O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Instituto Fénix | N. C.
La hermana del niño que sobrevivio - Página 6 EmptyHoy a las 5:41 am por Carstairs

» no dejes que esto acabe
La hermana del niño que sobrevivio - Página 6 EmptyHoy a las 1:01 am por Andy Belmar.

» Va a despejar, mi amor
La hermana del niño que sobrevivio - Página 6 EmptyAyer a las 11:12 pm por hobaby

» »flower.
La hermana del niño que sobrevivio - Página 6 EmptyAyer a las 9:35 pm por hoshi.

» lost stars.
La hermana del niño que sobrevivio - Página 6 EmptyAyer a las 9:25 pm por hoshi.

» Mover y Borrar Temas |12|
La hermana del niño que sobrevivio - Página 6 EmptyAyer a las 9:01 pm por hoshi.

» 바람개비 [pinwheel]
La hermana del niño que sobrevivio - Página 6 EmptyAyer a las 8:44 pm por hoshi.

» Coven of salem
La hermana del niño que sobrevivio - Página 6 EmptyAyer a las 8:36 am por spellman.

» cockamamie dreamer ~
La hermana del niño que sobrevivio - Página 6 EmptyAyer a las 4:07 am por Ritza.

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ bxmbshell.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

La hermana del niño que sobrevivio

Página 6 de 9. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La hermana del niño que sobrevivio - Página 6 Empty Re: La hermana del niño que sobrevivio

Mensaje por Jiyong el Mar Sep 11, 2018 2:56 pm

Capitulo 6


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]





Nick Casi Decapitado se detuvo sobre sus huellas, y Harry pasó a través de él. Lamentó haberlo hecho; fue como pasar por debajo de una ducha de agua fría. 

Harry, ¿sería mucho pedir...? No, no vais a querer... 
—¿Qué es? —preguntó Harry. 
Bueno, el próximo día de Todos los Santos se cumplen quinientos años de mi muerte —dijo Nick Casi Decapitado, irguiéndose y poniendo aspecto de importancia. 
—¡Ah! —exclamó Harry, no muy seguro de si tenía que alegrarse o entristecerse— ¡Bueno
Voy a dar una fiesta en una de las mazmorras mas amplias. Vendrán amigos míos de todas partes del país. Para mí sería un gran honor que vos pudierais asistir. Naturalmente, tu hermana la señorita Potter, el señor Weasley, el señor Queen y la señorita Granger también están invitados. Pero me imagino que preferiréis ir a la fiesta del colegio. —Miró a Harry con inquietud. 
No —dijo Harry enseguida—, iré... 
¡Mi estimado muchacho! ¡Harry Potter en mi cumpleaños de muerte!... Y... —dudó, emocionado—¿Tal vez podríais mencionarle a sir Patrick lo horrible y espantoso que os resulto? 
Por supuesto —contestó Harry. 

Nick Casi Decapitado le dirigió una sonrisa.
●●●
—¿Un cumpleaños de muerte? —dijo Hermione entusiasmada, cuando Harry entro en la sala común para comunicarles el evento.
Estoy segura de que hay muy poca gente que pueda presumir de haber estado en una fiesta como ésta. ¡Será fascinante! — hablo emocionada ______ dejando de hacer sus deberes de posiciones.
¿Para qué quiere uno celebrar el día en que ha muerto? —dijo Ron, que iba por la mitad de su deberes de Pociones y estaba de mal humor.
Me suena a aburrimiento mortal. — suspiro Brandon estirado en el sillón leyendo el profeta.

La lluvia seguía azotando las ventanas, que se veían oscuras, aunque dentro todo parecía brillante y alegre. La luz de la chimenea iluminaba las mullidas butacas en que los estudiantes se sentaban a leer, a hablar, a hacer los deberes o, en el caso de Fred y George Weasley, a intentar averiguar qué es lo que sucede si se le da de comer a una salamandra una bengala del doctor Filibuster. Fred había «rescatado» aquel lagarto de color naranja, espíritu del fuego, de una clase de Cuidado de Criaturas Mágicas y ahora ardía lentamente sobre una mesa, rodeado de un corro de curiosos. 

Cuando llegó Halloween, Harry ya estaba arrepentido de haberse comprometido a ir a la fiesta de cumpleaños de muerte. El resto del colegio estaba preparando la fiesta de Halloween; habían decorado el Gran Comedor con los murciélagos vivos de costumbre; las enormes calabazas de Hagrid habían sido convertidas en lámparas tan grandes que tres hombres habrían podido sentarse dentro, y corrían rumores de que Dumbledore había contratado una compañía de esqueletos bailarines para el espectáculo. 

Lo prometido es deuda —recordó Hermione a Harry en tono autoritario.
Y tú le prometiste ir a su fiesta de cumpleaños de muerte. — agrego ____ mirando con reproche a su hermano.
Tengo una crisis— anuncio Brandon bajando las escaleras que daban a la sala común con dos frascos de perfume.
¿No vas a vender eso o si? — pregunto Ron alzando la ceja.
¡Por supuesto que no! ¡Son de Francia! Pero no se cual escoger— le respondió ofendido el oji celeste mientras hacia un puchero.
¿Si sabes que los fantasmas no huelen verdad? — pregunto _____.
¿Los fantasmas? — pregunto confuso Brandon.
¡Hoy es el cumpleaños de muerte de Nick! — le recordó enfadada Hermione.
¡OH, Cierto! — exclamo asombrado abriendo sus ojos pero luego se encogió de hombros indiferente— No iré, tengo una cita.

Si iras. — dijo Harry mirándolo con el seño fruncido. 

¡Yo no prometí nada! No iré…— aseguro Brandon con una sonrisa arrogante. 

Harry solo lo miro inexpresivo.




Así que a las siete en punto, Harry, Brandon, Ron, Hermione y _____ atravesaron el Gran Comedor, que estaba lleno a rebosar y donde brillaban tentadoramente los platos dorados y las velas, y dirigieron sus pasos hacia las mazmorras. 
También estaba iluminado con hileras de velas el pasadizo que conducía a la fiesta de Nick Casi Decapitado, aunque el efecto que producían no era alegre en absoluto, porque eran velas largas y delgadas, de color negro
azabache, con una llama azul brillante que arrojaba una luz oscura y fantasmal incluso al iluminar las caras de los vivos. La temperatura descendía a cada paso que daban. Al tiempo que se ajustaba la túnica, ______ oyó un sonido como si mil uñas arañasen una pizarra. 

¿A esto le llaman música? —se quejó Brandon quien después de que Harry amenazara con tirar todos sus productos cosméticos por la ventana del dormitorio, decidió ir con sus amigos por el bien suyo.
Creo que pasas demasiado tiempo con tu hermana— comento _____ con burla.
Tch, es la única que me entiende a lo que se refiere a imagen personal— respondió aun de mal humor Brandon, por haber cancelado su cita con quien sabe quien.

 Al doblar una esquina del pasadizo, encontraron a Nick Casi Decapitado ante una puerta con colgaduras negras. 

Queridos amigos.—dijo con profunda tristeza...— bienvenidos, bienvenidos... Os agradezco que hayáis venido... 


Hizo una floritura con su sombrero de plumas y una reverencia señalando hacia el interior. 
Lo que vieron les pareció increíble. La mazmorra estaba llena de cientos de personas transparentes, de color blanco perla. La mayoría se movían sin ánimo por una sala de baile abarrotada, bailando el vals al horrible y trémulo son de las treinta sierras de una orquesta instalada sobre un escenario vestido de tela negra. Del techo colgaba una lámpara que daba una luz azul medianoche. Al respirar les salía humo de la boca; aquello era como estar en un frigorífico. 

¿Damos una vuelta? —propuso Harry, con la intención de calentarse los pies. 
Cuidado no vayas a atravesar a nadie —advirtió Ron, algo nervioso, mientras empezaban a bordear la sala de baile. 
Pasaron por delante de un grupo de monjas fúnebres, de una figura harapienta que arrastraba cadenas y del Fraile Gordo, un alegre fantasma de Hufflepuff que hablaba con un caballero que tenía clavada una flecha en la frente. 
______ no se sorprendió de que los demás fantasmas evitaran al Barón Sanguinario, un fantasma de Slytherin, adusto, de mirada impertinente y que exhibía manchas de sangre plateadas. 

Oh, no... —dijo  Hermione, parándose de repente.—Volvamos, volvamos, no quiero hablar con Myrtle la Llorona. 
—¿Con quién? —le preguntó Harry, retrocediendo rápidamente. 
Ronda siempre los lavabos de chicas del segundo piso —dijo ______. 
¿Los lavabos? — cuestiono Brandon.
Sí. No los hemos podido utilizar en todo el curso porque siempre le dan tales llantinas que lo deja todo inundado. — respondió la pelirroja con una mueca.
De todas maneras, nunca entro en ellos si puedo evitarlo, es horroroso ir al servicio mientras la oyes llorar. — Agrego con desagrado Hermione.
¡Mira, comida! —dijo Ron. 

Al otro lado de la mazmorra había una mesa larga, cubierta también con terciopelo negro. Se acercaron con entusiasmo, pero ante la mesa se quedaron inmóviles, horrorizados. El olor era muy desagradable.

 En unas preciosas fuentes de plata había unos pescados grandes y podridos; los pasteles, completamente quemados, se amontonaban en las bandejas; había un pastel de vísceras con gusanos, un queso cubierto de un esponjoso moho verde y, como plato estrella de la fiesta, un gran pastel gris en forma de lápida funeraria, decorado con unas letras que parecían de alquitrán y que componían las palabras: 
Sir Nicholas de Mimsy-Porpington, fallecido el 31 de octubre de 1492. 

Harry contempló, asombrado, que un fantasma corpulento se acercaba y, avanzando en cuclillas para ponerse a la altura de la comida, atravesaba la mesa con la boca abierta para ensartar por ella un salmón hediondo. 

¿Le encuentras el sabor de esa manera? —le preguntó _____ curiosa. 
Casi —contestó con tristeza el fantasma, y se alejó sin rumbo. 
Supongo que lo habrán dejado pudrirse para que tenga más sabor —dijo Hermione con aire de entendida, tapándose la nariz e inclinándose para ver más de cerca el pastel de vísceras podrido. 
Vámonos, me dan náuseas —dijo Brandon.
Comida…— suspiro triste Ron.

Pero apenas se habían dado la vuelta cuando un hombrecito surgió de repente de debajo de la mesa y se detuvo frente a ellos, suspendido en el aire. 

Hola, Peeves —dijo Harry, con precaución. 

A diferencia de los fantasmas que había alrededor, Peeves el poltergeist no era ni gris ni transparente. Llevaba sombrero de fiesta de color naranja brillante, pajarita giratoria y exhibía una gran sonrisa en su cara ancha y malvada.
 
¿Picáis? —invitó amablemente, ofreciéndoles un cuenco de cacahuetes recubiertos de moho. 
No, gracias —dijo _____. 
Os he oído hablar de la pobre Myrtle —dijo Peeves, moviendo los ojos—No has sido muy amable con la pobre Myrtle. —Tomó aliento y gritó—: ¡EH! ¡MYRTLE! 


No, Peeves, no le digas lo que he dicho, le afectará mucho —susurró Hermione, desesperada—No quise decir eso, no me importa que ella... Eh, hola, Myrtle.


Hasta ellos se había deslizado el fantasma de una chica rechoncha. Tenía la cara  triste , medio oculta por un pelo lacio y basto y unas gruesas gafas de concha. 

¿Qué? —preguntó enfurruñada. 
¿Cómo estás, Myrtle? —dijo _____, fingiendo un tono animado— Me alegro de verte fuera de los lavabos. 


Myrtle sollozó. 

Ahora mismo las señorita Granger y Potter estaba hablando de ti —dijo Peeves a Myrtle al oído, maliciosamente. 
Sólo comentábamos..., comentábamos... lo guapa que estás esta noche —dijo Hermione, mirando a Peeves. 

Myrtle dirigió a Hermione una mirada recelosa.
 
Te estás burlando de mí —dijo, y unas lágrimas plateadas asomaron inmediatamente a sus ojos pequeños, detrás de las gafas. 

No, en serio... ¿Verdad que estabamos comentando lo guapa que está Myrtle esta noche? —dijo _____, dándoles fuertemente a Harry y Ron con los codos en las costillas al igual que Hermione a Brandon.
Sí, sí. 
Claro. 
Si estuvieras viva, tendría una cita contigo.
No me mintáis —dijo Myrtle entre sollozos, con las lágrimas cayéndole por la cara, mientras Peeves, que estaba encima de su hombro, se reía entre dientes—¿Creéis que no sé cómo me llama la gente a mis espaldas? ¡Myrtle la gorda! ¡Myrtle la fea! ¡Myrtle la desgraciada, la llorona, la triste! 
Se te ha olvidado «la granos» —dijo Peeves al oído. 
Myrtle la Llorona estalló en sollozos angustiados y salió de la mazmorra corriendo. Peeves corrió detrás de ella, tirándole cacahuetes mohosos y gritándole: «¡La granos! ¡La granos!» 
¡Dios mío! —dijo _____ con tristeza. 
¡Ah esa se la invento Angelica con Daphne! — recordó Brandon al escuchar el apodo de Peeves hacia Myrtle.
Pues no es muy agradable— dijo seria Hermione al ver como Ron se mordía los labios para no reírse.

Nick Casi Decapitado iba hacia ellos entre la multitud. 

¿Os lo estáis pasando bien? 
¡Sí! —mintieron. 
Ha venido bastante gente —dijo con orgullo Nick Casi Decapitado—Mi Desconsolada Viuda ha venido de Kent. Bueno, ya es casi la hora de mi discurso, así que voy a avisar a la orquesta.


La orquesta, sin embargo, dejó de tocar en aquel mismo instante. Se había oído un cuerno de caza y todos los que estaban en la mazmorra quedaron en silencio, a la expectativa. 

Ya estamos —dijo Nick Casi Decapitado con cierta amargura. 

A través de uno de los muros de la mazmorra penetraron una docena de caballos fantasma, montados por sendos jinetes sin cabeza. Los asistentes aplaudieron con fuerza; Harry también empezó a aplaudir, pero se detuvo al ver la cara fúnebre de Nick. 

Los caballos galoparon hasta el centro de la sala de baile y se detuvieron encabritándose; un fantasma grande que iba delante, y que llevaba bajo el brazo su cabeza barbada y soplaba el cuerno, descabalgó de un brinco, levantó la cabeza en el aire para poder mirar por encima de la multitud, con lo que todos se rieron, y se acercó con paso decidido a Nick Casi Decapitado, ajustándose la cabeza en el cuello. 

—¡Nick! —dijo con voz ronca—, ¿cómo estás? ¿Todavía te cuelga la cabeza? 

Rompió en una sonora carcajada y dio a Nick Casi Decapitado unas palmadas en el hombro.
 
Bienvenido, Patrick —dijo Nick con frialdad. 

—¡Vivos! —dijo sir Patrick, al ver a los cinco alumnos de Gryffindor.

Dio un salto tremendo pero fingido de sorpresa y la cabeza volvió a caérsele.

La gente se rió otra vez. 

Muy divertido —dijo Nick Casi Decapitado con voz apagada. 
—¡No os preocupéis por Nick! —gritó desde el suelo la cabeza de sir Patrick— ¡Aunque se enfade, no le dejaremos entrar en el club! Pero quiero decir..., mirad el amigo... 
Creo —dijo Harry a toda prisa, en respuesta a una mirada elocuente de Nick— que Nick es terrorífico y esto..., mmm... 
—¡Ja! —gritó la cabeza de sir Patrick—, apuesto a que Nick te pidió que dijeras eso. 
¡Si me conceden su atención, ha llegado el momento de mi discurso! —dijo en voz alta Nick Casi Decapitado, caminando hacia el estrado con paso decidido y colocándose bajo un foco de luz de un azul glacial. 

»Mis difuntos y afligidos señores y señoras, es para mí una gran tristeza... 


Pero nadie le prestaba atención. Sir Patrick y el resto del Club de Cazadores Sin Cabeza acababan de comenzar un juego de Cabeza Hockey y la gente se agolpaba para mirar. Nick Casi Decapitado trató en vano de recuperar la atención, pero desistió cuando la cabeza de sir Patrick le pasó al lado entre vítores. 

No aguanto más —dijo Brandon, con los dientes castañeteando, cuando la orquesta volvió a tocar y los fantasmas volvieron al baile. 
Vámonos —dijo Harry. 

Fueron hacia la puerta, sonriendo e inclinando la cabeza a todo el que los miraba, y un minuto más tarde subían a toda prisa por el pasadizo lleno de velas negras. 

Quizás aún quede pudín —dijo Ron con esperanza, abriendo el camino hacia la escalera del vestíbulo. 

Y entonces Harry lo oyó. 

... Desgarrar... Despedazar... Matar... 

Fue la misma voz, la misma voz fría, asesina, que había oído en el despacho de Lockhart. 
Trastabilló al detenerse, y tuvo que sujetarse al muro de piedra. Escuchó lo más atentamente que pudo, al tiempo que miraba con los ojos entornados a ambos lados del pasadizo pobremente iluminado. 

Harry, ¿qué...? —pregunto _____ confusa.
Es de nuevo esa voz... Callad un momento... 
... deseado... durante tanto tiempo... 
—¡Escuchad! —dijo Harry, y los demás se quedaron inmóviles, mirándole. 

... matar... Es la hora de matar... 

La voz se fue apagando. Harry estaba seguro de que se alejaba... hacia arriba. Al mirar al oscuro techo, se apoderó de él una mezcla de miedo y emoción. ¿Cómo podía irse hacia arriba? ¿Se trataba de un fantasma, para quien no era obstáculo un techo de piedra? 

—¡Por aquí! —gritó, y se puso a correr escaleras arriba hasta el vestíbulo. 

Allí era imposible oír nada, debido al ruido de la fiesta de Halloween que tenía lugar en el Gran Comedor. Harry apretó el paso para alcanzar rápidamente el primer piso. 

Harry, ¿qué estamos...? —intento preguntar Hermione.
—¡Chssst!

Harry aguzó el oído. En la distancia, proveniente del piso superior, y cada vez más débil, oyó de nuevo la voz:
... huelo sangre... ¡HUELO SANGRE! 

El corazón le dio un vuelco. 

—¡Va a matar a alguien! —gritó, y sin hacer caso de las caras desconcertadas de su hermana y amigos, subió el siguiente tramo saltando los escalones de tres en tres, intentando oír a pesar del ruido de sus propios pasos. 

Harry recorrió a toda velocidad el segundo piso, y _____, Hermione, Brandon y Ron lo seguían jadeando. No pararon hasta que doblaron la esquina del último corredor, también desierto. 

Harry, ¿qué pasaba? —le preguntó Brandon, secándose el sudor de la cara. —Yo no oí nada... 

Pero ______ dio de repente un grito ahogado, y señaló al corredor. 

¡Mirad! 

Delante de ellos, algo brillaba en el muro. Se aproximaron, despacio, intentando ver en la oscuridad con los ojos entornados. En el espacio entre dos ventanas, brillando a la luz que arrojaban las antorchas, había en el muro unas 
palabras pintadas de más de un palmo de altura. 


LA CAMARA DE LOS SECRETOS HA SIDO ABIERTA. 
TEMED, ENEMIGOS DEL HEREDERO. 

—¿Qué es lo que cuelga ahí debajo? —preguntó Ron, con un leve temblor en la voz. 

Al acercarse más, Harry casi resbala por un gran charco de agua que había en el suelo. _____ y Hermione lo sostuvieron, y juntos se acercaron despacio a la inscripción, con los ojos fijos en la sombra negra que se veía debajo. Los cinco comprendieron a la vez lo que era, y dieron un brinco hacia atrás. 

La Señora Norris, la gata del conserje, estaba colgada por la cola en una argolla de las que se usaban para sujetar antorchas. Estaba rígida como una tabla, con los ojos abiertos y fijos. 
Durante unos segundos, no se movieron. Luego dijo Brandon: 

Vámonos de aquí. 
No deberíamos intentar... —comenzó a decir _____, sin encontrar las palabras. 
Brandon tiene razón  —dijo Ron— mejor que no nos encuentren aquí. 


Pero era demasiado tarde. Un ruido, como un trueno distante, indicó que la fiesta acababa de terminar. De cada extremo del corredor en que se encontraban, llegaba el sonido de cientos de pies que subían las escaleras y la charla sonora y alegre de gente que había comido bien. Un momento después, los estudiantes irrumpían en el corredor por ambos lados. 

La charla, el bullicio y el ruido se apagaron de repente cuando vieron la gata colgada. Harry, _____ ,Ron, Hermione y Brandon estaban solos, en medio del corredor, cuando se hizo el silencio entre la masa de estudiantes, que presionaban hacia delante para ver el truculento espectáculo. 

Luego, alguien gritó en medio del silencio: 

¡Temed, enemigos del heredero! ¡Los próximos seréis los sangre sucia! 



Era Draco Malfoy, que había avanzado hasta la primera fila. Tenía una expresión alegre en los ojos, y la cara, habitualmente pálida, se le enrojeció al sonreír ante el espectáculo de la gata que colgaba inmóvil pero su mejor amiga Angelica Queen parecía lamentarse de que el quinteto este ahí en el medio del espectáculo, cruzo una mirada de desesperación con su gemelo quien la miraba suplicándole que el no tiene nada que ver con la escena.
Jiyong
Jiyong


Volver arriba Ir abajo

La hermana del niño que sobrevivio - Página 6 Empty Re: La hermana del niño que sobrevivio

Mensaje por Jinx el Jue Sep 13, 2018 1:17 pm

Hola hola!
Perdon por no comentar antes la escuela me saca mi tiempo libre!!
Como siempre amo cada capitulo tuyo!
Ohh Brandon ya empezo a tener citas, este chico va a ser un jugador XD
JAJAJAJJA ME REI CON LO QUE LE.HIZO HARRY A BRANDON XD
Maldito Peeves y su boca.suelta -.-

Puedo matar a Draco? ESTE CHICO NO MADURA HASTA QUE SEA LA PELI 6 :0 va a ser duro soportarlo si no fuera lindo le hubiera dado una patada :)

Siguela pronto porfavor!
Jinx
Jinx


Volver arriba Ir abajo

La hermana del niño que sobrevivio - Página 6 Empty Re: La hermana del niño que sobrevivio

Mensaje por Butterfly199225 el Jue Sep 13, 2018 7:09 pm

Hola hola!!

Perdón por no comentar antes, pero....bueno no tenía ganas debido a los problemas personales...pero ya estoy aquí!!

Me han encantado los dos capítulos que me he perdido, como siempre tan largos y fantásticos..
Ay la fiesta de los fantasmas, que miedo tiene que dar, no me gustaría asistir la verdad.
Así qué Brandon tenía una cita ¿con quién?....¿sería con alguien de su curso?¿o quizás de un curso más mayor o menor?...mmm... no sé.

Ay que ya ha aparecido la gata colgada...ay Ángelica preocupada porque su hermano estaba en el momento equivocado en el lugar equivocado, al igual que los demás.

Espero que la sigas pronto....muchos besos
Butterfly199225
Butterfly199225


Volver arriba Ir abajo

La hermana del niño que sobrevivio - Página 6 Empty Re: La hermana del niño que sobrevivio

Mensaje por Jiyong el Sáb Sep 15, 2018 1:05 am

Capitulo 7






[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]






¿Qué pasa aquí? ¿Qué pasa? 

Atraído sin duda por el grito de Malfoy, Argus Filch se abría paso a empujones. Vio a la Señora Norris y se echó atrás, llevándose horrorizado las manos a la cara. 

¡Mi gata! ¡Mi gata! ¿Qué le ha pasado a la Señora Norris? —chilló. Con los ojos fuera de las órbitas, se fijó en Harry— ¡Tú! —chilló—¡Tú! ¡Tú has matado a mi gata! ¡Tú la has matado! ¡Y yo te mataré a ti! ¡Te...! 


¡Argus! 


Había llegado Dumbledore, seguido de otros profesores. En unos segundos, pasó por delante de Harry, ______, Brandon, Ron y Hermione y sacó a la Señora Norris de la argolla. 

Ven conmigo, Argus —dijo a Filch—Vosotros también, ambos Potter, Queen, Weasley y Granger. 


Lockhart se adelantó algo asustado. 

Mi despacho es el más próximo, director, nada más subir las escaleras. Puede disponer de él. 


Gracias, Gilderoy —respondió Dumbledore. 

La silenciosa multitud se apartó para dejarles paso. Lockhart, nervioso y dándose importancia, siguió a Dumbledore a paso rápido; lo mismo hicieron la profesora McGonagall y el profesor Snape. 

Cuando entraron en el oscuro despacho de Lockhart, hubo gran revuelo en las paredes; ______ se dio cuenta de que algunas de las fotos de Lockhart se escondían de la vista, porque llevaban los rulos puestos. El Lockhart de carne y hueso encendió las velas de su mesa y se apartó. Dumbledore dejó a la Señora Norris sobre la pulida superficie y se puso a examinarla. Harry, _____, Brandon, Ron y Hermione intercambiaron tensas miradas y, echando una ojeada a los demás, se sentaron fuera de la zona iluminada por las velas. 
Dumbledore acercó la punta de su nariz larga y ganchuda a una distancia de apenas dos centímetros de la piel de la Señora Norris. Examinó el cuerpo de cerca con sus lentes de media luna, dándole golpecitos y reconociéndolo con sus largos dedos. La profesora McGonagall estaba casi tan inclinada como él, con los ojos entornados. Snape estaba muy cerca detrás de ellos, con una expresión peculiar, como si estuviera haciendo grandes esfuerzos para no sonreír. Y Lockhart rondaba alrededor del grupo, haciendo sugerencias. 

Puede concluirse que fue un hechizo lo que le produjo la muerte..., quizá la Tortura Metamórfica. He visto muchas veces sus efectos. Es una pena que no me encontrara allí, porque conozco el contra hechizo que la habría salvado. 


Los sollozos sin lágrimas, convulsivos, de Filch acompañaban los comentarios de Lockhart. El conserje se desplomó en una silla junto a la mesa, con la cara entre las manos, incapaz de dirigir la vista a la Señora Norris. Pese a lo mucho que detestaba a Filch, Harry no pudo evitar sentir compasión por él, aunque no tanta como la que sentía por sí mismo. Si Dumbledore creía a Filch, lo expulsarían sin ninguna duda. 
Dumbledore murmuraba ahora extrañas palabras en voz casi inaudible. 

Golpeó a la Señora Norris con su varita, pero no sucedió nada; parecía como si acabara de ser disecada. 
—... Recuerdo que sucedió algo muy parecido en Uagadugú —dijo Lockhart—, una serie de ataques. La historia completa está en mi autobiografía. Pude proveer al poblado de varios amuletos que acabaron con el peligro inmediatamente.


Todas las fotografías de Lockhart que había en las paredes movieron la cabeza de arriba abajo confirmando lo que éste decía. A una se le había olvidado quitarse la redecilla del pelo. 

Finalmente, Dumbledore se incorporó. 

No está muerta, Argus —dijo con cautela. 

Lockhart interrumpió de repente su cálculo del número de asesinatos evitados por su persona. 

¿Que no está muerta? —preguntó Filch entre sollozos, mirando por entre los dedos a la Señora Norris—¿Y por qué está rígida? 


La han petrificado —explicó Dumbledore. 

Ah, ya me parecía a mí... —dijo Lockhart. 

Pero no podría decir como... 


—¡Pregúntele! —chilló Filch, volviendo a Harry su cara con manchas y llena de lágrimas. 

Ningún estudiante de segundo curso podría haber hecho esto —dijo Dumbledore con firmeza.—Es magia negra muy avanzada. 


¡Lo hizo él! —saltó Filch, y su hinchado rostro enrojeció—¡Ya ha visto lo que escribió en el muro! Él encontró... en la conserjería... Sabe que soy, que soy un... —Filch hacía unos gestos horribles—¡Sabe que soy un squib! —concluyó. 

¡No he tocado a la Señora Norris! —dijo Harry con voz potente, sintiéndose incómodo al notar que todos lo miraban, incluyendo los Lockhart que había en las paredes—Y ni siquiera sé lo que es un squib. 


¡Mentira! —gruñó Filch—¡Él vio la carta de Embrujorrápid! 


Si se me permite hablar, señor director —dijo Snape desde la penumbra, y Harry se asustó aún más, porque estaba seguro de que Snape no diría nada que pudiera beneficiarle sin embargo _____ pensaba todo lo contrario a su hermano cuando escucho la voz de Snape—, Potter, su hermana y sus amigos simplemente podrían haberse encontrado en el lugar menos adecuado en el momento menos oportuno —dijo, aunque con una leve expresión de desprecio en los labios, como silo pusiera en duda—; sin embargo, aquí tenemos una serie de circunstancias sospechosas: ¿por qué se encontraban en el corredor del piso superior? ¿Por qué no estaban en la fiesta de Halloween? 


El quinteto se puso a dar a la vez una explicación sobre la fiesta de cumpleaños de muerte. 


... había cientos de fantasmas que podrán testificar que estábamos allí. — termino de contar _______ bajo la mirada atenta de Snape.

Pero ¿por qué no os unisteis a la fiesta después? —preguntó Snape. Los ojos negros le brillaban a la luz de las velas—¿Por qué subisteis al corredor? 


______ y Hermione miraron a Harry, mientras que Ron miraba el suelo como si sus zapatos fuera de lo mas interesante y Brandon jugaba con su anillo que portaba el sello familiar.

Porque..., porque... —dijo Harry, con el corazón latiéndole a toda prisa; algo le decía que parecería muy rebuscado si explicaba que lo había conducido hasta allí una voz que no salía de ningún sitio y que nadie sino él había podido oír—, porque estábamos cansados y queríamos ir a la cama —dijo. 

¿Sin cenar? —preguntó Snape. Una sonrisa de triunfo había aparecido en su adusto rostro—No sabía que los fantasmas dieran en sus fiestas comida buena para los vivos. 


No teníamos hambre —dijo Brandon desafiante, pero las tripas de Ron rugieron en aquel preciso instante. 

La desagradable sonrisa de Snape se ensanchó más. 

Tengo la impresión, señor director, de que el señor Potter no está siendo completamente sincero —dijo— Podría ser una buena idea privarle de determinados privilegios hasta que se avenga a contarnos toda la verdad. Personalmente, creo que debería ser apartado del equipo de quidditch de Gryffindor hasta que decida no mentir. 


Francamente, Severus —dijo la profesora McGonagall bruscamente—, no veo razón para que el muchacho deje de jugar al quidditch. Este gato no ha sido golpeado en la cabeza con el palo de una escoba. No tenemos ninguna prueba de que Potter haya hecho algo malo. 


Dumbledore miraba a Harry de forma inquisitiva. Ante los vivos ojos azul claro del director, Harry se sentía como si le examinaran por rayos X. 

Es inocente hasta que se demuestre lo contrario, Severus —dijo con firmeza. 

Snape parecía furioso. Igual que Filch. 

¡Han petrificado a mi gata! —gritó. Tenía los ojos desorbitados—¡Exijo que se castigue a los culpables! 


Podremos curarla, Argus —dijo Dumbledore armándose de paciencia—La señora Sprout ha conseguido mandrágoras recientemente. En cuanto hayan crecido, haré una poción con la que revivir a la Señora Norris. 


La haré yo —acometió Lockhart—Creo que la he preparado unas cien veces, podría hacerla hasta dormido. 


Pensé que el profesor Snape lo haría—pensó en voz alta ____, al darse cuenta se tapo rápidamente la boca.

Concuerdo con la señorita Potter—dijo Snape con frialdad— creo que el profesor de Pociones de este colegio soy yo. 


Hubo un silencio incómodo.

Podéis iros —dijo Dumbledore a los cinco alumnos de segundo año perteneciente a Gryffindor.

Se fueron deprisa pero sin correr. Cuando estuvieron un piso más arriba del despacho de Lockhart, entraron en un aula vacía y cerraron la puerta con cuidado. Harry miró las caras ensombrecidas de sus amigos pero la de su amiga y hermana era de preocupación.

¿Creéis que tendría que haberles hablado de la voz que oí? 


No —dijo Brandon sin dudar—Oír voces que nadie puede oír no es buena señal, ni siquiera en el mundo de los magos. 


Había algo en la mirada de Ron que hizo que Harry le preguntase: 

Tú me crees, ¿verdad? 


Por supuesto —contestó Ron rápidamente— Pero... tienes que admitir que parece raro... 


Sí, ya sé que parece raro —admitió Harry—Todo el asunto es muy raro. ¿Qué era lo que estaba escrito en el muro? «La cámara ha sido abierta.» ¿Qué querrá decir? 


El caso es que me suena un poco —dijo Ron despacio—Creo que alguien me contó una vez una historia de que había una cámara secreta en Hogwarts...; a lo mejor fue Bill. 


¿Y qué demonios es un squib? —preguntó ______ confusa. 

Para sorpresa de los Potter, Ron ahogó una risita pero Brandon se permitió soltar una carcajada.

Bueno, no es que sea divertido realmente... pero tal como es Filch... —dijo Queen sonriendo de lado— Un squib es alguien nacido en una familia de magos, pero que no tiene poderes mágicos. Todo lo contrario a los magos hijos de familia muggle, sólo que los squibs son casos muy raros.


Si Filch está tratando de aprender magia mediante un curso de Embrujorrápid, seguro que es un squib. Eso explica muchas cosas, como que odie tanto a los estudiantes. —Ron sonrió con satisfacción— Es un amargado. 

De algún lugar llegó el sonido de un reloj. 

Es medianoche —señaló  Hermione—Es mejor que nos vayamos a dormir antes de que Snape nos encuentre y quiera acusarnos de algo más


Durante unos días, en la escuela no se habló de otra cosa que de lo que le habían hecho a la Señora Norris. Filch mantenía vivo el recuerdo en la memoria de todos haciendo guardia en el punto en que la habían encontrado, como si pensara que el culpable volvería al escenario del crimen. 

_______ le había visto fregar la inscripción del muro con el Quitamanchas mágico multiusos de la señora Skower, pero no había servido de nada: las palabras seguían tan brillantes como el primer día. Cuando Filch no vigilaba el escenario del crimen, merodeaba por los corredores con los ojos enrojecidos, ensañándose con estudiantes que no tenían ninguna culpa e intentando castigarlos por faltas imaginarias como «respirar demasiado fuerte» o «estar contento». 

Ginny Weasley parecía muy afectada por el destino de la Señora Norris. 
Según Ron, era una gran amante de los gatos. 




Pero si no conocías a la Señora Norris —le dijo Ron para animarla— La verdad es que estamos mucho mejor sin ella. —A Ginny le tembló el labio—Cosas como éstas no suelen suceder en Hogwarts. Atraparán al que haya sido y lo echarán de aquí inmediatamente. Sólo espero que le dé tiempo a petrificar a Filch antes de que lo expulsen. Esto es broma... —añadió apresuradamente, al ver que Ginny se ponía blanca. 


Aquel acto vandálico también había afectado a Hermione. Ya era habitual en ella pasar mucho tiempo leyendo, pero ahora prácticamente no hacía otra cosa. Cuando le preguntaban qué buscaba, no obtenían respuesta, y tuvieron que esperar al miércoles siguiente para enterarse.
 
Harry se había tenido que quedar después de la clase de Pociones, porque Snape le había mandado limpiar los gusanos de los pupitres. Tras comer apresuradamente, subió para encontrarse con Ron y Brandon en la biblioteca, donde vio a Justin Finch-Fletchey, el chico de la casa de Hufflepuff con el que coincidían en Herbología, que se le acercaba. Harry acababa de abrir la boca para decir «hola» cuando Justin lo vio, cambió de repente de rumbo y se marchó deprisa en sentido opuesto. 

Harry encontró a Ron al fondo de la biblioteca, midiendo sus deberes de Historia de la Magia. El profesor Binns les había mandado un trabajo de un metro de largo sobre «La Asamblea Medieval de Magos de Europa». Mientras que Brandon estaba hablando con una chica de Ravenclaw rubia de primer año.


No eres mi tipo, por favor deja de acosarme— pidió Brandon amablemente pero con semblante serio.

¡Pero estamos destinados!


Ni si quiera se tu nombre— suspiro frustrado el castaño.

Eso no importa mientras estemos juntos—dijo la rubia emocionada.

¿No comprendes? Pensé que en Ravenclaw iban las personas inteligentes. No le interesas— Hablo Theo Raeken bajando el libro que estaba leyendo, con aburrimiento.

…¿Tu…no me quieres? — sollozo la rubia mirando al joven Queen.

Solo te ayude a levantarte cuando te caíste en abril, estamos en octubre. — le dijo Brandon con una mueca a lo que la rubia salió corriendo fuera de la biblioteca.

Por nada Queen— se burlo Raeken pasando por su lado para irse pero el oji celeste lo agarro firmemente del brazo.

No por ayudarme ganaras lo que sea que estes buscando de mi o de mi hermana— aclaro Brandon fríamente mientras le soltaba el brazo, Theo sin embargo soltó una risa burlona para irse.

No puede ser, todavía me quedan veinte centímetros... —dijo furioso Ron soltando el pergamino, que recuperó su forma de rollo— y Brandon ya lo termino con letra diminuta, pero no quiere dejármelo para que lo copie.


¿Dónde está Hermione y _____? —preguntó Harry, cogiendo la cinta métrica y desenrollando su trabajo. 


Hermione en algún lado por allá —respondió Ron, señalando hacia las estanterías—Buscando otro libro. Creo que quiere leerse la biblioteca entera antes de Navidad. En cuanto a ______ estaba por allá, hablando con una persona pero no vi quien era — señalo Ron hacia el lado contrario.


Harry le contó a Ron que Justin Finch-Fletchey lo había esquivado y se había alejado de él a toda prisa. 


No sé por qué te preocupa, si siempre has pensado que era un poco idiota —dijo Ron, escribiendo con la letra más grande que podía—Todas esas tonterías sobre lo maravilloso que es Lockhart...


Hermione surgió de entre las estanterías. Parecía disgustada pero dispuesta a hablarles por fin.
 
No queda ni uno de los ejemplares que había en el colegio; se han llevado la Historia de Hogwarts —dijo , sentándose junto a Harry y Ron.— Y hay una lista de espera de dos semanas. Lamento haberme dejado en casa mi ejemplar, pero con todos los libros de Lockhart, no me cabía en el baúl. 


¿Para qué lo quieres? —le preguntó Harry. 

Para lo mismo que el resto de la gente —contestó Hermione—: para leer la leyenda de la Cámara de los Secretos. 


¿Qué es eso? —preguntó Harry al instante. 

Eso quisiera yo saber. Pero no lo recuerdo —contestó Hermione, mordiéndose el labio—Y no consigo encontrar la historia en ningún otro lado. 


Hermione, déjame leer tu trabajo —le pidió Ron desesperado, mirando el reloj. 

No, no quiero —dijo Hermione, repentinamente severa—Has tenido diez días para acabarlo. 


Sólo me faltan seis centímetros, venga. 


Realmente eres terrible Ronald— suspiro Brandon acercándose para dejarle su tarea a Ron.

 —Vaya, eso si son verdaderos amigos a diferencia de otras personas— hablo Ron rencoroso con Hermione.

¿ Y  _______?— pregunto Harry mirando a los al rededores.

Esta buscando un libro que le pedí— dijo Hermione rápidamente.


En otro extremo de la biblioteca.


Un estudiante de segundo año de Slytherin y una estudiante de segundo año de Gryffindor se encontraba discutiendo.

No hay otro nombre para las personas como ella— dijo Draco Malfoy recostado en la estantería.

¡Es algo absurdo! — exclamo enojada ______ Potter.

Tu sigue juntándote en traidores como los Weasley, los sangre sucia como Granger y el busca fama de Potter. Terminaras mal, aléjate de ellos. — Bufo molesto el rubio.

Prefiero eso a que seguir juntándome con una persona tan desagradable como tu. — replico _____ decepcionada con la actitud del rubio.

Bien, haz lo que quieras después de todo solo eres una mestiza traidora a la sangre— escupió fríamente Malfoy yéndose rápidamente de la biblioteca mientras ______ suspiro para evitar llorar.

Solo esta preocupado— hablo Angélica saliendo detrás de la estantería.

¿Por qué no puede ser como los demás? 

Porque Draco recibió una crianza diferente, su padre se lo enseño desde niño…el se preocupa por ti a su manera— respondió la serpiente jugando con su cabello, mientras pasaba por su lado. — Sonríe, tenemos historia de la magia—  agrego sarcástica yéndose detrás del rubio.


Sonó la campana. 


_______  se unió a su grupo de amigos y hermano, para ir a clase.

Ron y Hermione se encaminaron al aula de Historia de la Magia, discutiendo. 


Historia de la Magia era la asignatura más aburrida de todas. El profesor Binns, que la impartía, era el único profesor fantasma que tenían, y lo más emocionante que sucedía en sus clases era su entrada en el aula, a través de la pizarra. Viejo y consumido, mucha gente decía de él que no se había dado cuenta de que se había muerto. Simplemente, un día se había levantado para ir a dar clase, y se había dejado el cuerpo en una butaca, delante de la chimenea de la sala de profesores. Desde entonces, había seguido la misma rutina sin la más leve variación. 

Aquel día fue igual de aburrido. El profesor Binns abrió sus apuntes y los leyó con un sonsonete monótono, como el de una aspiradora vieja, hasta que casi toda la clase hubo entrado en un sopor profundo, sólo alterado de vez en cuando el tiempo suficiente para tomar nota de un nombre o de una fecha, y volver a adormecerse. Llevaba una media hora hablando cuando ocurrió algo insólito: Hermione alzó la mano. 

El profesor Binns, levantando la vista a mitad de una lección horrorosamente aburrida sobre la Convención Internacional de Brujos de 1289, pareció sorprendido. 

¿Señorita...? 


Granger, profesor. Pensaba que quizá usted pudiera hablarnos sobre la Cámara de los Secretos —dijo Hermione con voz clara. 

Dean Thomas, que había permanecido boquiabierto, mirando por la ventana, salió de su trance dando un respingo. Lavender Brown levantó la cabeza y a Neville le resbaló el codo de la mesa. 

El profesor Binns parpadeó. 

Mi disciplina es la Historia de la Magia —dijo con su voz seca, jadeante—Me ocupo de los hechos, señorita Granger, no de los mitos ni de las leyendas. —Se aclaró la garganta con un pequeño ruido que fue como un chirrido de tiza, y prosiguió—: En septiembre de aquel año, un subcomité de hechiceros sardos... 


Balbució y se detuvo. De nuevo, en el aire, se agitaba una mano de que era la de su alumno preferido. El único que prestaba atención a historia y sacaba excelentes notas.

¿Señor Queen? 


Disculpe, señor, ¿no tienen siempre las leyendas una base real? 


El profesor Binns la miraba con tal adoración y asombro, que ______ adivinó que ningún estudiante lo había interrumpido nunca, ni estando vivo ni estando muerto. 

Veamos —dijo lentamente el profesor Binns—, sí, creo que eso se podría discutir. —Miró a Brandon como si nunca hubiera visto bien a un estudiante—Sin embargo, la leyenda por la que usted me pregunta es una patraña hasta tal punto exagerada, yo diría incluso absurda...
 
La clase entera estaba ahora pendiente de las palabras del profesor Binns; éste miró a sus alumnos y vio que todas las caras estaban vueltas hacia él. 

Muy bien —dijo despacio—Veamos... la Cámara de los Secretos... Todos ustedes saben, naturalmente, que Hogwarts fue fundado hace unos mil años (no sabemos con certeza la fecha exacta) por los cuatro brujos más importantes de la época. Las cuatro casas del colegio reciben su nombre de ellos: Godric Gryffindor, Helga Hufflepuff, Rowena Ravenclaw y Salazar Slytherin. Los cuatro juntos construyeron este castillo, lejos de las miradas indiscretas de los muggles, dado que aquélla era una época en que la gente tenía miedo a la magia, y los magos y las brujas sufrían persecución. 

Se detuvo, miró a la clase con los ojos empañados y continuó: 

Durante algunos años, los fundadores trabajaron conjuntamente en armonía, buscando jóvenes que dieran muestras de aptitud para la magia y trayéndolos al castillo para educarlos. Pero luego surgieron desacuerdos entre ellos y se produjo una ruptura entre Slytherin y los demás. Slytherin deseaba ser más selectivo con los estudiantes que se admitían en Hogwarts. Pensaba que la enseñanza de la magia debería reservarse para las familias de magos. Lo desagradaba tener alumnos de familia muggle, porque no los creía dignos de confianza. Un día se produjo una seria disputa al respecto entre Slytherin y Gryffindor, y Slytherin abandonó el colegio. 


El profesor Binns se detuvo de nuevo y frunció la boca, como una tortuga vieja llena de arrugas. 

Esto es lo que nos dicen las fuentes históricas fidedignas —dijo—, pero estos simples hechos quedaron ocultos tras la leyenda fantástica de la Cámara de los Secretos. La leyenda nos dice que Slytherin había construido en el castillo una cámara oculta, de la que no sabían nada los otros fundadores. 
»Slytherin, según la leyenda, selló la Cámara de los Secretos para que nadie la pudiera abrir hasta que llegara al colegio su auténtico heredero. Sólo el heredero podría abrir la Cámara de los Secretos, desencadenar el horror que contiene y usarlo para librar al colegio de todos los que no tienen derecho a aprender magia. 


Cuando terminó de contar la historia, se hizo el silencio, pero no era el silencio habitual, soporífero, de las clases del profesor Binns. Flotaba en el aire un desasosiego, y todo el mundo le seguía mirando, esperando que continuara. 

El profesor Binns parecía levemente molesto.

Por supuesto, esta historia es un completo disparate —añadió—Naturalmente, el colegio entero ha sido registrado varias veces en busca de la cámara, por los magos mejor preparados. No existe. Es un cuento inventado para asustar a los crédulos. 


_______ levanto la mano tímidamente.

Profesor..., ¿a qué se refiere usted exactamente al decir «el horror que contiene» la cámara? 


Se cree que es algún tipo de monstruo, al que sólo podrá dominar el heredero de Slytherin —explicó el profesor Binns con su voz seca y aflautada. 


La clase intercambió miradas nerviosas. 

Pero ya les digo que no existe —añadió el profesor Binns, revolviendo en sus apuntes—No hay tal cámara ni tal monstruo.
 
Pero, profesor —comentó Seamus Finnigan—, si sólo el auténtico heredero de Slytherin puede abrir la cámara, nadie más podría encontrarla, ¿no? 


Tonterías, O’Flaherty —repuso el profesor Binns en tono algo airado—, si una larga sucesión de directores de Hogwarts no la han encontrado... 


Pero, profesor —intervino Parvati Patil—, probablemente haya que emplear magia negra para abrirla... 


El hecho de que un mago no utilice la magia negra no quiere decir que no pueda emplearla, señorita Patati —le interrumpió el profesor Binns.—Insisto, si los predecesores de Dumbledore... 


Pero tal vez sea preciso estar relacionado con Slytherin, y por eso Dumbledore no podría... —apuntó Dean Thomas, pero el profesor Binns ya estaba harto. 

Oh mira Ángel, somos de Slytherin. Tendríamos que buscar la cámara— se burlo sarcásticamente Malfoy al escuchar lo que decían sus compañeros. 

Si, deberíamos empezar a investigar. Oh ¿Cómo no se me ocurrió? ¡Tendríamos que escribirle a nuestros padres! Ellos estuvieron en Slytherin y por eso saben toda clase de magia oscura. — Hablo fingiendo emoción la nombrada para poner en segundos una expresión aburrida.


Si encuentras la cámara, no olvides mencionarme que te ayude — se rio Brandon al escuchar a su gemela pero ______ le dio un golpe en el brazo.

No es gracioso Brandon, es algo serio. — le dijo la pelirroja severa.

Ya basta —dijo bruscamente—¡Es un mito! ¡No existe! ¡No hay el menor indicio de que Slytherin construyera semejante cuarto trastero! Me arrepiento de haberles relatado una leyenda tan absurda. Ahora volvamos, por favor, a la historia, a los hechos evidentes, creíbles y comprobables. 


Y en cinco minutos, la clase se sumergió de nuevo en su sopor habitual.
Jiyong
Jiyong


Volver arriba Ir abajo

La hermana del niño que sobrevivio - Página 6 Empty Re: La hermana del niño que sobrevivio

Mensaje por Butterfly199225 el Lun Sep 17, 2018 1:13 pm

Holaaa!!! ¿Qué tal?
Me encantó el capítulo, como siempre fascinante :D
Oh la gata de Filch está petrificada, el basilisco está por ahí...
Draco aún es un engreído e inmaduro...espero que poco a poco vaya cambiando.
Esa chica de Revenclaw acosa a Brandon...pero me da pena porque el chico Queen la ha rechazado.

Espero que la sigas pronto. 
Butterfly199225
Butterfly199225


Volver arriba Ir abajo

La hermana del niño que sobrevivio - Página 6 Empty Re: La hermana del niño que sobrevivio

Mensaje por Jinx el Mar Sep 18, 2018 12:51 am

Hola hola!!
Me encanto el cap!
Uhh Brandon rechazando los sentimientos de esa rubia, al menos lo hiso de forma amable!
Uhh Draco y rayis peleando :( 
Siguela pronto!!!
Jinx
Jinx


Volver arriba Ir abajo

La hermana del niño que sobrevivio - Página 6 Empty Re: La hermana del niño que sobrevivio

Mensaje por Jiyong el Jue Sep 20, 2018 3:15 pm

Capitulo 8






[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] Brandon Queen





Angélica Queen[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]









Mientras caminaban empujados por la multitud, pasó Colin Creevey. 

¡Eh, Harry! 
¡Hola, Colin! —dijo Harry sin darse cuenta. 
Harry, Harry..., en mi clase un chico ha estado diciendo que tú eres... 
Pero Colin era demasiado pequeño para luchar contra la marea de gente que lo llevaba hacia el Gran Comedor. Le oyeron chillar: 
¡Hasta luego, Harry! —Y desapareció. 
¿Qué es lo que dice sobre ti un chico de su clase? —preguntó ________. 
Que soy el heredero de Slytherin, supongo —dijo Harry, y el corazón se le encogió un poco más al recordar cómo lo había rehuido Justin  a la hora de la comida. 
La gente aquí es capaz de creerse cualquier cosa —dijo Brandon, con disgusto. 

La masa de alumnos se aclaró, y consiguieron subir sin dificultad al siguiente rellano. 

¿Crees que realmente hay una Cámara de los Secretos? —preguntó Ron a Hermione. 
No lo sé —respondió ella, frunciendo el entrecejo—Dumbledore no fue capaz de curar a la Señora Norris, y eso me hace sospechar que quienquiera que la atacase no debía de ser..., bueno..., humano. 


Al doblar la esquina se encontraron en un extremo del mismo corredor en que había tenido lugar la agresión. Se detuvieron y miraron. El lugar estaba tal como lo habían encontrado aquella noche, salvo que ningún gato tieso colgaba de la argolla en que se fijaba la antorcha, y que había una silla apoyada contra la pared del mensaje: 
«La cámara ha sido abierta.» 

Aquí es donde Filch ha estado haciendo guardia —dijo Ron. 

Se miraron unos a otros. El corredor se encontraba desierto. 

No hay nada malo en echar un vistazo —dijo Brandon, dejando su bolso en el suelo y poniéndose a gatear en busca de alguna pista. 
¡Esto está chamuscado! —dijo Harry ya gateando— ¡Aquí... y aquí! 
¡Ven y mira esto! —dijo Hermione—Es extraño. 

Harry se levantó y se acercó a la ventana más próxima a la inscripción dela pared. Hermione señalaba al cristal superior, por donde una veintena de arañas estaban escabulléndose, según parecía tratando de penetrar por una pequeña grieta en el cristal. Un hilo largo y plateado colgaba como una soga, y daba la impresión de que las arañas lo habían utilizado para salir apresuradamente. 

¿Habíais visto alguna vez que las arañas se comportaran así? —preguntó _______, perpleja. 
Yo no —dijo Harry—¿Y tú, Ron? ¿Ron?
 
Ron había retrocedido y parecía estar luchando contra el impulso de salir corriendo. 

¿Qué pasa? —le preguntó Brandon. 
No... no me gustan... las arañas —dijo Ron, nervioso. 
No lo sabía —dijo _______, mirando sorprendida a Ron—Has usado arañas muchas veces en la clase de Pociones... 
Si están muertas no me importa —explicó Ron, quien tenía la precaución de mirar a cualquier parte menos a la ventana—No soporto la manera en que se mueven. 


Hermione soltó una risita tonta. 

No tiene nada de divertido —dijo Ron impetuosamente—Si quieres saberlo, cuando yo tenía tres años, Fred convirtió mi... mi osito de peluche en una araña grande y asquerosa porque yo le había roto su escoba de juguete. A ti tampoco te harían gracia si estando con tu osito, le hubieran salido de repente muchas patas y... 


Dejó de hablar, estremecido. Era evidente que Hermione seguía aguantándose la risa. Pensando que sería mejor cambiar de tema, Harry dijo: 

¿Recordáis toda aquella agua en el suelo? ¿De dónde vendría? Alguien ha pasado la fregona. 
Estaba por aquí —dijo Brandon,  caminando unos pasos más allá de la silla de Filch para indicárselo—, a la altura de esta puerta. 


Asió el pomo metálico de la puerta, pero retiró la mano inmediatamente, como si se hubiera quemado. 
¿Qué pasa? —preguntó _______. 
No puedo entrar ahí —dijo Brandon bruscamente—, es un aseo de chicas. 
El tiene razón. Esta prohibido y aunque no lo estuviera no entraría…
Pero Brandon, Ron, si no habrá nadie dentro —dijo Hermione, poniéndose derecha y acercándose—; aquí es donde está Myrtle la Llorona. Venga, echemos un vistazo.


 Y sin hacer caso del letrero de «No funciona», Hermione abrió la puerta. 

Era el cuarto de baño más triste y deprimente. Debajo de un espejo grande, quebrado y manchado, había una fila de lavabos de piedra en muy mal estado. El suelo estaba mojado y reflejaba la luz triste que daban las llamas de unas pocas velas que se consumían en sus palmatorias. Las puertas de los retretes estaban rayadas y rotas, y una colgaba fuera de los goznes. 

________ les pidió silencio con un dedo en los labios y se fue hasta el último retrete. Cuando llegó, dijo: 

Hola, Myrtle, ¿qué tal? 
Harry y Ron se acercaron a ver pero Brandon se quedo lo mas lejos posible. Myrtle la Llorona estaba sobre la cisterna del retrete, reventándose un grano de la barbilla. 

Esto es un aseo de chicas —dijo, mirando con recelo a Harry, Brandon y Ron—Y ellos no son chicas. 
No —confirmé Hermione—Sólo quería enseñarles lo... lo bien que se está aquí. 


Con la mano, indicó vagamente el espejo viejo y sucio, y el suelo húmedo. 

Pregúntale si vio algo —dijo Harry a _______, sin pronunciar, para que le leyera en los labios. 
¿Qué murmuras? —le preguntó Myrtle, mirándole. 
Nada —se apresuró a decir Harry—Queríamos preguntar... 
¡Me gustaría que la gente dejara de hablar a mis espaldas! —dijo Myrtle, con la voz ahogada por las lágrimas— Tengo sentimientos, ¿sabéis?, aunque esté muerta. 
Myrtle, nadie quiere molestarte —dijo Hermione—Harry sólo... 
¡Nadie quiere molestarme! ¡Ésta sí que es buena! —gimió Myrtle— ¡Mi vida en este lugar no fue más que miseria, y ahora la gente viene aquí a amargarme la muerte! 
Queríamos preguntarte si habías visto últimamente algo raro —dijo _______ dándose prisa—Porque la noche de Halloween agredieron a un gato justo al otro lado de tu puerta. 
¿Viste a alguien por aquí aquella noche? —le preguntó Brandon. 
No me fijé —dijo Myrtle con afectación— Me dolió tanto lo que dijo Peeves, que vine aquí e intenté suicidarme. Luego, claro, recordé que estoy..., que estoy...
Muerta ya —dijo Ron, con la intención de ayudar. 

Myrtle sollozó trágicamente, se elevó en el aire, se volvió y se sumergió de cabeza en la taza del retrete, salpicándoles, y desapareció de la vista; a juzgar por la procedencia de sus sollozos ahogados, debía de estar en algún lugar del sifón. Brandon y Ron se quedaron con la boca abierta mientras que Harry se quedo con los ojos mas abiertos de lo normal, pero Hermione, que ya estaba harta, se encogió de hombros, y les dijo: 
Tratándose de Myrtle, esto es casi estar alegre. Bueno, vámonos... 


______ acababa de cerrar la puerta a los sollozos gorjeantes de Myrtle, cuando una potente voz les hizo dar un respingo a los tres. 

¡RON! 


Percy Weasley, con su resplandeciente insignia de prefecto, se había detenido al final de las escaleras, con una expresión de susto en la cara. 

¡Esos son los aseos de las chicas! —gritó—¿Qué estás haciendo? 
Sólo echaba un vistazo —dijo Ron, encogiéndose de hombros—Buscando pistas, ya sabes... 


Percy parecía a punto de estallar. A _______ le recordó mucho a la señora Weasley. 

Marchaos... fuera... de aquí... —dijo, caminando hacia ellos con paso firme y agitando los brazos para echarlos—¿No os dais cuenta de lo que podría parecer, volver a este lugar mientras todos están cenando? 
¿Por qué no podemos estar aquí? —repuso Ron acaloradamente, parándose de pronto y enfrentándose a Percy—¡Escucha, nosotros no le hemos tocado un pelo a ese gato! 
Eso es lo que dije a Ginny —dijo Percy con contundencia—, pero ella todavía cree que te van a expulsar. No la he visto nunca tan afectada, llorando amargamente. Podrías pensar un poco en ella, y además, todos los de primero están asustados. 
A ti no te preocupa Ginny —replicó Ron, enrojeciendo hasta las orejas—, a ti sólo te preocupa que yo eche a perder tus posibilidades de ser Representante del Colegio. 
¡Cinco puntos menos para Gryffindor! —dijo Percy secamente, llevándose una mano a su insignia de prefecto — ¡Y espero que esto te enseñe la lección! ¡Se acabó el hacer de detective, o de lo contrario escribiré a mamá! 
Y se marchó con el paso firme y la nuca tan colorada como las orejas de Ron.

• • •


Aquella noche, en la sala común, Harry, ______, Brandon, Ron y Hermione escogieron los asientos más alejados del de Percy. 

Brandon estaba sumamente tranquilo escribiendo una carta, vigilando de reojo que nadie mirara sobre su hombro, _______ se encontraba leyendo un libro de Transformaciones sentada en el suelo con la espalda apoyada contra el sillón. Enfrente de la chimenea. 

Ron estaba todavía de muy mal humor y seguía emborronando sus deberes de Encantamientos. Cuando, sin darse cuenta, cogió su varita mágica para quitar las manchas, el pergamino empezó a arder. Casi echando tanto humo como sus deberes, Ron cerró de golpe El libro reglamentario de hechizos (clase 2). Para sorpresa de Harry, Hermione lo imitó. 

Pero ¿quién podría ser? —dijo con voz tranquila, como si continuara una conversación que hubieran estado manteniendo— ¿Quién querría echar de Hogwarts a todos los squibs y los de familia muggle? 
Pensemos —dijo Harry con simulado desconcierto—¿Conocemos a alguien que piense que los que vienen de familia muggle son escoria? 


Miró a Hermione.

Hermione miró hacia atrás, poco convencida. 

Si te refieres a Malfoy... 
—¡Naturalmente! —dijo Ron— Ya lo oísteis: «¡Los próximos seréis los sangre sucia!» Venga, no hay más que ver su asquerosa cara de rata para saber que es él... 
¿Malfoy, el heredero de Slytherin? —dijo ________, escépticamente levantando la vista del libro. 
Fíjate en su familia —dijo Harry, cerrando también sus libros—Todos han pertenecido a Slytherin, él siempre alardea de ello. Podrían perfectamente ser descendientes del mismo Slytherin. Su padre es un verdadero malvado. 
¡Podrían haber conservado durante siglos la llave de la Cámara de los Secretos! —dijo Ron— Pasándosela de padres a hijos... 
Bueno —dijo cautamente Hermione—, supongo que puede ser. 
Es la mayor tontería que escuche en mis doce años de vida. —Comento Brandon, seco. Mientras Hades que estaba en su hombro se llevo su carta, no sin antes enviarle una mirada de disgusto. 
Tiene sentido Brandon, es el único que encaja en todo esto.


—¿Por qué, Harry? ¿Porque su familia perteneció a Slytherin? Pues mira que también la mía. Toda la familia de mi padre perteneció a Slytherin salvo mi abuelo, el fue a Durmstrang y la familia de mi madre todos menos un familiar que fue a Gryffindor y ella fue a Ravenclaw. 


¿Qué quieres que hagamos? ¿Qué piense que tu hermana esta involucrada? 


No te atrevas a meter a mi hermana en esto. Solo digo que es una tontería guiarte por alguien así…pero si tan convencido estas de esto, no tengo mas opción que apoyarte.


Pero ¿cómo podríamos demostrarlo? —preguntó ______, poco convencida.
Habría una manera —dijo Hermione hablando despacio, bajando aún más la voz y echando una fugaz mirada a Percy—Por supuesto, sería difícil. Y peligroso, muy peligroso. Calculo que quebrantaríamos unas cincuenta normas del colegio. 
Si, dentro de un mes más o menos, te parece que podrías empezar a explicárnoslo, háznoslo saber, ¿vale? —dijo Ron, airado. 
De acuerdo —repuso fríamente Hermione—Lo que tendríamos que hacer es entrar en la sala común de Slytherin y hacerle a Malfoy algunas preguntas sin que sospeche que somos nosotros.
Pero eso es imposible —dijo Harry, mientras Ron se reía. 
¿No puedes tu hacer algo? ¿Hablar con el o tu hermana? —Pregunto _____, observado a Brandon que jugaba con su anillo familiar.
¿Yo? —Pregunto incrédulo, llevándose una mano al pecho—En el pasado hubiera podido pero no creo sacarle algo a Draco y no voy a involucrar a Ángel. Así que es imposible.
No, no lo es —repuso Hermione— Lo único que nos haría falta es una poción multijugos. 
¿Qué es eso? —preguntaron a la vez Harry y Ron. 
Snape la mencionó en clase hace unas semanas. — Comento ______ , atenta.
¿Piensas que no tenemos nada mejor que hacer en la clase de Pociones que escuchar a Snape? —dijo Brandon, disgustado. 
Esa poción lo transforma a uno en otra persona. ¡Pensad en ello! Nos podríamos convertir en cinco estudiantes de Slytherin. Nadie nos reconocería. Y seguramente Malfoy nos diría algo. Lo más probable es que ahora mismo esté alardeando de ello en la sala común de Slytherin. 
Esto del multijugos me parece un poco peligroso —dijo Ron, frunciendo el entrecejo—¿Y si nos quedamos para siempre convertidos en cinco de Slytherin? 
El efecto se pasa después de un rato —dijo Hermione, haciendo un gesto con la mano como para descartar ese inconveniente—, pero lo realmente difícil será conseguir la receta. Snape dijo que se encontraba en un libro llamado Moste Potente Potions que se encuentra en la Sección Prohibida de la biblioteca. 


Solamente había una manera de conseguir un libro de la Sección Prohibida: con el permiso por escrito de un profesor. 

Será difícil explicar para qué queremos ese libro si no es para hacer alguna de las pociones.— dijo Harry, frunciendo el seño.
Creo —dijo _______— que si consiguiéramos dar la impresión de que estábamos interesados únicamente en la teoría, tendríamos alguna posibilidad... 
No te fastidia... ningún profesor se va a tragar eso —dijo Brandon—Tendría que ser muy tonto...


●●●


En serio me pone intranquilo tu habilidad para la magia oscura. — comento Draco, recostado en el sillón de Slytherin. Observando como Angélica, encantaba un papel ocultando las palabras escritas logrando que el papel quede en blanco. 
Todo esta en tu mente— murmuro frunciendo el seño, concentrada en su trabajo.
¿y dices, que nadie puede leerlo? — pregunto el rubio, curioso.
Por supuesto que si. Si saben que esta encantado, a los simples ojo parece un papel en blanco. Pero si yo pongo fuego detrás, salen las letras…es como si fuera tinta invisible. Aunque claro esta, que alguien con grandes habilidades en la magia puede hacer que las letras vuelvan sin necesidad del fuego. 
¿De que te sirve? — cuestiono Draco, alzando una ceja.
Sirve si tienes algo que ocultar— se rió la oji ámbar.
¿Y que tienes que ocultar tu, que yo no lo sepa? — pregunto Malfoy, arrogante.
Si me conoces, querrás compartirme,  pero si me compartes, desapareceré. ¿Qué soy?
¡¿Cómo puedo saber!? ¡Soy un Slytherin, no un Ravenclaw! — bufo molesto, al ver como Angélica se estaba burlando de el.
Un secreto, Malfoy— respondió el acertijo Raeken desde el sillón individual, concentrado en un libro. Ni se molesto en levantar la vista, podía sentir al rubio fulminándole con la mirada.
Cierra la boca, no estamos conversando contigo— hablo Malfoy, mirándolo con desdén de arriba a bajo.
¡No seas desagradable! — dijo Queen, molesta mirando al rubio. Este se encogió de hombros.
No te preocupes preciosa, ya me acostumbre al príncipe de Slytherin. — se burlo Raeken, alejándose mientras subía a los dormitorios.
No me agrada, ni confió en el— le dijo Draco a Angélica, pero ella solo rodo los ojos irritada. 
Son imaginaciones tuyas. — dijo Queen, centrando su atención nuevamente en un papel con una caligrafía algo extraña.
 —¿De quien es eso?
Obviamente mio.
Esa no es tu letra, la tuya es cursiva y lo curioso de tu caligrafía, es que en toda puntuación utilizas tinta roja, esta no la tiene. — hablo Malfoy, observando por el hombro de la castaña el papel.
Como dije antes, son imaginaciones tuyas Draco. — dijo Angélica, haciendo desaparecer las letras del papel. 
Ten, para ti — dijo Daphne con suavidad, poniendo en la mesa de la sala común un plato lleno de patatas. 
No recuerdo a ver pedido esto, pero lo comeré— comento Draco, queriendo agarrar una pero Daphne le pego en la mano haciendo que la retirara rápidamente.
No es para ti Malfoy. Se lo traje a MI mejor amiga— sonrió con orgullo y arrogancia la rubia.
Daphne, no tengo hambre— dijo Queen confusa mirando el plato pero ninguno de los de cabellera rubia escucharon.
¿Otra vez con lo mismo? No ocuparas nunca mi lugar Greengrass.  — le dijo Malfoy, con seguridad.
 —No se porque piensas que estas por arriba de todos, un día Malfoy vas a tener que madurar y darte cuenta que todos somos iguales. El dinero ni la sangre nos define como personas gran idiota.
…Eres patética, no mereces estar en Slytherin.
Es suficiente Draco, si estas así de irritable por que peleaste con ______ Potter. Ve y habla con ella porque estas demasiado a la defensiva. — le dijo seria Angélica a lo que Draco se quedo callado al ver la furia en los ojos ámbar. 

Estaba llendo demasiado lejos con su actitud.

Iré a dormir, tu come algo. Hoy no lo hiciste— le dijo Draco mirándola de reojo mientras huía rápidamente a su habitación.
Jiyong
Jiyong


Volver arriba Ir abajo

La hermana del niño que sobrevivio - Página 6 Empty Re: La hermana del niño que sobrevivio

Mensaje por Butterfly199225 el Jue Sep 20, 2018 9:09 pm

Hola hola!!

Me ha encantado el capítulo!!
Me he reído bastante imaginándome la cara de Ron al ver las arañas... normal que las haya cogido miedo si su hermano le transformó su peluche en una araña.

Me encanta como Brandon defiende a su hermana, me gusta mucho ese chico... y como siempre ¿A quién escribe las cartas? Es todo un misterio y espero que se resuelva todo!!

Aay Draco está irritado por la pelea con rayis y la paga con los demás... 

Siguelaaaaaa pronto por favor!!! 
Butterfly199225
Butterfly199225


Volver arriba Ir abajo

La hermana del niño que sobrevivio - Página 6 Empty Re: La hermana del niño que sobrevivio

Mensaje por Jinx el Jue Sep 20, 2018 9:17 pm

Jajajajajjajajajajaja por dios se me salio el pulmon de la risa!! No puedo leer estando seria con alguien como Ron XD 

Un profesor muy tonto, ya sabemos quien va a firmarles el permiso XD 

Los que mas suelen discutir son Harry y Brandon pero tambien son los mas unidos, me encantan!! Los shipearia y todo!

Daphne y Ángel tienen razon! Draco esta muy histerico.

Raeken es un misterio para mi, al igual que Brandon y Ángel. Bah esos tres son un misterio pero me encanta porque me tiene enganchada con la intriga!

Por cierto gracias por los gifs de los gemelos Queen!

Siguela prontisimo!!
Jinx
Jinx


Volver arriba Ir abajo

La hermana del niño que sobrevivio - Página 6 Empty Re: La hermana del niño que sobrevivio

Mensaje por Jiyong el Sáb Sep 22, 2018 5:04 am

Chicas, esto es un aviso.
Durante unos dias no voy a poder subir cap, emocionalmente estoy destuida y fisicamente estoy enferma de estreptococo. Sumandole a eso que mentalmente tengo T.L.P (Trastorno Limite de la Personalidad)  :/
En serio perdon, lo ultimo que quiero es dejarlas sin caps pero ordenes del doctor "reposo profundo" :(
Pero no se asusten porque no pienso cancelarla solo necesito unos dias para curarme fisicamente :D
Nos leemos pronto♡! Cuidense! ♡

Jiyong
Jiyong


Volver arriba Ir abajo

La hermana del niño que sobrevivio - Página 6 Empty Re: La hermana del niño que sobrevivio

Mensaje por Butterfly199225 el Sáb Sep 22, 2018 8:31 am

Hola hermosa!!

No te preocupes por nada, de verdad, porque como fieles lectoras que somos aquí te estaremos esperando. Ya que lo primero eres tú y tu salud y después todo lo demás, espero que te recuperes pronto.
Te deseo todo lo mejor y ya sabes que si necesitas hablar tan solo escríbeme un MP que encantada estaré de escucharte.

Recupérate y cuídate. Besooos
Butterfly199225
Butterfly199225


Volver arriba Ir abajo

La hermana del niño que sobrevivio - Página 6 Empty Re: La hermana del niño que sobrevivio

Mensaje por Jinx el Mar Sep 25, 2018 9:01 pm

Hola hola!
Recien veo tu comentario :(
Espero que te mejores pronto!
No te preocupes, esperare por ti!
Cuidate mucho por favor la salud es lo primero!!
Besos!!
Jinx
Jinx


Volver arriba Ir abajo

La hermana del niño que sobrevivio - Página 6 Empty Re: La hermana del niño que sobrevivio

Mensaje por Jiyong el Sáb Oct 06, 2018 11:21 pm

Hola gente!
Les queria contar algo bueno y algo malo. Lo malo es que sigo enferma, tengo siempre entre 39 y 37 de temperatura, eso hace que tenga mucho dolor de cabeza :(
La buena es que voy a subirles un cap igual, eso si....perdon por no poder editarlo :( pero prometo editarlo cuando me mejore :)

Gracias a las 2 por sus MP!!
Son unas personas increible!!
Jiyong
Jiyong


Volver arriba Ir abajo

La hermana del niño que sobrevivio - Página 6 Empty Re: La hermana del niño que sobrevivio

Mensaje por Jiyong el Sáb Oct 06, 2018 11:44 pm

Capitulo 9:








Después del desastroso episodio de los duendecillos de Cornualles, el profesor Lockhart no había vuelto a llevar a clase seres vivos. 

Por el contrario, se dedicaba a leer a los alumnos pasajes de sus libros, y en ocasiones representaba alguno de los momentos más emocionantes de su biografía. 

En la siguiente clase de Defensa Contra las Artes Oscuras sacó de nuevo a Harry, esta vez para representar a un hombre lobo. Si no hubiera tenido una razón muy importante para no enfadar a Lockhart, se habría negado. 

Sonó el timbre y Lockhart se puso en pie. 

Deberes: componer un poema sobre mi victoria contra el hombre lobo Wagga Wagga. ¡El autor del mejor poema será premiado con un ejemplar firmado de El encantador! sobre los venenos de efecto retardado. 


Los alumnos empezaron a salir. Harry volvió al fondo de la clase, donde lo esperaban sus amigos y hermana.

¿Listos? —preguntó Harry. 

Espera que se hayan ido todos —dijo _______, nerviosa— Vale, ahora. 


Hermione se acercó a la mesa de Lockhart con un trozo de papel en la mano. _____ y Brandon iban detrás de ella. Harry y Ron se quedaron cerca de la puerta esperándolos. 


Esto... ¿Profesor Lockhart? —tartamudeó Hermione—Yo querría... sacar este libro de la biblioteca. Sólo para una lectura preparatoria. —Le entregó el trozo de papel con mano ligeramente temblorosa— Pero el problema es que está en la Sección Prohibida, así que necesito el permiso por escrito de un profesor. Estoy convencida de que este libro me ayudaría a comprender lo que explica usted en Una vuelta con los espíritus malignos sobre los venenos de efecto retardado.

¡Ah, Una vuelta con los espíritus malignos! —dijo Lockhart, cogiendo la nota de Hermione y sonriéndole francamente. —Creo que es mi favorito. ¿Te gustó? 

¡Sí! —dijo Hermione emocionada—¡Qué gran idea la suya de atrapar al último con el colador del té...! 

Bueno, estoy seguro que a nadie le parecerá mal que ayude un poco a la mejor estudiante del curso —dijo Lockhart afectuosamente, sacando una pluma de pavo real—Sí, es bonita, ¿verdad? —dijo, interpretando al revés la expresión de desagrado de Brandon—Normalmente la reservo para firmar libros. 


Garabateó una floreteada firma sobre el papel y se lo devolvió a Hermione. 

Así que, Harry —dijo Lockhart, observando hacia la puerta donde se encontraba el azabache mientras Hermione plegaba la nota con dedos torpes y se la metía en la bolsa—, mañana se juega el primer partido de quidditch de la temporada, ¿verdad? Gryffindor contra Slytherin, ¿no? He oído que eres un jugador fundamental. Yo también fui buscador. Me pidieron que entrara en la selección nacional, pero preferí dedicar mi vida a la erradicación de las Fuerzas Oscuras. De todas maneras, si necesitaras unas cuantas clases particulares de entrenamiento, no dudes en decírmelo. Siempre me satisface dejar algo de mi experiencia a jugadores menos dotados... 

Creo profesor, que Harry esta bien preparado para el partido de mañana.

Ah señor Queen ¿Hijo de Aquila Black, por casualidad?

Es el apellido de soltera de mi madre pero, si señor…—respondió Brandon confuso por la pregunta.

Dime, en confianza sin que se entere tu padre ¿ella hablo de mi?

No— contesto frunciendo el seño.

Oh es una lastima, ella solía estar enamorada de mi cuando estábamos en Hogwarts. Pero le dije que lo nuestro no podía ser ya que quería dedicarme a las artes oscuras y eso hubiera sido peligroso para ella.

Le preguntare a mi padre, capaz el sepa algo…—hablo Brandon maliciosamente haciendo que ______ ponga los ojos en blanco, su amigo era un caso perdido.

¡No! Digo no muchacho, no hay necesidad de molestar a Lysander con un amorío juvenil. Olvida lo que dije, ahora vayan.


Harry hizo un ruido indefinido con la garganta y luego salió del aula a toda prisa, detrás de ______ y Hermione. 

Es increíble —dijo ______, mientras examinaba la firma en el papel—Ni siquiera ha mirado de qué libro se trataba. 

Porque es un completo imbécil —dijo Ron.
 
¿a quién le importa? Ya tenemos lo que necesitábamos. — se encogió de hombros Brandon.

El no es un completo imbécil —chillo Hermione, mientras iban hacia la biblioteca a paso ligero. 

Ya, porque ha dicho que eres la mejor estudiante del curso... — resoplo el pelirrojo.

Bajaron la voz al entrar en la envolvente quietud de la biblioteca. 

La señora Pince, la bibliotecaria, era una mujer delgada e irascible que parecía un buitre mal alimentado. 

¿Moste Potente Potions?—repitió recelosa, tratando de coger la nota de Hermione. Pero Hermione no la soltaba. 

Desearía poder guardarla —dijo Granger, aguantando la respiración. 

Venga —dijo _____, arrancándole la nota y entregándola a la señora Pince— Te conseguiremos otro autógrafo. 



La señora Pince levantó el papel a la luz, como dispuesta a detectar una posible falsificación, pero la nota pasó la prueba. Caminó orgullosamente por entre las elevadas estanterías y regresó unos minutos después llevando con ella un libro grande de aspecto mohoso. _______ se lo metió en la bolsa con mucho cuidado.

Cinco minutos después, se encontraban de nuevo refugiados en los aseos fuera de servicio de Myrtle la Llorona. Hermione había rechazado las objeciones de Ron argumentando que aquél sería el último lugar en el que entraría nadie en su sano juicio, así que allí tenían garantizada la intimidad. 

Myrtle la Llorona lloraba estruendosamente en su retrete, pero ellos no le prestaban atención, y ella a ellos tampoco. 

________ abrió con cuidado el Moste Potente Potions, y los cinco se encorvaron sobre las páginas llenas de manchas de humedad. De un vistazo quedó patente por qué pertenecía a la Sección Prohibida. Algunas de las pociones tenían efectos demasiado horribles incluso para imaginarlos, y había ilustraciones monstruosas, como la de un hombre que parecía vuelto de dentro hacia fuera y una bruja con varios pares de brazos que le salían de la cabeza. 

¡Aquí está! —dijo ______ emocionada, al dar con la página que llevaba por título La poción multijugos. 


Estaba decorada con dibujos de personas que iban transformándose en otras distintas. Harry imploró que la apariencia de dolor intenso que había en los rostros de aquellas personas fuera fruto de la imaginación del artista. 


Ésta es la poción más complicada que he visto nunca —dijo Hermione, al mirar la receta—Crisopos, sanguijuelas, Descurainia sophia y centinodia —murmuró, pasando el dedo por la lista de los ingredientes—Bueno, no son difíciles de encontrar, están en el armario de los estudiantes, podemos conseguirlos. ¡Vaya, mirad, polvo de cuerno de bicornio! No sé dónde vamos a encontrarlo..., piel en tiras de serpiente arbórea africana..., eso también será peliagudo... y por supuesto, algo de aquel en quien queramos convertirnos. 

Perdona —dijo Ron bruscamente— ¿Qué quieres decir con «algo de aquel en quien queramos convertirnos»? Yo no me voy a beber nada que contenga las uñas de los pies de Crabbe. 

De momento, todavía no tenemos que preocuparnos porque esos ingredientes los echaremos al final. — hablo _____, mirando cuidadosamente los pasos de la poción.

Sin saber qué decir, Ron se volvió a Harry, que tenía otra preocupación. 

¿No te das cuenta de cuántas cosas vamos a tener que robar, Hermione? Piel de serpiente arbórea africana en tiras, desde luego eso no está en el armario de los estudiantes, ¿qué vamos a hacer? ¿Forzar los armarios privados de Snape? No sé si es buena idea... 



Hermione cerró el libro con un ruido seco.


Bueno, si vais a acobardaros los dos, pues vale —dijo. Tenía las mejillas coloradas y los ojos más brillantes de lo normal— Yo no quiero saltarme las normas, ya lo sabéis, pero pienso que aterrorizar a los magos de familia muggle es mucho peor que elaborar un poco de poción. Pero si no tenéis interés en averiguar si el heredero es Malfoy, iré derecha a la señora Pince y le devolveré el libro inmediatamente. 

No creí que fuera a verte nunca intentando persuadirnos de que incumplamos las normas —dijo Ron—Está bien, lo haremos, pero nada de uñas de los pies, ¿vale? 

Pero ¿cuánto nos llevará hacerlo? —preguntó Brandon, cuando Hermione, satisfecha, volvió a abrir el libro. 

Bueno, como hay que coger la Descurainia sophia con luna llena, y los crisopos han de cocerse durante veintiún días..., yo diría que podríamos tenerla preparada en un mes, si podemos conseguir todos los ingredientes. — hablo ______ mirando el libro.

¿Un mes? —dijo Ron—¡En ese tiempo, Malfoy puede atacar a la mitad de los hijos de muggles! —_______ entorno los ojos amenazadoramente, y él añadió sin vacilar—: Pero es el mejor plan que tenemos, así que adelante a toda máquina. 

Sin embargo, mientras Hermione comprobaba que no había nadie a la vista para poder salir del aseo, Ron susurró a Harry y Brandon: 

Sería mucho más sencillo que mañana alguno tire a Malfoy de la escoba. 

Nadie tirara a nadie mañana de la escoba— les advirtió la pelirroja, mirando tanto a su hermano como a Brandon y Ronald seriamente.


●●●


Cuando faltaba poco para las once, el colegio en pleno empezó a dirigirse hacia el estadio de quidditch. Hacía un día bochornoso que amenazaba tormenta. Cuando Harry iba hacia los vestuarios, _____,  Ron y Hermione se acercaron corriendo a desearle buena suerte. Los jugadores se vistieron sus túnicas rojas de Gryffindor y luego se sentaron a recibir la habitual inyección de ánimo que Wood les daba antes de cada partido. 

Los de Slytherin tienen mejores escobas que nosotros —comenzó—, eso no se puede negar. Pero nosotros tenemos mejores jugadores sobre las escobas. Hemos entrenado más que ellos y hemos volado bajo todas las circunstancias climatológicas ¡y tanto! —murmuró George Weasley—, no me he secado del todo desde agosto»), y vamos a hacer que se arrepientan del día en que dejaron que ese pequeño tonto, Malfoy, les comprara un puesto en el equipo. 


Con la respiración agitada por la emoción, Wood se volvió a Harry. 


Es misión tuya, Harry, demostrarles que un buscador tiene que tener algo más que un padre rico. Tienes que coger la snitch antes que Malfoy, o perecer en el intento, porque hoy tenemos que ganar. 

Así que no te sientas presionado, Harry —le dijo Fred, guiñándole un ojo. 


Cuando salieron al campo, fueron recibidos con gran estruendo; eran sobre todo aclamaciones de Hufflepuff y de Ravenclaw, cuyos miembros y seguidores estaban deseosos de ver derrotado al equipo de Slytherin, aunque la afición de Slytherin también hizo oír sus abucheos y silbidos. La señora Hooch, que era la profesora de quidditch, hizo que Flint y Wood se dieran la mano, y los dos contrincantes aprovecharon para dirigirse miradas desafiantes y apretar bastante más de lo necesario. 

Cuando toque el silbato —dijo la señora Hooch—: tres..., dos..., uno... 


Animados por el bramido de la multitud que les apoyaba, los catorce jugadores se elevaron hacia el cielo plomizo. Harry ascendió más que ningún otro, aguzando la vista en busca de la snitch. 

¿Todo bien por ahí, cabeza rajada? —le gritó Malfoy, saliendo disparado por debajo de él para demostrarle la velocidad de su escoba. 

Harry no tuvo tiempo de replicar. En aquel preciso instante iba hacia él una bludger negra y pesada; faltó tan poco para que le golpeara, que al pasar le despeinó. 

¡Por qué poco, Harry! —le dijo George, pasando por su lado como un relámpago, con el bate en la mano, listo para devolver la bludger contra Slytherin. Harry vio que George daba un fuerte golpe a la bludger dirigiéndola hacia Adrian Pucey, pero la bludger cambió de dirección en medio del aire y se fue directa, otra vez, contra Harry. 

Harry descendió rápidamente para evitarla, y George logró golpearla fuerte contra Malfoy. Una vez más, la bludger viró bruscamente como si fuera un bumerán y se encaminó como una bala hacia la cabeza de Harry. 

Harry aumentó la velocidad y salió zumbando hacia el otro extremo del campo. Oía a la bludger silbar a su lado. ¿Qué ocurría? Las bludger nunca se enconaban de aquella manera contra un único jugador, su misión era derribar a todo el que pudieran... 

Fred Weasley aguardaba en el otro extremo. 

Harry se agachó para que Fred golpeara la bludger con todas sus fuerzas. 
¡Ya está! —gritó Fred contento, pero se equivocaba: como si fuera atraída magnéticamente por Harry, la bludger volvió a perseguirlo y Harry se vio obligado a alejarse a toda velocidad. 

Había empezado a llover. 

Harry notaba las gruesas gotas en la cara, que chocaban contra los cristales de las gafas. No tuvo ni idea de lo que pasaba con los otros jugadores hasta que oyó la voz de Lee Jordan, que era el comentarista, diciendo: «Slytherin en cabeza por seis a cero.» 

Estaba claro que la superioridad de las escobas de Slytherin daba sus resultados, y mientras tanto, la bludger loca hacía todo lo que podía para derribar a Harry.

 Fred y George se acercaban tanto a él, uno a cada lado, que Harry no podía ver otra cosa que sus brazos, que se agitaban sin cesar, y le resultaba imposible buscar la snitch, y no digamos atraparla. 

Alguien... está... manipulando... esta... bludger... —gruñó Fred, golpeándola con todas sus fuerzas para rechazar un nuevo ataque contra Harry. 

Hay que detener el juego —dijo George, intentando hacerle señas a Wood y al mismo tiempo evitar que la bludger le partiera la nariz a Harry. 

Wood captó el mensaje. La señora Hooch hizo sonar el silbato y Harry, Fred y George bajaron al césped, todavía tratando de evitar la bludger loca. 

¿Qué ocurre? —preguntó Wood, cuando el equipo de Gryffindor se reunió, mientras la afición de Slytherin los abucheaba— Nos están haciendo papilla. Fred, George, ¿dónde estabais cuando la bludger le impidió marcar a Brandon? 

Estábamos ocho metros por encima de el, Oliver, para evitar que la otra bludger matara a Harry —dijo George enfadado—Alguien la ha manipulado..., no dejará en paz a Harry, no ha ido detrás de nadie más en todo el tiempo. Los de Slytherin deben de haberle hecho algo. 

Pero las bludger han permanecido guardadas en el despacho de la señora Hooch desde nuestro último entrenamiento, y aquel día no les pasaba nada... —dijo Wood, perplejo. 


La señora Hooch iba hacia ellos. Detrás de ella, Harry veía al equipo de Slytherin que lo señalaban y se burlaban. 


Escuchad —les dijo Harry mientras ella se acercaba—, con vosotros dos volando todo el rato a mi lado, la única posibilidad que tengo de atrapar la snitch es que se me meta por la manga. Volved a proteger al resto del equipo y dejadme que me las arregle solo con esa bludger loca. 


No seas tonto —dijo Fred—, te partirá en dos. 


Wood tan pronto miraba a Harry como a los Weasley .


Oliver, esto es una locura —dijo Brandon, enfadado—, no puedes dejar que Harry se las apañe solo con la bludger. Esto hay que investigarlo. 

¡Si paramos ahora, perderemos el partido! —argumentó Harry— ¡Y no vamos a perder frente a Slytherin sólo por una bludger loca! ¡Venga, Oliver, diles que dejen que me las apañe yo solo! 

Esto es culpa tuya —dijo George a Wood, enfadado— «¡Atrapa la snitch o muere en el intento!» ¡Qué idiotez decir eso! 


Llegó la señora Hooch. 


¿Listos para seguir? —preguntó a Wood. 

Wood contempló la expresión absolutamente segura del rostro de Harry. 

Bien —dijo—Fred y George, ya lo habéis oído..., dejad que se enfrente él solo a la bludger. 

Honestamente Harry, estoy preocupado de tus intentos suicidas. — le dijo seriamente Brandon,  pero sus ojos celestes reflejaban preocupación.

Es la única forma, tu concéntrate en anotar y déjame que me las apañe con la bludger mientras busco la snitch. 


La lluvia volvió a arreciar. 

Al toque de silbato de la señora Hooch, Harry dio una patada en el suelo que lo propulsó por los aires, y enseguida oyó tras él el zumbido de la bludger. Harry ascendió más y más. Giraba, daba vueltas, se trasladaba en espiral, en zigzag, describiendo tirabuzones. Ligeramente mareado, mantenía sin embargo los ojos completamente abiertos. La lluvia le empañaba los cristales de las gafas y se le metió en los agujeros de la nariz cuando se puso boca abajo para evitar otra violenta acometida de la bludger. 


Podía oír las risas de la multitud; sabía que debía de parecer idiota, pero la bludger loca pesaba mucho y no podía cambiar de dirección tan rápido como él. Inició un vuelo a lo montaña rusa por los bordes del campo, intentando 
vislumbrar a través de la plateada cortina de lluvia los postes de Gryffindor, donde Adrian Pucey intentaba pasar a Wood... 


Un silbido en el oído indicó a Harry que la bludger había vuelto a pasarle rozando. Dio media vuelta y voló en la dirección opuesta.

 
¿Haciendo prácticas de ballet, Potter? —le gritó Malfoy, cuando Harry se vio obligado a hacer una ridícula floritura en el aire para evitar la bludger. Harry escapó, pero la bludger lo seguía a un metro de distancia. Y en el momento en que dirigió a Malfoy una mirada de odio, vio la dorada snitch. Volaba a tan sólo unos centímetros por encima de la oreja izquierda de Malfoy... pero Malfoy, que estaba muy ocupado riéndose de Harry, no la había visto. 


Durante un angustioso instante, Harry permaneció suspendido en el aire, sin atreverse a dirigirse hacia Malfoy a toda velocidad, para que éste no mirase hacia arriba y descubriera la snitch. 


Se había quedado quieto un segundo de más.

La bludger lo alcanzó por fin, le golpeó en el codo, y Harry sintió que le había roto el brazo. Débil, aturdido por el punzante dolor del brazo, desmontó a medias de la escoba empapada por la lluvia, manteniendo una rodilla todavía doblada sobre ella y su brazo derecho colgando inerte. La bludger volvió para atacarle de nuevo, y esta vez se dirigía directa a su cara. Harry cambió bruscamente de dirección.


Ofuscado por la lluvia y el dolor, se dirigió hacia aquella cara de expresión desdeñosa, y vio que Malfoy abría los ojos aterrorizado: pensaba que Harry lo estaba atacando. 


¿Qué...? —exclamó en un grito ahogado, apartándose del rumbo de Harry. 


Harry se soltó finalmente de la escoba e hizo un esfuerzo para agarrar algo; sintió que sus dedos se cerraban en torno a la fría snitch, pero sólo se sujetaba a la escoba con las piernas, y la multitud, abajo, profirió gritos cuando Harry empezó a caer, intentando no perder el conocimiento. 


Con un golpe seco chocó contra el barro y salió rodando, ya sin la escoba. El brazo le colgaba en un ángulo muy extraño. Sintiéndose morir de dolor, oyó, como si le llegaran de muy lejos, muchos silbidos y gritos. Miró la snitch que tenía en su mano buena. 

Ajá —dijo sin fuerzas—, hemos ganado. 

Y se desmayó. 


Narra _______:



Corrí rápidamente al campo, al ver que Harry estaba tirado en el suelo sin mover un solo musculo. 

Tenemos que llevarlo a la enfermería— hablo Brandon bajándose de la escoba, sus ropas estaban mojadas e incluso tenia un poco  de barro en la mejilla.

¿No seria mejor despertarlo primero? — pregunte nerviosa mientras me arrodillaba en el suelo, para poner la cabeza de mi hermano en mi regazo. Sin importarme que me este ensuciando en estos momentos.

No, cuando un jugador es herido no se lo puede tocar hasta que lo vea un experto medico...— dijo rápidamente Hermione.

¿Qué es un “medico”? —pregunto Ron confuso.

¿No tienen personas que los curan? ¿no hay hospitales?

¡Oh! Se refieren a los sanadores — dijo Brandon, pero su atención se centro al ver como el profesor Lockhart venia corriendo hacia nosotros e inclinándose sobre Harry.

¡Oh, no, usted no! —gimió Harry volviendo en si.

No sabe lo que dice —explicó Lockhart en voz alta a la expectante multitud de Gryffindor que se agolpaba alrededor—Que nadie se preocupe: voy a inmovilizarle el brazo. 

¡No! —dijo Harry—, me gusta como está, gracias. 

Intentó sentarse, pero el dolor era terrible. Escuche cerca un «¡clic!» que me resultó familiar. 

No quiero que hagas fotos, Colin —dijo alzando la voz. 

Vuelve a tenderte, Harry —dijo Lockhart, tranquilizador— No es más que un sencillo hechizo que he empleado incontables veces. 

¿Por qué no me envían a la enfermería? —masculló Harry. 

Así debería hacerse, profesor —dijo Wood, lleno de barro y sin poder evitar sonreír aunque su buscador estuviera herido—Fabulosa jugada, Harry, realmente espectacular, la mejor que hayas hecho nunca, yo diría. 



Por entre la selva de piernas que le rodeaba,  vi a Fred y George Weasley forcejeando para meter la bludger loca en una caja. Todavía se resistía. 

Apartaos —dijo Lockhart, arremangándose su túnica verde jade. 

No... ¡no! —dijo Harry débilmente, pero Lockhart estaba revoleando su varita, y un instante después la apuntó hacia el brazo de Harry.

Tranquilo, en un maestro…se supone que sabe lo que hace— dije suavemente a Harry.

¡Ah! —dijo Lockhart—Sí, bueno, algunas veces ocurre esto. Pero el caso es que los huesos ya no están rotos. Eso es lo que importa. Así que, Harry, ahora debes ir a la enfermería. Ah, señor Weasley, señor Queen, ¿pueden ayudarle? La señora Pomfrey podrá..., esto..., arreglarlo un poco. 


Lockhart no le había recompuesto los huesos: se los había quitado. 

A la señora Pomfrey aquello no le hizo gracia. 


¡Tendríais que haber venido enseguida aquí! —dijo hecha una furia y levantando el triste y mustio despojo de lo que, media hora antes, había sido un brazo en perfecto estado—Puedo recomponer los huesos en un segundo..., pero hacerlos crecer de nuevo... 

Pero podrá, ¿no? —pregunte, desesperada.

Desde luego que podré, pero será doloroso —dijo en tono grave la señora Pomfrey, dando un pijama a Harry—Tendrás que pasar aquí la noche. 


Hermione  y yo aguardamos al otro lado de la cortina que rodeaba la cama de Harry mientras Ron y Brandon lo ayudaban a vestirse. Les llevó un buen rato embutir en la manga el brazo sin huesos, que parecía de goma. 

¿Te atreves ahora a defender a Lockhart, Hermione? —le dijo Ron a través de la cortina mientras hacía pasar los dedos inanimados de Harry por el puño de la manga—Si Harry hubiera querido que lo deshuesaran, lo habría pedido.

Cualquiera puede cometer un error —dijo Hermione— Y ya no duele, ¿verdad, Harry? 

No —respondió Harry—, ni duele ni sirve para nada. —Al echarse en la cama, el brazo se balanceó.


La señora Pomfrey llevaba una botella grande en cuya etiqueta ponía «Crecehuesos». 


Vas a pasar una mala noche —dijo ella, vertiendo un líquido humeante en un vaso y entregándoselo—Hacer que los huesos vuelvan a crecer es bastante desagradable. 


 Sin dejar de criticar los deportes peligrosos y a los profesores ineptos, la señora Pomfrey se retiró.


¡Pero hemos ganado! —le dijo Brandon, sonriendo tímidamente— Todo gracias a tu jugada. ¡Y la cara que ha puesto Draco... Parecía que te quería matar! 

Me gustaría saber cómo trucó la bludger —dijo Hermione intrigada. 

Podemos añadir ésta a la lista de preguntas que le haremos después de tomar la poción multijugos —dijo Harry acomodándose en las almohadas—Espero que sepa mejor que esta bazofia... 

¿Con cosas de gente de Slytherin dentro? Estás de broma —observó Ron. 


En aquel momento, se abrió de golpe la puerta de la enfermería. Sucios y empapados, entraron para ver a Harry los demás jugadores del equipo de Gryffindor. 


Un vuelo increíble, Harry —le dijo George—Acabo de ver a Marcus Flint gritando a Malfoy algo parecido a que tenía la snitch encima de la cabeza y no Se daba cuenta. Malfoy no parecía muy contento. 


Habían llevado pasteles, dulces y botellas de zumo de calabaza; se situaron alrededor de la cama de Harry, y ya estaban preparando lo que prometía ser una fiesta estupenda, cuando se acercó la señora Pomfrey gritando: 

¡Este chico necesita descansar, tiene que recomponer treinta y tres huesos! ¡Fuera! ¡FUERA! 


●●●


¿Ya sabes a quien vas a transformarte? — me pregunto Brandon mientras caminábamos por los pasillos. 
Tenia pensado en tu hermana, pero Malfoy probablemente me descubra…luego pensé en Daphne pero tu hermana me descubriría…entonces tengo pensando en Parkinson. 
Que asco— se quejo Brandon, haciendo una mueca.
¿ y tu? Tengo entendido que Ron va a transformarse en Crabbe y Harry en Goyle creo. ¿Qué harás tu?
Yo ya se en quien, será sorpresa— me respondió Queen, sonriendo misteriosamente.
Brandon…quiero hacerte una pregunta— dije con cautela mientras doblamos en una esquina.
Soy todo oídos.
¿Con quien te escribes tan seguido? — pregunte mirándolo atentamente, el parecía que estaba preparado para todo menos para esa pregunta ya que por poco se cae cuando se tropezó con un alumno de tercer año de Ravenclaw. 

Hablo con mucha gente— me respondió mirando al frente.
Brandon…
¿Qué? Es verdad. Hablo con mi padre, mi madre, mi abuelo, mi padrino, mi…¡¿Por qué tienes interés!? — cuestiono a la defensiva. 
Olvídalo, pensé que los amigos se contaban todo…
Es personal _____, por favor olvidemos esta platica— suspiro Brandon.
¿Algún día me lo dirás? — pregunte desanimada.
Algún día—me aseguro el castaño. 
Estuve buscándote todo el condenado día— dijo Angélica, apareciendo detrás nuestro mientras tomaba aire.

Parecía que había corrido.


¿Sucedió algo? ¿estas bien? ¿alguien intento meterse contigo? Dime el nombre y lo ahogaré en el lago...— hablo Brandon, tomando con sus manos la cara de su gemela. Parecía buscar que era lo que estaba mal.
Si la dejaras respirar, podría responderte. — dije mordiéndome los labios, incomoda.
Oh…lo siento Ángel— se disculpo Brandon, rápidamente.
Olvídalo, tenemos que hablar— le dijo con cierta timidez, algo inusual en ella.
¿Qué hiciste Lyra? — pregunto Brandon, entrecerrando los ojos.
Es privado…—dijo Angélica, mirándome brevemente.
Ah si, yo…los dejo…suerte— me despedí alejándome rápidamente.

Al subir al cuarto piso, alguien me tomo de la muñeca.

Tenemos que hablar— Dijo Draco, mirándome fijamente.
No, no tenemos que decir nada. Ya dejaste en claro el otro día todo. —le aclare molesta.
Por eso…lo lamento, fui demasiado lejos. — se disculpo incomodo, mirando al suelo.
Te perdono, solo porque Angélica me dijo que estabas preocupado. — le dije luego de meditar si lo perdonaba o no.
¿Qué ella dijo que? Voy a tener que hablar con ella luego. —se quejo, frunciendo el seño.
No te enojes con Ángel, solo te estaba ayudando.
Nunca me enojo con ella de todas formas— suspiro el rubio, encogiéndose de hombros— Gracias…por aceptar mis disculpas.
¡Wow! ¿Alguien escucho eso? ¡Draco Malfoy disculpándose! — me burle suavemente riéndome.
Ya cállate, no lo hare seguido. — bufo poniendo los ojos en blanco.
Oh Lastima… —suspire fingiendo estar triste.
Deja de burlarte, solo quiero decirte que intentare controlar mi boca pero no prometo nada…ya sabes como soy.
Oye, esta bien. Lo que importa es que lo intentas— dije animándolo pero el hizo una mueca.
Si bueno, no te hagas ilusiones _____.
Me estas asustando Malfoy, ¿Por qué eres tan amable?
…no importa. Solo quería que supieras eso, nos vemos luego.

●●●


Narrador:



Bien, ¿Qué estas tramando? —Pregunto Brandon, sonriendo de lado.
No estoy tramando nada, solo quería hablar contigo—se rio Angélica, sentándose en uno de los banquillos del pasillo.
Eso te lo creerán tus pretendientes, yo  te conozco desde que nací. —se rio también Brandon, tomando asiento a su lado.
Bien, solo era un plan para alejarte de _____, Draco necesitaba hablar con ella a solas.
Eres una amiga realmente increíble. Draco tendría que estar orgulloso de tenerte como mejor amiga—Dijo Brandon, sonriéndole pero sus ojos se entrecerraron —Sin embargo…No hiciste esto por el, te conozco hermana. Aprovechaste la oportunidad...necesitabas a _____alejada de mi, no yo de ______.

Bien, me atrapaste— admitió la Slytherin, sonriendo sin culpa.
¿Qué necesitas? — pregunto el oji celeste, sonriendo engreídamente.
¿Qué opinas de Theo? — sin rodeos pregunto, la castaña de mechas rubias.
¿Nott o Raeken?
Raeken, el que vino a casa en verano. —aclaro Angélica.
Claramente, lo recuerdo. Bien…veamos, Theodore Raeken...es todo lo contrario a mi. Yo adoro el Quidditch y el no. Yo adoro historia de la magia y el no. Yo soy sociable y el no. Si quieres mi opinión no es tu estilo.
Gracias hermano. Y para que lo sepas si Draco me lo hubiera pedido sin dudar lo hubiera hecho.
 —Lose, tu lealtad hacia Malfoy es lo que me pone un poco paranoico…ten cuidado. — dijo Brandon, con preocupación.


●●●


Luego de la visita de Dobby. 

Harry se echó de nuevo en la cama, con los ojos fijos en la puerta de la enfermería, mientras los pasos se acercaban. 

Dumbledore entró en el dormitorio, vestido con un camisón largo de lana y un gorro de dormir. Acarreaba un extremo de lo que parecía una estatua. La profesora McGonagall apareció un segundo después, sosteniendo los pies. 

Entre uno y otra, dejaron la estatua sobre una cama. 

Traiga a la señora Pomfrey —susurró Dumbledore, y la profesora McGonagall desapareció a toda prisa pasando junto a los pies de la cama de Harry. 

Harry estaba inmóvil, haciéndose el dormido. 
Oyó voces apremiantes, y la profesora McGonagall volvió a aparecer, seguida por la señora Pomfrey, que se estaba poniendo un jersey sobre el camisón de dormir. 

Harry la oyó tomar aire bruscamente. 

¿Qué ha ocurrido? —preguntó la señora Pomfrey a Dumbledore en un susurro, inclinándose sobre la estatua. 

Otra agresión —explicó Dumbledore— Minerva lo ha encontrado en las escaleras. 

Tenía a su lado un racimo de uvas —dijo la profesora McGonagall—Suponemos que intentaba llegar hasta aquí para visitar a Potter. 


A Harry le dio un vuelco el corazón. Lentamente y con cuidado, se alzó unos centímetros para poder ver la estatua que había sobre la cama. 
Un rayo de luna le caía sobre el rostro
Era Colin Creevey. Tenía los ojos muy abiertos y sus manos sujetaban la cámara de fotos encima del pecho. 

¿Petrificado? —susurró la señora Pomfrey. 
—dijo la profesora McGonagall—Pero me estremezco al pensar... Si Albus no hubiera bajado por chocolate caliente, quién sabe lo que podría haber... 


Los tres miraban a Colin. Dumbledore se inclinó y desprendió la cámara de fotos de las manos rígidas de Colin. 


¿Cree que pudo sacar una foto a su atacante? —le preguntó la profesora McGonagall con expectación. 

Dumbledore no respondió. Abrió la cámara. 

¡Por favor! —exclamó la señora Pomfrey. 

Un chorro de vapor salió de la cámara. A Harry, que se encontraba tres camas más allá, le llegó el olor agrio del plástico quemado. 

Derretido —dijo asombrada la señora Pomfrey.

Todo derretido... 

¿Qué significa esto, Albus? —preguntó apremiante la profesora McGonagall. 

Significa —contestó Dumbledore— que es verdad que han abierto de nuevo la Cámara de los Secretos. 

La señora Pomfrey se llevó una mano a la boca. 

La profesora McGonagall miró a Dumbledore fijamente. 

Pero, Albus..., ¿quién...? 

La cuestión no es quién —dijo Dumbledore, mirando a Colin—; la cuestión es cómo.


Última edición por Angelica_Queen el Mar Oct 23, 2018 7:33 pm, editado 1 vez
Jiyong
Jiyong


Volver arriba Ir abajo

La hermana del niño que sobrevivio - Página 6 Empty Re: La hermana del niño que sobrevivio

Mensaje por Butterfly199225 el Dom Oct 07, 2018 10:31 am

Volvisteeeee!!!!
No sabes lo que me he alegrado cuando me he metido en la página y he visto que habías publicado capítulo!!!
Me ha encantado, la verdad que lo echaba mucho de menos... como siempre largo y detallado... la verdad no sé de donde sacas las gamas de escribir teniendo esas temperaturas tan altas... ¡Eres increíble!

Aaay pobre Harry que ha perdido los huesos del brazo por culpa del incompetente de Lockhart... y el profesor estudio con la mama de los hermanos Queen y estaba enamorada de él...

oooh yo al igual que la rayis quiero saber con quien se escribe tanto Brandon....¿será alguna chica?, por dios que misterio.... y después Ángel, ¿le gusta Raeken?

Jo espero que la sigas cuando puedas y sobre todo que te mejores. 
Un beso y un abrazo muy fuerte 
Butterfly199225
Butterfly199225


Volver arriba Ir abajo

La hermana del niño que sobrevivio - Página 6 Empty Re: La hermana del niño que sobrevivio

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 6 de 9. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.