O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» death path
Hoy a las 01:31 por Andy Belmar.

» daydreamin'. ♡
Hoy a las 01:06 por bwiyomi.

» Caught in a lie.-pvt
Hoy a las 00:24 por Andy Belmar.

» surrender
Ayer a las 23:58 por o'callaghan

» Badlands | Novela Colectiva.
Ayer a las 23:06 por blackstairs

» insert title here
Ayer a las 22:59 por blackstairs

» new rules ♡ audiciones abiertas
Ayer a las 21:56 por Stark.

» Survivors and killers
Ayer a las 21:45 por blackstairs

» run faster, feel immortal
Ayer a las 18:06 por roman.

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

Rescue Me.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Rescue Me.

Mensaje por LauraJonas3 el Miér 10 Mayo 2017, 18:29


Ficha


• Titulo: Rescue Me
• Autor: Laura Jonas. Me reservo todos los derechos de autor.
• Adaptación: No. Original mía.
• Género: Drama, Romance.
• Contenido: Posibles escenas violentas y/o alto contenido sexual.  
• Advertencias: Prohibido adaptar y/o publicar esta historia sin autorización. 
• Otras páginas: [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]wattpad.com.ln.is/M2EXR  y beyondliteraturee.blogspot.com.co/p/rescue-me.html 


Hola a tod@s.

Mi nombre es Laura y esta es la primera novela que publico en este foro. Es una historia escrita por mí, la cual subiré simultáneamente en wattpad y en mi blog. Cualquier duda, comentario o sugerencia me pueden seguir en mis redes sociales. Hoy les dejaré la Sinopsis y el Prólogo. Espero que les guste. 
X
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

SINOPSIS

Mensaje por LauraJonas3 el Miér 10 Mayo 2017, 18:35

SINOPSIS
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Escapar jamás fue una opción. Desde una edad muy temprana la vida y el destino de Lucy se vio vendido al mejor postor. Después de creer en todos los cuentos de hadas que su padre le contaba de niña, a medida que creció, se dio cuenta que de ellos, solo la parte de los villanos se hacía realidad.
Desesperada y arriesgando su vida por todo lo que sabe, decide salvar a la persona más importante en su vida, para caer en la trampa del lobo. Su única esperanza es una persona que jamás pensó que podría ayudarla: Adam. Un joven cuya realidad no está demasiada alejada a la de Lucy. En una travesía llena de dolor, traición, esperanza, amistad y amor... ¿Quién rescatará a quién?
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rescue Me.

Mensaje por LauraJonas3 el Sáb 27 Mayo 2017, 00:38

PRÓLOGO


Era una tarde de lunes bastante calurosa, pero a los dos hombres que se encontraban en aquel elegante despacho, el clima era lo último que les importaba. Ambos se miraban de forma desafiante. Se hacían llamar amigos, pero de ahí, solo el adjetivo. Uno de ellos, Stefan, tenía treinta y cinco años y podría decirse que estaba en el auge de su vida. Tenía una bellísima esposa, Annette, de la misma edad, que era la envidia de muchos y Lucy, su adorable hija de cinco años. El único problema era que el otro hombre, Robert, su "queridísimo amigo" lo estaba destruyendo.

En Septiembre del año anterior, Robert le había hecho un préstamo a Stefan de una gran suma de dinero para hacer una gran inversión en su empresa de tecnología, el problema fue que hizo la inversión en el momento incorrecto. El mercado entró en una gran crisis financiera y con ello, todo se vino abajo. La empresa pasaba por el peor momento y tenía una gran deuda con su amigo que le estaba siendo imposible saldar. Él parecía no comprender lo ocurrido y no quería dar su brazo a torcer. Tenía la soga al cuello, y Robert no hacía más que apretar.

— ¡No puedes hacerlo! —Un gran gritó desesperado salió de la garganta de Stefan. Pasaba sus manos desesperado por su, ya muy desordenado, cabello rubio.

—Sabes que puedo, y que lo haré, por supuesto. Stefan, puede que seas mi amigo, pero negocios son negocios y no has cumplido con la parte que te correspondía. —Robert, con cinismo lo miraba desde un rincón del ostentoso despacho. Tenía una sonrisa de satisfacción en su rostro.

—Sé que sí, pero tú mejor que nadie sabe lo dura que resultó la crisis esta vez. Podrías darme un plazo más o quizá podríamos llegar a un acuerdo. — El sudor caía por la frente del hombre. Sus ojos mostraban claramente la desesperación que sentía, y odiaba saber que eso producía cierto gusto en Robert.

—Stefan… No confío en ti. Ya incumpliste una vez. ¿Qué me asegura que no lo harás de nuevo?

Tristemente, no era la primera vez que tenían esa conversación. Cuando se le venció el primer plazo del pago de la deuda, casi tuvo que arrodillarse ante él para que le diera más tiempo. Y lo logró, pero con un elevado aumento en los intereses. Gran error. Debió haber buscado otra solución en aquel entonces. Ahora, estaba a punto de perder la empresa que con tanto trabajo su familia había sacado adelante. También estaba a punto de perder la vida tal como la conocía. Su esposa estaba furiosa ya que su vida de lujos se había tenido que reducir y si se enteraba de lo crítica que estaba la situación, seguro tendría las maletas lista para que él mismo se marchara.

—Robert, me conoces de siempre. Y si no cumplí no fue porque no se me hubiera dado la gana, sino porque no se lograron los medios para hacer frente a tal pago. —Suspiró. —Mira… Pide lo que tú quieras. Pero no embargues los activos de la empresa. Mi esposa enloquecerá.

A veces le gustaba reflexionar sobre su esposa. Era una bella mujer, siempre con la ambición por delante. La dulzura de su rostro, si se pensaba demasiado en ello, se convertía fácilmente en una expresión perversa, y ¿por qué no decirlo?, bastante provocativa. Aún durante y después del embarazo de su primera y única hija, no había perdido ese toque. Incluso parecía que se había intensificado.

Era rubia, su cabello le caía en ondas sueltas hasta la cintura. Su tez era blanca y suave, toda una Barbie. Sus ojos eran color miel y sus labios un rosa pálido. Tenía un cuerpo de envidia, incluso tras el embarazo que había sido bastante complicado. Era casi lo que se consideraba una mujer perfecta, justo la pareja ideal para un gran empresario joven y atractivo. Stefan media 1.90, solo diez centímetros más que su esposa, rubio y con ojos claros. Tenía un cuerpo perfectamente tonificado, resultado de no perderse ni un solo día en el gimnasio. Eran la pareja perfecta de revistas, pero en la vida real, era todo muy distinto. Ambos tenían la misma edad y tenían en realidad bastante similitudes en su personalidad, eran vanos, les gustaba el dinero y la vida de lujos, lástima que Stefan no fuera lo suficientemente inteligente para mantener ese tipo de vida.

—Papi… Papi… —Una dulce voz, acompañada de una inocente cara, se asomó tímidamente por la puerta del despacho. Stefan le lanzó una mirada de desaprobación, haciendo que la pequeña se encogiera de miedo, aumentando las lágrimas que ya de por sí caían por sus mejillas. Tras ella, estaba Aaron y Adam, los dos amigos de su hija. El primero resultaba ser el hijo de Robert, era un año menor que su hija, y resultaba ser un niño bastante quieto y tímido para su edad. Stefan sospechaba que era resultado de un trato no muy amoroso por parte de sus padres. No sabía mucho de la esposa de Robert, la había visto en muy pocas ocasiones, y realmente no podía decir nada acerca de cómo era la mujer. El otro niño era hijo de los vecinos de la casa siguiente, era el mayor de los infantes y el más alocado. Su hija era como el intermedio de ambos. 

Antes de que Stefan pudiera responderle a su hija, la mirada de Robert se llenó de una intención perversa y su voz áspera llenó la habitación. —Creo que ya sé lo que quiero.  
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rescue Me.

Mensaje por LauraJonas3 el Lun 05 Jun 2017, 00:56

CAPÍTULO I

Lucy sintió el aire fresco atravesarla completamente haciéndola estremecer. Ese día especialmente, se sentía sensible. Era un año más que se sentía inútil. Había decidido salir a un parque cerca a su casa al que solía ir mucho de niña, siempre estaba lleno de niños riendo y jugando, familias pasando el día, parejas, dueños con sus mascotas. La escena típica. Le gustaba pasar los minutos sentada en una banca, dejando que cada sensación la embargara, hasta que era simplemente demasiado para afrontar. Se quedaba allí, en silencio, pensando en todo y a la vez en nada. Los días más difíciles eran aquellos en los que se sentía perdida y sin esperanza.

“Te necesito ahora.”


Hizo una mueca de fastidio cuando leyó el mensaje que acaba de llegar a su teléfono. Robert la necesitaba. Después de tantos años, tuvo la misma sensación de incomodidad que tenía cuando pequeña cada vez que se le acercaba ese hombre, siempre la tenía. Incluso por un mensaje de texto. Cuando se hizo mayor, esa sensación no hizo más que crecer.
Caminó por varios minutos hasta que llegó a su casa. Sabía que Robert estaría en el despacho con su padre, como siempre. Se dirigió allí en silencio, la puerta estaba abierta, lo cual se le hizo extraño. Era casi una regla que la puerta estuviera cerrada siempre que ellos estuvieran en el despacho.

—¡No fue mi culpa! —Robert sonaba un tanto desesperado. Cosa que le extrañó a Lucy, siempre lo vio como un hombre frío, demasiado frío. En especial después de todo lo que ocurrió hacia años y hasta ahora. 

—Tampoco puedes culparme a mí. Más te vale que esto no me salpique de ninguna forma. —Esta vez era su padre el que hablaba con desprecio y frialdad. Como si los papeles se hubieran invertido. La relación de Lucy con sus padres nunca fue fácil, ni siquiera cuando era pequeña. Sin embargo, su padre siempre intentó de hablarle con suavidad, y si ella estaba presente mientras hablaba con alguien más, siempre mantenía la compostura.

—Estás tan hundido como yo en esto y lo sabes. De todas maneras sé protegernos. Y no nos veremos estancados. Tenemos un trato y lo sabes. —No quería creer que su padre estuviera metido en negocios turbios. Llevaba algunos años ayudando a ambos en los negocios que tenían. Se había graduado un año antes del instituto, y se había tomado un tipo de año “sabático” en el que se había metido en el mundo de los negocios. Había sido una buena forma de ganar dinero, sin embargo, no estaba segura si aplicaría a una universidad para estar en ese mundo.

Se mantuvo en silencio. Ambos hombres parecían estar ensimismados. Seguro esperaban por ella. Por lo que optó por hacer acto de presencia. Golpeó ligeramente la puerta y procuró mantener una expresión neutral. Esperó a que le dieran la indicación pasa seguir.

—Adelante. —Le dijo su padre. Tanto él como Robert mantenían expresiones gélidas en su rostro.

—Señores. ¿Me necesitaban? —Usualmente era bastante impersonal. Aunque en ese momento se le hacía difícil mantener la compostura. No le era de extrañar que Robert hiciera negocios turbios, jamás confió en ese hombre, pero le era inaceptable de parte de su padre. Si se iban a la quiebra, o peor, a la cárcel, su madre enloquecería, y estaba segura como el infierno que ella no se quedaría para recoger las piezas.

—Hay que revisar las posibilidades de ganancia y perdida en la inversión con Coulanges & Collins Co. —Le dijo su padre y asintió. Robert le pasó una carpeta y le dijo que podría encontrar todo allí y en su correo. Nuevamente asintió y salió de allí. Siempre que trabajaba desde casa lo hacía desde la comodidad de su habitación.

Cuando comenzó eran pasadas la una de la tarde, y cuando terminó eran las tres. Había mucho más que analizar de lo que pensaba, le dolía la cabeza y su estómago comenzaba a pedirle comida, pues no probaba bocado alguno desde temprano en la mañana. Por suerte le había servido para mantener la cabeza ocupada. Les envió los informes a Robert y a su padre, y bajó a la cocina. No había nadie. Seguro la empleada estaba haciendo las compras. Y por supuesto, de su madre poco se sentía en la casa. Se hizo un sándwich y una malteada. No tenía ganas de prepararse algo más complicado. Se los comió rápidamente y lavó lo que uso, dejando la cocina tan impecable como siempre.

Salió de la casa y tomó su auto. El único capricho que había querido para su cumpleaños 18 y graduación, que habían sido coincicidentes, fue un audi R8. Llevaba años loca por ese carro. Era su orgullo. Lo cuidaba más que nada. Su padre le decía jocosamente que parecía un “chico con sus juguetes.” La verdad había sido el momento más cercano de padre/hija que habían tenido en años.

Alejó el pensamiento y se dirigió por las calles. Recogería una correspondencia que esperaba hacia un tiempo, pero la había pedido a su cajón postal, no quería que nadie en la casa se diera cuenta de lo que estaba en su mente. No tenía nada seguro aún. Por suerte, no estaba muy lejos de la casa. No tenía ganas de estar por fuera por mucho tiempo.
Una vez los papeles y otros paquetes estuvieron en sus manos, volvió a la casa. Para encontrarse con una patrulla frente a la casa. Aparcó en el garaje con el corazón en la boca. Se preguntó si tenía algo que ver con lo que había escuchado horas más temprano en el despacho de su padre. Aunque lo había analizado varias veces durante el día, no tenía idea cómo podría enfrentarse a una situación así en ese momento. 

Entró a la casa, y primero se encontró con Agatha, la empleada. Una señora de aproximadamente 50 años, siempre le había tenido mucho aprecio. Tenía lágrimas en los ojos, y esperó para lo peor

—Agatha… ¿Qué ocurrió? —Le dio un abrazo a la mujer, que era unos centímetros más baja que ella.

—Pequeña Lu… Es mejor que entres a la sala, allá lo sabrás. —Asintió y pasó saliva. Agatha siempre la llamaba Pequeña Lu, desde pequeña, no recordaba muy bien el por qué, pero toda la vida le había gustado, era como un forma de demostrarle su afecto. La mayoría de empleados eran impersonales e insistían en llamarla "Señorita Brooks" algunos con suerte la llamaban "Señorita Lucy" nunca le gustó. Le parecía de lo más odioso. 
Lentamente y con la espalda muy rígida por la ansiedad entró. Sus padres estaban sentados en un sofá, y dos oficiales estaban sentados al frente. Su padre tenía una expresión preocupada, y su madre estaba visiblemente alterada, aunque sin perder la compostura.

—¿Madre… Padre?... ¿Qué ocurre? —Ambos la miraron, sin embargo, ninguno mencionó palabra alguna.

—Señorita Brooks… Necesitamos hacerle algunas preguntas. —Lucy solo asintió y se sentó en otro sillón diferente al que estaban todos, en uno de los lados.

—Cariño… —Comenzó su madre. —El cuerpo de Aaron fue encontrado. —Se llevó una mano a la boca escondiendo un sollozo.
Todos la miraban expectantes, pero ella no podía mover nada. Sentía como si se le hubiera olvidado respirar. Lo único que pasaba por su cabeza eran esas horribles “El cuerpo de Aaron” se negaba a creer que estuviera muerto. 
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rescue Me.

Mensaje por LauraJonas3 el Vie 16 Jun 2017, 01:36

¿Alguien por ahí?  Rolling Eyes
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rescue Me.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.