O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Madness in Dazzle {m i}
Ayer a las 8:01 pm por Andy Belmar.

» ー ❝And our forever?
Ayer a las 6:47 pm por Stark.

» Innocent
Ayer a las 5:15 pm por Lost Girl ❦

» Nothing Last Forever [N.C]
Ayer a las 2:52 pm por visser.

» death path
Ayer a las 2:01 pm por visser.

» new rules
Ayer a las 1:54 pm por visser.

» Almond blossom
Ayer a las 12:18 pm por Guanlin

» how soon is now?
Ayer a las 12:12 pm por Stark.

» yes no maybe
Ayer a las 10:36 am por Stark.

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ bxmbshell.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

aftermath

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

aftermath

Mensaje por chihiro el Sáb 23 Jul 2016, 7:49 pm

segunda etapa; ciencia ficción




Siete años, hace siete años de aquello. Siete años desde que la humanidad perdió la cordura y el mundo se volvió un lugar más  ácido. Fue todo demasiado repentino, nadie sabe como pero algo evolucionó en el interior de algunas personas, desatándoles de las ligaduras del bien y el mal y dejando solo en su mente su instinto primitivo. Se especuló sobre un arma biológica que se activó e hizo que todo esto comenzara, nunca se investigó realmente esto pero fue la primera etapa de la guerra. No obstante algunos expedientes científicos aseguraron que la primera señal fue en base a los animales, multitud de testimonios hablaban sobre el comportamiento extraño de sus mascotas o animales; entrada de la rabia, la huida repentina e incluso el instinto suicida de estos. Podría decirse que de alguna forma estos seres que resultaban ser más sencillos en contraposición contra el ser humano fueron capaces de ver que algo estaba ocurriendo, pero como todo fue dado de lado. Después se crearon unidades para la caza de los homosapiens. En la segunda fase el resto de países decidieron establecer pactos y se fueron atacando unos a otros. Creyeron que las personas infectadas eran unos monstruos, sin embargo ellos utilizaron aquello como excusa y por el miedo accedieron a su instinto más primario. Al fin y al cabo lo que siempre ha tratado el ser humano es demostrar su poder. Así es como el mundo acabó devastado.

Mi nombre es Drew, mi mundo es caos y una ciudad sin ley. La lucha por la supervivencia se hace día a día. Casi hubiera deseado que la tierra hubiera sido invadida por seres de otro mundo, sin embargo sucumbida en el estado que se encuentra es todavía peor. Aquí el mayor monstruo que te puedes encontrar es un humano.

¿Te cuento un secreto? No confíes en nadie.


22 de julio de 2021, Colorado.

Situación: apenas 3 litros en el depósito de la harley, pocas reservas (dos botes de judías, uno de piña y otro de melocotón en almíbar y una pequeña botella de agua a la cual le quedan a penas cincuenta mililitros).

Definitivamente tenía que parar. Tal vez fuera bastante arriesgado, sin embargo con tan poca gasolina no iba a llegar a ninguna parte. Además por tener un par de provisiones más le aseguraban más días, con suerte no habrá nadie.

Me estaciono en la parada de al lado de la puerta de la tienda de la gasolinera. Hay un viejo sentado en una silla espatarrado con la cabeza tirada para atrás y los ojos cerrados mientras con una mano sujeta un puro que se esta consumiendo. Cerdo. Lo ignoro y entro.
Los pasillos están medianamente vacíos de comida pero no era nada que no me esperara. Algo ilumina mi vista y es una nevera encendida con bebidas frías, algo que hoy en día es un verdadero lujo. Cojo varias de estas guardándolas en la mochila pero una sensación extraña me inunda. Shtt me dice un chico que está a mi lado y señala arriba de mi posición, miro hacia la dirección y veo una cámara de vigilancia. Es algo que me desconcentra, ¿no se supone que ahora eso ya no importa? Rio, pero entonces un disparo contra el techo irrumpe mi seguridad y él me mira como diciendo: Te lo dije.

Me escondo tras una de las estanterías imitando a mi compañero desconocido, ambos nos preparamos para la llegada del agresor. Sobre la nevera hay un espejo que muestra el pasillo, se va acercando lentamente mientras articula, rompe y grita cosas sin sentido.

— Pedazo de mierda se que estás aquí, sal si tienes agallas.

Miro extrañada hacia el chico de mi izquierda y deja ver sus esposas mientras saca una navaja de su bolsillo. Cuando posa su bota sobre la esquina de la estantería el joven se lanza hacia él para atacarle pero el grandullón detiene el ataque, reacciono de manera intuitiva y le lanzo lo primero que cojo –en este caso suerte la mía pues es salsa de chili- sobre los ojos a lo que él gruñe, entonces le doy vía libre para que clave su objeto punzante sobre el hombro del hombre y él suelte el arma, corro a por esta y le apunto con la escopeta, el chico con ayuda de su cadena se deja caer por el cuello ahogándolo hasta que pierde la consciencia. Seguidamente un hombre entra a la tienda y empieza a disparar contra todo, me asomo por el lado opuesto al que se encuentra el cuerpo para ver el viejo que anteriormente parecía un zombie todo rojo con una pistola. Le disparo contra la oreja provocándole para haciéndole saber donde me encuentro y una vez avanza unos pasos le disparo contra el pecho haciéndole caer hacia atrás. Dado su compostura no iba a poder levantarse y seguramente moriría desangrado.

Busco detrás de mi posición al no sentir la presencia que estaba detrás de mi, el chico se había esfumado. Un gracias no habría venido mal, ¿en que lio estaba ese tipo? Bueno era mejor no saber nada. Agarré mi mochila para poner un par de suministros más. El rugido del motor me pilla por sorpresa y hace que inevitablemente mi estado de humor cambie al odio puro. En un instante salgo por patas del mini supermercado solo para ver como el rubio esta saliendo ya hacia la carretera y se despide con una mano.

— Será hijo de puta —gruño entrecerrando los ojos.

El muy cabrón me había robado la moto, ¿En que mundo ayudas a un idiota a salvarse y te lo agradece robándote lo que es tuyo? Hola madre tierra, gracias dios. Hay una camioneta gris al lado del depósito número cuatro, voy hasta ella y compruebo que tiene llaves (bingo). El sonido de motor inunda mis oídos y no dudo en marchar hacia delante con la máxima velocidad.
No me lleva más de diez minutos encontrarme con mi ladrón por el lado izquierdo de la carretera, cuando estoy casi por detrás me voy hacia el lado derecho meto primera y cogo velocidad hasta adelantarle solo para después derrapar con el coche situándome en el medio de la carretera y cargar la escopeta. Cuando apenas está a dos metros disparo al aire y él se ve obligado a frenar.

— Bajate de mi moto —le digo de manera alentadora.
— Tranquila princesa, solo la estaba tomando prestada —dice obedeciéndome y viniendo con las manos en alto.

Bajo de la camioneta hasta llegar a su posición –a penas unos pasos adelante- saco de mi chaqueta la cinta aislante, junto sus manos y coloco la cinta enrollando sus muñecas y las esposas. Él e mira extrañado dispuesto a soltar alguna gilipollez sin embargo me adelanto y le doy con la parte trasera del arma dejándolo inconsciente.


Los ruidos de incomodidad junto con un par de quejidos le delataban, finalmente se incorporó en el asiento.

—¿Qué estas haciendo?

— Seguir el camino hacia nuevo México, de hecho en un par de horas pasaremos la frontera.

— Quiero decir que por que no me has dejado tirado simplemente o por que si quera me has tapado la boca.

— No quiero volverme a encontrar contigo, así que me encargaré de ello. ¿Prefieres ser arrollado por un barranco o un rio? —le pregunté sin apartar la mirada del frente— No pareces una persona de muchas palabras, no hagas que me arrepiente.

El resto del camino resultó bastante silencioso, él se limitaba a morder la cinta aislante intentando cortarla o mirar la carretera. Otro punto negativo, no hay radio, por lo que si no tienes algún cd o reproductor de alguna forma olvídate de escuchar música por que tu emisora de radio favorita se ha extinguido. Me paré sobre un lado de la carretera.

—Si sigues con eso solo vas a romperte los dientes —él me mira con desprecio y deja caer un suspiro- es una cinta bastante resistente, si no recuerdo mal rondaba los diez dólares, a mi tio le encantaba —le comenté mientras empleaba la navaja para cortarla con cierta dificultad.
Una vez liberado se frotó las muñecas rojas y las examinó, al parecer la cinta también le había quitado cierto bello de los brazos (la solución a la cera caliente para depilación). Saqué varios botes de la bolsa y le ofrecí uno de ellos junto con una botella de agua, debía mantener a mi rehén alimentado. ¿Pero para que?

— ¿No tendrás por casualidad una cerveza?
— Resulta que cuando estaba robando la bebida de la tienda un tio se puso a disparar al techo –digo con cierto tono de enfado y él responde con una mueca— Por cierto, ¿a que venía eso?

No parecía que iba a responder, pero después de acabarse la lata decidió responder; — Digamos que al igual que a ti intenté coger prestado algo que no era mío y me salió una vez más el tiro por la culata, es lo que pasa cuando te quitan cosas, haces lo mismo.

Lo cierto es que le entendía de algún modo, este mundo nos ha convertido en algo más. Nos ha hecho perder los valores y dedicarnos a mirar por nosotros mismos. De alguna forma hemos aprendido a ser egoístas.

— Por cierto, ¿Qué es eso? —dice señalando mi brazo izquierdo.

No había caído en que ya no llevaba la capa por lo que podía verse a la perfección la prótesis medianamente electrónica y mecánica de mi brazo izquierdo. Es lo que pasa con estas cosas, que una vez te acostumbras olvidas que las tienes. Uno de los pocos recuerdos que mi salvador decidió regalarme antes de que se acabara definitivamente le mundo.

— Secuelas de la guerra.


Lo cierto es que si hubiera tenido que ser sincera es que ni yo misma sabía por que había subido al coche a el rubio. Supongo que en ese momento no pensé en lo que hacía y en cierto modo me sentía algo identificada por la situación, ya había pasado por algo similar en el pasado. Además de alguna forma me sentía identificada aun que no supiera nada de él, tal vez fuera una sensación pero podía ver como habría pasado por algo similar a lo mío.

O quizás solo quería algo de compañía después de tantos años estando sola.

La pequeña línea imaginaria que nos separaba de nuevo mexico se quedó atrás tras varias horas de recorrido, sabía que el recorrido que estaba haciendo era de locos pero simplemente seguía las instrucciones de la agenda que tenía, por otra parte no tenía nada que perder. Así que seguía el destino que mi tutor me había asignado sin pararme a pensar en las consecuencias.

Cuando estamos a pocos metros de llegar dos motos se cruzan en nuestro camino cortándonos el paso, dejo la camioneta frente a ellos ligeramente de lado y bajo de esta pero no sin antes hacerle una seña a mi compañero para que mantenga los ojos abiertos.

— ¿Qué hacen unos forasteros por aquí? —pregunta uno de ellos quitándose el casco y dejando ver su melena abundante y descuidada.

— Muy bien chicos, solo queremos pasar a recoger algo de un amigo. No queremos causar problemas —les advierto antes de que se complique la cosa con una mano levantada y la otra en el bolsillo.

— Las dos manos en alto.

— Solo estaba buscando…Esto —digo sacando un sobre  cerrado, él se queda extrañado.

— ¡Max es ella, mírale el brazo! —dice el otro motero y yo maldigo para mis adentros. Parece mentira que los rumores se sigan corriendo tan rápidamente en este mundo. El otro sonríe y baja de su moto para acercarse a mi, giro levemente mi cabeza y le guiño un ojo al joven que sigue en la camioneta.

— Vaya, no parece gran cosa —dice tocándome el pelo con la punta de su pistola— Oh nena, has llegado en el momento perfecto para que podamos beneficiarnos con tu bote.

En tus sueños.
El coche arranca repentinamente y viene hacia nuestra posición, corro hacia la derecha y así este consigue golpearle. Me paro detrás de él y saco mi cuchillo lanzándoselo al otro motero justo en su cuello, después subo de copiloto y el conductor da una vuelta completa para luego parar ante el melenudo y dispararle en la frente. Acabamos saliendo por patas.

No había sido tan sencillo como puede parecer aparentemente. Estratégicamente el coche estaba inclinado en la dirección en la que supuse que me situaría, le di una horquilla a mi compañero el cual me aseguró que sabía librarse con eso de las esposas y le dije que le haría una señal para que tuviera que ponerse en mi asiento y así proceder a atropellar a ese imbécil. Por otra parte el otro el cual no se quitó el caso mostraba algo de inseguridad, por eso el otro había sido principalmente el que había hablado por eso desde el primer momento iba a ser fácil deshacerse de él. Esa carta que traía en mi mano no contenía más que una hoja en blanco, pero en el hipotético caso que hubiera querido abrirla me habría dado tiempo así a coger el cuchillo del bolsillo. Sabía que el otro sin embargo iba a ser más complicado, y pese a que acabé disparándole tiene la posibilidad de haberse salvado, pero ahora eso ya no importa.

Tras haber avanzado un quilómetro le obligué a que parara para bajar ante lo que parecía un apartado de correos. Entré en el lugar desértico y fui hasta el despacho que seguía intacto para luego ir tras una de las taquillas y forzarla para sacar un pequeño paquete el cual salvaguardé en mi mochila. Antes de marcharme del lugar divisé una pequeña nevera en donde habían un par de cervezas, perfecto pensé. Salí fuera donde se encontraba mi nuevo amigo, el cual básicamente me había devuelto el favor así que decidí invitarle a una de las reliquias que me había encontrado.

— ¿Eran amigos tuyos? —me pregunta el rubio.

— Si, supongo que tengo tantos como tú —le respondo con una sonrisa de lado— Por cierto, gracias —le digo de manera sincera después de dar un trago a la cerveza amarga— ¿A dónde pensabas ir con mi moto?

Él duda al principio pero luego responde —Indiana, quería recuperar lo que es mío y me dijeron que el tipo residía ahí.

— Te propongo algo, tu me cubres las espaldas y yo te cubro las tuyas hasta que lleguemos a indiana. Así podremos llegar antes y será más fácil —le propongo tendiéndole la mano.

— Orion —dice para luego juntar su mano y moverla junto a la mía pactando lo dicho— es como me llamo.

— Muy bien Orion, mi nombre es Drew y no tengo ni idea de que estoy haciendo pero creo que será divertido llegar hasta Indiana.

Spoiler:

Nombre; aftermath
Palabras en total; 2.456 palabras
Género; ciencia ficción
Subgénero: post-apocalípsis

pd. lamento muchísimo la demora, entre otras obligaciones y cosas se me pasó la fecha. pero la razón real es que mi ordenador estaba inestable.


___________________________________________

DARK AGES


avatar


Ver perfil de usuario http://lachicaimposible.tumblr.com
 ---------
 ---------

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.