O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Sigmund Freud and Harley Quinn
Hoy a las 12:07 am por Andy Freud-Belmar.

» you’re my one and only roommate
Hoy a las 12:04 am por seokjin.

» reasons. ; audiciones abiertas
Ayer a las 11:24 pm por Andy Freud-Belmar.

» we're all just kids who grew up way too fast.
Ayer a las 11:04 pm por believe.

» ♡ shanghai romance.
Ayer a las 10:00 pm por bwiyomi.

» Hola me presento, no muerdo...
Ayer a las 8:10 pm por Andy Freud-Belmar.

» Y el domingo, a la leche de la cena.
Ayer a las 6:13 pm por Hans

» to the charmingest people;
Ayer a las 5:18 pm por fosfenos.

» esta máquina mata fascistas.
Ayer a las 4:20 pm por Meteora


The Cinderella Contract [N.C]

Página 3 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: The Cinderella Contract [N.C]

Mensaje por chanyeol. el Lun 26 Sep 2016, 7:46 pm

lex, ¿qué decirte? me encantó leer tu cap... de inicio a fin, me atrapó.
margot es demasiado para mí... ¡me encanta!, no puedo no enamorarme de los personajes  es tan tierna, como que si la viera, me darían ganas de apretarle las mejillas... ya, ¿qué digo?


empiezo con mis partes favoritas: 

lex escribió:— ¿Y no podrías leerlo tú? Ahora estoy algo ocupada.
—Yo no sé—contraataco, con una voz aún más dulce que antes. Comencé a pensar que si ponía esos ojos que hacía cuando quería algo, caería ante sus encantos naturales de niña adorable y podría comprobar nuevamente que cuando Poppy quería algo, Poppy lo conseguía a toda costa.
—Tienes cinco años, yo leía a tu edad—replique, intentando resistirme mientras me estiraba un poco.
alguien, porfa, dígale que no todos los niños son genios que leen a los cinco años  no se las demás, pero yo me reí con esto xd... fue como... una expresión de "aww" combinada con una carcajada. casi me ahogo. me encanta poppy, ya, estoy enamorada del papel de la niña  

lex escribió:Poppy me pidió que le leyera el cuento de la Cenicienta.

—Había una vez una joven llamada Cenicienta. Su madrastra y sus hermanastras, Drizella y Anastasia, eran muy crueles y la obligaban a ser su sirvienta pero la jovencita deseaba encontrar la felicidad algún día…
— ¡Espera! —Me interrumpió gritando— ¡olvide mi tiara!
ay, lloro... la nena   te juro que muero de ternura... voy a llorar mucho con esa niña, en serio... es que, no se, me recuerda a tiempos de infancia y eso que es el primer capítulo... espero grandes cosas de esa nena de ojos de color. para que me la imagino.



lexie escribió:—Yo me casare con el príncipe Charles, es tan guapo.
— ¿El príncipe Charles? —pregunte carcajeando.
— ¡El príncipe de Inglaterra! —replico.
— ¿Cuántos años tiene?
—Veinticinco…
— ¿No es muy mayor para ti? —me burle.
—No. La tía Heather me dijo que el amor es ciego, entonces si el no ve que soy chica, seguro se enamora de mí; pero siempre está el príncipe Griffin o los príncipes de Suecia, Claes y Luther. No hay que olvidar a Anthony de Mónaco; supongo que Nathaniel no es una opción porque es cardenal y mamá me dijo que con el no—eso me hizo reír aún más— ¿y a ti no te gustaría ser una princesa, Gogo?
—No, eso sería tan trágico como cuando Grayson se rompió la pierna intentando subir al tejado.
—Adrien tiene razón, eres una pesimista—dijo cruzándose de brazos.
para, te juro que me emocioné y se me salieron las lágrimas cuando mencionó que se iba a casar con charles... y después... ¡después que menciona a mi griff! ay, lloro... no sabes... todo éste diálogo me hizo tener una serie de diferentes emociones en cada línea...
primero, me emocioné cuando dijo de charles y justo después, lanzó otra bomba de emoción y fangirl cuando mencionó a grif, seguido de luther ( baba ) y claes... y los otros príncipes y demás, que me murí y cuando dice, lo cito de nuevo, "—Adrien tiene razón, eres una pesimista", me reí. como no tienes idea... me reí mil años porque la niña, aunque sea una... pues... niña, es demasiado astuta... ¡vaya! sería como lidiar con una adulta en cuerpo de niña de un par de años... lloro.


y, para finalizar:

lexie escribió:— ¿Has visto una foto de alguno de ellos?
—No, tampoco es mi prioridad.
— ¡Pues deberías! ¡Todos ellos son hermosos!
pues, sí, jamás pude haber estado tan de acuerdo con poppy en este capítulo, porque... ¡sí! o sea... nomás viendo a los hermanos altwood  ¡uzeah!...
yo lo amé. amé tu capítulo de inicio a fin y sí... estoy emocionada por leer más de margot y charles, así como de los hermanos, etcétera...


me pongo a preparar mi capítulo y pronto, estaré publicándolo. espero...
besos. xoxo.

chanyeol.


Volver arriba Ir abajo

Re: The Cinderella Contract [N.C]

Mensaje por chanyeol. el Lun 26 Sep 2016, 10:33 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Susan Wholle y Griffin Altwood.

Siento la mirada de, al menos, cincuenta personas sobre mí. Cincuenta pares de ojos; cien ojos, mirándome solo a mí. Cosa que me hace temblar de miedo y querer salir corriendo del lugar.
Mi frente está goteando, mis ojos tiemblan, mis dientes castañean como si estuviésemos a dos grados bajo cero, mis brazos, de pronto, se sienten flojísimos, mis rodillas tiemblan y siento que caeré en cualquier momento si no me sostenía de la pared para evitar el acto más gracioso para mis compañeros de clase, quienes seguían mirando.

”Qué patética… ¿Por qué elegía este curso si no se le daba?” escucho los susurros de las bancas traseras, cosa que hace que sienta mi corazón quebrarse en mil pedazos y, justo antes de que me tire a llorar, la campana de salida suena.

Sé que la profesora Jones está molesta conmigo, pero justo ahora, no puedo pensar en nada más que, en correr a tomar mis libros y salir corriendo del aula de clases para encontrarme con Dong Hyuck, mi hermano y Grace, mi mejor amiga.

Las calles inglesas, me ponen de buen humor. Camino por un sendero, cubierto de pétalos rosados, pues, justo a mediados del mes en el que nos encontrábamos, los cerezos comenzaban a soltar sus hojas, cosa que me recordaba a los cerezos coreanos que hallábamos Hyuck y yo en Seúl. Nos habíamos mudado a Inglaterra hacía un par de años; yo tenía siete años y Dong Hyuck cumplía recién los cuatro, cuando nuestros padres murieron en un accidente aéreo, quedándonos a cargo de nuestra tía Ay Mee, a quién llamábamos shawty, porque nos daba un conflicto inmenso llamarle Ay, tía Mee, Ayme, o cualquier otro apodo que a ella no le pareciera.

Por unos minutos, me olvidé de las ganas de llorar que cargaba conmigo antes de llegar al parque, que era nuestro punto de encuentro, a un par de cuadras de la universidad en la que Grace y yo estudiábamos. Olvidé mi pánico escénico y solo me dediqué a prestarle atención al bello paisaje, que hacía que cayera enamorada al instante.

—¡Sue, Sue, Sue, Sue! – la aguda voz de mi mejor amiga, hace que salga de la realidad. En mi rostro se forma una mueca de desagrado por la repentina interrupción a mis dulces pensamientos e inmediatamente, dirijo mis manos a mis orejas, cubriéndolas de la posible perforación que sufrirían, gracias a Grace.

—¿Podrías cerrar la boca? Perforas mis tímpanos, Payton. – le veo sonreír, dar pequeños saltitos e, incluso, morder sus labios llena de emoción, mientras agitaba un papel frente a mí, con el color característico del periódico local.

Windsor, situado a veintiún millas al oeste del centro de Londres y al sur del río Támesis, a pesar de ser un lugar bastante pequeño, es reconocido mundialmente por el castillo de Windsor. Era bastante extraño vivir en un lugar en donde la realeza aún existía. Saber que estás rodeada de príncipes y princesas alrededor del mundo, era como estar viviendo dentro de un cuento de… príncipes y princesas; sólo que en éstos casos, nosotros seríamos aquella película de la princesa y la plebeya, en donde nos tocaba pues, ¿qué más?, ver las vidas de ensueño de las señorías.

Mi pálida amiga, extiende los pedazos de papel arrugados hacia mí, sonriendo maquiavélicamente y susurrando con fuerza un par de: mira, mira, mira, haciéndome sonreír.

—Léelo en voz alta. – pide aún en un susurro, juntando sus manos en su estómago y riendo una vez más. — Creo que voy a vomitar.

Frunzo los labios en forma de asco, pero ella solo mueve una de sus manos, pidiéndome que comience con la lectura.

—Bien, bien… – resoplo acomodando el papel en mis manos. — Qué impaciente mujer que… – me interrumpe, golpeando mi brazo y, por tercera vez en el momento, haciéndome reír. — “Grandes beneficios reales…” Wow, vaya título. – critico, haciendo que la de ojos azules, quien era mayor que yo, berree infantilmente. — “Es verdad que, los maternales, preescolares, escuelas, secundarias, preparatorias, universidades y cualquier centro educativo ubicado en Windsor, cuenta con bastantes recursos para poner al corriente a cada uno de los alumnos, pero, como siempre, las perfectas almas de la realeza, se empeñan en tener la perfección para su…” Grace, ¿qué es esto? – detengo mi lectura, mi amiga aprieta la mandíbula y, tengo que volver a leer. —, “Los príncipes del castillo de Windsor, han estado bastante atareados últimamente, pues, mientras el mayor, S.A.R Charles III, se prepara para su futura posesión del trono, el joven príncipe Griffin Altwood…” – soy interrumpida por un pequeño gritillo de la pelinegra, seguido de una serie de golpes llenos de emoción, en mi brazo, de su parte. —, “Comienza su calendario de donación becaria a sorteadas instituciones educativas del Reino Unido.” – mi amiga, me arrebata el periódico cuando mira que Dong Hyuck se acerca a nosotras.

Mi hermano menor nos sonríe, haciendo que sus ojos rasgados se junten, formando un par de sonrisas en donde se hallaban éstos. Río al respecto y Grace, parece seguir fangirleando al respecto.

—Y ahora, ¿qué le pasa?

—¡El amor de mi vida, Donggie! – grita mi amiga. — ¡Griffin Altwood está siendo la persona perfecta para mí al venir a donar lo que sea que esté donando a las escuelas! – los ojos celestes de Grace están llenos de ilusión y, como parece demasiado perfecto para mí, me dedico a pensar en algo que pueda deshacerse de aquella emoción.

—Recuerda que son sorteadas las escuelas, amiga… No es como si fuésemos a ser las elegi…

—¡Cierra el pico, Susan! Tenemos demasiada suerte… ¿Recuerdas aquella vez que te sacaste el boleto del tesorito en la escuela? – niego con mi cabeza, formando una sonrisa en mis labios. — ¡Fueron como ciento cincuenta euros!

—A penas puedo ganar eso en mi trabajo de medio tiempo, Grace… No alucines, ¿sí? – si esto no era un touché para ella, tendría que rendirme.

Grace había llegado a la escuela un día, presumiéndome que, Lucas Garrett, uno de los chicos más guapos del secundario, le había convencido de que le acompañase a una fiesta familiar de fin de año. Grace le odiaba con todas sus fuerzas, así que hizo que le pagase diez euros. Ya cansado y desesperado, Garrett aceptó y, al parecer, todo salió tan bien, que Payton empezó su pequeño negocio, hasta que se enfermó a causa de un mosquito extraño que hacía que le diera una especie de infección contagiosa como la varicela.
Tenía ya un par de “citas” agendadas y cancelar, solo le arruinaría la vida a los chicos con los que había quedado. Como soy buena amiga (mentira, juró que podía quedarme con los veinticinco euros que cada chico pagaba por su acompañamiento), decidí cumplir con sus “deberes” y sí, al final, entré también en el “negocio”, porque veinticinco euros, no los ganabas en donde fuese.

—Ahá y, ¿gracias a quién ganas esa cantidad? – se señala a sí misma con sus pulgares. — ¡Eres una suertuda por encontrarme!

—Me acosaste… – Dong Hyuck se ríe ante nuestra pequeña discusión y empieza a caminar.

A su lado me encuentro yo, sincronizando mis pasos con los suyos. Al instante, siento a Grace a mi lado.

—Es verdad… Le recuerdo llegar a casa asustada porque una tal Grace Payton no dejaba de seguirle a todos lados. – el de dieciséis años, ríe a carcajadas, palmeando uno de los hombros de la pelinegra.

—Ya basta, Hyuckie. – sentencia. — No vengan a rogarme cuando Griffin, mi hermoso futuro esposo, caiga enamorado de mí y así como así, me convierta en parte de la realeza. – sacude su largo cabello, caminando frente a nosotros, dándonos la espalda, susurra un: humph, mortales, y no me queda más, que reír a carcajadas.
 
ഇഇഇ

 
Mi madre, desesperada, camina de un lado a otro; arreglando cosas con los organizadores por aquí y por allá.

—Deja eso, mujer… – regaño. —, los organizadores tienen todo bajo control… Charles sabe manejarlos. – ella me fulmina con la mirada, cruzándose de brazos frente a mí y, cuando le dedico una tierna sonrisa, ablanda su semblante, se acerca a mí y se va, después de haber besado mi coronilla.

—Joven Griffin, sus maletas están listas. – uno de los organizadores de mi hermano, entra a mi alcoba, avisándome que todos mis preparativos estaban listos para comenzar los sorteos de las instituciones privilegiadas para ser becadas. Suelto un suspiro cansado y, sin muchas ganas, me levanto para seguirle al Cuadrángulo, lugar donde seguro esperaba alguno de los autos que nos llevaba a cada una de las ciudades cercanas.

No estaba en desacuerdo de las donaciones, en cambio, me hacía feliz ayudar a las demás personas, pero… Era un martes lluvioso, hacía frío y yo sólo me quería quedar en cama a descansar mientras podía, porque lo más seguro era que, pronto, en Pascua, nos mudáramos temporalmente a algún otro lugar, en lo que el castillo era abierto para excursiones públicas.

Salgo de mi alcoba, topándome de nuevo con mamá.

—¿Te vas ya? – coloca sus manos en el cuello de mi camiseta de vestir, acomodándolo y después, buscando inexistentes imperfecciones en mi traje para poder acomodarlo más de lo que ya estaba. — Recuerda siempre los modales, eres un príncipe, Griffin… No dejes en mal a tu hermano si te hacen alguna entrevista, recuerda que necesitamos dejar en alto nuestros nombres y… – cubro sus labios, rodando mis ojos con diversión.

—Comprendo, su majestad. – río dándole un pequeño beso en la frente. Frunce su entrecejo y se vuelve a cruzar de brazos.

—A ver, repítemelo. – como cualquier madre, un tanto molesta por la interrupción, hace que haga memoria de lo que ha dicho (a lo que obviamente, he puesto atención, pero pienso modificar un poco).

—Claro… – alzo mis dedos, preparándome para enumerar sus sentencias. — Olvidar los modales, dejar en mal a Charles si me entrevistan en algo, ensuciar el nombre de la familia real y… ¿qué más dijiste? – en respuesta, solo recibo un pequeño golpe en la cabeza de su parte y la risa de mi padre, quién nos observaba desde la planta baja.

—Griffin Mikkael Altwood… – vuelve a sentenciar, haciéndome reír.

—Tú tranquila, mujer, que comprendí todo. – despidiéndome de ella, salgo al Cuadrángulo, reclamando al instante las llaves de uno de los autos, para manejarlo yo y subirme al mismo.

De copiloto, va Merriann, un hombre de al menos setenta años que había podido considerar un buen acompañante y, al parecer, mi único amigo. Sirvió a la abuela y al abuelo en su “mandato”, nos vio nacer a Charles y a mí y, ahora, me acompañaba a todas partes, pero hacerle manejar a tres ciudades inglesas en ese mismo instante (y a esa edad), era de mala racha para mí.

Nunca fui alguien engreído, pero me gustaba presumir a la gente mi puesto en la familia, siempre lo hacía de broma, pero sentía tan bien el reírme de aquella manera cuando miraba los rostros asombrados de los demás. Adoraba ser parte de lo que soy. Adoraba viajar a todas partes, aunque la mayoría fuesen juntas que debía atender como parte de la realeza; adoraba pasar tiempo en las reuniones reales que organizaban los reyes, monarcas y comandantes de otros lugares, porque, mi vida se sentía como aquél dicho de: “si no puedes con el enemigo, únetele”. Si de pronto, comenzaba a odiar o quejarme de lo que estaba viviendo, debía “unírmele” para comenzar a divertirme… ¿No?

—Joven Griffin, suba las ventanas, van a reconocerle y sus padres me sentenciarán a muerte. – río por semejante comentario, pero al final, termino haciéndole caso cuando salimos por la llamada Puerta del Rey Enrique VIII.

—Merriann, ¿puedo confiarte algo? – el hombre de cabellos blancos comienza a reír, mirando el paisaje grisáceo del Reino Unido.

—¿Había olvidado lo de las donaciones? – suelto una asombrada carcajada, palmeando el volante con mis manos mientras dejo un par de lágrimas, deslizarse por mis mejillas.

—¿Cómo lo ha sabido? Ni si quiera mi madre podría saber eso… – le hago saber, a lo que asiente comprendiéndolo.

Su alteza, discúlpeme, pero… Su madre no arregla su agenda, en cambio, yo sí.– ambos reímos a la par y una vez, salgo de Windsor (lugar que se sortearía al final), hago que mi acompañante duerma, pues el viaje más cercano que teníamos, era a Oxford y nos llevaría al menos un par de visitas cortas a moteles cercanos para descansar.

Vaya que nos esperaba una semana agitada… Ni quiero pensar como le irá a Charles.


susan "la optimista" wholle y griffin "el virus feliz" altwood:
¡hola! no se que tal esté que ya haya subido xd, pero ya lo tenía listo y, como tenía tiempo libre, pues antes de que me ataree más, lo subo... entonces... espero que les haya gustado y que lo hayan disfrutado, así como también espero que a lex no le haya causado ningún inconveniente el lugar de residencia de los altwood y así xd  normalmente soy una niña irresponsable, pero ésta vez... jugaré bien, ahre... las amo, espero el siguiente con ansias  
besos, fer...

chanyeol.


Volver arriba Ir abajo

Re: The Cinderella Contract [N.C]

Mensaje por jean luc. el Mar 27 Sep 2016, 6:20 am

antes que nada, gracias a todas por sus comentarios, en serio aprecio mucho el que les haya gustado 
ahora si, acá los comentarios...
lexie:
he de aclarar que me reí siglos con el gif bc amo la película de la miley y me imaginé a margot bailando así y... no pude     en fin.
la historia de gogo se ganó mi corazón, en si básicamente el hecho de que sea una granjera toda ruda y despreocupada a su manera me hacen amarla desde un incio, creo que me voy a reír muchísimo con esta muchacha que, en efecto, desentona en cuanto a su profesión se refiere xd

lexie lex escribió:—Quiero que me leas esto—puso un libro de cuentos sobre princesas de Disney en mi regazo. Lo cierto es que a mí jamás me habían gustado demasiado las princesas. Conocía sus historias, e incluso me había aprendido algunas canciones, pero siempre había preferido jugar con los niños.

¡bebita hermosa la nena! 
y, no sé si es que yo soytoda una princesa en cuanto a la vida cotidiana se refiere, pero no paraba de exclamar con sorpresa cuando la gogo parecía más bato que damisela, ahr, bc juro que yo para jugar con bebés... prefiero a las niñas aunque se me hacen más monos los nenes      no yo me entiendo, si, olvídalo mejor xd
poppy es toda una ternura, me la cometía de no ser porque no puedo ya que es canibalismo, está muy lejos de mi alcance y sólo digo boberías, lol, simplemente esta nena me hizo querer reír, llorar y morir de amor a lo largo del capítulo. 

lexie lex escribió:— ¿Gogo, tú crees que yo podría llegar a ser una princesa? —pregunto Poppy con una emoción que no pude reconocer.
—Por supuesto. Solo tendrías que casarte con un príncipe… o princesa…—reí un poco.

ayyyy, ¡mi corazón!, no sabía si llorar o reír en ese momento. ¡lex! ¿ves lo que ocasionas, mujer? ahora yo quiero una margot y poppy en mi vida para que me pongan los feels al 100% siempre, ggg  
el caso es que la muchacha es todo un dilema, digo, gogo me recuerda a alguien que conocía de un lado —no sé si en persona, por internet, en un libro, serie o película— no recuerdo bien de verdad; pero el punto es que eso me maravilló desde un principio. de grande seré margot      ah, no pues, xd
hahahahaha casi me da algo cuando la monada de la nena le dice que se va a casar con un príncipe, che gogo que never say never y ella lo puede hacer así que shhh, ¡de verdad que no puedo con ella!
tus personajes son de lo más interesantes, lex, me encantó tu capítulo y escribes muy bello. me gustaría adelantar el tiempo para que llegue la segunda ronda y leer otro de tus caps, pero lástima que no puedo, así que me conformaré con esperar de mientras
mi gilinsky:
amiguita fers, primero que nada... ¡¿cómo osas jugar con los feels de los demás haciendo todo lindo y bello al griffin?! casi me da diabetes de la dulzura con él que no podía basta. ahr, ya me calm bien xd
ay, susan me puede mucho, es e bella la muchacha, ¿qué le hacemos? adoro por completo esa forma que le diste como bien despreocupada pero aplicada y dedicada a la vez, re asjasjasjasjasj    ¡es una monada!
yo golpeo al que se burlé de ella, cretinos sin vergüenza, yo que sue al hacerme princesa los mando a decapitar a todos por burlarse       just saying  

el gilinsky escribió:—Léelo en voz alta. – pide aún en un susurro, juntando sus manos en su estómago y riendo una vez más. — Creo que voy a vomitar.

mira que payton —quien también adoré bc baia baia la chamaca soñadora esta— no era la única que sentía que iba a vomitar en ese momento. ya me hacia una idea de que iba... ¡pero igual me re ultra emocioné cuando la leyó en voz alta! 
madre mía willy, ah no esa frase no es mía ahr, el punto es que moría con cada una de la parte en la que la chica tenía que lidiar con el hermano y la fangirl, o sea, lo normal en la vida de alguien común y corriente, ¿no?
me pareció interesante la historia de como se adentró en el negocio, hahahaha con amigas que te ayuden de esa manera no sabría si sentirme bendecida o maldita  
ggg la morra bien emocionada con la beca y va sue a quererle sacar la idea de la cabeza, que va, ser positiva siempre no cuesta nada mija, anda, ah r Rolling Eyes

el gilinsky escribió:—¡El amor de mi vida, Donggie! – grita mi amiga. — ¡Griffin Altwood está siendo la persona perfecta para mí al venir a donar lo que sea que esté donando a las escuelas! – los ojos celestes de Grace están llenos de ilusión y, como parece demasiado perfecto para mí, me dedico a pensar en algo que pueda deshacerse de aquella emoción.

¡alto ahí vaquero! ya no sé si será traición o no más adelante bc me huele a triángulo amoroso o simplemente algo a la escena de nandito tipo: "maldita, todo este tiempo me querías quitar a mi hombre, ¡mi nandito!" pero sustituyamos al nando por el griffin y me imaginé eso y ahora no puedo con la risa que me ahogo  
¡después la parte del heredero éste! ay, casi me da un paro again pero ya no de risa, bue, bc como dije en un principio es una cosa bella     nada que ver con los demás príncipes medios sangre pesada, ahr no pues, ggg  badumtss
ambos son una monada, y me quise tirar por la ventana cuando acabe tu cap bc me quedé con ganas de más, adoré por completo tu capítulo mi bello gilinsky.


Última edición por jean luc. el Mar 27 Sep 2016, 1:57 pm, editado 1 vez

jean luc.


Volver arriba Ir abajo

Re: The Cinderella Contract [N.C]

Mensaje por Beac el Mar 27 Sep 2016, 10:53 am

Voy yo verdad???? 
Edito aquí comentario del capitulo cuando salga de la uni ;)



—Es verdad… Le recuerdo llegar a casa asustada porque una tal Grace Payton no dejaba de seguirle a todos lados. – el de dieciséis años, ríe a carcajadas, palmeando uno de los hombros de la pelinegra.
Estas son la verdaderas amistades. Awe, no puedo decir lo tierna que me pareció Susan, siendo tan tímida con la clase, y luego toda amor-odio con su amiga y su hermano... Pero a quién de verdad, verdad, amé fue a Griffin, tan dulce con sus padres. Me lo comería  bocados, enserio.
Adoré el capitulo chica, fue como todo suavecito, como una manzana acaramelada. Y me encantan los dulces.
Y me voy a violar a Griffin, seriusly.


Última edición por Beac el Mar 27 Sep 2016, 9:27 pm, editado 1 vez

Beac


Volver arriba Ir abajo

Re: The Cinderella Contract [N.C]

Mensaje por Beac el Mar 27 Sep 2016, 8:05 pm

Subo mi capitulo o las dejo comentar?

Beac


Volver arriba Ir abajo

Re: The Cinderella Contract [N.C]

Mensaje por flowers. el Mar 27 Sep 2016, 8:49 pm

¡Sube, sube, sube!
Comento los capítulos cuando termine de leerlos.
lov a todas ♥

flowers.


Volver arriba Ir abajo

Re: The Cinderella Contract [N.C]

Mensaje por Beac el Mar 27 Sep 2016, 9:16 pm

Abreme:

Bueno, debería advertir, y sólo por eso el spoiler está antes. Que a veces soy muy gráfica al escribir, confío en no herir la sensibilidad de nadie... Este capítulo es bastante light. Se que me quedó recorto como pantalón de enano, peeeero no encontré necesario más para intruducir a esta curiosa parejita
Con amor, Bu.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Arlette Mc Cain & Claes Anton de Bernadette



La chica se deslizó sobre el cuerpo del hombre, apenas cubierta por la parte inferior de un bikini. Sus senos rebotaban en el movimiento, mientras ella tomaba su miembro en las manos. Claes soltó un suspiro y cerró los ojos, cuando los labios de la rubia comenzaron a saborearlo.


Entonces, el teléfono sonó. Cómo no, Luther siendo el mismo tipo inoportuno de siempre. Pensó en ignorarlo, pero su hermano sólo lo llamaba a la línea directa por razones importantes. La mayoría de las veces, estas razones, eran para contentar a sus padres de sus supuestas cagadas. Joder. No iba a recibir un sermón de su hermano mayor con la polla metida hasta la garganta de una supermodelo.

-  Tengo que atender- le dijo a la rubia mientras la levantaba por el cabello- Vete.

La chica lo miró atónito, y salió del camarote ofendida. Medida que hubiera resultado mucho más efectiva si la joven en cuestión no fuera totalmente desnuda ya.

- Más vale que sea bueno hermanito- se quejó apenas levantar el tubo.

- Si no evitaras atender a nuestros padres, Claes, yo no tendría que interrumpir todos tus viajes en yate- rebatió su hermano, con vos baja y cansada- Estoy aterrizando en Francia, y tengo un día muy ocupado. Así que te recomiendo que recibas el correo real y lo respondas de inmediato.

Y luego de esto cortó, sin siquiera darle el tiempo a replicar o intentar burlarse de su estirado hermano. Era la única persona por la que él daría la vida, de verdad que sí. Pero a veces era tan pero que tan apegado a las reglas.

La rubia volvió a asomarse por la escalerilla del camarote, con su cuerpo desnudamente brillante. Al parecer, era una verdadera fanática del aceite bronceador. ¿Follarte al último descubrimiento de la moda o atender al correo de tus muy ofendidos padres? Diablos, a veces deseaba realmente ser el desviado que se decía que era. Le dio la espalda a la modelo, extendiéndole una camisa, mientras buscaba el dichoso mensaje de voz que deliberadamente había archivado ayer.

Ciertamente, luego de aceptar atender a sus deberes reales en esa ocasión, Claes consideró la idea de claudicar de su vínculo con la familia real de Suecia. Pero no le haría eso a Luther, ni le daría el gusto a los viejos. No recordaba haber estado de acuerdo con su padre en ninguna ocasión, en realidad. No quería el título, ni necesitaba su herencia. A la tercera vez que le había amenazado con desheredarle, había hecho caso del consejo de su hermano mayor, y utilizado su inteligencia para algo más que crearle problemas al Rey Carlos XVI de Suecia. Con una pequeña ayuda de Luther; no es que fuera idiota, no iba a desaprovechar la oportunidad, Claes había comenzado su propio negocio de transporte marítimo. Y ahora era un joven empresario millonario más.

Pensó que a veces al destino, o más bien a sus padres, les encantaba tocar las narices. Iría a la fiesta, sí, y con una acompañante, pero ni en broma llevaría a cualquiera de sus conquistas, eso sería darles demasiado crédito. Y dios sabía que todas esas chicas siempre estaban esperando para atrapar a los tipos como él, herederos famosos con una cuenta sin fondo. Sabía sin lugar a dudas, que aparecer de su brazo era un ticket para la portada de cualquier revista, así que luego de una larga conversación con su querido hermano mayor, y sólo por respeto a él, buscaría a una acompañante más bien discreta.
Consideró el hecho de contratar a alguien, pero un tipo como él definitivamente no iba a rebajarse a ello; nunca le habían faltado las mujeres dispuestas a su alrededor. Pero no le llevo mucho darse cuenta de que no conocía a ninguna mujer aceptable para la tarea. Así que sólo le quedaba una opción viable, levantar el teléfono y pedir un favor.

 [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

 
La vida del mundo civilizado, siempre tan inocua, continuaba corriendo en el centro de Washignton. Era verdaderamente un infierno llega a cualquier edificio que no estuviera en la periferia en menos de una hora. Y Let ciertamente no era de las personas que lo lograban, ni si quiera era una madrugadora nata, o una fanática de las madrugadas en absoluto. Así que no era ninguna sorpresa el hecho de que hubiera llegado tarde a trabajar. 

Caminó sin prisa por la recepción, hasta que el muchacho de los recados le avisó que el jefe la estaba esperando en su despacho. Comenzó una accidentada escalera por las escaleras, hasta llegar al cuarto piso y sentarse enfrente a la puerta del despacho. La misma se abrió apenas ella terminó de sentarse; y por ella apareció un hombre de aproximadamente cincuenta años, con un regio traje negro y el ceño fruncido.
          
          -   Arlette, tenemos que hablar.

La chica en cuestión llevaba un top de volados, que remataba en una cinta roja, sobre este un cárdigan beige con flores y mangas japonesas. Mientras sacudía los pies impaciente, el jean gastado dejaba ver sus tobillos. No parecía la mujer de veintitrés años que era, sólo una adolescente perdida. No ayudaba su espesa mata de risos rojos que se alzaban voluminosos sobre sus hombros, o su inmaculado rostro lleno de pecas. Levantó su mirada del suelo y siguió al hombre dentro de la oficina.

 [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Y entonces la voz de George entonó ese ritmo que suele tener al sermonearme, y automáticamente mi cabeza se desconectó. Los más de cinco sentidos que tenía; porque de hecho son más de cinco, si tenemos en cuenta al sentido del equilibrio, de percibir la temperatura, entre otros muchos, siempre se han coordinado para desconectar en cuanto George comienza a hablar con ese tono. No es que me advierta en vano, la mayoría de las veces está en lo cierto; pero eso yo ya lo sé. Lo he analizado antes, y las probabilidades de desastre siempre se ven opacadas por las de obtener el objetivo. Cuestión de ventajas y desventajas.

        - ¿Let? ¿Me estas escuchando?- el hombre me miró con preocupación- ¿Estas segura de esto?

        - Es sólo un trabajo, como todos los anteriores.
        
        -  Esto no está ni de casualidad en tu línea de trabajo habitual. Además de que no es verdaderamente trabajo.

        -  No puedo rechazarlo, George; me lo ha pedido Gallater. Sophie no puede ir, le debemos algo al contacto, y de verdad que necesitamos la información. Tampoco es que jamás haya tenido que actuar como otra persona.

Ambos nos miramos, cada uno perdido en nuestros pensamientos.
        
        -  Ya- acepto el viejo- Lo sé. Pero no estás habituada a esto, lo sabes.
 
        -  Me acostumbraré, siempre lo he hecho.

Miré a mi asesor con cariño. George siempre había estado ahí para recogerme cuando la situación me explotaba en la cara desde niña. No nos unía un lazo de sangre, pero no había más padre que él para mí. Desde que me encontró a los cinco años, y se convirtió en mi tutor, jamás había dejado de aconsejarme. O decirme cuando él creía que estaba a punto de cometer un error. Exactamente lo que él pensaba en este momento.

Tomé mi placa de registro mientras salía de la cafetería del edificio perdida en mi mente. Mientras deslizaba la banda magnética por las puertas, no podía dejar de pensar en el rostro de George.

Sé que en su mayoría se sentía preocupado de que me metiere en problemas. Sobre todo desde que había comenzado a trabajar en la agencia junto a él. George, era, desde siempre, un amante de su trabajo. Es técnico asesor de una pequeña empresa que trabaja para la CIA. Un tipo que parecía todo estirado, y por dentro era una bolita de algodón. No puede decir más que crecer junto a él como guía me había hecho sumamente astuta. Nunca se resistió a compartirme sus conocimientos, entusiasmando a mí ya hiperactiva mente con ello, y logrando que me interesara profundamente por el psicoanálisis y la mente humana. Como no podía ser de otra forma, me había acompañado durante mi acelerada adolescencia, mientras saltaba de grado en grado, hasta obtener mi título universitario a los dieciocho años, y luego de obtener mi doctorado, el mismo recomendó mi currículo para psicoanalista. No había sido difícil conseguir el puesto. No es que sea una genio, realmente mi coeficiente está sólo veintinueve puntos elevado de lo normal. George Washington tenía un CI de 140 puntos, Da Vinci, un estimado de 210. Pero mi exacta memoria y capacidad para analizar y razonar eran mis mejores talentos. Estaba cómoda con mi trabajo, era estimulante, George estaba en mi equipo, y atrapaba a algún que otro tipo malo de vez en cuando.

Pero la gran mayoría del tiempo, mi trabajo era de análisis mental, no físico. La triste realidad, es que no es que no me guste el deporte… es que yo no le gusto a él. Es cómo la ley de la atracción, en cuanto mi cuerpo está en movimiento físico, bueno, el desastre es irremediablemente atraído a él. Ser casi un genio no me permite evitar este aspecto. Soy torpe, extremadamente torpe. Y todos, quiero decir TODOS mis compañeros han tenido la oportunidad de experimentarlo. Por eso trabajo sobre el campo, y no en él.

Sin embargo, se puede decir que he sido una excelente actriz. O tengo la apariencia correcta para ello. Hace varios días cerramos un caso que me está revolviendo la cabeza. Atrapamos a una red de pedófilos internautas, que pretendían ingresar niñas europeas para fines bastante ilegales. Luzco como una adolescente de catorce años con el atuendo necesario, y ciertamente hemos utilizado esto como ventaja. Ayer encerramos al último hijo de puta que intentaba comprarme.

No es que seamos una agencia de superes espías, sólo nos dedicamos a obtener información, generalmente evitando el trabajo peligroso y luego analizamos la misma y procedemos a armar perfiles y guías para que los verdaderos espías hagan el resto. Pero mi apariencia era la perfecta para este caso en especial, así que luego de que un operativo conjunto del FBI puso toda la transacción de niñas en saco, yo estaba realmente agotada en el aspecto psicológico, y cogí mi bono de días por enfermedad, dispuesta a volar hacia algún lado caluroso donde sólo me tuviera que preocupar por no morir envenenada gracias a una picadura de fragata portuguesa1.

Y George me dijo que quería viajar a Río por unas vacaciones. Por supuestísimo que accedí. No puedo negarme a una buena piña colada. Son mi debilidad. Sólo seríamos yo, mi piña colada y el viejo bajo el sol.

Hasta que Sophie se lesionó en un entrenamiento, y entonces, el teléfono de Gallager sonó, y un empresario al que parecer le debemos un favor, lo reclamó. Ya, devolver el favor, mantener el contacto, ser discretos. Un trabajo simple, en realidad. Excepto que el señor exigente quiere una acompañante. Y yo soy la única persona de sexo femenino dentro de la franja etaria aceptable.

Adiós piña colada. Hola tacos de quince centímetros. Hola, futura fractura de tobillo.
 

*1- Fragata portuguesa, o agua mala, es una especie de medusa de regiones tropicales.

Beac


Volver arriba Ir abajo

Re: The Cinderella Contract [N.C]

Mensaje por flowers. el Miér 28 Sep 2016, 10:00 am

Aquí dejando mi comentario sobre los capítulos, solo falta que Andy suba y comenzamos la segunda ronda Estoy tan emocionada por saber que vamos avanzando.

Lex:

Lex escribió:Supongo que Nathaniel no es una opción porque es cardenal y mamá me dijo que con el no
Esa parte me hace reír bastante, me imagine la cara de la niña al decir que con él no.
Ahora amo a Gogo&Poppy
Tu capítulo me encanto demasiado, presiento que voy a amar la historia de esta chica. Me volveré su fan [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Creo que es la única chica que trabaja en una granja y eso me fascina Espero que Charles sea tan agradable como me lo tengo planteado.

Fer:
¡Madre mía! Tu capítulo fue más de lo que esperaba, lo juro. Me emociona esta parte:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:—¿Podrías cerrar la boca? Perforas mis tímpanos, Payton
Me imagine a la chica con las manos puestas en los oídos, fue algo tan hermoso y gracioso.
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:—Es verdad… Le recuerdo llegar a casa asustada porque una tal Grace Payton no dejaba de seguirle a todos lados. – el de dieciséis años, ríe a carcajadas, palmeando uno de los hombros de la pelinegra.
¡Oh por dios! Sabes cómo hacernos reír, estas partes fueron las que más me encantaron y no olvidemos a Griffin

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:—Claro… – alzo mis dedos, preparándome para enumerar sus sentencias. — Olvidar los modales, dejar en mal a Charles si me entrevistan en algo, ensuciar el nombre de la familia real y… ¿qué más dijiste? – en respuesta, solo recibo un pequeño golpe en la cabeza de su parte y la risa de mi padre, quién nos observaba desde la planta baja.
Estoy tan enamorada de él, creo que ahora entiendo a Grace.

Beac:
Tu capítulo fue increíble, cuando comencé a leer me quede: “Wtf, el príncipe es un descarado, alguien debería darle unos azotes por acostarse con todas"
Y luego pensé que era mejor que yo se los diera xD
Tus personajes me van a encantar, sé que su historia será épica.
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:Adiós piña colada. Hola tacos de quince centímetros. Hola, futura fractura de tobillo.
Cuando mire esta frase casi muero de risa, ya me la imagine fracturándose un tobillo xD

flowers.


Volver arriba Ir abajo

Re: The Cinderella Contract [N.C]

Mensaje por Andy Freud-Belmar. el Miér 28 Sep 2016, 11:53 am

Me tocaaa!! No tengo mi capi listo aun :(

Andy Freud-Belmar.


https://www.wattpad.com/user/AndyFreud-Belmar

Volver arriba Ir abajo

Re: The Cinderella Contract [N.C]

Mensaje por Andy Freud-Belmar. el Miér 28 Sep 2016, 12:36 pm

Chic@s le pedi a Karla una semana mas para subor el capi, en dos semaas estara, de veras lo siento pero he tenido muchas cosas que hacer en la uni

Andy Freud-Belmar.


https://www.wattpad.com/user/AndyFreud-Belmar

Volver arriba Ir abajo

Re: The Cinderella Contract [N.C]

Mensaje por lexie. el Jue 29 Sep 2016, 2:33 pm

no sé ni por donde comenzar, dios mio. primero que nada, les quiero agradecer mucho por sus comentarios; no pensé que mi capítulo les gustaría  
les prometo grandes cosas de mis personajes  
fer:
no sé si amar más a sue o a griffin.
vale, sinceramente tengo que estar obligada a amar a griffin muy profundamente. 
futura posesión del trono
no lo sé, pero me sentí muy emocionada por esa pequeña frase.

morí con esta parte escribió:—¡El amor de mi vida, Donggie! – grita mi amiga. — ¡Griffin Altwood está siendo la persona perfecta para mí al venir a donar lo que sea que esté donando a las escuelas!

esa grace es como una amiga mía, tan fangirl.... 

y con esta escribió:—Ahá y, ¿gracias a quién ganas esa cantidad? – se señala a sí misma con sus pulgares. — ¡Eres una suertuda por encontrarme!

—Me acosaste…

reitero, es mi amiga.
TOTALMENTE.
grace peyton eres súper cool.

¿y que decir de esta? escribió:—Deja eso, mujer… – regaño. —, los organizadores tienen todo bajo control… Charles sabe manejarlos. – ella me fulmina con la mirada

no lo sé pero eso me ha dado ideas 

Griffin \"el nene" Altwood escribió:— Olvidar los modales, dejar en mal a Charles si me entrevistan en algo, ensuciar el nombre de la familia real y… ¿qué más dijiste?

merriann el hombre cool escribió:Merriann, un hombre de al menos setenta años que había podido considerar un buen acompañante y, al parecer, mi único amigo

así como he planteado a charles, creo que es cosa de principes (o al menos de estos hermanos) no tener amigos   


pobresito de mi cha escribió:Vaya que nos esperaba una semana agitada… Ni quiero pensar como le irá a Charles.
ni se imagina 
espero ver más de griffin y susan.
GRAN CAPÍTULO.
beac:
me sorprendiste.
COMIENZO A CREER QUE NO HAY MEJOR FORMA DE INICIAR UN CAPÍTULO QUE CON UNA MAMADA.
siento si eso lucio agresivo pero me emocione.
el principe claes se me hacia inocente.

el príncipe desviado escribió:¿Follarte al último descubrimiento de la moda o atender al correo de tus muy ofendidos padres?
morí. 

sobre arlette, debo decir que me ha encantado el personaje.
no he visto mucho sobre ella pero se que va a sorprenderme.
siento que esta chica es toda una badass aunque con muy mala suerte.

la chica de los rizos rojos escribió:Ser casi un genio no me permite evitar este aspecto. Soy torpe, extremadamente torpe.
margot no es un genio. y es torpe; let tiene mucha ventaja   
(siempre quise usar esa cosa)

tu capítulo me ha entretenido bastante; george y let me parecen como un dúo dinámico 


lexie.


Volver arriba Ir abajo

Re: The Cinderella Contract [N.C]

Mensaje por jean luc. el Vie 30 Sep 2016, 11:12 am

¡definitivamente claes es todo un casanova! 
ay no, dios, me reí siglos con tu cap y es que en definitiva ambos personajes son de lo más enigmáticos que me dejaron con las ganas de saber más sobre ellos, o sea, yo me quedé con ganas de más  
well, que va, de igual manera me espero hasta la segunda ronda y a que andy suba su cap      ¡ay que emoción!

bu besha escribió:—Más vale que sea bueno hermanito- se quejó apenas levantar el tubo.

hahahahaha nah, que va, a luther le gusta molestar y mucho más en situaciones más inapropiadas      me reí mucho con ello, awws, amo a los hermanos bernadotte, ¿por qué son tan hermosos, bellos y perfectos? basta, amo la relación de hermanos que tienen nuestros pj's bu, ¿sabías?, y mucho  
aunque el menor sea todo un desastre lo loveo con intensidad, ahr, pero yo opino que le hagan la vasectomía para que no ande sembrando su semilla en todo mundo, ¡mentira no pues! déjenoslo así mejor xd
let es toda una demostración de que no siempre la inteligencia va de la mano con la perfección, venga que me siento identificada con ella salvo que no soy más que inteligente en lugar de genio, siento que será una chica de la que enamoraré con cada cap tuyo que les bc es tan especial y única a su manera que en verdad no quiero ni imaginar como se las va a arreglar con claes 
¡eso yo lo quiero ver en primera fila, pls! 
en fin, me gustó muchísimo tu capítulo bea, de verdad, tienes una muy buena narración y en cuanto a ser muy especifica no hay problema conmigo bc creo que le da realismo absoluto a tu estilo  
esperaré el de andy próximamente  

jean luc.


Volver arriba Ir abajo

Re: The Cinderella Contract [N.C]

Mensaje por Beac el Miér 05 Oct 2016, 8:32 am

Grcias por sus comentarios...
Jean, querida, nuestros hermanitos van a hacer desastres

Beac


Volver arriba Ir abajo

Re: The Cinderella Contract [N.C]

Mensaje por Andy Freud-Belmar. el Sáb 08 Oct 2016, 10:34 am

Aviso: subo el capi el jueves, ha sido una semana de locos entre pruebas, presentaciones, simposios etc etc

Andy Freud-Belmar.


https://www.wattpad.com/user/AndyFreud-Belmar

Volver arriba Ir abajo

Re: The Cinderella Contract [N.C]

Mensaje por Andy Freud-Belmar. el Jue 13 Oct 2016, 11:40 am

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Emma Castle y Nathaniel de Bélgica



Emma

Todos los días me cuesta levantarme, odio levantarme temprano, pero tengo que hacerlo porque salgo a correr todas las mañanas con mi amigo Gabriel.
Sin embargo había dormido pocas horas. Anoche acompañé a un viejo baboso —multimillonario—  a una cena de negocios, el imbécil se la pasó tocándome toda la noche, diciendo a sus amigos que yo era su ligue de una sola noche y además diciendo que yo era buena en la cama. Además durante toda la noche, aguanté las miradas lascivas de sus amigos y las preguntas asquerosas que hacían. Tuve que soportar todo, no podía dejar el trabajo incompleto porque necesitaba el dinero para pagar las cuentas médicas de mi madre y mi abuela, la escuela de mi hermana y la extorsión de la enfermera de mi madre.
El trabajo de dama de compañía de caballeros multimillonarios es uno de los trabajos en los cuales se gana mucho dinero. Había intentado vender drogas, pero me di cuenta que el peligro era muy grande —porque mi familia depende de mí—, un día mi vecino Gabriel me vio cabizbaja, le conté mis problemas y él encontró la solución perfecta, ser dama de compañía.
Pero mi vida nunca había sido de esta manera, cambió hace cuatro años. Por aquel entonces yo era una chica común y corriente que llevaba un año estudiando la carrera de ciencias políticas en la universidad de Oxford en mi amada en Inglaterra, país en el cual siempre he vivido. Tenía una familia que por aquel entonces era muy feliz, mi padre Rick, mi madre Amaya, mi hermana menor Marie y mi abuela América eran el pilar fundamental de mi vida, pero todo cambio de la noche a la mañana.
Mi padre desde joven ha sido activista social, ha estado en muchas protestas en contra de la política de Inglaterra, empresas que dañan en medioambiente, en fin. Siempre hablaba que la justicia debía ser ejercida por las mismas personas, pero lamentablemente hace cuatro años mientras estaba en una protesta, unos policías lo tomaron detenido y lo acusaron de asesinato y terrorismo. En ese instante mi vida se derrumbó, sabía que mi padre era inocente, pero habían muchas pruebas en su contra. Además la prensanos acosaba constantemente, mi madre fue despedida de su trabajo y en banco nos embargó todo lo que teníamos porque mi madre se gastó todo el dinero que teníamos en abogados para mi padre, al cual le dieron cadena perpetua por un crimen que estoy segura que no cometió.
Mi madre trabajaba todos los días para poder sacarnos adelante a mi hermana, mi abuela y a mí, sin embargo cada día se notaba que ella no podía con todas las responsabilidades. Dejé la universidad — al principio mi madre no quería, pero era un gasto menos para ella—, busqué algunos trabajos, entre ellos de mesera, limpiadora de baños, cajera en un supermercado, entre otros trabajos que nos ayudaron con los gastos.
Todo iba bien hasta que hace un año mi madre me comentó que algunas veces los músculos de su cuerpo no reaccionaban bien, algunas veces se atrofiaban, por lo que la llevé al médico y tras varios exámenes le diagnosticaron esclerosis lateral amiotrófica, más conocida como ELA, la cual es una enfermedad grave.
En el momento en el que a mi madre le diagnosticaron la enfermedad, mi vida se derrumbó. Mi padre estaba en la cárcel, mi madre enferma, mi hermana menor entrando a la adolescencia y mi abuela enferma de Parkinson.Allí, en ese episodio oscuro y desesperante de mi vida, conocí a Gabriel, el cual ahora es mi mejor amigo. Algunas veces había visto a Gabriel en el edificio de departamentos en el cual mi familia y yo vivimos, pero nunca habíamos hablado porque él  se mostraba como  un chico muy misterioso, hasta que realmente lo conocí.Él es el que me contó sobre el trabajo de dama de compañía para caballeros multimillonarios porque él es caballero de compañía para damas multimillonarias, pero es gay y lo mantiene en secreto para que no le falte trabajo.Al principio lo había rechazado, pero al pensarlo me di cuenta que era mi mejor opción. Necesitaba dinero para los tratamientos de mi madre, de mi abuela, además pagar la educación de mi hermana y los gastos diarios, por lo que la mejor opción para conseguir dinero de manera rápida era el trabajo que me ofrecía. Con el tiempo, Gabriel ha sido uno de los pilares fundamentales en este momento de mi vida. Siento que la vida ha sido tan injusta conmigo, pero seré fuerte y afrontaré todos los problemas que tengo y que llegaré a tener.
— ¡Emma! —grita mi hermana Marie desde la cocina—. ¡Gabriel se está comiendo todas las galletas!
Gabriel viene todas las mañanas a recogerme para que salgamos a correr, pero siempre pasa a la cocina y se come las galletas favoritas de mi hermana.
— ¡No seas aguafiestas, Marie! — le contesta—. Te compraré más galletas, ¡Tengo hambre!
— ¡Compra algo con tu dinero! — mi hermana le grita.
Riendo me levante de la cama, fui hasta el closet, saque un top, unas calzas negras, una pequeña chaqueta deportiva y mis zapatillas para correr. Me vestí, fui hasta el baño y me miré en el espejo. Siempre he sido una chica muy hermosa, mi cuerpo siempre ha estado marcado con curvas, mis ojos gris verdosos llaman la atención y mi cabello castaño oscuro, hasta los hombros, siempre trato de tenerlo bien cuidado. Me lavé el rostro, los dientes, me hice una pequeña coleta de caballo y fui hasta la cocina.
Al entrar vi inmediatamente a mi hermana y a Gabriel sentados en la mesa comiendo galletas con leche.
— Marie —le dije reprendiéndola—. En las mañanas debes comer algo más que galletas con leche.
Ella simplemente me miró sonriendo.
— Helen me iba a hacer el desayuno —me contestó—. Pero llegó Gabriel y comenzó a comerse mis galletas.
Helen ha sido nuestra nana por más de veinte años, es como una segunda madre para mí, es una persona de confianza, además de Gabriel, ella es la única que sabe sobre mi verdadero trabajo, mi madre, mi abuela y Marie piensan que trabajo en un restaurant de lujo.
— ¿Dónde está Helen? —les pregunte a ambos.
— Fue a darle los remedios a tu mamá —me contestó Gabriel comiéndose una galleta—. Irina no ha llegado aún, debes contratar a otra enfermera, esa chica es inútil.
Sabía desde hace mucho tiempo que tenía que despedir a Irina y buscar otra enfermera, pero ella sabía sobre mi trabajo. Un día me escuchó hablando con Gabriel sobre un cliente y desde ese entonces me chantajea, me pide llegar tarde, irse más temprano e incluso todas las semanas me pide dinero para mantener la boca cerrada.
En ese momento escucho la puerta principal abrirse, voy hacia ella y veo que Iris viene llegando. Es una joven de 25 años, que sinceramente se vestía como una puta, en el momento de la entrevista igualmente fue vestida como una puta, en su currículm decía que recién había ingresado de la universidad y al averiguar sus notas, me di cuenta que sacó la carrera apenas. En ese momento no la habría contratado, pero ella cobraba poco y necesitaba urgentemente una enfermera para mi madre porque Helen no podía cuidar a mi madre y a la vez hacer los quehaceres de la casa.
— ¿Y estas son horas de llegar? — pregunto encarándola—. Sabes perfectamente que mi madre debe tomar sus medicinas a esta hora.
Ella me miró.
— Dame más dinero —me dijo sonriendo—. Encontré unos zapatos muy hermosos que quiero comprar, pero se me acabó todo el dinero que tenía.
Estaba cansada de sus chantajes.
— No te daré más dinero —le digo enojada—. Estoy cansada de tus chantajes, ¡estás despedida!
Ella simplemente me miró.
— ¿Quieres que le cuente a tu mamita  que su hija es una puta que se acuesta con viejos multimillonarios? —me preguntó con malicia—. ¿O mejor le cuento a tu hermanita que su hermana, la que se supone que es su ejemplo a seguir es una puta bataclana?
En ese momento me sentí muy mal, pero lo que dice es mentira, nunca me he acostado con alguno de mis los clientes y nunca lo haría. Sin embargo, sentía que era una persona horrible al ocultarle la verdad de mi familia, pero si lo hiciera, lo más probable es que nunca me perdonen lo que estoy haciendo.
— Tendrás tu dinero durante la tarde —le contesté.
— Emma —escucho a Gabriel detrás de mí—. No deberías seguir su chantaje.
Lo miro y veo que su cara es de tristeza.
— No tengo poción— le contesto.
Tomo mi pequeña mochila, abro la puerta, salgo lo más rápido posible, bajo las escaleras del edificio y salgo a correr. Siento que detrás de mí, viene Gabriel, pero él sabe que necesito espacio.




Hola aqui esta por fin mi capitulo, el cual me quedo horrible, lo siento
esperaron mucho para esta porquerìa, trate de hacerlo mejor, pero
mi imaginacion ha estado muy mala ultimamente.

Solamente narra Emma porque mi personaje masculino lo quiero dejar
en misterio por mientras, en mi segundo cap aparecera :)
Otra cosa cambie un poco la ficha del pj masculino, pasen a verla.

Sin nada mas que decir adios.

PS: me pondre al corriente de los caps y realizare un lindo comentario :)

Andy Freud-Belmar.


https://www.wattpad.com/user/AndyFreud-Belmar

Volver arriba Ir abajo

Re: The Cinderella Contract [N.C]

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 4:36 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.