O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Sticky notes de una chocohólica
Ayer a las 9:06 pm por Ritza.

» the fire's in our hearts'
Ayer a las 8:11 pm por Ritza.

» «Go back to Uk» [Harry S.]
Ayer a las 5:14 pm por JaquelineZamm

» Beautiful Life III Cap 566
Ayer a las 4:40 pm por yusselin10

» ALQUIEN SABE COMO ME COMUNICO CON JAVIERA♡ SU NOVELA ES ENCERRADA DE ZAYN MALIK
Ayer a las 4:37 pm por Bianka

» Coffee at morning
Ayer a las 3:24 pm por peraulata

» Survive. (Audiciones abiertas.)
Ayer a las 3:18 pm por shaoi.

» Just, I´m Crazy {Pvt
Ayer a las 3:01 pm por Rebel

» Y el domingo, a la leche de la cena.
Ayer a las 2:32 pm por PARACETAMOL

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

Snappelle {audiciones abiertas}

Página 1 de 6. 1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Snappelle {audiciones abiertas}

Mensaje por Ginger el Dom 11 Mayo 2014, 1:53 pm

Snappelle es una ciudad milenaria creada por las manos unidas de Lucifer y Dios, con el fin de encerrar, vigilar y castigar a los pecadores de cualquier raza sobrenatural. Con el tiempo, los humanos se apropiaron de el terreno de la ciudad, provocando mezclas y nuevas razas demoníacas.
Al día de hoy, hay más de seis razas completamente diferentes en Snappelle, las cuales no pueden ni si quiera disimular su desprecio hacia las otras. La ciudad está al límite de una guerra entre dos bandos, y la autodestrucción de esta es una posibilidad muy probable. Si eso pasara, el caos se extendería por todo el mundo, y ya nadie sería capaz de pararlo…
¿O quizás sí? Doce criaturas de cada raza han sido elegidas para formar alianzas y salvar Snappelle de su extinción. ¿Pero todo esto es tan fácil cuando ni siquiera los elegidos pueden tolerarse? ¿Ayudarán a renovar la cárcel en la que viven, o preferirán destruir los limites de la ciudad y unirse a la guerra hacia el poder?




Aclaraciones&Reglas.
—Necesito escritoras, no chicas.
—Si tenéis alguna duda, no dudéis en decírmelo
—Los personajes reservados son: Taissa Farmiga, Alex Turner {míos} y Oliver Sykes & Josh Franceschi {Joker}
—La novela es mía y de Joker. Los codes pertenecen a ella, así que si los quieres usar pregúntale por MP.
—Si has leído hasta aquí, pon un gif de Alex Turner en hide.
—Respeto entre las escritoras.
—Buena ortografía. No diré lo típico de "No quiero que seáis una J. K. Rowling pero sí, blah, blah, blah..." porque en este caso, QUIERO que seáis unas J. K. Rowling y hagáis lo máximo que sepáis hacer.
—Elijo las fichas por su originalidad y escritura, no por si es simpática o no, así que no os esforcéis en hacerme la pelota.
—¿Aún estás leyendo? ¡Bien! Escribe "Crawling back to you" junto el gif en hide.
—Soy un desastre en todo, así que si se me olvida aceptaros la ficha, no esperéis a que la vea porque puede que no lo haga. Recordádmelo si tardo mucho, porfi.
—Las razas que hay en la novela són; Nullameye, Duxestenebris, Alteratum, Demonios, Ángeles y Mundanos.
—Ya está, ya acabo... ¡Divertíos!


Criaturas fantásticas:

Nullameye
Ser fantástico creado a partir de un/a humano/a y un demonio. Su habilidad especial es el de la visión; observar el interior de una persona con solo un vistazo y convertirse en una perfecta imitación de ella.
Sólo se encuentran al lado Sur de Snappelle.
Duxestenebris
Ser fantástico creado a partir de un humano y un ángel. Su habilidad especial es someter con la mente al resto de criaturas mágicas a su antojo.
Se encuentran sólo en el lado Norte.

Alteratum
Ser fantástico creado a partir de un ángel y un demonio. Su habilidad especial es la invocación, los encantamientos y el dominio de las artes mágicas tanto blancas como oscuras.
Se encuentran tanto en el lado Sur como en el Norte.

Roles:

Roles.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
La Nullameye y el ángel caído {ocupados: Ginger}
Ella no tenía ni idea de que era una Nullameye hasta que la eligieron. Rebelde, solitaria y un tanto ruda, pero con las agallas suficientes para llevar el grupo sola y tomar decisiones por todos.
Él es un ángel caído que pertenecía en el clan de cupido hasta que la soberbia y la lujuria lo hicieron caer en Snappelle. Está maldecido por el ángel Gabriel, haciendo que cualquier persona de la que se enamorara encontrara su media naranja a los pocos días.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
El cristiano estricto y el demonio {ocupados: joker}
Él es un mundano nacido y criado en una casa de cristianos estrictos, provocando que él también se viera obligado a seguir con la tradición. Su personalidad se ha visto modificada por su religión, haciendo que cualquier incidente vulgar, lascivo o que fuera en contra de la palabra de Dios lo cabreara.

Él es un demonio expulsado del mismísimo infierno por Lucifer, quien no lo aguantava ni dentro de las cavernas tenebrosas. Lo maldijo con un castigo parecido al del ángel caído, pues cada persona que se enamorara de él, tenía que ser asesinada por él mismo.
Es pícaro, creído y con tendéncia a comportarse como un idiota.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
El Nullameye y la Duxestenebris

Él es un chico hiperactivo y divertido. Siempre está gastando bromas y no se toma demasiado enserio la situación. Está en Snappelle por culpa de su abuela, que fue un demonio expulsado del infierno que se casó con un mundano. A causa de eso, está encerrado en Snappelle.
Su sueño más grande es viajar a través de los límites de la ciudad.

Ella es inteligente y bastante seria. Responde sarcásticamente a casi todo lo que dicen, y nunca está de buen humor. Odia a las otras razas que no sean ángeles o duxestenbris, y no tiene planeado participar en las alianzas.[/i]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
El Duxestenebris y la Diablesa
Él prescindía de su poder de cazador de demonios hasta que cumplió los diecisiete y lo eligieron como uno de los componentes para salvar a Snappelle del caos y la destrucción. Es guapo y un tanto egocéntrico. Tiene alma de poeta pero le falta valor para enfrentarse a algunas cosas.

Ella es un diablesa que la expulsaron del infierno por cometer adulterio con Lucifer, lo cual resulta muy irónico. Sin embargo, la ira de su ex-amante le costó el puesto de las tinieblas que tenía, y cayó en Snappelle con nada más que su belleza y su inexperiéncia en la Tierra.
Se mantenía trabajando en un prostíbulo hasta que la eligieron.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
El Alteratum y la Mundana
Él es un brujo con grandes conocimientos, y posiblemente el más irritante del grupo. Es repelente, un tanto prepotente, y si me lo permitís decir; un gilipollas en toda regla. Pero lo que nadie sabe es que todo es una fachada para ocultar su oscuro pasado en el tema de los amores, y que en realidad es el que más sufre en todas las complicaciones que tienen.

Ella es una chica bastante corriente de Snappelle. Se mudó con sus padres para empezar su último año de instituto, pero casi que no tiempo para este cuando la eligen para ser la mundana femenina que los represente y luche para llegar a algún acuerdo.
Es un trozo de pan. No le gustan las peleas y se pone a llorar a la mínima. Es muy inocente y siempre le toman el pelo por eso.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
El Alteratum y la chica Ángel
Él, al contrario que su compañero, es el más abierto y participativo de todos, y lidera el grupo junto la chica Nullameye. Está dispuesto a utilizar toda su magia para salvar Snappelle, la tierra que ama, aunque no tiene ni la más mínima idea de lo que hay detrás de las fronteras.

Ella es una chica pasiva y despreocupada. Se ve siempre triste y con tendéncias suicidas —aunque no puede morir—, y casi siempre se mantiene callada. La eligieron por el secreto poder que mantiene, y del que no habla por razones personales. La expulsaron del cielo por ser más curiosa de lo que debía y aventurarse a la Tierra. ¿Lo que pasó? Se le cayeron las alas durante la caída y nunca más pudo volver.



Presentación.
heyheyheyheyhey(?):
Me llamo Ginger, y tengo 15 años. Esta es una novela original creada por Joker y por mí. Espero que os guste y que participéis muchas. El code está más abajo


Code {en hide}.




Última edición por Ginger el Lun 12 Mayo 2014, 12:05 pm, editado 3 veces
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Snappelle {audiciones abiertas}

Mensaje por Ledger. el Dom 11 Mayo 2014, 1:55 pm

Acá toy' audicionen perras.
avatar


Ver perfil de usuario http://www.wattpad.com/user/greenmonster-

Volver arriba Ir abajo

Re: Snappelle {audiciones abiertas}

Mensaje por hayes grier. el Dom 11 Mayo 2014, 2:10 pm

Audicionaré. Me encanto la idea.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Snappelle {audiciones abiertas}

Mensaje por hayes grier. el Dom 11 Mayo 2014, 2:12 pm

Esto...linda, ya comenté pero el code no se ve, creo que no lo pusiste .
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Snappelle {audiciones abiertas}

Mensaje por beige el Dom 11 Mayo 2014, 2:54 pm

Hola me ha encantado la idea y me gustaría participar. Os he visto por el foro y sé que sois grandes escritoras (no es por haceros la pelota, como habéis puesto en las reglas), por lo que me da vergüenza participar. El nivel está altísimo y me gustaría estar a la altura. Iré a por el rol del Alteratum y la chica Ángel o por el Alteratum y la mundana.



Última edición por BrightParadise¤ el Lun 12 Mayo 2014, 11:47 am, editado 1 vez
avatar


Ver perfil de usuario http://www.wattpad.com/user/BrightParadise_

Volver arriba Ir abajo

Re: Snappelle {audiciones abiertas}

Mensaje por hayes grier. el Dom 11 Mayo 2014, 3:26 pm


Dunny Weinberg & Liam Collins.

Representantes: Kendall Jenner & Luke Hemmings.
Nombre del chico: Liam Ray Collins Hood.
Nombre de la chica: Dunny Rosse Weinberg Green.
Roles: El Duxestenebris y la Diablesa
1-Sipnosis.:

Conoce el otro lado de la religión musulmana.


Hay grupos islámicos que se dedican a propagar la palabra de Alá como si la vida les valla en ello. Otros prefieren creer en Alá, pero no hacer nada. Otros, solo se aprovechan de lo que la religión musulmana les puede ofrecer ; cómo que pueden tener 5 mujeres si se capaz de mantenerlas. En cambio, los peores, se dedican a robar mujeres, matar gente y demás creyendo que es lo que Alá quiere.

En la actualidad ha nacido una secta que se dedica a vender mujeres, violarlas o prostituirlas. Creen que las mujeres tienen que someterse al poder del hombre ya que, según ellos, son el género fuerte. La mayoría de estos secuestros ocurren en ciudades grandes o importantes del mundo. Pero todas acaban en un mismo sitio. En Tanger, una de las mejores ciudades de Marruecos, en donde ocurre el intercambio de mujeres por una pequeña cantidad de dinero. Dicen que las células yihadistas no son más que estúpidos juegos realizados para llamar la atención. No conoces la parte mala de esta religión.  No los enojes ; te matarán. No les contradigas ; te violarán como castigo. Haz lo que ellos quieran ; la recompensa es estar viva. La única cuestión es ¿Podrás soportar el dolor de ser utilizada?


Conoce el otro lado de la religión musulmana.
2-Capítulo:


Capítulo 001

Ella es una princesa, pero es mía.


Creo que nunca me enamoré tan rápido. Siempre pensé que las princesa solo existían en los cuentos de hadas, y rara vez, existían en la vida real. Pero ella parecía un ángel. Esos hermosos ojos marrones miraban al mundo como si fuera único. Su sonrisa iluminaba un día oscuro. Y sus labios, sus hermosos labios rojizos, los cuales desearía besar hasta que me quedará sin respiración. Una diosa, un ángel, una princesa. El día estaba oscuro pero a mi me parecía que lo iluminaba el sol, reluciendo. Era por ella, ella iluminó mi día, como siempre debió hacer. Ella solo tenía 17 años, 4 menos que yo, pero en el amor la edad no importa. Ella no me conoce, pero lo hará. A esta hora ya estaba saliendo de su instituto, ya mismo mi princesa entraba a la universidad. Ella quería estudiar medicina. Yo lo se todo de ella, la conozco a ella mejor que a mi mismo. Se que le gusta ponerse alguna prenda roja los martes porque le trae suerte. Se que cuando esta nerviosa se pone a jugar con la pulsera morada de su mano derecha. Qué cuando esta enojada no quiere que la molesten. Que es muy sarcástica. Ella es perfecta. Si, Dunia Hemmings es perfecta.
Ya salió de su instituto. Pero sale agarrada de la mano de un chico castaño. Maldito, el no puede ser el novio de mi princesa ¿O sí? Se despiden con un gran abrazo. Me hierve la sangre y se me hincha la vena de la frente. Aprieto los puños y tengo unas ganas tremendas de salir de el coche para secuestrarla. El maldito se va por su lado y mi princesa va con su hermano. Se dirigen a su casa. Yo me marchó a la mía. Al entrar, mi criada me recibe con una sonrisa, esa estúpida quiere acostarse conmigo desde que entró.
—¿Ya esta preparado mi baño, Sue?— Pregunté, ignorando su mirada de gata en celo.
— No, Señor Malik.— Contestó Sue.— Ahora mismo me estaba encargando de preparárselo a su gusto.
— Pues no tardes mucho.— Dije finalizando nuestra corta charla.— Quiero bañarme lo más pronto posible.
Pov's Dunny Hemmings.
Me levante de mi cama con la intención de salir a pasear por la ciudad. Era verano por lo que me puse un pantalón corto y una camiseta de tirantas. Al salir me despedí de mi hermano, solo de el ya que vivíamos solos. Nuestros padres nos abandonaron cuando Luke tenía 18 recién cumplidos. El no quería que fuera a un centro de adopción por lo que se busco la vida para mantenernos. Es un verdadero héroe.
Tiempo después, ya casi eran las nueve de la noche. El día oscureció. De pronto, me encontré en el suelo con un cuerpo encima mío, un cuerpo masculino. El chico me miró y, ¿Sonrío? Me ayudo a levantarme, con su sonrisa aún en el rostro. Era un chico alto, quizás unos 8 centímetros más que yo, por lo que tenía que levantar la cabeza para verle. Era de tez morocha, un cuerpo musculoso y sensual, junto a unos hermosos ojos color miel y unos labios muy rosados.
— ¿Te encuentras bien?— Parecía preocupado por mi.— Lo siento, soy muy torpe, iba distraído mirando mi celular y no te vi.— Me sonrío.— Soy Zayn Malik, ¿Y tú?
— Si, estoy bien.— Le devolví la sonrisa.— Me llamo Dunia Hemmings pero me dicen Dunny.
— Encantado de conocerte, hermosa.— Besó mi mano.— ¿Y qué haces por aquí a estas horas?
— Pues paseaba y se me pasó la hora.— Dije con una sonrisa.
—Si quieres puedo acompañarte a tu casa, ¿Sí?— Yo asentí y el sonrío.
Me acompaño hasta casa. Cómo todo un caballero, de los que ya no hay. Bueno, mi novio Carlos si era de esos caballeros. El tenía mi edad, estaba en mi curso. El siempre fue el chico popular, mientras que yo era la chica invisible. Nos conocimos gracias a mi hermano, que era su amigo. Cuando empezamos a salir mi hermano le propinó unos cuantos golpes de advertencia. La verdad, desde siempre, Carlos era todo un príncipe conmigo. Nunca miraba a otras chicas, nunca me hacía llorar y siempre me decía que yo era su princesa. Simplemente, no me veía sin él, no visualizaba una vida sin sus sonrisas, sin sus risas, sin su voz cuando me cantaba a través del móvil para que durmiera. Sería algo raro que alguien me secuestrará, ¿No?, eso solo ocurre en las películas.


by Pris ♡

avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Snappelle {audiciones abiertas}

Mensaje por midway. el Dom 11 Mayo 2014, 3:29 pm

No se porque carajos tiene tan buenas ideas. Audicionare porque ame su puta idea. Enserio, es genial.sooo esperen mi ficha mañana
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Snappelle {audiciones abiertas}

Mensaje por beige el Lun 12 Mayo 2014, 11:39 am

Ficha.:

Noelle Frisbey & Zayn Henley.


Representantes: Lily Collins y Zayn Malik.
Nombre del chico: Zayn Henley.
Nombre de la chica: Noelle Frisbey.
Roles: El Alteratum y la mundana.
Goodbye:
En el cementerio sólo se escuchan las palabras del cura y el canto de los pájaros. El sol se esconde entre las nubes, como si no quisiese ver la escena que vivimos aquí abajo. Mi vestido negro -como las ojeras bajo mis ojos- ondea gracias a la suave brisa que pasa entre las tumbas, como un saludo a los que nos han dejado y un tributo a su recuerdo, haciendo bailar las hojas de las flores depositadas sobre las lápidas.

Es irónico que a mi mejor amiga le estemos diciendo adiós de la forma cristiana: ella es atea... bueno, era. No quiero pensar en pasado, como si fuese algo definitivo. De todas formas sé que esto no es un adiós, ella me lo repetía constantemente: siempre estaré contigo, el cuerpo es solo materia... el alma es lo que nos define y lo que nunca abandona la Tierra. Es lo que hace que la gente te recuerde aunque no estamos presentes. Es la esencia de lo que somos lo que perdura.

Mientras levanto la vista de nuevo a la figura del cura, sin escuchar lo que dice, percibo un destello rojo tras unas lápidas situadas frente a mí. Trago saliva al mismo tiempo que las lágrimas acuden de nuevo a mis ojos, como tantas veces lo han hecho durante esta semana. Es ella. Mi mejor amiga camina hacia mí sonriendo, vergonzosa, con su pelo pelirrojo ondeando al viento y un vestido blanco cubriendo su pequeño cuerpo, al tiempo que una luz brillante y blanca emana de su silueta. Observa todo a su alrededor, como siempre, curiosa y fijándose en el más mínimo detalle. Siempre sabía cuándo estaba mal o que algo me preocupaba con sólo observarme unos minutos. Nuestra amistad es esa que todas envidian, nos lo han dicho muchas veces. Parece un verdadero ángel, aunque seguro que ya es uno. Siempre le dije que lo era, que era un ángel en la tierra, y ella nunca me creyó; siempre me dijo que ella era un monstruo, y no había nada bueno en ella. En su carta de suicidio lo mencionaba y pedía perdón por haber existido. La idea de acabar con su vida era algo en lo que siempre pensaba, aunque no me lo dijese o creyese que no me daba cuenta. Una persona como ella debe estar en el mundo, no puede simplemente dejar que la oscuridad la inunde y se la lleve; la injusticia de la situación hace que de nuevo se me suba la bilis a la garganta; esto es injusto, ridículo, increíble...

Mi mejor amiga se detiene frente a mí, con su escasa estatura, sus pecas y esa mirada de súplica que pone cada vez que quiere conseguir algo, como las últimas galletas de chocolate o que la abrace mientras duerme porque tiene frío. Frío. El frío y el vacío de mi interior se expande como una explosión hacia el exterior cuando la miro, y una lágrima se desliza por mi mejilla al mismo tiempo que me muerdo el labio e intento ver vida en sus ojos; sin embargo, éstos son como los de siempre, color miel y con una tonalidad amarillenta y verdosa al sol de la mañana, sólo que no me reflejan, son densos y profundos. Cristalizados.

Ella eleva una mano limpia, ningún corte surca su muñeca, su brazo, su piel, y acaricia mi mejilla limpiando la lágrima. Pero eso sólo provoca que mi corazón estalle y me rompa en mil pedazos. Ella no puede estar aquí. Es una invención. Me he vuelto loca por culpa del dolor. Sin embargo ella niega con la cabeza, como regañándome. "Te dije que siempre estaría contigo; ahora soy tu ángel de la guarda, pequeña."

Poso mi mano sobre la suya y el tacto es suave y cálido, como siempre. La acaricio mientras la miro sin poder creerlo. Ella está aquí. Mi mejor amiga sonríe triste, mirándome como si quisiese aliviar mi dolor sólo con mirarme. Pero no puede. Nadie puede. Ella se ha ido y me ha dejado sola. Me prometió estar siempre conmigo y, como supuse, lo va a cumplir a su manera. "No llores, por favor. Estoy aquí." El dorso de su mano acaricia mi mejilla hasta la barbilla. "Siempre estaré aquí. No es tan fácil librarse de mí, ¿sabes?" Sé que intenta disculparse y hacerme sentir mejor, pero no puedo evitar enfadarme. Es ella la que se ha alejado para siempre. Nunca podré volver a reír con ella, ni abrazarla; no podremos quedar para merendar ni para ir de fiesta, no veremos más películas Disney en el sofá por la noche... "Perdóname. No me odies. Su voz suena rota, y su rostro, que intentaba ser amable, se corrompe en una mueca de terror y angustia; y sé que siente lo mismo que yo. Un agujero negro en el pecho que lo arrasa todo a su paso, impidiendo cualquier sentimiento que no sea pena, ansiedad y una profunda tristeza y pérdida.

Un pajarito canta y ella cierra los ojos, como si quisiese absorber la luz del sol mientras se tranquiliza. Siempre le he echado en cara que la peor parte me la llevaré yo cuando se vaya, porque la que se queda para vivir sin ella soy yo; ella sólo tiene que irse. Pero no puedo enfadarme con ella, nunca he podido, y menos ahora. La miro, queriendo conservar su imagen en mi mente para siempre; el color de su pelo, su carita llena de pecas, como si un millón de estrellas se uniesen en una constelación sobre su nariz y mejillas, sus ojos, la longitud de sus pestañas... Pero sobre todo quiero recordar nuestros momentos juntas, como las veces que hemos llamado la atención gracias a su torpeza y despiste, la forma en la que me hacía cosquillas antes de dormir o me tranquilizaba por la oscuridad, sus charlas sobre la vida que me levantaban el ánimo y me hacían seguir adelante... Ojalá ella hubiese seguido adelante conmigo y no se hubiese estancado en esa espiral de pensamientos horriblemente oscuros que nublaban su mente y distorsionaban su imagen de sí misma.

"Nunca estarás sola, ¿vale? Siempre podrás sentirme cerca, pequeña. Esto no es un adiós." Con una última sonrisa triste empieza a retroceder paso a paso. No. No puede irse. No aún. No puede dejarme. No quiero, tengo miedo de no volver a verla más. Siento unas ganas imperiosas de chillar hasta que me duela la garganta y de llorar hasta debilitarme, pero tal es la impotencia y el terror que estoy paralizada. Ella sigue alejándose de espaldas, mirándome; la luz que la envuelve se acentúa y se vuelve casi cegadora, y ella se da la vuelta para dejar que la abrace y se funda con ella, gesticulando con los labios un último "te quiero, amiga". Sin embargo, cuando su figura está casi completamente envuelta por la luz, ella vuelve la cabeza y me mira, echando a correr hacia mí y fundiéndose con mi cuerpo, siendo una. Y sé que es su forma de demostrarme que su promesa sigue en pie, y que con ese gesto simboliza nuestra amistad. Somos una. Y siempre lo seremos.

*

Cuando nuestros cuerpos se unen una sensación de calor se instala dentro de mí, expandiéndose por cada célula de mi cuerpo, devolviéndome de nuevo a la consciencia. Abro la boca buscando aire y parpadeo, comprobando que sigo sentada en la habitación del hospital, sosteniendo la mano de mi mejor amiga. Su mano.

Sus dedos se mueven un poco y ella empieza a entreabrir débilmente los ojos, respirando pesada y lentamente. No puedo creerlo, ha despertado. Aprieto fuertemente su blanca y débil mano entre las mías, besándola y llorando agradecida. Cuando ella gira su cabeza hacia mí y usa las pocas fuerzas que tiene en acariciarme el pelo con la otra mano, llena de tubos y gasas como la otra, rompo en un llanto aún más desgarrador. Levanto la vista y nuestros ojos se encuentran y sé, juro que lo sé, que ella y yo pensamos lo mismo, hemos vivido lo mismo.

—No vuelvas a hacerlo. —Le suplico mientras la abrazo con cuidado pero fuertemente, temiendo dañarla pero queriendo sentir su calor. Su cuerpo parece mucho más pequeño entre esas sábanas blancas, y su rostro mucho más delgado entre su cabello pelirrojo. Pero es mi amiga, mi mejor amiga. Y está aquí conmigo. —No me hagas volver a sentir todo esto. No me dejes. —El llanto me impide seguir hablando y me atraganto con mis propias lágrimas.

—Siempre estaré contigo. —Su voz es baja y débil. Cuando levanto la cabeza para decirle que eso me lo lleva diciendo años, ella repone con voz algo más  llena de vida y brillo en sus ojos. —Me lo ha dicho un pajarito.

Espero que os guste y estar a la altura. Siento que el escrito no sea muy bueno, pero estoy de exámenes y no tengo mucho tiempo. xx
avatar


Ver perfil de usuario http://www.wattpad.com/user/BrightParadise_

Volver arriba Ir abajo

Re: Snappelle {audiciones abiertas}

Mensaje por Ginger el Lun 12 Mayo 2014, 12:07 pm

♡Weinberg♡ escribió:

Dunny Weinberg & Liam Collins.

Representantes: Kendall Jenner & Luke Hemmings.
Nombre del chico: Liam Ray Collins Hood.
Nombre de la chica: Dunny Rosse Weinberg Green.
Roles: El Duxestenebris y la Diablesa
1-Sipnosis.:

Conoce el otro lado de la religión musulmana.


Hay grupos islámicos que se dedican a propagar la palabra de Alá como si la vida les valla en ello. Otros prefieren creer en Alá, pero no hacer nada. Otros, solo se aprovechan de lo que la religión musulmana les puede ofrecer ; cómo que pueden tener 5 mujeres si se capaz de mantenerlas. En cambio, los peores, se dedican a robar mujeres, matar gente y demás creyendo que es lo que Alá quiere.

En la actualidad ha nacido una secta que se dedica a vender mujeres, violarlas o prostituirlas. Creen que las mujeres tienen que someterse al poder del hombre ya que, según ellos, son el género fuerte. La mayoría de estos secuestros ocurren en ciudades grandes o importantes del mundo. Pero todas acaban en un mismo sitio. En Tanger, una de las mejores ciudades de Marruecos, en donde ocurre el intercambio de mujeres por una pequeña cantidad de dinero. Dicen que las células yihadistas no son más que estúpidos juegos realizados para llamar la atención. No conoces la parte mala de esta religión.  No los enojes ; te matarán. No les contradigas ; te violarán como castigo. Haz lo que ellos quieran ; la recompensa es estar viva. La única cuestión es ¿Podrás soportar el dolor de ser utilizada?


Conoce el otro lado de la religión musulmana.
2-Capítulo:


Capítulo 001

Ella es una princesa, pero es mía.


Creo que nunca me enamoré tan rápido. Siempre pensé que las princesa solo existían en los cuentos de hadas, y rara vez, existían en la vida real. Pero ella parecía un ángel. Esos hermosos ojos marrones miraban al mundo como si fuera único. Su sonrisa iluminaba un día oscuro. Y sus labios, sus hermosos labios rojizos, los cuales desearía besar hasta que me quedará sin respiración. Una diosa, un ángel, una princesa. El día estaba oscuro pero a mi me parecía que lo iluminaba el sol, reluciendo. Era por ella, ella iluminó mi día, como siempre debió hacer. Ella solo tenía 17 años, 4 menos que yo, pero en el amor la edad no importa. Ella no me conoce, pero lo hará. A esta hora ya estaba saliendo de su instituto, ya mismo mi princesa entraba a la universidad. Ella quería estudiar medicina. Yo lo se todo de ella, la conozco a ella mejor que a mi mismo. Se que le gusta ponerse alguna prenda roja los martes porque le trae suerte. Se que cuando esta nerviosa se pone a jugar con la pulsera morada de su mano derecha. Qué cuando esta enojada no quiere que la molesten. Que es muy sarcástica. Ella es perfecta. Si, Dunia Hemmings es perfecta.
Ya salió de su instituto. Pero sale agarrada de la mano de un chico castaño. Maldito, el no puede ser el novio de mi princesa ¿O sí? Se despiden con un gran abrazo. Me hierve la sangre y se me hincha la vena de la frente. Aprieto los puños y tengo unas ganas tremendas de salir de el coche para secuestrarla. El maldito se va por su lado y mi princesa va con su hermano. Se dirigen a su casa. Yo me marchó a la mía. Al entrar, mi criada me recibe con una sonrisa, esa estúpida quiere acostarse conmigo desde que entró.
—¿Ya esta preparado mi baño, Sue?— Pregunté, ignorando su mirada de gata en celo.
— No, Señor Malik.— Contestó Sue.— Ahora mismo me estaba encargando de preparárselo a su gusto.
— Pues no tardes mucho.— Dije finalizando nuestra corta charla.— Quiero bañarme lo más pronto posible.
Pov's Dunny Hemmings.
Me levante de mi cama con la intención de salir a pasear por la ciudad. Era verano por lo que me puse un pantalón corto y una camiseta de tirantas. Al salir me despedí de mi hermano, solo de el ya que vivíamos solos. Nuestros padres nos abandonaron cuando Luke tenía 18 recién cumplidos. El no quería que fuera a un centro de adopción por lo que se busco la vida para mantenernos. Es un verdadero héroe.
Tiempo después, ya casi eran las nueve de la noche. El día oscureció. De pronto, me encontré en el suelo con un cuerpo encima mío, un cuerpo masculino. El chico me miró y, ¿Sonrío? Me ayudo a levantarme, con su sonrisa aún en el rostro. Era un chico alto, quizás unos 8 centímetros más que yo, por lo que tenía que levantar la cabeza para verle. Era de tez morocha, un cuerpo musculoso y sensual, junto a unos hermosos ojos color miel y unos labios muy rosados.
— ¿Te encuentras bien?— Parecía preocupado por mi.— Lo siento, soy muy torpe, iba distraído mirando mi celular y no te vi.— Me sonrío.— Soy Zayn Malik, ¿Y tú?
— Si, estoy bien.— Le devolví la sonrisa.— Me llamo Dunia Hemmings pero me dicen Dunny.
— Encantado de conocerte, hermosa.— Besó mi mano.— ¿Y qué haces por aquí a estas horas?
— Pues paseaba y se me pasó la hora.— Dije con una sonrisa.
—Si quieres puedo acompañarte a tu casa, ¿Sí?— Yo asentí y el sonrío.
Me acompaño hasta casa. Cómo todo un caballero, de los que ya no hay. Bueno, mi novio Carlos si era de esos caballeros. El tenía mi edad, estaba en mi curso. El siempre fue el chico popular, mientras que yo era la chica invisible. Nos conocimos gracias a mi hermano, que era su amigo. Cuando empezamos a salir mi hermano le propinó unos cuantos golpes de advertencia. La verdad, desde siempre, Carlos era todo un príncipe conmigo. Nunca miraba a otras chicas, nunca me hacía llorar y siempre me decía que yo era su princesa. Simplemente, no me veía sin él, no visualizaba una vida sin sus sonrisas, sin sus risas, sin su voz cuando me cantaba a través del móvil para que durmiera. Sería algo raro que alguien me secuestrará, ¿No?, eso solo ocurre en las películas.


by Pris ♡


Ficha Aceptada
¡Ya estás participando! Tu ficha is so aasdfghjkl


Última edición por Ginger el Lun 12 Mayo 2014, 12:09 pm, editado 1 vez
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Snappelle {audiciones abiertas}

Mensaje por Ginger el Lun 12 Mayo 2014, 12:09 pm

BrightParadise¤ escribió:
Ficha.:

Noelle Frisbey & Zayn Henley.


Representantes: Lily Collins y Zayn Malik.
Nombre del chico: Zayn Henley.
Nombre de la chica: Noelle Frisbey.
Roles: El Alteratum y la mundana.
Goodbye:
En el cementerio sólo se escuchan las palabras del cura y el canto de los pájaros. El sol se esconde entre las nubes, como si no quisiese ver la escena que vivimos aquí abajo. Mi vestido negro -como las ojeras bajo mis ojos- ondea gracias a la suave brisa que pasa entre las tumbas, como un saludo a los que nos han dejado y un tributo a su recuerdo, haciendo bailar las hojas de las flores depositadas sobre las lápidas.

Es irónico que a mi mejor amiga le estemos diciendo adiós de la forma cristiana: ella es atea... bueno, era. No quiero pensar en pasado, como si fuese algo definitivo. De todas formas sé que esto no es un adiós, ella me lo repetía constantemente: siempre estaré contigo, el cuerpo es solo materia... el alma es lo que nos define y lo que nunca abandona la Tierra. Es lo que hace que la gente te recuerde aunque no estamos presentes. Es la esencia de lo que somos lo que perdura.

Mientras levanto la vista de nuevo a la figura del cura, sin escuchar lo que dice, percibo un destello rojo tras unas lápidas situadas frente a mí. Trago saliva al mismo tiempo que las lágrimas acuden de nuevo a mis ojos, como tantas veces lo han hecho durante esta semana. Es ella. Mi mejor amiga camina hacia mí sonriendo, vergonzosa, con su pelo pelirrojo ondeando al viento y un vestido blanco cubriendo su pequeño cuerpo, al tiempo que una luz brillante y blanca emana de su silueta. Observa todo a su alrededor, como siempre, curiosa y fijándose en el más mínimo detalle. Siempre sabía cuándo estaba mal o que algo me preocupaba con sólo observarme unos minutos. Nuestra amistad es esa que todas envidian, nos lo han dicho muchas veces. Parece un verdadero ángel, aunque seguro que ya es uno. Siempre le dije que lo era, que era un ángel en la tierra, y ella nunca me creyó; siempre me dijo que ella era un monstruo, y no había nada bueno en ella. En su carta de suicidio lo mencionaba y pedía perdón por haber existido. La idea de acabar con su vida era algo en lo que siempre pensaba, aunque no me lo dijese o creyese que no me daba cuenta. Una persona como ella debe estar en el mundo, no puede simplemente dejar que la oscuridad la inunde y se la lleve; la injusticia de la situación hace que de nuevo se me suba la bilis a la garganta; esto es injusto, ridículo, increíble...

Mi mejor amiga se detiene frente a mí, con su escasa estatura, sus pecas y esa mirada de súplica que pone cada vez que quiere conseguir algo, como las últimas galletas de chocolate o que la abrace mientras duerme porque tiene frío. Frío. El frío y el vacío de mi interior se expande como una explosión hacia el exterior cuando la miro, y una lágrima se desliza por mi mejilla al mismo tiempo que me muerdo el labio e intento ver vida en sus ojos; sin embargo, éstos son como los de siempre, color miel y con una tonalidad amarillenta y verdosa al sol de la mañana, sólo que no me reflejan, son densos y profundos. Cristalizados.

Ella eleva una mano limpia, ningún corte surca su muñeca, su brazo, su piel, y acaricia mi mejilla limpiando la lágrima. Pero eso sólo provoca que mi corazón estalle y me rompa en mil pedazos. Ella no puede estar aquí. Es una invención. Me he vuelto loca por culpa del dolor. Sin embargo ella niega con la cabeza, como regañándome. "Te dije que siempre estaría contigo; ahora soy tu ángel de la guarda, pequeña."

Poso mi mano sobre la suya y el tacto es suave y cálido, como siempre. La acaricio mientras la miro sin poder creerlo. Ella está aquí. Mi mejor amiga sonríe triste, mirándome como si quisiese aliviar mi dolor sólo con mirarme. Pero no puede. Nadie puede. Ella se ha ido y me ha dejado sola. Me prometió estar siempre conmigo y, como supuse, lo va a cumplir a su manera. "No llores, por favor. Estoy aquí." El dorso de su mano acaricia mi mejilla hasta la barbilla. "Siempre estaré aquí. No es tan fácil librarse de mí, ¿sabes?" Sé que intenta disculparse y hacerme sentir mejor, pero no puedo evitar enfadarme. Es ella la que se ha alejado para siempre. Nunca podré volver a reír con ella, ni abrazarla; no podremos quedar para merendar ni para ir de fiesta, no veremos más películas Disney en el sofá por la noche... "Perdóname. No me odies. Su voz suena rota, y su rostro, que intentaba ser amable, se corrompe en una mueca de terror y angustia; y sé que siente lo mismo que yo. Un agujero negro en el pecho que lo arrasa todo a su paso, impidiendo cualquier sentimiento que no sea pena, ansiedad y una profunda tristeza y pérdida.

Un pajarito canta y ella cierra los ojos, como si quisiese absorber la luz del sol mientras se tranquiliza. Siempre le he echado en cara que la peor parte me la llevaré yo cuando se vaya, porque la que se queda para vivir sin ella soy yo; ella sólo tiene que irse. Pero no puedo enfadarme con ella, nunca he podido, y menos ahora. La miro, queriendo conservar su imagen en mi mente para siempre; el color de su pelo, su carita llena de pecas, como si un millón de estrellas se uniesen en una constelación sobre su nariz y mejillas, sus ojos, la longitud de sus pestañas... Pero sobre todo quiero recordar nuestros momentos juntas, como las veces que hemos llamado la atención gracias a su torpeza y despiste, la forma en la que me hacía cosquillas antes de dormir o me tranquilizaba por la oscuridad, sus charlas sobre la vida que me levantaban el ánimo y me hacían seguir adelante... Ojalá ella hubiese seguido adelante conmigo y no se hubiese estancado en esa espiral de pensamientos horriblemente oscuros que nublaban su mente y distorsionaban su imagen de sí misma.

"Nunca estarás sola, ¿vale? Siempre podrás sentirme cerca, pequeña. Esto no es un adiós." Con una última sonrisa triste empieza a retroceder paso a paso. No. No puede irse. No aún. No puede dejarme. No quiero, tengo miedo de no volver a verla más. Siento unas ganas imperiosas de chillar hasta que me duela la garganta y de llorar hasta debilitarme, pero tal es la impotencia y el terror que estoy paralizada. Ella sigue alejándose de espaldas, mirándome; la luz que la envuelve se acentúa y se vuelve casi cegadora, y ella se da la vuelta para dejar que la abrace y se funda con ella, gesticulando con los labios un último "te quiero, amiga". Sin embargo, cuando su figura está casi completamente envuelta por la luz, ella vuelve la cabeza y me mira, echando a correr hacia mí y fundiéndose con mi cuerpo, siendo una. Y sé que es su forma de demostrarme que su promesa sigue en pie, y que con ese gesto simboliza nuestra amistad. Somos una. Y siempre lo seremos.

*

Cuando nuestros cuerpos se unen una sensación de calor se instala dentro de mí, expandiéndose por cada célula de mi cuerpo, devolviéndome de nuevo a la consciencia. Abro la boca buscando aire y parpadeo, comprobando que sigo sentada en la habitación del hospital, sosteniendo la mano de mi mejor amiga. Su mano.

Sus dedos se mueven un poco y ella empieza a entreabrir débilmente los ojos, respirando pesada y lentamente. No puedo creerlo, ha despertado. Aprieto fuertemente su blanca y débil mano entre las mías, besándola y llorando agradecida. Cuando ella gira su cabeza hacia mí y usa las pocas fuerzas que tiene en acariciarme el pelo con la otra mano, llena de tubos y gasas como la otra, rompo en un llanto aún más desgarrador. Levanto la vista y nuestros ojos se encuentran y sé, juro que lo sé, que ella y yo pensamos lo mismo, hemos vivido lo mismo.

—No vuelvas a hacerlo. —Le suplico mientras la abrazo con cuidado pero fuertemente, temiendo dañarla pero queriendo sentir su calor. Su cuerpo parece mucho más pequeño entre esas sábanas blancas, y su rostro mucho más delgado entre su cabello pelirrojo. Pero es mi amiga, mi mejor amiga. Y está aquí conmigo. —No me hagas volver a sentir todo esto. No me dejes. —El llanto me impide seguir hablando y me atraganto con mis propias lágrimas.

—Siempre estaré contigo. —Su voz es baja y débil. Cuando levanto la cabeza para decirle que eso me lo lleva diciendo años, ella repone con voz algo más  llena de vida y brillo en sus ojos. —Me lo ha dicho un pajarito.

Espero que os guste y estar a la altura. Siento que el escrito no sea muy bueno, pero estoy de exámenes y no tengo mucho tiempo. xx

Ficha Aceptada
¡Pero qué joputa eres! Me dices que eres una pésima escritora y después me dejas esta súper-ficha-de-la-madre-que-me-parió ¬¬
No me ralles, anda. Eres buenísima
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Snappelle {audiciones abiertas}

Mensaje por Ginger el Lun 12 Mayo 2014, 12:10 pm

▲ Westlife ▲ escribió:No se porque carajos tiene tan buenas ideas. Audicionare porque ame su puta idea. Enserio, es genial.sooo esperen mi ficha mañana

Espero tu ficha, cielo   
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Snappelle {audiciones abiertas}

Mensaje por Ginger el Lun 12 Mayo 2014, 12:11 pm

No me podré conectar mucho por problemas personales, pero os aseguro que al menos una vez a la semana lo hago para aceptar fichas.
¡No os impacientéis!
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Snappelle {audiciones abiertas}

Mensaje por hessa. el Lun 12 Mayo 2014, 1:47 pm

audicionaré, me ha encantado la idea.


Última edición por salvatore. el Lun 12 Mayo 2014, 3:00 pm, editado 1 vez
avatar


Ver perfil de usuario http://isupportarry.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Snappelle {audiciones abiertas}

Mensaje por holmes. el Lun 12 Mayo 2014, 2:46 pm

audicionaré bc tengo ganas ah c: ahora te dejo la ficha bye.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Snappelle {audiciones abiertas}

Mensaje por holmes. el Lun 12 Mayo 2014, 2:58 pm


Crista & Anthony

Representantes: Shailene Woodley & Shannon Leto.
Nombre del chico: Anthony Starstis.
Nombre de la chica: Crista Holmes.
Roles: El Alteratum y la Mundana.
The bad eye {O.S:
¡Es cierto! Soy nervioso, muy nervioso, espantosamente nervioso. Siempre lo he sido; pero ¿por qué van a decir ustedes que estoy loco? La enfermedad había agudizado mis sentidos: no los había destruido, no los había embotado. Sobre todo, mi sentido del oído era muy agudo. Oía todas las cosas de los cielos y de la tierra. Oía muchas cosas del infierno. ¿Cómo, entonces, podría estar loco? ¡Escuchen!, y observen cuán saludablemente, con cuánta calma puedo contarles toda la historia.

Me resultaba imposible decir cómo me entró la idea en la cabeza al principio; pero una vez concebida, me persiguió día y noche. No tenía ningún objetivo. No había ninguna pasión. Yo adoraba al viejo. Él nunca me había echo nada malo. Nunca me había insultado. Yo no deseaba para nada su oro. ¡Creo que fue su ojo! ¡Si, fue eso! Tenía un ojo de buitre: un ojo azul pálido, con una película sobre su superficie. Cada vez que lo posaba sobre mí, se me helaba la sangre; y así, poco a poco—muy gradualmente—resolví quitarle la vida al viejo, y así librarme para siempre del ojo.

Ahora bien, el punto es este. Ustedes me juzgan loco. Los locos no saben nada. Pero deberían haberme visto. Deberían haber visto lo sabiamente que procedí: ¡con qué cautela, con qué previsión, con qué disimulo acometí el trabajo! Nunca fui más amable con el viejo que durante toda la semana antes de matarlo. Y todas las noches, alrededor de la medianoche, giraba el picaporte de su puerta y la abría... ¡ah, tan suavemente! Y luego, cuando la había abierto lo suficiente para que pasara mi cabeza, metía una linterna sorda, cerrada, totalmente cerrada, para que no escapara ninguna luz, y entonces introducía la cabeza. ¡Ah, ustedes se habrían reído al ver lo astutamente que lo introducía! La movía despacio, muy , muy despacio, de modo de no perturbar el sueño del viejo. Me llevaba una hora meter la cabeza entera en la abertura, hasta que podía verlo yaciendo sobre su cama. ¡Ja! ¿un loco habría sido tan prudente para hacer algo así? Y entonces, cuando mi cabeza estaba bien metida en la habitación, abría la linterna cautelosamente—ah, tan cautelosamente—; la abría justo lo suficiente cómo para que un único rayo delgado cayera sobre el ojo de buitre. E hice esto durante siete largas noches, pero siempre encontraba cerrado el ojo y entonces me era imposible realizar el trabajo; pues no era el viejo quien me sacaba de quicio, si no, su mal de ojo.

Al llegar la octava noche, fui más cauteloso que nunca.
Tenía la cabeza adentro, y estaba a punto de abrir la linterna, cuando mi pulgar se delizó sobre el cierre de chapa, y el viejo se sentó bruscamente en la cama, gritando:
—¿Quién anda ahí?
Me quedé quieto, y no dije nada. Durante una hora entera, no moví ni un músculo, y en ese lapso no lo oí volver a acostarse [...]

Pero aun entonces, me contuve y seguí quieto. Apenas si respiraba. Sostuve la linterna, inmóvil. Traté de mantener el rayo sobre su ojo, todo lo firmemente que pude. Mientras tanto, el endemoniado redoble de su corazón iba aumentando. Se hacía más y más rápido, y más y más fuerte a cada instante. ¡El terror del viejo tiene que haber sido extremo! ¡Se hacía más fuerte, digo, más fuerte a cada momento! ¿Me siguen? Les he dicho que soy nervioso: así soy yo. Y ahora, a altas horas de la noche, en medio del espantoso silencio de esa casa vieja, un ruido tan extraño como ese me infundió un terror incontrolable. Aun así, durante algunos minutos más me contuve y me quedé quieto. ¡Pero el latido de hacía más fuerte, más fuerte! Pensé que el corazón le iba a estallar. Y entonces se apoderó de mi una nueva angustia: ¡algún vecino iba a oír el ruido! ¡Al viejo le había llegado la hora! Dando un fuerte grito, abrí totalmente la linterna y salté dentro de a habitación. El chilló una vez, solo una vez. En un instante, lo había arrojado al suelo, y había volcado la pesada cama encima de él. Entonces sonreí alegremente, al ver que el echo ya estaba consumado. Pero, durante varios minutos, el corazón siguió latiendo con un ruido apagado. Eso, sin embargo, no me preocupó; no se podía oír a través de las paredes. Finalmente, se detuvo.

Puse mi mano en su corazón y dejé allí varios minutos. No había pulso. Estaba totalmente muerto. Su ojo no iba a volver a molestarme [...] Cuando hube terminado con todos los labores, eran las cuatro en punto; todavía estaba tan oscuro como a medianoche. En el momento en que el reloj dio la hora, sonaron unos golpes en la puerta de calle. Bajé a abrir alegremente, porque, ¿qué tenía que temer? Entraron tres hombres, que se presentaron como oficiales de policía. Durante la noche, un vecino había oído un alarido; había surgido la sospecha de algún delito; alguien había ido a informar a la comisaría., y a ellos (los oficiales) les habían encomendado que registraran la vivienda.

Llevé a mis visitantes por toda la casa. Les pedí que registraran, que registraran todo bien. Los conduje, finalmente, a hasta la habitación del viejo. En el entusiasmo que me provocaba mi confianza, traje sillas a la habitación y les expresé mi deseo que se descansaran de sus fatigas, mientras yo mismo, en la frenética audacia de mi perfecto triunfo, puse mi propio asiento encima del mismísimo lugar bajo el cual reposaba el cadáver de la víctima.

[...]

Sin duda, entonces me puse muy pálido; pero hablaba con mayor fluidez, y en voz más alta. Aún así, el ruido aumentaba; ¿y yo qué podía hacer? Era un ruido débil, monótono, acelerado muy parecido al ruido que hace un reloj cuando está envuelto en algodón. Me quedé sin aliento; y aun así, los oficiales no oían. Hablé más rápido con mayor vehemencia; pero el ruido aumentaba sin cesar. Me levanté y hablé de nimiedades, en algún tono agudo y con gesticulaciones violentas; pero el ruido aumentaba sin parar. ¿Por qué no se habrían ido? Me paseé por el cuarto de aquí para allá, dando grandes zancadas, como si las observaciones de los hombres estuvieran excitando mi furia; pero el ruido aumentaba. ¡Oh, Dios! ¿Qué podía hacer? ¡Echaba espuma por la boca, insultaba, perjuraba! Moví la silla en la que había estado sentado, raspando con ella los listones, pero el ruido era más fuerte que todos los demás y aumentaba continuamente. Se hizo más fuerte, más fuerte, ¡más fuerte! Y aun así los hombres conversaban plácidamente, y sonreían. ¿Era posible que no oyeran? ¡Dios todopoderoso! ¡No, no! ¡Oían! ¡Sospechaban! ¡Sabían! ¡Se burlaban de mi horror! Eso fue lo que pensé, y eso es lo que pienso. Pero, ¡cualquier cosa era mejor que esa tortura! ¡Cualquier cosa era más tolerable que ese escarnio! ¡No podía seguir soportando esas sonrisas hipócritas! ¡Sentía que tenía que gritar o morir! Y ahora, ¡otra vez! ¡Escuchen! ¡Más fuerte, más fuerte, más fuerte!
—¡Miserables!—chillé—, ¡no finjan más! ¡Confieso los hechos! ¡Arranquen esos listones! ¡Aquí, aquí! ¡Son los latidos de su espantoso corazón!
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Snappelle {audiciones abiertas}

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 6. 1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.