O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» être dans la lune.
Hoy a las 4:08 pm por Ongniel

» .Look at the flowers.
Hoy a las 2:57 pm por CNCOwner.

» daydreamin'. ♡
Hoy a las 2:50 pm por bwiyomi.

» A Match Made In a University | 1D
Hoy a las 2:11 pm por hypatia.

» ¿Es posible el amor? Draco y tú
Hoy a las 1:48 pm por AngelMalfoy

» Sun and Moon
Hoy a las 1:46 pm por Karasuno

» Que estás escuchando ....
Hoy a las 1:36 pm por Karasuno

» Cuenta de 100 en 100 hasta llegar a 10.000
Hoy a las 1:35 pm por Karasuno

» Caught in a lie.-pvt
Hoy a las 1:29 pm por Karasuno

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

Fight, run or die. {Resultados

Página 2 de 13. Precedente  1, 2, 3, ... 11, 12, 13  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Fight, run or die. {Resultados

Mensaje por wasteland el Lun 05 Mayo 2014, 9:15 pm

♡ Redmayne ♡ escribió:
Wallflower. escribió:Te loveo Islandia y lo sabes <3
yo mucho más omg escribiste que me amas lloro ;_; que lemdo ah. <33 bueno me voy a hacer resposo bc tengo una infección en la cabeza :| no se por que justo ahora pero ue. Muchos besos te loveo más my land <33
Yo no me acustumbro al horario y llevo 3 días despierta y durmiendo por el día 7n7
Descansa Isalndia <3
avatar


Ver perfil de usuario http://pizza-tac0s-suicide.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Fight, run or die. {Resultados

Mensaje por chihiro el Mar 06 Mayo 2014, 3:34 am


___________________________________________

" Birds flying high
You know how I feel
Sun in the sky
You know how I feel
Breeze driftin' on by
You know how I feel "
avatar


Ver perfil de usuario http://lachicaimposible.tumblr.com
------
------

Volver arriba Ir abajo

Re: Fight, run or die. {Resultados

Mensaje por chihiro el Mar 06 Mayo 2014, 7:01 am

Cope he muerto completamente con tu firma

___________________________________________

" Birds flying high
You know how I feel
Sun in the sky
You know how I feel
Breeze driftin' on by
You know how I feel "
avatar


Ver perfil de usuario http://lachicaimposible.tumblr.com
------
------

Volver arriba Ir abajo

Re: Fight, run or die. {Resultados

Mensaje por wasteland el Mar 06 Mayo 2014, 8:41 am

Gracias Zoe :3
avatar


Ver perfil de usuario http://pizza-tac0s-suicide.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Fight, run or die. {Resultados

Mensaje por hayes grier. el Mar 06 Mayo 2014, 9:22 am

Participaré, el gif os lo dejaré mañana o pasado, cuando mi tumblr deje d ser un maldito gay y empiece a amarme (?)
Las amo y audicionaré.
Besos.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fight, run or die. {Resultados

Mensaje por Paulinacortes13 el Mar 06 Mayo 2014, 9:35 am

Hola, después te dejo mi ficha(:
avatar


Ver perfil de usuario http://weheartit.com/FelipeCortes31?page=1

Volver arriba Ir abajo

Re: Fight, run or die. {Resultados

Mensaje por hayes grier. el Mar 06 Mayo 2014, 9:47 am

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Nombres: Dunny Simpson & Carlos Weinberg
Roles: La sensible & el frío {estatus: ella alta - él alta | Libre
Representantes: Kendall Jenner & Charly Wein.
Escrito:
Spoiler:

Capítulo 001

Ella es una princesa, pero es mía.


Creo que nunca me enamoré tan rápido. Siempre pensé que las princesa solo existían en los cuentos de hadas, y rara vez, existían en la vida real. Pero ella parecía un ángel. Esos hermosos ojos marrones miraban al mundo como si fuera único. Su sonrisa iluminaba un día oscuro. Y sus labios, sus hermosos labios rojizos, los cuales desearía besar hasta que me quedará sin respiración. Una diosa, un ángel, una princesa. El día estaba oscuro pero a mi me parecía que lo iluminaba el sol, reluciendo. Era por ella, ella iluminó mi día, como siempre debió hacer. Ella solo tenía 17 años, 4 menos que yo, pero en el amor la edad no importa. Ella no me conoce, pero lo hará. A esta hora ya estaba saliendo de su instituto, ya mismo mi princesa entraba a la universidad. Ella quería estudiar medicina. Yo lo se todo de ella, la conozco a ella mejor que a mi mismo. Se que le gusta ponerse alguna prenda roja los martes porque le trae suerte. Se que cuando esta nerviosa se pone a jugar con la pulsera morada de su mano derecha. Qué cuando esta enojada no quiere que la molesten. Que es muy sarcástica. Ella es perfecta. Si, Dunia Hemmings es perfecta.
Ya salió de su instituto. Pero sale agarrada de la mano de un chico castaño. Maldito, el no puede ser el novio de mi princesa ¿O sí? Se despiden con un gran abrazo. Me hierve la sangre y se me hincha la vena de la frente. Aprieto los puños y tengo unas ganas tremendas de salir de el coche para secuestrarla. El maldito se va por su lado y mi princesa va con su hermano. Se dirigen a su casa. Yo me marchó a la mía. Al entrar, mi criada me recibe con una sonrisa, esa estúpida quiere acostarse conmigo desde que entró.
—¿Ya esta preparado mi baño, Sue?— Pregunté, ignorando su mirada de gata en celo.
— No, Señor Malik.— Contestó Sue.— Ahora mismo me estaba encargando de preparárselo a su gusto.
— Pues no tardes mucho.— Dije finalizando nuestra corta charla.— Quiero bañarme lo más pronto posible.
Pov's Dunny Hemmings.
Me levante de mi cama con la intención de salir a pasear por la ciudad. Era verano por lo que me puse un pantalón corto y una camiseta de tirantas. Al salir me despedí de mi hermano, solo de el ya que vivíamos solos. Nuestros padres nos abandonaron cuando Luke tenía 18 recién cumplidos. El no quería que fuera a un centro de adopción por lo que se busco la vida para mantenernos. Es un verdadero héroe.
Tiempo después, ya casi eran las nueve de la noche. El día oscureció. De pronto, me encontré en el suelo con un cuerpo encima mío, un cuerpo masculino. El chico me miró y, ¿Sonrío? Me ayudo a levantarme, con su sonrisa aún en el rostro. Era un chico alto, quizás unos 8 centímetros más que yo, por lo que tenía que levantar la cabeza para verle. Era de tez morocha, un cuerpo musculoso y sensual, junto a unos hermosos ojos color miel y unos labios muy rosados.
— ¿Te encuentras bien?— Parecía preocupado por mi.— Lo siento, soy muy torpe, iba distraído mirando mi celular y no te vi.— Me sonrío.— Soy Zayn Malik, ¿Y tú?
— Si, estoy bien.— Le devolví la sonrisa.— Me llamo Dunia Hemmings pero me dicen Dunny.
— Encantado de conocerte, hermosa.— Besó mi mano.— ¿Y qué haces por aquí a estas horas?
— Pues paseaba y se me pasó la hora.— Dije con una sonrisa.
—Si quieres puedo acompañarte a tu casa, ¿Sí?— Yo asentí y el sonrío.
Me acompaño hasta casa. Cómo todo un caballero, de los que ya no hay. Bueno, mi novio Carlos si era de esos caballeros. El tenía mi edad, estaba en mi curso. El siempre fue el chico popular, mientras que yo era la chica invisible. Nos conocimos gracias a mi hermano, que era su amigo. Cuando empezamos a salir mi hermano le propinó unos cuantos golpes de advertencia. La verdad, desde siempre, Carlos era todo un príncipe conmigo. Nunca miraba a otras chicas, nunca me hacía llorar y siempre me decía que yo era su princesa. Simplemente, no me veía sin él, no visualizaba una vida sin sus sonrisas, sin sus risas, sin su voz cuando me cantaba a través del móvil para que durmiera. Sería algo raro que alguien me secuestrará, ¿No?, eso solo ocurre en las películas.

by Pris ♡
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fight, run or die. {Resultados

Mensaje por holmes. el Mar 06 Mayo 2014, 10:03 am

ahora aceptaré la ficha y idk esperaré más pibas <33
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fight, run or die. {Resultados

Mensaje por Invitado el Mar 06 Mayo 2014, 10:50 am

las conozco a ambas, y tenía que participar<3.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Fight, run or die. {Resultados

Mensaje por Invitado el Mar 06 Mayo 2014, 10:56 am



Nombres: Rayn Howell & Lee Taemin
Roles: Ella amistosa & él frío
Representantes: Cher Lloyd & Lee Tae Min
Escrito:
Spoiler:
Caspar era un simple chico que vivía en la no tan tranquila Paris, ya saben, la ciudad del amor, aunque eso no es siempre cierto. Su madre, quién había conseguido que la reasignaran, había hecho un escándalo acerca de si Caspar iba con ella o se quedaba con su padre en Paris. Su padre, quien había sugerido el divorcio, quería que Caspar se quedara con él y con su amante, la causante del divorcio, para que Caspar "reiniciara su vida" sin su madre biológica. Pero Caspar no era idiota, y aunque esa chica 10 años más joven que su padre, a pesar de ser amable y dulce con él, y amar verdaderamente a su padre, nunca reemplazaría su histérica e intranquila madre. Con una sonrisa tranquila, un niño de tan sólo 10 años calmó a la señora Lee con un simple "Iré contigo, madre", una sonrisa tranquila y un leve movimiento de manos.
Cuando llegó a Londres, lugar de la reasignación de su madre, no fue aceptado inmediatamente por los chicos de su barrio. Su acento era raro, y muchas veces terminaba hablando francés al no saber qué palabras utilizar en inglés. Sus vecinos no eran del todo pacientes y por eso prefirieron no hablar con él, al menos hasta que pudiera hablar inglés decentemente.
El hecho de que nadie en su cuadra quería hablar con él lo volvió un poco antisocial, por lo que le fue difícil relacionarse con otras personas cuando comenzó la escuela. A veces se llenaba de valor y le dirigía la palabra a alguno de sus compañeros, pero este sólo le ignoraba. Nadie tenía la mínima intención de relacionarse con el extranjero. Un tiempo después, Caspar aceptó la realidad y también dejó de intentar hablar con otros.
Su capacidad de ser antisocial logró que Caspar desarrollara gustos algo extraños. Lo único que él hacía era dormir todo el día y estar en la computadora de madrugada. También, su actitud al hablar con alguien no era la mejor, por lo que prefería mostrarse indiferente, aún cuando le estuvieran hablando. Ya que ni su madre soportaba su horrible personalidad, le dio todos los lujos que él quiso, con tal de permanecer alejado de ella lo mayormente posible. Uno pensaría dos veces al regalarle la taza con el logo de "Mi madre es la #1" el día de las madres, pero a Caspar ya le daba igual eso, él tenía todo lo que quería y necesitaba.
Aún siendo una persona antisocial, mal educada y caprichosa, él seguía siendo Caspar, un chico de 13 años que quería vivir como un adolescente normal, con amigos, risas y diversión. Por eso, una solución para el problema de su incapacidad para socializar, fue internet.
Él tenía miles de amigos en línea, muchos de ellos medianamente famosos en sus ciudades por razones que nunca le dijeron a Caspar, pero a pesar del misterio ellos eran la solución perfecta para la vida horrible y desastrosa en la que Caspar vivía. Pero, aún si eran la solución, sólo eran una fantasía con la que hablar en la noche y en los recesos de la escuela. Caspar no podía escapar de su realidad siendo una persona solitaria.
Un día, uno de sus amigos, el más cercano a Caspar, le aconsejó que pusiera un poco de su parte cuando hablara con otros.
“Si tú te sigues manteniendo indiferente nadie va a querer hablarte, y en parte es por eso que nadie te habla y te muestras indiferente. Como un círculo vicioso”.
Caspar se mantuvo pensando en ello toda la noche y parte de la madrugada. Y tenía razón. Nunca lograría nada mostrándose así.
Ese mismo día, Caspar amaneció con una gran sonrisa en el rostro, para luego volver a dormir como hacía normalmente.

Hasta ahora no había tenido oportunidad de poner en práctica lo que había decidido hacer hace unas semanas. Nadie le había hablado más que su madre, y no había tenido oportunidad de entablar una conversación con ella, aunque no es como si quisiera. Pero había intentado, sin logro alguno.
Estaba por darse por vencido. Era como si él no existiera, y nadie hablaría con un fantasma, ¿no? No, nadie lo haría. Eso estaba claro para él.
Ahora mismo se encontraba en el banco de una plaza que daba hacia la calle. Hacía calor y él se encontraba comiendo un cono de helado mientras revisaba su celular. No había nadie en línea, por lo que lo guardó y siguió comiendo su cono. Se imaginó a sí mismo en esa situación, pero a los ojos de otra persona, y era simplemente patético. Entendía el por qué nadie le hablaba.
Volvió a revisar su celular. Nadie en línea.
Había un silencio extraño en el lugar. Cada tanto pasaban uno o dos autos por esa calle, y lo único que podía escucharse era el cantar de algunas pocas aves, algo extraño para la ajetreaba ciudad en la que se encontraba. Tanto silencio lo estaba desesperando, pero tenía un helado que comer y él era muy estricto con la comida. A pesar de estar delgado, comía mucho y nunca dejaba una comida a medio comer. Más ahora, con el calor que hacía solo un helado podía refrescarte.
Escuchó unos pasos extraños a lo lejos que iban acercándose y miró de dónde provenían. Un chico venía corriendo por la vereda, pero Caspar simplemente lo ignoró. Estaba lamiendo la punta de su helado de vainilla cuando escuchó un ruido sordo proviniendo de enfrente de él. El chico se había caído, y parecía que se había lastimado.
Caspar reaccionó al instante. Dejó su helado a un lado y se paró para ayudarlo, sin importarle que el cono se había volteado y ahora estaba desparramado por toda la banca.
—¿Estás bien? —dijo, arrodillándose a su lado. Probablemente este fuera el acto más heroico y significativo que hizo en toda su vida, pero poco importaba ahora, el chico parecía haberse doblado el tobillo, y su muñeca estaba raspada—. Estás herido.
—Sí —el chico de nombre desconocido tenía el ceño fruncido y miraba con dolor su pierna mientras masajeaba su tobillo.
—Espera —Caspar sacó la servilleta que venía con el helado que había guardado en uno de los bolsillos de su pantalón y se lo ofreció a la chico—. Toma.
Al principio el chico miró el pañuelo improvisado sin entender, hasta que su muñeca ardió sorpresivamente y se dio cuenta de que sangraba.
Un poco ruborizado, aceptó la servilleta pronunciando un leve “Gracias” y comenzó a limpiar su herida, para luego presionar sobre ella intentando parar el leve sangrado que tenía. El chico levantó la cabeza para mirar a quien le había ayudado, y se encontró con el rostro de un chico manchado en la zona de la barbilla con lo que parecía helado. No pudo evitar soltar una pequeña risa.
—Perdón —volvió a mirar al chico que estaba confundido del por qué la risa—, pero te hubieras guardado la servilleta —comentó mirando con una sonrisa a Caspar.
Él frunció el ceño mientras el extraño señalaba su boca. Él la tocó para encontrar helado derretido en sus dedos y se sonrojó fuertemente por la vergüenza.
El muchacho quitó el papel de su herida y, al ver que no sangraba más, abrió la servilleta y limpió la comida de la cara del chico con delicadeza mientras éste se sonrojaba.
—¿Vainilla? —había preguntado, mientras Caspar se sonrojaba aún más fuerte y el chico sólo reía. Cuando se aseguró de que ya no estaba manchado volvió a doblar la servilleta y se paró, ofreciendo su mano para que el chico también se levantara. Él, aún sonrojado, la aceptó y pronto ambos estuvieron frente a frente sin decir ni una palabra.
—Eh… —Caspar quiso decir algo, pero las palabras simplemente no salían.
—Gracias por ayudarme —dijo él, al ver que Caspar no diría nada— y perdón por molestarte mientras estabas comiendo; algún día te pagaré ese helado.
—Oh no, no es necesario —negó rápidamente.
—Lo haré —él sonrió y él no pudo negarse al ver esos ojos que demostraban que en serio quería pagar por molestarlo, aunque no había sido ninguna molestia.
—E-está bien… si tú lo dices.
—Bueno, lamento mucho lo que pasó, pero debo irme. Adiós.
Sin decir una palabra más, él le dio una última sonrisa y luego se alejó caminando hacia donde se dirigía, intentando no forzar su pierna. Caspar lo miró alejarse hasta que la perdió de vista.
¿Qué rayos había pasado?

Esa noche Caspar no dejó de pensar en el encuentro con el chico. Su cuerpo había actuado por si solo, y se sentía tremendamente avergonzado. Aunque sea un desconocido, lo habían visto en las condiciones en las que se encontraba. Tal y como él se había imaginado: patético. Si pudiera, desearía que ese chico nunca se hubiera caído, y él nunca le hubiera ayudado. Pero no podía, lo único que podía hacer era pretender que nunca pasó, pero sería inútil si él no hacía lo mismo.
Ahogando su cara en la almohada, sacó su teléfono y se conectó. Había un conectado, y era el mismo que le había dado el consejo de ser social. Ahora que lo pensaba, tal vez ayudó al chico porque su subconsciente quería hacerle caso a su contacto y ser más social, pero mira lo que pasó.
Caspar comenzó a hablarle, lo regañó y le contó todo lo que había pasado, con una extraña sonrisa en el rostro. Y también se lo imaginaba a él con una sonrisa, leyendo las incoherencias de Caspar y cómo él le contaba su terrible vergüenza, sin guardar nada.
A eso de las dos de la mañana, ellos se despidieron, no sin antes el chico decirle a Caspar que estaría unos días en Londres, y que tenía un nuevo sabor de helado preferido.
Spoiler:
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Fight, run or die. {Resultados

Mensaje por holmes. el Mar 06 Mayo 2014, 11:29 am

♡Weinberg♡ escribió:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Nombres: Dunny Simpson & Carlos Weinberg
Roles: La sensible & el frío {estatus: ella alta - él alta | Libre
Representantes: Kendall Jenner & Charly Wein.
Escrito:
Spoiler:

Capítulo 001

Ella es una princesa, pero es mía.


Creo que nunca me enamoré tan rápido. Siempre pensé que las princesa solo existían en los cuentos de hadas, y rara vez, existían en la vida real. Pero ella parecía un ángel. Esos hermosos ojos marrones miraban al mundo como si fuera único. Su sonrisa iluminaba un día oscuro. Y sus labios, sus hermosos labios rojizos, los cuales desearía besar hasta que me quedará sin respiración. Una diosa, un ángel, una princesa. El día estaba oscuro pero a mi me parecía que lo iluminaba el sol, reluciendo. Era por ella, ella iluminó mi día, como siempre debió hacer. Ella solo tenía 17 años, 4 menos que yo, pero en el amor la edad no importa. Ella no me conoce, pero lo hará. A esta hora ya estaba saliendo de su instituto, ya mismo mi princesa entraba a la universidad. Ella quería estudiar medicina. Yo lo se todo de ella, la conozco a ella mejor que a mi mismo. Se que le gusta ponerse alguna prenda roja los martes porque le trae suerte. Se que cuando esta nerviosa se pone a jugar con la pulsera morada de su mano derecha. Qué cuando esta enojada no quiere que la molesten. Que es muy sarcástica. Ella es perfecta. Si, Dunia Hemmings es perfecta.
Ya salió de su instituto. Pero sale agarrada de la mano de un chico castaño. Maldito, el no puede ser el novio de mi princesa ¿O sí? Se despiden con un gran abrazo. Me hierve la sangre y se me hincha la vena de la frente. Aprieto los puños y tengo unas ganas tremendas de salir de el coche para secuestrarla. El maldito se va por su lado y mi princesa va con su hermano. Se dirigen a su casa. Yo me marchó a la mía. Al entrar, mi criada me recibe con una sonrisa, esa estúpida quiere acostarse conmigo desde que entró.
—¿Ya esta preparado mi baño, Sue?— Pregunté, ignorando su mirada de gata en celo.
— No, Señor Malik.— Contestó Sue.— Ahora mismo me estaba encargando de preparárselo a su gusto.
— Pues no tardes mucho.— Dije finalizando nuestra corta charla.— Quiero bañarme lo más pronto posible.
Pov's Dunny Hemmings.
Me levante de mi cama con la intención de salir a pasear por la ciudad. Era verano por lo que me puse un pantalón corto y una camiseta de tirantas. Al salir me despedí de mi hermano, solo de el ya que vivíamos solos. Nuestros padres nos abandonaron cuando Luke tenía 18 recién cumplidos. El no quería que fuera a un centro de adopción por lo que se busco la vida para mantenernos. Es un verdadero héroe.
Tiempo después, ya casi eran las nueve de la noche. El día oscureció. De pronto, me encontré en el suelo con un cuerpo encima mío, un cuerpo masculino. El chico me miró y, ¿Sonrío? Me ayudo a levantarme, con su sonrisa aún en el rostro. Era un chico alto, quizás unos 8 centímetros más que yo, por lo que tenía que levantar la cabeza para verle. Era de tez morocha, un cuerpo musculoso y sensual, junto a unos hermosos ojos color miel y unos labios muy rosados.
— ¿Te encuentras bien?— Parecía preocupado por mi.— Lo siento, soy muy torpe, iba distraído mirando mi celular y no te vi.— Me sonrío.— Soy Zayn Malik, ¿Y tú?
— Si, estoy bien.— Le devolví la sonrisa.— Me llamo Dunia Hemmings pero me dicen Dunny.
— Encantado de conocerte, hermosa.— Besó mi mano.— ¿Y qué haces por aquí a estas horas?
— Pues paseaba y se me pasó la hora.— Dije con una sonrisa.
—Si quieres puedo acompañarte a tu casa, ¿Sí?— Yo asentí y el sonrío.
Me acompaño hasta casa. Cómo todo un caballero, de los que ya no hay. Bueno, mi novio Carlos si era de esos caballeros. El tenía mi edad, estaba en mi curso. El siempre fue el chico popular, mientras que yo era la chica invisible. Nos conocimos gracias a mi hermano, que era su amigo. Cuando empezamos a salir mi hermano le propinó unos cuantos golpes de advertencia. La verdad, desde siempre, Carlos era todo un príncipe conmigo. Nunca miraba a otras chicas, nunca me hacía llorar y siempre me decía que yo era su princesa. Simplemente, no me veía sin él, no visualizaba una vida sin sus sonrisas, sin sus risas, sin su voz cuando me cantaba a través del móvil para que durmiera. Sería algo raro que alguien me secuestrará, ¿No?, eso solo ocurre en las películas.

by Pris ♡
FICHA ACEPTADA
Tu ficha está aceptada, suerte.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fight, run or die. {Resultados

Mensaje por holmes. el Mar 06 Mayo 2014, 11:30 am

Mainstream. escribió:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Nombres: Rayn Howell & Lee Taemin
Roles: Ella amistosa & él frío
Representantes: Cher Lloyd & Lee Tae Min
Escrito:
Spoiler:
Caspar era un simple chico que vivía en la no tan tranquila Paris, ya saben, la ciudad del amor, aunque eso no es siempre cierto. Su madre, quién había conseguido que la reasignaran, había hecho un escándalo acerca de si Caspar iba con ella o se quedaba con su padre en Paris. Su padre, quien había sugerido el divorcio, quería que Caspar se quedara con él y con su amante, la causante del divorcio, para que Caspar "reiniciara su vida" sin su madre biológica. Pero Caspar no era idiota, y aunque esa chica 10 años más joven que su padre, a pesar de ser amable y dulce con él, y amar verdaderamente a su padre, nunca reemplazaría su histérica e intranquila madre. Con una sonrisa tranquila, un niño de tan sólo 10 años calmó a la señora Lee con un simple "Iré contigo, madre", una sonrisa tranquila y un leve movimiento de manos.
Cuando llegó a Londres, lugar de la reasignación de su madre, no fue aceptado inmediatamente por los chicos de su barrio. Su acento era raro, y muchas veces terminaba hablando francés al no saber qué palabras utilizar en inglés. Sus vecinos no eran del todo pacientes y por eso prefirieron no hablar con él, al menos hasta que pudiera hablar inglés decentemente.
El hecho de que nadie en su cuadra quería hablar con él lo volvió un poco antisocial, por lo que le fue difícil relacionarse con otras personas cuando comenzó la escuela. A veces se llenaba de valor y le dirigía la palabra a alguno de sus compañeros, pero este sólo le ignoraba. Nadie tenía la mínima intención de relacionarse con el extranjero. Un tiempo después, Caspar aceptó la realidad y también dejó de intentar hablar con otros.
Su capacidad de ser antisocial logró que Caspar desarrollara gustos algo extraños. Lo único que él hacía era dormir todo el día y estar en la computadora de madrugada. También, su actitud al hablar con alguien no era la mejor, por lo que prefería mostrarse indiferente, aún cuando le estuvieran hablando. Ya que ni su madre soportaba su horrible personalidad, le dio todos los lujos que él quiso, con tal de permanecer alejado de ella lo mayormente posible. Uno pensaría dos veces al regalarle la taza con el logo de "Mi madre es la #1" el día de las madres, pero a Caspar ya le daba igual eso, él tenía todo lo que quería y necesitaba.
Aún siendo una persona antisocial, mal educada y caprichosa, él seguía siendo Caspar, un chico de 13 años que quería vivir como un adolescente normal, con amigos, risas y diversión. Por eso, una solución para el problema de su incapacidad para socializar, fue internet.
Él tenía miles de amigos en línea, muchos de ellos medianamente famosos en sus ciudades por razones que nunca le dijeron a Caspar, pero a pesar del misterio ellos eran la solución perfecta para la vida horrible y desastrosa en la que Caspar vivía. Pero, aún si eran la solución, sólo eran una fantasía con la que hablar en la noche y en los recesos de la escuela. Caspar no podía escapar de su realidad siendo una persona solitaria.
Un día, uno de sus amigos, el más cercano a Caspar, le aconsejó que pusiera un poco de su parte cuando hablara con otros.
“Si tú te sigues manteniendo indiferente nadie va a querer hablarte, y en parte es por eso que nadie te habla y te muestras indiferente. Como un círculo vicioso”.
Caspar se mantuvo pensando en ello toda la noche y parte de la madrugada. Y tenía razón. Nunca lograría nada mostrándose así.
Ese mismo día, Caspar amaneció con una gran sonrisa en el rostro, para luego volver a dormir como hacía normalmente.

Hasta ahora no había tenido oportunidad de poner en práctica lo que había decidido hacer hace unas semanas. Nadie le había hablado más que su madre, y no había tenido oportunidad de entablar una conversación con ella, aunque no es como si quisiera. Pero había intentado, sin logro alguno.
Estaba por darse por vencido. Era como si él no existiera, y nadie hablaría con un fantasma, ¿no? No, nadie lo haría. Eso estaba claro para él.
Ahora mismo se encontraba en el banco de una plaza que daba hacia la calle. Hacía calor y él se encontraba comiendo un cono de helado mientras revisaba su celular. No había nadie en línea, por lo que lo guardó y siguió comiendo su cono. Se imaginó a sí mismo en esa situación, pero a los ojos de otra persona, y era simplemente patético. Entendía el por qué nadie le hablaba.
Volvió a revisar su celular. Nadie en línea.
Había un silencio extraño en el lugar. Cada tanto pasaban uno o dos autos por esa calle, y lo único que podía escucharse era el cantar de algunas pocas aves, algo extraño para la ajetreaba ciudad en la que se encontraba. Tanto silencio lo estaba desesperando, pero tenía un helado que comer y él era muy estricto con la comida. A pesar de estar delgado, comía mucho y nunca dejaba una comida a medio comer. Más ahora, con el calor que hacía solo un helado podía refrescarte.
Escuchó unos pasos extraños a lo lejos que iban acercándose y miró de dónde provenían. Un chico venía corriendo por la vereda, pero Caspar simplemente lo ignoró. Estaba lamiendo la punta de su helado de vainilla cuando escuchó un ruido sordo proviniendo de enfrente de él. El chico se había caído, y parecía que se había lastimado.
Caspar reaccionó al instante. Dejó su helado a un lado y se paró para ayudarlo, sin importarle que el cono se había volteado y ahora estaba desparramado por toda la banca.
—¿Estás bien? —dijo, arrodillándose a su lado. Probablemente este fuera el acto más heroico y significativo que hizo en toda su vida, pero poco importaba ahora, el chico parecía haberse doblado el tobillo, y su muñeca estaba raspada—. Estás herido.
—Sí —el chico de nombre desconocido tenía el ceño fruncido y miraba con dolor su pierna mientras masajeaba su tobillo.
—Espera —Caspar sacó la servilleta que venía con el helado que había guardado en uno de los bolsillos de su pantalón y se lo ofreció a la chico—. Toma.
Al principio el chico miró el pañuelo improvisado sin entender, hasta que su muñeca ardió sorpresivamente y se dio cuenta de que sangraba.
Un poco ruborizado, aceptó la servilleta pronunciando un leve “Gracias” y comenzó a limpiar su herida, para luego presionar sobre ella intentando parar el leve sangrado que tenía. El chico levantó la cabeza para mirar a quien le había ayudado, y se encontró con el rostro de un chico manchado en la zona de la barbilla con lo que parecía helado. No pudo evitar soltar una pequeña risa.
—Perdón —volvió a mirar al chico que estaba confundido del por qué la risa—, pero te hubieras guardado la servilleta —comentó mirando con una sonrisa a Caspar.
Él frunció el ceño mientras el extraño señalaba su boca. Él la tocó para encontrar helado derretido en sus dedos y se sonrojó fuertemente por la vergüenza.
El muchacho quitó el papel de su herida y, al ver que no sangraba más, abrió la servilleta y limpió la comida de la cara del chico con delicadeza mientras éste se sonrojaba.
—¿Vainilla? —había preguntado, mientras Caspar se sonrojaba aún más fuerte y el chico sólo reía. Cuando se aseguró de que ya no estaba manchado volvió a doblar la servilleta y se paró, ofreciendo su mano para que el chico también se levantara. Él, aún sonrojado, la aceptó y pronto ambos estuvieron frente a frente sin decir ni una palabra.
—Eh… —Caspar quiso decir algo, pero las palabras simplemente no salían.
—Gracias por ayudarme —dijo él, al ver que Caspar no diría nada— y perdón por molestarte mientras estabas comiendo; algún día te pagaré ese helado.
—Oh no, no es necesario —negó rápidamente.
—Lo haré —él sonrió y él no pudo negarse al ver esos ojos que demostraban que en serio quería pagar por molestarlo, aunque no había sido ninguna molestia.
—E-está bien… si tú lo dices.
—Bueno, lamento mucho lo que pasó, pero debo irme. Adiós.
Sin decir una palabra más, él le dio una última sonrisa y luego se alejó caminando hacia donde se dirigía, intentando no forzar su pierna. Caspar lo miró alejarse hasta que la perdió de vista.
¿Qué rayos había pasado?

Esa noche Caspar no dejó de pensar en el encuentro con el chico. Su cuerpo había actuado por si solo, y se sentía tremendamente avergonzado. Aunque sea un desconocido, lo habían visto en las condiciones en las que se encontraba. Tal y como él se había imaginado: patético. Si pudiera, desearía que ese chico nunca se hubiera caído, y él nunca le hubiera ayudado. Pero no podía, lo único que podía hacer era pretender que nunca pasó, pero sería inútil si él no hacía lo mismo.
Ahogando su cara en la almohada, sacó su teléfono y se conectó. Había un conectado, y era el mismo que le había dado el consejo de ser social. Ahora que lo pensaba, tal vez ayudó al chico porque su subconsciente quería hacerle caso a su contacto y ser más social, pero mira lo que pasó.
Caspar comenzó a hablarle, lo regañó y le contó todo lo que había pasado, con una extraña sonrisa en el rostro. Y también se lo imaginaba a él con una sonrisa, leyendo las incoherencias de Caspar y cómo él le contaba su terrible vergüenza, sin guardar nada.
A eso de las dos de la mañana, ellos se despidieron, no sin antes el chico decirle a Caspar que estaría unos días en Londres, y que tenía un nuevo sabor de helado preferido.
Spoiler:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
FICHA ACEPTADA
Tu ficha está participando, suerte.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fight, run or die. {Resultados

Mensaje por chihiro el Mar 06 Mayo 2014, 2:55 pm

gracias por aceptar mientras estaba en clase angs <33

___________________________________________

" Birds flying high
You know how I feel
Sun in the sky
You know how I feel
Breeze driftin' on by
You know how I feel "
avatar


Ver perfil de usuario http://lachicaimposible.tumblr.com
------
------

Volver arriba Ir abajo

Re: Fight, run or die. {Resultados

Mensaje por holmes. el Mar 06 Mayo 2014, 4:06 pm

de nada c:
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fight, run or die. {Resultados

Mensaje por wasteland el Mar 06 Mayo 2014, 4:06 pm

:3
avatar


Ver perfil de usuario http://pizza-tac0s-suicide.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Fight, run or die. {Resultados

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 13. Precedente  1, 2, 3, ... 11, 12, 13  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.