O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Tick Tack
La pequeña esposa de Zayn Malik (ORIGINAL EmptyAyer a las 11:22 pm por Denxd-

» Once Upon a Time
La pequeña esposa de Zayn Malik (ORIGINAL EmptyAyer a las 7:38 pm por Ritza.

» Cambiar y Borrar Cuentas |5|.
La pequeña esposa de Zayn Malik (ORIGINAL EmptyAyer a las 6:14 pm por Luciana Horan

» Live In Orange
La pequeña esposa de Zayn Malik (ORIGINAL EmptyAyer a las 6:07 pm por ~Susie ∞Wallflower∞

» azarath metrion zinthos
La pequeña esposa de Zayn Malik (ORIGINAL EmptyAyer a las 2:52 pm por spellman.

» A Christmas Drabble
La pequeña esposa de Zayn Malik (ORIGINAL EmptyAyer a las 11:54 am por spellman.

» I solemnly swear that I am up to no good
La pequeña esposa de Zayn Malik (ORIGINAL EmptyAyer a las 9:33 am por Andy Belmar.

» insert title here
La pequeña esposa de Zayn Malik (ORIGINAL EmptyAyer a las 8:44 am por pond.

» Con amor, Juliette
La pequeña esposa de Zayn Malik (ORIGINAL EmptyLun 20 Ene 2020, 8:26 pm por Jaaaylen

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ bxmbshell.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

La pequeña esposa de Zayn Malik (ORIGINAL

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La pequeña esposa de Zayn Malik (ORIGINAL Empty La pequeña esposa de Zayn Malik (ORIGINAL

Mensaje por Lily Arzola el Jue 28 Dic 2017, 8:22 pm

Esta es una novela juvenil y refrescante de amor, sobre el matrimonio forzado. Contiene diferentes tipos de emociones a lo largo de la romántica historia de Alice Jefferson y su próximo esposo, Zayn Malik.
"La pequeña esposa", cuenta la historia de una joven de apenas quince años, que es comprada por el hombre más rico de Londres, quien tiene una empresa en ascenso y siendo propietario de medio banco nacional, la hace su esposa, cambiando todo el panorama de vida de la joven.
Una historia de amor con altos y bajos.
¿Una niña podrá con la vida de un multimillonario? ¿Terminaran juntos, aún después de una tóxica relación?

*NOVELA ORIGINAL. -HABRÁ UNA ADAPTACIÓN PARA AMAZON MUY PRONTO.
*NO SE PERMITE LAS COPIAS, SE DENUNCIARA CADA COPIA SIN AUTORIZACIÓN.

*Más información de la novela, envíen un mensaje a mi G-MAIL
arzola493@gmail.com
FACEBOOK PAGINA:
https://www.facebook.com/lily.arzola.566 ó, La Pequeña Esposa Libro.
Twitter:@LilyArzolaM
La pequeña esposa de Zayn Malik (ORIGINAL 20171213
Lily Arzola
Lily Arzola


Volver arriba Ir abajo

La pequeña esposa de Zayn Malik (ORIGINAL Empty Re: La pequeña esposa de Zayn Malik (ORIGINAL

Mensaje por Jaaaylen el Jue 28 Dic 2017, 8:23 pm

Me gusto mucho la idea...espero el primer capítulo ansiosa
Jaaaylen
Jaaaylen


Volver arriba Ir abajo

La pequeña esposa de Zayn Malik (ORIGINAL Empty Re: La pequeña esposa de Zayn Malik (ORIGINAL

Mensaje por Lily Arzola el Jue 28 Dic 2017, 8:31 pm

Capítulo 1.
Mi vida realmente no era tan interesante antes de él, supongo que era una más de las millones que hay en él mundo. Incluso cuando nací fui una bebé normal, mi altura y mi peso fueron normales, como muchos niños.

Mi padre y mi madre se casaron, aún cuando mi madre era más joven y más bella que mi padre; incluso hay gente que cuentan que ella sólo se casó por conveniencia. Yo no era nadie para negarlo ni afirmarlo, puesto que yo ni siquiera existía en aquellos tiempo, donde mi madre aun era "inocente", así que dejaré pasar esos chismes por alto.

Mientras fui creciendo, mi padre aun intentaba que su fábrica de textiles creciera, mientras mi madre cada vez se sentía más cómoda teniendo dinero, y supongo que se acostumbro a el.

Mi padre realmente quería lo mejor para mi, así que contrató a gente para que cuidaran a su pequeña hija, mientras él trabajaba y mi madre compraba. Supongo que jamás sentí él vació, o algún resentimiento por el abandono de mi madre, aun cuando ella me ofreció miles de veces que entrara a la academia de ballet, y compartir su única pasión, después de las compras. Nunca acepte, por qué me sentía herida, supongo que si sentía el vacío, y una pizca de rencor.  

Mamá era mucho más bella que una flor de loto recién nacida, incluso tenía una mirada azul tan penetrante, mientras que su cabello siempre brillaba por lo negro. Mamá creyó que nacería rubia como mi padre, y por eso me puso Alice por " Alicia en el país de las maravillas". Esa fue una de las razones por las que no le guste, ya que nací siendo una niña de ojos azules y pelo negro.

Después de mucho trabajo y esfuerzo, un día mi padre se enteró que iba a surtirle telas a los mejores centros comerciales de Londres. Él ni siquiera podía contener su felicidad, así que compró una casa en forma de recompensa por su arduo trabaja, mientras nuestra vida fue mejorando cada vez más.

Jamás había ido a Londres, pero mi padre me traía cosas de cuando iba a reuniones de negocios, siempre las mismas postales de los centros comerciales Malik, una empresa rica en todo los sentidos.

Supongo que en ese punto, jamás creí que nadie me dañaría, y ni que menos que algo malo me pasaría. Creía que el amor que mis padres me demostraban, iba a ser suficiente para siempre estar en un hogar segura.

*

Algunos años después, me enteré de que estábamos en bancarrota, y no es que me haya acostumbrado a ser rica, para nada. Jamás me importo el dinero, pero supongo que a mis padres sí. 

En realidad nunca pensé que ese problema de no tener dinero, me cambiaría la vida para siempre.

Zayn Malik era un hombre como de esos que te muestran en las revistas; completamente perfecto. Él era un completo extraño para mí, y aunque sabía que mi padre había trabajado con él, no me interesaba saber nada más, que no fuera, que era socio de mi padre.

Su presencia se hizo notoria en mi casa, e incluso el sol iluminaba la casa sin muebles, como si un dios estuviera iluminando la belleza del joven guapo. No podía negarlo, era él joven más apuesto que había visto en mi vida, con enormes ojos cafés llenos de pestañas, cabellera negro y piel bronceada, con una silueta fornida y grande. No podía entender porque a veces mi corazón se tambaleaba más de una vez al verlo, y creo que es porque aun tengo quince años, y en realidad no se nada sobre él amor o el afecto.

De un día para otro, padre empezó a hablar mucho de él hombre, como si fuera un héroe que salvó a la nación o algo parecido, pero solo era nada más y nada menos, que uno de los mejores empresarios de Londres y tenía mucho dinero, pero necesitaba una esposa. 

Bueno, si tiene tanto dinero, ¿por qué no se compra una?

Las pláticas con mi padre eran inútiles, nada era nuevo, puesto que todo el mundo sabía que el hombre era exitoso, y solo tenías que prender el televisor, para darte cuenta que la empresa Malik estaban invadiendo el mundo con sus centros comerciales, sus automotrices y sus parques de diversiones. 

Después de charlar con mi padre, decidí subir a mi habitación a esconderme de sus pláticas tan terrible. Y cuando por fin estuve sola, me dejé caer lentamente al suelo, mientras me recargaba en la puerta blanca de madera. Todo era diferente posguerra, mi habitación era más grande ahora, ya que no tenía muebles, pero supongo que siempre he sido tan sencilla, que no me importa dormir en un cama envuelta en plástico.

A pesar de todo lo que hemos pasado, no echo de menos los lujos, solo necesitaba sentirme segura y protegida.

Después de un rato, decidí descansar, ya que estaba agotada de las continuas peleas de mis padres sobre el dinero, y ahora tendría que soportar los gritos aún más, ya que estoy en mes de vacaciones del colegio. 

No puedo negar que es muy genial descansar de los gorros y faldas largas, que usamos en el colegio. Y no puedo evitar estar feliz, al pensar que no veré a los prefectos corriendo tras nosotros, por tener goma de mascar en la boca y las faldas un poco enrolladas.

Antes de irme a dormir, busque el nombre de ese tipo en Internet, y lo que salió me dejó aun más agobiada sobre el hombre de trajes finos. Diez mil respuesta sobre el hombre, que era dueño de medio banco de Inglaterra y con una empresa cada vez más grande e importante. 

Mis ojos lentamente se fueron cerrando, mientras caigo completamente exhausta. Lo único que necesito es desconectarme y caer en mi almohada, mientras me hundo en un mundo, dónde no importa que clase social seas.

*

Al despertar, abro mis ojos y estos son cegados por el sol que se posa por mi ventana. Yo misma escucho un ruido que perturba mi sueño, así que tomo mi bata y me asomo por las escaleras, para ver por qué tanto escándalo.

El olor a café es extraño, ya que no teníamos dinero para costear el café fino que mi madre suele tomar, así que bajó las escaleras con mis pies descalzos, mientras la vieja escalera rechina. Al estar en el comedor, me doy cuenta que estaba ese hombre pomposo en mi casa, y no lo podía negar, el era mas guapo de cerca. Me quedo en la esquina de la puerta, viendo su lamentable perfección; su forma de sentar y su increíble arrogancia al recibir café de mi madre.

Mi padre es el primero en darse cuento, que estoy ahí.

-¡Alice!-Pronuncia mi nombre con firmeza, mientras el tal Malik, se levanta de su asiento junto a mi padre.

En la cultura de los ricos, es de buena educación que cuando una mujer llega, los hombre se levantan de sus asientos, demostrando que también somos relevantes en las conversaciones de los hombres cuando comen, aunque eso no sea así.

-Hola.-Dije acercándome cada vez más a la mesa.

-El es Zayn Malik, te comenté de él anoche.-Me dice mi padre emocionado, mientras yo solo tomo un pan tostado en mis manos.

-Si, hola.-Le digo descuidada, mientras intento sentirme cómoda en mi propia casa.

-¿Y bien?-Dijo mi madre rompiendo el hielo.-Zayn es un valioso amigo de la familia.-Dijo sonando algo exagerada.

-¿Sí? No sabía qué eran cercanos.-Les contestó, mientras le pongo mantequilla a mi pan tostado.

Mis padres sientes un balde de agua fría pasando por sus cuerpos, ya que no estoy sincronizada con los halagos, para ese hombre extraño.

-No importa, tenemos mucho tiempo para conocernos.-Dijo el hombre pomposo, envuelto en una burbuja de arrogancia.

- ¿De que habla?-Dije nerviosa, mientras mi garganta intenta no cerrarse.

- ¿No se lo han dicho?-Respondió el señor Malik alzando una ceja, parecía estar divertido con esto.

- ¿Qué no me han dicho?-Dije viendo a mis padres, mientras ellos solo agacharon la mirada. Yo no comprendía nada. -¿Qué pasa?-Escupí enfadada.

-Apuesto que no.-Contesto sonriendo arrogantemente.-Te llevaré a casa, o quiero decir, a nuestra casa.-Dijo haciendo que mi piel se erizará.

- ¿Cómo?-Escupí asustada. -¿Cual casa?-Dije aventando mi tostada en medio de la mesa, haciendo que el café salpicará por todas partes. -¡Nunca viviría contigo!-Le dije agresiva, mientras intento huir de esto, pero él joven se levanto de su asiento y azotó sus manos contra la mesa.

-¡Claro que lo harás!-Su voz es ronca y puede hacer qué la gente se sienta amenazada, pero aun así, no bajo mi mirada.-Tus padres decidieron que serás mi esposa.-Dijo con nada de sutileza en sus palabras.

- ¿Qué?-Les contesté viendo a mis padres, ellos solo evitaba mi mirada. Mi padre incluso posa una mano en su boca, mientras pequeñas lágrimas salían de sus ojos.

- Hija...-Dijo mi madre tomándome del hombro, lo cual yo rechazó con firmeza.

- ¿Tú también estás de acuerdo?-Pregunté viéndola con enojo y con pequeñas lágrimas saliendo de mi.

-Es lo mejor.-Me dice, mientas intenta convencerme que esto sería lo mejor. En su mundo, ¿que seria lo mejor para mi? ¿el bienestar económico de mi familia, tal vez? Así que salí corriendo rumbo a mi habitación.
Y al llegar a está, me encierro en esta y mis lágrimas salen de mis ojos como un diluvio.
No podía controlarme a mí misma en este mismo momento, lo único que quería era desaparecer. Mi madre se para a fuera de mi puerta, y me pide cínicamente que abra.

- Alice, escúchame.-Dijo fingiendo que está sollozando.-Tienes que salir.-Dijo tocando cada vez más fuerte la puerta.

- Para qué ¿para regalarme con ese hombre extraño? ¿para cambiarme por dinero?-Ni siquiera podía mantenerme en pie. Después solo escucho como la puerta se abre; y ahí estaba, la madre más mala del mundo, la que cambiaría a su hija por dinero.

 Mi mama se tiro al lado de mi cuando entro, tomando mi mano y empezó a llorar, pero sabía que sus lágrimas eran falsas y vacías, como el compromiso que me harán tomar este día. 

Mi madre lograba convencer a todos con lágrimas, era como si dentro de ella, hubiera una descarada actriz que solo sabe mentir. 

-Yo se que es difícil, pero es lo mejor para ti.-Me dice en forma de consuelo.

-¿Para mi? -Mofé.-Para su estúpida economía, mejor dirán.-Yo era obstinada, así qué no me detuve.

-No Alice, se que ahora piensas eso, pero después me agradecerás.-Me dice con su dulce acento británico.-Él te hará una mujer de bien, no te va a faltar nada.-Después movió su boca para decir.-Una mujer debe hacer algunos sacrificios, para mantener a su familia en pie.

¿Entonces ser mujer, era ser infeliz? Buen consejo de vida, madre.

¿En que siglo estábamos? ¿Ésto era legal? Solo soy una niña.

-Yo no quiero nada de eso, yo solo quiero...-Mis lágrimas cayeron de nuevo, de tan solo imaginarme la vida con alguien qué es un extraño.-Yo solo quiero quedarme con mis padres. Prometo ser buena, prometo hacer todo lo que ustedes digan, es más tomaré ballet como tu querías, pero no me dejes ir. Haré todo lo que ustedes me pidan.-No podía más, colapse.-Te lo ruego, no me dejes ir.-Las súplicas no parecieron funcionar. Yo misma prometí hacer lo que mamá quería que yo hiciera cuando era más joven, pensé que sería una buena táctica para evitar que me regalara con ese hombre, pero no funciono.

-Alice no sigas.-Dijo apartándose de mí, mientras yo la seguí arrodillada, suplicando que no me dejara ir.-No sigas, me haces daño.-¿Yo le hacia daño?-Es lo mejor, prepara tus cosas, el señor Malik te espera.-Dijo cerrando la puerta, mientras yo caí arrodillada al suelo, no tuvo piedad de mis lágrimas.

Unos minutos después, comprendí que ellos no me quería aquí. Tendría que ir con ese hombre. Sabía que ese hombre no era bueno, así que tenía que tener mucho cuidado con él.

*

Había terminado ya mis maletas, y aun no podía controlar mi llanto, pero tenía que ocultarlo. Baje lentamente las escaleras, viendo todo lo que no volvería a ver más, ya que supongo que ese tipo me llevara tan lejos y no me dejara ver a mi familia, y para ser honesta, no creo que quiera verlos después de esto.

Baje hasta el último escalón y pude ver a este hombre que sonreía como si fuera el comienzo de un romance. ¿Qué no entendía? Me hacía daño. Observe a mis padres, pero decidí salir rápido de la casa. Si ellos ya no me quieren, ¿porque me despediría de ellos? 

*

Afuera de mi casa, había una camioneta negra y un sirviente que subía mis maletas, y al lado de la camioneta, un BMW negro. El día era tan frío, como las acciones que tomaron mis padres, así que solo fruncí el ceño, mientras el aire me despeinaba.

Al mirar los autos de este hombre, gruño con odio, supongo que él es el dueño de medio país y dueño de todos los autos en Inglaterra, pero aun así no me importa, no es mi dueño, lucharé contra él.

Sentí una mano detrás de mí, despertándome de mis pensamientos vengativos.

-Hermosa, sube al auto.-Dijo sonriéndome con delicadeza. No me hacía gracia lo que hacía, así que solo lo fulmine.

Camine hacia el auto y subía este; al estar adentro, pude ver por el retrovisor a Zayn hablando con mis padres. Mi papá lloraba, suplicándole a Zayn algo de lo que yo no sabía. Mi corazón palpitaba, mientras yo intento no llorar. ¿Él llora por mí?

¿Acaso me sigue amando?

Mi madre por su parte, conserva su sonrisa joven, combinada con sus ojos azules, mientras mira a Zayn como si él fuera un dios.

Después Zayn se dirigía a el auto, así que desvié mi mirada hacia la ventana, para no encontrarme con su mirada.

Al subirse al auto, intentó charlar conmigo.

-Hermosa, te llevaré a casa.-El puso su mano en la palanca de velocidades, pero antes de que avanzara, puse mi mano también ahí.

-No quiero que pienses que eres mi novio o algo parecido.-Dije mirando el suelo, para después mirarlo a él.-No me llames hermosa, por que no lo soy.-Suspire profundo.-Eres un asco y jamás lograrás nada conmigo.-Mis lágrimas quieren salir, pero las retengo.-Si hago esto, es porque no tengo salida. Tu nunca vas a hacer algo mío.-Le escupí con rapidez, pero él tomo mi barbilla con una de sus manos peligrosas.

-Eres rezongona por lo que veo.-Él esta enojado, supongo que la amabilidad y la cortesía se termina aquí.-¡Escúchame niña!-Respira algo inestable.-Pague millones por ti y ni siquiera los vales, pero lo hice.-Sus dientes se aferran a su mandíbula.-Quiero resultados a lo que pague. Serás mis esposa, aunque no te guste. Intente tratarte como una princesa, no quiero que actúes más como una estúpida niña. Te casaras conmigo, y no voy a aguantar tus niñerías. ¡Madura o si no tendrás una vida miserable al lado mío!-Grita con fuerza.

Él era muy malo. ¿Cómo confiar en la gente otra vez? Realmente no sé si algún día podré tener fe en alguien. 

Enviado desde Topic'it
Lily Arzola
Lily Arzola


Volver arriba Ir abajo

La pequeña esposa de Zayn Malik (ORIGINAL Empty Re: La pequeña esposa de Zayn Malik (ORIGINAL

Mensaje por Lily Arzola el Jue 28 Dic 2017, 8:57 pm

Capítulo 2
¿Quién podía ser tan malo? ¿Quién podría ser tan insensible y decirte que pagó por ti, como si fueras un objeto? El señor Malik, él puede.

Viajar con él señor Malik, fue más incómodo de lo que pensé. Realmente lo odiaba, aún cuando toda la gente lo miraban sorprendidos por su belleza al cargar gasolina para él auto,  para mi era solo como un dolor de culo.

Antes de volver al auto, compre algunas golosinas para distraerme de él mal humor de aquel hombre. Yo misma no puedo creer que estemos en medio de la nada, enfrente de una tienda que aún tiene una rocola. Ruedo los ojos, al pensar que ese hombre tal vez puede importarme como carne fresca a cualquier lugar del mundo. No podía negar que tenía miedo.

Yo vivía en Bibury, un pueblo muy turístico por sus hermosas vistas y casas viejas, no conocía otra cosa que no fuera Bibury, así que estoy un poco triste de saber que no volveré.

Salí de la tienda con gomas de mascar en forma de bola muy viejas, mientras él hombre rico y guapo, me espera en su auto lujoso, guardo los centavos que me sobran en mi bolsillo, y empiezo a masticar la goma. Abro una de las puertas traseras, ya que no quiero estar al lado de él. Al entrar, él me mira por el retrovisor, mientras empiezo a mascar la goma de color rosa.

-¿Estas lista?-Me pregunta, aún cuando era obvio que no estaba lista.

-No lo creo.-Saqué de mi boca la goma, y la pegue en él bello techo de su auto.

-Qué linda.-Suspiro molesto, para luego arrancar el auto.-¡Actúas como una estúpida niña!-Me grita, mientras yo intento ignorarlo.-Lo único que causas, es que yo te haga las cosas más difíciles.-Yo solo intento quedarme callada, aún cuando mi cuerpo hervía.

*

Después de las enormes amenazas de este tipo, lo único que pude hacer para mantener mi mente ocupada, era ver la lluvia caer.

No sabía a dónde íbamos, y la verdad me he acostumbrado a ser una campesina.

Las horas pasaron y la noche se hizo notar. Mi cansancio era grande, no se si era por él enojo, o las pelas, pero ya estaba agotada de todo esto.

Intento cerrar mis ojos, pero las luces deslumbraron mi cara e hicieron que despertara de mi trance. No me había dado cuenta, pero estábamos en Londres; las luces y los letreros hacían de este lugar más hermoso de lo que pensé que sería. Podía ver el Big Ben y también el palacio de Buckingham, y más cuando son deslumbradas por las luces de Londres, pero todo se arruinó cuando el hablo.

-Viviremos cerca de todo esto.-Me quede callada mientras agonizaba, había olvidado que él conducía el auto.

Odiaba tanto su voz, Zayn realmente me hacía enojar.

Me recosté en el asiento y decidí cerrar lo ojos, pero cuando intente dormir, el carro se detuvo. Levante mi cabeza y vi a Zayn saliendo del auto, mientras mi mirada se fija en una enorme torre de cristales brillantes. Yo no se si estoy dormida o despierta. 

Un hombre de tez blanca, me abre la puerta y yo salgo mirando a mi alrededor. Lo qué veo es que la ciudad es tan bella y llena de luces.

-¿Vives aquí?-Dije viendo la imponente torre brillante que estaba enfrente de nosotros.

-Soy dueño de la torre Malik.-Dijo con mis maletas en sus manos, mientras yo miro hacia el cielo y puedo ver su nombre en la torre.

-No, no lo hacemos.-Remarque enojada, mientras intento no atragantarme con mi saliva.-Tú vives aquí y me obligas a vivir contigo.-Le respondo enojada.

Zayn me miro muy enojado, ya que el hombre de tez blanca, que me abrió la puerta hace algunos segundos, nos está viendo. ¿Lo hago quedar mal enfrente de sus empleados? 

-Mejor porque no te callas y entras.-Me ordenó, mientras me mira con furia. Al entrar a él lugar, me di cuenta que ya no estábamos más en Bibury. 

El lugar por dentro era aún más hermoso y caro que su exterior. No podía respirar ya que todo era elegante.-Buenas noches, señor Malik.-Nos saluda una mujer de traje azul con medias negras.-Buenas noches, señorita.-Ahora me saluda con una sonrisa, mientras yo no sé qué está pasando.

Él hombre rico no contesta los saludos y va directo al ascensor, donde nos subimos junto al hombre de tez blanca.

Yo me siento tan incomoda, al esperar llegar al piso donde está el hogar de este idiota, mientras él me mira sin parpadear por los espejos del ascensor. Yo no sé qué hacer, ya que su mirada es tan penetrante, que me hace sudar.

Al llegar al piso doce, él hombre de tez blanca nos deja pasar primero a nosotros. En el pasillo, no había nada más que una puerta de color plateado, con un tipo de aparato con números.

Él hombre de tez blanca nos abre la puerta, después de apretar botones con rapidez.

La puerta está abierta y puedo entrar a su departamento, qué es más grande de lo que parece.

-Son muy pocas cosas.-Me dice Malik, dejando las maletas a un lado de un sillón. Yo no puedo respirar al ver tantas cosas en un lugar tan sofisticado. ¿Debería sacar mi juego de tazas de porcelana, y jugar al té con él?

-En cambio de el señor Malik, yo estaba en bancarrota.- Respondo mientras puedo ver qué tiene una piscina dentro de su departamento. ¡Los millonarios gastan tanto dinero en cosas estúpidas! ¿Tiene un león, quizás?

-Esperaba a una mujer más vanidosa.-Me dice, mientras me mira tan curioso como si fuera un animal de Discovery Channel.

-Pero esto es lo que tienes.-Le contestó de mala gana, mientras intento no mostrar mi sorpresa al ver una escultura del David, en medio del lugar.

-Puedo hacerte vanidosa.-Comentó mientras suspira.

-No lo harás.-Le contestó enojada, mientras intento no caer en sus encantos de hombre guapo. - ¿Usted solo piensa en cambiarme?-Resoplo enojada, mientras dejo caer mi mochila al suelo.

-Lo lamento.-Se disculpa.-Estoy acostumbrado a hacer las cosas a mi manera.-Dijo aventando su saco al sillón, he ignorando mis palabras.-Mañana te irás de compras.-Dijo con su voz gruesa.

-¿Qué?-Le digo enojada de que no escuchara mis reclamos. ¿Acaso solo oye sonidos de gallinas cuando hablo?

¿Usted solo piensa en cambiarme?

-Sí, haré que todas mis secretarias y todo mi personal vayan contigo de compras.-Responde con su manera tan presumida, al decir que tiene tantas secretarias.-Tal vez puedan encontrar algo apropiado, para la esposa de él hombre más rico de la ciudad.-Dijo como si fuera más que importante, mientras que yo soy solo una mancha de estiércol entre los diamantes.-Supongo que tendrás que cambiar por mi, granjera.-Dijo sirviéndose un trago de whisky, mientras se sienta en su sillón de piel café.

-¿¡Qué no escuchaste nada de lo que dije!?-Le gritó, mientras intentaba mantener mis puños en mi.

-No, solo escuche un ruido molesto en mis oídos, mientras hablabas.-Él se hace el graciosos conmigo.

-No iré de compras, mejor ponlos a trabajar en la empresa de mis padres.-Escupí enfadada.-Fue eso lo que les prometiste a mis padres por su querida hija, ¿no?-Pregunté molesta.

-¡Eso no es de tu interés, mocosa insolente!-Gritó peligrosamente, mientras se sirve otro trago de whisky.-Mejor vete a dormir.-Dijo con la quijada endurecida.-Tu cuarto está en el primer piso, la segunda puerta.-Dice luciendo cansado de pelear conmigo, pero para ser sincera, yo no quería parar, mi boca parecía un arma llena de veneno.

-¿Y tu te ahogaras de borracho hoy?-Le pregunto, mientras alzo una ceja.

Él solo mofó molesto.-No es de tu interés.-Dijo con frialdad, mientras se desacomoda su corbata con desdén.

*

Después de esa discusión con Zayn, subí al primer piso, donde estaban las habitaciones. No podía entender por qué un departamento que parecía pequeño, era tan grande por dentro, pero trato de hacerme entender que los ricos son así. Solo compran cosas para llenar el vacío que hay dentro de sus seres. ¿Madre, me escuchas?

Abrí la primera puerta, y al hacerlo, empecé a tener mucho frío, incluso se podía ver una clase de humo, era como un congelador. Prendí la luz del cuarto, y me encontré con un lugar lleno de pinturas que se guardaban en cajas de cristales, para que nadie las tocara.

Yo cierro la puerta al instante, aún pensando que es demasiado extraño, pero es un hobby de niños ricos.

Quizás me pueda asesinar y guardarme, para venderme por kilo en el extranjero.

Así que me dispuse a tomar la siguiente habitación, mientras un escalofrío pasaba por mi cuerpo. Al abrirla siguiente puerta, pude ver que todo era de ensueños; el tapiz era morado y tenía una cama matrimonial con sábanas de seda moradas. La cama era como de una princesa, con enormes y grandes pilares en cada lado de la cama, y una hermosa cabecera en forma de águila.

Cuando entre al baño, este era más grande que mi vieja habitación. La bañera era en forma concha y estaba en medio del lugar, pero lo malo es que tenía puertas de vidrio y todo se veía cuando uno tomaba una ducha. ¿Y si ese depravado entraba? Todo iba en su contra, tenía mucho miedo de saber que es lo que me deparaba en el futuro con alguien que es tan diferente a mi.

Cerré la puerta principal con seguro, y después me senté en esa enorme cama, completamente vacía de ilusiones y deseos de vivir. 

Me recosté en esa cama que se sentía extraña y llore hasta que me quede sin lágrimas, y sin fuerzas.

Me dolía el corazón. Estaba tan herida. 

*

Cuando desperté, esperaba que todo fuera un mal sueño, pero no era así. Estaba ahí, en medio de la cama con la misma ropa de ayer y con un dolor inmenso de cabeza. Escuche como se abría la puerta lentamente, así que tuve que hacerme la dormida. No quería hablar con él.

Escuche como unos pasos caminaban hacia la cama, y eso me ponía más nerviosa. Después empecé a sentir golpecitos en mi cuerpo; abrí los ojos y gracias a dios no era Zayn, sino una señora de edad avanzada, que traía un traje de sirvienta. 

-Buenos días, señorita Alice.-Me dice con mucho respeto, mientras sus ojos lucen tan serenos.

-Buenos días, ¿conoce mi nombre?-Pregunté sentándome en la cama, mientras ella abría mis maletas y guardaba mis pertenencias en un armario.
-Si, el joven Malik nos ha dicho su nombre, se que será pronto la señora Malik.-Yo misma no estoy contenta de llevar ese apellido muy pronto, así que paso mis manos por mi cara.

-Ni lo menciones.-Le dije asqueada.
-El joven Malik es un buen hombre.-Me contesta como si lo conociera bien.-No lo juzgue, se lo pido señorita Alice.
-¿Acaso usted sabe lo que me a hecho?-Pregunté, mientras ella asiente con la cabeza.-¿Usted cree que esta bien?-Ella niega con la cabeza.-¿Y usted me esta pidiendo que no lo juzgue? ¿Que hay de mis sentimientos? ¿Acaso yo no cuento?-Ella se sienta al lado de mi, mientras toma mi mano con fuerza. -Sus sentimientos son lo más preciado que usted tiene, pero a veces un cambio esta bien. Él no es malo, ni siquiera lo he vista dañar a alguien más que no sea el mismo.

-No es muy bueno conmigo que digamos.-Dije mirando mis manos.-¿Cómo te llamas?-Le pregunto, mientras que puedo notar que es dulce, ya que ella al menos me esta dando respuestas. -Laura.-Dijo acercándose a mí y tomando mis manos.

-Laura.-La miró con los ojos bien abiertos.-No quiero estar con él.-Le digo asustada.

-Señorita Alice, usted verá que el señor Malik es una de las personas mas buenas y 
 desentendidas de este planeta.-Parecía conocerlo bien.-Yo lo cuide desde que era pequeño, sufrió demasiado, porque siempre lo presionaban para que heredará la empresa y lo ha hecho, hasta mejor que su padre.-Me dice orgullosa de él.

-Quisiera creerte, en serio.-Parpadee cansada.-Pero no puedo.-Digo negando con mi cabeza, jamás lo haría.

-Lo entenderás mi pequeña.-Se levanta de la cama y sigue guardando mis zapatos.-Y ahora ve a desayunar, el señor Malik quiere verla abajo.-Me mira un poco.-Te ves demasiado delgada.-Me dijo abriéndome la puerta.

-No quiero desayunar con él, lo haré cuando él se valla.-Dije enredándome entre en las cobijas.

-¡Por favor señorita Alice, baje!-Dijo preocupada. ¿Acaso Zayn era un asesino serial? ¿Por que le tiene tanto miedo?-Él señor Malik se enojara.-Me pide con nerviosismo.

-Ese idiota, quiere que todo se haga a su manera.-No lo haría, no sería parte de su estricto control. -Bueno, le diré al señor Malik que estas cansada.-Me dice dejando mi habitación

-Gracias.-Le dije realmente agradecida, puesto que es la única persona dulce en esta casa.

Yo trataba de escuchar a Laura y también trate de creerle sobre Zayn, pero a veces es tan difícil creer en algo, que no se puede ver a simple vista.

Quizás jamás lo entenderé.

Enviado desde Topic'it
Lily Arzola
Lily Arzola


Volver arriba Ir abajo

La pequeña esposa de Zayn Malik (ORIGINAL Empty Re: La pequeña esposa de Zayn Malik (ORIGINAL

Mensaje por Lily Arzola el Jue 28 Dic 2017, 9:04 pm

Capítulo 3.



*

EN EL COMEDOR.

La luz tenue del sol, alumbra la habitación, haciéndola ver aún más perfecta de lo que era en realidad. La sirvienta baja las escaleras, mientras él joven come su comida como un hombre perfecto lo haría, incluso su piel dorada se ve más hermosa y sus ojos cafés, ahora se ven más cafés.

-Lo lamento joven.-Dijo la mujer mayor, a algunos metros del hombre perfecto.-Ella no bajará.

-¿Qué?-Escupe Zayn enojado, mientras interrumpe su perfección, con una cara extraña.- ¿Como que no bajará?-Pregunta mientras frunce el ceño y muerde su labio con intriga.

-Lo lamento señor Malik.- Ahora ella agacha la mirada.-La señorita Alice está cansada, y comerá cuando ella se sienta mejor.-Comenta Laura, demostrando su nerviosismo en un pequeño tambaleo.

-¿En serio?-Pregunta Zayn, aún calmado.-¿En serio?-Vuelve a repetir, haciendo que la mucama trague saliva.-¡Ella no esta cansada!-Grita con fuerza, perdiendo la postura. Se levantó de su lugar, para luego azotar sus manos contra la mesa de vidrio.-¡Iré por ella, es mi maldita prometida y desayunara con su prometido!-Rugió enojado, mientras camina hacia las escaleras.

Se podían escuchar los pasó de Zayn golpeando la madera fina de las escaleras, mientras se dirigía a la habitación de Alice.

Al llegar, entro como un rayo, retumbando con fuerza en la habitación.

-¿Por que demonios no estas abajo?-Pregunta con fuerza.-¡Te ordene que desayunaras conmigo!-Gritó Zayn mientras hace un escándalo en la habitación.

-No voy a hacer lo que tu me digas, recuerda que no soy tu esposa.-Le dice la chica con agallas.-No puedes controlarme como una marioneta.-Escupe con fuerza y odio.

-Aún.-Escupe él castaño frustrado.-Ya te dije, pagué muy caro por ti y quiero resultados.-Se pone enfrente de ella, siendo lo único que ve la chica. -¡Levántate de esa maldita cama, y ven a desayunar!-Dijo mientras su pecho esta inflamado. La ira de Zayn , era como un desastre de la naturaleza, que podía llevarse todo a su paso.

-No lo haré.-Replicó la joven con valentía.-No lograras nada de mi.

-Me canse.-Escupe él hombre, jalando las sábanas.

-¿Qué haces?-Gritó la chica con sus piernas descubiertas.

-Haré lo necesario para llevar tu trasero abajo.-Dijo sonriendo de una forma aterradora, mientras Alice no sabia qué hacer. Su pecho está inflamado, y sus ojos de cordero, miran al joven bestia.

-Eres un maldito.-Dijo la joven, mientras esta cerrando los ojos e imaginando lo peor.

-Haré lo que sea para que bajes.-Los ojos de la pequeña se alarmaron, y poco a poco se fue levantando con su orgullo en el suelo. Mientras se pone los zapatos, él castaño la mira con gracia.

-Tu osadía, no es tan grande como yo.-Termino diciendo, después de verla cediendo.

Alice no había probado bocado alguno, puesto que su desayuno anterior, fue sorprendido con su pedida de mano tan acelerada.

Al bajar las enormes escaleras, ella se sentó en la mesa, complacida de ver tantos manjares que probar.

*

-¡Wow!-Dije viendo un festín delante de mí. El estómago me dolía, así que no dude en tomar mucha comida en un plato y llevarlo a la mesa, como toda una campesina, mientras que Zayn, quien se sienta al lado de mi, me ve con gracia.

-¡Vaya que tenias hambre!-Dijo sonriéndome como si estuviera viendo a un pequeño cachorro comer.-Que bien que mande a hacer esa comida, solo por ti.-Me dice mirando mis dedos pegajosos, mientras como.

-¿Si, algún problema?-Dije con la boca llena de comida, pero al parecer mi táctica de desagradarle, no funcionó, ya que conseguí que él sonriera y también que se riera, supongo era el fin del mundo. Su risa era demasiado ruidosa, es más, prefiero que me grite ahora que lo pienso. Supongo que por algunos segundos, pude verlo feliz.

Él incluso alboroto a toda la servidumbre, que no sabía que estaban en el departamento. Todas las chicas de limpieza, se asomaron de sus puestos de trabajo, para mirar algo que no se puede repetir; la risa del hombre de hielo.

Eso duró muy poco, puesto que él mismo noto que todos lo miraban, ¿y como no hacerlo? si tiene una risa hermosa.

-¡Si siguen observando, perderán sus malditos empleos!-Grita haciendo que todas las palomas del techo, se fueran volando a otra parte.

Todas las sirvientas retomaron sus puestos de trabajo, y de nuevo podías escuchar cómo los trastos se golpean uno contra otros, y cómo aspiraban la piscina.

Al terminar de comer, me levanté de mi asiento.

-Bueno...-Dije con el estómago bien lleno.-Me iré a dormir.-Decidí caminar más rápido, pero él siempre estará un paso adelante de mi.

-No irás a dormir.-Su voz siempre es tan fría, que puedo sentir un escalofrío pasar por mi espalda.-Hoy vas a ir de compras, ya te lo había dicho.-Me dijo, mientras Laura le pone su saco y yo me quedo estática.

-No, gracias.-Le contesto algo molesta, intentando avanzar.

-¿No?-Pregunto sin mirarme. -¡Te dije, que vas de compra!-Me grita en forma de orden.

-¿Quieres qué te siga todo el día?-Dije alzando un ceja.-¿En tu aburrida empresa, con millones de tipos que se rompen el culo por hacerte feliz, mientras destruyen otras empresas con su propia ambición?-Le pregunto molesta, mientras una vena sale por mi frente.

-La empresa Malik no es eso.-Ahora trata de educarme.-La empresa Malik, es dueña de la mayoría de los centros comerciales de Londres, y también es la única empresa que por sí sola salió adelante, convirtiéndose en la más grande del país, mientras ayudamos a empresas nuevas o viejas a mantener estabilidad económica.-Lame sus labios, para proseguir con mi educación.-Así que harás todo lo que te diga, y no quiero volver a oír ese estúpido vocabulario en mi casa, ¿entendiste?-Pregunto tensando la quijada.

-Dices que no utilice ese vocabulario, cuando tú lo ocupas, ¿de que demonios se trata esto?-Resoplo enojada, mientras cruzo mis brazos.

-Mi casa, mis reglas.-Dijo mientras su porte superficial lo hace ver alto y fino, al lado de una pequeña con la misma ropa del día anterior.

Quería incluso cortar mi cabello y quedar calva, para hacerlo enojar, y que su perfecto porte se viera mal al lado de su nueva prometida; pero no era una buena idea, incluso era estúpida, ya que todo se ve bien al lado de él.

-¿Y qué ropa debo a usar?-Él me miro de arriba a abajo, supongo que él quiere verme desnuda. -Lo que quieras, ayer te veías linda.-Dijo intentando no darle tanta importancia a mi persona, mientras veía su celular.

-Lo se, pero aún la tengo puesta y tú...-¡Maldita sea! Me está interesando verme bien, al lado de él. -Si ese es tu problema...-Ahora me mira.-No te preocupes, todos saben que me gusta hacer caridad.-Me dice volviendo a su celular.

-Eres un pedazo de idiota.-Le contestó realmente furiosa.

-¡Hey!-Dijo acercándose a mi y aplastando mi boca con sus manos, mientras quedamos a solo unos cinco centímetros de distancia.-¿Que dijiste?-Pregunta peligrosamente sensual.-No quiero malas palabras en mi casa.-Sentía incluso algo extraño en mi interior, mientras él sostuvo sus labios contra los míos, que lentamente se rozaron, mientras mis ojos se abren cada vez más.
 El sabor de sus labios era bastante extraño para mi, un sabor entre menta y tabaco, junto con su perfume caro, me hacían temblar tan fácilmente. Antes de que pasara algo más, lo aviento con mis dos manos, mientras lo veo sonreír. Él me confundía más que un juego de ajedrez, con la reina Isabel.

-¿Qué demonios crees que haces?-Le preguntó, con las mejillas enrojecidas, este no era mi primer beso, pero realmente sentía como si eso fuera así. Mi piel se sentía tan sensible, como si con un toque de su parte, pudiera derretirme.
-Eres mi esposa ahora.-Aún no lo soy y ya siento que debo creer en lo que dice.

Subí a mi habitación, corriendo de mis propios deseos. ¿Cómo un beso puede hacer que todo sepa mejor? 

Al estar en la habitación, me di cuenta que ya todo estaba limpio y ni siquiera me tarde tanto en comer. No me había dado cuenta que la recamara en la que estaba, parecía una recamara de hotel de lujo. Había dos puertas donde supuse que Laura había puesto mi ropa, pero cuando las abrí, era como otra habitación, donde había vitrinas para guardar la ropa. También había vitrinas para guardar joyas, donde tenían pequeños colchones. Otro lugar especial donde se ponían los zapatos, y dos enormes sillones color rojo con dorado, que daban la sensación de estar en las tiendas londinenses. 

Me siento tan absurda de estar en este lugar, ya que nada encajaba con mi vida de granjera en mi pueblo natal.

Sin más, tome una blusa de color blanca con bordados negros, una falda negra de cuero, unos tacones altos y una bolsa negra. Tal vez no tenga tanta ropa, pero puedo vestirme de manera que nadie se de cuenta que soy una niña. Me maquille lo suficiente, para dejar de lucir como una niña; y cuando termino, me miro al espejo, parecía otra yo. Mis labios ahora eran más grandes e incluso mi cara se veía como la de una muñeca de porcelana, todo lo contrario cuando no tengo maquillaje. Pronto recuerdo cuando aprendí a maquillarme, tenía doce años y estaba en en el baño de mi escuela, mientras el lavamanos goteaba haciéndome sentir tranquila. Una amiga me enseñó cómo, pero no creo que lo haga tan bien como lo hizo ella. Paso un papel por mi cara, quitándome el exceso de maquillaje, para no quedar como un payaso.

-Es hora de irnos.-Avise tomando el celular de sus manos, y apagandolo en frente de su cara.

-¡Era una llamada importante!-Me dijo sin demostrar mucho enojo al hacerlo.-¿Acaso que es más importante que una llama de negocios?-Pregunta ahora enfurecido, demostrando su enojo.

-Es hora de irnos.-Avise tomando el celular de sus manos y apagandolo en frente de su cara.

-¡Era una llamada importante!-Me dijo sin demostrar mucho enojo al hacerlo.-¿Acaso que es más importante que una llama de negocios?-Pregunta ahora enfurecido, demostrándome su enojo.

-No me importa lo que digas, ¡muévete ya!-Le gritó molesta.-Te dije que tengo prisa.-Le contestó con rabia.

-¿Estás enferma?-Pregunta colmado.-¿Porque no se de que tengas prisa?-Él me odia, al igual que yo a él.

-Quiero acabar con esta mentira de una vez.-Le contestó con palabras amargas.

-Esto no es una mentira.-Él me toma de los hombros, para acercarme a sus labios, haciéndome sentir algo en el estómago.-Esto es tan real y pronto un papel te hará Malik. Deberías estar agradecida.-Me comenta, mientras tiene labial en su boca.

No puedo negar que se ve tan sexy, puesto que se que mis labios se habían rozado contra los de él. Al final, él solo lamió los restos de mi, haciéndolo ver aun mas sexy.

Los dos bajamos por el ascensor y esto sigue siendo incómodo. Él habla por teléfono y yo no sé qué hacer con mis manos. ¿Debería mirarlo? No, si lo miro, pensará qué me importa y no quiero eso. De alguna manera, mis pensamientos me hicieron distraerme, hasta que llegamos a planta baja.

Los dos salimos del ascensor y yo lo sigo, mientras él camina con rapidez.

Él hombre de tez blanca que nos abre siempre las puertas, lo acompaña a una puerta al lado de la recepción. Al entrar, pude ver un Aston Martin One-77 estacionado junto a quince autos más. Yo misma resopló, al ver la cantidad de autos que tiene Zayn  estacionados en su garaje, es incluso tan absurdo que las palomas salen volando de el enorme lugar, una vez más.

No me senté al lado de él, sino atrás, él no dijo nada más y se subió al auto después de mi.

Durante el trayecto a su empresa, veía todo el centro de Londres, que es realmente hermoso y transitado, pero no puedo negar que me da un poco de nostalgia no estar en casa. Derramo una lágrima, mientras intento aferrar mis sentimientos, pero es difícil.

Después de algunos minutos, el auto se detuvo enfrente de un enorme e imponente edificó. Podía ver los carteles de tiendas que solo personas de familias finas podían entrar, como gobernadores, princesas, presidentes de todo el mundo, y más. Creo que tenías suerte, si solo entraba a la recepción, y sino eras miembro, claro que te podían escoltar a la salida con mucha elegancia.

Cuando llegamos al estacionamiento, miles de personas se aproximaban al auto, todos querían atención, de el hombre mas rico de Londres. En este mismo momento, me pude dar cuenta de su grandeza, al escuchar cosas estúpida por fuera de las ventanas.

Después de algunos minutos, el auto se detuvo enfrente de un enorme e imponente edificó. Podía ver los carteles de tiendas que solo personas de familias finas podían entrar, como gobernadores, princesas, presidentes de todo el mundo, y más. Creo que tenías suerte, si solo entraba a la recepción, y sino eras miembro, claro que te podrían escoltar a la salida con mucha elegancia.

Cuando llegamos al estacionamiento, miles de personas se aproximaban al auto, todos querían atención, de el hombre mas rico de Londres. En este mismo momento, me pude dar cuenta de su grandeza, al escuchar cosas estúpida por fuera de las ventanas.

-Su café.-Gritó una joven desvelada, con un vaso de café para Zayn, mientras otros hacen proposiciones algo extrañas.-¿Le preparó una cita para el restaurante...?-Yo abro bien mis ojos.-¿Quiere mandarle flores a...?-Todos tenía algo que decir.

¡Vaya! ¿Así que no es mentira? Esto es real, de verdad él era importante.

Al estacionar el auto en un cajón reservado, varias personas intentaron abrirle la puerta, y cuando lo hicieron, él sin decir nada, salió con una sonrisa en su boca, mientras se pone sus gafas de sol.

Él realmente se cree una estrella de rock, para después mostrarles su mano delgada, para que se retiraran y no arruinaran su perfección.

Cuando vieron que había otra persona en el auto, sorprendidos corrieron a abrirme la puerta, y al estar en frente mío, hacen preguntas extrañas.

-Buenos días señorita, ¿quiere un café? ¿una manicura? ¿un masaje?-Preguntas que en el mundo de los plebeyos y mortales, no existen.

-No, gracias.-Dije sonriéndoles algo nerviosa, pero al parecer era la primera vez que le hablaban bien a estas personas, así que empezaron a sonreír abundantemente.

-Que linda es.-Dijo un señor de edad avanzada, con las mejillas rojas. Me sorprende mucho ver a un hombre mayor, tratando a Zayn con mucho respeto. ¿No se supone qué Zayn le tiene que tener respeto por ser mayor?

Claro que la bestia de él señor Malik, tenía que decir algo al respecto y no se hizo esperar, algunos segundos después.

-Alice, no tienes que ser educada con personas que no son de tu clase social.-Dijo mientras posa su brazo por mis hombros.

-¿Qué? ¿Clase social?-Pregunté mirando el suelo.-¡Vamos Zayn!-Suspire y me detuve.-No actúes como si fueras la reina de Inglaterra.-Le digo mirando su altura, al lado de mi pequeño cuerpo.

-Se que no estas acostumbrada a estar arriba de la pirámide social, y estas en lo correcto.-Remarca con sus labios rojos.-Si soy la reina, si se puede decir así.-Me dice mientras habla de su suerte en el dinero.-Este es mi reino, así que tienes que actuar de otra manera.

Me detuve mientras él seguía caminando, supongo que al principio no lo noto, ya que estaba envuelto en su burbuja de superioridad, que se rompe al ver que no estoy a su lado.

-¿Qué te pasa? Camina.-Ruge molesto, mientras yo rió con fuerza.

-¿Reina? Más bien eres la reina del drama.-Dije caminado más rápido que él, ya que quería ganarle en algo, jamás puedo ganar con él.

Nunca me había detenido a pensar, en lo importante que era Zayn en este país; un enorme y lujoso edificio que tenía su apellido, me daba una idea. Mientras que sabía que todos en Inglaterra alguna vez, utilizaron los servicios Malik.

Su grandeza me asusta, su mirada me aterra, sus palabras me quiebran. ¿Podre llegar a acostumbrarme a ésto?

Enviado desde Topic'it
Lily Arzola
Lily Arzola


Volver arriba Ir abajo

La pequeña esposa de Zayn Malik (ORIGINAL Empty Re: La pequeña esposa de Zayn Malik (ORIGINAL

Mensaje por Lily Arzola el Jue 28 Dic 2017, 9:11 pm

Capítulo 4.

Muchas personas intentaban hablar con Zayn, pero él seguía caminando como si sus voces volarán con la brisa que no había dentro del lugar. Los ignoraba, ya que sabía que nadie estaba al alcance de su enorme figura de superioridad. Y mientras él seguía caminando como un rey, yo intentaba ver el suelo mientras caminamos. Chicas con piernas largas y con aspecto de modelos, me miraban con envidia de tan solo estar cerca de él.

Mientras subimos por el ascensor, me doy cuenta de que este lugar está hecho por Zayn. La arquitectura del lugar, incluso es bastante futurista y muy elegante, qué puedo decir que es como el mundo, donde Zayn se oculta. Mientras miro por la pared de vidrio, me doy cuenta en el problema que me he metido.

Al llegar al último piso, mucho personal corrían tras de Zayn, escoltándonos como si él fuera el presidente, al que tienen que proteger con capa y espada, mientras su oficina estaba al final de un enorme corredor, que parecía zona de guerra.

Al llegar al final del corredor, nos encontramos con dos puertas color caoba, tan imponentes y grandes. Zayn espero hasta que un empleado le abriera las puertas, y cuando eso paso, él entro con la cabeza en alto, sin decir "gracias", mientras yo solo lo sigo como una oveja.

-Gracias.-Les agradecí, logrando como recompensa unas sonrisas.

La oficina a la que entramos, era muy grande y elegante con grandes candelabros, mientras habían cuatro escritorios adornados por cuatro hermosos hombres.

En el primer escritorio, había joven de pelo rubio, sentado con su celular en la mano. Otro hombre muy fornido con un traje ajustado y con el cabello rapado, escribiendo mientras esta concentrado. Otro chico con hermosos rizos color miel, ojos negro y pecas por toda su cara, quien leía unos papeles que estaban en sus perfectas manos blancas, y por último, estaba otro castaño de ojos azules con cara masculina y grandes pectorales. Me siento en un mundo extraño, ya que la belleza predomina cada centímetro del lugar.

De inmediato Zayn relució como un diamante entre él estiércol, a pesar de que estábamos en un lugar que parecía hecho por los mismísimos dioses.

Los jóvenes, notaron su presencia imponente, dejando de lado lo que estaban haciendo y corriendo a abrazarlo, como si él no fuera Zayn Malik.

-¡Zayn, cuánto tiempo!-Dijo el joven rubio, con una sonrisa en su boca, mientras lucía un traje ajustado color negro.

-Lo se, fue un largo tiempo, por ahora me quedaré aquí.-Contestó Zayn, mientras luce tan feliz y juvenil. Yo aún no entendía, ¿él estuvo lejos? 

Ahora puedo confirmar que somos un par de desconocidos, ya que no se nada de Zayn antes de mi.

-Eso espero, no quiero tener que ir lejos otra vez para verte.-Dijo el joven de ojos cafés y bonitos rizos, mientras muestra sus dientes blancos.

-Harry, no tienes de qué preocuparte.-Contesta Zayn con una sonrisa muy amable.

Por su parte, el chico de ojos azules y cabello castaño, se dio cuenta de mi presencia y no tardó en expresar sus dudas.

-¿Quién es?-Preguntó tratando de disimular su mirada, que me veía de arriba a bajo. Zayn me miró, recordando que yo estaba ahí.

-Lo olvidaba.-Dijo ofensivo, tomando mi mano y jalandome hacia él.-Ella es Alice, mi prometida.-Al decir "prometida", todo se puso algo incómodo.

Los ojos de estos chicos se salieron de órbita, dejando a todos con la boca abierta. Supongo que nadie pensaba que algún día él se casaría. Y para ser sincera, yo tampoco pensé en casarme. El chico fornido se me acercó, y me dijo con una enorme sonrisa:

-¡Felicidades!-Y así los demás, hicieron que sus bocas se formara en una enorme sonrisa. Todos ellos con un encanto de niños, corrieron hacia nosotros y como si me conocieran desde hace tiempo, me abrazaron. La mirada de Zayn se junto con la mía, y una sonrisa de mis labios salió, me sentí algo feliz. Zayn sonrío también, mientras me guiñaba el ojo.

Yo misma no podía entender nada, ya que sus amigos parecen ser tan carismáticos y lindos, mientras que Zayn es un hombre serio y reservado. Supongo que pensé que sus mejores amigos, serían bloques de hielo, una calculadora, y quizás un contador malhumorado.

Después de un largo abrazo, el fornido me vuelve a decir:

-Hola, no me presente.-Yo misma sé que él es apuesto, así que intento no agachar mi mirada.-Soy Liam Payne.-Tomó de mi mano con fuerza.-Eres muy linda.-Dijo riendo, mientras sus mejillas se ponían algo coloradas.-Realmente linda.-Me asegura que soy linda, mientras no puede quitar sus ojos de mi.

El chico de ojos azules y pecho ancho, me extiende su brazo, después de Liam.

-Yo me llamo Louis Tomlinson, mucho gusto en conocerte.-Dijo apretando mi mano con fuerza.  Después el joven rubio, se acercó a mi y tomo mi mano con firmeza.

-Yo soy Niall Horan, si que eres linda.-Dijo guiñándome el ojo, a lo que yo reí instantáneamente, puesto que estaba tan nerviosa, ya que todos eran modelos de revistas para mi.

Y al final el chico alto de rizos, tomo mi mano mientras sus ojos demostraban que le agradaba. -Yo soy Harry Styles, siempre quise tener una cuñada tan linda como tu.-Dijo abrazándome fuertemente. Parecía que Zayn tenía muchos amigos, a pesar de tener un carácter tan difícil y cerrado. Ellos son lo opuesto a él y es es bastante visible. Por un momento me sentí feliz de que Zayn, no anduviera por la vida solo.

-Hola.-Dije riendo.-Un gusto.-Yo estaba muy nerviosa, así que pasé mis manos por mis codos. -Es tan tierna.-Comentó Louis, mirándome con detenimiento, pero eso ocasionó que por un momento, Zayn actuará como si fuera algo mío. Me aparto de que Louis tocara mis mejillas, y yo solo me quede estática por su reacción.

-Se que es linda, ¿pero no necesitas tocarla?-La forma en que me aparto de ellos, fue algo inesperado y extraño para mi, mientras mi corazón palpita y mi pecho se inflama cada vez más. -Claro, él solo puede tocarme las mejillas y yo le puedo tocar otra cosa.-Dije sin nada de vergüenza, mientras me río. Todos se empezaron a reír, mientras que los ojos de Zayn se salían de su lugar.

Me mofé bastante, al ver lo colorado que se ponía, supongo que Zayn  es muy a la vieja escuela, y que prefiere que yo me quede callada y asienta con la cabeza, como las mujeres de antaño.

-¿Qué ocurre amor? ¿No quieres que diga nuestras condiciones en público?-Pregunte muy enojada. Molestar a Zayn es la única forma en que me puedo vengar de todo lo que me obliga a hacer.

Antes de decir algo más, la puerta se abre y me deja ver a unas chica muy bonita, morena y con un lindo cabello teñido de rubio.

Ella vestía un vestido pequeño con unos tacones altos. No puedo dejar de ver sus piernas largas, mientras parece que es Beyonce.

Al entrar a la habitación, me observa detenidamente. 

-¿Quién eres?-Supongo que es lo mismo que yo me pregunte a mi misma. Harry contesta la pregunta de la morena.

-Ella es la prometida de Zayn.-Ella abre su boca, demostrando su sorpresa.

-Hola.-Tomo de mi mano, mientras me mira detenidamente.-Me llamo Leona.-Me dice con sus dientes blancos.

-Hola.-Le digo nerviosa, puesto que no sabía quién era, o qué era de Zayn.

-Soy amiga de tu prometido.-Ella se detiene y corrige, al sentir la mirada de Zayn.-Más bien, la nueva interna.-Ella parecía conocer a Malik más que yo, y eso me provocaba un poco de celos.-Conozco a los Malik desde pequeña, así que ellos me dieron trabajo aquí y yo puedo ver como toda la marca crecer, ¿verdad?-Ella miro a Zayn, pero él no parecía feliz. Ella sentía mucha confianza al hablar de Zayn.-Al fin alguien linda.-Contesta observadome fijamente, mientras Zayn se enojaba cada vez más.-¿Ustedes tendrán familia muy pronto?-Pregunta Leona entusiasmada y pasándose de la raya.

-Supongo que eso no es de tu incunvencía, señorita Leona.-Le recuerda Zayn a Leona.-Recuerde que usted aquí no tiene privilegios, tan solo por ser amiga de mi familia.-Ella nos mira nerviosa, puesto que Zayn le ha dado un ultimátum.-Pero contestando a tu pregunta, quizás sí tengamos familia.-Dijo Zayn, haciéndome sentir extraña a propósito.

Pero aunque fue regañada por Zayn, ella mantiene su sonrisa joven.

-¿Familia?-Mire a Zayn muy asustada.

-¿Qué?-Me pregunta mirándome con gracia, ahora él se venga de mi.

-¿Familia?-Le susurro al oído, completamente espantada de lo que tengo que hacer para tener una familia con él.

-Se que quieres tener una familia, pero no te adelantes.-Me dice él muy orgulloso, mientras me hace quedar como una pervertida, enfrente de todos.

-¡No!-Dije enojada.-Me refería a que....-Pero no me deja continuar.

-Alice, lo pensaré.-Termina luciendo como un campeón enfrente de todos. -No seas im...-Trato de decirle "imbécil", pero él se me adelantó.

-Deja de suplicar, no te haré hijos ahora.-Me dice mostrándome aún más. Yo solo tragué mi enojo, mientras aferro mis uñas para no matarlo.-Se que quieres tener una familia, pero no te adelantes.-Me dice él muy orgulloso.

Al dejar nuestra pelea privada, Zayn y yo notamos que todos nos miraban como si fuéramos su serie de amor favorito. Sus amigos no pudieron evitar hacer caras se sorpresa y ternura, mientras nos ven detenidamente.

-¿Qué nos miran?-Pregunta Zayn sin nada de gracia, mientras yo intento alejarme de él.

Al estar lejos de Zayn, Leona siguió jugando conmigo un rato más, a pesar de que Zayn le pidió que guardara distancia, pero supongo que su carácter alegre, aún sigue ignorando a Malik.

-Que ternura, eres tan bonita.-Ella se acerca a mi oído.-Supongo que Zayn debe ser algo duro contigo.-Yo la miro con atención.-Es una buena persona y es muy dulce, cuando logras llegar al fondo de sus sentimientos.-Ella me regala una sonrisa confortable.

Zayn nos mira un poco enojado, pero Leona parecía saber mucho sobre él y todos sus misterios.

Sabía que tendría que pasar mucho al lado de Zayn, pero era agradable que él tuviera tanta gente a su lado, para entender lo que yo aún no puedo entender.

Los chicos eran muy tiernos conmigo, me daban una atención bastante notable.

Ellos querían hacerme preguntas, pero todas al mismo tiempo. Mi cabeza estaba como en un remolino, no sabía qué contestar, hasta qué Malik me tomó entre sus brazos, defendiéndome de ellos.

-¡Es suficiente!-Dijo rescatandome con sus manos frías. Sentí tanto alivio, mientras él sigue hablando con firmeza.-Ella no tiene que dar una conferencia de prensa con ustedes, es suficiente.-Dijo enojado.

-Envidioso.-Comentó Louis un poco molesto.

A veces no podía entender si él actuaba muy bien, o en realidad sentía algo por mi, pero me sentía conmovida.

Incluso Leona no pudo decirme nada de los sentimientos de Zayn, ni de su estado mental. ¿Cómo lograré conocerlo? Si no somos cercanos.

Enviado desde Topic'it
Lily Arzola
Lily Arzola


Volver arriba Ir abajo

La pequeña esposa de Zayn Malik (ORIGINAL Empty Re: La pequeña esposa de Zayn Malik (ORIGINAL

Mensaje por Lily Arzola el Jue 28 Dic 2017, 9:37 pm

Capítulo 5



A veces las cosas no siempre te salen como tu las planeas, tenía mis dudas sobre salir con Leona, ya que era perfecta y muy de la clase de Zayn, pero me he equivocado, hasta podría olvidar por un segundo, el hecho de que Zayn me había comprado, pero como siempre eso no es posible. Toda la tarde Leona y yo salimos de compras. Jamás pensé que salir sería muy divertido, ella era muy alegre y energética. Estar con ella, me hizo ocupar la tarjeta que me dio Zayn, después de presentarme con los chicos. La tarjeta incluso tenía mi nombre grabado, pero debo ser sincera, lo único que quería hacer con ella era aventarla a la fuente del centro comercial, pero estar con Leona, me hizo gastar mucho dinero y vale las consecuencias. Sabía que Zayn me diría uno de sus sermones, sobre que el dinero lo puede comprar todo.

Después de esa tarde llena de risas, Leona me llevó en su enorme camioneta a la torre, devuelta al cuento de terror.

Al bajar del auto, Leona me dice:

-Me la pase muy bien.-Ella tiene una sonrisa tan reconfortante, que me hace sentir alegre con tan solo mirarla.-Nos vemos en la casa de los padres de Zayn, en la fiesta de compromiso.-No entendía de qué hablaba, ¿fiesta de compromiso? pero no me preocupe, me despedí de ella, mientras ella aceleró rápidamente y yo solo veía cómo se iba.

Ahora si tengo que volver a la realidad.

Caminé lentamente a la torre, y al entrar, las chicas de vestidos azules me da la bienvenida, como lo hacen siempre que alguien entra. Yo solo les sonreí, mientras apenas podía cargar las bolsas. Subí al ascensor y espere hasta llegar al último piso. Al llegar a la puerta del departamento, abrí una pequeña caja que estaba pegada a la pared en forma de calculadora, marque el número que Zayn me dio y abrí lentamente de esta. Las luces del departamento estaban prendidas. ¡Demonios! no quería toparme con Zayn y que él me dijera lo típico.

Camine lentamente hasta llegar a la sala, él estaba ahí sentado en el sillón. La casa estaba tibia por los calentadores, era como un sentimiento a hogar, con la diferencia que estoy en el infierno más caro de Inglaterra. Era como estar en una jaula con todas las comodidades posibles. Zayn estaba sentado en el sillón con la corbata ligeramente desacomodada, y los dos primeros botones de su camiseta desabrochados, una pierna cruzada y usaba sus lentes para leer. Él se veía tan bien con esos lentes, incluso lo hacen ver mas inteligente de lo que es en realidad. Mis piernas tiemblan mientras veo esa escena, parecía una perfecta fotografía de el chico perfecto, pero sabía que él era el hombre más imperfecto del mundo.

Camine esperando que él dijera algo, pero definitivamente no me dijo nada. Camine hacia las escalera, aún esperando que me dijera algo, pero era nulo, no me dijo nada.

Subí a mi habitación con cuatro bolsas llenas de ropa, zapatos, algunos productos de belleza y también traía un vestido nuevo en mi cuerpo.

Abrí la puerta de la recámara y todo estaba completamente ordenada, ya que había dejado en la mañana tantas cosas en el suelo, y ahora rechina todo de limpio. Me quité los zapatos y antes de que desabrochara mi vestido, alguien toco la puerta.

-Adelante.-Dije mirando hacía la puerta y era Zayn. Realmente no es que le tome cariño, pero ya no me molesta tanto verlo. Él llevaba aún puestos sus lentes para leer y se veía realmente lindo y cansado. ¿Por qué siento que mi corazón va a explotar cuando lo miró? ¡Alice, no caigas con esa mirada atrevida!

-¿Vas a cenar?-Preguntó mirándome sin ninguna expresión en su cara, pero aun así luce cansado.-Cene con Leona, espero que no te moleste que haya comprado tantas cosas.-Dije viendo las bolsas de ropa fina, que están encima de la cama.

-No hay problema, puedes gastar lo que quieras.-Dijo sin interés y con muy poca energía. De la nada solo negó con su cabeza y salió sin decirme nada más de la habitación. Él estaba actuando algo extraño. Después poco a poco empecé a desabrocharme mi nuevo vestido color morado, pero otra vez tocaron la puerta, yo me siento un poco nerviosa pero era solo Laura.

-Buenas noches señorita Alice.-Dijo entrando a la habitación, mientras su voz lenta cubre mis oídos.

-Hola.-Era bueno verla, era la única que me daba la sensación de estar segura.

-¿Quiere que le ayude?-Preguntó al ver que no podía desabrocharme el vestido.

-Claro.-Le respondo aliviada, ya que me estaba cansando de intentar desabrocharlo.

-¿Quiere también que le prepare el baño?-Me pregunta, como si eso fuera una pregunta normal. -¿En serio, quieres hacerlo?-Pregunté sorprendida, ya que en mi casa no había este tipo de servicios, ya que papá no sabia cómo usar el dinero y se lo gastó tan rápido, que no pude tener a alguien que hiciera cosas así por mi.

-Sí señorita, espere terminaré de desabrocharle el vestido en unos minutos, iré a ponerle sales de baño, ¿lavanda o manzana ?-Me pregunta, como si yo realmente supiera de lo que está hablando. Así que aleatoriamente dije:

-Manzana.-Dije sin más.

-El preferido del señor Malik.-Comentó, mientras sale de la habitación. Al menos se algo de Zayn, usa sales de manzana.

Laura solo tardo unos minutos, hasta que de nuevo pude escuchar como la puerta se abría una vez más, así que me levante de espaldas, para que Laura me desabrochara el vestido. Lentamente sentí sus manos frías posarse por mi espalda. Mi piel de inmediato se eriza al sentir su tacto.

Al tener la espalda desnuda, abrace el vestido para no dejarlo caer. Pero cuando voltee, no era la mucama a la que creía oír, sino el hombre que se hace llamar mi prometido.

-¿Qué haces?-Pregunté sorprendida de ver a Zayn, en vez de a Laura.

-Perdón, no quise asustarte.-Se disculpa.-Necesito hablar contigo.-Dijo tartamudeando un poco. -¿Ahora?-Le preguntó si era necesario hablar, puesto que estaba medio desnuda.

Me sentía tan extraña y algo asustada de que él estuviera aquí.

-Si, ahora.-Se sentó en la cama, y yo aun con el vestido desabrochado, me siento a su lado.-Quería hablarte de la boda.-Me dice aclarando su garganta.

-Zayn...-Pero antes de que terminara de decir mi oración, él me interrumpió.

-¡Cállate y déjame terminar!-Gritó el muy grosero.-Soy tu mayor, deberías de saber que los mayores hablan primero.-Me dice con hostilidad.-Mañana iremos a la cena más importante.-Suspira.-Mañana ejecutivos, amigos de la familia, familia, y mis padres, nos festejaran nuestro compromiso.-Eso no sonaba nada bien.-Es la prueba de oro, quiero que mañana te comportes como una dama y si mis padres te aceptan, valdrás el dinero que pagué.-Yo misma siento amargura en mi corazón, cuando me habla así.-¡No quiero volver a verte al lado de Leona!-Escupe sin más. 

-¿Y esos es lo único que quiere decirme?-Le pregunté molesta.-¿Que no meta la maldita pata, en una farsa? ¡Leona no tiene la culpa de nada!-Le digo muy dolida de lo que a dicho.-¡No eres mi mayor, no eres nadie para mi Malik!-Dije con la misma hostilidad, en la que expresó sus sentimientos sobre la cena.

-Lo soy.-Dijo acercándose demasiado a mi, mientras pone sus manos en la cama, impulsándose para quedar a poco centímetros de mi boca.-Soy tu prometido y próximo esposo, dueño de tu vida.-El lucía bastante agitado.-¡Si te digo que te alejes de Leona lo harás! Ella ya no esta invitada a la cena.-La vena de su frente se hace cada vez más visible.-No metas a Leona en esto, ¡maldito enfermo!-Grite enojada, mientras aún mantengo mi cara justamente enfrente de la suya.

-Yo soy dueño de todo y tu eres mía, todo tu cuerpo dice mi nombre.-Dijo mirando mi cuerpo, ligeramente desnudo. Yo misma empiezo a sudar.

-Es mentira.-Dije arrugando mi nariz.-¡Porque yo simplemente puedo decir que "no"!-Grite con fuerza.-No me importa si no quieres salvar a mis padres, de todos modos ellos me abandonaron, ¿y sabes que? Trágate tu dinero...-Pero antes de que dijera algo de lo que me arrepentiría, él me interrumpe.

-¡Con cuidado con el lenguaje que usas!-Tira mis cosas del buró con sus piernas, mientras esta encima mío.-¡Mierda, no dirás groserías en esta maldita casa!-Me grita con fuerza.

-¿Y por qué mierda las dices tú?-Dije gritando en el mismo tono que él. 

-Yo soy el dueño de esta casa y tu dueño también.-Me respondió muy enojado.

-¡Eres un maldito idiota!-Resopló molesta y cansada.

Después de maldecir, solo sentí su cuerpo caer sobre el mío. De inmediato sus labios se posaron en los míos, mientras bruscamente mordió de ellos, y con sus manos peligrosas recorrió mi cuerpo sin timidez alguna. Sus lentes cayeron por lo rápido que me embestía, mientras sus labios rompían los míos y yo solo lo empujaba, sin resultado alguno.

Esto no serviría, era a lo que le tenía más miedo; a que me obligara a hacer cosas que no quiero hacer, como tener relaciones sexuales con él. Mis lágrimas empezaron a salir, mientras los beso de Zayn empezaron a bajar por mi cuello, dejando mi boca suelta.

 Yo tomo la oportunidad y gritó:

-¡Déjame, por favor!-Suplique.-¡Por favor!-Pido una vez más, que tenga piedad de mi inocencia. Sentí como Zayn se quedó inmóvil en mi cuello, al escucharme suplicar. Él no esperaba esto. Después sentí que mi cuello estaba libre, mientras veía a Zayn levantarse de la cama, para después arreglar su corbata.

Yo por mi parte, me cubrí asustada con el vestido y con lágrimas en los ojos. Él me miró, pero yo no podía mirarlo. Mire a un lado sin sentido, mientras sentía su mirada penetrándose en mi piel. No podía dejar de llorar. Era un hecho, aunque no intentó nada, sentía como si lo hubiera hecho.
Y lo único que puedo decir fue:

-Lo siento.-Y se retiró de la habitación sin decir nada más.

Al irse, me levanté y cerré la puerta con seguro, mientras caí sobre la puerta llorando, ya que estaba tan asustada.

¿Qué pasaría si él me obliga a dormí con él? ¿Qué pasaría si él quiere aprovecharse de mi? Miles de pensamientos inundaron en mi cabeza, y todas apestaban. La vida ya no tenía sentido así, no quería ser de Zayn.

No quería ser parte de su familia, pero ahora no importa lo que yo piense, parece ser que a nadie le interesa mis sentimientos.

Enviado desde Topic'it
Lily Arzola
Lily Arzola


Volver arriba Ir abajo

La pequeña esposa de Zayn Malik (ORIGINAL Empty Re: La pequeña esposa de Zayn Malik (ORIGINAL

Mensaje por Lily Arzola el Jue 28 Dic 2017, 9:42 pm

Capítulo 6.

A la mañana siguiente, estaba devastada.
La noche anterior, había sentido la peor sensación de mi vida. Jamás pensé que Zayn fuera capaz, o más bien, sabía lo capaz que era Zayn de intentar algo conmigo. Y no lo culpo, como él dijo antes, pagó mucho dinero por mi, supongo que quería resultados rápidos.

Ahora me siento como un objeto y no como una persona que merece tener una vida feliz. Quería quedarme todo el día en la cama y dejarme morir poco a poco, y se que sueno dramática, pero esto era algo nuevo para mi. Jamás he tenido relaciones con un hombre y para mi edad, y mi mente, esto no esta a mi nivel.
Mis palabras son tan pocas mientras mi boca está seca.
La puerta de la habitación se abrió, dejándome ver a Laura.

-Buenos días señorita.-Me dice Laura, tan educada como siempre.

-Hola.-Dije malhumorada y mirando a la ventana. Mis lágrimas salieron, mientras cubría mi cuerpo con las sábanas. Las lágrimas ya eran algo que no podía controlar, no quería que nadie me tocara y menos que me obligara a intimar cuando no estoy lista.

-¿Disculpe?-Le digo nerviosa y algo temblorosa.

-¿Sí?-Me dice algo distraída, acomodando mi ropa.

-¿Ayer por qué no subió de nuevo?-Le digo luciendo enferma, mientras intento contener mis lágrimas.

-El señor Malik me pidió de favor, que no subiera.-Dice sintiéndose culpable de haberlo hecho. -Esta bien.-Le digo entre lágrimas.

-¿Disculpe señorita?-Capta de nuevo mi atención.-El señor Malik también me pidió que le dijera que bajara a desayunar con él.-Las lágrimas salieron de nuevo, solo que esta vez alguien está aquí para consolar mi llanto. Zayn causa mis lágrimas, aunque él no está aquí. Él siempre me hacía sentir tan miserable.-No puedo.-Dije mirándola y aun llorando.-¡No puedo, por favor ayúdame!-Le suplico con mucho miedo de verlo, una vez más.

-Está bien.-Dijo mirándome con tristeza.-Le diré al señor Malik que estás enferma, y si no funciona...-Guardó silencio para pensar y luego decir.-Yo lo solucionaré, ¿está de acuerdo?-Me pregunta, intentando hacer que mis lágrimas cesaran.

-Gracias.-Dije abrazándola con fuerza.-Muchas gracias.-Estoy agradecida, nadie había sido tan linda como ella.

-No se preocupes señorita.-Ella logro entenderme cuando suplique que alguien entendiera. Aún me sentía miserable, pero me sentía un poco feliz, al saber que tenía una persona que estaba ahí para mi.

*EN EL COMEDOR.

Zayn se había despertado como todos los días. Había usado uno de sus trajes caros y había afeitado su cara, haciendo los mismos pasos para arreglarse. Al llegar al comedor, él se sentó al lado de su desayuno que siempre era el mismo, pollo con verduras. Después miró el periódico, para ver como iba el país en finanzas, para después tirar el periódico al suelo y fijar su mirada en el televisor. Ya la vida de Zayn no era la misma, cotidianas acciones, se convirtieron en necesidad por saber que estaba haciendo la pequeña, cuando él hacia las acciones anteriores. Incluso sus pensamientos se habían vuelto diferentes, dejando de ser egoísta y dejando de pensar en sí mismo, para pensar en ella.

Laura bajó las escaleras tambaleando.

-No quiso bajar, ¿ah?-Preguntó Zayn, sin mirar la cara de susto de Laura.

Él sabía todo lo que pasaba, incluso aunque él no estuviera cerca.

-Lo lamento señor.-Dijo Laura, mientras mira al suelo.-Ella está enferma.

-¿Enferma?-Escupe con fuerza, mientras deja su taza de té en la mesa.-Eso nunca me detuvo a mi para ir al trabajo.-Él gruñe con fuerza.-Dile a esa mocosa...-Se detiene para corregir.-No, más bien exígele que baje de inmediato.-Dice con su decisión bien puesta.

-Lo lamento señor.-Dice Laura, una vez más.-La señorita Alice, no deja de vomitar.

-¿Vomitar?-Le pregunta asustado.-¿Y le duele?-Vuelve a preguntar, mientras intenta no mostrar preocupación, pero por dentro él no quiere verla sufrir.

-No lo se.-Dijo Laura, aún mirando el suelo.

-Cuida de ella entonces.-Dijo sin más, mientras Laura se asombra.

-¿Entonces la dejo dormir?-Pregunta Laura, esperando que él contestara un...

-Si.-Dice sin más.-Llama al doctor y luego llámame a la empresa. Necesito qué Alice esté bien para esta noche, tenemos una cena.-Él se levantó de su asiento, limpio su boca y luego aventó la servilleta, para después tomar su portafolio y decir.-Cuida de ella y que no juegue como niña loca, poniendo en peligro su salud.-Laura se asombra cada vez más.

Él como todas las mañanas, sale de la casa para ir a trabajar.

Por su parte, Laura toma un poco de comida para la pequeña y se la sube. Al entrar a la habitación, Alice aún estaba llorando.

-El señor Malik dijo que puedes comer aquí.-Dijo poniéndole la comida en la cama, pero la pequeña se rehusaba a probar un bocado.

-No quiero comer, no tengo hambre.-Contestó algo triste, mientras mira la ventana con desdén. -¡Vamos señorita Alice!-Insiste.-El señor Malik...-Pero antes de que terminara su oración, la pequeña interrumpe.

-¡No me importa, lo que ese maldito quiera!-Gritó con fuerza, mientras sus lágrimas caen lentamente.-No quiero volverlo a ver, prefiero morir de hambre.-Gritó inconsoladamente.

-Vamos señorita, desayune se lo pido.-Intenta insistirle por su salud.-Y la ayudaré en todo lo que usted me pida. El señor Malik no es tan malo como piensa, es un hombre bueno, pero su vida no ha sido fácil.-Una vez más, Laura intenta disculpar todas sus acciones.

-¿Y por eso intenta que mi vida también no sea fácil? ¿Qué monstruo haría eso?-Pero Alice no podía disculparlo.

-Lo sé y sé que será más difícil cada día, porque conozco al señor Malik, pero yo se que algún día lo llegaras a amar.-Al escuchar las palabras de Laura, Alice nunca pensó ser feliz y amar a alguien como Zayn Malik.

*Alice Jefferson.

Después de que Laura hablara conmigo, me di cuenta que lo haría por ella. Ella había dejado en mi cama una charola con frutas y huevos, ni yo misma podía creer que tuviera tanta hambre, pero me devore absolutamente todo. Después me levanté y me vestí, poniéndome un pantalón gris con una sudadera rosa. Salí de la recámara y baje a la sala, mientras todas las empleadas estaban ahí hablando, pero cuando notaron mi presencia, se miraron entre sí y empezaron a limpiar de inmediato, creyendo que yo era igual que Zayn.

-¡Buenos días!-Les digo entusiasta y con una sonrisa en mis labios, intentando mejorar mi humor.-Buenos días, señorita Malik.-Me contestan todas en un canto con mucho respeto.

-Me pueden decir Alice.-Les digo tratando de borrar el "Malik" de esa oración. Laura corrió tras de mí y tomó de mi brazo.

-Señorita, el señor Malik dijo que se le llamara señorita Malik, fue una regla.-Me contesta muy seria, mientras está preocupada de que yo me envuelva entre las sirvientas.

Rasco mi cabeza confundida.-Parece que Zayn siempre hace reglas en esta casa.-Le digo torciendo mi boca.

-Si, el joven Zayn siempre quiere que todo se haga como él dice.-Me dice Laura, tan apegada a lo que Zayn dice. Zayn debería hacer su propio culto, parece ser muy bueno para meterse en la mente de los demás.

-Pero ahora yo soy su esposa, o lo que sea que él quiera ser de mi.-Aplaudí llamando la atención de las sirvientas.-¡Chicas, todas tienen el día libre!-Dije soltando un soplido convertido en un silbido, ya que soy de campo fue como arrear vacas. Todas empezaron a gritar con felicidad, mientras Laura intentaba decirme.-¿Pero qué ha hecho señorita?-Me pregunta preocupada.

-Ahora yo soy su esposa.-Pero intentó corregir.-Bueno su prometida, y si él quiere mantenerme feliz, hará todo lo que yo diga.-Sonreí para que ella pudiera sentirse aliviada.-Ahora Laura ve a pasar tu día libre.-Estaba feliz de ver a Laura sonriendo.

-¡Gracias!-Me dice pasando sus manos por mis mejillas.

-Corre, se te hace tarde.-Le dije como si me estuviera despidiendo de mi hija, en su primer día de escuela. Ella corrió rápidamente, saliendo del lugar. Me daba felicidad saber que ellas salían, aunque yo me quedaría en casa sola. Suspiré mientras tome una bolsa de papas fritas y varias botellas de refresco, yendo directamente a la sala.

Al irse todas, me pasé seis horas sentada enfrente del televisor, hasta quedar completamente dormida.

Después de estar mucho tiempo dormida, escuche un ruido proveniente de la puerta, con rapidez me incorporé e intenté actuar normal, ya que sabía que era Zayn, pero no pude evitar sacudirme torpemente, por que tenía rastros de comida. Mire hacia el televisor, mientras escuchaba mucho ruido en la entrada, los dedos incluso me temblaban, pero tenía que mantener mi posición, lo cual fue tan difícil. Voltee mi cabeza para mirarlo y él lucía bastante sensual con su saco en mano y con la corbata a medio quitar.


-¿No escuchaste que llegue?-Pregunto mientras llama mi atención.

-Hola.-Dije tratando de parecer desinteresada.

-¿No te sentías mal?-Preguntó moviendo un poco su manzana de adán.-Llame al doctor de la familia, y me dijo que jamás recibió ninguna llamada tuya. ¿¡Quieres explicarme!?-Ahora alza una ceja, mientras que pide a gritos una explicación.

-Me empecé a sentir mejor cuando tu te fuiste.-Dije burlona, mientras intentó mirar el televisor. -¿Y las sirvientas?-Preguntó, mientras ve que nadie le recibe con respeto.

-Les di el día.-Trato de lucir desinteresada, mientras puedo ver que Zayn entra en pánico.

-¿Qué?-Preguntó mostrando su sorpresa con sus ojos bien abierto.

-Lo que oíste, les di el día.-Remarco eso para verlo enojado, mientras estiraba mis pies desnudos. -¿Y tú quién eres para darles el día libre?-Me pregunta con su voz gruesa, que es intimidante.

-Tu prometida.-Contesté sin pensarlo, para después arrepentirme.-Espera...-pero él no me dejo terminar, ya estaba luciendo una enorme sonrisa del tamaño de el everest.

-Por fin dices algo correcto.-Dijo feliz, a pesar de que le había dado el día a su personal de limpieza.

-Por ahora, aún no cantes victoria.-Le dije con rudeza, pero note que estaba escondiendo algo detrás de él.-¿Qué es esa caja?-Pregunté mirando la caja enorme color lima, que no se podía ocultar detrás de él.

-Es para ti.-Dijo nervioso y a la vez avergonzado. Supongo que Zayn no es una persona detallista y menos con sus parejas. Zayn demuestra lo ajeno que es a ese tipo de afecto al mostrar su vergüenza.

-¿Crees qué con un regalo podrás comprarme?-Pregunte con rudeza, mientras alzo una ceja. -¿Quieres que lo regrese? Lo haré.-Escupió molesto, decidido a regresarlo, pero no se porque no pude resistirme.

-¡Espera!-Grité con fuerza, para detenerlo. Estaba emocionada, ¿puesto qué a quién no le gustan los regaños?

Él puso la caja encima de mis rodillas, mientras que yo estoy tan curiosa. Poco a poco fui quitando el papel y el listón; y cuando abro la caja, lo que me encuentro es a un pequeño lobito con pelaje gris y ojos azules. El perro lamió mi cara, demostrando algo de emoción al verme. Era bueno sonreír, después de tanto llorar.

-¡Dios, es tan lindo y pequeño!-Dije enternecida con el pequeño perro.

-Su nombre es Tobias, pero le puedes decir Toby.-Dijo Zayn, poniéndole un nombre nada original.

-¿Qué? ¡Dios! Tu imaginación es pequeña como un agujero, aparte es mío.-Dije envidiosa, mientras abrazó con fuerza al perro, tratando de marcar mi territorio.

-No es tuyo.-Cargo de él y lo beso.-Este pequeño amigo también es mío.-Parecía otro tipo de Zayn, mirando dulcemente al pequeño Tobias.

-Esta bien.-No podía negar que solo lo hice, porque me estaba demostrando un pedazo de lo amoroso que puede ser Zayn en la vida real, no podía arruinar el momento.

-También quería hablar contigo.-Se incorpora, volviendo Zayn a la tierra.

-¿De qué?-Pregunté poniendo a Toby en el suelo.

-Hoy es la cena de nuestro compromiso.-Dijo mirándome con la firmeza de siempre. Todo se había arruinado, ya se porque también compró el perro.

-¿Y tengo que ir?-Le preguntó torpemente, era obvio que tenía que ir.

-¡Nuestro compromiso!-Grita remarcando el "nuestro".-¿No te queda más claro que es "nuestro"?-Él esta siendo duro conmigo, así que miro al suelo.-Estará toda la gente importante en mi vida, y más vale que me hagas quedar bien enfrente de todos. No tienes opción.-Dijo en un tono algo amenazante. Lo mire con furia, pero no quería pelear con él, ya no tenía fuerzas para eso.

-¿Es hoy?-Pregunté torpemente una vez más, mientras en mi mente pasaban tantas cosas.

-Sí, en unas dos horas, así que vístete y ponte lo más hermoso que tengas.-Lo miró y su perfección me hace sentir abrumada.

-Claro.-Tome mi trasero adormilado y subí las escaleras, hasta llegar a mi habitación.

Estaba algo ansiosa, ya que sabía que la vida de Zayn era muy diferente a la mía. Su vida esta llena de glamour, pretensiones y mentiras, así que eso me hacía sudar. Tenía suerte de tener el atuendo perfecto para esta noche, ya que Leona me hizo comprar un lindo vestido. Y no negare que extrañaré a Leona, pero Zayn se siente amenazado con su presencia.

Enviado desde Topic'it
Lily Arzola
Lily Arzola


Volver arriba Ir abajo

La pequeña esposa de Zayn Malik (ORIGINAL Empty Re: La pequeña esposa de Zayn Malik (ORIGINAL

Mensaje por Lily Arzola el Jue 28 Dic 2017, 9:48 pm

Capítulo 7.

*Zayn Malik.

Quería convencer a Alice con Tobias. Incluso cuando lo vi en la tienda, puede ver que era similar a Alice. Tobías se veía asustado y temeroso, pero al mismo tiempo jamás dejo de ladrar, como si estuviera luchando contra algo. Alice es igual. Al principio lo hice porque ella estaba enferma, pero luego me di cuenta que me mintió y eso me hizo sentir engañado, pero supongo que yo también la he engañado demaciado.

Jamás tuve un perro, soy sincero jamás me gustaron, pero cuando vi a Tobias morderme y gruñirme, pude visualizarla a ella. Los dos tan indefensos, pequeño y siempre a la defensiva. Ahora el pequeño no deja de seguirme y hacer pipi por todas partes, supongo que cree qué lo quiero.-¡Maldito bastardo!-Gritó enojado, mientras se que esta situación se me resbala de las manos, como Alice.

Corro a la cocina por algunas sirvientas, pero no había ni un alma. Alice lograba sacarme de quicio. ¿Sólo lo hace para fastidiarme?

Mis manos ansiosas empiezan a sudar, mientras siento que mis venas se inflaman. No me gustan las sorpresas, así que mi compulsión sale a flote.

-¡Demonios, la casa esta echa un desastre!-Con Alice en la casa y sin nada de personal, era la primera vez que mi casa estaba hecha un desastre. Jamás vi cosas así en mi vida, ya que mi padre y mi madre siempre tenían mi casa completamente limpia, así que yo seguí el camino de la limpieza. Alice es tan desordenada, así que creo que por primera vez me ensuciaré las manos, con las que hago dinero y limpiare.

*Alice Jefferson.

Después de una hora, termine de arreglarme. Había escogido un hermoso vestido negro corto, unos zapatos de tacón altos color rojo y un bolso rojo. Mientras que me maquille bastante, para parecer mayor. Me mire al espejo y me doy cuenta, que estando con Zayn, no me siento una niña, ni tampoco me veo como una.

Toco un poco mi corazón que Zayn haya comprado a Tobías, porque me sentía mal, fue un lindo detalle, ¿pero la cena? era demaciado. Todo esto me agobiaba, jamás había pensado con quien me casaría, o si tomaría mi mano y me propondría que me casara con él, o algo parecido. Por alguna razón pensé que cuando esto pasara, sería con una persona que quisiera, mientras que él le pediría a mis padres mi mano, y en una cena romántica me pediría que me casara con él. Nada era como en los libros de fantasía, donde te pintaban todo de color de rosas.

Mi mirada se nubla, lo puedo ver en el reflejo del espejo lleno de focos, pero no quiero arruinar mi maquillaje, así que me trago las lágrimas. Suspire y salí de mi habitación, baje lentamente los escalones hasta encontrarme en la sala. Todo estaba reluciente, pero no había rastros de Zayn y de Tobías.

¿Acaso ya lo mato? ¿Está cavando un hoyo para enterrarlo? Sabía que la paciencia de Zayn no era la mas duradera, así que temí un poco por Toby.

-¿Zayn?-Gritó con fuerza, esperando oír su voz, pero nadie me contestaba.

Así que subí a su recamara, tenía la puerta cerrada, pensé en no abrirla, pero claro que podía hacerlo, nadie decía que no. Así que abrí lentamente la puerta, jamás había visto una recamara más lujosa, era más grande que la mía con un enorme armario, una cama grande y tenía al pequeño Tobías, mordiendo sus almohadas.

Reí un poco, ya que se me hacía tierno que Zayn quisiera a alguien más, que no fuera él mismo.

-¿Zayn?-Preguntó una vez más, para saber donde estas.

-¿Qué?-Me contesta desde el baño.

-¡Ya estoy lista!-Le gritó, haciéndole mimos a Toby en la cabeza.

-¡Espérame abajo, me estoy cambiando!-Me grita una vez más.

-¿Por qué te tardas tanto?-Le pregunté algo frustrada, ya que no me gusta esperar.

-¡Porque tuve que ordenar la casa!-Me gritó enojado y algo desesperado.-¡Parece que un maldito vago vino y destrozo mi casa!-Me grita una vez más con el eco del baño.

-¿Te convertiste en sirvienta?-Pregunté muy divertida con esto.

-Cállate.-Sé que lo sacó de quicio, pero tengo que molestarlo, es mi trabajo.-¿Quién creías que fue? Si enviaste a la servidumbre a casa.-Me contesta aun más molesto.

-No lo se, jamás pensé que moviera un dedo y ahora las dos manos. ¡Me espantas!-Le digo bromeando con él. Él solo hace una risa falsa.

-Espérame abajo.-Supongo que tengo que dejarlo solo.

-Esta bien, sirvienta.-Le digo saliendo de su habitación.

*

Baje hacía la sala riéndome de Zayn, puesto que pelear con él era algo divertido. Era la manera en la que podía vengarme de él, después de todo lo que hizo. Incluso es tan nuevo que llore, jamás alguien me había hecho llorar como Zayn, así que estoy alegre de burlarme de él.

Esperar en la sala fue algo eterno, no soy nada paciente. Mientras mi mirada curiosa recorría el lugar, pude ver que tenía algunas fotos pegadas en su pared. Era clásico de Zayn, poner enormes fotos de paisajes, y en diminuto pedazo de plástico, fotos de su familia.

La foto que llamó mi atención, era tan peculiar que la tomé en mis manos, para verla de cerca. Él estaba junto a tres chicas rubias, que parecieran ser sus hermana, ya que puedo notar que tienen rasgos similares. También estaba una señora pelirroja con labios rojos que supuse era su madre, y un hombre alto con cabello castaño, que supuse era el padre de Zayn. Por su parte Zayn estaba en medio ellos sonriendo, casi se podría decir que feliz. Él traía puesto una túnica de graduación y presumía su diploma en mano. La sonrisa de Zayn era algo indescriptible y hermoso, la serenidad que mostraba, era algo que no puedo ver ahora.

Aún con la foto en mano, paso mi mirada curiosa por la pared y puedo ver que tiene un diploma de reconocimiento del ejército. ¿Estuvo en él ejército?

Aún no puedo creer que él estuvo en el ejército. ¿Supongo que por eso tiene ese carácter?

Desgraciadamente no era tiempo para fisgonear o imaginarme la vida de Zayn antes de mi, ya que él estaba bajando las escaleras, mientras yo sorprendida tiró su fotos al suelo, haciendo que se rompiera en miles de pedazos.

Muy asustada, miró a Zayn pasmado enfrente mío. ¿Qué había hecho?

Él me mira sin expresión y eso me da aún más miedo. Sabía que me había metido en problemas. Yo misma siento un balde de agua fría cayéndome por la espalda, estaba muy apenada.

-Zayn...-Trato de decir algo, pero él me interrumpe.

-No importa.-Dijo con frialdad, eso me hizo entender que había metido la pata. Así que con rapidez me agacho y trato de levantar los vidrios rotos, mientras él intenta detenerme.

-¡No los recojas...!-Me grita con fuerza. No le hice caso y eso provoco que me hiciera una herida en el dedo.

-Te corta...ras.-Me dice, ya muy tarde. Él cerró los ojos, para después ver mi lamentable torpeza al hacer todo.

¿Por qué tengo que echar todo a perder?

-¿Qué no escuchaste?-Escupe enojado. Lentamente se acerca a mi, para luego agacharse a mi altura, mientras yo lo miro congelada.

-No lo hubieras hecho.-Me dice mientras sigue mirándome. Él luce un traje negro entallado, mientras su pelo esta peinado hacia atrás.

-Es que...-Tenía ganas de llorar, entiendo cuando algo es importante para ti. Uno siempre suele decir, "no pasa nada" cuando la forma en que lo dices es tan diferente, que no es de un genio saber que eso te rompió el corazón.

Zayn miro mi dedo y lo puso en su boca, mientras succionaba la sangre que salía de mi interior. La sangre subió a mis mejillas, dejándome en un perpetuo rubor. No lo podía negar, Zayn era todo lo que debía ser un hombre, y cualquier chica estaría completamente feliz de estar al lado de un hombre tan buen mozo como él, pero en mi caso es difícil de entender.

Él saca mi dedo de su boca, para luego ayudarme a levantar, mientras sus dientes tenían un ligero color rojo.

-Ahora ve a limpiarte el dedo con una servilleta.-El tono ahora era diferente, era como si me estuviera ordenando que lo hiciera.

Yo solo asentí algo atónita, por lo que había pasado. Corrí a la cocina y saque papel del dispensador, para después limpiar mi dedo. No entendía porque mi corazón estaba latiendo a mil por segundo. Tal vez Zayn me está gustando un poco, ¿o solo será el hecho de que Zayn es el único hombre que conozco? pero antes de decir algo o pensar algo más, Zayn gritó fuertemente desde la entrada.

-¡Es hora de irnos!-Yo salí corriendo de tras de él, como una pequeña oveja. Él hombre de tez blanca que siempre nos abre las puertas, ya nos estaba esperando en el pasillo.

-Ya estamos listos, Ricci.-Dijo Zayn, poniéndole un nombre, al hombre de tez blanca.

-Sí jefe.-Contesta el hombre alto, mientras saca una especie de radio de su bolsillo.-Tengan preparado el auto del señor Malik.-Avisa, mientras me siento como en una película de espías. Al estar en el ascensor, me doy cuenta que Zayn luce tan atractivo y rebelde, al usar un arete en su oreja derecha, dejando aún lado a ese hombre estirado que creen que es. Mientras más lo miro, más me lo imagino en el ejército. Recorrer mis ojos por su cuerpo, es bastante satisfactorio.

-¿Estas disfrutando la vista?-Preguntá, aún cuando no me está mirando. Mis mejillas se enrojecen y lo único que digo:

-Sueña.-Siento su mirada pasar por mi, pero por suerte el ascensor ya estaba en planta baja. Ricci nos deja pasar primero, mientras él pone su mano, para que no se cierren las puertas del ascensor.

Salimos apurados del edificio, mientras su auto ya nos estaba esperando en la entrada. Él abre la puerta para mi, y yo solo entro sintiéndome extraña.

Al subirnos, él arrancó con rapidez, llevándome a las calles de Londres. Fue duro estar él y yo solos, ya que nadie dijo nada. 

Zayn era muy serio y reservado, y eso me sacaba de mis casillas. Yo misma quería arrancarme los oídos para no oír este horrible silencio que había en el auto. Y lo que más odiaba, era su manera tan peligrosa de conducir con una sola mano, sin contar su mal hábito de morderse el labio cada vez que esperaba por la luz verde del semáforo, y también su forma de pasar el tiempo golpeando su dedo meñique contra el volante. Si se le hace eterno esperar, ¿por qué no trata de hablar conmigo? Simplemente me hacía querer explotar.

Después de veinte minutos muertos, llegamos a la casa de sus padres. La casa era tan lujosa que era absurdo, mientras un policía nos recibió en la entrada.

Al vernos, nos pregunta:

-Buenas noches señor, ¿nombre?-Preguntó el joven policía, mirando su lista.

-¿Qué?-Pregunta él castaño perpetuo, al escuchar tal pregunta.

-Requisitos señor.-Contestó el joven policía, haciendo su trabajo.

-¿Mi nombre?-Pregunta peligrosamente.-¿No sabes mi nombre, idiota?-Casi explota por esa pregunta.-¿Eres ciego o tienes algunas enfermedad?-Quiero arrancarle su perfecta cabeza de muñeco de porcelana, ¿por qué tiene que ser tan malo con aquel pobre hombre?-¡Es mi fiesta, idiota!-Ruge al igual que un león muy molesto.

-Disculpe señor.-La cara de ese pobre hombre se torno pálida, su mirada se fue directamente al suelo, mientras recibía los regaños de Zayn.

El hombre nos deja pasar y lo único que pasa por mi cabeza, es que Zayn es un hijo de puta, y no tarde en decírselo.

-¡Eres un hijo de puta!-Le grité mientras él buscaba lugar para el auto.

-Tienes que dejar de ser comprensiva, pronto serás una Malik y tendrás que dejar esos sentimientos aún lado.-Yo me siento asqueada.-Es todo lo que tienes que aprender, ser frio.-La forma en que me explicaba, que es ser un "Malik" me parecía abrumadora. No creo que quiera ser una Malik, pero no tengo opción alguna, más que escuchar.

Había miles de autos en este lugar, Zayn metió el coche en un lugar especial, al lado de la piscina que era tan hermosa, que mis ojos se perdieron en tanta agua.

Zayn salió primero del auto y luego yo. Él de inmediato critica mi manera de salir sin él.

-¿Qué no sabes que un caballero debe abrirle la puerta a su dama?-Preguntó enojado.

-¿Caballero?-Volteo a ver a los lados.-Yo no veo a ninguno, solo estas tu y ese árbol.-Le digo señalando un árbol tras de él.

-Ja-ja.-Me contesta haciendo una risa falsa. Yo estoy dispuesta a ir por delante, pero él me detiene una vez más.

-¡Alice!-Capta mi atención.-Dentro de esta casa, está la gente más importante de Inglaterra. Algunos de Alemania, Polonia, Australia y claro de América.-Se detiene para absorber aire.-Mi familia, mis amigos y la gente que me respeta.

Me siento tan amenazada.-Tienes que hacerlo perfecto, y si pasas esta prueba, tenemos todo hecho.-Para después advertirme.-¡No hagas niñerías y estate al lado mío siempre! ¡No dirás nada y si lo haces, solo responde: "si mi amor " "no mi amor " y "claro amor"! Cuando hagamos el brindis, sonreirás como nunca lo hiciste, y después nos iremos.

Zayn me hacía sentir algo nerviosa, pero tenía que seguir con esto. Las grandes puertas de la mansión se nos fueron abierta, por dos uniformados que nos dejaron observar la gran casa de mármol. Todos aquí eran tan elegantes y finos con sus copas en mano, haciendo que todo se tornará algo incómodo para mi. Yo misma miro el suelo, mientras intento no desmayarme enfrente de todos.

-No mires el suelo.-Me regaña, mientras yo me percato que estoy algo deslumbrada por todo esto. Yo lo miro, encontrándome con una mirada y sonrisa reconfortante.

Miles de personas nos miraban curiosas, mientras algunas chicas hablaban cosas de mi y me veían como si solo fuera un objeto, sin temer a que yo escuchara algo de lo que decían. Caminamos entre toda esa gente y Zayn solo sonreía naturalmente. A lo lejos se podía ver a una pareja parados hasta el tope de una escaleras de mármol. La mujer vestía un hermoso vestido naranja, y el hombre un traje negro muy fino. Supongo que eran los padre de Zayn.

Al llegar a lado de ellos, la mujer me mira con detenimiento. Yo tenía tanto miedo. ¿Y si no le agrado? Era tan hermosa, que me sorprendí cuando mi dijo:

-¡Dios, eres preciosa!-Ella me abraza con fuerza, mientras yo no sabía que decir, ni qué hacer. En realidad pensé que iba a decir algo malo de mi, pero fue lo opuesto. Creanlo o no, ella no me conoce y me recibió sin juzgarme.

-Eres tan bonita, ¿verdad que es bonita?-Pregunta escandalosamente, mientras mira a su esposo. El hombre, parecía de carácter fuerte pero aún así me regaló una hermosa sonrisa.

-Que hermosa chica.-Dijo el padre de Zayn, para luego tomar mi mano y besarla. Todo fue mejor de lo que pensé, ya que por un momento pensé que no les agradaría.

-¿Padre, madre?-Zayn miró a sus padres a los ojos.-Ella se llama Alice Jefferson.-Me presentó como siempre, muy serio y guapo.

-Es hermosa.-La madre de Zayn lo toma de las mejillas y lo besa, mientras él se incomoda.-Yo me llamo Patricia, pero dime Trisha o mamá.-Zayn y su padre escupen el vino que trataron de tomar.-Como te acomodes.-Me sonroje un poco, ya que la madre de Zayn parece no tener filtro. ¿Cómo es posible que sea la madre de Zayn?

-Creo que la llamaré Trisha.-Ya que me parecía un poco incómodo, llamarla "mamá".

-Y yo me llamo Yaser.-Dijo el imponente hombre con su gran voz, mientras luce igual que Zayn.-Un gusto Yaser.-Dije temblando, ya que me daba un poco de miedo.

Mientras ellos hablaban conmigo, Zayn solo asentía con la cabeza, mientras solo nos miraba muy calculador. Eran tantos cumplidos los que me decían sus padres, que me empecé a sentir un poco culpable. ¿Les seguiré agradando, cuando sepan la verdad?

Luego de muchos cumplidos, Zayn tomo mi mano y me llevó hacia las bestias, que esperaban ansiosos por hablar con nosotros.

Yo solo sonreí, como Zayn me dijo que hiciera.

Primero fuimos directamente con unos hombres de su trabajo, y al principio ellos fueron corteses, diciendo buenas cosas de mi, pero luego parecía que yo no existía más en su mundo de números. Hablaban de negocios y yo estaba ahí parada como una estatua, sintiéndome extraña y ajena a este tipo de pláticas. Trate de ir por una copa de agua, pero Zayn sin verme ni prestar atención en mi persona, solo tomo de mi brazo y me sostuvo con fuerza. Yo solo lo miré con resentimiento, pero él seguía muy metido en los negocios. Él siempre esta al pendiente de todo. Así que obligada me quede. Después de su larga plática con esos hombres de negocios, fuimos con su demás familia, que contaba con tíos, sobrinos y primos. Ellos eran más simpáticos, lindos, corteses y no me echaban de sus pláticas.

Después fuimos con otros hombres de negocio, y lo mismo paso aquí; cumplido, cumplido, trabajo y trabajo.

Las últimas en la lista, eran tres chicas con los cuerpo más hermoso que había visto en mi vida. Una rubia, una morena y una pelirroja. ¿Acaso eran los ángeles de Charlie?

-¿Señoritas?-Dijo Zayn, sin miedo a sus bellezas, mientras que yo me sentía como un pequeño ratón muy feo.

-¡Zayn!-Contestó la rubia algo coqueta.-Ella debe ser Alice.-Al decir mi nombre, parecía que tenía ganas de vomitar.-Tu nombre es hermoso.-Ella no parecía sentirlo así.

-Sí.-Contestó Zayn.-Le pusieron así por "Alicia, en el país de las maravillas"-Ella solo rió.

-No es rubia.-"Pero tu si" dije entre mi, mientras ella puede presumirme su cabellera rubia.

-No lo es, pero es incluso más bella que Alice del libro y de las muchas películas que han hecho.-La chica rubia y yo nos quedamos estupefactas.-Es bonita, ¿no lo crees?-Dijo mostrándome como si fuera un premio, yo misma niego con mi cabeza, mientras intento no sentirme mal.

-Preciosa.-Dijo entre dientes tratando de ser cortés, con su vestido negro entallado al cuerpo.-Me llamo Perrie Edwards.-Sabía que no le agradaba.

-Un gusto.-Dije estirando mi mano, pero ella y Zayn miraron mi mano como si fuera inapropiado hacer eso. ¿Qué tenía de malo? ¿Acaso saben que no lave mi mano?

Zayn bajo mi mano con rudeza.

-¡No lo hagas!-Me susurra Zayn entre dientes.

-¿Es nueva en esto?-Preguntó la rubia, como si fuera nueva en un culto donde ser descortés es lo apropiado. Yo me siento mal, por ser regañada enfrente de ella.

-Un poco.-Contesta Zayn muy distante, mientras me hace sentir como una idiota.

No entendía nada, ¿debo ser una bestia sin corazón, para estar aquí?

No comprendo la vida de Zayn y aunque me esfuerzo, no puedo ser como él, todo esto esta sobre mi.

La castaña clara de vestido dorado, intentó romper la tensión.

-Yo me llamo Jade.-Ella tenía una sonrisa un poco más cálida, así que me sentí bien.

-Un gusto.-Iba a darle mi mano, pero recordé que tengo que ser descortés, así que la retiró. La chica pelirroja, también se presenta con sutileza.

-Yo soy Jesy.-Yo sonrío un poco, mientras estoy tan decepcionada de estar aquí. Después Perrie me mira y dice:

-Dar la mano es imprudente.-Yo la miro sin entender. ¿Imprudente?-Cuando eres más que la persona que esta aun lado tuyo.-Dijo pasando sus dedos por su copa de vino, haciendo un ruido algo agudo.-Ahora lo serás.-Yo misma retiré mi mirada y suspiré con miedo.-Solo le darás, si el hombre o mujer, que esté a tu lado sea más que tu.

¿Por qué tenía que hacerme esto a mi? Jamás lograre acoplarme a este mundo de cabeza. Sentía que el respeto que me inculcó mi padre, se fue por la coladera, mientras sentía un nudo en la garganta. 

Enviado desde Topic'it
Lily Arzola
Lily Arzola


Volver arriba Ir abajo

La pequeña esposa de Zayn Malik (ORIGINAL Empty Re: La pequeña esposa de Zayn Malik (ORIGINAL

Mensaje por Lily Arzola el Jue 28 Dic 2017, 9:56 pm

Segunda Parte.*


Cuando creí que lo peor había pasado-ósea haber sido ignorada por los socios de Zayn, y ser tratada mal por esas chicas.-era solo el comienzo.

Perrie y Zayn empezaron a tener una gran conversación, haciendo que yo misma me sintiera fuera de lugar. "Los ángeles de Charlie" tenían la atención Zayn, y yo solo parecía una estatua más de la colección que tenían sus padres en la casa. Así que aburrida y sentada al lado de Zayn, vi a Harry y a los chicos al otro lado de la fiesta. Ellos reían escandalosamente y bebían sin control, parecía que eran los únicos divirtiéndose. No me hará daño ir con ellos.

Lentamente me levanté y corrí hacia ellos. Al estar tras de ellos, toque el hombro de Harry intentando sorprenderlo. Él al mirarme, hace una hermosa sonrisa.

-Alice.-Sonrió, mientras que todos los chicos me miran. ¿Por qué tienen que ser tan guapos?-Hoy te vez hermosa.-Dijo mirándome como si fuera una ilusión.

-Gracias.-Mire a Harry y él lucía tan elegante, y guapo con su cara angelical, mientras sus cejas delgadas lo hacen ver con un niño.-Tu te vez excelente.-Le regreso el cumplido.

-Te ves perfecta.-Dice Louis dándome un beso en la frente, como si fuera su pequeña hermana. Él lucía genial con un traje negro, mientras que sus ojos azules hacían magia.

-¡Vaya, eres hermosa!–Dijo Liam con una sonrisa enorme en sus labios, mientras sostiene una copa de vino. Liam es el mayor y se puede ver que su atractivo no solo es su físico, sino que también su carisma interesante y llena de sabiduría.

-Gracias, ustedes también.–Les contestó con las mejillas rojas. Eran lo único bueno de estar en esta fiesta, pero una duda se me vino en mente y quería aclararla.

-¿Les puedo hacer una pregunta?–Les digo a los chicos, captando su atención.

-Claro.-Dijo Niall muy accesible.

-¿Por qué Zayn se la pasa mostrándome a todo este circo, menos a ustedes? Ustedes son sus amigos también.-Les digo con muchas dudas.

-Él es un chico importante, estamos en segundo término.-Remarca Harry.-Todos sabemos que Zayn tiene que dar la cara enfrente de todos, no es necesario que nos salude.-Dijo despreocupado, mientras está tomando un poco de vino con su traje negro bien diseñado.

-Otra duda.-Niall solo mueve la cabeza, dándome a entender que prosiguiera.- ¿Perrie, Jade y Jesy?-Preguntó después de la respuesta bien formulada de Harry. Los cuatro chicos tosieron al escuchar esos nombres. Parecen incómodos por el tema, pero no pienso irme sin respuestas.

-Bueno Jesy y yo solíamos salir.-Dijo Liam, intentando no lucir incómodo.-Es una chica brillante. Ella es una de las personas más inteligentes de aquí. Tiene una carrera en derecho, pero es mas conocida por su padre, quien tiene una empresa de productos de belleza, que alimenta a los centros comerciales Malik.-Dice Liam, poniendo sus dedos en su copa de champán, haciendo él mismo odioso ruido que los demás.

-Jade, salía con Louis.-Dijo Niall, acusando a Louis de ser tan atroz.-Ella es una típica chica rica. La conocemos desde que éramos pequeños, pero Perrie.–Dijo Niall haciendo unas muecas. ¿Qué significa eso?

-Perrie si es de cuidado.-Dijo Harry con seriedad.-Ella era la ex de Zayn.-¿Era novios?-Es frívola y es rica. Es igual a Zayn, pero en femenina.-Suspira consternado.- Hace mucho tiempo pensamos que se iban a casar, pero no funcionó.-Ahora me mira con atención.-Supongo que es por que son demasiado parecidos.-Comenta, para después darle un trago a su copa.

-¿Así que esa chica es de cuidado?-Repito con un poco de miedo, mientras miro los cristales de las copas, haciendo una pirámide enfrente mío.

-Más que eso.-Dijo Niall, mientras me hundo en mis pensamientos.

Ya odiaba a Perrie, la forma en que coquetea con Zayn y la forma en que tocaba su pierna al hablarle, me daba ganas de matarla, pero al mismo tiempo me pregunto: ¿Por qué estoy celosa? ¿Dime que no estoy celosa? Debería estar feliz de que Perrie esté con él, pero en realidad me sentía muy mal por eso.

El sonido de unas bocinas, hizo que despertara de mis pensamientos erróneos, sobre Zayn. Miré hacía donde provenía el ruido, y era el padre de Zayn, quien estaba dando un aviso.

-Buenas noches a todos nuestros invitados.-Dice mientras mira al público, a lo lejos pude ver a Zayn buscándome por todos lados, no había notado que me había movido. Lo único que quería, era hacerle la maldad de esconderme y que se pusiera neurótico, pero logró verme. Corrió hacia mí, más que preocupado, era obvio que me esperaba una regañiza.

-¡Que demonios!-Dijo con los ojos en llamas.-Te dije que te quedaras al lado mío.-Me dice con la mandíbula apretada. Lo mire con mucha furia, quería decirle que lo odiaba por estar con Perrie, pero así él pensaría que estoy enamorada de él, y lo que menos quiero es que sepa algo de mí.

Enojada tome su mano y dije:

-Me encontraste, ¿no?-Él me miro algo sorprendido, mientras yo paso mis dedos por su mano, hasta tomarla con fuerza. La voz de su padre lo distrajo de su impacto.-Mi hijo Zayn Malik, estoy completamente orgulloso de él y más porque se compromete esta noche, con una mujer que logró cautivar a todos en el lugar.-Todos rieron, porque era muy lindo que dijera eso sobre mi, pero en realidad no sabían lo que había hecho.-Hijo, ¿puedes venir por favor?

Zayn me miro enojado, para luego cambiar su cara, a una muy feliz. Él era tan doble cara. Caminamos entre toda la gente elegante, mientras yo solo podía ver tacones, trajes entallados y vestidos brillosos. Al salir de él mar elegante, él tomó una copa de champán y con la otra mano, tomó mi mano. Después los dos subimos las escaleras, para estar a la altura de sus padres. Un mesero, me dio una copa a mi también, y mientras Zayn sonríe, yo me quedo intacta a su lado.

-Sonríe.-Me susurra al oído, mientras ve mi cara de preocupación.

Y así lo hice, sonreí tan ampliamente, que Zayn empezó a hablar.

-Buenas noches.-Dice educadamente, tomando el micrófono.-A la mayoría, les sorprendió que me comprometiera de un día para otro.-Dice mientras empieza a hacer un discurso con mucha confianza.-Conozco a Alice desde hace tiempo.-¡Mentiroso! Me digo a mi misma, mientras miro el suelo.- Hemos sido novio por mucho tiempo y simplemente no pude evitar enamorarme completamente de esta mujer, hasta pedirle que fuera mi mujer.-Ahora me mira, mientras yo cierro los ojos.-Esta noche, enfrente de ustedes amigos y familia, les confirmó que la boda se efectuará en algunas unas semanas.-Mis ojos saltaron. ¿Unas semanas? ¿Y por qué yo no sabía nada? Siento como si un balazo, pasara por mi estómago. Yo misma pongo mis manos en mi estómago, demostrando miedo.-Te amo, Alice.-Yo sonreí falsamente, mientras intentaba no desmayarme. Pongo mis labios rojos en el vidrio de la copa sin tocar el alcohol, pero antes de que probara tan solo un poco, Zayn me amenaza.

-No bebas esa copa, sino quizás pueda enfadarme más contigo.-Era tan infeliz, incluso de escuchar esto. Algunas lágrimas salieron de mis ojos y Zayn pudo verlas, para después tomarle fondo a su copa de vino. Uno de los sirvientes, se acercó a nosotros con una caja color negra, Zayn la tomo, para después tomar mi dedo y poner un enorme anillo plateado con un diamante brillante en mi. El anillo era tan costos y hermoso, que puedo sentir los suspiros de todas las chicas solteras de este lugar. Tal vez el anillo sea hermoso y perfecto, pero aún no puedo borrar lo que Zayn ha hecho conmigo.

Zayn tomo de mi brazo y me jalo, dirigiéndonos hacia la puerta para irnos, pero su padre nos detuvo.

-¿A dónde vas hijo?-Pregunta, mientras lentamente lo miramos. Yaser era un hombre realmente imponente, no pudimos evitar estar asustados.-Tienes que bailar una pieza con la futura señora Malik.-Gritó, haciendo que todo el lugar se enterara de que teníamos que bailar.

Lo mire y no sabia que decir, los dos estábamos perpetuos a la petición de su padre. Zayn me miró y asintió con su cabeza, yo no quería, pero era de vida o muerte que demostramos un poco de afecto entre nosotros, para que esto se vea real. Nos pusimos en medio de la pista, mientras todos nos miran. Definitivamente esto era demasiado incómodo.

-Zayn no se como bailar.-Confesé nerviosa, ya que bailar nunca fue mi fuerte.

-Sígueme la corriente.-Me susurra, mientras intenta educarme.-Pon tus manos en mis hombros.-Y así lo hice, mientras él posa sus manos en mi cadera, y por algún razón, él acarició mis caderas mientras me mira.

La música empezó a sonar, era una balada tan romántica que era absurda. Al principio estábamos distantes, ya que me sentía algo incomoda y sabía que él también lo estaba.

-Mírame.-Me dice con firmeza, mientras ve que estoy mirando al suelo.-Te hablaré y así será mejor.-Yo solo asentí con mi cabeza.-¿Por qué te fuiste?-Me pregunta como si fuera justo.

-Parecías entretenido con Perrie.-Le digo algo celosa, mientras intento mantener mis manos en sus hombros anchos.

-Perrie es entretenida.-Me responde cínicamente.

-No quería interrumpir.-Le digo sintiendo su cuerpo contra el mío, mientras bailamos. Incluso su aliento a vino con yerba buena, pasa por mis fosas nasales.

-Debiste quedarte a mi lado.-Me dice, como si me necesitara para hablar con Perrie. Yo misma cierro los ojos, al escuchar su cinismo.

-No soy tu muñeco.-Le digo con dolor, ya que era injusto.-Aguante mucho, te la pasaste hablando de trabajo y nadie fue cortés conmigo.-Mi voz se entre corta, mientras trato de mantener firme, pero es más que obvio que me afectó.

-¿Nadie?-Me pregunta peligrosamente, mientras nuestros labios están tan cerca.-¡Oh, Alice! Eres una tonta.-Me susurra con sensualidad.-No me dejaban de decir halagos sobre ti.-Yo parpadeo, mientras él sigue.-Todos aquí notaron lo especial que eres. Todos pudieron ver lo sensacional que puede ser alguien con un corazón grande como el tuyo.-Mi corazón sigue palpitando mientras habla.-¡Pudieron ver la belleza que tus ojos expresan, al mirarte! ¡Pudieron ver algo que quizás mi celoso corazón no quiere enseñar!-Yo no puedo dejar que siga con esto, así que lo arruino preguntando por Perrie.

-¿Y entonces, por qué con Perrie cambio las cosas?-Ahora pongo mis dedos en su pecho.

-¡Ella también dijo lo hermosa que eres!-Escupe enojado, mientras voy quitando mi mano.

-Nunca lo vi...-Intenté decir algo más, pero él me interrumpe como siempre.

-¿Por qué te fuiste?-Aprieta la quijada, mientras lo dice.

-¡Porque me dabas las espalda, y porque todos aquí son fríos!-Le grito con los dientes apretados. Lo único que nos salvaba de la gente chismosa, era que la música estaba a todo volumen.

-Acostúmbrate.-Ahora me separo unos centímetros de él.-Pronto tu serás la que tenga que hablar con ellos y tendrás que actuar de esa manera.-Ahora sus dedos están apretando mi piel. -Parece un infierno.-Le digo mirando el suelo, mientras intento no caer del miedo.

-Te acostumbraras.-Él me toma con fuerza y me aferra a su cuerpo, quedando tan cerca. Nuestras miradas se cruzaron, yo sentía odio y ganas de besarle al mismo tiempo. Sus ojos miraban mis labios, pero para no caer en tentaciones, puse mi cabeza en su hombro, no quería hacer algo de lo que tal vez pueda arrepentirme después. Parecíamos uno y no sabía por qué no me sentía tan mal de que Zayn me sostuviera en sus brazos. ¿Por qué me tranquilizaba estar en ellos?

Lentamente la música se fue deteniendo, mientras nuestros cuerpo también lo hicieron. Nos miramos algo confundidos, para luego descubrir que todos nos miraban; era algo incómodo, ya que por un momento, solo sentía que éramos él y yo.

Mire a Zayn y salí del lugar antes que él. Sabía que él iba tras de mí, pero por alguna razón, unos hombres lo detuvieron. No estaba sorprendida de que él les hiciera caso, en vez de seguirme.

Al salir a la gran terraza, el viento me cubrió con fuerza, haciéndome sentir frío, pero esto se sentía mejor que estar adentro. Estaba abrumada por lo que había pasado ahí y por la manera en que Zayn describió la vida que tendría que seguir, cuando nos casemos. 

Miles de cosas se vinieron a mi mente, mientras doy vueltas por el lugar confundida, pero una mano fría me hizo regresar al mundo real.

-¿Qué?-Grité con fuerza, pero cuando volteé y era Perrie. Yo misma veo lo desafortunada que soy de que ella esté aquí.

-¿Estas enojada?-Me pregunta la rubia, en forma de burla.

-No, lo lamento Perrie, pensé que eras otra persona.-Le dije, mientras trago mis lágrimas que salieron por el aire.

-¿Otra persona? ¿Pues a que otra persona le gritas así?-Ella solo quiere que yo me vea como una mala prometida.-¿Acaso a Zayn?-Me dice mordiendo su dedo.

-No, como crees que yo no me atrevería a hablarle así.-Le digo mintiendo.

-Sin duda nadie le hablaría así a Zayn.-En mi mente pensé: yo lo hago. ¿Por qué tengo que adorarlo como si fuera un rey?-¿Por qué saliste así?-Preguntá como si hubiera cometido un pecado.

-¿De qué manera? Solo he salido a tomar aire, está demasiado encerrado haya dentro.-Dije ahora a la defensiva.

-Que bien, pero debes estar al lado de Zayn en toda la noche, y es un poco inapropiado que te hayas separado de él, cuando hablaba conmigo.-Yo misma estoy sorprendida, al notar el nivel de cinismo de Perrie.

-No tengo ningún problema en dejar a mi prometido con otra persona.-Dije segura, mientras frunzo el ceño.

-Pues deberías, tienes que tener bien cuidado a Zayn. Es lo que aprendí durante cinco años.-Comentó mientras me mira con enojo.

-Zayn no es una planta o un animal, al que deben cuidar.-Escupí con rudeza.

-¡Que graciosa!-Dijo fingiendo una sonrisa.-Creo que no te has dado cuenta, que es ser parte de esa familia.-Me dice la rubia, como si conociera a la familia muy bien.

-Creí que con que Zayn me quisiera y su familia me aceptara, bastaba.-Le digo mientras intento no golpearla, puesto que mi puño está listo para una pelea.

-No es tan fácil, yo sé lo que te digo, estuve más de cinco años preparándome para ser parte de la familia Malik.-Comenta mientras mira las estrellas con enojo y resentimiento.-Tienes que estar siempre a lado de él, ayudarlo en el trabajo y tener la mejor postura.-Sigue hablando, como si fuera un juego con tantas reglas.-Nunca decir cosas inapropiada, ser inteligente, no ser demasiado altanera, acompañar a el hombre a todas partes, y claro, saber que Zayn no estará al lado tuyo, por un largo tiempo. ¿Estás lista para eso?-Me pregunta una vez más.

Sentía que Perrie  me daba un disparo en el corazón, apenas tenía quince años y eso se escuchaba espantoso. Tenía ganas de correr, mi aliento estaba a mil por segundo, pero tenía que decir algo inteligente, no quería quedar como una tonta enfrente de ella.

-Claro, por eso estoy aquí.-Tenía ganas de llorar, pero Perrie estaba frente a mí, retándome con la mirada. Yo jamás baje mi mirada, ya que tenía que defenderme, pero antes de que Perrie y yo nos mataramos, la puerta de la casa de los padres de Zayn se abrió.

Zayn salio algo molesto, hasta que vio a Perrie. Ella quitó la mirada con la que miraba hace algunos unos segundos, para sonreír falsamente.-¿Qué hacen aquí?-Nos pregunta Zayn, mirándonos con detenimiento, mientras sus grandes cejas se fruncen.

-Solo platicamos de mujer a mujer.-Dijo Perrie mientras toma de mi brazo, como si fuéramos amigas.-¿Verdad?-Me dice, mientras aparenta tener aprecio hacia mi.

-Si, mujer a mujer.-Le digo realmente molesta.

Zayn me miró al saber que había dicho eso porque no lo era, yo no era una mujer y no estaba preparada para el siguiente paso, pero Perrie me hacia enojar.

-Está bien.-Dijo Zayn, sin darle tanta atención.-Perrie nos tenemos que despedir.-Dijo Zayn tomando de mi mano.

-Claro, se me hizo un poco extraño que se hayan quedado. Parece que "la chica del país de las maravillas" logró cambiarte un poco.-Dijo mientras lo mira con dulzura. ¿Zayn cuando supo la historia de mi nombre? ¿Y por qué lo dijo enfrente de ella?

-No lo he hecho.-Corrijo en voz fuerte.-Yo no cambie a Zayn, él lo hizo por mí.-Le dije retadora. Yo no sabía nada, era una gran diferencia la forma en la que actuaba Zayn conmigo, y la forma en que actuaba con ella, quería aclarar ese punto. No quería que ella pensara que Zayn, es el mismo de siempre cuando esta conmigo.

-Hasta luego Zayn.-Ella lo abrazo fuertemente y después le da un beso en la comisura de los labios. Zayn se quedó paralizado, hasta que ella se fue.

No movió ni un músculo, ni dijo ni una palabra. Yo solo lo mire enojada y camine hacia el auto. Al llegar a este, Zayn abrió el auto y yo subí azotando la puerta. Él subió tras de mi, para después decir:

-Que bien que esto termino, ¿no?-Suspira como si estuviera aliviado.

Lo mire enojada, mientras que mis lágrimas querían salir.

Él solo frunció el ceño y dijo:

-No te entiendo.-Al parecer cuando él estaba de humor, yo no lo estaba, y cuando yo estaba de humor, él no lo estaba. A veces sentía que los dos somos tan fríos y a veces tan lejanos.

¿Por qué somos polos opuestos?

La lluvia cayó sobre todo Londres. No pude evitar quedar enamorada, al ver las gotas caer sobre muchas obras de arte. En unos minutos estábamos junto a el Big Ben, que era tan hermoso y más al ver las gotas de agua, caer en su hermoso y gran vidrio.

Como hubiera deseado haber estado en Londres en otro momento de mi vida, sabía que disfrutaría tanto. En este mismo momento estuviera mojando mis pies en los charcos, me subiría a la gigante rueda de la fortuna, para conocer toda la ciudad, pero no podía, estaba encerrada en una jaula de oro sólido, junto a un hombre sin corazón.

En unos veinte minutos, ya estábamos en la torre. Baje antes que Zayn, mientras Ricci intenta recibirme con un paraguas en mano, pero yo salí como rayo, sin que me importara mojarme. Intente entrar a la torre, pero la puerta de vidrio estaba cerrada con seguro, ya que era de noche. Me quedé mirando la puerta, porque simplemente no quiera pedirle a él que me abriera.

-¡Oye!-Me dijo Zayn detrás de mí.-¿Qué te ocurre?-Me pregunta el insensible, mientras Ricci lo cubre con el paraguas.

-¡Nada! Solo abre la puerta, me muero de frío.-Dije poniendo mis manos bajo mis axilas, tratando de calentarme.

-No la abriré.-Me dice negando con su cabeza. Ricci y yo lo miramos como si estuviera loco. Solo qué Ricci no puede decir nada, ya qué tenía que mantenerse como una roca enfrente de su jefe, pero yo sí podía hacerlo.

Voltee a verlo y cuando lo mire, no sabia que hacer. Sus ojos estaba de otra manera, tal vez si era cierto; a veces no se donde estamos y de qué humor íbamos a estar.

-¿Por qué no?-Le pregunte fastidiada.

-No, hasta que me digas lo que te molesta.-Me dice, convencido de no abrirla. Cerré mis nudillos, mientras tenía un enorme nudo en mi garganta. No sabía si decirle, o solo ahorrarme que me de una enfermedad por el enojo.

-Vamos, ¿no que muy valiente?-Me reta, mientras yo aún sigo con mis puños cerrados.

-¡Si, si lo soy!-Gritó enfurecida, con algunas gotas de agua cayendo sobre mi cara.-¡Aunque no lo creas, estoy harta!-Gritó con fuerza.-¿Por qué demonios no me dijiste que estar en tu vida, era una mierda?-Le gritó mientras golpeo su pecho con mis pequeñas manos. Ricci se hace aún lado, quitando el paraguas, mientras intenta mirar a otra parte.

-¿Qué? ¿De qué hablas?-Me pregunta.-Miles desearían estar en tu lugar.-Me responde, mientras las gotas de lluvias le mojaban la cara tambien.

-¿Y por qué de esas miles, me elegiste a mi?-Le pregunto muy enojada.-Yo tendría una vida normal si tu no me hubiera echo esto. Tu te metiste en mi vida...-No pude evitar ser agresiva y con mi dedo golpear fuertemente el pecho de Zayn, cada vez que una palabra salía de mi boca.-¿Por qué a mi?-Empiezo a sollozar.-¿Y por qué no me dijiste que tenía que cambiar por completo?-Todo iba cada vez peor.-¿Porque no elegiste a Perrie? Ella estaba lista para ser tu esposa. ¿Porqué elegir a una persona que es tan diferente a ti?-Lo golpeó una vez más, mientras él no hace nada.-A alguien que se pudriría de tristeza y soledad en este estúpido mundo, en el que vives.-La mirada de Zayn no se movía, estaba completamente estático, pero eso si, solo se mueve sus manos para evitar mis golpes. Yo misma me quiero ir, pero me sostiene con más fuerza.

-¡Suéltame!-Le digo agresiva, mientras intento luchar contra él. Él no decía nada, solo escuchaba como gritaba con fuerza.-¡Suéltame!-Dije una vez más, mientras el roba mi aliento. Él me detiene y me deja inmóvil.

-¿Cómo puedes ser tan desconsiderada?-Pregunta parpadeando algunas veces, después de estar callado por un largo tiempo.

-¿Qué? ¿Cómo te atreves a decir eso? Es obvio que a nadie le importo. Todos me trataron como si fuera solo un maldito premio que presumes. No quiero una vida así.-Grité con más fuerza, mientras me zafo de su agarre.

-Eres una idiota.-Ahora me mira enojado.-Cuando te fuiste corriendo, me detuvieron para decirme tantos cumplido de ti.-Ahora él escupe con fuerza.-¡Que eras realmente linda, que relucían como un maldito diamante y que eras tan inteligente, pero me doy cuenta que solo eres una idiota!-Alega, mientras nuestras miradas se unen.

-¿Yo soy la idiota?-Pregunto ofendida.-¿Por qué no elegiste a Perrie? La educaron para eso, ¿no?-Le digo dolida, ya que tomó el plan B.

-Perrie es otra cosa.-Trata de ignorar el comentario.

-¿Por qué sería otra cosa? ¿Qué es lo que la diferencia de mi?-Quería una buena respuesta ¡Dios sabía que quería una maldita buena respuesta!

-La familia de Perrie y la mía tenían un trato.-Intenta explicarme, mientras su piel tiene gotas de lluvia.-A Perrie la educaron para ser una Malik, pero yo no quise.-Termina de decir sin más. -¿Qué? Ella es igual que tu, no me cabe en la cabeza, ¿por qué demonios me escogiste a mi?-Dije poniendo mis manos en mi cabeza, sin entender la loca idea de Zayn

-¡No te tengo porque dar explicaciones!-Ruge con fuerza, mientras las gotas siguen corriendo por nuestras caras.-¡No eres mi jefa, yo soy tu jefe!-Recalca que lo es, mientras pone un dedo en mi pecho.-Pero por alguna razón, y por ser tan diferente a lo que deberías de ser, eres perfecta para mi.-Me sorprendió escuchar eso de su peligrosa boca.-Me agrada la forma tan tosca en la que te comportas.-Hace una media sonrisa.-No te pediré perdón.-¿Jamás lo hará?-No te prometo nada, pero no dejare que te vayas.-Ahora pone sus manos en mis hombros, dejando un peso en ellos.-No estoy arrepentido de haberte comprado y parecer inhumano, pero no cambiare nada.-Su aliento huele a champán y sus facciones lucen tan sensuales.-Pero eso sí, te prometo que con el tiempo, todo irá mejorando.-Estaba tan enojada con él, porque era tan terco. No me dio la respuesta qué yo quería y creo que nunca lo hará.

-Abre la puerta, me muero de frío.-Murmuré mientras me hice aun lado. Estaba totalmente cansada y con los sentimientos a flor de piel.

-Toma las llaves.-Volteo a verlo, pero lo que me encontré fue otra cosa. Él me tomó de los hombros y me puso a unos centímetros de su boca. Yo misma me quedé en shock, mientras él sonrió. Lentamente posó sus labios con los míos, y su lengua sabor a champán, se apoderó de mí labios. Sus labios eran tan sabroso, tan carnoso y era realmente un pecado besarle. La lujuria que te hacía sentir era aterradora, aun cuando tengo quince años y no se que significa muy bien esa palabra, pero puedo sentir algo naciendo desde mi piel, hasta los lugares más sensibles. Lentamente el posa su mano en mi trasero, mientras yo siento ese movimiento muy placentero, como si una explosión detonara en mi cuerpo.

Él se saltó todas las reglas de la buena cordura, y como si fuera un chico totalmente vulgar, apretó mi trasero fuertemente. Mordió mis labios como si fueran goma de mascar. Yo ni siquiera sabia como besar y él lo hizo tan fácil para mi.

Lentamente él me alejó de sus labios pecadores. No sabía lo que había pasado, ni porqué había dejado que él lo hiciera. Él solo luce una sonrisa hermosa, mientras dice:

-Es más fácil que el frío se vaya así, ¿no?-Yo solo miro sus ojos miel, qué me hacen ver lo agridulce que puede ser esto.

-Creí que eso de las demostraciones de amor, eran vulgares y más si besas como un adolescente con las hormonas locas.-Murmuré burlándome de Zayn, mientras intento salir de mi trance. -Me puse a tu altura.-Me dice con calidez, mientras me hunde en sus brazo una vez más. Después de regalarme un gran abrazo, los dos entramos al edificio, después de que Ricci nos abriera la puerta.

Me sentía algo extraña, mientras que Zayn lucía aún una sonrisa. Los tres no subimos al elevador, mientras mis mejillas se ponen aún más rojas que antes. No podía ni siquiera verlo a los ojos, estaba algo avergonzada, ya que era nuestro primer beso real.

Al llegar a nuestro piso, Ricci hizo lo que siempre hace; abrirnos las puertas y dejarnos entrar. Al entrar al departamento, me quede con Zayn en la entrada de este.

-Gracias.-Dijo Zayn, mientras mira a Ricci. Era la primera vez que le escuchaba decir"gracias". Creo que hasta Ricci se sorprendió, y abrió los ojos muy grandes.

-De nada.-Dijo rascando su cabeza, mientras esta algo confundido.

Zayn noto que eso no era usual en él, así que le cerró la puerta en la cara a Ricci, mientras yo solo mofé con gracia.

-Vete a dormir.-Me dice, mientras parpadea algunas veces.

-Sip.-Suspire mientras paso mis manos atrás de mi espalda, ya que aún tenía mucha vergüenza. A Zayn tan bien se le ve nervioso, así que pasa su mano por mi cabello y me despeina.

-Buenas noche.-Dijo sin más, mientras sale de la escena como rayo.

Yo me río, ya que todo es tan extraño tanto para él, como para mí. 

Enviado desde Topic'it
Lily Arzola
Lily Arzola


Volver arriba Ir abajo

La pequeña esposa de Zayn Malik (ORIGINAL Empty Re: La pequeña esposa de Zayn Malik (ORIGINAL

Mensaje por Lily Arzola el Jue 28 Dic 2017, 10:00 pm

Capítulo 8.

A la mañana siguiente, desperté por el frío del clima. Era tal el frío, que ni siquiera el calentador lograba hacerme entrar en calor. Así que me cambie de ropa, abrigándome bien y esperando que Zayn recordara ese beso. En mi sueños, pude fantasear con ese beso. No sabía lo que Zayn me estaba haciendo.

Cuando llegue a la sala, encontré a Toby sentado en el sillón, así que corrí hacia él y le di un pequeño beso.

-Preciosa cosa peluda, ¿ayer dormiste con tu papá?-Al parecer Zayn se había enamorado de ese perro y parece que Toby le ha tomado cariño a él también.

Deje al pequeño perro en el sillón y corrí hacia el comedor, esperando que Zayn y yo nos lleváramos bien esta mañana, pero lo que vi, no fue lo que esperaba encontrarme. Era Perrie sentada junto a Zayn. Los dos están desayunando como si fueran prometidos, y no les voy negar, sentí que yo era la que estaba de más en ese lugar. Perrie tenía un tazón de fruta con yogurt, mientras que Laura le servía yogurt como si ella fuera la jefa. Eso me hizo enfadar, ya que Perrie trataba mal a Laura, y Zayn no prestaba atención a los maltratos.

-¡Dios, eres una tonta!-Gritó Perrie con fuerza.-Engordaré si como tanto yogurt.-Eso acabo con mi paciencia, tenía que decir algo en defensa de Laura.

-¡No creo que el yogurt te engorde!-Los tres sorprendidos, voltearon a verme, mientras mi voz retumba como un relámpago.

-¡Alice!-Dijo Perrie con una sonrisa.-No de debes de compensar lo que hizo ella.-¿Compensar? ella te hace el favor, no tu a ella.

-Yo me lo comeré entonces.-Perrie se quedó helada, mientras Zayn ignoraba nuestra pelea y se hundía más en su periódico.

-No es necesario linda, pero siéntate.-Dijo señalándome una silla, mientras intenta invitarme en mi propia casa. Ahora me siento como un perro territorial. ¡Esto es mío perra!-Gritó mi interior.

-Lo iba a hacer.-Me senté en la mesa, mientras Zayn me miraba de reojo. Él esta divertido, al ver como Perrie y yo peleábamos. Laura trajo unos waffles con crema batida y mucha fruta, para mi.

-¿Comerás eso?-Preguntó Perrie, quien parece tener problemas con todo tipo de comidas.

¿Acaso tiene problemas alimenticios?

-Te vas a casar, no quieres estar gorda para el día de tu boda.-Trata de humillarme.

-No necesito un cuerpo esbelto para eso. Incluso si engordo, aun así le gustare a Zayn, ¿o no?-Quería molestarlo y meterlo a la conversación, ya que solo esta siendo un espectador más.

-Claro.-Dijo aun viendo su periódico y tratando de verse desinteresado.

-Sabía que eres diferente.-Dice Perrie, como si eso fuera malo.-Zayn, es muy raro que te hayas involucrado con una chica que no le importa su figura.-Ahora pone una mano en su hombro, llamando su atención.

-Creo que estás siendo exagera.-Dije enojada de qué crea qué las cosas son así para todas las mujeres.-Antes tomaba clase de jinete.-Le digo frustrada de ver su forma tan horrible de pensar, sobre los estándares de los cuerpos femeninos. Y quizás tambien quería presumir mi agilidad al montar un caballo.

-Bueno, ser jinete forma la figura no lo negaré. ¿Cuantas horas?-Pregunta como si fuéramos a competir, a ver quién corre más con el caballo.

-Las necesarias.-Esto ya era absurdo. Aquí había dos chicas peleando; ella tratando de hacerme quedar mal y yo tratando de defender mi dignidad, mientras había un hombre a quien no le interesaba ni la más mínima conversación que teníamos.

-Perrie, lamento arruinar su plática tan linda, pero Alice y yo estamos ocupados.-Dijo Zayn, acabando la pelea.

-Si, en cambio de la chica "en el país de las maravillas", yo entiendo que eres una persona importante.-Se levantó, tomando su bolso.-Nos vemos.-Salió con una sonrisa falsa. La cara me hervía, la odiaba tanto. Tenía un coraje enorme en mi pecho, quería tomar el cuchillo de la mantequilla y cortarle la garganta.

-¿Qué fue eso?-Me pregunta Zayn, aún sin mirarme mientras aún intenta verse desinteresado.

-¿Qué fue eso?-Lo arremedo enojada.-Nada, no fue nada.-Pero tenía que expresar lo que me hizo sentir.-¿Por qué no me pudiste defender enfrente de esa chica?-Preguntó muy molesta.

-¿Qué?-Ahora me mira.-Creo que alguien se está enamorando de mi.-Me dice burlón, mientras su voz gruesa me hace sentir tan nerviosa.

-¿Qué?-Mis mejillas arden como un volcán, que está apunto de explotar.- ¡Dios! Es la estupidez más grande que has dicho.-Mofé muy nerviosa.

-Alice, se que estás súper enamorada de mi.-Sonrío orgulloso.-¡Por favor! Se te nota mucho.-Yo sólo niego con la cabeza.-¡Perrie es linda!-Escupe inesperadamente, mientras sabe cómo reaccionaré.

-¡Cierra el pico, maldito!-Le gritó inesperadamente, casi cortándole la garganta a él también.

-Creo que alguien se está enamorando de mi.-Murmura una vez más, muy burlón.

-¡Cierra el pico!-Le gritó, tapando incluso mis oídos.

-No te preocupes, cuando sea la luna de miel, estarás más enamorada de mi.-Me dice muy seguro, mientras no puedo con esta clase de pláticas.

-¡Eres un cerdo!-Grite con fuerza.-No habrá nada en la luna de miel, abuelo.-Dije quitando de su mano, una galleta de avena.-¿No eres muy viejo?-Preguntó, mientras que lo único que quiero lograr es fastidiarlo.

-¿Abuelo?-Pregunta ofendido.-No soy tan grande.-Reprocha herido.

-Pero eres más grande que yo, eso es suficiente para ser un abuelo para mi.-Dije frunciendo el ceño.-Imagínate, un abuelo haciéndolo con una niña.-Hago unas muecas, mientras niego con la cabeza.-Eso no es lindo.-Ahora paso mis labios por la galleta.

-Ja.-Resopla.-Me pedirás que te rompa el culo.-Termina diciendo sin filtro.

-Alguien tiene la boca sucia esta mañana.-Escupí nerviosa.

-Arráncamela con tu boca...-Me dice provocativo, mientras toda mi sangre se va a mis mejillas.¿Qué está haciendo?

-Quisieras.-Le digo poniendo mis manos en mi cara.

-Si supieras lo que quiero.-Me dice mordiendo su labio, qué siempre está rojo e hinchado.

-No lo se, pero lo imagino y créeme eso no pasará.-Dije con mi orgullo en mano.-¡Un maldito enano me pateara el trasero, cuando eso pase!-Le dije inmadura, mientras intento mostrar rechazo. 

-Ve poniendo duro ese trasero, que yo o él enano, te lo romperemos.-Esto era cada vez más incómodo.

-¡Cerdo!-Él se levantó de su silla, limpia su boca con la servilleta, todo parecía normal, puesto que siempre hace lo mismo cada mañana. Hasta que me tomo por la cintura, y me acerco hacia él.

-Se me olvido decirte algo.-Su boca olía tan bien.-Buenos días, cariño.-Me dice rozando mis labios, mientras mi corazón empieza a latir tan fuerte, que supongo que en marte lo pueden oír. "Alice, no caigas en esa sonrisa hermosa" Me digo a mi misma. "Alice, no caigas en ese aliento tan delicioso"

-Alejate.-Lo empujo, mientras él ríe con gracia.

Él era tan extraño y al mismo tiempo un loco. No sabía qué pensar sobre él, y lo único que pasaba por mi mente, era que empezaba a sentir cosas en mi estómago.

*

Después de esa interesante y realmente extraña mañana, Zayn se fue a trabajar. Obviamente no antes de darme órdenes.

"Alice, quiero que vayas a la empresa a las dos en punto, ni un minuto tarde."

Claro que obviamente le dije que no me vería, y también le recordé que no era mi jefe. Amaba pelear con él, pero cuando él se va, no puedo evitar extrañarlo un poco.

Así que subí a mi habitación junto con Toby. Él y yo nos acostamos en la cama, mientras prendía mi celular para distraerme un poco. Realmente no quería buscar su nombre otra vez en Internet, pero aun así lo hice como un gato curioso. Jamás pensé encontrar muchas cosas, pero salieron más 10,000,000 de respuestas.

"El empresario más joven y exitoso de Inglaterra"

"Los Malik, en la cima del mundo"

"El heredero Zayn Malik se casa"

"La segunda boda más importante de Inglaterra."

Todos los títulos, eran cada vez más absurdos que los demás. La prensa realmente nos estaba acosando, y tal vez sea porque Zayn ha sido muy cuidadoso con sus relaciones, y ahora de la nada aparece con una prometida, supongo que están sorprendidos.

Paso mis dedos por él celular, bajando en el buscador, hasta que me encontré con un título bastante interesante.

"Zayn Malik sale del ejército, después de perder a su mejor amigo en la guerra contra el estado islámico" De inmediato abro el archivo, el cual se tardo en cargar.

Pero al estar enfrente de este archivo, mi corazón se salió de mi.

"Fue una sorpresa que uno de los empresarios más jóvenes en europa, se haya alistado en ejército, para después combatir en "la guerra contra el estado islámico" después de haber entrenado más de un año. Mucha gente dudaba si el joven Malik tenía lo suficiente para estar en el ejército, pero todos se sorprendieron al ver su inteligencia y agilidad al entrena, y tambien al estar en combate.

Después de perder a su mejor amigo en combate, "Mike Thomson" -hijo de un multimillonario empresario, dedicado a las acciones- el joven Malik sale del ejército por salud mental. Sus superiores dijeron: "que era un orgullo para la nación, y qué si no quería ser empresario, podría seguir en el ejército, y escalar hasta tener un puesto alto" El joven Malik dio las gracias a todos sus superiores, pero no acepto.

¿Malik podrá superar la pérdida de su mejor amigo?"

Zayn, ¿por qué no me lo dijiste antes?

Enviado desde Topic'it
Lily Arzola
Lily Arzola


Volver arriba Ir abajo

La pequeña esposa de Zayn Malik (ORIGINAL Empty Re: La pequeña esposa de Zayn Malik (ORIGINAL

Mensaje por Nayemalik el Jue 06 Sep 2018, 3:04 am

Estoy desconsolada a la ver que no hay más capítulos? :( necesitó más :(
Nayemalik
Nayemalik


Volver arriba Ir abajo

La pequeña esposa de Zayn Malik (ORIGINAL Empty Re: La pequeña esposa de Zayn Malik (ORIGINAL

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.