O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» new rules ♡ muro interactivo
Ayer a las 11:11 pm por Stark.

» S E R E N D I P I T Y (Park Jimin) A.A
Ayer a las 10:48 pm por Andy Belmar.

» Cuenta hasta 10 y manda un beso. |4|
Ayer a las 10:46 pm por Andy Belmar.

» ¿Que estas comiendo?
Ayer a las 10:46 pm por Andy Belmar.

» ~Odio Cuando......
Ayer a las 10:45 pm por Andy Belmar.

» Crazy thoughts of a sinister mind
Ayer a las 10:41 pm por Andy Belmar.

» Who is Andrea?
Ayer a las 10:35 pm por Saeran

» i'm meaner than my demons
Ayer a las 10:14 pm por o'callaghan

» surrender
Ayer a las 10:04 pm por o'callaghan

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

error not found

Página 5 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: error not found

Mensaje por ácido. el Vie 03 Feb 2017, 3:01 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Abacus :: Mars :: Leighton Jabari :: Juniper Auburn

— ¡Abacus! — La voz chillona de Mars le despertó de sus delirios. Abacus alejó la mirada de la ventana, una grande y espaciosa que dejaba ver el sol poniéndose en el horizonte y los millones de edificios, y posó su mirada sobre el humanoide. Estaba haciendo puchero, como una niña, procesó Abacus — ¿Por qué te encuentras tan gris, amigo mío?

Mars era un humanoide de sexo femenino, y de entretenimiento. Tenía cabello rubio corto, labios finos y piel pálida. También estaba bañada en maquillaje, cosa que nunca se le había diseñado para su físico (Los humanoides tenían ese estilo de piel perlada perfecta, sin bolsas debajo de los ojos o imperfección alguna, escarzas veces se les permitía llevar maquillaje principalmente porque no necesitaban para lucir bien y porque, después de haber invertido millones en aquella capa considerada como piel, no querían ningún tipo de manchas permanentes) pero Mars se salía con la suya, y robaba labiales, sombras y delineadores de los bolsos de las asistentes o de las doctoras.

Y su ropa consistía de la misma bata blanca que Abacus portaba, solo que Mars la había recortado y pintado, haciéndola parecer una masacre con marcadores. Abacus suponía que le quedaba – Mars era una masacre en sí. Desobediente, insolente, macabra. Mars más de una vez había espantado a cualquiera que estuviese interesado en investir en ella en lo más mínimo, porque estaba convencida de que estaba viva.

El Doctor Katusaki su creador, la mantenía encerrada, principalmente, porque sus delirios no veían nunca la luz del día, y sus monólogos sobre como sentía su corazón latiendo o su consciencia dictaminando o incluso sangre corriendo por venas inexistentes hacían que todo el laboratorio temblara de miedo. Pero Katusaki insistía que Mars necesitaba un poco más para adaptarse, un poco más para darse a la idea.

Eso había sido hace un poco más de medio año, y el humanoide no había cambiado en lo más mínimo. Es más, se la pasaba hablando de realizar viajes, y escribía canciones sangrientas donde se imaginaba cualquier otro lugar que no fuese el pequeño lugar donde la mantenían confinada. Hablaba de París, de Tokyo, de cantar en un escenario gigante en Nueva York.

Japón siempre fue lo único que Abacus conocía, a pesar de ser un poco mayor que Mars. Bah, ni siquiera eso – después de todo, vivía confinado en el laboratorio, junto con el doctor Katusaki, y unos pocos humanoides más. No es como si Abacus se quejase, porque no era capaz de hacer ese tipo de cosas, sino que le parecía de lo más extraño.

Katusaki, su creador y diseñador, se pasaba tardes y tardes fanfarroneando sobre él y sus mejoras, sobre su capa extraordinaria (que el denominaba “piel”), sus atributos físicos y psicológicos y sus grandes desempeños. Abacus agradecía esos comentarios y los devolvía aún más, pero, ¿Por qué, si era así el caso, no tenía dueño?

Era lo único que Abacus podía anhelar, un amo, alguien que le diera órdenes y propósito y algo más. Alguien que le utilizara. Después de todo, no podía anhelar la lluvia de afuera, o el sentir la tierra bajos sus circuitos, o anhelar la brusca brisa, o el oír de los pájaros, o la alegría de un corazón lleno…

No, Abacus no podía anhelar nada de eso. Y aunque su programación lo permitiese, no lo haría. Lo único que Abacus debe anhelar es el contacto de su amo, nada más, y nada menos.

Abacus titubeó un poco antes de responder. Mars no era su amiga, y nunca lo sería. Mars era un humanoide defectuoso que había escapado de las garras del botón de apagado porque había costado muchísimo dinero. Eso era lo único que podía llegar a ser para Abacus, porque nadie iba a permitir que ella se convirtiera en algo más para él, no importa cuánto Abacus lo intentara.

— Pienso en mi amo — Dijo en cambio. Las doctoras del laboratorio le habían enseñado que Mars era un poco lenta pero demasiado violenta. También le confiaban sobre todas las maldades que hacía detrás de la espalda de la gente, como hablaba del Doctor Katusaki como si fuese basura. A Abacus le parecía horripilante a más no poder, pero en su programa no existía tal palabra como el desagrado o los malos modales, así que se guardaba sus comentarios en su sistema.

— Pero no tienes — Razonó un poco cruel Mars, jugueteando con el redoble de su bata colorida.

— Tu tampoco — Escupió, aunque su voz nunca podría lograr que sonara impertinente o agresiva, Mars comprendió fácilmente sus intenciones.

— Los humanos no necesitan amo — El humanoide contraatacó, soltando su bata y con su mirada pasiva, sus orbitas oculares transformándose en ira pura. Katusaki alguna que otra vez había recibido arañazos que el mismo Abacus había presenciado, pero le había hecho prometer en susurros que nunca dijese nada sobre ello, así que Abacus cerraba la boca. Después de todo, no era como si desease que a Mars le ocurriera algo. Era irritante observar cómo podía salirse con la suya, pero no deseaba que la apagasen. Tenía bonita voz y podía ser buena compañía, solo que estaba loca de remate.

— Exacto — Concuerda Abacus, con la mirada sumisa de siempre — Los humanos. No nosotros.

Mientras Mars parte con sus mejillas rojas y ojos brillando con furia, Abacus repiensa en sus propias palabras con melancolía. Solo los humanos, y nadie más.

En el momento que Mars se aproximaba a las puertas con enojo, el Doctor Katusaki se abría paso en las mismas. La humanoide se detuvo momentariamente, más por la sorpresa que por respeto al mismo doctor. Después de todo, Mars le tenía menos respeto que a cualquiera de las personas en este edificio, a pesar de que Katusaki era el único que la respetaba a ella.

Katusaki llevaba una sonrisa de par en par que solo se agrandó cuando cruzó miradas con Mars. Abacus sabía lo que esa mirada ocultaba más que nadie.

— ¡Mars! — Exclamó Katusaki. De todos los científicos en la sala, él era el único que se refería a ella por el nombre que la misma había escogido en lugar del nombre que le habían asignado. Abacus se sentía obligado a llamarla Mars por qué, dentro de todo, merecía un descanso de los constantes reproches que recibía. Katusaki le llamaba simpatía, algo que habían introducido en su sistema pero que Abacus no comprendía del todo — ¿Cómo estas hoy?

— Como siempre — Masculló Mars de mala gana. Encerrada, pensó Abacus.

— Jericho — La reprochó la Doctora Fujimoto, mejor conocida como la esposa de Katusaki. La Doctora Fujimoto no era como su esposo en lo más mínimo. Fujimoto se aseguraba de que los humanoides siempre supieran que eran solo eso: humanoides. Pedazos de metal, cerebros vacíos. A Abacus le parecía un poco estricta, y era de las principales personas que querían ver a Mars destruída. O como ella la llamaba por su nombre designado, Jericho. Cuando las luces se apagaban y solo Abacus y Mars quedaban en el silencioso laboratorio, la humanoide hablaba de mil y una maneras de coserle la boca y hacerle sufrir.

— Mars — Contraataca la misma, cerrando los puños. Sus órbitas oculares brillan con furia — Mi nombre es Mars.

Silencio. A Abacus le agradaba el silencio, pero no cuando era como este. Fúnebre, como si alguna de las dos estuviera esperando que alguna ataque a la otra. Katusaki lo observó por un segundo, y Abacus se permitió a si mismo mostrar señales de miedo para que pusiera fin a esta pelea.

— No estamos aquí para discutir — Dijo el doctor, con una sonrisa forzada, intentando aliviar el ambiente. Abacus podía confiar en la buena naturaleza del humano de sesenta años para devolver todo a la normalidad. Sus largos años le habían enseñado eso, por lo menos — Estamos aquí porque tenemos noticias para Abacus.

Eso le sorprendió.  Normalmente si Abacus era solicitado era porque tenían que hacer chequeos de calidad o porque Katusaki necesitaba ayuda extra en alguna tarea.

— ¿Qué solicita, Doct ...? — Pero le interrumpió antes de contestar.

— Te hemos encontrado un amo — Katusaki habla por fin, con la sonrisa volviéndosele más genuina. Un millón de emociones, todas artificiales, viajan por su sistema, todas más exaltadas que la otra.

Abacus se había quedado sin palabras. ¿Qué es lo qué dices cuando eres la persona más feliz en la habitación? No, no persona, se corrige mentalmente, pero ni siquiera eso puede lograr que deje de sonreír.

— Muchas gracias, Doctor — Su voz sale demasiado aguda, emocional, pero no tiene la voluntad siquiera de corregirse o pedir disculpas. Además, solo había hablado por cortesía. Sus órbitas oculares se llenan de agua sin intención de que eso suceda, y sonríe. Sonríe sin que nadie lo comande por primera vez en días.

Al fin, Abacus iba a tener un propósito. Algo más. Una razón para existir.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Mars tenía el estómago revuelto.

Habían pasado dos simples horas desde aquella conversación pero Abacus ya había sido asignado y enviado a casa con su dueño, un tal Aiden Scully, un millonario en Inglaterra. No se le permitió verlo una vez antes de que lo envíen, y habían partido antes de poder despedirse de Abacus. Su único amigo.

Mars no era la persona más brillante, pero no era estúpida. Sabía que Abacus nunca podría considerarle una amiga, no si la Doctora Fujimoto y demás residentes seguían dándole tan mal nombre. Todos en el laboratorio estaban convencidos de que era un humanoide defectuoso y que deberían de apagarle de una vez. Más de una vez había oído como Fujimoto le rogaba a Katusaki de que la matara de una vez, de que era inservible.

La única cosa que impedía que le pusieran las garras encima era la fuente de sus miserias: Yukito Katusaki, un renombrado creador de humanoides que, tanto como sus compañeros, estaba convencido de que Mars también era humanoide.

Pero eso es imposible. Estaba ahí, su corazón. Podía sentirlo latir, bombear sangre, si colocaba sus dedos sobre su cuello podía sentirlo. Badum, badum, badum. Rítmico. Estaba ahí, junto con sus pulmones, sus riñones, su páncreas. Todo estaba ahí, sin embargo nadie le creía. Nadie nunca lo hacía.

Ahora mismo, su corazón estaba rompiéndose. Abacus era el único humanoide con el que se le permitía mantener contacto, el único humanoide al que los científicos estaban seguros no sería capaz de corromper. Mars tenía un registro de haber intentado herir a los otros humanoides quienes se dejaban lastimar demasiado fácil, así que se la mantenía encerrada la mayoría del tiempo con horas programadas para salir de aquella habitación.

La estaba volviendo loca.

Fujimoto la observaba de reojo mientras Mars yacía sentada en una silla, observando la gran ventana donde Abacus había estado hacía solo unas horas, anhelando por lo menos haber sido capaz de despedirse.

— ¿Por qué no he podido verle? — Vociferó sus pensamientos Mars, levantando apenas la vista para dirigirse a la doctora. Los ojos de la misma estaban fríos como el hielo, y en el laboratorio Fujimoto era más conocida como La Reina del Hielo. Espantaba a todos con su belleza y su maldad al mismo tiempo — ¿Por qué no he podido despedirme de él?

— Por qué ibas a hacer una escena — Contestó simplemente Fujimoto, devolviendo la mirada a la revista que ojeaba desde hacía ya más de cinco minutos. Era una revista de moda, y parecía fuera de lugar en sus manos.

— Esa no es razón — Respondió rápidamente.

— Lo es para nosotros.

— Era mi amigo — Masculló Mars en respuesta, cerrando los puños y levantándose de su asiento. Sabía que sus ojos estaban rojos, su maquillaje corrido, pero no le importaba — Abacus era mi único amigo.

Fujimoto parecía nada feliz, porque cuando sus ojos se desviaron de la revista solo se leía odio. La misma se levantó de su propio asiento, solo para arrojar la revista al suelo.

— Si crees que alguna vez tenías alguien a quién le importabas — Fujimoto escupía cada palabra, haciendo énfasis donde era necesario, y con todo el odio verde que alguna vez alguien podía poseer — Tienes que repensarlo más de una vez.

Mars estaba harta. Estaba tan harta que no se dio cuenta cuando las lágrimas comenzaron a salir de sus ojos. Estaba tan cansada de ser cuestionada, encerrada en cualquier lugar cual pedazo de basura. Harta de no poder ser ella misma, de que nadie estuviera de su lado por cinco minutos sin desear algo a cambio, estaba harta de ser considerada una amenaza. Harta, especialmente, de los comentarios pasivo-agresivos de la Doctora Fujimoto; Harta de que la misma fuese todo lo que ella deseaba ser.

Libre.

— ¡Mars!

Estaba tan harta que no se había dado cuenta de que había levantado la mano, y estaba lista para golpear a Fujimoto. Katusaki corrió hasta su lado y tomó su brazo, suavemente bajándolo con cuidado.

Mars cayó sobre sus rodillas, y lloró.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Había café por todas partes. Eso sucedía normalmente cada vez que Leighton intentaba hacer café - Solía olvidarse que siquiera estaba haciéndolo y uno de los gatos subía sobre la mesada y hacía desastres. Ese era uno de esos días. El Sr. Bigotes había encontrado el momento menos oportuno para desordenar toda la cocina, justo cuando el Doctor Katusaki estaba llamándole urgentemente.

A Leigh ni siquiera le gustaban los gatos. Prefería, sin lugar a dudas, la compañía de un canino, pero el Sr. Bigotes y Peluza habían pertenecido a Mahira, y luego de su muerte, no pudo hacerse a si mismo venderlos o incluso regalarlos. Era como si eras dos estupidas bolas de pelo fuesen parte de Mahira, una parte que no podía dejar ir, junto con sus ropas, que permanecían en su armario, juntando polvo.

Observando rápidamente la taza hecha pedazos y los charcos de café en el suelo de madera, maldijo por lo bajo. A pesar de trabajar con humanoides, Leigh no estaba en posesión de uno. Le fascinaban, pero no le agradaban tanto como para conseguir uno propio. Más de una vez tembló con ese pensamiento en la cabeza. No confiaba en cosas que no fuesen seres vivos , que no tuvieran corazón latiente.

Finalmente aceptó la llamada, rezando que Katusaki con su vieja edad no pudiese distinguir el desastre detrás de él.

Cuando observó la mirada de su antiguo jefe, supo distinguir que no debía preocuparse por el café derramado. Algo lo tenía preocupado, y detrás de el Fujimoto, su esposa mucho más joven y ex-colega de Leigh, estaba detrás de él, dando vueltas como rombo y con la mirada furiosa, sus mejillas tintadas de escarlata.

— Katusaki — Saludó.

— Leighton — Devolvió Katusaki, su esposa un manojo de nervios detrás — ¿Cómo has estado?

Leighton había trabajado para Katusaki luego de graduarse, había diseñado varias personalidades para algunos de sus humanoides e incluso historias para poder vender. Ambos tenían una buena relación, y el mismo siempre estaba haciendo cumplidos sobre su trabajo y cuanto había anhelado trabajar con alguien como él. En el mismo laboratorio había conocido a Mahira; en el mismo laboratorio se había enamorado de Mahira y en ese mismo laboratorio su esposa había muerto. Muchos fantasmas vagaban por allí, ninguno más presente que Mahira y Leighton Jabari. Uno muerto físicamente, el otro psicologicamente.

Luego de eso, Leigh había renunciado, pero hacía trabajos en su apartamento. Vendía historias para humanoides o pequeños pedazos de personalidad para poder insertar en humanoides por internet. Antes era una leyenda en el mundo de diseño de redes, pero ahora solo era un pobre viudo con dos gatos que no sabía hacer café.

Katusaki lo comprendía. Leighton estaba agradecido.

— Bien — Anunció cortamente. No estaba allí para discutir pequeñeces como su estado mental  — ¿Qué sucede?

Titubeó, — ¿Maki, puedes irte? — Fujimoto lo miró con dolor y odio, y salió corriendo de la habitación. Leighton esperó solo un par de segundos luego de que la misma había dado un portazo, y la atención del Doctor estaba completamente sobre él una vez más — ¿Recuerdas aquél humanoide del que te hablé? ¿La humanoide de entretenimiento, Jericho?

Vagamente Leigh podía recordarla. El doctor había hablado de ella con gran entusiasmo la última vez que habían hablado - Una simple humanoide de entretenimiento. Eso había sido hace medio año atrás, y después de eso nunca se habían puesto en contacto otra vez.

— Sí — Respondió simplemente, su boca dibujando una simple y delgada línea.

— No ha resultado como lo hemos planeado — Katusaki atropellaba sus palabras cuando las decía, y parecía estar apurado —. Cree que es humana. No, no cree, esta convencida que lo es.

Leighton no tenía palabras, — ¿Qué? — Se encontró a si mismo diciendo.

¿Un humanoide creyendo que era humano? Eso era imposible. Nada como eso se había oído antes. A penas se oía de humanoides defectuosos por que la compañía tenía pavor de que eso generara pánico. ¿Qué tan arruinada debía estar la programación de un humanoide para creer que era algo que no era?

— Necesito que la repares — No perdió tiempo Katusaki, jugueteando con su bata por debajo de su escritorio.

— ¿Por qué no destruírla? — Apresuró a decir Leigh. No tenía deseos de traer a semejante problema a su vida. Ya estaba bien con los fantasmas persiguiendo su mente - Mahira, Meredyd, Rowan, Sandor, Lucimera... — ¿Por qué no re-programarla?

—No — Contestó simplemente, pero sus ojos mostraban desesperación —No dejaré que le toquen un pelo. No dejaré que la destruyan.

Y Leighton comprendió el instante que observó sus ojos, llenos de furia, desesperación, tristeza, pasión. Katusaki estaba enamorado de un humanoide. Katusaki había roto la única y más importante regla que existía entre diseñadores, programadores... Se había enamorado de su propia programación. Era dificl verle de esta forma, a alguien a quien Leighton quería como un padre, por que él había creído en él como nadie más. Verlo con semejante dolor hizo que Leighton se sintiera obligado a aceptar. Leighton iba a creer en Katusaki, como Katusaki había creído en él.

— Lo haré.

No fue hasta después de que la llamada terminara, observando como el Sr. Bigotes y Pelusa lamían el café del suelo, que Leighton se dio cuenta en el lío que se había metido a sí mismo.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Juniper debía de levantar llamadas, nada más. Ocasionalmente llevar un par de cervezas, pero principalmente su trabajo consistía de hablar con Libby Wang en el otro lado de la línea, que le informara de lo que estaba sucediendo en la resistencia de Estados Unidos, comunicarle a Tormund como iban las cosas, y volver junto al teléfono a esperar la próxima llamada.

A Juniper le molestaba un poco, a decir verdad, porque su lengua de plata estaba esperando a algún comentario sarcástico del otro lado del teléfono, algo de diversión, pero la tal Libby siempre estaba demasiado seria como para hacerlo. De otra forma lo iniciaría la misma Juniper, pero Tormund le había dicho que si de ser así podían perder contacto con la Resistencia de aquél lado del mundo, así que Juniper se mordía la lengua hasta que brotara sangre.

Si le preguntarán, Juniper diría que le parecía que la Resistencia de Irlanda le parecía un puto chiste. La mayoría del tiempo se la pasaban bebiendo en The Shugs (donde trabajaba y servía como cuartel de Resistencia, un bar anti-tecnología), riendo y viendo porno por cable. Juniper anhelaba la acción, la venganza. Cuando abría la boca para vociferar sus pensamientos, la callaban y le decían que mantuviera la paciencia.

Su historia no era distinta a la de la mayoría de los rebeldes, un cliché ya, incluso. Lo humanoides habían tomado los empleos de sus padres y los mismos terminaron con una cuerda atada al cuello. Una historia que haría bostezar a cualquier empresario de ya haberla oído tantas veces.

— ¡Juniper! — La voz de Tormund, el jefe de la resistencia, sacudió el lugar. ¿Qué quería ahora? ¿Una puta striper?

Impaciente, Juniper se levantó y salió de la cocina donde se ocultaban la mayoría de sus operaciones, y se dirigió al bar, donde Tormund se encontraba con cinco hombres más que Juniper nunca se había tomado la molestia de preguntar sus nombres. Era imposible no identificar al gigante pelirrojo y barbudo, incluso si el bar estuviese por alguna casualidad lleno (cosa que nunca estaba – los bares anti-tecnología eran una rareza que pocos encontraban interesante).

— ¿Qué quieres, Tormund? — Preguntó impaciente una vez que llego frente a la mesa — Se supone que Wang llamará dentro de unos minutos y …

— Cállate — Demanda, interrumpiéndola — Tengo un trabajo más importante para ti.

De repente, desliza dos archivos por la pequeña mesa hasta llegar frente a Juniper.

— ¿Qué es esto? — Se pregunta Juniper, más para sí misma que para alguien más, y los toma.

— Abrélos de una puta vez — Urge Tormund, rascándose la sucia barba.

Rápidamente, Juniper los abre, expectante. Hay dos fotografías: Una de un hombre aparentemente árabe, apuesto, y otro muchacho con piel color chocolate, con mirada divertida. Juniper levanta la mirada de los archivos, extrañada. Se lee, “ABIODUN, Xavier” y “RAGENAR, Willam”.

Tormund sonríe, mostrando sus chuecos dientes amarillos, y sus ojos brillan, — Estas dentro.

avatar


Ver perfil de usuario http://gameofaliens.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: error not found

Mensaje por Andy Belmar. el Vie 03 Feb 2017, 6:19 pm

Chicas gracias por los cometarios, los cuales me gustaron mucho. Los citaria, pero estoy desde el cel :)

Con respecto a lo de el cambio de apariencia q hizo Nala, no me habia acordado de q los humanoides no podian cambiar sus rasgos fisicos.

En mi proximo cap dire q esa funcion falló y asunto resuelto (sinceramente no me habia acordado de se detalle, lo siento :(

Lucy comentare tu cap la otra semana, es q no me conectare hasta el martes o miercoles porque el lunes es mi cumpleaños.

Nuevamente gracias por los comentarios.

Besos
avatar


Ver perfil de usuario https://www.wattpad.com/user/AndyBelmar

Volver arriba Ir abajo

Re: error not found

Mensaje por jongkey. el Dom 05 Feb 2017, 8:57 pm

LUCY, NO TIENES IDEA DE LO MUCHO QUE ME GUSTÓ TU CAPÍTUO, Mars es tan parecida a Renjun, ambos tienen ideas retorcidas, necesitamos tramas   Abacus me pareció un personaje adorable, idk why debe ser porque él realmente quiere un amo, pero con esto de que quiere que lo utilice y le dé órdenes, sí, todo humanoide quiere eso pero Abacus es diferente, lo sé. No sé cómo sería Aiden con él porque me imagino unas cosas Lucy, QUE NO SUFRA 
Mars toda mal porque consideraba a Abacus su amigo y Abacus ni quería que la nombraran como su amiga QUE ESTÁ PASANDO, aunque si que Mars está loca, mira que creerse humana.   FUJIMOTO ESTÁ MÁS LOCA QUE MARS, la verdad es que quería que le propinara un golpe pero NOOOOO, se tuvo que meter Katusaki y Mars lloró bc NO PUDO GOLPEARLA, bueno no, pero se puede comprender lo que está sintiendo, eso es lo que más me gustó, como lo describiste Lucy. Me da cosita, está defectuosa y encima tiene que soportar las estupideces que Fuijimoto le dice, y sabemos que ella escupe odio a todo el mundo pero aún más a Mars y no sé, pobre de ella:( 

— Si crees que alguna vez tenías alguien a quién le importabas — Fujimoto escupía cada palabra, haciendo énfasis donde era necesario, y con todo el odio verde que alguna vez alguien podía poseer — Tienes que repensarlo más de una vez.

Mars estaba harta. Estaba tan harta que no se dio cuenta cuando las lágrimas comenzaron a salir de sus ojos. Estaba tan cansada de ser cuestionada, encerrada en cualquier lugar cual pedazo de basura. Harta de no poder ser ella misma, de que nadie estuviera de su lado por cinco minutos sin desear algo a cambio, estaba harta de ser considerada una amenaza. Harta, especialmente, de los comentarios pasivo-agresivos de la Doctora Fujimoto; Harta de que la misma fuese todo lo que ella deseaba ser. 

Libre.

ESTA PARTE ES DE LO QUE HABLO, alguien que acabe con Fujimoto    
Luego vamos a Leighton y otro que da pena, Lucy pq juegas con los feels, su historia es muy triste:(
LEIGHTON CONOCERÁ A MARS QUE ESTÁ PASANDO, MARS NO LE HAGAS DAÑO 

— Necesito que la repares — No perdió tiempo Katusaki, jugueteando con su bata por debajo de su escritorio.

— ¿Por qué no destruírla? — Apresuró a decir Leigh. No tenía deseos de traer a semejante problema a su vida. Ya estaba bien con los fantasmas persiguiendo su mente - Mahira, Meredyd, Rowan, Sandor, Lucimera... — ¿Por qué no re-programarla?

Como cuando Leighton quiere hacerlo todo simple y Katusaki le complica las cosas, no bueno PARA QUE TE ENAMORAS KATUSAKI

—No — Contestó simplemente, pero sus ojos mostraban desesperación —No dejaré que le toquen un pelo. No dejaré que la destruyan.

Y Leighton comprendió el instante que observó sus ojos, llenos de furia, desesperación, tristeza, pasión. Katusaki estaba enamorado de un humanoide. Katusaki había roto la única y más importante regla que existía entre diseñadores, programadores... Se había enamorado de su propia programación. Era dificl verle de esta forma, a alguien a quien Leighton quería como un padre, por que él había creído en él como nadie más. Verlo con semejante dolor hizo que Leighton se sintiera obligado a aceptar. Leighton iba a creer en Katusaki, como Katusaki había creído en él.

Me sorprendí, no pensé que Katusaki iba a enamorarse de un humanoide teniendo a Fujimoto, pero al parecer no la ama, aunque, ¿quién amaría a un ser tan detestable como ella? 

Juniper y Libby   con que Juniper habla con Libby


A Juniper le molestaba un poco, a decir verdad, porque su lengua de plata estaba esperando a algún comentario sarcástico del otro lado del teléfono, algo de diversión, pero la tal Libby siempre estaba demasiado seria como para hacerlo.

Pero si Libby tiene una lengua filosa como tú Juniper, solo que aun no lo muestra (?)

Su historia no era distinta a la de la mayoría de los rebeldes, un cliché ya, incluso. Lo humanoides habían tomado los empleos de sus padres y los mismos terminaron con una cuerda atada al cuello. Una historia que haría bostezar a cualquier empresario de ya haberla oído tantas veces.
Es que para cualquier persona historias así son de lo más normal, especialmente cuando ocurrió la crisis, y se incorporaron los humanoides:(  

— ¿Qué quieres, Tormund? — Preguntó impaciente una vez que llego frente a la mesa — Se supone que Wang llamará dentro de unos minutos y …

— Cállate — Demanda, interrumpiéndola — Tengo un trabajo más importante para ti.


No me gusta su jefe, que se cree me cae mal, y Juniper ahí, obedeciendo
Y CUANDO LE DA LOS ARCHIVOS QUÉ PASA CON XAVIER Y WILLIAM, LUCY tenías que decirlo   No sé si te lo he dicho, pero tu manera de escribir es tan interesante que dan ganas de leer más y más, estoy emocionada por leer el próximo porque necesito saber qué es lo que pasa con Xavier y William y que es lo que tiene que hacer Juniper (?)
Tengo que decirles chicas, que estoy muy contenta de que estemos avanzando con esta nc. Me pondré con el capítulo, y eso. 
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: error not found

Mensaje por wang. el Dom 12 Feb 2017, 7:01 pm

Después de mil años pude entrar al foro. Quedó tan bonito
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: error not found

Mensaje por wang. el Dom 12 Feb 2017, 7:05 pm

Leo y comento
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: error not found

Mensaje por ácido. el Lun 13 Feb 2017, 3:26 pm

gracias wendy wu por tu comment  espero tu capítulo!!
avatar


Ver perfil de usuario http://gameofaliens.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: error not found

Mensaje por chanyeol. el Lun 13 Feb 2017, 8:04 pm

¡Lucyyyyy!  juro que pensé que ya había comentadoooo, me odio, sorryyyyyy, no me odiessss

Comienzo, bc tengo mucho que decir... aY NO, ME ENCANTÓ MARSSS, es mi favorita -hasta ahora-. Es tan... no se, se mira tan linda pero su personalidad es tAN  

Mars era una masacre en sí. Desobediente, insolente, macabra. Mars más de una vez había espantado a cualquiera que estuviese interesado en investir en ella en lo más mínimo, porque estaba convencida de que estaba viva.
uZEAH, aquí me enamoré de ellaaaa ;-; tan no sé si decir "linda" está bien, pero qUE LINDAAAA....

Y Abacussss

Era lo único que Abacus podía anhelar, un amo, alguien que le diera órdenes y propósito y algo más. Alguien que le utilizara.
Ay, no ;-; él si que es re lindo y hermoso precioso, bebé ;-;
Ya me enamoré también de él...


Al fin, Abacus iba a tener un propósito. Algo más. Una razón para existir.
Lloréeee ;-; yA voy a llamar "mío" a Abacus, ahre... mi Abacussssss ;-;

We, pa' mi que al Katusaki le gusta la Mars  y me encanta bc el tipo está re casado y la Mars ni en cuentaaaa  me encanta ella, ¿ya lo dije?


— Abacus era mi único amigo.
We, y Abacus no la consideraba su amiga...  otokeeeee?


— ¿Por qué no destruírla?
grité y la gente me vio raro ;-;

Cito una parte del comentario de Wendy, bc... we, también me re emocioné con eso:

Mars estaba harta. Estaba tan harta que no se dio cuenta cuando las lágrimas comenzaron a salir de sus ojos. Estaba tan cansada de ser cuestionada, encerrada en cualquier lugar cual pedazo de basura. Harta de no poder ser ella misma, de que nadie estuviera de su lado por cinco minutos sin desear algo a cambio, estaba harta de ser considerada una amenaza. Harta, especialmente, de los comentarios pasivo-agresivos de la Doctora Fujimoto; Harta de que la misma fuese todo lo que ella deseaba ser. 

Libre.
eS QUE ESTO ES LO QUE REALMENTE ME LLENA, ahre... No se...
Es que... no me voy a cansar. Uno de mis personajes favoritos, ha sido Mars y... Es que no sé, creo que el hecho de que se muestre "humana" y tenga ese tipo de personalidad y eso, me emociona y creo que es lo que la hace ¿querible? Es su esencia y no sé, siento que será demasiado importante en cada uno de los capítulos tuyos que se vengan. Estoy emocionada por esto y me encanta.

Me gusta mucho tu manera de escribir y, me enamoré de todos los personajes ;-; Es que también me gustó Leighton y Pelusa y el Sr. Bigotes, ahre. No se x1902. Me enamoré de tu capítulo, de tus personajes, de tus tramas y casi casi me pongo a citar todo el capítulo.

Espero con ansias el siguiente y más de tu autoría, Lucy♥️
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: error not found

Mensaje por ácido. el Mar 14 Feb 2017, 2:58 pm

muchas gracias fer!!
avatar


Ver perfil de usuario http://gameofaliens.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: error not found

Mensaje por Andy Belmar. el Miér 15 Feb 2017, 7:35 pm

Se me habia olvidado comentar el cap de Lucy, perdoname lucy :).

El capitulo me encantó, lamentablemente no puedo citar partes porque estoy desde el cel, pero qui va mi comentario de tu bello capitulo.

Mars puede ser defectuosa, pero es muy tierna, cuando lei el capitulo me imagine a una linda niña que está un poco perdida, me dieron ganas que ella fuera mi paciente (usuario/ persona que debría atender, etc)

Me dieron ganas de golpear a Fujimoto por decirle todas aquellad cosas malas a Mars.

Me dio penita Leighton, espero que con el tiempo pueda superar la perdida de su esposa. Quizas von la ayuda de Mars podria hacerlo.

Me gusta la personalidad de Juniper y presiento que su misión sera muy interesante, especialmente si si objetivo con aquellos dos guapos.

Lucy tu cap me generó muchas emociones, tristesa, enojo y ansiedad, escribes demasiado bien.

Besitos ;) ;)
avatar


Ver perfil de usuario https://www.wattpad.com/user/AndyBelmar

Volver arriba Ir abajo

Re: error not found

Mensaje por ácido. el Sáb 18 Feb 2017, 8:47 pm

gracias andy!!
avatar


Ver perfil de usuario http://gameofaliens.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: error not found

Mensaje por jongkey. el Lun 13 Mar 2017, 6:56 pm

leer:
No es el mejor capítulo, no dice mucho la verdad. Los próximos serán mejores, porque no tuve inspiración. Pero bueno, es una nueva ronda.  
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Renjun :: Alistair Daisuke :: Choi Daehyun :: Kim Jungsu

« La tecnología conquistará al hombre, y luego lo destruirá. »

Las instalaciones eran tan sombrías a los ojos de Renjun. Los especialistas afirmaron que su programa sería re diseñado, y el error en su sistema desaparecía en un instante. Le causaba cierto recelo, porque la seriedad en los rostros de los humanos y el ajetreo recurrente era desagradable. Contemplar al ser humano reconstruyendo a una máquina no era su actividad preferida. Mucho menos si era él quien estaría con los cables por doquier. 

El humanoide se quedó en medio de la plataforma, con los brazos extendidos mientras era escaneado. Las preguntas insípidas de un robotista le hacía ponerse rígido, callando lo suficiente como para no insultarle. El expertó dio por hecho labor, y el examen para ver su progreso como máquina terminó. 

Escuchó palabras sueltas, mientras apretaba los labios con desdén. Alistair se encontraba en medio, como otro ingeniero en robótica, vigilando y tomando apuntes.

No se bajó del soporte hasta que le tendió la mano. Miró a los ojos oscuros del hombre, sintiendo el veneno en la punta de su lengua. Quiso azotar la mano, para terminar con su puño en la mandíbula del robotista pero en su lugar dio una rápida mirada al equipo completo. Apreció los rostros expectantes por tener una excusa para reprogramarlo, o desconectarlo.

Eso no va a pasar, se dijo por lo bajo.

—Vamos, Renjun. Luego volveremos para continuar  informándonos de tus avances, ahora debemos seguir con las actividades de integración. —Daisuke le apuró, y el humanoide tuvo que tragarse la bronca y agarrarse de su mano. 

Se bajó de la plataforma, y el tipo le palmeó la espalda.
 
Soltó un bufido. 

—N°6513RNJ no tuvo la mejora que esperábamos, Daisuke. Recuerda que el procedimiento que estás empleando no tiene que ser tan difícil, de lo contrario nosotros nos ocuparemos. 

—Renjun será el mejor de los humanoides, atento y dedicado a satisfacer las necesidades de su dueño. Pronto será. —Contestó con la cabeza en alto.

 ◉ ◉ ◉
 

—Tienes que responder con amabilidad, mínimo, tienes que hablar. Suficiente estoy haciendo para que ellos no tomen tu caso. Sé prudente, te lo he dicho. —Diasuke espetó, recogiendo el saco que Renjun había tirado al suelo y pisoteado en un estallido de rabia. 

—Tu parloteo no me sirve. —Comentó, empujándole al pasar por su lado y tirándose al sofá. 

Alistair le señaló, los dientes apretados.

—Tu actitud de mierda no me sirve. 

El humanoide cruzó los brazos por detrás de su cabeza. —La cosa es que, tú tienes un corazón benévolo y lleno de mierda buena, por lo que pretendes ser una especie de héroe al intentar cambiar mis pensamientos odiosos hacia personas como tú. —Se burló. —Pero, ¿qué crees? No va a funcionar. 

Daisuke resopló, y contó mentalmente hasta diez. No podía perder la calma, no. Estaba dispuesto a seguir intentando, aun si Renjun lo empujaba una y otra vez. Su ideología de convencer y cambiar la perspectiva de un humanoide podría ser el nuevo método de reprogramación, sin necesidad de un nuevo software. 

Además, Renjun era un desafío. El pobre había sido mandado a Japón con la excusa de manejar unos asuntos como desarrollador de apps, pero terminó haciendo su trabajo mal. Su dueño, era un muy importante hombre de negocios y estaba harto de sus defectos, así que lo mandó lejos de China. 

Y luego fue a parar al Centro de Ciencia y Tecnología de Japón.

El hombre le tiró el saco que Renjun había usado gracias a la fresca brisa, cayéndole en el rostro. Se plantó frente a él, no sin antes ir por una copa de vino.

—No te enojes tanto. Todavía tendrás tu reconocimiento y millones en tus bolsillos por hacer tu inútil intento. Es lo que quieres, ¿no? —Renjun se enderezó y dio unas palmaditas en el sofá. —Cuéntame que te sucede, Daisuke. Seremos mejores amigos. —Arrastró la última frase, el tono frío en su voz era peor que los inviernos en Japón.

—Quiero ayudarte. —Le dio un sorbo a su vino. Sin querer mostrar su descontento, el hombre tomó asiento junto al humanoide, dejando la bebida encima de la pequeña mesa. 

—No ayudas en nada, Daisuke. 

—¿Quieres que ellos se ocupen? No sabes lo mucho que me costó tener tu caso. Tengo una meta, Renjun. Debo conseguirla, pero sobre todo debo ayudarte a ti. Vas a mejorar, se los voy a demostrar. 

Renjun tenía una apariencia frágil. De rasgos asiáticos, poseía un rostro delicado y una contextura delgada para un hombre. Sin embargo, detrás de su bonita imagen se ocultaba alguien incomprendido, y desorientado. 

Se encontraba en la sede principal de Japón, pero como el caso se le había otorgado a Alistair, el mismo lo llevaba cada tanto a su departamento con la idea de que conociera su alrededor, fuera de las instalaciones. Era el punto principal para conectarse con el mundo, e interactuar con el ser humano. Cada cinco días se le proporcionaba un examen, con el propósito de dar con algún avance positivo. 

Ningún progreso hasta el momento.

 ◉ ◉ ◉
 
Daehyun no disimuló en mostrar su antipatía por Sunhee. La humanoide era tan bonita que podría llamarle la atención, pero eso no quitaba que se basaba en cables y en nada más. La pareja de su amigo era tan dulce según palabras del mismo, que le disgustaba. 

Le caía mal. 
Y que nadie pretenda hacerle cambiar de opinión.

Jaeho le había invitado a tomar algo, tal vez en compensación por dejarlo plantado en su anterior salida. Le había comentado que tuvo un imprevisto, y por cuestiones de trabajo no pudo asistir, pero Daehyun estaba en lo cierto cuando decía que el muy maldito decidió quedarse con su robot. 

El nanomédico no captaba la negativa de su amigo en cuanto le habló de una linda muchachita de nombre JungHwa. Una compañera de trabajo, con una bonita sonrisa y un cabello castaño que gustaba de llevar suelto para dejar relucir sus encantos. Pero no, en cuanto le habló del tema recibió un rotundo no. Jaeho explicó que Sunhee era lo que él realmente quería y la  discusión había acabado. 

Las interrogativas golpearon a Daehyun. ¿Por qué preferir un robot por encima de una persona real? 

—Dile a Junghwa que me siento halagado pero mi corazón está ocupado.

—Lo dices tan tranquilo…—Suspiró abatido, acomodando su cabello perfectamente peinado. 

—Debe ser porque lo estoy, además, si tanto te interesa que la conozca diciendo que es carismática y toda la cosa, ¿por qué no la invitas tú a salir? ¿O no lo haces porque no sientes bichitos en el estómago como cuando estas con tu amigo? —Lo miró a los ojos, cruzando las piernas y echándose hacía atrás en su asiento.

—No te interesa. Pide lo que quieras y déjate de joder. —Le calló con un tono seco y agrio que provocó una sutil risa en Jaeho. El mismo rodó los ojos, y se alejó a paso elegante hacia la barra para elegir su bebida. 

Daehyun decidió ir tras él, sabiendo que su mesa estaba bien cuidada. Antes, tecleó en su smartphone bracelet, observando la lista de contactos para dar con JungHwa y avisarle que no se pusiera muy bonita que no le serviría. 

◉ ◉ ◉
 
Jungsu intentó hablar con Alistair, pero algo le decía que no era un buen momento. Tal vez estaba siendo paranoico, o realmente estaba muy aburrido y por eso quería mantener una charla con su amigo. 

Estaba ansioso, por alguna razón. Ya no sabía que hacer, pues había limpiado él mismo su departamento, al modo tradicional y todo estaba reluciente. Luego se había preparado algo de comer, y se había ido a la cama. De repente se había puesto a mirar a la nada, meditando un poco de todo.

¿Daisuke le pediría ayuda alguna vez con respeto a Renjun? Él bueno convenciendo a las personas, si eso significa algo.

¿Daehyun dejaría de llamarle Ai o continuaría haciéndolo aun si sus clases de japonés finalizaran? No le incomodaba, para nada. Es más, una calidez se instalaba en su pecho y los nervios le hacían sonreír como idiota. 

¿Algún día sería el más aclamado en impresión en 3D? 

Resignado, soltó un suspiro.

Su cabeza dolía, y sabía que estaba pensando demasiado. En medio de la oscuridad de su habitación, Jungsu se dio una suave bofetada, y se acomodó en su cama. No tenía sueño, pero si continuaba con sus múltiples disparates podría desvelarse y luego encontrarse deprimido de la nada. Sin razón o con razón.

Se obligó a dormir.

◉ ◉ ◉
 
Si dos personas están ligadas de alguna manera, y una descubre a la otra en medio de una situación comprometedora es normal que reaccione de una manera para nada simpática. Peor es cuando no se tiene en claro si existe o no una relación, aun si hubo algo en el pasado. Es difícil de explicar la angustia que se siente al ver a esa persona nuevamente, con alguien más en una escena que hace que el corazón duela.


Taeil no esperaba presenciar esa escena. 
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: error not found

Mensaje por chanyeol. el Lun 13 Mar 2017, 9:20 pm

Ay, Jesú benditooo. No juegues... Yo que me esperé por esto toda la semana ;-; Me re emocionéeee 
Deja te comento porque me enamoro de to2, stahp.

Renjun me da miedo xdxd, tipo... Si me daría cosa encontrarme con él (cofcoftaecofcof) y Alistair tan confiado de él, que cree que mejorará

—Renjun será el mejor de los humanoides, atento y dedicado a satisfacer las necesidades de su dueño. Pronto será. —Contestó con la cabeza en alto.
Pobre, Renjun se queda sin solución xdxd (we, me lo imaginé amigo de Mars, tienen personalidades similares, aunque ella está un poquito más... u know, idk)


—Tu parloteo no me sirve. 
Savage [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


—Tu actitud de mierda no me sirve.
Savage [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

We, no sabes, me encanta que esos dos se peleen  idk, son como perros y gatos, pero we, más divertidos. Gggg.


—No te enojes tanto. Todavía tendrás tu reconocimiento y millones en tus bolsillos por hacer tu inútil intento. Es lo que quieres, ¿no? 
weeee, me imaginé a Alistair como un sugar daddy, bastaaaaa Esta parte me re impactó... Te juro que sí, Renjun me da miedo xdxd, no sabes cuánto. Tengo una amiga que responde exactamente igual y hasta me da miedo pelearme con ella, porque sus respuestas me hacen iorar  Algún día, Renjun va a hacer que iore, la vdd.


—Dile a Junghwa que me siento halagado pero mi corazón está ocupado.
aaaAAAAAAWWWwwww[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] Weeee, mi coraaaa, noooo. Pls, mi Jaeho enamorado es un caso, alguien aiúdelo, pls ;-;


— [...] ¿por qué no la invitas tú a salir? ¿O no lo haces porque no sientes bichitos en el estómago como cuando estas con tu amigo?
Justo en su complicado amor ;-; Hasta a mí me dolió.


—No te interesa. Pide lo que quieras y déjate de joder.
JAJAJAJAJAJAJAJAJJAJAJAJAJAJAJAJAAJAJA, AMO A DAEHYUN CON MI SER, es tan beio, ioro.

Y luego Jungsu... Leí todas las preguntas como de comercial, tipo: "¿Cansado de despertar con dolor de cuello?", ahre no... Es que pobre Jungsu, va a terminar dEPRIMIDO, alguien dele un beso, pls. Ahr no.

y luEGO TAEILLL WEeeeE la vdd.. Hasta me re inspiré para mi cap, ioro kemozion.

Me dan ganas de seguir leyendo de Error, porque como ya dije antes, es de mis historias y nc's favoritas y nomás no... Pronto posteo mi cap y así...
Gracias, Wendy, por seguir con esto ;-;♥️
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: error not found

Mensaje por Andy Belmar. el Jue 08 Jun 2017, 9:02 am

Holaaa
avatar


Ver perfil de usuario https://www.wattpad.com/user/AndyBelmar

Volver arriba Ir abajo

Re: error not found

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 5 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.