O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
O W N
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» A little creativity on the life.
Saga zodiac *Ares* EmptyHoy a las 4:32 pm por Atenea.

» Our twenties
Saga zodiac *Ares* EmptyHoy a las 4:05 pm por Atenea.

» dust dust dust
Saga zodiac *Ares* EmptyHoy a las 2:06 pm por pixie.

» Ayuda para iniciar sesión.
Saga zodiac *Ares* EmptyHoy a las 2:02 pm por pixie.

» azarath metrion zinthos
Saga zodiac *Ares* EmptyHoy a las 5:44 am por pixie.

» The Stars That Fell to Earth l n.c
Saga zodiac *Ares* EmptyHoy a las 5:18 am por pixie.

» Un amanecer en el infierno.
Saga zodiac *Ares* EmptyAyer a las 7:17 pm por It'shylari

» Una nueva realidad (draco y tu)
Saga zodiac *Ares* EmptyAyer a las 7:06 pm por It'shylari

» le stelle sono la mia strada
Saga zodiac *Ares* EmptyAyer a las 5:11 pm por Andy Belmar.

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ bxmbshell.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

Saga zodiac *Ares*

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Saga zodiac *Ares* Empty Saga zodiac *Ares*

Mensaje por JessyListt98 el Jue 15 Oct 2020, 5:13 pm

Año 2020:
El día transcurría tranquilo, lo único que interrumpía la calma de la ciudad era la gente pasando y los coches andando de un lugar a otro.
Yo, por otra parte, me dedicaba a mi trabajo de todos los días, arreglar autos. No sentía la prisa de arreglarlos rápido, simplemente me tomaba mi tiempo y por alguna razón, siempre los entregaba a tiempo a sus respectivos dueños.
Y pensar que tuve de padre a un maldito ladrón. Mi madre antes de morir siempre nos decía a mis hermanos y a mí que no nos parecíamos en nada a nuestro padre, excepto por Escorp. Él tiene los rasgos de mi padre, pero no la misma mentalidad.
Desde hace 6 años que trabajo de la mecánica, pues es mi pasión construir autos nuevos y más si son para correr. En las calles algunos de la zona me conocían como el mejor corredor de la zona, pero jamás me importo. Nunca me interese en el dinero que ganaba o las mujeres que se me acercaban, solamente lo tomaba como un pasatiempo.
Novia no tengo. ¿Por qué? Porque no estoy muy interesado en conseguir pareja.
El sonido de pasos acercarse a mí me saca de mis pensamientos. Volteo la vista y veo que delante de mí se encontraba un hombre de traje negro, tez bronceada y alto, sus ojos estaban cubiertos por unos lentes de sol.
-¿En que lo puedo ayudar?-pregunte amablemente, pero sin perder mi tono serio.
-¿Tu eres Ares? ¿El famoso mecánico y corredor de la zona?-pregunto aquel hombre.
-Si está aquí para darme una oferta de carrera, no me interesa-le dije dándome la vuelta para seguir con mi trabajo.
-No muchacho. Te busco porque quiero contratarte para un trabajo en especial-dijo aquel hombre con un semblante serio.
-¿Qué tipo de trabajo?-pregunte.
-Quiero que viajes al Norte de México. En aquel lugar existe lo que hoy conocemos como "la zona del silencio" o "el desierto silencioso"-me explico.
-Y supongo que quiere que busque algo en particular-le dije cruzado de brazos.
-Veras, existe una antigua leyenda que dice que los antiguos habitantes de México escondieron en el desierto un antiguo medallón del famoso Carnero de oro. Dicen que ese medallón contiene poderes inimaginables. Quiero que lo encuentres y me lo traigas-me termino de explicar.
-...-me quede mirándolo por unos cuantos minutos. Aquel hombre no me daba buena espina.
-Y a cambio te recompensare con una increíble fortuna-me dijo. La verdad es que necesitaba dinero para pagar unas deudas y arreglar un poco el taller. No lo pensé dos veces y acepte su oferta sin saber a qué estaba por enfrentarme.
Cuando aquel sujeto se retiró, yo me puse a terminar de trabajar en el coche que en unos días más tendría que entregar. Le pedí a Jarv, un viejo amigo mío que se encargara de cuidar mi negocio mientras yo no estaba.
Fui al bar de Gem, uno de mis hermanos menores, quien le comente acerca sobre la tarea que se me había sido encomendada. Él solamente me deseo suerte, ya que ninguno de mis hermanos había cuestionado mis decisiones. Le di un último sorbo a mi trago y me fui no sin antes haberle pagado a mi hermano. Aunque él dijera que por ser su hermano no tenía que pagar, pero yo lo hacía igual.
Llegue a mi departamento y me acosté un rato, ya que temprano tendría que tomar un avión directo a México.
A la mañana siguiente, desperté a las 5 a.m. Me puse a investigar un poco sobre aquella zona que me indico aquel sujeto. Descubrí que las brújulas por alguna extraña razón no funcionaban en aquel lugar. Así que tendría que guiarme con el sol.
Empaque mis cosas y todo lo que necesitaría en un bolso, tome mis llaves y mi pasaporte y me fui.
En el aeropuerto, esperaba mi turno para ser atendido por la recepcionista. La joven me miro, me sonrió y me entrego mi boleto de avión. Espere tan solo unos minutos cuando comenzaron a llamar por el megáfono del aeropuerto que ya era hora de ingresar en el avión.
Cuando llegue a mi asiento al lado de la ventana, me puse a pensar cuando mama nos llevaba de viaje. Yo siempre quería descubrir cosas nuevas, incluso mi madre decía que yo solía escaparme de los hoteles en las madrugas para buscar algo interesante. A veces mis hermanos me seguían y otras veces se quedaban cerca de mi madre. Siempre eh sido una persona curiosa y no me arrepiento de serlo. Mama nos enseñó que la vida es como un juego y que debíamos aprovechar todas las oportunidades para jugar.
Cuando sentí que el avión comenzaba a despegar, me dispuse a escuchar música, hasta que me quede profundamente dormido.
Habían pasado 7 horas máximo y desperté gracias a la azafata, quien había colocado su mano en mi hombro y lo sacudió un poco.
Le agradecí por despertarme y tome mi bolso para salir del avión. Estaba eternamente agradecido de que mi madre nos haya llevado a cursos de lenguaje.
Tome un autobús que me llevaría a la parte central del Bolsón de Mapimí. En aquel lugar llamado Durango, el pueblo era pequeño, pero tenía unas buenas guías turísticas.
Llegue al que sería mi hotel, la recepcionista era una joven de cabello castaño largo con dorado en las puntas y unos lindos ojos verdes.
-¿En qué te puedo ayudar?-pregunto amablemente.
-Me gustaría una habitación-le dije.
-¿Es para ti solo o vienes acompañado?-pregunto ella.
-Solo estoy yo-le respondí, ella hizo unas anotaciones en la computadora y luego me entrego mi llave.
-Por cierto, soy Melisa, si necesitas algo avísame-me dijo ella con una sonrisa, yo solo me digne a asentir con la cabeza y me fui a mi habitación.
Me di un baño y luego me fui del hotel para comer algo.
Más tarde me encontraba preparando mis cosas para emprender mi viaje.
Cuando baje a recepción vi a Melisa hablando con un muchacho que posiblemente tuviese la misma edad que yo.
-Hola-me dijo ella sonriendo.
-Hola-salude.
-Rayan él es...-la interrumpí.
-Me llamo Ares, un placer-dije extendiendo mi mano.
-Soy Rayan el hermano de Melisa-dijo él tomando mi mano.
-¿Y a dónde vas, Ares?-pregunto Melisa.
-Me dirijo a la zona del silencio-conteste y los dos se me quedaron mirando raro.
-Amigo no creo que sea buena idea. Además las brújulas haya no funcionan-dijo Rayan.
-¿Y por qué quieres ir ahí, Ares?-pregunto Melisa.
-Porque estoy buscando algo en particular-comente.
-Oh ¿Eres una especie de busca tesoros o algo así?-pregunto Rayan.
-Más o menos-conteste. Rayan se ofreció a llevarme en su coche hasta donde comenzaba la zona del silencio. Me pregunto cómo iba a orientarme y yo le respondí que por como estuviese ubicado el sol.
Cuando se detiene en la entrada del lugar me bajo. Comienzo a ver unas cuantas montañas a lo lejos, seguramente el medallon estaba por ahí. Me despedí de Rayan y le agradecí por haberme traído.
Seguí mi largo camino hasta las montañas. La verdad es que eran muchos kilómetros. Había traído mi cantimplora con agua encaso de que tuviese sed.
JessyListt98
JessyListt98


Volver arriba Ir abajo

Saga zodiac *Ares* Empty Re: Saga zodiac *Ares*

Mensaje por JessyListt98 el Vie 16 Oct 2020, 8:58 am

Capitulo 2:
Luego de varias horas caminando logré llegar a la par de las montañas. Y mientras más me acercaba más vegetación descubría. Viaje entre las montañas, hasta llegar al otro lado de estas. De repente me detengo en seco al notar un agujero en el suelo que se encontraba entre dos montañas. Vi un letrero que me prohibía el paso hacía ese lugar.
Un sonido que provenía desde adentro del agujero me saco de mis pensamientos. Parecía que un animal hubiera caído dentro del enorme orificio por accidente. Divise una roca y saque mi soga y la ate a la piedra para luego atar el otro extremo de la soga a mi cintura. Con cuidado fui bajando por el agujero, con la ayuda de la linterna divise el final del orificio. No era tan profundo como yo pensaba, me quite la soga y camine con cuidado con ayuda de la linterna. Seguí el sonido que me condujo a varios conductos subterráneos de la cueva.
Seguí el sonido, variando de donde se oía más fuerte y me llevo por uno de los conductos. Cuando entre en la caverna vi como el suelo formaba una bajada hasta más abajo de donde yo estaba.
Al estar abajo pude notar que la caverna, contra más abajo fueras más húmedo era el lugar. Seguí caminando ya que el sonido se hacía más fuerte. Cuando me di cuenta, había llegado a un lago cristalino subterráneo. El agua era tan cristalina que se podía ver lo que había dentro de ella.
-Beee-escucho un balido de borrego. En el lago divise a un pequeño borrego que estaba luchando por salir de ahí. No espere ni 2 segundos y me lance al lago para ayudar al pequeño.
Cargue al pequeño animal y lo lleve a la orilla, quien se sacudió el cuerpo una vez estuvo fuera del agua.
-¿Estas bien, amigo?-pregunte acariciando su cabeza. Como si el borrego me hubiese entendido balo en respuesta a mi pregunta. Me salí del lago y seguí con mi camino aun mojado y acompañado de mí, ahora, nuevo amigo.
El pequeño iba al frente y yo iba atrás. Y como si el pequeño supiera lo que estoy buscando se adentró más en la cueva y volteo a mirarme cuando se detuvo en un pequeño orificio en específico. Vi que dentro de este se encontraba sobre una roca un medallón de oro. Yo no podía entrar porque era demasiado pequeño. Escuche como el pequeño borrego balo y se metió dentro del pequeño agujero sin ninguna dificultad. Tomo entre sus dientes la cadena del medallón y lo alejo de la piedra.
De repente sentí que la cueva comenzó a temblar y el techo comenzaba a desmoronarse. Llame al pequeño borrego y él vino a mis brazos junto con el medallón. Metí el objeto en mi bolso y salimos corriendo lejos del lugar. Subimos la empinada espiral de tierra y llegamos hasta arriba donde comenzaba la entrada de los conductos.
Llegamos a donde había dejado la cuerda y nos ate a mí y al borrego para luego comenzar a subir. Cuando estuvimos en la entrada del agujero nos alejamos corriendo de ahí porque el orificio se estaba cerrando.
Ya era de noche y tuve que montar un pequeño campamento.
El pequeño carnero comía pasto seco de por ahí cerca. Mientras que yo comía lo que había comprado en el mercado antes de venirme. Había sido un trabajo duro, pero lo bueno es que conseguí un nuevo amigo. Cuando el pequeño borrego estaba satisfecho, se echó a un lado mío.
-¿Y dónde está tu mama, pequeño?-pregunte al animal. El pequeño solo se dignó a bajar la cabeza con algo de tristeza-No tienes mama. Bueno yo también perdí a la mía-le dije. Se sentía extraño hablar con un animal, pero a pesar de no entender lo que él decía con sus balidos, podía sentir que por dentro me comprendía.
El pequeño al saber mi respuesta levanto la cabeza y me observo atento.
-¿Qué tal si te ponemos un nombre?-le pregunte.
-Bee-dijo en forma de respuesta.
-¿Qué te parece Yusu?-pregunte al animal. El pequeño en respuesta simplemente se paró en sus 4 patas y comenzó a dar saltitos de felicidad. Parece que si le gusto el nombre.
A la mañana siguiente, me desperté para arreglar las cosas e irme de aquel lugar. El pequeño Yusu andaba a mi lado.
Por la noche había conseguido llegar al pueblo así que me dirigía al hotel. En eso veo a Melisa en la entrada.
-Hola Ares ¿Quién es tu amigo?-pregunto ella mirando al pequeño borrego.
-Oh, él es Yusu, es mi nuevo amigo-le dije
-Gusto en conocerte Yusu. Pero debo decirte Ares que aquí no se permiten animales-me dijo ella.
-¿Sabes de algún lugar donde pueda dejarlo?-pregunte mientras tomaba al pequeño en brazos.
-Puedes dejárselo al señor Horacio. Vive a unas cuadras de aquí-me entrego la dirección de aquel hombre y fui con él.
En la casa del señor Horacio, fui bien recibido, le pregunte si podía cuidar de Yusu y este me contesto que no habría problema en cuidarlo. Le dije a Yusu que se portara bien y que mañana regresaría por él.
A la mañana siguiente me desperté, listo para ir por Yusu. Empaque mis cosas, para luego irme a alguna tienda de animales y comprar un transportador de perros lo suficientemente grande como para que Yusu entrara.
Fui a buscar a Yusu. El señor Horacio me dijo que se quedó en la puerta esperándome desde la primera hora de la mañana. Le abrí la puerta de la jaula al borrego y este sin protestar entro en ella.
El señor Horacio se ofreció a llevarme hasta el aeropuerto y yo con gusto acepte.
Varias horas después ya estaba de vuelta en casa. El señor que me rentaba me dijo que no se permitían animales en el edificio donde vivía, pues le pedí unos días para que pudiera encontrar una casa donde pudiera tener a Yusu. El dinero que tenía era más que suficiente para comprarme una casa. Le llame a mi hermano Cancerl para preguntarle si la casa que estaba en venta a unas cuadras de su casa seguía en venta. El me respondió que sí. Fui hasta donde vivía Cancel, ya que estaba de descanso.
-Ares que gusto verte hermano-me dijo el rubio dándome un abrazo.
-lo mismo digo hermano. Entonces ¿Me dejas ver la casa?-pregunte.
-Claro, ven sígueme-me condujo por toda la casa y debo decir que estaba perfecta. Tenía un jardín grande donde Yusu le gustaría correr. Le pregunte a mi hermano cuanto pedía por la casa. Can no quería que pagara por ella, pero le insistí hasta que accedió.
A los días siguientes, me mude y Yusu se adaptaba muy bien a la casa.
Con respecto al medallón, busque información acerca de él. Decía que el objeto estaba maldecido por el mismísimo Dios de la guerra de Grecia, Ares. Quien lo usara tendría poderes inimaginables, pero también era poseído por un demonio. El demonio del signo de Aries. Jamás había escuchado hablar de ese demonio, pero también me puse a investigar.
Según lo que encontré, decía que en la forma de demonio, el ser tenía el cuerpo de un hombre, sus manos y pies eran adornados por unas garras afiladas, pero lo que más destacaba en aquel ser eran sus enormes cuernos de carnero.
Esto era muy extraño. ¿Por qué aquel sujeto quería aquel objeto maldecido? No lo sabía, pero no creía que fuera buena idea entregárselo.
JessyListt98
JessyListt98


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.