O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Una Mortal y un Dios (Loki y tú)
Hoy a las 4:46 am por Carlaa_Morenoo

» Shut up!
Ayer a las 9:28 pm por Hades.

» elio elio elio elio oliver
Ayer a las 8:48 pm por mieczyslaw

» Spring Breeze
Ayer a las 6:11 pm por Andy Belmar.

» Energetic
Ayer a las 4:58 pm por Clover

» Almond blossom
Ayer a las 3:54 pm por Clover

» Diamonds in the sky
Ayer a las 3:51 pm por Andy Belmar.

» and every demon wants his pound of flesh.
Ayer a las 3:04 pm por hypatia.

» flower in bloom;
Ayer a las 1:39 pm por flower.

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ bxmbshell.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

The Lonely Hearts Club.

Página 5 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: The Lonely Hearts Club.

Mensaje por hypatia. el Sáb 29 Dic 2018, 12:26 pm

Just keep swimming:
Ya llegué a soltar todos mis feels incoherentes    Estaba deseando hacerte el comentario y leer el capítulo con detenimiento. Encima empezaste a narrar con Tim, que estoy enamorada de él desde hace mucho tiempo  


—Tu eres el imbécil —uno de ellos le dio un zape al otro—. Ahora muévete, hoy me toca ir delante.
—Me toca a mí, idiota —Elliot dio un pinchazo en la nariz de su hermano—. La última vez fuiste tú.
—¡Claro que no! —Edmund se cruzó de brazos y frunció las cejas— Tú fuiste la última vez. ¿Crees que soy idiota?
—Si tú lo dices...

MIS FRED Y GEORGE DEL MUNDO MUGGLE    Amo sus interacciones entre ambos y que se peleen por ir de copiloto en el coche    Además la forma en la que Tim decide ignorarlos porque es demasiado temprano. Es como la típica escena de las películas malas en las que se te posa un diablo y un ángel en cada hombro, solo que Tim tiene dos diablos y son sus hermanos sin dejar de hacer preguntas  

—Le toca a Ed —contestó después de un momento—. Y no me digas así.
—¡Viste! —Ed estampó su puño contra el hombro de su hermano.
—¡Ay, imbécil! No me tienes que golpear, animal.
—Te lo ganaste.

Los amo y echaba tanto de menos leer de estos dos    Siempre creando personajes de ensueño que me quitan el corazón, entre Candela y tú no sé cómo sigo con vida todavía  

—Es que me bronceé mucho —Etzel se encogió de hombros—, y empecé a descamarme y fue como, ¡hey! ¿por qué la piel es tan rara, cambiando así de color?
Tim sacudió la cabeza, sonriendo.—¿Por qué tú eres tan raro?
—Porque la vida necesita caos y orden para sobrevivir —movió los brazos en forma circular—. Tú eres el orden y yo el caos; sino, no fuéramos tan buenos amigos.

A ver un momentito. PUEDE SER ETZEL MÁS MARAVILLOSO, EXCÉNTRICO Y Y Y   Debemos protegerlo, no voy a consentir que esta niño sufra de ningún modo La relación entre ambos, este diálogo. Son brotp desde ya [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] (qué horror el segundo  )

Tim era uno de los pocos que no lo hacía. Mientras esperaba a su maestro en un asiento cerca del medio, se puso a ver videos de youtube sobre una jugada de fútbol que quería aprender. El salón fue llenándose poco a poco, pero  no se inmutó, hasta que alguien le topó el hombro.

Sabes que de las cosas que más me gustan de Tim es que siempre parece como muy tranquilo, tipo nada lo altera, se mantiene a sus cosas. Eso imagino que le hace distante, pero a mí me gusta. Es como que transmite paz leer acerca de él  

—¡Hola! —Grey tiró su mochila en el pupitre atrás de él.

Pero luego llega la loca de mi hija a sembrar caos ¡Y Damia! que me había olvidado que tenía un crush con Tim, no quiero que sufra, no quiero  

Spoiler:

—No has respondido mi pregunta, chiquillo —Grey lo señaló con el dedo, vehemente, pero sonreía de lado.
—Solo me la pasé jugando fútbol —se encogió de hombros.
—Cómo no, me pregunto si haces otra cosa —agregó Jakob, chasqueando la lengua.
—No seas envidioso —Grey le sacó la lengua—. ¿Alguien más que haya tenido un verano interesante?
—Depende. ¿Cuenta haber ido al campo de mis padres y haber tomado muchas fotos lindas? —Damia estaba moviendo los pulgares en forma de círculo—. Y también aprendí a hacer bocadillos.
—¡Eso! Significa que nos vas a hacer bocadillos gratis, ¿no? —Max se inclinó sobre su pupitre, atosigando a Damia, moviéndole la cola de caballo— ¿Verdad que sí? —alargó la última palabra y frunció los labios, como un bebé.
—Solo si no usas esa expresión otra vez...

No sabes cómo amé esta escena y la nostalgia que me entró de mis días de instituto   Era agotador ser adolescente, pero echo de menos esa época, no la valoramos lo suficiente cuando la teníamos.

Ella de verdad parecía incómoda, lo que provocó risas. Aunque Damia solo se fijó en la risa de Tim. La boca se le abrió un poco, y se olvidó de Max que estaba moviendo su coleta. Sintió su cara calentarse y desvió la mirada, entrelazando los dedos por debajo del pupitre. A penas era el primer día y era un desastre.

 

Tim y Kalea entraron juntos a la clase de Pre-Cálculo. Kalea iba delante, caminando casi de lado, mientras parloteaba con tono alto y hacía movimientos de brazos exagerados; mientras, Tim escuchaba y asentía. Ambos portando un bronceado digno de haber pasado casi todo el verano bajo el sol en un campamento deportivo.

Contenido de mi OTP   (realmente solo estaban caminando juntos pero me emocioné). Y después la pobre Damie desde lejos mirándolo, no es justo, que se busque a uno que le dé bola  

—Ya aléjate de Damia, puerco —siseó Kalea, sentándose en la mesa del pupitre—. Quiero hablar con ella.

Kalea tiene calado a Van  :posmecallo: Me encantó su medio o no tan medio discusión por ver quién se quedaba hablando con ella. HAHAHAHAHAA  por favor que se pusieron a pelear como dos niños pequeños me muero Me pregunto cómo hubieran acabado de no ser por la interrupción del señor López.


Se refería a su primera clase del día, donde Grey llegó tarde —sin embargo, Kalea llegó mucho más tarde que ella y tardó cinco minutos dando un cuento extremadamente detallado (y absurdo) de por qué había llegado casi 10 minutos tarde.

Las dos son un desastre  

—¿Te gustó? —preguntó Kalea cuando se terminó el video.
—¿Te he dicho que te adoro?
—¡Y yo a ti, amor mío!

Cuidadito con hacer daño a alguna de las amigas de Kalea que pronto se echa la escopeta al hombro y deja a todo el mundo con motivo arcoiris Ay las adoro, la relación desenfadada que tienen pero luego se cubren las espaldas y todas las interacciones, son [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]  

Damia lo miró con la boca abierta. Porque Etzel se había negado a hablarle del ballet abiertamente desde ese incidente y porque le estaba pidiendo lecciones en medio de su trabajo. Pero la primera razón, era la primordial. Parpadeó varias veces y lo miró con los ojos entrecerrados, esperando que le dijera que era un chiste.

¿Qué incidente? ¿Qué le ocurrió a Etzel? Ya te dije que no iba a consentir que sufriera    

—¿Qué...? —Max lo miró con la boca semiabierta— ¿Estás loco?
—No es como si la saliva lo curara todo —Etzel siguió hablando, emocionado—, pero tiene propiedades antibacterianas y cicatrizantes. Como-
—Eso no es relevante —Grey, sentada frente a él, dio un golpe a la mesa—. ¿Sabes qué los bebés pueden tragar y respirar al mismo tiempo hasta los 7 meses?
—Eso sí que no importa, no somos bebés —Etzel soltó un bufido.
—¿Qué dices? Estoy viendo uno ahora mismo.

Comienza la pelea entre Etzel y Grey para dejarse sin palabras y que Grey siempre perderá porque nadie gana a Etzel. Me encantan Creo que tengo un problema porque todo en tu capítulo me enamora, me da risa y me emociona  

—¿Qué tienes?
—¿Humm? —Kalea nisiquiera se movió.
—¿Qué te pasa? —Tim se inclinó, apoyando los codos en la mesa y acercándose a ella.

FUE A VER QUÉ LE PASABAAAAAAA  


—Que yo no tenía la culpa de que su vida fuera una horrible serie sin ningún tipo de entretenimiento —tomó aire con exageración y habló a toda velocidad—, y que me dejara en paz porque iba a jugar con notas aceptables o no, como siempre.

Cuando el enfado te puede y dices cosas que no deberías decir porque sabes que te meterás en más problemas, pero la carne es débil y a veces hay que desahogarse   Apunte: no puedo shippear más a Kalea y Tim  muack


—Ya veo —musitó—, voy a tomar eso como un no.
—¡Estoy trabajando en eso! —Damia se giró a él con rapidez, casi golpeándolo con su larga cola.

Etzel sabe lo de Tim Espero que Etzel no tenga sentimientos por Damia a su vez porque si no me montas aquí un cuarteto amoroso que no sé si podrá soportar mi corazón

—Negociación. Es la etapa 3 para superar un problema —Etzel se llevó las manos a la barbilla—. Bueno, es la 3 si te vas como sería linealmente. Hay personas que se saltan fases, yo creo que tu ignoraste la ira.
—¿La ira de qué?
—De no ser correspondida.

Amé esto muack Quiero un Etzel en mi vida que me hable así, aunque la mayoría de las veces me desconcierte porque yo hable de patatas y el me salte con curiosidades sobre Irlanda

—¡Déjame, loco! ¿Estás de parte del entrenador, acaso? —Kalea se giró, indignada, sin dejar de halar su mochila.
No, mujer, pero sabe que serás una gran capitana

—¡Oye! Eso es violencia de género —Roland manoteó, alejando su cabeza de ella.
—Te lo mereces por traidor —hizo un puchero.
—¿Cuál es el problema? Eres buena jugadora y te llevas con todas.
—No sé, no soy como Camila, que podía calmarnos a todas en un partido —Kalea apretó las correas de su mochila y frunció el ceño, mirando sus zapatos—. O que podía subirnos la confianza, ¡y espera...suéltame!
—Vamos, no es nada —Roland la agarró por los hombros y se puso detrás de ella, obligándola a avanzar—. Yo también creo que serías buena capitana.


Ay ay ay ay muack Que me encantan, qué haces que todo me encanta y solo me sale esa palabra Y Roland, por favor, que no puede ser más catártico y él todo supportive que la obliga a caminar Otra de nuestras relaciones de amistad que ya tienen nombre [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] (hoy ando inspirada, al menos no todos apestan).

Pero Camila era una diosa prodigio del fútbol y de la vida académica, y Kalea...ella se sentía como una cosa torpe y que seguía la corriente la mayor parte del tiempo. ¡Ni siquiera se acordaba de qué había desayunado! Sólo quería esconderse en el baño del último piso.

Tú eres una diosa del fútbol y de la vida, qué te pasa. No quiero que se sienta así muack Pero entiendo las dudas, porque si Camilla eran tan buena, tener que ser la siguiente da miedo.

—¡Roland, ven acá ahora mismo! —chilló, escuchándose por todo el parqueo.
—¡Nos vemos el lunes! —el pelinegro agitó la mano, casi en la acera— ¡Les sigo contando luego!
—¡No vas a escapar! —Kalea comenzó a correr hacia él, toda una tormenta— ¿Cómo se te ocurre hacerme eso? ¿De qué lado estás? ¡DEJA DE CORRER!
—¡Aléjate, aléjate!

Mi hijo que mide casi dos metros y salió huyendo despavorido cuando vio que Kalea se acercaba con toda su furia (hizo bien, habría sido tonto de haberse quedado). Los adoro, en serio, necesito más momentos entre estos dos

—Claro que estoy escuchando, me parece genial —decía, mientras le ponía mayonesa al pan—. Es un club con un concepto estupendo, ¿verdad, Renata?

Un papá supportive, yasss

—Me parece interesante para conocer personas y salir un poco del colegio y el ballet, que es lo único que hago —cruzó los brazos por detrás de la espalda, moviéndose un poco—. Por eso también audicioné para estar en una banda.

Damia que es tan polifacética que puede hacer de todo, la amo Y SE ME HABÍA OLVIDADO LO DE LA BANDA. Tenemos que hacer tramas entre Damen y ella (aunque no sé si hicimos ya, tengo que mirarlo)

Ayy y acabó con ella llegando al club. Me muero

Bueno Emilia, ya sabes todo, tus capítulos siempre me ponen contenta y me hacen reír. Los amo y a tus personajes también. Además a estos ya los conocía, salvo a Damia y Etzel (aunque ya los amo) y fue como volver a leer un libro al que tengo especial cariño Estoy deseando ver cómo continúa y muerta de la emoción porque necesito más momentos entre tus personajes porque me dan la vida
hypatia.


Ver perfil de usuario
----
----

Volver arriba Ir abajo

Re: The Lonely Hearts Club.

Mensaje por Stark. el Mar 01 Ene 2019, 9:01 pm

baby :
Aquí tardando de nuevo en hacerte comentarios... luego te molesto de que no haces los mios. Lo siento, mi corazón   aquí voy  
Cuando Timothy Crawford salió de su departamento el primer día del año escolar, lo primero que escuchó fue la maldición de uno de sus hermanos.
—¡No seas imbécil!

Con el comienzo ya sabemos que Tim no tiene mañanas tranquilas para ir a la escuela, y como no si tiene doble dolor de cabeza Y como deber de todo hermano mayor, tuvo que calmar las aguas. Aunque bien poco le duro porque los pequeñajos otra vez con la pelea de a ver quien se sienta adelante  

—¿Qué aprendiste?
—Que constantemente la mudas —Etzel se movía al ritmo de la música en el asiento— La capa superior de tu piel, que se llama stratum corneum, está compuesta de células que ya están muertas —se pasó los dedos por el antebrazo para ejemplificar, aunque Tim no podía mirarlo por más de 2 segundos—. Estas fueron aplanadas hasta formar "escamas" listas para ser eliminadas y, ¿adivinas a dónde se van? —inclinó la cabeza— ¡Forman parte del polvo en tu casa!

Tim no sabía muy bien cómo responder a eso.

Empiezo a sentir un leve cosquilleo en mi estomago a causa de Etzel, ¿será por que es inteligente y espontaneo? No lo sé, pero creo que yo tampoco estaria segura que responder con semejante información Voy comprendiendo porque son tan amigos

Ella de verdad parecía incómoda, lo que provocó risas. Aunque Damia solo se fijó en la risa de Tim. La boca se le abrió un poco, y se olvidó de Max que estaba moviendo su coleta. Sintió su cara calentarse y desvió la mirada, entrelazando los dedos por debajo del pupitre. A penas era el primer día y era un desastre.

Yo shippeaba fuerte a Damia y Tim, pero desde que supe que él la rechazo, que parece no haber ninguna oportunidad entre ellos, pues... mi corazón se marchito como en invierno marchitan las hojas. POR QUE ME HACES ESTO, EMILIA!? Mi pobre Damia sufriendo por este que ni puedo odiarlo porque es sexy y encantador. Te pasas  

*bajando dos desniveles porque todavia queda por leer*


—Pero pensé que era en casa de Blake que los tres...
—Sí, bueno, ahora mismo tenemos una guerra fría —Van frunció los labios y sus ojos oscuros adquirieron un brillo peligroso—. No tan fría pero bueno, el punto es, yo te haré la entrevista. ¿Puedes el miércoles a las 3?

Ese Van siempre siendo tan dramático Guerra fría...él la empezó y encima se ofende. Lo amo  
Ya quiero ver que onda con la banda! Con Damia adentro la banda explotaraaa    

—No lo creo, Kali —Van fue a pasarle un brazo por los hombros, pero Kalea lo bloqueó.
—¡No me toques, no quiero tu sarna!
—¿Cómo? La sarna la tienes tú, idiota-

JAJAJA ame esa pelea. Creo que voy a inspirarme mas con ellos en el futuro, son muy graciosos. Incluso toda la clase acostumbrados a que estos dos se pongan de peleones, yo andaria así   esperando ver a que terminen de jalarse el cabello  

—¡Auxilio!

Cody empezó a chillar, soltó el bolso y comenzó a correr —así que Kalea lo persiguó cuadras abajo. Cuando las balas se acabaron, le lanzó un par de huevos que acabaron justo en su cabello que alguna vez había estado limpio.


     


Casi me muero imaginandome toda la secuencia     el susto de muerte que se habrá llevado Cody, y no es lo de menos si actuo como un imbecil con la pobre de Grey. Amé a Kalea por ello, todxs queremos una Kalea así, por favor

Yo ya quiero ver el souvenir de Joe por parte de Kalea, son los mejores

—Que me enseñes lo que te dieron en Ballet la semana pasada.

Damia lo miró con la boca abierta. Porque Etzel se había negado a hablarle del ballet abiertamente desde ese incidente y porque le estaba pidiendo lecciones en medio de su trabajo. Pero la primera razón, era la primordial. Parpadeó varias veces y lo miró con los ojos entrecerrados, esperando que le dijera que era un chiste.

A ver, Emilia. ¿QUE CHISME? ya sabes que yo no puedo vivir sin el chisme (secret no tan secret. Odio mi lado chismoso   ) pero sé muy bien que algo paso para que dejara de bailar asi tan de repente. ¿QUE PASO? No sé porque pero mis sensores me dicen "VIENE EL DRAMA, CANDELA" así que no me aguanto    

Tim soltó una risotada y Damia decidió empezar a grabarlos, antes de que llegara el profesor. Los demás estudiantes estaban divididos en dos: ignorándolos, acostumbrados a sus ocurrencias —o disfrutando del show.

Amo el grupo que hicimos con nuestros personajes y los de Kate me llenan de amor y de sonrisas cada vez que leo de ellos, y realmente espero leerlos mas en el futuro. Es mas, voy anotar en escribir algo especial para ellos

—Que yo no tenía la culpa de que su vida fuera una horrible serie sin ningún tipo de entretenimiento —tomó aire con exageración y habló a toda velocidad—, y que me dejara en paz porque iba a jugar con notas aceptables o no, como siempre.

Esa Kalea la amo, pero tiene razon. Relaja la raja amigo, que con que juegue bien y se esfuerce esta bien. No entiendo porque quieren obligarla a ser la capitana si no quiere, deberian no exigirle tanto.

Ahora que lei nuevamente sobre ellos, empece a shippear a Kalea y Tim... Ay dios, Emilia, me vas a tener shippeando a los 4 entre ellos. Vas  a hacer que mi cabeza explote y partes de mis sesos cobraran vida para llegar hasta ti   bueno, no tan así pero ya entendiste (?

—Ya veo —musitó—, voy a tomar eso como un no.
—¡Estoy trabajando en eso! —Damia se giró a él con rapidez, casi golpeándolo con su larga cola.

Me gusta Etzel porque se da cuenta de muchas cosas y es muy frontal. Por otra parte, tenemos a Damia que sigue sintiendo algo por Tim y, mierda, realmente comienzo a molestarme porque Tim no le haga caso. Es una gran chica, ¿que mas espera? Pues ya, a olvidarlo. Nada mejor que unirse a un club de corazones solitarios en busca de una revolucion femenina  

—No estoy de parte de nadie, pero Grullón me mandó a buscarte —le dio un empujón en dirección al despacho del entrenador—, y dijo que tratarías de escapar.

Que onda ese entrenador que hasta la mando a secuestrar y el pobre de Ronald solo riendose porque no puede contra dos testarudos.

—¡Roland, ven acá ahora mismo! —chilló, escuchándose por todo el parqueo.
—¡Nos vemos el lunes! —el pelinegro agitó la mano, casi en la acera— ¡Les sigo contando luego!
—¡No vas a escapar! —Kalea comenzó a correr hacia él, toda una tormenta— ¿Cómo se te ocurre hacerme eso? ¿De qué lado estás? ¡DEJA DE CORRER!
—¡Aléjate, aléjate!

Roland no podía evitar reírse, así como Kalea no podía evitar gritarle barbaridades. Corrieron por el parqueo como si no acabaran de hacer ejercicio, mientras Tim y Etzel trataban de entender qué estaba pasando. Aunque Etzel ya había empezado a grabarlo todo en instagram con una sonrisa de oreja a oreja.

CORRE RONALD, CORRE. Y NO DEJES DE GRABAR ETZEL me mori con la escena, los ame

—Sí, bienvenida, soy Penny —la chica de la sonrisa grande le estrechó la mano—. Toma asiento, y vamos a comenzar.

Damia sonrió momentáneamente y se giró para buscar un espacio libre. Pero se quedó boquiabierta, cuando se percató de Annie, Grey y Maxie al otro lado de la mesa oscura.

—¡Damia! —exclamó Max, dándole un codazo a Grey.

SIIII POR FIN! ya en el club, quiero que estas niñas puedan tener una vida en paz, fuera de hombres malditos y corazones rotos. QUEREMOS PODER FEMENINO! Y nada mejor que este club Estoy ansiosa porque la nc transcurra mas rapido, para ya ir armando eventos en el club  

Emilia, siento haber tardado en comentar y, como siempre, que mis comentarios no lleguen a la altura de tus capitulos :( pero sabes que me encantan como escribes y la manera en que abordas la trama. Damia me parece un terron de azucar y Kalea toda una loca, Etzel me encanta al igual que Tim. Ellos cuatro me recuerdan a Un sueño de una noche de verano, así que voy a estar atenta a este cuarteto amoroso Te adoro mi chiquii
Stark.


Ver perfil de usuario
----
----

Volver arriba Ir abajo

Re: The Lonely Hearts Club.

Mensaje por Stark. el Mar 01 Ene 2019, 9:04 pm

Quien seguia?
Stark.


Ver perfil de usuario
----
----

Volver arriba Ir abajo

Re: The Lonely Hearts Club.

Mensaje por Ritza. el Vie 04 Ene 2019, 6:23 pm


CANDEEEE

CANDE, AQUI ESTOY, DESPUES DE CASI UN ANO. De verdad, va casi un año de que subiste. Cuando me di cuenta, me quise tirar por el balcón pero bueno, ahora voy con tu lindo comentario,poRQUE AMO TUS PERSONAJES, MUJER

—¿Y yo por qué tengo que ir? —refunfuño Joe Stone.
Max la observo desde el espejo que traiga varios vestidos en la mano y todos de diferentes colores.
—Tía Marge dijo que no haría más galletas con chipas de chocolate si no ibas.
—¡Amenazarme con eso! ¡A mí! —exclamo ofendida y se cruzó de brazos—Encima que me hacen engordar.
—Por favor, tu no engordas —replico Jack Stone entrando a la habitación de Max—Al menos no tanto.
—La bendecida fue Maxie, no yo.

No sé si te lo llegué a comentar pero me parecen geniales las hermanas Stone, que las hayas creado y no se son TAN LINDAS y únicas y peculiares y me encantan

Amé la introducción que les diste, encima su relación, no sé, ¡LAS ADORO! Lo único que detesto es la tonta autoestima de Max, pero ¿qué se le puede hacer? No puedo meterme a la colectiva y darle unas cuantas tundas

—¡Casi me da en el ojo, tarado!
—Eres un asno.
—Es la culpa de Maxine que nunca cierra sus cortinas.
Blake encarno una ceja y volteo a mirarlo una vez más, fulminante.
—¿Has visto a Max desvestirse?
—¿Solo desvestirse? Por favor, he visto a Max desnuda más veces que— ¡No! ¡No lances a mi nena, es mi guitarra preferida! ¡No te aguantas pero ni una broma, hombre! ¿Por qué te crees que tengo las cortinas siempre cerradas?
—Lo repito: eres un asno.

AJAJAJAJAJAJJAJAJ otra cosa que amé fue la dinámica entre los chicos, me dieron mucha risa Y a mi nadie me puede decir que Blake no se puso celoso ni se enojo con la posibilidad de que Van haya visto a Max desvestirse YO LO SÉ

—Claro que es necesario —replico él de malhumor y suspiro, llevándose las manos a la cadera —Nunca va a pasar algo entre nosotros, Max. Nunca. Así que olvídate de cualquier estupidez que tengas en la cabeza.
La garganta de la chica se cerró y trato de reprimir las lágrimas.
—Yo…
—No sé qué diablos pensaste al hacer esto, pero estas arruinando nuestra amistad —acuso como si la acusara de asesinar a alguien —Ahora olvídate de todo esto, ¿de acuerdo?

Siempre he pensado que las personas que se confiesan tienen un gran valor. Porque yo…ni loca. Es que tendría que estar muy PERO MUY fuera de mis cabales para hacer eso nunca pasaría

ME DIO CORAJE CON MAX, Y PENA, NO. O SEA, sé que en la vida uno tiene que pasar por el rechazo para llegar al éxito pERO NO CUANDO ES OBVIO (o cuando hay muchas posibilidades), de que Blake sienta lo mismo por ella. ¿QUÉ LE PASA? es demasiado irritante.

—No vas a terminar conmigo —dijo demandante y fulminándola con la mirada—No vas a dejarme como un idiota.
—Eso es lo que eres: un idiota, un cerdo despreciable y me da arcadas el solo tener que verte —agito el brazo tratando de soltarse, pero fue en vano —¡Suéltame, Matt, o voy a golpearte!
—¿Quién diablos te crees que eres? ¿Crees que por ser linda puedes hacer lo que quieras?
—¡No! ¡No por ser linda, sino por ser alguien con decisión propia, y mi decisión es no volver a verte la cara, pedazo de mierda!

AAAAAA PERO QUE HIJO DE PUTTT
¿Por qué los hombres son tan idiotas? ¿Por qué no entienden cuando un no significa no? Dios mío, es tan idiota. No puedo creerlo

TODOS ESTOS CHICOS TIENEN HISTORIA JUNTOS. ES DEMASIADO DRAMA DEMASIADO PRONTO PARA MI. CANDE TE PASAS.

—He vuelto y pienso quedarme, Jackie.
—¿Y a mí qué?
—Volví por ti —admitió sincero.
Jack sonrió cínicamente y meneo la cabeza.
—Aquí no encontraras nada, Hounter.
—Por supuesto que no, ya lo he encontrado hacía tiempo, mi amor.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

¿QUE ES ESO? ¿QUEEEEEE ES ESOOO?
Puedes irte por donde viniste, hijo de la caca

—Voy a volverme loco contigo, nena. No te quiero con nadie más…
—Van, por favor…
—Estoy hablando enserio, Joe—le acaricio la mejilla e intento acercarse aún más.
—No, basta.

(…)

—Te dije que te vayas —regaño él suavemente, aun consolándola.
—¿Y alguna vez te hice caso?
Van sonrió sin sincero antes de besarla, la primera vez después de casi cinco años.
Y vaya que había extrañado hacerlo.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

No entiendo. Son muy tóxicos. Pensé que habían terminado y aun no entiendo todo por qué pero Van es un putibiris y Joe cayó directamente a él otra vez.

Aqui fue que paré de escribir el comentario y más nunca continué. Quiero que sepas que ha sido por pura vagancia porque soy una mala persona :c Y que debido a la larga lista de comentarios que debo, voy a tratar de resumir mis feels lo más posible


Parecía que en cualquier momento Max se echaría a correr por cualquier dirección lejos de él, pero en su inútil intento las piernas no le reaccionaron. Apenas y si volteo en su dirección con la cabeza hacia abajo, el solo cruzar por un segundo la mirada entre ambos logro que el ambiente fuese aún más incómodo de lo que ya era.
—Hola.
—Ey —asintió el castaño sin más y paso de largo de ella, dejándole un rollo de bolsas negras de residuos en la mano—Vine a dejar esto y buscar mi consola.
—¿N-no vas a…?
—No.

No se, esto es lo que detesto de las amistades cuando uno de ellos quiere llegar a algo mas. Uno con la creencia de que las amistades asi son lo más fuerte que hay pero en realidad, así de frágiles son. Es lógico que se aparte pero lo que no me gusta es la forma en la que esta haciendo todo, Blake se pasa. :l Yo espero que se arrepienta mucho, MUCHISIMO.

Solo existían dos razones por las que peleaban: Maxie y Joe.

No se que decir de esto. Es que, los dos son tan imperfectos y tan jodidos como persona pero luego vienen y lo dan todo o casi todo por estas dos chicas, pERO AUN SIENDO IMPERFECTOS COMO ELLOS SOLO PUEDEN. Y no se, eso me encanta de tus personajes Candela. No se sienten como muñecos de porcelana, son tan… akfhakdjakda no se no se, pero los amo

Esa escena en la que están en la habitación de Van y que Blake impide que Max entre…YO SE QUE LA ADORAS, BLAKE, ¿POR QUE ERES UN IDIOTA?

Pero bueno…

Ame la escena entre Van, Dan y Blake FUE LO MEJOR AJAJAJAJAJ, es que, Dan todo paciente y pillo contando todo, y luegoo cuando Van se fue encima de Blake por haberle roto el corazón a Maxie que es un idiota perro mujeriego pero también tiene un corazón de oro, ¿por qué me haces esto?

—Santos cielos, Maxie, cambia de canción. Llevas escuchándolas dos horas.
Pero Max no reacciono, seguía tan triste mirando hacia el techo, tan sumida en sus pensamientos y penas que casi no le prestó atención. Joe se cruzó de brazos y evaluó a su hermana menor, era claro que algo no iba bien, ¿pero qué?

Maxie en esta escena me recordó a Lilo cuando estaba tirada en. El suelo escuchando a Elvis a todo volumen AAJAJAJAJAJA
Lo siento, que no me quiero burlar de que esté pasando por ese momento pero es que, lo dramático se le da de lo mejor, viste. Ahora, poniéndome seria, DETESTO TANTO que esté así por Blake y que esté empezando a pensar que de verdad no vale la pena. CUANDO NO ES ASI, ERES UN TESORO DE PERSONA ningún ser vivo debería tener la capacidad para hacerte sentir inferior contigo misma mujer!!

Lo bueno es que sus hermanas intentan apoyarla como personas normales y luego vive este idiota:

—¡Ey! ¿Qué te pasa?
—No puedo soportar ser ignorado, daña mi existencia —dramatizo y le extendió la mano para ayudarla a incorporar—Solo come.

¿Ves? Lo amo. Es idiota pero se hace amar, te culpo a ti. No sé si yo le seguiría hablando a alguien que le fue infiel a mi hermana. Pero bueno, eso depende de muchos factores

Pero bueno, ahí tenia que venir Van a decirlo todo sin pelos en la lengua. Porque es que, QUÉ COJONES XD pero bueno, es mejor enfrentar las cosas sin endulzar

Menos como Van empezó a decir que ella no es una “chica”. Es muy estúpido, MUY MUY ESTUPIDO. Max es Max, Joe es Joe, se me olvido la otra pero tu me entiendes. Que una se vista y actúe de una forma x no las hace mas o menos, y de ningún modo debe cambiar para otra persona.Solo por ella misma y si ella quiere

Jueves en la mañana, Max tuvo que soportar las lágrimas con fuerza cuando Blake paso a su lado sin siquiera mirarla y se sentó al fondo del aula. Peor aún fue cuando Grey le pregunto qué era lo que había sucedido entre ellos y no supo que responder.

Blake, que te den
Pero bueno, la angustia de Max me estresa, es que no quiero que pase por esto mi niña. Si, ella debe aprender de la vida y a mandar la mierda la opinion de las personas pERO QUE NO SE SIENTA ASI DE MAL, ES INJUSTICIA TE DIGO

Igual si alguien sabe de amores no correspondidos es Damia y espero que ambas se ayuden mutuamente a superar sus cosas aunque no se que es peor, que uno siga actuando como que nada paso (Tim) o que actúe como si le causó la traición más grande del universo (Blake).



—Éramos unos críos, Joe. Si, fui un gilipollas contigo y la cague. Lo siento y lo sentí todos estos años —dijo con sinceridad, notando que los ojos de Joe se iluminaban—Pero sabes bien que nunca deje de quererte.
—Van…
—Solo dame una oportunidad, Joe. No voy a cagarla.
—Esto es estúpido, yo…
—Joe, por favor.

No me gusta para nada la relación entre Joe y Van. no sé, siento que mutuamente se hacen daño, aunque lo vean solo a ratos.

NO LE CREAS JOSEPHINE, TU PUEDES MAS QUE ESO, TU SABES, NO, SE FUERTE

Encima el idiota sabe cómo hablar. El que juega con fuego termina quemándose, solo voy a decir eso

—Has estado muy pensativa.
Jack no le contesto. Puede que fuese verdad, puede que había estado pensando en un pelinegro con ojos cafés y sonrisa coqueta toda esa semana porque su regreso realmente le afecto más de lo que pensó. ¿Y cómo no? Todavía podía recordar tocar la trompeta desde su balcón y Dan acompañándola con el saxo. Estuvieron juntos en la secundaria en una banda de jazz, convirtiéndose en un equipo.
—Y tú estás muy imaginativo.

Ya me acordé del nombre. Era Jackie, si, no me culpes porque tu pones nombres muy parecidos y me confundo pero bueno, ahora vamos con esta parejucha

QUE TE DIGO CANDELA, ME MATAS CON TUS TRAMAS EN ESTA COLECTIVA. Te digo que no sé, no sé que le haces para inventarte unas historias que y su madre, el drama y las interacciones entre los personas y todo es demasiado genial. Pueden pasar muchas cosas con todos y puede salir bien de una manera y bien de otra pero UNO NUNCA SABE CONTIGO, Y ESO ME FRUSTRAAAA

Que por cierto, cité esto porque me gustó mucho la amistad entre Bastian y Jackie. No sé, son diferentes pero a la vez siento que son esta onda de amigos que va tan genial cuando son equipo. No se si me estoy explicando bien ???? Soy un desastre perdona

—¡Espera! —Dan volvió a entrometerse en su camino, sin dejar que diera un solo paso —Creo que no nos has presentado.
—Bastian Longaster —extendió la mano el chico con una sonrisa amable—Yo soy un ami—...
—Mi novio —interrumpió Jack de repente, sintiendo la mirada incrédula de Bastian sobre ella.
—¿Tu novio? Él no parece muy seguro.
—Yo...
—Lo es. ¿Cierto, Bas?
Su amigo la miro sin saber que decir, no fue hasta que los ojos de Jack se abrieron en grande y le transmitieron la futura golpiza en manos de la teakwondista si se negaba.
—Sí, cierto —asintió con la cabeza, aun curioso por todo lo que estaba sucediendo.
—Un placer —solo en ese entonces Dan tomo su mano, apretándola con más fuerza. Bastian, lejos de enojarse, embozo una sonrisa divertida, molestando aún más al pelinegro—Soy Dante Hounter.
—Lo mismo—se soltó del agarre y agito su mano para alivianar el dolor —¿Conoces a mi Jay buby hace mucho?
¿Jay buby?

Como aqui, que le siguió la onda sin saber en qué se estaba metiendo. AJAJAJAJAJA JAY BUBY, MORÍ CON EL APODO. ADIOS JACKIE, AHORA ERES JAY BUBY. BASTIAN, ERES UN GENIO

Me encantan “tu agresividad también afecta a tu gastritis” es divertido

—No creo que eso sea de tu incumbencia.
—La hiciste llorar.
Vacilo por un momento, pero no dejo ver lo afectado que se sintió al saberlo cuando ella lo dijo. Sin embargo, Joe lo conocía como la palma de su mano y sabía perfectamente que significaba ese pequeño titubeo. No por nada habían sido mejores amigos tantos años. Con Blake, los silencios se comprendían mejor que las palabras.
—Es lo mejor.

Esto es lo que amo mucho de tus tramas. O SEA, tienes a Blake y a Van que no pueden ser mas disparejos como mejores amigos del alma. Y lo mismo con Joe y Blake; y con Van y Maxie. Y no se, es todo tan ligado y tienen lazos tan profundos que me da miedo que todo este asunto del amor estalle y ninguno se quiera ver la cara al final muack aunque yo se que no eres tan mala (eso espero), que si no, voy a hacer una revolución

Ahora, ¿COMO QUE LE GUSTA MAX? SI LE GUSTA, ¿PARA QUÉ LA RECHAZÓ? ¿QUÉ COMES QUE TU CEREBRO FUNCIONA TAN POCO, BLAKE?

En verdad, no existía un día donde no la pasara bien con ella, era fácil y rápida de entender, jamás hacia escándalo por nada y tenían los mismos gustos. Maxine era la única persona que lo comprendía, y realmente esperaba que esta vez también lo hiciera, por más egoísta que fuese.

Esto me dio en el kokoro. Incluso casi me hizo olvidar lo que le hizo sentir a Max… pero igual que tambien lo hizo porque, a su forma, el quiere “salvar” la amistad. AY NO SÉ CANDE TODO ES MUY CONFUSO

—¿Entonces, Grey te envió un mensaje con que iban a ir a un club y ya?
—Sip.
—Que locura. ¿Que será?
—Es un club donde te centras más en pasar la preparatoria sin salir con chicos y disfrutar de tus amigas —contesto Jack con serenidad, obteniendo la atención de sus hermanas.
—¿No se puede salir con chicos?—inquirió Joe horrorizada—¿Qué tipo de castigo es ese?
—¿Enserio?

Se lo dije a Kate y lo vuelvo a repetir, que me habría encantado un montón tener un club así cuando estaba en el colegio. porque hacer locuras con las chicas habría sido tan GENIAL. Es decir, hacíamos locuras de por sí pero no eran como estar en un club así de oficial y no sé… pero eso, que me encanta mucho


AJAJAJAJAJA Joe toda en contra del club y Jackie apoyándola. Es que esta estupendo, no es que “no se puede salir con chicos”, pero es que una aprenda amarse y a poner sus amistades por encima de un tonto chico que solo quiere tocarte el trasero o las boobies y listo

—Decidí una cosa —Max se puso seria, llenando de curiosidad a su amiga—Si los chicos no me ven como una chica, ¿por qué yo verlos de la misma manera? Digo, no es como si realmente hubiera algo especial en salir a citas. Yo ya soy especial de por sí.
—¡Esa es la actitud, Maxie!

DE ESTO HABLO, PODER FEMENINO. QUE VIVAN LAS MUEJREEESSS en serio, que las chicas a esa edad se preocupan mas por dos bolas sin suficiente masa es demasiado, lo que tienen que hacer es disfrutar su vida y si aparece un chico genial, pues bien, pero no desvivirse por esa clase de cosas. Igual con los chicos, aunque este no es el punto porque no es la mayoría (?

Un cambio repentino de humor en Maxie y Blake ya intuía que lo que estaba sucediendo no iba a gustarle nada.

Me encantó como lo saludó, Max dando un primer gran paso para la población femenina. Que le haga ver que no lo vale tanto y si el quiere ignorar su amistad por sus sentimientos (que ella no escogió), pues que le sepa muy a mierda. ME ENCANTA

—Por favor, no me regañes —resoplo Joe a la defensiva —Es tu culpa, tú me dejaste sola con él y por ende, que me sedujera.

Lo siento pero Joe necesita más el club que Max, tenia que decirlo (? Esta delirante la chica, primero que cree que no salir con chicos (idiotas) le va a perjudicar y encima esta volviéndose loca tan rápido por un imbécil que le fue infiel. Ya sé que dije que me cae bien pERO TAMPOCO hay que ignorar su lado malo.

—¡¿Es verdad o no?!
El silencio en Van lo confirmo. Ni siquiera necesito escuchar sus palabras para que sus ojos se llenaran de lágrimas.
—Lo siento, nena. Soy un imbécil.
Su mano directamente fue hacia su mejilla y la cara de Van a un costado de la cachetada que le propino.
—Soy una estúpida —sollozo quitándose con brusquedad las lágrimas que caían por sus mejillas, pero parecía en vano cuando estas seguían cayendo —¿Cómo puede volver a confiar en ti?
—Nosotros no estábamos saliendo oficialmente, por lo tanto... no te fui infiel.

¿PERO QUE LE PASA? ¿DE VERDAD DIJO ESO? ¿ES…EN SERIO?


NO, ES QUE LARGO, LARGO A LA MISERIA DE LA VIDA ETERNA, VAN. NO LO PUEDO CREER.

ENCIMA LA PELEA QUE SE ARMÓ AL FINAL. LA VERDAD ES QUE, NO, NONONONON
No me lo esperé, incluso ahora que estoy releyendo el capitulo como por tercera o cuarta vez, amé mucho la intensidad de ese momento. Es que te pasaste Candela. Todos se quieren tanto y tiene sus puntos débiles pero dan todo por sus amados y YO NO SEEEEE

Sin embargo, la pelicorto le dio una pequeña sonrisa antes de frotarle la espalda.
—No te preocupes, Joe. La venganza será perfecta.
Solo meneo la cabeza.
—No quiero vengarme.
—¿Estas segura? Porque hay algunos chicos del gimnasio que les gustaría entrenar un nuevo saco de arena —replico Jack llevando una galleta a la boca para morderla.
—Yo... —suspiro, sin poder encontrar las palabras correctas—En verdad... ya no quiero pasar por esto de nuevo. Estoy cansada.
—¿A qué te refieres con esto?
—Esto. Los chicos tomándome como una idiota, yo siendo una idiota y ustedes tratando de hacerme sentir menos idiota. ¿Por qué siempre caigo?
—Porque eres una tonta romántica que sigue llorando cada vez que ve el Titanic.
—Jack, por favor…
—Es la verdad —se encogió de hombros, terminando finalmente la galleta y limpiándose las comisuras de los (…)

Yo no se si te lo dije pero aprovecho para decirlo otra vez, porque AMO MUCHISIMO A LAS HERMANAS STONE, ¿OK? Son tan diferentes pero todas se apoyan y se complementan y se aman y son honestas y no se no se, aunque no estén de acuerdo como hacen las cosas, de todas formas son un equipo de tres y amo la trama que te montaste con ellas, de verdad.

Ya quiero ver que va a seguir con tus personajes y sus historias en esta colectiva mujer. Tienes un talento que me atrapa en tus historias y es demasiado, amo mucho todas tus tramas y los plot twists que das Perdona otra vez por haber tardado un siglo en comentarte, porque te mereces un testamento
Ritza.


Ver perfil de usuario http://www.wattpad.com/user/EmsDepper
-----
-----

Volver arriba Ir abajo

Re: The Lonely Hearts Club.

Mensaje por Ritza. el Vie 04 Ene 2019, 6:25 pm

seguia Lau pero...ya no está
Ritza.


Ver perfil de usuario http://www.wattpad.com/user/EmsDepper
-----
-----

Volver arriba Ir abajo

Re: The Lonely Hearts Club.

Mensaje por hypatia. el Dom 06 Ene 2019, 4:24 am

Hola beshas Que se me olvidó avisar bc Dory siempre, que Milu (kane) se ha incorporado a la nc y tomará el turno de Lau Ya anda escribiendo su capítulo:hearteyes:
Pd: Bienvenido Margarito.
hypatia.


Ver perfil de usuario
----
----

Volver arriba Ir abajo

Re: The Lonely Hearts Club.

Mensaje por Stark. el Dom 06 Ene 2019, 12:57 pm

Holiss! Bienvenida Milu
Stark.


Ver perfil de usuario
----
----

Volver arriba Ir abajo

Re: The Lonely Hearts Club.

Mensaje por Ritza. el Dom 06 Ene 2019, 1:15 pm

Bienvenidaaaa Miluuuu   
Ritza.


Ver perfil de usuario http://www.wattpad.com/user/EmsDepper
-----
-----

Volver arriba Ir abajo

Re: The Lonely Hearts Club.

Mensaje por kane. el Dom 06 Ene 2019, 3:08 pm

Holi chicas ! Muchas gracias por la bienvenida   siempre es lindo volver a una nc   en estos días subiré capi 
kane.


Ver perfil de usuario
------
------

Volver arriba Ir abajo

Re: The Lonely Hearts Club.

Mensaje por Stark. el Dom 06 Ene 2019, 6:53 pm

Te esperamos ansiosas, Milu
Stark.


Ver perfil de usuario
----
----

Volver arriba Ir abajo

Re: The Lonely Hearts Club.

Mensaje por kane. el Miér 09 Ene 2019, 11:05 pm

CAPÍTULO 004.
LAIA LIGEA, DECLAN SPROUSE, SIENNA LEVIS, TEO CALVATI || ESCRITO POR: KANE.



Renunciar nunca había estado dentro de sus creencias, hasta ese entonces. Laia Ligea sabía que el caos que se había producido no había sido su culpa. Sin embargo, entre los principios básicos que manejaba y los miedos que se acumulaban a la puerta de sus decisiones, su primer impulso fue recoger los trozos machacados de su corazón roto, unirlos con banditas y rescatar a la persona causante de todo aquello. 

Al comienzo, creyó que podía solucionarlo. Su mejor amigo volvería, todo quedaría en el pasado y el amor que se tenían sería más fuerte que todas aquellas decisiones que él estaba tomando en su beneficio. Se convenció de que, con los ecos de un amor que ya no tenía mañana, podría volver a su vida. Pero nada de ello sucedió.
 
Laia volvió cada vez que lo creyó necesario, dejando caer bandita tras bandita, pieza por pieza de su corazón para recuperarlo, dispuesta a dejar en el olvido el caos que le había revuelto hasta el cabello. Pero él ya no la amaba. 

Y para su corazón ya era tarde, había perdido una parte de sí misma que sabía nunca recuperaría. 

Los cambios en su vida se avecinaron abruptamente. Comenzó la universidad, dejó su hogar atrás e inevitablemente no volvió a verlo. 

Una mañana como cualquier otra, Laia recorrió los pasillos de la Universidad como patinadora. Había despertado de buen humor aquél día y creía que nada podía arruinarlo, ni siquiera la hora extra de Informática que el profesor le había asignado cuando corrigió sus desastrosos trabajos. 

- Asique ahora te dedicas al patinaje, Princesa del hielo – guiñó un ojo su mejor amiga, haciendo referencia a la película adolescente. 

- Al menos así sacaría un sobresaliente en mi clase de Física, ¿no lo crees? 

- Como si lo necesitaras – refutó haciendo a un costado los mechones rubios que caían sobre su frente – Hablando de eso…

- Otra vez necesitas ayuda, ¿no es así?

- Oye, oye, que no todos somos superdotados – la apuntó con el índice mientras fruncía el ceño y hacía girar las telas caleidoscópicas de su falda acampanada. 

Sienna Levis era tan creativa como nula en la ciencia. Su gran talento era el diseño y la física su mayor terror. Eran tan opuestas, que la atracción era sumamente fuerte. En tan solo meses de amistad, se habían vuelto prácticamente inseparables. Convivir con Sienna había sido todo un problema, llegar a desafiar su espíritu indomable, aún más. Su mejor amiga era una mancha de pintura vibrante sobre un lienzo puro, dos extremos de una soga, ambos polos, tan cambiante que ni el más talentoso de los camaleones podría descubrir el secreto de su camuflaje. Sin embargo, conectar con ella había sido de lo más fácil, sin entenderlo, eran las dos caras de una misma moneda, cada una la mitad de una persona.

Negar que la susodicha se había convertido en familia en tan poco tiempo era negarse a sí misma la verdad. Se habían encontrado en el momento exacto – según ella había sido una especie de destino que las conectaba -, Laia con el amor como enemigo mortal y un par de heridas que aún no cicatrizaban, y Sienna solitaria y libre, había encontrado un hogar por primera vez. 

- De todas formas – continuó Sienna con su tono cantarín -, solo te busqué para recordarte que esta tarde iremos a la feria y no existe no que sepa aceptar ¿entendido?

- ¿Por qué me haces esto? – gruñó golpeándose con el lomo del tomo I de Física en la frente – sabes que odio las ferias – respondió con un mohín. 

- Vamos Lai, habrá un puesto de artículos de pintura, ¡Y escuché que tienen piedras de humor! – Exclamó la rubia con emoción. Lo extravagante le hacía justicia. – Además, he visto contigo "El hombre que conocía el infinito" ya más de diez veces, me debes el favor – continuó acusándola.  

- ¡Pero es mi película favorita! Y no es un favor, yo me fumo todos los inciensos que prendes en las habitaciones, las huellas de pintura que dejas en el parqué, las sesiones de reiki, las de yoga…

- Vendrás y punto, ¿lo sabes? – sonrió suavizando su expresión. 

- Me harás los dibujos para los apuntes de Física – terció la morocha. 

- Trato hecho. 

Y con un apretón de manos, se selló lo que sería el comienzo de unos cuantos dolores de cabeza, sin contar los del corazón. 

Laia colocó sus audífonos y reprodujo la primera canción. Highway to hell sonó y no le pareció más conveniente. Había llegado unos cuantos minutos más temprano a la clase de Informática con la esperanza de que bajase la inspiración divina de Mark Zuckerberg y los ángeles cantaran y un montón de chorradas más con tal de que pudiera entender la mitad de su tarea. 

- ¿Enrollada Ligea?

Unos ojos brillantes la observaron con atención, asomándose detrás del monitor. 

- Para nada Calvati – respondió ensimismada en la lista de pasos que había anotado en el cuadernillo. ¿Iba por el quinto? ¿el cuarto? Ya ni tenía idea de qué debía teclear. 

- Deje que le ayude Princesa Leia – bromeó su mejor amigo con el apodo que meses atrás le había dado luego de una extensa maratón de Star Wars. 

- Ya te he dicho que no, Teo, debo aprender sola. Además, ya has intentado millones de veces y sabes que soy un caso perdido – se recostó con un suspiró en la silla de la sala de informática, aquella que le dejaba dolores en el huesito dulce tarde tras tarde. 

Teo Calvati era su mano derecha dentro de la facultad de ciencias exactas. Había sido el único hombre que había podido entrar en su vida luego de su nuevo comienzo en Nueva York. Era más que su confidente, con Teo podía pasar horas hablando de los misterios del universo sin aburrirse, pasear por los parques de la ciudad por las noches y escuchar música. Definía a Teo como su cable a tierra, y él le correspondía en el sentimiento. 

- Ya te irá bien Lai, un par de códigos y ediciones no pueden derrotar a una princesa, ¿no? 

- Cierto – guiñó el ojo y siguió su tarea derrotada. 

- ¿Sabes que te haría más feliz? – preguntó el pelinegro con una sonrisa de autosuficiencia en el rostro. La conocía tan bien. - ¿dulces? – se respondió agitando la bolsita de golosinas frente al monitor brillante. 

- ¡Oh por dios!  pero si es ambrosía – exclamó con ironía mientras tomaba con emoción los dulces y abrazaba a Teo – te amo, te amo, te amo muchísimo Teo. 

- Ya Lai – le correspondió el abrazo encantado -. Suerte y que no te coma el teclado. 

Teo se despidió con una cálida sonrisa y un beso en la coronilla de Laia. Algún día podría domar esas teclas. Pero hoy no era tal día.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


No lo podía creer. Se había dejado arrastrar aquella tarde lluviosa a través de las calles atestadas de autos y peatones ruidosos y acelerados. A Laia nunca le habían agradado las grandes ciudades, evitaba las horas pico y los días lluviosos por tal motivo. La combinación resultaba en un hormiguero de personas de malhumor que gruñía a cada quien se cruzaba en su camino, y no le atraía para nada. 

Sin embargo, con el cabello crispado y unas gotitas cayéndole por el cuello, se abrió paso entre la gente siguiéndole el rastro a Sienna, quien más que emocionada recorría saltarina las tiendas coloridas de la feria a las afueras de Nueva York. 

- ¡Wow! ¡Laia, ven aquí! – Exclamó su amiga, enfundada en un vestido de encaje blanco y un sombrero de paja – Mira al hombre, eh, ¿tienes algo para decir en contra de su talento?

Sienna sabía, por experiencia, que todo lo que parecía magia, para Laia siempre tenía una explicación. Y a ella le encantaba sacarla de sus casillas preguntando por ello. 

Un señor entrado en años con la piel curtida y unos tatuajes añejos y desgastados se hallaba a los pies de una cama de clavos con el torso desnudo y los brazos extendidos demostrando su valentía. 

- Vamos Sienna, creí que te había enseñado bien. Al fin y al cabo, eres mi discípula – bromeó Lai antes de pinchar la burbuja en la que se sumergía su compañera. 

- ¡Adelante Grinch de la ciencia, arruina mis sueños! – exageró llevando su puño al corazón. 

- Vale – suspiró –, la presión que hace el hombre sobre la camilla de clavos es igual a la fuerza sobre la superficie, cuanta más superficie disponga, es decir, cuanto más de su cuerpo apoye sobre los clavos, menos presión hará sobre los mismos – explicó con orgullo. Si había algo que a Laia le encantaba era dar clases, y Sienna había sido su alumna fallida desde el minuto cero. 

- No entendí un pepino, pero fue interesante – elevó los hombros indignada mientras se acercaba a la multitud que rodeaba al hombre del espectáculo - ¡Farsante! ¡Mi amiga física te acaba de dejar en pañales! 

- ¡Sienna! – Exclamó Lai con los ojos desorbitados mientras su mejor amiga continuaba gritándole al hombre. Salir con ella siempre terminaba en vergüenza.  

- ¡Métete los clavos por el culo! 

La multitud comenzó a esparcirse en busca de la muchacha agresiva enfundada en sombrero de paja. Al hombre de los clavos se le había sumado un adolescente con antorchas prendidas fuego. Y eso solo significaba una cosa: huir. 

- ¡Corre! 

Laia tomó a Sienna de la muñeca y comenzaron a correr a toda prisa. En un principio la artista se resistió hasta que vio las bolas de fuego en su búsqueda y huyó como alma que lleva el diablo. Corrieron entre polleras acampanadas y vendedores ambulantes, esquivando a toda prisa las pelucas de rastas que impedían ver el camino a la salida. Era, por lejos, la feria más excitante que recorrerían en sus vidas. 

Como si fuera poco, los materiales de Sienna comenzaron a romper las bolsas de tela a medida que se abrían paso a la salida. La preciosa piedra de humor que pendía de un débil hilo cayó de su cuello y se perdió entre una multitud de piernas. 

- ¡El collar! – gritó Sienna deteniéndose. 

- ¿Nos persigue Lava boy y tú te detienes por un estúpido collar? ¡Vamos Sienna! – respondió Lai tirando de ella a la vez que observaba al chico de las antorchas acercándose. 

- Pero era mi piedra del humor Lai – lloriqueó. 

- Sal de aquí, yo la busco – cedió con cansancio. 

Laia se internó nuevamente entre aquella multitud de hippies que la miraban raro, tal y como estaba, sudada y con la cara como un tomate. Deshizo los últimos pasos buscando como pudo el collar. Esa estúpida piedra le cobraría la vida si el hombre de los clavos la encontraba. 

Las personas empujaban y la lluvia comenzó a molestar nuevamente. Pensaba que nada podría empeorar aquella situación. 

Y entonces, sucedió lo imposible. 

Lo vio, y sus ojos recorrieron su rostro enrojecido con precaución, como si estuviera examinando una bomba de tiempo, lo cual estaba segura que era. Había olvidado lo que era observar sus cuencas verdes, encandilantes, y sentir como un huracán se comía su interior, principalmente su corazón. 

Después de tantos meses, estaba allí y entre sus dedos sostenía el collar de Sienna. 

No pudo pensar. Dio media vuelta y huyó. 

Lamentablemente, no podía huir para siempre, y el tiempo solo se lo diría. 

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Sienna había crecido con el universo como su hogar. Siempre había tenido a su alcance un telescopio en su balcón, y cada noche, era objeto de suspiros por parte de su propietaria. La artista conocía cada constelación y, como prueba de ello, las dibujaba constantemente en su cuaderno de cuero. Había tenido talento desde pequeña, pero la pasión era aquello que motorizaba sus sentidos y daba rienda suelta a sus creaciones. 

Nunca había sentido ese tirón de añoranza y pertenencia. Ese espíritu libre que la caracterizaba la llevaba a recorrer los sinfines del mundo, sin temor. Y allí había terminado, en un sinfín bastante cliché, estudiando en Nueva York y con una compañera de cuarto escéptica y huidiza. Sin embargo, lo que nunca imaginas no ha de ser siempre malo, Laia se convirtió en un lazo irrompible y la ciudad de los sueños estaba por darle el amor más leal de su vida. 

- ¡Laia! Por Buda, estaba a punto de llamar a emergencias, pensé que te estaban practicando acupuntura – tironeó del brazo de la susodicha para captar su atención, pero no obtuvo respuesta - ¿Lai?

- ¡Déjame, por favor!

Los ojos chocolates de Laia brillaban bajo las lágrimas, que caían luego a borbotones por su rostro. Hipeaba casi sin aire y miraba a su mejor amiga con una tristeza profunda. 

- Pero Lai, ¿qué te sucedió? – la miró con compasión y tomó con fragilidad los hombros de su amiga. 

- Yo, él, el collar, ¡No lo sé! Pasó todo tan rápido. 

- ¿Él quién?

- Tenemos que irnos – la morocha la tomó de la mano en un subidón de energía y ambas caminaron rápidamente calle abajo.

Sienna sabía que cuando algo rondaba en la mente de Lai, las cosas podían ponerse intensas y explosivas. Con respecto a ella, solo podía dejarse llevar por su amiga sin rechistar. Respetaba sus tiempos, cuando estaba decidida a hablar, lo hacía, pero era tiempo de correr al parecer. 

Desde el mismísimo momento en que dejaron la feria atrás, Sienna se había convertido, por descarte, en el adulto responsable entre ambas. Cuidar de Ligea en ese estado de zombi era un desafío, no divisaba el tránsito y empujaba a cada quien se metía en su camino, incluso un pequeño cachorro resguardándose de la lluvia sufrió las consecuencias cuando avanzó inocentemente entre ellas. Que Buda te acompañe pequeño, pensó la rubia. 

En todos aquellos meses de convivencia, la artista había reparado en la personalidad tan arraigada a la tierra que dejaba vislumbrar su compañera. Era todo mente, mucho cuerpo y cerebro, sin embargo, poco corazón. Sabía el poco afecto que podía demostrar y lo antisocial que podía volverse Lai con tan solo un mínimo disgusto, pero a pesar de haber afrontado situaciones de las más diversas – como la vez que huyeron de un grupo de drogadictos solo porque Sienna quería una aguja para coser su chaqueta – nunca había enseñado aquella cara. El dolor se había dejado entrever, finalmente, en su persona fría. 

Para Sienna, las energías lo eran todo. Vivía de los mantras, las meditaciones, el yoga, el reiki y afirmaba en otra vida haber sido sanadora, por ende, había visto todas las temporadas de Outlander y tomado anotaciones, como si se dejara la vida en ello. Pero, en ese momento, todo lo que ocurría a su alrededor le era tan ajeno como si fuese animal de otro corral. La verdad era que estaba acostumbrada a liarse con chicos, pero en la búsqueda de su libertad, había olvidado una cosa muy importante: amar. 

El cielo no paraba de tronar y las luces de la calle se confundían con las del cielo amenazador. Parecía que aquél día, todos los dioses de las tormentas se habían confabulado con el humor de su mejor amiga, hasta los más bellos pájaros habían huido a sus nidos a protegerse de la lluvia. 

Luego de minutos corriendo, y ya sintiendo los pulmones arder, ambas decidieron parar bajo el follaje de un árbol que cubría eficazmente las primeras baldosas de un pequeño puente en un parque, a esas horas solitario. 

Sienna recogió las telas blanquecinas de su vestido de encaje que pesaban horrores gracias a la lluvia. Se sentaron con pesadumbre, aun resoplando y con las piernas colgando sobre el agua. Bajo sus pies, un pequeño arroyo se removía levemente arrastrando algunas pequeñas ramas, casi hipnótico. 

Finalmente, con un suspiro, tomó las riendas de la situación. 

- Sabes que no quiero presionarte Lai, pero me gustaría saber por qué estoy empapada a las orillas de un arroyo luego de correr kilómetros.

- Lo siento, en verdad – colocó ojos de cachorrito y dejó que volvieran a empañarse en lágrimas.
 
- Está bien, yo estoy aquí para seguirte, no juzgarte – comenzó Sienna – ¿quieres hablar?

- Es… complicado, no puedo hablar de él tan fácilmente. 

- Se trata de un muchacho, siempre es complicado - respondió poniendo los ojos en blanco para colocar una sonrisa.

Sienna le dio un leve empujoncito con el hombro, y a Laia la invadió ese calorcito de amistad que solo sentía con su mejor amiga y, en defecto, con Teo. Lai no podía parar de retorcerse los dedos y trenzarse el cabello, los fantasmas de una vida que parecía tan lejana, volvían a rodearla. 

- Lo único que puedo decirte es que nunca había sentido tanto como con él, no era el simple hecho de sentir amor, era una ráfaga de sensaciones, como si un súper poder ampliara tus capacidades sensoriales. Entonces dejaba de ser Laia la chica inteligente y sencilla, a sus ojos era simplemente Laia, sin rótulos o etiquetas. Libre… 

- Es decir, estabas súper coladísima por él – respondió la rubia bajo la mirada atenta de su amiga, no podía evitar la pena que sentía al verla enjugar sus ojos color tierra – bueno, es que esto del amor no lo engancho muy bien. 

- Para que entiendas, es como si todos los lienzos del mundo donde pudieras pintar, de repente vinieran con un dibujo preseleccionado, ya no puedes plasmar lo que quieres, sentir lo que deseas, decir lo que tienes por decir. 

- Qué horror… - aceptó verdaderamente espantada ante la idea. 

- Así me siento yo sin él – admitió con pesadumbre mientras revolvía los pies en el arroyo. 

- Pero, sabes que puedes ser esa Laia aún sin ese chico, ¿no? 

- Lo he intentado, de mil maneras, ya no sé quién más ser.

Sienna sentía que a su mejor amiga se la había tragado una de las nubes oscuras del cielo, sus ojos tristes e inanimados le quitaban ese espíritu alegre que sabía estaba en ella. Todo su cuerpo se había encogido en el borde de aquél puente, dejando pequeños rastros de Laia en aquella niña pequeña y deprimida. 

A cada palabra que musitaba, Sienna se convencía a sí misma con mayor intensidad que nunca, NUNCA se enamoraría. 

- Tienes que meditar conmigo, ya te lo he dicho – sugirió. 

- Sienna… - advirtió la morocha con una mirada enfurecida. 

- Ya, a lo que voy es que esa Laia que tú crees no existe o se ha ocultado detrás de la luz enceguecedora de alguien más, aún es visible de a ratos: cuando ríes, eres feliz, bromeas y no cumples con algún deber que solo tú te has impuesto. Tienes una vibración especial cuando eres Laia Ligea en verdad, libérate del recuerdo, no te encadenes a él. 

- No puedo desprenderme de la idea de que he sido insuficiente hasta para la persona que más me ha amado – confesó haciéndose aún más pequeña bajo la llovizna que el viejo árbol no podía detener. 

- Lai, no hay vasos llenos o vacíos en el amor, quien te ama lo ha de hacer con todo de sí y por todo lo que eres. Pero, aunque suene un trabalenguas, eres lo que crees que eres y la energía que proyectas al universo. Si te colocas en ese rincón oscuro donde pareces una pequeña niña insegura, así te verán. 

- Gracias por ese apoyo, amiga – respondió con los ánimos por el suelo. 

- No ibas a pretender que mienta y te de unas palmaditas en la espalda mientras lloras por un idiota, ¿no? – sonrió como solo ella sabía, proyectando calidez.

- De acuerdo… - rezongó sorbiendo la nariz – tienes razón. 

- No, el universo la tiene. 

- ¡Tú y el endemoniado universo!

- Somos sabios – elevó las cejas con sorna y abrazó a la morocha con ternura. 

Entonces, como una señal previamente pactada, un folleto colorido impactó contra el rostro de Sienna, haciéndola chillar de la sorpresa. 

- ¡Oh por el santo universo! ¡Mira, Laia es una maldita señal! ¡Es el destino! – gritaba con la voz ahogada y pataleando la escasa agua del arroyo. 

- ¿De qué rayos estás hablando esta vez? 

Sin necesidad de pensarlo dos veces, el título “El club de los corazones solitarios” le produjo un pequeño dolor de cabeza (si no habían sido los gritos de la rubia), y entendió entonces que sea lo que sea estuviera allá arriba, estaba enviándole un mensaje. 

- Ya está decidido, iremos al Club de los corazones solitarios – exclamó con un dejo de orden en la voz. 

- Yupi… 

Lo que ambas no sabían era que el club les haría saber cuán brillantes pueden ser nuestros corazones, aún solitarios. 

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Si había algo de lo que Declan estaba seguro, era que la vida le había jugado un par de cartas, y en todas las partidas había perdido olímpicamente. Sin embargo, en vez de luchar en contra de la marea alta, había dejado que todos aquellos juegos de azar lo ahogaran poco a poco. 

En un principio, se había tenido que acostumbrar a los destinos impredecibles, los aviones y los nuevos hogares. Con el tiempo, acostumbró a tener pocas pertenencias en su dormitorio y una valija preparada para la ocasión. Se había cerrado a sentir realmente un lugar de pertenencia, y poco a poco, el Declan verdadero fue escondiéndose en máscaras cada vez más grandes, hasta que ya no fue el mismo. 

Entonces, sucedió lo esperado, sus padres se separaron, su padre volvió a volar a otro destino por trabajo y solo quedó la pieza de una familia que antes había sido feliz. Pero de Declan no quedaban fuerzas para cambiar, y ni su nuevo hogar en Kansas o su rota familia podrían devolverlo a la vida. 

Hasta que llegó Laia. Y desde ahí todo cambió. 

- ¡Nix! ¿Puedes salir del baño? Llevo esperando una eternidad, carajo – siseó entre dientes mientras daba pequeños saltos en la puerta de la habitación. 

No llevaba ni dos días con su hermana y ya estaba pensando en cómo empaquetarla y devolverla a Kansas.

- Lo siento Dec, pero yo te advertí que necesitaba dos horas para mi belleza matutina – respondió con la voz ahogada bajo el secador de cabello. 

- Dos horas necesitarás para arreglarte la cara si no sales en este momento – amenazó – me meo, Nix. 

- Por dios, que gruñón – respondió la pelinegra cuando salió envuelta en un albornoz – así de agresivo no le gustarás a nadie. Menos con esa cara tan fea – acotó por lo bajo. 

- ¡Dos horas solo para ducharte! – exclamó al ver la figura de su hermana melliza aún envuelta en toallas y con gotitas cayéndole por los hombros –  hablaremos de esto más tarde, Nixie. 

- Oye, no eres papá – comentó apuntándolo con un cepillo de dientes – ¡Y no me llames así!

- Lo siento – comenzó con una sonrisa traviesa – Nixie… 

Declan se atrevió a mirarla una última vez mientras su hermana apuntaba un pequeño neceser a su cabeza. Tan rápido como entornó los ojos, él cerró la puerta del baño.

- ¡Idiota! – se escuchó en la habitación como su hermana refunfuñaba por lo bajo. 

Touché pensó Declan antes de hacer sus necesidades.

Abrió la regadera y al sentir las gotas de agua completamente congelada – una maña que tenía desde pequeño –, comenzó a relajarse. El día que estaban por atravesar era un completo infierno: una nueva rutina. Ya sabía lo que sentiría, y adaptarse a un nuevo lugar no le agradaba en lo absoluto. Pero como siempre, la fuerza magnética de Nix lo había arrastrado, y sabía que no podría separarse tanto de su hermana ni aunque quisiera. 

Declan reconocía que había comenzado a sentir pánico en el momento exacto en que su melliza se había quitado los tacones para conducir. Y no porque su sentido de orientación fuera peor que un GPS en Marte, sino porque tenía miedo de volver a atravesar la misma historia como un disco rayado. Ciudad nueva y Universidad nueva no ameritaba cometer los mismos errores. 

- Ahora, esto es Nueva York no puedes hacer como si condujeras un tractor en el campo – aclaró antes de ver como su hermana encendía el auto. 

No había dudas de que, por dentro, aun siendo ateo, estaba rezando para llegar sanos y salvos. 

- Lo sé, cargué el destino en Google Maps e iré sin prisas, todavía tenemos una hora – respondió Nix mientras se arreglaba el cabello en el retrovisor – todo irá bien.

Dios, yo sé que no te caigo bien, pero sálvanos, pensó Declan. 

En el momento en que Nixie apretó el acelerador, todas las ganas de vivir se esfumaron del cuerpo de ambos. Las calles de Nueva York eran una gran locura, como si el inframundo se hubiese congestionado y las almas en pena vagaran en busca de venganza, todas gruñonas y con prisas. Se habían desviado un par de cruces y la pelinegra estaba atada al volante con el miedo escurriéndose en todo su voluptuoso cuerpo. En cambio, Declan sentía unas fervientes ganas de ahorcarla.

- ¡Deja de mirarme así o me pondré más nerviosa! – gritó sosteniendo con fuerza el volante, quebrándose unas uñas en el proceso. 

- ¿Y cómo quieres que te mire? si te has pasado más de cinco semáforos en rojo y casi atropellas a una anciana.

- ¿Quién diría que habría ancianas en Nueva York eh? – bromeó para reducir la tensión palpable entre su hermano y ella. 

- Más te vale encontrar el camino de vuelta a la Universidad – bramó Declan lanzando flechas imaginarias de sus ojos verdes –. Mañana me tomaré el autobús – susurró. 

- ¡Claro que encontraré el camino! – meneó su coleta indignada – como no te calmes chocaré a una anciana y te culparé – lo acusó quitando los ojos de las calles atestadas. 

- ¡Nix mira al frente! 

Lo que sucedió luego fue un desmadre. El ruido de ambos autos colisionar fue atronador, aunque solo habían chocado las trompas de los mismos. Los latigazos seguidos por un fuerte dolor en el cuello y los bocinazos del resto del tránsito, sacaron de ensoñación a los mellizos, que aun desorientados, hicieron lo posible para salir del auto. 

- ¡Pero si tenías que ser mujer! – bramó el otro conductor. 

Declan inspeccionó los abollones de ambos coches antes de dirigir la mirada a su hermana, que sana y salva, se encogía detrás de su figura masculina. Ya se llevaría una gran regañina, pero primero, nadie insultaba a Nix, solo él. 

- Disculpa, pero el semáforo estaba en rojo para ambos coches – acotó Declan cruzando los brazos sobre el pecho. Todavía sentía las cienes palpitar, pero se esforzaba por mantener la compostura. 

- ¡Y una mierda! ¿Sabes cuánto sale el arreglo? – bramó el muchacho pelinegro.
 
- Por Dios, te daré el número del seguro, ahora cálmate – hizo acopio de todas sus fuerzas para evitar una discusión, sabía que en una pelea saldría perdiendo. 

Antes de continuar, escribió el número del seguro en el teléfono del muchacho, y este, comenzó a relajarse poco a poco. Declan lo inspeccionó antes de seguir la charla, tenía que hacerse la idea de cuánto dolería un golpe de aquél tipo si las cosas se ponían feas. El joven tendría su edad, con el cabello negro azabache al ras, con un estilo militar que no le agradaba. A pesar de no ser más alto que él, tenía una contextura física mayor, y estaba furioso, lo sabía por la forma en que guiaba sus ojos azules como queriendo lanzarle un relámpago a su hermana. A decir verdad, él también quería hacerlo. 

- En cuanto a ti, princesa, la próxima vez conduce un auto de juguete – la miró despectivo mientras se alejaba. 

En ese momento, lejos del estado de shock en el que se encontraba segundos antes, un subidón de energía recorrió el cuerpo de Nixie, y controlada por la bronca, le propinó una buena cachetada al sujeto.

- ¡Estás loca! – exclamó el conductor llevándose la mano al rostro. 

- Es momento de irnos – sugirió Declan subiéndose nuevamente al auto. 

Por arte de magia, y porque conducía Declan, esta vez llegaron a la Universidad. A salvo, pero no del todo sanos. 

Los pasillos solitarios de la Universidad de Nueva York, le dieron la bienvenida con solemnidad. Aquella facultad era inmensa, y solo era un cuarto de los edificios. El espacio hacía sentir infinito a cualquiera que caminara por allí por primera vez. Y así se sintieron los mellizos. 

En cuanto llegaron, Declan se separó de Nix. Sentía un tirón en la ceja y no sabía a qué se debía, aunque no tenía muchas ganas de averiguarlo, en cuanto se hubiese lastimado encerraría a su hermana en el baño por la eternidad. 

Luego de perderse un millón de veces, la vez millón uno encontró los baños de hombre. Se observó al espejo y se veía cansado, como si un camión lo hubiera atropellado (casi). Tenía una brecha en la ceja derecha y un poco de sangre le caía por el rostro. 

- Y no fue capaz de avisarme – bufó resignado, había estado a punto de encontrarse con el decano con aquella pinta. 

Logró limpiar la herida con un poco de alcohol en gel y, después de maldecir, ya seguro de que a su hermana le estaría hirviendo las orejas, salió en busca del decanato de tecnología. 

Había estado a punto de perderse de no ser porque miraba embelesado las aulas repletas de computadoras de alta calidad y completamente equipadas. Se detuvo en una para observar detalladamente. 

Pasaron pocos segundos hasta que se dio cuenta de que no estaba solo. Una joven le daba la espalda sentada completamente absorta en su trabajo. No alcanzaba a verle el rostro, pero una vaga sensación fugaz le recorrió el cuerpo de pies a cabeza. A su lado, el muchacho al que habían chocado en coche minutos antes, le sonreía con ternura. 

Se sintió fuera de lugar, como si estuviera rompiendo un momento íntimo entre dos personas. Y así, aún con el cosquilleo en el pecho, siguió su camino. 

Decir que el día había salido del todo mal, era una afirmación poco acertada. Sí, todo había comenzado en reversa con el accidente, luego la brecha en la ceja, y el hecho de que llegó quince minutos tarde a la reunión. Sin embargo, las clases lo habían sumido en un trance del que todavía no podía despertar, amaba su carrera y estaba seguro de sus decisiones. O al menos lo estaba hasta que acompañó a Nix a la feria. 

- Es bellísimo, mira – lo apremió su hermana con sus ojos grises brillando de emoción. 

- Si, si, como digas, yo solo aprecio que me estoy mojando hasta el culo – se quejó mientras recorrían el décimo puesto de la feria artesanal. 

- Son solo unas gotitas – le respondió Nix con una sonrisa angelical – compro mis pinturas y nos vamos, Aquaman – se burló mientras sostenía unas botellitas repletas de acrilicos brillantes. 

Con el humor por el subsuelo, dirigió la mirada más allá del puesto, esperando que su hermana decidiera dejar de torturarlo. 

La verdad era que la feria estaba atestada de gente. Los colores y las prendas excéntricas parecían ser el derecho de admisión por allí. 

Estaba a punto de molestar a Nix nuevamente, cuando una melena rubia le azotó el rostro. 

- ¡Oye! – gritó con indignación. 

Lo único que le faltaba: comer pelos. 

Sin embargo, la cosa no quedó allí. Lo que sí logró llamarle la atención, fue la muchacha que venía detrás. 

La misma sensación le electrificó el cuerpo entero y el corazón comenzó a latirle a mil. No podía ser, porque ya nadie podía hacerlo sentir así, estaba completamente seguro. Pero en el momento en que le dio lugar a la duda, corrió tras ella. 

Con cada paso, sentía que estaba equivocándose. Nadie podría volver a causarle todo aquello que se había empeñado en dejar de sentir y que, poco a poco, evadió. Había elevado los muros desde el minuto cero en que había dejado Kansas dos años atrás. Sin embargo, parecía que aquellos muros no habían resistido al espacio – tiempo. 

Entonces, la vio. 

Tenía el cabello color tierra crispado por la lluvia y el ceño fruncido, con la mirada perdida, como si buscase algo. De pronto, Declan pisó una pequeña piedra. La recogió con precaución, parecía amazonita, frágil y brillante, del color de sus ojos. 

Laia lo miró y una sombra de recuerdos se instauró en su mirada. Declan sintió en aquél momento que un relámpago lo había partido al medio y tronado en su corazón. 

Estaban allí, pero, esta vez, ella era la que huía de él. 

Holaaaaa, espero que les guste el capítulo   puede que tenga varios errores ya que no escribo hace largos meses. Disfruten
kane.


Ver perfil de usuario
------
------

Volver arriba Ir abajo

Re: The Lonely Hearts Club.

Mensaje por kane. el Sáb 12 Ene 2019, 8:08 pm

kane.


Ver perfil de usuario
------
------

Volver arriba Ir abajo

Re: The Lonely Hearts Club.

Mensaje por hypatia. el Dom 13 Ene 2019, 6:09 am

Entrega especial para Margarito:
Jalou negra del África tropical   Llevo como cincuenta años sin hacerte un comentario so estoy excited

Al comienzo, creyó que podía solucionarlo. Su mejor amigo volvería, todo quedaría en el pasado y el amor que se tenían sería más fuerte que todas aquellas decisiones que él estaba tomando en su beneficio. Se convenció de que, con los ecos de un amor que ya no tenía mañana, podría volver a su vida. Pero nada de ello sucedió.

Ese momento en el que te niegas a que las cosas sean como son y crees que puedes solucionarlo con tu determinación porque tu corazón y tu cabeza no pueden aceptar la realidad. Hasta que todo te cae encima. Todxs pasamos por ese momento al dejar una relación y es un fakin mierda pero tiene que ocurrir.

- Otra vez necesitas ayuda, ¿no es así?

- Oye, oye, que no todos somos superdotados – la apuntó con el índice mientras fruncía el ceño y hacía girar las telas caleidoscópicas de su falda acampanada.

Ya te dije que adoro la relación entre Laia y Sienna Son todo lo opuesto que pueden ser dos personas pero encajan perfectamente la una con la otra. Además, Sienna tiene razón, no todxs somos superdotadxs y necesitamos ayuda de la gente que sí lo es  

Negar que la susodicha se había convertido en familia en tan poco tiempo era negarse a sí misma la verdad. Se habían encontrado en el momento exacto – según ella había sido una especie de destino que las conectaba -, Laia con el amor como enemigo mortal y un par de heridas que aún no cicatrizaban, y Sienna solitaria y libre, había encontrado un hogar por primera vez.

Me acordé de nosotras, basta  

Y con un apretón de manos, se selló lo que sería el comienzo de unos cuantos dolores de cabeza, sin contar los del corazón.

Esto es como cuando yo le digo a mi mejor amiga que vayamos un "rato" a la calle Madrid a ver librerías y me tiro toda la tarde allí y ella con ganas de tirarse a la carretera  

- Ya te he dicho que no, Teo, debo aprender sola. Además, ya has intentado millones de veces y sabes que soy un caso perdido – se recostó con un suspiró en la silla de la sala de informática, aquella que le dejaba dolores en el huesito dulce tarde tras tarde.

Hmmmmm ¿A quién me recordó esta parte?   Me encanta la relación entre Teo y Laia, son geniales y él le lleva golosinas porque sabe que le gustan y todo muy goals con ellos dos  

- No entendí un pepino, pero fue interesante – elevó los hombros indignada mientras se acercaba a la multitud que rodeaba al hombre del espectáculo - ¡Farsante! ¡Mi amiga física te acaba de dejar en pañales!

Yo cuando me hablas de cosas científicas y no entiendo una mierda pero te digo que es interesante Igual yo soy como Sienna, prefiero no encontrarle la explicación lógica a cosas como estas porque, aunque sé que la tienen, prefiero creer que es así. Después no pudo cerrar la boca y tuvieron que darse a la fuga  

- Sal de aquí, yo la busco – cedió con cansancio.

No, Laia, que le den a la piedra, no vayas  

Después de tantos meses, estaba allí y entre sus dedos sostenía el collar de Sienna.

No pudo pensar. Dio media vuelta y huyó.

¡Ves! Al final se encontró con el payaso innombrable y encima tenía el collar y así no puedo   De todas formas, yo también habría salido corriendo porque es mejor quedar como tonta que enfrentarte a estas situaciones. Pero sí, tampoco puede huir eternamente  

Sienna había crecido con el universo como su hogar. Siempre había tenido a su alcance un telescopio en su balcón, y cada noche, era objeto de suspiros por parte de su propietaria. La artista conocía cada constelación y, como prueba de ello, las dibujaba constantemente en su cuaderno de cuero. Había tenido talento desde pequeña, pero la pasión era aquello que motorizaba sus sentidos y daba rienda suelta a sus creaciones.

Ya te dije que amo a Sienna Que sea tan libre, mística y esas cosas. Ahora también pienso que su libertad al final la hará darse cuenta que no atarse también significa que realmente no posea nada y cuando tenga la oportunidad de tener algo se va a acojonar

Sienna sabía que cuando algo rondaba en la mente de Lai, las cosas podían ponerse intensas y explosivas. Con respecto a ella, solo podía dejarse llevar por su amiga sin rechistar. Respetaba sus tiempos, cuando estaba decidida a hablar, lo hacía, pero era tiempo de correr al parecer.

Y esto es la amistad, respetar los silencios y correr por toda la ciudad cuando tu amiga te lo pida aunque no tengas la más remota idea de por qué lo estás haciendo

- Está bien, yo estoy aquí para seguirte, no juzgarte – comenzó Sienna – ¿quieres hablar?

Ya fue, son goals [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

- Lo he intentado, de mil maneras, ya no sé quién más ser.

Pero lo averiguará. Obviamente no va a ser la persona que era antes de conocerlo, porque las relaciones (sean del tipo que sean) nos cambian. Solo tiene que darse cuenta que ese cambio, no tiene que ser para mal. Aprenderá que puede atesorar todo lo bueno que le dio sin sentir dolor porque ya no lo tenga. Pero me estoy adelantando a los acontecimientos, aquí todavía nos queda sufrimiento, puta bidah

- Ya está decidido, iremos al Club de los corazones solitarios – exclamó con un dejo de orden en la voz.

- Yupi…

Lo cierto es que Laia tiene que concederle esta al universo. Porque el papel le vino caído del cielo. Ay, estoy deseando que se conozcan con las chicas

Entonces, sucedió lo esperado, sus padres se separaron, su padre volvió a volar a otro destino por trabajo y solo quedó la pieza de una familia que antes había sido feliz. Pero de Declan no quedaban fuerzas para cambiar, y ni su nuevo hogar en Kansas o su rota familia podrían devolverlo a la vida.

Chico quiero estar enfadada contigo pero es que me la pones difícil que te odie por completo, porque eres tonto pero luego tienes tu parte buena y tus motivos para ser tonto y te entiedo y

- Dos horas necesitarás para arreglarte la cara si no sales en este momento – amenazó – me meo, Nix.

- Por dios, que gruñón – respondió la pelinegra cuando salió envuelta en un albornoz – así de agresivo no le gustarás a nadie. Menos con esa cara tan fea – acotó por lo bajo.

Mi hermano y yo Solo que el de la belleza matutina es él y yo soy la que necesita hacer pis. Me gustó la dinámica entre Decla y Nix, creo que al primero le vendrá bien tener a la hermana con él, es un presentimiento.

- ¿Y cómo quieres que te mire? si te has pasado más de cinco semáforos en rojo y casi atropellas a una anciana.

Mi día a día, aunque en mi defensa diré que los semáforos tienen la maldita costumbre de cambiar justo cuando la rueda de mi coche se pone en el paso de cebra.

- ¡Pero si tenías que ser mujer! – bramó el otro conductor.

Bájate de la vida, muchas gracias

Estaba a punto de molestar a Nix nuevamente, cuando una melena rubia le azotó el rostro.

- ¡Oye! – gritó con indignación.

Sienna molestando al ex de su mejor amiga sin ser consciente, la Sienna que merezco. Las mejores amigas tenemos un don especial para ello

Laia lo miró y una sombra de recuerdos se instauró en su mirada. Declan sintió en aquél momento que un relámpago lo había partido al medio y tronado en su corazón.

Estaban allí, pero, esta vez, ella era la que huía de él.

VAMOH A VER MILAGROS NO PUEDES DEJARME CON ESTE FINAL. YO NECESITO SABER MÁS COSAS. QUIERO MÁS DE [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] Y QUE ESTOS DOS SE ENCUENTREN EN ALGÚN MOMENTO Y Y NO MEREZCO.

Bueno, drama a un lado, amé el capítulo. Echaba de menos leer tus historias y tus personajes y sé que esta va a ser una de las mejores. Así que, que no se te vaya la inspiración porque sino te mando explosivos hasta tu rancho y eso no te va a gustar. Chau, te quiero

hypatia.


Ver perfil de usuario
----
----

Volver arriba Ir abajo

Re: The Lonely Hearts Club.

Mensaje por Ritza. el Dom 13 Ene 2019, 10:24 am

Milu, estaré comentándote pronto
Ritza.


Ver perfil de usuario http://www.wattpad.com/user/EmsDepper
-----
-----

Volver arriba Ir abajo

Re: The Lonely Hearts Club.

Mensaje por Stark. el Dom 13 Ene 2019, 5:27 pm

Yo también estaré comentando pronto
Stark.


Ver perfil de usuario
----
----

Volver arriba Ir abajo

Re: The Lonely Hearts Club.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 5 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.