O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» ¿Es posible el amor? Draco y tú
Hoy a las 10:44 pm por AngelMalfoy

» «Go back to Uk» [Harry S.]
Hoy a las 10:36 pm por AngelMalfoy

» Heroes. (Muro Interactivo)
Hoy a las 10:18 pm por yagmur.

» Guerra de Sexos; muro.
Hoy a las 10:15 pm por mieczyslaw

» Half-Cold Half-Hot
Hoy a las 9:32 pm por Kurisu

» cockamamie dreamer ~
Hoy a las 9:28 pm por Ritza.

» El Círculo {One Direction} |NC|
Hoy a las 8:05 pm por Legendary.

» MY POWER |Celyn|
Hoy a las 4:08 pm por Celyn

» death path
Hoy a las 3:40 pm por Andy Belmar.

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

business disruptions. {inscripciones cerradas.}

Página 3 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: business disruptions. {inscripciones cerradas.}

Mensaje por pisces. el Sáb 26 Oct 2013, 9:59 am

¡Gia!, la idea estuvo realmente hermosa, me enamore de ella, porque siempre tienes que escribir tan hermoso. Así que aquí  dejo todo.
•Personajes que deseas reservar: Alexis Bledel y Nicholas Hoult, Zayn Malik y Elizabeth Olsen
•¿Por qué quieres quedar?: Porque la idea es realmente buena, es algo que lees y no puedes esperar a ver mas de ello, me encantaría quedar en esta n.c, ya que es una de las mejores ideas que he leído, ademas que me encantaría formar parte de ella y escribir junto a ti, ya que creo que eres una grandiosa escritora.
•Capítulo, one, escrito por ti: [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Leí las reglas:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: business disruptions. {inscripciones cerradas.}

Mensaje por pisces. el Sáb 26 Oct 2013, 10:03 am

Owww, pase de página adjadjkasdlassdajdlkajkd   
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: business disruptions. {inscripciones cerradas.}

Mensaje por hood. el Sáb 26 Oct 2013, 1:09 pm

ayyy askjdasgdashg me encantó la idea  
dentro de un rato te dejo todo<3
avatar


Ver perfil de usuario http://wattpad.com/castawys

Volver arriba Ir abajo

Re: business disruptions. {inscripciones cerradas.}

Mensaje por blake. el Sáb 26 Oct 2013, 3:46 pm

Ems, no te odio, claro que no. El código quedó realmente hermoso en tu audición así que no me puedo quejar. Además, no es mío xd
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: business disruptions. {inscripciones cerradas.}

Mensaje por Invitado el Sáb 26 Oct 2013, 6:35 pm

Ya llegué :BAM: ahquesehacia. Ahora leo todo<3.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: business disruptions. {inscripciones cerradas.}

Mensaje por Invitado el Sáb 26 Oct 2013, 6:43 pm

CamiiBeliberStyles escribió:Personaje que deseas reservar: Hayley Williams & Chris Drew.
¿Por qué quieres quedar? Me ha interesado mucho la trama, y además las NC. Soy nueva ene sto y me gustaría probar con algo que de verdad me guste, osea esto gg. 
Capítulo, one, escrito por tí:
Capi:
 
Capítulo 003


Narra Chris:
Era Lunes, el jodido y usual Lunes. Me levante gracias al olor que dejaba el alcohol de Rick, ¿quién? mi padre. ¿por qué lo llamo por su nombre? Pues dicen que un hombre no se merece llamar 'padre' cuando a maltratado a su hijo. Sí me pasa siempre, le paso a mi madre, Marie Jones, una mujer hermosa, mi todo. ¿Cómo murió? Una enfermedad de la sangre, aunque yo no me lo creo. Siempre fue abusada por Rick, su muerte era lo que esperaba y a la ves no quería, de tantos abusos podría haber muerto, así que si estaba lejos de Rick, mejor. 
Ya comencé a escuchar los gritos de Rick, obligándome a que me apure. Me cambie como siempre lo he echo, camisa, remera, pantalón y unas convers arruinadas, prefiero andar descalzo, pero no puedo, la escuela no me lo permite, patético. Me puse la colonia favorita de mi madre, me la dio antes de morir. Bajé, si la casa era de dos pisos, era hermosa, pero ahora es un asco a causa de Rick y su vagues de no limpiar nada, ensuciar más. Y a estaba Rick, fumando y con ropa peor que la mía.

-¡Idiota! Vas a hacerme llegar tarde al trabajo si te espero. -¿qué trabajo? reí ante esto-
-Lo siento -no debería disculparme-
-Sube al auto. -auto robado querrás decir-

El viaje como siempre, fue terrible. Rick nombrado nuestros errores, insultando a cualquier persona, incluso a mi. Tomo una lata de cerveza de la guantera y siguió conduciendo, algún día iba a morir si seguía yendo en el auto con él. Me dejó en el estacionamiento de la escuela y se fue sin decir nada más con ese auto chatarra. Apenas entre las burlas comenzaban, mucho rumores sobre mi habían, eso estaba claro. Si no eres popular, algo que no soy, la gente te molesta. Típico de secundaría americana, y allí estaba Amber Riley. Es hermosa, la chica que me inspira a escribir canciones las cuales son estúpidas y cursis, aún no he escrito una que de en serio me guste. Ella es popular, capitana de porrista, lo de siempre. Pero ella es distinta a los demás populares, ella es más dulce, más humilde, más real. Aún así hace poco cambio, y puede decirse que es una perra. Cambio conmigo al entrar en secundaria {este es el ultimo año} y ahí se encontraba Harriet Theriot, mi mayor enemiga. Ella y su cabello raro, no voy a negar que no sea linda o talentosa, pero la odio.

Narra Harriet:
Note la mirada fría de Chris, Chris Drew. Su hermosa mirada, aunque nos odiemos, me gusta y mucho. Sé que hoy no es su mejor día, lo veo en su cara. Recuerdo cuando eramos los mejores amigos, cuando le importaba más que Amber, maldita Amber. Amber esto Amber lo otro. 
Cuando estábamos en la primaria, la superioridad y el régimen de popularidad no importaba, buenos tiempos, eramos como hermanos, sé todo de él y él sabe todo de mi. Tiene razones para insultarme al igual que yo. ¿Cómo nos separamos de aquella hermandad? Amber y mis celos nunca van a ser la mejor combinación, casi las destroce, eso causo el enojo de Chris, y por muchas estupideces más. Discutimos por todo, nos molestamos siempre, somos nuestros propios bravucones. Pero eso no cambia mi afecto hacía él. Nunca va a cambiar, y nos cruzamos para tomar distintos caminos.
-Muévete perr*.
-¿Cómo me llamaste?
-Perr*, lo que eres.
-Que yo sepa, nunca tuve novio.
-Por lo horrible que eres. -sus palabras herían-
-Claro, Brad Pritt. -reí ante eso-
-Solo hazme el favor de moverte de mi camino.
-¿Y si no?
Amo la pareja c':
Espero que te guste el cap, sé que es tarde..
Pero tuve una reunión familiar y mi madre dijo 'vamos a llegar temprano no te preocupes' y esa fue la mentira del año, fue como '¿en serio?'  :KQ: 
Y al llegar me cambie, fui al baño {gg} y me tiré sobre la computadora, tuve que convencer mucho a mis padres para dejarme estar en la jodida maquina, funcionó   
Más horas de vicio 
Besos n.n
denegados.
lo siento, beibi<3 pero, no es lo que busco; al menos no en tu tipo de narración. como ya dije, espero que los capítulos se profundicen mucho más, que tenga cierto desarrollo y por supuesto, detalles. tiene además, algunos errores gramaticales y de puntuación, pero a todos nos pasa. escribes muy lindo, y gracias por tomarte tu tiempo en participar, nena. c:
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: business disruptions. {inscripciones cerradas.}

Mensaje por Invitado el Sáb 26 Oct 2013, 6:47 pm

Wanda. escribió:
rocío no me odies por robarte el código pero se ve lindu:c don't hate ems:c

•Personajes que deseas reservar: Saoirse Ronan and Jake Abel | Astrid Berges and Sam Claflin.
•¿Por qué quieres quedar? Bueno, porque tengo ganas. .(?). asdfghjkl ignora eso, plz. Es obvio que la idea esa bastante original y nunca había visto algo parecido. Además, la forma en la que lo planteas y la trama que tiene esta nc me enamoraron por completo y me encantaría audicionar. Fuera de eso, me encantaría tener la oportunidad de nuevamente escribir contigo. Gracias a el stalkeo de tu pvt estoy aquí y estoy completamente agradecida de eso bc es todo muy perfecto.
•Capítulo, one, escrito por ti:
like a host! || capítulo.:
Un idiota del que te enamorarás
Capitulo 006



“No puede estar pasando, no ahora.”
En realidad hace mucho no ocurría y sentía que no podía controlarlo, no sin su hermano mayor cerca.
Las manos le temblaban notablemente y no podía evitarlo por más que quisiera.
—Vamos, Izzy, tu puedes superarlo.
Su respiración era constantemente agitada y sentía que la perdía, se estaba ahogando.
¿Y por qué sucedía esto?  La simple noticia de la temática de “superhéroes” la había hecho palidecer, y los ataques de pánico habían vuelto.
—Respira, respira.
Intentaba volver a su respiración normal, ya que estaba tan asustada que no sabía que le podía pasar.
En realidad, a Izzy cuando era pequeña le sucedía eso muy seguido, y en los últimos dos años había podido controlarlo. Pero aquella noticia de improviso la había tomado con tanta sorpresa que no podía parar de temblar.
Entonces, un alma se le acercó. Quizá para burlarse de su sufrimiento, quizá para ayudarla. Sinceramente, en ese momento no le importaba. Se sentía desfallecer, y lo menos que le tomaba importancia era una la opinión de una persona desconocida, o bien, conocida brevemente.
—Hey, ¿estás bien? —por primera vez el rubio que si ella no se equivocaba se llamaba Jake, le había hablado sin elegancia. Solamente podía sentir la preocupación de su voz.
—¿En serio crees que estoy bien? —logró decir y se volteó, para no verle la cara. Con dificultad se levantó del sillón en que estaba sentada, pero el chico la tomó del brazo. —¡No me toques, aléjate! ¡Maldición, aléjate! —estaba completamente fuera de control, y aquel chico se estaba metiendo en terreno prohibido.
Sus gritos resonaron con ímpetu por la sala en la que se encontraban y la mayoría de los miembros del “Host Club” la observaron sorprendidos.
“Cálmate, Isabelle, cálmate.”
El hecho de que la empezaran a mirar la puso más nerviosa.
Quizá si no se encontrara presente la batahola de afuera, y los quejidos de sus compañeras por esta horrible deuda, no se encontraría tan mareada.
 Los ojos le pesaban y no podía ver más que borrones de lo que sería la realidad.
Grant se acercó a ella con su típica facha educada, y completamente serio. Sería extraño verlo de otra manera, creía ella.
—Isabelle, venga conmigo. —la llevó, o prácticamente, la arrastró a una zona de la sala en la cual había una especie de bar. Sacó de allí una copa y la posicionó con cuidado sobre la mesa, luego vertió agua en ésta y se la entregó cuidadosamente. —Bébela.
Ella con desconfianza, se la llevó a la boca. Aún seguía mareada, pero  se encontraba mejor.
—Si quiere, puede retirarse por ésta vez. —
Izzy lo miró con costosa ironía.
—Después por dejarme retirarme seguramente me harán trabajar el doble. Así que no, gracias. —su voz sonaba como navajas que estaba dispuesta a clavar en cualquier persona que en este preciso momento se atravesara en su camino.
—Usted en serio cree que somos unas personas sin corazón. —afirmó el castaño.
—Con solo decirte que con el día del banquete pensé que era comida envenenada, pues sí, lo creo. —no le gustaba complacer a la gente, siempre daba su opinión sin importar nada. Quizás esa es una de las razones por las que nunca tuvo muchos amigos. —Permiso.
Se fue caminando penosamente hacia el vestidor y sacó cualquier disfraz que encontró y se lo colocó.
Se observó en el espejo y se dio cuenta de que era la mujer invisible. Quizá era adecuado para ella, ya que no era un disfraz muy revelador y la mujer invisible tenía una apariencia física parecida a ella.
Se alegró porque no le gusta exponer su cuerpo, y menos a muchas personas. Estaba cómoda con ese disfraz.
Salió, ya “normal” por llamarle de alguna manera. Destiny se acercó a ella con aire preocupado. Algo extraño, ya que esa chica era una rebelde sin causa.
—¿Estás bien?
Todos le hacían la misma pregunta.
—Sí, lo estoy.
Des la miró dudosa, pero luego le sonrió y se alejó.
Al igual que la vez pasada, un sonido estrepitoso sonó por la habitación.
Se formaron las mismas filas, y ella notó que al parecer era una costumbre del lugar. Grant volvió a explicar las reglas del Middelford Club y todos los presentes asintieron.
Un chico de manera tímida se acercó a ella. Isabelle consideró que era una actitud algo…extraña.
El chico del otro día la miraba como si fuera su presa y se la quisiera comer. Éste no hacía más que observar el piso y no mirarle la cara.
—Ehm…hola. —dijo él, hablándole a su anfitriona.
—Hola, soy Isabelle.
Por alguna razón le había agradado el hecho de que el chico fuera tímido. Además de que no era feo, tenía ojos verdes, cabello castaña y una apuesta cara de inocencia.
—Yo…yo soy Freddie. —
—¿Por qué estás aquí si tienes vergüenza? —la chica soltó todo directamente, y por primera vez, Freddie le dirigió la mirada.
—Quería…no sé, es algo ridículo. Quería sentirme como un alumno normal que viene y coquetea con una chica guapísima, pero creo que no funcionó.
“No todos son iguales” pensó la oji-azul, aquella idea la complacía.
—Mira, Freddie. No tienes que encajar con estas personas, solo sé tú mismo, todo saldrá bien. —no solía hablar así con personas desconocidas, pero gente así, lo valía. —Y si quieres, podemos ser amigos. Es sensacional encontrar a alguien que no sea egocéntrico, como ciertas personas.
Por alguna razón, dirigió su mirada a Jake, quien la miró de vuelta, confundido.
—Gracias, ¿Izzy? —la rubia asintió. —Bueno, gracias.

Luego de que terminara ese episodio todas las chicas estaban cambiándose a su uniforme normal, algunas se iban juntas, y otras solas, pero todas querían salir de aquel club lo antes posible.
Cuando Isabelle estaba por salir, una voz la detuvo.
—Isabelle. —se dio la vuelta y se encontró con Jake. —Necesito hablar con usted. —había vuelto a su tono formal, y le pidió amablemente salir de la habitación.
—Señorita…—ella lo interrumpió.
—Ya para con tu cortesía, me estás hartando. Ve directo al grano.
Él la miró ofendido, pero le dio la razón.
—Solamente quería saber cómo te encontrabas. —quizá el tono que usó, o la cara que puso, hizo conmover a Izzy. Por alguna razón, lo encontró…tierno. ¡Y ella no era así! No encontraba tierno a alguien que ella creía odiar. Tampoco se conmovía con simples palabras.
—Gracias. —susurró casi inaudible.
Quedaron en un largo silencio, un largo y agradable silencio. Pero fue roto por él.
—Supongo que nos vemos mañana, eh…adiós. —le besó la comisura de los labios y le sonrió con arrogancia.
Todos los sentimientos de Izzy se esfumaron como un rayo, y él se fue.
—Es un idiota. —murmuró al aire.
Un idiota del que te enamorarás.

ajtr || capítulo:
Capítulo 07


Luke O'Donnell || Suzanne Stryder

Tenía sueño, bastante a decir verdad.
Los ojos se le cerraban y de alguna manera, eso la aliviaba
No había logrado dormir en toda la noche. Su hermano, Jamie, la había mantenido despierta toda esta misma; sabiendo cuanto la fastidiaría eso, pero también con el conocimiento de que estaría tan cansada que no se tomaría el tiempo de regañarlo.
Y así fue. Ella ya no tenía fuerzas si quiera para acomodarse de alguna madera más cómoda para conciliar el sueño. Solamente quería dejar de escuchar la batahola que era presente en el avión —gracias a sus compañeros— y dormir, aunque fuera  como estaba ahora, con su cabeza apoyada en la ventana.
No le agradaba la idea de ir a Francia, pero tampoco le desagradaba. Simplemente sentía que extrañaría mucho a su madre y a su hermano, pero, como decía su madre “Todo por los estudios” y ahora se encontraba en un avión en dirección a París.
Por alguna razón, ella creía que ir a la “ciudad del amor” no sería del todo “estudioso” como estaba previsto.
Y extrañamente a ella lo que maravillaba más que cualquier cosa, a  diferencia de la mayoría de las chicas, no era la ciudad del amor; era el café. Bastante extraño, pero cuando era pequeña su madre siempre hablaba de la exquisitez del café de París. Y Susie, como —por llamarlo de una manera— amante del café, quería comprobar las palabras de su progenitora.
Y si alguien se lo pregunta, sí, Suzanne es bastante extraña. Aunque la definen como una persona común y corriente es porque no la conocen, y siendo honesta, a ella le agrada eso. Que no la tomen en cuenta ya que la atención no es su mayor agrado ni tampoco una preocupación. Sí, tiene un amigo, quizás algunos conocidos y a su familia. No significa que sea una insociable, es simplemente porque a ella le gustan las cosas así.
En realidad, estaba cómoda con tener amigos que ella consideraba reales, ya que, la mayoría de sus compañeros —según su opinión— eran unos falsos de lo peor.
Suzanne seguía apegada a la ventana, intentando apartarse del bullicio presente en la realidad y aún, con los ojos cerrados. Cualquiera pensaría que estaba demente, pero el sueño nos lleva a tal punto de hacer lo que sea por intentar dormir, en especial a ella, que dormir es una de sus “actividades” favoritas.
Nate a su lado hizo un movimiento extraño en el cual accidentalmente empujó a Susie, quien sobresaltada lo primero que hizo fue darle un fuerte golpe a su amigo en el hombro.
Él se quejó en voz alta.
—Estaba quedándome dormida. —explicó, él simplemente le lanzó una mirada de esas que te asesinan sin siquiera tocarte, pero no causó nada en ella más que una simulada gracia.
Aprovechó de acomodarse para quedar apoyada en el asiento, pero Nate nuevamente se movió, saliéndose del asiento.
—¿Pero qué haces? —la frustración de su voz era notable, su amigo se acercó a ella.
—Luke consiguió sentarse con Spencer, y me ha cambiado de lugar.
Luke era el mejor amigo de Nate, y al igual que el viaje a Francia, a Susie no le agradaba ni le desagradaba, simplemente le era indiferente.
Suzanne dirigió su mirada al techo en gesto de fastidio, a veces Nate se volvía demasiado idiota para su gusto. Quería seducir a Spencer, gracias a dios Susie conocía bien a la chica y sabría que no lo lograría. En realidad, la podía llamar amiga, porque no era una simple conocida. Las podían ver juntas la mayor parte del tiempo, ni ellas sabían porque, solo necesitaban de sus compañías ya que pocas veces intercambiaban palabras; pero sabían que podían contar la una con la otra, aunque ninguna quisiera admitirlo.
Cuando Luke se sentó a su lado, ella lo saludó con un asentimiento de cabeza.
—¿Tienes un cigarrillo? —le preguntó el rubio.
Ella lo miró con cara fastidiada. Repentinamente se sentía bastante despierta.
—¿Sabes que estamos en un avión, cierto? —fueron las palabras que salieron de su boca. Él sonrió. Asintiendo arrogantemente. —¿Entonces por qué pides cigarrillos si sabes que no puedes fumar?
—Molestarte, simplemente. —murmuró. Luego observó los ojos de Suzanne.
Tenía ojos asombrosamente azules, como pálidos zafiros.
—Lindos ojos. —la alagó— ¿Los heredaste de tu padre?
—En realidad de mi mamá, no tengo padre. —susurró, pero el la oyó perfectamente.
—Genial, yo tampoco. —dijo el tranquilamente, casi como si no le importara. —O al menos así lo tomo yo. ¿Tienes hermanos?
La chica estaba confundida.
—Nos conocemos hace…no sé cuantos años, ¿y ahora me preguntas por mi vida personal? ¿qué te sucede? ¿Quieres jugarme una broma?
—Podría. —admitió él. —Pero no creo que fueras a caer. Simplemente…, curiosidad.
—Un hermano. —murmuró luego de unos segundos. —Solo tengo a mi madre, mi hermano y a mi perrita, Sassy.
Él no hizo más preguntas ni ella tampoco. Se quedaron callados, mientras ella observaba por la ventana como era el cielo. En cambio Luke estaba completamente aburrido, pensaba que sentarse con Suzanne podía ser, más divertido. Pero no lo era, para nada.
—¿Podrías por lo menos fingir que tienes curiosidad por mi vida? —habló Luke, y Suzanne apartó su mirada de la ventana para ahora posarla en él.
—¿Por qué debería mentir?
Él se exasperó, y Susie al notarlo soltó un suspiro.
—¿Tienes hermanos? —dijo suave.
—No. —bravó.
—¿Para qué quieres que te pregunte si me responderás cortante? —inquirió enojada.
—¿Para qué quieres que te responda si no quieres preguntarme? —contraatacó.
—Eres insoportable.
—Cállate.
Y por lo que restó del camino se ignoraron completamente, sin siquiera mirarse. Por primera ez habían intentado entablar conversación y ahora simplemente ambos anhelaban volver el tiempo y no realizar ese ridículo intercambio de asientos.



beautiful girl.:


amo este gif de elle. me recuerda a dakota y yo crecí con dakota:c hombre en llamas rlz:c
aceptados.
¡tus reservados están aceptados! gracias por audicionar, ems  yo también quería otra n.c contigo bc escribes hermoso, realmente hermoso, y al final nunca escribimos goods and monsters :ccccc aun así, adoro como escribís. so, jskljskls, ah. yo sé, elle en general es perfecta, ahí se parece mucho a dakota pero idk, prefiero a elle c: 
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: business disruptions. {inscripciones cerradas.}

Mensaje por Invitado el Sáb 26 Oct 2013, 6:50 pm

I'm_____Bitches escribió:¡Gia!, la idea estuvo realmente hermosa, me enamore de ella, porque siempre tienes que escribir tan hermoso. Así que aquí  dejo todo.
•Personajes que deseas reservar: Alexis Bledel y Nicholas Hoult, Zayn Malik y Elizabeth Olsen
•¿Por qué quieres quedar?: Porque la idea es realmente buena, es algo que lees y no puedes esperar a ver mas de ello, me encantaría quedar en esta n.c, ya que es una de las mejores ideas que he leído, ademas que me encantaría formar parte de ella y escribir junto a ti, ya que creo que eres una grandiosa escritora.
•Capítulo, one, escrito por ti: smiles that fast.
Leí las reglas:
aceptados.
¡cris! omg, qué bueno tenerte acá  idk, escribís hermoso, creo que no te lo he dicho pero, ése one es realmente precioso, transmite muchas emociones, y esta muy profundizado; me encanta cccccccc: además tiene a nicholas hoult y yo lo loveo mucho ccccccccccc: es mi representante como alec bc yo soy alec. o sea ahque. bueno, gracias<3, vos escribís demasiado precioso, ya te lo dije, y gracias por ese gif adorable de mi elle<3, ya te los reservo.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: business disruptions. {inscripciones cerradas.}

Mensaje por Invitado el Sáb 26 Oct 2013, 6:50 pm

Camz. escribió:ayyy askjdasgdashg me encantó la idea  
dentro de un rato te dejo todo<3
¡Cami!  dale, dale, lo espero<3, y gracias cccccc:
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: business disruptions. {inscripciones cerradas.}

Mensaje por Invitado el Sáb 26 Oct 2013, 6:51 pm

audicionen  
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: business disruptions. {inscripciones cerradas.}

Mensaje por prinsloo. el Sáb 26 Oct 2013, 7:15 pm

Audicionaré abdjsks deja que hago mi ficha y la subo besha Gia c:
avatar


Ver perfil de usuario https://www.wattpad.com/user/Mari_Munares

Volver arriba Ir abajo

Re: business disruptions. {inscripciones cerradas.}

Mensaje por Vicky. el Sáb 26 Oct 2013, 7:41 pm

¡Hola!


Mi nombre es Victoria.

Realmente me encantó tú idea, la sinopsis fué perfecta.


Personajes: Naya Rivera | Niall Horan | Drew Roy | Lauren Jauregui.
¿Por qué quiero quedar?: Porque realmente me encantó tú idea, como ya dije, la sinopsis fue perfecta y realmente escribes muy bonito. Además, se que la novela no se quedará estancada. Realmente espero quedar.
Capítulo: Are You Alice | Capítulo O25


Capítulo:

Capítulo O25
"Siempre se llega a alguna parte si se camina lo bastante."


Svitlana Wyclif - Drew Roy { el dragón }

Corrió y por más que lo intentó no lo logró, a pesar de que muchas Alices han tomado cariño al lugar, ella no podía, tenía que volver a casa, aduciendo que; “por más dura que fuera la vida allá no era tan ‘estúpida’ como la de allí”. El la alcanzó rápido, aunque logró escapársele por más de quince minutos: ¡nuevo record!

Se encontraba en un árbol, recostada en el tronco, en los jardines del rey rojo, él no lo sabía, pero debía estar cerca de Drew, obligatoriamente. Pensando simples maneras de salir de allí, ninguna lógica, el dragón siempre arruinaba sus intentos fallidos de escapar. Por más lindo que fuera el dragón, era muy molesto y estricto, cosa que le molestaba. Jugaba con su cabello, mirando un punto fijo.

A simple vista pudo divisar al rey rojo, estaba preocupado, lo demostraba, también alterado, e incluso aterrado. Raro en él, nunca lo había visto preocupado y mucho menos, triste, sus ojos lo delataban. ¿Por qué estaba aterrado?, se paró y se acercó un poco más. Este le estaba gritando a… casi todo el mundo.

Caminó esperando enterarse un poco más de la situación. El rey ya se había marchado, había estado con alguien más, aburrida, caminó un poco más allá, no planeaba escaparse otra vez, por más divertido que fuera ver al dragón molesto, quería saber porque el rey estaba así. Vio motas de sangre, pequeñas, pero reconocibles fácilmente, hacían un camino hasta llegar a un gran charco, estaba aterrada por la situación.

Escuchó no tan lejos quejidos, de una voz chillona y molesta.
Pensó que lo más seguro era una flor, seguramente habían visto que había ocurrido. Preguntarles sería interesante.

Se acercó y vio a la flor brotando ¿lágrimas?

— ¡Que linda estas hoy! – alagó a la flor.

— Verdad que sí – contestó, olvidando que hacer tan solo segundos lloraba.

— Y… ¿Qué ha pasado de nuevo? – preguntó fingiendo amabilidad.

— Como te parece que una de las Alices ha intentado matar a Eleanor. – Afirmó – Se dice que esta poseída por… alguien.

— ¿A?, ¿cómo que poseída? – frunció el entrecejo – ¿por quién?, ¿quién intentó asesinarla?

— Creo que es mejor que yo me vaya – hablo nerviosamente.

— ¡Pero si no tienes pies! – dijo aún más confundida Svitlana.

— Tienes razón. – miró hacia el suelo y dijo: – En ese caso, es mejor que tú te vayas. – Svitlana insatisfecha por la información dada se marchó.

Pensó y llego a la conclusión de que tenía que ser Perrie, aparte de ser la única con la que realmente ha entablado una conversación por más de tres minutos, la locura que escucho el otro día la lleva a sospechar, además de ser la más demente de todas, y para finalizar el comportamiento de esta chica.

Pero, da igual.

Después de todo, no conoce a Eleanor.

No ha entablado una conversación con ella.

No sabe cómo se comporta.

Quizás hizo enojar a Perrie.

Quizás no fue ella. Pues, tampoco ha entablado una relación con las otras Alices.

Tal vez son malas.

Tal vez no.

Pero, las flores no mienten, tal vez sí, pero el charco de líquido rojo, dice que si es verdad. Atentaron contra su vida. Y quería averiguar porque alguien querría hacer eso.

Igual, ella siempre se entera de última.

Pero, ¿para qué meterse en asuntos ajenos?, ella sólo quiere salir de allí.

Bueno, por simple curiosidad.

Pero como dicen por allí “la curiosidad mató al gato”.

¿Y sí por entrometerse en asuntos ajenos, le hacen daño?

Pero existía la pequeña posibilidad, aunque grande a la vez, de que todo fuera un mal sueño.

Y no le pasaría nada.

Quizás.

Sí, solo quizás.

Pero, ella es muy curiosa.

No se resistiría a esto.

Como siempre su mente le hacía un cuestionario, un molesto cuestionario.

En la mente de Lana, todo es un problema y una cosa lleva a la otra.

Como siempre, tenía que enterarse de lo que no le convenía.

Se sentó en el mismo lugar por un rato largo.

Uno muy largo.



{*}



— ¿Por qué te molestas Alice? – preguntó el.

— ¡Ahhh! ¡Aun no lo entiendes! ¡Y por vigésima vez! ¡Mi nombre no es Alice! – grito exaltada.

— ¿Qué? – frunció el ceño. Ignorando el problema con el nombre.

— ¡Me quiero ir de este maldito lugar! – él levanto las cejas por la mala palabra de la chica – ¡y estoy segura de que tú sabes cómo!

— No lo sé.

— No te creo.

— Pues… me da igual. – ella comenzó a llorar de desesperación. Si esto era real, ¿qué haría?, corrió, salió de la pequeña casa de Drew y se adentró en el bosque.

Estaba todo oscuro, era de noche, había ruidos extraños, pero no le importó, quería salir con urgencia de allí.

Ella no es el tipo de persona al que le cuentas un chiste y se ríe, ella es el tipo de persona que te pone mala cara y te hace una seña obscena. Un prototipo de persona “aguafiestas”.

Vio muchos animales, empezaba a asustarse.

Pero no, Svitlana Wyclif es valiente y no regresaría a casa.

También muy orgullosa.

Perdón no a su casa, a la del dragón.

Era raro que ella llorara, ella nunca se pone muy triste, ni muy enojada, permanece en un estado neutral.

No lloraba desde la boda de su padre.

Y eso le hacía enfurecer, estaba cambiando, y eso le asustaba.

Aún seguía corriendo, miraba hacia atrás repetidas veces.

Tropezó, y se desmayó.

«Despertó en un lugar bastante pintoresco; lleno de color y armonía. Flores parlantes por allí, flores parlantes por allá. Extrañas criaturas por allí, extraña criaturas por allá. Locuras por allí, locuras por allá. Sin duda era Wonderland. Lana se maldijo por no despertar aun de la “pesadilla”.

Se encontraba en el mismo bosque en el que estaba antes, sólo, que era de día, además se veía más lleno de luz, de felicidad. Más colorido.

Prosiguió a levantarse, ¿ahora qué haría?

Camino un poco más allá y vio a una pequeña niña de una cabellera rubia rizada. Una linda cara.
Caminaba sola por el bosque sin ningún destino. La niña se detuvo. Miró hacia los lados y siguió su camino firmemente.

Svitlana no se dejaba de preguntar quién era ella.


¿Será la Alice de la que todos hablan?


¿Ella?


¿Pero si era la Alice para que buscarían otra?


Seguramente no lo es.


Intentó hablarle pero fue inútil.


La niña la ignoraba.
O tal vez no.


Dejó de intentarlo y la siguió durante un rato.


Se veía perdida y sin destino alguno.

Hasta que se topó con Tweedledee y Tweedledum.

— ¡Pero que hombrecitos tan raros! – habló la joven. – Tweedledee y Tweedledum – leyó las camisetas de los gemelos.

— ¡Si crees que somos de mentiras paga por vernos! – habló uno.

— ¡Si crees que somos de a deberás tienes que hablarnos! – dijo el otro.

— ¡Es lógico! – dijeron al unísono levantando el dedo índice izquierdo.

— Bueno, pues mucho gusto en conocerlos, y… ¡adiós!

— ¡Adiós es lo último!

Después de un rato la pequeña siguió su camino.
Llegó a una pequeña casita, donde vivía el conejo, que al parecer, es a quien perseguía.


— ¿¡Pero Mariana que estás haciendo aquí!? – exclamo el conejo.

— ¿Mariana? – frunció ligeramente el ceño.

— ¡Anda trae mis guantes!, ¡pronto, pronto! ¿Qué no oyes?

La rubia subió las escaleras, mientras, Lana por alguna razón seguía expectante a lo que hacía ella, sin perderla un segundo de vista.

— ¿Si yo fuera un conejo?, ¿Dónde guardaría mis guantes? – se preguntó a sí misma.

Abriendo los cajones encontró un montón de galletas, que decían “cómeme” y otras “agarra uno”.


Se comió solo un trozo.


De la nada, comenzó a crecer y crecer.


El conejo blanco solo empezó a gritar:


— ¡Socorro! ¡Un monstruo!

Mientras Alice no cabía en la casa.

De ahí llego la tortuga. Y un par de locuras más empezaron a ocurrir.
Allí también conoció al el dragón quien ofreció su ayuda para sacarla de allí.


Después de eso, conoció a las flores. Quienes fueron un poco odiosas con la niña.


Solo un poco más adelante conoció a la oruga.


Y después de un rato muy largo, conoció a Cheshire, quien le dejó un poco asustada.


Él le indicó un camino, llegando a toparse con el sombrerero loco y a la liebre, quienes le cayeron mejor que los personajes anteriores.


Y así fue conociendo poco a poco cada personaje de Wonderland.
Svitlana no hizo más que verla, sin articular palabra alguna.»

Despertó sobresaltada, y, no se encontraba en el bosque en donde anteriormente se había caído.

¿Dónde estaba?
avatar


Ver perfil de usuario http://wildblackguitar.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: business disruptions. {inscripciones cerradas.}

Mensaje por prinsloo. el Sáb 26 Oct 2013, 7:50 pm

•Personajes que deseas reservar: Kylie Jenner y Niall Horan, Liam Payne y Candice Accola
•¿Por qué quieres quedar?: Estaba escribiendo mi one shot, y decidí pasarme por la sección, al principio no entendí la trama, pero luego capté y puse mi mueca malévola que ahora creo que mi mamá sospecha que precisamente no estoy haciendo tarea xd la idea esta buenisima Gia, well todas tus ideas lo son pero en realidad esta oportunidad no la puedo dejar pasar.
•Capítulo, one, escrito por ti:
Losing You:

Capítulo 7
Odiaba los hospitales, más aún si debía ir cada dos semanas al menos porque el bebé me debilitaba completamente y había sido así con mis desmayos durante 5 meses, me sentía inútil y a las enfermeras les comenzaba a molestar mi presencia constante al cuidado de ellas. Resoplé indignada, maldito el día en que Dios decidió que el ciclo de gestación de una mujer sería de 9 meses, debía esperar un mes más todavía...

La puerta del consultorio de la doctora se abrió, Liam me ofreció su mano pues con mi gran panza apenas podía levantarme de la cama, le di un fugaz beso en la mejilla y entramos juntos por aquella puerta.

—Hola Scarlett querida ¿cómo estan mis pacientes favoritos?— dijo la doctora mientras se ponía de pie detrás de su escritorio y nosotros nos acercábamos, su nombre era Kate, vestía con una larga bata blanca que me enfermaba, tenía un largo cabello castaño, piel pálida con algunas pecas que salpicaban su rostro y poseía todos los rasgos físicos de que había sido una atleta en su juventud.

Hice una mueca luego de suspirar, no la estaba pasando bien en ese estado— Ya sabes Kate, los vómitos son constantes.— dije mientras estrechaba su mano y Liam hacía lo mismo luego.

—Es natural, el embarazo no es muy compatible con tu cuerpo y te debilita— dijo Kate, cuando todos nos habíamos sentados— Liam ¿puedes hacerme el favor de llevarla en brazos a la cama de observación? No creo que lo pueda hacer sola...

Inútil. Así me sentía, ni siquiera era capaz de ponerme de pie, con el paso de los meses había aprendido a valorar que alguien muy preciado estaba en camino, pero su demora, me hacía sentir despreciable, no ayudaba en nada, y era una carga para todos...

Liam se puso de pie y me tomó en brazos mientras enrollaba mis brazos alrededor de su cuello, me depositó sobre aquella camilla blanca y Kate se acercó a mí y comenzó a analizarme. El frío tacto de los instrumentos me estremecía y erizaba la piel, cuando de pronto sentí una patadita pequeña dentro de mi vientre, ella también lo sentía...

De repente mi vista se comenzó a nublar, y la misma punzada en mi corazón que tuve el día de la boda me atacó, sólo que más fuerte...

—¡Liam! ¡Kate! — grité desesperada, pero en respuesta sólo escuchaba zumbidos, ya no veía nada sólo sentía que me acariciaban la mano — ¡La bebé! Sálvenla...— grité antes de que perdiera el conocimiento, y todos los zumbidos desaparecieran.

(...)

Demasiada luz intentaban infiltrarse a través de mis párpados, oía voces que hablaban rápido, hice todo mi esfuerzo por recuperarme hasta que logré distinguir entre aquellas voces, la voz de Kate.

—Debemos de sacar a la bebé de allí ¡pronto! sino la perderemos a ella también...— traté de parpadear pero mis ojos no me respondían, lo que acababa de decir Kate me inquietó. Poco a poco pude ir abriendo en su totalidad mis ojos y observé a mi alrededor.

Una amplia habitación de hospital, con enfermeras que iban de aquí para allá con bisturíes, algodón y otras cosas en bandejas de metal, una lámpara alumbraba a mi cara, la luz era muy fuerte por lo que me costaba abrir mis ojos del todo. Distinguí entre todas las enfermeras a Kate, tenía una mascarilla que cubría mitad de su rostro cuando vio que estaba despertando se acercó a mí con un gesto de dolor en su rostro.

—¿Qué sucede?— logré apenas pronunciar con un hilo de voz que fue lo suficientemente audible para Kate.

—Scar, lo siento tanto... —dijo al borde de las lágrimas, me había encariñado mucho con ella— Te hemos detectado un problema en el corazón, estás demasiado débil, y puede colapsar en cualquier momento. Debemos sacar a la bebé, antes, pero no te podremos dar anestesia, porque tal vez no despiertes luego y no podrás verla. —dijo acariciando mi cabeza.

"Tal vez no despiertes luego para ver a tu bebé..."— sus últimas palabras resonaban en mi cabeza. Iba a morir. En esos momentos no quería ser egoísta y tenía que salvar a Jessie...

Asentí débilmente. Había tomado una decisión.

Volvía a ver aquellas paredes blancas que no me gustaban, esta vez siendo trasladada sobre una camilla hacia la sala de partos. Visualicé a Liam a unos metros más allá hablando con Kate. Miraba al piso con una mirada perdida, con aquellos ojos de profundo dolor que me torturaban. Sentí una débil patada en mi abdomen, y una lágrima recorrió mi mejilla hasta mi oreja pues estaba recostada mirando al techo.

Pasaba al lado de distintas personas conforme avanzaba por los pasillos del hospital, veía a una pareja de ancianos abrazándose, dándose mutuo apoyo, junto a ellos había un par de niños pequeños jugando, persiguiéndose uno detrás del otro, quise sonreír al saber que tal vez Jessie tendría un futuro así, y luego recordé todas las noches en que miraba las estrellas en mi alcoba deseando envejecer junto a Liam, pero era muy posible que ni siquiera llegue a ver el amanecer del día siguiente.

—Scar...— escuché a lo lejos. Era la voz de Liam.

Mierda...— pensé. Sólo traté de ponerme en el lugar de mi esposo. Scarlett O'Hara definitivamente era la peor persona del mundo.

Él se estaba desmoronando por dentro con la noticia de Kate. Todo por mi culpa.

—Liam— pronuncié cuando pude ver su rostro, tenía los ojos brillosos, estaba conteniendo lágrimas.

—Scarlett, no me puedes dejar— alcé mi mano y la llevé a su mejilla para acariciarla.

—Debemos salvar a Jessie, ella te necesita...

—No, ella te necesita a ti, Scarlett— dijo firmemente besando mi mano.

—Lo siento señor pero no puede pasar a la sala de operaciones, sólo medicos.— dijo una enfermera quien detuvo a Liam. Yo seguía avanzando entrando al quirófano, y sólo podía ver los ojos de Liam, los cuales tenían el aspecto de estarse quebrando por dentro.

(...)

—Kate, por favor, lo necesito...— le supliqué una vez más, ésta vez sujetando la mano de la rubia, necesitaba a Liam allí conmigo, quería que viera a Jessie cuando ella abriera sus ojos por primera vez.

—Scarlett ¿entiendes que si lo dejo entrar, lograrás que él vea que sufres en el parto? — me preguntó ella mientras agregaba algo a la bolsa de suero al que estaba conectada.

—Sé que me puede ver morir, pero lo necesito aquí conmigo en este momento...— ella suspiró y acarició mi cabello.

—De acuerdo Scar, enfermera— llamó a una señorita que se encontraba preparando los instrumentos para la operación— llama al esposo de la paciente, dile que puede entrar.

—Gracias Katie— dije cerrando los ojos para soportar el dolor, pues sentía que algo se me estrujaba en mi vientre.

De pronto comencé a sentir unos labios presionando los míos, los reconocía perfectamente pues ya llevaba cerca de 7 años besándolos todo el tiempo.

No pude evitar notar que gotas de agua comenzaban a rodar por mi mejilla, pero no eran mías.

Liam estaba llorando mientras me besaba. Abrí los ojos y ahí estaba él, con una bata blanca de doctor puesta, pasé mis manos por su nuca y comencé a acariciar su cabello.

De repente, volví a sentir el dolor insoportable en mi vientre y pellisqué con mis labios los de él.

—Es normal, tranquilo— dije rozando los labios de mi castaño para que no se inquietara por mi mueca de dolor.

La verdad, estaba pasando el peor momento de mi vida, pero no quería que él lo notara, no quería que se sintiera de algún modo culpable.

—De acuerdo Scarlett ¿estás lista?— dijo Kate acercándose a nosotros mientras Liam acariciaba mi cabello— Todo será rápido pero necesito que no cierres los ojos por ningún motivo, debes ser fuerte.— tomé aire y asentí.

—Liam...— lo llamé, el volteó hacia mí y acercó su cabeza a la mía, tomé su cabeza con las pocas fuerzas que me quedaban y le planté un beso, no quería que fuera una despedida, pero debía estar preparada para todo lo que venía por delante...— Te amo— dije mirándolo a los ojos.

—Yo más hermosa...— dijo dándome un beso en la frente y recuperando su postura para volver sólo a tomar mi mano.

—Eres la persona más valiente que he conocido Scarlett— dijo Kate, yo sonreí débilmente— ahora respira.

De pronto aquel dolor que sentía antes no era nada comparado con lo que era cuando Kate comenzó con la cirugía. Estaba apunto de cortar mis labios con mis dientes por el dolor que sentía. Lágrimas comenzaban a rodar por mis mejillas.

Quería gritar, pero sólo pensaba en Liam y Jessie, no era justo que ellos sufrieran por mi culpa.

Ahogué un grito, cuando después de lo que se me hacía una eternidad, por fin pude escuchar el llanto de un bebé que llenaba la habitación. Jessie.

—Felicidades chicos.— dijo Kate...
Spoiler:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar


Ver perfil de usuario https://www.wattpad.com/user/Mari_Munares

Volver arriba Ir abajo

Re: business disruptions. {inscripciones cerradas.}

Mensaje por Invitado el Dom 27 Oct 2013, 5:45 pm

ya leo todo<3.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: business disruptions. {inscripciones cerradas.}

Mensaje por Invitado el Dom 27 Oct 2013, 5:53 pm

Vicky2001 escribió:
¡Hola!


Mi nombre es Victoria.

Realmente me encantó tú idea, la sinopsis fué perfecta.


Personajes: Naya Rivera | Niall Horan | Drew Roy | Lauren Jauregui.
¿Por qué quiero quedar?: Porque realmente me encantó tú idea, como ya dije, la sinopsis fue perfecta y realmente escribes muy bonito. Además, se que la novela no se quedará estancada. Realmente espero quedar.
Capítulo: Are You Alice | Capítulo O25


Capítulo:

Capítulo O25
"Siempre se llega a alguna parte si se camina lo bastante."


Svitlana Wyclif - Drew Roy { el dragón }

Corrió y por más que lo intentó no lo logró, a pesar de que muchas Alices han tomado cariño al lugar, ella no podía, tenía que volver a casa, aduciendo que; “por más dura que fuera la vida allá no era tan ‘estúpida’ como la de allí”. El la alcanzó rápido, aunque logró escapársele por más de quince minutos: ¡nuevo record!

Se encontraba en un árbol, recostada en el tronco, en los jardines del rey rojo, él no lo sabía, pero debía estar cerca de Drew, obligatoriamente. Pensando simples maneras de salir de allí, ninguna lógica, el dragón siempre arruinaba sus intentos fallidos de escapar. Por más lindo que fuera el dragón, era muy molesto y estricto, cosa que le molestaba. Jugaba con su cabello, mirando un punto fijo.

A simple vista pudo divisar al rey rojo, estaba preocupado, lo demostraba, también alterado, e incluso aterrado. Raro en él, nunca lo había visto preocupado y mucho menos, triste, sus ojos lo delataban. ¿Por qué estaba aterrado?, se paró y se acercó un poco más. Este le estaba gritando a… casi todo el mundo.

Caminó esperando enterarse un poco más de la situación. El rey ya se había marchado, había estado con alguien más, aburrida, caminó un poco más allá, no planeaba escaparse otra vez, por más divertido que fuera ver al dragón molesto, quería saber porque el rey estaba así. Vio motas de sangre, pequeñas, pero reconocibles fácilmente, hacían un camino hasta llegar a un gran charco, estaba aterrada por la situación.

Escuchó no tan lejos quejidos, de una voz chillona y molesta.
Pensó que lo más seguro era una flor, seguramente habían visto que había ocurrido. Preguntarles sería interesante.

Se acercó y vio a la flor brotando ¿lágrimas?

— ¡Que linda estas hoy! – alagó a la flor.

— Verdad que sí – contestó, olvidando que hacer tan solo segundos lloraba.

— Y… ¿Qué ha pasado de nuevo? – preguntó fingiendo amabilidad.

— Como te parece que una de las Alices ha intentado matar a Eleanor. – Afirmó – Se dice que esta poseída por… alguien.

— ¿A?, ¿cómo que poseída? – frunció el entrecejo – ¿por quién?, ¿quién intentó asesinarla?

— Creo que es mejor que yo me vaya – hablo nerviosamente.

— ¡Pero si no tienes pies! – dijo aún más confundida Svitlana.

— Tienes razón. – miró hacia el suelo y dijo: – En ese caso, es mejor que tú te vayas. – Svitlana insatisfecha por la información dada se marchó.

Pensó y llego a la conclusión de que tenía que ser Perrie, aparte de ser la única con la que realmente ha entablado una conversación por más de tres minutos, la locura que escucho el otro día la lleva a sospechar, además de ser la más demente de todas, y para finalizar el comportamiento de esta chica.

Pero, da igual.

Después de todo, no conoce a Eleanor.

No ha entablado una conversación con ella.

No sabe cómo se comporta.

Quizás hizo enojar a Perrie.

Quizás no fue ella. Pues, tampoco ha entablado una relación con las otras Alices.

Tal vez son malas.

Tal vez no.

Pero, las flores no mienten, tal vez sí, pero el charco de líquido rojo, dice que si es verdad. Atentaron contra su vida. Y quería averiguar porque alguien querría hacer eso.

Igual, ella siempre se entera de última.

Pero, ¿para qué meterse en asuntos ajenos?, ella sólo quiere salir de allí.

Bueno, por simple curiosidad.

Pero como dicen por allí “la curiosidad mató al gato”.

¿Y sí por entrometerse en asuntos ajenos, le hacen daño?

Pero existía la pequeña posibilidad, aunque grande a la vez, de que todo fuera un mal sueño.

Y no le pasaría nada.

Quizás.

Sí, solo quizás.

Pero, ella es muy curiosa.

No se resistiría a esto.

Como siempre su mente le hacía un cuestionario, un molesto cuestionario.

En la mente de Lana, todo es un problema y una cosa lleva a la otra.

Como siempre, tenía que enterarse de lo que no le convenía.

Se sentó en el mismo lugar por un rato largo.

Uno muy largo.



{*}



— ¿Por qué te molestas Alice? – preguntó el.

— ¡Ahhh! ¡Aun no lo entiendes! ¡Y por vigésima vez! ¡Mi nombre no es Alice! – grito exaltada.

— ¿Qué? – frunció el ceño. Ignorando el problema con el nombre.

— ¡Me quiero ir de este maldito lugar! – él levanto las cejas por la mala palabra de la chica – ¡y estoy segura de que tú sabes cómo!

— No lo sé.

— No te creo.

— Pues… me da igual. – ella comenzó a llorar de desesperación. Si esto era real, ¿qué haría?, corrió, salió de la pequeña casa de Drew y se adentró en el bosque.

Estaba todo oscuro, era de noche, había ruidos extraños, pero no le importó, quería salir con urgencia de allí.

Ella no es el tipo de persona al que le cuentas un chiste y se ríe, ella es el tipo de persona que te pone mala cara y te hace una seña obscena. Un prototipo de persona “aguafiestas”.

Vio muchos animales, empezaba a asustarse.

Pero no, Svitlana Wyclif es valiente y no regresaría a casa.

También muy orgullosa.

Perdón no a su casa, a la del dragón.

Era raro que ella llorara, ella nunca se pone muy triste, ni muy enojada, permanece en un estado neutral.

No lloraba desde la boda de su padre.

Y eso le hacía enfurecer, estaba cambiando, y eso le asustaba.

Aún seguía corriendo, miraba hacia atrás repetidas veces.

Tropezó, y se desmayó.

«Despertó en un lugar bastante pintoresco; lleno de color y armonía. Flores parlantes por allí, flores parlantes por allá. Extrañas criaturas por allí, extraña criaturas por allá. Locuras por allí, locuras por allá. Sin duda era Wonderland. Lana se maldijo por no despertar aun de la “pesadilla”.

Se encontraba en el mismo bosque en el que estaba antes, sólo, que era de día, además se veía más lleno de luz, de felicidad. Más colorido.

Prosiguió a levantarse, ¿ahora qué haría?

Camino un poco más allá y vio a una pequeña niña de una cabellera rubia rizada. Una linda cara.
Caminaba sola por el bosque sin ningún destino. La niña se detuvo. Miró hacia los lados y siguió su camino firmemente.

Svitlana no se dejaba de preguntar quién era ella.


¿Será la Alice de la que todos hablan?


¿Ella?


¿Pero si era la Alice para que buscarían otra?


Seguramente no lo es.


Intentó hablarle pero fue inútil.


La niña la ignoraba.
O tal vez no.


Dejó de intentarlo y la siguió durante un rato.


Se veía perdida y sin destino alguno.

Hasta que se topó con Tweedledee y Tweedledum.

— ¡Pero que hombrecitos tan raros! – habló la joven. – Tweedledee y Tweedledum – leyó las camisetas de los gemelos.

— ¡Si crees que somos de mentiras paga por vernos! – habló uno.

— ¡Si crees que somos de a deberás tienes que hablarnos! – dijo el otro.

— ¡Es lógico! – dijeron al unísono levantando el dedo índice izquierdo.

— Bueno, pues mucho gusto en conocerlos, y… ¡adiós!

— ¡Adiós es lo último!

Después de un rato la pequeña siguió su camino.
Llegó a una pequeña casita, donde vivía el conejo, que al parecer, es a quien perseguía.


— ¿¡Pero Mariana que estás haciendo aquí!? – exclamo el conejo.

— ¿Mariana? – frunció ligeramente el ceño.

— ¡Anda trae mis guantes!, ¡pronto, pronto! ¿Qué no oyes?

La rubia subió las escaleras, mientras, Lana por alguna razón seguía expectante a lo que hacía ella, sin perderla un segundo de vista.

— ¿Si yo fuera un conejo?, ¿Dónde guardaría mis guantes? – se preguntó a sí misma.

Abriendo los cajones encontró un montón de galletas, que decían “cómeme” y otras “agarra uno”.


Se comió solo un trozo.


De la nada, comenzó a crecer y crecer.


El conejo blanco solo empezó a gritar:


— ¡Socorro! ¡Un monstruo!

Mientras Alice no cabía en la casa.

De ahí llego la tortuga. Y un par de locuras más empezaron a ocurrir.
Allí también conoció al el dragón quien ofreció su ayuda para sacarla de allí.


Después de eso, conoció a las flores. Quienes fueron un poco odiosas con la niña.


Solo un poco más adelante conoció a la oruga.


Y después de un rato muy largo, conoció a Cheshire, quien le dejó un poco asustada.


Él le indicó un camino, llegando a toparse con el sombrerero loco y a la liebre, quienes le cayeron mejor que los personajes anteriores.


Y así fue conociendo poco a poco cada personaje de Wonderland.
Svitlana no hizo más que verla, sin articular palabra alguna.»

Despertó sobresaltada, y, no se encontraba en el bosque en donde anteriormente se había caído.

¿Dónde estaba?
hola beibi<3, me gusta muchísimo cómo escribes, todo en orden excepto por una cosa de las reglas, arregla eso y te acepto<3. 
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: business disruptions. {inscripciones cerradas.}

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.