O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» MY POWER |Celyn|
Hoy a las 1:17 pm por Karasuno

» something strange
Hoy a las 1:02 pm por jackson.

» être dans la lune.
Hoy a las 11:52 am por Ongniel

» Unifraktur Maguntia.
Hoy a las 11:42 am por aphrodite.

» ↠ goodbye
Hoy a las 11:31 am por jackson.

» Instituto Fénix. (Muro interactivo) | N.C.
Hoy a las 8:46 am por lovesick

» ¿Es posible el amor? Draco y tú
Hoy a las 4:31 am por Butterfly199225

» Tell your story |nc|
Hoy a las 2:47 am por Stark.

» Little do you know
Ayer a las 10:13 pm por Grier.

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

Little Stars

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Little Stars

Mensaje por Lightwood el Sáb 09 Ago 2014, 10:04 pm



Little Stars

pequeñas grandes historias[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


Hola ¡¡ . Me llamo Javiera pero prefiero que me digan Javi o Javs . aquí pondré todas las novelas que leo que están en desarrollo o terminadas . Cree esta galería para publicar todas las novelas que leo de grandes escritoras . No comentar , Si quieren leerlas el link esta publicado , Cualquier duda me consultan por MP . Un beso a todo el mundo y Javs esta fuera
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Little Stars

Mensaje por Lightwood el Dom 12 Oct 2014, 7:42 pm



New York .




✈   Autor : Zana 
✈  Harry Styles 
✈  Primera temporada Terminada 
✈  Si deseas Leer : [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
✈  Esta nove no tiene sinopsis . Tiene primer capitulo asique aqui se las dejo 


-Iré a la cafetería antes de la clase. Tal vez pueda avanzar un poco con la tarea- le dije a mi compañera de cuarto al tiempo que agarraba mi bufanda y mi libro de psicología.

-Buena suerte. Esta helando afuera por cierto, es Diciembre y vas a necesitar algo más que una bufanda- me dijo cuándo me estaba yendo.

-¡De acuerdo, mamá!- tomé mi chamarra porque sabía que ella tenía razón y cerré la puerta. Caminé por el Columbus circle y entré en mi café favorito. Me senté sola como una perdedora y ordené un chocolate caliente como una niña de 7 años. Abrí mi libro de texto y levanté la mirada. Miré para abajo rápidamente y de nuevo para arriba. -¿Qué rayos está pasando en este momento?- me susurré a mí misma. Me estaba muriendo por dentro e intentaba no demostrarlo. Al otro lado del café se encontraban cinco increíble especímenes. Los observé en su hábitat natural y narré en mi cabeza como si estuvieran en Animal Planet. 

-Aquí está su chocolate caliente señorita. ¿Desea algo más?- regresé a la realidad y casi me caigo del asiento.

-Sí, un tanque de aire porque no puedo respirar- ella miró en la dirección a la que yo estaba mirando y sonrió –¡No lo hagas tan obvio!- me hizo un gesto y se fue. Obviamente no entendía la situación de una Directioner. Se podía ir a la mierda. Seguí leyendo pero cada vez que miraba hacia ellos mi corazón empezaba a latir mil veces por minuto. Todo lo que podía pensar era –Harry, Liam, Niall, Louis y Zayn están sentados a 10 pies de mí. ¿Cómo está mi cabello? ¡Olvide usar maquillaje! ¡Olvide ponerme ropa interior!- Bueno, no lo hice pero incluso si lo hubiera hecho en esta situación no sería algo tan terrible. Sonreí a medias a mí misma y seguí viendo mi libro.

Tengo que ver una vez más, sólo una más. Pensé. No, para, para, ¡para! Bueno, solo una. Levanté la mirada y él me estaba viendo también. Mierda. Bajé la mirada rápidamente pero no pude evitar sonreír un poco. Acababa de hacer contacto visual con Harry Styles, el hombre de mis sueños, la crema de maní de mi mermelada, el helado de mi sundae. Tengo que mirar de nuevo. Miré una vez más y él no estaba volteando esta vez… tal vez tenía algo en mis dientes. Mi corazón revoloteo cuando él me miró de nuevo y esta vez sonrió. Me pregunto si él sabe que está derritiendo mi ropa o esta genuinamente interesado en ver cuánto me tardo en arrancarme la playera.

Está bien, tengo que hacer algo más que pretender leer este libro. Me voy a empezar a ver sospechosa. Tomé de mi chocolate y miré mi libro cuando vi algo de crema batida en mi nariz. Me quedé mirándola por un rato antes de darme cuenta que había estado haciendo bizcos como por un minuto.  Mareada, miré su mesa de nuevo y Harry, Zayn y Niall estaban mirando. Me quité la crema con mi mano y la lamí como cualquier señorita hubiera hecho en mi situación.

Después de diez minutos de fantasear sobre las cosas sucias que podía hacer con ellos en mi desayuno,  recordé que realmente tenía que leer para la clase. Tomé mi pluma pero cuando alejé mi mirada del libro noté que Harry se ponía de pie. No puedo respirar. Empezó a caminar hacia mi mesa sin hacer contacto visual. Probablemente tenga que ir al baño. Incluso las personas famosas van al baño ¿no? Hombre, no sabes cuánto pagaría para verlo- Hizo contacto visual. ¿¡QUÉ ES LA VIDA?! Dejó de caminar enfrente de mi mesa. Levanté la cabeza lentamente y lo miré. Probablemente luzco como un venado.

-Hola- dijo con su voz profunda perfectamente británica.

-Hey- le respondí cortamente. Tenía que mantenerlo corto para que no escuchara mi voz temblorosa. 

-No pude evitar notarte desde aquí. Eres bastante entretenida- ¿Entretenida como un payaso o como una stripper? Estaría bien con cualquiera.

-Sí, me distraigo cuando estudio- ¿Qué carajos le estas diciendo? A él no le interesa eso, estúpida.

-Si me pude dar cuenta de eso- sonrió. QUITATE LA PLAYERA Y HAZME LO QUE QUIERAS. –Soy Harry, ¿cuál es tu nombre, linda?- tengo náuseas.

-Zana- le respondí bajito y sonreí tratando de no parecer una rechazada.

-¿Zana?- preguntó –Eso es raro.- lo miré confundida –No, no, tu nombre no es raro. Sólo que mi amigo de allá… tiene un nombre similar.- tartamudeo como si estuviera nervioso.

-Está bien, lo sé.- …¿Lo sé? ¿¡LO SÉ?! Eres una estúpida. Cerré mis ojos y sonreí –No quería que eso sonara como un ‘Soy una acosadora y sé el nombre de todos tus amigos y familia’, me refería a algo como ‘Lo sé porque cantó tus canciones en la ducha’.- él se rio –Aunque eso no está mucho mejor ¿verdad?- le dije sarcásticamente. ¿Qué tal si lo espanto porque sabe que soy una fan?

-Eres graciosa. ¿En qué escuela vas?

-Universidad Fordham, justo terminando esta cuadra.

-¿Por qué no vienes con nosotros? Tal vez puedas leer tu libro junto a nosotros, así la gente pensara que nosotros también somos inteligentes.- la mesera regresó con la cuenta y él se sentó delicadamente.

-Me encantaría, no tienes idea, pero tengo que ir a clase.- él se veía un poco desanimado… ¿acabo de hacer que se desanime? Qué bueno, ahora sabe lo que se siento. ¿Él sabe cuántas veces he visto Tumblr y me he desanimado por su perfección? No, no lo sabe.

-Bueno, entonces solo tomaré esto.- dijo tomando la cuenta. La alcancé y la tomé de vuelta.

-No gracias, ya lo tengo.- dije sacando cambio de bolsa. El la tomo de regreso.

-Oh vamos, es solo un croissant y… un chocolate caliente.- el la miró aprobándola –Justo cuando estaba pensando que eras sofisticada.- 

Quise poner la propina en la mesa, pero la cuenta ya no estaba.

-¿Dónde pusiste mi cuenta?

-Realmente no sé de qué estás hablando.- dijo sonriendo, agitando sus pestañas.  Miró al reloj no-existente de su muñeca. –Vas a llegar tarde a tu clase, deberías irte.

-No me importa si tu guardia de seguridad me tira al piso cuando diga esto. Pero te voy a matar si llego tarde a clase.- estaba bromeando, pero si miré a todos lados para asegurarme de que nadie estaba a punto de golpearme.

-No vas a llegar tarde si te vas…- miró de nuevo a su muñeca vacía –ahora.- realmente iba a llegar tarde si no me iba.

-Está bien, pero te pagaré de vuelta. Un día vas a estar en el escenario haciendo lo que haces y un sobre con once dólares y treinta y siete centavos va llegar volando hasta ti. Sólo espéralo.

-¡No olvides los tres dólares de propina!- dijo al tiempo que reunía mis cosas y comenzaba a caminar hacia la puerta. Miré atrás y todavía me estaba viendo, así que sonreí y articule ‘Gracias’. El asintió y sonrió.

Cuando iba caminando por las calles de Nueva York todo lo que podía pensar era: ¿Qué carajos acaba de suceder?

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Little Stars

Mensaje por Lightwood el Dom 12 Oct 2014, 7:53 pm



The Journals .




✈   Autor : Zana 
✈  Segunda temporada de "New York"
✈   En Desarrollo 
✈  Si deseas Leer : [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
✈  Esta nove no tiene sinopsis . Tiene primer capitulo asique aqui se las dejo 

Estaba sentada en un avión, hiperventilando y tomándome mi ginger ale. Estaba tratando de concentrarme en algún libro tratando de parecer intelectual para el tipo guapo sentado en frente de mí. Lo que sea, juré hace un año y medio que había terminado con los hombres… ¿entonces eres lesbiana? No, no soy lesbiana. Simplemente no iba a pasar por algo como eso de nuevo. El tipo guapo al que llamé “tipo guapo número 69”, porque era una niña madura de 20 años, me miró. Sí, no una adolescente, ya no puedo culpar mi inmadurez y bromas sexuales por mi joven edad. En tres meses cumplía 21, 30 de Junio de 2015, a punto de empezar mi último año de universidad.

-¿Quiere algo?- brinqué. Miré a la sobrevuelo como si tuviera 4 cabezas. Eso es bueno. Actúa sospechosamente en un avión. Eso es exactamente lo que TÚ sobre todos haría.

-No, gracias.- están sobre ti en primera clase. Liam no repara en gastos para su BFF. Probablemente Danielle lo obligó… ella y yo nos hemos vuelto unidas en el último año. Incluso le ayudé a planear la boda a la que iba ir. Seguía siendo muy buena amiga con todos los chicos, excepto uno. Todos me visitaron en Nueva York y yo los visité en Reino Unido. Cuando estaba ahí, él no lo sabía. Cuando él estaba en Nueva York, yo no sabía. Borré mi Tumblr, y lo dejé de seguir en Twitter. No quería un recuerdo de él y él obviamente no quería uno mío. No hemos hablado desde esa noche. Nada de interacción. Estaba pensando en fingir mi propia enfermedad… o muerte para no tener que venir, pero eran mis mejores amigos casándose y no me lo perdería.

Entonces supongo que la gran pregunta sería, “¿sigues enamorada de él?” y supongo que la respuesta sería, “ya no.” Sigo enamorada de las memorias, pero para ese punto ya había eliminado la mayoría de ellas. Por lo que me dijo Louis, como la reina del chisme que es, sale mucho, toma mucho, tiene mucho sexo, pero no ha tenido una novia desde entonces. No me refiero a Louis, me refiero a… él. Evité decir su nombre a toda costa porque sabía que si escuchaba su nombre, empezaría a enamorarme de nuevo.

Ese pequeño hecho me asustaba mucho considerando que tendría que verlo en unas pocas horas; por primera vez en dos años (bueno un año y 5 meses, pero 2 años suena más dramático). Incluso dejé de escuchar su música… llego al punto en el que no podía escuchar su voz sin romperme a la mitad de la clase, o Central Park o lo que sea. No ayudó que su primer sencillo del tercer álbum fuera la canción que escribió con Ed.

Así que aquí estoy, en un avión para Europa, Marky Mark empacado en mi bolsa de viaje disfrutando de las maravillas de primera clase. Regresé a Benedict, la bolsa y el collar. No me sentía bien teniéndolos y me recordaban a él. Aparentemente nunca los recuperó y están todos en algún lugar del departamento de Niall.

-Buenas tardes,- dijo el capitán, -tenemos previsto aterrizar en veinte minutos. Es un hermoso día, aproximadamente 20 grados y el tiempo local es 11:17am.- se desconectó y la señal del cinturón se prendió. Mientras el avión empezaba a descender, mi corazón empezó a latir muy fuerte y cada vez se me dificultaba más respirar. Saca los M&Ms de emergencia. Los saqué de mi bolsa y me los comí como si fueran la única comida en el planeta. Veinte minutos de sudor y las llantas tocaron el piso. –Bienvenidos a Londres.- esas tres palabras hicieron que me quisiera cagar más que nunca. Eres una maestra con las palabras.

Me bajé del avión y camine por Heathrow. Siempre olvido lo grande que es. Me paré en la línea para pasar por la aduana y los acentos británicos calentaron mi alma (ya saben, si tuviera una).

-Buenas tardes,- dijo el señor detrás del escritorio cuando me acerqué. Le pase mis papeles y esperé pacientemente, golpeando los dedos contra la mesa y mordiendo mis uñas de la otra mano. Me miró sospechosamente y luego miró hacia abajo. Su cabeza calva brillaba con autoridad, -¿cuál es tu propósito de visita?

-Quiero broncearme.- no se veía entretenido. –Voy a una boda.

-Bueno, disfrútala.- dijo y me devolvió mi pasaporte. –Emborráchate. Se ve que te iría bien.- cuando el hombre gordo del aeropuerto te dice que te emborraches, sabes que te ves como la mierda. Pase por los escritorios y agarré mi maleta. Me tomó un rato sacarla porque estaba atorada con la de alguien más. Así que era la idiota persiguiendo mi maleta alrededor de la cinta. Incluso los niños me estaban viendo como si fuera retrasada. En un punto creo que uno le preguntó a su mamá,

-¿Qué pasa con esa niña? Estoy asustado.- la respuesta correcta sería, es estadounidense.

Pase por las puertas y miré alrededor. Caminé hacia el viejito sosteniendo una señal que decía “Spunky Spice”. Muy maduro, Liam. Me acerqué y el hombre amable me ayudó con mis bolsas. Entramos al carro y le mandé mensaje a Zayn de que iba para su casa. 

Me iba a quedar con Niall, pero probablemente sería algo raro por su novia. Quiero decir, ¿los tres compartiendo una cama? Me gusta acurrucarme pero ni siquiera yo estoy dispuesta a eso. Miré por la ventana mientras pasábamos por los puentes, debajo del arco y pude ver el London Eye en la distancia, me sentí en casa. Si no estuviera pobre y viviendo gracias a mi madre, invertiría en un departamento aquí.

Nos estacionamos en la casa de Zayn y vi sus dos coches en frente. Nunca entendí por qué una persona necesitaba dos carros. Si vas a hacerlo, hazlo bien; consigue 7, uno por cada día de la semana, ¿o no?

-¡Volví!- grité mientras Zayn abría la puerta y me metía rápidamente. Agarró mis maletas y las hizo a un lado.

-¡Corre, vamos tarde!- agarró mi mano y me guío a su carro.

-Zayn, ¿qué carajos? Acabo de llegar, pensé que iba a tener tiempo refrescarme… lavarme los dientes… hacer que me masajees los pies.- dije mientras abría la puerta del carro. Giró los ojos. -¿Al menos me vas a dar un abrazo, hijo de perra?- se rio y me abrazó muy fuerte.

-Ahora vamos, ¿sí?- entré y se salió rápidamente del estacionamiento. Podía oír el rechinido de las llantas en el pavimento.

-¿Para qué vamos tarde? Es la 1:00, pensé que el ensayo empezaba a las 3:30.- dije ajustando el asiento para ponerme cómoda.

-Baja los pies, animal.- dijo tirando mis pies de los asientos. Lo miré feo. –Sigues sin madurar, ya veo. Ya casi tienes 21, tienes que solucionar tus problemas.

-¿Madurar? ¿Viniendo del niño que sigue usando ropa interior de Power Rangers y no se deshace de su Gameboy?

-Sí, sí, lo que sea. Regresando a la pregunta original, creía que era a las 3:30 hasta que recibí una llamada nerviosa de Danielle hace media hora preguntándome donde estaba así que le dije que estaba esperándote. Se está volviendo loca.- dijo prendiendo un cigarro.

-Sigues fumando… ¿no piensas que 1… 2… 7 años son suficientes? Dale un descanso a tu cuerpo.

-¿Me vas a regañar cada vez que te veo?

-¿Vas a fumar cada vez que me ves?- asintió con la cabeza  y sonrió para molestarme.

-Lo que sea, solo me preocupo por mi amigo, eso es todo.- recargué la cabeza en la ventana. -¿Estamos cerca?

-Estamos como a veinte minutos si no hay tráfico.- mierda, aquí viene, dolor de estómago… el hoyo que hace que quieras vomitar, los nervios… los temblores… el sudor frío. Me siento como una adicta. -¿Por qué te vuelves loca? Vas a estar bien.

-¿En serio? Porque siento como si fuera a parir al demonio.- me estaba sobando el estómago.

-¿Por qué estás tan nerviosa?- lo miré.

-¿Por qué piensas?- abrí la ventana y saqué mi cabeza como un perro. Me jaló de vuelta y me dijo que dejara de babear en su carro.

-Es diferente ahora, sabes. Cambió.

-Y eso se supone que me va a hacer sentir bien porque…- se encogió de hombros y no me miró. –Ah, te refieres a que ya no le importa.- dije en una voz de falsa engreída. Se mantuvo en silencio. Se quedó así por el resto del camino. Sabía que no quería a hablar de eso. Se estacionó y ambos salimos. No vi la Range Rover negra por ningún lado; buena señal. Podía respirar de nuevo.

Tan pronto como entré, vi a Niall y a Liam hablando en el pasillo. Ambos sonrieron y me abrazaron. Estaba más alta que ellos en mis zapatos.

-¿Tacones? ¿A quién intentas impresionar?- dijo Niall, mirando mis pies.

-¿Piensas que eres gracioso?- dije medio bromeando, medio en serio. -¿Dónde está Lou?

-Él y uhm… fueron a conseguir café para todos.- respondió Liam, sobando sus manos sobre sus pantalones nerviosamente.

-¿Estás emocionado?- se medió rio pero podía ver que se estaba cagando.

-Bueno, sigo igual después de la última vez que me preguntaste… ayer. Y el día anterior y el día anterior.

-Y lo voy a seguir preguntando hasta que tu respuesta sea “estoy listo para caminar hasta el altar ahora”.- lo miré, esperando a que lo entendiera.

-Estoy listo para caminar hasta el altar ahora.- estaba tratando de imitar mi acento de Jersey. Falló. Estábamos parados en un tipo de vestíbulo con una mesa circular, puertas de madera detrás, todo muy tradicional. 

-¿Entonces donde está tu encantadora novia?- señaló un pequeño cuarto con unas puertas lindas. Las abrí y estaba lleno con muchas mujeres ansiosas.

-¡Zana!- gritó Danielle en cuanto me vio. Se acercó y me abrazó. –Gracias a Dios que estás aquí, todo está mal.

-Está bien, ¿qué necesito arreglar?- saqué un pequeño cuaderno de mi bra y una pluma de mi bolsa. Se rio.

-Primero, ¿llamaste para las palomas?- la miré sin expresión.

-¿Qué palomas? ¡Nunca me dijiste nada de unas palomas!- me estaba inquietando. Hacía mucho calor ahí.

-Sí, ¡las palomas para cuando diga el sí!- estaba entrando en pánico.

-Es una boda en interiores, ¡se van a cagar en todo el lugar! ¿Y dónde las quieres guardar? Mi bra solo aguanta algunas cosas.- me estaba poniendo nerviosa. Se empezó a reír.

-Ves mamá, te dije que una vez que llegara aquí no sería la única persona loca por aquí.- la miré. –Estaba bromeando con las palomas.- me reí falsamente y la empujé. Olvidé lo pequeña que era y casi se cae. –Pero sí tengo que hablar contigo de algo.- saludé a todas en el cuarto antes de que me jalara a una esquina.

-Sabes el modo en el que las bodas funcionan, tienes a las madrinas y a los padrinos caminando juntos antes de la novia…

-Sí, he visto las películas.- respondí.

-Bueno, tienes que estar con Harry.

-¿Es otra broma? Ésta no es graciosa.- dije y sentía que empezaba a sudar como un gordo en un sauna.

-No… tenía que arreglarlo por altura y él es el único chico que está más alto que tú en tacones. Culpa a tus genes, no a mí.- no quería que tuviera otra cosa de que preocuparse. –Si realmente no quieres, lo entiendo y puedo arreglarlo.

-No, no. Está bien. Podemos ser adultos… creo.

-¡Gracias, gracias!- dijo abrazándome. Así que… Harry y yo caminando hacia el altar, juntos. Lo mismo a lo que te negaste antes, que divertido. –Ahora hagamos la última prueba de mi vestido.- se quitó la playera.

-Entonces es ése tipo de fiesta.- jalé la playera de su mamá bromeando. Creo que no lo entendió. –Necesito ir al baño, pero después regresaré para tomar todas tus peticiones. Soy tu esclava, después de todo.- me reí mientras giraba la manija.

Seguía mirando el cuarto mientras salía. Cerré la puerta y levanté la mirada. Me paré ahí, congelada por un segundo. Su cabello era diferente, estaba más corto. Su cara era la misma, pareciendo que estaba hecha de piedra y lágrimas de ángel. Pero había una pequeña sombra, sus ojos seguían claros pero se veían más oscuros al mismo tiempo. Estaba hablando con Liam, pero paró tan pronto como me vio. Mierda, momento de la verdad.

Nos quedamos ahí, viéndonos a los ojos incómodamente, ambos congelados. No estaba segura si iba a decir algo y él se veía como si estuviera esperando a que yo dijera algo. ¿Qué le dices a alguien a quien no le has hablado en año y medio? ¿Qué le dices a la persona que dijo que no te quería ver de nuevo? Me seguía mirando con sus ojos verdes, perforando cada pedazo de dignidad que me quedaba. Puedes hacer esto. Lo puedes hacer, creo en ti. Di lo que está en tu mente. –Tengo que ir al baño.

Me giré a la izquierda y caminé lo más rápido que podía al baño. Abrí la puerta y me miré al espejo. Se me olvidaron mis problemas de vejiga.

-Mierdaaaaa.- gruñí en el espejo. -¿Bueno, qué vas a hacer ahora? Lo viste, le tienes que hablar tarde o temprano, quiero decir, tienen que caminar juntos. No pueden llevarse con un “hola” rápido. Bueno, mierda. Fingir mi propia muerte hubiera sido más fácil y menos doloroso que esto. Debí haberlo hecho.- arreglé mi maquillaje y mi cabello un poco. -¿A quién engañas? Te ves de la mierda aun así.

-Zana, amor.- mire y la mamá de Liam estaba en la puerta. –Llevas ahí 15 minutos, ¿todo bien?

-Sí, solo hablaba conmigo misma como una loca.

-Bueno, apresúrate, Dani necesita que la ayudes con unas cosas de último minuto y luego empezaremos.

-De acuerdo, ya voy.- me miré una última vez y suspiré.

Salí del baño y él seguía parado en el vestíbulo a un lado de la mesa, mandando un mensaje. Me acerqué y tan pronto como di el primer paso, cada pedazo de mí se arrepintió. Y luego recordé que nunca hice del baño. Me miró y sonrió. Lo saludé incómodamente y me acerqué.

-Holaaa.

-Hey.- respondió. Olvidé lo hermosa que era su voz. Mi reto principal era tratar de sonar como si no estuviera sufriendo. -¿Finalmente encontraste el alivio que estabas buscando?

-No, solo me miré en el espejo lanzándome insultos.- puse las mano en mis bolsillos traseros.

-Eso siempre es divertido.- asentí. De cerca, sabía que él estaba diferente. Se veía cansado, y se veía más grande de lo que era. Todo él estaba cambiado. No se veía como Harry. Solo me miró, como si estuviera tratando asimilar todo. Su postura era un poco amenazante, diferente a la naturaleza cálida y amable a la que estaba acostumbrada. La única cosa que ayudó al hecho de que me quería morir, era saber que él se sentía igual. Le quería decir que dejara de mirarme así, pero no lo hice. Tenía un olor peculiar, nada mal, pero no la loción elegante que ya conocía. Casi olía como una fiesta andante. No sé cómo explicarlo. La única fiesta andante está en tus pantalones por ver lo bien que se ve.

-Veo que ya puedes caminar con esos.- dijo señalando mis tacones negros.

-Sí, me di cuenta de que tenía que aprender a ser mujer tarde o temprano. Después de torcerme ambos tobillos tratando de verme bien para una fiesta, supuse que necesitaba un cambio.- bajé la mirada. No sabía si estaba nerviosa, o tenía miedo de él.

-Entonces supongo que no te tendré que sostener cuando caminemos.- así que supongo que ya sabe. Me reí y asentí con la cabeza. Estuvo silencioso por un segundo. La incomodidad en el metro de espacio entre nosotros era tan gruesa que se podía cortar con un cuchillo. Era incómodo porque ambos estábamos pensando en la misma cosa; la última vez que nos vimos y las circunstancias de porque ya no somos amigos. -¿Cómo has estado?

-Bien. Dirijo una vida aburrida. ¿Qué tal tú?- dije y sonrió.

-También tengo una vida aburrida.- bufé, pero no quise hacerlo. -¿Qué?- sacudí la cabeza tratando de cubrirlo, pero se había dado cuenta. Su tono era un poco intimidante. -¿No es eso lo que has escuchado?

-No escucho nada sobre ti.

-Claro.- dijo secamente, -Bueno, estoy seguro de que tienes que hacer cosas para Danielle, no quiero meterte en problemas.

-Sí, debería regresar. Te veo al rato.- regresé a la puerta, tropezándome con una mesa cuando pase a su lado. –Estoy bien.- dije sin girarme. Escuché su risa.

Regresé al cuarto y cerré la puerta. Me recargué en ella y respiré profundo. Realmente es muy apuesto, una voz para matarme, y es encantador, como si los primeros dos no fueran suficientes. Y esa media sonrisa, DIOS, me mata. 

-Está bien, ¿lista?- dije y la ayudé con lo que sea que necesitara.

-¿Estás bien?- preguntó cuando estaba mirando a la nada.

-Sí.

-Okey, ¡vamos!- dijo Danielle. –Pónganse con sus parejas, hagamos esto rápido, ¿sí?- estrellé mi cabeza contra una pared de mármol antes de encontrar a Harry. 

-Parece que quieres morirte.- dijo. ¿Realmente es tan obvio? –Esto no va a estar tan mal.

-Solo estoy cansada. Vine directo aquí desde el avión. No eres tú.- sobé mi cabeza.

-No dije que fuera yo… me refería al ensayo.- genial.

-Sí, yo también…- no me creyó. Ni siquiera me importa. Solo me paré ahí tratando de resistir la urgencia de ponerme en posición fetal debajo de la mesa y dormir. Brinqué cuando sonó su teléfono. Contestó y para su información, no estaba escuchando a escondidas. Él estaba parado a lado de mí y su teléfono estaba muy fuerte así que podía escuchar a la persona del otro lado.

-Sí, lo sé, ya te había dicho que iba a ir…- algo sobre una fiesta, -no, puedo faltar… está bien, te veo en la noche.- era un tipo del otro lado de la línea. No debí haber dicho nada pero ¿realmente está en mi naturaleza no cagar las cosas? No, no lo está.

-Desearía ser tan popular como tú.- dije mirando al frente. Se rio.

-No lo soy realmente. Solo es una fiesta, no es nada.- dijo y regresó su celular a su bolsillo.

-¿Una fiesta?- asintió. -¿Esta noche?

-Sí.- dijo y se veía confundido, pero de esa manera idiota en la que se sorprende de que sea tan estúpida por preguntar eso.

-¿Y vas a ir?

-¡Sí!

-Pero la cena de ensayo es esta noche.

-Sí, ¿y?- lo miré. –Solo es una cena, Zana.- escucharlo decir mi nombre hizo que se me pusieran los pelos de punta.

-Es sólo que es algo importante para Liam, y no vas a ir por una fiesta, es todo.- respondí. No has estado con él por más de 5 minutos y ya están peleando. Bien.

-Voy a ir a la boda, ¿o no?- espetó. PEQUEÑO PEDAZO DE MIERDA.

-Supongo que el tiempo si cambia a la gente.- murmuré.

-¿Qué fue eso?- sé que me escuchó.

-Nada.- respondí y sacudí la cabeza. Pasó un minuto sin que habláramos.

-¿Cómo estuvo tu vuelo?- estaba tratando de aligerar el asunto.

-Mejor que la última vez.- dije recordando a la auxiliar de vuelo que estoy segura de que escupió en mi agua.

-¿Recuerdas tu último vuelo a Londres?- se encogió de hombros.

-Fue hace un mes.- dije y luego me di cuenta. Él no debería saber que vengo a Londres de visita.

-No sabía que estabas aquí.- miró alrededor del cuarto; a todos menos a mí. Hice lo contrario, mirándolo directamente.

-No creí que quisieras saber.- no respondió nada.

-Sólo estoy tratando de hacer esto menos incómodo.- dijo mirándome desde el rabillo del ojo, manos en los bolsillos. –No sé si me odias o no, entiendo si lo haces pero no tienes que ser tan obvia.- bueno, eso me tomó de sorpresa. Se alejó y entró al baño. Me sentía de la mierda. Soné como una perra pero fue mi manera de cubrir lo difícil que esto era. Regresó un minuto después y se paró a mi lado.

-Espero que te hayas lavado las manos…- no dijo nada, -estaba bromeando.- era difícil tratar de aligerar el ambiente. –Escucha, Harry.- me miró. Fue como si se hubiera electrocutado cuando dije su nombre. –En serio no intento ser una perra. No lo hago a propósito. Estoy muy cansada, como muy cansada y estresada por todos los pequeños detalles de la boda y para ser honesta,- bajé la voz, -tengo cólico y es horrible, en serio parece la batalla de Gettysburg ahí dentro.- sobé mi estómago.

-Okey, lo entiendo.- dijo riéndose. ¿Bipolar? –Lo lamento, no he dormido bien últimamente.

-Yo tampoco. El bebé ya patea.- seguí sobando mi estómago. Sus ojos se abrieron tanto que pensé que se le iban a salir. -¡Estoy bromeando!

-Necesitas pulir tus bromas. Ya no eres tan graciosa como antes.

-Debería estar ofendida pero acabas de admitir que pensabas que era graciosa. Nunca habrías admitido eso antes.- se rio de nuevo. Cada vez que se reía, cada vez que sonreía, veía un poco del viejo Harry de nuevo. Todavía era raro mencionar algo sobre el pasado. Estábamos empezando y todos se agarraron del brazo con su pareja. –Bien, hagamos esta mierda.- envolví mi brazo alrededor del suyo. Me acercó, tal vez un poco más de lo que debería. –Wow, haciendo ejercicio, Styles.- dije apretando su brazo.

-¿En serio?

-No, de hecho engordaste un poco.

-Claro que no. Tú enflacaste mucho. ¿Perdiste peso?

-Pues, no es por presumir pero sí. ¿Celoso?- se rio. –No deberías. Como cereal de ancianos en el desayuno y un jardín de comida y cena. Y hago ejercicio.- sonreí.

-Estoy impresionado. Si esto fuera hace dos años no podría haberte pagado por comerte un pedazo de lechuga.

-Bueno, hace dos años tenía dedos de salchicha.- se rio.

-Vamos, ¡no estaba tan mal! No estabas gorda.- dijo sonriendo.

-Todo lo que tengo que decir es… rétame a una carrera ahora, perra.- se carcajeó y puso su mano en su boca para cubrir su risa, lo que hizo que me riera. Así que estábamos ahí parados como niños de 4 años cubriendo nuestras risas.

-Zana… Harry, concéntrense.- dijo Danielle. Empezamos a caminar.

-Sí, deja de ser una adolescente inmadura, Harold.- susurré. Ambos estábamos tratando de no reírnos. Cuando terminamos no sentamos en las bancas mientras Danielle y Liam terminaban las cosas de último minuto. 

-Y, ¿qué estás haciendo estos días?- preguntó. Estaba sentada de chinito sin zapatos. Se veía un poco más feliz que al principio. Ya no asustaba pero seguía reservado.

-A punto de empezar mi último año de universidad… casi 21. Estoy a 4 meses de poder no tomar.- sonrió.

-¿Sigues consentida sin trabajo?- giré los ojos.

-Nunca fui consentida. Mi trabajo era ir bien en la escuela, así que jódete. Pero para tu información, conseguí un internado. Empieza la próxima semana.

-Oh, ¿una gran firma con abogados elegantes y… cosas de leyes?

-Te expresas tan bien.- dije sarcásticamente. –Pero de hecho, no. Ya no quiero ser abogada.

-¿Por qué no? ¿Quién me va a defender cuando Niall me robe dinero para pollo frito?- me reí.

-Es sólo… no es lo mío. El internado es para una firma de relaciones públicas.- asintió con la cabeza.

-Muchos cambios en ti. Te ves feliz con ellos.- asentí y sonreí.

-¿Qué tal tú?- se bufó y miró sus manos.

-Bueno, ya sabes, bajamos el ritmo un poco… planeando cosas para el futuro. Pero la mayoría es quedarme en casa, lo mismo cada noche. Te puedes cansar de eso rápido.

-Escuché que eres muy popular con las chicas…- se rio sin humor.

-Pensé que no escuchabas nada sobre mí.- me miró con su mirada fría y los labios presionados. Miró hacia abajo.

-Bueno, ya sabes… escucho algunas cosas.- estaba en silencio. –Sólo cuando pregunto.- me miró a punto de decir algo pero lo cortaron.

-¿Qué están haciendo?- se acercó Niall y se sentó en frente de nosotros. –Estoy muy aburrido… y hambriento.

-¿Tienes hambre? Yo me dormí cuando sirvieron la comida el avión y mi sistema está sobreviviendo del pedazo de lechuga que me comí hace 22 horas.- mi estómago hizo un ruido.

-¿Ya nos podemos ir? Sé cómo caminar.- dijo Zayn mientras se sentaba al lado de Niall.

-Alguien está de malas.- dijo Harry pero no se lo dijo directamente a él.

-Bueno, mira quién habla.- respondió Zayn. Algo estaba raro entre ellos. No sabía qué era, pero lo sentía por cómo se hablaban.

-Estoy listo para saltar de un puente.- vino Louis y se sentó a mi lado. –Bueno, es un gusto verte también. No recuerdo que me saludaras pero sin rencor, así ya sé quiénes son tus favoritos.- lo miré.

-Está bien. Ven aquí.- lo abracé fuertemente, arruinando su cabello a propósito. Niall se acercó y se unió. Me estaban sofocando.

-Ow, chicos.- Zayn se unió.

-Tú también.- saqué mi mano y agarré la playera de Harry, acercándolo al abrazo grupal. Dejé mi mano ahí. Escuché que Liam le decía a Danielle,

-Vamos, tengo que. ¡Es mi grupo! ¡Y están haciendo un abrazo grupal! ¡Sin mí!- vi que ella sacudía la cabeza y se reía. Corrió hacia nosotros. -¡Espérenme!- brincó encima de Zayn y fue lindo… 

-¿Quién se quitó los zapatos? Huele a culo.- dije y enterré mi nariz en el hombro de Louis para prevenir que el olor entrara hasta mi alma.

-Bueno, ese sería mi culo.- dijo Niall y todos nos soltamos.

-Eso fue lindo.- dijo Liam y sonrió. Todos lo miramos.

-¿Ya nos podemos ir?- dijimos los 5 al mismo tiempo.

-Sí, sí. Váyanse.- todos nos paramos rápidamente y nos fuimos.

-Bien, vámonos antes de que Danielle se dé cuenta.- le dije a Zayn mientras caminábamos al estacionamiento.

-Cambié de idea,- dijo Harry, parándose a un metro de mí. –Voy a ir a la cena hoy.

-Bien.- sonreí.

-¿Vas a estar ahí?

-Sí.- asintió y sonrió.

-Bien.- estuvo en silencio por un minuto y el espacio entre nosotros parecía incrementar. –Te veo al rato, entonces.- puso las manos en sus bolsillos y caminó a su carro. Me senté en el carro de Zayn y cerré la puerta. Lo prendió y salimos del estacionamiento. Una vez que llegamos a la avenida me miró.

-Entonces…

-Para.- respondí.

-¡Ni siquiera dije nada!- sonrió.

-Sé lo que estás pensando. No.- crucé los brazos y recargué la cabeza. No dijo nada más. Solo hablo de querer besar a su pareja, que era la mejor amiga de Danielle. Lo escuché, me reí y me burlé de él. Aunque estuviera hablando con Zayn, no podía dejar de pensar en Harry. Lo diferente que estaba, por qué era así, la manera en la que sonreía cuando decía algo chistoso, la manera en la que sentía que no había sonreído en un rato. Todo lo que sabía era que estaba lista para lo que sea que se pusiera en mi camino. Un poco indecisa, pero sabía que algo iba a suceder.

Y sabía que lo que sea que fuera, no iba a poder evitar que pasara.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Little Stars

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.