O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Caught in a lie.-pvt
Hoy a las 5:40 pm por Andy Belmar.

» Crazy thoughts of a sinister mind
Hoy a las 5:37 pm por Andy Belmar.

» magic in our hands
Hoy a las 5:28 pm por hemmo.

» The Cycle of Reincarnation
Hoy a las 5:23 pm por Litten

» edge of glory. muro interactivo.
Hoy a las 4:49 pm por Kida

» Trouble, love&shows {NC. 3er tema
Hoy a las 4:00 pm por Rumplestiltskin.

» CONCURSO: Christmas in Our Hearts (Drabble)
Hoy a las 3:12 pm por changkyun.

» tropical night.
Hoy a las 3:11 pm por changkyun.

» Proyecto muggle (Inscripciones abiertas)
Hoy a las 2:02 pm por blackstairs

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

Prom Fight {audiciones c.

Página 3 de 6. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Prom Fight {audiciones c.

Mensaje por Invitado el Jue 15 Mayo 2014, 4:14 pm

vine a audicionar c:
Spoiler:
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Prom Fight {audiciones c.

Mensaje por midway. el Jue 15 Mayo 2014, 4:24 pm

.
Elizabeth Halton

{Representantes primarios:Audrey Hepburn & Finn Harries
{Representante secundario:Max Irons
{Nombres: Elizabeth Halton, Christian Harries & Jared Ford
{Rol:La deportista, El capitán de Fútbol americano & El rebelde 
{Capítulo de autoría:



Escritos:


escrito de tu autoría:
«El pasado jueves 25 de marzo a las 21:00 horas, se le vio a George Roy alias "The cutthroat" a las afueras de la ciudad de New York en un Camaro Ss robando un banco. Lo que se llega a observar en las cámaras del banco es que el sujeto portaba dos rifles militares tipo AR-15...»
  No pude seguir escuchando el noticiero, pues Darrell —mi mejor amigo y compañero de departamento desde que perdí mi voz—le había cambiado y ahora se escuchaba la chillona voz de Bob Esponja.
  Fruncí el ceño y lo mire fijamente esperando una respuesta, sus labios delgados embozaron una leve sonrisa; sus ojos chocolate me miraban entrecerrados, parecía un modelo de esos que anunciaban en la tele de Calvin Klein, y no sólo porque era alto y se notaba que se cuidaba, si no porque también sus rasgos eran duros, con su cabello castaño despeinado, sus cejas rectas y pobladas; su nariz recta y su piel apiñonada.
  —Le cambie porque no quiero saber que asesinos andan sueltos por ahí. —aclaro con su voz  ronca. —Además te quería decir que iré al supermercado, a la tintorería y a la biblioteca para investigar sobre el trabajo que debo de hacer en la Universidad. —suspiró cansado —¿quieres que te traiga algo de la tienda? —Asentí.
  Fui rápidamente por una libreta a mi cuarto y apunté lo que necesitaba. Al terminar regrese a la sale y  le entregue la nota, él empezó a chocarla mientras arqueaba una ceja.
  —Bien —exclamó cuando terminó —Si necesitas algo, Cloe esta a lado.
 ¡Ja!, como si mi vecina me fuera a ayudar. Yo la detestaba y ella a mí. El sentimiento de odio y rivalidad era mutuo, pero eso era algo que Darrell no lograba entender, y no lo culpaba, con esos enormes senos operados ¿Qué hombre no iba a quedar tarado?.
Un año después de mudarnos ahí, llegó nuestra vecina de diecinueve años: Cloe Foster, y como era obvio, hechizo a medio edificio con sus falsos pechos y su levantado trasero. Pero no me preocupaba, yo sabía que jamás podría competir con ella  —y ni me interesaba—, al contrario, yo no quería estar así aunque fuera un palo con una minúscula curva entre la cadera y los pechos. Simplemente prefería la idea de conservarme natural siempre.


 
  Una hora después de que Darrell se fuera, me puse a recoger la casa mientras escuchaba la música de AC/DC, Bon Jovi, Metallica, Los Ramones y Nirvana. No era una gran fan de ellos, pero me gustaba de vez en cuando rockear con la escoba como guitarra y las escaleras como mi escenario.
  Antes de que perdiera mi voz hace dos años, solía cantar a todo volumen. Pero la vida es injusta y gracias a unos traumas que tuve, cantar se me era imposible. Los doctores me había dicho que podía comprarme un aparato el cual sustituta mi voz, pero sinceramente no quería que un robot hablara por mi, además de que una vez lo intente y cada vez que ponía "Quiero palomitas" el aparato decía "Quiero a las palomas", entonces descarté tal opción. La otra alternativa fue aprenderme el idioma de los mudos, y así fue, lo aprendí, el problema era que nadie me entendía porque no sabían que significaba cada seña, entonces me quede con la última elección: escribir en papeles lo que quería decir, era molesto e irritaba, pero era la única opción que más me gustaba.
  Cuando termine, subí a mi cuarto y me puse un suéter de Darrell de Hard Rock, era como tres tallas más grande que yo y me llegaba a la mitad del muslo, pero no importaba porque estaba cansada como para buscar otra cosa.
  Me observe en el espejo, mi melena rubia quemada estaba greñuda; mis ojos miel verdoso tenía unas ligeras bolsas abajo; mi rostro parecía cansado y somnoliento, pues los últimos días no había podido dormir bien por querer terminar un trabajo de la Universidad.
  Me acosté en la cama y saqué el libro El Perfume,  que me lo  había dado mi padre antes de que me mandara a estudiar a la Universidad de New York.
  «Aquella misma noche le despertó una pesadilla espantosa de cuyo contenido no podía acordarse, pero que había tenido que ver con Laure, y se precipitó hacia su dormitorio, convencido de que estaba muerta, de que había sido asesinada, violada y su cabellera cortada mientras dormía... y la encontró sana y salva...».






  Me desperté por unos ruidos provenientes del despacho. Salí de la habitación y me dispuse a ir a la sala, de aseguro Darrell llego mas temprano de lo que esperaba.
  Cuando entré al pequeño despacho, un hombre con pasamontañas sacaba los papeles del escritorio de caoba y los aventaba sin importancia alguna. Mis ojos se abrieron como platos e intente retroceder lentamente sin que él se percatase de mi presencia, pero para mi suerte choqué con la puerta de vidrio.
  El hombre se volvió hacia mi lentamente, y entonces percibí sus ojos verdes; apagados y sin vida. Nos quedamos unos momentos quietos, y al otro segundo me encontraba corriendo hacia mi habitación mientras el ladrón me pisaba los talones.
  Cerré mi cuarto con seguro y arrastré una cómoda hacia la puerta como una forma para que no la derribará, o eso pretendía yo. No sabía que hacer, el miedo afloraba de mi piel, no podía gritar, no era capaz de pedir ayuda, si le llamaba a Darrell ¿Cómo iba a saber él que necesitaba ayuda si ni siquiera podía articular una palabras?.
  ¿Qué iba a hacer?
  De un momento a otro, los golpes dejaron de escucharse, y eso me daba una mala espina. Sabía muy bien que algo malo iba a pasar, es obvio que un bandido jamás se rendiría tan fácil. Y no me equivocaba, pues de un momento a otro la ventana se abrió y de ella emergió la oscura sombra del hombre. Intente quitar el mueble de la mesa, pero mis nervios hacían que se volviera imposible.
  «¡Ayúdenme!»
  Fue el único pensamiento que tuve cuando el hombre se acercaba a mi y me miraba con ojos de lujuria. Sabía que estaba perdida, o más bien dicho, que mi virginidad estaba perdida, que ese viejo asqueroso me iba a violar. Por ese simple hecho, lágrimas calientes empezaron a salir de mis ojos, sabía que no podía pelear, pues él era más fuerte que yo por mucho, además de que no había ninguna arma —ni siquiera una blanca o poco dañina —, simplemente no había nada.
  —¿Qué?¿no hablas? —preguntó, su voz grave y ronca causó que un estremecimiento recorriera mi columna. —:¿Qué acaso el gato te comió la lengua? —para mi eso era una metáfora, y se había burlado de mí tantas veces llamando con diferentes apodos sobre mi discapacidad del habla, que eso ya no me afectaba ni en lo más mínimo.
   Me quede estática ahí, no me moví hasta que el hombre me agarro los brazos, le soltó un rodillazo y salí corriendo hacia el baño, pero antes de llegar, el sujeto me agarro de los brazo y me empujo hacia la cama. Mientras me sujetaba de las manos con su brazo izquierdo, él se quitaba los pantalones con el otro brazo.
   —Mejor para mi, así no gritas —decía mientras me toqueteaba todo el cuerpo y yo pataleaba con todas mis fuerzas para librarme. Aunque sabía que no iba a lograr nada, intentarlo no estaba mal.
 Me quitó mi suéter, mi camisa y mi sujetador, dejando expuesto a sus ojos mis pequeños pechos.
 «Adiós, virginidad»
  No sentí cuando la puerta se abrió y el violador se quitó de encima, simplemente me tape con la sábana mientras lloraba desconsoladamente. Estaba a punto de perder lo más preciado: mi inocencia, mi pureza... Mi dignidad.
  Me puse la camisa cuidadosamente, y minutos después los estallidos de golpes y puñetazos dejaron de sonar. Tapada desde mi cama, vi como el abusador estaba tendido en el piso, y como una silueta oscura se movía con pasos ágiles y  rápidos. Mi héroe —quien me había ayudado — estaba amenazando a mi acosador, pero sinceramente lo único que lograba escuchar era el sonido de mi corazón bombeando velozmente.
  —Liz, ¿estas bien? —me pregunta una voz que yo ya conocía: Darrell. Me había salvado.
  No lo pensé ni un segundo y me abalancé a sus brazos mientras mojaba su camisa con mis sollozos.
  —Tranquila, ya estoy aquí. Ya nada te pasara —aseguró mientras acariciaba mi despeinado cabello.
  Me sujetaba fuertemente de su camisa cafe cuando el me llevó a la cama y me tapo. Se acostó a lado de mí mientras yo seguía lloriqueaba como bebe en su camisa ya empapada por mis lágrimas.
  —Lo siento tanto. No debí dejarte sola. —razonó —Perdóname, Liz.
  Levanté la cara hasta que sus ojos encontraron los míos, y con mis labios le articulé un gracias.


  Esa noche no pude dormir, no hasta que Darret me empezó a cantar una canción —I will come to you de Hanson—, fueron unos minutos después cuando caí en los más profundo, seguro en los brazos de Darret.


«When you have no light to guide you
and no one to walk beside you
i will come to you
oh i will come to you
when the night is dark and stormy
you won't have to reach out for me
i will come to you


oh i will come to you ...»
2:
 Recuerdo que el 5 de diciembre fue la muerte de mi madre, y que diez días después se celebró el funeral. Una semana antes de su partida, ella se puso muy grave, y la última vez que la vi fue el día después de mi cumpleaños número quince —o sea, un día antes de que la internaran en cuidados intensivos—. Todavía escucho, como un leve susurro, la suave voz de mi madre y su última, y más sincera promesa.
   —Se que mi enfermedad no es el mejor regalo. Se que quieres que esté en casa, con papá, con Micky y contigo. Pero la vida me puso un obstáculo... —su voz se ahogó por las lágrimas que empezaban a brotar —... y luchare porque los quiero.


   —Mamá no, no me hagas llorar. Yo sé que podrás recuperarte, sólo te pido que seas fuerte —las lágrimas calientes salían de ambas, y ninguna podía reprimirlas.


    —Déjame terminar —me pidió, y yo guarde silencio mientras observaba sus profundos ojos miel —. Si acaso no puedo seguir, si me voy. Les prometo que les enviaré un ángel, que cuidará de ustedes, los protegerá, pero lo más importante los amara.


   No entendía exactamente lo que nos quería decir. Pero no tenía tiempo para pensar, pues las horas de visitas ya habían concluido, y el doctor insistía en que debía irme. Al parecer, nunca había tenido un familiar a punto de morirse. Y como me daban jamás de golpear su cara, que tenía una expresión irritante, y así torcerle su enorme narizota.


   —Te quiero.


   Esas eran las últimas palabras que escucharía de ella. Desafortunadamente, no sabía. Y si, por lo menos, lo hubiera deducido, le habría hecho una mueca al frustrante doctor y se habría sentado plácidamente en aquel sillón de aspecto viejo e incómodo, para después ver la expresión de enojo del tipo de bata blanca.




   Pero todo en algún momento se acaba. Como un efímero año, o como un rayo en el cielo a mitad de la tempestad; sin dejar rastro alguna de lo que alguna vez existió. Tan sólo cenizas que pronto entrarían al olvido, acompañados de los recuerdos, que desaparecerían con el tiempo, y leves susurros de lo que en un principio fue la voz. Porque es exactamente eso la muerte; el olvido, y sólo leves recuerdos en la mente del ser humano. Nosotros sólo somos una gota en un enorme océano; insignificantes. Nuestra partida sólo afecta a los familiares y amigos, pero no al mundo, ni al universo, ni al tiempo. Porque si lo piensas bien, nuestro tiempo de vida es tan corto, efímero e insignificante comparado con otros astros. Nosotros sólo somos una especie más para el universo.


Última edición por ▲ Westlife ▲ el Jue 15 Mayo 2014, 7:53 pm, editado 1 vez
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prom Fight {audiciones c.

Mensaje por midway. el Jue 15 Mayo 2014, 4:25 pm

Me da paja por el gif.
Así que imagínate uno muy sexy sobre ellos ;)
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prom Fight {audiciones c.

Mensaje por Invitado el Jue 15 Mayo 2014, 4:36 pm

Melissa Lox
{Representantes primarios: J. W. M.L.
{Representante secundario: J. G.
{Nombres: Melissa Lox | Bradley Luist | James White
{Rol: el inocente, la rebelde y el bad-boy.
{Capítulo de autoría:
how to be a heartbreaker?:
Abrí los ojos y me levante corriendo, directo al baño, sujeté mi cabello en una coleta, me mire en el espejo, tenía unas pequeñas ojeras alrededor de mis ojos, abrí el grifo del lavabo y moje mis manos, hoy era el último día del verano, del glorioso verano. Lave mi cara y la seque con una toalla que estaba a mi lado, como una persona normal hice del baño, me lave las manos y después los dientes. Salí del baño y camine directo a mi ropero, lo abrí y saque un pantalón rasgado, una blusa de color azul con rayas grises y la puse en la cama, caminé entre mi ropa tirada en el suelo y me puse en cuclillas frente mi escritorio, tomé mis vans negras y camine a cerrar mi puerta con pestillo. Quité la blusa de tirantes blanca y puse mi blusa azul, la manija de mi puerta se intentaba abrir y acomode la blusa, intentando que el escote en V no dejará ver más de lo debido. Abrí la puerta y en ella estaba recargado un Carter sonriente, lo abrace emotivamente, el me respondió el abrazo, me levanto y me dio vueltas en el estrecho pasillo de las escaleras, sonreí como tonta, él era una de las cuatro personas que más quería, junto mi padre y hermanos.
—Ehem…—las voz de James me hizo separarme de Carter, tenía el ceño fruncido y estaba cruzado de brazos recargado en una pierna. — ¿Interrumpo algo?
—N-no c-claro que n-no. —La voz de Carter estaba un poco nerviosa y su labio inferior temblaba, dando entender que estaba nervioso.
—Está bien—dijo no muy convencido y me balancee en mis talones, dirigió su mirada hacia mí y miro como si hubiera hecho algo malo. — Baja ese short, no querrás parecer puta.
Le enseñé el dedo corazón y me metí en el cuarto, escuche como bajaban y volví a mi cama, en ella me puse el pantalón y seguido las vans. Camine al espejo de cuerpo completo y tomé mi IPhone, abrí Instagram y me tomé una foto, con una pequeña descripción de una carita sacando la lengua. Miré la hora y era temprano, supongo que irán a un partido o algo, abrí mi puerta y me topé con un Jake recién levantado con una short un poco más arriba de su rodilla y sin camisa, le sonreí y el igual, con su cara de adormilado, paso su brazo por mi hombro y comenzamos a bajar las escaleras.
—Mañana será tu primer día en la Universidad. —su voz sonaba ronca, si no fuera mi hermano me estaría mojando mis bragas.
—Yep, el primero de muchos.
—Espero que toques en una buena fraternidad, si tocas en Field, te odiará James.
—Más de lo que lo hace, no creo que lo haga más.
Me senté en la mesa, a mi lado derecho estaba Jake, en frente de mí estaba James y al lado de James estaba Carter, uno de nuestros mejores amigos. Mi madre venía con una sonrisa al igual que mi padre, demasiado grande, por inercia todos sonreímos, cada uno traía un plato en cada mano. Mi madre me lo dio a mí y a Jake con un beso en la cabeza, mi padre los puso en frente de James y Carter, mi madre se sentó al lado derecho de Carter y mi padre frente ella, miré mi plato y en él había algo un poco muy infantil. Dos huevos y tocino puesto como una cara feliz, comencé a comer y a tomar del jugo de naranja que me había servido mi hermano.
—Los útiles de todos están en la mesa de la sala, sus maletas las hacen antes de dormir y… Carter, ¿Cómo están tus padres?
—Bien señor Winstead, mi padre está en un viaje de negocios y mi madre acaba de abrir un local.
— ¿De pastelillos? —dijo mi madre y comencé a comer más rápido. —Jennifer come más lento, te atra…. —comencé a toser y a tomar de mi jugo, James soltó una carcajada y le patee bajo la mesa.
—Si señora…—Carter me sonrió y luego miro a mi madre.
Volvieron a hablar y me levanté de la mesa, con mi plato y vaso en mano, los puse en el fregadero. Me apresure a subir las escaleras de dos en dos para llegar más rápido a mi habitación, fui a la última puerta del pasillo, la negra, la que estaba golpeada, con una línea blanca en ella. Entre en mi cuarto y cerré la puerta con pestillo, caminé al baño y lave mis dientes, salí del baño y tomé mi mochila negra, en ella eche mi cámara, el cargador de mi celular, cartera y un traje de baño que saque del armario. Me puse la mochila en un hombro y bajé con el celular en mano. Marcando el número de Cecilia, una chica pelirroja, ex pareja de James y puse mi celular en mi oreja.
— ¡Hey! —dije al teléfono.
—Hola… ¿Irás a la fiesta de Chad? —Al parecer se estaba arreglando.
—No lo sé, sabes. Irá Ian, tú sabes que paso con él, de seguro estará con alguna de sus putas y, no lo sé.
—Oye, no te amargues por ese niño tonto, ve, irás conmigo, no irás sola.
—Paso por ti a las ocho.
—Te amo tonta.
—Yo también Ceci. —colgó y me volví a encerrar en mi cuarto, otro día, haré la sesión de cámara.

***

Me miré por última vez en el espejo, el vestido negro se ceñía a mi cuerpo y Cecilia se estaba poniendo los zapatos.
—Me siento como una de las putas de James.
—Mierda JJ, quítate ese vestido y te pones lo que yo traigo.
—Está bien.
Me quité el vestido y ella se quitó su pantalón, seguido de su blusa, le pasé mi vestido y ella su ropa, me cabe decir, que su cuerpo es demasiado hermoso, con sus curvas, le sirvieron los años de modelaje que tanto me dice. El vestido se veía mejor en ella, mucho mejor. Me puse el pantalón negro y la blusa de encaje, me sentía más cómoda y así podría usar mis dulces vans sin verme mal.
—Mucho mejor. —dijimos al unísono, soltamos una pequeña carcajada y la puerta se abre dando paso a una Samanta enojada.
— ¡Lo odio! —su cabello azul estaba lisado y llevaba un vestido negro al igual que Cecilia, solo que, más reservado.
— ¿Tom? —pregunté y ella asintió, de su bolso plateado saco un peluche y lo comenzó a apretar.
— ¿Dónde lo viste? —el labio de Cecilia comenzó a temblar y Sam la miro un poco, preocupada.
—Abajo… con Ian y James.
Abrí los ojos de golpe y me miré al espejo para seguir pintándome, me puse el delineador y rímel, seguido de un poco de labial rojo haciendo que mis amigas me miraran bien.
—Te vez tan…—comenzó a decir Sam.
—Hipster. —le termino Cecilia.
Alcé los hombros y tomé mi mochila, la que tenía en la mañana solo que sin el traje de baño, ya que traía también el de Ceci y Sam. Tomé el celular y abrí la puerta para salir con mis chicas detrás, al bajar las escaleras mi madre nos veía con una sonrisa y los ojos rojos. Oh diablos.
—Se ven tan lindas. —su voz sonó entre cortada. Miré a las chicas pidiendo ayuda pero solo las noté mordiéndose los labios para no reír.
—Gracias mami. Pero nos vamos a ir, porque después, regresaremos tarde.
—Oh sí, claro. Vayan con cuidado y si quieren, cuando regresen se vienen con los chicos para que se vayan juntos.
—Si mamá, ya nos vamos, adiós. —dije despidiéndome con la mano y seguida de las chicas.

***

La música resonaba en mis oídos, todos bailaban y había perdido de vista las chicas, así que comencé a caminar entre las personas para ir a la barra, vi a parejas comiéndose disfrutando sus últimas horas que puede con su pareja, en la barra estaba el barman, un chico más grande, de cabello azabache y ojos azules, mordí mi labio inferior y me senté en un banquillo.
—Me das unas soda. —dije un poco alto para que me escuchara pero me hizo señas diciendo que no. —Me das una soda. —dije acercándome a él y asintió.
—Claro.
Me paso una Coca-Cola y abrí la lata, le di un sorbo y mire a mis lados, Ian se acercaba para acá, me puse de pie y salí al patio trasero de la casa, miré hacia atrás y el venía para acá, seguí tomando mi soda, la acabe y tire la lata por cualquier lugar. Me acerqué a una banca que estaba en el patio junto la piscina, sentí un brazo deteniéndome. Giré furiosa y veo sus ojos azules, me tomó de la cintura y comenzó a bailar pegado a mí, pude detectar el olor a cerveza. Negué con la cabeza y lo alejé.
— ¡Ian! —le grité y el me miro. Puso una mano en mi mejilla y beso mi frente.
—JJ. —dijo con la voz ronca haciéndome estremecer. ¡Para! ¡Deja de pensar en el!
—Aléjate. Ahora.
Lo empuje un poco y cayó a la piscina, tape mi boca para retener una sonrisa, todos comienzan a reír y señalarlo, salió de la piscina, el negro pantalón se le había pegado, al igual que su camiseta haciendo resaltar sus músculos, el cabello de él estaba goteando y tenía su cínica sonrisa en la cara, se acercó a mí y me abrazo.
—Me vengaré. —Giro un poco y ambos caímos al agua, no podía respirar y comencé a salir, pero me tomo de la mano acercándome a él. Sus labios tocaron los míos pasando aire, le correspondí el beso y lo tome de la nuca solo para no separarme, nado para salir y me separe de el para tomar aire, sus labios estaban rojos e hinchados, supongo que los míos estaban así. Le sonreí falsamente y me volvió a besar, hundiéndome al agua. Una mano me toma del brazo y otra del otro, sacándome. Unos abucheaban porque se les hacía tierna la escena de Ian y yo.
—Jennifer. —mierda. Es James y Jake.
—Holi. —dije y me intente separar de su agarre. Lo hice y lo único que recibí fue que Carter me levantará en su hombro subiéndome a su auto. — ¡Carajo Carter! —me pusieron el cinturón de seguridad y vi por el espejo retrovisor vi a Cecilia y Samanta con el ceño fruncido.
Lo. Mataré.


Última edición por lerman. el Jue 15 Mayo 2014, 4:51 pm, editado 1 vez
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Prom Fight {audiciones c.

Mensaje por Invitado el Jue 15 Mayo 2014, 4:37 pm

Yo quiero! Espera mi ficha.


Spoiler:



Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Prom Fight {audiciones c.

Mensaje por Invitado el Jue 15 Mayo 2014, 4:38 pm

lerman. escribió:vine a audicionar c:
Spoiler:
espero tu ficha, honey (:
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Prom Fight {audiciones c.

Mensaje por Invitado el Jue 15 Mayo 2014, 4:38 pm

▲ Westlife ▲ escribió:Me da paja por el gif.
Así que imagínate uno muy sexy sobre ellos ;)
lo imagino *-* ah.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Prom Fight {audiciones c.

Mensaje por Invitado el Jue 15 Mayo 2014, 4:39 pm

Vic Stylinson. escribió:Yo quiero! Espera mi ficha.


Spoiler:



i'll waiting, vic (:
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Prom Fight {audiciones c.

Mensaje por Invitado el Jue 15 Mayo 2014, 4:41 pm

girls, en un rato acepto las fichas que faltan ;-; ¡usen los colores que tiene la ficha que les dimos, pls! 
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Prom Fight {audiciones c.

Mensaje por Invitado el Jue 15 Mayo 2014, 4:44 pm

sonus. escribió:girls, en un rato acepto las fichas que faltan ;-; ¡usen los colores que tiene la ficha que les dimos, pls! 
yo los puse de ese color por las fotos ;-; si quieres lo cambio.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Prom Fight {audiciones c.

Mensaje por midway. el Jue 15 Mayo 2014, 4:46 pm

Disculpa por lo de los colores, pero si quieres los cambio :c lo siento.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prom Fight {audiciones c.

Mensaje por Invitado el Jue 15 Mayo 2014, 4:47 pm

lerman. escribió:
sonus. escribió:girls, en un rato acepto las fichas que faltan ;-; ¡usen los colores que tiene la ficha que les dimos, pls! 
yo los puse de ese color por las fotos ;-; si quieres lo cambio.
por favor, honey.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Prom Fight {audiciones c.

Mensaje por Invitado el Jue 15 Mayo 2014, 4:48 pm

▲ Westlife ▲ escribió:Disculpa por lo de los colores, pero si quieres los cambio :c lo siento.
po favor y no pasa nada, cielo. 
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Prom Fight {audiciones c.

Mensaje por midway. el Jue 15 Mayo 2014, 4:49 pm

Entonces espérame. Edito los colores más tarde.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prom Fight {audiciones c.

Mensaje por Invitado el Jue 15 Mayo 2014, 4:50 pm

Gabriela.
{Representantes primarios: Barbara Palvin y Louis Tomlinson.
{Representante secundario: Eleanor Calder
{Nombres: Gabriela Robinson | Louis Troy Austin| Allison Black
{Rol: la nerd|la porrista|el galán
{Capítulo de autoría:
Escritos:
Vivir es sufrir y sufrir es aprender a buscar la felicidad.:
Todo tiene su final. Bueno no todo.✖
Capitulo 001


La luz entraba por la ventana, pero no estaba el sol presente. Mis ojos se empezaban a abrir lentamente; cuando ya estaban totalmente abiertos se encontraron con aquel techo blanco, me pesaban mis ojos, lógico, creo que había llorado en la noche, seguro tengo unas horribles bolsas debajo de ellos, y eso significaba que tendría que usar maquillaje, y tendría que ver mi horrible rostro en el espejo.
Saque las pesadas mantas y me senté a la orilla de la cama; coloque mis pies en ese frio suelo, mire detalladamente mi habitación, tendría que ordenar; las cosas estaban tiradas, y había vidrios rotos, ¿Qué paso ayer?
Empecé a caminar cuidadosamente hacia el baño, abrí aquella puerta color beige, prendí la luz y esta dejo ver todo lo que había en aquella habitación. Me puse frente al lavabo y alce la vista hacia aquel espejo, el espejo que estaba pintado de negro, odiaba verme en el, sabia que me veía horrible y no quería saberlo mas de lo que ya lo se; hace mas de tres años que aquel estaba pintado y no dejaba ver nada.
Abrí la llave de agua caliente y me pare a observar como caía el agua. Me saque las prendas, quedándome así en ropa interior.
— Odio mi cuerpo. Susurre y largue un pesado suspiro.
Saque aquellas últimas prendas que tenia en mi cuerpo y entre a la lluvia artificial. 
Disfrute esos quince minutos bajo el agua, pero…, todo tiene su final. Bueno no todo.
Cerré las llaves y cogí la toalla que había dejado un lado, la envolví en mi cuerpo y salí de esa pieza.
Seguía todo tal cual, desordenado, suspire. Fui hacia el armario, abrí uno de los cajones y saque la ropa interior color gris. Me la coloque y abrí el enorme ropero, cogí unos tejanos color negro, una remera negra, y un pulóver cuello “V” blanco. Me cambie y luego camine lentamente hacia la cama, busque debajo de ella mis converse gris y me las puse.
Ya frente al tocador largue un suspiro, saque la fina tela que cubría el espejo y vi mi rostro con sus horribles bolsas debajo de mis ojos, los cerré fuertemente, no quería llorar. Me maquille lo justo, luego alce mi pelo en una coleta y tape nuevamente el espejo, apoyé mis codos en la mesa y puse mi barbilla sobre mis manos.
— Ya no puedo más. Dije para mis adentros. Una lagrima salio y la seque violentamente.
Me levante, alcé mi mochila que estaba a un lado del escritorio marrón, y baje en dirección a la cocina.
Tan solo al entrar en ella pude ver una nota en la mesada.
“Gabriela, salí por tres días a Madrid. Nos vemos” 
¡Wow! No podía ser mas seco en una nota, un te quiero o un cuídate en ella. Bueno creo que era lógico, desde que mi madre murió se volvió la persona mas fría del planeta, hice una volita el papel y la tire contra la pared.
Me senté sobre una silla que daba frente a la mesada, y tocaron el timbre. Gire mi cabeza y dirige mi mirada hacia la sala, fruncí el ceño. ¿Tocaron?
Negué con la cabeza y dirige mi vista hacia el reloj. Siete y cuarto de la mañana señalaba; tenía cinco minutos, seguí sentada. El timbre volvió a sonar, me pare pesadamente y camine con pasos cortos hacia la puerta, Cogí las llaves que estaban colgadas, la coloque en la cerradura, la gire y abrí la puerta. 
Vi una chica su cabello ondulado negro, de un metro y sesenta y un centímetro creo. Hermosos ojos y pestañas largas, labios carnosos pintados levemente de rosados, y una hermosa sonrisa blanca se reflejaba en ella. “Plástica”, fue lo primero que pensé
— ¡Hola! Dijo la muchacha, no la conocía, ni deseaba hacerlo…
One Short:
Nos volvemos a encontrar hija mía


Empecé a abrir mis ojos, estaba todo oscuro y el frío penetraba por mi ropa, estaba en el suelo, empecé a tocar y sentí un escritorio.
"La escuela" me dije, me agarre del mueble y me pare, sentí ruido a la esquina de la habitación y vi una silueta, era el, corrí a la puerta, por suerte estaba abierta, y eche a correr. Esto esta cada vez más difícil, tengo miedo. Gire mi cabeza a la izquierda, luego a la derecha, nada… No encontraba la salida, y tenia miedo. Seguí caminado en medio de esos oscuros pasillos del colegio, estaba de noche y seguro eran más de la media noche y seguro mamá estaba en casa, y me dará un regaño de las mismas palabras... "Porque siempre llegas a estas horas y Bla, Bla " no se porque no me creía que me perseguían.
Sabía soñar con un chico tez morena, cabello negro y ojos que eras más oscuro que la noche, y me daba un escalofrío por toda  mi espalda.
Vi una luz verde y corrí a ella; cuando llegue a ella decía "Salida de Emergencia" era una puerta, la abrí y la luz del letrero alumbro muy poco, pero pude ver escalones. 
Antes de que pise el primer escalón sentí como venían corriendo hacia mi, empecé a bajar rápidamente y torpemente las escaleras, y mientras sentías pisadas grandes y llamaban por mi nombre "Caroline", seguí corriendo con lo que me daban las peinas, vi la una puerta y corrí hasta ella.
La abrí y pude ver el patio, largue un pesado suspiro, estaba afuera, pero en la parte trasera del colegio, tenia que buscar el Volkswagen.
Ya me encontraba oficialmente en la puerta delantera del colegio, eche un vistazo a la puerta de cristal, y hay estaba el a unos diez metros de mi, me quede helada, pero a pesar de la oscuridad puede ver una sonrisa de maldad, y empezó a correr hacia mi. Grite y me dirige rápidamente el automóvil, lo abrí, y coloque la llave y la gire. No encendía.
— ¡Joder, enciende! Dije mientra golpeaba el volante. 
Gire mi cabeza y el hombre seguía dirigiéndose hacia mi, volví a girar la llave y encendió, pise fuertemente el acelerador y me fui de allí.
Creo que pasaba el limite las reglas de transito, pero ahora me valían una mierda, estaba asustada, tenia el corazón en la boca, ¿Quien era?, ¿Que hacia allí?, ¿Desde que hora estaba allí?, ¿Me drogaron?. Tenia muchas preguntas, pero sin respuestas.
Estaba apunto de llegar a la esquina cuando siento un golpe en el techo y pare en seco, mire temblorosa hacia el retrovisor y lo vi estaba arriba. Mi respiración se aceleraba y un golpe fuerte en el parabrisas hizo que se rompiera, grite con todas mis fuerzas, tenia vidrios en mis piernas, intentaba salir de hay pero la puerta no abría.
— Nos volvemos a encontrar hija mía. Dijo aquel hombre, sintió un golpe en mi cabeza y luego vi todo negro.
Gracias, Amigo.:
"Gracias, amigo"

- Samuel, el se ha ido, pero recuerda, que donde que el quiera que este, te estará agradecido por todo lo que has hecho por el. Replicaba mi madre, abrazándome por la espalda y acariciando mi cabello.
De niño siempre me dije que el no se iría de mi lado, que íbamos a estar juntos hasta que seamos viejitos. Pero me di cuenta que nada es para siempre.
 

{13 de junio del 2.004}

Estaba en una plaza cerca de mi casa, era más de la seis de la tarde y yo seguía hamacándome, era invierno y aunque estés muy abrigado, el frío traspasaba. Sabia que era hora de volver ya que a mamá no le gusta que llegue tarde a casa, porque si no según ella alguien me llevaría para comerme. Tenia cinco años y aun me creía los cuentos que inventaban mis padres.
Me baje de aquel juego y alce la mochila que tenia a un lado de este. Me dirige a mi bicicleta, y empecé a pedalear en dirección a mi casa, no estaba lejos, pero aun así me daba flojera caminar.
Doblaba la esquina y junto a un banco había algo extraño que se movía. Llegue a ese lugar y me acerqué a ver que era, pues como dicen, “La curiosidad mato al gato”. 
Empecé a ver detenida mente “un perrito” me dije, lo empecé a tocar, estaba helado, por eso se movía, estaba tiritando.
Lo alce y el empezó a abrir sus ojos, eran de un color chocolate al igual que su pelaje, le di un beso en su cabeza y le susurre “Tranquilo no te voy a hacerte daño”. Creo que el entendió mis palabras que empezó a lamerme la cara.
- ¡Oye! ¡Tranquilo!. Exclame entre risas.- Ven, te llevare a mi casa.
Por suerte mi bicicleta tenia un canasto; busque en mi mochila una bufanda, mamá siempre me la guardaba por si aumentaba el frío.
Se la envolví y lo coloque en el canasto. Mes subí y empecé a andar. 
La brisa chocaba en mi cara, tenia la mirada fija en el frente, cuando sentí que algo se movía, baje la vista y era el perro que sacaba su cabeza. Reí por dentro.
- ¿Te gusta el aire, no es así?. Le dije y como respuesta escuche un ladrido.- Me lo imagine.
 

{***} 

- Y…,¿Cómo le pondrás?. Pregunto mi padre, acariciando la cabeza del perro.
- Pues…, no eh pensado en eso todavía. Dije rascándome la cabeza, en verdad, no sabía como ponerle un nombre a un perro.
- Entonces será mejor que lo pienses. Respondió dejando al perrito en la cama y se retiraba de mi habitación.
- Creo, que te llamaras Scott.
 

{22 de octubre de 2.010} 

Estaba saliendo de la escuela, y allí estaba el, era raro, parece que se le hizo una costumbre.
- ¡ Scott!. Grite.
El vino corriendo hacia mi, me salto haciendo que cayéramos para atrás, ya estaba lo demasiado grande para caber en mi bicicleta.
“Tranquilo” le dije. Me pare y empezamos a caminar a casa.
- ¿Y que tal tu día?. Le dije mientras lo miraba.- Pues el mío no muy bien que digamos. Suspire.- Reprobé matemática.
 

{Una horas atrás} 

Estaba saliendo de la secundaria y empecé a buscar con la mirada a Scott. Donde estaba?, era raro de que no allá venido y eso provoco que me asustara.
Corrí en dirección a mi casa. Entre y vi a mi madre acariciándolo, estaba de espalda sentada en el sofá, lentamente empecé a acercarme y escuche sollozos, me alarme y me acerqué a ella, estaba llorando.
- ¿Qué ocurre?. Le pregunte, ella me miro, solo negó con su cabeza, cerro fuertemente los ojos y suspiro.
- El…, ya no esta con nosotros hijo. Respondí mientras me miraba con tristeza y dolor.
No respondí estaba en shock y negaba con torpeza, las lagrimas empezaban a salir, y me dirige a el.
Sus ojos estaban cerrados, su pelaje ya no era el mismo de antes. Lo agarre y lo alce “por favor, no me dejes” susurre.
Empecé a caminar al patio con el, estaba lloviendo, y me pare en medio del jardín y me deje caer,
La lluvia cada vez era más fuerte y mis lágrimas no se notaban. Grite.
- Porque, ah, dime madre, porque ahora. Le dije sabia que ella estaba detrás mío.
- Samuel, el se ha ido, pero recuerda, que donde que el quiera que este, te estará agradecido por todo lo que has hecho por el. Replicaba mi madre, abrazándome por la espalda y acariciando mi cabello.
De niño siempre me dije que el no se iría de mi lado, que íbamos a estar juntos hasta que seamos viejitos. Pero me di cuenta que nada es para siempre.


{***} 

Mi padre lo enterró en un campo bajo un árbol, hacia frío, el me miro y me abrazo.
Me dirige a donde el estaba descansando.
-Recuerdo cuando te encontré, eras muy pequeño y tenías frío, me lamiste toda la cara. Dije sonriendo pero aun así las lágrimas caían.- También cuando me buscabas al colegio.
Urge en mi bolsillo de mi abrigo una foto que estaba doblada en cuatro y en ella estábamos los dos, era cuando tenia ocho años y el estaba lamiéndome la cara.
-¿Te acuerdas?, fue cuando fuimos a la casa del tío Lucas, tu no lo querías y le rompías las plantas. Recordé, y largué un pesado suspiro.- Gracias amigo, gracias por estar conmigo en las buenas y las malas, por hacerme reír cuando estaba triste. Jamás me olvidare de ti.
Deja la foto a un costado y arriba de ella una piedra mediana para que no se volara.
- Gracias, amigo. Fueron mis últimas palabras antes de alejarme de allí.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Prom Fight {audiciones c.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 6. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.