O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» this encourages me [sounds baby from jb]
Hoy a las 6:21 pm por mieczyslaw

» something strange
Hoy a las 6:21 pm por jackson.

» daydreamin'. ♡
Hoy a las 6:20 pm por bwiyomi.

» we're foxes ; m.i.
Hoy a las 5:29 pm por Andy Belmar.

» être dans la lune.
Hoy a las 5:18 pm por Ongniel

» Instituto Fénix. (Muro interactivo) | N.C.
Hoy a las 4:40 pm por Carstairs

» BABY, NO.
Hoy a las 4:19 pm por jackson.

» insert title here; pvt
Hoy a las 4:02 pm por blackstairs

» Sun and Moon
Hoy a las 3:47 pm por Karasuno

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

At the heart of the question | Resultados.

Página 3 de 9. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: At the heart of the question | Resultados.

Mensaje por Invitado el Mar 26 Nov 2013, 3:29 pm

paularamirez escribió:
Oh, Lore. Bueno me ha encantado en todos los sentidos la idea, ya se me hacia conocido el nombre  ahque. Me llamo Paula y definitivamente voy a audicionar. Voy por Max Irons o Ian Somerhalder, los dos quedan hermosos con mi Shay. Bueno, un gustos y espera mi ficha.
¡Paula! Me alegro que te guste la idea, nena. c: Entonces espero esa ficha.
Besos.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: At the heart of the question | Resultados.

Mensaje por Invitado el Mar 26 Nov 2013, 4:05 pm


Rol: La dueña de Starbucks
Nombre: Ian Somerhalder|Jessie West


Capitulo:

El amor se sentía en el aire. La ciudad de Paris estaba plagada de parejas de turistas, era el día de San Valentín, y la ciudad del amor estaba infestada de chocolates, cursilerías y muchas parejas extranjeras.
La hermosa francesa caminaba por las grandes calles  de Francia, mientras observaba el gran canal de Francia, el cual quedaba casi al costado de la Torre Eiffel. Vio a las parejas en aquellos pequeños barquitos que solían recorrer todo el canal de Francia; algunas parejas se besaban, otras se mimaban y algunas simplemente se quedaban abrazadas.
La morena sonrió al aire, estas fechas la hacían sentir en las nubes y al mismo tiempo nostálgica. Nunca se había enamorado, nunca había cogido la mano a alguien, y vivir en la ciudad del amor y estar soltera era difícil, podías ver a todo el mundo besándose y mimándose.
Su mano derecha empujo la puerta color verde del café “L'amour dans l'air”, el café más cursi de todo Paris. Las paredes eran blancas y tenían unos rojos y bien hechos corazón, tenían unas grandes ventanas las cuales estaban decoradas con algunos cupidos, y el delicioso olor a café recién molido.
__Buenos días Floirt- saludo a la anciana, dueña del café en donde trabajaba.
__Julieth, buenos días. Llegas temprano, como siempre- la anciana la miro mal. Julieth era una chica trabajadora, y solía venir siempre una hora antes al trabajo, en especial en estas fechas, cuando el café estaba decorado de forma más romántica de lo normal.
__Sabes que amo venir a ayudarte Floirt- la chica le mostro una de aquella sonrisas que hacía que todo el mundo olvidara las cosas, pero con Floirt no funcionaba tan fácil.
__Jul, querida, vas a coger tus cosas y te vas a ir a tu día de descanso- Floirt cogió las cosas de la chica y se las devolvió.
__Ok- refunfuño con enojo Julieth. Ella amaba y odiaba al mismo tiempo estas fechas, amaba la cursilería que llegaba a Paris, y odiaba el estar soltera.
Ella, ni nadie, entendía él porque estaba sola. Julieth era una chica hermosa, graciosa y comprensiva, pero no había llegado nadie especial en su vida, nadie que cumpliera por completo sus expectativas, en realidad, nadie había estado siquiera cerca.
Su mano volvió a la puerta verde del café, pero esta vez fue para salir. A veces Julieth podía odiar el descanso, raro, pero ella era así. Había nacido en una familia de pocos recursos, en donde tenías que trabajar para sobrevivir, y Julieth siempre había conseguido todo lo que quería con esfuerzo, e incluso había conseguido su empleo rogándole a la dueña por una semana, para que después de dos cansadas semanas de insistencias de parte de la morena, se lo concediera.
Sus vans de color negro pisaban el pavimento de la calle, hacia frio y se le había olvidado por completo traer unos guantes, y sus manos se estaban congelando. Julieth no tenía siquiera la más mínima idea de que hacer, normalmente, ella estaría en aquel instante sirviéndole un café a un turista o uno de los tantos clientes habituales, mientras suspiraba resignada a encontrar una pareja, pero no, ahí estaba ella, caminando hacia la nada en busca de algún lugar hacia donde ir.
Abrió la puerta de uno de los tantos Starbucks, el comercio americano se había adueñado de Francia hacía dos años, bueno, se había adueñado de toda Europa en sí. Coloco su chaqueta color café claro sobre la silla, dentro del local había calefacción, por lo que no era necesario llevar la chaqueta. El lugar estaba lleno, tanto de franceses como de extranjeros.
Julieth pidió un café con leche caliente, como siempre. La puerta del local volvió hacer aquel sonido de las campanillas por undécima vez en el tiempo que Julieth se encontraba en el Starbucks, pero esta vez, ella sintió las repentinas ganas de ver quién era la persona que había cruzado la puerta. Sus hermosos ojos marrones se encontraron mirando con asombro, a aquel ojos verde con unos bien formados rizos color chocolate.
Junto al castaño iba una hermosa chica, por lo que la emoción y ansias de Julieth se desplomaron casi al instante. La mirada del chico comenzó a recorrer el lugar, por lo que Julieth bajo su mirada y se concentró en usar su teléfono, claro, sin dejar de mirar por el rabillo de su ojo aquel hermoso castaño.
El castaño, por su parte, comenzaba a desesperarse por no encontrar ninguna mesa para él y su hermana mayor; estas vacaciones eran, sin duda alguna, para él las peores que haya tenido en su vida, primero su novia termino con el sin previo aviso, después habían llegado tarde hacia su vuelo, y casi lo habían perdido, y ahora su paciencia se estaba colmando. Su hermana, harta de su hermano, decidió ponerle fin al asunto y acercarse a la persona que más amable le pareciera, por lo que acudió a acercarse a una hermosa morena, la cual se encontraba concentrada jugando angry birds en su teléfono.
__Disculpa, mi hermano y yo estamos buscando una mesa, y no la encontramos. Crees que podríamos sentarnos contigo- la castaña hablo de una forma lenta, como si Julieth fuese estúpida. Julie se rio un poco, y dejo su teléfono a un lado.
__Hablo tu idioma, y claro que puedes sentarte- la castaña le dio una sonrisa de agradecimiento y vergüenza por como la había tratado hacia unos instantes.

Otro:
__¡James! __  El sonoro grito de mi madre se hizo presente en mi habitación. La puerta se abrió de golpe y dejo ver a mi enfada madre, pues ¿Cómo lo sabía?, además de que estaba roja de la furia, siempre me llamaba por mi segundo nombre cuando estaba enfadada.



__  ¿Que hice ahora? __ La pregunta salió de mi boca sin razón alguna; solía decir estupideces cuando estaba nervioso, y ese momento no era la excepción.


__ Si vas a tener relaciones con una chica, por favor, no dejes los condones en el piso del baño__mi madre me tiro sin descaro alguno el condón usado, literalmente, en la cara. Me miro mal, y salió por la puerta de mi habitación.


__ Lo siento__ Grite al aire.


Me levante de la cama con el condón en la mano, me dirigí al baño, y tire el preservativo en el tacho de basura. Me desvestí, y me adentre en la ducha. Después de quince minutos Salí de mi baño, pues mis duchas no duraban mucho. Abrí mi armario y escogí lo primero que encontré, una camisa negra manga corta, unos zapatos del mismo color, y unos simples jeans.
Baje al living principal de mi casa, en donde cogí las llaves de mi auto. Me adentre en mi gran Ford Ranger color azul marino, y me dirigí a la casa de mi mejor amigo. Me estacione a las afueras de la casa de Zayn, y le di dos pitadas a la bocina. Espere cinco minutos hasta que mi moreno amigo salió de su casa.


__ ¿Por qué siempre te demoras tanto? __ Zayn se vio en el pequeño espejo de la parte de arriba del auto, viro su rostro, y me dio una sonrisa amarga.


__ Esto__ el señalo su rostro con su dedo índice__ No se consigue en cinco minutos, entiéndelo Liam__ Instintivamente solté una gran carcajada. Ser vanidoso era lo de Zayn.


 __ Eres un imbécil__ Me reí de nuevo, y arranque el auto, para dirigirme al colegio.


{***}
High Time School es uno de los colegios más reconocidos en Europa, y un laberinto por completo. Recuerdo que cuando entramos en esta preparatoria Zayn y yo éramos invisibles, hasta que un día, por pura casualidad, le guste a Lisa Koffman, una de las chicas más popular del colegio, lo que me volvió a mi popular.


__ ¡Li, Li! __ La chillona voz de mi novia me llamo a lo lejos. Di una sonrisa torcida, y me vire para saludarla.  Ella se me tiro encima, y me dio uno de esos apasionados besos que ella daba, a todo el mundo. Yo sabía que Lisa era una perra total, pero la popularidad lo vale todo.


__ Lisa, amor ¿Cómo estás? __ intente sonar lo más interesado, pues no quería una pelea, porque una pelea con Lisa Koffman, significaba muerte social.


__ Muy bien, ayer fui de compras con Mel……__ en ese mismo instante, fue cuando deje de escuchar a Lisa; en realidad nunca la escuchaba, todo el tiempo fingía. Es realmente facial engañar a una chica como Lisa, con unos simples asentimientos y unos “Ok” “Que bien” y “Eso es asombroso”, puedes engañarla por completo.


__ ¿Y tú qué hiciste? __ La pregunta de Lisa me saco de mis pensamientos. Engañándote con mi candente vecina, eso estaba haciendo.


__ Cena familiar__ mentí.


__ Qué bien__ El timbre del comienzo de la primera hora sonó. Gracias a dios__ Bueno, nos vemos más tarde Li__ Ella me volvió a besar, y después se fue. Deje salir todo el aire contenido, se había ido, todo estaba mejor ahora.


{***}
El receso era tal vez la cosa que menos odiaba de este lugar, pues aquellos cuarenta y cinco minutos de descanso, eran los únicos que teníamos en todo el día. Abrí la puerta de la cafetería, y me encontré con que todo el mundo me observaba, como siempre.


Camine a la fila para recoger mi comida, cada vez que me acercaba más la fila se abría aún más, hasta que me encontré a mí mismo cogiendo mi almuerzo. Lo bueno de ser popular, es que te tratan como rey. Deje mi bandeja en la mesa de mármol plomo, y me senté junto a todos mis conocidos.


__ Te reto a que le tires toda tu soda a la chica Mellark__ Vire mi rostro, y observe la última mesa. Ivette Mellark se encontraba devorando un sándwich junto a Amelia, su mejor amiga. Esa chica era demasiado linda como para ser amiga de ese monstruo.


__ Hecho__ Saque a Lisa de mis piernas, y con la soda en mi mano, me dirigí a la mesa de Mellark. Puse la gaseosa arriba de su cabeza, y la vertí lentamente, hasta dejarla empapada de la bebida. Sus ojos se cristalizaron, y una sonrisa torcida apareció en mi rostro. Ella se levantó, y salió corriendo.
__Eres un maldito imbécil, Payne__ Amelia se paró, y persiguió a la chica Mellark. Y yo, por primera vez, me sentí culpable.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: At the heart of the question | Resultados.

Mensaje por oktubre. el Mar 26 Nov 2013, 4:26 pm

Lore. escribió:
Brisa TB escribió:Hola ! Bueno me encanto la idea, me parece diferente a las que suelo leer o escribir. En un rato dejo mi ficha  Aunque, debo decir que me da coshita audicionar porque hay muy buenas escritoras en la nove y yo me siento pobre, pero con intentarlo no pierdo nada c: igual la leeré  


PD: ya que estoy.. esta es una pregunta para Maggie, Lore y Connú ¿Harán segunda temporada de 'The Sisters'? la estoy esperando.. no me eh olvidado de la nove  
Hola Brisa :AA:me alegro de que te guste la idea y vallas a audicionar. c: Y quiero reiterar que todas tienen la misma posibilidad de quedar, y tú escribes bien c: kjbsdfhjvs.

PD: Oh, sí te conozco de allí. Pero aun no diremos nada, es un secreto. (?) mentira, obvio sí. c: En poco tiempo, no te desesperes. <3
¡Que emoción!  simedeciasquenolaseguíanloibanalamentar  ahque(? las estaré vigilando haber si dan alguna pista o adelanto  
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: At the heart of the question | Resultados.

Mensaje por sampaio. el Mar 26 Nov 2013, 4:39 pm

vicko, push, sky(que no conozco pero sé que escribe bien), y sofí aquí. omg
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: At the heart of the question | Resultados.

Mensaje por oktubre. el Mar 26 Nov 2013, 5:20 pm

Mañana te dejo los requisitos, porque estoy haciendo un One-shot para audicionar y espero terminarlo mañana :33
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: At the heart of the question | Resultados.

Mensaje por Invitado el Mar 26 Nov 2013, 5:23 pm

paularamirez escribió:

Rol: La dueña de Starbucks
Nombre: Ian Somerhalder|Jessie West


Capitulo:

El amor se sentía en el aire. La ciudad de Paris estaba plagada de parejas de turistas, era el día de San Valentín, y la ciudad del amor estaba infestada de chocolates, cursilerías y muchas parejas extranjeras.
La hermosa francesa caminaba por las grandes calles  de Francia, mientras observaba el gran canal de Francia, el cual quedaba casi al costado de la Torre Eiffel. Vio a las parejas en aquellos pequeños barquitos que solían recorrer todo el canal de Francia; algunas parejas se besaban, otras se mimaban y algunas simplemente se quedaban abrazadas.
La morena sonrió al aire, estas fechas la hacían sentir en las nubes y al mismo tiempo nostálgica. Nunca se había enamorado, nunca había cogido la mano a alguien, y vivir en la ciudad del amor y estar soltera era difícil, podías ver a todo el mundo besándose y mimándose.
Su mano derecha empujo la puerta color verde del café “L'amour dans l'air”, el café más cursi de todo Paris. Las paredes eran blancas y tenían unos rojos y bien hechos corazón, tenían unas grandes ventanas las cuales estaban decoradas con algunos cupidos, y el delicioso olor a café recién molido.
__Buenos días Floirt- saludo a la anciana, dueña del café en donde trabajaba.
__Julieth, buenos días. Llegas temprano, como siempre- la anciana la miro mal. Julieth era una chica trabajadora, y solía venir siempre una hora antes al trabajo, en especial en estas fechas, cuando el café estaba decorado de forma más romántica de lo normal.
__Sabes que amo venir a ayudarte Floirt- la chica le mostro una de aquella sonrisas que hacía que todo el mundo olvidara las cosas, pero con Floirt no funcionaba tan fácil.
__Jul, querida, vas a coger tus cosas y te vas a ir a tu día de descanso- Floirt cogió las cosas de la chica y se las devolvió.
__Ok- refunfuño con enojo Julieth. Ella amaba y odiaba al mismo tiempo estas fechas, amaba la cursilería que llegaba a Paris, y odiaba el estar soltera.
Ella, ni nadie, entendía él porque estaba sola. Julieth era una chica hermosa, graciosa y comprensiva, pero no había llegado nadie especial en su vida, nadie que cumpliera por completo sus expectativas, en realidad, nadie había estado siquiera cerca.
Su mano volvió a la puerta verde del café, pero esta vez fue para salir. A veces Julieth podía odiar el descanso, raro, pero ella era así. Había nacido en una familia de pocos recursos, en donde tenías que trabajar para sobrevivir, y Julieth siempre había conseguido todo lo que quería con esfuerzo, e incluso había conseguido su empleo rogándole a la dueña por una semana, para que después de dos cansadas semanas de insistencias de parte de la morena, se lo concediera.
Sus vans de color negro pisaban el pavimento de la calle, hacia frio y se le había olvidado por completo traer unos guantes, y sus manos se estaban congelando. Julieth no tenía siquiera la más mínima idea de que hacer, normalmente, ella estaría en aquel instante sirviéndole un café a un turista o uno de los tantos clientes habituales, mientras suspiraba resignada a encontrar una pareja, pero no, ahí estaba ella, caminando hacia la nada en busca de algún lugar hacia donde ir.
Abrió la puerta de uno de los tantos Starbucks, el comercio americano se había adueñado de Francia hacía dos años, bueno, se había adueñado de toda Europa en sí. Coloco su chaqueta color café claro sobre la silla, dentro del local había calefacción, por lo que no era necesario llevar la chaqueta. El lugar estaba lleno, tanto de franceses como de extranjeros.
Julieth pidió un café con leche caliente, como siempre. La puerta del local volvió hacer aquel sonido de las campanillas por undécima vez en el tiempo que Julieth se encontraba en el Starbucks, pero esta vez, ella sintió las repentinas ganas de ver quién era la persona que había cruzado la puerta. Sus hermosos ojos marrones se encontraron mirando con asombro, a aquel ojos verde con unos bien formados rizos color chocolate.
Junto al castaño iba una hermosa chica, por lo que la emoción y ansias de Julieth se desplomaron casi al instante. La mirada del chico comenzó a recorrer el lugar, por lo que Julieth bajo su mirada y se concentró en usar su teléfono, claro, sin dejar de mirar por el rabillo de su ojo aquel hermoso castaño.
El castaño, por su parte, comenzaba a desesperarse por no encontrar ninguna mesa para él y su hermana mayor; estas vacaciones eran, sin duda alguna, para él las peores que haya tenido en su vida, primero su novia termino con el sin previo aviso, después habían llegado tarde hacia su vuelo, y casi lo habían perdido, y ahora su paciencia se estaba colmando. Su hermana, harta de su hermano, decidió ponerle fin al asunto y acercarse a la persona que más amable le pareciera, por lo que acudió a acercarse a una hermosa morena, la cual se encontraba concentrada jugando angry birds en su teléfono.
__Disculpa, mi hermano y yo estamos buscando una mesa, y no la encontramos. Crees que podríamos sentarnos contigo- la castaña hablo de una forma lenta, como si Julieth fuese estúpida. Julie se rio un poco, y dejo su teléfono a un lado.
__Hablo tu idioma, y claro que puedes sentarte- la castaña le dio una sonrisa de agradecimiento y vergüenza por como la había tratado hacia unos instantes.

Otro:
__¡James! __  El sonoro grito de mi madre se hizo presente en mi habitación. La puerta se abrió de golpe y dejo ver a mi enfada madre, pues ¿Cómo lo sabía?, además de que estaba roja de la furia, siempre me llamaba por mi segundo nombre cuando estaba enfadada.



__  ¿Que hice ahora? __ La pregunta salió de mi boca sin razón alguna; solía decir estupideces cuando estaba nervioso, y ese momento no era la excepción.


__ Si vas a tener relaciones con una chica, por favor, no dejes los condones en el piso del baño__mi madre me tiro sin descaro alguno el condón usado, literalmente, en la cara. Me miro mal, y salió por la puerta de mi habitación.


__ Lo siento__ Grite al aire.


Me levante de la cama con el condón en la mano, me dirigí al baño, y tire el preservativo en el tacho de basura. Me desvestí, y me adentre en la ducha. Después de quince minutos Salí de mi baño, pues mis duchas no duraban mucho. Abrí mi armario y escogí lo primero que encontré, una camisa negra manga corta, unos zapatos del mismo color, y unos simples jeans.
Baje al living principal de mi casa, en donde cogí las llaves de mi auto. Me adentre en mi gran Ford Ranger color azul marino, y me dirigí a la casa de mi mejor amigo. Me estacione a las afueras de la casa de Zayn, y le di dos pitadas a la bocina. Espere cinco minutos hasta que mi moreno amigo salió de su casa.


__ ¿Por qué siempre te demoras tanto? __ Zayn se vio en el pequeño espejo de la parte de arriba del auto, viro su rostro, y me dio una sonrisa amarga.


__ Esto__ el señalo su rostro con su dedo índice__ No se consigue en cinco minutos, entiéndelo Liam__ Instintivamente solté una gran carcajada. Ser vanidoso era lo de Zayn.


 __ Eres un imbécil__ Me reí de nuevo, y arranque el auto, para dirigirme al colegio.


{***}
High Time School es uno de los colegios más reconocidos en Europa, y un laberinto por completo. Recuerdo que cuando entramos en esta preparatoria Zayn y yo éramos invisibles, hasta que un día, por pura casualidad, le guste a Lisa Koffman, una de las chicas más popular del colegio, lo que me volvió a mi popular.


__ ¡Li, Li! __ La chillona voz de mi novia me llamo a lo lejos. Di una sonrisa torcida, y me vire para saludarla.  Ella se me tiro encima, y me dio uno de esos apasionados besos que ella daba, a todo el mundo. Yo sabía que Lisa era una perra total, pero la popularidad lo vale todo.


__ Lisa, amor ¿Cómo estás? __ intente sonar lo más interesado, pues no quería una pelea, porque una pelea con Lisa Koffman, significaba muerte social.


__ Muy bien, ayer fui de compras con Mel……__ en ese mismo instante, fue cuando deje de escuchar a Lisa; en realidad nunca la escuchaba, todo el tiempo fingía. Es realmente facial engañar a una chica como Lisa, con unos simples asentimientos y unos “Ok” “Que bien” y “Eso es asombroso”, puedes engañarla por completo.


__ ¿Y tú qué hiciste? __ La pregunta de Lisa me saco de mis pensamientos. Engañándote con mi candente vecina, eso estaba haciendo.


__ Cena familiar__ mentí.


__ Qué bien__ El timbre del comienzo de la primera hora sonó. Gracias a dios__ Bueno, nos vemos más tarde Li__ Ella me volvió a besar, y después se fue. Deje salir todo el aire contenido, se había ido, todo estaba mejor ahora.


{***}
El receso era tal vez la cosa que menos odiaba de este lugar, pues aquellos cuarenta y cinco minutos de descanso, eran los únicos que teníamos en todo el día. Abrí la puerta de la cafetería, y me encontré con que todo el mundo me observaba, como siempre.


Camine a la fila para recoger mi comida, cada vez que me acercaba más la fila se abría aún más, hasta que me encontré a mí mismo cogiendo mi almuerzo. Lo bueno de ser popular, es que te tratan como rey. Deje mi bandeja en la mesa de mármol plomo, y me senté junto a todos mis conocidos.


__ Te reto a que le tires toda tu soda a la chica Mellark__ Vire mi rostro, y observe la última mesa. Ivette Mellark se encontraba devorando un sándwich junto a Amelia, su mejor amiga. Esa chica era demasiado linda como para ser amiga de ese monstruo.


__ Hecho__ Saque a Lisa de mis piernas, y con la soda en mi mano, me dirigí a la mesa de Mellark. Puse la gaseosa arriba de su cabeza, y la vertí lentamente, hasta dejarla empapada de la bebida. Sus ojos se cristalizaron, y una sonrisa torcida apareció en mi rostro. Ella se levantó, y salió corriendo.
__Eres un maldito imbécil, Payne__ Amelia se paró, y persiguió a la chica Mellark. Y yo, por primera vez, me sentí culpable.
Ficha aceptada.
Es demasiada perfección junta, pls. Me encanta como escribes y me gusta el ship que armaste. c:
Suerte.<3
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: At the heart of the question | Resultados.

Mensaje por Legendary. el Mar 26 Nov 2013, 8:49 pm

¡Hola Lore! Vengo a audicionar porque desde hace tiempo la colectiva me había llamado la atención, además se ve interesante la trama *-* iba a usar a Selena pero creo que Conny la va a usar así que usaré otro de mis ships favoritos c:

Rol: La maestra
Personajes: Kaya Scodelario & Jack O'Connell

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

The Roadtrip:

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Capítulo 13


One thing I’ve learned is that you should never look back, the past is dead and buried. You get nothing from living there.

El moreno se sentía feliz. Había muchos factores para contribuir a su estado de ánimo. Primero…, todo el mundo comenzaba a llevarse bien. No tan bien como él desearía, pero ya no hay muchas peleas como antes. Segundo, estaba teniendo una relación bastante buena con Zuzu y eso le gustaba, le parecía linda y además ninguno de los dos involucraba sentimientos. ¿Qué más, Daniel, podía pedir?

Se dirigían a las afueras de San José. La ciudad les había aburrido muy pronto y algunos se querías regresar a Los Ángeles.
-El camino se parte en dos. ¿A dónde quieren ir primero? ¿A San Francisco o a Oakland? –La mitad se dividía por San Francisco, la otra mitad por Oakland. Daniel se sentía como si fuera un maestro tratando de callar a una clase para ponerse de acuerdo en alguna cosa. –Ok, ok, ya ya, creo que haremos esto de la manera antigua. –Sacó una moneda de su pantalón.
-Oh un sorteo con una moneda robada, pero que alegría.
-¡Cállate Penny! Deja a Daniel decidir el camino. –Penny miró mal a Zuzu, le iba a responder una respuesta filosa; pero gracias al trato que Zuzu le hizo hacer, no pudo decir nada. Daniel se dio cuenta que la mayoría se sorprendió cuando Penny no le contestó.

-Está bien, sin más objeciones… Cara es San Francisco, y águila es Oakland.
-Que la suerte siempre esté de vuestro lado. –Habló Fauna, tratando de imitar el acento de Effie Trinket, en los juegos del hambre. Daniel rio entre dientes y tan pronto llegó esa risa, tan pronto se fue. Aventó la moneda hacia arriba y cayó en la palma de su mano, enseguida la cerró.
-Momento de la verdad…, apúrate Daniel. –Habló Sebastien, Daniel lo miró con una media sonrisa y abrió su palma.
-Tocó el lado de San Francisco. –Penny, Trevor, y otros más bufaron ante la idea. –A ver, a ver, ¿por qué bufan?

-¿No les has dicho, verdad Penny? –Preguntó Emerson, Penny lo miró con los ojos abiertos. Se suponía que había confiado en él para no decir nada, hasta que estuvieran en Oakland.
-¿Qué no nos has dicho, querida? –Preguntó Sarah, Penny respiró profundo para evitar golpearlas, o decirles todo lo que les quería decir.
-Creo que el secreto ya tenía que ser expuesto. –Miró a Emerson, tomó aire y continúo. –Tengo familia en Oakland, son dueños de una cadena de hoteles. Nos podríamos quedar una semana en aquellos hoteles, sin costo.
-¡En Oakland será! –Gritó Sebastien, la rubia y el moreno rieron ante el comentario del castaño. Sebastien se podría considerar como el “payaso” del viaje. También el hombre más cínico.

-Podríamos hacer una rápida parada en San Francisco, luego irnos a Oakland y si nos quedó más ciudad por recorrer en San Francisco, podríamos regresar, ¿no creen? –Opinó Violet. Penny se quedó impresionada por su respuesta, a veces le costaba creer que ella y Zuzu provenían de la misma madre.
-Creo que es la opinión más razonable que haya escuchado en todo el viaje.
-Penny. –Llamó Zuzu. –Recuerdas lo de la otra vez, ¿verdad? –Ambas rubias se miraron mal, Daniel le costaba saber si su “pelea” era porque ambas eran rubias o porque sus personalidades chocaban.
-Como olvidarlo, querida. Cabe decir que ese día me cambiaste la vida. –Penny usó un tono con bastante sarcasmo, lo que sirvió a que Zuzu no dijera otra palabra más.

-Bueno, ya basta con sus peleas chicas. Tenemos un largo camino por recorrer. –Habló Zayn, pasó su brazo por los hombros de Zuzu y se dirigieron hacia la camioneta, no sin antes Zuzu darle una severa mirada a Penny.
Penny rodó los ojos y se subió a la camioneta de Daniel en la parte de atrás. Sabía muy bien que Zuzu comenzaría a jugar con Daniel, como lo había hecho con Sam. Y eso era algo que Penny no dejaría pasar. De alguna manera quería a Daniel, se había ganado el respeto de todos por su personalidad y además era alguien de admirar. Lo que Penny no entendía era el porqué de Zuzu de estar en estos momentos con Daniel.

Daniel prendió el carro, lo echó en marcha y Sebastien, Trevor y Drew lo siguieron con sus respectivas camionetas.


***


-Pensé que ya habían llenado el tanque. –La voz de Violet se escuchó entre todos. Daniel miró a los chicos y suspiró pesadamente.
Habían parado en medio de una carretera por la cuál, al parecer, nadie pasaba ya. Era media tarde y a su alrededor había mucha vegetación, árboles de diferentes tamaños, flores de diferentes colores y texturas. Se podía respirar algo puro en ese lugar.

-¿No dejaron gasolina para mi camioneta, verdad? –Preguntó, los chicos se miraron entre si y negaron con la cabeza un poco avergonzados. El moreno pasó sus manos por su cabello en señal de frustración. Trataba de calmarse y controlarse, no quería explotar delante de las personas con las que iba a pasar una muy buena temporada, juntos.

Se fue sin decir palabra. Después de dos semanas de estar organizando el viaje había estado tan enfocado en los demás y se había dejado a él de lado. Sentía como su integridad como “humano” se iba desapareciendo al robar, y robar, y robar cosas. Ya el límite que tenía en esas cuestiones morales había desaparecido y había rebasado la línea. Si antes se moría de miedo cuando hacía una de esos “mandados” especiales, ahora no le costaba en lo absoluto. Pero su mayo miedo era que le terminara gustándole.

-Hey. –La voz de Myra le llamó la atención, dio media vuelta para encontrarse con su hermana pequeña. –Ten. –Le extendió una cajetilla de cigarros, tan pronto como la agarró sacó un cigarro y el encendedor, Myra hizo lo mismo.
-¿Cómo sabías que quería uno de estos? –Preguntó Daniel, después de darle una gran calada.
-Te conozco, perfectamente como para saber que anda algo mal. No está enojado por la gasolina porque sabes que tienes un envase lleno de ella. –Daniel se le quedó viendo, no se acordaba de eso. Suspiró, cada vez que miraba a su cara le recordaba a su madre, y recordar a su madre era recordar a su padre. Al bastardo de su padre.

-Daniel, estoy esperando a que me digas que pasa. –Myra habló impacientemente. Daniel suspiró y se sentó debajo de un árbol, la morena lo imitó.
Daniel apoyó sus brazos en sus rodillas, dando caladas al cigarro profundas y lentas. Ya estando un poco más relajado, estaba a punto de sincerarse con Myra, decirle la verdad de la muerte de su padre y de como se sentía con respecto a los robos que habían tenido en el viaje.
-Myra, mira… eh tenido un sentimiento guardado dentro de mí por bastante tiempo, y creo que la culpa por fin me está cargando. El remordimiento acerca de la muerte de Yassir me está comiendo vivo en estos momentos, y haber dejado a nuestra madre con Whaliyaah y Michelle no fue bueno. ¡Vamos! Sólo le dejamos una nota y después nos fuimos a la mierda, con muchos chicos de por medio.
-¿Para eso hiciste este viaje, no? –Interrumpió Myra. –Para tener un poco de descanso en nuestros problemas…
-¡No! –Gritó Daniel, se paró. Se estaba enojando y sabía que tenía que alejarse de Myra, no quería desquitarse con ella, no quería convertirse en su padre. Quería ser el mismo, y no la copia exacta de Yassir. –No lo hice por eso, lo hice para huir de los problemas, ¿entiendes eso? No volveremos con mamá. ¡Nunca volveremos a San Diego! –Se dio cuenta como el semblante de su hermana cambió, no le había dicho eso a ella. No había confiado en ella, dado que siempre se confiaban todo.

Ambos sentían como la confianza, la confianza que había construido desde hace años se estaba desmoronando. Ambos tenían secretos que no se habían dicho y lo sabían perfectamente, no podían seguir con el jueguito de “somos los hermanos con la mejor relación del mundo” porque no era así. No habían tenido un tiempo para ellos dos, como lo estaban teniendo en esos momentos.

Silencio, era lo que reinaba en esos momentos, acompañado de incomodes y de tensión. Al final, Myra no pudo estar sin hablar así que fue la primera que tomó la palabra.
-¿Qué más me has ocultado? –Preguntó, su cara expresaba neutralidad, pero su tono de voz expresaba intolerancia, ira y coraje. Daniel río entre dientes y negó con la cabeza, sabía que él no era el único que ocultaba cosas, y sabía que ese era momento de decirlo.
-Maté a papá. –Respondió sinceramente. –Le quité los frenos a su carro y eso ocasionó su muerte, no fue un accidente como la policía le dijo a nuestra madre. –De nuevo, el silencio reinó entre ellos dos. Daniel escuchó la pesada respiración por parte de Myra y como tragó duramente.

-Tú también me has ocultado muchas cosas, Myralli. –Habló, después de buen rato en silencio. -¿Tú y Sebastien me cree lo demasiado estúpido para no darme cuenta que han hecho cosas a mis espaldas? –La confrontó, miró miedo en Myra…. Pero eso no le importó en verdad. La ira que estaba conteniendo desde hace rato lo estaba llevando al borde de la locura, y si no golpeaba algo, o ah alguien en esos momentos, iba a colapsar, y lo sabía muy bien.

Se fue hacia los chicos, Sebastien sabía acerca de que no le gustaba que estuviera con Myra. Daniel le había dicho, más bien le había advertido en una salida a un bar hace tiempo atrás, que no se acercara a su hermana Myra. Pero la verdad es que sabía que Sebastien no le iba a hacer caso.

Todos los chicos estaban pasando buen rato a pesar de las condiciones en las que se encontraban, se alarmaron cuando miraron la actitud de Daniel, todos se pararon del suelo inmediatamente, pero a Daniel solo le importaba una persona en específico… Sebastien.

-¡Hijo de puta! ¡Te dije que no te metieras más con Myra! –Lo agarró por la camisa, el miedo se apoderó del castaño y Daniel no dejó que se escapara, le propició un golpe en la cara, no tan fuerte como para dejarlo en el suelo, pero de que le dolió a Sebastien, le dolió.
-¡Daniel, BASTA!  -El grito de Penny lo hizo volver a la realidad, le pegaba a su mejor amigo, estaba a punto de empezar a ahorcarlo, estaba pasando todo lo que no quería que pasara momentos atrás…, estaban robando una de las camionetas.
-¡DANIEL! –Soltó a Sebastien y miraron que un chico estaba tratando de subir por una de las puertas para escaparse totalmente, eran dos chicos, uno que estaba manejando, obviamente, y otro que trataba de abrir la puerta para entrar a la camioneta.
-¡Trevor, dispara al aire! –El rubio acató la orden de Daniel y disparó al aire, el chico que venía colgando de la puerta se asustó con el disparo que perdió el equilibrio y cayó al suelo, dando varias vueltas por el impacto. El carro paró de repente y se escucharon unos gritos.

-¡Lo siento! –Los chicos escucharon el grito de una mujer para después ver como el carro se echaba a andar de nuevo. Daniel arrebató la pistola a Trevor y ordenó a los chicos que fueran detrás del chico que se cayó.
-Hija de puta. –Se limpió el sudor de la frente y apuntó a una de las llantas de la camioneta, disparó. La bala rebotó un poco más arriba de las llantas, más no en donde Daniel quería disparar. Disparó de nuevo y bingo, atinó a una de las llantas traseras y el carro frenó abruptamente.

-Eso va a costar, y mucho. –Habló Jackie.
-Lo sé polaca, ¿prefieres que se roben el auto que pagar una estúpida llanta? –Trató de moderar su tono de voz, aun así le salió tosca y dura.
-Lo siento. –Respondió Jackie.
-No, no. –Habló Daniel, dándose cuenta de como había dicho las cosas. –Perdóname a mí.

-Mientras tú estás disculpándote con la extranjera, la chica se salió del carro. –Escupió Penny. -¿Qué esperas? ¡Ve por ella! –Señaló a la chica de cabellos negros que se bajaba del carro y pensaba en correr, Daniel no tardó en reaccionar y fue detrás de la chica, con el arma cargada…, por si las dudas.
-¡Detente! –Gritó Daniel. -¡No te haré daño! –Pero la chica seguía corriendo, el moreno se apresuró más y se abalanzó hacia ella, cayendo ambos al suelo.

-¡¿Eres un estúpido o que?! ¡Me estás hiriendo, y dijiste que no me ibas a lastimar! –La vocecilla chillona de la chica le provocaba malestar a Daniel, si había algo que Daniel no quería en esos momentos, era otra pelea.
-No cariño, la estúpida eres tú por tratar de robar el carro, pendeja. –Zuzu, junto a las demás chicas llegaron con ellos dos. Daniel se paró y ayudó a la desconocida a pararse.
-¿Por qué la ayudas a pararse? –Preguntó Sarah, con evidente sarcasmo.
-Aun en estás situaciones, no dejaría de ser caballero. –Se relamió los labios y miró a la chica, ahora que la miró mejor… ¡Vaya! Estaba bonita, no, bonita no… Hermosa.
-Ay… Dios. –Daniel desvió la mirada, Penny rodó los ojos y la tomó de la mano.
-Vamos, tú y el otro pendejo tienen cuentas pendientes. –La jaló y la chica trató de deshacerse del agarre, pero Zuzu la detuvo por el otro lado y las demás chicas se pusieron detrás de ella para no dejarla escapar.

-¿Creen que me dan miedo un montón de niños pubertos? –Escupió la morena. Penny río entre dientes, porque Drew había escuchado y se acercó con su querida navaja.
-¿Niños pubertos? –Soltó una pequeña carcajada. –Bueno, en ese entonces no te quejes de que mi navaja acabe con tu linda carita. –Penny arqueó la ceja en cuánto miró que la chica tragaba en seco, la obligaron a sentarse a un lado del chico, un chico blanco, con cabellera oscura y ojos realmente azules; le ataron ambas manos y los pies, tal como el chico a su derecha.

-A ver, ¿por qué querían robar una camioneta? –Preguntó Fauna, el clan de las rubias {Penny, Zuzu y Sarah} se abstuvieron de pegarle un sopapo a Fauna. Emerson estuvo a punto de hablar pero la chica morena se adelantó.
-¿Sabes por qué? Porque me gusta coleccionar autos ajenos.
-Caitlin, basta. –El chico le susurró a la chica, pero fue lo bastante audible para que la mayoría escuchara.

-Cállate, Mason. –Daniel volteo con Penny y los demás, ya tenían los nombres de los dos, ahora sería más fácil tratar de quebrarlos un poco.
Myra tomó un poco del pasto y le metió un poco a la boca de Caitlin.
-Mantén tu boca cerrada.
-¡Myra! Déjala en paz. –Todos miraron a Daniel… Tiffany lo jaló del brazo y los alejó de los chicos atados.
-Proclamo una junta entre todos, ¡urgente! –Dijo.

Cuando ya todos estaban reunidos en un círculo, fue cuando empezó la disputa.
-¡Daniel! –Nicholas le tronó los dedos delante de su cara, no dejaba de ver a Caitlin. -¿Qué te pasa?
-Al parecer tiene un encanto sobre él, la bruja de allá. –Apuntó Penny con su mentón, y todos se voltearon a verla, sostenía una sonrisa maliciosa y coqueteaba con Daniel por medio de sus ojos.
-Mira Daniel, te necesitamos en los cinco sentidos ahora. ¿Qué haremos con éstos dos? –Habló Tyler, preguntando lo que todos querían saber.
-Hay… Hay que dejar que se integren con nosotros. –Simplemente…, no podía quitar la vista de Caitlin, mientras que la morena le guiñaba el ojo. Penny se dio cuenta de lo que Caitlin estaba viendo y se puso delante de él.
-Daniel. –No respondió. –Daniel. –No respondió. –Puta madre. –Lo tomó de las mejillas y lo obligó a mirarla, estaban a unos centímetros de besarse.
-No la mires, ¡es una bruja y te ha encantado!
-¿Qué? No, claro que no es una bruja. Es muy linda para serlo. –La rubia rodó los ojos, fue a una de las camionetas, tomó un cuadro de madera (que usan para poner las cosas de la fogata) y se dirigió con Caitlin. El cuadro golpeó la frente de la morena y ésta cayó al suelo sin protestar. Miró a Mason y estaba aterrado, levantó la madera para simular que lo golpeaba y éste se hizo para atrás con los ojos cerrados. Sonrió satisfactoriamente.

-Ahora si, ha decidir que hay que hacer con estos pendejos.
-¡Mírate! Yo no lo hubiera hecho mejor. –Habló Zuzu. –Vas mejorando. –Penny sonrió, no porque Zuzu la había elogiado, si no porque ambas tenían esa misma mentalidad.


***


La morena se levantó quejándose de su dolor en la cabeza, Daniel le aplicó un poco de agua en su frente para que el dolor se le pasara un poco. Le quitó un poco de sangre que tenía allí, y colocó un mechón de cabello detrás de su oreja.
-Gracias. –Dijo Caitlin.
-No hay de que. –Sonrió entre dientes. Caitlin volteó a todos lados, como buscando algo.
-¿Y Mason? ¿Dónde está? ¡Mason! –Gritó, Daniel la calló.
-Está bien, está con el resto de los chicos comiendo un poco.

-Mira, ya le está diciendo. –Violet habló, llamando la atención de todos. Vieron como Daniel desamarró a Caitlin y ésta se apresuró a abrazarlo, y Penny se quedó viendo como Daniel le correspondía el abrazo.
-Déjame decirte que tu querida noviecita no me cae bien, para nada.
-No es mi novia. –Todos dejaron de hacer lo que estaban haciendo cuando escucharon a Mason. –La conozco desde tiempo atrás. –Penny volteó de nuevo con Daniel para ver como Caitlin lo acercaba a su cara y le plantaba un beso en los labios.

-¿Unimos fuerzas para destruirla? –Penny saltó cuando sintió la voz de Zuzu en su oreja, tenía un tono tentador y coqueto. La rubia deparó su vista en Mason, había notado, cuando le dijo que Caitlin era su novia, que el castaño si le gustaba. Sonrió de medio lado,  mientras que Drew y Zuzu la miraban atentamente.
-Acepto. –Dijo guiñando un ojo.

___________________________________________

I am coming, for all the monsters that ever touched him, I am coming, for all the ones who twisted his stars into shadows, They turned him into a nightmare, So I’m going to be theirs.
and they’ll never wake up // k.s.
avatar


Ver perfil de usuario
------
------

Volver arriba Ir abajo

Re: At the heart of the question | Resultados.

Mensaje por Invitado el Mar 26 Nov 2013, 9:29 pm

Alouette. escribió:¡Hola Lore! Vengo a audicionar porque desde hace tiempo la colectiva me había llamado la atención, además se ve interesante la trama *-* iba a usar a Selena pero creo que Conny la va a usar así que usaré otro de mis ships favoritos c:

Rol: La maestra
Personajes: Kaya Scodelario & Jack O'Connell


The Roadtrip:

Capítulo 13


One thing I’ve learned is that you should never look back, the past is dead and buried. You get nothing from living there.

El moreno se sentía feliz. Había muchos factores para contribuir a su estado de ánimo. Primero…, todo el mundo comenzaba a llevarse bien. No tan bien como él desearía, pero ya no hay muchas peleas como antes. Segundo, estaba teniendo una relación bastante buena con Zuzu y eso le gustaba, le parecía linda y además ninguno de los dos involucraba sentimientos. ¿Qué más, Daniel, podía pedir?

Se dirigían a las afueras de San José. La ciudad les había aburrido muy pronto y algunos se querías regresar a Los Ángeles.
-El camino se parte en dos. ¿A dónde quieren ir primero? ¿A San Francisco o a Oakland? –La mitad se dividía por San Francisco, la otra mitad por Oakland. Daniel se sentía como si fuera un maestro tratando de callar a una clase para ponerse de acuerdo en alguna cosa. –Ok, ok, ya ya, creo que haremos esto de la manera antigua. –Sacó una moneda de su pantalón.
-Oh un sorteo con una moneda robada, pero que alegría.
-¡Cállate Penny! Deja a Daniel decidir el camino. –Penny miró mal a Zuzu, le iba a responder una respuesta filosa; pero gracias al trato que Zuzu le hizo hacer, no pudo decir nada. Daniel se dio cuenta que la mayoría se sorprendió cuando Penny no le contestó.

-Está bien, sin más objeciones… Cara es San Francisco, y águila es Oakland.
-Que la suerte siempre esté de vuestro lado. –Habló Fauna, tratando de imitar el acento de Effie Trinket, en los juegos del hambre. Daniel rio entre dientes y tan pronto llegó esa risa, tan pronto se fue. Aventó la moneda hacia arriba y cayó en la palma de su mano, enseguida la cerró.
-Momento de la verdad…, apúrate Daniel. –Habló Sebastien, Daniel lo miró con una media sonrisa y abrió su palma.
-Tocó el lado de San Francisco. –Penny, Trevor, y otros más bufaron ante la idea. –A ver, a ver, ¿por qué bufan?

-¿No les has dicho, verdad Penny? –Preguntó Emerson, Penny lo miró con los ojos abiertos. Se suponía que había confiado en él para no decir nada, hasta que estuvieran en Oakland.
-¿Qué no nos has dicho, querida? –Preguntó Sarah, Penny respiró profundo para evitar golpearlas, o decirles todo lo que les quería decir.
-Creo que el secreto ya tenía que ser expuesto. –Miró a Emerson, tomó aire y continúo. –Tengo familia en Oakland, son dueños de una cadena de hoteles. Nos podríamos quedar una semana en aquellos hoteles, sin costo.
-¡En Oakland será! –Gritó Sebastien, la rubia y el moreno rieron ante el comentario del castaño. Sebastien se podría considerar como el “payaso” del viaje. También el hombre más cínico.

-Podríamos hacer una rápida parada en San Francisco, luego irnos a Oakland y si nos quedó más ciudad por recorrer en San Francisco, podríamos regresar, ¿no creen? –Opinó Violet. Penny se quedó impresionada por su respuesta, a veces le costaba creer que ella y Zuzu provenían de la misma madre.
-Creo que es la opinión más razonable que haya escuchado en todo el viaje.
-Penny. –Llamó Zuzu. –Recuerdas lo de la otra vez, ¿verdad? –Ambas rubias se miraron mal, Daniel le costaba saber si su “pelea” era porque ambas eran rubias o porque sus personalidades chocaban.
-Como olvidarlo, querida. Cabe decir que ese día me cambiaste la vida. –Penny usó un tono con bastante sarcasmo, lo que sirvió a que Zuzu no dijera otra palabra más.

-Bueno, ya basta con sus peleas chicas. Tenemos un largo camino por recorrer. –Habló Zayn, pasó su brazo por los hombros de Zuzu y se dirigieron hacia la camioneta, no sin antes Zuzu darle una severa mirada a Penny.
Penny rodó los ojos y se subió a la camioneta de Daniel en la parte de atrás. Sabía muy bien que Zuzu comenzaría a jugar con Daniel, como lo había hecho con Sam. Y eso era algo que Penny no dejaría pasar. De alguna manera quería a Daniel, se había ganado el respeto de todos por su personalidad y además era alguien de admirar. Lo que Penny no entendía era el porqué de Zuzu de estar en estos momentos con Daniel.

Daniel prendió el carro, lo echó en marcha y Sebastien, Trevor y Drew lo siguieron con sus respectivas camionetas.


***


-Pensé que ya habían llenado el tanque. –La voz de Violet se escuchó entre todos. Daniel miró a los chicos y suspiró pesadamente.
Habían parado en medio de una carretera por la cuál, al parecer, nadie pasaba ya. Era media tarde y a su alrededor había mucha vegetación, árboles de diferentes tamaños, flores de diferentes colores y texturas. Se podía respirar algo puro en ese lugar.

-¿No dejaron gasolina para mi camioneta, verdad? –Preguntó, los chicos se miraron entre si y negaron con la cabeza un poco avergonzados. El moreno pasó sus manos por su cabello en señal de frustración. Trataba de calmarse y controlarse, no quería explotar delante de las personas con las que iba a pasar una muy buena temporada, juntos.

Se fue sin decir palabra. Después de dos semanas de estar organizando el viaje había estado tan enfocado en los demás y se había dejado a él de lado. Sentía como su integridad como “humano” se iba desapareciendo al robar, y robar, y robar cosas. Ya el límite que tenía en esas cuestiones morales había desaparecido y había rebasado la línea. Si antes se moría de miedo cuando hacía una de esos “mandados” especiales, ahora no le costaba en lo absoluto. Pero su mayo miedo era que le terminara gustándole.

-Hey. –La voz de Myra le llamó la atención, dio media vuelta para encontrarse con su hermana pequeña. –Ten. –Le extendió una cajetilla de cigarros, tan pronto como la agarró sacó un cigarro y el encendedor, Myra hizo lo mismo.
-¿Cómo sabías que quería uno de estos? –Preguntó Daniel, después de darle una gran calada.
-Te conozco, perfectamente como para saber que anda algo mal. No está enojado por la gasolina porque sabes que tienes un envase lleno de ella. –Daniel se le quedó viendo, no se acordaba de eso. Suspiró, cada vez que miraba a su cara le recordaba a su madre, y recordar a su madre era recordar a su padre. Al bastardo de su padre.

-Daniel, estoy esperando a que me digas que pasa. –Myra habló impacientemente. Daniel suspiró y se sentó debajo de un árbol, la morena lo imitó.
Daniel apoyó sus brazos en sus rodillas, dando caladas al cigarro profundas y lentas. Ya estando un poco más relajado, estaba a punto de sincerarse con Myra, decirle la verdad de la muerte de su padre y de como se sentía con respecto a los robos que habían tenido en el viaje.
-Myra, mira… eh tenido un sentimiento guardado dentro de mí por bastante tiempo, y creo que la culpa por fin me está cargando. El remordimiento acerca de la muerte de Yassir me está comiendo vivo en estos momentos, y haber dejado a nuestra madre con Whaliyaah y Michelle no fue bueno. ¡Vamos! Sólo le dejamos una nota y después nos fuimos a la mierda, con muchos chicos de por medio.
-¿Para eso hiciste este viaje, no? –Interrumpió Myra. –Para tener un poco de descanso en nuestros problemas…
-¡No! –Gritó Daniel, se paró. Se estaba enojando y sabía que tenía que alejarse de Myra, no quería desquitarse con ella, no quería convertirse en su padre. Quería ser el mismo, y no la copia exacta de Yassir. –No lo hice por eso, lo hice para huir de los problemas, ¿entiendes eso? No volveremos con mamá. ¡Nunca volveremos a San Diego! –Se dio cuenta como el semblante de su hermana cambió, no le había dicho eso a ella. No había confiado en ella, dado que siempre se confiaban todo.

Ambos sentían como la confianza, la confianza que había construido desde hace años se estaba desmoronando. Ambos tenían secretos que no se habían dicho y lo sabían perfectamente, no podían seguir con el jueguito de “somos los hermanos con la mejor relación del mundo” porque no era así. No habían tenido un tiempo para ellos dos, como lo estaban teniendo en esos momentos.

Silencio, era lo que reinaba en esos momentos, acompañado de incomodes y de tensión. Al final, Myra no pudo estar sin hablar así que fue la primera que tomó la palabra.
-¿Qué más me has ocultado? –Preguntó, su cara expresaba neutralidad, pero su tono de voz expresaba intolerancia, ira y coraje. Daniel río entre dientes y negó con la cabeza, sabía que él no era el único que ocultaba cosas, y sabía que ese era momento de decirlo.
-Maté a papá. –Respondió sinceramente. –Le quité los frenos a su carro y eso ocasionó su muerte, no fue un accidente como la policía le dijo a nuestra madre. –De nuevo, el silencio reinó entre ellos dos. Daniel escuchó la pesada respiración por parte de Myra y como tragó duramente.

-Tú también me has ocultado muchas cosas, Myralli. –Habló, después de buen rato en silencio. -¿Tú y Sebastien me cree lo demasiado estúpido para no darme cuenta que han hecho cosas a mis espaldas? –La confrontó, miró miedo en Myra…. Pero eso no le importó en verdad. La ira que estaba conteniendo desde hace rato lo estaba llevando al borde de la locura, y si no golpeaba algo, o ah alguien en esos momentos, iba a colapsar, y lo sabía muy bien.

Se fue hacia los chicos, Sebastien sabía acerca de que no le gustaba que estuviera con Myra. Daniel le había dicho, más bien le había advertido en una salida a un bar hace tiempo atrás, que no se acercara a su hermana Myra. Pero la verdad es que sabía que Sebastien no le iba a hacer caso.

Todos los chicos estaban pasando buen rato a pesar de las condiciones en las que se encontraban, se alarmaron cuando miraron la actitud de Daniel, todos se pararon del suelo inmediatamente, pero a Daniel solo le importaba una persona en específico… Sebastien.

-¡Hijo de puta! ¡Te dije que no te metieras más con Myra! –Lo agarró por la camisa, el miedo se apoderó del castaño y Daniel no dejó que se escapara, le propició un golpe en la cara, no tan fuerte como para dejarlo en el suelo, pero de que le dolió a Sebastien, le dolió.
-¡Daniel, BASTA!  -El grito de Penny lo hizo volver a la realidad, le pegaba a su mejor amigo, estaba a punto de empezar a ahorcarlo, estaba pasando todo lo que no quería que pasara momentos atrás…, estaban robando una de las camionetas.
-¡DANIEL! –Soltó a Sebastien y miraron que un chico estaba tratando de subir por una de las puertas para escaparse totalmente, eran dos chicos, uno que estaba manejando, obviamente, y otro que trataba de abrir la puerta para entrar a la camioneta.
-¡Trevor, dispara al aire! –El rubio acató la orden de Daniel y disparó al aire, el chico que venía colgando de la puerta se asustó con el disparo que perdió el equilibrio y cayó al suelo, dando varias vueltas por el impacto. El carro paró de repente y se escucharon unos gritos.

-¡Lo siento! –Los chicos escucharon el grito de una mujer para después ver como el carro se echaba a andar de nuevo. Daniel arrebató la pistola a Trevor y ordenó a los chicos que fueran detrás del chico que se cayó.
-Hija de puta. –Se limpió el sudor de la frente y apuntó a una de las llantas de la camioneta, disparó. La bala rebotó un poco más arriba de las llantas, más no en donde Daniel quería disparar. Disparó de nuevo y bingo, atinó a una de las llantas traseras y el carro frenó abruptamente.

-Eso va a costar, y mucho. –Habló Jackie.
-Lo sé polaca, ¿prefieres que se roben el auto que pagar una estúpida llanta? –Trató de moderar su tono de voz, aun así le salió tosca y dura.
-Lo siento. –Respondió Jackie.
-No, no. –Habló Daniel, dándose cuenta de como había dicho las cosas. –Perdóname a mí.

-Mientras tú estás disculpándote con la extranjera, la chica se salió del carro. –Escupió Penny. -¿Qué esperas? ¡Ve por ella! –Señaló a la chica de cabellos negros que se bajaba del carro y pensaba en correr, Daniel no tardó en reaccionar y fue detrás de la chica, con el arma cargada…, por si las dudas.
-¡Detente! –Gritó Daniel. -¡No te haré daño! –Pero la chica seguía corriendo, el moreno se apresuró más y se abalanzó hacia ella, cayendo ambos al suelo.

-¡¿Eres un estúpido o que?! ¡Me estás hiriendo, y dijiste que no me ibas a lastimar! –La vocecilla chillona de la chica le provocaba malestar a Daniel, si había algo que Daniel no quería en esos momentos, era otra pelea.
-No cariño, la estúpida eres tú por tratar de robar el carro, pendeja. –Zuzu, junto a las demás chicas llegaron con ellos dos. Daniel se paró y ayudó a la desconocida a pararse.
-¿Por qué la ayudas a pararse? –Preguntó Sarah, con evidente sarcasmo.
-Aun en estás situaciones, no dejaría de ser caballero. –Se relamió los labios y miró a la chica, ahora que la miró mejor… ¡Vaya! Estaba bonita, no, bonita no… Hermosa.
-Ay… Dios. –Daniel desvió la mirada, Penny rodó los ojos y la tomó de la mano.
-Vamos, tú y el otro pendejo tienen cuentas pendientes. –La jaló y la chica trató de deshacerse del agarre, pero Zuzu la detuvo por el otro lado y las demás chicas se pusieron detrás de ella para no dejarla escapar.

-¿Creen que me dan miedo un montón de niños pubertos? –Escupió la morena. Penny río entre dientes, porque Drew había escuchado y se acercó con su querida navaja.
-¿Niños pubertos? –Soltó una pequeña carcajada. –Bueno, en ese entonces no te quejes de que mi navaja acabe con tu linda carita. –Penny arqueó la ceja en cuánto miró que la chica tragaba en seco, la obligaron a sentarse a un lado del chico, un chico blanco, con cabellera oscura y ojos realmente azules; le ataron ambas manos y los pies, tal como el chico a su derecha.

-A ver, ¿por qué querían robar una camioneta? –Preguntó Fauna, el clan de las rubias {Penny, Zuzu y Sarah} se abstuvieron de pegarle un sopapo a Fauna. Emerson estuvo a punto de hablar pero la chica morena se adelantó.
-¿Sabes por qué? Porque me gusta coleccionar autos ajenos.
-Caitlin, basta. –El chico le susurró a la chica, pero fue lo bastante audible para que la mayoría escuchara.

-Cállate, Mason. –Daniel volteo con Penny y los demás, ya tenían los nombres de los dos, ahora sería más fácil tratar de quebrarlos un poco.
Myra tomó un poco del pasto y le metió un poco a la boca de Caitlin.
-Mantén tu boca cerrada.
-¡Myra! Déjala en paz. –Todos miraron a Daniel… Tiffany lo jaló del brazo y los alejó de los chicos atados.
-Proclamo una junta entre todos, ¡urgente! –Dijo.

Cuando ya todos estaban reunidos en un círculo, fue cuando empezó la disputa.
-¡Daniel! –Nicholas le tronó los dedos delante de su cara, no dejaba de ver a Caitlin. -¿Qué te pasa?
-Al parecer tiene un encanto sobre él, la bruja de allá. –Apuntó Penny con su mentón, y todos se voltearon a verla, sostenía una sonrisa maliciosa y coqueteaba con Daniel por medio de sus ojos.
-Mira Daniel, te necesitamos en los cinco sentidos ahora. ¿Qué haremos con éstos dos? –Habló Tyler, preguntando lo que todos querían saber.
-Hay… Hay que dejar que se integren con nosotros. –Simplemente…, no podía quitar la vista de Caitlin, mientras que la morena le guiñaba el ojo. Penny se dio cuenta de lo que Caitlin estaba viendo y se puso delante de él.
-Daniel. –No respondió. –Daniel. –No respondió. –Puta madre. –Lo tomó de las mejillas y lo obligó a mirarla, estaban a unos centímetros de besarse.
-No la mires, ¡es una bruja y te ha encantado!
-¿Qué? No, claro que no es una bruja. Es muy linda para serlo. –La rubia rodó los ojos, fue a una de las camionetas, tomó un cuadro de madera (que usan para poner las cosas de la fogata) y se dirigió con Caitlin. El cuadro golpeó la frente de la morena y ésta cayó al suelo sin protestar. Miró a Mason y estaba aterrado, levantó la madera para simular que lo golpeaba y éste se hizo para atrás con los ojos cerrados. Sonrió satisfactoriamente.

-Ahora si, ha decidir que hay que hacer con estos pendejos.
-¡Mírate! Yo no lo hubiera hecho mejor. –Habló Zuzu. –Vas mejorando. –Penny sonrió, no porque Zuzu la había elogiado, si no porque ambas tenían esa misma mentalidad.


***


La morena se levantó quejándose de su dolor en la cabeza, Daniel le aplicó un poco de agua en su frente para que el dolor se le pasara un poco. Le quitó un poco de sangre que tenía allí, y colocó un mechón de cabello detrás de su oreja.
-Gracias. –Dijo Caitlin.
-No hay de que. –Sonrió entre dientes. Caitlin volteó a todos lados, como buscando algo.
-¿Y Mason? ¿Dónde está? ¡Mason! –Gritó, Daniel la calló.
-Está bien, está con el resto de los chicos comiendo un poco.

-Mira, ya le está diciendo. –Violet habló, llamando la atención de todos. Vieron como Daniel desamarró a Caitlin y ésta se apresuró a abrazarlo, y Penny se quedó viendo como Daniel le correspondía el abrazo.
-Déjame decirte que tu querida noviecita no me cae bien, para nada.
-No es mi novia. –Todos dejaron de hacer lo que estaban haciendo cuando escucharon a Mason. –La conozco desde tiempo atrás. –Penny volteó de nuevo con Daniel para ver como Caitlin lo acercaba a su cara y le plantaba un beso en los labios.

-¿Unimos fuerzas para destruirla? –Penny saltó cuando sintió la voz de Zuzu en su oreja, tenía un tono tentador y coqueto. La rubia deparó su vista en Mason, había notado, cuando le dijo que Caitlin era su novia, que el castaño si le gustaba. Sonrió de medio lado,  mientras que Drew y Zuzu la miraban atentamente.
-Acepto. –Dijo guiñando un ojo.
Ficha aceptada.
¡Steph! amor, que bueno tenerte por acá. Me encanto tú escrito, además de que soy fan de tu escritura y eso. Entonces, suerte.<3
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: At the heart of the question | Resultados.

Mensaje por Legendary. el Mar 26 Nov 2013, 11:11 pm

Lore. escribió:Ficha aceptada.
¡Steph! amor, que bueno tenerte por acá. Me encanto tú escrito, además de que soy fan de tu escritura y eso. Entonces, suerte.<3
ow no pensé en tener más fans(? ok no xD muchas gracias hermosa

___________________________________________

I am coming, for all the monsters that ever touched him, I am coming, for all the ones who twisted his stars into shadows, They turned him into a nightmare, So I’m going to be theirs.
and they’ll never wake up // k.s.
avatar


Ver perfil de usuario
------
------

Volver arriba Ir abajo

Re: At the heart of the question | Resultados.

Mensaje por Sophia. el Miér 27 Nov 2013, 9:17 am

Lore, ¿cuándo cierras audiciones? :c
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: At the heart of the question | Resultados.

Mensaje por loubricante. el Miér 27 Nov 2013, 9:30 am

espero que pronto bc quiero escribir para esta nc :c.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: At the heart of the question | Resultados.

Mensaje por Invitado el Miér 27 Nov 2013, 10:52 am

me too:c
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: At the heart of the question | Resultados.

Mensaje por Invitado el Miér 27 Nov 2013, 1:46 pm

Cerrare dentro de una semana. Aproximadamente el 4 de Diciembre. Sí veo que no hay más, cierro antes. Les recomiendo que las vallan subiendo ahora, bc quizás cambie de opinión.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: At the heart of the question | Resultados.

Mensaje por Invitado el Miér 27 Nov 2013, 1:47 pm

¡Audicionen! 
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: At the heart of the question | Resultados.

Mensaje por oktubre. el Miér 27 Nov 2013, 1:50 pm

Ya terminó mi One shot y subo mi ficha  
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: At the heart of the question | Resultados.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 9. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.