O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Muro de las cotillas.
Ayer a las 9:43 pm por Andy Belmar.

» Lights On [ideas]
Ayer a las 9:37 pm por Guanlin

» Almond blossom
Ayer a las 7:51 pm por Guanlin

» the mind of the youth
Ayer a las 6:21 pm por mieczyslaw

» mango jelly
Ayer a las 4:57 pm por pera

» NOTHING LAST FOREVER (A. ABIERTAS)
Ayer a las 4:51 pm por pera

» the mind of the youth
Ayer a las 4:38 pm por drums.

» elio elio elio elio oliver
Ayer a las 4:30 pm por mieczyslaw

» Parásitos | O.S
Ayer a las 4:30 pm por pera

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ bxmbshell.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

•Soulmates•

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: •Soulmates•

Mensaje por Roses. el Lun 21 Mayo 2018, 3:05 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:
¡No podes dejarnos así! Tenes que seguir por favor, demasiada intriga. Me encantó el capítulo y me parece muy interesante la forma en que se va explicando todo sobre Gaia.
Perdón por el comentario corto pero no ando inspirada, espero la sigas pronto.
No me importan mucho los comentarios largos (aun que si me anima leerlos)
Pero tranqui, me importa más que hayas podido hacerlo.
Gracias
En breve la sigo 
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

TRES

Mensaje por Roses. el Lun 21 Mayo 2018, 3:19 pm





•Tres•


Old friend


Rosaline

Pasar cursor por imagen

Últimamente habían pasado tantas cosas inusuales en su vida que se extrañó ante el hecho de que se encontraba tranquila y, por primera vez en semanas, podía escuchar sus propios pensamientos.

Se sintió fresca.

Y aquel lugar le traía tanta serenidad.

Pero era demasiado para su cabeza en ese momento, a donde mirase, pareciera que los edificios le hablaran, tenía tantos recuerdos repartidos por esas calles, que ningún ser humano sería capaz de entender cuanto significaba ese barrio para ella.

Volvamos a aquel tiempo en el que éramos felices y no teníamos la menor idea, ¿no?

Esa frase no podría cobrar mayor sentido a cada paso que daba.

Cuando hubo descendido del transporte público y se encontró de tope con un paisaje bastante familiar para sus ojos, casi pudo verse a sí misma correr por la plaza, solo que unos años más joven. 

Hace tres semanas que había hablado con una de sus amigas que había tenido a la corta edad de 10 años en Inglaterra. No hablaban hace mucho, recordó que cuando se mudó de Reino Unido a América prometió escribirle. Promesa que se cumplió al menos los primeros meses, pero luego ambas ya habían formado nuevas amistades e inevitablemente se habían distanciado.

No fue hasta que Rosaline percibió que el ambiente en su casa pasaba la raya de lo soportable que decidió planear una salida de un fin de semana, aunque fuera por dos días necesita estar lejos de casa. Si presionaba lo suficiente a su padre, él accedería a pagarle un vuelo de ida y vuelta para donde quisiera.

Claro que tenía dos problemas, uno; la universidad, dos; el lugar.

De pronto recordó a Ramona. No tuvo idea de por qué, quizá debió haber sido porque California era tan diferente a Manchester y en cierto modo extrañaba el frío y el aire que solo se deben en esa ciudad del Reino Unido.

Primero pensó que era una idea loca, no encontraría espacio para viajar, últimamente le estaban dando duro en algunas clases, pero resultó que un profesor pidió licencia y tendría la mitad de una semana libre, tiempo suficiente para terminar trabajos y para viajar. Se había abierto una ventana.

Recordó también que antes de que ella y su amiga dejaran de hablarse le había pedido su número. Luego de pensarlo por dos días decidió llamar, sin mucha esperanza de que su amiga siguiera donde mismo. Grande fue su sorpresa cuando contestó ella misma en persona.

Después de tanto tiempo, volvían a hablar como antes y luego de que se pusieran al día, Rose prosiguió con lo que realmente le interesaba. Se sintió un poco mal de usar a su vieja amiga para poder salir de su casa, pero no lo suficiente como para no hacerlo. Solo necesitaba a una persona confiable del otro lado del mundo para que su padre accediera a dejarla ir. Además Rosaline se dio cuenta de que realmente la extrañaba. Ambas pasaban por situaciones parecidas, podían entenderse la una a la otra. Rose nunca había encontrado tal nivel de comprensión en una persona.

Ramona ni lo pensó dos veces, tenía deseos de verla también. Desde que su hermano se había mudado a Boston, se sentía muy sola y pensó que no le vendría nada mal un poco de compañía, aunque fuera de jueves a domingo.

Y ahí se encontraba, luego de que tomara un bus que la dejara a pocas cuadras de la casa de su ex compañera de la escuela, se encontraba experimentado un estado de nostalgia.

Inglaterra para ella era sinónimo de cambios, ya que ahí vivió muchas cosas a las que tuvo que adaptarse, además de que ahí pasó la mayor parte de su duelo una vez que su madre partió, nunca pensó que aquel recuerdo le entibiaría el corazón. Ya no le provocaba dolor, extrañamente lo que la hacía sufrir eran otras cosas.

Su maleta pesaba, era pequeña, pero nunca había llevado el mismo peso por tanto tiempo y comenzaba a molestarle.

Solo un poco más.

Cruzó una avenida y una calle surcada de casas color ladrillo a la luz del sol, le dio la bienvenida. Las recodaba muy bien.

Caminó un poco más y vio como una silueta la esperaba sentada a la entrada de la casa.

Los ojos perdidos de aquella chica la encontraron y le sonrieron. Rose corrió a abrazarla sin importarle que su brazo se quejó un poco por el repentino tirón.

—¡Valen!—soltó sin pensarlo, justo antes de abrazarla. Quiso decir Ramona, pero eso fue lo que le salió. Sin embargo, la nombrada si lo notó, ni se quejó.

—Rose—dijo mientras la estrechaba entre sus brazos.
Ramona le sacaba media cabeza de altura, y era mayor por un año, lo que era razón suficiente para que algunas veces se sintiera responsable de las acciones que hacía su amiga. Rose recordó que siempre se lo sacaba en cara cuando eran niñas.

—Debes tener frío—le frotó los brazos.

Y sí, a pesar de que había sol, estaban en Manchester y había quince grados. Rose podía ver como algunas nubes se acercaban paulatinamente.

—Entremos—la invitó a su casa.

Apenas puso un pie en el lugar, sintió un olor que pensó jamás volvería a sentir. Sonrió perdida en los recuerdos.

Hubo un día lluvioso hace mucho tiempo en que había ido a visitar a su amiga y su madre la había recibido con un pastel recién hecho, dándole las gracias por su visita y contándole que no era común que las recibieran. Desde ese momento, el olor quedó impregnado en la casa, pero ahora no era tan latente.

Recordó también a la pequeña Ramona, en ese entonces la conocía con otro nombre: Valen. Era casi como si fueran dos personas diferentes. La Valen que ella conoció era una chica tan delgada que daba la impresión que el viento podría llevársela en cualquier momento. Usaba frenillos. Pálida como la nieve y siempre llevaba gorros o pañuelos en la cabeza debido a la pérdida del cabello. La chica que tenía frente a ella ahora, era completamente diferente, había tomado forma, ya era una mujer, su piel tenía más color y los brakets le habían dejado una sonrisa perfecta en sus labios. Además tenía una melena que le llegaba un poco más debajo de los hombros, era lo que más tenía de diferente.

—Estás bellísima—no dudó en elogiarla en cuanto pudo.

Ella sonrió. Sí, algo en ella no había cambiado, no había perdido esa sonrisa.

—Gracias, tú lo estás más, quizá deba visitar América, no me haría mal.

—Siempre es bueno cambiar de aire—Rose se encogió de hombros—además las puertas de mi casa están abiertas.

El rostro de Ramona se iluminó y desapareció por un pasillo que daba a la cocina.

—Toma asiento—le dijo mientras caminaba—¿quieres algo para beber o tienes hambre?

—Jugo quizá.

—Enseguida.

Regresó a los segundos y comenzaron a entablar una larga charla, ya sabían las cosa primordiales, como que estaba haciendo la otra actualmente, debido a que se lo habían contado por teléfono, sin embargo Rose podía presentir  que quedaba una pregunta pendiente y que su amiga no había pasado por alto.

—¿Por qué decidiste venir?

—Quería verte—dijo simplemente evadiendo por completo la pregunta, ambas lo sabían.

—Ya sabes a lo que me refiero, ¿qué te hizo salir de tu casa realmente?

A pesar de que se entendieran, a Rose no le gustaba abrirse frente a los demás, siempre había guardado una reputación, en la escuela, en casa, en la universidad. Ramona había sido la excepción a esa regla debido al cáncer que había padecido cuando era pequeña y porque eso de alguna forma la hacía conectarse con la muerte de su madre. Ramona y la madre de Rosaline eran tan parecidas.

Ella había sido una bailarina profesional que murió a los 27 años debido a un cáncer terminal en el útero cuando Rose tenía apenas seis años. En cuanto conoció a Ramona y supo que padecía cáncer y que asistía a un taller de gimnasia rítmica en la escuela a pesar de que su enfermedad, su corazón de abeja reina se ablandó. Porque sí, seamos honestos, Rosaline estaba lejos de ser una buena persona. 

Pestañeó, tomó de las manos a Ramona, tal cual como solía hacerlo cuando eran niñas y Ramona le decía que en el fondo era una buena persona, pero Rose le respondía con compasión que no sabía nada de cómo funcionaban las cosas en la escuela, entonces era cuando Ram le respondía: ¡yo soy mayor, yo sé más cosas!

—Siempre tratando de ir más allá, podrán pasar los años, pero tú sigues siendo igual de inocente—dijo Rose poniendo su voz suave que solo lo usaba con ella.

—No te olvides de quién fue la que ya cumplió veinte—dijo Ramona entre risas mientras con su dedo índice se apuntaba a sí misma.

Ambas rieron y luego hubo un silencio.

Silencio en el cual Rose supo que su amiga seguía esperando por una respuesta.

—¿Qué quieres que te diga? Son las mismas cosas de siempre, creo que la vida se va volviendo más difícil a medida que creces.

—Sí, pero no viajas a otro continente cuando son las mismas cosas, Rosaline Bouffart no hace eso, huye, pero no tan lejos de casa.

—No he huido, te vine a visitar porque te extraño y será solo por dos días, si estuviera huyendo no crees que me quedaría más tiempo. Además estoy pensando en donde podría pasar mis vacaciones, Manchester parece ser una buena opción, me gusta el frío.

Ella se quedó pensando.

—Si hay algo más—finalizó analizando la facciones de Rose.—La chica perfecta no va a una ciudad en donde no puede broncearse.

Obviamente sospechaba, Rose no tenía dudas, pero por lo menos tenía la esperanza de que en esos dos días no le preguntara más allá. Ram podía llegar a ser muy curiosa cuando se lo proponía.

—¿Cómo está tu novio?

No Ram, no vayas en esa dirección. Esta vez es diferente. No hablaré.

Rose, soltó sus manos y desvió la mirada a su maleta.

—Bien, se quedó en California, ¿o querías que viniera con él?

Ramona rió y Rosaline suspiró de alivio al ver que su amiga no había notado el cambio actitud en ella.

Habían pasado tantas cosas y algunas era mejor mantenerlas en secreto.

Sobre todo esas que aún tenían heridas abiertas.


Chicas:
Les debo una disculpa.
Me he tardado más de lo esperado y realmente mi intención no era esa.
Han sido días intensos, fue difícil encontrar un tiempo para sentarme a escribir y cuando por fin lo conseguía me quedaba dormida.
Espero hayan disfrutado el capitulo.
Me quedé hasta tarde anoche para poder subirlo hoy baba
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: •Soulmates•

Mensaje por pera el Lun 21 Mayo 2018, 5:44 pm

Je ne comprends rien. Me disculpo por mi mente de pollo que no capta más allá, mais it is all the truth. Aparte de eso, le chapitre is perfect.
Me toco, otra vez, volver al tema de personajes para saber quienes eran las señoritas. Ya se esta prendiendo esto. Espero el prox capítulo con ansias.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: •Soulmates•

Mensaje por cipriano. el Mar 29 Mayo 2018, 5:02 pm

¡Me encanta! Yo te pido disculpas por tardar para comentar, pero acá estoy, espero la sigas pronto porque tus capítulos me dejan con mucha intriga. 
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: •Soulmates•

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.