritaba desesperada la muchacha, retorciendo sus manos y pies intentando salir de agarre de las raíces, pero solo se lastimaba la piel; logrando que le brotara sangre de ella.

—Solo duerme Julie, solo duerme. No te dolerá, serás feliz hermosa...—La mujer acariciaba los cabellos de su víctima, con sus largos y deformes dedos de uñas largas y puntiagudas.

—No—Sollozo— ¡Déjame ir!—Aparto su cabeza de las manos de la mujer, lo cual la enfureció.

— ¡Jamás!—Su voz cambio drásticamente, ahora era grave y aterradora—Eres una niña traviesa; entras al bosque en una fría noche de brujas deseando morir—La mujer chasqueaba su lengua mientras negaba —Si quieres morir, lo obtendrás.

—Yo solo quiero una vida mejor—Su voz se entrecortaba por sus frecuentes sollozos.

—Y la tendrás...—La voz dulce volvió—Siendo yo. Harás pagar a la gente mala de ahora en adelante sus actos, podrás vengarte de todos los que se burlaron de ti.

—No lo haré—Levanto su cabeza pegándola a la de la mujer, amenazándola.

— ¡Lo harás!—Sus ojos brillaron en un rojo intenso—Ya es la hora de que me reemplacen...y tú eres perfecta.

Por más que las historias y cuentos de terror parezcan estúpidos e imposibles, pueden hacerse realidad a la visión de los no creyentes. Por más que no creas en algo, más real lo haces. Por más que desees algo, puede ser hecho realidad; pero con sus consecuencias, no todo es lo que deseas.

La maldición su heredada a Julie, y de Julie a otra muchacha desafortunada y malagradecida con su vida, permaneciendo y viviendo así aquella maldición que ahora es una historia, o para muchos un mito o una leyenda. Pero cueste lo que cueste, siempre vivirá y será creída por unos y rechazada por otros, como todo cuento que ha de ronda por el mundo.

No apagues tu imaginación, por más que te cueste creer en algo; créelo, porque como los sueños se hacen realidad, las pesadillas también.

Creer no hace daño, te hace más humano, pero no iluso. No creer te hace valiente, pero ignorante.
Las pesadillas viven en el mundo real, no importa el siglo en el que estés; siempre habrá una historia de terror que te hace la vida más interesante y emocionante. Te hará sentir vivo, aunque te mate y te condene...

Y eso ser todo, espero que gustar a indias serxys ahq :gemz: 
¡Ficha mas que aceptadisima!
sdfjkasgbdjfksbd Tu escribir hermoso, Gemela  estas mas que aceptada :gemz: 
asdfghjklñ pinshi Adry yo ya estaba escribiendo el comentario para aceptar a la May
Perra   siempre me ganas, igual me encanto tu audición May escribes muy bien :DD y como no me quedare con las ganas 

¡Violable ficha aceptada!
asdklsn Siempre te gano Jery, yo ser cúl o sea 
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: B.I.T.C.H.E.S. [AUDICIONES CERRADAS.] [Resultados Listos.]

Mensaje por Gerrie. el Miér 13 Nov 2013, 12:52 pm

asdfghjklñ y tu sigues diciéndome Jery :aah: 
Si sigues así me voy a olvidar de mis baños de pureza y te voy a violar.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: B.I.T.C.H.E.S. [AUDICIONES CERRADAS.] [Resultados Listos.]

Mensaje por Invitado el Miér 13 Nov 2013, 5:05 pm

jeri hermosillo escribió:asdfghjklñ y tu sigues diciéndome Jery :aah: 
Si sigues así me voy a olvidar de mis baños de pureza y te voy a violar.
askjdbhasjkd ¿ves? tu ser sucia, sorry pero solo dejo que me viole el negro (? lol
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: B.I.T.C.H.E.S. [AUDICIONES CERRADAS.] [Resultados Listos.]

Mensaje por Invitado el Miér 13 Nov 2013, 5:06 pm

¡AUDICIONEN!
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: B.I.T.C.H.E.S. [AUDICIONES CERRADAS.] [Resultados Listos.]

Mensaje por Invitado el Miér 13 Nov 2013, 6:04 pm

oww tan bonitas mis indias peleandosen por aceptar mi audición lol
De verdad creen que escribo bien? Yo creo que escribo del asco xD but gracias, la amouh <3
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: B.I.T.C.H.E.S. [AUDICIONES CERRADAS.] [Resultados Listos.]

Mensaje por Invitado el Miér 13 Nov 2013, 6:07 pm

MayCyril escribió:oww tan bonitas mis indias peleandosen por aceptar mi audición lol
De verdad creen que escribo bien? Yo creo que escribo del asco xD but gracias, la amouh <3
Del asco escribo yo  tu escribes precioso, gemelucha.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: B.I.T.C.H.E.S. [AUDICIONES CERRADAS.] [Resultados Listos.]

Mensaje por Invitado el Miér 13 Nov 2013, 6:20 pm

яυѕнєя ναмριяє zσмвιє escribió:
MayCyril escribió:oww tan bonitas mis indias peleandosen por aceptar mi audición lol
De verdad creen que escribo bien? Yo creo que escribo del asco xD but gracias, la amouh <3
Del asco escribo yo  tu escribes precioso, gemelucha.
Haha ay no inventes gemelucha <3
Really? OMFG! Tenkiu, ilysm!
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: B.I.T.C.H.E.S. [AUDICIONES CERRADAS.] [Resultados Listos.]

Mensaje por Miluh. el Jue 14 Nov 2013, 9:14 am

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Holu, bueno, acabo de ver esto y me llamo demasiada la atención el título, o sea, fue como muy dajhdsa, me re gusto. Ahora, vayamos a lo principal, ¿por qué me gustaría participar? Buena pregunta, bueno, me gusta mucho participar en novelas colectivas pero, hasta el momento, no he terminado ninguna, quiero decir, algunas se van yendo y nos sacan las ganas a las demás, o simplemente la abandonan y quedan en la nada, odio que pase eso. Pero vi esta novela, y al igual que otras, tienen ese potencial de que te da la sensación de que la van a terminar y toda la cosa, tiene potencial de que va a tener mucha fama y, además teniendo a dos escritoras magnificas, seguro eligen personas de su rango. No soy muy buena escribiendo, pero audicionando no pierdo nada, así que eso, me encanto la idea y me re gustaría participar, voy a audicionar, good luck for me.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: B.I.T.C.H.E.S. [AUDICIONES CERRADAS.] [Resultados Listos.]

Mensaje por Miluh. el Jue 14 Nov 2013, 9:26 am

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Brooke Wigel


||Representante: Jessica Sula|| Nombre del personaje masculino: Alexander Arnold

Por que quieres participar: Como dije anteriormente me re gusto la idea y me encanta participar en ene ce, pero sobre todo, por qué no pierdo nada audicionando, a lo mejor tengo suerte. En fin, me encanto la idea, ya deje mi testamento en mi comentario anterior, ustedes saben mijitas, ah.

En spoiler algún capítulo o Shot:


Capítulo de una nc:

el capítulo es de una nc en la que estaba, la verdad no sé que paso, quedo abandonada después de dos capítulos más (luego del mío) o algo así, espero que te guste c:



Capítulo 04.


Limpio la última lagrima que caía por su mejilla, hasta llegar a la boca. Aaron estaba cansado de llorar todos los días.
— Deja de llorar idiota, ya para—se repetía una y otra vez, pero seguía llorando.
Respiró profundamente y se levanto, se miró en el espejo de cuerpo entero y se fijo en sus ojos. Estaban rojos e hinchados, era horrible. Se golpeó fuertemente en la cabeza y paró de llorar, sonrió cínicamente y se cambio de ropa.
Su muñeca aún sangraba, pero gracias a Dios las lágrimas habían cesado. Respiro profundamente y se volvió a mirar en el espejo. Estaba mejor que antes, arreglado y preparado para lo ¿mejor?
Saltó por la ventana y camino hasta el callejón que estaba la otra cuadra. Estaba todo oscuro, pero sabía perfectamente con quien tenía que encontrarse.
La vio sentada, tomando de una botella de vodka. Era pequeña, tenía 16 años y se llamaba Arianna, si, su mejor amiga. Se le acerco y se sentó al lado de ella, le arrebató la botella de las manos y bebió un gran sorbo.
— Hazlo ahora, recuérdalo más tarde —. Hablo la morocha— ¿No crees que es un lindo grafiti?
— Lo es —se limitó a contestar el rubio, y sonrió.
Arianna se acercó y susurro algo al oído de su amigo. Este comenzó a reír, pero su risa fue interrumpida cuando la menor de edad lo beso. Aaron le siguió el beso, tierno y apasionado. Se separaron de golpe y la morocha le robo la botella.
— Hazlo ahora, recuérdalo más tarde —repitió y sonrió, bebió un gran sorbo de la botella, mientras que el liquido le quemaba la garganta—. April quiere conocerte, no te la presentare, es una puta y querrá llevarte a la cama —el rubio sonrió. Arianna se la pasaba hablando de su hermana mayor, April, la cual era una puta pero su modelo a seguir.
— Me gustaría conocerla —dijo Aaron, Arianna abrió los ojos como platos.
— No lo haré, ya no recibiré besos de tu parte —dijo haciendo puchero.
— Cállate idiota y ven aquí —dijo, abrazando a su mejor amiga y besándola.
Era una relación bastante extraña, a pesar de ser mejores amigos se besaban y se trataban como si fueran novios desde hace años, pero realmente se conocían desde hace tres meses. Arianna celaba a Aaron y viceversa, era todo muy extraño.
Siguieron jugando a los abrazos y a los besos, pero todo se volvió salvaje cuando, inconscientemente, Arianna se le tiro encima a Aaron y comenzó a besarle el cuello. Punto débil de toda persona, y el principal del blondo.


(…)



Abrió los ojos y se vio abrazado a su mejor amiga, la despertó y se dieron cuenta que todavía estaban en el callejón.
— Mierda, Arianna, levántate, nos pondrán ver —dijo tomando a su mejor amiga de las piernas, estaba profundamente dormida, no se iba a levantar.
Caminó hasta su casa con la morocha en brazos, se metió por la puerta trasera y subió a su habitación. Acostó a la pequeña en su cama y se cambió de ropa. ¿Habían tenido sexo o qué? No recordaba absolutamente nada, se iba a meter en unos grandes problemas.
Una pregunta rondaba por la cabeza de Woodgate, ¿había tenido relaciones con su mejor amiga? La cual era una pequeña de dieciséis años, de todas formas él no era muy grande, se llevaban un año, pero seguía siendo una pequeña.
Buscó los cigarrillos en su chaqueta de cuero y saco uno, lo encendió y se lo metió en la boca. Dejo que el aire se metiera por sus pulmones, consumiéndolo, y luego lo expulso por la boca. Repitió la acción diez millones de veces, hasta que se consumieron cinco cigarrillos.
Arianna se levantó.
— Hazlo ahora, recuérdalo más tarde —dijo Aaron—. ¿Lo hicimos? No recuerdo lo que paso, pero estuvo mal.
— Si, lo hicimos, pero estábamos borrachos, no importa—dijo Arianna poniendo los ojos en blanco, a ella no le importaba nada.
— Si, te van a regañar y se me va a venir una grande encima —se defendió. En realidad los padres de Arianna no le iban a preguntar nada, April era el centro de atención.
— No me dirán nada, todo gira en torno a April. Si es por ellos, me hubiesen abortado —dijo, quebrándose la voz y comenzando a llorar en silencio.
— ¿Quieres que te lleve a casa? —Pregunto el rubio como todo caballero. Arianna asintió y luego se puso las zapatillas.
Salieron por la ventana y caminaron las diez cuadras que había que caminar. Se despidieron una cuadra antes y el blondo se quedo allí hasta que ella entrase en su casa. Cuando entro, dio la media vuelta y se quedo pensando en aquella frase.
— Hazlo ahora, recuérdalo más tarde —y soltó una risotada, que sin duda se escucho en todo el vecindario.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: B.I.T.C.H.E.S. [AUDICIONES CERRADAS.] [Resultados Listos.]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 4 de 8. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.