O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» death path
Hoy a las 9:31 pm por Andy Belmar.

» daydreamin'. ♡
Hoy a las 9:06 pm por bwiyomi.

» Caught in a lie.-pvt
Hoy a las 8:24 pm por Andy Belmar.

» surrender
Hoy a las 7:58 pm por o'callaghan

» Badlands | Novela Colectiva.
Hoy a las 7:06 pm por blackstairs

» insert title here
Hoy a las 6:59 pm por blackstairs

» new rules ♡ audiciones abiertas
Hoy a las 5:56 pm por Stark.

» Survivors and killers
Hoy a las 5:45 pm por blackstairs

» run faster, feel immortal
Hoy a las 2:06 pm por roman.

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

Un Mundo Real

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Un Mundo Real

Mensaje por TecnoPanda2419 el Jue 06 Abr 2017, 6:40 pm


¡Hola!

Llámenme como más les guste. Esta es mi segunda novela publicada aquí en el foro, y espero que les guste ya que fue hecha (está terminada pero no la he publicado) con mucho esfuerzo de mí parte, me gusta escribir este tipo de historias ya que, son cosas que me gustaría vivir o he pasado. Algunas basadas en hechos reales, y otras originalmente sacadas de mi corazón.Bueno, les dejo la ficha y de una vez, el prólogo.




[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[size=48]{Ficha}[/size]
 

Titulo: Un Mundo Real.
Autor: Yo.
Adaptación: Es original, de mí porque lo hice yo y es mía.
Páginas: Wattpad, por ahora. Me llamo Dollhouse07.
Género: Amor, sufrimiento, entre otras. Ya ustedes lo verán.
Advertencias: Se encontraran algunas palabras malas.








Prólogo



Hay desventajas tan grandes cuando nacemos, como la de no saber nuestro futuro o no estar preparado para los problemas que tendremos en adelante, los que debemos afrontar. Se toman como un juego las situaciones estructuradas por el engaño, confundiéndole con el amor. Porque somos tontos, no sabemos nada en este mundo, no nos conocemos lo suficiente como para saber lo que haremos y lo que queremos, tenemos un cerebro y en varias ocasiones no lo usamos.

Yo pensaba que era como los demás, pero me mentí a mi misma, me hice una propia jugada en la que termine perdiendo, yo quise salir por mi cuenta, pero hay veces en las que sin siquiera tomarlo en serio, necesitamos una mano, alguien que entienda nuestra situación. Eso nos cambia, a pesar de que lo odiemos y no lo queramos.

Se piensa que nuestras vidas son diferentes, pero en cada una hay algo en común.






Si hay alguna cosa que quieran comentar, ya sea consejo, critica u opiniónn, entre otras, haganlo libremente.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Mundo Real

Mensaje por TecnoPanda2419 el Mar 11 Abr 2017, 10:11 am

Capítulo 1







Un día común









"Hay veces que soy la única que se da cuenta de lo peligrosas que son las personas."




—faltan 16 minutos, espera, ya voy.




Esa niña. Ojos verdes, cabello rubio rizado, y piel blanca, con un poquito de rubor en las mejillas. Carismática, curiosa, y un poco demasiado loca.





Ahora mismo estaba mirando un poco de televisión, una película llamada "Todos los días de mi vida". A ella le fascinaban ese tipo de películas, en donde puede enamorarse de los protagonistas y de la historia. Adentrarse en el mundo fantástico del irrealismo, y al terminar de verla, contarme su opinión, que le gusto y que no. Imaginar y gritar que si no le gustó el final, puede cambiarlo, creando y relatándome otro tipo de final, uno que impacte, que enganché, y que haga que los sentimientos se descontrolen en tu interior.





—Ahora sí—Se volteó para mirarme, ya que me había sentado junto a ella hace más de siete minutos. Sus ojos se achinaron, y su sonrisa deslumbrante me dijo "tengo algo en mente, y no te va a gustar" —Mañana es el festival—asentí. Una vez más como todos los años, me insistiría en ir allí, disfrazarnos, maquillarnos, y divertirnos. Si no acepto al instante, me perseguirá por los pasillos, me estresará, desordenará la casa, saltará en mi cama y hará otras barbaridades para convencerme. Y si lo hago, hará lo mismo por la emoción. — Iremos ¿verdad?




—Quizá—apagó el televisor y escuchó atentamente mis palabras—Hagamos un trato, te dejo ir si no ensucias, ni rompes, ni incendias nada...tampoco me estés gritando que soy tu hermana favorita, porque soy la única, ¿Okay? . Si lo cumples, podrás ir.—solo arruinaba las cosas cuando cedía a sus caprichos, pero tenía todo el derecho a salir un poco.





—Esta bien, ¿Y me acompañarás?—resoplé.




—No exageres—Hizo un puchero.




—Pero si nunca sales de casa y menos de día, o sea...si no fuera porque sé que cocinas con ajo y te encantan las cruces, diría que eres vampiro.—se acercó a mi y me tocó.—Tu temperatura corporal es fría, muy sospechoso, no sonríes, otro punto a favor, y...eres misteriosa, ¿segura que no escondes un ataúd en tu habitación para dormir?.




—Si sigues, te prometo que la quinta temporada de The Vampire Diaries , va a esperar, al igual que tú. 




—No más de dos horas hoy y listo, al igual que haya y te podrás ir, porfis.—abrió su boca.




— Esta bien, dos horas y ni un minuto más. Lo que hago por una malcriada.





—¿Quien fue la que me crio?





—Nada de groserías.




Me sacó la lengua y salió corriendo a buscar su disfraz.





Cada seis meses se organizaba un festival por cualquier motivo que haya resultado importante para ellos, esta era la segunda vez en el año, me fastidiaba esa idea, y la imagen de esas personas disfrazadas me causo remordimiento, ellas podrían estar felices y toda la cosa, pero otras personas necesitamos es una terapia psicológica para no caer en la depresión permanente. Era una banalidad, hacer ese festival a dos semanas para navidad.





Sinceramente si no me hubiera comprometido a ir, estaría más tranquila, sin ningún peso en mis hombros y ninguna responsabilidad más, tenía tantas cosas que hacer, una de ella era estudiar para las pruebas del promedio.





Hoy me había despertado a las siete y cuarto de la mañana, se podría decir que al bajar las escaleras pareciera que estuviera ebria, ya que me tambaleaba exageradamente, y me caí unas cuantas veces, solo hasta llegar a la planta baja.




Sara se había hecho una cortada pequeña en el dedo, y por el dramatismo se puso a llorar. Le dije que las muñecas no lloraban y comenzó a reírse después, iba a llamar a un cura para reprenderla porque me recordó a una película de terror.




Al decir lo de la muñeca, una voz interior soltó una carcajada.





"—Obviamente, no tienen vida."




Me arrepentí al momento porque en realidad, soné como una idiota.














(...)














— ¿Crees que conozca a alguien?





—Tú eres la que habla, yo no.





—Si yo puedo, seguramente tú también. Y...¿Si encuentras a un Patch Cipriano o a un Damon Salvatore en el festival?—sacudí mi cabeza. Sara subía y bajaba sus cejas con picardía.— A-M-O-R, entiendes lo que digo.





¿Desde hace cuánto ya no creo en eso? ¿Dos, tres años? Esa palabra, es un error. Son simples letras mal ubicadas para formarla.





Recuerdo que una vez mi madre dijo «Cariño no todas las personas son malas, solo mira a tu padre»




—No. Dejate de juegos,  mejor anda a hacer tu tarea.





— ¿Por qué? —sonrió—Será muy bonito.




—Porqué...Sara yo no creo en eso, tu bien lo sabes, ya tienes en mente todo por lo que tuve que pasar. Eso no volverá.—dije. Sostuve su brazo para que se acercase más a mí. —No tengo ganas de volver a sentir cariño, amor y rencor por la culpa de alguien más, estoy bien así, lo prometo.




— Entonces ¿Me odias? —sus ojos se oscurecieron.





—No, claro que no. No te confundas, escucha...iré contigo mañana al festival, y volveré sin ningún número telefónico, ni con un nuevo "amigo".




—Eso ni si quiera lo sabes.




—Yo no confío en los hombres. Eso es algo que si sé, y que además lo siento.





— ¿No confías en papá? —el corazón se me encogió al escucharla.




—Sara—advertí y ella no se lo tomó muy bien. Jamás en la vida le expliqué nada, no quería, no era tan insensible.




— ¿Por qué?




—No te lo puedo decir, Sara.




— ¿Cuándo lo harás? —Volví a resoplar.





—Cuando crea que estés lista.





—Ya lo estoy—parpadee, exhausta.




—Pero yo no—dije, para luego levantarme y darle fin a la conversación.




Hice el almuerzo y no se formo otra charla entre las dos, lo único que se escuchaban, eran los cubiertos contra el plato.













(...)




Me enjuague la boca con listerine y lo escupí. El sabor amargo en la garganta y en el paladar ya no estaba. Pero sí el espíritu fastidioso, a ese nadie lo podía desaparecer. Salí del baño y él, me miraba como la peor persona que había visto, y yo lo mire, como si hubiese visto a un fantasma, irónicamente y literal.





— ¡¿Estás loca?! Le has dicho a una niña de doce años que no crees en su padre.




Ya eran las seis de la tarde, Sara ya se había ido a su recamara a quien sabe qué. Yo hice lo mismo, y al encerrarme, el coco apareció. No me gusta cuando eso pasa, ya que verdaderamente es muy irritante. Era un hombre, que de aspecto físico pareciera de mi edad. Muy malo de carácter. Me había sentado en el borde de la acolchada cama, mientras que él caminaba desesperado frente a mí. Dándome un sermón de los que comienzo a acostumbrarme. ¡Por favor! ni yo me la creo.





— ¡¿Sabes lo que puede llegar a pensar de ti?! —me encogí de hombros.




—Es mí hermana, no la tuya. Así que no te incumbe.





Sus gritos retumbaban en la habitación.





—Te puedes callar. Tus gritos me dan jaqueca—murmure. A su lado mi voz sonaba como el maullido de un gato, y eso que era un tanto gruesa.





—Solo necesito que lo comprendas ¿Cómo la protegerás al llevarla a un estúpido festival?





—Has cambiado de tema. Me estas confundiendo, y así no te voy a responder nada.




—Está bien. Hablas mal de la misma persona que las cuida...—le interrumpí.




—Te equivocas. Que me cuidó, y que nos dejo a mí y a mi madre cuando se embarazo de Sara. La he cuidado prácticamente toda su vida, por si no te has dado cuenta en esta casa no está la presencia de un padre.




—Pero no fue para bien lo que has hecho. tal vez este muerto en tu vida, pero en la de Sara no.





—No es que este muerto—suspire. Esto era complicado, tan tedioso.—Ese hombre no ha estado aquí en años ¿okay? y no lo va a estar, se fue y no le ha dado la más mínima gana de al menos visitarnos, no ha llamado, no ha aparecido, y ni si quiera ayuda con los gastos y mantenimientos. Un día Sara estuvo de emergencias en la clínica, y él no se dio la molestia de ir, a ver...como estaba. Así que no estés metiendo tus narices en este problema. Si yo no quiero que Sara sepa de él, por lo tanto, no lo sabrá, y tu no eres quien para impedírmelo.





—De acuerdo, lo siento, no sé porque siempre que quiero ayudarte tu te lo tomas a mal.—se colocó frente a mí, y se cruzó de brazos.—Solo dile que ha estado trabajando demasiado.





—Que no.




—No es mentir.




—No, claro que no...Es obvio que trabaja, para no saber nada de nosotras y no estar comprometido, cuando, después de todo, él es el padre.—farfulle.




— Es que no entiendes, algunas veces desearía no estar explicándotelo todo.—y maldijo cuando se dio cuenta de lo tonto que sonó.




— ¿Cómo hacerme sentir la peor persona?, llama a Jackson Miller, ¡oh lo siento!, es verdad, tu no existes. —me tomo de la cara.




—Esta bien, comprendo que estés enojada, pero mi intención es buena, quiero que dejes lo malo en el pasado.





—Pues no parece—quite sus manos de mi cara— ¿me dejas dormir?




Asintió una sola vez. Desapareció, y volvió a aparecer adentrándose en el baño. Nunca comprendí porque hacia eso. Me recosté y al tocar las suaves fundas, viaje a otro mundo.





***





Era de día, el sol estaba en lo alto del cielo. Tenía calor, pero era agradable sentirlo. Un muchacho se había acercado a mí. Vestía unos pantalones ajustados, una camiseta gris y unos tenis negros. Se colocó a mi lado.




Mi cabello estaba recogido en una coleta de caballo, y las mangas de mi suéter estaban en su lugar. El muchacho se dio la vuelta y me miro. El cielo que estaba completamente despejado, sin una nube en él. Se tornó de gris y comenzó a llover, fue algo extraño, pero parecía normal allí. Saque mi sombrilla, la abrí y me protegí con ella cuando comenzó a llover. Un trueno me hizo sobresaltar.




El cielo gritaba con fuerza entonces, estaba igual que yo, necesitaba desahogarse, drenar toda la tristeza.




Al ver al muchacho con los brazos abiertos, y una cara de alegría, un nudo se me formo en el estómago. Yo sabía quien era, no era un muchacho. Era un niño encerrado en un cuerpo de adulto.





Con un manotazo de su parte, la sombrilla salió volando, me tomo por los hombros y me tiró al suelo. Me levanto rústicamente, estrechándome en sus brazos, haciendo que mi cuerpo doliera.





El rió con malicia, ¿por qué? ¿qué le hice?





—Oh, que aguafiestas. Creo que debes despertar al buen humor.




Su cara ya no era la misma. Sus ojos grises, estaban negros.




El escenario había cambiado, ahora estábamos en una habitación, de esas donde meten a los paranoicos. Él se sentó en un mueble camuflado.




—Muy bonito ¿Verdad?




—Estas demente.




—Por eso vivo aquí ¿Qué no era obvio? —puse los ojos en blanco.




—Idiota.




—Somos iguales—casi me reía. Pero era cierto.




Y ahora estábamos en un parque y había una mujer con una niña, estaban corriendo. Se me hacía conocido su rostro.





—Mi madre— Mi voz suavizo.





—Te juro que no fui yo, de verdad...




—Silencio—me acerque a ellas, ya que de un momento a otro pararon de correr, le toque el hombro, y sorprendentemente me miro.




—Oh, hola ¿La ayudo en algo? —escuchar de nuevo su voz, fue como música para mis oídos.













***





Abrí los ojos de golpe, mi respiración jadeante me desesperaba, y un sudor frío cubría la parte de mi frente. Mire a Jackson. Estaba en el marco de la puerta del baño. Con el miedo puro en su rostro, lo mire con desprecio.




—Cállate—espete sin aliento, cuando abrió su boca. —Ni se te ocurra decir algo, porque te juro, que te encierro en mi cabeza por toda tu desgraciada vida.




De un salto me levante de la cama, agarre una lámpara y la zampe en su dirección. Lo odio, lo odio con todas mis fuerzas.





—Desgraciado—me acerque a él, y con la punta de mi dedo toque su pecho—Ni se te ocurra volver a hacerlo. ¡Te hablo en serio! —y me deje caer. La puerta de la recamara se abrió, y la figura de Sara estaba frente a mis narices. Con prisa corrió hacia mí, se agacho y me abrazo—Lo siento mucho Sara, de veras lo siento.













(...)





Pasaron unas cuantas horas. Me había tomado un vaso pequeño de agua. Mi estómago me pedía a gritos un poco de comida, pero de todas formas, no le preste atención; Solo mantenía mi vista fija en la ventana, de la cual tenía la cabeza apoyada. Una tormenta hermosa había comenzado aproximadamente hace unos minutos. Me fascinaba la lluvia, me sentía bien al ver gotas de agua correr por la ventana.





Se sentó a mí lado, los dos en sumo silencio de complicidad. A ambos nos dolía ese recuerdo, cuanto ardía en el alma, y de allí al corazón. Cuando los recuerdos pasan volando en tu cabeza y no evitas el desgarre profundo del llanto, como una cortada con un cuchillo filoso en el pecho.





Igual que sentir la sangre dejar de correr por las venas, o que tu corazón deje de latir. Sentir aquel vacío incómodo, eso y más provocaban los recuerdos. Querer viajar en el tiempo, y disfrutar de los días buenos.





—No puedes seguir así—no dije nada—Esta vez, no fue culpa mía.





—No se trata de eso. La extraño, quiero tenerla aquí, conmigo. Yo ya no creo en los finales felices, soñaría con ella durante mucho tiempo, y aun así, no volvería.




—Lo entiendo.





—La quiero de vuelta. Eso es lo único que pido.




—La mayoría de las veces pedimos cosas que son imposibles—y ahí fue cuando separe mi cabeza de la ventana, y lo mire. "Pedimos cosas que son imposibles"




—Lo hacemos porque es lo único que nos mantiene con vida. En mi caso por ejemplo.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.