O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Sigmund Freud and Harley Quinn
Hoy a las 12:07 am por Andy Freud-Belmar.

» you’re my one and only roommate
Hoy a las 12:04 am por seokjin.

» reasons. ; audiciones abiertas
Ayer a las 11:24 pm por Andy Freud-Belmar.

» we're all just kids who grew up way too fast.
Ayer a las 11:04 pm por believe.

» ♡ shanghai romance.
Ayer a las 10:00 pm por bwiyomi.

» Hola me presento, no muerdo...
Ayer a las 8:10 pm por Andy Freud-Belmar.

» Y el domingo, a la leche de la cena.
Ayer a las 6:13 pm por Hans

» to the charmingest people;
Ayer a las 5:18 pm por fosfenos.

» esta máquina mata fascistas.
Ayer a las 4:20 pm por Meteora


Planet Survival

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Planet Survival

Mensaje por Megara. el Jue 30 Jun 2016, 6:40 pm


PLANET SURVIVAL


Es una nueva era, donde la vida espacial y la anti-gravedad son posibles; sin embargo, la vida en el Planeta Tierra es solo un mito: algo enseñado en Historia en las escuelas. Los humanos viven en colonias hechas por el hombre, donde el clima es generado por una máquina; en satélites o en otros planetas, buscando minerales y fuentes naturales.

En la Colonia Roca A-2, un grupo de estudiantes tendrán un viaje de experimentación espacial sobre cómo volver un Planeta habitable. Sin embargo, poco después del despegue, una Tormenta Gravitacional aparece en frente de la Nave. Y, por un accidente, el transbordador espacial de emergencia donde se encuentra el grupo, se suelta de la Nave justo cuando ésta se teletransporta lejos de la Tormenta.

Antes de poder asimilarlo bien, los catorce estudiantes se encuentran entrando a la atmósfera de un Planeta que no conocen sin poder evitarlo.  ¿Podrán volver a casa?



Links relevantes:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Megara.
-----
-----


http://www.wattpad.com/user/EmsDepper

Volver arriba Ir abajo

Re: Planet Survival

Mensaje por Stark. el Jue 30 Jun 2016, 6:53 pm

Empezamos

Stark.
----
----


Volver arriba Ir abajo

prólogo

Mensaje por Megara. el Jue 30 Jun 2016, 7:03 pm


Prólogo


Hace cientos de miles de años que ningún ser humano pisa la Tierra. Curioso, porque la Tierra es el planeta origen de esta especie. Sin embargo, los daños al ambiente la han vuelto completamente inhabitable. En la actualidad, hablar sobre vivir en la Tierra es sinónimo de leyenda, aquellos cuentos pasados de generación en generación a los niños cuando no pueden dormir.

Las personas habitan en colonias espaciales, que son cúpulas donde hay sol, oxígeno, bosques y agua…todo por las manos del hombre. Las cúpulas están cubiertas de paneles solares, los bosques son plantados con semillas fabricadas. De eso se ocupan los ingenieros espaciales: utilizan máquinas terraformas para volver un espacio de un planeta habitable para los humanos. Hasta ahora, dichas colonias se encuentran principalmente en la Luna y Marte.

Otros planetas, como Plutón, son utilizados para investigación de sus materias primas y extracción de las mismas. A partir de ahí, se exploran otros planetas, como Urano y sus propiedades frías, o Saturno y sus anillos. Existe todo un conjunto de opciones ilimitadas, y el humano está en la cúspide de explorar y encontrar respuestas a preguntas que sus ancestros nunca contemplaron. Con sus riesgos y consecuencias, sin mirar hacia detrás.

Los humanos solo conocen las colonias, satélites y otros establecimientos espaciales ubicados en unos cuantos planetas. Por un lado, puede interpretarse eso como una invasión de las personas a territorios que no les pertenecen. Pero si comparamos la cantidad de humanos con la cantidad de sistemas planetarios y universos, el resultado es que los humanos ocupan un diminuto por ciento. Así que al final del día, no están haciendo tanto daño. ¿O sí?


heller(?:
¡Holaaa! Por fin empezamos
No quería subir el tema hasta tener el prólogo (? Espero que les guste, porque me tranqué en el principio u.u No tendré el capítulo hasta en dos semanas más (espero que no se pronlongue) porque la semana siguiente tengo parciales Yyyy, eso es todo. Besos

Megara.
-----
-----


http://www.wattpad.com/user/EmsDepper

Volver arriba Ir abajo

Re: Planet Survival

Mensaje por Stark. el Jue 30 Jun 2016, 10:46 pm

Vibrante mi corazón siente emoción

Stark.
----
----


Volver arriba Ir abajo

Re: Planet Survival

Mensaje por wanheda. el Vie 01 Jul 2016, 2:03 pm

Holaaaaa Tenía muchas ganas de empezar
Amé el prólogo

wanheda.
----
----


Volver arriba Ir abajo

Re: Planet Survival

Mensaje por Megara. el Vie 01 Jul 2016, 2:06 pm

jojo Holaa, gracias Katee
Yo también espero poder tener el capítulo pronto

Megara.
-----
-----


http://www.wattpad.com/user/EmsDepper

Volver arriba Ir abajo

Re: Planet Survival

Mensaje por Ariel. el Vie 01 Jul 2016, 3:58 pm

Tengo que leerlooooooo 
Ya se arrancooo

Ariel.
---
---


Volver arriba Ir abajo

Re: Planet Survival

Mensaje por Megara. el Vie 01 Jul 2016, 8:20 pm


Megara.
-----
-----


http://www.wattpad.com/user/EmsDepper

Volver arriba Ir abajo

Re: Planet Survival

Mensaje por Tessa el Vie 01 Jul 2016, 9:19 pm

Y al final llegue muack me emociona todo esto ;-; yyy ame el prologo muack

___________________________________________

"The scar I can't reverse, When the more it heals the worse it hurts, Gave u every piece of me,
no wonder it's missing, Don't know how to be so close to someone so distant..." {M}

Tessa
------
------


http://sasaki-ss.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Planet Survival

Mensaje por Megara. el Sáb 02 Jul 2016, 6:33 am

Hola Teph, graciaaaass

Megara.
-----
-----


http://www.wattpad.com/user/EmsDepper

Volver arriba Ir abajo

Re: Planet Survival

Mensaje por Megara. el Lun 08 Ago 2016, 8:31 pm

Helleeeeer:
Después de cuatro siglos, he llegado con el capítulo
Lamento mucho la tardanza, y bueno, espero no volver a tardar tanto. Igual, ojalá les guste el capítulo, aunque está algo corto xd No quise meterlo todo yo en el primer cap. Espero haber usado bien a sus pj's sino, disculpen. Yyyyy, ¿qué más? Oh, cualquier cosa que no entiendan o que quieran agregar sobre la vida "espacial", solo tienen que preguntar a Kande o a mí.

Ya, disfruten la lectura y besooos

Sigue Kande


CAPÍTULO 01
Alvie & Ziv



La alarma incesante del reloj digital comienza a sonar a las seis de la mañana y se repite cada dos minutos. Toot, toot, toot. Aguda, manteniendo el mismo volumen, sin pausas. Alvie solo tiene que escucharla una vez para abrir los ojos y levantarse de la cama. De hecho, aunque la alarma no suene, ella se levanta. En el lado izquierdo de su cabeza, debajo del corto cabello oscuro y más allá de su piel, hay un dispositivo electrónico que la levanta todos los días a esa misma hora.

Ya está acostumbrada y no le pesa. Se le olvidó qué es levantarse tarde, dormir una siesta, quedarse “cinco minutos más” como su hermana. Vittani es un espectáculo a la hora de levantarse. Sin importar a qué hora se haya dormido, siempre tiene demasiado sueño y quiere dormir cinco minutos más.

Por eso, Alvie primero se ducha y se alista para la academia antes de ir a despertarla. Se coloca los pantalones deportivos que se ajustan a sus tobillos, una blusa morada y un suéter negro por encima. Sus zapatos son los mismos siempre: un par de converse blancos viejos. Solo cuando termina, camina por el pasillo del departamento hasta la habitación de Vittani.

Vittani y Alvie son físicamente opuestas en muchos sentidos: Vitta tiene ojos rasgados y cabello lacio y largo; Alvie tiene ojos redondos y el cabello rapado casi por completo. Pero para Alvie, es la mejor hermana que podría haber obtenido.

—¡Vitta, despierta!

Alvie alarga el brazo y le da un zape en el hombro, pero Vitta ni se inmuta. La alarma sigue sonando por las bocinas ubicadas por todo el departamento.

—Se supone que tenemos clases en cuarenta minutos —insiste y la remueve con más brusquedad—. Y no quiero llegar tarde, otra vez, por tu culpa.
—¿Heehh? Dhejhame —masculla Vitta.

La chica suelta un manotazo al aire, buscando la cara de Alvie, pero fallando. Alvie frunce el ceño y chasquea la lengua.

—Te levantas o te tiro al suelo.

Nada.

—Te levantas o le diré a Rudy que me revise el brazo la próxima vez, no tú.

Eso la hace removerse un poco. Es diminuto, pero Alvie se percata. Vitta abre un ojo y la observa con los labios fruncidos desde la cama.

—No lo harías —dice, con voz ronca.
—¿Me estás retando?

Alvie se cruza de brazos y sonríe sin mostrar los dientes. Vitta tarda un minuto más, pero al final, se levanta de la cama. Aún con el puchero de labios y el cabello desordenado. Cuando la puerta del baño se desliza con un clic, Alvie ensancha su sonrisa y sale de la habitación. Vitta nunca dejaría que alguien más además de ella le revisara el brazo.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Por suerte, no llegan tarde. Cuando la campana de inicio de clases comienza a resonar por los pasillos de la Academia Dignitae, Alvie y Vittani alcanzan la puerta de su salón. Se detienen en el marco de la puerta, sujetando la pared, tomando grandes bocanadas de aire. La estación de metro estaba abarrotada de personas, así que tuvieron que correr a toda velocidad por las calles eléctricas, porque se deslizan demasiado lento.

—Llegan tarde —reprocha una voz femenina.

Ambas llevan su atención a quién está en frente de ellas. De menos de un metro de estatura, con piel rosada y cuerpo de gato; la mascota del aula: Chako. Mira hacia ellas con sus ojazos destellando irritación, con los brazos cruzados y una de sus patas dando toques en el suelo blanco.

—¿Pretend’n llegar tarde todo el semestre? —acusa, entrecerrando los ojos.

Su acento siempre ha divertido a Alvie. Pero decide no sonreír a pesar de las ganas. En cambio, señala hacia Vitta como si fuera la respuesta a todas las dudas del universo.

—Ella tomará responsabilidad por esto —dice.
—¡Oye! —chilla Vitta.
—Es tú culpa —Alvie rueda los ojos.
—¡Sí, pero…! Ni siquiera llegamos quince minutos después, llegamos justo a tiempo —refunfuña y sacude la cabeza—. Así que no nos pueden reprochar, Chako.
—Claro qu’puedo —replica Chako—. Acaban de p’sar cinco minutos y aun no entran. Así que gano yo, ¡ja!

Vitta abre la boca para reclamar, con los puños cerrados, pero Chako ya se ha dado la vuelta y entrado en el aula, riendo con energía. Un sonido metálico suena cada vez que da un paso. Alvie suelta un suspiro y la sigue, sin olvidarse de sujetar a Vitta por la muñeca para que no se quede refunfuñando en la puerta.

No pasan treinta segundos al entrar cuando alguien se detiene en frente de Alvie. Vitta rueda los ojos y sigue de largo, hasta llegar a su pupitre.

—¡Mi querida Alvie!

Lo primero que ella hace es extender el brazo izquierdo hacia el frente, con la palma abierta, deteniendo a Ziv de avanzar más.

—A una distancia prudente, Ziv —dice Alvie— ¿Qué quieres?
—De casualidad, ¿hiciste la tarea de filosofía?

Ziv sonríe como le sonríe a la maestra cuando no quiere ser reprochado. Sin embargo, la maestra no está en el salón. Ella le devuelve la sonrisa, pero sin mostrar los dientes y con los ojos entornados.

—¿Qué tu cerebro no puede hacer eso siquiera? —suelta.
—¿Por qué la haría si te tengo a ti? —replica él.

Alvie parpadea.

—Vete a fastidiar a alguien más, Ziv.
—No te estoy fastidiando —él chasquea la lengua—, estoy estableciendo una simpática conversación con mi compañera de aula.

Hace un ademán de manos, señalando de Alvie a él varias veces y cuando acaba, sonríe de lado. Justo cuando Alvie abre la boca y frunce el ceño, alguien jala a Ziv hacia detrás.

—Deja de fastidiar y camina a sentarte ya, holgazán —reprocha Chako.

La pequeña mascota salta en dos patas de pupitre en pupitre, mientras Ziv se ve obligado a retroceder con ella por la fuerza de su agarre.

—¡Me vas a estrujar el suéter! —chilla Ziv— Chako, ya entendí okey, ¡suéltame!

Chako no lo suelta hasta que llega a su pupitre. Ziv termina de rodillas en el suelo, respirando con fuerza y se pone a arreglar el cuello de su suéter azul frenéticamente. Cuando termina, sube la mirada hacia Chako y frunce el ceño.

—¿Sabes cuánto costó esto? —pregunta y se levanta del suelo.
—No me interesa —responde Chako—. Mejor siéntate, la clase va a comenzar.

Ella se da la vuelta y se aleja dando pasos cortos y rápidos. Ziv le saca la lengua a su espalda y se sienta, a regañadientes, en su pupitre. Coloca su huella digital en la parte superior izquierda del mismo, y la computadora integrada de la silla se enciende. Pocos segundos después, la puerta del salón se desliza y entra el profesor cabecera de la clase B.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Luego de dos horas de ver informes, grabaciones de satélites y entrevistas a astronautas e ingenieros espaciales, Ziv está durmiendo encima del teclado digital de su pupitre, ajeno a toda la clase. El profesor se levanta del pupitre y observa a todos.

—Ya puedes cerrar lo concerniente a la clase, Julie —ordena él.
—De acuerdo, profesor.

La voz femenina y serena se escucha por todos los parlantes del salón. Julie es la computadora central del mismo, encargada de almacenar todo el material dado en clases. La proyección de las investigaciones es sustituida por una pizarra de marcador corriente.

—Necesito un informe especulativo sobre lo que podría encontrarse en Neptuno, según las propiedades que conocemos que posee —anuncia el profesor y aplaude para que se enciendan las luces—, de 300 palabras mínimo y de máximo, no más de dos páginas.

Cuando el profesor se retira del aula, Ziv se levanta y estira sus músculos.

—¿Quién está interesado en una pistola láser de último modelo? —cuestiona Ziv, de pie en medio del salón— Solo si prometen hacerme todas las tareas por el resto de las clases.
—Eres un caso perdido y un estúpido —dice Alvie, desde su pupitre.
—Me han llamado peor —Ziv se encoge de hombros.
—¿Por qué no haces las cosas por ti mismo? —replica ella.
—Me acabas de llamar estúpido, así que tú dime.

Ziv jura escuchar alguna maldición en contra suya por parte de Alvie, pero no se inmuta. En cambio, camina hasta un pupitre en dos filas después del suyo. Se detiene frente a un chico

—¿Qué dices, Austen? De seguro no vas a negarte —Ziv sonríe de lado y lo mira con autosuficiencia—. Digo, ¿acaso alguna vez tendrás dinero suficiente para comprar una?

Ziv se queda mirando a Austen con cejas alzadas y sonrisa expectante. Sus ojos azules examinan el rostro de Austen con rapidez, esperando encontrar cualquier gesto que denote fastidio. Pero Austen no le da el gusto.

—No me interesa, Ziv —dice.
—¡Vamos! No seas antipático.

Austen lo mira, impasible como siempre. Sin importar las veces que Ziv intente obtener una reacción de él. Suspira y sacude la cabeza, luego se pone a recoger sus libros, mientras Ziv rueda los ojos y se cruza de brazos.
Cuando Ziv abre la boca para decirle algo más, alguien lo jala del brazo con fuerza y lo hace caminar en dirección a la salida.

—¡Oye!

Kira lo empuja para terminar de sacarlo del aula y estampa el bolso marrón con su laptop contra el pecho de Ziv. Él se masajea el brazo y la mira con el entrecejo fruncido.

—No me mires así —dice Kira—. Te lo ganaste.
—No tenías que ser tan brusca —masculla Ziv—. Simplemente me dices “vámonos” y yo salgo solito.
—También te lo ganaste por hablarle así a Austen —dice Kira y chasquea la lengua—. A veces te pasas.
—¿Yo? Claro que no —Ziv suelta una risotada—. Fui de lo más gentil —Se encoge de hombros—. Él es el desconsiderado por negarse a mi oferta.

Kira entorna los ojos, como si debatiera entre empujarlo otra vez o golpearle la cara con sus zapatos. Ziv solo sonríe y comienza a caminar por el pasillo. En poco tiempo, Kira lo alcanza, chocando su costado con su hombro.

—Esta semana no faltes a las clases de arquería —ordena ella.
—¿Por qué no? —Ziv la mira de soslayo.
—Nos van a evaluar y a dar sesiones de arquería que probablemente necesitemos para las excursiones —explica Kira—. Las excursiones comienzan la semana que viene, ¿recuerdas?
—Sí, pero yo no necesito charlas de más —bufa él—: Ya soy perfecto.

Kira vuelve a mirarlo, pero esta vez trata de evaporarlo con sus ojos oscuros. Lástima que los avances biotecnológicos no lo tengan implementado como mejora en los órganos humanos. Lo mira hasta que Ziv suspira y alza ambos brazos al aire.

—Ya, ya, sí voy a ir. Deja de mirarme así, me pones nervioso.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

La cafetería de la Academia casi nunca está abarrotada de personas, a pesar de que todos poseen el mismo horario de receso. El área es tan grande como para albergar a todos los estudiantes. En dos paredes paralelas, hay una serie de tubos de plástico transparente, con un lector de huellas a la altura promedio de las personas. Cuando presionan la palma contra el dispositivo, la bandeja de comida se desliza automáticamente por el conducto.

Las mesas están distribuidas por clase y por año. Lo que es una maldición y una bendición a la vez. A Alvie le encantaría comer con personas de otro año de vez en cuando, solo para saber cómo son. Y así, no tendría que soportar los suspiros ilusionados de Vitta cada dos nanosegundos.

—Es tan bello —suspira Vitta, como por centésima vez.

Alvie toma un sorbo de su jugo y rueda los ojos. Vitta busca su comida, come y hace todo con la vista fija en su amor platónico, sentado a dos mesas de ella. Se pregunta cómo él no se ha dado cuenta de los ojos de Vitta, fijos en su cara.

—Si sigues así, te pueden denunciar por acoso, ¿sabes? —inquiere Alvie.

Deja su jugo de lado y comienza a comer del puré del día. Vitta ni siquiera la mira para fulminarla con la mirada.

—No tienes que estar celosa, te sigo queriendo —dice Vitta.
—¿Celosa? Estoy tratando de evitar que te denuncien por hostigamiento de un estudiante —bufa Alvie y muerde su puré—. No soy una máquina de celos, como tú.

Esta vez, Vitta sí voltea para lanzarle dagas con la mirada.

—No le estoy haciendo daño a nadie —refunfuña—. Solo estoy mirando, nada más. No es acoso.
—¿Quién acosa a quién? —interviene Rudy, llegando a la mesa.

Coloca su bandeja junto a la de Alvie y toma asiento. Las mejillas de Vitta se tiñen de rosado en un parpadeo y comienza a balbucear incoherencias.

—Uh..eh...nada, nada —Vitta niega con la cabeza varias veces—. No es nada, tranquila.

Rudy alza una ceja y las comisuras de sus labios tiemblan, pero no sonríe. Alvie tose varias veces y voltea la mirada, ocultando su sonrisa con su mano.
—Voy a creerte, por ahora —Rudy asiente—. Aunque tu sonrojo me haga sospechar más.

Vitta abre los ojos y estampa sus manos contra sus mejillas con fuerza. Alvie no aguanta y se ríe a carcajadas.

—¡Deja de burlarte! —chilla Vitta— Nunca más te vuelvo a contar algo.
—Pero si no hice nada —replica Alvie, serenando su risa.
—Ella tiene razón —Rudy señala a Alvie y sonríe de lado—. Estás exagerando, Vittani.

Vitta tuerce los labios y mira de Rudy a Alvie. Arrugas se forman entre sus cejas y las señala con su dedo índice.

—Dejen de molestarme, las dos —ordena—, o me las van a pagar.
—Eres la bebé de la clase —comenta Rudy.

Al mismo tiempo, Alvie le aprieta los cachetes de forma exagerada.

—Sí, no nos harás nada —agrega Alvie, riéndose de nuevo.
—No sé para qué me siento con ustedes —masculla Vittani y se da una palmada en la frente.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Cuando Ziv no está con Kira —su única amiga decente—, se la pasa rodeado de un séquito de adolescentes sin personalidad definida. Todos con un enorme gusto de molestar a los demás. Particularmente, aquellos que consideran débiles.

Como en ese momento, cuando un niño dos años menor, se tropieza y lanza un tubo de ensayo con sustancias químicas por los aires. El frasco termina hecho pedazos en el suelo y el líquido acaba mojando el suéter de Ziv.

—¿Acaso no sabes caminar, imbécil? —grita Ziv.

Tiene el ceño fruncido y su nariz se tiñe de rojo. Baja la mirada a su suéter, observando la mancha deforme naranja en medio de todo el azul y una mueca curva sus labios. Cuando olfatea la sustancia, su rostro se distorsiona más.

—¡Esta mierda no se quita! —exclama Ziv— Vas a tener que pagar por esto.
—Pero fue-fue un accidente —replica el chico.

Ziv lo mira de pies a cabeza. Él chico lleva su cabello castaño debajo de un gorro de lana y un carnet del equipo de ciencias de segundo año en su cuello.

—Dile eso a mi suéter.

Con una mirada a dos de sus amigos es suficiente para que ellos avancen, tomen al chico por los hombros y lo estrellen contra la pared del pasillo. El chico suelta un quejido y sus ojos se abren, cristalizados. Trata de forcejear para que lo dejen irse, pero en vano.

Ziv avanza hasta él, con los brazos cruzados y se inclina un poco. Lo mira directo a los ojos. No puede creer que uno de sus mejores suéteres esté echado a perder.

—Vas a hacer lo que yo te diga hasta que se me olvide que me dañaste la ropa, ¿entendiste?

El chico, incapaz de hacer más nada que forcejear, baja la mirada y clava los ojos en el suelo.

—¿No vas a responder? —inquiere Ziv.

El chico abre la boca para responder, pero antes de que lo haga, alguien más habla.

—¡Ziv McTharpe!

El chillido le cruza desde un tímpano a otro como un martillazo, provocando que sisee y se cubra los oídos. Todos giran la cabeza hacia la derecha, buscando quién habló. Ziv no necesita girarse para saber quién es.

Alvie se acerca al grupo con zancadas rápidas, los brazos tensos a sus costados y labios fruncidos. De inmediato, los amigos de Ziv se tensan y descuidan el agarre en el chico. Él no duda en largarse corriendo por el otro lado tan rápido como puede.

Ziv suspira y le lanza una mirada fulminante a sus amigos por distraerse, aunque ya tendrá tiempo para encontrar al estudiante científico. Al mismo que sus amigos retroceden varios metros, Ziv se gira por completo a Alvie.

—¿Qué quieres? —pregunta, irritado— Siempre interrumpes mis momentos.

Alvie abre los ojos y un destello de furia los atraviesa. Sus dedos metálicos resuenan por el pasillo cuando vuelve su mano un puño. Con su otra mano, lo señala con el índice.

—¡Eres un abusador! Ese niño no te hizo nada —reclama ella.
—¿Que no? —Ziv está incrédulo— ¡Mira mi suéter!

Alvie lo hace y tiene que luchar contra sus ganas de pulverizar. Los amigos de Ziv se alejan cada vez más.

—Estoy segurísima de que tienes cientos de suéteres más —Alvie arruga la nariz y lo puntea con su dedo—. Así que deja de ser tan poca persona que necesita asustar a lo demás para sentirse poderoso.

Vuelve a pinchar a Ziv y antes de retirar su mano, él la sujeta y aprieta sus dedos con fuerza. Sus ojos azules se vuelven más brillantes por la impotencia mezclada con algo más que Alvie no distingue. Su nariz está más roja que antes.

La campana de inicio de clases lo saca de su trance. Suelta la mano de Alvie con rudeza y retrocede varios pasos.

—Deja de meterte donde no te llaman, Kidder —dice él y entrecierra los ojos— Te puede ir mal.
—No me das miedo, imbécil —replica Alvie.

Se cruza de brazos, aunque en realidad quiere propinarle un golpe en la cara. Ziv abre la boca para responder, pero un carraspeo de garganta los interrumpe. Ziv mira por encima de la cabeza de Alvie y abre los ojos, su expresión de enfado cambiando a palidez y su quijada se tensa.

Alvie siente su corazón detenerse por un milisegundo y luego continuar latiendo un poco más rápido. Se gira por completo para encontrarse con la profesora Martínez.

—¿Qué está pasando aquí? —cuestiona ella.

Su tono de voz siempre es rápido y monótono. Alvie y Ziv se miran de reojo, con velocidad y vuelven a fijar los ojos en la maestra.a. Ziv traga, moviendo su manzana de Adán y hace un ademán de manos. Sin embargo, antes de que hable, Alvie da un paso hacia delante.

—Solo estábamos haciendo una personificación de una escena, profesora —dice Alvie— Verá, a Ziv le encanta escribir obras de comedia-romance y drama de teatro como pasatiempo, solo que no le gusta decirlo a muchas personas…

Hace una pausa y se queda mirando a la profesora, rogándole al universo que le crea. Por un momento, siente la mirada fija de Ziv en su cara, pero no lo mira de vuelta. La profesora Martínez pasa su severa mirada marrón de un rostro a otro, con labios apretados.

—Está bien —dice y Alvie suprime un suspiro— Pero para la próxima, alquilan un salón para actuar. Pensé que estaban discutiendo de verdad.
—Claro, claro, no se preocupe —Alvie asiente varias veces y sonríe— Lo que sucede es que es un muchacho tan apasionado por su arte…

Alvie sigue hablando de lo mucho que Ziv ama actuar y escribir romances desde pequeña edad hasta que la profesora dobla por el pasillo y se pierde entre las paredes de la escuela. Los séquitos de Ziv ya no están y solo hay estudiantes caminando de aquí para allá.

Alvie relaja los hombros y sonríe mostrando todos los dientes. Cuando se gira hacia Ziv, se topa con su ceño fruncido y su nariz mucha más roja que antes. Alvie alza ambas cejas.

—Creo que tienes algo en la nariz —dice ella y se muerde el labio para no reír.
—¿En serio? —Ziv aparta su mano con fuerza— ¿Cómo que apasionado por el teatro y la escritura? ¿Qué rayos fue eso?
—Te acabo de salvar de una posible sanción —razona Alvie— Así que no creo que debas mirarme de esa manera —hace un ademán para apuntar a su rostro.
—Eres la persona más indeseable de esta Academia, ¿lo sabes?
—¡Eh! ¿De verdad? —Alvie rueda los ojos— Yo que estaba segura de que ese lugar lo ocupas tú.

Alvie aplaude y Ziv frunce más el ceño. La campana suena de nuevo, indicando diez minutos pasados después del segundo periodo. Así que ella se da la vuelta sin decir nada y se larga hacia su próxima clase.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Los laboratorios de química se encuentran ubicados en el primer piso de la Academia, en el ala este. Alvie está segura de que la razón es para poder salir más rápido en caso de alguna explosión por mala mezcla de químicos —lo que sucedía casi todas las semanas.

En la clase de ese día acaba de cumplir un nuevo récord: no ocasionar explosiones accidentales en un mes. Personas como Ziv y Jessie, tienen la costumbre de ocasionar explosiones a propósito. Cosas como bombas olorosas, mini-explosiones con químicos llenos de colorante que tiñe la ropa de todos aquellos a menos de un radio de dos metros de distancia. Y casi nunca son castigados porque Ziv lograba salirse con las suyas.

Este mes el compañero de Alvie no ha sido el nervioso Genaro, que siempre logra romper los tubos de ensayo por distraído. Sino que tiene a Gray, que es tan perfeccionista que nunca se permite fallos.

—¿Pusiste la cantidad justa de azufre? —pregunta Gray.

Alvie deja de moverse. Tiene la probeta graduada en su mano metálica, con el líquido amarillo hasta la mitad. Se lo muestra, sin decir nada y alzando una ceja.

—¿Qué te parece? —murmura ella.
—Pudo haber faltado un mililitro —replica Gray.
—¿Por qué no lo haces tú?
—Porque esa es tu parte —Gray rueda los ojos y la mira como si fuera idiota—, yo haré la otra mezcla.
—Entonces déjame trabajar en paz.

Gray suelta un suspiro y se inclina hacia detrás. Cuando está segura de que no va a interrumpirla más, Alvie procede a seguir calentando el azufre. Deben hacer una mezcla para obtener fertilizantes químicos que dañen las plantas lo menos posible.

Tiempo después, las mezclas de todos casi se encuentran listas. Vitta trabaja junto con Kira. Rudy con Rowan.

Hasta que un “¡Boom!” sacude todo el ambiente de paz.

—¿Qué demonios? —masculla Gray, subiendo la vista de la mezcla.

Alvie se gira a tiempo para evitar que un pedazo de cristal le corte la frente. Se agacha con rapidez y al incorporarse, su mirada se fija en el par de idiotas sentados a una mesa de ellos.

—¿Qué acaban de hacer? —pregunta Rudy, alarmada.
—Fue un accidente —dice Jesse.
—No toquen más nada —ordena el profesor.

Sin embargo, su sonrisa dice lo contrario. El profesor Kollan se levanta de su escritorio para chequear la mesa mientras Ziv codea a Jesse para que pare de reírse. Donde debe estar una mezcla puramente líquida, hay una especie de masa viscosa color amarillo chillón. De ella salen burbujas de diferentes tamaños.

—¿Soy yo, o está volviéndose más grande? —inquiere Kylie desde su asiento.
—Se está volviendo más grande… —afirma Gray, con los ojos fijos en la mezcla.

Él y otros se van acercando a medida que el profesor Kollan. Cuando Kollan hace contacto con la mezcla, la masa explota. Un montón de restos mucosos salen volando en todas direcciones, aterrizando encima de las mesas, sillas, cabellos, ropas y rostros. Y con eso, Ziv y Jesse comienzan a reír a carcajadas enérgicas. Hasta les cuesta respirar.

—¡Mi nariz! —chilla Lina, sacudiendo la cabeza como una licuadora.
—¡Argh, horrible! —escupe Rudy. La mezcla le aterrizó en la boca— ¡Son unos idiotas!
—¿Por qué hicieron eso?

El profesor Kollan es quien sale peor. La masa está por todo su rostro, cubriendo el inicio de su cabello blanco y el cuello de su camisa azul cielo.

—¡Se pasaron!
—Si serán idiotas —masculla Alvie y se limpia la frente— ¿No tienen nada mejor qué hacer?
—Perdónanos por tener sentido del humor —refuta Ziv, sin dejar de reír.
—Eso no-
—Silencio —ordena el profesor—. Iré a sacarme esto. Cuando vuelva, estarán en problemas, ustedes dos.

Ziv y Jesse detienen su risa ante la mirada entrecerrada y los labios rectos del profesor. Pero luego, le dan otro buen vistazo a la sustancia amarilla pegada en sus orejas y comienzan a reír otra vez. El profesor sale dando largas zancadas y un portazo.

—Eso no estuvo bien, chicos —reprocha Rudy—; pueden acabar sancionados.
—Ya verás que no —Jesse guiña un ojo.

Los dos se ríen hasta que algo pasa. Dos bolas de la mezcla viscosa acaban chocando contra las caras de ambos. Las risas se detienen de súbito y todos los ojos se dirigen a la culpable.

—No está mal que prueban un poco de su propia medicina —Vittani sonríe lentamente.

Se limpia la mano con una toalla pequeña negra y mira hacia todos con una sonrisa de oreja a oreja, barbilla en alto. Alvie se golpea la frente con la mano.

—¡Estúpida infante! —exclama Ziv y se limpia la cara con potencia— ¿Cómo te atreves?

Vitta abre la boca e infla los cachetes. Se prepara para atacar.

—¡No soy una infante! —Le arroja otro pedazo de la masa— Tú te lo buscaste.

Esta vez, le aterriza en la mata de cabello negro. Ziv abre los ojos y la ira lo sacude. Jesse ha dejado de reírse para mirar la escena boquiabierto. La mayoría de los demás estudiantes solo se queda en sus asientos, sin intervenir.

—¿Oh, en serio? —Ziv sonríe de una forma malévola, con ojos entornados.
—Claro que-

Vitta no termina de hablar porque la gelatina de azufre termina justo en la comisura de sus labios. Alvie se queda estática y una escena desagradable le cruza por la cabeza. ¿Por qué tiene una hermana tan impulsiva?

—Despertaste al demonio, Ziv.
—Eres una bebé, no me das miedo —replica Ziv.

La burla le rebosa el tono de voz. Vitta arruga el rostro y comienza a lanzarle todos los restos de la explosión a su alcance. Ziv no tarda en corresponder la pelea con fuerza.

—¡Dejen eso! —chilla Rudy— Si el profesor vuelve, todo será peor.

Sin embargo, no la escuchan. Alvie trata de rogarle con la mirada pero Rudy ni siquiera voltea a verla. Pensando solo ella sabrá qué, se aleja de la mesa y se planta en medio de los dos como un réferi en medio de un combate.

—Dejen esta tontería en este instante, ustedes-

Las bolas deformes de masa chocaron a cada lado de la cabeza de Rudy. Salpicando en donde no cae. Vitta ahoga una exclamación y abre la boca formando una o, mientras Ziv suelta una risotada nerviosa. Y en ese momento, alguien carraspea.

—Ejem —los tres palidecen—, Ziv, Vittani y Rudy, van a tener que venir conmigo luego de recoger este desastre.

Ninguno escuchó al profesor Kollan entrar al salón, con el rostro limpio y otra camisa. Alvie suspira y apoya los codos en la mesa. La lista de castigos de su hermana va en aumento —solo espera que la sanción no tenga que ver con las excursiones de fin de año.

Megara.
-----
-----


http://www.wattpad.com/user/EmsDepper

Volver arriba Ir abajo

Re: Planet Survival

Mensaje por Ariel. el Jue 11 Ago 2016, 8:40 pm

Bravooooooooo!!!
Empezamos biennnnn Me encanto *-* Me encanta Ziv, es un poco mochador pero me encanta. Provoca darle sus cachetadas Pero me encanta, sabes que me encantan los estupidos. es un fetiche que tengo con los estupidos.
Me encanto Emiliaaa!!!! Estabas preocupada por lo largo o corto. Que va mujeerer asi escribas tres paginas lo haces excelente y para comenzar estuvo estupendo Sabes que no soy tan labiera como tu para hacer comentario T.T Es un mal que tengo
Pero enterate de que me encanto *_*

Ariel.
---
---


Volver arriba Ir abajo

Re: Planet Survival

Mensaje por Stark. el Lun 15 Ago 2016, 2:58 pm

EMILYA! comentare comentare, lo prometo!

Stark.
----
----


Volver arriba Ir abajo

Re: Planet Survival

Mensaje por erhaben el Lun 15 Ago 2016, 5:04 pm

edito edito edito  perdón por tardarrr, últimamente no tengo mucho tiempo para pasar por el foro, so sorry <3 ya leo y comento

erhaben
----
----


http://cafe-borges.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Planet Survival

Mensaje por Stark. el Mar 16 Ago 2016, 2:23 pm

EMILYA DE MY HEART
Sabes que admiro y amo como escribes, pero creo que nunca habia leido algo tuyo en 3era persona. Sigo admirandote
ME ENCANTA la relacion entre Alvie y Vitta Alvie es como el pilar de Vitta, no creo que mi niña sobreviva sin su amada y adorada Alvie *.* me gusto como la hiciste, tan mañosa y caprichosa xd y egoista, que nadie toque a su hermana preferida

Vitta abre la boca para reclamar, con los puños cerrados, pero Chako ya se ha dado la vuelta y entrado en el aula, riendo con energía. Un sonido metálico suena cada vez que da un paso. Alvie suelta un suspiro y la sigue, sin olvidarse de sujetar a Vitta por la muñeca para que no se quede refunfuñando en la puerta.
Eso es muy tipico de Vitta me encanto me encanto



—¿Qué tu cerebro no puede hacer eso siquiera? —suelta.
—¿Por qué la haría si te tengo a ti? —replica él.

—¿Quién está interesado en una pistola láser de último modelo? —cuestiona Ziv, de pie en medio del salón— Solo si prometen hacerme todas las tareas por el resto de las clases.
—Eres un caso perdido y un estúpido —dice Alvie, desde su pupitre.
—Me han llamado peor —Ziv se encoge de hombros.
—¿Por qué no haces las cosas por ti mismo? —replica ella.
—Me acabas de llamar estúpido, así que tú dime.

Adoro sus peleas Yo se que en el fondo hay amor alli. Lo presiento! Soy adivina, estoy segura que lo habrá

Ugh, ese Ziv es un pesado molestando a Austen. Lo bueno es que él no le da importancia o de lo contrario seria peor. Ziv es todo un niño mimado, pero no al estilo dulce y tierno de Vitta, sino como mas odioso y asnjdkbaskf (?)

Adoro como Kira lo tiene, ya le hacia falta que alguien lo ponga en su raya Rolling Eyes


—Es tan bello —suspira Vitta, como por centésima vez.

Alvie toma un sorbo de su jugo y rueda los ojos. Vitta busca su comida, come y hace todo con la vista fija en su amor platónico, sentado a dos mesas de ella. Se pregunta cómo él no se ha dado cuenta de los ojos de Vitta, fijos en su cara.

—Si sigues así, te pueden denunciar por acoso, ¿sabes? —inquiere Alvie.

Deja su jugo de lado y comienza a comer del puré del día. Vitta ni siquiera la mira para fulminarla con la mirada.

—No tienes que estar celosa, te sigo queriendo —dice Vitta.
—¿Celosa? Estoy tratando de evitar que te denuncien por hostigamiento de un estudiante —bufa Alvie y muerde su puré—. No soy una máquina de celos, como tú.

Esta vez, Vitta sí voltea para lanzarle dagas con la mirada.

—No le estoy haciendo daño a nadie —refunfuña—. Solo estoy mirando, nada más. No es acoso.
—¿Quién acosa a quién? —interviene Rudy, llegando a la mesa.

Coloca su bandeja junto a la de Alvie y toma asiento. Las mejillas de Vitta se tiñen de rosado en un parpadeo y comienza a balbucear incoherencias.

Lo cite todo porque me encanto Vitta estupidizada por Craig y Alvie cansada de los suspiros amorosos de su hermana   Encima de todo piensa que Alvie solo esta celosa, se pasa esta niña   Uy y cuando llega Rudy y se pone toda rojita y a decir cualquier cosa   Adore el grupo de las tres ♥

—¡Esta mierda no se quita! —exclama Ziv— Vas a tener que pagar por esto.
—Pero fue-fue un accidente —replica el chico.

Agh, ese Ziv si que me choca. ¡Fue un accidente, hombre! Tiene tanto dinero para limpiarse el culo con billetes que no harian diferencia, podria comprarse un sweter nuevo, o de ultima que le de la chance al chico de poder quitarle la mancha. Y esos monos que lleva con él lo hacen mas odioso. Cada vez me recuerda mas al del anime xd no me acuerdo el nombre justo ahora, por favor recuerdamelo(?) tengo memoria de pollo  

—¿No vas a responder? —inquiere Ziv.

El chico abre la boca para responder, pero antes de que lo haga, alguien más habla.

—¡Ziv McTharpe!

ALVIE VINO A SALVAR EL DÍA!    
La adoro, pone en si sitio al idiota de Ziv y si quiere pulverizarlo, lo puede hacer sin mas. Los monos de Ziv lo saben, por eso se alejan de ella.


—Solo estábamos haciendo una personificación de una escena, profesora —dice Alvie— Verá, a Ziv le encanta escribir obras de comedia-romance y drama de teatro como pasatiempo, solo que no le gusta decirlo a muchas personas…


—Está bien —dice y Alvie suprime un suspiro— Pero para la próxima, alquilan un salón para actuar. Pensé que estaban discutiendo de verdad.
—Claro, claro, no se preocupe —Alvie asiente varias veces y sonríe— Lo que sucede es que es un muchacho tan apasionado por su arte…

Alvie sigue hablando de lo mucho que Ziv ama actuar y escribir romances desde pequeña edad hasta que la profesora dobla por el pasillo y se pierde entre las paredes de la escuela. Los séquitos de Ziv ya no están y solo hay estudiantes caminando de aquí para allá.

ZIV Y EL TEATRO     Se lo merece por idiota, ya veo a la profesora Martinez comentando en la sala de profesores que el niño idiota mimado en verdad es un amante de la literatura y el romance
Me dí cuenta que a Ziv se le pone la nariz roja cuando tiene verguenza, entonces cuando Alvie lo regaño por joder al niño sabiendo que tiene mas sweters, le dio verguenza?

—Estoy segurísima de que tienes cientos de suéteres más —Alvie arruga la nariz y lo puntea con su dedo—. Así que deja de ser tan poca persona que necesita asustar a lo demás para sentirse poderoso.

Vuelve a pinchar a Ziv y antes de retirar su mano, él la sujeta y aprieta sus dedos con fuerza. Sus ojos azules se vuelven más brillantes por la impotencia mezclada con algo más que Alvie no distingue. Su nariz está más roja que antes.

Hablaba de esa parte  

AME LA ESCENA DEL LABORATORIO. No me sorprende que Ziv haga de las suyas y salga ileso del problema. Creo que este personaje es especialmente odioso pero le tengo cierto cariño porque en parte me gusta que se salga con la suya  
CUANDO SE PUSO A PELEAR CON VITTA     la pobre de alvie estaba como   pero a quien se le ocurre poner a esos dos en la misma clase? Con sus personalidades explosivas era obvio que iban a terminar en guerra   Y cuando le lanzaron a Rudy, ella solo queria calmar el ambiente y le terminaron tirando a ella   malvados(?)
Y el profe en esena   castigo castigoooooooo
Debere pensar esto ultimo  

Mi amada Emilya, siento no comentar antes. Sabes que quiero dejarte un lindo comentario (aunque este no es de los mejores, lo siento   ) porque te lo mereces mas que nadie en este mundooo ♥ Subire mi capitulo antes de que termine el mes, lo juroooooo!

Stark.
----
----


Volver arriba Ir abajo

Re: Planet Survival

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 4:37 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.