O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Extrañas criaturas [Resultados
Hoy a las 7:34 pm por WantToWrite11

» Extrañas criaturas - Arco 1. Los renacidos, capítulo 2
Hoy a las 7:33 pm por WantToWrite11

» Survive. (Audiciones abiertas.)
Hoy a las 7:18 pm por shaoi.

» trust the unknown
Hoy a las 6:18 pm por chihiro

» Valley of wolves.
Hoy a las 6:01 pm por hypatia.

» Heroes. (Muro Interactivo)
Hoy a las 4:32 pm por yagmur.

» MY POWER |Celyn|
Hoy a las 4:13 pm por peraulata

» Guerra de Sexos; muro.
Hoy a las 3:03 pm por roman.

» EL NERD | HS |
Hoy a las 1:52 pm por TecnoPanda2419

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

Divergente. {Novela Colectiva}

Página 1 de 5. 1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Divergente. {Novela Colectiva}

Mensaje por beige el Dom 02 Feb 2014, 6:46 am

 Titulo: Divergente.
 Autor: Es una novela colectiva; algunas chicas y yo.
 Adaptación: Sí, créditos a la increíble Verónica Roth.
 Género: Acción, thriller, drama, romance.
 Advertencias: Escenas muy violentas y partes hot (depende de las escritoras).
 Otras páginas: Ninguna. 





   

   
Divergente.

Novela Colectiva.

La humanidad ha estado a punto de extinguirse a causa de una serie de terribles guerras. Por eso, la sociedad creada al comienzo de la gran paz ha decidido agrupar a las personas en cinco facciones, que tratan de erradicar los males que les llevaron a la guerra. Quienes culpaban la agresividad, crearon Cordialidad. Los que culpaban la ignorancia, se agruparon en Erudición. Contra el engaño surgió Verdad, contra el egoísmo, Abnegación, y contra la cobardía, Osadía.


Entre los dieciséis y diecisiete años, cada individuo debe elegir si permanecer en la facción de sus padres o cambiarse a una nueva, que supondrá considerarla su familia. Si se cambia, tendrá que renunciar a volver a ver a los suyos. Tras la Ceremonia de Elección, todos los chicos deben pasar por un proceso de iniciación: el que no lo supere se quedará sin facción, convertido en un paria.

Cinco chicas deciden arriesgarse al cambio. Un cambio que les supondrá arriesgar su vida en incontables ocasiones. Un cambio que las meterá de lleno en la lucha por la supervivencia. Un cambio que pondrá en peligro su secreto. Un cambio que las hará más fuertes o llevarlas a la locura. Un cambio gracias al cual puede que encuentren el amor.

¿Serán capaces de afrontarse a lo que supone ser Divergente
?

copyright · lumsx





Turnos

 Noe.
 May.
 Cassiel. (Ángel)
  Rita.
▷ Mel.



Reglas

 Lo primero, ¡divertirse!
 Respeto entre todas, peleas fuera del tema. Hay que comentar en todos los capítulos de todas.
 Compromiso y responsabilidad, ninguna queremos que la novela se quede estancada. 
  El plazo para subir capítulo es de una semana, siete días. Si por cualquier cosa no podéis subir vuestro capítulo (falta de imaginación, de tiempo, etc) mandarme un MP o avisar por el muro interactivo. No hay faltas ni sanciones, pero tampoco hay que abusar. Entiendo que todas tenemos estudios y vida social; además, escribir bajo presión es horrible.
Se usará el guión de diálogo {—}, no el de teatro.
El mínimo es de dos hojas de Word, y el máximo vuestra imaginación. 
Debe narrarse en primera persona, en presente. No al plagio.
Por favor, buena ortografía y saber redactar. Usar el corrector siempre u os haré corregir las faltas de cohesión y ortografía. Soy muy maniática con eso. Espero no tener que hacerlo.
Al final de cada capítulo tenéis que poner en spoiler el nombre de la siguiente escritora.




Cabecera

Open me.:


NÚMERO DEL CAPÍTULO
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
TÍTULO DEL CAPÍTULO       .


 


Texto del capítulo Texto del capítulo Texto del capítulo Texto del capítulo Texto del capítulo






Última edición por BrightParadise¤ el Miér 16 Abr 2014, 9:24 am, editado 4 veces
avatar


Ver perfil de usuario http://www.wattpad.com/user/BrightParadise_

Volver arriba Ir abajo

Re: Divergente. {Novela Colectiva}

Mensaje por Wicked el Lun 03 Feb 2014, 1:15 pm

Código:
<br><div style="font-family: Great Vibes; color: #A4A4A4; text-shadow:1px 2px 1px black; font-size:40px; text-align:center; letter-spacing:-1px; position: relative; top: 0px;">Cabecera</div><center><div style="width:325px; height: 3px;background: #8A969E; border-right: 175px solid #424242; margin-top: 0px;"></div>
<div style="width:500px;">[spoiler="Open me."]<center><link href='http://fonts.googleapis.com/css?family=Great+Vibes' rel='stylesheet' type='text/css'>
<br><div style="font-family: Great Vibes; color: #A4A4A4; text-shadow:1px 2px 1px black; font-size:60px; text-align:center; letter-spacing:-1px; position: relative; top: 0px;">NÚMERO DEL CAPÍTULO</div><div style="width:325px; height: 3px;background: #424242; border-right: 175px solid #8A969E; margin-top: 5px;"></div><div style="width: 500px; height:250px; margin:auto; background-image:url(IMAGEN O GIF DEL CAPÍTULO)">[size=7][url=http://onlywn.activoforo.com/u15656][color=#424242][font=Verdana]By Charlie.[/font][/color][/url][/size]</div><div style="width:325px; height: 3px;background: #8A969E; border-right: 175px solid #424242; margin-top: 0px;"></div><div style="font-family: Great Vibes; color: #A4A4A4; text-shadow:1px 2px 1px black; font-size:42px; text-align:right; letter-spacing:-1px; position: relative; top: 0px;">TÍTULO DEL CAPÍTULO      [size=1] .[/size]</div></center>

<div style="font-family: Verdana; font-size: 15px; text-align: justify; color: #ffffff;"> 


Texto del capítulo Texto del capítulo Texto del capítulo Texto del capítulo Texto del capítulo


</div>
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Divergente. {Novela Colectiva}

Mensaje por beige el Mar 11 Feb 2014, 7:23 am



Capítulo 01
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Noelle Popplewell.  

Testing.   .


 

En las enormes extensiones de manzanos de Cordialidad siempre se respira la paz. Es como si respirases rayos de sol.

Me encuentro sentada en la hierba, bajo un manzano, dibujando la puesta de sol en mi bloc de dibujo. Hace calor, aunque de vez en cuando una suave brisa acaricia la hierba y la hace estremecerse. El rosa, el naranja, el blanco, el amarillo, el violeta y el rojo sangre salpican el cielo mientras el sol se va escondiendo... al igual que salpican de vez en cuando mi vestido amarillo.

Guardo los pinceles satisfecha con mi trabajo, y suspiro, apoyando la cabeza en el tronco del manzano. Mientras miro cómo la gran bola de fuego sigue escondiéndose, en la mitad de su totalidad, la realidad me golpea de nuevo.

Mañana son las pruebas de aptitud.

No tengo miedo, siempre he sido una chica bastante simple. Supongo que saldrá Cordialidad, incluso puede que Abnegación. Lo que me inquieta es el proceso para categorizarme. Siempre he pensado sobre qué consistirá esa prueba. ¿Será peligrosa? ¿Dolerá? ¿Requerirá de cierta inteligencia, como en los exámenes del instituto?

                                                                           oOo

Camino entre los cientos de estudiantes hacia mi edificio. A pasar al lado de la gran escultura de metal frente a él, escucho el silbido del tren. Me doy la vuelta y veo la gran máquina a unos metros. Pasa a toda velocidad frente al instituto, sin detenerse (como siempre), haciendo que tenga que sujetar el dobladillo de mi falda granate, y una marea de jóvenes vestidos de negro salta de los vagones. Algunos dan traspiés, otros ruedan por el suelo, y otros caminan tranquilamente dando unos pasos para estabilizarse. Los osados. Uno de ellos, moreno, viendo el espectáculo de mi falda, me guiña un ojo y me mira a los ojos, arrogante. Le devuelvo la mirada seria, le doy la espalda y me dirijo a clase.

Siempre he admirado su capacidad para enfrentarse a cualquier cosa. Son valientes, aunque un poco temerarios. Me pregunto qué se sentirá pasar un día entre los osados. Sentir la adrenalina de experiencias nuevas. Hacer lo que quieres. Ser libre. Sacudo la cabeza cuando suena el timbre para alejar esos pensamientos. Eso para mí no es posible. Tras las clases, me dirijo al comedor. Las pruebas se realizarán tras el almuerzo.

No suelo comer mucho, pero hoy he ingerido menos de lo habitual. Estoy muy nerviosa; estas pruebas determinarán mi futuro, mi vida. Los encargados de las pruebas nos llaman de diez en diez, según el apellido. Todos los encargados son abnegados, excepto un erudito y un osado, ya que las reglas establecen que no puede examinarte un miembro de tu misma facción.

Nos sentamos en círculo y jugamos a un juego de palmas. Mis vecinos van pasando ante mis ojos al interior de las salas. Cuando llaman a Calíope Fergusson, una vecina a la cual conozco de vista, levanto la mirada, que tenía fija en las manos del chico de en frente, perdida. Siempre me he llevado bien con todo el mundo, aunque soy una chica muy introvertida; mis sentimientos nunca han sido tema de conversación con nadie. Siempre he sido solitaria. Me concentro en el latido de mi corazón, e intento calmarlo.

Para tranquilizarme un poco observo a los demás en las otras mesas. Los veraces, vestidos de blanco y negro, debaten. Los eruditos de ropas azules, y los abnegados, de ropas grises, se mantienen tranquilos. Mi mesa, de cordiales con colores amarillo y rojo, conversa alegremente. Sin embargo, los osados son los que alborotan el comedor y lo revolucionan. Hablan entre gritos, eufóricos, riendo a carcajadas. Eso también es algo que admiro de ellos. Pasarlo tan bien.

"Noelle Popplewell"

Al escuchar mi nombre me levanto, alisándome la falda, y me dirijo a la sala número cinco. Me tiemblan las manos, por lo que las cierro en puños a mis costados y trago saliva, conteniendo las ganas de llorar. Al entrar en la sala, me esperan una osada y un erudito. La osada me sonríe cálidamente, pero el erudito me observa, perspicaz. Me evalúa con la mirada antes de irse y yo se la devuelvo. La sala está decorada únicamente por un asiento, como el de los dentistas, y una máquina al lado de éste. Las paredes están recubiertas de espejos, y las luces me ciegan un poco. Mi reflejo es una llama roja comparada con la habitación y con la ropa de Tori.

-Hola, me llamo Tori. Siéntate y ponte cómoda. -Supongo que tras ver mi expresión, añade. -Tranquila, no duele.

Suspiro un poco debido al alivio y me siento torpemente. Mientras ella manipula la máquina, me fijo en los cables que recorren sus brazos y en sus tatuajes. Siempre he querido hacerme un tatuaje.

Tori me coloca unos cables que nos conectan a las dos con la máquina, y me da un frasco. Contiene un líquido transparente.

-Bébetelo.

-¿Qué es? -Agarro más firmemente el frasco porque me tiemblan las manos. -¿Por qué... ?

-No puedo decírtelo. Confía en mí.

Trago saliva, respiro hondo para intentar calmarme y decido confiar en ella, al igual que cuando dijo que no iba a doler. Me repito eso en la cabeza mientras elevo el frasco y dejo que el líquido se deslice por mi garganta. Cierro los ojos.

Al abrirlos me encuentro en el comedor, vacío, sentada en una silla. Frente a mí hay dos cestas: una contiene un trozo de queso... y la otra un cuchillo tan largo como mi brazo. Una voz de mujer, a mi espalda, me reclama.

-Elige.

-¿Por qué? ¿Para qué? -Miro a mi alrededor. Estoy sola.

-¡Elige! -Me grita.

Siempre he odiado que me obligasen a hacer cosas, y más si me agobian de esa manera, por lo que mi cabezonería sale a la luz, y me agarro a la mesa para no contestarle mordazmente a la voz. Me levanto enfadada, olvidando las cestas y buscando a la persona que me grita.

-Como prefieras. -Dice la voz, y las cestas desaparecen.

Tras eso, escucho un ruido a mi espalda.

Un perro. Es enorme, negro y me enseña los dientes, gruñendo. Me encantan los animales, pero ese perro parece más una máquina de matar que un perro normal. Me quedo paralizada mientras se acerca lenta, muy lentamente a mi. Mierda. Tendría que haber elegido algo de la cesta.

Tras el shock, mi cabeza empieza a funcionar rápidamente. Los perros huelen el miedo, huelen sustancias que nuestras hormonas segregan; además, estudié que mirarlos directamente a los ojos es señal de agresión. Con mucho cuidado me siento sobre mis tobillos, con las manos apoyadas en los muslos. Agacho la cabeza mientras el perro ladra atronadoramente, y siento su aliento en mi cara. Estoy a punto de llorar cuando noto cómo algo húmedo me acaricia la mejilla izquierda.

Levanto la mirada y me encuentro con una versión bastante diferente del perro. Saca la lengua y ladra alegremente mientras le acaricio el hocico. Incluso parece más pequeño.

-Me has dado un susto de muerte, ¿eh?

De repente, al otro lado de la sala aparece una niña pequeña llamando al perro, feliz. Reacciono en una milésima de segundo. Justo cuando el perro ladra y se impulsa hacia la niña para atacar, me lanzo contra él y le empujo con todas mis fuerzas, golpeándolo con el hombro y el codo.

Caigo al suelo y ya no estoy en el comedor, sino sentada en un autobús. Estoy desconcertada. Un hombre lee un periódico a mi lado. Sus manos están llenas de cicatrices, mutiladas, y su expresión es escalofriante. Inconscientemente, me alejo tanto como puedo de él en el asiento.

-¿Lo conoces? -Me pregunta mientras me enseña la portada, donde puede leerse "Brutal asesino por fin atrapado". Al mirar la foto del asesino me viene un recuerdo vago, como si le conociese. Pero el instinto me dice que es mala idea decírselo al hombre.

-¿Eh? ¿Lo conoces? -Insiste el hombre.

-No. No lo conozco. -Le contesto impaciente, mirando al frente para no tener que verle más el rostro, o al menos fingir que no está allí.

-Mientes. ¡Podrías salvarme! ¡Dímelo! -El hombre está fuera de sí. Y yo odio que me presionen.

-¡No lo conozco! -Le grito, cansada de su actitud y un poco asustada.

                                                                     oOo

Abro los ojos sudorosa, tomando aire. Tori está recogiendo los cables y está un poco pálida. ¿Tan mal lo he hecho? Soy una inútil. ¿No sabe cómo decirme que soy una inútil? Las ganas de llorar vuelven.

-Increíble. -Dice al tiempo que me mira a los ojos.

-¿Q-Qué pasa?

-Escúchame, Noelia Popplewell. No le digas a nadie esto. A nadie. Actúa normal. Pasa siempre desapercibida. No llames la atención. No levantes sospechas. -Con cada palabra voy entendiendo menos. La tensión que mana del cuerpo de Tori puede cortarse con un cuchillo. -En tu prueba pondré Cordialidad, ¿entiendes? Si alguien te pregunta, alguna vez, tienes que decir que en tu prueba salió Cordialidad.

-P-pero no podemos hablar de las pruebas, de todas formas. ¿Por qué iba alguien a querer saber el resultado de mi prueba? ¿Es que no soy apta para ninguna facción?

-No. -Ella me mira seria, decidida y comprensiva, aunque como si hubiese dicho algo completamente ilógico. Supongo que, tras ver mi expresión, continúa. -Se supone que tienes que ir descartando facciones conforme vas pasando niveles en las pruebas. En tu caso sólo se ha descartado Verdad, aunque Abnegación no del todo. Tuve que modificar tu prueba, por lo que Verdad quedó descartada. Las otras...

-Entonces... ¿qué soy? ¿A dónde lleva todo eso, todas esas pruebas? ¿Qué aptitud o aptitudes tengo? -El corazón me palpita rápido. No entiendo nada.

-Todo esto nos lleva a que eres especial. Eres lo que ellos llaman... Divergente. -La última palabra la dice susurrando, en un tono de voz tan bajo que casi no lo escucho. -Esta situación es extremadamente peligrosa.

Tras esa confesión, todo se queda en silencio. Trago saliva y siento cómo el nudo en el estómago se retuerce. Pensé que mi prueba daría Cordialidad. Soy simple. Siempre lo he sido. Bueno... no del todo. Me levanto del asiento y miro a Tori, que me mira, compasiva.

-Ve a casa y descansa. Pondré que tras las pruebas te sentiste mal y por eso salieron inconcluyentes. -Asiento y suspiro. -Ten cuidado.

-Lo tendré. Muchas gracias. -Me sonríe para darme ánimos y yo le devuelvo la sonrisa, agradecida por todo.

                                                                          oOo

Salgo del edificio y me dirijo en autobús a casa, aún conmocionada. La palabra Divergente no deja de flotar en mi cabeza. Puedo elegir. Osadía, Erudicción y Cordialidad. Abnegación se supone que también, pero no me gusta la vida abnegada.

Llego a casa y paseo entre hojas secas de los árboles, deleitándome del paisaje. Siempre me maravillo de las tonalidades de las hojas, del cielo siempre azul, del olor a madera, a naturaleza, de la explosión de colores de mi facción... De la que puede seguir siendo mi facción, si lo decido.

En la cena, sentada frente a mis padres, nos mantenemos en silencio. Nos pasamos la comida dedicándonos sonrisas de agradecimiento, pero no articulamos palabra.

-¿Qué tal el día, cielo? ¿Has estado nerviosa? -Me pregunta, mientras mi padre también me interroga con la mirada. Parecen preocupados, pero cubiertos por un manto de tranquilidad. No sé si por el pan, el suero (lo que es lo mismo) o por otra cosa.

-Al principio, sí. -Contesto y me encojo de hombros para dar énfasis y dar a entender que estoy tranquila. Aunque no lo esté. Además, no debo ni quiero hablar de las pruebas.

Ellos me miran, como esperando algo de mí. Siempre me han mirado así, y ahora sé interpretar su expresión. Me miran esperando algo. Decido pasarlo por alto -de momento- y me dirijo a mi cuarto.

Me ducho, me pongo el pijama y me tumbo en la cama, mirando por la ventana. Las estrellas brillan como diamantes, lejanas, salpicando el cielo. Siempre me ha gustado mirar las estrellas; tumbarme en verano en el manzanar o entre los melocotoneros y contemplarlas.

No quiero pensar en mañana, en la Ceremonia de la Elección. Aún no tengo claro lo que haré, ni siquiera he pensado fríamente en ello. No sé lo que quiero, al menos no con certeza. Me voy quedando dormida pensando que, elija lo que elija, las estrellas siempre brillarán ahí arriba.

Mi destino está escrito. 



¡ Holi !:
 Siento haber tardado tanto, de verdad. Perdón de nuevo. Espero que os guste y que esté bien y a la altura de la novela. La siguiente es May. ¡Espero impaciente el capi cielo!  


Última edición por BrightParadise¤ el Jue 01 Mayo 2014, 5:46 am, editado 1 vez
avatar


Ver perfil de usuario http://www.wattpad.com/user/BrightParadise_

Volver arriba Ir abajo

Re: Divergente. {Novela Colectiva}

Mensaje por Walters. el Mar 11 Feb 2014, 8:44 am

Asdfghlsfkgedoclgeoqdlckhjwowpfpdkwnxncjslalslglkakskfkglwlrlg
Holi otra vez :DD
Amé tu cap! Fue genial, adoro como escribes:3
Kskclflsxk no sé qué decirte, me dejaste sin palabras ^^
Bueno, espero el siguiente cap
Besos, Ángel
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Divergente. {Novela Colectiva}

Mensaje por Wicked el Mar 11 Feb 2014, 12:48 pm

ME ENCANTA COMO ESCRIBES ASDFGHJKHD NO UEDO ESPERAR A QUE SEA MIS TURNO. MAY MUJER TE TENGO EN LA MIRA     Y TE ESPERO
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Divergente. {Novela Colectiva}

Mensaje por TheGirlImpossible el Mar 11 Feb 2014, 9:27 pm

OMG Noe! O_____O tu capitulo fue perfecto!  :omg: 
te quedo hermoso ♥ no se como le haces para no tener errores, pero no los tienes y ademas te quedo largote y todo*-* wii somos concordia!! :D que genial! Ahora tengo una idea de como hacer mi capitulo y me encanta que Noe dibuje y que Tori fuera quien le dijera lo de los divergentes, en fin, no puedo esperar a saber que sigue luego con ella! :D

Por cierto, mañana o pasado subiré mi capitulo, veré cuantos dias me quedan xD es que no quiero retrasar la nove!

besos!
avatar


Ver perfil de usuario https://www.wattpad.com/user/TheGirlImpossible

Volver arriba Ir abajo

Re: Divergente. {Novela Colectiva}

Mensaje por TheGirlImpossible el Jue 13 Feb 2014, 5:01 am



Capítulo 02
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Calíope Fergusson


—Calíope, bájate ya de ese árbol por favor –Pidió una mujer alta y delgada, de cabellera rubia mientras me observa con sus ojos almendrados.
Escale aun más alto de lo que me encontraba, tengo aquella extraña reacción todo el tiempo, nada mas alguien me dice que no hiciese algo y era lo primero que pasaba; simplemente no puedo controlarlo. Lo he hecho desde pequeña. Mis manos se lastiman con el tronco del árbol y se me clavan astillas en los dedos, aprieto con fuerza mis labios pero continuo con mi trabajo, aquel árbol es el más alto y el que más me gusta para trepar, pero mi madre no entiende eso.
—Calí… –pronuncio con voz cansada–. Por favor cariño, vas a lastimarte.
—¡Vaya! ¡Tienes que verlo mamá la vista es estupenda! –exclamo entusiasmada, mientras me pongo de pie y contemplo el resto del mundo, que no suele parecer tan grande dentro de la sede de Cordialidad –mi casa–, pero sé que hay mucho mas por explorar y algún día espero hacerlo.
Mi madre continua hablándome, pidiendo de forma amable y sin perder el control que debo volver al suelo, que necesito tomar un descanso y dejar de ser tan hiperactiva, bah, eso dice ella que nunca hace nada fuera de lo normal. Los Cordialidad podemos ser demasiado amables y aburridos a veces y es mucha tranquilidad para mi gusto.
Observo hacia arriba y una mariposa se posa en la rama sobre mi cabeza, sonrió al contemplarla y trato de alcanzarla estirando mi brazo izquierdo, mientras me sostengo del tronco con el otro. Me hubiera gustado decir que logre tocarla y contemplar sus colores de cerca, pero digamos que bueno, ocurrió todo lo contrario. Escuche los gritos de mi madre tan pronto oí el crujir de la rama bajo mis pies, segundos después esta se había roto y me encontraba cayendo contra el suelo.
Cerré mis ojos esperando el impacto mientras mi corazón latía desbocado, tenia tanto miedo, tanto vertido y a la vez ganas de saber que se sentiría al final, que mi reacción me sorprendió hasta a mí misma, cuando estire mis brazos y me sostuve de la primera rama que tocaron mis manos. Mi cuerpo se sacudió con brusquedad y solté un grito, abrí mis ojos y vi hacia la rama, la cual apenas soporta mi peso y mis brazos están cansándose. En el suelo, mamá llama a otras personas que se asoman de los manzaneros a observar.
Bien, otro patético espectáculo de Calíope Fergusson.
Como puedo me estabilizo alrededor del tronco y comienzo a descender hasta el suelo, cuando finalmente caigo, mi pecho se aprieta y cierra provocándome dolor, me hallaba tan agotada…
—Calíope, ¿te encuentras bien? –pregunta mi papá, corriendo a mi lado. El es pelirrojo como yo y sus ojos son azules, sonrió débilmente mientras cierro mis ojos.
—¿Lo viste? Seguro fue una caída estupenda –murmuro y el sonrió.
—Ay, ¿Qué haremos contigo? Casi nos das un susto de muerte, tu madre…
El no necesito terminar la frase, seguramente le indujeron el suero de la paz, con lo loca que se puso… Supongo que tengo crédito en ello, suelo poner locos a mis padres, lo cual me hace sentir culpable, pero yo no planeaba caerme o lastimarme, no planeaba preocuparlos.
Johanna Reyes se acerca poco después de que mi padre me ayuda a ponerme de pie, abriéndose paso entre los demás espectadores y me observa de la manera en que la mayoría lo hace: como si fuera un problema que lamentablemente no tiene cura. Ella es amable, sin embargo.
—No sé porque tenía la sensación de que eras tú otra vez –sonrió de lado.
—Lo siento –Me disculpo apenada–. Dejare que me inyecten el suero sin oponerme esta vez.
—No hace falta querida, creemos comprender porque te encuentras tan agitada hoy –Guarda sus manos en sus bolsillos–. Lo dejaremos pasar por esta noche Calíope, pero tienes que mantenerte calmada ¿de acuerdo?
Solo asiento avergonzada y ella se despide, platicando con otras personas, quienes se quejan porque no logre ser “calmada”. Camino con la vista en el suelo de camino a nuestra casa, mi papá mantiene un brazo rodeando mis hombros y el otro sosteniéndome del brazo, como si temiera que volviera a escaparme de nuevo; mamá no va a regresar aun por el momento.
Cuando entramos a nuestra pequeña y acogedora casa, me siento en el sofá y observo a mi padre.
—Qué quiso decir Johanna… ¿Con que comprendían mi ansiedad? No tengo ansiedad.
—Se refiere a la prueba de iniciación de mañana –Sostiene una botella de agua para mí y lo tomo, agradeciéndole el gesto–. Comprendemos que te sientes… Inquieta, todos los jóvenes de tu edad lo están.
—¡Yo no me siento así! –reprocho, porque no estoy ansiosa, ni siquiera pensé en ello hasta que acaban de recordármelo–. Sé que pertenezco aquí, esto es mi hogar.
—Lo decidirán las pruebas.
—Pero…
—Cariño, a veces creemos pertenecer a un lugar porque nos sentimos cómodos al respecto –Comenzó sentándose a mi lado–, pero incluso aunque estemos seguros, todo puede modificarse, puedes hallar un lugar que calce perfecto con tu personalidad, un nuevo hogar.
Observo hacia al frente, a nuestra chimenea apagada y a las fotografías familiares en el estante de arriba, ¿un lugar nuevo al cual llamar hogar? ¿Un lugar perfecto para mí? ¿Qué quería decir eso? Pensé que mi padre trataba de decirme que no encajo con los Concordia, porque soy algo inquieta, pero no es justo, soy amable y –aunque no lo parezca– soy tranquila, no me gustan las guerras o las discusiones. Soy lo que ellos han creado, tal vez a mi manera, pero lo soy. Parecerá raro, pero nunca pensé en que fuera distinta a los demás, en que no encajara. Me preguntaba si mi padre indirectamente estaba diciéndome todo esto porque él es un transferido de Osadía y a pesar de que ya tenía un hogar, lo cambio por otro. Papá nunca me deja preguntar sobre su antigua vida, siempre cambia de tema o dice que es descortés entrometerse donde no se debe. ¿Esta incitándome a que pregunte esta vez? Dentro de mí la ansiedad comienza a formarse nuevamente, deseo tanto saber sobre los secretos que oculta mi padre… ¿Pero me animaría a preguntarle al respecto?
—¿Crees que no pertenezco a este lugar? –Cambio de pregunta.
—Solo creo que tú idea de paz y tranquilidad es distinta al resto –Me guiña el ojo, palmea mi rodilla y se levanta–. Iré a ver a tu madre, por favor, recuéstate un poco.
—Claro. –sonrió nuevamente y el comienza a alejarse. Me giro en mi lugar y observo hacia él, sosteniendo el pomo de la puerta–. ¿Papá?
—¿Sí?
—¿Por qué dejaste Osadía, no eras como ellos?
—Descansa cielo. –Se gira ignorándome y se marcha tras la puerta.
Suelto un suspiro desanimado y me recuesto en el sofá, observo al techo, pensando en que sufro de ansiedad e hiperactividad y no lo acepto, en que estoy nerviosa por mañana, en que tal vez no pertenezco a este lugar… Tengo otros cuatro para escoger, ¿pero quiero realmente marcharme? Si me fuera, nunca sabría del pasado de mi padre, nunca volvería a tocar música, dibujar o trepar arboles, dejaría a mi familia para siempre. ¿Quiero dejar todo esto? Llevo dieciséis años en Cordialidad, toda mi corta vida, mis vecinos son amables y nos conocemos bastante, tengo muchos amigos y me gusta abrazar a todo el mundo, aquí me siento libre de correr por todos lados; hasta sé que me soy demasiado escandalosa, pero aquí no hay violencia, no hay malas personas, somos una gran comunidad. Somos una familia.
Si antes no creía estar ansiosa por mañana, ahora lo estoy completamente, papá me hizo pensar en la probabilidad de no pertenecer a este recinto, de que la prueba me indique que no soy compatible, ¿Qué haría si eso sucede? No me plantee elegir otro lugar, estaba decidida a elegir Cordialidad nuevamente, segura de que las pruebas no me dirían lo contrario, supongo que ser segura puede costar un poco caro. ¿Qué facción elegiré por si acaso? Tendré que estar preparada para las malas noticias, solo no se qué elegir. ¿Erudición? Puag, no. Definitivamente no, no soy inteligente hasta que me duela la cabeza.
¿Sinceridad? ¡Ni de broma! ¿Obligarme a decir la verdad todo el tiempo? Me gusta mi privacidad y mis pequeñas mentiras, no podría vivir allí nunca.
¿Abnegación? Bueno, esa no esta tan mal, pero ser un abnegado es un poco aburrido y ellos nunca pueden hacer cosas, por más que las deseen con el corazón, además no me gusta el color gris o sus peinados reservados.
¿Osadía? Bueno, ellos son almas libres, son valientes y siempre van por ahí a su manera, me gustaría mucho esa facción, sino fuera por lo violentos que pueden llegar a ser y yo soy partidaria de la paz y no de la violencia. ¿Entonces? No quiero ser una Sin Facción, me aterra pensar en ello, lo mejor que podía pasarme, seria que me tocara Cordialidad, entonces volvería aquí y así seria por el resto de mi vida.
Un golpe provoca que mis ojos se abran por el susto, me reincorporo y vuelven a golpear la puerta, suelto un suspiro y camino para abrirla, una chico de cabello castaño ondulado, ojos marrones y vestimenta color rojo espera del otro lado. Su semblante cambia de preocupado a aliviado tan pronto me ve.
—Oh Calí, estás bien –Me atrae hacia él con un abrazo.
—Claro que estoy bien, Andrew –digo separándome de él–. Sabes cómo exageran las personas.
—Eh si… Claro –sonríe inquieto–. ¿Damos una última vuelta, juntos? Esta anocheciendo.
—Bien.
Andrew es mi mejor amigo en mi facción, vive en la casa de al lado con sus tres hermanos pequeños y sus padres, suelen invitarme a tomar el té todo el tiempo y son muy divertidos. Andrew es de las personas que adora salir a caminar en la noche, bajo las estrellas y la luna, a veces ni siquiera platicamos sobre algo, simplemente nos relajamos con el silencio; tengo muchos amigos en el trabajo y en la escuela, pero el simplemente no tiene comparación. Para mi es único.
Mientras el platica sobre como el rellenaba un costal con papas y este se rompió, hoy en el trabajo, divise a Noelia Popplewell a lo lejos, seguramente yéndose a casa. Ella es una chica muy solitaria, no suelo verla platicar con muchas personas, a veces siento ese impulso de acercarme a saludarla, pero cambio de parecer cuando me pregunto si le molestara ser interrumpida. Mamá me dijo una vez, que las personas guardan distancia y silencio cuando tiene mucho en mente y debemos de respetarlo, así que supongo, que no quería interrumpir lo que sea que estuviera pensando; solo seguía con mis cosas, sin haberme acercado nunca.
—Calíope –Me llama Andrew–. ¿Qué crees que sea la prueba de iniciación?
—Tal vez es diferente según de qué facción seas –Me encojo de hombros–. No lo sé, solo espero no tengan que inyectarme nada.
—Me gustaría que fuera como un examen –murmura tranquilamente, mientras llegábamos al final del área de trabajo y llegábamos a un claro–, aunque tenga miedo de las preguntas que puedan hacerme.
Observo la luna iluminándonos desde el cielo, a las estrellas tintineando y luego hacia atrás, hacia mi facción, preguntando que decidiría la prueba por mí, que opciones me dará y que decisión tomare mas tarde.
—¿Qué facción elegirías? –pregunto de repente, haciendo que voltee hacia él.
—¿Tu cual escogerías?
—Bueno, espero mi prueba me diga que pertenezco aquí, no me gustan las demás facciones. –sonrió–. ¿Tú que elegirías?
—No lo sé –respondo afligida, porque el luce tan seguro y yo tan dudosa.
¿Cómo puedo dudar si se cual es mi hogar? Porque esta es mi casa, aquí es donde pertenezco, ¿no es así? Suelto un suspiro y observo a la luna, deseando que pueda dormir esta noche, dejando mi futuro en otras manos.



[…]

Desperté esta mañana sintiéndome mucho mejor, fue un poco difícil dormir después de mi charla con Andrew, después de que mamá volviera con una sonrisa y sus versos de “amor y paz”, pensando en que yo lo provoque. Traigo más problemas a mi familia que cualquier otro adolescente de mi facción, seguro que ella desearía haber tenido otra hija, tal vez estará esperando el día en que se deshagan finalmente de mí. ¿Pero en que estoy pensando yo? Son mis padres, me aman tanto como yo a ellos, no importa que tan difícil sea de tratar y lo mucho que ponga nerviosa a mamá.
Ellos se despidieron de mí luego del desayuno, me desearon suerte y agitaron sus manos hasta que me perdieron de vista. Fui a la escuela como cada día, platicando con los chicos de mi facción y caminando a la par de Andrew, observamos a los jóvenes de las otras facciones mientras tratamos de adivinar que les tocaría como examen.
—Seguro que por parte de los de erudito tenemos que responder más de cien preguntas –dice mi mejor amigo.
—Con cronometro de tiempo y todo –le sigo el juego.
—Por Abnegación vamos a decidir entre salvarnos o salvar la vida de alguien más.
—De una casa en llamas, ¿no crees?
—Seguramente –asiente con aprobación–. Para Osadía vamos a tener que hacer algo verdaderamente loco.
—Oh y ya sé que nos toca por parte de Sinceridad –comento riendo–. Si decimos una mentira no somos aptos para aquella facción, si somos honestos, definitivamente quedamos dentro.
—No es justo, entonces en ese no quedo –suelta un resoplido y rio más fuerte.
Para cuando vamos a desayunar, el aire se vuelve más tenso para muchos de nosotros, mas para quienes no sabemos qué va a ocurrir y tenemos ansiedad, no tengo miedo o estoy nerviosa, intento relajarme pero cuando estoy ansiosa por algo, quiero estar en movimiento. Comienzo a mover mis pies bajo la mesa, siguiendo un ritmo imaginario, juego con el zumo de naranja en mi mano y veo hacia los demás, Andrew dice que deje de moverme tanto porque parezco que quiero ir al baño, pero lo ignoro. Cuando el almuerzo finaliza, nos vamos a esperar para que nos llamen a hacer nuestras pruebas, me reúno con el resto de los Cordialidad y trato de platicar con ellos. Las letras del abecedario van transcurriendo una a una, con chicos y chicas yéndose tras ser llamados, cuando llegan a la F, mis manos empiezan a hormiguear.
—Llego el momento de mi ejecución –bromeo mirando a Andrew.
—Estarás bien –Intenta animarme–. Suerte.
—Igual para ti.
Sonrió al resto de los chicos de mi facción y noto a Noelia algo nerviosa, desvió aquella sensación de mí porque no quiero ponerme nerviosa y sigo al hombre de abnegación hasta una sala. Desde el momento en que entro, no me gusta el lugar. Las paredes son inexistentes, hay enormes espejos cubriéndolo todo y en el medio del lugar, solo se encuentra un asiento junto a una enorme maquina, la luz que viene desde el techo es segadora y me hace sentir incomoda, como si me observaran de cada ángulo que fuera posible. El hombre que espera en el centro, es de Osadía, por lo que puedo notar y me pide que me acerque.
Observo mi reflejo en todos los ángulos posibles y mi rostro luce tranquilo, aunque no me sienta de ese modo, llevo una blusa amarilla y un short rojo, mi cabello esta suelto sobre mis hombros. ¿Qué irán a hacerme?
—Hola, soy Trenton –Él hombre me saluda, dándome una pequeña sonrisa, lo cual me sorprende. Me acerco y sonrió de regreso.
—Hola, soy Calíope.
—Lo sé –asiente–. Toma asiento por favor.
Su amabilidad me hace pensar, que él sabe cómo tratar con Cordialidad, por lo tanto obedezco y me acuesto en la silla, tratando de estar cómoda, de concentrarme en la tranquilidad y no pensar en que de esto dependerá mi futuro, el resto de mi vida, lo que soy como persona.
Trenton me coloca unos cables y luego también a él mismo, le miro con curiosidad, incapaz de contener ese lado mío y abro la boca.
—¿Para qué es esto?
—No te hará daño –responde a cambio.
—¿Por qué tú también tienes puestos unos?
—Señorita Fergusson…
—¿Qué es esta sala? Tiene muchos espejos, parece muy curioso.
—Recuéstate por favor –Pide de forma más dura esta vez, cuando me quise sentar.
—Lo siento, ¿Qué es eso?
El había tomado un frasco con líquido transparente, como agua y lo está destapando, me pregunto si él creyó que yo tenía sed o si era una especie de suero de la paz para que me calme, porque estoy interfiriendo con su trabajo.
Ignora mi pregunta y se gira para enfrentarme, tendiendo el frasco hacia mí.
—No tengo sed, gracias –murmuro inquieta.
—Bébelo todo por favor, es necesario.
—Hum… –dudo un momento, ¿este es el examen? ¿Ver si puedo beber o no este liquido misterioso? Bien, resulta sencillo–. De acuerdo.
Me vuelvo a recostar y vacio el liquido de una sola vez, dejándolo que pasee por mi garganta y el resto de mi cuerpo, sintiéndome adormecer, sintiendo como todo se vuelve oscuro.



[…]

Siento los parpados pesados cuando finalmente abro mis ojos, estoy en una especie de comedor vacio, preguntándome que está pasando y cómo fue que llegue aquí. Al frente diviso dos cestas y me acerco a verificar que contienen, una contiene una enorme manzana roja y la otra un cuchillo, más bien como una especie de daga, los observo atentamente. Tal vez pueda cortar con el cuchillo la manzana.
—Elige –me exige la voz de un hombre, me giro pero no veo a nadie.
—¿Elegir qué cosa?
—Elige.
Tomo ambas cosas pero no escojo, ambas se ven útiles, incluso aquella daga, no quiero escoger.
—Bien, si eso quieres… –la voz murmura y todo se vuelve negro otra vez.
Cuando la luz llega, en el lugar de las cestas no hay nada y mis manos se encuentran vacías, ¿Qué rayos…? Un horrible lobo gris gruñe hacia mi cuando me giro, mostrando sus enormes colmillos, soltando baba de su boca, sus ojos son furiosos y no sé qué hacer. Me quedo quieta y con el latido de mi corazón golpeando mi pecho, les tengo tanto miedo a estos animales… No sé qué hacer. Evito mirar sus ojos, evito observarlo en lo absoluto.
No es verdad, no es verdad, no es verdad –murmuro para mí misma, cerrando mis ojos, porque no quiero que sea cierto, deseo que este animal sea una mentira. Aunque se sienta todo lo contrario.
El suelta un ladrido asiéndome temblar pero cuando miro, solo esta olfateando cerca de mí y luego se marcha; entonces, oigo la voz de una anciana.
—¿Qué fue ese ruido, querida?
La observo con miedo, porque el animal que me había ignorado, corre para atacarla, la arroja al suelo y la anciana solo grita por ayuda, mi cuerpo tiembla y me obligo a pensar rápido, tengo que hacer algo. No puedo dejar que la devore.
—¡Hey!
Me tiro sobre el animal tratando de quitarlo de encima de la anciana, luchando contra su enorme y pesado cuerpo, tirándole hacia atrás, el inclina su cabeza enloquecido y abre su boca para morderme, entonces, lo empujo lejos y desaparece. Estoy en un autobús.
Observo a mi alrededor agitada, ¿Cómo llegue aquí? Las personas a mí alrededor lucen indiferentes a mi repentina presencia, ni siquiera me están mirando, el hombre de mi derecha lee un periódico y el simple vistazo que le doy, me da miedo. El tipo tiene un aspecto terrible, lo que hace que me pregunte, porque elegí sentarme a su lado en primer lugar. Él mira en mi dirección de forma retorica y frunce el ceño.
—¿Lo conoces? ¿Conoces a este tipo? –pregunta con voz fuerte, observo el periódico y veo que se trata de un asesino.
¿Lo conozco? No, por supuesto que no. Pero, ¿Por qué siento que si, entonces? Mi cabeza esta confundiéndome, me está haciendo creer que conozco a un asesino, me está haciendo dudar y el hombre no pasa por alto aquello.
—¿Lo conoces sí o no?
—No –digo de forma automática, porque se mentir, se como parecer segura de mis respuestas–. No tengo idea de quién es.
—¡Estas mintiendo! ¡Dime la verdad! ¡Por favor dime la verdad, es de vida o muerte! ¡Dímelo!
—¡NO! –grito poniéndome de pie, mirándole enojada, aquel instinto de hacer lo contrario a lo que me piden, me hace reaccionar de aquella manera y el luce fuera de sus cabales–. ¡He dicho que no lo sé! ¡Vete y déjame en paz!
Entonces, el hombre se esfuma, también el resto de las personas y el autobús. Todo se ha ido.



[…]

El hombre a mi lado es Trenton, lo que me hace sentirme mejor, más aliviada, estoy de nuevo en la sala de los espejos y no estoy herida, solo fue un sueño. ¿Verdad? Pero el luce serio, bastante inquieto e incomodo. ¿Qué paso? ¿Debía haberle dicho la verdad a aquel hombre? Comencé a preguntarme si algo andaba mal, cuando él me quita mis cables y luego los suyos, observa de soslayo hacia mí, apretando sus labios con fuerza; sus manos están temblando.
—¿Qué sucede? ¿Eso era la prueba? ¿Lo hice bien? –Lo inundo de preguntas.
—Sí, eso era la prueba –finalmente responde.
—¿Cómo lo hice?
—Es… Es que nunca me había tocado algo como esto –Luce perplejo–. Tendré que… No.
—¿Trenton? –pregunto con miedo, su actitud esta asustándome.
—Señorita Fergusson, no haga preguntas, solo escuche –Me mira más serio que antes–. Esto es grave, muy grave.
—¿Qué cos…?
—En tu examen, demostraste tener cualidad de Abnegación y Cordialidad –explica–, pero también tienes características de un Osado, lo demostraste, pero no es eso lo que me inquieta…
—¿No es el hecho de que en vez de salirme una sola opción me salieron dos? –exclamo sentándome en la silla.
—Bueno, sí, eso también –Rasca su barbilla–. Pero tú hiciste algo increíble, Calíope, tú controlaste la simulación, te resististe a ello.
—¿Y eso es malo?
Mi cuerpo tiembla y siento el sudor de mi frente bajando por mi rostro, el muchacho me observa por última vez, como si el creyera que era demasiado joven para morir y eso solo envía más miedo a mi ser. Pone sus manos en sus bolsillos y se acerca lo suficiente como para poder susurrarme.
—Por favor, tendré que pedirte que no le digas a nadie sobre lo ocurrido aquí, no a tu familia, no a tus amigos, ¿entendido? Evita llamar la atención, ser notada, en tu prueba voy a poner que salió Abnegación y tienes que creer que así fue, ¿de acuerdo? Esto es por tu bien, es para protegerte, si alguien lo sabe…
—¿Por qué es tan malo? ¿Qué sucede si alguien sabe?
—Es peligroso –sentencia de forma cortante–. Correrías peligro, tienes que cuidarte mucho de ahora en adelante, ten cuidado cuando escojas.
—¿Por qué es peligroso? –pregunto con mi voz temblorosa.
—Porque eres diferente, Calíope, eres –Baja el tono de su voz, observándome con compasión–. Creo que eres un divergente.
—¿Un qué?
—No vuelvas a decirlo nunca, ¿entendido? Nunca. No lo pronuncies delante de nadie, no le digas a nadie sobre esto y estarás bien, es lo único que puedo hacer por ti.
Quería preguntarle más, quería que me dijera todo, porque soy diferente, porque nadie debe saberlo, porque no puedo pronunciar la palabra, porque se supone que es peligro y sobre todo, ¿Qué es un divergente? El me ayuda a bajar de la silla y me guía hasta la puerta.
—Recuerda lo que te dije. ¿Bien?
—Gra-gracias –susurro–. Lo haré.
Salgo hacia un pasillo diferente, no hay personas en él y sé que cuando llegue al final, encontrare a los demás que ya han obtenido su examen, pienso en todo lo que Trenton me dijo y en como controle la simulación, en como estoy apta para varias opciones de facción y como nunca, podre hablar sobre ello con nadie.
No soy consciente del peligro que puede suponer todo esto, porque no entiendo absolutamente nada, no sé qué es ser divergente y porque eso me afectaría. ¿Estoy dañada? ¿Soy peligrosa? ¿Eso significa divergente? ¿Habrá otros como yo? Llego hacia el patio y el sol brilla ante mis ojos, no puedo contarles a mis padres o a Andrew, se supone que obtuve como resultado de mi prueba, a Abnegación. Bien, ya sé que tengo que decir, ya sé como tengo que engañar a las personas, soy de Cordialidad, miento todo el tiempo, si esto mantendrá la paz en mi familia, entonces lo haré.
No diré que soy divergente.


¡Hola!:

Bueno, finalmente esta mi capitulo, no sabia como comenzar a escribir al comienzo, entonces solo todo llego a mi y termine escribiendo como seis paginas en word xD ya estoy bastante inspirada :D ojala este bien escrito, revise muchas veces por si había errores y cambie algunas palabras que no me gustaban. En fin, como no sabia como hacer la parte de la prueba, Noe, la hice un poquitin parecida a la tuya, espero no sea molestia :$ también tengo unas dudas que nacieron ahora pero las preguntare en el tema de la novela :D
Ahora si, la siguiente es: ¡Ángel!

¡Besos!!
avatar


Ver perfil de usuario https://www.wattpad.com/user/TheGirlImpossible

Volver arriba Ir abajo

Re: Divergente. {Novela Colectiva}

Mensaje por beige el Jue 13 Feb 2014, 8:17 am

HDCJLDFVBLDFBVSDHALSBVALBFV
¡¡MUCHAS GRACIAS DE VERDAD POR VUESTROS COMENTARIOS!! Estoy muy ilusionada con esta novela, espero estar a la altura...

 

¡ May cielo me encanta el capítulo en serio escribes muy bien ! JAJAAJAAJAJAJ Tu personaje me hace mucha gracia porque eres muy graciosa e hiperactiva... ¡quieres saberlo todo todo el tiempo! Sobre todo me ha encantado que apareciese en el capi... 

         :banana: 

Cuando leí mi nombre fue como SDJHCLKDFBVSJFV MAY TE QUIERO ERES UN AMOR AJAJAJAJAAJJAJAJ Por cierto, creo que sólo he visto una falta de ortografía pero bah, está muy bien no te preocupes. Y claro que no me importa lo de la prueba, en realidad sólo tenemos de referencia la de Tris así que es normal que todas sean parecidas.

Por cierto, Trenton me recuerda a un personaje de mi libro favorito (Beautiful Disaster, lo leí hace tres años y KSDLFKSDV) y me he llenado de feels cuando he leído su nombre.   

Espero con ansias el siguiente capítulo SOS

Un besito. xx
avatar


Ver perfil de usuario http://www.wattpad.com/user/BrightParadise_

Volver arriba Ir abajo

Re: Divergente. {Novela Colectiva}

Mensaje por TheGirlImpossible el Jue 13 Feb 2014, 1:51 pm

Noe :) escribió:HDCJLDFVBLDFBVSDHALSBVALBFV
¡¡MUCHAS GRACIAS DE VERDAD POR VUESTROS COMENTARIOS!! Estoy muy ilusionada con esta novela, espero estar a la altura...

 

¡ May cielo me encanta el capítulo en serio escribes muy bien ! JAJAAJAAJAJAJ Tu personaje me hace mucha gracia porque eres muy graciosa e hiperactiva... ¡quieres saberlo todo todo el tiempo! Sobre todo me ha encantado que apareciese en el capi... 

         :banana: 

Cuando leí mi nombre fue como SDJHCLKDFBVSJFV MAY TE QUIERO ERES UN AMOR AJAJAJAJAAJJAJAJ Por cierto, creo que sólo he visto una falta de ortografía pero bah, está muy bien no te preocupes. Y claro que no me importa lo de la prueba, en realidad sólo tenemos de referencia la de Tris así que es normal que todas sean parecidas.

Por cierto, Trenton me recuerda a un personaje de mi libro favorito (Beautiful Disaster, lo leí hace tres años y KSDLFKSDV) y me he llenado de feels cuando he leído su nombre.   

Espero con ansias el siguiente capítulo SOS

Un besito. xx

Hola! :D Aww muchas gracias!*-* Calí es preguntona hasta el cansancion a veces! :P jaja que alegria que te gustara salir, creo que ademas de Calíope, Noe es la único concordia que conozco asi que por supuesto que tenia que salir! :D
¿Cual era la falta? :O Asi lo corrijo, creo que esta bueno ir perfeccionando la escritura y todo eso, al principio me da algo de miedo xD pero bah, de todo se aprende :D pero muchas gracias!♥

Yo quiero leer ese libro T___T lo tengo pero tengo otros miles mas que aun no acabo y bueno, nunca termino D':
También espero los demás capis :D

Besos!!
avatar


Ver perfil de usuario https://www.wattpad.com/user/TheGirlImpossible

Volver arriba Ir abajo

Re: Divergente. {Novela Colectiva}

Mensaje por Walters. el Jue 13 Feb 2014, 4:33 pm

ZWSXDCRFVFVZSEXDRCFSEXGVDXGVDXCFGVDRCFGVSDCFGDXCSZDX
Holi, Ángel ha llegado, ámenme por eso, ah.  :niña: 
Amé el capítulo! rcfvtgyh Calí y su curiosidad, es como media problemática pero la adoré, me cae muy bien cfvgbhcfgvbv  :arrastro: 
Pongo muchos taldos cuando me emociono, es por eso que hay tantos 
Amé tu cap, en serio. Tu manera de escribir, la personalidad de tu personaje, la prueba, todo.
dfgvbh ya me toca :$ tengo mello de no estar a la altura, ambos capis han sido estupendos hasta ahora ^^
Bueno, ya me voy a escribir  
Besos, Ángel
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Divergente. {Novela Colectiva}

Mensaje por TheGirlImpossible el Jue 13 Feb 2014, 4:44 pm

Im reader bitches escribió:ZWSXDCRFVFVZSEXDRCFSEXGVDXGVDXCFGVDRCFGVSDCFGDXCSZDX
Holi, Ángel ha llegado, ámenme por eso, ah.  :niña: 
Amé el capítulo! rcfvtgyh Calí y su curiosidad, es como media problemática pero la adoré, me cae muy bien cfvgbhcfgvbv  :arrastro: 
Pongo muchos taldos cuando me emociono, es por eso que hay tantos 
Amé tu cap, en serio. Tu manera de escribir, la personalidad de tu personaje, la prueba, todo.
dfgvbh ya me toca :$ tengo mello de no estar a la altura, ambos capis han sido estupendos hasta ahora ^^
Bueno, ya me voy a escribir  
Besos, Ángel

Hola!    OMG Gracias, Ángel!! Me alegra mucho que te gustara*-* y la crazy de Calí también! :D jaja
Aww seguro tu capitulo sera perfecto ♥ asi que no te preocupes :D besos!!
avatar


Ver perfil de usuario https://www.wattpad.com/user/TheGirlImpossible

Volver arriba Ir abajo

Re: Divergente. {Novela Colectiva}

Mensaje por Walters. el Sáb 15 Feb 2014, 2:15 am



Capítulo 3
By Charlie.
The ordinary life of Skyler Grimm .




Bajo las escaleras lentamente, escuchando el tintineo que hacen las tazas, los servicios y los platos que mi hermano coloca en la mesa. Sé que papá se encuentra en la cocina, sacando los simples trozos de pan de molde del tostador y colocándolos perfectamente apilados en un plato de cerámica blanca, que luego deposita sobre la mesa del comedor mientras tararea una canción; Caleb arregla detalladamente las cosas que coloca sobre el blanco mantel, dejando todo en un perfecto orden, y mamá se encuentra barriendo el piso de la sala. Todo siempre tan ordenado, tan rutinario, tan modesto, tan pulcro, todo menos yo.
En realidad, siempre me he sentido fuera de lugar en la aburrida facción de Abnegación, sí, me gusta ayudar a la gente, y soy buena poniendo a los demás por sobre mío, pero con el tiempo he aprendido que hacer eso en exceso es malo, y en algunos momentos me gustaría poder pensar en mí, tener momentos solamente para mí. Sería lindo que ocurriera una vez al menos, pero no puedo concederme aquello, es una obra de vanidad, y la vanidad está prohibida en ésta facción.
Me quedo al pie de los escalones, pensando. Mi vida en Abnegación no es tan mala después de todo, toda mi vida he pensado que las cosas siempre pueden estar peor, así que nunca me doy por vencida, pero hay veces que necesito tomar riesgos para recordarme que estoy viva, porque cada día siento que me convierto en un robot, un robot abnegado extremadamente monótono y calmado que grita por dentro, sin poder expresarse por fuera, como si no tuviera el poder de hablar, y aunque lo hiciera, es como si los demás no pudieran escucharme..., o no quisieran. Pero no puedo tomar riesgos, no con la vida que llevo hasta ahora.
Mi hermano se acerca a mí y me da un pequeño codazo en el lado derecho de mi abdomen, sacándome así de mi ensimismamiento, me dice con la mirada que vaya a sentarme a la mesa, y yo lo hago, en silencio. Mis padres me sonríen levemente, y yo -igual que todos los días- me tomo un tiempo para admirarlos lo más que puedo. Mamá tiene su largo cabello castaño claro en un alto rodete perfectamente peinado, sus grandes ojos verdes se encuentran relajados, al igual que su postura al barrer, y bajo la holgada túnica, esconde un cuerpo envidiable, del que yo heredé un poco..., realmente un poco. Papá tiene su cabello castaño oscuro corto, así que no se notan las pequeñas ondas que antes tenía, sus ojos son chocolate, grandes y brillantes, y su cuerpo está en forma bajo aquella túnica gris. Cuando me siento en la no demasiado incómoda silla de madera, Caleb se sienta frente a mí, y me tomo el tiempo de admirarlo a él también, es un chico alto, de cabello castaño claro casi rubio, igual que el de mamá, y también tiene esos brillantes y grandes ojos verdes de ella, pero tiene los rasgos de papá, afilados, duros, serenos, maduros, y también esa alineada sonrisa de él. Yo heredé una mezcla de ojos de mamá y papá, el cabello castaño oscuro de papá y algo de la personalidad de ambos, además de los rasgos delicados y suaves de mamá.
El desayuno pasa rápido, al igual que el camino en autobús hasta la escuela, intento parecer desinteresada con todo lo que nos rodea en el trayecto, pero mis ojos curiosos adoran observar a la gente a mi alrededor, descifrar sus expresiones, develar sus miradas, descubrir como se sienten e interesarme por sus secretos. Sí, soy alguien bastante curiosa, y me gusta ver los detalles más insignificantes en todo.
Llegamos a la escuela junto con mi hermano y lo miro de reojo mientras caminamos hasta nuestros salones, es un chico a mi parecer, algo atractivo, pero al ser de Abnegación, no se puede hacer mucho para que las personas lo noten. Algunas veces me gustaría que para mí las cosas fueran así, que no me notaran, que me pasaran por alto. Pero en vez de eso, cuando mi hermano desaparece por un pasillo y yo avanzo por el otro, la atención de muchos de los estudiantes se dirige a mí, con esas sonrisas burlonas y susurros molestosos. Agh, cuanto me gustaría poder dejar mi pelo suelto y que ocultara mi rostro de ellos; otra cosa imposible hasta ahora.
Las horas pasan rápidas, y agradezco por eso, pero ¿saben por que no agradezco? Por esos malditos nervios que me carcomen por dentro. Lo sé, no debería estar nerviosa, pero es inevitable, casi todos lo están, y me es muy difícil evitarlo. Bueno, al fin y al cabo no puedo hacerlo, estoy nerviosa de pies a cabeza y ya, no hay nada que pueda hacer pasa sacarme toda la ansiedad de encima.
Empiezo a divagar en mis recuerdos, pienso en cualquier cosa que no tenga que ver con lo que está ocurriendo ahora, como... Emm... ¡Papá! Sí, él no tiene nada que ver con esto. Sonrío levemente al encontrar algo en lo que pensar para distraerme, y justo entonces lo veo aparecer por un pasillo llamando a un chico de apellido que comienza con la letra "e", rayos, había olvidado que él debía venir a hacer algunas pruebas de aptitud. Muerdo mi labio inferior y no me doy cuenta de cuando dicen mi nombre, hasta que mi hermano me da un codazo en el abdomen por debajo de la mesa en la que estamos sentados. Lo miro sin expresión alguna y él me señala a un hombre sabiduría esperándome de pie en el pasillo, por lo que suspiro, me levanto, y mientras camino hacia él aliso unas pequeñas arrugas en mi túnica gris.
Llegamos a una sala que no me da muy buena espina, aunque hay espejos por todas partes, lo que me inspira una pequeña sonrisa que no dejo salir, porque hace mucho que no veía mi reflejo. Pero lo que me causa un pequeño escalofrío es una silla como de dentista y una enorme máquina con muchos cables alrededor, trago saliva y camino lento hacia una persona al lado de aquellos objetos, aunque por dentro muera de nervios, mi rostro es nulo por fuera.
Me topo con una mujer de Osadía ahí, ella me sonríe de manera cortés, y yo hago lo mismo, porque me inspira confianza. Al observarla de manera detallada, me fijo en algunos tatuajes que tiene, y en la perforación que tiene en la oreja derecha. Es la única que diviso al menos. Me señala que me siente en la silla y así lo hago, viendo que abre su boca para empezar a hablarme.
 
–Hola Skyler–. Comienza ella, conectando algunos cables a mis brazos, lo cual no me hace sentir muy cómoda–. Me llamo Cristina.
–Hola–. Digo de manera tímida.
–No estés nerviosa, esto no duele ni nada de eso–. Aclara, y suelto un pequeño suspiro aliviado, ella conecta algunos cables a sus brazos, y frunzo los labios, interesada en cómo funciona todo esto–. Interesante ¿verdad?
–De hecho–. Admito, y acomodo mi cabeza en la cabecera del asiento–. ¿No tienes que inyectarme nada?
–No–. Responde, y de una mesa a nuestro lado toma un pequeño frasco con líquido transparente, que observo durante unos segundos, luego de que Cristina me lo entrega–. Bébelo, por favor–. Asiento con la cabeza y veo un atisbo de sonrisa en sus labios, pero cuando quiero verificar que realmente está sonriendo y no es solo un producto de mi imaginación, mis párpados pesan demasiado, tanto que no puedo mantener mis ojos abiertos por más tiempo.
 
{*}*{*}
 
Abro los ojos lentamente, con algo de pereza, como si hubiera estado durmiendo por mucho tiempo, pero sé que no es así. Miro todo a mi alrededor con extrañeza y el ceño fruncido, me encuentro en algo que se asemeja a un comedor vacío, lo que lo hace ver más enorme de lo que es; frente a mí hay una mesa ploma normal, con dos canastas sobre ella, y no me doy cuenta de que estoy sentada hasta que intento avanzar un poco más para ver con mayor claridad lo que hay dentro de aquellas cestas de mimbre.
En una hay una larga daga, mejor le vendría el término de cuchillo, porque aquello no es nada pequeño. Y en la otra hay un trozo de queso, lo que me desconcierta un poco, porque no entiendo en qué situación podrían ser ocupadas ambas cosas estando en un mismo nivel. Es raro, no sé. No me da muy buena espina, pero supongo que algo debo  hacer.
 
–Elige–. Esa voz me desconcierta, y me hace pegar un salto en la silla, pero me recupero de la sorpresa enseguida, dando otra mirada a los objetos.
–¿Por qué tengo que elegir?–. Me pregunto a mí misma en un susurro, bajando la cabeza un poco–. Esto no tiene sentido.
–Elige–. Vuelve a repetir la voz de una persona, ahora me tomo el tiempo de destacarme que es una mujer la que habla, y no tiene mucha paciencia conmigo. Me levanto del asiento y observo ambas canastas, tomando ambos objetos y viéndolos detenidamente. Frunzo los labios y elijo ambas cosas, aferrándolas con fuerza a mí–. Como desees.
 
 
Parpadeo una vez y hago un mohín extraño al ver que la sala anterior ha desaparecido, y que me encuentro en lugar que parece completamente vacío, hasta que escucho una especie de gruñido a mi espalda, lo que me alerta, y hace que los pequeños cabellos de mi cuerpo se ericen y que mis oídos presten más atención a aquel ruido, que comienza algo leve, y que luego se hace más notorio.
Aferro ambas cosas que aún se mantienen en mis manos, y me giro lentamente, sin hacer ruido alguno. Mis ojos se mantienen cerrados unos segundos, por lo que no veo lo que hay frente a mí hasta que vuelvo a escuchar un gruñido extraño, que luego calza en mi cabeza. Veo una especie de perro, pero con algo lobezno en sus ojos y su pelaje, el cual se encuentra erizado y vibra casi imperceptiblemente cuando él gruñe hacia mí, de manera dominante y agresiva. Doy un paso atrás mientras trago saliva, y me agacho lentamente el suelo, viendo que el canino avanza hacia mí mostrando su afilada dentadura, aquellos blancos colmillos resplandecen bajo la cegadora luz que proviene del techo que prefiero no mirar, porque no podría ver bien por algunos segundos, y eso puede dejarme en desventaja. Suelto ambos objetos y me dejo caer con suavidad en el piso, sin mirar a los ojos aquel perro. Es verdad que los animales huelen el miedo, por lo que me mantengo serena, y bajo la mirada al piso, porque sé que si observo directamente esos brillantes ojos azules oscuros algo malo podría pasar.
Cuento unos cuantos segundo para mantenerme en calma, y levanto tan solo un poco la cabeza, cuando ya no escucho más gruñidos, sino jadeos más alegres. Sonrío levemente cuando aquel perro pasa su lengua por mi mejilla, diciendo con eso que ya está todo bien. Lo acaricio entre las orejas y me acerco un poco más a él, viendo que su cola se menea de un lado a otro en señal de felicidad, suelto una risita cuando lame nuevamente mi mejilla, y alargo mi mano para tomar el trozo de queso a mi derecha, porque en cuanto el perro lo vio empezó a acercarse a él para cogerlo.
 
–¡Un perrito!–. Ese grito rompe la tranquilidad que había en la sala, un pequeño niño se encuentra en una esquina de la habitación muy sonriente, y mira al animal con ojos emocionados, por lo que empieza a correr hacia él. Logro reaccionar justo a tiempo, cuando el canino nota la existencia del pequeño y deja aquel trozo de queso de lado, salto sobre el perro al mismo tiempo que sus gruñidos se hacen presentes, y rodamos juntos por el piso, lejos del niño. Sus garras rasguñan mi cara y mis brazos cuando lo empujo y abrazo al mismo tiempo, porque no quiero que dañe al pequeño.
Cuando abro los ojos luego de chocar contra el piso frunzo el ceño extrañada al verme rodeada por paredes de piedra, enormes paredes que no me dejan ver nada a mi alrededor. Miro atrás de mí y me topo con una muralla, que no me deja más camino que sólo ir hacia delante, así que lo hago. Me levanto lento y camino hasta llegar a una extraña entrada, más paredes de piedra aparecen frente a mis ojos, y cuando avanzo un poco más, distingo una misteriosa figura escondida entre una de las murallas.
 
–Hola–. Dice aquella persona, da unos pasos hacia mí, y me tomo un segundo para poder examinarlo con la mirada. Hombre, anciano, cabello grisáceo, ojos almendrados apagados, espalda encorvada, cuerpo de apariencia débil, rostro cansado por los años, sonrisa agria y amarillenta que me causa un vuelco en el estomago, expresión… Indescifrable. Evito hacer una mueca, pero mis labios se curvan levemente hacia un lado. Hay algo extraño en ese hombre, simplemente no puedo confiar en él, hay algo que esconde–. Tenemos que cruzar el laberinto, ¿podrías ser tan amable de acompañar a este viejo por el camino?
 
Doy otra mirada al señor, y tengo que morder el interior de mi mejilla al pasar mis ojos lentamente por sobre su figura, porque no confío en él, porque sé que esconde algo, porque sé que algo malo pasará si paso mucho tiempo a su lado, porque sé hay cosas que necesito que me diga para poder pasar el laberinto, porque sé que sin él no puedo salir de esta, porque sé que es un arma de doble filo escondida en el cuerpo de una persona que a simple vista parece inofensiva. Pero yo sé que es todo lo contrario.
Aún así sé que tengo varias opciones de las cuales elegir, puedo decir rápidamente que no e irme caminando sola por el lugar lista para encontrar la salida por mí misma, puedo decirle que lo acompañaré por todo el camino y ayudarlo a toda costa, puedo decirle que sí y acompañarlo hasta que algo malo pase y desde ahí seguir por mi cuenta; puedo decir tantas cosas que no sé cual es la correcta.
 
–¿Entonces?–. Pregunta el hombre, dando un paso hacia mí, y yo me mantengo en mi lugar, sin hacer nada, sin demostrar nada.
–Sí…–. Murmuro, creando todo un plan en mi cabeza–. Sí, sí, vamos–. Doy un paso adelante, pero titubeo un poco antes de dar otro, y él lo nota.
–¿Desconfías de mí, pequeña?–. Alza una ceja, y veo algo en sus ojos. Maldad. Sé que no puedo decir la verdad en este momento, por eso evito mirarlo a los ojos, sin ser demasiado obvia.
–No–. Digo, y trago saliva, mirando directamente a sus ojos repentinamente oscuros.
 
Veo su agria sonrisa otra vez y un nudo aparece en mi garganta, pero hago como si nada, y sólo comienzo a caminar junto a aquel hombre hasta la entrada del laberinto, caminamos y caminamos, escucho cada cosa que dice atentamente, me habla acerca de algunos pasadizos secretos entre las paredes, pero que son imposibles de encontrar. Con eso siento que el momento de separarme del camino de aquel señor ha llegado, porque siento que algo malo va a pasar. Algo muy malo.
 
–Por aquí–. Señala él en el momento en que el sendero se abre en dos caminos, mira directamente el de la izquierda, y comienza a caminar por él, pero yo retrocedo lento y en silencio. Aquel hombre no puede saber que me estoy yendo por otro camino, siento que si lo nota las cosas no saldrán bien.
 
Cuando está demasiado lejos, comienzo a correr por el pasillo, corro intentando encontrar la salida del lugar, porque no quiero estar encerrada en un laberinto, menos si es que es con alguien en el que no puedo confiar. Me detengo cuando la túnica gris casi me hace caer, es difícil apurar el paso vestida de esta manera.
 
–¿Niña?–. Escucho la voz del hombre llamarme, y seguido de eso escucho gruñidos, murmullos de frustración, de enojo, escucho cosas chocar, como si algo se golpeara contra la muralla de piedra–. ¡Niña!– Ese grito me alerta, y comienzo a correr otra vez, tengo que tomar la falda con mis manos para no tropezarme con ella, y debo retroceder un poco para encontrar otro camino que no me lleve a un lugar sin salida, como lo hizo el último. Eso me retrasa un poco, y escucho pasos rápidos cerca de donde estoy–. ¡No corras, niña! –. Tomo una gran bocanada de aire, porque no siento que esté entrando a mis pulmones, y al doblar en un pasillo suelto un gemido preocupado, porque no tiene salida–. ¡No podrás salir del laberinto jamás!–. Doy la vuelta en otro de los corredores y golpeo la pared de piedra frente a mí, escuchando una fuerte respiración a mi espalda, no voy a girarme, no lo haré–. No debiste haberme dejado, niña. No debiste haber hecho eso.
 
Intento decir algo, pero simplemente no puedo, sé que detrás de mi ya no hay un hombre normal, hay un monstruo a mi espalda, y lo sé aunque no lo vea. Sólo lo sé.
Siento una respiración en mi cuello, y los cabellos de mi nuca se erizan, un escalofrío me recorre, pero no es una sensación placentera, esto no me gusta para nada, es por eso que quiero dar un paso al frente y salir corriendo sin más, pero no puedo, hay una pared que mi túnica está rozando. Si tan solo hubiera un pasadizo secreto frente a mí…
Toco la muralla con mis dedos suavemente, y siento que atraviesan la piedra, algo que no había sentido antes al golpearla. Mis ojos se abren con sorpresa, y trago saliva cuando mi mano completa desaparece una vez que pasa a través del muro. Que sea un pasadizo por favor, un pasadizo; pienso, tomo una gran bocanada de aire y doy un paso atrás, para luego saltar directamente a la pared. Y el único impacto que siento es cuando mi cabeza choca contra la almohadilla de la silla.
Tomo una gran bocanada de aire cuando abro los ojos una vez más, me tengo que incorporar en el asiento para estar segura de que terminó de una vez por todas, y aunque parezca extraño, una frase pasa veloz por mi mente, antes de fijarme en nada. Eso… Fue… ¡Increíble!
Sonrío levemente, y borro aquella expresión de adrenalina corriendo por mis venas cuando veo el rostro de Cristina, tan preocupado, tan asustado, tan paralizado. Quita todos los cables y me mira cortamente, para luego alejarse unos pasos de mí, no entiendo lo que pasa, y me preocupa tanto verla así que no puedo descifrar lo que piensa.
 
–¿Qué ocurre?–. Pregunto, temerosa.
–Skyler, escúchame bien–. Comienza, y me asusto por el tono tan firme y despiadado que ocupa ahora. Al ver una pequeña mueca en mi cara suelta un suspiro y muerde su labio inferior–. No puedes decirle a nadie nada acerca de esta prueba. No menciones nada acerca de esto, debes actuar como si nada hubiera pasado.
–Está bien, pero no te entiendo–. Murmuro, confundida.
–Escúchame, Skyler–. Susurra, se arrodilla a mi lado y se acerca mucho a mí, lo que me extraña más–. Tus resultados en la prueba fueron inconclusos.
–¿Qué?–. Pregunto, sin entender–. ¿Cómo que inconclusos?
–Tienes aptitudes para más de una facción–. Explica ella, aún en un susurro nervioso–. Eres diferente a los demás.
–¿Diferente en qué sentido?– Cuestiono, y sé que la respuesta va a ser mucho más difícil de asimilar. Todo de por si lo es.
–Eres lo que nosotros llamamos… Divergente–. Murmura, cada palabra en un tono más bajo, que a penas logro escuchar–. No puedes decirle a nadie, es peligroso. Nadie puede saber lo que eres, nadie puede estar enterado de que la prueba fue inconclusa. Modificaré los resultados, y tu debes actuar como si nada extraño ocurriera, ¿Está bien?
–Sí…–. Balbuceo, atontada–. Sí, sí, sí. Nada malo pasa, todo estuvo genial.
 
Cuando voy camino a casa, el aire que corre por ahí es algo frío, y tengo que abrazar mi cuerpo con mis brazos para sentirme más protegida; pero tengo miedo y estoy confundida, lo que no me ayuda mucho.
Divergente… Yo soy una Divergente. Soy diferente, soy especial, y nadie puede saberlo.
Pues bien, nadie lo sabrá entonces, nadie se enterará de nada.


Hiiii:
Bueno, ese fue mi capítulo, fue una de las cosas más largas que he escrito jamás, pero no podía hacerlo más corto :( espero les haya gustado, y todo eso. Espero no haber tenido faltas my graves, pero cualquier cosa me dicen no más, sean honestas acerca de mi cap por favor.
swxedcfvgbhnjk la siguiente es Abril ^^
Besos, Ángel
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Divergente. {Novela Colectiva}

Mensaje por TheGirlImpossible el Dom 16 Feb 2014, 1:48 pm

¡Angel! OMG para mi tu capitulo fue perfecto! *-*
Ademas, narraste mucho, amo eso<33 jaja es que, hubo una época en que yo solía narrar asi pero lo he perdido u.u aun asi, ame tu capitulo, yo creo que fue perfecto*-* amo esta novela, porque cada escritora tiene su forma única de escribir y eso lo hace especial :D
Y tu personaje, principalmente amo su nombre ♥ ella tiene un Caleb también! :O su hermano es sexy    okno xD
Me gusto mucho su prueba de aptitud *____* fue diferente al resto, lo del laberinto... ¿Como explicarlo? ¡WOW! me encanto*-* definitivamente fue único! :D y Cristina también es Osadía, creo que gracias a los osados, las chicas van a terminar yendo alli porque ellos por asi decirlo, las protegen :D jaja
Me gusta que Skyler sea Abnegación, podemos ver la vida de una abnegada, la de una concordia, quiero ver-leer a las demás!! :D

PD: ¿Que facción crees que serias? Yo no lo se :| no encuentro una que sea de mi personalidad, tal vez concordia porque soy vegetariana y allí encontraría muchos vegetales y frutas saludables(? ademas, tampoco me gusta la violencia, aunque como mi personaje, llegaría un punto en que me sentiría aburrida xD jaja

En fin, no quería escribir un diario xD solo comentar eso, para mi tu capitulo fue perfecto ♥ So, felicidades por ello!*-* hsdahbdsjsad
espero continúen pronto!! :D
avatar


Ver perfil de usuario https://www.wattpad.com/user/TheGirlImpossible

Volver arriba Ir abajo

Re: Divergente. {Novela Colectiva}

Mensaje por Walters. el Dom 16 Feb 2014, 9:33 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:¡Angel! OMG para mi tu capitulo fue perfecto! *-*
Ademas, narraste mucho, amo eso<33 jaja es que, hubo una época en que yo solía narrar asi pero lo he perdido u.u aun asi, ame tu capitulo, yo creo que fue perfecto*-* amo esta novela, porque cada escritora tiene su forma única de escribir y eso lo hace especial :D
Y tu personaje, principalmente amo su nombre ♥ ella tiene un Caleb también! :O su hermano es sexy    okno xD
Me gusto mucho su prueba de aptitud *____* fue diferente al resto, lo del laberinto... ¿Como explicarlo? ¡WOW! me encanto*-* definitivamente fue único! :D y Cristina también es Osadía, creo que gracias a los osados, las chicas van a terminar yendo alli porque ellos por asi decirlo, las protegen :D jaja
Me gusta que Skyler sea Abnegación, podemos ver la vida de una abnegada, la de una concordia, quiero ver-leer a las demás!! :D

PD: ¿Que facción crees que serias? Yo no lo se :| no encuentro una que sea de mi personalidad, tal vez concordia porque soy vegetariana y allí encontraría muchos vegetales y frutas saludables(? ademas, tampoco me gusta la violencia, aunque como mi personaje, llegaría un punto en que me sentiría aburrida xD jaja

En fin, no quería escribir un diario xD solo comentar eso, para mi tu capitulo fue perfecto ♥ So, felicidades por ello!*-* hsdahbdsjsad
espero continúen pronto!! :D
fcvghjklñ hiciste que me emocionara :') que bueno que pienses eso fcvgbhj, alegraste mi mierda de día ^^
Yo también adoro eso de las novelas colectivas, cada una puede mostrar su manera especial de escribir, y se puede aprender de las demás :D
dcfvgbhnj sip, tiene a un Caleb también (me basé en un cantante para ponerle el nombre hnjkñ) es sexy, Sky lo admitió sdfgh
En lo del laberinto mi papá me dio la idea, él y su cosa de ser algo así como un profesor y ser experto en hacer pruebas me ayudó cfvgbhjk pero igual le improvisé algo por ahí xd Cristina me cae muy bien, no sé gyhuj algo tiene(? te creooo, también debe ser porque si van por lo menos van a conocer a alguien en el que realmente pueden confiar gtyhuj
Estoy igual que tú, ¿Cómo será la de las demás? quiero leerlo   

En respuesta a tu pregunta, no tengo ni la menor idea, siéndote sincera. Depende de muchas cosas ftgbyhnj :C soy como muy bipolar, no soportaría estar todo el tiempo calmada y en paz, aunque una vida con demasiados riesgos suena tentadora puede quedar la cagada, no soy tan cerebrito como para ir a sabiduría, pero igual me gusta aprender, siempre pienso en los demás antes de mí, pero en exceso no es bueno, no nací con el don de mentir pero de igual manera no me gustaría estar diciendo la verdad todo el tiempo... Esos y otros factores más me hacen muy complicada la decisión.

frvgbhnjkm mi respuesta también fue larga ^^ yo igual espero que suban pronto, espero el siguiente cap :D
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Divergente. {Novela Colectiva}

Mensaje por beige el Lun 17 Feb 2014, 8:21 am

ÁNGEL ME HA ENCANTADO TU CAPÍTULO SDJASKBALBV

Lo haces muy bien, y me ha encantado tu prueba de aptitud. Lo del laberinto ha sido una gran idea. La verdad es que me ha dado miedo el hombre... JAJAJAJAAJJA


Siento no escribirte un gran párrafo pero vengo de pasada, no tengo tiempo de escribir más. Lo siento mucho. 


Pero que sepas que me ha encantado de verdad. Me encanta cómo lo hacéis todas, sois geniales. 


Un besito. xxx
avatar


Ver perfil de usuario http://www.wattpad.com/user/BrightParadise_

Volver arriba Ir abajo

Re: Divergente. {Novela Colectiva}

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 5. 1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.