O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» a kinda pensieve
Hoy a las 10:52 am por Ritza.

» El amor existe (Damon Salvatore & tú)
Hoy a las 3:47 am por Butterfly199225

» Badlands | Novela Colectiva.
Hoy a las 3:45 am por hypatia.

» dancing shoes ✖
Hoy a las 12:54 am por Stark.

» Diamonds in the sky
Ayer a las 9:29 pm por Andy Belmar.

» ー ❝And our forever?
Ayer a las 9:21 pm por spirwell.

» Nothing Last Forever [N.C]
Ayer a las 9:13 pm por spirwell.

» cockamamie dreamer ~
Ayer a las 9:03 pm por Ritza.

» Madness in Dazzle {m i}
Ayer a las 7:06 pm por campbell.

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ bxmbshell.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

La hermana del niño que sobrevivio

Página 2 de 7. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: La hermana del niño que sobrevivio

Mensaje por Angelica_Queen el Jue 09 Ago 2018, 9:09 am

CAPITULO 5



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]









-¡______! Despierta

Abrí los ojos al sentir que me sacudían con suavidad, vi a Hermione aun en su ropa de dormir.

-¿Qué hora es?- pregunte bostezando.

-las 05:30, me quede 30 minutos de mas- me informo Hermione haciendo que ruede por la cama para darle la espalda

-Es demasiado temprano, el desayuno es a las ocho- me queje cerrando los ojos.

-Hay mucho por hacer, como repasar para ir informadas a las primeras clases.- hablo Hermione.

-Levántame a las siete- le dije aun dándole la espalda.

-Que holgazana eres- suspiro Hermione.


A lo largo de la mañana descubrí que la magia es mucho más que agitar la varita y decir unas palabras graciosas.


Teníamos que estudiar los cielos nocturnos con los telescopios, cada miércoles a medianoche, y aprender los nombres de las diferentes estrellas y los movimientos de los planetas.


Tres veces por semana íbamos a los invernaderos de detrás del castillo a estudiar
Herbologia, con una bruja pequeña y regordeta llamada profesora Sprout, y aprendíamos a
cuidar de todas las plantas extrañas y hongos y a descubrir para qué debían utilizarlas.


Pero la asignatura más aburrida era Historia de la Magia, la única clase dictada por un fantasma. El profesor Binns ya era muy viejo cuando se quedó dormido frente a la
chimenea del cuarto de profesores y se levantó a la mañana siguiente para dar clase, dejando atrás su cuerpo. Binns hablaba monótonamente, mientras escribía nombres y fechas, y hacia que Elmerico el Malvado y Ulrico el Chiflado se confundieran.


El profesor Flitwick, el de la clase de Encantamientos, era un brujo diminuto que
tenía que subirse a unos cuantos libros para ver por encima de su escritorio. Al comenzar la primera clase, sacó la lista y, cuando llegó al nombre de Harry, dio un chillido de excitación y desapareció de la vista.


La profesora McGonagall era diferente.
Había tenido razón al pensar que no era una profesora con quien se pudiera tener problemas. Estricta e inteligente, nos habló en el primer momento en que nos sentamos, el día de la primera clase.

Transformaciones es una de las magias más complejas y peligrosas que aprenderéis en Hogwarts —dijo—Cualquiera que pierda el tiempo en mi clase tendrá que irse y no podrá volver. Ya estáis prevenidos.




Después de hacer una cantidad de complicadas anotaciones, nos dio a cada uno una cerilla para que intentáramos convertirla en una aguja.


Al final de la clase, sólo Hermione Granger y Theodore Raeken había hecho algún cambio en la cerilla. La profesora McGonagall mostró a todos cómo se había vuelto plateada y puntiaguda, y dedicó a ambos una excepcional sonrisa.


La clase que la mayoría esperaban era Defensa Contra las Artes Oscuras, pero las lecciones de Quirrell resultaron ser casi una broma. Su aula tenía un fuerte olor a ajo, y todos decían que era para protegerse de un vampiro que había conocido en Rumania y del que tenía miedo de que volviera a buscarlo. Su turbante, nos dijo, era un regalo de un  príncipe africano como agradecimiento por haberlo liberado de un molesto zombi, pero ninguno creía demasiado en su historia. Por un lado, porque cuando Seamus Finnigan se  mostró deseoso de saber cómo había derrotado al zombi, el profesor Quirrell se ruborizó  y comenzó a hablar del tiempo, y por el otro, porque habían notado que el curioso olor salía del turbante, y los gemelos Weasley insistían en que estaba lleno de ajo, para proteger a Quirrell cuando el vampiro apareciera.  
Me sentí muy aliviada al descubrir que no estaba mucho más atrasada que los demás. Muchos procedían de familias muggle que no tenían ni idea de que eran brujas y magos. Había tantas cosas por aprender que ni siquiera un chico como Ron o Brandon que venían de familias mágicas tenían mucha ventaja.

¿Qué tenemos hoy? —pregunte a Hermione, mientras echaba azúcar en mis cereales.

Pociones Dobles con los de Slytherin —respondió agarrando una tostada para untarla con mermelada

Snape es el Jefe de la Casa Slytherin, tengo curiosidad por conocer su clase- comento Brandon con una leve sonrisa

-¿Te gusta pociones?- pregunte mirándolo que estaba enfrente mio

-Digamos que nuestro padre nos hacia estudiar mucho de pociones en casa, pero solo las básicas. Mi hermana es amante de esa asignatura- respondió tomando de la mano a su hermana quien pasaba por el pasillo entre las mesas.

Brandon!- hablo feliz abrazándolo.

-No hemos hablado mucho- se quejo Brandon frunciendo el seño.

-Solo a pasado una semana- se rió Angélica, ahora entiendo el porque su nombre. Tiene una apariencia angelical, su voz, su risa pero su personalidad es otra cosa…al menos que te llames Brandon o Draco, no se muestra amable al menos por ahora.

-Nunca pasamos tanto tiempo separados- hablo el chico Queen serio.

-Luego de clases, daremos un paseo ¿si?- hablo su gemela dándole un beso en la mejilla.

-Bien pero sin compañía- argumento Brandon mirando de reojo a Theo Raeken y Draco Malfoy que parecían estar esperando a su compañera para irse del gran comedor.

-Es MI mejor amiga- hablo Malfoy arrastrando las palabras mientras fruncía el seño. ¿Por qué nunca quiere despegarse? Brandon dijo en el tren que se conocieron cuando tenían siete años y que desde entonces son mejores amigos, pero no dijo nada mas sobre el tema.

-Es MI gemela- contraataco Brandon mirándolo fijamente, Malfoy le sostuvo la mirada pero luego rodo los ojos para mirarme fijamente como si recién se diera cuenta que estaba ahí.

-Cierren la boca, vamos Ángel- hablo Raeken tomando el brazo de la castaña para alejarse.

-¡Hey! Yo voy adelante- corrió Malfoy detrás de ellos no sin antes darme una ultima mirada.

-No importa como mires esto, no parecen estar peleando- murmuro Harry.

-Es porque no están peleando…su relación es así- comente en susurro.

-Malfoy te miro- me susurro Hermione con desconfianza.

-Pues…¿para eso son los ojos, no?- pregunte sin saber bien que decir evitando sonrojarme.

-Dicen de Snape que siempre favorece a Slytherin... Ahora veremos si es verdad.- Hablo Ron para desviar la tensión.

Ojalá McGonagall nos favoreciera a nosotros —dijo Harry.

La profesora McGonagall era la jefa de la casa Gryffindor; pero eso no le había impedido darnos una gran cantidad de deberes el día anterior.
Justo en aquel momento llegó el correo.
ya me había acostumbrado, pero la primera mañana me impresione  un poco cuando unas cien lechuzas entraron súbitamente en el Gran Comedor durante el desayuno, volando sobre las mesas hasta encontrar a sus dueños, para dejarles caer encima cartas y paquetes.
Hedwig no nos  había llevado nada hasta hoy. Algunas veces volaba para mordisquearme una oreja y conseguir una tostada, antes de volver a dormir en la lechucería, con las otras lechuzas del colegio. Sin embargo, aquella mañana pasó volando entre la mermelada y la azucarera y dejó caer un sobre en el plato de Harry.


Queridos Harry y ______(decía con letra desigual),

sé que tienen las tardes del viernes libres, así que ¿les gustaría venir a

tomar una taza de té conmigo, a eso de las tres? Quiero que me cuenten todo

lo de su primera semana. Envíame la respuesta con Hedwig.

Hagrid


-Dile que si, dile que si- le dije emocionada a Harry quien se rió.

-Tranquila, eso iba a hacer- se rió mientras cogió prestada la pluma de Ron y contestó: «Sí, gracias, nos veremos más tarde», en la parte de atrás de la nota, y la envió con Hedwig.
Estaba camino para ir a las mazmorras que es donde se da la clase, cuando vi a Theo caminando solo unos pasos adelante, corrí para ponerme a su lado.

-¿Cómo es que estas aquí?- pregunte jadeando para recuperar el aire.

-¿A que te refieres?- cuestiono sin dejar de caminar con la mirada al frente.

-No sabia que podías llegar a ser un mago…

-Ah, tenia la mitad de las probabilidades. Mi madre era una bruja- me dijo indiferente, ¿Qué es lo que le pasa?

-¿Y como es Slytherin?- pregunte con curiosidad, tal vez no todos sean malos en esa casa.

-Es agradable, no es malo como se ve- suspiro deteniendo su paso para mirarme- ¿Qué es lo que quieres?

-¿Qué? ¡no quiero nada!- respondí ofendida.

-¿Para que me hablas?- su tono era desconfiado.

-Por que te conozco, siempre fuiste agradable conmigo y Harry- le dije seria, recordando las veces que nos defendió.

-Porque sabia quienes eran- rodo los ojos- No podía ver que trataran como gusanos a los hijos de los Potter. Si hubieran sido otras personas no hubiera hecho nada, deja de hablarme. No somos amigos y no digas que somos vecinos- dejándome con la palabra en la boca, entro al aula.



Las clases de Pociones se daban abajo, en un calabozo. Hacía mucho más frío allí
que arriba, en la parte principal del castillo, y habría sido igualmente tétrico sin todos
aquellos animales conservados, flotando en frascos de vidrio, por todas las paredes.
Snape, como Flitwick, comenzó la clase pasando lista y, como Flitwick, se detuvo ante el nombre de Harry.



Ah, sí —murmuró—Harry Potter. Nuestra nueva... celebridad.

Draco Malfoy Angélica Queen se rieron tapándose la boca.

-Y _____Potter, la hermana del chico celebridad. Pobre de usted- hablo Snape mirándome por unos segundos para luego terminar de pasar lista y miró a la clase. Sus ojos eran tan negros como los de Hagrid, pero no tenían nada de su calidez. Eran fríos y vacíos y hacían pensar en túneles oscuros.


Vosotros estáis aquí para aprender la sutil ciencia y el arte exacto de hacer pociones —comenzó. Hablaba casi en un susurro, pero se le entendía todo. Como la profesora McGonagall, Snape tenía el don de mantener a la clase en silencio, sin ningún  esfuerzo— Aquí habrá muy poco de estúpidos movimientos de varita y muchos de vosotros dudaréis que esto sea magia. No espero que lleguéis a entender la belleza de un caldero hirviendo suavemente, con sus vapores relucientes, el delicado poder de los líquidos que se deslizan a través de las venas humanas, hechizando la mente, engañando los sentidos... Puedo enseñaros cómo embotellar la fama, preparar la gloria, hasta detener la muerte... si sois algo más que los alcornoques a los que habitualmente tengo que enseñar.



Más silencio siguió a aquel pequeño discurso. Brandon estaba a mi lado izquierdo mientras Harry a mi lado derecho, mire a Brandon quien parecía atento a la clase pero Harry y Ron intercambiaron miradas  con las cejas levantadas. Hermione estaba sentada en el borde de la silla, y parecía desesperada por empezar a demostrar que ella no era un alcornoque.


—¡Potter! —dijo de pronto Snape haciéndome sobresaltar—¿Qué obtendré si añado polvo de raíces de asfódelo a una infusión de ajenjo?


¿Raíz en polvo de qué a una infusión de qué? Me asuste demasiado ya que no estudie nada pero para mi suerte Snape no me estaba mirando a mi sino a Harry que estaba  mirando de reojo a Ron, que parecía tan desconcertado como él. La mano de Hermione se agitaba en el aire.

No lo sé, señor —contestó Harry.

Los labios de Snape se curvaron en un gesto burlón.

Bah, bah... es evidente que la fama no lo es todo.

No hizo caso de la mano de Hermione.

Vamos a intentarlo de nuevo, Potter. ¿Dónde buscarías si te digo que me encuentres un bezoar?

Hermione agitaba la mano tan alta en el aire que no necesitaba levantarse del asiento para que la vieran, pero ni Harry ni yo teníamos la menor idea de lo que era un bezoar.
Y que el grupo de Malfoy soltaran risas cortas no ayudaba.

No lo sé, señor.

Parece que no has abierto ni un libro antes de venir. ¿No es así, Potter? ¿Cuál es la diferencia, Potter; entre acónito y luparia?

Ante eso, Hermione se puso de pie, con el brazo extendido hacia el techo de la mazmorra.

No lo sé —dijo Harry con calma—Pero creo que Hermione lo sabe. ¿Por qué no se lo pregunta a ella?

Unos pocos rieron. Con Harry captamos la mirada de Brandon, que le guiñó un ojo. Snape,
sin embargo, no estaba complacido.

Siéntate —gritó a Hermione quien inmediatamente lo hizo— Queen ¿Qué obtendré si añado polvo de raíces de asfódelo a una infusión de ajenjo?

Ahora Snape miro a Angélica la cual paro de reírse al instante, estaba en el medio de Malfoy y Raeken.

- Producen una poción para dormir tan poderosa que es conocida como Filtro de Muertos en Vida. – respondió rápidamente la castaña pero al ver que la mayoría la miraba sorprendidos se ruborizo- eh…lo escuche de los chicos mayores en la sala común- hablo nerviosa para mirar su pluma como si fuera algo interesante.

-10 puntos para Slytherin- felicito Snape, si esta claro que Snape favorece solo a su casa -Y para tu información Potter, Un bezoar es una piedra sacada del estómago de una cabra y sirve para salvarte  de la mayor parte de los venenos. En lo que se refiere a acónito y luparia, es la misma planta. Bueno, ¿por qué no lo estáis apuntando todo?

Se produjo un súbito movimiento de plumas y pergaminos. Por encima del ruido,
Snape dijo:

Y se le restará un punto a la casa Gryffindor por tu descaro, Potter.

Las cosas no mejoraron para nosotros los Gryffindor’s a medida que continuaba la clase de
Pociones. Snape nos puso en parejas, para que mezcláramos una poción sencilla para curar
forúnculos. Se paseó con su larga capa negra, observando cómo pesaban ortiga seca y
aplastaban colmillos de serpiente, criticando a todo el mundo salvo al grupo de Malfoy, que
parecía gustarle. En el preciso momento en que les estaba diciendo a todos que miraran
la perfección con que Malfoy había cocinado a fuego lento los pedazos de cuernos,
multitud de nubes de un ácido humo verde y un fuerte silbido llenaron la mazmorra. De
alguna forma, Neville se las había ingeniado para convertir el caldero de Seamus en un
engrudo hirviente que se derramaba sobre el suelo, quemando y haciendo agujeros en
los zapatos de los alumnos. En segundos, toda la clase estaba subida a los taburetes, mientras que Neville, que se había empapado en la poción al volcarse sobre el caldero, gemía de dolor; por sus brazos y piernas aparecían pústulas rojas.


¡Chico idiota! —dijo Snape con enfado, haciendo desaparecer la poción con un
movimiento de su varita—Supongo que añadiste las púas de erizo antes de sacar el
caldero del fuego, ¿no?

Neville lloriqueaba, mientras las pústulas comenzaban a aparecer en su nariz.

Queen. Llévelo a la enfermería —ordenó Snape a Brandon quien asintió llevándose rápidamente a Neville. Luego se acercó a Harry y Ron, que habían estado trabajando cerca de Neville.

Tu, Harry Potter. ¿Por qué no le dijiste que no pusiera las púas? Pensaste que si se equivocaba quedarías bien, ¿no es cierto? Éste es otro punto que pierdes para Gryffindor.

Aquello era tan injusto que Harry abrió la boca para discutir, pero yo le di una patada por debajo del caldero.

No lo provoques —murmure seria, vamos a perder mas puntos si abre la boca.

He oído decir que Snape puede ser muy desagradable- nos dijo Ron

Una hora más tarde, cuando subíamos por la escalera para salir de las mazmorras

Anímate —dijo Ron a Harry que estaba decaído—Snape siempre le quitaba puntos a Fred y a George. ¿Puedo ir a ver a Hagrid con ustedes?

Salimos del castillo cinco minutos antes de las tres y cruzamos los terrenos que lo rodeaban.

Al parecer los hermanos Queen estaban haciendo un picnic frente al lago, Brandon nos saludo cuando nos vio pero Angélica solo miro para otro lado. ¿Por qué le desagradamos tanto? No parece que su problema sea Gryffindor porque la veo compartir pocas palabras con los gemelos Weasley. Ella parece tener un problema con uno de nosotros.

Deje de darle vuelta al tema para ver que Hagrid vivía en una pequeña casa de madera, en el borde del bosque prohibido. Una ballesta y un par de botas de goma estaban al lado de la puerta delantera.

Cuando Harry llamó a la puerta, oyeron unos frenéticos rasguños y varios ladridos.
Luego se oyó la voz de Hagrid, diciendo:

Atrás, Fang, atrás.

La gran cara peluda de Hagrid apareció al abrirse la puerta.

Entrad —dijo— Atrás, Fang.

Nos dejó entrar, tirando del collar de un imponente perro negro.
Había una sola estancia. Del techo colgaban jamones y faisanes, una cazuela de cobre hervía en el fuego y en un rincón había una cama enorme con una manta hecha de remiendos.

Estáis en vuestra casa —dijo Hagrid, soltando a Fang, que se lanzó contra Ron y comenzó a lamerle las orejas. Como Hagrid, Fang era evidentemente mucho menos feroz de lo que parecía.

Éste es Ron —dijo Harry a Hagrid, que estaba volcando el agua hirviendo en una gran tetera y sirviendo pedazos de pastel.

Otro Weasley, ¿verdad? —dijo Hagrid, mirando de reojo las pecas de Ron—Me he pasado la mitad de mi vida ahuyentando a tus hermanos gemelos del bosque.



El pastel casi nos rompió los dientes, pero con Harry y Ron fingimos que nos gustaba, mientras le contábamos a Hagrid todo lo referente a sus primeras clases. Fang tenía la cabeza apoyada sobre la rodilla de Harry y babeaba sobre su túnica.
Harry y Ron se quedaron fascinados al oír que Hagrid llamaba a Filch «ese viejo
bobo».

Y en lo que se refiere a esa gata, la Señora Norris, me gustaría presentársela un día a Fang. ¿Sabéis que cada vez que voy al colegio me sigue todo el tiempo? No me puedo librar de ella. Filch la envía a hacerlo.

Harry le contó a Hagrid lo de la clase de Snape. Hagrid, como Ron, le dijo a Harry que no se preocupara, que a Snape no le gustaba ninguno de sus alumnos.

Pero realmente parece que me odie especialmente a mi.- hablo Harry frustrado

¡Tonterías! —dijo Hagrid— ¿Por qué iba a hacerlo?

Sin embargo, no podía dejar de pensar en que Hagrid había mirado hacia otro lado cuando dijo aquello.

¿Y cómo está tu hermano Charlie? —preguntó Hagrid a Ron—Me gustaba mucho, era muy bueno con los animales.

Me preguntó si Hagrid no estaba cambiando de tema a propósito. Mientras Ron le hablaba a Hagrid del trabajo de Charles con los dragones, Harry miró el recorte del periódico que estaba sobre la mesa.

Era de El Profeta.


RECIENTE ASALTO EN GRINGOTTS
Continúan las investigaciones del asalto que tuvo lugar en Gringotts el 31 de julio. Se cree que se debe al trabajo de oscuros magos y brujas desconocidos.
Los gnomos de Gringotts insisten en que no se han llevado nada. La cámara que se registró había sido vaciada aquel mismo día.
«Pero no vamos a decirles qué había allí, así que mantengan las narices fuera de esto, si saben lo que les conviene», declaró esta tarde un gnomo portavoz de Gringotts.


Recordé que Ron y Brandon nos había contado en el tren que alguien había tratado de robar en Gringotts, pero ellos no había mencionado la fecha.

¡Hagrid! —dijo Harry— ¡Ese robo en Gringotts sucedió el día de nuestro cumpleaños!

-¡Pudo haber sucedido mientras estábamos allí!- exclame sorprendida.


Aquella vez no tuve dudas: Hagrid decididamente evitó nuestra mirada. Gruñó y nos ofreció más pastel. Volví a leer la nota. «La cámara que se registró había sido vaciada aquel mismo día.»
Hagrid había vaciado la cámara setecientos trece, si puede llamarse vaciarla a sacar un paquetito arrugado.¿Sería eso lo que estaban buscando los ladrones?
Mientras regresábamos al castillo para cenar, con los bolsillos llenos del pétreo pastel que fuimos demasiado amables para rechazar; Estaba pensando que ninguna de las clases me había hecho reflexionar tanto como aquella merienda con Hagrid.
¿Hagrid habría sacado el paquete justo a tiempo? ¿Dónde podía estar? ¿Sabría algo
sobre Snape que no quería decirnos?


Última edición por Angelica_Queen el Vie 24 Ago 2018, 5:55 pm, editado 1 vez
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La hermana del niño que sobrevivio

Mensaje por Butterfly199225 el Jue 09 Ago 2018, 12:51 pm

Hola hola!!! 
Aquí tienes a tu fiel lectora dejando un comentario.
Aaay ese Snape que severo es y que malo es connlos pobres Gryffindors...
Y me parece que Ángelica se sabía la respuesta porque ha estado estudiando antes de ir al colegio :D

Espero que la sigas, porque me encantaaaa!!!
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La hermana del niño que sobrevivio

Mensaje por Angelica_Queen el Jue 09 Ago 2018, 1:33 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:
Hola hola!!! 
Aquí tienes a tu fiel lectora dejando un comentario.
Aaay ese Snape que severo es y que malo es connlos pobres Gryffindors...
Y me parece que Ángelica se sabía la respuesta porque ha estado estudiando antes de ir al colegio :D
Espero que la sigas, porque me encantaaaa!!!

Todos los secretos de los personajes se revelaran en un futuro~ *musica misteriosa*

Ahora entiendo lo feliz que te hace tener un comentario♡ gracias por comentar amore♡

Se que es un poco aburrido, pero son aun niños con once años XD . Lo bueno va a empezar a partir del tercer o cuarto libro que ya son adolecentes ahi :( por eso estoy subiendo seguido, para llegar rapido al tercer libro ♡

avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La hermana del niño que sobrevivio

Mensaje por Angelica_Queen el Vie 10 Ago 2018, 2:51 pm

Capitulo 6:


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]








Las lecciones de vuelo comenzarían el jueves...  Gryffindor y Slytherin aprenderíamos juntos.

Perfecto —dijo en tono sombrío Harry—Justo lo que siempre he deseado. Hacer el ridículo sobre una escoba delante de Malfoy.

-Oye no te desanimes, capas eres bueno- le dije a mi hermano para tratar de levantar su animo pero el me miro aun sombrío.

-Nunca en la vida me subí a una escoba, seré un desastre- hablo serio, su rivalidad con Malfoy empeoraba todos los días.

No sabes aún si vas a hacer un papelón —dijo razonablemente Ron—De todos modos, sé que Malfoy siempre habla de lo bueno que es en quidditch, pero seguro que es pura palabrería.

-Si sobre eso…yo no estaría tan seguro- comento Brandon vacilante mientras escribía una carta. Intente ver pero solo capte pequeñas frases 《Tenias razón, Gryffindor es increíble 》y un 《Snape es igual de lo que me escribías, no lo soporto》- La curiosidad es un defecto feo- me dijo Brandon tapando su carta mientras sonreía de lado.

-Lo siento- dije avergonzada de que me haya descubierto.

-No iré- decidió Harry firme haciendo que lo mire rápidamente.

-Iras, porque con Hermione como compañera de habitación aprendo muchas mas cosas que tu, te advierto que se de hechizos ahora- le amenace seria a mi hermano quien solo suspiro para asentir lentamente  con la cabeza.

-Iré…pero si hago el ridículo te haré responsable.



La verdad es que Malfoy hablaba mucho sobre volar. Se quejaba en voz alta porque los de primer año nunca estaban en los equipos de quidditch y contaba largas y jactanciosas historias, que siempre acababan con él escapando de helicópteros pilotados por muggles. Pero no era el único: por la forma de hablar de Seamus Finnigan, parecía que había pasado toda la infancia volando por el campo con su escoba. Hasta Ron podía contar a quien quisiera oírlo que una vez casi había chocado contra un planeador con la vieja escoba de Charlie. Brandon no se quedaba atrás, el siempre jugo al Quidditch en su patio con un jugador profesional que su padre pagaba, se jactaba que el año que viene seria el nuevo cazador del equipo de Gryffindor.


Todos los que procedían de familias de magos hablaban constantemente de quidditch. Ron ya había tenido una gran discusión con Dean Thomas, que compartía el dormitorio con ellos, sobre fútbol.


Neville no había tenido una escoba en toda su vida, porque su abuela no se lo permitía. Con Harry pensamos que ella había actuado correctamente, dado que Neville se las ingeniaba para tener un número extraordinario de accidentes, incluso con los dos pies en tierra.


Hermione y yo estábamos casi tan nerviosas como Neville con el tema del vuelo.
Eso era algo que no  podíamos aprender de memoria en los libros, aunque lo habíamos
intentado. En el desayuno del jueves, Hermione aburrió a la mayoría con notas sobre el vuelo
que había encontrado en un libro de la biblioteca, llamado Quidditch a través de los
tiempos. Neville estaba pendiente de cada palabra, desesperado por encontrar algo que
lo ayudara más tarde con su escoba, pero todos los demás se alegraron mucho cuando la
lectura de Hermione fue interrumpida por la llegada del correo.


Ni yo ni Harry  habíamos recibido una sola carta desde la nota de Hagrid, algo que Malfoy ya
había notado, por supuesto. La lechuza de Malfoy siempre le llevaba de su casa paquetes con golosinas, que el  abría con  satisfacción en la mesa de Slytherin. Mientras que Queen no nos daba la misma importancia que el rubio, ella se centraba solo en ella, pero si tenia que respaldar al rubio lo hacia.


Una lechuza negra de ojos rojos, se poso en el hombro de Brandon con elegancia. Tenia dos paquetes amarrados en sus dos patas.



-Hades- saludo Brandon a la lechuza pero Hades le ignoro.

-Que rara es- dijo Harry mirando a la lechuza mientras yo asentía de acuerdo.

-Es de Ángel, es algo única en su especie  supongo que por eso la compro- se rio Brandon tratando de tomar el paquete pero la lechuza le mordió- Maldita lechuza- gruño tomando su dedo quien le salía gotas de sangre.

-¿Estas bien?- pregunte preocupada por mi amigo quien se rió.

-Si, ya me acostumbre. Tiene carácter complicado- dijo despreocupado pero se dio la vuelta para mirar la mesa de Slytherin con una sonrisa perversa, por un momento se pareció mas idéntico a su hermana si eso era posible.

-HERMANITA VEN- grito Brandon a todo pulmón con aun su sonrisa maliciosa mientras me miraba volviéndose a dar vuelta- es una venganza por su lechuza endemoniada- me explico.

-Tu hermana te asesinara- le advertí mirando como venia la castaña con sus mejillas sonrojadas pero sus ojos estaban sombríos.

-¿¡Como se te ocurre gritarme así!?- le susurro fuerte su hermana poniéndose al lado de Brandon.

-Me mordió- se encogió de hombros.

-Porque eres un bruto. Seguro no le diste algo de comer- le dijo enfadada, la lechuza al verla voló sobre su hombro mientras ponía su cabeza contra la mejilla de la castaña- Hola Hades- canturrio tomando una tostada del desayuno de su hermano para darle a la lechuza mientras agarraba un paquete- este es tuyo.

-Gracias hermanita- sonrió Brandon.

-Oh eres la menor- se burlo Fred pellizcándole la mejilla pero la lechuza quiso morderle la mano- Pero que carácter

-Si, ¿Qué dices de dejarnos tu lechuza para examinarla?- pregunto George

-Son insoportables- bufo Angélica dándose la vuelta- ¡Y para su información, yo nací primero!

-¡Mentiras!- grito Brandon pero su hermana se fue a su mesa.

-Fue interesante- me reí de Brandon.

-En realidad, no sabemos quien es el mayor. Nuestros padres no nos lo dicen- confeso Brandon.

-Harry, ¿Por qué no tenemos esa relación?- pregunte pegándole en el brazo a mi hermano

-Porque sabemos que nací antes y somos mellizos, no gemelos- se rió Harry haciéndome fruncir el seño, es verdad.

Un lechuzón entregó a Neville un paquetito de parte de su abuela. Lo abrió excitado y les enseñó una bola de cristal, del tamaño de una gran canica, que parecía llena de humo blanco.

¡Es una Recordadora! —Comento Brandon mirando la bola de cristal, pero luego se centro en leer la carta con una sonrisa que seguramente es de sus padres mientras comía golosinas, otra cortesía de sus padres seguro.

La abuela sabe que olvido cosas y esto te dice si hay algo que te has olvidado de hacer. Mirad, uno la sujeta así, con fuerza, y si se vuelve roja... oh... —Neville se puso pálido, porque la Recordadora súbitamente se tiñó de un brillo escarlata—... es que has olvidado algo...

Neville estaba tratando de recordar qué era lo que había olvidado, cuando Draco Malfoy que pasaba al lado de la mesa de Gryffindor; le quitó la Recordadora de las manos.
Harry y Ron saltaron de sus asientos. En realidad, deseaban tener un motivo para pelearse con Malfoy, pero la profesora McGonagall, que detectaba problemas más rápido que ningún otro profesor del colegio, ya estaba allí.

¿Qué sucede?

Malfoy le ha quitado la Recordadora a Neville, profesora.- Informe a nuestra jefa de casa.

Con aire ceñudo, Malfoy dejó rápidamente la Recordadora sobre la mesa.

Sólo la miraba —dijo dándome una mirada extraña, y se alejó, seguido por Crabbe y Goyle.

Aquella tarde, a las tres y media,  bajamos corriendo los escalones delanteros, hacia el parque, para asistir a nuestra primera clase de vuelo.
Los Slytherin’s ya estaban allí, y también las veinte escobas, cuidadosamente alineadas en el suelo.

-¿Cómo es que siempre están antes?- pregunte confusa mirando a las serpientes que estaban ignorando nuestra presencia.

-Siempre quieren estar primeros en todo- me informo Brandon.

-Pero…¿Cómo?- pregunte aun sin entender.

-Eso es un secreto de Slytherin- se rió Brandon, la verdad es agradable tener un amigo que te explique con paciencia las cosas sobre Hogwarts o el mundo mágico.

Entonces llegó la profesora, la señora Hooch. Era baja, de pelo canoso y ojos amarillos como los de un halcón.

Bueno ¿qué estáis esperando? —bramó—Cada uno al lado de una escoba. Vamos, rápido.

Mire mi escoba. Era vieja y algunas de las ramitas de paja sobresalían formando ángulos extraños.

Extended la mano derecha sobre la escoba —les indicó la señora Hooch— y decid «arriba».

—¡ARRIBA! —gritaron todos.

La escoba de Harry saltó de inmediato en sus manos, pero fue uno de los pocos que
lo consiguió. La de Hermione no hizo más que rodar por el suelo, la de Neville no se movió en absoluto, a Ron la suya le pego en la nariz haciendo que me estremezca por el dolor que debe sentir mi amigo. Con Malfoy y Brandon paso lo mismo que le paso a Harry, inmediatamente subió la escoba a sus manos.
La mía parecía indecisa subía un poco pero volvía al suelo, mientras que Angélica ni se molesto en decir arriba o extender la mano. Cuando la profesora se dio la vuelta, ella rápidamente la agarro del piso para luego tenerla en su mano.

-Bueno, eso es astucia- reconocí en voz alta, ella me miro dándome una leve sonrisa para mirar después a otro lado. ¡Al menos sabe sonreír a otras personas que no se llaman Brandon o Draco! Capaz pueda hablarle luego. Si pude con Brandon Queen, capaz pueda con su gemela. Aunque es verdad que sus personalidades son diferentes.

Luego, la señora Hooch nos enseñó cómo montarse en la escoba, sin deslizarse hasta la punta, y recorrió la fila, corrigiéndoles la forma de sujetarla.

Ahora, cuando haga sonar mi silbato, dais una fuerte patada —dijo la señora Hooch—Mantened las escobas firmes, elevaos un metro o dos y luego bajad inclinándoos suavemente. Preparados... tres... dos...

Pero Neville, nervioso y temeroso de quedarse en tierra, dio la patada antes de que
sonara el silbato.

—¡Vuelve, muchacho! —gritó, pero Neville subía en línea recta, como el corcho de una botella... Cuatro metros... seis metros...  le vi la cara pálida y asustada, mirando hacia el terreno que se alejaba, lo vi jadear; deslizarse hacia un lado de la escoba...escuche un ruido horrible y Neville quedó tirado en la hierba. Su escoba seguía subiendo, cada vez más alto, hasta que comenzó a torcer hacia el bosque prohibido y desapareció de la vista.

Madame Hooch se inclinó sobre Neville, con el rostro tan blanco como el de Neville.

La muñeca fracturada —le escuche murmurar — Vamos, muchacho... Está bien... A levantarse. No debéis moveros mientras llevo a este chico a la enfermería. Dejad las escobas donde están o estaréis fuera de Hogwarts más rápido de lo que tardéis en decir quidditch. Vamos, hijo.

Neville, con la cara surcada de lágrimas y agarrándose la muñeca, cojeaba al lado de la señora Hooch, que lo sostenía.
Casi antes de que pudieran marcharse, Malfoy ya se estaba riendo a carcajadas.

¿Habéis visto la cara de ese gran zoquete?

Los otros Slytherin’s le hicieron coro menos Raeken y Queen. El estaba serio mientras que ella miraba a otro lado, no lo detienen pero al menos no se burlan cruelmente.

—¡Cierra la boca, Malfoy! —dije cortante mientras fruncía el seño

—Oh, ¿estás enamorada de Longbottom? —dijo Pansy Parkinson, una Slytherin que si es irritante- Nunca pensé que te podían gustar los gorditos llorones, Potter.

-No me gusta Neville, pero a ti al parecer te gustan los rubios oxigenados- le dije enojada a lo que ella me enfurecida.

—¡Mirad! —dijo Malfoy, interrumpiendo la discusión para agacharse y agarrar algo de la hierba— Es esa cosa estúpida que le mandó la abuela a Longbottom.

La Recordadora brillaba al sol cuando la cogió.

Trae eso aquí, Malfoy —Le pedí calmada al rubio pero el solo sonrió con maldad.

-No, no dijiste por favor- se burlo aun sonriendo—Creo que voy a dejarla en algún sitio para que Longbottom la busque... ¿Qué os parece... en la copa de un árbol?

—¡Tráela aquí! —rugió Harry, pero Malfoy había subido a su escoba y se alejaba.

No había mentido, sabía volar. Desde las ramas más altas de un roble lo llamó:

¡Ven a buscarla, Potter!

Harry cogió su escoba.

—¡No! – le dije a mi hermano pero el me ignoro.

La señora Hooch dijo que no nos moviéramos. Nos vas a meter en un lío.- Hablo Hermione

Harry no le hizo caso tampoco a ella, Se montó en su escoba, pegó una fuerte patada y subió.

-Y el se preocupaba que no podría volar- se rió Brandon mirando como todos hacia arriba.

Haz algo!- le pidió su hermana preocupada.

-¿Qué quieres que haga?- le miro sorprendido.

-¡No lo se! Draco se puede caer…-hablo angustiada, sentí lo mismo que ella pero por Harry, aunque si Malfoy se cae de la escoba por alguna inexplicable razón también me preocuparía.

-Yo no me meto en las discusiones Ángel, pero si veo que uno se cae me subiré a la escoba para intentar agarrarlo- le tranquilizo su gemelo, tomando su mano quien ella solo hizo un puchero.

-Si Malfoy es tan bueno como dice, no se caerá- le dije intentando conversar ella me miro por un momento sin decir una palabra.

-El es bueno- me aclaro- pero…Potter podría serlo mas- vacilantemente dijo volviendo a mirar arriba.

Harry dirigió su escoba para enfrentarse a Malfoy en el aire. Éste lo miró asombrado.

—¡Déjala —gritó Harry— o te bajaré de esa escoba

Ah, ¿sí? —dijo Malfoy, tratando de burlarse, pero con tono preocupado.

Harry sabía, de alguna manera, lo que tenía que hacer. Se inclinó hacia delante, cogió la escoba con las dos manos y se lanzó sobre Malfoy como una jabalina. Malfoy pudo apartarse justo a tiempo, Harry dio la vuelta y mantuvo firme la escoba. Aquí abajo, algunos estaban aplaudiendo entre ellos Ron quien estaba orgulloso.

Aquí no están Crabbe y Goyle para salvarte, Malfoy —exclamó Harry

Parecía que Malfoy también lo había pensado.

¡Atrápala si puedes, entonces! —gritó. Giró la bola de cristal hacia arriba y bajó a tierra con su escoba.




Harry vio, como si fuera a cámara lenta, que la bola se elevaba en el aire y luego comenzaba a caer. Se inclinó hacia delante y apuntó el mango de la escoba hacia abajo.
Al momento siguiente, estaba ganando velocidad en la caída, persiguiendo a la bola,
Extendió la mano y, a unos metros del suelo, la atrapó, justo a tiempo para enderezar su
escoba y descender suavemente sobre la hierba, con la Recordadora a salvo.



¡HARRY POTTER!

Mi corazón latió más rápido que nunca. La profesora McGonagall corría hacia nosotros.
Nunca... en todo mis años en Hogwarts...

La profesora McGonagall estaba casi muda de la impresión, y sus gafas centelleaban de furia.

¿Cómo te has atrevido...? Has podido romperte el cuello...
No fue culpa de él, profesora...
Silencio, señorita Potter
Pero Malfoy..
Ya es suficiente, Weasley. Harry Potter, ven conmigo.

¿Lo iban a expulsar? Me pregunte asustada, los demás alumnos se fueron por su lado pero Malfoy estaba ahí otra vez mirándome.

-¿¡Por que me miras!?- le pregunte aun enojada.

-Eres extraña Potter- confeso ladeando la cabeza.

-No me hables. Van a expulsar a mi hermano ¡Por tu culpa!

-Eso espero, sino hice todo en vano- se encogió de hombros indiferente ante mi enojo.

-¿Por qué nos odias?- pregunte frustrada.

-No los odio- reconoció arrastrando las palabras haciendo que lo mirara- Odio a tu hermano, no a ti.

-¿Por qué?

-Tu no eres especial para los demás a diferencia de tu hermano- hablo secamente, tengo que reconocer que eso me dolió.

-Gracias por recordarme que solo soy la hermana del gran Harry Potter- le espete molesta dispuesta a irme pero el me detuvo llamándome.

-Estoy enfadado por lo del rubio oxigenado, es natural. Pero no me desagradas- confeso vacilante mirando a los alrededores.

-Espero que no expulsen a mi hermano- comente seria

-Es el famoso Potter, no lo harán- se burlo yéndose.


¿Esa es la forma de Draco Malfoy ser amable? Por que es desastrosa su forma, pero lo intenta y eso es lo que importa.
Era la hora de la cena. Harry nos  había terminado de contar  todo lo sucedido cuando dejó el parque con la profesora McGonagall. Ron tenía un trozo de carne y pastel de riñón en el tenedor; pero se olvidó de llevárselo a la boca.



—¿Buscador? —dijo el pelirrojo—Pero los de primer año nunca...

-Serías el jugador más joven en...- hablo Brandon sorprendido

Un siglo —terminó Harry, metiéndose un trozo de pastel en la boca.—  Wood me lo dijo.

Ron y Brandon estaban tan sorprendidos e impresionados que se quedaron mirándolo boquiabiertos.

Tengo que empezar a entrenarme la semana que viene —dijo Harry—Pero no se lo digan a nadie, Wood quiere mantenerlo en secreto.

-Te dije que ibas a ser bueno- le dije feliz a mi hermano por su logro.

Fred y George Weasley aparecieron en el comedor; vieron a Harry y se acercaron
rápidamente.

Bien hecho —dijo George en voz baja— Wood nos lo contó. Nosotros también estamos en el equipo. Somos golpeadores.

—Te lo aseguro, vamos a ganar la copa de quidditch este curso —dijo Fred— No la ganamos desde que Charlie se fue, pero el equipo de este año será muy bueno. Tienes que hacerlo bien, Harry. Wood casi saltaba cuando nos lo contó.

Bueno, tenemos que irnos. Lee Jordan cree que ha descubierto un nuevo pasadizo secreto, fuera del colegio.

Seguro que es el que hay detrás de la estatua de Gregory Sumarme, que nosotros
encontramos en nuestra primera semana.

Fred y George acababan de desaparecer, cuando se presentaron Malfoy, flanqueado por Crabbe y Goyle.

¿Comiendo la última cena, Potter? ¿Cuándo coges el tren para volver con los muggles?- pregunto burlándose, otra vez es irritante.

Eres mucho más valiente ahora que has vuelto a tierra firme y tienes a tus "amiguitos" —dijo fríamente Harry. Por supuesto que en Crabbe y Goyle no había nada que justificara el diminutivo, pero como la Mesa Alta estaba llena de profesores, no podían hacer más que crujir los nudillos y mirar con el ceño fruncido.

Nos veremos cuando quieras —dijo Malfoy—Esta noche, si quieres. Un duelo de magos. Sólo varitas, nada de contacto. ¿Qué pasa? Nunca has oído hablar de duelos de magos, ¿verdad?

Por supuesto que sí —dijo Ron, interviniendo— Yo soy su segundo. ¿Cuál es el tuyo?

Malfoy miró a Crabbe y Goyle, valorándolos.

Ángel —respondió, quise reír al ver la cara de indignación de los grandotes detrás de Malfoy

-Tiene que estar presente para afirmar lo que dices- opino Brandon haciendo al rubio poner los ojos en blanco.

-Bien, ¡ANGELICA LYRA QUEEN BLACK!-

La castaña si con Brandon llamándola al mediodía estaba molesta, ahora parece una furia. Se acerca a paso veloz con los ojos apunto de que le salgan fuego, en su mano tenia su varita agarrándola con fuerza.

-¿Su segundo nombre es Lyra?- fue la primera duda que se me vino a la mente, Malfoy rodó los ojos al escuchar mi pregunta.

Reconozco que soy demasiado curiosa, pero viví la mayor parte de mi vida bajo la alacena de la casa de mis tíos. Tengo curiosidad por todo.

-Si, no lo digas frente a ella. Lo detesta- me advirtió Brandon.

-¿Por qué Lyra?- pregunto Harry confuso, ya que el nombre no es común.

-Tradición de la familia de mi madre, nombres de constelaciones y estrellas.- bufo Brandon pero se callo al ver a su hermana.

-¿¡Pero que les pasa manga de idiotas que me llaman a gritos!?- chillo enojada, era la segunda vez en el día que le gritaban en pleno comedor.

-Eres mi segunda- le informo Malfoy ignorando su pregunta.

-¿Qué? ¿Cuándo? ¿Contra quien?- pregunto sin entender lo que pasaba mientras su enojo se desvaneció al escuchar la afirmación del rubio.

A medianoche, ¿de acuerdo? Nos encontraremos en el salón de los trofeos, nunca se cierra con llave.- fue lo ultimo que dijo Malfoy para irse llevándose a su amiga del brazo mientras murmuraban en voz baja, Ron y Harry se miraron.

¿Qué es un duelo de magos? —pregunte alzando una ceja mirando a Brandon y Ron.

¿Y qué quiere decir que seas mi segundo?- pregunto ahora Harry mirando a Ron.

Bueno, un segundo es el que se hace cargo, si te matan —dijo Brandon sin darle Importancia comiendo una patata, con Harry nos miramos sorprendidos e incluso asustados

-Pero la gente sólo muere en los duelos reales, ya sabes, con magos de verdad. Lo máximo que podéis hacer Malfoy y tú es mandaros chispas uno al otro. Ninguno sabe suficiente magia para hacer verdadero daño- Informo Ron al ver nuestras caras.

- De todos modos, seguro que él esperaba que te negaras.- le dije a Harry pero el se veía preocupado.

¿Y si levanto mi varita y no sucede nada?- pregunto Harry.

La tiras y le das un puñetazo en la nariz —le sugirió Brandon con una sonrisa oscura.

-Te pareces a tu hermana así- le comente riéndome el me miro con la cabeza ladeada.

-¿…Eso es algo bueno o algo malo?- pregunto confuso pero nos interrumpió una voz.

Disculpad.

Los cuatro miramos. Era Hermione Granger.

¿No se puede comer en paz en este lugar? —pregunto Ron molesto.

Hermione no le hizo caso y se dirigió a Harry.

No pude dejar de oír lo que tú y Malfoy estabais diciendo...

No esperaba otra cosa —murmuró Ron haciendo que le pegue suavemente en el brazo, pero el no se retractó de lo que dijo.

... y no debes andar por el colegio de noche. Piensa en los puntos que perderás para Gryffindor si te atrapan, y lo harán. La verdad es que es muy egoísta de tu parte.

Y la verdad es que no es asunto tuyo —respondió Harry.

-Nos vemos- comento Brandon esperando a que Hermione se vaya.

Adiós —añadió Ron.


Cuando marcaron las 23:30 me puse la bata, agarre mi varitas y se salí a través del dormitorio dela torre,baje la escalera de caracol y entre en la sala común de Gryffindor.
Todavía brillaban algunas brasas en la chimenea, haciendo que todos los sillones parecieran sombras negras. Ya casi habíamos llegado al retrato, cuando una voz habló desde un sillón cercano.

No puedo creer que vayas a hacer esto, Harry.
Una luz brilló. Era Hermione Granger; con el rostro ceñudo y una bata rosada. Con razón no la vi en la habitación, estaba aquí sentada esperando.

—¡Tu! —dijo Ron furioso— ¡Vuelve a la cama!
Estuve a punto de decírselo a tu hermano —contestó enfadada Hermione—Percy es el prefecto y puede deteneros.

Vamos —dijo Harry a Ron. Empujó el retrato de la Dama Gorda y se metió por el agujero.

-Harry ¿ En serio iras?- pregunte incrédula, pensé que era mas inteligente y que no iría.

Con Hermione de mi lado no íbamos a rendirnos tan fácilmente. Seguimos a Ron a través del agujero.

No os importa Gryffindor; ¿verdad? Sólo os importa lo vuestro. Yo no quiero que Slytherin gane la copa de las casas y vosotros vais a perder todos los puntos que yo  conseguí de la profesora McGonagall por conocer los encantamientos para cambios.- Hablaba Hermione mientras yo permanecí callada para no estar en medio de una discusión, yo solo sigo al idiota de mi hermano.

Vete.- le ordeno Ron molesto.

Muy bien, pero os he avisado, vamos _____ volvamos a la cama pero ustedes recordad todo lo que os he dicho cuando estéis en el tren volviendo a casa mañana. Sois tan...-

-Hermione- la llame para que viera lo que yo veo había retrocedido hasta el retrato de la Dama Gorda, para volver; y descubrí que la tela estaba vacía. La Dama Gorda se había ido a una visita nocturna y con  Hermione estábamos encerradas, fuera de la torre de Gryffindor.

¿Y ahora qué voy a hacer? —preguntó con tono agudo Hermione.

Ése es tu problema —dijo Ron—Nosotros tenemos que irnos o llegaremos tarde.

No habían llegado al final del pasillo cuando corrimos hasta ellos.

Voy con vosotros —dijimos en coro.

No lo harán.

¿No creeréis que me voy a quedar aquí, esperando a que Filch me atrape? – pregunte cruzando de brazos siguiendo a los chicos.

-Si nos  encuentra a los cuatro, yo le diré la verdad, que con ______ estábamos tratando de deteneros, y vosotros me apoyaréis.- hablo Hermione con el mentón en alto.

Eres una caradura —le dijo Ron a Hermione.

Callaos los dos —dijo Harry en tono cortante— He oído algo.

Era una especie de respiración.

¿La Señora Norris? —resopló Ron, tratando de ver en la oscuridad.

No era la Señora Norris. Era Neville. Estaba enroscado en el suelo, medio dormido, pero se despertó súbitamente al oírlos.

¡Gracias a Dios que me habéis encontrado! Hace horas que estoy aquí. No podía recordar el nuevo santo y seña para irme a la cama.

No hables tan alto, Neville. El santo y seña es «hocico de cerdo», pero ahora no  te servirá, porque la Dama Gorda se ha ido no sé dónde.- hable haciendo una mueca.

¿Cómo está tu muñeca? —preguntó Harry.

Bien —contestó, enseñándosela—La señora Pomfrey me la arregló en un minuto.

Bueno, mira, Neville, tenemos que ir a otro sitio. Nos veremos más tarde...- dijo Ron

—¡No me dejéis! —dijo Neville, tambaleándose—No quiero quedarme aquí solo. El Barón Sanguinario ya ha pasado dos veces.


Ron miró su reloj y luego echó una mirada furiosa a Hermione y Neville.

Si nos atrapan por vuestra culpa, no descansaré hasta aprender esa Maldición de los Demonios, de la que nos habló Quirrell, y la utilizaré contra vosotros.


Hermione abrió la boca, tal vez para decir a Ron cómo utilizar la Maldición de los Demonios, pero Harry susurró que se callara y yo les hice señas para que avanzaran.
Subimos rápidamente por una escalera hasta el tercer piso y entraron de puntillas en el salón de los trofeos.
Malfoy y Queen todavía no habían llegado. Las vitrinas con trofeos brillaban cuando las iluminaba la luz de la luna. Copas, escudos, bandejas y estatuas, oro y plata reluciendo en la oscuridad. Fueron bordeando las paredes, vigilando las puertas en cada extremo del salón.
Los minutos pasaban.

Se está retrasando, tal vez se ha acobardado —susurró Ron.

Entonces un ruido en la habitación de al lado nos hizo saltar. Harry ya había levantado su varita cuando escuchamos unas voces. No era Malfoy.

Olfatea por ahí, mi tesoro. Pueden estar escondidos en un rincón.

Era Filch, hablando con la Señora Norris. Aterrorizado, Harry nos gesticuló salvajemente para que lo siguiéramos lo más rápido posible. Nos escurrimos silenciosamente hacia la puerta más alejada de la voz de Filch.

Neville acababa de pasar, cuando oyeron que Filch entraba en el salón de los trofeos.

Tienen que estar en algún lado —lo escuchamos murmurar—Probablemente se han escondido.

—¡Por aquí! —señale  a los otros y, aterrados, comenzamos  a atravesar una larga galería, llena de armaduras. Podía oír los pasos de Filch, acercándose a nosotros.

Súbitamente, Neville dejó escapar un chillido de miedo y empezó a correr, tropezó, se aferró a la muñeca de Ron y se golpearon contra una armadura.

Los ruidos eran suficientes para despertar a todo el castillo.

—¡CORRED! —exclamó Harry, no hizo falta que me lo digiera dos veces para correr por mi vida, sin darme la vuelta para ver si Filch nos seguía.
Llegamos cerca del aula de Encantamientos,  que estaba a kilómetros del salón de trofeos.

Creo que lo hemos despistado —dijo Harry, apoyándose contra la pared fría y secándose la frente. Neville estaba doblado en dos, respirando con dificultad.

Te... lo... dije —añadió Hermione, apretándose el pecho—Te... lo... dije.

Tenemos que regresar a la torre Gryffindor —dijo Ron— lo más rápido posible.

Malfoy te engañó —dije mirando a Harry—Te has dado cuenta, ¿no? No pensaba venir a encontrarse contigo. Filch sabía que iba a haber gente en el salón de los trofeos. Malfoy debió de avisarle.

El no me respondió, seguro que su orgullo estaba por los suelos.

Vamos.- fue todo lo que dijo

No dimos dado más de una docena de pasos, cuando se movió un pestillo y alguien salió de un aula que estaba frente a nosotros.

Era Peeves. Nos vio y dejó escapar un grito de alegría.

Cállate, Peeves, por favor... Nos vas a delatar.

¿Vagabundeando a medianoche, novatos? No, no, no. Malitos, malitos, os agarrarán del cuellecito.

No, si no nos delatas, Peeves, por favor.- le pedi aterrada

Debo decírselo a Filch, debo hacerlo —dijo Peeves, con voz de santurrón, pero sus ojos brillaban malévolamente—Es por vuestro bien, ya lo sabéis.

Quítate de en medio —ordenó Ron, y le dio un golpe a Peeves. Aquello fue un
gran error.

¡ALUMNOS FUERA DE LA CAMA! —gritó Peeves—¡ALUMNOS FUERA DE LA CAMA, EN EL PASILLO DE LOS ENCANTAMIENTOS!

Pasamos debajo de Peeves y corrimos para salvar nuestras vidas (otra vez), recto hasta el
final del pasillo, donde chocamos contra una puerta... que estaba cerrada.

¡Estamos listos! —gimió Ron, mientras empujaban inútilmente la puerta—¡Esto es el final!

Podía oír las pisadas: Filch corría lo más rápido que podía hacia el lugar de donde procedían los gritos de Peeves.

Oh, muévete —ordenó Hermione. Cogió la varita de Harry, golpeó la cerradura y susurró— ¡Alohomora!

El pestillo hizo un clic y la puerta se abrió. Pasaron todos, la cerramos rápidamente y nos quedamos  escuchando.

¿Adónde han ido, Peeves? —decía Filch—Rápido, dímelo.

Di «por favor».

No me fastidies, Peeves. Dime adónde fueron.

No diré nada si me lo pides por favor —dijo Peeves, con su molesta vocecita.

Muy bien... por favor.

¡NADA! Ja, ja. Te dije que no te diría nada si me lo pedías por favor. ¡Ja, ja!

Escuchamos a Peeves alejándose y a Filch maldiciendo enfurecido.

—Él cree que esta puerta está cerrada —susurre— Creo que nos vamos a escapar.

-¡Suéltame, Neville!. ¿Qué pasa?- pregunto Harry.




Me di la vuelta y vi, claramente, lo que pasaba. Durante un momento, pensé que estaba en una pesadilla: aquello era demasiado, después de todo lo que había sucedido.


No estábamos en una habitación, como había pensado. Era un pasillo. El pasillo prohibido del tercer piso. Y ahora sabia por qué estaba prohibido.


Estábamos mirando directamente a los ojos de un perro monstruoso, un perro que llenaba todo el espacio entre el suelo y el techo. Tenía tres cabezas, seis ojos enloquecidos, tres narices que olfateaban en dirección a ellos y tres bocas chorreando saliva entre los amarillentos colmillos.


Estaba casi inmóvil, con los seis ojos fijos en nosotros, abrí la puerta rápidamente. Entre Filch y la muerte, prefería a Filch.


No dejamos de correr hasta que alcanzaron el retrato de la Dama Gorda en el séptimo piso.



¿Dónde os habíais metido? —nos preguntó, mirando nuestros rostros sudorosos  y las batas desabrochadas, colgando de los hombros.

No importa... Hocico de cerdo, hocico de cerdo —hable casi sin aire, y el retrato se movió para dejarnos pasar.

Pasó un rato antes de que nadie hablara. Neville, por otra parte, parecía que nunca
más podría decir una palabra.

¿Qué pretenden, teniendo una cosa así encerrada en el colegio? —dijo finalmente Ron—. Si algún perro necesita ejercicio, es ése.

Hermione había recuperado el aliento y el mal carácter.

—¿Es que no tenéis ojos en la cara? —dijo enfadada—. ¿No visteis lo que había debajo de él?

¿El suelo? —sugirió Harry—. No miré sus patas, estaba demasiado ocupado observando sus cabezas.

No, el suelo no. Estaba encima de una trampilla. Es evidente que está vigilando algo.

Se puso de pie, mirándolos indignada.

Espero que estéis satisfechos. Nos podía haber matado. O peor, expulsado.
Ahora, si no os importa, me voy a la cama.

Ron la contempló boquiabierto.

No, no nos importa —dijo— Nosotros no la hemos arrastrado, ¿no?

Pero lo que dijo Hermione me dio más para pensar, mientras me metía en la cama.

El perro vigilaba algo... ¿Qué había dicho Hagrid? Gringotts era el lugar más seguro del mundo para cualquier cosa que uno quisiera ocultar... excepto tal vez Hogwarts.

Habíamos descubierto dónde estaba el paquetito arrugado de la cámara setecientos trece.


Última edición por Angelica_Queen el Vie 24 Ago 2018, 6:24 pm, editado 1 vez
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La hermana del niño que sobrevivio

Mensaje por Butterfly199225 el Vie 10 Ago 2018, 3:33 pm

Hola hola! ¿Qué tal?

Me encantó el capítulo y como siempre largo.
Ay Draco que malo es, ha engañado a Harry pero bueno que se iba a esperar de un sly...

Me imagino la cara de Ángel cuando le han gritado en el comedor... seguro que era de enfado.  Que vaga es la chica Queen, que ni intenta usar el hechizo para que se eleve la escoba...Que bien me cae Brandon, me parece un niño muy tierno y bueno..

Espero que la sigas pronto que quiero seguir leyendo, amo tus capis.
Muuuchos besooos
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La hermana del niño que sobrevivio

Mensaje por Jinx el Dom 12 Ago 2018, 2:17 pm

Hola Hola, nueva lectora!!
Tengo que admitir que estaba siendo una lectora fantasma y me hice una cuenta solo para comentar tu hermoso trabajo!
Me encanto tu idea, como se comportan los personajes y que no solo todo se centra en rayita! Te voy a dejar un comentario super largo por no animarme a comentar antes!!

Tengo mucha curiosidad sobre los Queen! Creo que Brandon oculta algo! Tambien sospecho que algo le sucedio en su infancia a angel, ya que se comporta de manera diferente a su gemelo!
Tengo curiosidad sobre lo que le paso a la mamá de Theo!
Ah tipico de Draco, hacerle la vida imposible a Harry!
Snape parece ser mas suave con rayis! ¿¡PORQUE!? Capaz porque se parece a Lily salvo por los ojos que son de James.
Rayita y Draco ya hablaron por primera vez! Me encantan!
Siguela porfavor! Tengo teorias locas que solo tu puedes aclararme!
¿Podrias poner una foto de cada personaje nuevo asi se como se verian? (Tambien de rayis!)
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La hermana del niño que sobrevivio

Mensaje por Angelica_Queen el Dom 12 Ago 2018, 8:25 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:Hola Hola, nueva lectora!!
Tengo que admitir que estaba siendo una lectora fantasma y me hice una cuenta solo para comentar tu hermoso trabajo!
Me encanto tu idea, como se comportan los personajes y que no solo todo se centra en rayita! Te voy a dejar un comentario super largo por no animarme a comentar antes!!

Tengo mucha curiosidad sobre los Queen! Creo que Brandon oculta algo! Tambien sospecho que algo le sucedio en su infancia a angel, ya que se comporta de manera diferente a su gemelo!
Tengo curiosidad sobre lo que le paso a la mamá de Theo!
Ah tipico de Draco, hacerle la vida imposible a Harry!
Snape parece ser mas suave con rayis! ¿¡PORQUE!? Capaz porque se parece a Lily salvo por los ojos que son de James.
Rayita y Draco ya hablaron por primera vez! Me encantan!
Siguela porfavor! Tengo teorias locas que solo tu puedes aclararme!
¿Podrias poner una foto de cada personaje nuevo asi se como se verian? (Tambien de rayis!)


Bienvenida♡ me pone feliz saber que te animaste a comentar☆
Cada personaje tiene sus secretos que seran revelados a lo largo de la historia♡Me gustaron tus teorias es mas a una de tus teorias le diste en el clavo y una esta mas o menos bien pero le falta XD
No esta mal la idea, pronto pondre imagen o gif de los personajes que son inventados y si tambien de rayis☆
La sigo pronto♡
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La hermana del niño que sobrevivio

Mensaje por Angelica_Queen el Lun 13 Ago 2018, 6:06 pm

Capitulo 7:


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]





Mientras tanto, Harry le habló a Ron del paquete que había sido llevado de Gringotts a Hogwarts, y pasaron largo rato preguntándose qué podía ser aquello para necesitar una protección así.

Es algo muy valioso, o muy peligroso —dijo Brandon dejando de leer una carta, ¿sus padres le escriben tan seguido?

Vi a la mesa de Slytherin que Angélica no había recibido una carta, algo extraño. Capaz es de algún amigo intimo suyo…Mi mirada se cruzo con la de Malfoy que no lucia feliz por ver a Harry y Ron aun en Hogwarts, el al ver que me miraba hizo una leve sonrisa que fue mas parecido a una mueca, como saludo. Le devolví el gesto para sentarme en mi mesa, sintiendo mis mejillas del mismo color que mi cabello.

O las dos cosas —opinó Harry pensando.


Ni Neville ni Hermione demostraron el menor interés en lo que había debajo del perro y la trampilla. Lo único que le importaba a Neville era no volver a acercarse nunca más al animal.


Hermione se negaba a hablar con Harry y Ron, los chicos lo consideraron como un premio.
Odio que no se puedan llevar bien, puedo considérame amiga de Hermione y es duro tener que estar dividiéndome entre ellos.


Mientras las lechuzas volaban por el Gran Comedor, como de costumbre, la atención de todos se fijó de inmediato en un paquete largo y delgado, que llevaban seis lechuzas blancas. Harry estaba tan interesado como los demás en ver qué contenía, y se sorprendió mucho cuando las lechuzas bajaron y dejaron el paquete frente a él, tirando al suelo su tocino. Se estaban alejando, cuando otra lechuza dejó caer una carta sobre el  paquete.


Yo al estar al lado de Harry vi como abrió el sobre para leer primero la carta y fue una suerte, porque decía:

NO ABRAS EL PAQUETE EN LA MESA
Contiene tu nueva Nimbus 2.000, pero no quiero que todos sepan que te han comprado una escoba, porque también querrán una. Oliver Wood te esperará esta noche en el campo de quidditch a las siete, para tu primera sesión de entrenamiento.
Profesora McGonagall


Harry tuvo dificultades para ocultar su alegría, mientras le alcanzaba la nota a Ron y Brandon.

—¡Una Nimbus 2.000! —gimió Ron con envidia— Yo nunca he tocado ninguna.

-Se lo dije a mi padre ¡se lo dije! Y ¿saben que me dijo? 《 Y el año que viene vas a querer el próximo nuevo modelo, estar año no jugaras por lo que  no tiene sentido. Espera al año entrante》- se quejo Brandon frunciendo el seño.

-Tienes que reconocer que tiene razón- le dije dándole un leve golpe con mi codo a su brazo.

-Lo se pero aun así…- hizo un puchero.

Salimos rápidamente del comedor para abrir el paquete en privado, antes de la primera clase, pero a mitad de camino se encontraron con Crabbe y Goyle, que les cerraban el camino. Queen al lado de la derecha de Malfoy y Raeken en su izquierda, Malfoy le quitó el paquete a Harry y lo examinó.

Es una escoba —dijo, devolviéndoselo bruscamente, con una mezcla de celos y
rencor en su cara—Esta vez lo has hecho, Potter.

-Los de primer año no tienen permiso para tener una. Vas a estar expulsado- hablo Angélica sin interés mientras jugaba con un mechón de su cabello.

Ron no pudo resistirse.

No es ninguna escoba vieja —dijo— Es una Nimbus 2.000. ¿Cuál dijiste que tenías en casa, Malfoy, una Comet 260? —Ron rió con aire burlón—Las Comet parecen veloces, pero no tienen nada que hacer con las Nimbus.

-¡Oye! Que yo tengo el mismo modelo- se quejo Brandon ofendido.

¿Qué sabes tú, Weasley, si no puedes comprar ni la mitad del palo? —replicó Malfoy—Supongo que tú y tus hermanos tenéis que ir reuniendo la escoba ramita a ramita.

Antes de que yo pudiera contestarle por meterse con la familia de mi amigo, el profesor Flitwick apareció detrás del grupo de Malfoy.

No os estaréis peleando, ¿verdad, chicos? —preguntó con voz chillona.

-Por supuesto que no, solo conversábamos- hablo Theo con una sonrisa que fingía inocencia.

A Potter le han enviado una escoba, profesor —dijo rápidamente Malfoy.

Sí, sí, está muy bien —dijo el profesor Flitwick, mirando radiante a Harry— La profesora McGonagall me habló de las circunstancias especiales, Potter. ¿Y qué modelo es?

Una Nimbus 2.000, señor —dijo Harry, tratando de no reír ante la cara de horror de Malfoy—Y realmente es gracias a Malfoy que la tengo.

Harry y Ron subieron por la escalera, conteniendo la risa ante la evidente furia y confusión de Malfoy.
Yo me quede con Brandon en el pasillo, junto a los cuatro Slytherin.

-Es hora de nuestro paseo- hablo radiante Angélica tomando la mano de su hermano para llevárselo lejos.

-Ustedes, vengan conmigo. Tengo que conseguir algo de la biblioteca- les dijo Theodore a Crabbe y Goyle quienes lo siguieron. Malfoy ante eso frunció el seño.

-Lo detesto- se quejo serio.

-¿Entonces porque dejas que ande en tu pandilla?- pregunte encogiéndome de hombros, el me miro para darse cuenta que estábamos solos y luego miro a su alrededor vigilando que no hubieran alumnos.

-Porque tiene cerebro y me es útil…-suspiro haciendo una mueca.

-¿Por qué anoche no te presentaste?- pregunte cruzándome de brazos.

-No tenia planeado combatir, puedo venir de una familia de magos pero solo se lo básico.- me informo algo incomodo.

-¿Qué tienes?- pregunte mirándolo- ¿te sientes bien?

-Si…es solo que…nada. Me voy. Deja de seguir al idiota de tu hermano- me aconsejo para darse la vuelta para irse.



En la mañana de Halloween me despertr con el delicioso aroma de calabaza asada flotando por todos los pasillos. Pero lo mejor fue que el profesor Flitwick anunció en su clase de Encantamientos que pensaba que ya estaban listos para empezar a hacer volar objetos, algo que todos se morían por hacer; desde que vieron cómo hacía volar el sapo de Neville. El profesor Flitwick puso a la clase por parejas para que practicaran. La pareja de Harry era Seamus Finnigan (lo que fue un alivio, porque Neville había tratado de llamar su atención). Yo por suerte tengo a Brandon de compañero. Ron, sin embargo, tuvo que trabajar con Hermione . Era difícil decir quién estaba más enfadado de los dos.



Y ahora no os olvidéis de ese bonito movimiento de muñeca que hemos estado
practicando —dijo con voz aguda el profesor; subido a sus libros, como de costumbre—. Agitar y golpear; recordad, agitar y golpear. Y pronunciar las palabras mágicas correctamente es muy importante también, no os olvidéis nunca del mago.
Baruffio, que dijo «ese» en lugar de «efe» y se encontró tirado en el suelo con un búfalo
en el pecho.

Era muy difícil.

-¿Ya practicaste este encantamiento antes?- pregunte mientras solo practicábamos el movimiento de muñeca.

-_____, nadie sabe nada sobre lo que es magia con varita. Nosotros los que nacemos en el mundo mágico, compramos la varita a los once años al igual que los que nacen en el mundo muggle- me informo Brandon sereno.

-Oh, como tu hermana estaba adelantada en pociones y tu en historia de la magia, pensé que…- no pude terminar de hablar ya que el me interrumpió

-Entiendo tu pensamiento. No fuiste la única que se sorprendió ese día en pociones. Yo no sabia la respuesta, filtros de muertos en vida es una poción muy avanzada, solo los que están en sexto año recién comienzan a trabajar en ella.

-¿Entonces Snape...?

-Snape quería tener una excusa para avergonzar a Harry, sabia que ninguno de los de primer año tendría el porque saber la respuesta.- Brandon se quedo pensativo por unos segundos- capas es cierto lo que dijo mi hermana, lo escucho de los chicos mayores.

-Si tu lo dices- me encogí de hombros pero vi como Harry y Seamus agitaron y golpearon, pero la pluma que debía volar hasta el techo no se movía del pupitre. Seamus se puso tan impaciente que la pinchó con su varita y le prendió fuego, y Harry tuvo que a pagarlo dándole golpes con su libro.

Ron, en la mesa próxima, no estaba teniendo mucha más suerte.

¡Wingardium leviosa! —gritó, agitando sus largos brazos como un molino.

Lo estás diciendo mal. —Le riño  Hermione —Es Win-gar-dium levi-o-sa, pronuncia gar más claro y más largo.

Dilo, tú, entonces, si eres tan inteligente —dijo Ron con rabia.

Hermione se arremangó las mangas de su túnica, agitó la varita y dijo las palabras
mágicas. La pluma se elevó del pupitre y llegó hasta más de un metro por encima de sus
cabezas.

¡Oh, bien hecho! —gritó el profesor Flitwick, aplaudiendo—. ¡Mirad, Hermione Granger lo ha conseguido!

Al finalizar la clase, Ron estaba de muy mal humor.

No es raro que nadie la aguante —dijo , cuando caminaban  en el pasillo—. Es una pesadilla, se los digo en serio.

Alguien chocó contra Harry. Era Hermione.  pude ver su cara y vi que estaba llorando.

Creo que te ha oído- le comento Brandon algo inquieto.

¿Y qué? —dijo Ron, aunque parecía un poco incómodo—. Ya debe de haberse dado cuenta de que no tiene amigos.

-¡Oye! Yo soy su amiga- le dije seria.



Hermione no apareció en la clase siguiente y no la vi en toda la tarde. De camino al Gran Comedor, para la fiesta de Halloween, Harry y Ron oyeron que Parvati Patil le decía a su amiga Lavender que Hermione estaba llorando en el cuarto de baño de las niñas y que deseaba que la dejaran sola. Ron pareció más molesto aún, pero un momento más tarde habían entrado en el Gran Comedor; donde las decoraciones de
Halloween le hizo olvidar a Hermione.


Mil murciélagos aleteaban desde las paredes y el techo, mientras que otro millar más pasaba entre las mesas, como nubes negras, haciendo temblar las velas de las calabazas. El festín apareció de pronto en los platos dorados, como había ocurrido en el banquete de principio de año.


Estaba agarrando una trufa de chocolate , cuando el profesor Quirrell llegó rápidamente al comedor; con el turbante torcido y cara de terror. Todos lo contemplamos mientras se acercaba al profesor Dumbledore, se apoyaba sobre la mesa y jadeaba:




Un trol... en las mazmorras... Pensé que debía saberlo.

Y se desplomó en el suelo.

Se produjo un tumulto. Para que se hiciera el silencio, el profesor Dumbledore tuvo
que hacer salir varios fuegos artificiales de su varita.

Prefectos —exclamó—, conducid a vuestros grupos a los dormitorios, de inmediato.

Percy estaba en su elemento.


¡Seguidme! ¡Los de primer año, manteneos juntos! ¡No necesitáis temer al trol si seguís mis órdenes! Ahora, venid conmigo. Haced sitio, tienen que pasar los de primer año. ¡Perdón, soy un prefecto!

¿Cómo ha podido entrar aquí un trol? —preguntó Harry, mientras subíamos por la
escalera.

No tengo ni idea, parece ser que son realmente estúpidos —dijo Ron

-Tal vez Peeves lo dejó entrar; como broma de Halloween. – sugerí encogiéndome de hombros, no voy a mentir estoy asustada pero se que los profesores pueden encargarse.

-Es una broma de mal gusto- hablo secamente Brandon

-Oye ¿que te sucede?-le pregunte extrañada por su comportamiento pero el no se dio cuenta estaba ocupado mirando la multitud.

-Ángel, le tiene miedo a los Trols- dijo intentando abriese paso.

-¿Qué estas haciendo?- pregunto Ron al ver que Brandon quería salir de la formación.

-Tengo que asegurarme que este bien- nos dijo angustiado pero Harry lo retuvo.

-Si ella y Malfoy son amigos desde los siete años, estoy segura que el la cuidara- trate de calmarlo pero el me miro serio.

-Draco Malfoy, es un cobarde- comento para soltarse del agarre de Harry e irse hacia el grupo de Slytherin’s.

-No podemos negar la realidad- dijo Ron encogiéndose de hombros, hice una mueca.

Pasaron entre varios grupos de alumnos que corrían en distintas direcciones.

Mientras se abrían camino entre un tumulto de confundidos Hufflepuffs, me aferre con firmeza a los brazos de Harry y Ron.

¡Acabo de acordarme... Hermione!- exclame preocupada.

¿Qué pasa con ella?-pregunto Ron confuso.

No sabe nada del trol- suspiro Harry dándose cuenta de la situación.

Ron se mordió el labio.

Oh, bueno —dijo enfadado— Pero que Percy no nos vea.

-Esperen, voy con ustedes- les dije deteniéndolos al ver como se iban a ir sin mi, ellos compartieron una mirada para luego mirarme.

-Bien. Pero detrás de mi- me dijo Harry serio.

Nos agachamos y nos mezclamos con los Hufflepuff’s que iban hacia el otro lado, nos
deslizamos por un pasillo desierto y corrimos hacia el cuarto de baño de las niñas.

Acabábamos de doblar una esquina cuando oyeron pasos rápidos a sus espaldas.

—¡Percy! —susurró Ron, empujando a Harry haciendo que Harry me empujara a mi detrás de un gran buitre de piedra.

Sin embargo, al mirar; no vimos a Percy, sino a Snape. Cruzó el pasillo y desapareció de la vista.

¿Qué es lo que está haciendo? —murmuró Harry—¿Por qué no está en las mazmorras, con el resto de los profesores?

No tengo la menor idea.- hable confundida mirando ahora el pasillo por el que desapareció.

Lo más silenciosamente posible, nos arrastramos por el otro pasillo, detrás de los
pasos apagados del profesor.

Se dirige al tercer piso —dijo Harry, pero Ron levantó la mano.

¿No sienten un olor raro?

Olfatee y un aroma especial llegó a su nariz, una mezcla de calcetines sucios y baño público que nadie limpia. Casi devuelvo todo lo que comí en la cena y rápidamente tape mi nariz con mi mano.


Y lo oímos, un gruñido y las pisadas inseguras de unos pies gigantescos. Ron señaló al fondo del pasillo, a la izquierda. Algo enorme se movía hacia nosotros. Nos ocultamos en las sombras y lo vimos surgir a la luz de la luna.


Era una visión horrible. Más de tres metros y medio de alto y tenía la piel de color gris piedra, un descomunal cuerpo deforme y una pequeña cabeza pelada. Tenía piernas cortas, gruesas como troncos de árbol, y pies achatados y deformes. El olor que despedía era increíble. Llevaba un gran bastón de madera que arrastraba por el suelo, porque sus brazos eran muy largos.


El monstruo se detuvo en una puerta y miró hacia el interior. Agitó sus largas orejas, tomando decisiones con su minúsculo cerebro, y luego entró lentamente en la
habitación.

La llave está en la cerradura —susurró Harry—Podemos encerrarlo allí.

Buena idea —respondió Ron con voz agitada.

-Se te dan bien los planes Harry- murmure pero estoy segura que ambos lo escucharon.

Nos acercamos hacia la puerta abierta con la boca seca, rezando para que el trol no decidiera salir. De un gran salto, Harry pudo empujar la puerta y echarle la llave.

—¡!

Animados con la victoria, comenzamos a correr por el pasillo para volver, pero al llegar a la esquina escuche algo que hizo que mi corazón se detuviera: un grito agudo y aterrorizado, que procedía del lugar que acabábamos de cerrar con llave.

Oh, no —dijo Ron, tan pálido como el Barón Sanguinario.

—¡Es el cuarto de baño de las chicas! —bufó Harry.

—¡Hermione! —dije aterrada por mi amiga.

Volvimos a toda velocidad hasta la puerta y di la vuelta a la llave, resoplando de miedo. Harry
empujó la puerta y entramos corriendo.

Hermione  estaba agazapada contra la pared opuesta, con aspecto de estar a punto de desmayarse. El personaje deforme avanzaba hacia ella, chocando contra los
lavamanos.

—¡Distráelo! —gritó Harry desesperado y tirando de un grifo, lo arrojó con toda su fuerza contra la pared. Mientras yo intentaba escabullirme para llegar hasta mi amiga.

El trol se detuvo a pocos pasos de Hermione. Se balanceó, parpadeando con aire estúpido, para ver quién había hecho aquel ruido. Sus ojitos malignos detectaron a Harry vaciló y luego se abalanzó sobre él, levantando su bastón
.
¡Eh, cerebro de guisante! —gritó Ron desde el otro extremo, tirándole una cañería de metal. El ser deforme no pareció notar que la cañería lo golpeaba en la espalda, pero sí oyó el aullido y se detuvo otra vez, volviendo su horrible hocico hacia Ron y dando tiempo a Harry para correr.

¡Vamos, corre, corre! —grite  a Hermione, tratando de empujarla hacia la puerta, pero ella no se podía mover. Seguía agazapada contra la pared, con la boca abierta de miedo.




Los gritos y los golpes parecían haber enloquecido al trol. Se volvió y se enfrentó con Ron, que estaba más cerca y no tenía manera de escapar.


Entonces Harry hizo algo muy valiente y muy estúpido: corrió, dando un gran salto y se colgó, por detrás, del cuello de aquel monstruo. La atroz criatura no se daba cuenta de que Harry colgaba de su espalda, pero hasta un ser así podía sentirlo si uno le clavaba un palito de madera en la nariz, pues la varita de Harry todavía estaba en su mano cuando saltó y se había introducido directamente en uno de los orificios nasales del trol.


Chillando de dolor; el trol se agitó y sacudió su bastón, con Harry colgado de su cuello y luchando por su vida. En cualquier momento el monstruo lo destrozaría, o le daría un golpe terrible con el bastón.


Tire a Hermione al suelo al ver que el bastón casi nos golpeaba, Hermione seguía sin poder moverse. Ron empuñó su propia varita, sin
saber qué iba a hacer; y se oyó gritar el primer hechizo que se le ocurrió:



¡Wingardium leviosa!

El bastón salió volando de las manos del trol, se elevó, muy arriba, y luego dio la vuelta y se dejó caer con fuerza sobre la cabeza de su dueño. El trol se balanceó y cayó boca abajo con un ruido que hizo temblar la habitación.

Harry se puso de pie. Le faltaba el aire. Ron estaba allí, con la varita todavía levantada, contemplando su obra.

Hermione fue la que habló primero.

¿Está... muerto?

No lo creo —dije mirando la escena desde el suelo, Hermione seguía tirada al lado mio.

Supongo que está desmayado.- comento Harry mientras de inclinó y retiró su varita de la nariz del trol. Estaba cubierta por una gelatina gris.

Puaj... qué asco.-me queje al ver eso mientras Harry la limpió en la piel del trol.




Un súbito portazo y fuertes pisadas hicieron que los cuatro de nosotros nos sobresaltaran.
Un momento después, la profesora McGonagall entraba apresuradamente en la habitación, seguida por Snape y Quirrell, que cerraban la marcha. Quirrell dirigió una mirada al monstruo, se le escapó un gemido y se dejó caer en un inodoro, apretándose el pecho.


Snape se inclinó sobre el trol. La profesora McGonagall nos miraba.


Nunca la habían visto tan enfadada. Tenía los labios blancos. Las esperanzas de ganar puntos para Gryffindor se desvanecieron rápidamente de mi mente.


¿En qué estabais pensando, por todos los cielos? —dijo la profesora McGonagall, con una furia helada. Mire a Ron, todavía con la varita levantada— Tenéis suerte de que no os haya matado. ¿Por qué no estabais en los dormitorios?

Snape dirigió a Harry una mirada aguda e inquisidora. Harry clavó la vista en el suelo. Luego poso su mirada en mi, pero era de una forma diferente. Estaba escaneándome detenidamente para luego soltar un pequeño y silencioso suspiro.

Por favor; profesora McGonagall... Me estaban buscando a mí.

¡Hermione Granger!

Ayude a Hermione a levantarla del suelo, ella tomo mi mano con una sonrisa pero la borro al enfrentarse a McGonagall.

Yo vine a buscar al trol porque yo... yo pensé que podía vencerlo, porque, ya sabe, había leído mucho sobre el tema.-

Ron dejó caer su varita de la sorpresa, yo abrí solo los ojos mirándola. ¿Hermione diciendo una mentira a una profesora?

Si ellos no me hubieran encontrado, yo ahora estaría muerta. Harry le clavó su varita en la nariz y Ron lo hizo golpearse con su propio bastón._____ estaba ocupada cubriéndome y tratando de hacerme reaccionar para que escapara pero del miedo no pude. No tuvieron tiempo de ir a buscar ayuda. Estaba a punto de matarme cuando ellos llegaron.

Bueno... en ese caso —dijo la profesora McGonagall, contemplando a los cuatro de nosotros—... Hermione Granger; eres una tonta. ¿Cómo creías que ibas a derrotar a un trol gigante tú sola?-

Hermione bajó la cabeza. Yo estaba callada de la sorpresa. Hermione era la última persona que haría algo contra las reglas, y allí estaba, fingiendo una infracción para librarnos del problema. Era como si Snape empezara a repartir golosinas.

Hermione Granger, por esto Gryffindor perderá diez puntos —dijo la profesora McGonagall— Estoy muy desilusionada por tu conducta. Si no te ha hecho daño, mejor que vuelvas a la torre Gryffindor. Los alumnos están terminando la fiesta en sus casas.-

Hermione se marchó.

La profesora McGonagall se volvió hacia Harry, Ron y yo.

Bueno, sigo pensando que tuvisteis suerte, pero no muchos de primer año podrían derrumbar a esta montaña. Habéis ganado cinco puntos cada uno para Gryffindor. El profesor Dumbledore será informado de esto. Podéis iros.

Salimos rápidamente y no hablamos hasta subir dos pisos. Era un alivio estar fuera del alcance del olor del trol, además del resto.
En el camino vi un papel tirado en el suelo, me llamo la atención así que lo levante discretamente. Era una carta, la leeré en la sala común.

Tendríamos que haber obtenido más de diez puntos —se quejó Ron.

Cinco, querrás decir; una vez que se descuenten los de Hermione.- le dije haciendo las cuentas mientras hacia una mueca.

Se portó muy bien al sacarnos de este lío —admitió Ron—. Claro que nosotros la salvamos.

No habría necesitado que la salváramos si no hubiéramos encerrado esa cosa con ella —le recordó Harry.

Habíamos llegado al retrato de la Dama Gorda.

Hocico de cerdo —dije, y entramos.

La sala común estaba llena de gente y ruidos. Todos comían lo que les habían subido. Hermione, sin embargo, estaba sola, cerca de la puerta, esperándo. Se produjo una pausa muy incómoda. Luego, sin mirarse, todos dieron: «Gracias» y corri a buscar platos para comer.


Pero desde aquel momento Hermione Granger se convirtió en la amiga de Harry y Ron, ya que mi amiga ya es de antes. Hay algunas cosas que no se pueden compartir sin terminar unidos, y derrumbar un trol de tres metros y medio es una de esas cosas.


Me senté en uno de los sillones individuales para sacar el papel, me dispuse a leer;


Me siento halagado que allá alguien que todavía conozca mi nombre, debes de ser demasiado inteligente con tan solo once años. Aun no comprendo porque alguien como tu sentiría admiración por alguien como yo, pregúntale mi nombre a cualquiera y te dirán las cosas horribles que dicen que hice, pero ellos no comprenden. Lamentablemente eres menor de edad y con mi condición No podemos conocernos aun, pero puedo asesorarte solo si quieres a través de cartas, aunque debes de tener paciencia. Desde Hogwarts hasta donde estoy es un recorrido demasiado largo, no prenociones a tu lechuza. No le digas a nadie que buscaste la forma de contactarme, creerán que estas fuera de tu mente.
Ten cuidado con Albus Dumbledore.

No estaba firmado, tampoco decía a quien estaba dirigida la carta.

-¿Qué haces?- pregunto Fred mirando por encima de mi hombro asiéndome sobresaltar.

-¿Qué es eso?-pregunto George tomando la carta al darse cuenta que estaba aturdida por el susto.

-Oigan- me queje molesta tratando de sacarles la carta pero ellos ya la habían leído.

-¿Andas en malos pasos, ____?-pregunto Fred burlón luego de leer la carta.

-Si, ¿con quien hablas?- cuestiono George sonriendo pero en los ojos de ambos gemelos se veía la clara preocupación y curiosidad.

-No es mía, la encontré tirada en uno de los pasillos. Pero no esta firmada ni quien la envía ni para quien es- preferí ser sincera, no me gusta mentir.

-Mmm, podemos ayudarte a investigar- hablaron al mismo tiempo

-No quiero meterme en el asunto de otras personas…-hable sacándoles la carta para doblarla y tirarla al fuego.

-Sabemos que es alguien menor el destinatario- se rio Fred

-Y que tiene solo once años, es alguien de primero- comento George sin nunca borrar su sonrisa.

-No se entrometan-les advertí seria.


Última edición por Angelica_Queen el Vie 24 Ago 2018, 6:41 pm, editado 2 veces
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La hermana del niño que sobrevivio

Mensaje por Jinx el Lun 13 Ago 2018, 7:02 pm

Hola Hola!
Me encanto el cap!

Me encantan los misterios que tiene la historia! Parece que la carta era para Brandon, pero me puse a leer y en uno de los caps anteriores Brandon hablaba con alguien que ya habia estado en Gryffindor y conocia a Snape! Dando a entender que se hablaban de mucho antes Y la carta de este cap, demuestra que quien escribe esta carta es que le empezaron a hablar recientemente :0. NOSE PARA QUIEN ES LA CARTA NI QUIEN LA ENVIA Y ESO ME VUELVE LOCA! EL MISTERIO ME MATA PERO MAS ME MATA SABER QUE FALTARA MUCHO PARA QUE ME REVELEN QUIEN ENVIA LA CARTA O QUIEN LA RECIBE :(

Me gusta como la relacion de rayita y draco, va de a poco y no todo de golpe!! 

Brandon es tan buen hermano, siento que Ángel es buena pero por algo se comporta asi!

Al fin se hacen amigos Ron y Harry de Hermione, rayita estaba dividida a la mitad antes! 

Vi los personajes al principio, muchas gracias por tomarte las molestias!! Cada dia me gusta mas tu historia! Siguela pronto!
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La hermana del niño que sobrevivio

Mensaje por Angelica_Queen el Lun 13 Ago 2018, 7:51 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:Hola Hola!
Me encanto el cap!

Me encantan los misterios que tiene la historia! Parece que la carta era para Brandon, pero me puse a leer y en uno de los caps anteriores Brandon hablaba con alguien que ya habia estado en Gryffindor y conocia a Snape! Dando a entender que se hablaban de mucho antes Y la carta de este cap, demuestra que quien escribe esta carta es que le empezaron a hablar recientemente :0. NOSE PARA QUIEN ES LA CARTA NI QUIEN LA ENVIA Y ESO ME VUELVE LOCA! EL MISTERIO ME MATA PERO MAS ME MATA SABER QUE FALTARA MUCHO PARA QUE ME REVELEN QUIEN ENVIA LA CARTA O QUIEN LA RECIBE :(

Me gusta como la relacion de rayita y draco, va de a poco y no todo de golpe!! 

Brandon es tan buen hermano, siento que Ángel es buena pero por algo se comporta asi!

Al fin se hacen amigos Ron y Harry de Hermione, rayita estaba dividida a la mitad antes! 

Vi los personajes al principio, muchas gracias por tomarte las molestias!! Cada dia me gusta mas tu historia! Siguela pronto!
Me agrada tu forma de pensar~
Ya te vas a enterar si la carta es para Brandon o no, y quien la envia☆

Como digo, si sale bien mi idea es llegar hasta las reliquias de la muerte, asi que quiero que su relacion sea de a poco y no todo de golpe, ademas aun son niños de once XD

No ha sido nada, me gusto la idea porque todos saben como es Draco o Harry fisicamente pero nadie sabe como son fisicamente los seis personajes inventados por mi asi que, fue un buen consejo♡
La sigo pronto, grax por comentar♡
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La hermana del niño que sobrevivio

Mensaje por Butterfly199225 el Mar 14 Ago 2018, 4:13 am

Holaaa!!! ¿qué tal?

Amé el capítulo, me encanta la novela porque cada vez hay más misterios.
Siento mucha curiosidad por la carta que recibió Brandon...no creo que sea de sus padres porque sino hubieran escrito también a Angélica y eso no ha pasado. ¿De quién será?....Necesito saberlo!!
Y después el papel que encontró rayis...que misterioso es todo. 

Draco y rayis van acercándose poco a poco, por lo menos no se lleva tan mal como con Harry...Aunque Angélica no es para nada sociable, pero yo creo que irá cambiando.

Espero con ansias que la sigas porque cada vez me gusta más y me tiene más enganchada.
UN besooo
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La hermana del niño que sobrevivio

Mensaje por Angelica_Queen el Mar 14 Ago 2018, 7:29 am

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:
Holaaa!!! ¿qué tal?
Amé el capítulo, me encanta la novela porque cada vez hay más misterios.
Siento mucha curiosidad por la carta que recibió Brandon...no creo que sea de sus padres porque sino hubieran escrito también a Angélica y eso no ha pasado. ¿De quién será?....Necesito saberlo!!
Y después el papel que encontró rayis...que misterioso es todo. 
Draco y rayis van acercándose poco a poco, por lo menos no se lleva tan mal como con Harry...Aunque Angélica no es para nada sociable, pero yo creo que irá cambiando.
Espero con ansias que la sigas porque cada vez me gusta más y me tiene más enganchada.
UN besooo
Me alegra que te guste ♡ gracias por serme tan fiel♡♡♡

Haha ya te enteraras con quien se habla Brandon y quien envio la cara y para quien era~

La sigo pronto♡♡
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La hermana del niño que sobrevivio

Mensaje por Angelica_Queen el Miér 15 Ago 2018, 10:48 am

Capitulo 8: 

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]




Cuando empezó el mes de noviembre, el tiempo se volvió muy frío. Las montañas cercanas al colegio adquirieron un tono gris de hielo y el lago parecía de acero congelado. Cada mañana, el parque aparecía cubierto de escarcha. Por las ventanas de arriba se veía a Hagrid descongelando las escobas en el campo de quidditch, enfundado en un enorme abrigo de piel de topo, guantes de pelo de conejo y enormes botas de piel de castor.


Iba a comenzar la temporada de quidditch. Aquel sábado, Harry jugaría su primer partido, después de semanas de entrenamiento: Gryffindor contra Slytherin. Si Gryffindor ganaba, pasaríamos a ser segundos en el campeonato de las casas.


Casi nadie había visto jugar a Harry, porque Oliver Wood había decidido que sería su arma secreta...Pero la noticia de que iba a jugar como buscador se había filtrado, y Harry no sabía qué era peor: que le dijeran que lo haría muy bien o que sería un desastre.


Hermione se había vuelto un poco más flexible en lo que se refería a quebrantar las reglas, desde que Harry, Ron y yo la salvamos del monstruo, y era mucho más agradable. 


Flash back (narrador (a):



El  día anterior al primer partido de Harry los cinco estaban fuera, en el patio helado, durante 
un recreo, y _____ habia hecho aparecer un brillante fuego azul, que podían llevar con ellos, en un frasco de mermelada. Estaban de espaldas al fuego para calentarse cuando Snape cruzó el patio. De inmediato, Harry se dio cuenta de que Snape cojeaba.


Los cinco chicos se apiñaron para tapar el fuego, ya que no estaban seguros de que aquello estuviera permitido. Por desgracia, algo en sus rostros culpables hizo detener a Snape. Se dio la vuelta, arrastrando la pierna. No había visto el fuego, pero parecía buscar una razón para regañarles.


—¿Qué tienes ahí, Potter?

Era el libro sobre quidditch. Harry se lo enseñó.

—Los libros de la biblioteca no pueden sacarse fuera del colegio —dijo Snape—Dámelo. Cinco puntos menos para Gryffindor.


-¿Dónde esta escrita esa regla?- pregunto Brandon desafiante.


-Eres un mocoso arrogante y engreído, eres el calco de él. Es una lastima que no hayas heredado nada de Lysander o Aquila- hablo Snape con desagrado dándose la vuelta pero se detuvo mirando al grupo sobre su hombro- y esos son otros cinco puntos menos para Gryffindor- dicho eso empezó a caminar.


Brandon pareció enfadarse, algo inusual en el. Pero Hermione rápida como un rayo, se pre capto de que Brandon había sacado su varita. Se la arrebato rápidamente mientras le fruncía el seño.


-Nos vas a meter en graves problemas, necesitas calmarte- le regaño Hermione.

—Seguro que se ha inventado esa regla —murmuró Harry con furia, mientras Snape se alejaba cojeando.

—Me pregunto qué le pasa en la pierna.- comento _____ mirando como Snape entraba en el castillo.

—No sé, pero espero que le duela mucho —dijo Ron con amargura.


En la sala común de Gryffindor había mucho ruido aquella noche. Harry, Ron, Brandon, Hermione y _____ estaban sentados juntos, cerca de la ventana. Hermione estaba repasando los deberes de Harry y Ron sobre Encantamientos. Nunca los dejaba copiar, pero si le pedían que revisara los trabajos les explicaba las respuestas correctas. Mientras que Brandon le estaba explicando a _____ sobre un viejo mago oscuro llamado Herpo el loco, ya que tenian también deberes de Historia de la magia. 


Harry se sentía inquieto. Quería recuperar su libro sobre quidditch, para mantener
la mente ocupada y no estar nervioso por el partido del día siguiente. ¿Por qué iba a temer a Snape? Se puso de pie y dijo a sus tres amigos y su hermana que le preguntaría a Snape si podía devolverle el libro.


—Yo no lo haría —Dijo Brandon rápidamente, pero Harry pensaba que Snape no se iba a negar, si había otros profesores presentes.


-Ten cuidado Harry- le dijo su hermana con una expresión de preocupación, el azabache solo asintió dándole una sonrisa para tranquilizar a la pelirroja.


Bajó a la sala de profesores y llamó. No hubo respuesta. Llamó otra vez. Nada.


¿Tal vez Snape había dejado el libro allí? Valía la pena intentarlo. Empujó un poco la puerta, miró antes de entrar... y sus ojos captaron una escena horrible.


Snape y Filch estaban allí, solos. Snape tenía la túnica levantada por encima de las rodillas. Una de sus piernas estaba magullada y llena de sangre. Filch le estaba alcanzando unas vendas.


—Esa cosa maldita... —decía Snape¿Cómo puede uno vigilar a tres cabezas al mismo tiempo?


Harry intentó cerrar la puerta sin hacer ruido, pero...


—¡POTTER!


El rostro de Snape estaba crispado de furia y dejó caer su túnica rápidamente, para ocultar la pierna herida. Harry tragó saliva.


—Me preguntaba si me podía devolver mi libro.

—¡FUERA! ¡FUERA DE AQUÍ!

Harry se fue, antes de que Snape pudiera quitarle puntos para Gryffindor. Subió corriendo la escalera.

—¿Lo has conseguido? —preguntó Ron, cuando se reunió con ellos

—¿Qué ha pasado?-pregunto _____ mirando que su hermano estaba pálido.


Entre susurros, Harry les contó lo que había visto.


—¿Sabéis lo que quiere decir? —terminó sin aliento—¡Que trató de pasar por donde estaba el perro de tres cabezas, en Halloween! Allí se dirigía cuando lo vimos...¡Iba a buscar lo que sea que tengan guardado allí! ¡Y apuesto mi escoba a que fue él quien dejó entrar al monstruo, para distraer la atención!


—No, no puede ser —dijo ______ negándose a creer que un profesor haría algo así.


—Sé que no es muy bueno, pero no iba a tratar de robar algo que Dumbledore está custodiando- hablo Hermione con los ojos demasiado abiertos.


—De verdad, Hermione, tú crees que todos los profesores son santos o algo parecido —dijo enfadado Ron.


—Yo estoy con Harry. Creo que Snape es capaz de cualquier cosa. Pero ¿qué busca? ¿Qué es lo que guarda ese perro?- pregunto Brandon cruzando sus brazos.



(FIN DEL FLASH BACK)


Narra _____:





La mañana siguiente amaneció muy brillante y fría. El Gran Comedor estaba inundado por el delicioso aroma de las salchichas fritas y las alegres charlas de todos, que esperaban un buen partido de quidditch.


—Tienes que comer algo para el desayuno.- le dijo preocupada Hermione a Harry


—No quiero nada.


—Aunque sea un pedazo de tostada —suplique mirando los ojos verdes de mi hermano.


—No tengo hambre.


—Harry, necesitas fuerza —dijo Brandon serio— Los únicos que el otro equipo marca son los buscadores.


—Gracias, Brandon —respondió Harry, observando cómo llenaba de salsa de
tomate sus salchichas.

-No me agradezcas hasta no traerme la victoria- comento Brandon moviendo la mano con desdén.

-Estas muy competitivo- hablo Ron levantando la mirada de su plato de comida.

-Es cierto- dije dándole la razón a mi mejor amigo de pelo rojo.


-Me niego a que Slytherin gane, mi hermana no dejara de molestarme- se quejo frunciendo su seño.


-En eso llevas la razón- apareció Angélica con Theo a su lado, como siempre Crabbe y Goyle detrás de ellos pero vi que no estaba Malfoy con ellos.


-Esta en la sala común- me informo Raeken en un murmuro a lo que asentí lentamente. 


Pero me puse a pensar ¿Cómo sabe que apenas me trato con Draco Malfoy? El rubio me había dicho que no lo tolera, así que no se lo debió de haber dicho.


-¿Qué paso con Malfoy? ¿Tiene miedo de ver como Slytherin va a perder?- pregunto Ron con intenciones de molestar a las serpientes, Goyle apretó sus puños mientras se acercaba pero Theo lo detuvo con una sonrisa fría.


-No gastes tus fuerzas en ellos, no merecen ni nuestro tiempo- comento Theo como si no estuviéramos presentes.


-¿Entonces que hacen aquí?- desafió Brandon mirando a Raeken pero el solo señalo a Angélica.


-Solo vine como buena compañera, buena suerte Potter. La vas a necesitar contra Terence- hablo la Slytherin señalando a un rubio de tercer año, que le dirigió una mirada coqueta a su compañera de casa.


-¿En serio hermana?- pregunto Brandon alzando una ceja fulminando con la mirada desde lejos al Slytherin mayor, pero estaba de espaldas así que no podía verlo.


-¿Qué? Gracias a el, Slytherin tiene la copa de Quidditch- respondió la castaña encogiéndose de hombros.


-Ya veremos en el campo- contesto Brandon sonriendo competitivamente.


-Apuesten- hablaron los gemelos Weasley con una sonrisa al ver el mundo arder.


-Hagan sus apuestas- dijo George sonriente.

-¡Si! Slytherin contra Gryffindor ¿Qué apuestan los Queen?- hablo Fred relajado.

-Si gana Slytherin quiero que hagas mis deberes- opino la castaña de ojos ámbar.

-No te lo recomendaría…- hable sin evitarlo, Brandon es malo en transformaciones.

-Cierto…entonces quiero que Theo venga a casa en vacaciones. Les dirás a madre y padre que es tu mejor amigo- pidió la serpiente sonriente, vi como Brandon abrió los ojos incrédulo mientras que Raeken miraba la escena como un cachorro perdido.

-¡Ni hablar!- exclamo horrorizado Brandon.

-Gracias por confiar en mi- suspiro Harry sintiéndose mas presionado, yo le di un apretón a mi hermano como muestra de apoyo.

-Si gana Gryffindor, te portaras amable con mis amigos- dijo Brandon señalándonos haciendo que todos abramos los ojos.

-Si me porto amable- hizo un puchero Ángel mirando a su hermano.

-No me hagas esa cara- se quejo Brandon mirando a otro lado.

-No te matara tratarnos bien- hable metiéndome en la conversación de los Queen, otra vez.

-Tengo una reputación que mantener. Paso- dijo Angélica seria, mire sus ojos ámbar intentando buscar algún signo de empatía o amabilidad, lo había pero era muy leve. No era como Brandon que fue amable desde el primer momento, ella se mantenía firme en no dar su brazo a torcer.


-Oh la pequeña serpiente tiene miedo- se burlo Fred tocando el cabello castaño de Angélica.

-Si, es claro que los Slytherin son cobardes- continuo George tocando su mejilla con intención de molestarla.

-Cierren sus bocas- se ruborizo Angélica yéndose molesta, Theo troto para ponerse a su lado mientras que Crabbe y Goyle corrieron gritando que los esperaran.

-Lo intente- nos dio Brandon una sonrisa tímida.

-No tienes porque obligarla- comento Hermione sonriendo de lado.

-Lose, solo quiero que vean que no es mala como aparenta- suspiro Brandon.

-Supongo que tendrá sus motivos- me encogí de hombros, no iba a negar que la Slytherin no despertaba curiosidad en mi. De lejos siempre puedo ver que se mantiene firme a su amistad con Malfoy, no importa lo cruel que pueda a llegar a ser el rubio ella se mantiene leal. Pero, ¿Por qué?


-No están enamorados- se burlo Brandon de mi, ya que le pregunte si era posible que estén juntos.

-¿ Entonces?- pregunte frustrada quedándome sin ideas.

-No me corresponde rebelarte parte de su pasado, pregúntale- me animo Brandon a lo que hice una mueca. Dudo mucho que Angélica Lyra Queen me rebele parte de su pasado solo porque tengo curiosidad sobre Draco Malfoy.

-No es por ofenderte pero no se que le ven a tu hermana, la mayoría- dijo Ron mirando a Brandon quien solo puso sus ojos en blanco.

-¡Come Harry de una buena vez!- exclame molesta al ver como mi hermano jugaba con la comida, el al escucharme molesta empezó a comer...


A las once de la mañana, todo el colegio parecía estar reunido alrededor del campo de quidditch. Muchos alumnos tenían prismáticos. Los asientos podían elevarse pero, incluso así, a veces era difícil ver lo que estaba sucediendo.


Hermione y yo nos reunieron con Brandon y Ron en la grada más alta. Para darle una sorpresa a Harry, habíamos transformado en pancarta una de las sábanas que Scabbers 
había estropeado. Decía: «Potter; presidente», y Brandon, que dibujaba bien, había trazado
un gran león de Gryffindor. Luego Hermione había realizado un pequeño hechizo y la
pintura brillaba, cambiando de color.


La señora Hooch hacía de árbitro. Estaba en el centro del campo, esperando a los dos equipos, con su escoba en la mano.


Bien, quiero un partido limpio y sin problemas, por parte de todosdijo cuando 
estuvieron reunidos a su alrededor—Montad en vuestras escobas, por favor.


Harry subió a su Nimbus 2.000.

La señora Hooch dio un largo pitido con su silbato de plata. Quince escobas se elevaron, alto, muy alto en el aire. Y estaban muy lejos.


—Y la quaffle es atrapada de inmediato por Angelina Johnson de Gryffindor... Qué 
excelente cazadora es esta joven y, a propósito, también es muy guapa...


—¡JORDAN!


—Lo siento, profesora.


El amigo de los gemelos Weasley, Lee Jordan, era el comentarista del partido, vigilado muy de cerca por la profesora McGonagall.


—Y realmente golpea bien, un buen pase a Alicia Spinnet, el gran descubrimiento de Oliver Wood, ya que el año pasado estaba en reserva... Otra vez Johnson y.. No,
Slytherin ha cogido la quaffle, el capitán de Slytherin, Marcus Flint se apodera de la
quaffle y allá va... Flint vuela como un águila... está a punto de... no, lo detiene una
excelente jugada del guardián Wood de Gryffindor y Gryffindor tiene la quaffle... Aquí 
está la cazadora Katie Bell de Gryffindor; buen vuelo rodeando a Flint, vuelve a
elevarse del terreno de juego y.. ¡Aaayyyy!, eso ha tenido que dolerle, un golpe de
bludger en la nuca... La quaffle en poder de Slytherin... Adrian Pucey cogiendo 
velocidad hacia los postes de gol, pero lo bloquea otra bludger, enviada por Fred o
George Weasley, no sé cuál de los dos... bonita jugada del golpeador de Gryffindor, y
Johnson otra vez en posesión de la quaffle, el campo libre y allá va, realmente vuela,
evita una bludger, los postes de gol están ahí... vamos, ahora Angelina... el guardián
Bletchley se lanza... no llega... ¡GOL DE GRYFFINDOR!



Los gritos de los de Gryffindor llenaron el aire frío, junto con los silbidos y quejidos de Slytherin.


—Venga, dejadme sitio.


—¡Hagrid!


Ron y Hermione se juntaron para dejarle espacio a Hagrid.


—Estaba mirando desde mi cabaña —dijo Hagrid, enseñando el largo par de binoculares que le colgaban del cuello—. Pero no es lo mismo que estar con toda la gente. Todavía no hay señales de la snitch, ¿no?


—No- negó Brandon mirando fijamente el partido.


—Harry todavía no tiene mucho que hacer.- agrego Ron


—Mantenerse fuera de los problemas ya es algo —dijo Hagrid, cogiendo sus
binoculares y fijándolos en la manchita que era Harry.


Por encima de nosotros, Harry volaba sobre el juego, esperando alguna señal de la snitch. 


Cuando Angelina anotó un punto, Harry dio unas volteretas para aflojar la tensión, y volvió a vigilar la llegada de la snitch. En un momento vio un resplandor dorado, pero era el reflejo del reloj de uno de los gemelos Weasley; en otro, una bludger decidió perseguirlo, como si fuera una bala de cañón, pero Harry la esquivó y Fred Weasley salió a atraparla.


—¿Está todo bien, Harry? —tuvo tiempo de gritarle, mientras lanzaba la bludger con furia hacia Marcus Flint.


—Slytherin toma posesión —decía Lee Jordan—. El cazador Pucey esquiva dos bludger, a los dos Weasley y al cazador Bell, y acelera... esperen un momento... ¿No es la snitch?



Un murmullo recorrió la multitud, mientras Adrian Pucey dejaba caer la quaffle, demasiado ocupado en mirar por encima del hombro el relámpago dorado, que había pasado al lado de su oreja izquierda.

Harry la vio. En un arrebato de excitación se lanzó hacia abajo, detrás del destello dorado. El buscador de Slytherin, Terence Higgs, también la había visto. Nariz con nariz, se lanzaron hacia la snitch... Todos los cazadores parecían haber olvidado lo que debían hacer y estaban suspendidos en el aire para mirar.

Harry era más veloz que Higgs. Podía ver la pequeña pelota, agitando sus alas, volando hacia delante. Aumentó su velocidad y...¡PUM! Un rugido de furia resonó desde los Gryffindors de las tribunas... Marcus Flint había cerrado el paso de Harry, para desviarle la dirección de la escoba, y éste se aferraba para no caer.

—¡Falta! —gritamos los Gryffindors.


La señora Hooch le gritó enfadada a Flint, y luego ordenó tiro libre para Gryffindor; en el poste de gol. Pero con toda la confusión, la snitch dorada, como era de esperar, había vuelto a desaparecer.


Abajo en las tribunas, Dean Thomas gritaba.


¡Eh, árbitro! ¡Tarjeta roja!
—Esto no es el fútbol, Dean —le recordé intentando ver a mi hermano.
—No se puede echar a los jugadores en quidditch... -Hablo Brandon.
-¿Y qué es una tarjeta roja?- pregunto Ron confuso.
—Deberían cambiar las reglas. Flint ha podido derribar a Harry en el aire.-comento Hagrid.


—Entonces... después de esta obvia y desagradable trampa...


—¡Jordan! —lo regañó la profesora McGonagall.


—Quiero decir, después de esta evidente y asquerosa falta...


—¡Jordan, no digas que no te aviso...!


—Muy bien, muy bien. Flint casi mata al buscador de Gryffindor, cosa que le podría suceder a cualquiera, estoy seguro, así que penalti para Gryffindor; la coge Spinnet, que tira, no sucede nada, y continúa el juego, Gryffindor todavía en posesión de la pelota.


Cuando Harry esquivó otra bludger, que pasó peligrosamente cerca de su cabeza, ocurrió. Su escoba dio una súbita y aterradora sacudida. Durante un segundo pensé que mi hermano se iba a caer. Se aferró con fuerza a la escoba con ambas manos y con las rodillas. 

Sucedió de nuevo. Era como si la escoba intentara derribarlo. Pero las Nimbus 2.000 no decidían súbitamente tirar a sus jinetes. Harry trató de dirigirse hacia los postes de Gryffindor para decirle a Wood que pidiera una suspensión del partido, y entonces su escoba estaba completamente fuera de control. No podía dar la vuelta. No podía dirigirla de ninguna manera. Iba en zigzag por el aire y, de vez en cuando, daba violentas sacudidas que casi lo hacían caer.

Lee seguía comentando el partido.


—Slytherin en posesión... Flint con la quaffle... la pasa a Spinnet, que la pasa a Bell... una bludger le da con fuerza en la cara, espero que le rompa la nariz (era una broma, profesora), Slytherin anota un tanto, oh, no...-


Los de Slytherin vitoreaban. Nadie parecía haberse dado cuenta de la conducta extraña de la escoba de Harry Lo llevaba cada vez más alto, lejos del juego, sacudiéndose y retorciéndose.


—No sé qué está haciendo Harry —murmuró Hagrid. Miró con los binoculares—Si no lo conociera bien, diría que ha perdido el control de su escoba... pero no puede ser...-


De pronto, la gente comenzó a señalar hacia Harry por encima de las gradas. Su escoba había comenzado a dar vueltas y él apenas podía sujetarse. Entonces la multitud jadeó. La escoba de Harry dio un salto feroz y Harry quedó colgando, sujeto sólo con una mano.


—¿Le sucedió algo cuando Flint le cerró el paso? —pregunte en susurro asustada por la vida de mi hermano.
No puede ser dijo Hagrid, con voz temblorosa—.Nada puede interferir en una escoba, excepto la poderosa magia tenebrosa... Ningún chico le puede hacer eso a una Nimbus 2.000


Ante esas palabras, Hermione cogió los binoculares de Hagrid, pero en lugar de enfocar a Harry comenzó a buscar frenéticamente entre la multitud.


—¿Qué haces? —gimió Ron, con el rostro grisáceo.
—Lo sabía —resopló Hermione—Snape... Mira.-


Ron cogió los binoculares. Snape estaba en el centro de las tribunas frente a ellos. Tenía los ojos clavados en Harry y murmuraba algo sin detenerse.


—Está haciendo algo... Mal de ojo a la escoba —dije tomando los binoculares mirando a Snape.
—¿Qué podemos hacer?-pregunto Brandon.
—Déjenmelo a mí.- nos dijo Hermione levantándose de su asiento.


Antes de que alguien pudiera decir nada más, Hermione había desaparecido. Me volví  a enfocar a Harry. La escoba vibraba tanto que era casi imposible que pudiera seguir colgado durante mucho más tiempo. Todos miraban aterrorizados, mientras los Weasley volaban hacía él, tratando de poner a salvo a Harry en una de las escobas. Pero aquello fue peor: cada vez que se le acercaban, la escoba saltaba más alto. Se dejaron caer y comenzaron a volar en círculos, con el evidente propósito de atraparlo si caía.

Marcus Flint cogió la quaffle y marcó cinco tantos sin que nadie lo advirtiera.


—Vamos, Hermione —murmuraba desesperado Brandon.
-¿Estas preocupado por Harry o el partido?- le pregunte seria mirando al castaño.
-Ambas- admitió haciendo una leve sonrisa tímida, suspire para ponerme los binoculares para ver a mi amiga.


Hermione había cruzado las gradas hacia donde se encontraba Snape y en aquel momento corría por la fila de abajo. Ni se detuvo para disculparse cuando atropelló al profesor Quirrell y, cuando llegó donde estaba Snape, se agachó, sacó su varita y susurró unas pocas y bien elegidas palabras.
Unas llamas azules salieron de su varita y saltaron a la túnica de Snape. El profesor 
tardó unos treinta segundos en darse cuenta de que se incendiaba. Un súbito aullido le
indicó a la chica que había hecho su trabajo. Atrajo el fuego, lo guardó en un frasco
dentro de su bolsillo y se alejó gateando por la tribuna. Snape nunca sabría lo que le
había sucedido.


Fue suficiente. Allí arriba, súbitamente, Harry pudo subir de nuevo a su escoba.


—¡Neville, ya puedes mirar! —dijo Ron. Neville había estado llorando dentro de la chaqueta de Hagrid aquellos últimos cinco minutos.


Harry iba a toda velocidad hacia el terreno de juego cuando vieron que se llevaba la 
mano a la boca, como si fuera a marearse. Tosió y algo dorado cayó en su mano.


—¡Tengo la snitch! —gritó, agitándola sobre su cabeza; el partido terminó en una
confusión total.


—No es que la haya atrapado, es que casi se la traga —todavía gritaba Flint veinte minutos más tarde. Pero aquello no cambió nada. Harry no había faltado a ninguna regla y Lee Jordan seguía proclamando alegremente el resultado. Gryffindor había ganado por ciento setenta puntos a sesenta. 


Mas tarde tomaba una taza de té fuerte, en la cabaña de Hagrid, con Ron, Harry y  Hermione. Brandon tuvo que ir a la lechucería a enviar una carta. Otra vez.


—Era Snape —explicaba Ron mirando a Harry—Hermione, Brandon, _____ y yo lo vimos. Estaba maldiciendo tu escoba. Murmuraba y no te quitaba los ojos de encima.


—Tonterías —dijo Hagrid, que no había oído una palabra de lo que había sucedido—¿Por qué iba a hacer algo así Snape?-


Con Harry, Ron y Hermione nos miramos, preguntándonos qué le íbamos a decir. Harry
decidió contarle la verdad.


—Descubrimos algo sobre él —dijo a Hagrid—Trató de pasar ante ese perro de tres cabezas, en Halloween. Y el perro lo mordió. Nosotros pensamos que trataba de robar lo que ese perro está guardando.

Hagrid dejó caer la tetera.

—¿Qué sabéis de Fluffy? —dijo.


—¿Fluffy?- pregunte ladeando la cabeza


—Ajá... Es mío... Se lo compré a un griego que conocí en el bar el año pasado... y se lo presté a Dumbledore para guardar...


—¿Sí? —dijo Harry con nerviosismo.


—Bueno, no me preguntéis más —dijo con rudeza Hagrid— Es un secreto.


—Pero Snape trató de robarlo.- insistió Ron.


—Tonterías —repitió HagridSnape es un profesor de Hogwarts, nunca haría
algo así.


—Entonces ¿por qué trató de matar a Harry? —gritó Hermione.


Los acontecimientos de aquel día parecían haber cambiado nuestra idea sobre Snape.


—Yo conozco un maleficio cuando lo veo, Hagrid. Lo he leído todo sobre ellos. ¡Hay que mantener la vista fija y Snape ni pestañeaba, yo lo vi!- hablaba Hermione sin detenerse para respirar.


-tranquila- le dije frotando su espalda, ella me sonrió en modo de disculpas.


—Os digo que estáis equivocados —dijo ofuscado Hagrid—No sé por qué la escoba de Harry reaccionó de esa manera. .. ¡Pero Snape no iba a tratar de matar a un alumno! Ahora, escuchadme los cuatro, os estáis metiendo en cosas que no os conciernen y eso es peligroso. Olvidaos de ese perro y olvidad lo que está vigilando. En eso sólo tienen un papel el profesor Dumbledore y Nicolás Flamel...


—¡Ah! —dijo Harry sonriendo— Entonces hay alguien llamado Nicolás Flamel que está involucrado en esto, ¿no?


-Ese nombre me suena- murmure pensativa, estoy segura que lo había escuchado antes.


Hagrid pareció enfurecerse consigo mismo.


Luego de pasar la tarde con Hagrid, nos dividimos. Hermione fue a la biblioteca, Ron y Harry fueron a preguntarle a los hermanos de Ron si habían escuchado el nombre, mientras que yo decidí dar un paseo por los terrenos. Vi a Malfoy y Queen conversando, estaban sentados frente al lago negro, me escondí detrás de un árbol para escucharlos.


-No se que es lo que hare- hablo el rubio, tenia la voz suave y delicada. No era la misma que escuchaba cuando estaba rodeado de personas.


-No puedes evitarla siempre ¿sabes? Nos quedan siete años- le respondió la castaña, su voz también era diferente al común. No estaba cargado de arrogancia, era una voz serena y tranquila.


-Creo que fue un error hablarle- dijo Malfoy pensativo. 


-No lo se, no parece mala chica- le dijo Angélica jugando con su varita, hacia florecer pequeñas flores en el suelo 


-No se porque finges ser hueca, apostaría mi fortuna que eres tan buena como Granger- bufo el rubio mirando a su amiga. 


-Solo tengo un buen mentor, nada mas- se rio Angélica. 


-¿Ah,si? ¿Quién?- pregunto Draco confuso mirándola con curiosidad.


-Estamos hablando de tu supuesto problema amoroso, no de mi- volvió a reírse la castaña.


-No es un problema amoroso, solo me parece linda y es agradable- se quejo Malfoy dándole un tirón en el cabello de su amiga, sentí un nudo en el estomago al saber que Malfoy estaba atraído por alguien ¿pero quien? 


-¡oye!- se quejo tirándole del cabello también para reírse, sonreí inconscientemente. No son malos como aparentan, tienen un lado amable.


-Es de mala educación espiar- me dijo una voz arrastrando las palabras, me sobre salte para ve que era Snape. ¡me va a quitar puntos!


-Lo siento…solo tenia curiosidad- hable culpable mientras bajaba la mirada.


-Eres igual que Lily, le gustaba ver siempre el lado bueno de todas las personas- me dijo Snape mirándome de reojo, ambos miramos a los dos Slytherin jugando.


-No creo que sean malos como aparentan- dije incomoda de estar hablando con el profesor que odia a mi hermano.



-Tu madre pensaba igual, no creía en los prejuicios de los que iban a Slytherin eran malos- dicho eso se fue, dejándome con una sonrisa orgullosa al saber que era igual de buena persona como mi mamá.


Última edición por Angelica_Queen el Dom 26 Ago 2018, 10:40 am, editado 1 vez
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La hermana del niño que sobrevivio

Mensaje por Jinx el Miér 15 Ago 2018, 11:29 am

Holaa!!!
Como siempre tus capitulos son largos y detallados!! Los amo!! No se como es que te las arreglas para escribir todo desde tu movil! Es increible!!!

Siempre Snape es amable con rayita! Sigo pensando que es porque es muy parecida a Lily! 

¿"eres igual a el"? A que se refiere Snape con lo que le dijo a Brandon? ¡Necesito saber!

Me rei demasiado en el capitulo en la parte del Quiddtch!!

Me encanto la escena de Draco y Angelica! Y que rayis se de cuenta que son buenas personas! ¿Draco estaba hablando de rayis verdad? ¿Quien es el mentor de Angelica? 
¡Como siempre amo el misterio en tu historia!
SIGUELA PRONTO!! gracias por subir seguido!
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La hermana del niño que sobrevivio

Mensaje por Butterfly199225 el Miér 15 Ago 2018, 2:37 pm

Holaaa!! ¿Qué tal?

Como siempre me ha encanto el capítulo. Me encanta como escribes, todos con mucho detalle y además súper largos, Me encantaaa!! Eres un escritora muy buena.

Me ha gustado mucho la parte del QUiddich, no sabes como me he reído, la manera de narrar Lee...

Siento mucha curiosidad por lo que dijo Snape a Brandon, ¿A quién se referirá? Hay demasiados misterios en esta novela y eso hace que me guste tanto leerla y hace que me tenga tan enganchada.
Snape es amable con rayis, ¿por qué lo será?... y después la conversación entre Draco y Angélica me ha parecido interesante ¿hablarán de rayis?

Ay por favor necesito que la sigas para poder dar respuestas a todas la didas y misterios de la novela.

Siguelaaaa prontito. Muchos besos!
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La hermana del niño que sobrevivio

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 7. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.