O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» mango jelly
Hoy a las 2:21 pm por pera

» ÉLITE — audiciones abiertas
Hoy a las 12:09 pm por Andy Belmar.

» My brother's friends (Harry, Zayn y ___)
Hoy a las 10:25 am por Lairee_04

» trust the unknown
Hoy a las 9:12 am por spellman.

» Una Mortal y un Dios (Loki y tú) "inscripciones"
Hoy a las 6:41 am por mili_directioner<3

» el arte del engaño y los sueños de un escritor.
Hoy a las 4:42 am por supersonic.

» Una Mortal y un Dios (Loki y tú)
Hoy a las 4:06 am por Lairee_04

» FletaBlades and Jjonak's Orbs
Ayer a las 11:11 pm por kai.

» Struck whit me ↯
Ayer a las 9:55 pm por Stark.

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ bxmbshell.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

생존자 |Tema de Personajes.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

생존자 |Tema de Personajes.

Mensaje por bomb. el Vie 03 Feb 2017, 4:35 pm

I'm a survivor...
+ Tema de personajes de Didi.
+ No comentar.
+ En edición.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 생존자 |Tema de Personajes.

Mensaje por bomb. el Dom 05 Feb 2017, 3:51 pm


Ryô Kai
Woo Ryô Kai o como sus amigos y familia lo llaman: Kai; nació en Seúl, Corea del Sur para el año 90 en el seno de una de las familias "nuevas" más poderosas y adineradas del continente asiático; jamás le faltó nada y ciertamente, puede asegurar de que incluso llegó a tener mucho más de lo que necesitaba o quería pues a sus padres les encantaba consentirlo, (aún hoy en día, les sigue fascinando). No obstante, siempre le enseñaron a mantenerse con los pies sobre la tierra y la cabeza bien centrada en sus objetivos.

Tiene dos lemas de vida, el primero es "trabaja duro por lo que quieres y una vez que lo obtengas, cuídalo y no te descuides", y es así porque eso era lo que su padre solía decirle siempre cuando era pequeño y apenas estaba aprendiendo cómo se manejaba el mundo. El segundo, era la frase favorita de su madre "no importa lo que la gente diga, Ryô Kai, haz lo que quieras hacer, sé lo que quieras ser, ama a quién quieras amar y vive tu vida sólo como tu consideres que es la mejor manera de hacerlo... Hijo, tu vida es sólo tuya, y sólo tú decides que hacer con ella". 

Él sabe que ha sido afortunado de nacer en la familia que le tocó; sus padres han sido un apoyo incondicional y él supo bien cómo agradecérselos al relevar a su padre de su cargo en la compañía siendo, él todavía muy joven pero es que: "Papá, tú ya has hecho lo suficiente. Te has cansado y pedido a ti mismo durante tantos años, es mi turno de ser el pilar que sostenga a la compañía y e motor que la impulse hacia delante, tú debería disfrutar de los años que te quedan junto a mamá. Consiéntela, anda, mejor ahora que puedes, ¿no?" A lo que su padre le había respondido que él siempre ha consentido a su mujer.

Es mitad japonés, su madre es nativa de Tokyo. De hecho, llegó a vivir una corta temporada en esa ciudad luego de que la muerte de su abuelo, Hiro Kiromayo, ocurriera. Su abuelo, un excelente hombre, serio y quizás poco cariñoso pero muy sabio le dio un último consejo, pese a ser el muy pequeño todavía para poder entenderlo a cavalidad, antes de pasar a mejor vida. Él le dijo: "Siempre da lo mejor de ti mismo, Kai. Si vas a hacer alguna cosa o quieres algo, trata siempre de dar y hacer siempre tu mayor esfuerzo por ello. Naciste en una familia afortunada, quizás nunca te falte nada pero de todas formas debes ser consciente de que las cosas no sólo llegan porque sí. Todo lo que tenemos, todo lo que tienes es porque tanto tu padre como tu madre como yo, nos hemos esforzado durante años para obtenerlo. Hemos trabajado duro, hemos caído y nos hemos levantado... La cosa aquí Kai es que, en la vida hay buenos y malos momentos, buenas y malas oportunidades. Se cometen errores, es normal, somos humanos. Si siempre tuvieses el sabor de la victoria en tu boca, no sabrías apreciar lo que realmente vale". 

Luego de la muerte de su abuelo y pese a que se establecieron definitivamente en Corea, tanto su familia como él han estado yendo y viniendo de un país al otro y viceversa debido a que la cede principal de las distintas empresas familiares quedaban una en un país y la otra en el otro; la de su padre en Corea y la de su abuelo en Japón: esto hasta que decidieron que fusionar ambas compañías sería la mejor opción para todos, entonces lo que eran W Company y la Kiromayo Corporation, se convirtieron en el gigante empresarial que hoy en día se conoce como: W&K Corporation. Eso marcó un cambio en su vida, uno para bien. Con ambas empresas funcionando como una sola, las ganancias familiares se cuadruplicaron y el negocio familiar sólo creció y creció, convirtiéndose en uno de los conglomerados empresariales más grandes e importantes a nivel mundial.

Ryô Kai estudió siempre en los mejores colegios y universidades del país; y destacó por no sólo por su excelente rendimiento académico sino también por su carisma, liderazgo y humildad, pese a estar casi siempre en la cima de los alumnos con mayores recursos. Supo llevarse bien con las personas, era un chico fácil de tratar, siempre siendo amable, atento y amigable; ayudaba a todo el que podía pues tiene un corazón noble. Por esto, también fue engañado y timado numerosas veces, demasiado joven e inocente como para darse cuenta de las segundas intensiones que tenían las personas al acercarse a él. Peco de ingenuo y se llevó muchas decepciones pero, también, ha tenido muchas buenas experiencias y ha conocido personas maravillosas como su mejor amigo: Kim Ha Ri.

Ha Ri, es para Kai el hermano menor que jamás pudo tener debido a los riesgoso que sería para su madre otro embarazo. Sus padres, al igual que él, lo han adoptado e incluido en su núcleo familiar, llegando a considerarlo un hijo propio. A lo largo de los años, Ha Ri ha sabido mantenerse a su lado, siempre fiel, su mayor confidente, su compañero de tragos, y aunque al salir de la preparatorio cada uno tomó caminos diferentes; él como el empresario que es ahora, y su mejor amigo, como la estrella de la selección nacional de fútbol. Su amistad logró trascender volviéndose más una solida hermandad que le llena de orgullo. Él se siente muy orgulloso de poder decir que Ha Ri es su amigo, y también muy agradecido de que ese mocoso que él conoció hace tantos años, y al que vio crecer y que lo vio crecer, se mantenga a su lado aun después de tantos altos y bajos.

Con respecto a su vida amorosa, Ryô Kai realmente no ha tenido mucha suerte, las chicas que se han interesado en él van más detrás de su billetera que de él por él mismo y eso aunque solía desanimarlo no se había negado jamás la oportunidad de tratar de conquistar a alguna chica que llamase su atención. Sólo una vez estuvo a punto de casarse, la chica con la que se había comprometido parecía ser su chica ideal, era todo lo que el necesitaba y no había estado buscando. Fue su ilusión más grande y también su mayor decepción pues el día de la boda ella no llegó. La esperó por tres horas parado en el altar, y luego otras dos en la parte trasera de la iglesia a ver si llegaba, no lo hizo. Ella jamás llegó, jamás se apareció. Lo único que supe fue, por una llamada telefónica de alguien más, que ella se había largado con otro sujeto; alguien al que él ciertamente conocía y no era de su agrado. Con su corazón destrozado y habiendo perdido completamente su fe en las mujeres, se enlistó en el ejercito para cumplir con su servicio militar obligatorio.

A su regreso Kai se encerró a sí mismo entre montañas de trabajo y papeleo dentro de la empresa, el agradable chico que era tan sociable y gustaba de divertirse y salir a conocer el mundo, ahora era una versión triste y marchita de él que ya no tenía casi tiempo ni para su propia familia o amigos, mucho menos para conocer a alguien más.
DATOS BÁSICOS.
pareja
TRAMAS.
» Nombre Completo: Woo Ryô Kai.
» Apodo: Kai.
» Edad: 27 años.
» Nacionalidad: Coreano-Japonés.
» Ocupación: CEO's de W&K Corporation, C.A.
» Nivel Económico: Alta.
» Área de Hospedaje: Primera Clase.
» Pareja: Lee Eun Sun.
» PB: Kim Jong Hyun.
+ Woo Young Dae {Padre.
+ Akira Kiromayo {Madre.
+ Hiro Kiromayo {Difunto abuelo.
+ Kim Ha Ri {Mejor amigo.
+ Goyô Ai Miu {Amiga.
+ Sung Dong Woo {Amigo.
+ Hwang Rae Hee {Amigo.
+ Im Joo Woo {Mascota.
+ Boo Hyung Sik {Amigo.
+ Shin Yoong Soo {Rival.
+


Última edición por bomb. el Sáb 07 Abr 2018, 11:23 pm, editado 5 veces
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 생존자 |Tema de Personajes.

Mensaje por bomb. el Miér 07 Feb 2018, 1:54 pm


Ai Miu
Goyô Ai Miu es una reconocida modelo japonesa. La cara de grandes marcas tanto nacionales como internacionales. A sus 23 años está en el mejor momento de su carrera. Es una de las modelos más cotizadas y mejor pagadas de todo el continente asiático además de ser la heredera de uno de los imperios hoteleros más grandes de todo el continente.

No obstante, la vida de Ai Miu no es tan fantástica como todo el mundo cree. Asediada por la prensa y su madre, su nombre constantemente se cuela en los titulares de arte y espectáculo. Ha protagonizado numerosos escándalos de relaciones fallidas, berrinches en las sesiones de fotos, entre muchos otros que le han otorgado su imagen de "niña mimada". "Una chica que es tan malcriada como es bonita".

Pero la verdad es que todo aquello ha sido un efecto colateral de no poder hacer lo que realmente le gusta. Aimiu desde pequeña se vio atraída por el mundo de la hotelería y los negocios. Sus momentos favoritos er cuando su padre la llevaba con él al trabajo y le explicaba cómo mantenía tanto sus caprichos como los de su madre.

Ha medida que fue creciendo se imaginó a sí misma tomando lugar como mano derecha de su padre manejando el imperio hotelero que contanto esfuerzo había levantado. Sin embargo, la idea de su madre era otra completamente diferente; desde pequeña la estuvo obligando a participar en toda clase de concursos de belleza y a los doce la hizo iniciar en el modelaje. De un momento a otro sus estudios pasaron a un segundo plano y para su madre era más importante hacerla una muñequita de porcelana.

Ella ha tenido que luchar en contra de la imagen de "niña bonita" que desde chiquita su madre usó para vestirla. Completamente contraria a la idea de su madre de lo que es una "vida perfecta" ha tenido que lidiar también con la insistencia de la mujer de casarla a temprana edad con un "buen partido".

Estudia hotelería y ha estado preparándose a escondidas de su madre, con su padre, para tomar las riendas de la nueva línea de hoteles que se inaugurarán en Corea a finales del año.
DATOS BÁSICOS.
pareja
TRAMAS.
» Nombre Completo: Goyô Ai Miu.
» Apodo: Miu.
» Edad: 23 años.
» Nacionalidad: Japonesa.
» Ocupación: Modelo. /Estudiante de hoteleria.
» Clase Social: Alta.
» Área de Hospedaje: V.I.P.
» Pareja: Shin Yoong Soo.
» PB: Moon Byul.
+ Sim Min Ji {Mejor Amiga.
+ Xiao Xian Lu {Mejor Amigo.
+ Woo Ryô Kai {Amigo.
+ Im Joo Woo {Buena relación.
+ Joon Nam Wook {Buena relación.




.


Última edición por bomb. el Dom 08 Abr 2018, 9:19 pm, editado 2 veces
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 생존자 |Tema de Personajes.

Mensaje por bomb. el Miér 07 Feb 2018, 4:35 pm


Dong Woo
Sung Dong Woo es el segundo de tres hermanos, hijo de Sung Nam Joon y Sung Ji Woo, un matrimonio de artistas plásticos bastante reconocidos en el país. Se crió en el seno de una familia donde el arte y el amor por esta era el pan de cada día. Aprendió primero sobre los colores que sobre números o o computación.

Su madre es una apasionada artista plástica, aficionada a los oleos y el acrílico. Con un estilo desprolijo, se inclina demasiado por el abstraccionismo que por cualquier otra corriente. Su padre, artista plástico también, se especializó más en la escultura que en el arte pictórico; a diferencia de su madre es más meticuloso y dedicado a los detalles. Sus esculturas casi siempre de pequeño tamaño pero con demsiados detalles estéticos, es la preferencias de muchos. Su hermano mayor, es caricaturista; uno muy bien pagado por una editorial reconocida y su hermano menor, es un estudiante de música, un prodigio. Todo un orgullo e la familia...

Y luego está él, rompiendo con la corriente artística de la familia, decidió estudiar medicina en lugan de algún arte. La primera vez que manifestó sus intenciones de estudiar medicina y no arte tanto sus padres como sus hermanos se rieron de él en su cara. "Llevas el arte en las venas, ¿por qué vas a desperdiciar tu vida estudiando algo como eso?, le habían dicho sus padres. Dong Woo realmente no supo como tomarse eso, sus padres no eran como los demás padres y él no sabía como manejarlo.

No obstante, el se esforzó por ello. En un principio sus padres se negaron rotundamente a apoyarlo, por lo que tuvo que trabajar e ingeniárselas para reunir el pago de los primeros periodos de colegiatura; sin embargo, con el tiempo (aunque no cambiaron de opinión respecto a lo que él había decidido hacer con su vida) se mostraron más comprensivos y comenzaron a ayudarlo y darle su apoyo, al menos económico.

Dongwoo estudió y sacó su carrera en muy poco tiempo, jamás dejó perder una asignatura e hizo todo lo posible para ser siempre el mejor pues él enserio amaba lo que estaba haciendo. Se graduó a edad temprana y desde entonces está como nterno y médico de emergencias en el hospital Hyungdong de Seúl.

apuesto, inteligente, con un alma sensible a las artes pues siendo hijo de quiéne es, no puede evitar sentir esa fascinación y ese amor correr por su venas pero no como para verse él haciendo eso. Está estudiando su especialización en inmunología pediátrica.
DATOS BÁSICOS.
pareja
TRAMAS.
» Nombre Completo: Sung Dong Woo.
» Apodo: Dr. Sung.
» Edad: 24 años.
» Nacionalidad: Coreano.
» Ocupación: Médico de emergencias. /Estudiante de post-grado en Inmunología Pediátrica.
» Clase Social: Media-alta.
» Área de Hospedaje: Clase turista.
» Pareja: Byun Young Ji.
» PB: Kim Nam Joon.
+ Choi Je Sun {Amigo.
+ Hwang Rae Hee {Amigo.
+ Hwang Myung Dae {Ese mocoso.
+ Woo Ryô Kai {Amigo.
+ Im Joo Woo {Buena relación.


Última edición por bomb. el Lun 09 Abr 2018, 8:00 pm, editado 2 veces
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 생존자 |Tema de Personajes.

Mensaje por bomb. el Lun 12 Feb 2018, 12:54 pm


Hyo Rae
Yoo Hyo Rae nació en Namyangju, Corea del Sur en un pesado y crudo invierno. Debido al frío y a los escasos recursos de su madre, esta no podía mantenerla ni criarla por lo que la dejó en un lugar en el que sabría le podría ir mejor.

Hyorae creció entre las cuatro paredes de un orfanato en su ciudad natal; sus primeros cinco años de vida están almacenados en su cerebro como recuerdos turbios, un poco difusos y distantes, muy distantes, pero, se acuerda perfectamente de cuando fue transferida. Tenía cinco años cuando llegó a Seúl, a un orfanato que supuestamente debería haber sido mejor que la pequeña casita en la que anteriormente había vivido: fue una mentira.

Sí, su nuevo "hogar" era más grande había más niños pero no era bonito, no era acogedor, las personas no eran agradables y su infancia se volvió una terrible pesadilla. Se levantaba muy temprano a ayudar en el lugar, iba a al colegio y cuando regresaba tenía que cumplir con otras actividades extras que le impusieran. Tenían que trabajar para ganarse la comida y si hacían enojar a alguno de sus cuidadores o no lograban alcanzar las espectativas que ellos tenían era muy sencillo ser castigados; ella fue castigada muchas veces.

Los castigos iban desde cosas tan inofensivas como irse a la cama sin comer y levantarse al día siguiente igual, pasando por los encierros en un pequeño "cuarto de la vergüenza", un pequeño armario de menos de un metro de ancho, húmedo, oscuro y con un hedor repugnante, hasta pasar horas arrodillados en el patio sobre chapas de botellas, bajo el sol inclemente y los azotes.

No obstante, esa no era lo peor de vivir en un orfanato. No, lo peor era cuando llegaba alguien que quisiera adoptar. Los vestían y arreglaban con sus mejores pintas, los hacían pasearse "naturalmente" por las instalaciones del lugar como si se tratasen de un producto que quisieran vender. Luego, si alguno había logrado llamar la atención de los potenciales padres, eran llamados a la oficina principal donde podrían intercambiar una palabras (siempre siendo supervisados) con las personas y finalmente eran despachados. Si tenían suerte, a los pocos días regresarían por ellos.

Hyo Rae nunca tuvo suerte.

Cerca de los catorce, completamente resignada a no ser adoptada, a no tener una familia jamás, se cansó de ser expuesta como mercancía, de los abusos, los maltratos tanto físicos como psicológicos, huyó. Tomó sus pocas cosas, robó un poco de comida de la cocina y lo poquito que había podido ahorrar cantando en un parque cercano al orfanato, compró un boleto a Seúl, (sólo porque era el destino con salida más próxima), y no miró atrás.

Una vez en Seúl comenzó a buscar trabajo, se le daba bien cantar y en el orfanato les daban la oportunidad de aprender un instrumento así que ella había escogido la guitarra, y se había llevado su vieja y mohosa guitarra con ella: su mejor amiga. Eso fue su sustento los primeros días. Cantaba fuera de los cafés, en los parques, en las plazas, en las esquinas de Hongdae, donde sea que hubiese un grupo ligeramente grande de personas pero no siempre le daba para comer y todavía tenía el problema del techo.

Vivió por días en un parque, durmiendo en una banca, aseándose en los baños públicos, mendigando sobras en restaurantes. Personas extrañas llegaron ofreciéndole "trabajo" pero ella nunca aceptó, no era tonta sabía la clase de "trabajo" que le estaban ofreciendo. Pasó hambre y frío, en invierno todo era peor y había sido invierno cuando ella se "topó" con la señora Rae.

El encuentro no fue grato para ninguna de las dos, Hyorae había pasado casi dos semanas sin obtener nada de dinero, siendo corrida de los lugares donde se ponía a cantar, durmiendo en bancas frías, en esquinas oscuras, huyendo de posibles agresores y violadores, sin comer. Estaba desesperada y aquella mujer parecía lo suficientemente indefensa como para robarle. 

La pelirroja la vio cuando la mujer iba saliendo de un pequeño supermercado, llevaba en sus manos dos bolsas de comida. Hyorae no apuntó por quitarle el bolso, ninguna joya o algún objeto de valor, ella sólo tenía hambre. Antes de darse cuenta había salido corriendo hacia ella y aprovechando su despiste le arrebató una de las bolsas y siguió corriendo. La mujer gritó, la escuchó seguirle, ella trató de ir más rápido pero no contaba con que un policía saldría de la nada y la atraparía.

El sujeto fue brusco, le había gritado "ladrona" y "sin vergüenza", ella no era ladrona ni sin vergüenza, ¡ella tenía hambre! Era una niña y no tenía techo, no tenía comida, su aspecto no era el mejor, por su puesto que no. Se la iban a llevar a la comisaría, la regresarían a un orfanato y todo habría sido en vano. Se echó a llorar desesperadamente.

De alguna forma, la mujer había logrado alcanzarle, tanto a ella como el policía, este le devolvió a la señora su bolsa con sus alimentos y estaba por llevarse a Hyorae con él cuando ella intercedió por la pequeña y mugrosa niña. Hyorae nunca entendió por qué aquella mujer había querido ayudarla cuando ella le había robado pero se las apañó hasta hacer que el policía la dejara en libertad y luego la llevó consigo hasta su casa donde estaban sus "tres" hijos; le dio comida, le permitió asearse, le dio vestido y un techo en el que podía quedarse a cambio de que le ayudase con las cosas del hogar y a cuidar a la menor de sus hijos: Rae Sun Bi.

Poco a poco se fue adaptando y enterando de las cosas, los otros dos hijos de la mujer se volvieron sus mejores amigos: Eunyoo y Hyungsik, aunque Hyungsik no era hijo de sangre de aquella mujer, él, al igual que ella, estaban viviendo ahí gracias a su hospitalidad y buen corazón. Todos ayudaban entre ellos, Rae pudo seguir con sus estudios, iban a la misma escuela pública, los tres y cuidaba de la hermanita menor de EunYoo.

Con los años consiguió trabajo y fue mejorando tanto encanto como en guitarra, se hizo inseparable con los dos chicos y la madre de Eunyoo se volvió lo más cercano a una madre que jamás tuvo. Le pegó demasiado cuando la mujer enfermó.

Fue tan triste y duro ver como todo volvía a desmoronarse. En un principio los tres ayudaban a mantener las cosas, la casa, las cuentas, los gastos, vivían todos juntos y tanto Hyungsik como Hyorae sentían un profundo cariño y agradecimiento para con la mujer como para dejarlos a su suerte . Pero, después de unos años, cada uno fue tomando su rumbo, ella se mudo a un piso sola, Hyungsik se mudó con sus tíos y Eunyoo quedó sólo con su hermanita. 

No obstante, siguen ayudándole en todo lo que pueden solo que Eunyoo dejó de aceptar ayuda económica de parte de ellos por lo que tanto Hyorae como Hyungsik no pueden más que ayudarlo con el cuidado de Sunbi, brindándole su apoyo emocional, y haciéndole la despensa de vez en cuando, (aunque esto último casi siempre implica una pelea con Eun Yoo).
DATOS BÁSICOS.
pareja
TRAMAS.
» Nombre Completo: Yoo Hyo Rae.
» Apodo: Rae.
» Edad: 21 años.
» Nacionalidad: Coreana.
» Ocupación: Cantante-Mesera.
» Clase Social: Media-baja.
» Área de Hospedaje: Camarotes para Empleados.
» Pareja: Choi Je Sun.
» PB:
+ Rae Eun Yoo {Mejor Amigo.
+ Boo Hyung Sik {Mejor Amigo.
+ Song Soo Min {La Unnie más linda y genial.
+ Pak Mi Suk {Amiga.
+ Lee Eun Sun {Amiga.
+ Han Soo Yoo {Buena relación.


Última edición por bomb. el Dom 08 Abr 2018, 1:45 am, editado 1 vez
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 생존자 |Tema de Personajes.

Mensaje por bomb. el Sáb 07 Abr 2018, 8:14 am


Xian Lu
Xiao Xian Lu nace en Beijín, China y es el segundo hijo de Xiao Huèng Xi y Xiao Mei Lu, dos exitosísimos políticos y empresarios de la nación. La familia Xiao se ha vuelto desde hace dos generaciones, una de las familias más importantes en China, tanto para el mundo político como para el mundo empresarial.
Tanto su padre como su madre, al igual que sus abuelos, son personas criadas en una sociedad muy conservadora y ortodoxa. Él siendo el único hijo varón del  matrimonio era a quien le tocaba llevar sobre sus hombros la mayor carga pese a ser el menor; su hermana mayor, Xiao Tong Xi, ha sido su mayor ejemplo a seguir. Es, por mucho, una mujer exitosa y feliz con su rol de hija ejemplar. Siempre fue demasiado complaciente, y muchas veces renunció a ciertas cosas por la felicidad de sus padres y la armonía familiar. Xian Lu no puede decir lo mismo.
Desde muy pequeño se dio cuenta de que algo no estaba “bien” con él, nunca fue muy popular en su colegio, (siempre fue a los mejores de Beijín), quizás porque era muy pequeño, o por su rostro delicado, porque era muy delgado o porque simplemente era demasiado tímido como para relacionarse con alguien más… Fue víctima de bullying casi toda su vida, nunca entendió muy bien cuál era la razón exacta de que lo despreciaran; él tenía buenas notas, era tranquilo, no molestaba a nadie, apenas si hablaba y, en ese entonces, nadie, ni siquiera él, sabía de su orientación sexual, pero era visto como un niño débil: una “nenita”.
Se fue de campamento múltiples veces, formaba parte de un grupo Scout, era algo que le gustaba pese a que casi siempre le tocaba dormir sólo porque nadie quería compartir la carpa con él. Fue en uno de esos campamentos hechos por los scouts, uno a nivel mundial, donde conoció a Namwook.
Namwook, al igual que él era víctima de insultos y abusos, salvo que a diferencia de él, aquel niño flacucho y coreano sí se defendía. Era algo hasta gracioso de presenciar pero Xian Lu lo admiraba, él tenía el valor al que él aspiraba y no lograba alcanzar. De alguna forma, se hicieron amigos. Completamente inseparables pese a la distancia que los separaba.
Aun estando uno en Corea y el otro en China, mantuvieron su amistad por años. Por lo que Lu se vio casi que en la obligación de empezar visitar Corea con mayor frecuencia, iba cada vez que podía, aprendió a hablar coreano y consiguió en aquel chico el mejor apoyo que pudiese haber obtenido.
Con Nam, Xian Lu sentía que podía ser el mismo, sin esconder ninguna parte de su ser. Reía a carcajadas, hacía chistes tontos, cantaba y bailaba, podía soñar en voz alta y decir abiertamente cuando un chico le parecía bonito; algo que, en ningún momento, podía hacer frente a su familia, ni siquiera frente a su hermana.
A los dieciséis años, a dos años de graduarse de la preparatoria, cuando Xian Lu empezaba a plantearse qué debía hacer con su vida y la presión de sus padres para que se decidiera por una carrera de provecho y una buena universidad comenzaba a pesar sobre sus hombros,  abrieron un nuevo curso en su preparatoria. El curso de fotografía inició como una actividad extracurricular con tres estudiantes, él y dos chicas más; el profesor, un muchacho joven que apenas estaba empezando la universidad, era el hombre más apuesto y carismático que Xian Lu alguna vez hubiese visto jamás.
Zhang Xing Tao, era su nombre, Xian Lu se enamoró de él, o eso creyó.
La verdad era que Lu estaba enamorado de la pasión con la que el hombre trabajaba, la misma con la que hablaba sobre la fotografía y la belleza del mundo y cuando sonreía… a Lu le picaban las manos por tomar su cámara (la cual había comprado con sus ahorros porque a sus padres le parecía un desperdicio de tiempo y dinero), y plasmar aquello en una fotografía. Un día, en una clase en la que estaban sólo los dos lo hizo.
La cara de su profesor cuando fue tan descaradamente fotografiado, sumado a la sonrisita tonta de Xian Lu creó una especie de atmosfera de complicidad entre ambos. De alguna u otra forma cosas fueron pasando entre ellos y antes de darse cuenta Xian Lu ya tenía una relación clandestina con su profesor de fotografía de la cual si alguien se llegaba a enterar, sería un completo desastre. No le importó.
Lu pasó sus últimos dos años de preparatoria ahorrando el dinero que sus padres le daban para gastos y evitando a gran escalas las conversaciones con respecto a su futuro o la ausencia de novia en lo que llevaba de vida. Y mientras él le  daba de largas al tema con sus padres, con su profesor ya había planeado toda una vida, una muy bonita llena de amor y felicidad… Quizás fue demasiado iluso.
A los dieciocho años, ya no podía soportar más la presión que sus padres y el resto de su familia ejercían sobre él. Estaba completamente cansado de tener que fingir ser algo que no era, de vivir tan infelizmente; era realmente agotador tener que fingir una sonrisa, hablar de chicas y de negocios como si aquello fuese algo que realmente le llenase; vivía en una mentira, una muy grande solo para hacer felices a sus padres.
La mentira se desboronó cuando los listados para las universidades salieron y él, en lugar de aparecer en las listas de economía, derecho o ingeniería salió en los listados del conservatorio de arte por la opción de Artes Visuales. Él estuvo inmensamente feliz, sus padre no. Sumado a eso la noticia de su noviazgo con su profesor había salido a la luz también, su hermana lo había atrapado un día en el que se había descuidado y había aceptado un beso del hombre en un café muy popular.
Todo fue un desastre, su padre enloqueció cuando se enteró. Lu jamás había visto al hombre tan molesto y la mirada de su madre le rompió por completo el corazón pues, su madre siempre había sido dada con él, y su mirada reflejaba la más pura y profunda decepción, él la había decepcionado. La había decepcionado a ella, su madre, la mujer que más amaba en su vida. Ella le había mirado esa tarde, sentada desde el sillón de la sala, con sus ojos mieles cargados de lágrimas y le dijo: “¿Qué hice mal? ¿Por qué me estás haciendo esto? ¿Es que acaso no hice un buen trabajo al criarte? Eres un desconsiderado, un malagradecido y un mal hijo. ¡Eres una deshonra para esta familia! ¡La peor de las desgracias! ¿Qué van a decir los demás de ti cuando andas por la calle tan desvergonzadamente besándote con otro hombre como si eso fuese algo normal? ¡Eres una atrocidad para esta sociedad! No sabes cuánto me avergüenza ser tu madre. De ahora en más, ya no eres parte de esta familia. No quiero un hijo como tú, no te quiero. Tú ya no eres mi hijo”. Después de aquello y sin darle la oportunidad de explicarse o siquiera d excusarse o pedirle perdón, ella subió hasta su habitación y se encerró ahí, dejándole completamente desprotegido ante la mirada salvaje y carga de ira de su padre.
Era su hijo varón, era su predilecto aunque ella no lo admitiese en voz alta. Si de algo no se podía quejar él fue del afecto y gran cariño que su madre siempre le había dado hasta ese entonces. Con su padre era diferente, la relación siempre fue más fría y exigente, mientras su madre lo consentía su padre lo presionaba porque nunca era lo suficientemente bueno, (lo que creó un gran acomplejamiento en el adolescente).
Los golpes que recibió de su progenitor no dolieron tanto como las palabras de su madre. Su hermana fue la única que intervino por él, sólo para detener a su padre en su violento ataque cuando él ya estaba quedando casi en la inconsciencia. Débil, con el corazón y el cuerpo lastimado Xian Lu reunió lo último de sus fuerzas para recoger sus cosas más valiosas, el dinero que tenía ahorrado e irse de aquella casa donde ya no era más recibido.
Entonces huyó al único lugar en donde él creía ería recibido con los brazos abiertos, con Xing Tong pero se equivocó. Al llegar al departamento de su profesor, a ese al que tantas veces había ido ya, en donde habían compartido tantas cosas y en donde él le había dado al mayor la mayoría de sus primeras veces, se encontró con una mujer que llevaba en brazos a un niño.
Él sabía de una supuesta hermana del mayor, la había visto en algunas fotos que estaban en el departamento, en ese momento la reconoció como tal y preguntó por su novio. En un principio, el no entendió por qué aquella mujer estaba actuando tan recelosa, no lo quiso dejar pasar, (Xian Lu sabía que no tenía la mejor apariencia ni estaba en sus mejores fachas pero…) tampoco quiso llamar al mayor pese al que él ya había escuchado su voz. Obstinado y realmente cansado, la hizo a un lado con la delicadeza necesaria como para no lastimarla ni a ella ni al bebé y llamó a gritos al mayor, siendo que él era llamado a gritos por la mujer.
Esa noche Xian Lu supo la verdad, cuando su novio salió de la habitación con el rostro pálido y una mirada preocupada y lo vio, él pudo leer todo en sus ojos. En su mirada y en la forma en la que su preocupación no iba dirigida hacia a él pese a su aspecto tan demacrado, iban hacia la mujer que le exigía respuestas sólo como una novia podía hacerlo.
La verdad le cayó con un balde de agua fría cuando lo que más necesitaba era un cálido y reconfortante abrazo. Con su corazón roto y sin esperar ninguna explicación a cambio se regresó sobre sus pasos y salió de aquel lugar en busca de una habitación de hotel en la cual poder refugiarse para pasar sus penas.
Lloró, lloró mucho, lloró por horas, ignoró las llamadas en su teléfono de su ahora ex novio y lloró aún más al darse cuenta que ni su madre ni su hermana lo había llamado pese a que él se había ido sin decir a dónde. Jamás en su vida había llorado tanto o se había sentido tan miserable, llegó a creer ciertamente que había hecho algo muy malo y que todo lo que le estaba pasando era por no ser lo debía ser realmente.
Xian Lu salió adelante por su cuenta, recogió las partes rotas de su corazón y con sus ahorros pagó el primer semestre de su carrera. Con el tiempo se dio cuenta que no era él quien había estado mal sino todos los demás, él no había mentido, él no le había prometido amor a alguien cuando tenía esposa y un hijo, él tampoco tenía la culpa de sentirse atraído por los hombres pero el rechazo de su madre todavía le duele. No obstante, se volvió orgulloso, arisco y guardó un poquito de rencor  hacia aquellas personas que de alguna forma lo habían lastimado en su juventud.
Se esforzó, y consiguió una beca completa, residenciado y ya sin ninguna “gran” preocupación centro todas sus energías y ganas de seguir con su vida en lo que más amaba, en lo que le hacía completamente feliz: la fotografía. Destacó desde muy temprano en su carrera, ganó renombre en diferentes festivales tanto regionales como nacionales.
Obtuvo varios reconocimientos a lo largo de su carrera universitaria, y cuando se graduó, con lo que había ahorrado de su beca, los diferentes premios de los festivales y su trabajo por fuera de la universidad logró abrir su propio estudio. Poco a poco fue llamando la atención de números grandes empresas y marcas de ropas; no le gustaba trabajar con modelos pero fue así como conoció a su mejor amiga: Goyô Ai Miu; una chica maravillosa y con un carácter muy obstinado.
Medio huraño, medio ermitaño, Xian Lu encontró un escape a su dolor en su trabajo y básicamente lo volvió el epicentro de su vida. Se volvió uno con su cámara y todos y todo aquello que no fuese ella, Namwook y Aimiu no tenía ninguna relevancia ni interés para él. No valían la pena ni su tiempo ni su atención.
DATOS BÁSICOS.
pareja
TRAMAS.
» Nombre Completo: Xiao Xian Lu.
» Apodo: Lu. / Lulu.
» Edad: 23 años.
» Nacionalidad: Chino.
» Ocupación: Fotógrafo Profesional.
» Clase Social: Media-alta.
» Área de Hospedaje: Clase turista.
» Pareja: Boo Seung Jae.
» PB: Xiao Lu Han.
+ Joon Nam Wook {Mejor Amigo.
+ Goyô Ai Miu {Mejor Amiga.
+ Lee Seok Min {Amigo.
+ Hwang Myung Dae {Dongsaeng. / Fan #1.
+ Shin Yoong Soo {Buena relación.


Última edición por bomb. el Dom 08 Abr 2018, 10:49 am, editado 2 veces
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 생존자 |Tema de Personajes.

Mensaje por bomb. el Sáb 07 Abr 2018, 8:31 am


Young Ji
Youngji siempre ha sido una niña dulce y bastante inocente. Muy inteligente y aplicada, fue promovida de grado por lo que se graduó de la preparatoria un año antes de lo que debía.

Hija, estudiante y ciudadana ejemplar. Es atenta, educada, amable, carismática, tímida y muy prudente, quizás demasiado. Youngji creció encerrada en una pequeña burbuja de cristal formada por la sobre protección de sus padres, algo no muy bueno del todo.

Sus padres, un profesor de literatura en la universidad de Seúl y una asistente empresarial en una pequeña editorial, son su mayor ejemplo a seguir. Ella aspira a algún día tener un matrimonio y formar una familia tan bonita como la suya.

Pese a ser sobre protegida y a tener ciertos desacuerdos con sus padres y su forma de actuar, ella es completamente consciente de que es muy afortunada de haber nacido en la familia en la que nació por lo que siempre estará agradecida con sus progenitores por haberle dato todo, tanto amor como apoyo financiero para estudiar lo que le gusta.

Si bien Youngji actualmente es una chica con un poco más de confianza en sí misma y mayor seguridad y firmeza en sus ideales y creencias no siempre fue así. De adolescente, (entre doce y catorce años) solía ser una niña demasiado pura, inocente y manipulable. Demasiado influenciable y crédula para su propio bien, más de una persona se aprovechó de ello pero así como hubo gente mala en su vida, que le hizo mucho daño y la destruyeron un poco, conoció gente muy buena (independientemente de lo que sus padres digan), que le fue de mucha ayuda en su tarea de crecer y convertirse en una mujer fuerte e independiente.

Esas tres personas eran, nada más y nada menos, que un pequeño grupo demasiado desastroso para lo que ella estaba acostumbrada; Jia Ra se convirtió en su primera amiga chica y básicamente la única, fue como la hermana mayor que nunca tuvo, siempre cuidando de ella. En Jung Seok consiguió un apoyo silencioso y bastante noble, el chico no era muy hablador, tampoco muy efusivo con alguna otra persona que no fuese Jia Ra (su novia) pero aun así algo en ella sabía que era alguien en quien podía confiar, se encariñó y le dio un pequeño espacio en su corazón, junto a su amiga. Finalmente, el más desastroso de los tres y el más importante, si se puede decir, su mejor amigo: Choi Je Sun.

Je Sun es y será por siempre el chico más importante para ella en su vida, y antes que cualquier otra persona siempre va a estar él sin importar que tanto la haga enojar o frustrarse. Ciertamente, su mejor amigo es una persona exasperante y demasiado problemática. Ambos son como ying y yang, Jesun tiene demasiados problemas encima (siempre los ha tenido) y ella normalmente lo ayuda en todo lo que puede. Son una pareja dispareja de amigos, es extraña la forma en la que logran complementarse pero ella está a gusto con él y eso es lo que realmente importa.

Para sus padres Jesun siempre será una piedra en el zapato, una mancha en la vida de su única hija. Él no es bueno para ella, nada de lo que tenga que ver con él lo es. Según ellos, Young Ji merece mucho más, pero para Youngji nunca habrá nadie mejor que su mejor amigo por más que el mundo diga lo contario. Ella siempre va a defenderlo, siempre va a estar de su parte ante todo el mundo, aunque en privado tire de sus orejas y pase más tiempo regañándole por sus decisiones imprudentes que cualquier otra cosa.

Jesun le brinda una seguridad que ella sabe, nadie jamás va a poder igualar. Ella se sabe segura a su lado por muy irónico que esto pueda sonar, sabe que él jamás va a hacerle dado y va a cuidar de ella con su vida; al fin y al cabo ella es “su niña”.  

Está en su segundo año de enfermería y realmente ama lo que hace, en un principio no estaba muy segura de si esa era su carrera, la cosa por la que sentiría gran amor y vocación. Por mucho tiempo nunca estuvo muy segura de nada, se equivocó en muchas cosas y hubiese deseado hacer otras un poco mejor pero al final, hizo una buena elección, tanto en su carrera como en la personas de las que se rodea.
DATOS BÁSICOS.
pareja
TRAMAS.
» Nombre Completo: Byun Young Ji.
» Apodo: -.
» Edad: 21  años.
» Nacionalidad: Coreana.
» Ocupación: Estudiante de enfermería.
» Clase Social: Media-alta.
» Área de Hospedaje: Clase turista.
» Pareja: Sung Dong Woo.
» PB: Jennie Kim.
+ Choi Je Sun {Mejor Amigo.
+ Min Ah Ria {Mejor Amiga.
+ Min Jung Seok {Amigo.
+ Min Ha Na {Adoptada como su hija y de Jesun.
+ Yoo Hyo Rae {Amiga.
+ Moon Young Gi {Buena realción.
+ Hwang Myung Dae {Buena relación.
+ Im Joo Woo {Amigo.


Última edición por bomb. el Dom 08 Abr 2018, 11:17 am, editado 1 vez
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 생존자 |Tema de Personajes.

Mensaje por bomb. el Dom 08 Abr 2018, 1:52 am


Eun Yoo
Eun Yoo no ha tenido una vida fácil. Es el mayor de dos hermanos, su padre los dejó a él y a su madre cuando se enteró que su madre estaba nuevamente embarazada de su ahora hermanita de ocho años.

Él tenía catorce años cuando su padre se fue y nunca jamás lo volvió a ver, fue un momento duro para él pues eran bastante unidos y para él perder a su padre fue algo que no supo cómo manejar pero más allá del dolor que eso le pudo haber causado estaban el bienestar de su madre y la criatura que venía en camino. Ellos no tenían mucho, nunca lo habían tenido, pero era lo suficiente como para vivir tranquilamente.
Eun Yoo estudiaba en una escuela pública por las mañanas y a escondida de su madre consiguió un trabajo de medio tiempo por las tardes para empezar a ayudar con los gastos de la casa. Cada cierto tiempo él empezó a darle a su madre dinero en un sobre o simplemente compraba comida y llenaba, al menos un poco, la despensa, o compraba alguna tontería para la bebé en camino.

Eun Yoo a veces solía quedarse hasta tarde para esperar a sui madre, había días en los que no la veía en ningún momento, ella era enfermera, a veces le tocaba redoblar guardias y era cansado. Él se sentía mal, ella estaba embarazada y aun así estaba trabajando duro para mantenerles, poco a poco el ver a su mamá tan débil, tan ocupada, tan cansada y sin nadie a parte de él que pudiese ayudarle comenzó a tomarle cierto rencor a su padre, ¿por qué se había ido? ¿Por qué los dejó cuando lo necesitaban? ¡Él sabía perfectamente lo delicado que era el tema económico en su casa! Entonces, ¿por qué en lugar de quedarse a ayudar a su madre sólo se fue así sin más? ¿Es que no los quería? ¿No le importaban sus hijos?

Esas y más preguntas del mismo índole llenaron su cabeza por un largo tiempo, luego su hermanita nació y todo el odio y rencor pudo haber guardado por su padre pasó a un segundo plano. Su hermanita era preciosa, era un bebita de cuatro kilos con mejillas regordetas y cabello oscuro. ¡Era preciosa! Ella lo era todo, tanto para él como para su madre que, desde la cama del hospital en el que trabajaba, le pedía que se acercase a ella para que pudiese cargar a la pequeña Sun Bi.
Casi tres meses después, quizás un poquito más, cuando Eun Yoo conoció a Hyung Sik en un callejón y llamó a la policía. El chico se desmayó en la patrulla camino a la comisaría y Eunyoo llamó desde ahí a su madre para que fuese a ayudarles.

De alguna forma que no logró entender en ese momento su madre logró convencer a los detectives de que le dejaran llevarse al muchacho a su casa. Ella iba a cuidar de él en lo que se recuperaba porque él tenía demasiadas heridas malcuradas, moretones, quemaduras y viejas cicatrices que no había hecho costra como era debido.
Por cuestiones de minutos Eunyoo se preocupó sinceramente por cómo harían para mantener a otra boca cuando ya era realmente difícil para ellos mantenerse sólo los tres. No obstante, entendía perfectamente el corazón de su madre al querer ayudar al chico, él mismo había sido quien había causado todo eso.

El tiempo pasó, con los meses Hyung Sik se recuperó de sus golpes y su madre lo inscribió en la misma escuela a la que él iba y quedó como su tutora legal en lo que las investigaciones policiales se hacían y buscaban a algún familiar del chico, lo cual Eunyoo veía difícil de lograr con Hyungsik negándose a colaborar realmente. No lo culpaba, no lo entendía pero ciertamente tampoco lo culpaba por no querer hablar, por tener miedo. Él no podía ni imaginarse todo lo que el chico debió haber vivido para tener su cuerpo tan marcado y el autoestima tan por el subsuelo como la tenía.

Su madre y él hicieron su mayor esfuerzo para hacerlo sentir en casa, en un hogar. Entre los dos lo ayudaron a levantarse y salir de ese pozo oscuro en el que había pasado años habitando y en el proceso ellos dos se hicieron inseparables.

Cuando Hyungsik había cumplido apenas unos cuatro meses de vivir con ellos, su madre llegó una tarde del supermercado acompañada por una niña, no mucho más pequeña que ellos, quizás uno o dos años menor, de cabello rojizo, mejillas sucias, ojos rojos y ropas harapientas. La presentó ante ellos, le dio de comer, la dejó asearse y le buscó un lugar en la habitación que ella compartía con Sun Bi para que durmiera.

Nuevamente el tema del dinero fue una preocupación para él, otra persona en su casa era otra boca que alimentar, era más gastos y a él no le daban las cuentas. A pesar de que tanto él como Hyung Sik ya trabajaban en ese entonces después de la escuela, era difícil para todos…

Hubo cierto recelo de parte de ambos chicos con Hyo Rae, en un principio ninguno de los dos la quería ahí y ella no podía sentirlo más que en la forma en la que la evitaban, mas esto no duró demasiado.

Eunyoo no tardó mucho en dejar a un lado su recelo al notarla tan encariñada con Sun Bi, además Hyo Rae ayudaba a su mamá con las labores de la casa, ella también iba a la escuela con ellos, sólo que un año atrás y no era una mala niña, él había pasado de ser hijo único a tener un hermano y dos hermanas menores. Su familia se había vuelto grande y su madre parecía muy feliz otra vez con todos ellos ahí entonces para él estaba bien.
Con el tiempo supieron apañárselas para vivir lo más cómodamente posible entre los cinco. Se turnaban para cuidar a la pequeña Sun Bi, se repartían los gastos a pesar de que su madre era quien cubría la mayor parte de ellos y convivían como una familia normal.
Poco a poco la vida de Eunyoo estaba volviendo a tornarse alegre y llena de momentos que quería atesorar en su memoria. Sí, algunos se habían ido pero otros habían llegado para bien y eso era genial… Luego, su madre enfermó.

Todo fue tan repentino para ellos, ninguno tenía ni la más remota idea de que la señora Rae estaba enferma hasta que colapsó una noche mientras hacían la cena. La ambulancia llegó a los pocos minutos y ella fue llevada al hospital donde trabajaba; quien la atendió fue un médico que era amigo cercano de ellos. Fue él quien puso al tanto a Eunyoo de la delicada salud de su madre.
Ella ya no podía trabajar, ella no podía cansarse demasiado, ella estaba realmente enferma. Una enfermedad degenerativa cuyo nombre nunca se quiso aprender, una enfermedad que la iba destruyendo por dentro, una enfermedad que no tenía cura realmente pero que si se cuidaba como era debido podía vivir un par de años… Su madre no se había cuidado.

Ella fue internada en ese momento, Eunyoo tenía quince años.

Eunyoo dejó la escuela y le prohibió a sus dos amigos que la dejaran en lo que él se ponía a trabajar a tiempo completo para cuidar de su madre. Al fin y al cabo era su progenitora, si alguien iba a sacrificarse por ella iba a ser él. Nuevamente su vida se volvió un desastre de cuentas y trabajos de medio tiempos. Ya no era su madre quien llegaba a casa tarde todas las noches o quien pasaba días enteros en vela para hacer algo de dinero, era él.

La visitaba con tanta constancia al igual que sus amigos. Sus amigos, ellos fueron su mayor apoyo no sólo en lo emocional sino también en lo económico, pese a lo mucho que él se negase vivían todos juntos y ellos siempre habían ayudado con los gastos de la casa.
Eunyoo aprendió a hacer de todo, trabajó en todo lo que le diesen la oportunidad. Arreglando ventanas, destapando cañerías, arreglando bombillas o enchufes quemados, atendiendo en restaurantes y cafés, cocinando, limpiando, lavando platos, lo que fuese, para él todo se podía aprender.

Obviamente, con todo esto pasando en su vida él tuvo que ordenar sus prioridades, el tratamiento de su madre y el bienestar de su hermana eran lo prioritario, entonces, empezó a descuidarse a sí mismo. Dejó sus sueños de lado, sus ganas de seguir estudiando, de volverse alguien, sus aspiraciones y ambiciones dejaron de ser relevantes, incluso su propia salud había dejado de tener la importancia que debería, de no ser por sus amigos, él probablemente hubiese enfermado de gravedad también.
Cerca de los dieciocho años, se sentía como si tuviese treinta o cuarenta. Estaba cansado y ya no tenía ninguna pasión ni motivación para seguir viviendo. Su madre no mejoraba significativamente pero tampoco emporaba, de a ratos salía del hospital y pasaba unos días en la casa, luego era nuevamente internada. La deuda por gastos médicos se hacía, con el tiempo, cada vez más grande e imposible de pagar.

Eunyoo había buscado ayuda en asociaciones y bancos, algunas empresas pero ninguna le había dado respuesta y con el tiempo dejó de hacerlo. Perdió la fe en la gente, en todo realmente, menos en su hermanita. Esa niña era todo para él, su cielo, su tierra, el sol y la luna, todos los astros y el universo se componía en lo que ella era y quisiera. Se dio cuenta que la única razón por la que seguía levantándose en las mañanas a pesar de no haber dormido nada, de haber llorado y estar sumamente cansado era por nada más por esa niña.
Y eso no estaba bien, él lo sabía, sus amigos lo sabían y fue justamente por eso que le hicieron una “intervención”. Él tenía que encontrar algo que le ayudase a vivir más feliz, algo aparte de su hermanita porque él se estaba desviviendo por ella y aunque era algo noble, no era lo correcto.

Hyo Rae lo llevó con él a sus clases de música, Hyung Sik a sus clases de baile. Se las arreglaron para que Eunyoo se hiciera un espacio entre tanto trabajo, usaron a Sun Bi como herramienta de persuasión y lo lograron.
En un principio, Eunyoo sólo iba para pasar un poco de tiempo con ellos, al fin y al cabo eran sus amigos y luego de que se mudaran de su casa, a sus respectivos departamentos, verse se había vuelto casi en un mito para ellos y eso era, totalmente su culpa.

Con el paso del tiempo y de las clases, Eunyoo encontró tanto en el canto como la danza una forma de drenar sus emociones. Esas que se rehusaba a hablar con alguien más para no perturbarlos y que hacía a su corazón sentirse tan pesado. Y era bueno.
Hyung Sik y él eran los mejores de su grupo de baile, tenían un algo que hacía que todas las miradas fuesen directamente hacia ellos cuando comenzaban a moverse. Por su parte, Eun Yoo tenía una voz de envidia, tan pura y dulce. Una voz potente, atrayente, que podrías escuchar por horas. Era genial.

Gracias a sus amigos, Eun Yoo había encontrado lo que más le apasionaba. Ahora tenía una motivación que tenía poco y nada que ver con su hermanita para seguir con su vida. Él sabía que Sun Bi no iba a estar para siempre y que su madre más pronto que tarde, tampoco estaría; eso lo asustaba, lo hacía en demasía, pero era una realidad que no podía negar y cuando eso pasara él ya tenía otra cosa en la cual podría enfocarse.
Soñó de nuevo y proyectó esos sueños como metas para cuando Sun Bi estuviese grande y pudiese valerse por sí misma. Para cuando ya no lo necesitase más, sólo entonces él podría enfocarse en lo que amaba. Terminar sus estudios y sentirse finalmente satisfecho.
DATOS BÁSICOS.
pareja
TRAMAS.
» Nombre Completo:
» Apodo:
» Edad:
» Nacionalidad:
» Ocupación: Croupier, bailarín, cantante, mesero, barman, barista, mesonero, asistente de cocina, asistente de camarote, lava platos, plomero, electricista, etc.
» Clase Social: Media-baja. / Baja.
» Área de Hospedaje: Camarote para empleados.
» Pareja: Kim Ha Ri.
» PB: Lee Taemin.
+ Rae Sun Bi {Hermana Menor.
+ Boo Hyung Sik {Mejor Amigo.
+ Yoo Hyo Rae {Mejor Amiga.
+ Ahn Ji Min {Vecina – Amiga – Niñera ocasional de Sunbi.
+ Woo Ryô Kai {Buena relación.
+ Li Aka Me {Buena relación.
+ Li Shao Ran {Buena relación.
+ Choi Je Sun {Buena relación.


Última edición por bomb. el Dom 08 Abr 2018, 2:04 pm, editado 1 vez
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 생존자 |Tema de Personajes.

Mensaje por bomb. el Dom 08 Abr 2018, 1:54 am


Hyung Sik
Boo Hyung Sik, cuyo verdadero nombre es Kang Ji Hyun. En algún momento de su vida apareció como hijo de Kang Myung Soo y Kang Min Young. Un hijo que supuestamente murió en un trágico accidente de tránsito hacía ya más de ocho años.

Hyung Sik, en la época en la que fue Ji Hyun, fue hijo único, para todos los demás era mimado y consentido por sus padres. Estudió en los mejores colegió, lo vistieron con las mejores ropas, lo llenaron de los mejores juguetes pero jamás le dieron amor.

La vida de Ji Hyun de las puertas de su casa hacia adentro era un completo infierno. El matrimonio entre sus padres no era más que una farsa, su “padre” era gay con ciertas afecciones por los chicos jóvenes, muy jóvenes. Su madre hacía mucho tiempo que se había resignado a las migajas de “amor” de un hombre que jamás iba a quererla y había comenzado a vivir de las migajas de amor de otros hombres también. Él es producto de alguno de ellos, no sabe cuál, probablemente ni su madre lo sepa, tampoco importó mucho.

La noticia del embarazo de su madre salió a la luz antes de que su padre pudiese hacerse cargo del tema, y no les quedó de otra más que dejarle nacer. Hyung Sik más de una vez suplicó porque aquello no hubiese sido así. Se hubiese ahorrado tantas cosas y malos ratos, el mundo hubiese sido un lugar un poco más feliz si él no hubiese nacido.

Constantemente su madre se lo repetía mientras buscaba cualquier excusa para desquitarse con él por no ser amada por el hombre al que quería. Él moreno creció temiendo hasta de respirar mal porque hasta una simple arruga en su camisa era una excusa más que suficiente para que su madre le azotara con aquel cinturón de cuero que tanto le gustaba, o para que lo arrastrase hasta la habitación cuando fumaba y apagase en él las colillas.
Pero él sonreía, y él decía siempre que le preguntaban que era un niño feliz, que sus padres eran buenos padres que le amaban y él los amaba. No saben cuántas veces él deseó que aquello realmente fuese así. Pasó sus noches de infancia llorando en silencio en su cama, preguntándose que se sentiría que tu madre te quisiese, que tu padre fuese a darte las buenas noches o saliese a jugar al futbol o beisbol contigo… Eso fue algo que nunca supo, no realmente.

Él no vivió eso, en cambio él prefería quedarse a solas con su madre porque cuando su padre llegaba a la casa las cosas se ponían realmente peor. Su madre era cruel al castigarle, le gustaba verle llorar y sufrir, conseguía algún tipo de calma en eso y eso… Eso realmente no era lo peor. Lo peor era cuando su padre intentaba “consolarlo”, la forma tan degenerada y repugnante en que lo tocaba, en que le hablaba; la manera tan salvaje en la que lo tomaba. Él había destruido el poco amor que le quedaba por sí mismo, al arrebatarle su inocencia. Por más de que ese parecía ser el único momento en el que su padre parecía estar satisfecho con algo de lo que él hacía, se sentía sucio. Tan enfermo, tan mal…

Cerca de su cumpleaños número doce, el tener un hijo se estaba volviendo un completo problema para los Kang. Ji Hyun había comenzado a volverse más rebelde, ya no guarda apariencias, se quejaba, decía cosas que no debía. “No era un buen niño”, ya no. Él estaba cansado, estaba completamente desesperado, estaba tan exhausto de sentirse y vivir como lo hacía.

Fue tan iluso al creer que una profesora de su colegio le ayudaría. Él se condenó a sí mismo al hablarle a la psicóloga de su colegio sobre lo que sus padres le hacían sin saber que la mujer era otra más de las cómplices que hacía de oídos sordos ante cualquier cosa referente a los Kang. Ese acuerdo de confidencialidad entre psicólogo y paciente se vio roto cuando a la tarde siguiente a ese día, recién llegando a la casa sus padres lo recibieron con una maleta y un boleto de avión al extranjero.

Él tenía que irse, un internado le habían dicho, ya todo estaba arreglado. Aquello no le pareció mala idea, estar lejos de ellos era todo lo que más quería. Dijo que sí, empacó lo poco que le faltaba y partió de una vez pero había algo que no estaba bien, todo había sido muy fácil y sus padres no eran personas de ese proceder.

Él se dio cuenta muy tarde, y antes de poder procesarlo como era debido su auto se fue por uno de los costados de la carretera, directo hacia gran un barranco. El chofer se tiró poco antes y rodó, él lo vio… quiso hacer lo mismo pero tuvo problemas con su cinturón de seguridad. El auto rodó cuesta abajo, con él adentro, lo comprendió entonces: se estaban deshaciendo de él. Lo querían muerto.

Lastimosamente para sus padres, él no murió ahí. Aunque eso fue lo que le hicieron creer a todo el mundo. Al final, él sí logró escapar muy malherido pero vivo. A ciencia cierta, él no sabía lo que realmente le había hecho querer aferrarse a su vida cuando tantas veces había deseado morir pero lo hizo y huyó lejos con las cosas que podía cargar.

Estando en Seúl vivió tantas cosas malas como en su casa o peor. No tenía casa, no tenía comida, no tenía dinero tampoco, no sabía cómo iba a ser para sobrevivir pero ya no era un Kang, él estaba muerto.
Empleó un nuevo nombre y empezó a trabajar de lo que pudo, mendigó por las calles, y durmió en cajas de cartón en callejones hasta que un día una mujer lo encontró. Pareció agradarle, le prometió comida y un techo a cambio de un “pequeño precio”. Era un niño todavía, era crédulo e inocente. No debió haber confiado en ella.

Un prostíbulo infantil, tenía trece años cuando llegó ahí. La mujer era como una combinación remasterizada de lo que habían sido sus padres sólo que en una sola persona. Hyungsik no entendía donde cabía tanta maldad. Su vida pudo volverse rutinaria, y pudo haber sido menos terrible si él simplemente no fuese tan arisco cada vez que algún cliente quería pasar la noche con él. Era lindo, era muy solicitado y noche tras noche algún hombre o mujer entraban a su habitación esperando obtener de él algo completamente indebido. Muchas veces los mordió, los golpeó y como castigo recibía el doble del dolor que causaba.

Casi un año aguantó ahí, hasta que una noche un cliente quería de sus servicios pero no podía ser visto en esas zonas ni en los alrededores del club. “Alguien importante”, le dijeron cuando preguntó quién. Lo vistieron bien, lo asearon y lo mandaron en un coche hasta su destino, conoció al ahombre y pidió el baño. Una vez ahí, se escabulló por una de las ventanas y corrió lo que su alma y débiles piernas le permitieron.

Su paz no duró mucho, por no decir nada. Apenas unas semanas después, mientras escarbaba por algo de comida en un contenedor de basura de un restaurante que quedaba en un callejón oscuro, el sujeto al que había dejado plantado se apareció. Lo reconoció casi al instante y aunque intentó huir no pudo hacerlo.
El sujeto molesto por su dinero malgastado tenía intenciones de tomarlo ahí mismo en ese mugroso y húmedo callejón de no ser por el chico pelinegro que apareció para interrumpirlo. Hyungsik no quería más víctimas y creía muy capaz al hombre que lo acorralaba de hacerlo mismo al chico si no lograba hacer que se fuera. Entonces, lo corrió o eso creyó.

La policía llegó de la nada y luego todo se volvió negro. Cuando volvió a despertar estaba en un pequeño y acogedor departamento con el mismo chico pelinegro del callejón: Rae Eun Yoo.

Luego de eso su vida dio un giro de 180º, conoció lo que era tener una familia realmente y el cariño de alguien más. Supo lo que era sentirse apreciado y amado a pesar de que él se sentía completamente indigno de eso. Perdió el miedo a que lo tocaran y a que lo vieran, ganó confianza en sí mismo y encontró en el baile, en la familia de Eunyoo y en Hyo Rae todo lo que había estado soñando alguna vez mientras era un pequeño.
DATOS BÁSICOS.
pareja
TRAMAS.
» Nombre Completo: Boo Hyung Sik.
» Nombre Real: Kang Ji Hyun.
» Apodo: Sik.
» Edad: 22 años.
» Nacionalidad: Coreano.
» Ocupación: Bailarín, camarero, bartender, barista, croupier, ayudante de cocina, etc.
» Clase Social: Media-baja. /baja.
» Área de Hospedaje: Camarote de empleados.
» Pareja: Jin Do Kyeom.
» PB: Kim Jong In.
+ Rae Eun Yoo {Mejor Amigo.
+ Rae Sun Bi {“La pulga”.
+ Yoo Hyo Rae {Mejor Amiga.
+ Li Aka Me {Su niña. / El amor de su vida si fuese heterosexual.
+ Li Shao Ran {Su “Oppa”.
+ Min Jae Ho {Buen Amigo.
+ Edito.


Última edición por bomb. el Dom 08 Abr 2018, 3:52 pm, editado 1 vez
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 생존자 |Tema de Personajes.

Mensaje por bomb. el Dom 08 Abr 2018, 1:59 am


Ah Ria
» Nombre Actual: Min Ah Ria.
» Nombre Real: Kang Jia Ra.
» Edad: 24 años.
» Nacionalidad: Coreana.
» Ocupación: Peluquera /Cajera en un bar de mala muerte.
» Clase Social: Media-baja/ Baja.
» Pareja: Min Jung Seok.
» PB: Kim Hyun Ah.

***

Su nombre real es Kang Jia Ra y es la hija menor de la familia Kang.

La familia Kang es, dentro de la sociedad coreana, una de las familias más poderosa, antigua, rica y respetada (también temidas) del país. Por generaciones, los hombres con el apellido Kang han sabido hacerse su camino en la política y ocupar siempre grandes cargos; y las mujeres, siempre han sido la envidia de cualquier otra, y el partido perfecto para cualquier hombre. Son una familia de imagen impecable, sobre ellos siempre ha de decirse lo mejor; hombres y mujeres respetables, honestos, honrados; quienes además de hacer vida en la política coreana, son también dueños de numerosas empresas y fundaciones benéficas en diferentes paises del continente asiático y del mundo.

Pero no todo es como las demás personas lo pintan, y Jia Ra sabe eso mejor que nadie. Kang Jia Ra, la hija menor de Kang Baek Yoo y Kang Joo Ahn, se crió en un entorno de sonrisas falsas y personas que pretenden ser algo que no son. Un mundo donde el poder adquisitivo y las conecciones valían más que cualquier otra cosa, un mundo donde se jugaba constantemente el juego de "mi casa es más grande que tú casa" y donde una niña no podía ser realmente una niña como cualquier otra.

Ella creció en medio de un acto de circo, en el cuál sus padres actuaban a la perfección sus papeles de padres del año y su hermno les seguía la corriente como el hijo perfecto, aun cuando la realidad era completamente diferente a ese mundo de fantasía. Entonces, con esa forma insana de vivir, Jiara realmente no comprendía por qué todo el mundo parecía estar tan orgullosos de sus padres y de toda su familia en general cuando ellos eran, en realidad, sólo un montón de frases ensayadas, actitudes prefabricadas y sonrisas practicadas frente al espejo.

"¡Es falso! Todo esto es una mentira..." quiso gritarle al mundo más de una vez pero era tanta la presión y el miedo que nunca tuvo el valor de hacerlo. Además, por muy malo que todo aquello le pareciese, ellos seguían siendo su familia, entonces calló.

Jia Ra mantuvo en silencio por años todo lo que pasa en su casa de puertas para adentro, seguía sonriendo a las cámaras y dieciendo que era completamente feliz cuando los medios le preguntaban. Pero con el paso de los años todo se volvía cada vez más retorcido y ella ya no era tan buena fingiendo, ya no quería ser participe de todo ese circo y comenzó a alejarse, pasó de ser parte del acto a convertirse en una "mancha" en él. Jia Ra se aisló de su núcleo familiar y comenzó a resquebrajar la fachada de familia perfecta con su actitud rebelde y sus escándalos de media noche, se volvió en la primera "oveja negra" de la familia Kang.

Mientras sus padres más la presionaban ella más rebelde se volvía, una niña con demasiado dinero, padres ausentes y desinteresados realmente en su bienestar, poder y mucho resentimiento con el mundo. Eso era lo que ella era, se escapaba, salía a fiestas, se perdía por semanas enteras, bebibía y pasaba las noches con desconocidos, realmente no le importaba. Todo había comenzado a darle demasiado igual pero aquella actitud a sus padres comenzaba a hartarles y a costarles millones de wons pues acallar a la prensa no era una tarea sencilla.

Cuando la expulsaron de su tercer instituto en menos de un año sus padres amenazaron con mandarla a un internado muy, muy lejos de Corea si ella no comenzaba a comportarse. No quería, se aplacó un poco, lo mínimo y empezó su último año de preparatoria en un nuevo colegio de niños ricos. Ahí todo cambió, ella conoció a alguien. Él era un chico muy diferente a las demás personas que estudiaban en ese mugroso lugar, tenía una perspectiva muy diferente de la vida y eso fue sencillamente refrescante para ella.

Él no era parte de su mundo de mentiras, era real, auténtico y no tenía mucho Mejor dicho no tenía nada, tampoco lo buscaba en ella y eso le gustó. Ella se sosegó luego de conocerlo, era más dócil pues se enamoró. Sí, ella, estaba tonta y estúpidamente enamorada de él. Con la más pura ilusión quiso llevarlo a su casa, sus padres parecían mucho más conformes con ella desde que ellos estaban juntos y se dijo a sí misma que iban a aceptarlo... Vaya que fue ilusa, ellos pusieron el grito al cielo. Lo rechazaron de inmediato, claro un chico sin conecciones, sin dinero y sin ningún prospecto. Esa no podía ser la pareja de su hija.

Pero ella estaba demasiado enamorada como para aceptar aquello. Su naturaleza rebelde regresó a la superficie y y fue contra toda voluntad de sus padres. Ella lo tenía todo planeado, ellos se casaron realmente jóvenes pero ella no podía estar más feliz.

Ella sabía que sus padres no se lo iban a dejar fácil pero ella estaba completamente segura de lo que estaba haciendo e iba a ser capaz de soportar las consecuencias si era él quien estaba a su lado. Por eso, poco después de la boda ella cambió su boda y mientras sus padres le decían al mundo que Kang Jia Ra se había ido al extrajero a estudiar y hacer una vida con mejores oportunidades, Min Ah Ria estaba ansiosa de empezar una nueva vida al lado del chico al que amaba.

A fin de cuentas, había sido él quien le había devuelto la ilusión y las ganas de vivir. Él era su mundo, su cielo y sus estrellas, era la persona a la que amaba y que la amaba. Él le había enseñado lo que era el amor, lo que era la vida y ella no pensaba renunciar ello por nada del mundo.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 생존자 |Tema de Personajes.

Mensaje por bomb. el Dom 08 Abr 2018, 2:02 am


Ji Min
» Nombre Completo: Ahn Ji Min.
» Apodo: Minnie.
» Edad: 21 años.
» Nacionalidad: Coreana.
» Ocupación: Estudiante de Educación Preescolar. / Recreadora Infantil.
» Clase Social: Media.
» Pareja: -.
» PB: Joy.

***

Ah Ji Min siempre se ha caracterizado por ser una chica sencilla y tranquila. Risueña, vivaz y con un gran amor por los niños; es una chica carismática y servicial de corazón noble que ayuda a quien lo necesita sin esperar nada a cambio.

Es la menor de tres hermanas, cada una muy diferente a la otra y aunque ama a su familia también adora la libertad que posee al vivir sola en un pequeño piso en un barrio no muy bueno de Seúl. Jamás ha tenido problemas en donde vive, de hecho, le gusta demasiado aquel viejo edificio residencial, en parte porque ha crecido como persona mientras a vivido ahí; en parte porque a creado lazos de afecto y solidaridad con sus vecinos en especial con el apuesto muchacho que vive en el piso de abajo y su pequeña hermanita.

Estudia Educación Preescolar en la Universidad Nacional de Seúl, al igual que sus padres, le gusta la idea de contribuir en la formación de los futuros ciudadanos de la nación y el trabajar con niños es algo que realmente le apasiona. Ayudar a un niño en sus primeros pasos en el camino del conocimiento es algo que realmente le ilusiona.

***

+ Vive en el mismo edificio que Eun Yoo y su hermanita, Rae Sun Bi.

+ Cuida de Sun Bi las veces que Eun Yoo tiene que dejar la ciudad por cuestiones de trabajo o cuando no pueden hacerlo Hyo Rae y Hyung Sik.

+ No lleva una relación del todo buena con Hyo Rae.

+ Ha tenido un enamoramiento por Eun Yoo desde que lo conoció y la única persona que lo sabe realmente es la hermana pequeña de este.


Última edición por bomb. el Lun 09 Abr 2018, 7:57 pm, editado 1 vez
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 생존자 |Tema de Personajes.

Mensaje por bomb. el Dom 08 Abr 2018, 2:04 am


Ha Yun
» Nombre Completo: Im Ha Yun.
» Apodo: Yunnie. / Hayunnie.
» Edad: 20 años.
» Nacionalidad: Coreana.
» Ocupación: Estudiante de Diseño Gráfico.
» Clase Social: Media-alta.
» Pareja: Kim Yong Min.
» PB: Chaeyoung.

***

Ha Yun es una joven carismática y energética. Un tanto tímida y vergonzosa cuando no se siente en confianza pero bastante extrovertida y alegre cuando se siente a gusto con una persona o un entorno.

Sus padres son profesores en la universidad a la que asiste y aunque es un poco extraño tenerlos rondando por el campus ha sabido lidiar con ellos. Además, tampoco es como si le diesen clases, no son de su mismo departamento y eso es algo que realmente agradece pues no se imagina como sería tener que ver una clase con las personas a las que ha visto y escuchado cantar canciones de los 70 a todo pulmón en la madrugada con varias copas de soju de más encima.

Estudia Diseño Gráfico, algo que le encanta y está en el club de artes escénicas de la universidad. Ama cantar y bailar, aunque en esto último está lejos de destacar. Se esfuerza por aprenderse las canciones y coreografías de los recitales que presenta el grupo y ha logrado obtener algunos protagónicos de vez en vez.

Su novio, Kim Yong Min, por su parte, es un excelente bailarín y la ayuda siempre que puede. Lo conoció en la universidad y todo fue tan extraño y repentino que ni ella misma sabe explicar cómo fue que terminaron siendo pareja pero lo son y no puede pedir por un chico mejor.

***

+ Iba a ir al crucero con su novio pero no al final no pudo por problemas familiares, no obstante, acompañó a Yong Min hasta Incheon y lo despidió en el puerto deseándole un grandioso viaje y que le trajese de recuerdo alguna tontería de los lugares en los que se bajase.


Última edición por bomb. el Lun 09 Abr 2018, 8:21 pm, editado 1 vez
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 생존자 |Tema de Personajes.

Mensaje por bomb. el Dom 08 Abr 2018, 2:07 am


Ji Sung
» Nombre Completo: Cho Ji Sung.
» Apodo: -.
» Edad: 25 años.
» Nacionalidad: Coreano.
» Ocupación: MC, actor, cantante, compositor, productor y bailarín.
» Clase Social: Alta.
» Pareja: Jin Chae Young.
» PB: Shin Ho Seok (Wonho).

***
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 생존자 |Tema de Personajes.

Mensaje por bomb. el Dom 08 Abr 2018, 2:09 am


Sun Bi
» Nombre Completo: Rae Sun Bi.
» Apodo: Sunny. / Pulga.
» Edad: 8 años.
» Nacionalidad: Coreana.
» Clase Social: Media-baja.
» PB: Eun Byeol.

***

+ Es la hermanita menor de Eun Yoo.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 생존자 |Tema de Personajes.

Mensaje por bomb. el Dom 08 Abr 2018, 2:13 am


Jun Gyeong
» Nombre Completo: Shin Jun Gyeong.
» Apodo: Jun.
» Edad: 9 años.
» Nacionalidad: Coreana.
» PB: -.

***

+ Queda huérfana en el accidente del Nanami 22-6; casi muere. Fue rescatada por Ryô Kai.
+ Está en la balsa de Hyo Rae, queda bajo su cuidado.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 생존자 |Tema de Personajes.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.