O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» H A U N T E D
Hoy a las 5:01 pm por Ingrid B.

» Novata en el foro
Hoy a las 4:12 pm por Andy Belmar.

» we're foxes ; m.i.
Hoy a las 3:57 pm por jackson.

» être dans la lune.
Hoy a las 3:53 pm por Ongniel

» Que estás escuchando ....
Hoy a las 2:30 pm por Cassie

» ↠ goodbye
Hoy a las 1:39 pm por jackson.

» .Look at the flowers.
Hoy a las 1:04 pm por Jones.

» Mafia Jackson {Muro Interactivo}
Hoy a las 10:24 am por blackstairs

» it ; fichas
Hoy a las 10:11 am por rumancek.

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

the way back {novela.

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: the way back {novela.

Mensaje por ácido. el Dom 23 Oct 2016, 7:29 pm


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Capítulo III, O Cartas de Gente Muerta

El cielo estaba decorado con pizcas de blanco que apenas cubrían gran parte de lo azulado que se encontraba aquél día. Si no estuviese prestando atención, nunca hubiese descubierto aquellas nubes.
“¿A qué te refieres con que viste al fantasma de Julie y a su madre el mismo día?” Bianca preguntó, sorbiendo de su jugo de naranja con un brillo que desconozco en sus ojos. Hiro, a su lado, revolea los ojos, probablemente no creyendo en mi historia.
“Exactamente a eso,” Respondí yo, como si fuese lo más obvio del mundo. ¿Tan difícil era creer que un fantasma me había visitado en la noche y estaba a un paso de resolver la familia misterio del pueblucho? Aparentemente, lo era, “cuando estaban dentro contemplando las obras de arte de mi padre,” Sarcasmo escapo de mi lengua como lo más natural del mundo e intenté no pensar en el rostro decepcionado de mi padre, “yo estaba junto a ese puto árbol. Y luego la vi, a la madre de Julie, asomando su cabeza por la ventana. Corrí hacía ella, y en el medio de la calle yacía la mismísima Julie Hopkins saludándome. Con su mano izquierda. Y mi puta manguera colgando de su cuello.”
Hiro apuñalo su patata frita con su tenedor mientras decía, “¿Y no crees que es un poco… demasiado?”
Bianca y yo nos miramos extrañados, “¿Huh?”
“¿Un fantasma, Dylan?” El asiático murmura, riendo mientras dicha patata hace camino hasta sus labios, “Es difícil de creer. Escucha, sé que estabas algo obsesionado con ella…”
“¡No lo estaba!” Interrumpo rápidamente.
“… pero,” Continúa, sin impórtale mi protesta, “¿Su fantasma? Tienes que relajarte un poco, Dy, o terminarás con el cerebro frito. Escucha. Sé que su suicidio realmente te marcó, pero tío, apenas le conocías. Ni siquiera conoces a su familia, por amor a Dios. Que haya decidido matarse en tu patio delantero es horrible, tío, lo entiendo. Pero si no la dejas ir solo te lo harás más difícil.”
En ese momento, las palabras de Hiro no habían hecho nada más que molestarme, “No estabas allí, Hiro. Sin embargo Bianca tampoco, pero puede creerme,” Mi tono acusador me dejó perplejo hasta a mí mismo. Comenzaba a dudar de mis amigos, de la gente que me rodeaba.
“Solo creo que es ilógico,” Contraataca mi amigo, cerrando los puños. Sus ojos caen en todo menos en mí. Hiro siempre evadía mi mirada, la de Bianca, o la de todos – No era un tío a quien le gustase hablar o dar su opinión, y el hecho de que hubiese comenzado ahora me enojaba a más no poder, “Los fantasmas no existen. Ciertamente el de Julie Hopkins tampoco lo hace.”
“Chicos…” Bianca habla, con los ojos llenos de lágrimas, “¿Podríamos no pelear? Por favor. Entre el… s-suicidio de Julie y ustedes dos peleando no creo…” Se traga el nudo en su garganta y rápidamente los puños en preocupación inmediata. Mi ceño fruncido encontró su fin cuando una lágrima se deslizo por su mejilla.
Hiro y yo podíamos pelear luego, pero no en frente de Bianca. Desde el funeral que su corazón pendía de un hilo, y su hermanastro y yo teníamos que asegurarnos de que ese hilo se encontrara estable a todo momento. A pesar de nunca haber conocido a Julie, (o por lo menos no realmente) su muerte permanecía presente en su cabeza, atormentándola a más no poder.
Casi… como a mí.
Secándose aquella lágrima solitaria, Bianca se sorba la nariz y desesperadamente intenta cambiar de tema. Sus ojos caen en Kelsy Rockett sentada a solas en la mesa donde Julie solía sentarse cuando... estaba viva. Los ojos de la chica hindú están en todo menos en su almuerzo y en sus manos se encuentra un sobre. Sus dedos moviéndose extrañamente sobre el mismo me hacen preguntar exactamente qué es lo que está escondiendo dentro de ello.
Kelsy lucía distinto. Sus ojos chocolate estaban alerta, como si estuviese intentando descifrar algo, o desconfiando de cualquiera que se le aproximara. Sus ropas estaban desalineadas, y no podía recordar la última vez que le había visto tan descuidada. Su jersey rosa tenía manchas de kétchup alrededor del área del cuello.
“Lo de Julie realmente debió de afectarle…” Interrumpe mi análisis Bianca. Se sorba la naríz por segunda vez, y se seca las lágrimas con su manga negra como la noche, “En el funeral realmente estaba pésimo. No podían… No podían alejarle del cajón.”
Sabía eso, después de que la mayoría nos habíamos ido a la recepción de vuelta en casa Bianca y Hiro se habían quedado junto a Kelsy, quien se negaba a dejar ir a su amiga. Involuntariamente, se me forma un nudo en la garganta del tamaño de un puño y no puedo respirar hasta que recuerdo que tengo qué.
La gente junto a Kelsy murmura. La observan de reojo con un leve movimiento de la cabeza y puedo leer sus labios desde donde me encontraba, “Pobre Kelsy, nunca volverá a ser la misma…” y el ocasional “¿Y quién diablos es Julie Hopkins?” son los más frecuentes. El reflejo de regurgitar se me hace presente por unos pocos segundos hasta que llego a la conclusión de que probablemente, al pasar junto a mi millones de estudiantes hablarían de lo mismo.
“¿Por qué en su jardín?”, “¿Siquiera se conocían?”, “¿Con su qué?”
Finalmente la chica hindú me devuelve la mirada. Sus ojos enormes y llenos de preocupación se transforman por una fracción de segundo en miedo, pero vuelve a cambiarlo por esa mirada alarmante, preparada para cualquier cosa, y mientras camina sus zapatos emiten un ruido extraño cuando golpean contra el cemento del suelo. Bianca se acomoda en su asiento, Hiro la observa de reojo mientras introduce otra patata (esta vez, bañada en mostaza) en su boca.
Sus piernas temblaban para cuando llegó a nuestra mesa.
“Hola, Kelsy,” Formuló forzosamente Bianca, “¿Qué haces aquí?”
Rockett y Bianca eran conocidas alrededor de la escuela por sus extrañas interacciones. A pesar de que ninguna de las dos se llevaba especialmente bien con la otra (Eso es decir mucho – Kelsy detestaba su elección de ropas y manera de hablar y Bianca detestaba su estatus de chismosa y su estúpido periódico escolar) y actuaban como si se odiarán, muchas veces habían estado la una para la otra en momentos difíciles, especialmente porque Kelsy era conocida por convertirse en un perra de clase A cada vez que algo malo le sucedía, y Bianca parecía ser el único ser humano en sobrevivir a sus insultos y gruñidos.
“Estoy aquí para hablar con Dylan, princesa emo,” Hablando de gruñidos e insultos…
Hiro intenta esconder su risa con su mano pero resuena de todas maneras. Bianca revolea los ojos y regresa su concentración a su almuerzo, aunque permanecía con un oído alerta para oír toda palabra que intercambiábamos.
Su confesión me tomó por sorpresa, “¿Conmigo?”
“Contigo,” Anunció, sentándose al otro lado de la mesa, lugar que permanecía vacío.
A diferencia de Bianca, Kelsy y yo no teníamos relación alguna más que miradas desagradables o el ocasional “Hipster segregado” e “Intento de Lois Lane feminista”. Está de más agregar que no nos agradábamos el uno al otro. Kelsy siempre me había parecido una persona que no hacía nada más que meterse en los asuntos de los demás, con una curiosidad demasiado grande para su propio bien.
“¿Qué quieres?” Suspiré, cortando cualquier intento de charla insignificante. Kelsy asintió. Si había algo que teníamos en común, era que ninguno de nosotros nos andábamos con chácharas y preferíamos saltar al punto de una buena vez.
La chica frente a mi extendió su mano, la cual temblorosamente cargaba el sobre con el que le había visto jugar hacía pocos momentos, “Es para ti,” Abrí mi boca, dispuesto a vociferar mis pensamientos confundidos, cuando Kelsy me interrumpió, “Es de Julie.”
La sangre se me heló, y mis ojos se abrieron como platos. ¿Una carta de Julie, para mí? Lo único que logré articular en ese momento fue un patético, “¿Qué?”
“Es de Julie, para ti,” Repite exasperada, como si la situación le estuviese causando un gran estrés y como si tu vecina muerta te dejase una carta a pesar de nunca haber realmente hablado fuese algo de todos los días rueda los ojos e intenta calmar su mano, que sigue colgando en el aire, “¿Vas a tomarla o no, niño hipster?”
No sabía qué hacer más que tomar aquél sobre. ¿Qué había dentro? ¿Por qué Julie quería darme un sobre a mí, su vecino, con quién apenas había compartido palabra alguna? Fugazmente me pregunté si tendría algo que ver con la locación de su suicidio, tal vez para pedir perdón. No sabía y realmente no quería averiguarlo. O por lo menos, la lógica parte en mí no quería. Otra parte dentro de mi quemaba con anticipación. Quería abrir aquél sobre cuanto antes.
Lenta y cuidadosamente, como si me estuvieran entregando un bebé en brazos, arranque el sobre de la mano de Kelsy un poco asustado. La misma parecía casi querer cazarme con la mirada y no soltarme nunca. El sobre lo aseguraba con tanta fuerza que fue hasta difícil que me lo entregase sin forcejear un poco.
“¿Qué es?” Pregunté, ignorando su apodo y sin molestarme en devolverle el insulto aún más fuertemente.
“¿Quién sabe?” Suspira Kelsy, ahora jugueteando con su cabello nerviosamente e intentando colorear su voz para disfrazar su tristeza, “Tal vez una carta diciendo lo mala que es tu puta banda,” Ofreció con la voz cubierta en sacarina, ojeándome con odio.
“Jesús, gracias,” Escupí devuelta, jugueteando con el sobre un poco más. Hiro, por otra parte, siguió riendo mientras que Bianca le envió una mirada que podría matar a cualquiera. Excepto a Kelsy Rockett. Amagando a abrir el sobre, observé por el rabillo del ojo a las personas que me rodeaban: Hiro negaba con la cabeza mientras sonreía estúpidamente. Por alguna razón, la periodista siempre lograba sacarle una sonrisa con sus comentarios pasivo-agresivos e incluso había escrito una canción dedicada a la mismísima Kelsy. Bianca, por el otro lado, miraba a todas partes menos a la carta, aunque podía ver que estaba curiosa hasta la muerte por saber lo que se escondía dentro de ella. Así mismo Kelsy observaba, con los ojos bien abiertos, el sobre. Por mera curiosidad, solté el sobre y subí la mirada para encontrarme con la chica frente a mí, “¿A ti también te ha dado algo?”
La pregunta le tomó por sorpresa, porque sus ojos se agrandaron aún más y dijo, con la voz dolida y en un momento de vulnerabilidad, “No.”
Nuestros ojos se cruzaron, y por segunda vez pude ver a una Kelsy nueva. Con sus sentimientos desnudos, dibujados en sus pupilas y sus miedos danzándole en la mirada. Su amiga acababa de suicidarse y en lugar de dejarle algún tipo de nota, se la deja a su vecino. Un momento de simpatía me cruzó por el corazón y no pude articular ni una palabra. No podía evitar ponerme en su situación, como aquél había de sumado millones de cuestiones más a un cerebro lleno de preguntas.
¿Por qué no a mí? ¿Por qué al estúpido de su vecino y no a su única amiga en el mundo?
Debía de doler, más de lo que yo podía imaginarme. En sus ojos hubo un destello de dolor, como si el mundo se le estuviese por venir abajo, como si en cualquier momento el nudo en su garganta se volvería demasiado para soportar y más sollozos escaparían de sus labios. Quería alejar la mirada, sentía que este momento tan personal no era mío para presenciar pero el contacto visual crudo permaneció por unos segundos hasta que la campana resonó en mis oídos.
Rápidamente Kelsy se levantó, sacudiendo un poco su cabeza. Perdiendo aquella voz azucarada falsamente regresa a su mismo tono agridulce, salado incluso, “Aprecia que lo tienes, ¿Sí? Ahora, si me disculpan, tengo que hacer algo de mi vida, a diferencia de ustedes.”


Cuando el día termina, me dirijo sin rodeos hasta mi hogar. Hiro me deja libre sin mucho aprieto, sin importarle en realidad perder el ensayo por esta vez, mientras que Bianca me hizo prometerle que estaba bien, y que cuando llegara a casa tenía que llamarla, obligatoriamente. Me despidió con un beso preocupado en la mejilla y fuimos en distintas direcciones.
Ninguno de mis padres se encontraba en mi hogar, y silenciosamente agradecí que no fuese así. Con una última mirada al árbol en mi patio delantero desde la ventana de mi sala de estar, me introduje en mi habitación sin almorzar y, rebuscando entre mis cosas, saqué el infame sobre y lo apoyé sobre mi escritorio con sumo cuidado.
No podía evitar tratar aquél sobre con delicadeza máxima, como si fuese algún tipo de manifestación extraña de mi vecina que hacía que se congelara la sangre una vez más. Me resultaba extraño, bizarro incluso, que ese sobre me trajera tantas memorias que quería reprimir; encerrarlas dentro de mí tan profundo que nadie nunca podría encontrar. Los recuerdos que el sobre me traía yacían en lo más recóndito de mi mente y me daban jaquecas espeluznantes.
El sobre era rosado. Tenía mi nombre escrito con caligrafía hermosa, sin duda la de Julie. Me atragante con mi propia respiración. La única vez que había leído algo por Julie había sido en la clase de literatura cuando el Profesor Radisson le había hecho pasar a la pizarra para escribir lo que él le dictaba, y la mayoría de las muchachas habían quedado anonadas con su caligrafía perfecta.
A pesar de la hermosura del sobre, seguía preguntándome eternamente porqué. Porqué a mí, porqué no a Kelsy, porqué en mi jodido jardín. Y no importase cuantas vuelcos mi cabeza dé, no podía encontrar la respuesta. Si quería averiguarlo, tenía que abrir el bendito sobre.
Con manos temblorosas y sudadas, cuidadosamente abrí el sobre y me encontré con que Kelsy tenía razón en una cosa, era una carta. O mejor dicho, varias en una. Rápidamente escaneé sus contenidos y me acomodé en mi asiento para poder leerla.
“Dylan,
Si estás leyendo esto, ya estoy muerta. Y si tengo suerte, lo habré hecho yo misma. Te estarás preguntando, ¿Por qué mi vecina me escribió una carta luego de haberse colgado en mi patio delantero si apenas nos conocíamos? Lamento haberte asustado, si lo hice. No quería que sucediera así, pero tenía que pasar de una manera u otra.
Te escribo esta carta porque necesito que hagas algunas cosas por mí. Para poder… terminar mis asuntos en esta vida. Si quieres hacerlo, hay seis cartas más para ti. Si no, puedes quemar este sobre y olvidarte de mí para siempre. La decisión es tuya, después de todo.
La única condición es que abras la carta con el nombre de Bianca al principio, y la que dice tu nombre a lo último, cuando hayas de terminado con las demás.
¿Lo harías, por mí?
Julie Hopkins.”

Nerviosamente y con los ojos llenos de lágrimas de tristeza y confusión, acosté la carta sobre la mesa y suspiré, apoyando mis manos sobre mi rostro, sosteniendo mi cabeza como si en cualquier momento esta se fuese a despegar de mi cuello y comenzase a rodar por el suelo. Mi mente no podía conectar nada, mis neuronas parecían fallarme, incluso, por estúpido que sonara.
Tenía millares de preguntas inundándome la cabeza que me provocaban nauseas profundas. En lugar de sentir como si no estuviera aquí, como si todo fuese irreal, lo único que podía pensar era en lo atado a la realidad como me encontraba, vulnerable y adolorido. Seguía preguntándome a mí mismo el porqué. Porqué, porqué, porqué.
Nunca obtuve respuesta, como era de esperarse. Suspirando y dejando escapar una pequeña lágrima, me sorbé la nariz y solté mi rostro para rascarme con furia mis ojos cual niño pequeño, cuando una voz interrumpió mis pensamientos.
“Dylan,” dijo la dulce voz, idéntica a la misma que me había atormentado la noche del funeral. Con rapidez inhumana, giré mi cabeza en dirección a la misma, y, efectivamente, allí yacía Julie Hopkins, con una sonrisa llena de sentimiento y dulzura.
Instantáneamente me tiré hacía atrás, noqueando la silla y provocando que todos los papeles en mi escritorio cayeran al suelo lentamente. Mi corazón latía descontrolado, parcialmente por miedo, parcialmente de emoción. Sabía que no estaba loco, pensé fugazmente, mientras sentía que el corazón me explotaba.
“Julie…” Respiré. Dentro de mis pulmones su nombre dejaba una rosa que florecía hasta mi garganta asustada. En su cuello no había rastro de aquella manguera y la sangre que debía estar allí no podía encontrarla por ninguna parte. Era como si, delante de mí, se encontraba Julie Hopkins. En carne, hueso y dolor puro.
Sus ojos dorados brillan, “Hola,” dice simplemente, y no lo puedo creer.
“¿Te cuelgas en mi patio delantero con mi manguera y lo único que dices es hola?” Digo, sin pensar en lo que estoy haciendo, y arrepintiéndome cuando termino de formular mi pregunta.
Sin embargo, Julie ríe, y su sonrisa hace que mi estómago dé un vuelco. Hay en algo en ver a un muerto sonreír que hace que algo se retuerza dentro de ti, “Nunca fui buena para las palabras. Ni muerta ni viva,” Bromea, y comienza a juguetear con su cabello rojizo, como si esto fuese normal. Como si tener una conversación con una chica muerta fuese algo normal, de todos los días.
Atónito digo, “Te vi. Muerta, colgada en el árbol…” Comienzo, temblando nuevamente (O tal vez, nunca dejé de hacerlo), “¿Cómo es que estas aquí, hablando conmigo?”
“No lo sé,” Declara, la sonrisa tornándosele triste, y sus ojos dorados me evitan a toda costa por unos segundos, hasta volver a caer en mí nuevamente, “¿Por qué estoy todavía aquí, Dylan?”
Con ojos muertos y asustados, la observo sonreír tristemente, cuando un viento frío me golpea el rostro sin aviso alguno, y logra que tiemble aún más, aunque no creo que fuese posible. Con un parpadeo, no hay nadie.

“Realmente creo que deberías de ver un psicólogo,” Me recomienda Hiro del otro lado de la línea, mientras Bianca, por otra parte, lo calla con un almohadazo que resuena en mis oídos por un par de segundos. Si hubiese podido, hubiese soltado una risotada, pero estaba demasiado impactado para forzarme a hacerlo.
“Cállate, Hiro,” Reprocha Bianca, y casi pude imaginar su mirada decepcionada dibujada en su rostro, rápidamente se recompone y comienza a hablar con su tono dulce otra vez, “Así que, ¿Has visto a Julie otra vez? ¿Y esta vez hablaron?”
Asentí, pero cuando recordé que no podían verme, vociferé un sí bastante débil.
“Tengo que preguntarlo, ¿De qué platicaron?” Volvió a hablar Hiro, con la voz agitada gracias al golpe. Su voz desbordaba con diversión, y quise estar ahí para golpearle yo mismo.
“No platicamos,” Contraataque, recobrando mi voz, “Estuvo aquí. Me dijo hola, y yo le pregunté si eso era lo único que iba a decirme luego de suicidarse en mi jardín, y luego ella dijo que nunca había sido buena con las palabras.”
“Lógico.”
“Le pregunté qué hacía allí,” Continué, gruñendo, “y me dijo que no sabía. Y luego me preguntó a mí porque estaba allí ella, y desapareció.”
“…Um,” Murmuró Bianca, y desde mi lado del teléfono podía escuchar lo incomoda que estaba y lo poco que creía en mi testimonio, “¿Seguro, Dylan?”
“¿A qué te refieres?” Gruñí nuevamente. Casi pude sentir como se encogía del miedo desde donde me hallaba.
“Me refiero a qué…” Bianca luchaba para encontrar las palabras mientras que yo esperaba impacientemente, “Has pasado por mucho estas últimas semanas, Dylan. Tu mente… Tu mente tal vez…”
“¡No!” Me negué rotundamente, “Sé lo que ví, Bianca. Estaba allí, en mi puta cama. Mirándome. No sé qué quiere conmigo, pero Julie estuvo aquí. Por favor, Bianca... Tienes que creerme…”
Rápidamente Bianca me interrumpió, “Está bien, no quise dudar de ti, Dylan,” su voz estaba inundada con comprensión gruesa, y prácticamente sentí como sus ojos se suavizaban y Hiro, en el fondo, dejaba de sonreír.
“No sé qué hacer, chicos…” Comencé nuevamente, “Mi vecina fantasma me esta persiguiendo y no sé que voy a hacer, Dios Mío…”
Después de unos segundos de silencio fúnebre, del otro lado Bianca de repente exclama, “¡Creo que lo tengo!”
Hiro me gana antes de poder preguntarlo, “¿Qué?”
“Tengo un… exnovio cuyo amigo tiene un trabajo un poco peculiar…”
“¿A qué te refieres?” La esperanza que pongo en mi tono hace me duela un poco la cabeza, pero no me molesto en ocultarla.
“Es un… cazafantasma.”
“… ¿Qué?”


a/n:
mil gracias por todos sus comentarios chicas, especialmente a Dena. tu comentario me hizo más feliz de lo que debería hacerlo mucho mucho amor para vos (?)
en fin, muchas gracias por leer y ojalá les haya gustado este. no es mi fav, para nada, no me gusta como lo terminé pero la verdad que quería publicarlo cuanto antes y cuando me dí cuenta que ya tenía un buen largo y la inspiración ya se me había ido fue un super ya fue y lo publique  
avatar


Ver perfil de usuario http://gameofaliens.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: the way back {novela.

Mensaje por Dena Vega el Lun 24 Oct 2016, 12:23 pm



Soy la primera en comentar

Te pasas.

Que te maten. muack

Deberían castrarte (?)  

¡Te atreves a decir que no te gusta la forma en la que lo terminas! Bueno, a decir verdad ni a mí. Es decir, desde qe Bianca dijo:

—Tengo un... ex novio cuyo amigo tiene un trabajo poco peculiar...

Ya me lo veía venir, en ese momento pensé Jesús que no sea lo que estoy pensando y sí, es un puto Cazafantasmas, a la mierda to'  

Eso sol fue mi pensamiento    acá viene mis verdaderos filins khé the paza    
acá comentario sexy ahr   :

Cuando vi la notificación de que publicaste algo, y estaba tipo Seguro responderá cada comentario y no, ¡ME SOLPRENDISTE LU! (te diré Lu desde ahora  baba ) no me esperaba ver capítulo tan pronto   . El Hiro como que se parece a mi hermano, eso da miedo, yo sería Bianca y el Hiro mi hermano mientras que el Dylan es mi otro yo pero masculino (?) Khé, si hasta a mi me pasan cosas raras.

Cuando en el segundo Capítulo Julie sale muerta (?) Te digo que si yo fuera el Dylan hubiera hechado agua bendita a toda la casa, pero no, el niño se lo cuenta a sus amigos y encima le ha tocado que el asiático que no da opinión hable. Lo mato, ya no más team Hiro de mi parte, [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] si, la princesa emo se ganó mi jart   .

Dylan el lunático que ve fantasma -sezykat- escribió:¿Tan difícil era creer que un fantasma me había visitado en la noche y estaba a un paso de resolver la familia misterio del pueblucho?
Sí mi querido amigo, era muy difícil de creer, pero te creo cariño, te creo porque también lo vi      

Y encima el Hiro le dice:

Asiático de mierda, me rompes el jart escribió:Es difícil de creer. Escucha, sé que estabas algo obsesionado con ella....

Así que el Dylan quería con ella    ........  ignora eso.
( [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] 7u7)


Cuando Hiro le dice eso, yo en lugar de Dylan le tiro las patatas en la cara y que se calle  o sea  

Bianca es tan Melanie    (es una amiga mía, jakis, le diré que lea esta nove, la pendeja debe de hacerlo) cuando empieza a llorar por que sus dos friendz peleen me recordó a esa pitufa   .

Ahora lo emocionante:

¡QUE HACÍA KELSY CON ESA CARTA SIN HABERLA LEÍDO ANTES!
La más curiosa del lugar aguantó hasta dárselo a su dueño  

Impaktante creepygusta

Yo soy ella y la hubiera leído antes, lo sé, soy poco respetuosa hacia lo ajeno  

La chismosa escribió:—Estoy aquí para hablar con Dylan, princesa emo.

Y el Hiro se enamora    

Espera khé    ignora eso también.

El que ella tenga esa carta y que sea para Dylan fue algo extraño, es decir, porqué coño Julie le deja una carta a Dylan. (Porque Je su jesposo por jeso Dens  baba )

Pero ya volviendo a lo serio, al principio no le encontraba sentido, hasta que más abajo Dylan lee la primera carta, y Julie le dice aquello, te juro que habría reaccionado de la misma manera que Dylan, ¿Como se atreve a escribirle algo tan triste?    pero lo que más intriga me dejó fue lo siguiente:

La muerta esposa de Dylan escribió:"[i]La única condición es que abras la carta que dice Bianca al inicio y luego la que dice tu nombre al final, después que acabes con las demás"


¿Bianca? ¿La princesa emo? ¿La sentimental? ¿La que cree ciegamente pero duda al instante? Vamo' a calmarno    

Y lo sé, fue largo, pero intenté expresarme   .

Para culminar, has dicho que te gustó mi comentario  baba

Vamo' a casarno    

No me cansaré de decir que escribes germoso  

PD: Disculpa mis filins  
PD2: Ya mi personaje favorito es Bianca, el Hiro me decepciona  
PD3: Presiento que Julie hará que Dylan diga todo lo que ella no dijo  
PD4: Soy de las crear parejas, por lo que si, haré que incluso la patata se case con la mostaza incluso si no quedan  

—Dena Vega fuera.

avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: the way back {novela.

Mensaje por ácido. el Miér 26 Oct 2016, 4:01 pm

Ayy dena, mil gracias por tu comentario, me hiciste muih felizzzzZ. 
avatar


Ver perfil de usuario http://gameofaliens.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: the way back {novela.

Mensaje por Dena Vega el Jue 27 Oct 2016, 2:56 pm

ácido. escribió: Ayy dena, mil gracias por tu comentario, me hiciste muih felizzzzZ. 



Me alegra saber que ésta Dominicana te hace Happy baba  

avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: the way back {novela.

Mensaje por ácido. el Jue 10 Nov 2016, 7:45 pm


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Capítulo IV, O La Cueva Debajo del Puente de Hillsbrook y Más Secretos

No tenía ni la menor idea de porqué había aceptado ir con Bianca y Hiro a un lugar abandonado debajo del puente que unía Julesville con Hillsbrook, pero las razones ya no importaban porque ya me encontraba allí. Había un sofá en mal estado recibiéndonos y en él, se encontraban sentados dos muchachos, con miradas expectantes. El olor a cloaca parecían llevarlo asimilado mientras yo luchaba por mantener una cara seria. Por el rabillo de mis ojos, observé a Bianca abrir la boca para decir algo, pero rápidamente la cerró. Hiro, por otro lado, se miraba de lo más calmado.
Por un largo momento, nadie habló.
“Ehm…” Interrumpió gracias a Dios el silencio Bianca, “Hola, Justin.”
Justin, un chico pálido y alto, delgado como escarbadientes,  revolea sus ojos verdes y mira hacia otro lado, “Si, hola, Bianca.”
“Y hola, Mitch,” Dice Bianca, ahora con el corazón en la garganta, y puede verse a dos kilómetros está sudando. Hiro la mira de reojo y yo dirijo mi mirada al suelo. El lugar me daba mala espina, y lograba ponerme nervioso. Era extraño de admitir – siempre fui un poco, er, demasiado orgulloso.
“¡Hola, Bianca!” Exclama el chico junto a Justin, un chico que aparenta ser un poco más joven que nosotros, de tés oscura y ojos chocolate. Su entusiasmo me tomó un poco desprevenido, y Justin le mira con odio. Rápidamente Mitch le mira y suelta un bufido, rodando los ojos, “Han pasado dos años, Justin. Supéralo.”
Mitch se levanta ignorando la mirada herida de Justin, y se dirige hacia nosotros, con la mano extendida. Bianca parece un poco más cómoda y le dirige una sonrisa débil, y Mitch se ha ganado toda la atención de Hiro.
“Soy Mitchel Doom, él es Justin Tommen, y cazamos fantasmas. Aunque eso ya deben saberlo,” Nos comenta, su mano todavía extendida, esperando que la tomemos. Hiro le mira de arriba abajo antes de tomar su mano. En los ojos de mi amigo brilla algo que no se reconocer.
“Soy Hiro Yuriko,” Mitch asiente con la cabeza, escuchando atento, y su rostro demuestra que esta haciendo un esfuerzo para archivar los nombres en su memoria. Justin, detrás de él, permanece sentado, observando a Bianca con ojos muertos.
“Mi nombre es Dylan Sanders,” Le declaró, tomando su mano, sin sonreírle. Sus ojos muestran un poco de decepción a la falta de respuesta positiva de nosotros.
“Sin intención de ser rudo ¿A qué se debe su visita?” Nos cuestiona el chico frente a mí, jugueteando nerviosamente con sus manos. Hiro le observa por unos segundos más de normal. ¿Por qué desconfiaba tanto del chico?, “Dudo mucho que vengan a ayudar a Bianca a recuperar a Justin o algo.”
Justin se ahoga con su propia saliva mientras Bianca exclama exaltada y con las mejillas teñidas de escarlata, “¡Nada de eso! ¡Nada de eso!”
“Era una broma,” Ríe Mitchel, con la voz desbordándole con diversión.
“Ja ja,” Se oye decir.
“Ya, pero, ¿Por qué han venido?”
“Ehm, verás…” Comienza Bianca, solo para ser rápidamente interrumpida por mí.
“Necesito ayuda con un fantasma.”
Esto despertó el interés de Mitch, y sus ojos se dispararon con impresión, “Ah, ¿sí?”
Hiro habló en el momento que abrí la boca para relatar, “Dylan aquí cree que el fantasma de su vecina muerta le está acosando.”
Y me ha dejado un millar de cartas, pensé pero no dije. Me había guardado el secreto de las cartas para mí solo, aunque, por el momento, permanecían selladas y escondidas en lo más recóndito de mi habitación. No creía que hablar de las cartas de Julie trajese mucha ayuda, en especial si Bianca se enteraba que había una con su nombre.
“No lo creo,” Corregí, “Lo sé.”
Sabía que lo que yo había visto se trataba de la mismísima Julie. Mi mente nunca me jugaba trucos y no esperaba que comenzase en ese momento. Incluso allí, con toda esa gente a mi alrededor, podía sentir su respiración fría pero dulce levantándome los pelos de la nuca, inhalando y exhalando regularmente. No podía ser mi imaginación, no podía y no iba a dejar que alguien me convenciera de lo contrario.
El día anterior, con Julie en mi habitación, con sus ojos muertos mirando a mi alma, como si pudieran ayuda… Tenía que ser real. El fantasma de Julie tenía que ser real.
“Interesante,“ comentó Mitch, con un brillo de curiosidad danzándole en la pupila, “Cuéntame un poco de esta vecina.”
Sin rodeos, sumaricé lo que había sucedido en las últimas semanas, el suicidio de Julie, sus apariciones, el funeral y su… extraña madre. Nuevamente, dejé fuera de la historia las cartas.
Había algo en relatar todo que dejó un sabor metálico en mi boca. No había manera sensible de decir que una chica que vivía en mi vecindario se había colgado en mi árbol con mi manguera y luego comencé a ver su fantasma por todas partes. Pero no era solo lo inusual de la situación… El hecho de estar allí, narrando la historia, me hacía sentir tan desconectado de ella a pesar de que giraba en torno a mí. Como si estuviese resumiendo un libro de fantasía y no mi vida.
Inconscientemente, comencé a temblar, pero nadie realmente lo notó, excepto por ese chico Justin, que me ojeaba con una mezcla de extrañes y odio, aunque decidí ignorar su mirada, y continué describiéndole a Mitchel, quien asentía con cada palabra que decía. Cuando finalicé, este asintió con un último si y miró a Justin antes de dirigirse la palabra conmigo.
De esa mirada que Justin y Mitch compartieron pude deducir muchas cosas. De los ojos verdes de Justin derrochaba incredibilidad, y un poco de dolor, mientras que los de Mitch estaban bañados en curiosidad y emoción. Se podía observar fácilmente que el moreno estaba esperando que su amigo dijera algo, casi como pidiendo permiso. Su amistad y sus posturas de él uno con él otro demostraban completa comodidad en presencia de uno. Sin embargo, los ojos escépticos de Justin me dejaron algo confundido. ¿Qué tenía que perder un puto cazafantasmas ante esta oportunidad?
Al final de cuentas, Mitch volvió su rostro hacía a mí y dijo, “Estamos dentro.”
Justin, por otro lado, revoleó los ojos, incrédulo, “Tu estas dentro, nadie habló de mí.”
“Si si, como sea,” Responde Mitch, para nada afectado con las palabras de su mejor amigo. Casi como si supiera que, no importa lo que hiciera, de igual manera tendría a Justin detrás para seguirle, “Ahora, Dylan, ¿Puedes llevarnos hasta ese árbol mañana?”

Para cuando regresé a casa, ya tenía mi mente decidida. Estaba dispuesto a abrir aquellas cartas y terminar lo que Julie no había podido. Con determinación me introduje en mi habitación sin molestarme en verificar que mis padres se encontraran en casa (de todas maneras, probablemente no lo estaban) y en el momento en que puse un pie en mi habitación, supe que había alguien más conmigo.
“Julie,” Respiré, como su fuera una oración, su nombre quemándome los labios.
“Dylan,” Respondió su fantasma, su voz dulce como la miel pero fría como el hielo.
“¿Qué haces aquí?” Le pregunto, con el corazón en la garganta. Era extraño como su presencia hacía congelar la habitación, como si su cadáver realmente estaba allí, acostado en mi cama, observando, hablándome, con aquél maquillaje que le empastaron en el rostro cual payaso en su funeral.
“¿Cazafantasmas?” Respondió mi pregunta con otra pregunta, y su figura se balanceaba en mi habitación, caminando hacía a mí. Por alguna razón, no le tenía miedo, más que eso estaba simplemente confundido. Mi cerebro no podía encontrar la lógica en la situación y provocaba que chispitas escaparan de mis oídos, como si la maquinaría dentro de mi cabeza comenzara a arruinarse, “¿Cazafantasmas te harán darte cuenta porqué que estoy aquí?”
Y su voz suena casi maliciosa, molesta incluso. ¿Tal vez sentía que los cazafantasmas finalmente la degradaban a ser sobrenatural en lugar de vecina suicida? Ese tono de voz me sorprendió un poco, después de todo, era un nuevo lado de Julie que estaba descubriendo. O tal vez Julie ni siquiera existió en primer lugar, y esta era la verdadera Julie, un fantasma. Muerta en todos los sentidos.
“Si me dieras las respuestas no tendría que llamarles,” Me excuso, observando sus ojos dorados penetrándome el cráneo. Mi voz se escucha adolorida y desborda de emoción y no tengo tiempo de corregirla.
“Ni siquiera sé porque estoy aquí y tú quieres que te responda,” Acusa, su cuerpo pálido girando alrededor de la habitación. Casi puedo imaginar la manguera enredándose en su cuello, ahogándose, clavándose en su cuello y veo las estrellas por unos segundos, “Pero cazafantasmas… es una idea tan… estúpida. Tan poco… tú.”
“¿Y cómo sabes como soy yo?” Escupo sin darme cuenta, y Julie se encoge y dejar de caminar por la habitación. Solo ahora notó que lleva el mismo atuendo con el que la enterraron – Un vestido de verano rosado y caro que probablemente nunca le perteneció. No lleva zapatos, y casi puedo imaginar sus uñas clavándose en la madera. Cuando se mueve, sus pies desnudos parece que danzaran por el aire.
Su respiración no se vuelve errática, sino que es más suave de lo que alguna vez hubiese esperado, “Se más de ti de lo que crees.”
Esa oración me hiela la sangre por unos largos minutos en los que no sé qué hacer más que devolver mi mirada al piso. ¿A qué se refiere con eso? ¿De qué manera me conoce? Mi mente da un vuelco y la posibilidad de que Julie me haya encontrado fascinante tanto como yo lo hacía cuando vivía me cruza por la mente, pero antes de que pueda hablar, me interrumpe, “¿Vas a leer las cartas?”
Se escucha casi asustada, y cuando dirijo mi mirada nuevamente a ella juguetea con sus manos, acariciándolas, jugueteando con su cabello. Sin pensarlo de nuevo le digo, “Por supuesto.”
Sus ojos dorados brillan, con la luz de la luna llena reflejándose en sus pupilas. Sus labios se curvan hacía arriba y mi corazón da un brinco.
Y no puedo dejar de notar lo extraño en la situación, lo imposible que es todo esto. Como la sonrisa de una chica muerta me haga sentir feliz en lugar de hacerme correr hasta las colinas gritando por mi vida.
Rápidamente Julie vuelve a su caminar por mi habitación, esperando a que tomé mi asiento en el escritorio y comience a leer la carta. Cuando lo hago, la carta de Bianca ya está frente a mí, como si me estuviese esperando todo este tiempo. Sin esperar un latido más y con la presencia de Julie detrás de mi espalda, abrí la carta y comienzo a leer su contenido.
“Querdio Dylan,
Gracias por quedarte conmigo.
Algo que debes saber, mis asuntos pendientes no tienen mucho que ver conmigo, sino que tienen más que ver, em, contigo. Y este es el primer caso.
Empecemos con Bianca Lewis.
La chica gótica, estereotipo de cabeza hasta los pies, hermanastra de Hiro el raro, procastinadora de clase A, reina negra, princesa emo, etc.
Siempre encontré a Bianca como alguien demasiado dulce – a veces su tono me dejaba un sabor agrío en la boca, me recordaba un poco a lo que no podía ser y lo que… bueno, lo que nunca podré ser. Amigable, confiable, dulce, única. Junto a ella yo era nada.
Bianca siempre fue dulce conmigo. Me ha tratado mejor que la mitad de Hillsbrook, y siempre he rechazado sus avances de amistad porque no quería atraerla al desastre que es mi vida. Era... Era.
Pero ahora quiero ayudarle, aunque sea solo un poco. Le debo, después de todo, ella siempre estuvo para mí aunque yo la dejara fuera. Es una buena persona, y a pesar de alejarme de ella nunca le desearía el mal.
Por eso necesito que hagas algo por mí: Dile que la amas.
Sí, has leído bien, Dylan. Dile que la amas, abrázale, y revisa sus muñecas porque debajo de esas mangas se esconden secretos que nadie quiere que descubras. Marcas más grandes de lo que te imaginas.
Lo descubrí una vez en clase de matemáticas, esa primavera que se sentaba al frente de la clase. Ese día estaba llevando un suéter grande, demasiado grande, y constantemente las mangas de su jersey se caían y ella se sonrojaba y las sostenía con sus dedos, hasta que simplemente se olvidaba y volvían a caer nuevamente, cada vez que levantaba su mano o hacía algún tipo de movimiento brusco.
Cuando pasaba a la pizarra a completar un ejercicio que nos había dado la señorita Ferrel, de reojo vi cómo se acomodaba la manga de su jersey, y las vi: marcas rojas, demostraciones de dolor mental en el cuerpo físico.
La tomé desprevenida, en realidad, porque cuando le cuestione cuando la clase terminó sobre las marcas en su muñeca me arrojó al suelo y amenazó que si llegaba a hablar con alguien todos sabrían de… de algo que nadie debe de saber. Luego comenzó a llorar y salió corriendo.
Necesito que hagas esto por mí, Dylan, necesito que le ayudes, que le digas a alguien, que le hagas parar. No puedo llevarme a la tumba su secreto y no puedo dejarla morir como, como… como lo haré yo. O he hecho.Necesito que le salves.
Llevala a su lugar preferido, y dile que la quieres, y que le necesitas, y que no dejarás que se lastime.
Y dile que lo siento, ¿sí?
Próxima carta: Hiro Yuriko.

Julie Hopkins.”


Me había quedado en silencio.
“¿Hace cuánto sabes?” Murmuré, con el corazón por el estómago.
“Un año,” Me dice, sin vueltas, y su voz desborda con dolor.
“Y nunca me dijiste…” Hable yo entre dientes, la mirada brillándome con fuego de furia.
“Bianca dijo que si decía algo ella…” Prosiguió, para luego dejar su oración incompleta, flotando en el aire, como su fantasma, que me miraba con ojos grandes y arrepentidos. ¿Los fantasmas sienten el arrepentimiento, siquiera? ¿El dolor de su vida pasada antes de pasar a… dónde quiera que se encontrara ahora?
“¿Ella qué?” Mi tono de voz se transformaba cada vez representando más el nudo de enojo ciego en mis órganos, casi quemándome vivo.
“Ella diría algo de mí que no quiero que nadie sepa,” Su pecho se infla con algo que solo puede ser descrito con valor, aunque su mirada, sus ojos muertos, siguen destellando capas de dolor, “Como dice en la bendita carta.”
Su comentario casi me hace reír. Incluso muerta, Julie se rehusó a maldecir. De igual manera estaba demasiado ocupado conteniendo mi sorpresa y enojo que no pude emitir sonido.
“Vete, Julie,” Le demando, cansado y agotado. Cuando vuelvo la cabeza para su lado ya no está.

“Muéstrame tus muñecas.”
“¿Qué?”
Bianca intenta liberarse de mi agarre y yo le sostengo aún más fuerte, solamente llegando a tocar la lana de su jersey negro con calaveritas. Y de verdad, si la situación lo ameritase, diría que es hasta lindo, pero la sangre se me vuelve hielo pensando en lo que se esconde debajo de él. Bianca tiene una expresión de miedo y confusión, y tironea de un lado a otro para soltarse. En el auditorio del colegio, aquí encerrados, su voz hace eco por todo el lugar.
“Que me muestres tu muñeca,” Repetí otra vez, sin rodeos. Mi cara mostraba absolutamente ninguna emoción – salvo por los ojos. Mis ojos podían ser solamente descritos como las ventanas a mi alma, las pistas claves para resolver un caso imposible. Eran mi debilidad. En ese momento, mis ojos solo estaban nublados con confusión y dolor.
Bianca me conocía. Podía verlo. Y yo podía ver el pánico danzando en los suyos, un tango de fantasmas en su pasado tapándole la mirada de la realidad.
“¿Para qué demonios quieres ver mis muñecas?” Exclama, absolutamente aterrada.
“Muéstralas,” Le digo, impaciente, “¿Por qué no quieres hacerlo?”
“Sé un poco más gentil,” Oigo una voz dulce detrás de mí, y no tengo que siquiera voltear para saber quién está allí. La presencia helada pero bienvenida de Julie me deja atónito por unos segundos y rápidamente observó a Bianca, quien continúa estando igual de aterrada, sin importarle la presencia paranormal detrás de mí. Abriendo la boca para vociferar mis dudas, Julie las responde sin darme tiempo, “No puede verme porque no quiero que lo haga.”
Me pareció extraño. ¿Por qué no quería que le viera?
“Para algo te tengo a ti, Dylan,” Y siento que una sonrisa se dibuja en sus labios, “Eres mi conexión con el mundo físico.”
Un poco perplejo, dejo escapar un pequeño suspiro de sorpresa, que queda colgando en el aire, y por unos segundos olvido que estaba haciendo allí con Bianca.
“¿Qué te sucede, Dylan?” Escucho distante la pregunta de mi mejor amiga, y vuelvo a caer en la realidad.
“Sé gentil,” Le escuché decir nuevamente, con la misma sonrisa todavía incrustada en sus labios. No necesitaba verla, bastaba con solo escuchar su voz.
“Escucha, Bian,” Comencé, soltando mi agarre, “Te amo. Eres mi mejor amiga. Eres casi mi mundo entero. Y sé lo que te estás haciendo a ti misma… y quiero ayudarte, necesito ayudarte. Por favor, Bianca. Si te pierdo por una de esas putas cortaduras yo - ”
“No comprendes,” Corta mi discurso desastroso tirando de su propia mano.
“No,” Digo, “Pero Julie sí.”
Detrás de mi ella se tensa un poco.
“Otra vez con Julie,” Rueda los ojos, “Dylan - ”
“Me escribió una carta,” Le confieso, finalmente, y casi se siente liberador contarle a alguien más sobre ellas, “Y lo sé todo. En aquella clase de matemáticas - ”
“No digas otra puta palabra, Dylan,” Interrumpe de nuevo Bianca, sus ojos brillando con lágrimas que ya comienzan a derramarse, “No hables más.”
“Quiero estar aquí para ti, Bainca, y - ”
“¡Cállate de una puta vez!” Grita, ahora sollozando, cubriéndose el rostro con sus manos y temblando. Lentamente encuentra una pared donde apoyarse y se desliza hasta terminar en el suelo, donde sus piernas ceden y sus botas góticas caen con un hmpf, “No hables más, Dyl…”
Perplejo, la observo caer. Parecía una puta película de adolescentes, solo que esto era demasiado real como para poderlo tragar. El nudo en mi estómago me dejo estancado en mi lugar por unos segundos.
“Ve con ella,” Julie me susurro al oído, “abrázale y dile que siempre hay otra salida. Que el mundo no es tan gris como parece. Que… Que no necesitas saber el porqué.”
La presencia de Julie se desvanece de un segundo a otro y por alguna extraña razón extraño su fría presencia, y me deja un sabor amargo en la boca saber que se fue disgustada, pero mi prioridad era Bianca. Tal vez siempre lo sería.
Obedeciendo al pie de la letra, me deje caer y recité el mejor discurso que pude pensar en, “¿Recuerdas esa vez que trepamos el árbol frente a mi casa, hace tres años?” El ahora infame árbol del suicidio, murmuraría Hiro entre dientes, con respiros asustados, “Tú eras una trepadora ejemplar, al igual que Hiro. Yo siempre fui una mierda. ¿Recuerdas? Y ustedes dos querían llegar a la copa, y yo ni siquiera podía llegar a la primera rama. Estaba tan enfadado,” Bianca suelta una risita, y se seca las lágrimas con la palma de la mano. Su rostro esta rojo, como tomate, y me hace recordar a su apodo de más pequeña, “Pero me extendiste la mano. Tú y Hiro. Y llegue a la copa para ver el amanecer con vosotros, y fue de los mejores días de mi vida.”
Era un poco amargo, cuando uno se ponía a pensarlo. Ese árbol guardaba recuerdos hermosos, pero también colgaba cadáveres en sus ramas.
“También el mío,” Murmuro y las lágrimas siguen cayendo.
“Déjame devolverte el favor, Bianca,” Le ruego yo, con mis propios ojos brillándome con lágrimas. Dios, que puto emo.
Una pausa.
“Cuando mamá y papá se divorciaron, siempre creí que fue porque ya no se amaban,” Comenzó, mirando a hacia todos lados menos hacía mí, “pero luego mi madre me dijo que realmente se divorciaron porque mi papá tenía otra familia, con otra mujer y otras hijas. Mucho más bonitas… menos góticas,” Se encogió de hombros, con una sonrisa triste curvando sus labios, “Y cuando le confronte me dijo que esa era su verdadera familia. La única que él quería. Con hijas bonitas en lugar de una mujer histérica, una hija emo y dos abortos.”
Lo recordaba de las historias que me contaba Hiro de más pequeños – la vida de Bianca había comenzado muy rocosa. Su padre y su madre se divorciaron cuando tenía siete años luego del segundo aborto involuntario de su madre.
“Siempre me odió,” Lloró silenciosamente, “Y yo siempre le amé.”
Mi corazón dolía por Bianca, más de lo que puedo describir, pero el dolor se nublaba por el odio. Sentía odio. Por su padre, por su familia rota, por las marcas en su muñeca, por todo. Haciendo un puño en mi mano, a punto de levantarme e ir a buscar a su padre y enseñarle una lección, la vi. Los ojos de Bianca brillaban con tristeza, dolor, abandono. Con muchas cosas, pero más que nada dependencia. Bainca me necesitaba, ahora mismo, y no estaba por abandonarle.
Los cazafantasmas, su padre, Hiro, todos podían esperar.
“Es un idiota,” Comentó, controlando mi tono de voz para no parecer enfadado.
“Si, lo es,” Ofreció ella.
“No sabe de la hija genial de la que se está perdiendo,” Le sonrió, y ella me mira algo sorprendida, “No sabe de lo bonita que eres, o lo inteligente, o lo creativa -”
Bianca me calla con un beso.

avatar


Ver perfil de usuario http://gameofaliens.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Fan número uno, decidido ahr

Mensaje por Dena Vega el Lun 14 Nov 2016, 8:02 am



Al parecer no te cansas de hacerme morir

Ya te lo dije; que te castren Lucy, eres lo peor que hay en este mundo  

COMO TE ATREVES A HACER ALGO ASÍ. MALVADA

comentario largo :

A ver, ¿Como es que tienes corazón si quiera?

ME LO ROMPES

Dylan el niño que me rompió el cora escribió:"Necesito ayuda con un fantasma"

Anja... Y yo una sala de cirugía para darte un cerebro bro.

¿PORQUE FUERON A BUSCAR A ESE NIÑO CUYO NOMBRE PARECE DE RATA?  

KHE MI CORA C PARA CUIDAO

Además:

Niño rata escribió:"Han pasado dos años Justin superalo."

Comuasi  MI DIO' QUE ME IMAGINO LA CARA DE BIANCA EN ESE MOMENTO -le da un paro ahre-

Creo que Mitch es mi aliado ahora

Te seré sincera, este capítulo me gustó mucho, creo que lo nombraré "The mos beutifull moment with a ghost and princess emo"

El que  

DYLAN PUTO QUE ME ROMPES EL CORA ESTOY DEL LADO DE JULIE COMO TE ATREVES A HACERME ESO

La mujer de Sanders escribió:"¿Cazafantasmas  harán te darte cuenta de porqué estoy aquí?

Y le da con un látigo

Espera khe

Yo soy Julie y lo mando al inframundo a ver si reacciona  solo digo ahr.

Es entonces cuando las cosas inesperadas suceden, cuando tus filins colapsan, cuando sientes los trozos de tu jart romperse.... Cuando tu ship se destroza....

Y EL DULIE PA' CUANDO ELMANA

La mujer de Sanders escribió:"Se más de ti de lo que crees"


Ah, aquí hay Dulie  baba  

Dulie pal pueblo escribió:"[size=54]Mi mente da un vuelco y la posibilidad de que Julie me haya encontrado fascinante tanto como yo lo hacía cuando vivía me cruza por la mente"[/size]
 Y mis filins pa cuando 

A todo esto, llega la tormenta; lo que me rompió el cora más de la cuenta..... Cuando por hay Dulie... Aun que sea mental   pero hay, la pinche mujer de Sanders se decide por estas idioteces que a mi lamentar me resultan tiernas -joder así no 

La bendita Julie escribió:
Por lo que necesito que hagas algo por mi: 
Dile que la amas, sí, has leído bien Dylan. 
...............

"Llevala a su lugar preferido, y dile que la quieres, y que la necesitas, y que no dejarás que se lastime."

KHE THA PASANDO AQUÍ 

ENSERIO JULIE ENSERIO ERES... ERES UNA... UNA BENDITA NIÑA QUE ME DAÑA CON SU TERNURA OCULTA CHANFLES QUE TE ENTIERREN DE NUEVO 

Hey pero esperen 

Dulie pa' calmar la situación escribió:"[size=54]Sus ojos dorados brillan, con la luz de la luna llena reflejándose en sus pupilas. Sus labios se curvan hacía arriba y mi corazón da un brinco.[/size]
Y no puedo dejar de notar lo extraño en la situación, lo imposible que es todo esto. Como la sonrisa de una chica muerta me haga sentir feliz en lugar de hacerme correr hasta las colinas gritando por mi vida."
 ¬¬  esto es intenso 

Pero para dejar todo claro, lo que mas me impactó: 

COMO TE ATREVES ADAÑAR EL DULIE escribió:"Bianca me calló con un beso."

Y se acaba el mundo 

Khe 

ME HAZ HECHO CREAR EL BYLAN MUJER ES QUE NO PUEDO DESDE ANTES ESTABA CON LA IDEA DE VER A DYLAN Y BIANCA LIKE DIS Y CUANDO LO PENSABA MI MENTE ME DECÍA" a ver pendeja se te olvida el Dulie ese es amor verdadero" PERO ESTO SUPERA TO' 

HASTA HUBO BESO   

MIS FILINS JUSTO EN LA BASURA SE FUERON A VER 

Y QUE CON ESA HISTORIA TAN TRISTE DE BIAN 

DYLAN VAMO' TRAS EL DESGRACIADO 

BUSQUEMOS AL CHINO Y VAMO A GOLPEAR AL DESQUICIADO 

SHA ME CALMO ...... 
 Como siempre la primera en comentar 

Me encanta tu manera de escribir y no me canso de decirlo sos una g e n i a   

Sabes que esta Dominicana sie pre dará su lof pa' ti 

Recuerda que nos casaremos  o sea así que no huya de su futura mujer   -y la matan por tanta confiaza, dice la leyenda que la atropellaron y quedó en coma 

Mentira, pero creo que tendrás que soportar estos arranques de alegría de mi parte   Mi nombre completo es Denilsa Alvarez Vega   Pero la mayoría me llama Dena y Dens, y me gusta el apellido de mi madre por eso el nombre de usuario  . Sigo esperando un apodo bien kawai de tu parte   yo te puse uno   

Es: 
 Cycy por LuCY entonces solo lo... Se me ocurrió y ya    te cambio el apodo cuando se me ocurra uno más lindo

Ya me largo, encerio perdón por no comentar antes, lo había visto en notificaciones pero estaba ocupada encargandome de mi novela y de asuntos personales pero la intención cuenta  ..

PD: TE JAMO PERO LO QUE HICISTE NO FUE BUENO TE PASAS  Tinker Bell.

PD2: Se mi amiga   

PD3: Hiro es mi crush ya lo dije  

PD4: [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] que decir 
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: the way back {novela.

Mensaje por ácido. el Mar 15 Nov 2016, 10:58 am

Dena Vega escribió:


Al parecer no te cansas de hacerme morir

Ya te lo dije; que te castren Lucy, eres lo peor que hay en este mundo  

COMO TE ATREVES A HACER ALGO ASÍ. MALVADA

comentario largo

A ver, ¿Como es que tienes corazón si quiera?

ME LO ROMPES

Dylan el niño que me rompió el cora escribió:"Necesito ayuda con un fantasma"

Anja... Y yo una sala de cirugía para darte un cerebro bro.

¿PORQUE FUERON A BUSCAR A ESE NIÑO CUYO NOMBRE PARECE DE RATA?  

KHE MI CORA C PARA CUIDAO

Además:

Niño rata escribió:"Han pasado dos años Justin superalo."

Comuasi  MI DIO' QUE ME IMAGINO LA CARA DE BIANCA EN ESE MOMENTO -le da un paro ahre-

Creo que Mitch es mi aliado ahora

Te seré sincera, este capítulo me gustó mucho, creo que lo nombraré "The mos beutifull moment with a ghost and princess emo"

El que  

DYLAN PUTO QUE ME ROMPES EL CORA ESTOY DEL LADO DE JULIE COMO TE ATREVES A HACERME ESO

La mujer de Sanders escribió:"¿Cazafantasmas  harán te darte cuenta de porqué estoy aquí?

Y le da con un látigo

Espera khe

Yo soy Julie y lo mando al inframundo a ver si reacciona  solo digo ahr.

Es entonces cuando las cosas inesperadas suceden, cuando tus filins colapsan, cuando sientes los trozos de tu jart romperse.... Cuando tu ship se destroza....

Y EL DULIE PA' CUANDO ELMANA

La mujer de Sanders escribió:"Se más de ti de lo que crees"


Ah, aquí hay Dulie  baba  

Dulie pal pueblo escribió:"[size=54]Mi mente da un vuelco y la posibilidad de que Julie me haya encontrado fascinante tanto como yo lo hacía cuando vivía me cruza por la mente"[/size]
 Y mis filins pa cuando 

A todo esto, llega la tormenta; lo que me rompió el cora más de la cuenta..... Cuando por hay Dulie... Aun que sea mental   pero hay, la pinche mujer de Sanders se decide por estas idioteces que a mi lamentar me resultan tiernas -joder así no 

La bendita Julie escribió:
Por lo que necesito que hagas algo por mi: 
Dile que la amas, sí, has leído bien Dylan. 
...............

"Llevala a su lugar preferido, y dile que la quieres, y que la necesitas, y que no dejarás que se lastime."

KHE THA PASANDO AQUÍ 

ENSERIO JULIE ENSERIO ERES... ERES UNA... UNA BENDITA NIÑA QUE ME DAÑA CON SU TERNURA OCULTA CHANFLES QUE TE ENTIERREN DE NUEVO 

Hey pero esperen 

Dulie pa' calmar la situación escribió:"[size=54]Sus ojos dorados brillan, con la luz de la luna llena reflejándose en sus pupilas. Sus labios se curvan hacía arriba y mi corazón da un brinco.[/size]
Y no puedo dejar de notar lo extraño en la situación, lo imposible que es todo esto. Como la sonrisa de una chica muerta me haga sentir feliz en lugar de hacerme correr hasta las colinas gritando por mi vida."
 ¬¬  esto es intenso 

Pero para dejar todo claro, lo que mas me impactó: 

COMO TE ATREVES ADAÑAR EL DULIE escribió:"Bianca me calló con un beso."

Y se acaba el mundo 

Khe 

ME HAZ HECHO CREAR EL BYLAN MUJER ES QUE NO PUEDO DESDE ANTES ESTABA CON LA IDEA DE VER A DYLAN Y BIANCA LIKE DIS Y CUANDO LO PENSABA MI MENTE ME DECÍA" a ver pendeja se te olvida el Dulie ese es amor verdadero" PERO ESTO SUPERA TO' 

HASTA HUBO BESO   

MIS FILINS JUSTO EN LA BASURA SE FUERON A VER 

Y QUE CON ESA HISTORIA TAN TRISTE DE BIAN 

DYLAN VAMO' TRAS EL DESGRACIADO 

BUSQUEMOS AL CHINO Y VAMO A GOLPEAR AL DESQUICIADO 

SHA ME CALMO ...... 
 Como siempre la primera en comentar 

Me encanta tu manera de escribir y no me canso de decirlo sos una g e n i a   

Sabes que esta Dominicana sie pre dará su lof pa' ti 

Recuerda que nos casaremos  o sea así que no huya de su futura mujer   -y la matan por tanta confiaza, dice la leyenda que la atropellaron y quedó en coma 

Mentira, pero creo que tendrás que soportar estos arranques de alegría de mi parte   Mi nombre completo es Denilsa Alvarez Vega   Pero la mayoría me llama Dena y Dens, y me gusta el apellido de mi madre por eso el nombre de usuario  . Sigo esperando un apodo bien kawai de tu parte   yo te puse uno   

Es: 
 Cycy por LuCY entonces solo lo... Se me ocurrió y ya    te cambio el apodo cuando se me ocurra uno más lindo

Ya me largo, encerio perdón por no comentar antes, lo había visto en notificaciones pero estaba ocupada encargandome de mi novela y de asuntos personales pero la intención cuenta  ..

PD: TE JAMO PERO LO QUE HICISTE NO FUE BUENO TE PASAS  Tinker Bell.

PD2: Se mi amiga   

PD3: Hiro es mi crush ya lo dije  

PD4: [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] que decir 
JAJAJAJAJAJA, ay Dena  Estaba esperando tu comentario, me hacen el día lo juro. Y no te preocupes por el tiempo que estoy aquí toda la semana  Cycy ay, suena como un tartamudo estuviese tratando de decir cíclope tipo, cy-cy-cyclope 

mira, acá te dejo una lista de los que se me ocurren pERO ES QUE DENA ME ENCANTA ES PRECIOSO. bueno me clamo:
deedee como la hermana de dexter (??)
nana ( )
denina
danonina  Jake
tori (hashtagveodemasiadovictorius)
las vegas bueq
denasaurio
denalú
nade ahre
emmm, denana (??)
bUENO SOY MALA PARA LOS APODOS OC 
En fin, ahora elegís el que más te guste y lO USAS COMO UNA MEDALLA. y traquila, que en próximo capítulo hay más dulie. pero espero que sepas que esta nove es bien slow burn asíq
avatar


Ver perfil de usuario http://gameofaliens.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: the way back {novela.

Mensaje por Dena Vega el Mar 15 Nov 2016, 3:37 pm



A ver te me calmas  

Que luego no me calmo yo  

Además no negaste casarte conmigo  eso es raro chamaca   

ACABS DE DECIR LO QUE CREO QUE DIJISTE   digo.... Escribiste  

ESTABAS ESPERANDO MI COMENTARIO AY MI DIO'  TE HARÉ MANGU COMO AGRADECIMIENTO  

Los apodos que me has hecho me han hecho el día a mi  comencé a reír laik a foca  

Deedee es un apodo que ya me han puesto  así que ese no, mi abuela me dice así si me llamas así sería raro  

Nana.... Ok, cuido niños pero Nana se siente laik a vieja 

"Mis hijos no coman basura porque es malo" fffuu  
Denilsa cuando vieja  

Denina  es como decir que es de nina  JAJJAJA. entendiste De nina Tinker Bell  Nina d. Ya no aparece en tvd y eso me duele Tinker Bell  

No juzgo tus apodos. Es que suelo ser así  por mi me dices todos  

Danonina  ese me gusta  

Suena como anonima  

Tori  (amé esa serie de nick me duele aue ya no la den ni la sigan )

Las vegas  Chanfles porque nunca se me ocurrió ese sobrenombre, hasta puedo decir que mi familia la fundó  

Denasaurio  LO SABÍA, SABÍA QUE ERA UN ESPECIE EN EXTINCIÓN  

Denalú  es como si se fue la lú  JAJAJJA PERDONA ES QUE ESO FUE LO QUE ME LLEGÓ A LA MENTE IDK  pero es creativo y nuevo  

Nade  
 
Denana  suena a denada    

Sigue con la escritura por favor eso te queda mejor   

JAJAJAJJAJAJJA ESPERA QUE ES MENTIRA   

El apodo que escojo es......... Denasaurio    es que por fa var que soy única y ya sabía que estoy en problema de extinción, mis 17 años de vida han dado fruto para una nueva especie    

No jueges así con mis filins     HABRÁ DULIE PAL PUEBLO. 

Ya, te hablaré luego por mp cuando termine de hacer algo   .

avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: the way back {novela.

Mensaje por ácido. el Miér 07 Dic 2016, 10:32 am

Dena Vega escribió:


A ver te me calmas  

Que luego no me calmo yo  

Además no negaste casarte conmigo  eso es raro chamaca   

ACABS DE DECIR LO QUE CREO QUE DIJISTE   digo.... Escribiste  

ESTABAS ESPERANDO MI COMENTARIO AY MI DIO'  TE HARÉ MANGU COMO AGRADECIMIENTO  

Los apodos que me has hecho me han hecho el día a mi  comencé a reír laik a foca  

Deedee es un apodo que ya me han puesto  así que ese no, mi abuela me dice así si me llamas así sería raro  

Nana.... Ok, cuido niños pero Nana se siente laik a vieja 

"Mis hijos no coman basura porque es malo" fffuu  
Denilsa cuando vieja  

Denina  es como decir que es de nina  JAJJAJA. entendiste De nina Tinker Bell  Nina d. Ya no aparece en tvd y eso me duele Tinker Bell  

No juzgo tus apodos. Es que suelo ser así  por mi me dices todos  

Danonina  ese me gusta  

Suena como anonima  

Tori  (amé esa serie de nick me duele aue ya no la den ni la sigan )

Las vegas  Chanfles porque nunca se me ocurrió ese sobrenombre, hasta puedo decir que mi familia la fundó  

Denasaurio  LO SABÍA, SABÍA QUE ERA UN ESPECIE EN EXTINCIÓN  

Denalú  es como si se fue la lú  JAJAJJA PERDONA ES QUE ESO FUE LO QUE ME LLEGÓ A LA MENTE IDK  pero es creativo y nuevo  

Nade  
 
Denana  suena a denada    

Sigue con la escritura por favor eso te queda mejor   

JAJAJAJJAJAJJA ESPERA QUE ES MENTIRA   

El apodo que escojo es......... Denasaurio    es que por fa var que soy única y ya sabía que estoy en problema de extinción, mis 17 años de vida han dado fruto para una nueva especie    

No jueges así con mis filins     HABRÁ DULIE PAL PUEBLO. 

Ya, te hablaré luego por mp cuando termine de hacer algo   .

DIO MIO DENASAURIO PERDÓN POR NO ESTAR Pppeeeerrrrrrrrrroooo estuve con problemitas (??)
bueno, acepto ser tu esposa, pero quiero un anillo *le da un ringpop*
JAJAJAJAJJAJAJA YA SABIA PUEJ
vale, entonces tu apodo designado es denasaurio. 
17??????????? yo te daba 12
badumtss
na, na, pero un poco menos si. EN FIN, nuevamente (?) perdón por no contestar y contestar después de un puto mes pero la verdad es que mi cabeza estaba en todas partes :(. veo si puedo subir un nuevo capítulo pronto.
avatar


Ver perfil de usuario http://gameofaliens.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: the way back {novela.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.