O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» MY POWER |Celyn|
Hoy a las 2:05 pm por Celyn

» Life’s too short to even care at all
Hoy a las 1:55 pm por Ariel.

» être dans la lune.
Hoy a las 1:28 pm por Ongniel

» Sun and Moon
Hoy a las 1:02 pm por Karasuno

» Caught in a lie.-pvt
Hoy a las 1:02 pm por Karasuno

» ¿Es posible el amor? Draco y tú
Hoy a las 12:36 pm por AngelMalfoy

» un paso adelante.
Hoy a las 12:07 pm por deutch.

» something strange
Hoy a las 10:41 am por jackson.

» Nada es como se ve xAudicionesx
Hoy a las 8:13 am por wonder.

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

perfection.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

perfection.

Mensaje por tango. el Jue 11 Feb 2016, 10:24 pm



ficha:

• Título: Perfection.
• Autor: tango.
• Adaptación: No.
• Género: Romance, comedia.
• Advertencias: No.
• Otras páginas: No.


Perfection.

Carter tenía miedo. Sí, estaba aterrado, lo que estaba apunto de hacer era algo que jamás se hubiese imaginado haciendo. Él se había ocupado de que todo estuviese como debería de estar, si tuviese el poder también haría que la puesta del sol se hiciera al ritmo que él necesitaba pero… Bueno, no podía.
Es que simplemente él no lo podía evitar, todo su ser sucumbía ante la castaña que lograba cautivarlo hasta con el más simple y censillo actuar. Y de hecho, la tenía allí, a su lado, celebrando sus dos años de pura y total entrega del uno al otro. No había sido fácil, pues cuando la persona de la que llevas tiempo enamorado es tu mejor amiga, una invitación a salir como algo más era arriesgada. Pero lo había logrado y, cada vez que la miraba o besaba sus labios o simplemente le abrazaba, se felicitaba en su interior y agradecía a Dios por tenerla a su lado.
Bajó su cabeza, adorando su perfil perfectamente delineado por ángeles del mismo Reino, acarició con timidez los mechones castaños y puso varios tras su oreja. Con su pulgar rozó, a penas, su mejilla. Se veía hermosa a la luz anaranjada del sol. Kimberly se veía hermosa en cualquier momento, pero allí, acostada sobre sus piernas en medio de la arena blanca, con el escenario perfecto del susurro de las aguas tranquilas que jugueteaban con la gran estrella que se perdía entre ellas, se veía perfecta. Como el más perfecto ángel que jamás hubiese visto.
Ella cerró sus ojos y entonces uno de sus hoyuelos apareció como consecuencia de su sonrisa. Carter la imitó y hundió con cuidado la yema de su dedo en él.
 
— Esto es hermoso, Carter.
 
Ella murmuró. Él asintió y supo que ya era tiempo. Su corazón palpitaba con fuerza, tanto que, si se concentraba, podía oír el tamborileo de este contra su pecho. Él carraspeó, temeroso como nunca antes. Ella se movió confundida y se irguió a su lado, sus ojos azules le miraron preocupada, él negó con un movimiento de cabeza.
 
— Ven.
 
Indicó, quizá, con su voz un poco más temblorosa de lo que esperaba. Ella no dijo nada, sólo se puso de pie y le tomó de la mano, siguiéndole a la orilla del océano.
El viento los despeinaba y se metía de manera traviesa bajo el vestido de ella, provocando que se elevara un poco. Debía admitir que tal vez había sido un poco obsesivo al pedirle que usara el vestido blanco que a él le fascinaba pero era perfecto para la ocasión, hasta él había corrido a comprar un pantalón blanco a juego con su camisa color cielo.
El agua comenzaba a subir y los empapaba de los tobillos hacia abajo. La curiosidad la estaba matando, pues lo había visto algo tenso desde que habían acabado su almuerzo, entonces, cuando por fin había decidido hablar, el rubio se puso frente a ella sin soltar el agarre de su mano. Veía algunas gotas diminutas de sudor en la frente de su novio, sus mejillas algo rosadas y entonces creyó que podría estar enfermándose. El nudo de preocupación ciñó la boca de su estómago.
Pero Carter no estaba enfermo, bueno, no al menos de la manera en la cual Kimberly creía. Pestañeó varias veces, inhalando y exhalando de manera imperceptible, fue entonces que creyó que saldría algo de sus labios pero, diferente a eso, su cuerpo la llevó delante de la gran roca donde habían estado hacía unos minutos.
Sabía que si no lo hacía en ese momento sería un cobarde y esa idea no le agradaba para nada. Él se sentó sobre la arena y le pidió a ella que lo hiciera un metro delante de él. Los ojos insistentes de la chica lo empujaron a hablar de manera atropellada.
 
— Hay, algo que debo decirte. —Tragó con dureza y ella asintió algo dudosa— Hay tres  cosas que no puedo admitir: una, —enumeró— que mi cabello no es rubio por naturaleza —ella sonrió y ahogó una risilla, pero Carter continuó, ahora un poco  menos tenso—; dos, que tengo más arrogancia en una uña que sangre en mi cuerpo; y tres, que nuestro amor es como el de las películas. —Pues sí, él detestaba esas películas— Pero hay también tres cosas de las cuales estoy orgulloso: una, es que te amo como nunca creí que podría amar; dos, que eres todo lo que necesito en mi vida; y tres, que quiero que seas la última chica que provoque tantas cosas inexplicables en mi cuerpo.
 
Entonces fue que el semblante de su novia se iluminó y ella sonrió de manera amplia… Pero Carter no había terminado.
Se colocó sobre una de sus rodillas y su otra pierna quedó delante de él en un ángulo de noventa grados, tomó una de las manos de Kimberly y la sostuvo en el aire. Lágrimas cristalizaron el iris azul de su novia, entonces un miedo recorrió su espalda.
 
¿Y si decía que no?
 
Dudaba que pudiese recomponerse de tal rechazo pero esquivó esos pensamientos negativos y recordó toda la motivación que su amigo Cameron le había brindado.
 
— Kimberly Lance, ¿me concederías el honor de ser mi compañera de vida, la madre de mis hijos y la mujer que me verá envejecer? En pocas palabras, ¿serías mi esposa? —Preguntó por fin.
 
Ella lo sorprendió al pellizcar su brazo, comprobando si lo que veía era real y no un sueño maravilloso del cual ella despertaría, y entonces, cuando él se quejó un poco ella soltó un chillido y llevó su mano libre a su boca.
 
— ¡Sí, sí, sí! ¡Claro que sí!
 
Dejó escapar una risilla de sus labios y cuando se calmó Carter pudo ver las lágrimas caer por el rostro de su novia. Con su corazón a punto de saltarle por la garganta, abrazó con fuerza a la castaña, la separó levemente de él y le tomó del rostro, haciendo que sus narices jugaran de manera tierna.
Entonces él recordó la parte más importante de ese momento, soltó con delicadeza  a la chica que lo miraba esperanzada, palmeó el bolsillo trasero de su pantalón y no encontró nada, buscó por el bolsillo delantero y tampoco consiguió algo. Buscó en el bolsillo de su camisa, a lo mejor lo había quitado de la caja y no lo recordaba.
Pero el anillo tampoco estaba allí. Sentía la sangre corroerle el rostro y se sintió avergonzado ante la situación. Quería que la tierra lo tragase en ese momento. No por él, sino por haber arruinado lo que se suponía debía ser un momento perfecto.
Kimberly notó en el primer instante lo que sucedía, buscó en uno de los bolsillos que llevaba su vestido, tomó un paquete de golosinas y lo estiró ante el rostro del rubio.
Carter tomó extrañado el sobre, leyó y sonrió ladino. Metió un dedo y sacó una argolla de goma de fresa bañado en azúcar. Frunció sus labios y tomó la mano de Kimberly. De manera suave deslizó el anillo por su dedo índice izquierdo y se puso de pie junto con ella.
 
— Prometo que te daré el real en cuanto lleguemos a casa. —Aseguró él— Y lo repetiremos para que sea perfecto, mi amor.
 
Kimberly negó con su cabeza sin dejar de mirar a su mano o borrar la sonrisa de su rostro.
 
— Así es perfecto. —Aseguró.
 
Carter sabía que tenía la mayor de las suertes, con ella y estaba ansioso por comenzar a emprender una vida a su lado.
La juntó a él y la besó como nunca lo había hecho. Y es que esos besos eran… Increíbles, ¿alguna vez vieron el atardecer en la playa? Pues, era esa calma, esa tranquilidad… Pero en sus labios.
Y entonces se dio cuenta de que sólo la necesitaba a ella, porque ella era la perfección jamás vista. Y era suya, era su perfección
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.