O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» ¿Es posible el amor? Draco y tú
Hoy a las 9:28 am por AngelMalfoy

» Caught in a lie.-pvt
Hoy a las 9:05 am por Karasuno

» new rules ♡ muro interactivo
Hoy a las 5:34 am por hypatia.

» the code; audiciones abiertas
Hoy a las 5:28 am por wang.

» cokehq cay {muro interactivo.
Hoy a las 5:26 am por Ritza.

» i'll be there for you |muro interactivo.
Hoy a las 5:09 am por hypatia.

» everybody BANG.
Hoy a las 5:06 am por hypatia.

» ♡ snow flower.
Hoy a las 12:09 am por sagittarius

» S E R E N D I P I T Y (Park Jimin) A.A
Ayer a las 10:57 pm por -Sty-

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

404 error - not found {audiciones cerradas.

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: 404 error - not found {audiciones cerradas.

Mensaje por jongkey. el Mar 06 Dic 2016, 6:06 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:
¡Hola! Buenas días, tardes, noches, a la hora que ambas lo lean. Llamenme Isi, o si no la loca por suga. Bueno, la cosa aquí es que me llamo mucho la atención la idea, me hizo acordar a una novela llamada Human-Pet, aunque allí eran como androides mitad gato o perro¿? 
Bueno, el punto es que por fin me decidí a audicionar con este rapidin escrito que acabo de terminar  
No sabia si audicionar o no bc nunca he participado en una novela colectiva así que no creo ser un muy buen prospecto para esta, pero bueno, lo intentaré¿?
Espero que les agrade mi escrito y...eso, cambio y fuera.  

Irene:

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
 Lost 





JooHyun, veintitres años de edad.

 

Se podía observar la figura de una castaña peli-rosa (desde la mitad de su cabello hasta las puntas) correr por los fríos pasillos del denominado “backstage” del gran edificio en donde debería presentar su debut stage junto a sus tres compañeras.
La castaña en un abrir y cerrar de ojos se encontraba frente a la puerta que la llevaría fuera de aquel edificio, escaparse era una opción claro, pero aquello significaría defraudar a sus compañeras y amigas, a la producción, a quienes se concentraron en convertirla en quien era ahora, incluso a sus padres y con total claridad a ella misma. Llevo sus manos hacia el pómulo de la puerta en un acto de nerviosismo puro, todo en ella temblaba. Irene o más bien JooHyun siempre había sido alguien tímida y el estar a punto de presentarse en frente de miles de personas era simplemente demasiado, los nervios le consumían, desde, incluso una semana antes del esperado día.
Irene quiso tumbarse a llorar en el suelo, pero su maquillaje se arruinaría y no quería que algo saliera mal por su culpa. Trato de tranquilizarse respirando profundo y cerrando sus ojos…todo fue inútil al oír en el silencio que ella misma había creado; los gritos de las fans enloquecidas por el grupo que yacía ahora cantando en el escenario para solamente aquello servirle para recordar que después de aquel grupo venían ellas.
Se hiperventiló comenzando a temblar empezando a recordar cosas que simplemente no debería estar recordando justo en aquel momento. Recordaba como de pequeña odiaba subir a los escenarios, como odiaba exponer enfrente de sus compañeros de aula y aún más cuanto odiaba ser la nueva del salón.
 

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


 
JooHyun, doce años de edad.




 
Una pequeña JooHyun se encontraba bastante nerviosa sentada en su pupitre, no hace mucho había llegado a aquel instituto, pero aquello bastaba para que a su profesor de ciencias naturales se le ocurriera hacer una disertación sobre materias que habían pasado durante aquel mes. Al 90% de la clase le había tocado algo sumamente fácil y para nada vergonzoso, pero claro, a JooHyun le había tocado exponer sobre el desarrollo físico de una mujer durante la adolescencia, ¿¡Como esperaba el profesor que ella supiera bien aquello si aún no era adolescente a pesar de que dentro de un año lo sería!? No tenía idea, lo único que sabía, era que moriría en cuanto estuviese enfrente de todos sus compañeros exponiendo sobre como los ovarios sufrían en la adolescencia, era simplemente horrible.
Su turno llego en menos de lo que canta un gallo. El cuerpo de JooHyun no tardo en temblar por completo, sus manos sudaban y sus nervios aumentaban con cada paso que daba. Observaba como su presentación se graficaba a través de un data, trago lentamente y se posiciono enfrente de sus compañeros y aun lado de su presentación.
 
-      Yo…- murmuro de a poco tragando saliva mirando hacia todas las direcciones con su rostro tornándose rojo.
 
JooHyun a lo lejos podía observar como el profesor la alentaba a lo lejos, aun así no fue suficiente. JooHyun quería llorar ante lo inútil que se sentía, odiaba su timidez, su pánico escénico y todo ese embrollo.
 
-      No tenemos todo el día, rostro de tomate. – se burló uno de sus compañeros quién claramente estaba prendado por la ternura de JooHyun.
 
Todo para JooHyun dio vueltas y vueltas, solo atino a correr fuera del salón en cuanto sintió algo aproximarse por su garganta y estomago revuelto, aquella burla había colmado a su pánico escénico y le había hecho mierda la poca valentía que poseía.
La pequeña niña no tardo en devolver todo lo que podía en cuanto había encontrado un escusado limpio por el cual botar todo la comida que había injerido aquella mañana todo por culpa de los nervios. Era horrible, terrible, nunca más se pararía enfrente de personas para hablar sobre algo, mucho menos para presentar algo artístico, ¡Nunca, nunca, nunca!


 
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


 
Un escalofrió surco por toda su espina dorsal al recordar aquello, un vago recuerdo que le había seguido e impedido hacer bastantes cosas por demasiados años.
Joder, tenía veintitrés años, ya no podía seguir así. En un acto de valentía se dio media vuelta y accedió a caminar hacia donde estarían sus compañeras para luego quedarse como momia al ver por un televisor al grupo en el escenario terminar con su presentación. Se tragó su poca valentía y los nervios volvieron a consumirle, no se podía mover, no se quería mover.
 
-      ¿JooHyun? Es nuestro turno. – dice cuidadosamente SeulGi con una sonrisa calmada en su rostro. Ella es una amiga y compañera de Irene, es con quien más confianza tenia, le hacía sentir muy relaja con su simple presencia.
 
-      Lo sé…simplemente quería estar sola, no me siento muy bien. – murmura desviando su mirada mientras fruncía su ceño.
 
-      Oh pobre de mí Irene, ¿te encuentras mejor o necesitas un abrazo de SeulGi? – pregunta cariñosa la menor viendo fijamente a la castaña quien no parecía moverse ni querer reaccionar. – Vamos Irene, no estés así, ¿Qué sucede? – vuelve a inquirir esta vez más preocupada.
 
-      Eh recordado cosas de mi infancia que me traen y devuelven demasiado mi pánico escénico…no sé si pueda hacer esto. – dice por fin de manera cobarde sin querer mirar a su compañera a los ojos.
 
-      SeulGi se dedicó a mirarla, hasta que su rostro se tornó completamente rojo y de un “zas” abofeteo una de las mejillas de la chica enfrente de ella– ¡Despierta JooHyun! Te has estado preparando desde el 2009 para esto, es tu sueño, ¡y lo harás realidad sin importarte tu estúpido pánico escénico! – luego de unos segundos se dio cuenta del golpe que le había dado por lo que no tardo en abrazarla. –  deja de hacer que me preocupe por ti y vayamos al escenario. Joy, Wendy y yo estaremos allá arriba junto a ti para apoyarte – dice más tranquila mirándola fijamente. –  Yo también tengo muchos nervios JooHyun, pero haré esto por mí, por ustedes, mis padres y la compañía. – dice mientras Irene simplemente se dedicaba a verla como un perrito regañado. – Así que vamos, nos quedan unos cinco minutos antes de subir al escenario. – comenta luego de haber visto la hora en un reloj elocuentemente enfrente de ellas en aquella fría pared de cemento.
 
-      SeulGi…gracias. – murmura Irene con un nudo en la garganta para luego caminar junto a la muchacha hacia donde estaban las demás chicas preparándose.
 
 
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


 
JooHyun, veinticinco años de edad.


 
Irene sonríe con calidez viendo desde arriba del escenario a sus fans gritar por ellas. De reojo vio a sus compañeras, ellas le habían ayudado mucho durante aquellos dos años, incluso desde su etapa trainee. Observó a Yeri con un gran hincapié, recordó cuanta tristeza había sentido junto a SeulGi, Wendy y Joy al saber que por su edad, ella no podría ser participé del debut del grupo, pero, ahora todo estaba bien teniendo a la menor del grupo sana y salva dentro de este.
A lo lejos se escuchó un gran sonido, como si algo hubiera explotado…lo siguiente que pudo sentir Irene, fue como repentinamente serpentina caía sobre su cabeza. La ahora rubia se asustó abriendo sus ojos desmesuradamente, no entendía que estaba sucediendo.
Pensó y observo a su alrededor saliendo de la burbuja que sin querer había formado. En ese momento la chica se dio cuenta de que su grupo había ganado un premio, de que estaba en medio de varios grupos aparte del suyo propio, de que las personas hace no mucho estaban esperando con ansias saber quién sería grupo ganador, Irene cayó en cuenta de que ella es la líder, de que debía recibir el premio y decir unas cuantas palabras de agradecimiento. Aun en su estupor, Irene camino hacia el frente junto con sus compañeras qué no cabían de la emoción. La rubia tomo el premio, observo al público, a los grupos, a los presentadores y finalmente posó su mirada en sus amigas y compañeras, en cuestión de segundos sus ojos se llenaron de agua y millones de recuerdos la atacaron, y ahí mismo sin quitar su mirada de sus amigas, se dio cuenta de que no estaba tan perdida como ella creía, de que su pánico escénico era un cruel recuerdo de su pasado, y que el haber conocido a aquellas chicas había sido el premio más grande que pudo haber ganado.
aceptada

shaoi, me encanta ese username.  te diré yoongi porque sabes, es lo ideal y queda muy bien ¿? ajkljas, qué bueno encontrar a otra loca por los chinos. (?)
Tu escrito fue muy lindo, está muy bien todo.  Aparte, lo hiciste de Irene y ella es muy linda, verdad. Y pues, no te preocupes por las novelas colectivas, una vez que te acostumbres las nc serán lo tuyo, son adictivas. (?) Pero lo principal, ¡te gustó la idea! Gracias, ya estaba pensando que no era del interés de nadie:( pero aquí vienes tú con tu super escrito de la linda Irene, ay. Todo muy bien, ¿qué puedo decir? aceptada, sin duda.   
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 404 error - not found {audiciones cerradas.

Mensaje por jongkey. el Mar 06 Dic 2016, 6:39 pm

aviso

Al no tener los resultados esperados, se modificó el formato y ahora serán audiciones e inscripciones, es decir, que igualmente presentarán un escrito propio, si esta todo correcto y si se ve que pueden adaptarse a la trama, se les informará si son o no parte de las escritoras en 404 error - not found.
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] y [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] felicidades, están dentro. 
Se notificará acerca del muro interactivo para no retrasar la novela colectiva.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 404 error - not found {audiciones cerradas.

Mensaje por Andy Belmar. el Mar 06 Dic 2016, 7:08 pm

Hola!!! gracias por aceptarme, de seguro llegaran más personas que audicionen para la novela, últimamente no ha habido mucha actividad en el foro quizás debido a los cierres de semestre en escuelas o universidades, así que ánimo!

Esperaré el link del muro :)
avatar


Ver perfil de usuario https://www.wattpad.com/user/AndyBelmar

Volver arriba Ir abajo

Re: 404 error - not found {audiciones cerradas.

Mensaje por jongkey. el Mar 06 Dic 2016, 7:36 pm

Andy Freud-Belmar. escribió:
Hola!!! gracias por aceptarme, de seguro llegaran más personas que audicionen para la novela, últimamente no ha habido mucha actividad en el foro quizás debido a los cierres de semestre en escuelas o universidades, así que ánimo!

Esperaré el link del muro :)

Lo sé, pero no quiero atrasar mucho la novela, en especial porque es mucho lo que hay que explicar:( aún así, esto seguirá abierto.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 404 error - not found {audiciones cerradas.

Mensaje por wang. el Miér 07 Dic 2016, 8:08 am

Chicas, lo siento. Estuve de viaje y no pude dejar mis escritos. De igual forma, los dejo algunos escritos.
Link: [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] | [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]  |  [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]  |  [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 404 error - not found {audiciones cerradas.

Mensaje por baekhyun. el Miér 07 Dic 2016, 9:52 am

Io vi que decía Fer y quise venir, ahr, me encanta la idea, así que es obvio que audicionaré, pero no tengo nada reciente bc prácticamente ahora es que estoy volviendo al foro... so... no importa si es antiguo? :c
avatar


Ver perfil de usuario http://life-really-sucks-a-lot.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: 404 error - not found {audiciones cerradas.

Mensaje por ácido. el Miér 07 Dic 2016, 10:27 am

ay, hola chicas! se que no debería audicionar para otra n.c. por que ultimamente no he estado en el muro (casi como un mes...) pero estoy decidida en volver y su idea fue lo que me sello el trato (??) aquí va:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
pedacito de un OS que estoy escribiendo todavia:
Lucas Redneer se levanta en su sala de estar. Su cabeza da vueltas como siempre y su boca sabe a sal, indicio de que pronto su desayuno desaparecerá por su garganta. Por supuesto, siempre cruel, el reloj de su cabeza permanece allí. Distante, pero persistente. Es una sensación horrible pero familiar y el hombre no se inmuta. Las manos de Lucas están rojas y todo su cuerpo le pica gravemente, probablemente porque tiene puesto su abrigo más barato de poliéster. Siempre lo detestó. Esta acostado en su sofá y tiene un par de vendas en la cabeza, rodeando su frente y escondiendo parte de su cabello dorado. Lucas experimenta lentamente, intentando tocar su frente y alejándola en el momento en que la misma hace contacto con ella.
Lo que realmente hace que se despierte, sin embargo, es el hombre arrodillado frente a él y la chica detrás de la misma. ¿Quién es esta gente, y qué demonios hacían en su casa? Su sala de estar permanecía intacta salvo por el sofá que permanecía un poco manchado de sangre. Lucas no podía comprender qué había sucedido. Lo único que recordaba era el tick tock y eso no mejoraba la situación (aunque en realidad, nunca lo hacía). Ambas personas  observaban sus movimientos con cautela, una con simpatía falsa y otra con ojos de halcón.
El hombre tiene, aproximadamente, veintisiete años y tiene dientes blancos y sonrisa cálida pero forzada. Tiene guantes de latex puestos y están un poco cubiertos de sangre, que, juzgando por sus vendas, la misma pertenece a nadie más que él. La chica detrás de él tiene unos veinte y sus ojos negros escanean cada parte de su rostro sin piedad. Se le hace familiar, por alguna razón, y no puede descifrar realmente porqué.
Apoyada en el marco de la puerta, se encuentra su buena amiga Dorothy, sonriéndole, como diciéndole que todo estaría bien. Sus manos tiemblan y lo ponen inseguro. Él y Dorothy se conocen de la secundaria, donde solían robar sapos de los laboratorios y soltarlos en el patio de la escuela para molestar a todos. Era de las mejores personas que conocía, y Lucas sabía que algo debía de andar mal si ella iba con esa sonrisa medio muerta.
¿Qué hacía Dororthy allí, de igual manera? ¿Qué había sucedido?
-          Hola, Lucas – Interrumpe sus pensamientos el hombre, con una sonrisa más grande que el monte Everest. Nuevamente Lucas nota que parece fingida mientras se sienta en su sofá, rascándose el brazo izquierdo. No podía recordar nada.
Antes de que siquiera pudiera cuestionar la presencia de estas personas en su hogar, en la mesada en su lado derecho yace su celular, vibrando desesperado por atención lo que hace que su mirada se desvíe hacía él, un viejo nokia del año 2000 con figurines de los Power rangers (cortesía de su querido sobrino) y la pantalla rota en pequeños detalles que serían dignos de una viuda negra, reflejando exactamente a la persona del otro lado de la línea. Dentro de él, hay tres mensajes de texto, dos llamadas perdidas. El identificador lee MOLLY, con un rojo urgente que lo marea un poco. Es como un recordatorio matutino de cuanto la extraña, y apaga su teléfono sin molestarse en leer los mensajes de su novia. Ex. Ex novia.
No existe nada que Lucas desease hacer más que levantar el teléfono y oír la dulce voz de Molly Milano en la otra línea, gritándole las cosas que hizo mal con la voz bañada en lágrimas, escupiéndole a la cara por toda la mierda por la que la hizo pasar, o simplemente respirando, inhalando y exhalando de manera tan regular que pareciese que no le necesitara, especialmente en estos momentos llenos de confusión. La voz que le acompañó cuando las palabras en su mente no bastaban, cuando las voces no callaban. Hacía dos semanas, la misma voz le había roto el corazón con palabras suaves pero definitivas. Sus manos se cierran solas a la sombra de un tic nervioso que creyó haber dejado hace años. Deja que el mensaje se vaya al buzón. Su masoquismo y delirio le impiden devolver su atención al tema en cuestión.
Dorothy casi rueda los ojos cuando lee el nombre en su pantalla.
-          ¿Redneer? – Dice la muchacha detrás de ella, con la ceja derecha levantada, y recobra la concentración. La muchacha parece enojada, por alguna razón. No – más bien, molesta. Dirige su mirada al hombre arrodillado frente a él y este le sonríe.
-          ¿Quién es usted? – Dice, de la manera más descortés posible pero a nadie le importa porque tiene vendas en la cabeza, su sofá está lleno de sangre y hay dos extraños observándolo como una especie de experimento.
-          Me llamo Matt, soy enfermero en el Hospital de Michigan, y parece que has tenido un accidente – Le hace saber el muchacho, un poco de simpatía mezclada con su tono azucarado.
Su corazón se paraliza por un par de minutos. Sus ojos se abren, grandes como platos y su mente se vacía, lo único que se escucha es el reloj en su cabeza martillando su frente sin pudor, sin piedad. La sonrisa del hombre se suaviza y parece más natural y bella, la chica detrás de él lo observa sin diversión, y del otro lado de la habitación yace Dorothy temblando aún más fuerte cuando ve su mirada confundida y perdida.
De un momento a otro, el corazón comienza a latirle a diez mil por hora, sus ojos permanecen abiertos y manchados de miedo ciego, su mente se llena de preocupaciones, de terror, de pensamientos negativos que forman una nube sobre su cabeza y una tormenta de ansiedad se desata sobre él. ¿Qué? ¿Cuándo? ¿Cómo? Ni siquiera recordaba haberse levantado en la mañana mucho menos haber participado de un accidente.
-          Soy Larissa, soy aprendiz de enfermera – Informa la muchacha más joven. Su cabello rubio sucio, atado en una coleta, meciéndose con su mirada y sus ojos bañados con el brillo del enojo, lo observan. A Lucas no le importa.
-          ¿Qué me ha sucedido? ¿Qué clase de accidente? ¿Quién estaba involucrado? – Pregunta con el corazón en la garganta. Su voz sale más acelerada y aterrada de lo que intenta. Un pensamiento específico se planta en su cabeza y su corazón, si eso fuese posible, late incluso más rápido. El estado de frenesí en el que se encuentra solo hace que el enfermero, Matt, sonría de lastima - ¿Molly? ¿Molly está bien? ¿Dónde está Molly?
Dorothy camina hasta él, con una sonrisa llena de pena y tristeza y le toma la mano. Lucas la mira esperando alguna respuesta desesperado. Larissa mira hacia otro lado.
-          Molly está bien. Tú estás bien – Su sonrisa no desvanece, sin embargo, decae  – Tuviste una pequeña contusión y pérdida de memoria pero estarás bien – Lucas suelta aire que no sabía que estaba reteniendo pero Dorothy parece no haber terminado. Su boca se mantiene abierta y parece estar luchando para encontrar las palabras – Sin embargo… no se puede decir lo mismo de todos los involucrados.
El corazón se le cae al estómago.
Larissa evita la mirada de todos, como si el tema la pusiese incómoda, y Matt mira el piso como si fuese lo más interesante del mundo. Dorothy aprieta su mano más fuerte hasta que le duele pero Lucas quiere respuestas así que solo se encoje. No lo nota.
-          Ibas en reversa – Continúa, aclarándose la garganta –. Y detrás de ti había una chica. Adolescente, creo, de visita por el vecindario a saludar a sus padres después del último trimestre de la universidad. Le habéis atropellado.
Sus palmas comienzan a sudar con miedo, su garganta se llena de nudos y sabe que el final se acerca. Sabe cómo termina esta historia porque lo ha vivido miles de veces en programas de T.V., en noticias en la radio o en los periódicos y ninguna de ellas ha terminado bien. Sus pies golpean el suelo en signos de ansiedad y algo de desesperación. Dorothy suspira y su sonrisa se cae a pedazos.
-          La chica… está muerta – Continúa Matt detrás, salvando a Dorothy de romper en llanto, con la voz cortada. Larissa se limpia la nariz con la manga de su jersey.
Parece uno de esos momentos de película en los que el tiempo parece detenerse, y todo alrededor de él se paraliza. Excepto que la suerte no está de su lado, nunca lo estuvo, nunca lo estará. Al contrario, el reloj que marca en su cabeza, martillándole la existencia y arruinándole la vida marcan las nueve en punto.
Estas llegando tarde a tu trabajo, se recuerda con desdén. Por unos segundos su cara hace una mueca de desagrado por que la sangre que mancha sus vendas está haciendo que su cordura dé miles de vueltas y vomite en todo su cerebro. Es un desastre de palabras sin terminar, de miedos derramados, mareos y palabrotas. La sombra de su ex novia le regaña sin reprimendas pero por alguna razón no puede recordar cómo suena su voz. Quiere vomitar. Lucas piensa, por unos segundos, que haría Molly. ¿Qué haría Molly? Probablemente solo le diría que tomara sus pastillas - Pero, a quién le importa lo que haría Molly.
Ha matado a alguien. Ha matado a alguien y solo puede pensar en Molly y su puto trabajo.
Y ahora no puede dejar de pensar en la chica. ¿Quién sería? ¿Cuál es era su historia? ¿Qué hacía en un vecindario aburrido como él suyo? ¿Qué edad tenía? ¿Cuántos años cumpliría dentro de un par de meses? ¿Cuántos cumpleaños tendría que pasar su familia sin ella? ¿Qué quería ser de mayor? ¿Y si sufrió? ¿Sufrió? ¿Sufrió?
-          No lo creo, no lo creo – Responde Dorothy, lágrimas largas deslizándose por sus mejillas. Lucas se abstiene a sorprenderse al darse cuenta de que había vociferado todos sus pensamientos. El enfermero mira al suelo. Larissa se apoya contra la pared, observando, observando, observando – Dios mío, espero que no.
-          No. No sufrió – Corta la conversación Larissa. Se sorba la nariz.
Lucas quiere llorar un mar de lágrimas. Porque ha matado a alguien. Porque su cabeza sangra. Porque su cerebro le castiga con un reloj incesante. Porque hay extraños en su sala de estar. Porque Molly no está. Porque porque – no hay nadie, incluso cuando Dorothy le sostiene la mano como si su vida dependiese de ello. No llora porque ya no siente nada.
Él no sabe si eso es mejor que llorar pero definitivamente es más útil.
-          ¿Qué dijo la policía? – Pregunta finalmente, observando a Dorothy con ojos grandes. La misma se esconde en la mirada de Matt y él mismo toma las riendas de la conversación.
-          La policía no sabe nada –Concluye, y comienza a sacarse los guantes de latex, y los arroja en un basurero cerca de la mesa de luz. Cuando se levanta, se estira y la espalda le truena.
-          ¿Qué? –Su voz es fina como un hilo.
-          Que tu amiga no ha llamado a la policía –Larissa responde de mala gana. Sus ojos están un poco rojos y parece cansada. Lucas no se traga el acto de chica ruda ni de chiste.
-          Es cierto, nadie sabe nada –Mira al suelo Dorothy, avergonzada, pero su voz suena determinada como nunca antes la había escuchado, no desde esa vez en la secundaría que le dijo que siempre iba a estar con él - Y nadie lo hará. Jamás.
Lo cierto es que Lucas no comprende nada pero al mismo tiempo, lo hace. Lo que Dorothy le está pidiendo a todos es que callen por su propio bien, no por el de ella, sino por el de su mejor amigo. Sus manos comienzan a temblar pero solo por unos momentos cuando forma dos puños, se levanta del sofá, camina hasta donde se encuentra Larissa y golpea la pared con toda su fuerza.
La habitación se sacude de pronto y Lucas casi suelta un grito de no ser por la mano de Dorothy que lo sostiene y lo abraza por detrás. Esta sollozando.
Cuando observa la habitación, se encuentra con la mirada asustada de ambos enfermeros, observándolo como si fuese alguna especie de experimento mal diseñado. La fachada de Larissa se cae por un segundo pero se recobra al instante al descubrir que es observada, Matt, sin embargo, se sacude y sigue guardando sus equipos médicos pretendiendo que nada pasó.
-          ¿Cómo pretendes que nadie se entere de la muerte de esta chica? – Le dice Lucas después de varios minutos de silencio infernal. Hay mil dudas corriendo por su cabeza -¿Cómo pretendes que sus padres no la busquen? ¿Qué todo el mundo… se olvide de ella?
Dorothy calla, y no responde hasta luego de un rato, cuando le suelta. La mano derecha le arde como fuego y cuando la mira está llena de moretones rojos y corre un poco de sangre. Matt procura a ayudarle pero se echa atrás cuando se da cuenta de su respiración errática y de que su comportamiento violento todavía no ha desaparecido del todo.
-          No lo sé, pero encontraremos la forma – Dice finalmente, mirándolo a los ojos, sus ojos verdes están nadando en preocupación y miedo, mientras que los negros de Lucas ya casi son inexpresivos, ilegibles –No dejaré que te lleven. Gracias a Dios Matt acepta guardar secretos por mil dólares y un cuerpo para realizar autopsias.
Lágrimas caen de los ojos de Larissa, y se nota el miedo y el odio en sus ojos cuando los mismos caen en un sonriente Matt. La situación parece estar helándole e incinerándole la sangre al mismo tiempo.
Lucas quiere vomitar.
-          Todo sea por ayudar a Dorothy Muller –Contesta Matt. Luego procede a explicarle que el cuerpo se encuentra en su camioneta, y que debe hacer reposo durante dos meses ya que la contusión lo dejo muy confundido. Le aconsejó que tomará sus pastillas y se comportara como un hombre. Cuando abre la puerta, el frío del invierno se inserta en su piel y lo deja tiritando.
En el momento que Dorothy ve que Matt sale por la puerta, le abraza y le dice que le quiere. Le pregunta si le gustaría que se quedase con él a pasar el tiempo, pero él dice que no porque honestamente debe tragarse todo esto por sí solo. Necesitaba pensar, torturarse un poco por todo lo que había sucedido. Además, Dorothy y sus roces deberían hacerle sentir mejor, pero solamente le recuerdan que algo está mal.
Desde pequeños Dorothy siempre fue la expresiva de los dos, pero siempre le tuvo temor al contacto físico con los demás. Los roces la dejaban queriendo arrancarse un brazo y con mareos. Siempre que alguien intentaba acercársele físicamente, Dorothy salía huyendo o gritándole que se aleje, desde pequeña. Probablemente tenía una conexión con su infancia, algún trauma pasado en el cuál Lucas nunca había indagado y ahora se comía las uñas y cutículas para averiguarlo.
 Con el paso de los años, ese miedo al contacto se fue desvaneciendo pero siempre estuvo allí. En los únicos momentos en los que se permitía a sí misma tocar a alguien era cuando él estaba pasando por malos momentos.
-          Debemos actuar normal, ¿vale? – Le dice, casi en un susurro y completamente en un apuro, acelerada y nuevamente asustada – Ve a trabajar, pero no te mates en ello. Duerme, come. Siente. No necesitamos más problemas, ¿Vale?
-          Vale – Su voz suena vacía.
-          Estas bien – Dice, más para sí misma que para alguien más. Le besa la frente y se marcha por la larga y grande puerta de madera y está solo nuevamente.
Excepto que no tanto.
-          ¿No deberías haberte ido con Matt? –Le pregunta a la chica apoyada contra su pared, en su sala de estar, quién lo sigue observando con una mirada juzgadora y terriblemente penetrante. Lucas sabe, y puede notar, que le culpa de todo. De su pérdida de tiempo en este lugar, de la situación del choque, de la muerte de esa chica. Y la verdad, que tiene toda la razón del mundo.
-          No. Se supone que debo quedarme aquí hasta que tu contusión se haya ido – Le informa, de mala gana –Dorothy y Matt me encomendaron cuidarte. Ya sabes, para que tomes tus pastillas, para que comas y para que guarde tu secretito.
-           Vale –No le importa. No hay muchas cosas que le importen ya.
Larissa no terminó, de igual manera.
-          Se nota que no le importa mucho la vida humana, Sr. Redneer –Escupe, con odio mezclado con tristeza- Y no puedo creer que este guardando este delito por usted. Si me pillan, voy a estar muerta. Al igual que vuestra amiga Dorothy. Y todavía no le importa. No me la creo.
Puede escuchar su corazón latir a diez mil por hora desde  donde está parado. Larissa se incendia con odio y desprecio e ilumina la habitación con él.
-          Qué asco que me dais, la gente como tú –Continúa, la garganta ardiéndole con odio, y Lucas se da cuenta que se ha tragado muchas cosas desde que se ha despertado -¿No sientes nada por aquella chica en el medio de la calle desangrándose? ¿Es qué tan poco te importa la vida humana?
Lucas permanece en silencio, con el corazón latiéndole a mil, hay un largo silencio mientras las respiraciones irregulares y erráticas de ambos suenan en sinfonía y Larissa parece intentar hacer de todo para que no suceda. La muchacha le aborrecía con toda su alma. Y de verdad, Lucas no podía encontrar una excusa para que no lo hiciera. Acababa de asesinar a alguien, después de todo, y estaba encubriéndolo.
A pesar de no recordar nada, estaba seguro de que no podía tratarse de nada más y nada menos que de sus propias acciones.
Larissa lo fulminó con la mirada y Lucas podía sentir millares de agujas clavándose en su interior simplemente con su mirada de hielo. La joven podía congelar un desierto con simplemente un vistazo de su parte.
-          ¿Y qué haces tú aquí? –Le replica él, con la voz rasposa –No tienes por qué quedarte.
-          No, no tengo por qué. Pero Matt está dispuesto a darme un puesto en su nuevo equipo de vuelta en su hospital y necesito el dinero – Dice ella, y al aire a su alrededor apesta a complejo de superioridad. Por un momento, sus ojos con su mirada puntiaguda se ablandan – Parece que a Matt le importa mucho. Dorothy, digo.
No lo había pensado así. Tenía sentido, a pesar de que Matt ganara… algo en este intercambio tan clandestino, no era suficiente (ni siquiera para la más fría de las personas) como para lograr que alguien cometiera semejante atrocidad. En su cabeza intentó rebuscar las veces que Dorothy alguna vez había nombrado algún Matt, pero su cerebro no quería tener nada que ver con ello y cedió sin mucha pelea.
-          Nunca le oí hablar de él – Le dijo a Larissa, honestamente.
-          Una mujer tiene muchos secretos – Concluyó Larissa, jugueteando con la manga de su camiseta.
Antes de poder preguntar a qué se refería Larissa se adentró en la cocina sin previo aviso. Sin fuerzas para reclamarle, Lucas cerró los ojos y por arte de magia, me durmió a la par de su reloj.
avatar


Ver perfil de usuario http://gameofaliens.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: 404 error - not found {audiciones cerradas.

Mensaje por shaoi. el Miér 07 Dic 2016, 11:17 am

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:
aceptada

shaoi, me encanta ese username.  te diré yoongi porque sabes, es lo ideal y queda muy bien ¿? ajkljas, qué bueno encontrar a otra loca por los chinos. (?)
Tu escrito fue muy lindo, está muy bien todo.  Aparte, lo hiciste de Irene y ella es muy linda, verdad. Y pues, no te preocupes por las novelas colectivas, una vez que te acostumbres las nc serán lo tuyo, son adictivas. (?) Pero lo principal, ¡te gustó la idea! Gracias, ya estaba pensando que no era del interés de nadie:( pero aquí vienes tú con tu super escrito de la linda Irene, ay. Todo muy bien, ¿qué puedo decir? aceptada, sin duda.   
Mi username declara mi amor incondicional al yaoi, no se nota en lo absoluto.   
Oh Dios, el apodo queda un manjar, aunque probablemente no sobreviva al leer tantas veces su nombre, así que si me muero en algún momento será irremediablemente tu culpa.  
¿Enserio? yo me estoy re-integrando al foro ahora que salí de vacaciones, y estoy muy feliz de saber que no soy la única que tiene este amor por esos chinos del sur, tendré con quienes compartir mi amor en este foro¿?
Ojala y pueda acostumbrarme a las nc, estoy muy ansiosa la verdad. ¿Como esta idea no sería del interés de nadie? Joder, acabo de entrar y ya hay como tres entradas más, ¡era obviooo! la idea es muy buena y me encanta, tanto que hizo tener la valentía de inducirme en esto de las nc.
¡Muchas gracias por aceptarme! Aunque no entendí, ¿quedé o que madres? por que ahora hay mucha demanda y ya no se que onda...pero si quede, pues me iré de parranda, sí.  Pero no quiero celebrar antes de  estoy bastante ilusionada con esta idea que han venido a plantearnos.
Creo que eso por 2day, cambio y fuera.   
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 404 error - not found {audiciones cerradas.

Mensaje por Andy Belmar. el Miér 07 Dic 2016, 11:40 am

Ahora que hay más demanda, nuevamente serán audiciones?
avatar


Ver perfil de usuario https://www.wattpad.com/user/AndyBelmar

Volver arriba Ir abajo

Re: 404 error - not found {audiciones cerradas.

Mensaje por jongkey. el Miér 07 Dic 2016, 3:54 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:
Chicas, lo siento. Estuve de viaje y no pude dejar mis escritos. De igual forma, los dejo algunos escritos.
Link: [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] | [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]  |  [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]  |  [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
aceptada

y otro username que me encanta, why jackson. Pero si no te puedo decir nada, más que escribes muy pero muy bien, ¡no tengo ninguna queja! Lo haces genial, me gustó mucho tu capítulo en playboy. porque bueno, exo y jjong, (él la escribió)  todo muy bien, gracias por pasarte por aquí.    
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 404 error - not found {audiciones cerradas.

Mensaje por jongkey. el Miér 07 Dic 2016, 3:56 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:Io vi que decía Fer y quise venir, ahr, me encanta la idea, así que es obvio que audicionaré, pero no tengo nada reciente bc prácticamente ahora es que estoy volviendo al foro... so... no importa si es antiguo? :c

holaaa baekhyun, ay, ¿qué pasa con estos hermosos usernames? no ven que me encantan mucho:( no importa si es nuevo o no, sólo algo tuyo y nada más.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 404 error - not found {audiciones cerradas.

Mensaje por jongkey. el Miér 07 Dic 2016, 4:00 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:ay, hola chicas! se que no debería audicionar para otra n.c. por que ultimamente no he estado en el muro (casi como un mes...) pero estoy decidida en volver y su idea fue lo que me sello el trato (??) aquí va:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
pedacito de un OS que estoy escribiendo todavia:
Lucas Redneer se levanta en su sala de estar. Su cabeza da vueltas como siempre y su boca sabe a sal, indicio de que pronto su desayuno desaparecerá por su garganta. Por supuesto, siempre cruel, el reloj de su cabeza permanece allí. Distante, pero persistente. Es una sensación horrible pero familiar y el hombre no se inmuta. Las manos de Lucas están rojas y todo su cuerpo le pica gravemente, probablemente porque tiene puesto su abrigo más barato de poliéster. Siempre lo detestó. Esta acostado en su sofá y tiene un par de vendas en la cabeza, rodeando su frente y escondiendo parte de su cabello dorado. Lucas experimenta lentamente, intentando tocar su frente y alejándola en el momento en que la misma hace contacto con ella.
Lo que realmente hace que se despierte, sin embargo, es el hombre arrodillado frente a él y la chica detrás de la misma. ¿Quién es esta gente, y qué demonios hacían en su casa? Su sala de estar permanecía intacta salvo por el sofá que permanecía un poco manchado de sangre. Lucas no podía comprender qué había sucedido. Lo único que recordaba era el tick tock y eso no mejoraba la situación (aunque en realidad, nunca lo hacía). Ambas personas  observaban sus movimientos con cautela, una con simpatía falsa y otra con ojos de halcón.
El hombre tiene, aproximadamente, veintisiete años y tiene dientes blancos y sonrisa cálida pero forzada. Tiene guantes de latex puestos y están un poco cubiertos de sangre, que, juzgando por sus vendas, la misma pertenece a nadie más que él. La chica detrás de él tiene unos veinte y sus ojos negros escanean cada parte de su rostro sin piedad. Se le hace familiar, por alguna razón, y no puede descifrar realmente porqué.
Apoyada en el marco de la puerta, se encuentra su buena amiga Dorothy, sonriéndole, como diciéndole que todo estaría bien. Sus manos tiemblan y lo ponen inseguro. Él y Dorothy se conocen de la secundaria, donde solían robar sapos de los laboratorios y soltarlos en el patio de la escuela para molestar a todos. Era de las mejores personas que conocía, y Lucas sabía que algo debía de andar mal si ella iba con esa sonrisa medio muerta.
¿Qué hacía Dororthy allí, de igual manera? ¿Qué había sucedido?
-          Hola, Lucas – Interrumpe sus pensamientos el hombre, con una sonrisa más grande que el monte Everest. Nuevamente Lucas nota que parece fingida mientras se sienta en su sofá, rascándose el brazo izquierdo. No podía recordar nada.
Antes de que siquiera pudiera cuestionar la presencia de estas personas en su hogar, en la mesada en su lado derecho yace su celular, vibrando desesperado por atención lo que hace que su mirada se desvíe hacía él, un viejo nokia del año 2000 con figurines de los Power rangers (cortesía de su querido sobrino) y la pantalla rota en pequeños detalles que serían dignos de una viuda negra, reflejando exactamente a la persona del otro lado de la línea. Dentro de él, hay tres mensajes de texto, dos llamadas perdidas. El identificador lee MOLLY, con un rojo urgente que lo marea un poco. Es como un recordatorio matutino de cuanto la extraña, y apaga su teléfono sin molestarse en leer los mensajes de su novia. Ex. Ex novia.
No existe nada que Lucas desease hacer más que levantar el teléfono y oír la dulce voz de Molly Milano en la otra línea, gritándole las cosas que hizo mal con la voz bañada en lágrimas, escupiéndole a la cara por toda la mierda por la que la hizo pasar, o simplemente respirando, inhalando y exhalando de manera tan regular que pareciese que no le necesitara, especialmente en estos momentos llenos de confusión. La voz que le acompañó cuando las palabras en su mente no bastaban, cuando las voces no callaban. Hacía dos semanas, la misma voz le había roto el corazón con palabras suaves pero definitivas. Sus manos se cierran solas a la sombra de un tic nervioso que creyó haber dejado hace años. Deja que el mensaje se vaya al buzón. Su masoquismo y delirio le impiden devolver su atención al tema en cuestión.
Dorothy casi rueda los ojos cuando lee el nombre en su pantalla.
-          ¿Redneer? – Dice la muchacha detrás de ella, con la ceja derecha levantada, y recobra la concentración. La muchacha parece enojada, por alguna razón. No – más bien, molesta. Dirige su mirada al hombre arrodillado frente a él y este le sonríe.
-          ¿Quién es usted? – Dice, de la manera más descortés posible pero a nadie le importa porque tiene vendas en la cabeza, su sofá está lleno de sangre y hay dos extraños observándolo como una especie de experimento.
-          Me llamo Matt, soy enfermero en el Hospital de Michigan, y parece que has tenido un accidente – Le hace saber el muchacho, un poco de simpatía mezclada con su tono azucarado.
Su corazón se paraliza por un par de minutos. Sus ojos se abren, grandes como platos y su mente se vacía, lo único que se escucha es el reloj en su cabeza martillando su frente sin pudor, sin piedad. La sonrisa del hombre se suaviza y parece más natural y bella, la chica detrás de él lo observa sin diversión, y del otro lado de la habitación yace Dorothy temblando aún más fuerte cuando ve su mirada confundida y perdida.
De un momento a otro, el corazón comienza a latirle a diez mil por hora, sus ojos permanecen abiertos y manchados de miedo ciego, su mente se llena de preocupaciones, de terror, de pensamientos negativos que forman una nube sobre su cabeza y una tormenta de ansiedad se desata sobre él. ¿Qué? ¿Cuándo? ¿Cómo? Ni siquiera recordaba haberse levantado en la mañana mucho menos haber participado de un accidente.
-          Soy Larissa, soy aprendiz de enfermera – Informa la muchacha más joven. Su cabello rubio sucio, atado en una coleta, meciéndose con su mirada y sus ojos bañados con el brillo del enojo, lo observan. A Lucas no le importa.
-          ¿Qué me ha sucedido? ¿Qué clase de accidente? ¿Quién estaba involucrado? – Pregunta con el corazón en la garganta. Su voz sale más acelerada y aterrada de lo que intenta. Un pensamiento específico se planta en su cabeza y su corazón, si eso fuese posible, late incluso más rápido. El estado de frenesí en el que se encuentra solo hace que el enfermero, Matt, sonría de lastima - ¿Molly? ¿Molly está bien? ¿Dónde está Molly?
Dorothy camina hasta él, con una sonrisa llena de pena y tristeza y le toma la mano. Lucas la mira esperando alguna respuesta desesperado. Larissa mira hacia otro lado.
-          Molly está bien. Tú estás bien – Su sonrisa no desvanece, sin embargo, decae  – Tuviste una pequeña contusión y pérdida de memoria pero estarás bien – Lucas suelta aire que no sabía que estaba reteniendo pero Dorothy parece no haber terminado. Su boca se mantiene abierta y parece estar luchando para encontrar las palabras – Sin embargo… no se puede decir lo mismo de todos los involucrados.
El corazón se le cae al estómago.
Larissa evita la mirada de todos, como si el tema la pusiese incómoda, y Matt mira el piso como si fuese lo más interesante del mundo. Dorothy aprieta su mano más fuerte hasta que le duele pero Lucas quiere respuestas así que solo se encoje. No lo nota.
-          Ibas en reversa – Continúa, aclarándose la garganta –. Y detrás de ti había una chica. Adolescente, creo, de visita por el vecindario a saludar a sus padres después del último trimestre de la universidad. Le habéis atropellado.
Sus palmas comienzan a sudar con miedo, su garganta se llena de nudos y sabe que el final se acerca. Sabe cómo termina esta historia porque lo ha vivido miles de veces en programas de T.V., en noticias en la radio o en los periódicos y ninguna de ellas ha terminado bien. Sus pies golpean el suelo en signos de ansiedad y algo de desesperación. Dorothy suspira y su sonrisa se cae a pedazos.
-          La chica… está muerta – Continúa Matt detrás, salvando a Dorothy de romper en llanto, con la voz cortada. Larissa se limpia la nariz con la manga de su jersey.
Parece uno de esos momentos de película en los que el tiempo parece detenerse, y todo alrededor de él se paraliza. Excepto que la suerte no está de su lado, nunca lo estuvo, nunca lo estará. Al contrario, el reloj que marca en su cabeza, martillándole la existencia y arruinándole la vida marcan las nueve en punto.
Estas llegando tarde a tu trabajo, se recuerda con desdén. Por unos segundos su cara hace una mueca de desagrado por que la sangre que mancha sus vendas está haciendo que su cordura dé miles de vueltas y vomite en todo su cerebro. Es un desastre de palabras sin terminar, de miedos derramados, mareos y palabrotas. La sombra de su ex novia le regaña sin reprimendas pero por alguna razón no puede recordar cómo suena su voz. Quiere vomitar. Lucas piensa, por unos segundos, que haría Molly. ¿Qué haría Molly? Probablemente solo le diría que tomara sus pastillas - Pero, a quién le importa lo que haría Molly.
Ha matado a alguien. Ha matado a alguien y solo puede pensar en Molly y su puto trabajo.
Y ahora no puede dejar de pensar en la chica. ¿Quién sería? ¿Cuál es era su historia? ¿Qué hacía en un vecindario aburrido como él suyo? ¿Qué edad tenía? ¿Cuántos años cumpliría dentro de un par de meses? ¿Cuántos cumpleaños tendría que pasar su familia sin ella? ¿Qué quería ser de mayor? ¿Y si sufrió? ¿Sufrió? ¿Sufrió?
-          No lo creo, no lo creo – Responde Dorothy, lágrimas largas deslizándose por sus mejillas. Lucas se abstiene a sorprenderse al darse cuenta de que había vociferado todos sus pensamientos. El enfermero mira al suelo. Larissa se apoya contra la pared, observando, observando, observando – Dios mío, espero que no.
-          No. No sufrió – Corta la conversación Larissa. Se sorba la nariz.
Lucas quiere llorar un mar de lágrimas. Porque ha matado a alguien. Porque su cabeza sangra. Porque su cerebro le castiga con un reloj incesante. Porque hay extraños en su sala de estar. Porque Molly no está. Porque porque – no hay nadie, incluso cuando Dorothy le sostiene la mano como si su vida dependiese de ello. No llora porque ya no siente nada.
Él no sabe si eso es mejor que llorar pero definitivamente es más útil.
-          ¿Qué dijo la policía? – Pregunta finalmente, observando a Dorothy con ojos grandes. La misma se esconde en la mirada de Matt y él mismo toma las riendas de la conversación.
-          La policía no sabe nada –Concluye, y comienza a sacarse los guantes de latex, y los arroja en un basurero cerca de la mesa de luz. Cuando se levanta, se estira y la espalda le truena.
-          ¿Qué? –Su voz es fina como un hilo.
-          Que tu amiga no ha llamado a la policía –Larissa responde de mala gana. Sus ojos están un poco rojos y parece cansada. Lucas no se traga el acto de chica ruda ni de chiste.
-          Es cierto, nadie sabe nada –Mira al suelo Dorothy, avergonzada, pero su voz suena determinada como nunca antes la había escuchado, no desde esa vez en la secundaría que le dijo que siempre iba a estar con él - Y nadie lo hará. Jamás.
Lo cierto es que Lucas no comprende nada pero al mismo tiempo, lo hace. Lo que Dorothy le está pidiendo a todos es que callen por su propio bien, no por el de ella, sino por el de su mejor amigo. Sus manos comienzan a temblar pero solo por unos momentos cuando forma dos puños, se levanta del sofá, camina hasta donde se encuentra Larissa y golpea la pared con toda su fuerza.
La habitación se sacude de pronto y Lucas casi suelta un grito de no ser por la mano de Dorothy que lo sostiene y lo abraza por detrás. Esta sollozando.
Cuando observa la habitación, se encuentra con la mirada asustada de ambos enfermeros, observándolo como si fuese alguna especie de experimento mal diseñado. La fachada de Larissa se cae por un segundo pero se recobra al instante al descubrir que es observada, Matt, sin embargo, se sacude y sigue guardando sus equipos médicos pretendiendo que nada pasó.
-          ¿Cómo pretendes que nadie se entere de la muerte de esta chica? – Le dice Lucas después de varios minutos de silencio infernal. Hay mil dudas corriendo por su cabeza -¿Cómo pretendes que sus padres no la busquen? ¿Qué todo el mundo… se olvide de ella?
Dorothy calla, y no responde hasta luego de un rato, cuando le suelta. La mano derecha le arde como fuego y cuando la mira está llena de moretones rojos y corre un poco de sangre. Matt procura a ayudarle pero se echa atrás cuando se da cuenta de su respiración errática y de que su comportamiento violento todavía no ha desaparecido del todo.
-          No lo sé, pero encontraremos la forma – Dice finalmente, mirándolo a los ojos, sus ojos verdes están nadando en preocupación y miedo, mientras que los negros de Lucas ya casi son inexpresivos, ilegibles –No dejaré que te lleven. Gracias a Dios Matt acepta guardar secretos por mil dólares y un cuerpo para realizar autopsias.
Lágrimas caen de los ojos de Larissa, y se nota el miedo y el odio en sus ojos cuando los mismos caen en un sonriente Matt. La situación parece estar helándole e incinerándole la sangre al mismo tiempo.
Lucas quiere vomitar.
-          Todo sea por ayudar a Dorothy Muller –Contesta Matt. Luego procede a explicarle que el cuerpo se encuentra en su camioneta, y que debe hacer reposo durante dos meses ya que la contusión lo dejo muy confundido. Le aconsejó que tomará sus pastillas y se comportara como un hombre. Cuando abre la puerta, el frío del invierno se inserta en su piel y lo deja tiritando.
En el momento que Dorothy ve que Matt sale por la puerta, le abraza y le dice que le quiere. Le pregunta si le gustaría que se quedase con él a pasar el tiempo, pero él dice que no porque honestamente debe tragarse todo esto por sí solo. Necesitaba pensar, torturarse un poco por todo lo que había sucedido. Además, Dorothy y sus roces deberían hacerle sentir mejor, pero solamente le recuerdan que algo está mal.
Desde pequeños Dorothy siempre fue la expresiva de los dos, pero siempre le tuvo temor al contacto físico con los demás. Los roces la dejaban queriendo arrancarse un brazo y con mareos. Siempre que alguien intentaba acercársele físicamente, Dorothy salía huyendo o gritándole que se aleje, desde pequeña. Probablemente tenía una conexión con su infancia, algún trauma pasado en el cuál Lucas nunca había indagado y ahora se comía las uñas y cutículas para averiguarlo.
 Con el paso de los años, ese miedo al contacto se fue desvaneciendo pero siempre estuvo allí. En los únicos momentos en los que se permitía a sí misma tocar a alguien era cuando él estaba pasando por malos momentos.
-          Debemos actuar normal, ¿vale? – Le dice, casi en un susurro y completamente en un apuro, acelerada y nuevamente asustada – Ve a trabajar, pero no te mates en ello. Duerme, come. Siente. No necesitamos más problemas, ¿Vale?
-          Vale – Su voz suena vacía.
-          Estas bien – Dice, más para sí misma que para alguien más. Le besa la frente y se marcha por la larga y grande puerta de madera y está solo nuevamente.
Excepto que no tanto.
-          ¿No deberías haberte ido con Matt? –Le pregunta a la chica apoyada contra su pared, en su sala de estar, quién lo sigue observando con una mirada juzgadora y terriblemente penetrante. Lucas sabe, y puede notar, que le culpa de todo. De su pérdida de tiempo en este lugar, de la situación del choque, de la muerte de esa chica. Y la verdad, que tiene toda la razón del mundo.
-          No. Se supone que debo quedarme aquí hasta que tu contusión se haya ido – Le informa, de mala gana –Dorothy y Matt me encomendaron cuidarte. Ya sabes, para que tomes tus pastillas, para que comas y para que guarde tu secretito.
-           Vale –No le importa. No hay muchas cosas que le importen ya.
Larissa no terminó, de igual manera.
-          Se nota que no le importa mucho la vida humana, Sr. Redneer –Escupe, con odio mezclado con tristeza- Y no puedo creer que este guardando este delito por usted. Si me pillan, voy a estar muerta. Al igual que vuestra amiga Dorothy. Y todavía no le importa. No me la creo.
Puede escuchar su corazón latir a diez mil por hora desde  donde está parado. Larissa se incendia con odio y desprecio e ilumina la habitación con él.
-          Qué asco que me dais, la gente como tú –Continúa, la garganta ardiéndole con odio, y Lucas se da cuenta que se ha tragado muchas cosas desde que se ha despertado -¿No sientes nada por aquella chica en el medio de la calle desangrándose? ¿Es qué tan poco te importa la vida humana?
Lucas permanece en silencio, con el corazón latiéndole a mil, hay un largo silencio mientras las respiraciones irregulares y erráticas de ambos suenan en sinfonía y Larissa parece intentar hacer de todo para que no suceda. La muchacha le aborrecía con toda su alma. Y de verdad, Lucas no podía encontrar una excusa para que no lo hiciera. Acababa de asesinar a alguien, después de todo, y estaba encubriéndolo.
A pesar de no recordar nada, estaba seguro de que no podía tratarse de nada más y nada menos que de sus propias acciones.
Larissa lo fulminó con la mirada y Lucas podía sentir millares de agujas clavándose en su interior simplemente con su mirada de hielo. La joven podía congelar un desierto con simplemente un vistazo de su parte.
-          ¿Y qué haces tú aquí? –Le replica él, con la voz rasposa –No tienes por qué quedarte.
-          No, no tengo por qué. Pero Matt está dispuesto a darme un puesto en su nuevo equipo de vuelta en su hospital y necesito el dinero – Dice ella, y al aire a su alrededor apesta a complejo de superioridad. Por un momento, sus ojos con su mirada puntiaguda se ablandan – Parece que a Matt le importa mucho. Dorothy, digo.
No lo había pensado así. Tenía sentido, a pesar de que Matt ganara… algo en este intercambio tan clandestino, no era suficiente (ni siquiera para la más fría de las personas) como para lograr que alguien cometiera semejante atrocidad. En su cabeza intentó rebuscar las veces que Dorothy alguna vez había nombrado algún Matt, pero su cerebro no quería tener nada que ver con ello y cedió sin mucha pelea.
-          Nunca le oí hablar de él – Le dijo a Larissa, honestamente.
-          Una mujer tiene muchos secretos – Concluyó Larissa, jugueteando con la manga de su camiseta.
Antes de poder preguntar a qué se refería Larissa se adentró en la cocina sin previo aviso. Sin fuerzas para reclamarle, Lucas cerró los ojos y por arte de magia, me durmió a la par de su reloj.
aceptada

holaaaaaaaaaaa, asjklssñ. No te preocupes por eso, es genial que quieras re integrarte de nuevo, en especial con esta idea así que te lo agradezco mucho.  como estamos en la nc de Fer, en las audiciones leí lo que mandaste y no sé, deja de escribir tan lindo.  
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 404 error - not found {audiciones cerradas.

Mensaje por jongkey. el Miér 07 Dic 2016, 4:06 pm

Chicas, las que audicionaron anteriormente, no se preocupen por eso que ustedes, como ya les dije, están dentro de la nc. Mientras más escritoras seamos, mejor, igualmente no vamos a exagerar mucho y por eso cerraremos las audiciones. ¿Qué decir? Casi todas están dentro, es que escriben precioso, y sé que podemos hacer esto muy interesante. Así que, felicidades a quienes son parte de 404-error not found. 
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] sólo falta tu escrito, así que lo mandas y vemos.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 404 error - not found {audiciones cerradas.

Mensaje por chanyeol. el Miér 07 Dic 2016, 4:55 pm

Lucy y mi Dani están aquíiii  Dios, bienvenidas sean chicas... todas escriben realmente bien, que dolor, me duelen todas...
Hay una YoonGi, ahre, me uno a llamarle YoonGi, ahre baba Si tu eres una loca por suga yo soy la loca por hobi y chanyeol, ahre... re fumada la tipa... es la verdad, hay que hablar sinceras, we.
Mi Danny hermosa  holiwis  ahre, que gusto tenerte acá, cielo, en serio... repito lo de Wendy: puro usuario locochón y beio hay aquí. Shoro de amor, ahre.
Y Lucy, Dios, me enamoro de tu escrito  Estoy emocionada porque están todas aquí, ahre... porque hay gente con escritos bellos.
Y el escrito de wang... ay jesús... No puedo más, estoy en fangirl mood, en serio... Estoy tan feliz.
¡Bienvenidas!
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 404 error - not found {audiciones cerradas.

Mensaje por ácido. el Miér 07 Dic 2016, 9:37 pm

ayyy, ya quiero comenzar omg!! me alegra que te hayan gustado mis escritos fer  
avatar


Ver perfil de usuario http://gameofaliens.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: 404 error - not found {audiciones cerradas.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.