O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ bxmbshell.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

the mind of the youth

Página 3 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: the mind of the youth

Mensaje por jackson. el Jue 28 Jun 2018, 3:12 pm

JP se viene con todo  sus notas me mataron por completo, Gwyneth esta en peligro por culpa de JP, maldito analizador 
Ni se diga de Filomena, esta en la mira por querer a Nathan  creo que es la única que se salva de los malos comentarios de JP
Nathan y Niklas no bajan de patanes  pobres estos chicos pero estoy segura que con el tiempo dejaran de ser unos patanes y serán las cositas más lindas del mundo 
Entre hoy y mañana tendrán mi capítulo, tengo pensado tener drama con JP; ahora si se van a conocer y hablar oficialmente
avatar


Ver perfil de usuario http://mente-nublada.tumblr.com

Volver arriba Ir abajo

Re: the mind of the youth

Mensaje por spirwell. el Jue 28 Jun 2018, 3:34 pm

YO DIGO QUE SI SOMOS LOS CUATRO FANTÁSTICOS FILOMENA TIENE QUE SER LA MUJER INVISIBLE Y NIKKLAS LA ANTORCHA HUMANA SÍ SÍ
avatar


Ver perfil de usuario http://spirwell.tumblr.com

Volver arriba Ir abajo

Re: the mind of the youth

Mensaje por mieczyslaw el Jue 28 Jun 2018, 6:38 pm

JALOOOOO ME IMAGINE A LOS CUATRO CON LOS TRAJES Y TODO LMAOOOO
avatar


Ver perfil de usuario
-------
-------

Volver arriba Ir abajo

Re: the mind of the youth

Mensaje por spirwell. el Jue 28 Jun 2018, 8:54 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:JALOOOOO ME IMAGINE A LOS CUATRO CON LOS TRAJES Y TODO LMAOOOO  
AAA VOY A HACER UN EDIT DE ESO OMG
avatar


Ver perfil de usuario http://spirwell.tumblr.com

Volver arriba Ir abajo

Re: the mind of the youth

Mensaje por jackson. el Dom 01 Jul 2018, 7:14 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

C A P Í T U L O
0 0 5



Gwyneth.


Clic, clic, clic.
Hacían mis tacones al golpear contra el suelo, iba diez minutos tarde y el profesor Ackerman iba a matarme. La puntualidad era una de sus tantas cualidades, era conocido por hacerles la vida un infierno a aquellas personas que llegaban tarde a su clase. Apresure el paso, cuando llegue a la puerta toque dos veces esperando a que abriera; lo primero que vi cuando abrió fue su mirada molesta, su ceño se frunció más cuando se dio cuenta de quién era la alumna que interrumpía su clase.

— Señorita Ellingson, ¿a qué debo su retraso? —su tono oscilaba entre molesto y burlón.
— Lo lamento tanto, fue un imprevisto que hizo retardarme —había suplica en mi mirada—. Juro que no volverá a pasar.

El profesor asintió mientras abría la puerta, la mayoría de los lugares estaban ocupado.

— Tome asiento junto al señor McCain.

Asentí mientras tomaba asiento junto al chico nuevo en la parte trasera del salón. El observaba cada uno de mis movimientos y eso me molestaba, parecía juzgar cada cosa que hacía y eso lo demostraba con muecas en su rostro.

— ¿Te gusta lo que ves? —pregunte un tanto irritada.
— Sabes que a todos les gusta lo que ven —se encogió de hombros mientras volvía su atención al frente.

Este tipo era bastante odioso y no había dicho una frase completa aún. Decidí prestar atención a lo que decía el profesor, la clase transcurría lentamente y había llegado el momento de trabajar en parejas; obviamente odiaba el hecho de tener más palabras de las necesarias con el tipo que estaba sentado a un lado de mí.

— Quiero que hagan una pequeña investigación de la vida de su compañero de junto, esto con motivo de ver que tanto afectan los rangos sociales en sus vidas.

Nuestra plática comenzó normal pero después de unos minutos mis respuestas parecían fastidiarlo. Todo lo que decía le parecía incorrecto, hasta tuvo el descaro de decirme que debería formular respuestas más concretas y creíbles.

— ¿Estas tratando de joderme? —mi boca se abrió de par en par.
—No, simplemente digo que las personas con dinero tienen sus vidas resueltas —se encogió de hombros restándole importancia.

Él estaba comenzando a fastidiarme por completo, creía que sabía todo pero estaba completamente equivocado y yo estaba lista para corregirlo.

— ¿De dónde diablos crees que las personas obtienen su dinero? —lo mire molesta— Ellos trabajan como los demás, no es mi jodido problema que una educación universitaria te de un rango de trabajo más alto que los demás.
— Y ahí está tu problema, eres una egoísta. No pienso seguir perdiendo mí tiempo con alguien que no distingue las diferencias que hay entre clases.
— ¿Soy egoísta por tratar de sacarte de tu error? Eres tan malditamente patético —mire hacia el pizarrón tratando de ignorarlo.
—Puedes enojarte pero la gente como tu suele ser la más falsa y jodida.
Suspire frustrada. — ¿Por qué demonios tendría que ser falsa?
— ¡Oh, vamos! Voy a tratar de enumerar las situaciones: uno, no te importa lastimar a tu amiga saliendo con el chico que le interesa; dos, finges que te importan los demás cuando realmente no estas interesada en saber de sus vidas y tres, eres más falsa que fácil.

Bien pudo llamarme puta en ese momento, habían varias cosas que odiaba y una de ellas era que me llamaran fácil. Sin pensarlo estampe mi mano en su mejilla, el bullicio del salón quedo en completo silencio cuando mi mano se escuchó estampar contra su mejilla. Mi silla chillo cuando me levante de golpe, lo señale con mi dedo mientras él me veía asombrado.

— No vuelvas a llamarme así, puedo ser todo lo que quieras pero nunca seré una puta. No llevas ni una semana en esta escuela y ya te sientes con el derecho de juzgar mi vida, métete en tus jodidos problemas y deja a los demás vivir sus vidas.

Tome mis cosas mientras salía del salón, estaba tan furiosa que no sabía ni a donde me dirigía. Podía ser todo lo que la gente decía de mí pero nunca una chica fácil, nunca en mi vida me había metido en una relación o ser la tercera en discordia. Era algo que odiaba más que a nada pero a la gente parecía no importarle. Limpie unas cuantas lágrimas que derrame sin darme cuenta, no podía dejar que mis barreras se cayeran por culpa de alguien como él.

≡≡≡≡≡ ✦  ✦  ✦  ✦ ≡≡≡≡≡

Estaba sobre el césped acostada, odiaba sentirme vulnerable y que todos lo notaran, cerré mis ojos y me dedique a escuchar a los pajarillos cantar. Mi celular no paraba de sonar y tenía un montón de mensajes de mis amigos tratando de encontrarme, no quería que ellos me vieran así aun no tenía la confianza para dejarme ver tan decaída.

Después de una hora me levante de mi escondite para ir a la cafetería a comer algo. Mientras caminaba todos susurraban sobre el espectáculo que había dado en la clase del profesor Ackerman; levante mi barbilla y coloque mi mejor sonrisa mientras entraba a la cafetería, compre un jugo de naranja con una ensalada con pollo antes de dirigirme a nuestra mesa.

Ahí estaba Filomena sentada donde siempre, esperando a que llegaran los demás.

— ¿Estas bien? —Filomena me miro preocupada— Después que te fuiste Nik golpeo a JP y Nathan los separo pero JP se llevó otro golpe de parte de él.
— Claro, simplemente me saco de mis casillas —tome un trago de mi jugo—. Aunque ellos no debieron meterse en problemas por mí.
—Yo también quería golpearlo pero Nathan me dijo que fuera a buscarte antes que el profesor fuera a hacerlo.
— Gracias, realmente apreció que se preocupen por mí.

Continúe comiendo mi almuerzo, a los poco minutos llegaron Nathan y Niklas, solo Nik tenía su labio abierto y podía deducir que era gracias a la pelea.

Me acerque para mirar más de cerca su labio, no era nada grave así que no tendría que preocuparse.

— No debiste crear una pelea, ni siquiera valía la pena —me acomode en mi silla mientras me alejaba de Niklas.
— No iba a dejar que te llamara así, además Nathan también lo golpeo.
— Todo lo que dijo es verdad, simplemente no pude controlarme y no quiero que ustedes se metan en problemas por mí.

Ahí va, otra mentira que sale tan natural que ninguno lo nota. Decidí continuar comiendo mientras ellos parecían inmersos en su plática. Cuando termine mi almuerzo me aleje de ellos sin despedirme, estaba dispuesta a terminar mi día sin más problemas de por medio.

hello beibis :

Mi inspiración se perdió muack trate de hacer mi capítulo más largo pero no tenia inspiración y lo que escribía no me gustaba. Tenia planeado incluir la fiesta que iba a dar Nathan pero decidí que este capítulo iba ser sobre gwyn y JP.

Bien, dejando de lado mi inspiración. Siento que el capítulo es un poco de lo que esperaba JP y Gwyn por fin se conocieron oficialmente este cap es un punto clave en la relación de ellos y más adelante se darán cuenta porque.
No quise usar mucho a sus pj´s pero al final siento que ellos demostraron un poco mas de empatía por gwyn

Espero que les guste y juro que el próximo tendrá muchas cosas interesante  

Siguiente: spirwell.
avatar


Ver perfil de usuario http://mente-nublada.tumblr.com

Volver arriba Ir abajo

Re: the mind of the youth

Mensaje por drums. el Dom 01 Jul 2018, 7:26 pm

mE ESTÁS JODIENDO ACASOOOO¿????? ESTE CAPÍTULO ESTÁ TAN BUENO, OMGGGGG. No puedo creer que JP haya dicho todo eso, digo, es la verdad pERO LO DIJO. No creo que ninguno de los cuatro fantásticos esté acostumbrado a eso y los alteró demasiado alv. LA CACHETADA SE LA TENÍA BIEN MERECIDA EL HDP, pero siento que Niklas y Nathan no debían de golpearlo, o sea, ambos son fuckboys y JP es un bebito que no sabe nada, iNJUSTICIA.
JP ven que te limpio las heridas bb. Ay, lo amé. Ya verán lo que JP anotará luego mUAJAJAJAJA.
avatar


Ver perfil de usuario http://www.wattpad.com/user/pixrcx

Volver arriba Ir abajo

Re: the mind of the youth

Mensaje por mieczyslaw el Dom 01 Jul 2018, 10:20 pm

Creo que estoy en shock con tremendo cap     OMG TODO SE PONE MEJOR Y CON MÁS DRAMA EN CADA RONDA, A ESTE PASO DE NETA QUE NO LLEGO VIVA A LA TERCERA xd ahhh Karls, en serio amo como escribes y tus personajes siempre superan el nivel más alto en el que les tenía; Gwyn no es la excepción. Me dolió que JP le dijera las cosas así tal cual  aunque alguien tenía que hacerlo tarde que temprano eh  pero también sentí lástima por él. Acá ya no sé si estoy bien o mal por sentirme mal por los dos    Es que Gwyneth bebé terminó llorando y el resto de los cuatro fantásticos la apoyó después de la escena,    , pero después Nick y Nathe se fueron a golpear al pobre de JP, , se pasaron de lanza aunque siento que en parte se lo merecía por andar de chismoso y lengua larga ahre
COSITAS LINDAS EN SERIO QUE TIENE LA RUBIA DE AMIGOS AHHHH    we, yo definitivamente me quedé con ganas de más y quiero saber TODO sobre lo que se viene entre la relación de JP y Gwyn al igual que con el resto de los cuatro fantásticos  So... ESPERO CON ANSIAS EL DE LUDMI Y LOS DEMÁS AHHH ¿qué escribirá JP de esto?
avatar


Ver perfil de usuario
-------
-------

Volver arriba Ir abajo

Re: the mind of the youth

Mensaje por jackson. el Lun 02 Jul 2018, 4:15 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:mE ESTÁS JODIENDO ACASOOOO¿????? ESTE CAPÍTULO ESTÁ TAN BUENO, OMGGGGG. No puedo creer que JP haya dicho todo eso, digo, es la verdad pERO LO DIJO. No creo que ninguno de los cuatro fantásticos esté acostumbrado a eso y los alteró demasiado alv. LA CACHETADA SE LA TENÍA BIEN MERECIDA EL HDP, pero siento que Niklas y Nathan no debían de golpearlo, o sea, ambos son fuckboys y JP es un bebito que no sabe nada, iNJUSTICIA.
JP ven que te limpio las heridas bb. Ay, lo amé. Ya verán lo que JP anotará luego mUAJAJAJAJA.
Ambos son muy directos y eso les va a traer grandes problemas a esos dos Se viene la tercera guerra mundial
avatar


Ver perfil de usuario http://mente-nublada.tumblr.com

Volver arriba Ir abajo

Re: the mind of the youth

Mensaje por jackson. el Lun 02 Jul 2018, 4:19 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:
Creo que estoy en shock con tremendo cap     OMG TODO SE PONE MEJOR Y CON MÁS DRAMA EN CADA RONDA, A ESTE PASO DE NETA QUE NO LLEGO VIVA A LA TERCERA xd ahhh Karls, en serio amo como escribes y tus personajes siempre superan el nivel más alto en el que les tenía; Gwyn no es la excepción. Me dolió que JP le dijera las cosas así tal cual  aunque alguien tenía que hacerlo tarde que temprano eh  pero también sentí lástima por él. Acá ya no sé si estoy bien o mal por sentirme mal por los dos    Es que Gwyneth bebé terminó llorando y el resto de los cuatro fantásticos la apoyó después de la escena,    , pero después Nick y Nathe se fueron a golpear al pobre de JP, , se pasaron de lanza aunque siento que en parte se lo merecía por andar de chismoso y lengua larga ahre
COSITAS LINDAS EN SERIO QUE TIENE LA RUBIA DE AMIGOS AHHHH    we, yo definitivamente me quedé con ganas de más y quiero saber TODO sobre lo que se viene entre la relación de JP y Gwyn al igual que con el resto de los cuatro fantásticos  So... ESPERO CON ANSIAS EL DE LUDMI Y LOS DEMÁS AHHH ¿qué escribirá JP de esto?
Exacto, no llegaremos vivas hasta la tercera ronda Gracias! Siempre creo que todos mis personajes tienen una de mis tantas personalidades y Gwyn me hace querer odiarme
Los cuatro fantásticos vienen a poner al mundo de cabeza
avatar


Ver perfil de usuario http://mente-nublada.tumblr.com

Volver arriba Ir abajo

Re: the mind of the youth

Mensaje por spirwell. el Lun 02 Jul 2018, 4:42 pm

AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA
NUEVO CAPÍTULOOOOO
me morí
osea
justo se sienta gwyn con jp y yo dije: "vAN A SER AMIGOS"
y no
terminaron en una discusión
y con cosas horribles
malo pero realista lo que dijo, por lo menos en parte. no todo de lo que dijo es exactamente asi.
encima
GWYN LE PEGÓ
UNA CACHETADA
me quedé como
porque por un lado, quería proteger a JP
pero por el otro... gwyn bebita hermosa no merece eso :(
— ¿Te gusta lo que ves? —pregunte un tanto irritada.
— Sabes que a todos les gusta lo que ven —se encogió de hombros mientras volvía su atención al frente.
qUÉ BUENA FRASE
admitooo que me gustó mucho su discusión, porque se tiraban palazos e insultos, y era entretenido. bravo, bravo. me encanta.
casi que fue como una tercera en discordia, casi
vieron que mi bebé se preocupa por gwyn aunque esté mal con ella qué hermoso :(
encima... NIKLAS LA DEFENDIÓ
también neithan
PERO MI SHIPP ES CON NIKLAS PORQUE ME ENCANTAN Y AAAAAAAAAAAAA
VODFIVODFIVOÑIDVOSÑDUFVSOFUV
yo no entiendo
¿¿¿¿¿¿QUIÉN TE DA EL DERECHO DE EMPEZAR CON COSAS TAN BUENAS COMO ESTAS IGUAL QUE EL PRIMER CAPÍTULO???????
TODO EL WOW
ES POOM
BOOM
WOAAAAAAAH
me encantó
basta
opd
quiero abrazar a gwyn :(
avatar


Ver perfil de usuario http://spirwell.tumblr.com

Volver arriba Ir abajo

Re: the mind of the youth

Mensaje por spirwell. el Sáb 07 Jul 2018, 9:14 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

C A P Í T U L O
0 0 6



Filomena.


Mi primer día luego de una desastrosa mañana, no podía empeorar. Hasta Wells se había molestado conmigo porque no respondía sus mensajes, y la verdad era que no tenía ganas siquiera de prender la pantalla de mi teléfono. Y durante la tarde, no había parado de llamarme, una y otra vez. Le había dejado en claro que no insistiera, puesto que no quería hablar con nadie, no me sentía bien y se lo explicaría en cuanto me recuperara del cansancio que llevaba encima. Por supuesto que redondeé las razones de mi cansancio para que bajo ningún concepto sospechara de que podría estar mal porque Nathan había pasado como que un mes con la irresistible Gwyn y ahora salían juntos mientras que sólo unas horas antes de ese horrible anuncio, yo estaba pensando en que extrañaba su aroma, su voz o su calor. Porque, claramente, no era por eso que estaba mal, sino porque la escuela había sido agotadora y me quedaban muchos deberes por hacer. Tampoco tenía que ver con que no tenía amigos porque no sólo que no podía presentar cosas reales sobre mí, sino que al mismo tiempo, me costaba como a un cuadripléjico correr una maratón hacer amistades nuevas.

Era de noche, estaba recostada en mi cama, observando la ventana de vidrio de mi habitación, que reflejaba mi propio reflejo, y me mostraba la belleza del cielo oscuro, casi negro que se cernía sobre la parte del mundo dónde vivía. Tomé aire y lo expulsé lentamente por la nariz, despejando mi mente, relajando mis ansiedades. El teléfono vibró al costado de mi cuerpo con sus detestables movimientos y lo tomé molesta, respondiendo sin ver de quién se trataba, porque sabía que era Wellinton molestándome otra vez.

—¿Bueno? —pregunté girando por mi cama, poniéndome boca abajo.

—¿Podemos hablar?

Me quedé… paralizada. Mi mente se quedó en blanco y abrí mi boca, pensando o buscando algo qué decir pero nada salía a la luz. Sólo una corriente eléctrica corría por mi cuerpo con el simple sonido de su voz. Mordí mi labio y me senté en la cama. Tenía que recordar que estaba molesta con él, aunque no hubiera razón aparente, porque era libre y hacer cuanto quisiera y salir con quién desee.

—Yo… Mira… ¿para qué quieres hablar?

Una corriente de aire helado hacía que mi cuerpo temblara de a ratos y los dedos de mi mano libre pellizcaban la piel de mis labios, sobre todo el inferior, mientras esperaba una respuesta, pero no sabía por qué.

—Quería saber cómo estabas…

“Con ganas de patearte hasta los sesos, y llorar porque me siento miserable de saber que me superaste tan rápido como yo no puedo.”

—Estoy bien. Y vos también. ¿Algo más? —comenté, con terribles ganas de poder tener el poder de cortar esta llamada que estaba revolviendo en mí las cosas que no quería que estuvieran revueltas, ni aceleradas.

—Me gustó verte hoy.

Me comenzaba a doler el estómago de los nervios que sentía con estar manteniendo una estúpida conversación con Nathan después de tanto tiempo, y qué suerte que era por teléfono, porque no sé si hubiera logrado no abalanzarme contra él y besarlo hasta que mi corazón ya no sintiera esa presión que estaba cada día cuando me besaba alguien más que no era él. ¿Por qué tenía que ser así de débil? ¿No podía crearme de hielo un corazón y un alma que no se derritiera con el tono pequeño y tímido de su voz que le llegaba por el auricular de mi celular?

—No lo noté. Estabas regocijándote en tu renovada fama. Creo que estás cosas deberías estar diciéndoselas a alguien más, no a mí.

“A ella, todo a ella. No a mí porque me duele y vuelvo a tener ilusiones que sé que no me van a llevar lejos”. Mis piernas estaban temblando.

—¿A quién?

—¿En serio preguntas eso? Dios, sales con Gwyn y ni siquiera se te viene a la cabeza.

—Yo no te recrimino si no piensas en Wellinton todo el tiempo.

—¡Porque no eres quién para hacerlo! —ruedo los ojos, molesta, mientras le pongo de pie y comienzo a caminar por mi habitación con el teléfono en mi oreja.

—¿Y vos sí podés decirme cuándo debo pensar en ella o no? Porque puedo contarte mucho de ella, lo divertida que es, lo mucho que me fascina su pelo, o el color de sus ojos. Me encanta, ¿de acuerdo? Cuando la beso, porque lo he hecho muchas veces, sólo pienso en sus labios. Y haberla encontrado en Hawaii fue lo mejor que me pasó, porque desde ese momento hemos estado juntos. Y cuando dormimos…

Por un momento, sentía que mi corazón estaba quebrándose. Que se había puesto tan tieso, tan frío que estaba cediendo a las punzadas de mis respiraciones agitadas y los trozos de este comenzarían a clavarse dentro de mi pecho, y que me ahogaría en las lágrimas retenidas que sólo morder mi labio evitaban que cayeran. Mis manos comenzaban a temblar, y no sabía si era de rabia o de tristeza, de ambas. El aire me salía turbulento, y temía que mi voz se escuchara cortada o temblorosa como si realmente me doliera lo que acabada de oír.

—¿Crees que a mí me interesa oír eso? ¿Qué no me gustaría estar hablando con mi novio antes de que con vos? ¿Acaso yo te cuento cuán enamorada estoy de Wellinton? No, porque se nota. No tengo que estar demostrándolo como vos con palabras vacías, y mucho menos contar sobre mis experiencias sexuales con mi pareja para que me crean. Pero vos sí. A mí me da igual qué haces o no. Yo amo a Wellinton, lo que sentía por vos ya quedó en el pasado. Ya te superé, justo como vos lo hiciste. Adiós.

—Carmela…

—¡Que ya no me llames así!

—Sé que, en ocasiones, parece que te odio, o que me harto de ti, pero me siento inseguro. Quitando el hecho de que, por lo regular, te aleje más, tengo miedo de que te aleje de una vez por todas algún día. Y esto no es fácil para mí decirlo, porque he intentado por todos los medios de alejarte físicamente de mí tanto como puedo. Pero nunca dejarás de estar en mi corazón. Y lo siento. Pero no quiero que te vayas de mi lado en realidad.

—Estás consiguiendo lo contrario —solté, con mi respiración agitada, tanto como correr una carrera porque lo que estaba diciéndome me mataba.

—Yo lo siento…

—¡Deja de disculparte por una vez en tu vida y has las cosas bien! Si me quieres, no me dejes ir. Si te preocupas por mí, ya no juegues con mi corazón y con lo que siento. No hagas escándalos en la cafetería, no me quieras pedir perdón después. Sal con Gwyn y déjame tranquila, así ya no tengo razones para ilusionarme.

—Atrévete a decirme que cada palabra es real y juro que no volveré a molestarte.

Sabía que no podría responder, así que, simplemente corté la llamada.

Solté el teléfono como si me quemara en mi mano y me quité la ropa para meterme dentro de la cama con velocidad. No quería pensar, o detenerme, o dudar, de todas formas me sentía dolida otra vez. Tantas cosas habían salido de mi boca, como si fuesen ciertas. Jugué con ambas cosas, la verdad de mi dolor y las mentiras sobre mi relación. Sólo debía dormir, como pudiera, a la fuerza, de cualquier forma posible. Descansar y tener la mente en blanco por el resto de la noche. Y las lágrimas que empezaron a caer por mi rostro y humedecer mi almohada ayudó bastante a dejarme sin energías para pensar.

***

Mi mañana no había empezado y ya se sentía desastrosa.

Estaba en la cama, con mi cuerpo en el mismo lugar cuando me acosté. Me dolía la cabeza, el cuello, me ardían los ojos. En definitiva no podía ir al colegio así, y tampoco podía quedarme en casa y levantar sospechas de que me había afectado tanto el anuncio de la cafetería. Gruñí y me levanté de la cama, tomé mi teléfono y lo puse a cargar, había muerto durante la noche; lo dejé en mi cuarto y fui hasta la cocina. Tomé de la heladera dos trozos de metal de cucharas viejas y las puse sobre mis ojos hinchados. Sabía cómo lucía mi cara, y tenía que hacer lo posible para no presentarme así.

Aún quería llorar, me conformé con vestirme y desayunar sola, mucho antes de que mi mamá o Alek se levantaran. Me aislé en mi cuarto hasta que mi cara se viera más normal. Medité un poco, realicé cada deber que me habían asignado. Luego de que hubiera controlado cada cosa en mí, fingí mi mejor sonrisa y comencé un nuevo día en mi vida. Otro día en donde me sentía perfecta, magnífica, inquebrantable.

Llegué al colegio, tranquila, sonriendo y me senté en mi lugar. Como era costumbre, fui de las primeras. Wells corrió a mí apenas pasó por la puerta. Le conté toda mi tarde en una gran mentira con una gran sonrisa, besando lentamente sus labios, aferrándome de su cabello, sin importar quien fuera a verme. Como siempre, nos tuvimos que separar, así lo prefieren los profesores, para que ninguno de nosotros de en clases “demasiadas muestras de afecto”. Esperé a Gwyn, pero no tenía ganas de verla en realidad. Así que, me senté con una de las chicas con las que más hablaba de no hablar, Makenzie Labrador. Era linda aunque algo estúpida a veces, o en su mayoría, sus respuestas tenían menos sentido de lo que estaba acostumbrada a oír. Iba a ser una buena compañera por hoy.

Gwyn llegó finalmente. Y se sentó con el chico nuevo, con JP. Apenas me fijé en otras personas que no fueran mi novio, así que no logré saludar a nadie después de él. Por suerte no tuve que encontrarme con Nathan, porque no sería capaz de sostenerle la mirada.

Me tomé con naturalidad la clase, hubo una orden de hacer parejas, conocernos con los compañeros de mesa. A mí me tocó con Mak, y no fue tan raro después de todo. Creo que respondí bien a sus preguntas, aunque no sonaban como yo, otra vez. Sonreí, me moví y hablé con mis compañeros como si estuviera de lo más feliz. Claro que mi conversación se vio interrumpida con el sonido seco del golpe a la mejilla de PJ. Gwyneth lo había golpeado. Y tenía las mejillas rojas, de la furia tal vez. Yo no había oído nada de lo que se habían dicho, sólo que no era para nada agradable. Sobre todo por la contestación de ella. Ahí fue cuando comprendí que él la había tratado de puta, y por mucho que me gustaría pensar como él por lo que me había hecho, no creía que fuera justo maltratar a alguien que apenas conocía.

Mis ojos siguieron al cuerpo de mi amiga salir de la clase sin preocuparse por el profesor y luego, de sorpresa, JP retroceder unos pasos, hasta entrar en mi perímetro visual, con la mano en su barbilla. Me di la vuelta con la boca abierta, Nik había golpeado en la cara al nuevo. Me puse de pie rápidamente, mientras Nathan intentaba separarlos a ambos, porque JP quería devolverle el golpe. Estaban hablándose a los gritos, creo que no escuchaba ni mi propia voz.

—¿Qué? ¿Vas a decirme que no es un poco fácil? ¡Apuesto que se acostó con ambos!

La gran boca de JP decía cosas que sólo empeoraban la situación. Nathan alargó su brazo más hábil para golpearlo, para que se callara. Yo grité su nombre y me puse frente a él. Cubrí a JP con mi cuerpo, desafiándolo. Empujé su pecho una vez, buscando mi voz, porque no sabía si podría decirle algo en realidad.

—¡Ve por tu novia! Yo me lo llevo.

Tomé el brazo de JP y salí de la clase, mirando al profesor.

—Lo llevaré a enfermería. Si desea, puede castigarme. Lo siento.

Y salí de ahí, arrastrando a JP conmigo, con el ceño fruncido con gran malestar. Me sentía muy estúpida, y también estaba molesta con el chico que me estaba llevando conmigo. Ignoré sus quejidos, y los intentos de soltarse de mi agarre, tan sólo seguí caminando. Hasta que él ya no avanzó y tuve que detenerme también.

—¡No soy tu perro! —se quejó él, sobándose el brazo. La libreta le sobresalía del bolsillo de su campera.

—No debiste haber dicho eso.

—Discúlpame por decirle la verdad —me respondió con una sonrisa sarcástica y se cruzó de brazos, mirándome ligeramente como la rata blanca de laboratorio que a veces me sentía, pero que él acentuaba desde que había llegado.

—No importa si es verdad o no. Apenas la conoces. Apenas la conozco yo. Estuviste mal. Y por mucho que a mí me hubiera gustado tratarla así y hacerla sentir mal… no es correcto. No eres malo, eso lo sé. Pero no entiendo por qué estás en guardia todo el tiempo —me abracé y suspiré, negando con la cabeza. —Deberías tomarte el tiempo para conocernos, o a lo que fingimos que somos. Esa parte es mucho más sencillo que nuestros yo reales. Sé que ella no es fácil de tratar, y probablemente todo su terrible ego te irrita tanto o más que a todos nosotros, pero dale una oportunidad. Incluso cuando se ponga difícil.

—¿Y qué hay de lo que te hizo a ti? Salir con el chico que te gusta.

Di un paso hacia atrás.

—Nathan no me gusta, a mí me gusta Wells, mi novio. Ella no hizo nada malo. Sólo había sido un mal día. Y en todo caso, gracias por tener una intensión tan noble conmigo, pero… no importa. Le debes una disculpa, sólo cuando te des cuenta que lo crees ahora sobre ella es erróneo, así como ella una a vos, porque seguramente algo te habrá dicho.

Luego de mi charla con JP y mi visita a la cafetería donde tuve que modificar un poco la historia, para que Nathan quedara como otro puño en el rostro del nuevo, a Gwyn y preguntarle cómo se sentía, porque dentro de mí, algo se apenaba por cómo estaba, por mucho que estuviese molesta con ella, me pasé el resto de mi día escolar evitándola tanto como me fuese humanamente posible. Incluso me pasé los recesos con Wells y sus amigos, con los que podía comentar menos que con los míos propios. También, parte de mis horas fueron junto a Makenzie, aunque no lograba sacar nada bueno de todo eso. Me aburría muchísimo, me sentía terrible y sólo quería llegar a mi casa, quitarme la ropa, vestir mi estúpido uniforme e irme a trabajar de una vez.

Es que, trabajar en Paradise Food no era para nada sencillo siendo quien se suponía que era. Tenía como veinte mil seguidores en instagram, y diez mil en twitter, o algo así, y claro que muchas personas salían a comer, ¿mi suerte? Comían justo en el mismo lugar donde yo trabajaba. Así que siempre usaba gorra, y el cabello recogido, hablaba poco y mi nombre era Carmen porque… a todos les era más sencillo llamarme de esa forma. Tanto en la escuela como en Internet, yo era otra persona, y sabía que tenía que mantenerme de esta forma hasta que consiguiera suficiente dinero para ayudar a mi mamá con los costos de la casa. Alek hacía lo mismo, o simplemente él pagaba todo lo suyo, y de vez en cuando, llegaba a casa con muchas bolsas de supermercado. Era el único que sabía dónde trabajaba y era sólo porque él había firmado mi permiso. Mi mamá no estuvo de acuerdo con el empleo al comienzo, pero yo comenzaba a necesitar ropa y otras cosas que parecían ser esenciales para la vida estudiantil (y no eran libros) por lo que tuve que conseguirlas. Además, me gustaba, era diferente a lo que cualquiera suele hacer, podía mantener mis notas, y me daba excusas para no aburrirme dentro de mi hogar.

Para mis compañeros, era la niña pequeña del lugar. Por eso lograban consentirme de vez en cuando, compañeros, vecinos o conocidos llegaban al local y yo debía entenderlos. Cambiábamos de roles, yo limpiaba los platos, cortaba las verduras, las hervía, ordenaba los papeles o afilaba cuchillos sólo para no tener que tomarme con rostros que apenas creo recordar.

Durante esa misma tarde, me quedé pelando huevos duros en la cocina, mientras escuchaba música con mis audífonos, concentrada en los trocitos de cáscara blanca que no querían separarse de la clara ya cocida. Tocaron mi hombro, mi jefa con sus manos en las anchas caderas me miró en busca de respuestas. Paré la música y la saludé con una sonrisa.

—¿Quién te dio permiso para estar aquí? Deberías estar atendiendo.

Sequé mis manos con el trapo más cercano y sonreí a modo de disculpa.

—Me ofrecí a ayudar a Joey porque no había mucho trabajo afuera. Y ahora él me cubre como yo lo hago. Sólo cambiamos de roles, Pat, nada más. Estamos trabajando.

Ella me quitó el trapo de mis manos y estiró su brazo sin decir una palabra, sacándome de la cocina. Dejé que la puerta de moviera detrás de mí y ajusté mi gorra sobre mi cabeza, ocultando mis ojos tanto como podía. La campanilla de la puerta principal sonó y me entumecí mientras caminaba con lentitud hasta la caja registradora y buscaba bajo de ella mi libreta y una birome. La mezcla de voces me daba lo mismo, la madera de la barra impedía tanto ruido, pero eran las cuatro de la tarde y el lugar estaba demasiado silencioso para soportar un bullicio como ese. Bufé ajustándome el delantal porque sabía que debía de atenderlos rápido antes de que me mandaran a callarlos. Y entre quitarles su dinero o sacarlos del lugar, prefería la primera. Elevé mi cabeza sólo un poco para ver el torso de mis clientes y atendí primero a una mujer en traje que me pidió un refresco. Salí de la barra hasta la mesa ocupada hacía pocos minutos y alcé mi libreta junto a mi lapicera.

—Bienvenidos a Paradise Food, ¿qué desean ordenar?

—¿Filomena?

:

HOLAAAAAA. PERDONEN LA GRAN DEMORA. estaba escribiendo muy bien, y de repente, se me fue toooda la inspiración. me quedé en blanco. y ahora que estoy de viaje, decidí terminar el cap. no podía esperar más. es más largo que el anterior porque quise recompensar mi tardanza. espero que les guste. yo amo mucho a PJ, pls in lov. con alina planeamos tanto las tramas que ahora sólo deben disfrutar ahre
Siguiente: mieczyslaw


Última edición por spirwell. el Jue 12 Jul 2018, 8:21 pm, editado 2 veces
avatar


Ver perfil de usuario http://spirwell.tumblr.com

Volver arriba Ir abajo

Re: the mind of the youth

Mensaje por drums. el Dom 08 Jul 2018, 10:43 am

OH POR DIOS, OH POR DIOS, OH POR DIOS .
Que bonito, me encanta, lo amo, es perfecto .
NATHAN Y FILOMENA, NATHAN Y FILOMENA, MI PEQUEÑO CORAZÓN NO PUEDE CON ESTE SHIP, SON MUY ESTÚPIDOS AMBOS, YA ANDEEEEEEN Jake.
No puedo creer que Neitan sea así con Carmela, por qué, Neitan, por qué. O sea, ¿quién vergas se cree para llamar así de la nada en la madrugada? y cONFUNDIRLA DICIENDO QUE NO LA QUIERE PERDER NANANANA HIJO DE PUTA .
Yo jalo a cortarle los huevos junto a Fil y Kate se apunta igual .
LA ESCENA DE JP Y CARMELA, ESOS DOS ME DAN VIDA, SON LO MEJOR, VENGAN Y LOS ABRAZO, NO MERECEN TANTO MAL EN ESTE MUNDO .
Me sorprende lo buena que es Carmela con Gwyn, yo no podría .
Carmen ya salió y me quedé así ira .
¿qUIÉN LA RECONOCIÓ? OPD OPD OPD .
avatar


Ver perfil de usuario http://www.wattpad.com/user/pixrcx

Volver arriba Ir abajo

Re: the mind of the youth

Mensaje por mieczyslaw el Dom 08 Jul 2018, 3:47 pm

*inserte acá el oh por dios de al también acá porque era lo que iba a poner justamente xd*
¿CÓMO OSAS PUBLICAR ESTE CAP PRECIOSO EN LAMADRUGADA CUANDO ESTABA RE DORMIDA LUDMI? acá me levanté re alarmada con los msj de whats avisando que lo habías subido, ah, lo leí desde la mañana pero recién pude comentar, sorry por la tardanza, pero sigo fresca en cuanto a la lectura que se me quedó muy gravado todo
O sea, omg, no me canso de decir que Filo es tan linda, hermosa y pura que no se merece nada salvo amor y dulzura el Mercedes no lo merece we aunque Nathan tampoco porque la hace sufrir mucho que se casé conmigo o con JP ahre y así todo bien hahaha
¡No, mentira! Es que la shippeo al 100 con Nate pero ambos son tercos y nomás no andan así que ya no sé qué pensar de este par ugh. En serio es muy buena con sus amigos aunque Gwyn y Nate se pasan de lanza (también incluyo a Niklas bc es parte del grupo xd) con ella, o sea, es una beba, deben mimarla y mirar que le afecta unas cosas que hacen Rolling Eyes Como cuando Gwyn golpeó a JP y después Niklas lo volvió a hacer y Nathan lo quería hacer pero no se lo permitió EN SERIO ES TAN BUENA ELLA, COSITA.
AHORA... ¿con quién se encontró en el trabajo? ¿Nate? ¿JP? ¿Gwyn? ¿Niklas? ¿El señor marca de auto? NO LO SÉ PERO YO QUIERO SABER
Que emocionante estuvo tu cap, Ludmi, a pesar de que dices lo de que se te fue la inspiración me re gustó muchísimo creepygusta ahhhh
Me pongo ya a escribir mi cap para no hacerlas esperar, linduras hasta pronto.
avatar


Ver perfil de usuario
-------
-------

Volver arriba Ir abajo

Re: the mind of the youth

Mensaje por jackson. el Lun 09 Jul 2018, 12:00 pm

Tengo tantas cosas en mente que olvide que no había comentado, lo siento muchísimo
Leí el capítulo cuando lo publicaste y solo puedo decir ¡ESTA BUENÍSIMO!  Esa llamada en la noche no me lo esperaba para nada, son tan lindos y tan tercos estos dos que solo se lastiman mutuamente para ocultar sus sentimientos
—¿Qué? ¿Vas a decirme que no es un poco fácil? ¡Apuesto que se acostó con ambos!

La gran boca de JP decía cosas que sólo empeoraban la situación. Nathan alargó su brazo más hábil para golpearlo, para que se callara. Yo grité su nombre y me puse frente a él. Cubrí a JP con mi cuerpo, desafiándolo. Empujé su pecho una vez, buscando mi voz, porque no sabía si podría decirle algo en realidad.

—¡Ve por tu novia! Yo me lo llevo.
 ¡NO TE PASES! ESTO ES MUCHO PARA MI POBRE CORAZÓN, ¡SE LO DIJO, SE LO DIJO!  
Son amigos pero todos se dan con todo  Filomena tiene mucho que pensar y más cuando se trata de Nath y el señor marca de auto
¿Quién sera con la persona que se encuentra?
avatar


Ver perfil de usuario http://mente-nublada.tumblr.com

Volver arriba Ir abajo

007

Mensaje por mieczyslaw el Lun 09 Jul 2018, 9:11 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

C A P Í T U L O
0 0 7



Niklas.


Los primeros días de clase eran un verdadero martirio, entre las múltiples presentaciones de los nuevos alumnos y profesores al igual que el tardado acoplamiento de vuelta a la rutina de un estudiante promedio todo parecía más fácil si uno se cruzaba de brazos para no hacer nada, a lo largo de la semana estaba mucho más irritado de la costumbre porque mis padres habían llamado un par de veces y les había mentido diciéndoles que ya había empezado con las cartas de solicitudes cuando no siquiera había tomado la pluma para hacer el intento siquiera. La situación con mis amigos tampoco lo favorecía en nada, puesto que Gwyneth y Nathan parecían ir muy en serio mientras Filomena se volvía más distante a su vez, no pasaba el tiempo con ellos tanto como desearía y eso no era un buen indicio para ser principios de nuestro último año escolar.

Me había terminado cinco cajas de cigarros en menos de cinco días aunque notaba mi sistema un poco menos tenso por el agobio de mi terrible vida, o tal vez pudo ser el maratón de películas moralistas que había visto el miércoles y haber jugado videojuegos con Nate una noche, cualquiera que fue la verdadera causa me vino de maravilla para sentirme más irritable que molesto como debería de haber estado en realidad. Molesto con todo y todos; con Danielle en especial por ser el peor de los malestares de mi vida.

Aquel día había llegado temprano a la escuela como era mi costumbre y me senté en el mismo lugar de siempre, saludé únicamente a Fil apenas nos miramos, notaba una mirada a mis espaldas aunque no era algo que resultaba ajeno siendo parte de los cuatro fantásticos del Instituto. Los ojos nos seguían a todas partes y en todo momento.

Conecté los audífonos a mi celular y me los coloqué para escuchar unas cuantas canciones antes de que el profesor Ackerman llegara, no muy lejos de mí Jake me saludó eufórico y le correspondí el saludo con un movimiento ligero de dedos que le hizo fruncir el ceño, por lo general me aislaba de los demás cuando mis problemas me ganaban y era evidente para todos aunque no sabían el verdadero motivo por el cual solía apartarme. Siempre supuse que les era normal verme bromeando y de buen humor un día pero en el siguiente tan sombrío y reservado, a veces incluso me gustaba pensar que era común en mí aunque no lo había sido cuando era más joven, en esos días oscuros, en varias ocasiones Gwyn los llamaba así cuando éramos grandes amigos, la gente parecía aislarse tanto de mí como yo de ellos y era algo que agradecía enormemente. Ni siquiera yo me aguantaba en estos días.

Cuando el profesor apareció finalmente y dio inicio a la clase me dejé un audífono oculto para mantener las melodías tranquilas que había encontrado en una playlist durante la mañana cuando me colocaba la ropa del día, la música me ayudaba incluso mucho más que la nicotina, ni siquiera protesté cuando nos emparejó para hacer un trabajo con el compañero de asiento. Aquel día una morena se había colocado a mi lado y noté que sus mejillas se encendían cuando arrastré mi silla cerca de la suya.

Si hubiera estado en mis cinco sentidos no habría dudado en coquetear con ella aunque en aquel momento lo único que quería era cumplir con las órdenes de la clase para largarme en cuanto antes.

—¿Nombre completo?
—Niklas Jens Clausen Thompson.
—Vaya nombre.
—Si, mis padres leen mucha mitología y somos religiosos, no me quejo.
—No te lo pregunté. —Anotaba rápido en su cuaderno sin mirarme—. ¿Qué me dices de tus planes futuros y el trabajo de tus padres?
—Harvard seguramente como mi papá, él es abogado ambiental y con mi madre tienen una empresa ecologista, pienso seguir sus pasos.
—¿Leyes?
—¿Te sorprende?
—Estás en el club de teatro.
—¿Y? —pregunté irritado como cada que todos me decían que no me veían cara de abogado.
—Creía que irías a una escuela de arte.

Siguió anotando en su libreta y no volvió a preguntarme, yo intenté hacer mi parte pero se negó a seguir hablando conmigo, aquello me puso de mal humor así que no insistí y me limité a fingir que escribía en mi cuaderno cuando en verdad estaba dibujando garabatos. Me vi interrumpido de mi divertida acción cuando el sonido de una cachetada cortó el bullicio de toda la clase y Gwyneth se levantó echa una furia de su asiento, me saqué el audífono de inmediato para prestar atención a la escena, incluso la morena con la que compartía asiento se giró para mirar.

—No vuelvas a llamarme así, puedo ser todo lo que quieras pero nunca seré una puta. No llevas ni una semana en esta escuela y ya te sientes con el derecho de juzgar mi vida, métete en tus jodidos problemas y deja a los demás vivir sus vidas.

Se alejó tan rápido que apenas lo noté, pero yo no la seguí con la mirada, mis ojos estaban clavados en el chico nuevo que estaba sentado con los ojos bien abiertos en su silla.

Sin pensarlo dos veces me puse de pie tan pronto como pude y caminé a grandes zancadas hacia el rubio, a mis espaldas escuché el grito ahogado de mi compañera de asiento y a Nate llamarme, pero no había nadie en el planeta tierra capaz de pararme en aquel momento. Odiaba que la gente se metiera con los demás por su reputación, cuán falsa o cierta fuera, porque era algo que yo hacía que los demás hicieran conmigo solamente para refugiarme de mi patético ser. No toleraba que lo hicieran con otros y mucho menos con Gwyneth; nadie de metía con ella sin meterse conmigo también. No vio venir mi golpe siquiera, mi puño se estrelló en su mentón tan fuerte que lo lancé hacia atrás con todo y silla, no le di tiempo de levantarse porque me tiré encima suyo para volver a golpearle.

—¡No vuelvas a insultarla, jamás! ¿Me escuchas?

Mis manos eran borrones conforme lanzaba puñetazos a diestra y siniestra en su rostro, esquivó un par con agilidad y comenzó a devolverme los golpes que trataba de evitar también, nos arrastramos por el suelo en una masa inconfundible de extremidades mientras los gritos se hacían presentes por todo el cuarto. Uno de sus puños me dio en el labio y noté el sabor metálico de la sangre en mi boca. Aquello solamente hizo que me enfureciera más aunque antes de poder devolvérselo me rodearon desde atrás cuando quedé encima suyo y me arrastraron lejos.

—¡Suéltame, ahora, estoy a punto de partirle la cara!
—¡No te voy a soltar! —gritó Nathan apretándome en sus brazos más fuerte porque me intentaba zafar del agarre—. ¡Esto no servirá de nada!
—Él lo empezó, le escuchaste, ¡insultó a Gwyneth! —Pataleé furioso, el rubio escupió en el suelo una mancha de color escarlata y me sonrío con los dientes enrojecidos por la sangre, sentí mi cara arder de rabia—. ¡Déjame romperle la nariz y los dientes por lo que dijo!
—¿Qué? ¿Vas a decirme que no es un poco fácil? ¡Apuesto que se acostó con ambos!

Dejé de luchar contra mi amigo y fui arrojado a un lado, antes de que pudiera moverme hacia el bocón él lo hizo y lo enfrentó, pero Filomena se atravesó en su camino para tomar al rubio y arrastrarlo fuera del salón.

Todo se volvió silencioso después, las miradas se giraron de vuelta hacia mí y les fruncí el ceño a todos, no era la primera pelea que tenía en la escuela pero sí que era la más impactante dado que todo sucedió rápido además de que no me incumbía para nada en cierta forma aunque me sentía siempre responsable de la rubia desde tiempo atrás. Caminé hacia la salida sin decir nada y salí corriendo directo al baño de varones más cercano en el pasillo, me lavé la cara con abundante agua frente al espejo ignorando a los chicos que estaban dentro haciendo sus necesidades o lavándose las manos también, sentía mi ritmo cardíaco tan acelerado que tomé un par de respiraciones profundas aferrándome al lavamanos. Perder el control era algo que detestaba y mucho más frente a los demás, pero no podía quedarme de brazos cruzados si se metían con la presuntuosa princesa rubia que consideraba una buena amiga, maldecí por lo bajo al no haber tomado mis cosas antes de salir corriendo. Necesitaba un cigarrillo con urgencia.

—¿Niklas? —Evité contestar cuando una voz femenina llamó a la puerta del baño—. ¿Estás ahí?

No contesté de nueva cuenta y volví a llenar mi rostro de agua para quitar la sangre que me había salpicado por todas partes, cuando miré mi reflejo en el espejo la mirada azulada de la morena me recibió, los demás chicos presentes comenzaron a quejarse aunque ella los ignoro por completo.

—Lárgate de aquí.
—Ackerman me mandó por ti, dijo que te llevara a la enfermería, después debes ir a la dirección.
—No necesito nada de eso.
—Deja de fingir que no porque estas lleno de sangre y posiblemente tengas el labio roto. —Me quedé callado, era la verdad, no podía discutirle lo que era evidente—. Además traje tus cosas.

Me tendió mi mochila, me giré para encararla con una ceja alzada, le arrebaté mis cosas y comencé a buscar en ella el paquete de cigarros. Para ese momento el baño se había vaciado y sólo quedábamos los dos adentro, admiraba su valentía —o mejor dicho estupidez— de meterse al sanitario de chicos junto conmigo, su reputación podría ser fácilmente machacada si alguien contaba que la vieron por aquí. La mía no se vería afectada dado que ya estaba lo bastante sucia para añadir otra mancha.

Encendí un cigarrillo y me llené los pulmones de la sustancia adictiva con un alivio terrible que me hizo recargarme en el lavamanos con los ojos entrecerrados.

—Te agradezco esto, pero no te necesito más, voy a buscar a Gwyneth ahora y no te quiero cerca.
—¡Necesitas ir a la enfermería!
—No. —Le di otra gran calada al cilindro y me acerqué a ella—. Lo que necesito es ver a mi amiga para ver que está bien.
—Te puedo asegurar que lo está, es Gwyn, podría librar una batalla por su propia cuenta con palabras.

La miré duramente soltando el humo por la boca, volví a llevarme de nuevo el cigarro a los labios y aspiré un poco antes de que me lo arrebatara, lo arrojó al suelo para después pisarlo.

—¡Hey!
—Esto mata, por si no lo sabías, lo que necesitas es pomada en lugar de nicotina.
—¿Si voy contigo dejarás de molestar? —Mi paciencia había llegado a su límite con ella.
—Lo juro.
—Vámonos entonces.

No esperé su respuesta y me marché del baño, caminando por los pasillos con grandes pasos directo a la enfermería, escuché sus pasos siguiéndome a lo lejos pero no le prestaba atención alguna. Quería que me sanaran para después ir con el director y finalmente largarme a desayunar para ver a los demás.

Al entrar me encontré con la enfermera revisando al idiota del nuevo con una mirada desaprobadora en los ojos, ambos se giraron a mirarme cuando entré del todo, y no sabía cuál de los dos se veía más molesto.

—Estos niños de ahora algún día terminarán matándose a golpes. —Negó con la cabeza la mujer—. Siéntate en aquella camilla y espera tu turno.

Caminé hasta donde me dijo sin decir nada y me recosté con sumo cuidado, la adrenalina de la pelea estaba pasando por lo cual comenzaba a sentir el cuerpo entumido y mi labio hinchado, cerré los ojos en espera. No los abrí siquiera cuando apareció la entrometida chica de la clase a mi lado.

—Entregaré la parte de tu resumen sobre mí, lo haré yo misma, le diré al profesor que lo hiciste antes de la pelea para no dejarte sin nota —susurró en mi oído para que ningún otro escuchara—, me tengo que ir ahora, Filomena sólo lo dejo a él aquí y supongo que tengo que hacer lo mismo.
—Gracias.
—No hay de qué. Fue mi culpa no haberte respondido antes.

Y se fue después. Yo continué con mis manos encima del estómago y los ojos cerrados en espera a que terminaran de revisar al []irubiecito[/i], fácilmente pude haberme quedado dormido ahí en medio pero solamente el repentino cansancio que sentí me lo impidió, cuando escuché la voz de la enfermera acercándose me erguí con algo de trabajo.

—Me has ahorrado el trabajo de limpiarte la sangre de la cara, que amable, pero tu camiseta está llena de eso también.
—Tengo un par de cambios en mi casillero. —Agradecí mentalmente en eso por conservar camisetas y suéteres ahí por sí las dudas—. Me puedo cambiar después.
—¿Usted no tiene uno? —Se dirigió al nuevo quien negó con la cabeza—. Me parece que el señor Clausen le tendrá que prestar algo entonces.
—¿Qué? —soltamos los dos a la par pero callamos en cuanto la mujer nos lanzó una mirada agria.
—Ya se descargaron a golpes, ya pasó, ahora es tiempo de que se comporten como seres humanos civilizados.
—Él insultó a Gwyn —gruñí mirándole molesto—, el lunes le di cigarros y así me lo paga, es una traición.
—Están prohibidos los cigarros en la escuela, Niklas, ¿no se lo diste aquí verdad? —Negué con la cabeza rápidamente—. Eso me imaginé. ¿Es Gwyneth Ellingson tu novia?
—No, sólo mi amiga.
—Admirable lo que haces por tus amigos, muchacho, pero te aseguro que los héroes han pasado de moda y las chicas pueden defenderse solas. ¿Has tomado tus pastillas recetadas?
—No y tampoco podía quedarme de brazos cruzados si le llamaba puta frente a toda la clase.

La vieja enfermera abrió mucho sus ojos me regañó a mí por "usar ese lenguaje vulgar" y después al rubio por lo que dijo, ambos nos llevamos un buen sermón de su parte por ser un par de niños maleducados y groseros, esas fueron las palabras exactas que usó, mientras aplicaba alcohol con una gasa en mi labio para desinfectar la herida. Me limitaba a quejarme en voz baja por el dolor que punzaba en mi boca para evitar intervenir en el discurso moral que la anciana nos daba. Odiaba ser regañado y más si no tenía la total culpa de algo.

Finalmente terminó su trabajo, me habló en voz baja en privado para obligarme a tragar un par de gotas relajantes dado que no llevaba las pastillas nunca a clases, y nos recomendó a los dos saltarnos la hora para reposar un momento, cosa que aprecié en verdad dado que me moría de sueño, antes de ir a dirección. La mujer salió después de aquello y nos dejó solos, aunque quería terminar lo que habíamos iniciado antes lo dejé pasar para recostarme en la camilla e intentar dormir un poco, no quería hablar con él porque sabía que podía provocarme y no me apetecía entrar en un segundo round de inmediato. Tomé mi teléfono con los audífonos, cerré mis ojos y fingí estar solo en la enfermería escuchando música; aunque eso no duró mucho porqué empezó a hablar.

—¿Qué escuchas? —Había colocado únicamente un auricular en mi odio porque quería estar al pendiente si la enfermera volvía para checar que no estuviera vuelto loco, no contaba con que el rubio me preguntara por la música pero le ignoré, pero eso no le detuvo—. Está muy alto y se escucha hasta acá.
—Estoy escuchando a Imagine Dragons —mentí, la playlist relajante seguía soñando con algo de Ed Sheeran, no abrí los ojos—. Es Radioactive.
—Se escucha mas bien lento, ¿una balada?
—No es una balada, es indie rock, yo no escucho mierda sentimental. —Otra mentira que solté con decisión—. Las baladas aburren.
—Como digas. —Volvimos a guardar silencio, en ese momento cambió de canción el reproductor y escuché la melancólica voz de Zayn Malik, moví mis labios para tararear mudamente la letra, si el rubio no me escuchaba cantar era improbable que supiera lo que escuchaba—. No te agradecí el otro día, por los cigarros, quiero decir.
—Considera el último favor que te haré en la vida si vuelves a insultar a Gwyneth.
—¿Qué no está ella con tu amigo?
—Así es, y por eso mismo me importa más, ambos son mis amigos y nadie se mete con ellos sin meterse conmigo. —Abrí los ojos para mirarle con seriedad—. Somos un equipo, los cuatro fantásticos, te acostumbrarás a nosotros con el paso del tiempo. Ya lo verás.
—Me suena a poliamor ahí.
—Tal vez lo sea, no lo discuto, adoro a Gwyn y a Fil, incluso creo que me haría gay por Nate, no lo sé. —Me encogí de hombros y sonreí con sorna, escuché al muchacho reírse en la camilla contraria, no entendía por qué no estábamos matándonos a golpes de nuevo como hacer rato. Me imaginé que era un efecto secundario de las gotas mágicas que la anciana me había dado—. No se lo digas nunca o me delatará y Gwyn va a creer que se lo robaré.
—No parecen tan cercanos.
—¿Llevas días aquí y ya te crees experto en nosotros? —Enarqué una ceja y él elevó sus hombros—. Todavía te falta mucho para poder conocernos bien. Sé que Gwyneth puede parecer egoísta y que es bastante extrovertida en comparación a otros chicas pero es buena chica, éramos mejores amigos antes, la aprecio mucho todavía. Nathan parece elitista y altanero pero es como el hermano que nunca tuve, mi mejor amigo, y Filomena es un encanto apenas la conoces a pesar de que su novio es un idiota de primera, ¿cómo no amarla?, los tres pueden ser aterradores para los demás. Pero no para mí.

Cerré mi boca lo bastante tarde, maldije por lo bajo y me coloqué el otro auricular rápidamente, no me gustaba sincerarme con extraños y mucho menos con uno que había insultado a uno de mis amigos. Esto era precisamente por lo que odiaba tomar medicamentos, no había nada que me frenara la lengua entonces, era igual que estar ebrio aunque acá estaba muy consciente de lo que decía.

—¿Cuál es tu nombre? —pregunté en un intento por hacerle saber que no hablaría más de lo otro.
—Dime JP.
—Un gusto, yo soy Niklas.
—Lo sé.

No le pregunté cómo o por qué ya que mis ojos se sintieron pesados en ese momento, me acomodé más en la camilla hasta quedar cómodo antes de darme cuenta me había quedado dormido en la enfermería. A veces agradecía ser de sueño profundo porque podía quedarme dormido en todas partes y tan rápido que la oscuridad parecía tragarme por completo.

holap:
Holis beibis xd me inspiré muchísimo desde ayer y me puse a escribir tanto que tuve que parar cuando tenía mucho más en mente    bue, será para el otro, porque me latió como quedaba así y preferí darle un énfasis en lo ocurrido después de la pelea. Espero les haya gustado, porque a mí en lo personal me encantó como quedó, ojalá comprendan un poco más a Niklas ya con esto  
Sé que dije que pasaría el link del tema de Nick cuando tuviera los gráficos de sus perfiles en redes sociales pero solamente alcancé a hacer el de insta ahora, pero como no les quiero decepcionar, se los dejo [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo], espero les guste aunque está en edición aún  

Siguiente: drums.
avatar


Ver perfil de usuario
-------
-------

Volver arriba Ir abajo

Re: the mind of the youth

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.