O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» new rules ♡ audiciones abiertas
Hoy a las 1:04 pm por Kida

» Only the strongest can survive.
Hoy a las 12:09 pm por Jones.

» Heroes. (Colectiva)
Hoy a las 11:53 am por Andy Belmar.

» Sun and Moon
Hoy a las 11:39 am por Karasuno

» Caught in a lie.-pvt
Hoy a las 11:36 am por Karasuno

» Instituto Fénix | Muro
Hoy a las 11:34 am por lovesick

» Heroes. (Muro Interactivo)
Hoy a las 11:30 am por Jones.

» Instituto Fénix | N. C.
Hoy a las 11:22 am por lovesick

» Crazy thoughts of a sinister mind
Hoy a las 9:53 am por Karasuno

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

Good Girls|N.C

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Good Girls|N.C

Mensaje por zayngirl. el Lun 29 Dic 2014, 7:45 pm

...


Última edición por zayngirl. el Dom 07 Jun 2015, 11:05 pm, editado 2 veces
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Good Girls|N.C

Mensaje por bomb. el Lun 29 Dic 2014, 8:04 pm

avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Good Girls|N.C

Mensaje por Invitado el Mar 30 Dic 2014, 1:58 pm

Me enamoré de tu cap! Sos demasiado genia escribiendo! Amé el cap, amo los pjs, amo que sea amiga de Amanda y asi tan cute como es.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Good Girls|N.C

Mensaje por campbell. el Mar 30 Dic 2014, 5:23 pm

Me encantó, me encantó y me encantó! Sorry por no comentar antes, tu capítulo estuvo genial, y ya tengo un personaje favorito... Josh! Es un amor!!! Y el negro también xd

Bue, me toca a mi voy a subir.
avatar


Ver perfil de usuario http://www.wattpad.com/user/stylinsonandpalik

Volver arriba Ir abajo

Re: Good Girls|N.C

Mensaje por campbell. el Lun 05 Ene 2015, 12:22 am

Capítulo 004.


Melinda Becher + Cedric Crawford || Meluche.

Era la primera hora de la mañana, y aun seguía recostada en la cama gracias al resfrió que me había pegado una compañera de mi clase de español. Tenía sobre mí a la glamurosa -porque era toda rosa- notebook que mi padre me había regalado en mis veintiún años, que había festejado hace poco con bombos y platillos, y millones de elegantes y guapos hombres que querían bailar conmigo. A la desgracia que un mes después me veía comprometida con el mismo tipo que me había pisado los pies en cada pieza y fue un poco descortés.

Tecleé la primer pagina más popular que encontré sobre vestidos de novia, catering y entretenimiento, mi boda se acercaba y aunque sabía que mis padres mandarían a hacer un vestido a mi talla y perfecto para mí, me fascinaba la idea de saber y dar algunas ideas de lo que quería, ya que ellos también habían elegido al candidato; Owen Chase Cartwright. Un refinado nene de mamá que era bastante amanerado para decir que sería el futuro padre de mis hijos, y un follador de vaginas.

Escuché un golpe en la puerta, y un segundo después mi madre ya estaba adentro junto a dos de las criadas. Una llevaba una bandeja de color plata y sobre ella el pequeño frasquito amarillo que contenía mis pastillas y un vaso de zumo y agua, y la otra llevaba sobre otra bandeja el desayuno decente que me hacia desayunar mi madre cada mañana.

—Buen día cariño —mi madre se acerco a la cama, para luego sentarse en ella y dar un corto beso sobre mi frente—, te traje tus remedios, el agua ya tiene el polvo para tu resfriado y no olvides tomar la otra medicación.
—Lo sé, mamá —bufé, dejando mis ojos en blanco. Hace años que tomaba la misma medicación y ella siempre me lo recordaba, cómo si podría olvidarlo. Observe como las empleadas dejaban las bandejas sobre el escritorio y se marchaban con una reverencia.
—Okay, no te molestaré mas —suspiró algo cansada—, Nicolette se ha marchado desde temprano, vinieron a recogerla y ella se despidió y me dijo que la busques cuando estés despierta le hables por el chat, que tiene muchas cosas que contarte —mi madre hizo una mueca dudosa—, pasaron todas la noche juntas y aun les falta que de hablar —dijo soltando una risa.
—Sí, así somos las chicas de ahora —sonreí nerviosa aunque mi madre no capto que realmente estaba a punto de sufrir por un ataque si es que decía algo más.
—No todas las chicas, corazón. Recuerda que no somos iguales a los demás —me recordó la frase que usaba a menudo para hacerle saber a los demás nosotros no éramos personas “corrientes” sino que pertenecíamos a la realeza de Inglaterra. Mi madre besó mi frente nuevamente y se marcho de la habitación.

Ese sería mi día, tomar medicación cada siete horas, entrar en sitios web de internet a buscar vestidos de novia que realmente sean de mi gusto y tratar de comunicarme con Nicky, porque después de todo no había atendido mi llamado.

Sí, mi vida era aburrida en lo que se puede decir. Mis padres no me dejaban trabajar ni estudiar, a menos que sean idiomas porque lo veían más interesante y menos ruin que danza y música. De todas formas, esperaba que todo cambie luego de que me case con Owen. Nuestro primer encuentro había sido pésimo, fue –como ya mencioné- en mi fiesta de cumpleaños, habían invitado a más gente de la que conocía y entre ellos mi futuro esposo, podían haber elegido a el chico Applewhite que era un infartante Irlandés que tenía un cuerpo de muerte, una piel pálida y a la vez bronceada que quería acariciar eternamente, el cabello rubio ceniza y lacio, y ojos extremadamente celestes como el mar. Obviamente yo quería a Ian Applewhite y mis padres eligieron a Owen Cartwright, el arrogante y perfecto nadador olímpico que su familia era amiga de la mía; y por ello, matrimonios arreglados para todos.


Me levante de la cama para tomar el vaso de agua con el polvo llamado medicación para mi horrendo resfriado, y luego tomar la pastilla que media más de dos centímetros para mis problemas respiratorios que si no tomaba como debía podría causarme la muerte, o eso habían dicho los doctores cuando tenía la edad de ocho años, y eso realmente me había atemorizado.

Mi madre detestaba que desayunara en la cama, y yo también lo hacía, pero haría la excepción porque quería echarme en la cama y mirar un rato de televisión mientras disfrutaba de mi café favorito y comía algunas rodajas de tarta de manzana. Después de apartar el computador de encima y tomar el mando de la tv estaba preparada para desayunar y ver las noticias matutinas.

En general, no era amante de ver tv y en específico, las noticias; me gustaba más pasar tiempo en internet, en sitios web para leer o ver vídeos en Youtube donde hay fabulosos youtubers que algunos me tenían más enamorada que otros. Subí el volumen de la televisión cuando mencionaron mi romance con Owen, porque obviamente nos habían obligado a salir algunas veces para hacer mas pública la relación, y besos y esas cosas. Mis padres no notaban que realmente estaba disgustada con el chico que habían elegido, no entendían mi “No quiero a Owen, yo quería a Ian” seguido un llanto obviamente ficticio.

“Estamos realmente sorprendidos, Owen jamás había hecho pública ninguna de sus relaciones pasadas con distintas estrellas de la tv como jóvenes deportistas, pero esta vez se nota orgulloso de mostrar el anillo en la mano de su novia, Melinda” Decía la conductora del programa mientras que en pantalla se veía mi fotografía con Owen dándole un beso a mi mano cual llevaba el anillo de más de no sé cuantos euros. “También estamos muy felices por la familia Becher, Melinda ya es toda una hermosa princesa, sin duda sabíamos que esos hermosos jóvenes terminarían juntos” ¡Pura basura! La conductora a duras penas podía mencionar bien mi apellido, haría que la despidan como pueda. “Y shhh, un pequeño chisme; ella jamás ha presentado un novio en casa así que Owen, te has sacado la lotería, ella además de ser bonita es virgen” Soltó la platinada pechugona sin un poco de vergüenza, mi cereal casi se escapa de mi boca cuando oí tal descarada forma de hablar, además sobre mi persona.

Mi móvil sonó New York de Alicia Keys y eso me recordó además de que alguien me había mandado un mensaje de texto, que necesitaba viajar hacia aquella ciudad para comprar algunas prendas antes de que quede atada por completo.

« ¿Estás viendo tv? » —Nicky.

«Obviamente, Miss Pechuga siempre diciendo estupideces» —Mel; yo.

«Creí que era la única que pensaba eso. ¿Qué hay con Owen y ese anillo?» —Nicky.

«Ya te he dicho que mi padre lo compró, de hecho Owen solo lo puso» — Mel; yo.

« ;)» —Nicky.

« ¡Pervertida! » — Mel; yo.

«Oh, ouh. Mis padres van a matarme, luego a ti y también a tus padres» —Nicky.

« ¿Qué dices? » — Mel; yo.

«Miss Piggy está hablando del recital al que fui anoche, y me han descubierto. ¡Van a matarme!» —Nicky.


Y era cierto, la segunda conductora que estaba con la platinada era una mujer que unos cincuenta que se creía joven y se vestía como una, y estaba comentando sobre el recital de la banda rara que le gusta a mi amiga; “Y además del recital de System Of a Down, nos llego cierta información que la señorita Nicolette Rockforth, si, la hija del Duque de Westminster asistió al recital de esta banda de metal y rock pesado, en las siguientes imágenes la joven se ve muy  emocionada coreando canciones y subida a los hombros de un chico de identidad desconocida” y la mujer estaba en lo cierto, mi amiga estaba sobre los hombros de un chico alto mientras se la veía feliz con los brazos en alto, “Por lo que también se dice, Rockforth después del show se presento en una fiesta de jóvenes adolescentes donde ingerían alcohol, drogas, así que esta pequeña Lady parece que anda en la suyas, que mal de su parte” Negó con la cabeza la conductora y luego paso el pronósticos del tiempo, esos tipos de programas cuales siempre le echaban mierda y la destruían mas y mas.

«Van a matarnos» —Mel; yo.

«Lo sé, ¿Plan de emergencia?» —Nicky.

«Viaje a New York» —Mel; yo.

«Tarde, mis padres ya están en la habitación» —Nicky.

«Suerte, no quiero que maten a mi única a amiga y a mi dama de honor» —Mel; yo.


Al no recibir después me asegure que obviamente habían regañado a Nicolette aunque era una joven de diecinueve años aun vivía bajo el techo y las normas de sus padres. Como yo. Aunque yo tenía veintiuno y sueños frustrados de ser libre.

Apagué la televisión, me levanté de la cama para dejar las bandejas con los recipientes vacios y lanzarme nuevamente contra las cómodas almohadas rosas chicle en forma de corazón; que Nicolette odiaba usar para dormir, y me dispuse a descansar unas horas más antes de que llegue la noche y tenga que alistarme para la cena.

***

Suponía que sería una larga noche, a mi lado derecho se encontraban mis padres bebiendo un vino para nada barato y conversando con, y de mi lado izquierdo, los padres de mi futuro esposo. Mientras que él obviamente estaba a mi lado sonriendo como si realmente estuviese enamorado, y posando uno de sus fuertes brazos detrás de mis hombros.

Mis ojos estaban centrados en el joven que cantaba una hermosa canción que me gustaba mientras tocaba la guitarra, como si quisiera transmitir sentimientos con ese instrumento, sinceramente y me lo estaba transmitiendo.

—El entretenimiento parece ser bastante bueno, ¿No, Melinda? —preguntó Nishta, la madre de Owen. Siendo sincera, ella me parecía bastante falsa y arrogante, sabía que era orgullosa y siempre se hacía ver entre los demás, suponía que de ahí venia todo lo de su hijo.
—Lo es, el guitarrista parece ser buen cantante además de saber tocar —conteste de la misma forma que había sido ella. De todas formas, trataría de cortar cualquier lazo cuando me case—, que raro que aun no traen la cena, tengo algo de apetito.
—Oh, espero que se pase cuando tengas que probarte el vestido, porque he visto uno en sueño que de seguro va a encantarte —miré a mi madre tratando de que me dé una buena respuesta respecto a ese comentario, porque hasta lo que sabía ella elegiría el vestido.
— ¿Cómo? —me limite a decir, Nishta miro a su hijo sonriente sabiendo que ya había tirado la carnada, y yo había picado.
—Como escuchaste, ya conseguí un vestido muy bonito que de seguro va a apretarte si no dejas de comer —soltó con una risa—, así que cuídate un poco porque quiero que estés perfecta para mi hijo en la luna de miel.

Evite una mala cara para no recibir el codazo que mi madre estaba preparando.

—Oh, entiendo, él tendrá a su mujer perfecta para ese día —dije con ironía, ambas nos miramos de mala gana aunque sin borrar nuestras falsas sonrisas—. Por lo menos, y supongo, que yo elegiré a donde pasaremos esos días.
—Oh no, para nada —me interrumpió esta vez hablo Albert, el padre de familia—, viajaran a Hawaii, quiero que se tomen fotografías y se muestren muy felices para esos días.
—Además de arreglar mi boda también quieren arreglar el lugar en donde pobre descansar de todo esto aunque tendré a este imbécil a mi lado —grité enojada golpeando la mesa con mis manos hecha puños.

El rostro de tanto mis padres como los de Owen, y hasta el de él tenían prácticamente la boca hasta el suelo de las cosas que había soltado sin pensar. Mi madre había golpeado levemente mi pierna pero siquiera lo había notado de lo furiosa que estaba.

¡Aun no quería casarme!

—Melinda, guarda silencio por favor, no quiero que pongas a la familia en vergüenza —sentencio mi padre antes de volver a charlar con Albert tratando de que las palabras que había dicho se olviden en segundos.
—Lo siento, Nishta —mi madre se disculpó con la mujer que me miraba de mala manera como si quisiera eliminarme de esa mesa, suponía que ella tampoco me quería.
—No te preocupes, Jodie, entiendo que quizá todo esto pueda preocuparla, pero no tendría por qué ya que nosotros nos ocuparemos de todo.
—Parecen que te han regañado —susurró Owen sobre mi oreja soltando una risa.
—Cállate si no quieres que te corte la polla y te la ponga de sombrero —conteste de la misma forma que él, aunque con una gran sonrisa en el rostro y mis ojos achinados como si estuviese riendo de algún chiste tonto que él haya mencionado—, iré al baño.

Me levanté de la silla y sin que mi madre dijera que si podría marcharme de la mesa o no, me fui. Estaba furiosa con la idea de casarme, y creo que también la fiebre había hecho efecto, porque había pasado todo el día en cama, y siquiera había notado cuando me vistieron, maquillaron y peinaron, bastante mal. Que de seguro el vestido blanco perla que llegaba más arriba de mis rodillas lo había escogido mi madre, porque creía que de esa forma quizá pueda enamorar a Owen y después solo me faltaba enamorarme yo de él.

En realidad, no me dirigía al baño sino a la parte trasera del restaurant donde suponía que no habría nadie, porque allí habían juegos infantiles y nadie había traído sus críos ese día.

No llevaba chaqueta en ese momento, y el vestido era fino y corto para taparme del viento fresco que choco contra mi rostro cuando logré abrir las puertas del lugar. Vacio y desértico se encontraba, los juegos se tambaleaban con el viento y las luces titilaban como si tuvieran falla alguna, y ahí solo encontraba paz.

Quería charlar con Nicolette, aunque su último mensaje había sido “Castigada por una semana, yeeeei” con una cara hecha por una equis y una ce al final, sin mi única amiga no tenía a nadie. Mi madre estaba convencida que casarme iba a ser para bien para la familia, mi padre pensaba solamente en negocios, y mi opinión no valía, obviamente.


La puerta se abrió aunque yo había cerrado mis ojos y solamente podía escuchar el ruido del viento, los autos y la puerta, si es que se abría o cerraba.

—Disculpa, ¿Te molestaría si me quedo unos minutos aquí? —Escuché una voz varonil hablarme, yo asentí y luego deje salir un sí—, necesito practicar algunos acordes, parece que no les gusto mucho que cante canciones de estrellas jóvenes —dijo él con una obvia alegría, y allí supe de quien se trataba, el apuesto chico que cantaba canciones y tocaba la guitarra.
—Pues, a mi me gusto, Ed Sheeran tiene canciones muy románticas y bonitas —opiné aun con mis ojos cerrados y mis brazos cubriendo del frio en un abrazo.
—Entonces tengo a una chica que sabe de buen gusto de música —rió y su risa era bonita, que hasta me contagio alegría, algo que andaba necesitando últimamente—, un gusto soy Cedric Crawford.
—Melinda Becher —me presenté al igual que él, aunque no habíamos estrechado manos porque él se encontraba a unos veinte pasos de mi sentado sobre unas bancas de madera, y su guitarra sobre sus piernas.
—Oh, ¿Eres tú la que se casó con Owen Cartwright? —preguntó con duda, también yo la tendría, si es que todo el mundo hablaba de ambos inventando cosas nuevas como que ya nos habíamos casado en secreto, que yo lo había dejado, que ambos éramos familia, y millones de cosas más; jamás la verdad.
—No, no, no —negué divertida y otra vez oí su contagiosa risa—, solo estoy comprometida con él, nada mas —le aclaré.
— ¿Pero tu boda será pronto? —siguió con su mismo tonó de duda en cada pregunta.
—Aun no, hasta ahora siguen preparando la fiesta de compromiso —traté de sonar feliz a la idea de casarme a los veintidos años con un hombre que no amaba.
—No pareces muy animada...
—No lo estoy —lo interrumpí, vi como movió su pie incomodo mientras golpeaba el suelo y tocaba las cuerdas.
— ¿Te gusta cantar?
—Soy bastante mala —admití, y era cierto.
—Oh, solo una —pidió con un pequeño puchero que supo ganarme, tenía unos labios muy bonitos además de su voz. Palmeó varias veces el lugar vacio que estaba al lado suyo para que me acercara—, ¿Conoces All of The Stars? —preguntó cuando estuve a su lado.
—Claro, es una de mis canciones favoritas —y era cierto, amaba como nadie podía amar a esa canción, y aun más a Ed Sheeran.
— ¿Te gustaría cantarla conmigo? —prácticamente lo había rogado con aquellos ojos café muy bonitos.
— ¿En el escenario? Mis padres me matarían, y Nishta pegaría un grito en el cielo —reí al pensar en el escándalo que haría esa mujer si me veía montada a un escenario, con un joven desconocido cantando canciones de amor de ídolos teen.
—Aquí —fue lo último que dijo antes de sonreír y comenzar a tocar las finas cuerdas de la guitarra.

It's just another night
And I'm staring at the moon
I saw a shooting star
And thought of you
I sang a lullaby
By the waterside
If you were here,
I'd sing to you
You're on the other side
As the skyline splits in two
I'm miles away from seeing you
I can see the stars
From America
I wonder, do you see them, too?


Su voz sonaba perfecta, mientras que sus ojos se encontraban cerrados y seguía el ritmo de la guitarra. Aquel sentimiento de tan solo conocer a una persona que quiera compartir unos segundos para cantar conmigo, era simplemente para recordar, porque vivía alrededor de personas falsas y él parecía ser puro y sin ningún rastro de falsedad y mentira.

Me observo mientras solo la luna nos iluminaba porque la luz simplemente desapareció de la escena, él había terminado su parte y eso quería decir que me tocaba a mí, aun recuerdo la última vez que cante para un público y habían dicho que era mala.

So open your eyes and see
The way our horizons meet


Cante con miedo, temiendo que mi voz vaya a quebrarse o por alguna razón desafine horrible que yo misma me haga pasar vergüenza. Cedric me miró esperando que continuara, con una sonrisa en el rostro y brillo en sus ojos.

And all of the lights will leave
Into the night with me
And I know these scars will bleed
As both of our hearts believe
All of these stars will guide us home


Canté mi última parte observando el suelo, como si fuera más interesante que mirar los profundos ojos de Cedric y perderme en ellos.

—Creo que no quiero seguir mas —susurré apenada, tiritaba gracias al frio y a la pequeña llovizna que había comenzado a caer.
— ¿Quieres mi chaqueta? ¿O un abrazo? —Preguntó divertido quitándose su abrigo de cuero negro y depositándolo sobre mi espalda, y acercándome a él para conseguir un poco mas de calor.
—Gracias —susurré inaudiblemente, pegada a su pecho y sintiendo su aroma varonil.
—No hay de qué, me gusta ayudar a chicas tan bonitas como tú —intentó que sonara como una broma, aunque obviamente entendí que solo quería ligar conmigo; sip, era un mal día.
—Por favor, calla sí —le pedí tratando de sonar igual de educada y sin que notara que eso me había molestado un poco, bastante.

La puerta de abrió de golpe, pegué un pequeño salto en mi lugar cuando escuché el estruendoso ruido y la luz de nuevo ilumino el lugar. Owen se encontraba allí, estaba con mala cara y de seguro su madre había mandado a llamarme para hacer pasar más vergüenza a mi familia, me daba gracia porque después de todo se hacía llamar “amiga” con mi madre.

—Melinda, vámonos —su tonó de voz sonó obviamente como una orden y no esperaba un no por respuesta—, ¿Quién es él? —Preguntó intrigado y por suerte ya me encontraba lo suficiente alejada de Cedric para que Owen pueda pensar cualquier cosa.
—Cállate —le dije de mala, me levante de mi asiento y le di un pequeño empujón a mi futuro esposo para que se vaya de una vez—. Oh, tu chaqueta —recordé de repente, tendría que devolvérsela porque se enojarían si me veían con ropa de algún desconocido, aunque sinceramente no me importaba, quería quedármela.
—Quédatela —dijo Cedric con una pequeña sonrisa, o no sonó como una simple opción sino como una orden.
—Pero es tuya —traté de sonar lo más preocupada posible en dársela, aunque estaba chillando muy en el fondo por su orden por quedármela.
—No te preocupes, tú vas a disfrutarla mucho mejor que yo —sonrío aun mas después de eso, y yo también lo hice. Bajo su mirada hacia la guitarra y comenzó a tocar otra canción que también conocía.
—Gracias —susurré antes de irme, y luego seguí el camino de Owen.

Lo había perdido de vista, así que suponía que había ido al baño y yo tenía mucha suerte de acercarme sola a la mesa e inventar que me dolía un poco la cabeza o alguna otra cosa.

— ¿Quién es? —pegué un saltó en mi lugar, llevándome una mano al pecho y diciéndome internamente que debería haberlo matado por darme ese susto.
—Deja de asustarme y piérdete…
—No, no, no, ese tonó conmigo no y compórtate como novia buena y feliz si no quieres que cuente como estabas abrazada al guitarrista…
—No lo estaba.
—Claro que sí.

Me senté nuevamente al lado de mi madre, aun colgaba la chaqueta de cuero de Cedric que tenía un aroma que había comenzado a gustarme. Cuando preguntaron sobre mi desaparición solo paso por mi cabeza decirle mi plan, “No me sentía muy bien y salí a tomar aire” y fue lo último que dije.

Mis padres entendieron y Nishta solo pudo poner cara de preocupación y decir que estuvo toda la noche pensando en donde me había metido y si me encontraba bien. Puras Mentiras.

Cuando llegó la hora de comer algo dulce después de la cena, Cedric nuevamente subió al escenario, pero esta vez no llegaba chaqueta y dejaba ver sus tatuajes en ambos brazos que se encontraban descubiertos debido a su remera manga corta color blanca.

Comenzó a entonar la canción Give Me Love con su guitarra, y supuse que también hacia acertado con otra de mis canciones favoritas o lo había buscado en internet para mí.

Incline mi rostro apoyándolo sobre mi mano, mientras lo escuchaba cantar y observaba como a veces cerraba sus ojos y otras podía sentir que me miraba solo a mí. Estiro su brazo ante un público que no observaba pero si escuchaba mientras cantaba “My, my, my, my, oh give me love”.


hi:
mil perdones por tardarme mas de mil años en terminar esta chotada, son las cuatro y me duele el culo de tanto estar sentada so, me voy a dormir y bue, traté de hacerlo bonito aunque siga siendo kk, sorry !!!
avatar


Ver perfil de usuario http://www.wattpad.com/user/stylinsonandpalik

Volver arriba Ir abajo

Re: Good Girls|N.C

Mensaje por zayngirl. el Lun 05 Ene 2015, 1:46 pm

Mel tu capitulo me lleno de feelings, odie con el alma a Owen y  su madre que ahora no recuerdo su nombre, bueno antes que todo escribes genial; segundo, amo tu rol, es tan asdfghjk, ademas que agregaste a Ed  .  Melinda me agrado mucho, es buena onda pero la mismo tiempo una bitch con actitud; ME ENCANTA! oh! y Cedric, que decir de el, es un amor, es una ternura, el chico que se merece Melinda.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Good Girls|N.C

Mensaje por bomb. el Lun 05 Ene 2015, 9:40 pm

Mely, sabes que yo babeo por ti, o maldicón Ed en tu caapítulo fue vida y yo ya me metí en peos, ¡puta sea!
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Good Girls|N.C

Mensaje por Invitado el Lun 05 Ene 2015, 10:08 pm

Te amo tanto bebé. No estoy en mi mejor momento como para comentar. U know, pero me encantò; me enamoré de Cedric. O sea, como puede existir un chico asi? Quiero la suerte de estas 4 chicas para conseguir hombres como esos jajaja. Fin, te amo. Enserio me gusto pero no coordino bien x la hora el sueño y bla bla. Owen me cae mal al igual que todos menos el sexy Cedric y Melinda, of course. Ilysn bb<3
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Good Girls|N.C

Mensaje por bomb. el Vie 30 Ene 2015, 5:49 pm

Capítulo 005.


Nicolette Rockforth ♥️ Dylan Collingwood. || Primavera.

Desperté por mi gran dolor de cabeza, llevé una mano hasta mi frente y me sobé un poco, mientras muy lentamente abría mis ojos trantado de que se adaptaran a la luminosidad en la habitación, bufé internamente, que yo recordase la habitación de Malinda no era tan luminosa. Suspiré cuando terminé de abrir los ojos y mis ojos se toparon con un enorme ventanal, o mejor dicho una de las paredes de la habitación era de cristal, completamente y dejaba una hermosa vista a toda Londres, y aunque eso estuviese genial no podía evitar sentirme inquieta al reconocer que esa no era la habitación de mi mejor amiga.

Salté fuera de la enorme cama King Size, que a parte de mí, estaba vacía, y recorrí el lugar con la mirada. Estaba en una habitación obviamente masculina, era amplia, muy amplia y estaba muy ordenada, la cama estaba ubicada en paralelo con el gran panel de cristal, y justo al lado de ella había un par de mesas de noches, reconocí mi teléfono sobre una de ella, había una especie de pequeña salita en la misma habitación con muebles muy finos de cuero negro y una mesita de café al medio, un gran equipo de sonido, y un enorme televisor pantalla plana, en las paredes habían repisas con muchos libros, y por ahí en una equina donde casi no llegaba la luz estaba una vieja guitarra acustica apoyada en su paral.

Corrí hacía mi teléfono y ya estando un poco más consciente fue que me percaté de mi escaza cantidad de ropa, paseé mis manos por mi cuerpo y traté, traté muy duro de recordar que mierda era lo que había pasado ayer, que era lo que había hecho para terminar en la habitación de un chico sin mi ropa... Pude sentir el líquido caliente, que reconocí como mis lágrimas, rodando por mis mejillas y estaba a punto  de colapsar en un ataquede nervios cuando la puerta de la habitación se abrió lentamente.

Una mujer de unos cuarenta y tantos años entró al cuarto con una bandeja llena de comida entre sus manos, cerró la puerta con cuidado y se giró sobre sus talones, al verme de pie y completamente alterada la mujer volvió a voltearse y abrió la puerta.

▬ ¡Jóven Collingwood, la señorita ya despertó! ▬ gritó, y se volvió hacia mi nuevamente, esta vez dejando la puerta abierta detrás de sí, sin darme cuenta yo me había sentado en el borde de la cama, y la mujer me tendió un pañuelo, lo recibí y traté de secar mis lágrimas- ▬ Buenos días señorita, ¿cómo ha amanecido? ▬ me preguntó la viejecilla de manera dulce, fruncí el ceño.

▬ ¿Dónde estoy?, ¿por qué no tengo mi ropa?, ¿qué paso anoche?, ¿por qué no puedo recordar nada? ▬ bombardeé y a medida que preguntaba volvía a sentir mis lágrimas cayendo por mis mejillas, muy desesperada y confundida, yo no esperaba terminar así... sí con resaca, pero no ¡así!

▬ Calma linda. ▬ dijo la mujer medio divertida, ¿qué estaba loca o era una cínica?, ¿cómo podía divertirle mi desesperación? ▬ Yo la cambie de ropa anoche cuando el jóven la trajo, usted estaba inconsciente, el jóven sería incapáz de hacerle daño, además... ▬ la viejita se vio interrumpida por el sonido de la puerta siendo abierta, dirigí mi atención hacia allí y mis ojos se clavaron en el muchacho alto que estaba entrando por ella, con el cabello ligeramente húmedo, y unos simple pants deportivos cubriendo su anatomía, dejando al descubierto su torso, me miró y me dedicó una dulce sonrisa antes de hacer su camino hasta una puerta en unas de las paredes de la habitación de lo que supuse sería un armario, y adentrarse en él. Cuando volvió a salir llevaba una camiseta básica blanca puesta, se aceercó un poco a mí, a una distancia prudente, la mujer desapareción no sé en qué momento.

▬ ¿Mañana agitada, ma chérie? ▬ preguntó medio burlón, fruncí el ceño, por alguna razón una extraña sensación de nauseas se apoderó de mi estómago en el momento en el que sus labios pronunciaron ese apelativo en fránces.

▬ ¿Qué pasó anoche? ▬ pregunté recelosa, abrazando mis piernas a mi pecho, medio alejandome cuando intentó acercarse de nuevo.

▬ Nada de qué preocuparse... ▬ furncí aún más mi ceño, eso no me decía nada, lo miré seriamente. Él resopló. ▬ No pasó nada Colette, confia en mi. ▬ pidió y terminó por sentarse a mi lado, fruncí mis labios.

▬ ¿Dónde está mi ropa?, ¿dónde estoy yo? ▬ pregunté un poco desesperada, lo miré a sus ojos, preciosos orbes verdes que me miraban con ligera dulzura y un poco de pena.

▬ Estás en mi casa, anoche te desbaneciste en mi auto luego de que, en la fiesta, las cosas se salieran de control. ▬ informó. ▬ Entre nosotros no pasó nada, no creas que yo... que yo intenté... ▬ tartamudeó, luego bufó, como molesto consigo mismo, y me miró. ▬ Yo no me aproveché de ti, ¿okey? No podría, no soy así... Laura fue la que cambió tu ropa, supuse que descansarías mejor que con eso que cargabas puesto. ▬ terminó muy rápido en incluso un poco nervioso, lo miré por largo rato, sin decir nada, tratando de recordar sus rostro anoche, o algo... ¡incluso el concierto era borroso para mí!, pero aún así no me sentía amenazada por él, y de alguna forma yo le creía, creía lo que decía, ¿por qué? no lo sé, simplemente había algo en e´l que me inspiraba confianza.

▬ ¿Qué mierda tenía mi bebida? ▬ no me di cuénta que me quejé en voz alta mientras me sobaba la cabeza, su risa se hizo presente y lo fuminé con la mirada, no me importaba mucho haber maldecido.
 
▬ Sí... eso, fue mi culpa, no debí haberte dejado sola anoche, se nota que eres una novata. ▬ musitó y por alguna razón esa frase se me hizo conocida y luego una fuerte punzada de dolor me atarvesó el craneo por completo, las imágenes borrosas de la noche anterior se hicieron un poco más nítidas, lo suficiente para recordarlo a él en el concierto y después de la fiesta en su auto.

▬ Ya telo dije Dylan, no tienes porqué cuidarme... ▬ musité y sus ojos brillaron con emoción, me regaló una linda sonrisa torcida, y por un impulso más que por cualquier otra cosa, me abalabcé encima de él y lo abracé. ▬ Gracias... por cuidarme. ▬ sonreí separándome ligeramente de él, ahora estaba sobre su regazo, a horcajadas. ▬ En verdad. ▬ agregué un tanto avergonzada por lo cerca que estábamos y traté de salirme de encima pero el afiazó su agarré en mi cintura y acarición con el dorso de su mano derecha mi rostro, arrastrando consigo un par de mechones hasta detrás de mi oreja.

▬ No hay nada que agradecer, ma chérie. ▬ musitó y sus ojos oscilaron entre mis labios y mis ojos. ▬ Ha sido un verdadero placer enerte durmiendo en mi cama. ▬ y aunque capté el doble mensaje en sus palabras me limité a mirarlo  mientras acercaba sus labios a los míos lentamente. El beso fue apenas un roce y tan pronto como nuestros labios se unieron, se separaron, sonreí a media y él también.

      Salí corriendo después de eso y básicamente apenas y si pude llegar a tiempo a casa de Melinda antes de que me recogieran, pidiendole a la mamá de mi mejor amiga que le avisase, y le dijese que por favor me llamase.  Una vez en casa lo primero que hice fue darme una larga y relajante ducha, seguida de una larga y reparadora siesta.

***

    Estaba castigada, así es como había quedado desde que la noticia de que me había fugado al concierto de SOAD había salido a la lus gracias a Mrs. Pechugona y Mrs. Piggy, malditas perras chismosas, esos programas me hartaban, siempre estaban al pendiente de todo lo que hacíamos era una real molestia. Yo que creía que podía disfrutar de una noche tranquilamente y salir ilesa.

    Faltaba tan solo una hora para la gran fiesta de compromiso de mi mejor amiga con el nene amanerado de Owen, en verdad me compadecia de Mel, ellano se merecía que le hiceran eso,, hubiese sido mejor que la emparejasen con Ian, primero porque es un Dios, y segundo porque estoy segura de que no es gay. Como quiera que sea ya no había marcha atrás y no quedaba más que resignarce, a veces la vida era tan injusta con algunos, Owen tiene mucha suerte de tener a mi amiga, si le hace daño juro que le cortaré las bolas. Pero en fín, estoy divagando, estaba terminando de acomodar mi cabello, ya vestida con un vestido rojo, que dejaba al descubierto toda la espalda, su falda caía ceñida a mis ppiernas con una abertura a un costado, con unas sandalias de tacón plateadas, y joyeria a juego. Mi cabello estaba semi recogido en una trenza desprolija que aligeraba el look, mis ojos perfectamente delineados de negros, y mis labios pintados del mismo tono rojo del vestido. Estaba muy bonita, si puedo decir.

▬ ¡Nicolette, baja de una buena vez! ▬ escuché gritar a la voz de mi padre, rodé los ojos y tome mi bolso de mano, con mi celular, llaves y una pintura de labios y dinero en él, y bajé por la grandes escaleras en forma de caracol hasta la sala donde estaba mi madre en un sobrio vestido negro y mi padre en su elegante smoking del mismo color. Me miraron con reproche, supongo que por lo llamativo del vestido, siendo que era una fiesta blanco y negro, Melinda me había dicho que podía ir como quisiera, había optado por ir con un lindo tono de rojo, brillante y muy llamativo.

▬ ¿Qué crees que estás haciendo vestida así? ▬ gruñó mi madre con reproche, le pasé por un lado siguendo mi camino a la puerta.

▬ Voy a la fiesta de compromiso demi mejor amiga. ▬ respondí encogiéndome de hombros y saliendo por la gran puerta sin prestarles ni un apice de atención a sus insulsos regaños, la verdad es que me importaba muy poco lo que ellos pudiesen decir.

***

    La fiesta llevaba cerca de una hora y Melinda ya había salido, sin embargo estaba muy ocupada con a familia de su prometido, y fingiendo ser feliz, que no podía estar conmigo, por lo que me vi obligada a vagabundear por ahí dando falsas sonrisas, y educados saludos a todos los presentes, hasta que sentí un halón en mi brazo.

▬ ¡Nicole, qué alegría verte de nuevo! ▬ sentí unas asfixiantes brazos rodearme por el cuello, antes de poder dislumbrar con seguridad a la rubia en frente mío. Sonreí.


▬ ¡Mary! ▬ ella era mi prima y estaba hermosa en su vestido egro, ella memiró de pies a cabezas y sanrió divertida.

▬ ¿Rojo? ¿en serio?, ¿en una fiesta Black&White? ▬ enarcó una ceja arrugando su nariz muy graciosamente, reí y asentí con la cabeza.

▬ No es cualquier fiesta B&W, ¿okey? ▬ dije con aires de grandeza. ▬ Es la fiesta de mi mejor amiga, puedo venir como me plazca. ▬ dije con arrogancia, ella rodó los ojos y se rió.

▬ Tenía mucho tiempo sin verte, ¿cómo te ha tratado la vida? ▬ preguntó, y es que mi prima y yo no nos habíamos visto desde hace años en primera porque ella se había ido a un programa de intercambio en América y para cuando regresó yo me fui a un intercambio en Francia, y había regresado hace un año y ella se había ido a Australia hacía dos. Me encogí de hombros a manera de respuesta y comenzamos a hablar respecto a todo lo que habíamos hecho durante el tiempo que no nos habíamos visto.

    Hablamos por lo mínimo como una hora antes de que el bullicio de las conversaciones y la música se cortaran de golpe, el ambiente se volvió tenso y era como si todo mundo estuviese aguantando la respiración.

▬ No puedo creer que se haya atrevido a venir, qué cínico. ▬ musitó mi prima, fruncí mi ceño confundida y llevé mi mirada al mismo punto en el que ella estaba mirando, una sonrisa se coló a mi rostro casi de inmediato, aunque traté de reprimirla.

    Dylan estaba parado en la entrada del gran salón, a la vista de todo, con su rostro impasible, lucía como un Dios en ese traje de diseñador negro y corbata roja, reprimí mis ganas de reír, si nos hubiesemos puesto de acuerdo no llegamos combinados. Su mirada indiferente recorrió la sala, cuidadosamente inexpresiva, hasta que sus ojos chocaron con los míos. Su mirada se suavisó y una media sonrisa divertida tiró de sus labios mientras escaneaba mi atuendo.

▬ ¿A dónde vas? ▬ escuché preguntar a mi prima entre dientes, y fue en ese momento en que me di cuenta de que había comenzado a caminar en su dirección, la ignoré y seguí sin despegar mis ojos de los suyos verdes. Él caminó entre la multitud y todo el mundo parecía seguirlo con la mirada, con incredúlidad y cierto desprecio fuera de mi entendimiento. Sus brazos me rodearon y sus labios tocaron suavemente mi mejilla a manera de saludo.

▬ Tiempo sin verte Ma cheríe. ▬ su voz ronca... ¿se puede extrañar la voz de un completo desconocido-conocido?

▬ Lo mismo digo Lord Collingwood. ▬ dije con ligera sorna y haciendo énfasis en "lord", el hizo una mueca y negó con la cabeza.

▬ Dylan, sólo Dylan. ▬ me dijo con una mueca, enarqué una ceja burlona y él medio rió. ▬ Dejé los títulos en el olvido hace mucho, no tienen significado ni importancia. Lady Rockforth.

▬ Bien, ya entendí. ▬ me quejé cuando el hizo uso de mi título. ▬ Prefiero el Ma cheríe, o Colette... ▬ dije haciendo un gesto desinteresado con mi mano, el tomó dos copas de vino de uno de los camareros que estaban pasando y me entregó una, le agardecí y comenzamos a andar por el salón hablando de trivialidades. Luego de unos cuantos minutos me exaspere.

▬ ¿Por qué rayos nos estpan mirando tanto? ▬ chillé frunciendo mis labios y mirando al rizado, él miro a nuestro alrededor y las miradas que estaban sobre nosotros desde el primer instante desaparecieron. Él suspiró.

▬ No les agrado a muchos de aquí, lo que es más no pensaba venir, ni que sería invitado. ▬ comentó el encogiendose de hombros.

▬ ¿Por qué no?, ¿por qué te miran como si te odiaran? ▬ curiosié mirándolo a los ojos, el evitó mi mirada y eso fue extraño, parecia nervioso.

▬ Es una larga historia Ma cheríe... ▬ divagó y yo enarqué una ceja, fastidiada.

▬ ¡Oh, en serio!, pues, ¿adivida?, tenemos mucho tiempo. ▬ hablé con ironía y él frunció los labios, memiró por una fracción de segundo y parecía dudoso, como si se estuviese preguntándose a sí mismo si podía confiar en mí o no. ▬ ¡Vamos Dylan!, yo confié en ti, y en tú palabra de que no me habías hecho nada cuando me desperté en tu cuarto sin saber nada de la noche anterio. Confié en ti en el concierto, confié en ti al subirme a tu auto... ¡Y éramos completos desconocidos! ▬ me quejé un poco -bastante- molesta. Él suspiró y asintió.

▬ Tienes razón, tienes razón... No te enojes por favor. ▬ pidió con ojos de cachorro tomando una de mis manos y besándola, alejé el escalofrío que me recorrió con ese delce gesto, o la manera en que mi corazón se aceleró.

▬ Entonces dime... o sea no es como si me fuese a confesar toda tu vida, pero aunque sea dame una vaga explicación de porqué todos nos están mirando, y porqué todos me están mirando como si de pronto me hubiese salido un tercer ojo en la frente. ▬ pedí, él rió por lo bajo con mi comparación y yo hice un esfuerzo sobre humano por no reír con él y perder la seriedad del asunto.

▬ Te diré, te diré. ▬ accedió. ▬ Pero no aquí adentro... ¿Quieres salir a tomar un poco de aire? ▬ asentí con la cabeza.

▬ Sólo déjame ir al baño primero. ▬ pedí, sintiendo de pronto unas enormes ganas de hacer pipi. Él enarcó una ceja burlón.

▬ ¿Huirás de mí antes de contarte la verdad? ▬ bromeó, rodé los ojos y lo empujé suavemente en el hombro.

▬ Idiota. ▬ bufé, y él rió. ▬ Cinco minutos. ▬ dije y me levanté de la silla en la que estaba, tomando mi bolso y encaminandome al baño.

    Entré en uno de los cubículos y luego de erollar la fasda de mi vestido logré hacer mi cometido, y estaba a punto de salir de este cuando escuché voces por fuera de este, pero eso no fue lo que me detuvo, sino la mensión de mi nombre.

▬ Yo creo que esa chico solo está buscando atención. ▬ dijo una de las voces, ceo que esa era Lady Katherine, por lo nasal de su voz.

▬ ¡¿Más?!, pero si ella está colmada de atención y lujos. Todos los chicos quieren tener una oportunidad con ella, y de todos, ella elige a la escoría del hijo de los Collignwood. ▬ dijo otra voz, y por ese acento ruso supe que era Lady Kuz. Fruncí el ceño.

▬ No hay que negar que el hijo de los Collingwood está como una lo quiere, pero ¡vamos!, ¡es un maniático sexual! ▬ reprimí mi impulso par salir de golpe con aires de diva, porque me interesaba esuchar aquello que estaban chismorreando.

▬ ¡Ya lo sé!, pero creo que ella lo ignora y si lo sabe o está loca, o es muy valiente, o es una completa estúpida. ▬ se rió lady Kuz.

▬ Sí, lo mismo pienso. ▬ decidí salir, ambas muchachas me vieron con los ojos como platos y les sonreí.

▬ Lady Rockforth. ▬ saludaron las dos con sorpresa y preocupación tintando sus rostros.

▬ Buenas noches, señoritas. ▬ dije cortés, más por educación que cualquier otra cosa.

    Salí del baño y me encaminé hacia el jardín del gran salón en el que se estaba haciendo la fiesta, con la cabeza dando vueltas alrededor de los que habían dicho lady Kuz y lady Katherine en el baño.

¡Es un maniático sexual!... maníatico sexual... ¡¡¡sexual!!!

   El jardín estaba desertico y estaba por volverme sobre mis pies cuando sentí que me tomaron por el brazo haciéndome girar, choqué contra su pecho, y sus brazos me estrecharon contra sí. Sentí mi pulso acelerarse y mi corazón hincharse ante aquel gesto tan dulce, él parecía realmente preocupado.

▬ Creí que ya no saldrías. ▬ susurró contra mi oído con voz sufrida, fruncí mis labios y decidí ser sincera con respecto a lo que había escuchado en el baño.

▬ Sí... es que en el baño había un par de chicas, y ellas estaban hablando... de ti. ▬ en sus ojos brilló la preocupación y una pizca de miedo, él frunció sus labios.

▬ ¿Y qué dijeron? ▬ preguntó su voz un poco más grave que lo normal, lo cual me preocupó un poco, mordí mi labio sin estar muy segura de si había sido buena idea decirle. ▬ Lo dijeron, ¿verdad? ▬ quiso saber, baje mi mirada y me parté de él. ▬ Fue un error, un enorme mal entendido, no puedes... ▬ dijo tomandome de un brazo. Su mano se deslizó por mi mejilla a mi mentón.

▬ Ma cheríe... no puedes creerles. ▬ susurró y me besó.


:
Después de mil años lo prometido es deuda, el capítulo es una mierda y estoy casi segura de que tiene mil errores ortográficos pero es que no pude revisarlo antes de publicarlo, estoy escapandome un momento de una reunión familiar y bueno eso... sigue la Vics, y bueno así. Las amo y gracias por esperarme las infinidades para esta porquería.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Good Girls|N.C

Mensaje por Invitado el Vie 30 Ene 2015, 6:45 pm

Maniático sexual 
que misterio con Dylan! Igual cmo que aun me queda la duda que onda con él, tendré que esperar al próximo!
Me gustó mucho Di! Me gusta el rollo de tu historia porque es como que siempre dejas algo inconcluso y me quedo con ganas de más 
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Good Girls|N.C

Mensaje por zayngirl. el Dom 01 Feb 2015, 9:41 pm

Pos la espera valió la pena totalmente, todo, de inicio a fin me enloqueció. Al incio estaba como "donde demonios esta está mujer?" Porque no recordaba muy bien el otro capítulo luego cuando todo se fue mostrando hasta yo me acorde del anterior capítulo. Pero sin duda lo del vestidoy corbata roja fue un detalle exquisito. Mmmm "maniático sexual" esto suena asdfgjkl jajaja me enloquece pensar que habrá pasado, nos dejas con la duda eso es cruel, ame el capítulo, totalmente. Besos
Espero el CAP bella Vic
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Good Girls|N.C

Mensaje por Invitado el Jue 19 Feb 2015, 5:59 pm

Capítulo 006.


Amanda Hocquart & Troy Parker. || Oops and Hi.
 

Aun no podía creer que Troy era el nuevo encargado de obra en mi mansión, Troy era un empleado de mi papá.
Salí de la universidad y fui directo a la academia, donde había quedado de encontrarme con Valerie ya que Zayn iría a dar la prueba para la beca y mi amiga moría por verle una vez más aunque ponía de excusa que debía devolverle la chaqueta.
 
―De veras aun no lo creo ―dije entre risueña y preocupada, había besado a un obrero, ese pensamiento era estúpidamente clasista pero lo peor era que no me importaba y solo quería volver a hacerlo.
―Tampoco yo ¿Qué harás al respecto? ―cuestionó mi amiga algo inquieta, sabía que estaba nerviosa por volver a ver a Zayn y además porque sus padres la mandarían a un colegio en Taiwán si se enteraban que se encontraba en la academia.
―Solo quiero probar sus labios una vez más ―puse mi mejor cara de ángel y una sonrisa tierna.
― ¿De veras? Tu padre… Ya sabes, te mataría y a él ―dijo apenada.
―Lo sé, lo sé ―suspiré volviendo a la cruel realidad―. Pero esto en una telenovela sería una especie de amor prohibido entre diferentes clases sociales que lucharían contra viento y marea para al fin poder estar juntos y… ―Valerie puso su mano sobre mi boca y negó reiteradas veces.
―Amanda, esto no es una telenovela ―dijo quitando su mano al asegurarse que ya estaba calmada y dejaría mis fantasías a un lado―, de verdad debes tener cuidado con lo que haces, por tu propio bien y el del chico.
Rodé los ojos bufando, odiaba admitir que tenía razón. Mi padre era un sujeto lleno de poder, solo una palabra de él bastaba para destrozar a cualquier sujeto que se metiese con su chiquita inocente, porque sí, eso creía mi padre de mi, que aun era su pequeña niñita y de cierta forma lo era, aunque no tan inocente como a él le gustaría.
 
―Hola chicas ―una voz masculina interrumpió mis pensamientos y observé a Zayn acercándose a nosotras por lo cual le sonreía ampliamente. Casaría a ese chico con mi amiga aunque fuera lo último que haga. Reí internamente ante mi pensamiento.
―Hola Zayn ―lo saludé con un beso en la mejilla luego de que él besó a Valerie quien miró tímidamente hacia sus pies.
― ¿Qué hay chicas? ¿No llego tarde cierto? Intenté salir lo antes posible del trabajo ―dijo algo agitado, se notaba que había llegado a mucha prisa.
―Tranquilo, respira, aun no comienzan a llamar ¿Por qué no vamos a donde yo ensayo? Podemos calentar allí si quieres ―dije entusiasta, el chico me caía bien y no podía desperdiciar aquel talento que tenía, y me encantaba la idea de ayudarlo a entrar en la academia y de paso, acercarlo a mi amiga, me consideraba una buena Cupido y había llegado la hora de Val.
―Claro, vamos ―sonrió y los tres nos encaminamos a la sala de ensayo.
 
Estábamos fuera con Val luego de que Zayn entró a su audición, nadie sabía con lo que se encontraría cuando entraba allí, en la academia eran sumamente exigentes y más si se trataba de becar a alguien, seguro no se la dejarían fácil al moreno pero tenía fe en él, era realmente bueno en lo que hacía y tenía actitud, sabría ganarse a los docentes.
 
―Oye, te llamo la otra noche ¿Cierto? ―pregunté curiosa con una sonrisa dibujada en mis labios, ella asintió― Pues cuéntame ¿De qué hablaron?
Las mejillas de mi amiga se tornaron rojizas, era tan dulce e inocente que me daba ternura, aunque éramos totalmente opuestas nos llevábamos bien. Se encogió apenas de hombros y me miró con sus ojitos de gatito tierno entreabriendo sus labios para hablar hasta que su mirada cambió a una de sorpresa mirando hacia la entrada por lo cual de inmediato giré a ver.
El hombre más sexy del mundo atravesaba las puertas de la academia, su actitud era jodidamente seductora, con su beanie color gris, las manos dentro de los bolsillos su pantalón deportivo negro, una sudadera a tono del beanie y unas vans blancas. Era la perfección personificada. Al cruzar su mirada azul con la mía, me dedicó una sonrisa de lado, aunque pude notar que algo incomoda. Lo cierto era que desde el día en que nos conocimos no habíamos cruzado diálogo, por más que pasaba horas en mi casa apenas lo veía por las mañanas ya que debía ir a la universidad y cuando estaba de regreso él ya se había marchado.
Se acercó a nosotras y saludó primero a Val quien me miró cómplice para luego acercarse a mí y besar mi mejilla. Admito que tuve ganas de tomar su rostro y besar sus finos labios una vez más pero me contuve, no quería quedar como una loca desesperada, era una chica de clase, debía comportarme como tal.
 
 ― ¿Cómo están chicas? ―preguntó quedándose parado frente a ambas.
―Bien ¿Y tú? ―pregunté torpemente, era extraño, pero por primera vez en la vida no sabía que decir. Miré a Val de reojo y supe cuan incomoda estaba, de hecho la entendí, me sentí igual minutos atrás cuando Zayn era quien estaba con nosotras.
 ―Bien ―sonrió― ¿Zayn está dando la prueba ya? ―preguntó rascando su barbilla, no lo conocía, pero podía apostar a que él tampoco sabía que decir.
―Entró hace unos minutos ―un silencio incómodo se formó en el aire.
―Amanda ―dijo al fin― ¿Quieres acompañarme a comprar algo? Es que… No conozco este lugar y…
―Claro ―lo interrumpí sonriendo ampliamente y levantándome del asiento. Miré a Val quien solo me sonrió y supe que todo estaba bien, de hecho, sentía alivio de no estar en el medio de tan incómoda situación, podía leer su mente.
Comenzamos a caminar fuera de la academia, había una tienda a la vuelta y aunque no sabía que iría a comprar supuse que allí podría encontrarlo.
Una vez más el incómodo silencio mientras él me miraba de lado y sonreía seductoramente.
 
― ¿Qué pretendes? ―pregunté al fin por lo cual el rió.
― ¿Yo? Solo quería hablar de lo sucedido, fuera de tu casa y lejos de tu intimidante padre ―soltó el aire―. Casi infarto cuando te vi y te presentó como su hija, fue lo más extraño que ha sucedido en mi vida ―dramatizó divertido.
―No creas que para mí no fue raro ―lo miré fijamente deteniendo el paso por lo que él imitó mi acción.
― ¿Sucede algo? ―preguntó confuso ante mi actitud.
―Dime la verdad Troy ―hice una breve pausa― ¿Creíste alguna vez que volverías a verme? ¿O simplemente fui una chica más? ―pregunté seria― La respuesta no me ofenderá, solo quiero saber tus intenciones.
Pude sentir su incomodidad al verlo tragar forzosamente.
 
―Me gustó lo que sucedió, me gustó mucho, créeme, pero ciertamente no estaba seguro de volver a verte, ya sabes, no eres el tipo de chica que frecuenta sitios como ese ―dijo algo temeroso pero sonreí para darle tranquilidad, no estaba enojada, él estaba en lo cierto, pero que nuestro beso le haya gustado mucho me hacía sentir bien y privilegiada, yo quería volver a tener esos labios sobre los míos, de hecho, quería que fueran solo míos.
―Entonces… Podríamos repetirlo ―propuse con una sonrisa traviesa y pude ver el mismo gesto en él.
―Tu idea me encanta ―mordió su labio tomando mi pequeña cintura con sus fuertes manos y apegándome bruscamente hacia él―. Podríamos repetirlo cuantas veces quieras ―habló para luego acortar aquella corta distancia que no separaba con un beso caliente y sensual, tanto como él.
 
+++
 
El despertador interrumpió mi bello sueño donde era protagonista junto con el hermoso hombre de ojos azules que no salía ni un solo momento de mi cabeza. Apagué el fastidioso aparato que indicaba las 07:00 a.m y quité las sabanas de encima de mi cuerpo para levantarme. Apoyé mis pies descalzos sobre la tibia y suave alfombra que cubría mi habitación en su totalidad y me asomé a la ventana. Allí estaba él; con su mameluco azul cubierto de un polvo grisáceo a causa de los materiales, su casco blanco y sus lentes transparentes de trabajo, se veía jodidamente sexy aun con aquellos zapatos color anaranjado que parecían de payaso. Maldito.
Me encaminé al baño para hacer mi rutina de cada mañana y luego de terminada volví a mi dormitorio para buscar el atuendo ideal para el día. Una bonita blusa de encaje con cuello blanca en su totalidad, una falda tableada color chocolate, mocasines con taco alto a tono y por último, até mi cabello en dos trenzas las cuales uní por detrás con invisibles formando así un bonito peinado, el cual según mi papá, me hacía ver aun más adorable. Ya lista, tomé mi bolso y me dirigí escaleras abajo alertando a todos que lo hacía gracias al sonido de los tacones.
 
―Buenos días señorita Hocquart ―sonrió gentilmente la criada y le devolví el gesto.
―Amanda cariño ¿Cuántas veces debo repetirlo? ―sonreí simulando frustración y me dirigí a la cocina.
Una vez allí, abrí la heladera, me serví jugo el cual dejé sobre la mesa mientras tomaba una manzana de la frutera y dejaba una mordida en esta marcándola de labial rosa opaco.
 
―Buenos días señorita Hocquart ―aquella particular voz algo aguda pero masculina alertó mi sentidos y volteé aun masticando el trozo de manzana que estaba en mi boca por lo cual no respondí y solo sonreí sin separar mis labios―. Ese atuendo te hace ver como toda una niña buena ―sonrió pícaramente acercándose con sigilo hacia mí― ¿Me dejarías dar una probadita?
Tosí atragantándome con la comida que bajaba por mi garganta y él se acercó a golpear mi espalda suavemente.
 
― ¿Estás bien? ―preguntó risueño.
―Tu si estás bien, aun con ese ridículo atuendo  ―bromeé haciéndole saber que me encontraba en perfectas condiciones.
―Entonces ¿Me darás la probadita o no? ―abrí los ojos ampliamente y se acercó a mí de forma tan indiscreta que fue incomodo pero cuando aprontaba mis labios para ser besados el muy maldito dio un gran mordisco a mi manzana y lo miré anonadada.
―Debes estar de broma ―reí empujándolo suavemente.
―Oh vamos ¿Me creerías capas de besarte en tu propia casa? ―alzó una ceja.
―Sería atrevido, lo atrevido es tentador ―le hice una guiñada y observé el bonito rolex color plata que llevaba en mi muñeca―. Debo irme ¿Te veré luego? ―pregunté desde la puerta de la cocina.
―No lo dudes ―sonrió para luego tirarme un beso el cual simulé agarrar con mi mano y ponerlo sobre mis labios antes de salir de allí apurada rumbo a la universidad.

Amanda & Troy :
fuck, se me borró lo que había escrito aquí, no se que toqué, soy re loser   buee, pedi disculpas por haberme demorado y no se que mas, en fin... las amo, sigue bony.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Good Girls|N.C

Mensaje por zayngirl. el Sáb 21 Feb 2015, 9:39 am

GOD. GOD. GOD. GOD. Esto se pone cada vez mejor, amo esta nc jamas parare de decirlo enserio, todo en ella me encanta, la verdad lei el capitulo como 20 minutos despues de que lo subiste desde mi celu pero iba tan apurada que no comente,nadie más que tu sabe como eh estado de ocupada estos dias, pero en fin ya saque tiempo y aqui estoy, diciendote que amo la historia entre Troy y Amanda, pero aun más la trama con Zayn y Valerie, me dejaste con una intensas ganas de escribir, espero por que llegue de nuevo tu turno y poder leer que pasara ya que tomaron coger el riesgo ._. Me pondre a escribir. Besos 
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Good Girls|N.C

Mensaje por zayngirl. el Miér 01 Abr 2015, 2:06 pm

Shit es mi turno verdad? Lo eh olvidado!
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Good Girls|N.C

Mensaje por bomb. el Sáb 04 Abr 2015, 8:30 am

Si Bony, es tu turno pero tranquila, puedes subir :3
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Good Girls|N.C

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.