O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» H A U N T E D
Hoy a las 5:01 pm por Ingrid B.

» Novata en el foro
Hoy a las 4:12 pm por Andy Belmar.

» we're foxes ; m.i.
Hoy a las 3:57 pm por jackson.

» être dans la lune.
Hoy a las 3:53 pm por Ongniel

» Que estás escuchando ....
Hoy a las 2:30 pm por Cassie

» ↠ goodbye
Hoy a las 1:39 pm por jackson.

» .Look at the flowers.
Hoy a las 1:04 pm por Jones.

» Mafia Jackson {Muro Interactivo}
Hoy a las 10:24 am por blackstairs

» it ; fichas
Hoy a las 10:11 am por rumancek.

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

POST-IT GIRL

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

POST-IT GIRL

Mensaje por lazoblanco el Miér 01 Mar 2017, 8:27 pm

Nombre: Post-it Girl
Género: Romance y Drama
Autor: lazoblanco


Sinopsis: 

Entre versos y notitas pegadas en su pizarra, la vida de Cali Weaver da un giro de 360 grados cuando conoce a dos misteriosos chicos. Uno mas encantador y simpático que el otro. Ambos tienen un solo objetivo, enamorarla y hacerla sonreír. ¿Con quién decidirá quedarse?
Lo ácido del limón,
Lo dulce de tu corazón,
La boca llena de pasión,
Fue tu decisión,
Romperme el corazón.



¿A quién Cali Weaver romperá su corazón?


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 1: Coincidimos

Mensaje por lazoblanco el Jue 02 Mar 2017, 9:29 am

Capítulo 1: Coincidimos
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


El bus es el único espacio en el que te sientas e intercambias par de palabras con desconocidos, sean hombres o mujeres, aunque estos se los puede dividir: las mujeres (divinas), que siempre llevan su set de maquillaje; los hombres (el atractivo), viste casual en todo momento o de acuerdo a la época; trabajadores, aquellos que luchan por llevar comida a su hogar; los sabios, vamos apodar así a los ancianos, porque son como tus abuelos, te dan los mejores consejos de tu vida; los lectores que van leyendo el diario, soy miembro de este grupo; los estudiantes; vendedores, aquellos que con su discurso de superación de unos 7 minutos te convencen y terminas comprando; entre otros.

Siempre me han encantado los viajes en autobús especialmente cuando la persona que se sienta a lado tuyo es un chico bien chulo. Pero no siempre es así, hay veces que te toca el gordito apestoso, o el señor que abre sus piernas como una ventana. Nunca obtenemos lo que queremos. A pesar de tener el mismo recorrido, suele ser interesante admirar a través de la ventana a las personas caminando o realizando sus actividades diarias, es muy curioso tratar de evaluar a las personas, obviamente cuando no llevas un libro entre tus manos.

Durante cinco días laborables, es decir de lunes a viernes, me levanto a las 7 de la mañana, tomo una ducha, me visto con el primer conjunto que vea a la mano no soy del tipo de chicas que demora veinte minutos vistiéndose, el desayuno es la única actividad que me toma mucho tiempo, cepillo mis dientes y peino mi cabello, usualmente es una cebollita. Trato de realizar todas estas tareas con mucha agilidad durante una hora, debo estar lista a las 8 de la mañana.

Decidir que llevar en la mochila es algo tan complicado aunque no debería ser así porque tienes que saber que materia tienes ese día, además de asegurar bien tu celular ya que te pueden robar, aún recuerdo cuando unos desgraciados me robaron la calculadora, o sea que van a llevar registros de los robos, no les sirve de un chingo la calculadora. Continúo, luego de arreglar la maleta, busco las llaves y salgo de casa a las 8 a.m. en punto. El bus se demora aproximadamente entre 5 a 10 minutos, solo porque tengo la suerte de estar cerca de la estación por lo tanto siempre me toca ir sentada, porque ir parado, es otro caso bochornoso.

Antes, cuando no existía esta línea 94, tomaba otro bus, siempre iba de pie, los hombres te morboseaban, sientes el sudor de personas, y otras cosas. Cuando estés de pie, siempre debes llevar la maleta adelante, porque te pasará lo de mi calculadora.

Decidí que hoy será un día diferente y extraordinario ¡Vamos Cali, tu puedes!. Se preguntan ¿Porqué?, siempre he tenido la idea que tenemos que dar el primer paso para el cambio. Cuando menos te lo esperas, en ese 1% de posibilidad de alteración del destino, algo ocurre, caminos se separan y otros se unen. Sé que es trillado, pero siempre he pensado en enamorarme sentir algo puro y verdadero, como en el pasado cartas escritas a mano, escapes hacia lo desconocido.

El amor es algo tan complicado como las matemáticas, uno de mis libros favoritos de John Green es el teorema de Katherine, y tratar de definir el éxito de tus relaciones en una ecuación es casi imposible. Sé que el objetivo de la vida, es realizarte como persona eso es lo que dicen los padres, sin embargo siento que estoy destinada para cosas mejores . ¡No al amor, para eso existen los fanfic!

Di un vistazo a la calle de la estación, el bus salía despacio, mientras aguardaba a la llegada del bus en la parada, jugaba con la punta del zapato haciendo círculos. Estiré mi brazo para que el autobús se detenga, subí habían 4 personas. Últimamente, en los buses existen unos puestos amarillos para embarazadas y personas discapacitadas; evito sentarme en estos lugares restringidos. Mi puesto preferido es la segunda banca a mano izquierda, nunca da el sol, bueno a veces. Mientras me sentaba, un suspiro se me escapó dándome a conocer que me sentía tan vacía como un vaso sin agua o un cepillo de dientes sin pasta, sola. Giré mi cabeza, tratando de apreciar a la gente a través de la ventana, la gente apurada por llegar a sus trabajos, ensimismada en mis pensamientos sentí que alguien se sentaba a lado mío. Disimuladamente traté de ver quien era, parecía un chico de unos 16 años, su cabello estilo Justin Bieber del 2009, usaba una chompa blanca con manga larga roja, tenía apariencia de ser un chico misterioso y simpático, estaba clarísimo que no era de mi instituto, estilo Evan Peters en American Horror Story. Pero estaba 100% segura que era idéntico a “Jonathan” de Stranger Things.

Mis pensamientos acerca del chico eran como pequeños elfos de fuego en busca de miel, no podía parar, trataba de imaginarme como era el chico. Aquel desconocido de manera extraña había impactado a mi corazón, un susurro se adueñaba y lentamente derretía mi interior. ¿Será el destino o casualidad? El Romeo de mis sueños que tanto he esperado. ¿Puedes sentir el latido de mi corazón? Esto es tan cursi, rápidamente mis ojos se pusieron en blanco; no podía creer que estaba imaginándome una jopida historia de amor con un desconocido.

Me sentía tan incómoda, similar al vomitar en frente de tantas personas, unas ganas desesperadas de preguntarle nombre, edad, tipo de sangre y tal vez si quería ser mi amigo. Exagero, pero todo eso quería saber realmente. De pronto, sentí que su hombro impedía que el mío se moviera, así que traté de moverme y coloqué mi espalda recta; sentí su mirada.

Cerré mi ojos por un segundo, giré mi cabeza y sesgadamente lo vi. Era lindo e interesante, mi corazón latía rápidamente había causado una gran impresión en mi, como cuando me enteré que existían los escupefuegos. Mantuve la mirada fija a la ventana, otra vez, como que nada había pasado; ¿Se habrá dado cuenta? Eres mi estrella de la suerte, mis suspiros se han terminado, querido desconocido.

Por momentos sentía su mirada fija, ¿Qué pensará de mí? No soy bonita, como las divinas que van en este bus, sin maquillaje, despeinada y con zapatos deportivos; nada femenina. ¿Porqué no puedo leer la mente de las personas? Bueno, solo quería escuchar los pensamientos de mi desconocido. Cuando estaba en la escuela, solía ser mas decidida y atrevida, iba directamente al grano. Por lo que, ya debería saber su nombre, pero no era capaz de abrir la boca delante de tantas personas y quedar como loca obsesionada por un desconocido. ¿Porqué la timidez? Cali, solo pregunta su nombre, mi mente lo repetía cada cinco segundos.

Durante todo el recorrido del bus pasamos juntos, eso sentí. ¿Qué habrá sentido él? ¿Le habrá molestado mi presencia o mi forma de actuar? De pronto, todo cambió.

Si pensabas que me habló, no, nunca lo hizo. Soy una perdedora, sin suerte.

Estaba a unos 10 minutos de mi parada, cuando mi destino se bajó y otro ocupó su asiento.

Seré sincera, realmente me había enamorado por primera vez de un desconocido. Bajé en la siguiente parada, decepcionada, sin esperanzas de volverlo a ver; como esperar lluvia en estación seca. Otro día de colegio.


No hubo nada mas interesante aquel día.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 2: ¡A luchar!

Mensaje por lazoblanco el Jue 02 Mar 2017, 6:36 pm

Capítulo 2: ¡A luchar!

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Al día siguiente, como una perdedora sin suerte, esperaba toparme de nuevo con él; para verlo aunque sea una vez. La misma rutina de siempre, solo que él bus demoró un poco, unos cinco minutos más aprox.  El puesto en el cuál me senté la vez que lo vi, estaba ocupado; sabía que no sería lo mismo. Para tranquilizar la ansiedad, saqué un libro de la maleta, Teorema de Katherine, cuando el bus se detuvo en la parada de mi chico, alcé la mirada esperando que sea él, pero no fue así. Cuando el carro echó a andar, un chico corría; era él. Mis ojos se abrieron y una sonrisa de oreja a oreja. ¿Creían que él iba a tomar el bus? Mi “Stranger boy” no subió. Continué leyendo como sino me importara, pero en realidad me dolía no verlo.

Absolutamente, todo el día pensaba que nunca lo vería, solo fue una coincidencia algo que siempre pasa. Trataba de desviar mis pensamientos, empecé hacer anagramas la palabra ascoàsaco, fue la única que pude; hacer anagramas en poco tiempo es muy difícil y cansado.

Luego de un día largo y aburrido, la cama estaba mas suave de lo normal, mi cabello generaba un olor a manzanilla que se esparcía por toda la habitación. El blanco tumbado mostraba escenas del chico corriendo por tomar el autobús. Solo por segundos.
Capaz, yo podría tener mi momento “eureka” cuando descubra un teorema para dar a conocer ¿Qué posibilidad hay de encontrarse más de dos veces con una persona? Pensándolo bien, muchas personas me agradecerían; me consta que cuando ves un chic@ guap@ siempre tienes el anhelo de verl@ otra vez. Mi celular empezó a sonar, con el dedo gordo del pie trataba de acercarlo despacio hacia mi mano. Agarré el celular y vi en la pantalla, era mi mejor amigo.

“Dave McNally está llamando”

Contestar, odiaba cuando el bendito iPhone solo te da esa opción.

Contesté.

-Hay una fiesta, Srta. Weaver-cada vez que Dave llamaba su madre siempre interrumpía diciendo-Hola Cali, pásame a tu mamá- básicamente las que terminaban conversando era nuestras madres, pero hoy fue diferente.
-Hey, estás?-insistió Dave

-Disculpa, pensé que tu madre iba a interrumpirnos-una risita se escapó-estoy cansada Dave, mañana te veo en el colegio.

Dave suspiró.

Cerré la llamada.

Desde los 5 años vivíamos mi madre y yo en este pueblo luego Dave McNally se convirtió en mi vecino. El chico mas deseado por todas las populares del colegio, me refiero al grupito de porristas. Perdedoras que carecen que materia gris, tanto maquillaje les ha absorbido el potencial del cerebro. Ellas sufrían porque una chica Cali Weaver, normal, era su mejor amiga.

Recordando un poco, recibí sus insultos hasta décimo grado cuando Dave les puso un alto. Es un buen chico, egocéntrico y con mal carácter. Sus padres están divorciados, igual que los míos. Ambos somos hijos únicos.

-Cali, la comida está lista-gritaba mi madre desde el primer piso, siempre tenía la mala costumbre de gritar; típico de madres latinas.

-Voy-contesté mientras me ponía mis pantuflas de gato, creo que necesitan una lavadita, ya parecen la alfombra de la entrada en época de lluvia.

-Por… fin bajas-dijo mi madre mientras se llevaba una manzana a la boca, al parecer hoy solo será una ensalada de frutas.

-No pongas esa cara-habló al darse cuenta de mi expresión facial cuando vi la “cena”.

-Esta bueno-contesté mientras me sentaba y probaba el kiwi cortada en pequeños rectángulos.

-¿Qué buenas noticias tienes?-preguntó arqueando la ceja tratando de obtener alguna respuesta de mi parte.

-Dave ha llamado-me limité a contestar.

-¿Quieres hablar de eso? Ese chico esta colado por ti, Srta. Weaver-esbozó una sonrisa triunfante.

-Mamá no empieces, no es mi tipo-la manzana estaba un poco ácida.

-Así se empieza, con un “no es mi tipo”-odiaba que mi madre tratara de entenderme, a veces creo que ella no conoce a su propia hija.

-Terminé- me levanté y lavé el plato, en menos de cinco minutos me encontraba otra vez en la cama.

Abrí la ventana, para ver la luna… Pidiendo un deseo: “Solo quiero ver al chico, una vez más”.

Recibí un mensaje en whatsapp.

Rose Mayer

-Gorda, ¿Viste al chico desconocido?  23:11 p.m.

Mi confidente, Rose, ella era la única que sabía de “Stranger boy”.

-No, bueno un poco. No alcanzó el bus  (carita triste).    23:13 p.m.

Doble visto azul.

Rose esta escribiendo…

-Mala suerte que estudiemos en institutos diferentes, podría ver mas seguido a Dave (carita sonrojada).   23:15 p.m.

Odiaba cuando cambiaban el tema de la conversación.

Rose esta escribiendo…

-Gorda, digamos que veo el futuro, mañana lo verás (guiño). 23:16 p.m.

Ojalá tenga razón.

-Ojalá. Con respecto al tema de “Dave”, podemos salir el domingo (guiño). 23:16  p.m.

Rose esta escribiendo…

-Gracias mi gorda, te adoro. ¡A luchar! Te escribo mañana (guiño +carita feliz).  23:17 p.m.

-¡A luchar! (carita feliz). 23:18 p.m.

Puse la alarma en el celular y lo bloqueé. Me acosté bocabajo,en menos de 5 minutos, estaba en el mundo de los sueños.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 3: Dave McNally

Mensaje por lazoblanco el Vie 03 Mar 2017, 9:34 am

Capítulo 3: Dave McNally

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

La alarma sonó como trompeta, odiaba tener que levantarme cada mañana así. Tomé una ducha ligera, para relajar los músculos. Jeans y una blusa morada sin mangas con una chaqueta y botas  negras. Mi estilo era un poco “rápidos y furiosos”, traté de hacerme la cebollita pero mi cabello estaba rebelde y ahhh… ahí queda.

-Hija, Dave esta esperando, baja rápido solo tienen 5 minutos-mi madre siempre estaba exagerando las cosas.

-Vale-me limité a contestar

Bajando las escaleras de dos en dos, vi que Dave mandaba unos mensajes.

-Loser, ¿Cómo estas?-pregunté mientras sacudía su cabello recién peinado.

-Odio que me despeines-sus manos trataban de arreglar al cabello despeinado.

-Voy comiendo en el camino-cogí una tostada y un batido de frutilla que mi madre había preparado, no podía llegar tarde a la parada sino no vería al chico.

Ahora Dave se sentaría alado mío.

-Estás de humor hoy, que extraño-dijo Dave mientras abría la puerta principal

-Adiós, cuídate-cerré la puerta, escuché a mi madre repetir las mismas palabras mías

Mientras caminábamos a la parada, recibí una notificación.

Rose Mayer:

-¡A luchar! Gorda tu puedes, y no te olvides de la salidita (guiño)  7:57 p.m.

-Dale, listo (guiño+cara sonrojada)  7:58 p.m.

Bloqueé el celular.

Dave me había estado mirando de reojo cuando texteaba con Rose.

-Es Rose-dije mientras movía el celular

-Oh-limitó a decir

Eran las 8 en punto, igual que ayer. Me balanceaba con ayuda de los pies, estaba feliz y pues anhelaba con toda mi alma verlo otra vez.

Sentí la mirada de Dave clavada en mi rostro, confundido y sorprendido.

El bus se acercaba lentamente hasta que se detuvo por completo.

Dave y mi persona nos subimos, él pagó mi pasaje. Siempre sonreía cuando me compraba algo o me cedía el asiento.

Nos sentamos juntos.

Aún recuerdo la primera vez que conocí a Dave McNally, mi madre estaba feliz que los Foolers se mudaran al otro lado de la Ciudad, aparté la cortina para ver que tipos de personas eran.

-Es madre soltera como yo-decía mi madre con tono preocupado parándose  en puntitas para observar mejor.

Mis ojos se pusieron en blanco, el chico era alto 1.65 cm, su cabello café claro largo y rizado caían sobre sus hombros, era lo único que podía ver a tal distancia. Ayudaba a su madre con los paquetes, parecía tener mi edad, once o doce años aprox. Mas rápido que un chasquido de dedos, mi madre estaba afuera ayudando a los nuevos vecinos, ella señaló hacia donde estaba yo; avergonzada por séptima vez. Decidí salir y tratar de ser cordial con los recién llegados.

Caminé hacia donde ellos estaban desempacando sus cosas.

-Buenos días-dije sonriendo mientras extendía mi mano hacia la señora.

-Soy Maddie-dijo la señora sonriendo y presentando a su hijo que se llamaba Dave

-Hola Dave-extendí mi mano, esperando que el hiciera lo mismo.

Él me miró con sus ojos esmeraldas, mientras sonreía y su nariz se ponía roja en la punta.

-Me llama Dave McNally-contestó sonriendo de oreja a oreja

-Me llamo Cali Weaver-me limité a decir

Fue la primera vez que nos conocimos, de ahí descubrí que cuando su nariz se torna roja es porque esconde un secreto.

-Me escuchas-dijo Dave mientras con la punta de su dedo tocaba mi hombro para volver a la realidad.

-Lo siento, recordaba la primera vez que nos conocimos-jugaba con su cabello cuando sin darme cuenta habíamos llegado a la parada del chico.

Pondré un nombre temporal hasta que lo conozca realmente. “Jonathan de Stranger Things” será su apodo temporal. Ayer se habían alineado las estrellas, los planetas, los satélites, mi gran deseo se había cumplido, mis ojos se habían abierto hasta su limite, un calorcito extraño invadía mis mejillas. Estaba él, pagando su pasaje. Ahora lo podía ver mejor, cabello café entre oscuro y claro era lacio pero estaba arreglado, realmente se parecía a Jonathan. Empezó a caminar en nuestra dirección, alcancé a ver que sus ojos eran azules como la playa varadero de Cuba. Desvié mi mirada para que no sea tan notorio mi adoración por Jonathan.

-Salgamos el domingo con Rose- sonreí a Dave para que aceptara chocando hombro contra hombro.

-Tengo una fiesta-con un tono frío y distante contestó a mi invitación

Durante todo el recorrido no hubo una razón y tema para conversar. Saqué mi libro Teorema de Katherine para distraerme y dejar de pensar en Dave con su enojo, o de Jonathan con sus hermosos ojos azules. Mis ojos empezaron a devorarse cada una de los párrafos del libro, cuando Dave habló.

-Me pones nervioso cuando te pones a leer, iré el domingo contigo y Rose, ¿vale?-Dave sonrió cogiendo mi cachete como los cangrejos a sus víctimas.

Abracé a Dave por cinco segundos, para agradecerle, Rose estará feliz de verlo.

Sentía una mirada, pero era imposible que el chico “Jonathan” estuviera observándome. Durante todo el recorrido explicaba a Dave, de que trataba el libro. Parecía interesarle más que a mi.

Habíamos llegado a la parada del chico, él se bajo, podía sentir un aura negativa. No soy bruja pero uno siempre puede percibir cuando algo anda mal. Dave empezaba a notar mi preocupación por el “Stranger boy”.

-Recuerdas cuando te caíste de la piscina- Dave trataba de distraerme con recuerdos del pasado. Pero en realidad no recordaba mucho, casi nada.

-Fue tu culpa, eso dice mi madre-dije dándole un pequeño golpe, él había sido el culpable de que me golpeara fuerte en la cabeza y que no recordara nada lo que había pasado ese día.

-¿Qué recuerdas?-preguntó sarcásticamente, sabía muy bien que recordaba absolutamente nada, todo mi madre me lo había contado con lujo de detalles.

-Nada-me limité a decir.

-Es verdad que te hice caer, pero no recuerdas el porque-guiñó el ojo, algo no me estaba diciendo.

-Tu nariz-grité mientras todas las personas del bus giraron su mirada hacían nosotros.

-Es la parada-dijo haciendo un pucherito, esta vez él había ganado.

Ambos bajamos. ¿Qué fue lo que pasó para que huyera y me resbalara?

Nada interesante ocurrió en el colegio.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: POST-IT GIRL

Mensaje por FacundoSwagBoy_ el Lun 13 Mar 2017, 1:46 pm

Interesante, me ha encantado <3 
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: POST-IT GIRL

Mensaje por Wuthering Heights. el Lun 13 Mar 2017, 2:08 pm

Nueva Lectora!
Me llaman eme (M), como la letra.
Me gustaría que continuaras con la nove, me está gustando mucho.
Un bezooooooooooo
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: POST-IT GIRL

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.