O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Tell your story |nc|
Hoy a las 1:53 am por Stark.

» MY POWER |Celyn|
Ayer a las 10:32 pm por Celyn

» être dans la lune.
Ayer a las 10:30 pm por Ongniel

» Little do you know
Ayer a las 10:13 pm por Grier.

» Que estás escuchando ....
Ayer a las 10:04 pm por Grier.

» Novata en el foro
Ayer a las 8:11 pm por Cassie

» The Breakfast Club - Fichas
Ayer a las 6:56 pm por Jules

» .Look at the flowers.
Ayer a las 6:41 pm por Jules

» Mover y Borrar Temas |11|
Ayer a las 5:42 pm por bomb.

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

Love rehab |n.c| {audiciones cerradas. resultados.

Página 2 de 47. Precedente  1, 2, 3 ... 24 ... 47  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Love rehab |n.c| {audiciones cerradas. resultados.

Mensaje por Invitado el Miér 02 Oct 2013, 7:14 pm

Gracias por aceptarla Nicki. Si esa Coraline esta enamorada del Horan.
Ahora a hacer spam
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Love rehab |n.c| {audiciones cerradas. resultados.

Mensaje por Invitado el Miér 02 Oct 2013, 7:26 pm

Priscilla.- escribió:Gracias por aceptarla Nicki. Si esa Coraline esta enamorada del Horan.
Ahora a hacer spam  
Ya se le notaba  (?
Exacto  El spam nunca puede faltar  hasta chicles podemos robar.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Love rehab |n.c| {audiciones cerradas. resultados.

Mensaje por Invitado el Miér 02 Oct 2013, 7:31 pm

.Nicol. escribió:
Priscilla.- escribió:Gracias por aceptarla Nicki. Si esa Coraline esta enamorada del Horan.
Ahora a hacer spam  
Ya se le notaba  (?
Exacto  El spam nunca puede faltar  hasta chicles podemos robar.


Exacto. La mafia chiclera se volvio a juntar.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Love rehab |n.c| {audiciones cerradas. resultados.

Mensaje por Kida el Miér 02 Oct 2013, 7:35 pm

Max es de nick:

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Hola!! me guataría audicionar!! me llamo allison pero decime alli o me inventas un apodo bonito, no se, jeje!! besos xx




Liam Payne | especialista | Psicólogo
Pamela Phillips Muller | Paciente | Depresión.

Adicts:

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]




Capítulo 10



This will be our secret

By: Allizaesc

Tomé un suspiro y miré nuevamente al gran espejo que se encontraba adornando la pared del baño. Apoyé nuevamente las manos en el lavamanos, tomé mi teléfono del bolso y marqué el número. Necesitaba escuchar su voz, solo eso me daría fuerzas para seguir adelante, solo su voz me ayudaría a seguir con esta farsa, solo ella podía formar una genuina sonrisa en mi rostro.

-Hola cariño- escuché su voz luego de tres tonos. Solo esas palabras hicieron que el fantasma de una sonrisa apareciera en mi rostro.
-Hola mamá. ¿Cómo estás?- intentaba que mi voz no se quebrara.
-Bien, ocupada con el trabajo, ¿sucede algo tesoro?- ahora su tono era preocupado.
-No mamá- hablé rápidamente, no quería preocuparla- estoy bien, solo extrañaba tu voz, te extrañaba a ti.
-Cariño, yo también te extraño, pero sabes que el trabajo me quita tiempo- sonaba culpable.
-Mamá- la interrumpí- lo sé, en serio, no te preocupes, tengo que cortar, ya sonó la campana para ir a clases, así que debo irme.- mentí
-Claro hija, no te atraso-
-Te amo mamá- esa era una de las únicas oraciones que podía decir sintiéndolo en serio, y olvidándome de toda la porquería que es mi vida.
-Yo también te amo cielo, cuídate- corté la llamada antes de que las lágrimas rogaran por salir de mis ojos, no me podía permitir llorar, no ahora.

Miré nuevamente mi teléfono y ya había pasado la primera clase, suspiré resignada y sabía que sería inútil intentar ir a clases ahora, el profesor me retaría y yo le respondería sarcásticamente provocando que todo el aula riera y que el profesor me mandara a detención o resignado nada más me pediría que me sentara, no me gustaba ser retada, pero mi imagen de fuerte y decidida, no permitiría que fuera humillada. Negué con la cabeza, retiré el seguro y tomé el pomo de la puerta, tomé una respiración profunda de nuevo, necesitaba volver a ser la Victoria que todos creían que era, al terminar el suspiro, un sollozo escapó de mi garganta, puse mi mano en mi boca para evitar el siguiente y apoyé mi frente contra la puerta, mi bolsa pesaba en mi antebrazo por lo que este cayo a mi lado, soltando el pomo de la puerta y envolviendo mis dedos alrededor de la correa antes de que el bolso cayera al suelo. Mi pulso aumentaba y mi sangre ardía, pidiendo, rogando y añorando el polvo blanquecino al cuál había estado tan acostumbrado en las vacaciones. Escuché un grito, como si estuvieran llamando a alguien, la voz resonó en mi cabeza y mis oídos se agudizaron, rápidas pisadas se escuchaban acercándose, me alejé de la puerta y me escondí en el  cubículo más cercano lo más rápido que mi cuerpo me permitía en este momento. Cerré en el momento en el que escuché como la puerta se abría para ser golpeada fuertemente, cerré los ojos como reflejo al dolor que se provocó en mi cabeza y me apoyé de espaldas  a la puerta colocando mis temblorosas manos en mis oídos. “Por favor para” le rogaba a mi cuerpo. Perdí mis fuerzas y caí de rodillas, las baldosas del baño se sentían frías contra la piel descubierta de mis rodillas.

Aumenté el apreté de mis manos hacia mis oídos y negué rápidamente con la cabeza, no quería, no podía, no me drogaría, al menos no en el colegio,  seguí negando, sin saber muy bien a quien, a mi misma supongo, las lágrimas se deslizaban por mis mejillas, sintiéndome ajena a todo lo demás. Mis manos cayeron a mis lados mientras mi pulso disminuía al igual que el sonido que retumbaba en mi cabeza. Limpié las lágrimas que resbalaban por mis mejillas con el dorso de mi mano y me levante del suelo con las pocas fuerzas que me quedaban, el temblor permanecía pero no tan marcado como antes, este lo podría ocultar. Recordando que no estaba sola en el baño, tomé mi bolso y saqué mi maquillaje junto al espejo, mis pupilas se encontraban dilatadas, pero lo ignoré, removí el maquillaje corrido y delineé nuevamente mis ojos con la línea negra, me puse un poco de rubor para ocultar la palidez de mis mejillas y coloqué nuevamente brillo en mis labios. Me miré al espejo pequeño, esto era lo mejor que podría hacer. Guardé todo, limpié mis rodillas con la palma de mi mano y erguí mi espalda tomando la actitud confiada que todos conocían. Abrí la puerta esperándome encontrar con alguien afuera, pero no había nadie, miré a mi alrededor y no, nada.

Caminé hacia el lavabo y lavé mis manos, debió ser solo mi imaginación. Cerré la llave para que el agua dejara de caer encima de mis manos. Tomé una toalla del dispensador y quité las gotas de agua que se deslizaban por mis manos. Tiré la toalla al basurero e iba a salir cuando escuché un sollozo, me volví extrañada, y escuché el mismo sonido de nuevo, extrañada y asustada comencé a caminar hacia donde provenía el sonido. Coloqué un mechón de cabello detrás de mi oreja mientras el casi inexistente tacón de mis zapatillas resonaban contra el piso.

Escuché el sollozo nuevamente y una línea roja que se encontraba en el piso llamó mi atención. ¿Sangre? Enfoqué mejor mi vista y lo detallé, si era sangre. Mi mano derecha viajó rápidamente a mi boca, tratando de evitar el grito. Con delicadeza y miedo apoyé mi mano en la grisácea puerta del cubículo para comenzar a abrirla. Esta vez no pude contener el grito que se escapó de lo más profundo de mi garganta. Las lágrimas se acumularon en mis ojos. Vanessa, estaba tirada en el piso, pálida, débil. Líneas rojas marcaban su ya irritada piel, quería moverme pero no podía, mi cuerpo estaba paralizado, no se quería mover.

Golpes fuertes y rápidos comenzaron a sonar del otro lado de la puerta o contra ella, no estaba segura, mis ojos no se podían apartar de los de Vanessa, esos que estaba comenzando a cerrarse, y que al cabo de unos segundos, lo hicieron.Reaccioné asustada y escuché con más atención los golpes.

-Vanessa. Ábreme por favor- escuché detrás de la puerta, reaccionando comencé a mover mis pies rápidamente en dirección a la puerta, tropezando con el bolso que había caído de mis manos, peri increíblemente logré mantenerme de pie. Mis manos temblaban mientras luchaba por quitar el seguro, al hacerlo abrí la puerta, un muchacho moreno, ojos miel y cabello color azabache se encontraba mirándome con una expresión extrañada y preocupada.
-Vanessa-pronuncié intentando que las palabras salieran de manera al menos entendible de mi boca.
-¿Qué pasó con ella?- preguntó aún más preocupado.
-En el baño, ven- lo tomé del brazo y lo jalé como pude a través del baño hacia llegar al último cubículo, ahora con la puerta abierta. Su expresión era de asombro, seguro igual que la mía al haberla visto por primera vez.

Sin perder tiempo, cubrió sus brazos de nuevo con la manga de la sudadera de la chica y la tomó fácilmente en sus brazos. Antes de darme cuenta de lo que estaba pasando salió corriendo del lugar, ¿Adónde? no estoy segura. ¿Debería seguirlo? Si. Mis pies no querían moverse nuevamente, se encontraban anclados a la cerámica del baño. Todo lo que pasó hoy es simplemente demasiado, los dolores y ansiedad ya estaba acostumbrada, me había estado sucediendo todo el verano, pero esto, lo que acaba de ocurrir en el baño, todas esas cortadas, sabía que no eran solo de ahora.

Miré al cubículo que unos pocos minutos antes se encontraba ocupado ahora estaba vacío, con los pisos llenos de sangre.  Evalué un momento la situación, ella ya era lo suficientemente burlada, no le ayudaría mucho si supieran lo que hace. El muchacho cubrió sus brazos por eso mismo, para evitar que la burlaran más de lo que ya lo hacen. Tomé papel y lo mojé muy poco y comencé a limpiar, tanto el piso como las paredes. Al estar limpio tomé el papel enrojecido y lo tiré al basurero, al ser el baño de mujeres no levantaría tantas sospechas. Lavé mis manos, tomé mi bolso del piso y salí del baño. No había nadie, todos deberían estar en clases. Tomé en dirección a la entrada principal, no me podía quedar aquí, me sería imposible ocultar mi preocupación por ella, y ahora, nadie lo puede saber, esto será un secreto entre Vanessa, el muchacho y yo, nadie más. Ella no merece sufrir más de lo que ya lo hace.

Encontré mi carro y entré en el. Con manos temblorosas inserté las llaves y arranqué el auto, saliendo del instituto, sabía que me regañaría por escapar del instituto, pero en este momento, no me importaba. Al llegar a mi casa, el ama de llaves me mira extrañada mientras se apartaba de la puerta para dejarme ingresar, le di una sonrisa y así lo hice. Subí rápidamente las escaleras y llegué a mi cuarto, cerrándolo al estar dentro. Mis manos estaban inquietas estaba en mi cuarto, sola. Miré el reloj y eran las 10:17a.m, muy temprano para todo lo que ha ocurrido hoy. Mi padre llega a las 3:30p.m y mi madre a las 9:45p.m. El efecto dura  lo máximo sesenta minutos por lo que tenía tiempo de sobra. Dejándome llevar por la tentación de mi cuerpo alcancé mi escondite y saqué el sobre que contenía el polvo blanquecino. Lo alisté con manos ágiles, como muchas veces lo había hecho antes. Tomé la pajilla e inhalé, permitiendo que el polvo atravesara mi cavidad nasal. El efecto fue inmediato, y consiguió el resultado que necesitaba, me alejó de todos los problemas de mí alrededor, de la mañana y de mi vida de porquería. Me sentía como la persona que aparentaba ser, confiada, fuerte, sin tener que pretender, sin sentirme mal por ser así. Mi cuerpo entero se relajó a medida de que la droga avanzaba por mi organismo, para al final, caer en el suelo y cerrar mis ojos, aceptando el placentero alivio y olvidándome de todo.


Última edición por Allizaesc el Miér 02 Oct 2013, 8:04 pm, editado 1 vez

___________________________________________

Lost in the light
and I don't know
what night is
avatar


Ver perfil de usuario
--------
--------

Volver arriba Ir abajo

Re: Love rehab |n.c| {audiciones cerradas. resultados.

Mensaje por Invitado el Miér 02 Oct 2013, 7:55 pm

Allizaesc escribió:
Max es de nick:


Hola!! me guataría audicionar!! ya arreglo la audición!! besos xx

El sensual de max :baba:se ve tan tierno :33333
Espero que la terminas para aceptarla cc:
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Love rehab |n.c| {audiciones cerradas. resultados.

Mensaje por Invitado el Miér 02 Oct 2013, 7:58 pm

Priscilla.- escribió:
.Nicol. escribió:
Priscilla.- escribió:Gracias por aceptarla Nicki. Si esa Coraline esta enamorada del Horan.
Ahora a hacer spam  
Ya se le notaba  (?
Exacto  El spam nunca puede faltar  hasta chicles podemos robar.
Exacto. La mafia chiclera se volvio a juntar.
Oh yeah
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Love rehab |n.c| {audiciones cerradas. resultados.

Mensaje por Kida el Miér 02 Oct 2013, 8:04 pm

.Nicol. escribió:
Allizaesc escribió:
Max es de nick:

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Hola!! me guataría audicionar!! ya arreglo la audición!! besos xx

El sensual de max :baba:se ve tan tierno :33333
Espero que la terminas para aceptarla cc:
ya la edite!! ;)

___________________________________________

Lost in the light
and I don't know
what night is
avatar


Ver perfil de usuario
--------
--------

Volver arriba Ir abajo

Re: Love rehab |n.c| {audiciones cerradas. resultados.

Mensaje por Invitado el Miér 02 Oct 2013, 8:12 pm

.Nicol. escribió:
Priscilla.- escribió:
.Nicol. escribió:
Priscilla.- escribió:Gracias por aceptarla Nicki. Si esa Coraline esta enamorada del Horan.
Ahora a hacer spam  
Ya se le notaba  (?
Exacto  El spam nunca puede faltar  hasta chicles podemos robar.
Exacto. La mafia chiclera se volvio a juntar.
Oh yeah


Espero que todas la mafiosas vengan a audicionar... Sino tendremos que sacarlas del grupo... okno.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Love rehab |n.c| {audiciones cerradas. resultados.

Mensaje por Invitado el Miér 02 Oct 2013, 8:22 pm

Allizaesc escribió:
Max es de nick:


Hola!! me guataría audicionar!! me llamo allison pero decime alli o me inventas un apodo bonito, no se, jeje!! besos xx




Liam Payne | especialista | Psicólogo
Pamela Phillips Muller | Paciente | Depresión.

Adicts:






Capítulo 10



This will be our secret

By: Allizaesc

Tomé un suspiro y miré nuevamente al gran espejo que se encontraba adornando la pared del baño. Apoyé nuevamente las manos en el lavamanos, tomé mi teléfono del bolso y marqué el número. Necesitaba escuchar su voz, solo eso me daría fuerzas para seguir adelante, solo su voz me ayudaría a seguir con esta farsa, solo ella podía formar una genuina sonrisa en mi rostro.

-Hola cariño- escuché su voz luego de tres tonos. Solo esas palabras hicieron que el fantasma de una sonrisa apareciera en mi rostro.
-Hola mamá. ¿Cómo estás?- intentaba que mi voz no se quebrara.
-Bien, ocupada con el trabajo, ¿sucede algo tesoro?- ahora su tono era preocupado.
-No mamá- hablé rápidamente, no quería preocuparla- estoy bien, solo extrañaba tu voz, te extrañaba a ti.
-Cariño, yo también te extraño, pero sabes que el trabajo me quita tiempo- sonaba culpable.
-Mamá- la interrumpí- lo sé, en serio, no te preocupes, tengo que cortar, ya sonó la campana para ir a clases, así que debo irme.- mentí
-Claro hija, no te atraso-
-Te amo mamá- esa era una de las únicas oraciones que podía decir sintiéndolo en serio, y olvidándome de toda la porquería que es mi vida.
-Yo también te amo cielo, cuídate- corté la llamada antes de que las lágrimas rogaran por salir de mis ojos, no me podía permitir llorar, no ahora.

Miré nuevamente mi teléfono y ya había pasado la primera clase, suspiré resignada y sabía que sería inútil intentar ir a clases ahora, el profesor me retaría y yo le respondería sarcásticamente provocando que todo el aula riera y que el profesor me mandara a detención o resignado nada más me pediría que me sentara, no me gustaba ser retada, pero mi imagen de fuerte y decidida, no permitiría que fuera humillada. Negué con la cabeza, retiré el seguro y tomé el pomo de la puerta, tomé una respiración profunda de nuevo, necesitaba volver a ser la Victoria que todos creían que era, al terminar el suspiro, un sollozo escapó de mi garganta, puse mi mano en mi boca para evitar el siguiente y apoyé mi frente contra la puerta, mi bolsa pesaba en mi antebrazo por lo que este cayo a mi lado, soltando el pomo de la puerta y envolviendo mis dedos alrededor de la correa antes de que el bolso cayera al suelo. Mi pulso aumentaba y mi sangre ardía, pidiendo, rogando y añorando el polvo blanquecino al cuál había estado tan acostumbrado en las vacaciones. Escuché un grito, como si estuvieran llamando a alguien, la voz resonó en mi cabeza y mis oídos se agudizaron, rápidas pisadas se escuchaban acercándose, me alejé de la puerta y me escondí en el  cubículo más cercano lo más rápido que mi cuerpo me permitía en este momento. Cerré en el momento en el que escuché como la puerta se abría para ser golpeada fuertemente, cerré los ojos como reflejo al dolor que se provocó en mi cabeza y me apoyé de espaldas  a la puerta colocando mis temblorosas manos en mis oídos. “Por favor para” le rogaba a mi cuerpo. Perdí mis fuerzas y caí de rodillas, las baldosas del baño se sentían frías contra la piel descubierta de mis rodillas.

Aumenté el apreté de mis manos hacia mis oídos y negué rápidamente con la cabeza, no quería, no podía, no me drogaría, al menos no en el colegio,  seguí negando, sin saber muy bien a quien, a mi misma supongo, las lágrimas se deslizaban por mis mejillas, sintiéndome ajena a todo lo demás. Mis manos cayeron a mis lados mientras mi pulso disminuía al igual que el sonido que retumbaba en mi cabeza. Limpié las lágrimas que resbalaban por mis mejillas con el dorso de mi mano y me levante del suelo con las pocas fuerzas que me quedaban, el temblor permanecía pero no tan marcado como antes, este lo podría ocultar. Recordando que no estaba sola en el baño, tomé mi bolso y saqué mi maquillaje junto al espejo, mis pupilas se encontraban dilatadas, pero lo ignoré, removí el maquillaje corrido y delineé nuevamente mis ojos con la línea negra, me puse un poco de rubor para ocultar la palidez de mis mejillas y coloqué nuevamente brillo en mis labios. Me miré al espejo pequeño, esto era lo mejor que podría hacer. Guardé todo, limpié mis rodillas con la palma de mi mano y erguí mi espalda tomando la actitud confiada que todos conocían. Abrí la puerta esperándome encontrar con alguien afuera, pero no había nadie, miré a mi alrededor y no, nada.

Caminé hacia el lavabo y lavé mis manos, debió ser solo mi imaginación. Cerré la llave para que el agua dejara de caer encima de mis manos. Tomé una toalla del dispensador y quité las gotas de agua que se deslizaban por mis manos. Tiré la toalla al basurero e iba a salir cuando escuché un sollozo, me volví extrañada, y escuché el mismo sonido de nuevo, extrañada y asustada comencé a caminar hacia donde provenía el sonido. Coloqué un mechón de cabello detrás de mi oreja mientras el casi inexistente tacón de mis zapatillas resonaban contra el piso.

Escuché el sollozo nuevamente y una línea roja que se encontraba en el piso llamó mi atención. ¿Sangre? Enfoqué mejor mi vista y lo detallé, si era sangre. Mi mano derecha viajó rápidamente a mi boca, tratando de evitar el grito. Con delicadeza y miedo apoyé mi mano en la grisácea puerta del cubículo para comenzar a abrirla. Esta vez no pude contener el grito que se escapó de lo más profundo de mi garganta. Las lágrimas se acumularon en mis ojos. Vanessa, estaba tirada en el piso, pálida, débil. Líneas rojas marcaban su ya irritada piel, quería moverme pero no podía, mi cuerpo estaba paralizado, no se quería mover.

Golpes fuertes y rápidos comenzaron a sonar del otro lado de la puerta o contra ella, no estaba segura, mis ojos no se podían apartar de los de Vanessa, esos que estaba comenzando a cerrarse, y que al cabo de unos segundos, lo hicieron.Reaccioné asustada y escuché con más atención los golpes.

-Vanessa. Ábreme por favor- escuché detrás de la puerta, reaccionando comencé a mover mis pies rápidamente en dirección a la puerta, tropezando con el bolso que había caído de mis manos, peri increíblemente logré mantenerme de pie. Mis manos temblaban mientras luchaba por quitar el seguro, al hacerlo abrí la puerta, un muchacho moreno, ojos miel y cabello color azabache se encontraba mirándome con una expresión extrañada y preocupada.
-Vanessa-pronuncié intentando que las palabras salieran de manera al menos entendible de mi boca.
-¿Qué pasó con ella?- preguntó aún más preocupado.
-En el baño, ven- lo tomé del brazo y lo jalé como pude a través del baño hacia llegar al último cubículo, ahora con la puerta abierta. Su expresión era de asombro, seguro igual que la mía al haberla visto por primera vez.

Sin perder tiempo, cubrió sus brazos de nuevo con la manga de la sudadera de la chica y la tomó fácilmente en sus brazos. Antes de darme cuenta de lo que estaba pasando salió corriendo del lugar, ¿Adónde? no estoy segura. ¿Debería seguirlo? Si. Mis pies no querían moverse nuevamente, se encontraban anclados a la cerámica del baño. Todo lo que pasó hoy es simplemente demasiado, los dolores y ansiedad ya estaba acostumbrada, me había estado sucediendo todo el verano, pero esto, lo que acaba de ocurrir en el baño, todas esas cortadas, sabía que no eran solo de ahora.

Miré al cubículo que unos pocos minutos antes se encontraba ocupado ahora estaba vacío, con los pisos llenos de sangre.  Evalué un momento la situación, ella ya era lo suficientemente burlada, no le ayudaría mucho si supieran lo que hace. El muchacho cubrió sus brazos por eso mismo, para evitar que la burlaran más de lo que ya lo hacen. Tomé papel y lo mojé muy poco y comencé a limpiar, tanto el piso como las paredes. Al estar limpio tomé el papel enrojecido y lo tiré al basurero, al ser el baño de mujeres no levantaría tantas sospechas. Lavé mis manos, tomé mi bolso del piso y salí del baño. No había nadie, todos deberían estar en clases. Tomé en dirección a la entrada principal, no me podía quedar aquí, me sería imposible ocultar mi preocupación por ella, y ahora, nadie lo puede saber, esto será un secreto entre Vanessa, el muchacho y yo, nadie más. Ella no merece sufrir más de lo que ya lo hace.

Encontré mi carro y entré en el. Con manos temblorosas inserté las llaves y arranqué el auto, saliendo del instituto, sabía que me regañaría por escapar del instituto, pero en este momento, no me importaba. Al llegar a mi casa, el ama de llaves me mira extrañada mientras se apartaba de la puerta para dejarme ingresar, le di una sonrisa y así lo hice. Subí rápidamente las escaleras y llegué a mi cuarto, cerrándolo al estar dentro. Mis manos estaban inquietas estaba en mi cuarto, sola. Miré el reloj y eran las 10:17a.m, muy temprano para todo lo que ha ocurrido hoy. Mi padre llega a las 3:30p.m y mi madre a las 9:45p.m. El efecto dura  lo máximo sesenta minutos por lo que tenía tiempo de sobra. Dejándome llevar por la tentación de mi cuerpo alcancé mi escondite y saqué el sobre que contenía el polvo blanquecino. Lo alisté con manos ágiles, como muchas veces lo había hecho antes. Tomé la pajilla e inhalé, permitiendo que el polvo atravesara mi cavidad nasal. El efecto fue inmediato, y consiguió el resultado que necesitaba, me alejó de todos los problemas de mí alrededor, de la mañana y de mi vida de porquería. Me sentía como la persona que aparentaba ser, confiada, fuerte, sin tener que pretender, sin sentirme mal por ser así. Mi cuerpo entero se relajó a medida de que la droga avanzaba por mi organismo, para al final, caer en el suelo y cerrar mis ojos, aceptando el placentero alivio y olvidándome de todo.
Aceptada


Audicionas por leeyum :3  
Me encanto tu capítulo  
mas que aceptada linda
¡Suerte!
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Love rehab |n.c| {audiciones cerradas. resultados.

Mensaje por Invitado el Miér 02 Oct 2013, 8:23 pm

Priscilla.- escribió:
.Nicol. escribió:
Priscilla.- escribió:
.Nicol. escribió:
Priscilla.- escribió:Gracias por aceptarla Nicki. Si esa Coraline esta enamorada del Horan.
Ahora a hacer spam  
Ya se le notaba  (?
Exacto  El spam nunca puede faltar  hasta chicles podemos robar.
Exacto. La mafia chiclera se volvio a juntar.
Oh yeah
Espero que todas la mafiosas vengan a audicionar... Sino tendremos que sacarlas del grupo... okno.
Exacto, que vengan o no pertenecerán mas a la mafia  okno. Mafia es la mafia
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Love rehab |n.c| {audiciones cerradas. resultados.

Mensaje por Kida el Miér 02 Oct 2013, 8:30 pm

.Nicol. escribió:
Allizaesc escribió:
Max es de nick:

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Hola!! me guataría audicionar!! me llamo allison pero decime alli o me inventas un apodo bonito, no se, jeje!! besos xx




Liam Payne | especialista | Psicólogo
Pamela Phillips Muller | Paciente | Depresión.

Adicts:

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]




Capítulo 10



This will be our secret

By: Allizaesc

Tomé un suspiro y miré nuevamente al gran espejo que se encontraba adornando la pared del baño. Apoyé nuevamente las manos en el lavamanos, tomé mi teléfono del bolso y marqué el número. Necesitaba escuchar su voz, solo eso me daría fuerzas para seguir adelante, solo su voz me ayudaría a seguir con esta farsa, solo ella podía formar una genuina sonrisa en mi rostro.

-Hola cariño- escuché su voz luego de tres tonos. Solo esas palabras hicieron que el fantasma de una sonrisa apareciera en mi rostro.
-Hola mamá. ¿Cómo estás?- intentaba que mi voz no se quebrara.
-Bien, ocupada con el trabajo, ¿sucede algo tesoro?- ahora su tono era preocupado.
-No mamá- hablé rápidamente, no quería preocuparla- estoy bien, solo extrañaba tu voz, te extrañaba a ti.
-Cariño, yo también te extraño, pero sabes que el trabajo me quita tiempo- sonaba culpable.
-Mamá- la interrumpí- lo sé, en serio, no te preocupes, tengo que cortar, ya sonó la campana para ir a clases, así que debo irme.- mentí
-Claro hija, no te atraso-
-Te amo mamá- esa era una de las únicas oraciones que podía decir sintiéndolo en serio, y olvidándome de toda la porquería que es mi vida.
-Yo también te amo cielo, cuídate- corté la llamada antes de que las lágrimas rogaran por salir de mis ojos, no me podía permitir llorar, no ahora.

Miré nuevamente mi teléfono y ya había pasado la primera clase, suspiré resignada y sabía que sería inútil intentar ir a clases ahora, el profesor me retaría y yo le respondería sarcásticamente provocando que todo el aula riera y que el profesor me mandara a detención o resignado nada más me pediría que me sentara, no me gustaba ser retada, pero mi imagen de fuerte y decidida, no permitiría que fuera humillada. Negué con la cabeza, retiré el seguro y tomé el pomo de la puerta, tomé una respiración profunda de nuevo, necesitaba volver a ser la Victoria que todos creían que era, al terminar el suspiro, un sollozo escapó de mi garganta, puse mi mano en mi boca para evitar el siguiente y apoyé mi frente contra la puerta, mi bolsa pesaba en mi antebrazo por lo que este cayo a mi lado, soltando el pomo de la puerta y envolviendo mis dedos alrededor de la correa antes de que el bolso cayera al suelo. Mi pulso aumentaba y mi sangre ardía, pidiendo, rogando y añorando el polvo blanquecino al cuál había estado tan acostumbrado en las vacaciones. Escuché un grito, como si estuvieran llamando a alguien, la voz resonó en mi cabeza y mis oídos se agudizaron, rápidas pisadas se escuchaban acercándose, me alejé de la puerta y me escondí en el  cubículo más cercano lo más rápido que mi cuerpo me permitía en este momento. Cerré en el momento en el que escuché como la puerta se abría para ser golpeada fuertemente, cerré los ojos como reflejo al dolor que se provocó en mi cabeza y me apoyé de espaldas  a la puerta colocando mis temblorosas manos en mis oídos. “Por favor para” le rogaba a mi cuerpo. Perdí mis fuerzas y caí de rodillas, las baldosas del baño se sentían frías contra la piel descubierta de mis rodillas.

Aumenté el apreté de mis manos hacia mis oídos y negué rápidamente con la cabeza, no quería, no podía, no me drogaría, al menos no en el colegio,  seguí negando, sin saber muy bien a quien, a mi misma supongo, las lágrimas se deslizaban por mis mejillas, sintiéndome ajena a todo lo demás. Mis manos cayeron a mis lados mientras mi pulso disminuía al igual que el sonido que retumbaba en mi cabeza. Limpié las lágrimas que resbalaban por mis mejillas con el dorso de mi mano y me levante del suelo con las pocas fuerzas que me quedaban, el temblor permanecía pero no tan marcado como antes, este lo podría ocultar. Recordando que no estaba sola en el baño, tomé mi bolso y saqué mi maquillaje junto al espejo, mis pupilas se encontraban dilatadas, pero lo ignoré, removí el maquillaje corrido y delineé nuevamente mis ojos con la línea negra, me puse un poco de rubor para ocultar la palidez de mis mejillas y coloqué nuevamente brillo en mis labios. Me miré al espejo pequeño, esto era lo mejor que podría hacer. Guardé todo, limpié mis rodillas con la palma de mi mano y erguí mi espalda tomando la actitud confiada que todos conocían. Abrí la puerta esperándome encontrar con alguien afuera, pero no había nadie, miré a mi alrededor y no, nada.

Caminé hacia el lavabo y lavé mis manos, debió ser solo mi imaginación. Cerré la llave para que el agua dejara de caer encima de mis manos. Tomé una toalla del dispensador y quité las gotas de agua que se deslizaban por mis manos. Tiré la toalla al basurero e iba a salir cuando escuché un sollozo, me volví extrañada, y escuché el mismo sonido de nuevo, extrañada y asustada comencé a caminar hacia donde provenía el sonido. Coloqué un mechón de cabello detrás de mi oreja mientras el casi inexistente tacón de mis zapatillas resonaban contra el piso.

Escuché el sollozo nuevamente y una línea roja que se encontraba en el piso llamó mi atención. ¿Sangre? Enfoqué mejor mi vista y lo detallé, si era sangre. Mi mano derecha viajó rápidamente a mi boca, tratando de evitar el grito. Con delicadeza y miedo apoyé mi mano en la grisácea puerta del cubículo para comenzar a abrirla. Esta vez no pude contener el grito que se escapó de lo más profundo de mi garganta. Las lágrimas se acumularon en mis ojos. Vanessa, estaba tirada en el piso, pálida, débil. Líneas rojas marcaban su ya irritada piel, quería moverme pero no podía, mi cuerpo estaba paralizado, no se quería mover.

Golpes fuertes y rápidos comenzaron a sonar del otro lado de la puerta o contra ella, no estaba segura, mis ojos no se podían apartar de los de Vanessa, esos que estaba comenzando a cerrarse, y que al cabo de unos segundos, lo hicieron.Reaccioné asustada y escuché con más atención los golpes.

-Vanessa. Ábreme por favor- escuché detrás de la puerta, reaccionando comencé a mover mis pies rápidamente en dirección a la puerta, tropezando con el bolso que había caído de mis manos, peri increíblemente logré mantenerme de pie. Mis manos temblaban mientras luchaba por quitar el seguro, al hacerlo abrí la puerta, un muchacho moreno, ojos miel y cabello color azabache se encontraba mirándome con una expresión extrañada y preocupada.
-Vanessa-pronuncié intentando que las palabras salieran de manera al menos entendible de mi boca.
-¿Qué pasó con ella?- preguntó aún más preocupado.
-En el baño, ven- lo tomé del brazo y lo jalé como pude a través del baño hacia llegar al último cubículo, ahora con la puerta abierta. Su expresión era de asombro, seguro igual que la mía al haberla visto por primera vez.

Sin perder tiempo, cubrió sus brazos de nuevo con la manga de la sudadera de la chica y la tomó fácilmente en sus brazos. Antes de darme cuenta de lo que estaba pasando salió corriendo del lugar, ¿Adónde? no estoy segura. ¿Debería seguirlo? Si. Mis pies no querían moverse nuevamente, se encontraban anclados a la cerámica del baño. Todo lo que pasó hoy es simplemente demasiado, los dolores y ansiedad ya estaba acostumbrada, me había estado sucediendo todo el verano, pero esto, lo que acaba de ocurrir en el baño, todas esas cortadas, sabía que no eran solo de ahora.

Miré al cubículo que unos pocos minutos antes se encontraba ocupado ahora estaba vacío, con los pisos llenos de sangre.  Evalué un momento la situación, ella ya era lo suficientemente burlada, no le ayudaría mucho si supieran lo que hace. El muchacho cubrió sus brazos por eso mismo, para evitar que la burlaran más de lo que ya lo hacen. Tomé papel y lo mojé muy poco y comencé a limpiar, tanto el piso como las paredes. Al estar limpio tomé el papel enrojecido y lo tiré al basurero, al ser el baño de mujeres no levantaría tantas sospechas. Lavé mis manos, tomé mi bolso del piso y salí del baño. No había nadie, todos deberían estar en clases. Tomé en dirección a la entrada principal, no me podía quedar aquí, me sería imposible ocultar mi preocupación por ella, y ahora, nadie lo puede saber, esto será un secreto entre Vanessa, el muchacho y yo, nadie más. Ella no merece sufrir más de lo que ya lo hace.

Encontré mi carro y entré en el. Con manos temblorosas inserté las llaves y arranqué el auto, saliendo del instituto, sabía que me regañaría por escapar del instituto, pero en este momento, no me importaba. Al llegar a mi casa, el ama de llaves me mira extrañada mientras se apartaba de la puerta para dejarme ingresar, le di una sonrisa y así lo hice. Subí rápidamente las escaleras y llegué a mi cuarto, cerrándolo al estar dentro. Mis manos estaban inquietas estaba en mi cuarto, sola. Miré el reloj y eran las 10:17a.m, muy temprano para todo lo que ha ocurrido hoy. Mi padre llega a las 3:30p.m y mi madre a las 9:45p.m. El efecto dura  lo máximo sesenta minutos por lo que tenía tiempo de sobra. Dejándome llevar por la tentación de mi cuerpo alcancé mi escondite y saqué el sobre que contenía el polvo blanquecino. Lo alisté con manos ágiles, como muchas veces lo había hecho antes. Tomé la pajilla e inhalé, permitiendo que el polvo atravesara mi cavidad nasal. El efecto fue inmediato, y consiguió el resultado que necesitaba, me alejó de todos los problemas de mí alrededor, de la mañana y de mi vida de porquería. Me sentía como la persona que aparentaba ser, confiada, fuerte, sin tener que pretender, sin sentirme mal por ser así. Mi cuerpo entero se relajó a medida de que la droga avanzaba por mi organismo, para al final, caer en el suelo y cerrar mis ojos, aceptando el placentero alivio y olvidándome de todo.
Aceptada


Audicionas por leeyum :3  
Me encanto tu capítulo  
mas que aceptada linda
¡Suerte!
Gracias!!
si audiciono por el sexy liam!! es que es tan baba jeje
Gracias por lo del capítulo... es de una novela colectiva!!
Muchas gracias por aceptarla!!
y... que cuentas? no se me gustaría conocerte mejor... solo si quieres claro..

___________________________________________

Lost in the light
and I don't know
what night is
avatar


Ver perfil de usuario
--------
--------

Volver arriba Ir abajo

Re: Love rehab |n.c| {audiciones cerradas. resultados.

Mensaje por Fallon. el Miér 02 Oct 2013, 8:31 pm

Maxx es de Nick.:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Ficha:

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Harry Styles | paciente | Trastorno de identidad diasociativo.

Angela Richard | Enfermera | Ayudante de los especialistas en el tema. 



Dejar un capítulo o one shot de tu autoria en spoiler.
Capitulo o Shot..:




¿Sueño o realidad?

Capitulo II

Abrió los ojos despacio, todo parecía normal a simple vista, quizás y como siempre lo sospecho todo había sido un sueño; un mal sueño. Suspiro de alivio, estaba en su casa que lucía perfecta e idéntica a como la recordaba, pero se preguntaba hasta dónde había sido falso, el recuerdo de Nicolás en escena con alguien que no lograba recordar muy bien ¿Era parte del sueño igual? Tomo su celular que marcaba el primero de julio, se confundió un poco pensaba que estaba en enero pero no le dio mucha importancia el sueño que había tenido hace un rato la había dejado un poco desorientada, corrió hacia el baño se la hacía tarde para llegar  a las clases de abogacía, entonces noto el destello de un pequeño brazalete con un numero marcado en su interior ‘’180’’ ¿Eso que significaba? Entonces se espantó, recordó lo que se suponía que había sido un sueño y empezó a juntar los cabos sueltos, ‘’tendrás seis meses para arreglarlo todo’’, ‘’primero de julio’’ ‘’una pulsera con un ciento ochenta’’ ¡Nada había sido un sueño, todo era real! ¡Ella había muerto y estaba teniendo otra oportunidad!

Con rapidez y desespero corrió a hacer lo primero que creyó oportuno, corrió a buscar nuevas alternativas para evitar que las cosas pasaran como ya habían pasado pero por más que le diera mente seguía siendo imposible, solo había una regla; la más importante de todas, ella regresaría al cielo en seis meses, el día y la hora exacta para cumplir con su misión, ser una ángel guardián sin posibilidades de oponerse, frustrada Emily se dirigió nuevamente al baño, llorar hasta inundar su departamento no iba a lograr nada, ella debía mantener el secreto y continuar normal su vida, eso implicaba ir a la universidad como lo hubiera hecho seis meses atrás, necesitaba calmarse y una ducha caliente siempre lo lograba aunque esta vez quizás necesitaría más que una simple ducha.

Las horas invertidas en la tina le sirvieron para pensar, la vida es un delicado equilibrio, todo viene como consecuencia a una acción pasada como cuando tenía cinco años y su madre le advirtió que no se comiera todos los dulces, paso todo un día en el hospital, sentía que su estómago explotaría, recuerda con dolor como prometió nunca volver a comer uno de esos dulces en su vida y ha cumplido su promesa. Situaciones como esas en las que tienes una consecuencia hubiesen podido ser evitadas, tal vez si Emily no se comía esos dulces no se hubiese enfermado y seguiría comiendo sus antiguos dulces favoritos entonces ahí llego a la esperada conclusión, si evita a hacer cosas que la llevaron a lugar donde se encontraba hace al menos unas cuantas horas puede ser que evite que esas cosas pase, claro Matthew dijo que era imposible pero nada pierde intentándolo, después de todo Matthew no era más que un simple ángel guía que quiere llegar a ser algo más.

Tenía todo preparado, estaba cien por ciento decidida a evitar su muerte y sabía perfectamente por dónde empezar.

En la tranquilidad de su hogar Emily se encontraba arreglando su armario mientras pensaba una forma para empezar con su plan, nadie podía enterarse de nada, quizás si le contaba a alguien esa persona terminaría por no creerla y sentenciarla a loca dejándola completamente sola, lo mejor era callar y esperar que las cosas salieran como ella así lo había planeado y lo deseaba. Un ruido molesto proveniente del teléfono de su departamento la hizo estremecerse, despacio y precavida decidió atender la llamada.

— ¡¿Dónde te encuentras?! —Una molesta y chillona voz lleno sus oídos con unas vibraciones que se quedaron recorriendo por sus oídos y teléfonos. —

— ¿Perdón? —Contesto confundida, no reconocía con exactitud la voz y tampoco lograba recordar en qué lugar debía estar en este momento. —

—¿Emily? ¿No recuerdas que hoy presentaríamos el juicio en la universidad? No estás aquí y están a punto de empezar, más vale que te des prisa si quieres aprobar esta materia. —Y esas fueron las últimas palabras que escucho, la chica del otro lado cortó rápidamente la llamada como si no quisiera ser descubierta.

Emily se quedó pensando unos minutos y entonces todo regreso a su memoria, ‘‘primero de julio’’  le parecía imposible no haberse acordado que justamente ese día era el día de su proyecto final, hace seis meses o ciertamente el primero de julio que ella vivió originalmente, ese día había llegado entre las primeras alumnas junto con la chica de la llamada, Amanda, esa pelirroja que la había ayudado tanto, entonces se dio cuenta que las cosas estaban empezando a cambiar, en lugar de llegar temprano estaba retrasada y en lugar de preocuparse ella estaba muy contenta, quizás las cosas si le estaban saliendo como ella quería, tomo con cuidado sus libros y pertenencias personales que siempre cargaba con ella como su celular y el estuche para maquillaje, con precaución se dirigió hacia su coche y empezó a conducir con cuidado, lo último que quería era que un nuevo accidente arruine sus planes.

Tomo con rapidez sus libros causando que algo muy parecido a una fotografía cayera al suelo, con cuidado se agacho a recogerlo. Unas cuantas lagrimas salieron de su rostro al ver la fotografía, ahí estaba ella y a su lado un chico apuesto de ojos cafés, un delicado y sedoso cabello negro y esa sonrisa perfecta que la había cautivado hace ya varios años atrás, la decisión le tomo unos minutos pero al final decidió acabar con todo, sin pensarlo dos veces acogió la foto entre sus manos y después de un suave beso sobre la cara del chico rompió en trozos la foto por impulso entonces lo miró todo, era algo que ya había observado; era justamente la forma en la que lucía su corazón aquella noche que salió disparada de esa casa; la misma noche que murió… no lo pensó más y decidió seguir adelante para entrarse a los interiores de la gran plaza que era su universidad, tal vez llegarían personas nuevas para alegrar su día aunque esto fuera muy difícil entro positiva al lugar.
Si quieres abreme xD:
Hola soy Tomi, me encanto la idea podría violarmela cualquier día de estos así que mejor cuidala  Bueno hace días mejor dicho meses estaba pensando pues en una novela algo así pero no me animaba a hacerlo así que vi esto y :ilusion:  decidi audicionar, espero que todo este correcto.
Audiciono por el sexy Harold que no se si mi avatar, firma, y todo lo relacionado conmigo haga notar un poco mi obseción hacia él xD.
PD: tuve que quitar las fotos de la ficha porque el código me daba un poco de problema con la primera imagen, espero no sea problema.
Besos.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Love rehab |n.c| {audiciones cerradas. resultados.

Mensaje por Invitado el Miér 02 Oct 2013, 8:35 pm




Zayn Malik | paciente | Tendencias suicidas y esquizofrenia
Ivette Smith | especialista | Psiquiatra

Capitulo:

Capitulo 1
Paula Smith



Los rayos del sol se aprovecharon de nuevo de mi olvidadiza mente; chocando de una manes fuerte-y fastidiosa- en mi cara. Pestañee varias veces antes de que mi vista se acostumbrara al sol.

Me levante de forma perezosa y cerré la ventana junto con las persianas; me estire mientras bostezaba, realmente anoche había dormido mal. Me dirigí a paso lento hacia mi ducha, me despoje de toda mi ropa y en segundos ya estaba debajo de la lluvia artificial.

Las duchas sin duda siempre han sido mi escape de todo; de mi familia, del instituto, de mí.  El agua estaba helada, justo como necesitaba mi cuerpo para levantarse de una buena vez, porque para serles sinceras estaba a punto de caerme.

Salí de la ducha y me envolví la toalla por el cuerpo, me seque el cabello con la secadora eléctrica y salí del baño con el cabello ya seco; pase al lado del espejo y no pude evitar detenerme y pararme frente a él.

Deje que la toalla callera al piso y comencé a observar el reflejo del espejo; muchos decían que  soy muy delgada, pero eso no es lo que yo veía frente al espejo; yo veía una bola de grasa sin futuro en frente de ese espejo. Agache mi cabeza intentando no llorar y me volví a poner  la toalla.
Me coloque un gran sweater negro, unos jeans ajustados, unas van rojas y me hice una coleta alta; baje con mi mochila en la espalda esperando que mis padres se encontraran en casa, pero no estaban.

Note un pequeño papel adhesivo pegado a la refrigeradora, lo cogí y lo leí “No estaremos en casa hasta en la noche, tienes suficiente dinero para subsistir el resto del día; que tengas un buen día, se le quiere- Mama”.

Respiro con alivio; salgo de la casa sin desayunar-como siempre- y me monto en mi pequeño caracola blanco que incluso un triciclo podría derrumbarlo y dejarlo-mas-arruinado.
………………………………………….

“Inhala y exhala” son las únicas palabras que en esos momentos mi cerebro podía procesar; me encontraba estaciona frente al instituto, repitiéndome por undécima vez las mismas palabras del día; las únicas palabras que los nervios no me impedían procesar.

Me baje del auto, me coloque la mochila en la espalda y comencé a caminar a paso lento hacia la entrada del instituto; juagaba nerviosamente con mis manos mientras caminaba a la entrada; “Que Nicole no esté en la entrada por favor” rogué a todos los dioses que conocía, pero la suerte estuvo en mi contra; de nuevo.

Querida al fin llegaste- exclamo con su típica voz chillona mientras cogía un mechón de mi castaño cabello, al instante le arrebate mi mechón de su mano de una manes brusca- ¡Huy! La gatita se enfadó- exclamo de tono burlesco mientras se reía con sus amigas.

Con permiso- pedí de forma amable mientras me hacía paso entre Clara y su grupo de perras  “amigas”.

Entro por las grandes puertas del Harrow School; eh estudiado en el Harrow school desde que tengo uso de memoria, okey tal vez este exagerando un poco. El Harrow School es una gran escuela ubicada en el centro de Londres, su estructura era muy medieval, pero mesclada con lo moderno. Sin duda podría poner a este lugar como uno de los más bonitos en los que había estado; lo único que dañaba el lugar eran las personas que lo habitaban.

Los murmullos se hicieron presentes apenas traspase la puerta. “Llego huesitos” “Su sweater no puede ser más feo” “Nunca nadie le hará caso” esos eran varios de los murmullos que escuchaba mientras caminaba hacia mi casillero, pero los murmullos se volvieron gritos e insultos hacia mi persona.

Ellos tienen razón- me recordó mi cerebro; no debería escucharlo, pero sus palabras eran más fuertes que mi razonamiento. Cerré de forma brusca y fuerte mi casillero y camine- más bien corrí- hacia el baño.

Cogí un poco de agua en mis manos  y la esparcí por mi rostro, intentando que las lágrimas que salían de mis ojos desaparecieran, pero no lo hicieron; ellas seguían esparciéndose por mi cara, mientras los sollozos de mi parte se volvían más fuertes, y de pronto me encontraba sentada en el piso del baño.

Abrase mis piernas y oculte mi rostro en ellas; todos los insultos que me dijeron, simplemente retumbaban en mi cabeza sin fin, sin una pisca de comprensión o tolerancia.

Todo es cierto- me recalco mi cerebro; era impresionante que yo sea mi mayor enemigo, no Nicole, no las personas-en general-, era yo. El timbre que indicaba que ya debíamos entrar a clases sonó; me levante de forma cansada y me mire en el espejo, fatal como siempre.

Suspire frustrada mientras arreglaba mi ondulado cabello y me lavaba- de nuevo- las lágrimas de mi cara, respire varias veces mientras me tranquilizaba, lo menos que quería era que Nicole sacara provecho de mi debilidad.

Nunca había llorado en público o en frente de ella; ya era suficiente con que me insultara y denigrara diario, era pero para mí que Nicole se enterara de que realmente me dolía todo lo que decía de mí.
Revisé el reloj de mi muñeca ¡8:15! ¿Cuánto tiempo me quede viendo al espejo?, al parecer mucho. Salí corriendo del baño, pero el impacto de mi cuerpo con otro me hizo caer, pero al parecer a la otra persona ni le movió un pelo.

Mi cabeza palpitaba y dolía mucho; subí mi cabeza y me encontré con la mirada de desprecio y asco de Zayn Malik el mariscal de futball americano del colegio; el humanoide más popular del colegio y también el más patán e idiota

Ten más cuidado, inepta- exclamo de una forma desagradable mientras arreglaba su chaqueta de cuero; yo por mi parte no podía decir nada si quería que mi subsistencia en este colegio fuese peor de lo que ya era, por lo que lo único que me quedaba hacer era disculparme sin razón alguna.
L.o s..ient..o- tartamudee mi disculpa mientras me levantaba del piso.

Además de anti-social también tartamuda ¡Ja!- dijo de forma arrogante y absurda mientras salía de manera triunfadora por el pasillo. Revise mi reloj ¡8:25! ¡Genial! No solo me habían humillado-de nuevo- sino que también me perdería la clase del señor O’Connor; aunque lo último no suena tan mal, nunca eh sido- ni seré nunca- buena en historia.

Salí al patio y lo primero que note fue a una chica sentada en un banco con las manos en su cara; la chica tenía el cabello lacio largo, negro y sus puntas estaban teñidas de color azul, sus labios eran entre finos y gruesos, sus ojos eran oscuros y muy intensos y de piel canela; muy linda a mi parecer.
¿Te encuentras bien?- pregunte sentándome junto a ella; esta se sobresaltó un poco y comenzó a secarse las lágrimas con los dedos.

Si me encuentro bien- me aseguro dándome una sonrisa falsa; le creería, por el momento.
¿Segura?- volví a preguntar insistentemente.

Si- me volví a afirmar- Soy Jessie, Jessie Blake- se presentó mientras estiraba su mano.

Paula, Paula Smith- me presente yo también

Max es de Nick:


Abreme:

Hola, me presento soy Paula y bueno la idea me encanto por completo esta genialisiosa, me encantan y siempre me encantaran esas novelas en las que muestran a las personas con problemas comunes, así que vine y decidí audicionear, normalmente la chica es la que tiene problemas por lo que decidi poner al Zayn como el problemático, espero que te guste el capitulo.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Love rehab |n.c| {audiciones cerradas. resultados.

Mensaje por Invitado el Miér 02 Oct 2013, 8:38 pm

Allizaesc escribió:
Gracias!!    
si audiciono por el sexy liam!! es que es tan baba jeje
Gracias por lo del capítulo... es de una novela colectiva!!
Muchas gracias por aceptarla!!
y... que cuentas? no se me gustaría conocerte mejor... solo si quieres claro..
a Liam hay que darle duro contra el muro :twisted:  (?).
¿Se llama adicts cierto? 

Te cuento los numeros :eaea: okno. ¿que me cuentas tu?
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Love rehab |n.c| {audiciones cerradas. resultados.

Mensaje por Invitado el Miér 02 Oct 2013, 8:45 pm

~Black_Star* (1D) escribió:
Max es de Nick.:


Ficha:


Harry Styles | paciente | Trastorno de identidad diasociativo.

Angela Richard | Enfermera | Ayudante de los especialistas en el tema. 



Dejar un capítulo o one shot de tu autoria en spoiler.
Capitulo o Shot..:




¿Sueño o realidad?

Capitulo II

Abrió los ojos despacio, todo parecía normal a simple vista, quizás y como siempre lo sospecho todo había sido un sueño; un mal sueño. Suspiro de alivio, estaba en su casa que lucía perfecta e idéntica a como la recordaba, pero se preguntaba hasta dónde había sido falso, el recuerdo de Nicolás en escena con alguien que no lograba recordar muy bien ¿Era parte del sueño igual? Tomo su celular que marcaba el primero de julio, se confundió un poco pensaba que estaba en enero pero no le dio mucha importancia el sueño que había tenido hace un rato la había dejado un poco desorientada, corrió hacia el baño se la hacía tarde para llegar  a las clases de abogacía, entonces noto el destello de un pequeño brazalete con un numero marcado en su interior ‘’180’’ ¿Eso que significaba? Entonces se espantó, recordó lo que se suponía que había sido un sueño y empezó a juntar los cabos sueltos, ‘’tendrás seis meses para arreglarlo todo’’, ‘’primero de julio’’ ‘’una pulsera con un ciento ochenta’’ ¡Nada había sido un sueño, todo era real! ¡Ella había muerto y estaba teniendo otra oportunidad!

Con rapidez y desespero corrió a hacer lo primero que creyó oportuno, corrió a buscar nuevas alternativas para evitar que las cosas pasaran como ya habían pasado pero por más que le diera mente seguía siendo imposible, solo había una regla; la más importante de todas, ella regresaría al cielo en seis meses, el día y la hora exacta para cumplir con su misión, ser una ángel guardián sin posibilidades de oponerse, frustrada Emily se dirigió nuevamente al baño, llorar hasta inundar su departamento no iba a lograr nada, ella debía mantener el secreto y continuar normal su vida, eso implicaba ir a la universidad como lo hubiera hecho seis meses atrás, necesitaba calmarse y una ducha caliente siempre lo lograba aunque esta vez quizás necesitaría más que una simple ducha.

Las horas invertidas en la tina le sirvieron para pensar, la vida es un delicado equilibrio, todo viene como consecuencia a una acción pasada como cuando tenía cinco años y su madre le advirtió que no se comiera todos los dulces, paso todo un día en el hospital, sentía que su estómago explotaría, recuerda con dolor como prometió nunca volver a comer uno de esos dulces en su vida y ha cumplido su promesa. Situaciones como esas en las que tienes una consecuencia hubiesen podido ser evitadas, tal vez si Emily no se comía esos dulces no se hubiese enfermado y seguiría comiendo sus antiguos dulces favoritos entonces ahí llego a la esperada conclusión, si evita a hacer cosas que la llevaron a lugar donde se encontraba hace al menos unas cuantas horas puede ser que evite que esas cosas pase, claro Matthew dijo que era imposible pero nada pierde intentándolo, después de todo Matthew no era más que un simple ángel guía que quiere llegar a ser algo más.

Tenía todo preparado, estaba cien por ciento decidida a evitar su muerte y sabía perfectamente por dónde empezar.

En la tranquilidad de su hogar Emily se encontraba arreglando su armario mientras pensaba una forma para empezar con su plan, nadie podía enterarse de nada, quizás si le contaba a alguien esa persona terminaría por no creerla y sentenciarla a loca dejándola completamente sola, lo mejor era callar y esperar que las cosas salieran como ella así lo había planeado y lo deseaba. Un ruido molesto proveniente del teléfono de su departamento la hizo estremecerse, despacio y precavida decidió atender la llamada.

— ¡¿Dónde te encuentras?! —Una molesta y chillona voz lleno sus oídos con unas vibraciones que se quedaron recorriendo por sus oídos y teléfonos. —

— ¿Perdón? —Contesto confundida, no reconocía con exactitud la voz y tampoco lograba recordar en qué lugar debía estar en este momento. —

—¿Emily? ¿No recuerdas que hoy presentaríamos el juicio en la universidad? No estás aquí y están a punto de empezar, más vale que te des prisa si quieres aprobar esta materia. —Y esas fueron las últimas palabras que escucho, la chica del otro lado cortó rápidamente la llamada como si no quisiera ser descubierta.

Emily se quedó pensando unos minutos y entonces todo regreso a su memoria, ‘‘primero de julio’’  le parecía imposible no haberse acordado que justamente ese día era el día de su proyecto final, hace seis meses o ciertamente el primero de julio que ella vivió originalmente, ese día había llegado entre las primeras alumnas junto con la chica de la llamada, Amanda, esa pelirroja que la había ayudado tanto, entonces se dio cuenta que las cosas estaban empezando a cambiar, en lugar de llegar temprano estaba retrasada y en lugar de preocuparse ella estaba muy contenta, quizás las cosas si le estaban saliendo como ella quería, tomo con cuidado sus libros y pertenencias personales que siempre cargaba con ella como su celular y el estuche para maquillaje, con precaución se dirigió hacia su coche y empezó a conducir con cuidado, lo último que quería era que un nuevo accidente arruine sus planes.

Tomo con rapidez sus libros causando que algo muy parecido a una fotografía cayera al suelo, con cuidado se agacho a recogerlo. Unas cuantas lagrimas salieron de su rostro al ver la fotografía, ahí estaba ella y a su lado un chico apuesto de ojos cafés, un delicado y sedoso cabello negro y esa sonrisa perfecta que la había cautivado hace ya varios años atrás, la decisión le tomo unos minutos pero al final decidió acabar con todo, sin pensarlo dos veces acogió la foto entre sus manos y después de un suave beso sobre la cara del chico rompió en trozos la foto por impulso entonces lo miró todo, era algo que ya había observado; era justamente la forma en la que lucía su corazón aquella noche que salió disparada de esa casa; la misma noche que murió… no lo pensó más y decidió seguir adelante para entrarse a los interiores de la gran plaza que era su universidad, tal vez llegarían personas nuevas para alegrar su día aunque esto fuera muy difícil entro positiva al lugar.
Si quieres abreme xD:
Hola soy Tomi, me encanto la idea podría violarmela cualquier día de estos así que mejor cuidala  Bueno hace días mejor dicho meses estaba pensando pues en una novela algo así pero no me animaba a hacerlo así que vi esto y :ilusion:  decidi audicionar, espero que todo este correcto.
Audiciono por el sexy Harold que no se si mi avatar, firma, y todo lo relacionado conmigo haga notar un poco mi obseción hacia él xD.
PD: tuve que quitar las fotos de la ficha porque el código me daba un poco de problema con la primera imagen, espero no sea problema.
Besos.
Max is mine :eaea: 

Aceptada


¡Ame tu capítulooooooooooo! me encanto  mas que aceptada  


Te la puedes violar, pero con cuidado eh  no quiero ser abuela (?).
No te preocupes, aunque sea pusiste las fotos  
El harold es obsesivo (?. Pero es mi padre, así que cuidadito con el  
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Love rehab |n.c| {audiciones cerradas. resultados.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 47. Precedente  1, 2, 3 ... 24 ... 47  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.