O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Instituto Fénix | Fichas
Ayer a las 11:16 pm por lovesick

» Guerra de Sexos
Ayer a las 10:07 pm por mieczyslaw

» Seriéfilo
Ayer a las 9:49 pm por Asclepio.

» être dans la lune.
Ayer a las 9:23 pm por Ongniel

» dream maker, you heart breaker
Ayer a las 9:15 pm por moon river

» Nada es como se ve xAudicionesx
Ayer a las 9:12 pm por rarelyworld

» daydreamin'. ♡
Ayer a las 9:08 pm por bwiyomi.

» Instituto Fénix. (Muro interactivo) | N.C.
Ayer a las 8:49 pm por lovesick

» Carne nueva.
Ayer a las 8:39 pm por rarelyworld

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

American Horror Story {RESULTADOS

Página 5 de 8. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: American Horror Story {RESULTADOS

Mensaje por Mess. el Vie 09 Mayo 2014, 11:00 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Tris & Nate

Nombre Completo: Beatrice Harmon
Pareja: Nathaniel Grigori
Representantes: Hermione Corfeild & Josh Brand
Rol: Él vivo, ella viva.
Escrito:
De amor y otras Adicicones:




[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Chapter XXXII



El repiqueteo de los tacones se sentía a lo largo de todo el callejón oscuro y asqueroso. La chaqueta que llevaba encima no era suficiente para las bajas temperaturas que asaltaban la fría noche de Los Ángeles y a través de las celdillas de sus medias negras, se filtraba la helada brisa. Aquel era el momento en que surgía su odio hacia Richie, ese momento en que su novio la enviaba a abastecer a sus preciados clientes que no eran más que unos cerdos que pensaban que podían tratarla como les diera la gana — especialmente de puta — por el solo hecho de ser una chica en aquel negocio sucio y buscaban obtener de ella algo más que solo la cantidad de droga solicitada. Suspiró y el vapor tibio salió de su boca imitando el humo tóxico de aquellos baratos cigarrillos de pésima categoría que solía fumar compulsivamente. Estaba entumecida y tendría que regresar a casa en metro ya que odiaba los otros medios de transporte público.
Se apoyó junto al tacho de basura verde que pertenecía al local de comida China cuya puerta trasera daba al callejón sin salida en que se encontraba.  El olor a pestilencia le provocaba unas incontrolables nauseas y un dolor punzante en las sienes. Pedía a Dios no tener que ver una asquerosa rata, lo cual ya era poco común ya que los gatos que se alimentaban de las sobras del restaurant les daban caza. Levantó la vista desde el piso hacia la entrada del callejón, donde un hombre pasaba, se detenía, pero finalmente seguía su camino. Bajó la vista hasta sus uñas ordinarias. El esmalte que les había puesto hace tres días, ya estaba todo descascarado y las uñas quebradas de tanto morderlas. Jamás tendría uñas lindas ni manos decentes… mejor dicho, ella jamás sería linda y decente. Su condición y su apestoso estilo de vida no se lo permitiría. La chica no tenía — para nada — un cuerpo bonito,  sino más bien era un costal de huesos. Las drogas y el cigarrillo sustituían los alimentos y saciaban su apetito. Su rostro demacrado era digno de una tipa sin un mínimo rastro de brillo vital, sus pómulos sobresalían notablemente, sus ojeras color lila azulado, se hundían en su piel blanquecina, dándole el toque de cansancio a sus ojos verdes que una vez habían tenido ese brillo que llamaba la atención de los hombres. Definitivamente no era bonita. De nada servía el maquillajes ni la ropa costosa que le daba Richie si no lucían en un cuerpo como suyo. Por más que se auto-analizara, no lograba encontrarle la lógica a la belleza que Kennan veía en ella. De pronto y sin quererlo, sus pensamientos viajaron a él y a aquella noche en que había perdido el tenue rayo de esperanza que el haberlo conocido le había otorgado.

(…) “Plantada en aquel callejón que tanto conocía, aguardaba a que uno de los tantos clientes de Richie hiciera su aparición. Odiaba la impuntualidad de aquellos cerdos, o quizá, ella era la puntual que salía con más de dos horas de anticipación del sombrío y deprimente apartamento buscando escapar de su realidad. De pronto un hombre apareció en la entrada del callejón, miro en todas direcciones y se metió dentro. La chica presionó una tecla de su teléfono celular y se sorprendió al ver que el cliente llegaba con poco más de cuarenta minutos antes de lo acordado.
– ¿Alicia? – susurró el hombre. Sin que ella se diera cuenta, ya había llegado a su lado. Levantó su mirada y enfocó la mirada para que sus ojos se acostumbraran a la oscuridad y poder observar su rostro con claridad. Sus extremidades experimentaron una sensación de hielo recorriéndolas, para luego expandirse por todo su cuerpo. Las piernas le flaquearon y sintió que su cuerpo se desvanecería en cualquier momento. Él estaba frente a ella – así… así que es verdad – agregó el chico haciendo una pausa para recuperar el escaso aliento que entraba por sus pulmones en ese momento.
— ¿Qué haces aquí? — preguntó la chica sorprendida de que aquella pregunta saliera de su boca como si no se estuviera llenado a la mismísima mierda.
— ¿Qué importa eso ahora? — preguntó el muchacho escupiendo las palabras como si algo le provocara asco. Su rostro denotaba una mezcla de emociones: Sorpresa, asco, decepción, abatimiento, entre otras similares que pudieran agregarse a la situación.
— Yo… — comenzó a decir Alicia dejando la frase inconclusa.
— Tú no eres más que una maldita mentirosa — le espetó el chico con su voz cargada de rabia y resentimiento. De pronto, Alicia lo desconoció. Jamás pensó que aquellos labios, de los que no salían nada más hermosas palabras y frases de amor hacia ella, fueran usados para llamarla “maldita mentirosa” de esa manera.
— Kennan, por favor… —
— Por favor nada — la cortó de manera dura y tajante. La chica podía sentir como su mirada se nublaba y el nudo con el que ya estaba poco familiarizada, se situaba en su garganta — ¿Tan fácil de engañar he sido? — agregó Kennan. La rubia guardó silencio sin saber que responder mientras sentía que las tibias gotas caían con un simple parpadeo. Ally se sorprendió al darse cuenta que había olvidado como se sentía el simple y natural acto de llorar. El silencio de la chica, hizo que la ansiedad del chico incrementara y junto con ello, la rabia. — ¡Respóndeme! — gritó Kennan al ver que Alicia no le daba respuestas, pero definitivamente no las obtendría. — ¿Dónde quedó la chica extrovertida, la chica atrevida que decías ser?. Explícamelo Alicia, porque lo único que veo aquí, es una puta traficante — la voz del chico se quebró al pronunciar la última palabra. De pronto, la chica se sintió una estúpida ¿Cómo llegó a pensar que jamás la descubriría? Ahora nada tenía sentido, se había arriesgado a que Richie la descubriera, a que la golpeara o incluso, asesinara. Si bien su novio jamás había cometido alguna barbaridad con ell o algun acto de violencia, había sido porque ella jamás le había dado motivos. Ahora que la habían descubierto se daba cuenta de que su mentira no tenía por donde haber resultado, ahora que ya era demasiado tarde. — Vaya señorita de la que me fui a enamorar — dijo el chico sonriendo irónicamente mientras sus mejillas se humedecían producto de las lágrimas. Primera vez en mucho tiempo que Ally sentía un gran dolor en el centro del pecho. Aquel dolor en el pecho, le recordó que ella aún asentía, que las emociones dormidas aún estaban ocultas en los lugares más recónditos de su ser. — ¿No sentías alguna especie de remordimiento al estar conmigo sabiendo que no era más que un juego? — preguntó derrotado.
— Jamás jugué contigo — susurró la chica.
— Cómo dices? —
— Jamás jugué contigo — reiteró la muchacha subiendo el tono de voz. — Y jamás te mentí… en verdad me estoy enamorando de ti — Finalizó con un sollozo.
— Oh, ya veo,  discúlpame, jamás me has mentido, ¿No es asi? — se rió el castaño — todo esto es mentira, no has venido a entregar tu asquerosa “mercancía”, ¿Verdad? — el chico levantó sus manos para hacer comillas en la palabra “mercancía” — ¿Así es que eres una educadora de párvulos? —preguntó — ¿vives con tus padres en una lujosa casa de playa en Malibú? — preguntaba sin dejarla responder —por favor, Alicia, eres nadie ¿no te da vergüenza vivir de apariencias? ¿pensabas que jamás lo sabría? — se acercó peligrosamente a la chica que se aferraba a la pared atestada de musgo debido a la humedad, pero ya nada le importaba — ¿Creíste que nunca me enteraría que eres una maldita drogadicta? ¿Que aquella ropa costosa y de marca la obtienes de tus negocios turbios, a costa de la adicción de otros? ¿No pensaste que me enteraría que eres la prometida del traficante más buscado de California? — El chico le tomó de las muñecas levantándole los brazos y apegándola contra la pared. En esos momentos, Kennan le recordaba a Richie. El chico ya no era delicado con ella, era brusco e hiriente como su prometido. No quedaba pizca de ternura en él y todo por su culpa — Ni siquiera te dignaste en inventar una mentira más creíble. Sabías que mi padre es el encargado de la brigada de investigaciones del estado y aún así optaste por lo más fácil —el chico la soltó y se alejó de ella retrocediendo sin quitarle la vista. Alicia se ahogaba en un mar de lágrimas y sollozos. Unos segundos después — que para Ally fueron eternos — el chico dejó de mirarla y lanzó un fajo de billetes a sus pies — te buscan — dijo — te tienen identificada y saben cómo y dónde operas, vete de California mientras puedas —  finalizó. Sin mirarla, comenzó a caminar hacia la salida del callejón.
— Kennan… — susurró la chica. Obviamente no iba a ser escuchada. Se deslizó por la pared de ladrillos disparejos hasta quedar sentada en los fríos y húmedos adoquines del piso y apoyó su cabeza en tacho de basura. Quería gritar, gritar hasta volverse loca, hasta que sus cuerdas vocales estallaran de tanto chocar entre ellas, gritar hasta quedar sin voz. Ya nada le importaba… lo había perdido para siempre…” (…)


— …licia — le llamó una voz sacándola de sus pensamientos — ¿ Alicia ? — volvió a repetir el hombre. La rubia salió de sus pensamientos y se enfocó en el por qué estaba allí. Sacó la bolsa de plástico que contenían tres frascos diminutos como los que contenían las vacunas, dos cajas de pastillas y medio kilo de cocaína para luego tendérselo. El muchacho — que no tenía mas de veinte años — sonrió de oreja a oreja al ver el contenido de la bolsa y le entregó un fajo de billetes. El trueque estaba completo.
— Richard mandó a decir que la droga nueva le llega en trece días más desde Amsterdam, por si es que quieres hacer un encargo en preventa — le dijo la chica sin emoción alguna.  
— genial, se lo haré saber, muchas gracias — finalizó el chico corriendo hacia la salida del callejón. La chica suspiró y comenzó a caminar hacia la estación de metro más cercana.

Una vez llegada a su casa, sintió que ese sentimiento de vacío la invadía nuevamente, como cada vez que entraba a aquel apartamento que apestaba a una mezcla de cigarrillo barato y todo tipo de alcohol que Richie derramaba por todos lados. Sacó la cajetilla de cigarros de su bolso, se quitó los zapatos y los tiró donde fuera que cayeran. Se encaminó hasta el sillón de Richie y se tendió en él, no sin antes, encender el televisor. Hizo zapping sin saber que pasaba ante sus ojos. De pronto, una película en blanco y negro le llamó la atención. Dejó el mando a su lado y prendió un cigarrillo. Todo lo que acontecía en la película le recordaba a él y no se creía capaz de seguir soportándolo. Se sentía como si fuera la peor mierda en el mundo. Había estado jugando a dos bandos, algo que jamás pensó que llegaría a hacer. Por un lado estaba Richie, el hombre que la había salvado de la muerte pero que la había sumido en una lenta y tortuosa condena. Richie amaba a Ally, ella lo notaba, y ella también lo amaba ¿ Cómo no hacerlo ? Independiente de el mundo que los rodeaba, el chico la amaba y siempre le daba lo que necesitaba, nunca le faltaba nada, bueno, al menos en lo material. Y por otro lado estaba Kennan, que lo tenía todo, incluso aquello de lo que Richie carecía. No solo era capaz de mantenerla económicamente, sino que también de entregarle aquel amor que su prometido no sabía expresar. Con Kennan se sentía amada y no como un objeto que hay que mantener solo con cosas materiales.
Cansada de pensar en él y de sentirse de lo peor auto-destruyéndose, caminó hasta la habitación y sacó una dosis de Heroína y una jeringa nueva. Volvió a la sala de estar y dejó las cosas sobre la mesa para prepararse. Se descubrió el brazo y se acercó la jeringa con la solución dispuesta a inyectarse. Sin embargo, unos golpes en la puerta del apartamento hicieron que se detuviera justo cuando la aguja tocaba su piel. Miró extrañada hacia la puerta. Por lo general, casi nunca tenían visitas en casa, la mercancía no se vendía allí y los clientes lo sabían. Se levantó del sillón y se encaminó a la puerta para abrirla mientras se cubría el brazo nuevamente. La chica tuvo que sostenerse de la puerta para no caer al piso. Kennan estaba allí, frente a ella.
— ¿ Qu…qué haces aquí ? — preguntó la chica desconcertada.
— Pensé que te gustaría verme — respondió el chico apenado sonriendo de medio lado — lamento mucho lo que sucedió e… —
— No, no, no, no, no — le interrumpió la chica negando con su cabeza, sentía su pulso a mil y no era a causa de los narcóticos, era adrenalina pura — No puedes estar aquí, Kennan, Richie puede llegar en cualquier momento — le explicó la rubia.
— Me importa una mierda incluso si está allí adentro — señaló a espaldas de la chica con un movimiento de cabeza.
— Tú no lo conoces, no sabes de lo que es capaz — le dijo la ojiverde mirando detrás de Kennan hacia el ascensor.
— Veo que le tienes miedo… —afirmó el chico.
—No es por mí, es por ti — respondió — jamás me haría daño, Richie me ama — le espetó enfadada.
— Ya lo veo, por eso eres tan feliz —
— Vete — le dijo la chica molesta. No le gustaba que insultaran a su prometido, después de todo, Richard se comportaba de lo mejor con ella.
— No, no me iré — objetó el chico entrando al apartamento y cerrando la puerta tras su espalda. La tomó de la cintura y la apegó a la pared. Estaban tan juntos que no pasaba ni una sola partícula de aire entre ellos. — En verdad lo siento. Me importa un mierda quien seas. Te amo — confesó el castaño para luego juntar sus labios. El beso fue completamente apasionado, desde el inicio, sin una pizca de ternura aparente. Ally se dio cuenta de lo mucho que lo había necesitado en esas semanas en que pensaba que lo había perdido para siempre. Los besos que le daba no se parecían para nada a los besos de Kennan, sino que eran mas parecidos a los de Richie: Salvajes y desesperados. La necesitaba, lo podía sentir y ella lo necesitaba a él. Se necesitaban. El chico la tomó en brazos y ella le envolvió la cintura con las piernas dejándose llevar por el momento. Kennan caminó hasta adivinar cuál era la habitación, entro en ella y tiró a la Alicia en la cama. Una pasión punzante comenzó a inundar el interior de rubia, haciendo que algo se encendiera en su interior, ese algo que no lograba con Richie.
Kennan se separó de ella y la miró a los ojos sonriendo. Allí estaba su chica, con aquella belleza particular que le había cautivado. Sin quererlo, Alicia le regaló una sonrisa. Se sentía feliz y no podía controlarlo. Estaba enamorada, el chico le hacía olvidar su triste y solitaria vida con tan solo un beso, una mirada o una simple palabra.
— Ven conmigo… — soltó Kennan.
— ¿ Cómo dices ? — preguntó la rubia.
— Ven conmigo, deja a Richie —
— No — negó levantándose de la cama— no puedo hacer eso.
— Necesitas comenzar a vivir, Alicia.
— Demasiado tarde — dijo poniendo uno de sus brazos en jarra mientras que con la otra mano se tocaba la frente desorientada.
— Nunca es demasiado tarde, amor — le corrigió. Se acercó a ella, la sentó en la cama y le tomó las manos entre las suyas — Ally, tienes solo veintitrés años, tiene toda una vida por delante — le sonrió — al menos déjame intentar hacerte feliz… — finalizó.
¿ Escapar de Richie ? ¿ Con Kennan ? Era un idea realmente tentadora, pero no podía hacerle eso a Richard. No podía ser una perra mal agradecida. Pero tampoco podía desperdiciar la única oportunidad de reinventarse, de darse una oportunidad. Kennan tenía razón, la chica era joven y tenía derecho a intentar ser feliz.
— De acuerdo — aceptó finalmente.
— Vale — le dijo el chico sonriéndole — te ayudo a preparar una maleta.
Ambos se levantaron de la cama y comenzaron a rellenar una maleta con ropa. Cuando ya estaba casi todo listo para cerrar la maleta, la puerta de la entrada sonó estrepitosamente.
— ¿ Ally ? — le llamó Richie desde la sala. El miedo se apoderó de Alicia. Ella y Kennan estaban en la habitación separados por una simple muralla de Richie. Estaban cagados.
— Mierda — susurró la ojiverde, fue lo único que pudo pensar.
Rules:


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]



Well, "Normal people scare me" y aquí te dejo la ficha tal como lo prometí, antes de subirme al avión c: Espero que te guste!
avatar


Ver perfil de usuario http://s-k-i-n--and--b-o-n-e-s.tumblr.com

Volver arriba Ir abajo

Re: American Horror Story {RESULTADOS

Mensaje por wasteland el Sáb 10 Mayo 2014, 11:21 am

bowie escribió:graaaaaaaaaaaacias :3
de naaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaadaaaaaaaaaaaaaaaaaaa <33
avatar


Ver perfil de usuario http://pizza-tac0s-suicide.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: American Horror Story {RESULTADOS

Mensaje por wasteland el Sáb 10 Mayo 2014, 11:22 am

Joker. escribió:Gracias por aceptar mi ficha :ay:muchas gracias, muchas, muchas gracias.
Joker tu ficha esta muy asdfghjklñ como coño no la iba a aceptar
avatar


Ver perfil de usuario http://pizza-tac0s-suicide.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: American Horror Story {RESULTADOS

Mensaje por wasteland el Sáb 10 Mayo 2014, 11:23 am

Grace. escribió:
Wallflower. escribió:
Grace. escribió:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Nombres: Jude Stephanie Harmon. & Dalia Elizabeth Rahrer.
Roles: Ella viva & Ella viva.
(ʘ‿ʘ) todos morimos al final...
Escritos: [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] & [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

SourWolf:

Wallflower. escribió:
Grace. escribió:Hola soy Grace y audicionare.
American Horror Story es mi nuevo fandom.
Violet y Tate son mi nuevo OTP, aunque haya terminado mal.
Hace poco termine de ver American Horror Story: Murder House y me a parecido asombrosa la serie, aun espero la segunda y la tercera en Netflix pero...tendré que esperar mas.
Mañana te dejo mi ficha. :)
Normal People Scare Me:

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Yo amaba a la verdadera Moira.
¡Bienvenida al fandom! notepuedessaliresdeporvida
;-; ya se Violet .|. yo me imagino que si terminaron juntos y después esta coven y asdfghjklñ, yo me harte de esperar en Netiflix y se las pedí a mis papás (bueno, la dos, la tres si la vi y después la compre), esperare tu ficha, auqnue para mi sean las 3 de la tarde y nadie se conecte  ;-;
Moira <33333 esa señora era un amor <33333 y aun así amaba su actitud de perra.
But ikd Jessica Lange es mi favorita
Yo espero ver Coven pronto, porque amo verlos juntos de una forma u otra...pero tendré que seguir esperando en Netflix y no tengo dinero para compararme las temporadas. ;-;
Y aquí esta mi ficha!!! (es horrible lo se)
Ame a Moira desde el principio de la serie, y luego en el especial de Halloween me mato lo de su madre, fue tan triste *se tira a un rincón a llorar*.
Jessica es hermosa, tan perfecta!!!
Welcome to insanity

Moira es un amor de persona <3333 iy Moira, bueno ahora, si estas aceptada porque escribes muy bien, solo que como especifique si vas por el rol de los vivos uno tiene que ser de la familia Harmon y otro un vecino esop, solo espero que lo edites y ya.
O puedes ver la serie ilegalmente por una pagina secreta de la cual yo conozco (tengo el link) so esop. Edita
Gracias por aceptar mi ficha.
Ya eh editado, lo siento mucho, se me había olvidado ese detalle.
Suena tentador lo de la pagina...
cuando quieras me dices y te la doy por mp C;
avatar


Ver perfil de usuario http://pizza-tac0s-suicide.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: American Horror Story {RESULTADOS

Mensaje por Four T. el Sáb 10 Mayo 2014, 11:26 am

¿Puedo cambiar a mi representante masculino?
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: American Horror Story {RESULTADOS

Mensaje por wasteland el Sáb 10 Mayo 2014, 11:26 am

Four T. escribió:¿Puedo cambiar a mi representante masculino?
sip
avatar


Ver perfil de usuario http://pizza-tac0s-suicide.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: American Horror Story {RESULTADOS

Mensaje por wasteland el Sáb 10 Mayo 2014, 11:27 am

Melissa escribió:Hoi lieve! Me ha encantado la ideaa! <3 So, audicionare e_e Intentaré tenerla antes de que me suba al avión porque es primera vez que mamá me manda sola ver a los abuelos   y esta solicitando mi atención porque me está dando "las indicaciones" a seguir y pues, por reglamento, debo poner el del en "modo avión" . Cuando te deje la ficha te adjunto el gif y la frase <3 Veel kusjes! <3
Ay a mi no me gusta viajar sola, por eso mis papás siempre compran dos boletos 1 para mi y otro para un amigo, esop y odio visitar a mi abuela (la señora me odia), ya la vi, pero tengo mucha paja para aceptar y leer so la aceptare despues, btw tu firma en referencia a sws ;n;
avatar


Ver perfil de usuario http://pizza-tac0s-suicide.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: American Horror Story {RESULTADOS

Mensaje por Four T. el Sáb 10 Mayo 2014, 11:46 am

Wallflower. escribió:
Four T. escribió:¿Puedo cambiar a mi representante masculino?
sip
Ya lo hice. Ya edite la ficha. Gracias. 
El representante masculino es Finn Harries
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: American Horror Story {RESULTADOS

Mensaje por Mess. el Lun 12 Mayo 2014, 12:06 pm

Wallflower. escribió:
Melissa escribió:Hoi lieve! Me ha encantado la ideaa! <3 So, audicionare e_e Intentaré tenerla antes de que me suba al avión porque es primera vez que mamá me manda sola ver a los abuelos   y esta solicitando mi atención porque me está dando "las indicaciones" a seguir y pues, por reglamento, debo poner el del en "modo avión" . Cuando te deje la ficha te adjunto el gif y la frase <3 Veel kusjes! <3
Ay a mi no me gusta viajar sola, por eso mis papás siempre compran dos boletos 1 para mi y otro para un amigo, esop y odio visitar a mi abuela (la señora me odia), ya la vi, pero tengo mucha paja para aceptar y leer so la aceptare despues, btw tu firma en referencia a sws ;n;
Definitivamente, yo tambien lo detesté. Fue horrible tener que pasar alrededor de veinte horas sola! Sobre todo en las escaladas -.-' A mi me gusta visitarlos ya que hasta que tenia once años viviamos solo a unas casas de distancia y pasaba mas tiempo con ellos que con mis papas .
Okay! Te entiendo :) Y sí! La firma es por la cancion de SWS <3
avatar


Ver perfil de usuario http://s-k-i-n--and--b-o-n-e-s.tumblr.com

Volver arriba Ir abajo

Re: American Horror Story {RESULTADOS

Mensaje por wasteland el Lun 12 Mayo 2014, 2:34 pm

lalala quiero más fichas, bc's ya quiero dar resultados ;n;
avatar


Ver perfil de usuario http://pizza-tac0s-suicide.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: American Horror Story {RESULTADOS

Mensaje por Invitado el Lun 12 Mayo 2014, 5:43 pm

que alguien me aplauda dure cuatro días resistiéndome a entrar, pero no resistí, te dejo la ficha c:
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: American Horror Story {RESULTADOS

Mensaje por wasteland el Lun 12 Mayo 2014, 9:16 pm

Melissa escribió:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Tris & Nate

Nombre Completo: Beatrice Harmon
Pareja: Nathaniel Grigori
Representantes: Hermione Corfeild & Josh Brand
Rol: Él vivo, ella viva.
Escrito:
De amor y otras Adicicones:


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Chapter XXXII


El repiqueteo de los tacones se sentía a lo largo de todo el callejón oscuro y asqueroso. La chaqueta que llevaba encima no era suficiente para las bajas temperaturas que asaltaban la fría noche de Los Ángeles y a través de las celdillas de sus medias negras, se filtraba la helada brisa. Aquel era el momento en que surgía su odio hacia Richie, ese momento en que su novio la enviaba a abastecer a sus preciados clientes que no eran más que unos cerdos que pensaban que podían tratarla como les diera la gana — especialmente de puta — por el solo hecho de ser una chica en aquel negocio sucio y buscaban obtener de ella algo más que solo la cantidad de droga solicitada. Suspiró y el vapor tibio salió de su boca imitando el humo tóxico de aquellos baratos cigarrillos de pésima categoría que solía fumar compulsivamente. Estaba entumecida y tendría que regresar a casa en metro ya que odiaba los otros medios de transporte público.
Se apoyó junto al tacho de basura verde que pertenecía al local de comida China cuya puerta trasera daba al callejón sin salida en que se encontraba.  El olor a pestilencia le provocaba unas incontrolables nauseas y un dolor punzante en las sienes. Pedía a Dios no tener que ver una asquerosa rata, lo cual ya era poco común ya que los gatos que se alimentaban de las sobras del restaurant les daban caza. Levantó la vista desde el piso hacia la entrada del callejón, donde un hombre pasaba, se detenía, pero finalmente seguía su camino. Bajó la vista hasta sus uñas ordinarias. El esmalte que les había puesto hace tres días, ya estaba todo descascarado y las uñas quebradas de tanto morderlas. Jamás tendría uñas lindas ni manos decentes… mejor dicho, ella jamás sería linda y decente. Su condición y su apestoso estilo de vida no se lo permitiría. La chica no tenía — para nada — un cuerpo bonito,  sino más bien era un costal de huesos. Las drogas y el cigarrillo sustituían los alimentos y saciaban su apetito. Su rostro demacrado era digno de una tipa sin un mínimo rastro de brillo vital, sus pómulos sobresalían notablemente, sus ojeras color lila azulado, se hundían en su piel blanquecina, dándole el toque de cansancio a sus ojos verdes que una vez habían tenido ese brillo que llamaba la atención de los hombres. Definitivamente no era bonita. De nada servía el maquillajes ni la ropa costosa que le daba Richie si no lucían en un cuerpo como suyo. Por más que se auto-analizara, no lograba encontrarle la lógica a la belleza que Kennan veía en ella. De pronto y sin quererlo, sus pensamientos viajaron a él y a aquella noche en que había perdido el tenue rayo de esperanza que el haberlo conocido le había otorgado.

(…) “Plantada en aquel callejón que tanto conocía, aguardaba a que uno de los tantos clientes de Richie hiciera su aparición. Odiaba la impuntualidad de aquellos cerdos, o quizá, ella era la puntual que salía con más de dos horas de anticipación del sombrío y deprimente apartamento buscando escapar de su realidad. De pronto un hombre apareció en la entrada del callejón, miro en todas direcciones y se metió dentro. La chica presionó una tecla de su teléfono celular y se sorprendió al ver que el cliente llegaba con poco más de cuarenta minutos antes de lo acordado.
– ¿Alicia? – susurró el hombre. Sin que ella se diera cuenta, ya había llegado a su lado. Levantó su mirada y enfocó la mirada para que sus ojos se acostumbraran a la oscuridad y poder observar su rostro con claridad. Sus extremidades experimentaron una sensación de hielo recorriéndolas, para luego expandirse por todo su cuerpo. Las piernas le flaquearon y sintió que su cuerpo se desvanecería en cualquier momento. Él estaba frente a ella – así… así que es verdad – agregó el chico haciendo una pausa para recuperar el escaso aliento que entraba por sus pulmones en ese momento.
— ¿Qué haces aquí? — preguntó la chica sorprendida de que aquella pregunta saliera de su boca como si no se estuviera llenado a la mismísima mierda.
— ¿Qué importa eso ahora? — preguntó el muchacho escupiendo las palabras como si algo le provocara asco. Su rostro denotaba una mezcla de emociones: Sorpresa, asco, decepción, abatimiento, entre otras similares que pudieran agregarse a la situación.
— Yo… — comenzó a decir Alicia dejando la frase inconclusa.
— Tú no eres más que una maldita mentirosa — le espetó el chico con su voz cargada de rabia y resentimiento. De pronto, Alicia lo desconoció. Jamás pensó que aquellos labios, de los que no salían nada más hermosas palabras y frases de amor hacia ella, fueran usados para llamarla “maldita mentirosa” de esa manera.
— Kennan, por favor… —
— Por favor nada — la cortó de manera dura y tajante. La chica podía sentir como su mirada se nublaba y el nudo con el que ya estaba poco familiarizada, se situaba en su garganta — ¿Tan fácil de engañar he sido? — agregó Kennan. La rubia guardó silencio sin saber que responder mientras sentía que las tibias gotas caían con un simple parpadeo. Ally se sorprendió al darse cuenta que había olvidado como se sentía el simple y natural acto de llorar. El silencio de la chica, hizo que la ansiedad del chico incrementara y junto con ello, la rabia. — ¡Respóndeme! — gritó Kennan al ver que Alicia no le daba respuestas, pero definitivamente no las obtendría. — ¿Dónde quedó la chica extrovertida, la chica atrevida que decías ser?. Explícamelo Alicia, porque lo único que veo aquí, es una puta traficante — la voz del chico se quebró al pronunciar la última palabra. De pronto, la chica se sintió una estúpida ¿Cómo llegó a pensar que jamás la descubriría? Ahora nada tenía sentido, se había arriesgado a que Richie la descubriera, a que la golpeara o incluso, asesinara. Si bien su novio jamás había cometido alguna barbaridad con ell o algun acto de violencia, había sido porque ella jamás le había dado motivos. Ahora que la habían descubierto se daba cuenta de que su mentira no tenía por donde haber resultado, ahora que ya era demasiado tarde. — Vaya señorita de la que me fui a enamorar — dijo el chico sonriendo irónicamente mientras sus mejillas se humedecían producto de las lágrimas. Primera vez en mucho tiempo que Ally sentía un gran dolor en el centro del pecho. Aquel dolor en el pecho, le recordó que ella aún asentía, que las emociones dormidas aún estaban ocultas en los lugares más recónditos de su ser. — ¿No sentías alguna especie de remordimiento al estar conmigo sabiendo que no era más que un juego? — preguntó derrotado.
— Jamás jugué contigo — susurró la chica.
—  Cómo dices? —
— Jamás jugué contigo — reiteró la muchacha subiendo el tono de voz. — Y jamás te mentí… en verdad me estoy enamorando de ti — Finalizó con un sollozo.
— Oh, ya veo,  discúlpame, jamás me has mentido, ¿No es asi?  — se rió el castaño — todo esto es mentira, no has venido a entregar tu asquerosa “mercancía”, ¿Verdad? — el chico levantó sus manos para hacer comillas en la palabra “mercancía” — ¿Así es que eres una educadora de párvulos? —preguntó — ¿vives con tus padres en una lujosa casa de playa en Malibú? — preguntaba sin dejarla responder —por favor, Alicia, eres nadie ¿no te da vergüenza vivir de apariencias? ¿pensabas que jamás lo sabría? — se acercó peligrosamente a la chica que se aferraba a la pared atestada de musgo debido a la humedad, pero ya nada le importaba — ¿Creíste que nunca me enteraría que eres una maldita drogadicta? ¿Que aquella ropa costosa y de marca la obtienes de tus negocios turbios, a costa de la adicción de otros? ¿No pensaste que me enteraría que eres la prometida del traficante más buscado de California? — El chico le tomó de las muñecas levantándole los brazos y apegándola contra la pared. En esos momentos, Kennan le recordaba a Richie. El chico ya no era delicado con ella, era brusco e hiriente como su prometido. No quedaba pizca de ternura en él y todo por su culpa — Ni siquiera te dignaste en inventar una mentira más creíble. Sabías que mi padre es el encargado de la brigada de investigaciones del estado y aún así optaste por lo más fácil —el chico la soltó y se alejó de ella retrocediendo sin quitarle la vista. Alicia se ahogaba en un mar de lágrimas y sollozos. Unos segundos después — que para Ally fueron eternos — el chico dejó de mirarla y lanzó un fajo de billetes a sus pies — te buscan — dijo — te tienen identificada y saben cómo y dónde operas, vete de California mientras puedas —  finalizó. Sin mirarla, comenzó a caminar hacia la salida del callejón.
— Kennan… — susurró la chica. Obviamente no iba a ser escuchada. Se deslizó por la pared de ladrillos disparejos hasta quedar sentada en los fríos y húmedos adoquines del piso y apoyó su cabeza en tacho de basura. Quería gritar, gritar hasta volverse loca, hasta que sus cuerdas vocales estallaran de tanto chocar entre ellas, gritar hasta quedar sin voz. Ya nada le importaba… lo había perdido para siempre…” (…)


— …licia — le llamó una voz sacándola de sus pensamientos — ¿ Alicia ? — volvió a repetir el hombre. La rubia salió de sus pensamientos y se enfocó en el por qué estaba allí. Sacó la bolsa de plástico que contenían tres frascos diminutos como los que contenían las vacunas, dos cajas de pastillas y medio kilo de cocaína para luego tendérselo. El muchacho — que no tenía mas de veinte años — sonrió de oreja a oreja al ver el contenido de la bolsa y le entregó un fajo de billetes. El trueque estaba completo.
— Richard mandó a decir que la droga nueva le llega en trece días más desde Amsterdam, por si es que quieres hacer un encargo en preventa — le dijo la chica sin emoción alguna.  
— genial, se lo haré saber, muchas gracias — finalizó el chico corriendo hacia la salida del callejón. La chica suspiró y comenzó a caminar hacia la estación de metro más cercana.

Una vez llegada a su casa, sintió que ese sentimiento de vacío la invadía nuevamente, como cada vez que entraba a aquel apartamento que apestaba a una mezcla de cigarrillo barato y todo tipo de alcohol que Richie derramaba por todos lados. Sacó la cajetilla de cigarros de su bolso, se quitó los zapatos y los tiró donde fuera que cayeran. Se encaminó hasta el sillón de Richie y se tendió en él, no sin antes, encender el televisor. Hizo zapping sin saber que pasaba ante sus ojos. De pronto, una película en blanco y negro le llamó la atención. Dejó el mando a su lado y prendió un cigarrillo. Todo lo que acontecía en la película le recordaba a él y no se creía capaz de seguir soportándolo. Se sentía como si fuera la peor mierda en el mundo. Había estado jugando a dos bandos, algo que jamás pensó que llegaría a hacer. Por un lado estaba Richie, el hombre que la había salvado de la muerte pero que la había sumido en una lenta y tortuosa condena. Richie amaba a Ally, ella lo notaba, y ella también lo amaba ¿ Cómo no hacerlo ? Independiente de el mundo que los rodeaba, el chico la amaba y siempre le daba lo que necesitaba, nunca le faltaba nada, bueno, al menos en lo material. Y por otro lado estaba Kennan, que lo tenía todo, incluso aquello de lo que Richie carecía. No solo era capaz de mantenerla económicamente, sino que también de entregarle aquel amor que su prometido no sabía expresar. Con Kennan se sentía amada y no como un objeto que hay que mantener solo con cosas materiales.
Cansada de pensar en él y de sentirse de lo peor auto-destruyéndose, caminó hasta la habitación y sacó una dosis de Heroína y una jeringa nueva. Volvió a la sala de estar y dejó las cosas sobre la mesa para prepararse. Se descubrió el brazo y se acercó la jeringa con la solución dispuesta a inyectarse. Sin embargo, unos golpes en la puerta del apartamento hicieron que se detuviera justo cuando la aguja tocaba su piel. Miró extrañada hacia la puerta. Por lo general, casi nunca tenían visitas en casa, la mercancía no se vendía allí y los clientes lo sabían. Se levantó del sillón y se encaminó a la puerta para abrirla mientras se cubría el brazo nuevamente. La chica tuvo que sostenerse de la puerta para no caer al piso. Kennan estaba allí, frente a ella.
— ¿ Qu…qué haces aquí ? — preguntó la chica desconcertada.
— Pensé que te gustaría verme — respondió el chico apenado sonriendo de medio lado — lamento mucho lo que sucedió e… —
— No, no, no, no, no — le interrumpió la chica negando con su cabeza, sentía su pulso a mil y no era a causa de los narcóticos, era adrenalina pura — No puedes estar aquí, Kennan, Richie puede llegar en cualquier momento — le explicó la rubia.
— Me importa una mierda incluso si está allí adentro — señaló a espaldas de la chica con un movimiento de cabeza.
— Tú no lo conoces, no sabes de lo que es capaz — le dijo la ojiverde mirando detrás de Kennan hacia el ascensor.
— Veo que le tienes miedo… —afirmó el chico.
—No es por mí, es por ti — respondió — jamás me haría daño, Richie me ama — le espetó enfadada.
— Ya lo veo, por eso eres tan feliz —
— Vete — le dijo la chica molesta. No le gustaba que insultaran a su prometido, después de todo, Richard se comportaba de lo mejor con ella.
— No, no me iré — objetó el chico entrando al apartamento y cerrando la puerta tras su espalda. La tomó de la cintura y la apegó a la pared. Estaban tan juntos que no pasaba ni una sola partícula de aire entre ellos. — En verdad lo siento. Me importa un mierda quien seas. Te amo — confesó el castaño para luego juntar sus labios. El beso fue completamente apasionado, desde el inicio, sin una pizca de ternura aparente. Ally se dio cuenta de lo mucho que lo había necesitado en esas semanas en que pensaba que lo había perdido para siempre. Los besos que le daba no se parecían para nada a los besos de Kennan, sino que eran mas parecidos a los de Richie: Salvajes y desesperados. La necesitaba, lo podía sentir y ella lo necesitaba a él. Se necesitaban. El chico la tomó en brazos y ella le envolvió la cintura con las piernas dejándose llevar por el momento. Kennan caminó hasta adivinar cuál era la habitación, entro en ella y tiró a la Alicia en la cama. Una pasión punzante comenzó a inundar el interior de rubia, haciendo que algo se encendiera en su interior, ese algo que no lograba con Richie.
Kennan se separó de ella y la miró a los ojos sonriendo. Allí estaba su chica, con aquella belleza particular que le había cautivado. Sin quererlo, Alicia le regaló una sonrisa. Se sentía feliz y no podía controlarlo. Estaba enamorada, el chico le hacía olvidar su triste y solitaria vida con tan solo un beso, una mirada o una simple palabra.
— Ven conmigo… — soltó Kennan.
— ¿ Cómo dices ? — preguntó la rubia.
— Ven conmigo, deja a Richie —
— No — negó levantándose de la cama— no puedo hacer eso.
— Necesitas comenzar a vivir, Alicia.
— Demasiado tarde — dijo poniendo uno de sus brazos en jarra mientras que con la otra mano se tocaba la frente desorientada.
— Nunca es demasiado tarde, amor — le corrigió. Se acercó a ella, la sentó en la cama y le tomó las manos entre las suyas — Ally, tienes solo veintitrés años, tiene toda una vida por delante — le sonrió — al menos déjame intentar hacerte feliz… — finalizó.
¿ Escapar de Richie ? ¿ Con Kennan ? Era un idea realmente tentadora, pero no podía hacerle eso a Richard. No podía ser una perra mal agradecida. Pero tampoco podía desperdiciar la única oportunidad de reinventarse, de darse una oportunidad. Kennan tenía razón, la chica era joven y tenía derecho a intentar ser feliz.
— De acuerdo — aceptó finalmente.
— Vale — le dijo el chico sonriéndole — te ayudo a preparar una maleta.
Ambos se levantaron de la cama y comenzaron a rellenar una maleta con ropa. Cuando ya estaba casi todo listo para cerrar la maleta, la puerta de la entrada sonó estrepitosamente.
— ¿ Ally ? — le llamó Richie desde la sala. El miedo se apoderó de Alicia. Ella y Kennan estaban en la habitación separados por una simple muralla de Richie. Estaban cagados.
— Mierda — susurró la ojiverde, fue lo único que pudo pensar.
Rules:


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Well, "Normal people scare me" y aquí te dejo la ficha tal como lo prometí, antes de subirme al avión c: Espero que te guste!
Welcome to insanity

Deos escribes hermoso (te lo digo with my heart) srly. Casi no encontré faltas y escribes con el guión largo so estas más que aceptada solo tengo que decir ¡Suerte!
avatar


Ver perfil de usuario http://pizza-tac0s-suicide.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: American Horror Story {RESULTADOS

Mensaje por wasteland el Lun 12 Mayo 2014, 9:17 pm

Four T. escribió:
Wallflower. escribió:
Four T. escribió:¿Puedo cambiar a mi representante masculino?
sip
Ya lo hice. Ya edite la ficha. Gracias. 
El representante masculino es Finn Harries
estas aceptada, no tiene sentido citar tu ficha de nuevo, so that
avatar


Ver perfil de usuario http://pizza-tac0s-suicide.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: American Horror Story {RESULTADOS

Mensaje por wasteland el Lun 12 Mayo 2014, 9:19 pm

Poker escribió:que alguien me aplauda dure cuatro días resistiéndome a entrar, pero no resistí, te dejo la ficha c:
jalhflsdkjfhsldj espero tu ficha :3
avatar


Ver perfil de usuario http://pizza-tac0s-suicide.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: American Horror Story {RESULTADOS

Mensaje por Mess. el Lun 12 Mayo 2014, 9:59 pm

Wallflower. escribió:
Melissa escribió:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Tris & Nate

Nombre Completo: Beatrice Harmon
Pareja: Nathaniel Grigori
Representantes: Hermione Corfeild & Josh Brand
Rol: Él vivo, ella viva.
Escrito:
De amor y otras Adicicones:


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Chapter XXXII


El repiqueteo de los tacones se sentía a lo largo de todo el callejón oscuro y asqueroso. La chaqueta que llevaba encima no era suficiente para las bajas temperaturas que asaltaban la fría noche de Los Ángeles y a través de las celdillas de sus medias negras, se filtraba la helada brisa. Aquel era el momento en que surgía su odio hacia Richie, ese momento en que su novio la enviaba a abastecer a sus preciados clientes que no eran más que unos cerdos que pensaban que podían tratarla como les diera la gana — especialmente de puta — por el solo hecho de ser una chica en aquel negocio sucio y buscaban obtener de ella algo más que solo la cantidad de droga solicitada. Suspiró y el vapor tibio salió de su boca imitando el humo tóxico de aquellos baratos cigarrillos de pésima categoría que solía fumar compulsivamente. Estaba entumecida y tendría que regresar a casa en metro ya que odiaba los otros medios de transporte público.
Se apoyó junto al tacho de basura verde que pertenecía al local de comida China cuya puerta trasera daba al callejón sin salida en que se encontraba.  El olor a pestilencia le provocaba unas incontrolables nauseas y un dolor punzante en las sienes. Pedía a Dios no tener que ver una asquerosa rata, lo cual ya era poco común ya que los gatos que se alimentaban de las sobras del restaurant les daban caza. Levantó la vista desde el piso hacia la entrada del callejón, donde un hombre pasaba, se detenía, pero finalmente seguía su camino. Bajó la vista hasta sus uñas ordinarias. El esmalte que les había puesto hace tres días, ya estaba todo descascarado y las uñas quebradas de tanto morderlas. Jamás tendría uñas lindas ni manos decentes… mejor dicho, ella jamás sería linda y decente. Su condición y su apestoso estilo de vida no se lo permitiría. La chica no tenía — para nada — un cuerpo bonito,  sino más bien era un costal de huesos. Las drogas y el cigarrillo sustituían los alimentos y saciaban su apetito. Su rostro demacrado era digno de una tipa sin un mínimo rastro de brillo vital, sus pómulos sobresalían notablemente, sus ojeras color lila azulado, se hundían en su piel blanquecina, dándole el toque de cansancio a sus ojos verdes que una vez habían tenido ese brillo que llamaba la atención de los hombres. Definitivamente no era bonita. De nada servía el maquillajes ni la ropa costosa que le daba Richie si no lucían en un cuerpo como suyo. Por más que se auto-analizara, no lograba encontrarle la lógica a la belleza que Kennan veía en ella. De pronto y sin quererlo, sus pensamientos viajaron a él y a aquella noche en que había perdido el tenue rayo de esperanza que el haberlo conocido le había otorgado.

(…) “Plantada en aquel callejón que tanto conocía, aguardaba a que uno de los tantos clientes de Richie hiciera su aparición. Odiaba la impuntualidad de aquellos cerdos, o quizá, ella era la puntual que salía con más de dos horas de anticipación del sombrío y deprimente apartamento buscando escapar de su realidad. De pronto un hombre apareció en la entrada del callejón, miro en todas direcciones y se metió dentro. La chica presionó una tecla de su teléfono celular y se sorprendió al ver que el cliente llegaba con poco más de cuarenta minutos antes de lo acordado.
– ¿Alicia? – susurró el hombre. Sin que ella se diera cuenta, ya había llegado a su lado. Levantó su mirada y enfocó la mirada para que sus ojos se acostumbraran a la oscuridad y poder observar su rostro con claridad. Sus extremidades experimentaron una sensación de hielo recorriéndolas, para luego expandirse por todo su cuerpo. Las piernas le flaquearon y sintió que su cuerpo se desvanecería en cualquier momento. Él estaba frente a ella – así… así que es verdad – agregó el chico haciendo una pausa para recuperar el escaso aliento que entraba por sus pulmones en ese momento.
— ¿Qué haces aquí? — preguntó la chica sorprendida de que aquella pregunta saliera de su boca como si no se estuviera llenado a la mismísima mierda.
— ¿Qué importa eso ahora? — preguntó el muchacho escupiendo las palabras como si algo le provocara asco. Su rostro denotaba una mezcla de emociones: Sorpresa, asco, decepción, abatimiento, entre otras similares que pudieran agregarse a la situación.
— Yo… — comenzó a decir Alicia dejando la frase inconclusa.
— Tú no eres más que una maldita mentirosa — le espetó el chico con su voz cargada de rabia y resentimiento. De pronto, Alicia lo desconoció. Jamás pensó que aquellos labios, de los que no salían nada más hermosas palabras y frases de amor hacia ella, fueran usados para llamarla “maldita mentirosa” de esa manera.
— Kennan, por favor… —
— Por favor nada — la cortó de manera dura y tajante. La chica podía sentir como su mirada se nublaba y el nudo con el que ya estaba poco familiarizada, se situaba en su garganta — ¿Tan fácil de engañar he sido? — agregó Kennan. La rubia guardó silencio sin saber que responder mientras sentía que las tibias gotas caían con un simple parpadeo. Ally se sorprendió al darse cuenta que había olvidado como se sentía el simple y natural acto de llorar. El silencio de la chica, hizo que la ansiedad del chico incrementara y junto con ello, la rabia. — ¡Respóndeme! — gritó Kennan al ver que Alicia no le daba respuestas, pero definitivamente no las obtendría. — ¿Dónde quedó la chica extrovertida, la chica atrevida que decías ser?. Explícamelo Alicia, porque lo único que veo aquí, es una puta traficante — la voz del chico se quebró al pronunciar la última palabra. De pronto, la chica se sintió una estúpida ¿Cómo llegó a pensar que jamás la descubriría? Ahora nada tenía sentido, se había arriesgado a que Richie la descubriera, a que la golpeara o incluso, asesinara. Si bien su novio jamás había cometido alguna barbaridad con ell o algun acto de violencia, había sido porque ella jamás le había dado motivos. Ahora que la habían descubierto se daba cuenta de que su mentira no tenía por donde haber resultado, ahora que ya era demasiado tarde. — Vaya señorita de la que me fui a enamorar — dijo el chico sonriendo irónicamente mientras sus mejillas se humedecían producto de las lágrimas. Primera vez en mucho tiempo que Ally sentía un gran dolor en el centro del pecho. Aquel dolor en el pecho, le recordó que ella aún asentía, que las emociones dormidas aún estaban ocultas en los lugares más recónditos de su ser. — ¿No sentías alguna especie de remordimiento al estar conmigo sabiendo que no era más que un juego? — preguntó derrotado.
— Jamás jugué contigo — susurró la chica.
—  Cómo dices? —
— Jamás jugué contigo — reiteró la muchacha subiendo el tono de voz. — Y jamás te mentí… en verdad me estoy enamorando de ti — Finalizó con un sollozo.
— Oh, ya veo,  discúlpame, jamás me has mentido, ¿No es asi?  — se rió el castaño — todo esto es mentira, no has venido a entregar tu asquerosa “mercancía”, ¿Verdad? — el chico levantó sus manos para hacer comillas en la palabra “mercancía” — ¿Así es que eres una educadora de párvulos? —preguntó — ¿vives con tus padres en una lujosa casa de playa en Malibú? — preguntaba sin dejarla responder —por favor, Alicia, eres nadie ¿no te da vergüenza vivir de apariencias? ¿pensabas que jamás lo sabría? — se acercó peligrosamente a la chica que se aferraba a la pared atestada de musgo debido a la humedad, pero ya nada le importaba — ¿Creíste que nunca me enteraría que eres una maldita drogadicta? ¿Que aquella ropa costosa y de marca la obtienes de tus negocios turbios, a costa de la adicción de otros? ¿No pensaste que me enteraría que eres la prometida del traficante más buscado de California? — El chico le tomó de las muñecas levantándole los brazos y apegándola contra la pared. En esos momentos, Kennan le recordaba a Richie. El chico ya no era delicado con ella, era brusco e hiriente como su prometido. No quedaba pizca de ternura en él y todo por su culpa — Ni siquiera te dignaste en inventar una mentira más creíble. Sabías que mi padre es el encargado de la brigada de investigaciones del estado y aún así optaste por lo más fácil —el chico la soltó y se alejó de ella retrocediendo sin quitarle la vista. Alicia se ahogaba en un mar de lágrimas y sollozos. Unos segundos después — que para Ally fueron eternos — el chico dejó de mirarla y lanzó un fajo de billetes a sus pies — te buscan — dijo — te tienen identificada y saben cómo y dónde operas, vete de California mientras puedas —  finalizó. Sin mirarla, comenzó a caminar hacia la salida del callejón.
— Kennan… — susurró la chica. Obviamente no iba a ser escuchada. Se deslizó por la pared de ladrillos disparejos hasta quedar sentada en los fríos y húmedos adoquines del piso y apoyó su cabeza en tacho de basura. Quería gritar, gritar hasta volverse loca, hasta que sus cuerdas vocales estallaran de tanto chocar entre ellas, gritar hasta quedar sin voz. Ya nada le importaba… lo había perdido para siempre…” (…)


— …licia — le llamó una voz sacándola de sus pensamientos — ¿ Alicia ? — volvió a repetir el hombre. La rubia salió de sus pensamientos y se enfocó en el por qué estaba allí. Sacó la bolsa de plástico que contenían tres frascos diminutos como los que contenían las vacunas, dos cajas de pastillas y medio kilo de cocaína para luego tendérselo. El muchacho — que no tenía mas de veinte años — sonrió de oreja a oreja al ver el contenido de la bolsa y le entregó un fajo de billetes. El trueque estaba completo.
— Richard mandó a decir que la droga nueva le llega en trece días más desde Amsterdam, por si es que quieres hacer un encargo en preventa — le dijo la chica sin emoción alguna.  
— genial, se lo haré saber, muchas gracias — finalizó el chico corriendo hacia la salida del callejón. La chica suspiró y comenzó a caminar hacia la estación de metro más cercana.

Una vez llegada a su casa, sintió que ese sentimiento de vacío la invadía nuevamente, como cada vez que entraba a aquel apartamento que apestaba a una mezcla de cigarrillo barato y todo tipo de alcohol que Richie derramaba por todos lados. Sacó la cajetilla de cigarros de su bolso, se quitó los zapatos y los tiró donde fuera que cayeran. Se encaminó hasta el sillón de Richie y se tendió en él, no sin antes, encender el televisor. Hizo zapping sin saber que pasaba ante sus ojos. De pronto, una película en blanco y negro le llamó la atención. Dejó el mando a su lado y prendió un cigarrillo. Todo lo que acontecía en la película le recordaba a él y no se creía capaz de seguir soportándolo. Se sentía como si fuera la peor mierda en el mundo. Había estado jugando a dos bandos, algo que jamás pensó que llegaría a hacer. Por un lado estaba Richie, el hombre que la había salvado de la muerte pero que la había sumido en una lenta y tortuosa condena. Richie amaba a Ally, ella lo notaba, y ella también lo amaba ¿ Cómo no hacerlo ? Independiente de el mundo que los rodeaba, el chico la amaba y siempre le daba lo que necesitaba, nunca le faltaba nada, bueno, al menos en lo material. Y por otro lado estaba Kennan, que lo tenía todo, incluso aquello de lo que Richie carecía. No solo era capaz de mantenerla económicamente, sino que también de entregarle aquel amor que su prometido no sabía expresar. Con Kennan se sentía amada y no como un objeto que hay que mantener solo con cosas materiales.
Cansada de pensar en él y de sentirse de lo peor auto-destruyéndose, caminó hasta la habitación y sacó una dosis de Heroína y una jeringa nueva. Volvió a la sala de estar y dejó las cosas sobre la mesa para prepararse. Se descubrió el brazo y se acercó la jeringa con la solución dispuesta a inyectarse. Sin embargo, unos golpes en la puerta del apartamento hicieron que se detuviera justo cuando la aguja tocaba su piel. Miró extrañada hacia la puerta. Por lo general, casi nunca tenían visitas en casa, la mercancía no se vendía allí y los clientes lo sabían. Se levantó del sillón y se encaminó a la puerta para abrirla mientras se cubría el brazo nuevamente. La chica tuvo que sostenerse de la puerta para no caer al piso. Kennan estaba allí, frente a ella.
— ¿ Qu…qué haces aquí ? — preguntó la chica desconcertada.
— Pensé que te gustaría verme — respondió el chico apenado sonriendo de medio lado — lamento mucho lo que sucedió e… —
— No, no, no, no, no — le interrumpió la chica negando con su cabeza, sentía su pulso a mil y no era a causa de los narcóticos, era adrenalina pura — No puedes estar aquí, Kennan, Richie puede llegar en cualquier momento — le explicó la rubia.
— Me importa una mierda incluso si está allí adentro — señaló a espaldas de la chica con un movimiento de cabeza.
— Tú no lo conoces, no sabes de lo que es capaz — le dijo la ojiverde mirando detrás de Kennan hacia el ascensor.
— Veo que le tienes miedo… —afirmó el chico.
—No es por mí, es por ti — respondió — jamás me haría daño, Richie me ama — le espetó enfadada.
— Ya lo veo, por eso eres tan feliz —
— Vete — le dijo la chica molesta. No le gustaba que insultaran a su prometido, después de todo, Richard se comportaba de lo mejor con ella.
— No, no me iré — objetó el chico entrando al apartamento y cerrando la puerta tras su espalda. La tomó de la cintura y la apegó a la pared. Estaban tan juntos que no pasaba ni una sola partícula de aire entre ellos. — En verdad lo siento. Me importa un mierda quien seas. Te amo — confesó el castaño para luego juntar sus labios. El beso fue completamente apasionado, desde el inicio, sin una pizca de ternura aparente. Ally se dio cuenta de lo mucho que lo había necesitado en esas semanas en que pensaba que lo había perdido para siempre. Los besos que le daba no se parecían para nada a los besos de Kennan, sino que eran mas parecidos a los de Richie: Salvajes y desesperados. La necesitaba, lo podía sentir y ella lo necesitaba a él. Se necesitaban. El chico la tomó en brazos y ella le envolvió la cintura con las piernas dejándose llevar por el momento. Kennan caminó hasta adivinar cuál era la habitación, entro en ella y tiró a la Alicia en la cama. Una pasión punzante comenzó a inundar el interior de rubia, haciendo que algo se encendiera en su interior, ese algo que no lograba con Richie.
Kennan se separó de ella y la miró a los ojos sonriendo. Allí estaba su chica, con aquella belleza particular que le había cautivado. Sin quererlo, Alicia le regaló una sonrisa. Se sentía feliz y no podía controlarlo. Estaba enamorada, el chico le hacía olvidar su triste y solitaria vida con tan solo un beso, una mirada o una simple palabra.
— Ven conmigo… — soltó Kennan.
— ¿ Cómo dices ? — preguntó la rubia.
— Ven conmigo, deja a Richie —
— No — negó levantándose de la cama— no puedo hacer eso.
— Necesitas comenzar a vivir, Alicia.
— Demasiado tarde — dijo poniendo uno de sus brazos en jarra mientras que con la otra mano se tocaba la frente desorientada.
— Nunca es demasiado tarde, amor — le corrigió. Se acercó a ella, la sentó en la cama y le tomó las manos entre las suyas — Ally, tienes solo veintitrés años, tiene toda una vida por delante — le sonrió — al menos déjame intentar hacerte feliz… — finalizó.
¿ Escapar de Richie ? ¿ Con Kennan ? Era un idea realmente tentadora, pero no podía hacerle eso a Richard. No podía ser una perra mal agradecida. Pero tampoco podía desperdiciar la única oportunidad de reinventarse, de darse una oportunidad. Kennan tenía razón, la chica era joven y tenía derecho a intentar ser feliz.
— De acuerdo — aceptó finalmente.
— Vale — le dijo el chico sonriéndole — te ayudo a preparar una maleta.
Ambos se levantaron de la cama y comenzaron a rellenar una maleta con ropa. Cuando ya estaba casi todo listo para cerrar la maleta, la puerta de la entrada sonó estrepitosamente.
— ¿ Ally ? — le llamó Richie desde la sala. El miedo se apoderó de Alicia. Ella y Kennan estaban en la habitación separados por una simple muralla de Richie. Estaban cagados.
— Mierda — susurró la ojiverde, fue lo único que pudo pensar.
Rules:


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Well, "Normal people scare me" y aquí te dejo la ficha tal como lo prometí, antes de subirme al avión c: Espero que te guste!
Welcome to insanity

Deos escribes hermoso (te lo digo with my heart) srly. Casi no encontré faltas y escribes con el guión largo so estas más que aceptada solo tengo que decir ¡Suerte!

  GRAAAACIAS NENA! AHS fue la serie con que logre aminorar mi temor a las peliculas de terror c: Dios! Puedes creer que son las seis de la mañana y con suerte he dormido una hora! Maldita la diferencia de horarios que hace que parezca vampiro entre humanos -.-'
avatar


Ver perfil de usuario http://s-k-i-n--and--b-o-n-e-s.tumblr.com

Volver arriba Ir abajo

Re: American Horror Story {RESULTADOS

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 5 de 8. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.