O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» ¿Mejores Amigos?||Capitulo 12
Hoy a las 10:32 am por Andy Belmar.

» Amores no correspondidos
Hoy a las 10:19 am por Andy Belmar.

» reasons. ; audiciones abiertas
Hoy a las 10:16 am por Andy Belmar.

» reasons. ; audiciones abiertas
Hoy a las 7:50 am por sledgehemmings.

» Guerra de Sexos [N.C.]
Hoy a las 3:39 am por roman.

» run faster, feel immortal
Hoy a las 3:36 am por roman.

» The heart want what it wants.
Hoy a las 1:41 am por taejin

» if you dare. {muro.
Ayer a las 11:24 pm por bxmbshell.

» Here in Death Valley.
Ayer a las 10:57 pm por Kurisu

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

Educando a Styles

Página 4 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Educando a Styles

Mensaje por lovesick el Vie 16 Dic 2016, 9:34 pm


Capitulo: Estoy bien. Parte 2

Recuerdo que una vez vi una estrella fugaz, íbamos hacia la casa de campo de mi infancia, ese era mi lugar favorito en esta mierda de mundo. Parecía que todo conspiraba en pro a mi felicidad puesto que mi canción favorita sonaba en la radio… mire a la ventana por unos segundos y solo sucedió. Pedí un deseo de manera rápida y poco consiente, pero aun así ese fue uno de los mejores días de mi vida. 

Antes de que tuviera que madurar y ver que el mundo no es una mierda sino las personas que viven en el.

Eso pensé.

Pero no lo dije cuando fue mi turno de hablar en este lugar. -Gracias, _________. – Dijo una doctora que nos obligaba a hablar a sentar en un círculo. Me gustaba sufrir en silencio, a solas.

En un abrir y cerrar de ojos me vi en el hotel hace unos meses antes de llegar aquí.
 
Estaba acostada en el hotel, demasiado cansada de todo, más de lo normal. Harry le había dicho a Max que necesitaba tiempo a solas conmigo para probarse, Max no estaría lejos. Me recosté en la cama sin ganas de hablar ni pelear, comencé a pensar si estaba enferma, pero al pensarlo un poco más caí en la cuenta de que era porque no había probado drogas un rato.

En un segundo vi a Niall tocarme la frente. - ¿Te sientes bien? -¿Cuándo había él llegado aquí?

-No sé. Tu dime, eres el doctor aquí. – Comente, me tape debajo de la cobija desasiéndome de mi ropa que se sentía fría e intente mantener mi calor corporal, pero eso no estaba sucediendo. - Deberías acostarte conmigo, me muero de frio. Literalmente. -Niall frunció el ceño como Harry y se mordió el interior de la mejilla del mismo modo.

-Te traeré un vaso de agua. -No me negué a ello. Segundos después vi a un Harry aparecer con mi vaso de agua, me incorporé de manera dolorosa y después de beber el sorbo me recosté en la cama. Él se recogió el cabello de alguna manera, pero aun así unos pocos cabellos color caramelo caían sobre su hermoso rostro. -Esto es mi culpa.

-Sí. -Dije yo. Harry no me respondió nada, se había absorto en sus pensamientos de nuevo. A veces era consciente del tiempo que pasaba y luego me perdía, cada parpadeo me pesaba cada vez más. El timbre sonó inundando el cuarto con ruido por primera vez después de un rato, la puerta se abrió y yo sólo me encogí un poco más en el colchón.

-¿__________________? – Escuche mi nombre en la voz de Niall quién intento caminar hasta a mi y luego fue golpeado por Harry en el rostro.

-Ella es mía. – Gruño en cuanto vió a Niall sentarse en el suelo. Él se levantó y le devolvió el golpe en el rostro. -Eres un gran hijo de puta.
Harry lo tomo del cuello y lo acerco a la pared. -Este gran hijo de puta la hizo gritar de placer. – Sonrió Niall.

-¡Niall! – Harry no pudo evitarlo y lo golpeo de nuevo. Louis tenía razón; Harry lo mataría.

-¿Vas a seguir golpeándome o quieres que ella este mejor? -Preguntó él. Niall camino después a mi y me toco la cara. – Te mueres en fiebre. – Vi su rostro, su mejilla se veía morada y roja. Todos los hombres de mi vida habían recibido un golpe por mi culpa. Él me cargo después de que le dijo algo a Harry que no entendí, Harry estaba en shock no caminaba y no movía su vista de la pared, podía ver de lejos que estaba temblando.

Niall me saco de la cama y me cargo en sus brazos a la bañera, donde comenzó a hablarme mientras la llenaba en agua fría, cada minuto que pasaba ahí me hacía sentir peor por que moría en frio extremo y me dolía el cuerpo como jamás me había dolido, comencé a llorar pero Niall insistía en que me haría sentir mejor y no soltaba mi mano en ningún momento. Él estaba ahí para mí.

Finalmente, así fue, me sentí mejor con su ayuda y también me había recetado unos medicamentos que me ayudaría a superar esta mala racha. Harry se había ido a algún lado mientras Niall estaba aquí. -¿Por qué no me llamaste antes? -Pregunte yo pero ya sabía la respuesta. A veces las personas nos sometemos a cierto tipo de dolor para ver si queda una pizca de sinceridad en las personas.

-Porque no sabía si estaba enojado contigo o si esto solo me hacía amarte más. – Respondió Niall quien yacía sentado sobre mis pies. Eso me rompió el corazón. -Lamento no haberte dicho que estaba comprometida.

-___________, yo sabía quién eras. Tenía una idea. Varias veces te vi en noticias financieras. Y también lo había visto a él. – Recargo su frente en la mía después de que me iba acercando cada vez más a él. 

-Porque no me dijiste lo de las drogas.

Lleve mis manos a sus mejillas para acercarlo a mí. – Porque no quería preocuparte, todo lo que hago lo hago porque tengo una razón y no te va a gustar.

Quería besar a Niall, pero él no podía besarme a mi devuelta.  -Déjalo ir. -Negué.

-No sé si te refieres a que deje ir este terrible vicio o a ti. -Él no contestó. -Porque estoy dispuesta a dejarlo todo si me lo pides. – Hable, era más fácil dejar todo cuando no tenías nada.

- ¿Estarías dispuesta a dejar a tu esposo por mí? -No pude responder eso porque Harry ya había llegado y estaba alejándolo de mi.

-En tu vida la vuelves a tocar y te volveré mi proyecto personal. – Dijo Harry de una manera tenebrosa. Estaba dispuesto  hacerle daño lo veía en su rostro y en el tono de su voz. -¡Largo!

Niall camino a la puerta de espaldas conmigo tras él. – Tú no la mantienes lejos de sus demonios. Ella ha caído en drogas por tu culpa. ¿Por qué la obligas?

-Harry, no. – Dije yo moviéndome hacia él, me gire a Niall. -Tienes que irte.

-No me iré. Ni siquiera quieres estar aquí. – Hablo Niall por mi pero tenía razón. Estábamos metidos en este hotel por Harry. -Vístete y vámonos.

Harry intentaba contenerse porque estaba casi suplicándole. -__________ le romperé la cara en cinco… cuatro…

-Vamos Niall, vete. -Lo empuje fuera de la puerta no quería que recibiera otro golpe por mi culpa.

- ¿Acaso te pega? ¿Le pegaste antes? – Niall estaba furioso como nunca lo había visto y por supuesto tenía más fuerza que yo.

- ¡No! – Grite yo y Harry al mismo tiempo. - ¡No yo no le pego! – Grito Harry en su defensa, lo tome del brazo en cuanto intento hacerle daño a Niall y me coloque en medio cerrando los ojos. – Harry, si le quieres golpear tendrás que golpearme a mi primero. – Dije yo, obviamente él no me golpearía. Vete Niall, sólo vete. No empeores las cosas. – Hable yo. Niall se movió fuera de la habitación en cuanto vió que Harry bajo sus hombros y se relajó.


Harry se sentó en la orilla de la cama y se llevó las manos a la cara ocultando su rostro, después me di cuenta de que él estaba llorando, por la manera en la que se movía su cuerpo en cuanto respiraba. – Tu eres mía. – Lloro. -No sabes cuánto me has hecho pasar cada minuto desde que te fuiste y hoy me di… rompiste mi corazón. Rompiste mi corazón después de todo lo que sabías de mí. Tu eres mi mujer, ___________. Sea un contrato, sea una falsa, se verdad, sea que te amo, tu eres mía y me mentiste con otro hombre. No lo creo. No me cabe en mi cabeza. -Se hincó en sus rodillas y siguió con el recuento de los daños. – Dime algo, _______. ¿Hiciste el amor con él? Porque perdono el hecho de que te hayas acostado con él, te perdono el que él te haya besado, que te haya tocado pero  no podría si me dices que … si me dices que lo amas. Así que respóndeme… ¿Hiciste el amor con él? 
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Educando a Styles

Mensaje por lovesick el Lun 26 Dic 2016, 11:08 pm

 
 
Capitulo: ¿Feliz?
Tenía el lienzo frente a mí, pero estaba en blanco. No me sentía parte de esto. Ni siquiera podía concentrarme. Después de pasar dos horas frente a frente al cuadro limpio decidí que solo tal vez si tocaba un pincel la vida regresaría a mí. No me sentía segura de lo que iba a hacer, pero finalmente cuando lo toque lo patee con tantas fuerzas que tiro las pinturas a mi alrededor y lo que hice únicamente fue ensuciarme.
Sentí como si cayera en un gran agujero negro. De pronto en verdad quería morir. Nunca había deseado tanto mi muerte. Comencé a gritar con todas mis fuerzas.
Eso solo fue un poco del comienzo.
Al pasar los días no podía ni siquiera podía mantener mi cabeza en alto, sólo quería morir. No tenía más pasión, todas las veces que había huido de Harry y de mis sentimientos eran solo pasos que me elevaban cada vez a los cielos para finalmente caer hasta donde estaba ahora, debajo de las nubes.
Zayn decía que no estaba mejorando. Él sabía (de algún modo) lo que era estar encerrado, me preguntó la razón por la cual él estaría en un lugar como este que en cierto modo terminaba con un poco de tu cordura.
Mi corazón ya no latía a mil por hora. -No ha venido a verte. ¿Verdad? 
-Zayn me dio una manzana verde, la mordí.
-No necesitas respuesta a eso.  – Conteste, pero era verdad, Harry me había dejado aquí. Justo cuando crees que él no te puede dejar de nuevo, lo hace. Sorprendente. -No necesito que este aquí como tú, no necesito que este aquí. -No sabía si eso era mi debilidad haciendo frente a todo o mi miedo constante de que en verdad lo necesitara por alguna extraña razón.
Pasaron aun los días y sólo se volvieron peores. Me inyectaban medicamentos que servirían para que mi sistema volviera a funcionar correctamente y no fuera más dependiente de las drogas.
Zayn y Louis me visitaban siempre que podían o mejor dicho que yo quería, no eran todos los días buenos y ellos los sabían. -Sólo dime y haré que cierren este terrible lugar. – Negué, él recogía mi cabello mientras yo vomitaba detrás de un lindo rosal. Me limpie el vómito que quedaba en mi rostro con la manga de mi sudadera.
-No.
Zayn se cruzó de brazos y me dio mi botella de agua. -Ni siquiera te gusta aquí. – Dijo él y tenía razón, pero era lo mismo estar aquí y estar afuera. Me levanto la cara de forma pesada y sin temor, lo empuje con un brazo. -No estás tomando las pastillas. -Sonrió como si esto fuera como una travesura de hermanos. -Has vomitado dos veces, niña estúpida.
No tenía ni idea de cómo rayos lo sabía, pero lo sabía. -Para empezar, no soy una niña y mucho menos estúpida. ¿Sabes que hacen esas cosas? Juegan con mi mente y me mantienen absorta como si ese fuera el único modo de mantenerme sobria y limpia. – Reclame. -Esas inyecciones son peor que las drogas que me metía. – Dije yo, Zayn rio.
-Sí que eres una estúpida. – Dijo con una sonrisa. No me atrevía a preguntarle como el es que sabía tanto de esto hasta que finalmente mi cabeza supo la respuesta. Él también había tenido problemas. Lo mire fijamente y yo sabía que él sabía que conocía la respuesta.
-Sólo te diré que fue peor de lo que creí. – Zayn se pasó una mano por el cabello negro y agito las hermosas pestañas negras y tupidas las cuales había heredado de nuestro padre. Él se parecía más a él de lo que yo jamás me pareceré. Su celular sonó, atendió la llamada unos cuantos segundos y al colgar se agacho hasta que nos vimos directamente. -Sólo quiero que sepas que ella insistió en venir. – Yo me levante sintiendo mi corazón detenerse por completo.
- ¿Qué? – Zayn coloco sus manos en mis brazos, intentando detenerme antes de que huyera, mi maldita necesidad de huir. - ¿Por qué lo hiciste? Yo te dije que no.
-_________, ella también quiso conocerte. Ella fue la razón de que yo te conociera. ¡Jamás dejaría que ella se acercara a ti! -Grito ante mi desesperación y fue entonces cuando me detuve.
Él supo lo que había dicho y negó con la cabeza. -Eso no fue lo que…
-Tienes que irte. -Señale.
-__________, lo siento. No fue mi intención, maldita sea, déjame explicarlo.Negué, eso me había dolido, pero era mi culpa. Escuche a alguien gritar de felicidad que ya no compartía. -Dijiste exactamente lo que querías decir, Zayn. – Don llego apenas a nosotros e intento tocarme, pero me hice hacia atrás, no era una muñeca en exhibición.
-Vete o juro que voy a gritar- Dije moleta y con un pedazo de mi corazón roto, Zayn la había cagado, Don entendió esto.
-_________, él suele ser un imbécil, por favor. Lo siente. – Dijo ella tan preocupada como lo estaría mi madre. Zayn la tomo por la mano y la jalo hacia atrás, Don comenzó a llorar y yo a respirar de forma pesada que tuve que echarme en el pasto para poder respirar bien y no sufrir un ataque de pánico.

-Lo siento, hermanita. Lo siento mucho. – Dijo Zayn jalando a Don con él porque ella se negaba a salir y yo luchaba por respirar, los observe irse. Y un poco de felicidad con ellos. 
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Educando a Styles

Mensaje por lovesick el Jue 26 Ene 2017, 11:22 pm


Capitulo: Razón.

Estoy frente al lienzo de nuevo, lo rozo con la punta de los dedos. No puedo siquiera pensar en la idea de tomar el pincel de nuevo para pintar sin pintar y que duela más de lo que nadie jamás sabrá. Cerré los ojos y sentí a mi corazón hundirse y hacerse aún más pequeño de lo que ya era.

Este era mi infierno personal.

Salí de la habitación “creativa” y corrí a la libertad que me podrían brindar dentro de este hospital o sanatorio, ciertamente no sentía que esto estuviera ayudando; cada vez me costaba más dormir, los demonios en mi cabeza (de mi pasado) vienen cada día, me hacen heridas nuevas que dejaran cicatrices profundas.

Hoy es el día de cartas, eso me dice una de las enfermeras que no tiene facha de una. Asiento. Eso sólo significa que debo estar en mi habitación como todos los demás esperando que una entre por debajo de mi puerta, sinceramente no espero recibir alguna. – Necesito un respiro. Por favor. – Pedí y ella asintió, no quería causar más problemas así que después de unos minutos caminé a mi habitación, debajo de la suela de mis zapatos pude escuchar como algo sonaba.

Era una carta.

Al tomarla en mis manos pude reconocer el aroma que emanaba de ella, lo único que logró fue que esta resbalara de mis manos y que mis ojos se cristalizaran.

- ¿Así que has escrito? ¡Qué descaro! – Grite molesta como si de algún modo pudiera desahogarme. Tome la carta y la guarde debajo de la almohada.

¿Cómo era que él podía escribir después de todo? 
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Educando a Styles

Mensaje por lovesick el Jue 11 Mayo 2017, 7:56 pm



Capitulo: ¿Qué? 

Realidad. 

La triste y cruel realidad.

Te golpea en la cara o te saca el aire de los pulmones. No puedes defenderte, únicamente debes aceptarlo. 

Es por una buena causa. Según dicen. 

Estaba lista para salir de aquí. Estaba lista. 

Tomé la maldito pintura con mis manos y la lance al estúpido lienzo que tenía frente a mi, grité mientras lo hacía y lancé el bote por la ventana destrozándola en mil pedazos. Enterré mis uñas en el pedazo de papel que tenía para mandarlo a volar al igual que todo lo mío, todo lo que me hace feliz, triste, enoja, aterra, agrada, sueños y un poco de recuerdos fueron a dar a una pared blanca que me enfermaba. 

Escuche varias palabras tras de mí, levanté las manos y dije que estaba bien. Porque ya lo estaba. 

Ya me había suicidado antes. Tenía que ser una nueva yo, quería hacerlo. Yo sola me iba a dar mis ganas de vivir costará lo que me costará. 

Así que le escribí a Harry y yo misma fui a dejarle la maldita carta.

La maldita carta que decía la historia de mi vida, mía y suya. Mi vida. 

Y también la que quería con él.  


Toqué la puerta de su estúpida mansión. 

Jamás olvidaré su mirada. 

Me veía como a un fantasma. 

Pero yo veía a un imbécil. 

Mi corazón o lo que quedaba de él se rompió en ese momento. - Mala hierba nunca muere. - Fue lo único que dije. A ese cabrón que estaba frente a mí: en ropa interior con la boca roja. Lo empuje y me vio pasar a su casa, escuche a alguien tararear y camine hacia donde estaba ella.  

Kimberly estaba ahí sirviendose tequila, desnuda. Mi mano derecha. - Vaya. ¿Cuando fue que "Hamilton Styles" te adoptaron?  - Tuve que recurrir a mi autocontrol para no romperle la cara y sacarla a rastras de la mansión. Su caballito cayó al suelo. Al girar intento cubrirse su cuerpo. - No es necesario. Me iré. Disfruta mientras puedas, porque te voy a hundir tanto que nadie querrá contratarte.  - Me giré y le patee su ropa interior con la punta de mis converse. 

Harry ya se había puesto camiseta y unos pants. - ________. 

No podía mirarlo más. -No puedo creer que haya sido una estúpida, vine aquí a arreglar las cosas... Leí tu maldita carta pero ¿Sabes? Puedes meterte tus palabras por tu culo. 

- _____________

- Por favor no vuelvas a mencionar mi nombre, Harry Edward Styles. No lo hagas, gran hijo de ... - Camine de nuevo a la entrada y Harry me pisaba los talones. 

-________, espera. 

-¡No! He esperado demasiado y ya me canse de eso. Así que buena vida, Harry. Buena puta vida. - Dije bajando los escaloncitos corriendo hacia la calle. 
Harry me tomo de la cadera y me tiro en el pasto. - ¡Suéltame! ¡No! ¡____________! ¡Maldición! 
Harry se coloco a horcajadas sobre mí dejándome indefensa. Comencé a reírme, puesto que no iba a llorar de nuevo. No ahora que me moría por partir la cara a la estúpida de Kim. - ¡Eres un gran hijo de puta! - Grite molesta, le di una cachetada, sólo lo escuche gruñir. - ¡Con mi puta secretaria! ¡En la puta mansión! Donde me dejaste... 

- ¡Tu me engañaste primero! - Gritó. 

-¡Se ve que quieres una segunda! - Grite yo aún más fuerte. - ¡Quítate!

Me tomo los puños con sus manos y los puso a mis costados de tal modo que no podía golpearlo. - ¡No! ¡Tranquilízate! ¡Tenemos que hablar!

Grite de dolor, podía verlo un poco mejor ahora, porque ya estaba liberando esas lagrimas de mis ojos. Mis puños se abrieron y deje de hacer fuerza con él. - ¿Le hiciste el amor? - Pregunté de repente. Recordando aquella noche que él descubrió que Niall y yo teníamos sexo. - Dime. - Susurre. 

-¿Qué? - Preguntó sin procesar lo que había dicho. 

Trague saliva. - Sólo lo diré una vez más... Harry... ¿Le hiciste el amor? - Busqué su mirada cuando él ya me había encontrado a mí. Me mordí los labios porque me dolía todo. Estaba mal. 

- No... No podría. - Respondió y eso me alivió cuando yo ni siquiera lo había esperado. Nos quedamos así un rato. Sólo mirándonos como si así pudiéramos decirnos más de lo que podemos cuando hablamos. También él tenía los ojos llenos de lagrimas. 

Me intenté levantar y me aleje lo más posible de él una vez de pie. Mire la gran mansión de donde salía Kim quién tenía que salir por aquí. - Se ve que te aburrías sin mi. - Dije yo. Ella se detuvo ya vestida, juré que la iba a destrozar porque en efecto si le di un puñetazo directo a su nariz que la tiro al suelo, un poco de adrenalina me hizo sentir invencible tanto que podía matarla a golpes. 

Harry me detuvo antes de que la golpeará otra vez, la ví sandrando  con un gran moretón en la mejilla. - ¡Vete, perra! - Ella resignada se levantó tapándose la nariz que sangraba hasta que desapareció. - ¡Sueltame! ¡Sueltame! -  Harry me soltó y yo me senté de nuevo en el suelo para respirar. 

Él quería ayudarme a levantar pero no iba dejar que me tocará. 

- Estamos a mano. - Respondí, sobando mi mano caminando a su casa. - Iré por hielo. Después no nos veremos más. - Mi voz se escuchaba cortada. 

Hice lo que dije, esta casa se notaba diferente .- No pude venderla. Era lo único que me quedaba de ti. 

-No queda nada de mí en este lugar, ni siquiera los malos ratos que tuvimos aquí. 

-¿Hacer el amor fue un mal rato? - Sonaba herido y eso me gustaba mucho. 

- Apuesto a que te la cogiste en la cama Styles o en el cuarto de lavado. No queda nada de mi. 

Contesto rápidamente. - Eso es mierda. No fue así, pero tú dime. ¿Te cogiste a Niall en la cama o en la cocina? - No respondí. 

- No fue en la cocina ni en tu cama. Tuve la decencia de tirarmelo en otro lado, Harry. - El hielo me quemaba a ratos un poco la piel, mi mano se veía morada.- Ojalá le haya roto la nariz a esa perra. 

- Pero lo hiciste. - Se cruzo de brazos el muy digno. -¡Por un demonio! ¡_____! ¡Ve como estoy! ¡Ve como estoy! ¡No estoy bien! No lo estoy... - Dijo  acorralandome contra la pared muy suave y bajo cerca de mi oido. 

-No vamos a hacer esto, Harry. - Susurré. - Me abandonaste... cuando más te necesitaba y te odiaba. Me abandonaste, Harry. Te esperé... hicimos el amor pero no me diste motivos para quedarme así que te pedí que me dejarás ir por las buenas, por mí. 

-___________, tu también me abandonaste cuando quería una vida contigo. No es que no la quiera ahora, cariño. Pero necesitamos hablarlo y no puedo hacerlo si huyes de mi. 

-Harry no puedo hablar contigo de esto, menos ahorita cuando ... no la voy a mencionar. Estuvo aquí, estuvo en tu piel apenas hace un segundo. No me pidas que hablemos...

-__________. Te lo suplico. No. No me dejes ahora... maldición. No. Quédate. - Pego su frente a la mía y se sintió tan bien. Pero negué. 

-No. Venos. Ahora. Te he visto muy poco y ya estoy llorando por ti. Siempre me rompes y yo que creía que no quedaba nada más que romper. Así que no.

Me haces llorar. 
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Educando a Styles

Mensaje por lovesick el Vie 12 Mayo 2017, 7:24 pm

Capitulo: Café frío. 
Teníamos que hacerlo. 

Tenía que hacerlo. Asistir a una estúpida junta con él. Salí de mi nuevo departamento en Miami. Quería vivir lejos de Nueva York un tiempo y toda su ciudad que me absorbía. Harry ya estaba en la camioneta esperándome. Apesar de vivir aquí no podía dejar de tomar café hirviendo.

Me abrieron la puerta y subí, me limite a saludar a todos los que nos rodeaban dentro de ella. La asistente de Harry y mi nuevo asistente. Apenas me subí y ya tenía que leer unos papeles. Harry me saludo con la mirada. Después de nuestro rencuentro no habíamos hablado, yo volví a USA y deje que las cosas simplemente tomaran el curso que quisieran tomar. 


Así que estábamos aquí. No me apetecía mucho asistir a esta firma de un nuevo proyecto en el que nos encontrábamos, sería la primera vez en mucho tiempo donde yo volvía a estar enfrente de mucha personas. Volver al trabajo no había sido difícil. Me había ganado prestigio y confianza con varias marcas con las que trabajaba, así que sólo le dije a Harry que yo estaría a cargo de lo mio de nuevo. 


Bajamos del auto en cuanto llegamos al edificio citado. Harry espero por mi mientras decía algo en otro idioma, se distinguia un poco como portugues. Cuando colgó la llamada me tendió su brazo. - ¿Por si las dudas? 

Negué pero tomé su brazo. - Lo haces por las apariencias Siempre me decías eso. - Respondí recordando lo mucho que odiaba esto. No dijo nada y nos abrimos paso al elevador. La asistente de Harry intentaba no mirarme, cuando hablaba miraba sus pies y no se si lo hace porque la intimido o porque se acuesta con mi "esposo". 

James mi nuevo asistente era muy relajado, ns entendíamos muy bien y sabía lo que quería incluso antes de que yo lo pensará. Estaba con la tableta revisando varias notas. - ¿Cómo has estado? - Dijo en voz baja Harry mientras esperabamos a que todos subieran el elevador. Alguien pulsó el botón y comenzamos a subir. 

-Bien, Harry. La soledad no me abruma. - Conteste. 

-¿Por que Miami? Siempre has odiado el clima. - Dijo él mirando como yo nuestro reflejo en las puertas de metal. 

-Yo odio muchas cosas, querido. Pero quería probarme. - Respondí. Bajamos todos y nos sentamos. Minutos después yo me moría de aburrimiento con esto. -Deja de moverte. - Susurró Harry muy bajo que nadie se percato de que su mano se había posado en mi pierna descubierta por el vestido deteniendo mi movimiento. 

Lo miré "¿Qué mierda estás haciendo"

Harry ocultó una sonrisa, ligeramente elevo los hombros. " Te detengo" 


"No me toques" Quite su mano de mi pierna, y él tomo mis dedos entrelazándolos con los suyos. Ignoré el hecho de que mi corazón se detuvo, porque ambos sabíamos que nuestras manos encajaban perfectamente. Él sabía lo que hacía y que yo sabía eso.  Intenté pellizcarlo pero no pude, su mano era más fuerte que la mía y más grande. Aflojó nuestro agarre y sólo por dejarme ligeramente en evidencia yo jugaría las mismas cartas. Con las uñas camine por su pierna haciendo circulos mientras el hombre frente a mí hablaba de no sé que rayos. Luego tome su pene y lo estruje con mi mano. Harry reaccionó ante eso. Tirando su papeleo de la mesa. 

Dijo avergonzado. -Disculpen, que torpe. - Todos rieron, relajados. Harry levanto sus papeles y yo me cruce de brazos. puesto que había ganado. Por fin la junta había terminado, Harry se levanto al igual que yo para despedirnos de toda esta gente que no había visto jamás en mi vida. - Es la primera vez que la vemos junto a Harry. ¿Están casados? - Preguntó un moreno de ojos verdes, sonriendo de manera coqueta. - Sí, para su desgracia. - Dijo Harry pegándome a él de repente. - Casi cumplimos ya dos años. -Tome mi botella de agua y bebí. ¿Era en serio? ... ¡Maldita sea! Comencé a toser porque me estaba ahogando. Sí ¡DOS AÑOS! - Espero verlos pronto. Mis padres organizarán una velada, están cordialmente invitados.  - Dijo él tomando mi mano y dándole un beso y después salió de la sala. Harry sonreía queriendo matarlo. ¿Está celoso? 

Finalmente quedo un señor muy apuesto para ser un hombre maduro, que hablaba con Harry animadamente mientras yo esperaba intentando no jugar algo en mi celular. Aron se acercó a mi. - Srita. Hamilton. Me acaba de llegar una notificación del Sr. Dallas ... un hombre que en la esquina de la mesa, traje azul. Está invitándola a su reunión con un acompañante. - Solté una risa ocasionando que Harry y el otro hombre nos vieran. 

-Lo siento, disculpen. - Aaron salió a rastras conmigo. - Tal parece que al hombre guapo le gusto. - Aaron sólo se limito a sonrojarse porque estaba metido conmigo en esto. - Será en Atlanta, Georgia. Pasado mañana. - Asentí viendo la dirección y dándole confirmar. - Sí Harry pregunta qué fue eso, sólo limítate a huir. - Pedí. - Además ¿Ya se arreglo lo de Swan? - Él asintió, se lo había advertido a esa perra. 

-Bien. Puedes tomarte el día libre mañana, tengo mucho que hablar con Harry. - Señale yo. Vi a Harry darle la mano a este hombre y después mirarme, me acerque a ellos de igual manera para despedirme. - ¿Así que tú eres, _____________ Hamilton... Hamilton Styles ahora? 

No iba a decir nada al respecto para no crear una escena. - Yo  trabaje con tus padres, teníamos muchos negocios y eramos buenos amigos, no me sorprende que te hayas casado con uno de los hijos de sus mejores amigos. - Dijo él antes de irse

Harry de pronto se cruzó de brazos mirando la vista a la playa. - ¿Podemos hablar? 

Él respondió. -Ya estamos haciendo eso ¿No? - Y era por estás razones por las que yo era como era. 

-Harry... Nada. Olvidalo. - Bajamos en un silencio incomodo los 4. -Aaron pide un taxi para los dos, porque si voy en el auto con él lo voy a matar. 
 
Harry tomo mi mano. -______, lo siento. Debemos hablar. - Dijo él. Subí al taxi con él y los demás se tomarón el día libre. Le di mi dirección al taxista que nos llevo al cabo de 20 minutos. 
Harry observaba con detalle el departamento creo que me conocía más de lo que pensaba porque había cosas con las que arrugaba su nariz como si supiera que yo no compre eso y que lo hizo alguien más. - ¿Porque aquí? 

-No eras un hombre de preguntas ni respuestas. 

- Antes no me habías dicho que me amabas. - Dijo el tocando el grano. No mostró ninguna pizca de miedo ni nerviosismo igual que yo. Aunque sabíamos que tocábamos terreno desconocido. - Tal vez deberíamos arreglar nuestro asunto a medias de la oficina. - Sugirió y le mostré mi dedo medio burlona. Él sonrió y camino hacia mi, pegándome a la pared de manera brusca, sólo el podía hacer esto conmigo. -¿En verdad quieres hablar? - Preguntó él decidido a hacerme explotar, mis piernas temblaban con cada beso que me daba en el cuello. 

- Al diablo la charla.  - Dije yo, quitando su saco lejos de él, nos besábamos con mucha pasión y sentía sus dientes morderme los labios (cosa que era excitante) que no podía evitar gemir. Harry me quito buscaba el cierre de mi vestido y al gruñir de frustración reí un poco en sus labios. - Alguien... tiene proble... te ayudo. - Dije yo quedando en ropa interior, le quite de paso su camisa y su cinturon. Él me llevo con besos hasta la cama donde ya no teníamos nada, se hizo paso con su lengua hasta mis pechos, lamiéndolos una y otra vez. 

Harry me miro antes de acomodarse entre mis piernas y moverme con él una y otra vez, mis uñas se enterraban en su piel sin querer. Se movía una y otra vez, maldición. 



Siempre me haces llorar y no lo entiendo... porque te amo, Harry. Lo supe en cuanto me dejaste ahí a mi suerte. Me di cuenta de que no ibas a volver por mi así que aquí estoy yo. Amándote esta vez. 




Harry y yo nos besábamos sin piedad, podía sentirlo en mi piel su escencia. Nos perteneciamos. Nos acomodamos un poco yo quedando arriba de él. - Soy tuyo hasta el día de mi muerte. - Dijo ronco. - Incluso después de ella seré tuyo.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Educando a Styles

Mensaje por lovesick el Miér 31 Mayo 2017, 10:29 pm



Capitulo: Una vez más. 

Cuando terminamos en el suelo, después de varias rondas de guerras en busca de placer o tal vez amor, se siente cercano un buen final o al menos eso creo. 

Harry se recarga en su brazo para sostener su peso y no caer directamente en mi, me habla de lo mucho que me extraña y de lo mal que ha estado incluso estos días in mi, no logro concentrarme en las bellas palabras que dice porque no importan sólo quiero verle, es hermoso sus pestañas tupidas bailan una y otra vez atrayéndome, sus labios se mueven tentadoramente que no puedo pensar en no tenerlo pegado a los mios. Creo que amo a este hombre, creo que me he enamorado de él y de su estúpido rostro, de sus amarguras, de él. -Creo que debemos intentarlo... darnos una oportunidad. - Dice él pegando su frente a mi mejilla. - ¿Qué dices? 

Me tardo en contestar aunque no haya nada que pensar, sé la respuesta. - Sí, hagamos esto. - Digo con una sonrisa y siento mi corazón palpitar como loco. Harry se acerca y me besa. - Vayamos sin prisas, no hemos estado en un matrimonio real. - Dije yo burlándome de nuestra situación. 

-Menos mal que ya tengo a la chica. - Sonríe.

-Pero tengamos reglas. - Su sonrisa se borra pero asiente. - Quiero que estemos en las buenas y en las malas, ya no más huidas porque me he cansado de huir y de que me dejes ir. 

-De acuerdo. También quiero que estés abierta a la posibilidad de estar ... juntos, así que considera la posibilidad de vivir conmigo.- Niego inmediatamente y ya me siento al borde junto con él, ambos respiramos intentando no explotar o ir al limite. 

- No quiero volver a la mansión. Así que no, mejor ven a vivir conmigo y si quieres estar un rato en Inglaterra podemos ir pero no allá. - Digo del modo más claro y sútil que tengo, pero Harry ya esta buscando sus pantalones y me alcanza lo primero que ve que es su camisa me reincorporo ante su "vistete porque no me concentro si estás desnuda" 

-No entiendo el por que. Ni siquiera lo has pensado. 

-Harry. No hay nada que pensar. Han pasado muchas cosas detrás de esas paredes,  estoy cansada de volver ahí tras los secretos de familia que no se y no sé tampoco si algun día conoceré. Ahí me llevaste y después nos dejamos. Ahí paso lo de "ella" y ahí te cogiste a Kim. Así que no Harry, lo siento. 

Harry se rasco la cabeza y salio de la habitación (conmigo pisandole los talones) buscó algo en la cocina yo me quede tras él. -  Bien.

Pregunte. -¿Bien? 

-Está decidido. Compraré un departamento o una casa. Para nosotros dos. Así podemos ir allá. - Dijo él sorprendiendo con esa nueva posibilidad.

-¡Oh mierda! Te quiero. - Dije acercándome a él y abrazarlo. 

- ¿Sólo eso? -Dijo pegando sus manos a mi trasero. 

-Sí. No tienes tanta suerte el día de hoy. - Dije yo besándolo. 
Dejo de besarme y pronto las cosas se pusieron interesantes. - ¿De qué estaban hablando tú y  tu asistente?
Sonreí. - Eso no es de tu incumbencia, ´pero te lo diré, sólo porque me has puesto de buen humor. No recuerdo como se llama, pero nos han invitado a una fiesta pasado mañana en Atlanta y quiero ir. Y quiero que tu vayas conmigo. 

Harry pareció pensarlo. -No, no quiero ir y no quiero que tu vayas. 

Fruncí mi ceño. ¿Qué? - Ajá. ¿Y por qué no? 

-Porque no me gustan las fiestas y no quiero que tu vayas a una, no después de lo que ha ocurrido el último año de nuestras vidas. ¿podemos cerras esta conversación? 
Negue y él resoplo. 

- _______.

-Harry. 

Harry volvió a abrir el refrigerador en busca de jugo. - No quiero que vayamos. - Se sirvió el jugo y yo tome el vaso antes para beber todo. Harry sacó otro vaso, molesto. 

- Yo si quiero ir. ¿Sabes hace cuánto no me divierto? 

-_________.

- Quiero ir y ...

-¡No vas a ir y punto! - Grito molesto, sacándome de quicio. Di un paso hacia atrás. Él cerro los ojos y soltó un suspiro. - Lo siento. No quería gritarte.
- No importa. - Conteste yo. 

- Sí importa. No quiero que vayas... no después de todo. ¿Entiendes? Es la primera vez en mucho tiempo donde estamos juntos sin influencia de alcohol o de cigarrillos, de mentes psicóticas y de los secretos.  Además no lo conoces tanto como yo. Él ... Él... ni siquiera tendría que darte explicaciones de él, me preocupas tú. 


Harry estaba preocupado, él tenía un buen punto pero no iba beber. - Ven conmigo y así verás que no beberé. Sólo quiero salir y se me antoja ir. Además es una fiesta de sus padres, puede ser fructífero más para lo que acabamos de firmar. Consideralo. 

-Bien. Voy a considerarlo. ¿Estamos bien? - Asentí. Me gustaba esto de arreglar nuestros problemas o buscar una solución. En otro momento sólo me hubiera enojado y alejado de él. Pero en definitiva iba a convencer a Harry de ir. 




Harry trabajaba desde la sala mientras yo hacía lo mismo a su lado. Estaba cansada y me dolía la espalda de estar acostada ya había pasado un día y hoy en la noche era la fiesta. Saco su celular para hacer una llamada y de pronto estaba muy tenso, lo note en cuanto se asusto porque me levanté de un salto del sillón para hacer café. También saque mi celular desde la cocina y mande un mensaje a Aaron. - ¿Me puedas reservar dos boletos a Atlanta y poner los documentos faltantes en mi escritorio y lo  demás lo puedes repartir? 

-¿Vas a asistir a la fiesta de los Dallas? 

- No seas chismoso y sólo hazlo. - Dije colgando, la cafetera termino y Harry cerraba los ojos respirando intentando buscar su paz. 

-¿Quieres café? -Asintió, le lleve una taza con un poco de azucar porque a él no le gustaba el café. Le quite la laptop de sus piernas y los papeles para sentarme en su ragazo. - Relájate. ¿Necesitas ayuda? - Nego mientras me miraba directamente analizandome. 

-¿Qué es lo que quieres? - Pregunto antes de morderme el labio y buscar mi cuello. 

-¿Pensaste en la fiesta o tendré que irme sin ti? - Dije molestándolo con la verdad. Dejo de besar mi cuello. 

-Por supuesto que piensas ir sin mi. - Su tono era neutro y mi celular sonó en el bolsillo de mi trasero, Harry lo tomo antes y vio que eran los boletos de avión y hotel. - Que te vaya bien.

-Harry, ven conmigo.

-Sí tanto quieres ver Atlanta puedo llevarte, a cualquier lugar del puto mundo iremos. - Dijo él tomando de su taza, me baje de su regazo. - ¿Y si te convenzo? - Se encogió de hombros ignorándome. Y es así como las mujeres siempre tenemos que hacer el trabajo sucio. Me puse de rodillas frente a él quien estaba sentado y meti mi mano debajo de su short directo a su miembro y luego debajo de sus boxers comece a tocarlo, Harry intentaba controlarse pero yo ya lo tenía a mi merced. Dejo su taza de lado y siguió mirandome. - Ven conmigo y prometo no molestarte en mucho tiempo. 

- Gracias al cielo. - Lo estruje y provoque que se retorciera un poco. Seguí tocandolo en la punta de manera suave y circular. -última oportunidad... si vienes conmigo te ayudare a terminar. - Dije deteniéndome y él jadeo. Estaba molesto porque no estaba complacido. -No puedes hacer esto. - Sonreí sacando mi mano de sus shorts.

-Claro que puedo. - Me levante del suelo y camine a la habitación  para tomar una ducha, un Harry molesto se quedo sentado en el sillón derrotado y fastidiado. 

Finalmente cuando salí, él ya estaba con una toalla en la cadera. - No te vayas sin mi. - Dijo él y sonreí en el fondo. - ¿Y esa carisma? - Harry entro aún con mala cara a la regadera - Tuve que "trabajarme" ya que alguien me dejo a medias. - Me encogí de hombros aunque él no podía verme. 

Me coloqué un vestido negro de escote V en el frentre de mangas largas, era simplemente elegante. Y hermoso, y como aún tenía el cabello más o menos largos lo recogí en un chongo despeinado. 

Harry al salir me vio colocándome el maquillaje.  - Vaya... Luces... luces  - Dijo él recargándose en la pared con los boxers puestos y algunas gotas escurriendole en el cuerpo. - Amor... como no luces.  - Me levante y camine en dirección a él, dándole un beso en el cuello y después en sus labios. -Si me hubieras dicho que te pondrías ese vestido si me convencias. - Dijo haciendome reír. 

Me gustaba este nuevo Harry, que era muy divertido y que me hacía caras todo el día. Me dió la mano después de bajar del vehiculo una vez en Atlanta, estábamos frente a la entrada de una mansión. Él lucía un smoking negro con un moño en el cuello, el cabello largo y los rizos completamente despeinados. Entramos a la gran casa que estaba alumbrada a base de velas y luces blancas que parecian estrellas, el alcohol se acerco a mi en una charola y negué sólo para no incomodar a Harry quién tampoco bebió. 

Pronto el hijo de los Dallas camino hacia nosotros, debo admitir que este hombre era super guapo, y ahora que lo veía bien tenia unas pecas hermosas y unos labios carnosos, pero había algo en él que me recordaba a algo o mejor dicho a alguien- me miro de pies a cabeza sin importarle que Harry estuviera a mi lado. -Buenas noches, Sra. Hamilton ...- Dijo él tomando mi mano para besarla mirandome directamente a los ojos, y luego darle la mano a Harry sin palabra alguna, Harry iba a matarlo en cualquier segundo si yo no dejaba de tomarle del brazo para detenerlo discretamente, sentía la tensión de su cuerpo. Unos señores igual de apuestos se acercarón a nosotros, eran los padres de Dallas, que poseían la belleza de su hijo. 
-Harry... - Dijo la Sra. Dallas abrazándolo como si fuera su familia, Harry le devolvió el abrazo.- Dereck no me dijo que venías. ¿Ella es tu esposa? Tu madre me ha contado mucho sobre lo bonita que es. - Dijo mirándome y tomandome por sorpresa con su abrazo. Harry nos presento. - Tíos Dallas, mi esposa ________ Hamilton.- El papá de Dereck también me abrazo con gusto igual que ella. Yo intentaba ocultar mi asombro al haber escuchado "tu madre" y "Tíos" . - ¿Ya se vieron? Tus padres están aquí. No me dijerón que vendrías, cariño pero estoy muy feliz de verte después de muchos años. 

- Discúlpenme. - Dije yo soltando a Harry buscando el baño o un lugar para respirar y esconderme, Harry llego unos segundos después tomándome del brazo. -¿Sabias que tus padres estarían aquï? - Pregunte un poco molesta.- ¿Cómo que son tus tíos?

El negó. -No, no creí que vinieran a una estúpida fiesta  y no quería decirte justo por esta razón. Es hermana de mi madre. 

-Harry debiste iniciar por ahí. Yo que iba a saber que era tú familia, nos hubieras ahorrado la pelea que tuvimos antes de venir aquí. Me hubiera quedado tras cuatro paredes por voluntad propia. 
-Pero si eres terca, te lo dije. ¡Yo no quería venir! - Dijo levantando la voz. 
-¡OK! ¡Ya estamos aquí y ya me quiero ir!- Dije yo cruzándome de brazos. - No quiero ver a tus padres porque no tengo nada que decir incluso cuando tu y yo ya estamos bien. - Harry bufo groserías - Bien, nos vamos. - Dijo él tomándome de mi brazo un poco fuerte jalandome con él hasta salir de la propiedad Dallas para después cargarme sobre su hombro y pedir un taxi y meternos en él. Susurro algo al conductor quién comenzó a manejar a donde sea que dijo Harry. Yo no tenía nada que decirle a este cavernicola que aún no entiende que no soy un objeto. 
Llegamos a lo que parecía ser el centro de Atlanta donde la noche aún tenía vida en esta ciudad. Abrió la puerta para mí y pagó al conductor. - Te voy a enseñar puto Atlanta. Así que espero que estes cómoda en tus zapatillas. - Dijo él cambiando su mala actitud por una buena. -Vamos. - Me tomo de la cintura y caminamos así por las calles. - Quiero que vivas conmigo en el presente, sé que nos cuesta no tener discusiones en el día, pero estoy bien mientras tu quieras seguir discutiendo conmigo.- Me pegó más a él mientras caminábamos por un hermoso camino lleno de flores y luces. - Me cuesta trabajo contenerme a que otras personas te quieran poseer, como ese gran hijo de puta de Dereck. - Dijo besando mi cien. 

-Harry no tienes porque preocuparte, te amo. Hemos llegado hasta aquí por convicción propia y en contra de nuestra naturaleza seguimos aquí. Luchando a diario pero juntos. - Dije yo. - Eres vida, eres mi vida. Y es por eso que te busque. No puedo y no sé si algún día pueda estar ... sin ti. Mírate, eres mío. - Toque su rostro y él quería besarme pero salí corriendo entre el camino. 

Atlanta era preciosa de noche, te hacía sentir como si de pronto nada importara, sólo tu y la vida. Pasamos en una calle donde habían varias personas tocando en grupo una canción de jazz lenta. Me detuve a verlos juntos con Harry quién se colocó en una posición extraña. - ¿srita. aceptaría bailar conmigo? - Me sonroje pero tome su mano y él me giro para pegarme a él y comenzar a bailar. No eramos buenos bailarines pero nos estábamos divirtiendo, sentía la música mover mi corazón y sabía que Harry se sentía igual, estábamos por fin en un buen lugar al mismo tiempo y no queríamos irnos de aquí, me giraba con una destreza y agilidad al compás y simplemente era perfecto, no nos jactamos de que varias personas se había reunido al rededor y que una ligera llovizna caía sobre nosotros al terminar mis labios y los suyos quedarón casi juntos. - Soy tuyo - Respiro profundo y esos ojos color esmeralda me veían - hasta el día de muerte... 

Susurré. -Incluso después de ella, seré tuya. - Juntamos nuestros labios que tanto se extrañaban y la gente aplaudía, dejamos más dinero de lo que teníamos a los increíbles músicos. Me quite las zapatillas y seguimos así, dando cara al mundo. 
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Educando a Styles

Mensaje por lovesick el Miér 07 Jun 2017, 6:04 pm


Capitulo: Here we are. 
Al mirar a la estrella fugaz que está a mi lado profundamente dormido me levanto de la cama, Harry se mueve un poco pero no más. Estoy en ropa interior en el hotel en el que decidimos quedarnos y comienzo a pensar en todas las cosas que hicimos hoy y que siempre estarán conmigo, porque al final no me iré sin un recuerdo inolvidable.

Salgo del hotel y pido un taxi que me lleve a comprar a una tienda de autoervicio abierta a las 5 de la mañana. Una vez que llego voy directo a la farmacia, recuerdo el drama que Harry y yo hicimos porque mi periodo no baja. 

Mi celular suena, distrayéndome de mis pensamientos. 

-¿En donde estás? - Pregunta Harry del otro lado sonando somnoliento. 

-No te preocupes, vine a la farmacia. - Dije yo. 

-¿Estás bien? ¿Te duele algo? 

-No. Son pastillas anticonceptivas. Ya voy. Vuelve a dormir. -Dije colgando para terminar la llamada. En mi camino a la caja vi pastillas que te ayudan a dormir... las tome con la mano temblorosa pues escuché una risa muy conocida, que era la mía de pequeña. Al ver sobre mi hombro mi pequeña yo de 14 años me estaba viendo. - ¿En serio las vas a llevar? ¿Qué dirá Harry? - Dijo ella, recordé entonces porque mi yo me decía eso, ya las había tomado alguna vez cuando pretendía morir porque mis papás estaban en un juego de mentiras. Ese pensamiento me hizo hundirme en el saco, corrí rápidamente a pagar y salí en busca del primer taxi que me llevará a los brazos de Harry.
 

Cuando abrí la puerta vi a un Harry sentado en la cama con las manos en la cabeza. Corrí a él empujándolo hacia la cama con mi peso, hundiendo mi cabeza entre su cuello. - ¿Qué sucede? - Dijo él. No podía decirle: Amor, me estoy volviendo loca. Veo a mis fantasmas otra vez. -Nada. - Respondí. Sólo estoy muy cansada. Tuve una mala noche. - Dije mirando el reloj que marcaba las 5:39 a.m. Me quite el vestido y el saco de Harry para acostarme a su lado, luego de tomar una dosis de pastillas para dormir y las anticonceptivas, una vez de emergencia. Iría al medico a asegurarme de tener un plan anticonceptivo. 

Sentí varios besos en mi mejilla, por lo que tuve que moverme, al abrir los ojos, Harry estaba abrazándome ya vestido. -Ya es hora de que despiertes. - Dijo él besando mi nariz. - Son la 1: 23 p.m. Haz dormido toda la mañana. - Me estiré un poco y enredé mis piernas sobre su cuerpo. 

Era el sueño más largo que había tenido desde hacía meses. Me levanté y coloqué mi vestido. Harry me ayudó con el cierre y después me dio una nalgada. Un taxi nos llevaría al jet que teniamos de pronto. Harry odiaba a la gente y consiguió que alguien le prestará uno por hoy. - ¿Qué sucedió hoy? Te conozco, sé que algo pasa. - Insistió él. 

Negué. - No sucede nada, Harry. - Mentirosa. 


-Bien, ________. Pero estamos juntos... así que si quieres decirme algo soy todo oidos. -Le tomé de la mano y él le dio un beso a nuestro agarré. 

Y así comenzaron los días de ser una mentirosa.  Me tomaba las pastillas un poco temprano para despertar a una hora normal y así no alarmar a nadie. Harry ni lo notaba, decía estar muy cansada (en parte lo estaba) y eso le bastaba. 

Pero me prometí a mi misma que solo sería una caja. Nada más mientras recuperaba mi rutina de dormir. Tenía que dejar esto. 

Las pastillas se me acabaron.  Aaron no podía evitar preguntar para que eran las pastillas aunque era muy obvio, y le pedí que no le dijera a Harry, una de las empleadas me trajo un vaso con agua y las dos pastillas para el dolor cabeza  porque tenía una conferencia a última hora. Estaba apunto de levantarme para tomar el vaso en la mesa que estaba del otro lado de la habitación cuando sentí un mareo y unas increíbles ganas de vomitar.  - ____________...- No escuché lo que decía Aaron porque ya estaba vomitando en el baño. Maldición. - Aaron, necesito que me traigan un chocolate... no me siento - Volví a vomitar. Me levanté del suelo y enjuague mi boca. Al salir me encontré con Harry, quién al verme se puso pálido. 

-¿Amor? - Dijo antes de que yo diera un paso, se levanto para encontrar mi cuerpo con sus manos. - No te ves bien... Haz trabajado mucho estos días. Deberías descansar. - Asentí. - Lo haré, sólo que tengo una junta y esto me va a dar sueño. - Señale sonriendo. - Estaré bien. Saldré en unos 20 minutos. Si quieres puedes irte a casa. 

-No por que supuesto no. Te esperaré aquí. - Dijo sacando su celular mostrándome que iba a leer noticias o algo. - Aaron entro para apresurarme y salí junto con él. 

-No sabía que tu esposo estaba aquí. - Dijo él. - ¿Estás enojada? Luces terrible. 

-Vomite, Aron. Necesito un chocolate o algo. 

-Tal vez son las pastillas. - Dijo él metiendo la mano a su bolsillo para tenderme un dulce. - Ya no son esas pastillas, las que me llevaron son para el dolor de cabeza que no aguanto. 

-Supongo- Señale antes de entrar a la junta y estar de mal humor, porque me dolía la cabeza y aun tenía ganas de vomitar. Aaron veía mi increíble malestar. Y yo no podía estarme quieta. Finalmente la junta acabo y yo salí corriendo al baño porque no me sentía muy bien. Me quite las zapatillas y el saco después de vomitar, Harry andaba por ahí. Al salir necesitaba mi bolso para sacar unos zapatos bajos y mentas. Pero mi bolso no estaba en mi silla. No tarde mucho en encontrarlo porque Harry entro con él en su mano. 

- No sabía que ya estabas aquí. - Claramente. 

-¿Qué estás haciendo con mi bolso?- Pregunte, como me sentía mal ese era el menor de mis problemas. 

-Nada. ¿Por qué estás medio desnuda? - Me había quedado en bra y falda, descalza. 

-No me siento bien, Harry. Me dio un golpe de calor y necesito mi bolso. - Avancé a él para tomarlo pero él levantó su brazo con mi bolso como era más alto que yo no podía tomarlo aunque quisiera. - Tal vez es uno de los efectos secundarios de los sedantes que tomas. - Dijo muy muy molesto. Pronto saco de su pantalon el bote de pastillas para dormir. 

GENIAL.

-¿Sabes qué? Hablaremos de esto cuando estés vestida y nos vayamos a casa. - Señalo, no iba a discutir más cuando estaba así. Tome mis cosas del suelo del baño y al colocarlas en mi fui salí para encarar a Harry quién seguía asesinándome con la mirada. Le arrebate mi bolso en cuanto pase a su lado. Busque las mentas y lo que fuera necesario para meterlos en mi boca. - ¿Así que te drogaras en mi cara? ¿Crees que soy un idiota? - Gruño en el elevador. 

- Son unas malditas mentas. - Abrí mi boca y le enseñe la lengua. - Acabo de vomitar y me siento terrible, tanto que no estoy de humor para tus estupidos dramas, Harry. 

-¿Por qué no me dijiste que mierda estaba sucediendo? ¿Por que te encanta mentirme en mi cara? - Preguntó saliendo del elevador, subiéndose al auto primero. Yo me subí con él al suyo sin discutir, mañana el mio estaría aquí sin ningún problema. - ____________, mírame cuando te hablo. - Dijo tomando mi mentón. - Te he preguntado estos últimos días ¿Qué mierda te pasaba? 
Y me mentiste. 
-¡Porque no quería que te preocuparas más por mi! ¡No ha sido fácil mentirte! ¡No he dormido bien desde hace meses! Ya, te lo dije. Todo. No hay más. - Grite al igual que él. - Sólo fue ese bote. Te lo prometo. 

- ¿Y por eso te metes sedantes? ¡Deja de tomar café! - Grito él, saliendo del estacionamiento directo al primer semáforo en rojo.

-¡Harry! ¡No he bebido ni una gota de café desde que volvimos! ¡No puedo dormir! ¡Y lo que duermo no es suficiente! ¡Superalo! - Grite furiosa, tome la botella de agua y él la empujo lejos de mi mojándome. - ¡Detente, imbécil!  

- ¡No me llames, imbécil! 

-¡Deja de actuar como uno! -Grite yo. -¡Sólo tomaba agua! - Él me miro echando fuego. Creo que yo también lo hacía. Piso el acelerador y siguió conduciendo, tan molesto que le dio un golpe al volante. 

- ¡Harry, ve más despacio! - Pedí. - ¡Harry! ¡Harry, detente! -Harry detuvo el auto en el siguiente semáforo. 


Volvimos a avanzar, sólo que está vez no debimos hacerlo. 


Un auto a toda velocidad golpeo el auto. 




Sentí la necesidad de toser.


Fue cuando abrí los ojos, mi cabeza dolía. 



Lo primero que vi fue mucha sangre y vi vidrios rotos en el techo. Note que todo estaba de cabeza. - ¿Harry? - Hablé temblorosa y lo mire a mi lado con la bolsa desinflándose poco a poco. Tenía los ojos cerrados y los mechones empapados de sangre. - ¡Harry! - Grite otra vez. -¡Harry! - Grite para que él despertará. -¡Harry, por favor! ¡Despierta!- Comencé a llorar. - ¡Ayuda! ¡Ayuda! - Grite. Mis manos temblorosas buscaron mi cinturón de seguridad. Necesitaba sacarnos de aquí, pero el estúpido seguro no abría. Comencé a toser y me di cuenta de algo andaba mal cuando sentí un terrible dolor en mi costado.   - ¡Ayuda por favor! 


Ni siquiera alcance a escuchar cuando otro auto se acerco y también nos golpeo. 


Fuego quemándome en mi pecho. Veía todo borroso. Hasta que supe en donde estaría. - Harry... - Susurré con dolor increíble que hizo que me retorciera en la camilla, pude ver que tenía algo enterrado en mi costado lucía como un pedazo de metal. -Harry... 




- Creo que tal vez deberíamos ir al psicólogo.- ¿Para que querría yo ir al psicólogo? Pensé y negué. Sabía la respuesta. 


-No, madre. Lo siento. - Negué. No me gustaba dejarme en evidencia con la gente que conocía mucho menos iba a hacerlo con alguien que no conocía. Apuesto a que me diría lo mal que estoy, lo triste que estoy. Lo fuerte que pretendo ser para ella y para mí porque nadie lo será por nosotras.


Ella puso mala cara. -Dame una buena razón. 


Tal vez, papá, ya se la cogió. No lo dije, pero era una de las razones. - No quiero, no iré. Ya me hice mi propio análisis y resulta que estoy loca, atravieso una mala racha. - Dije entre broma y broma. Además ella no me va a ayudar, yo sé que debo superarlo, pero no puedo. 


Papá siempre rompe lo que más quiero y yo dejaba que lo hiciera. Pero ya no. Incluso si eso me mantiene bien me volvería insensible. Mamá me daba más y más razones que no quería escuchar. Yo estaba muy molesta con todos. Con él en especial, si lo recordaba podía verlo bajar del auto rojo con esa expresión... 


Podía verlo sonreír y decirme que me amaba. Como si fuera cierto. Como si eso me importará, como si eso le preocupara al momento de cogerse a una secretaria que le abre las piernas a cualquier hombre que tenga buen cargo. 




No podía creerlo. Estaba aquí sóla. En el maldito funeral de mis padres. Era una huérfana que no sabía que hacer con las cenizas. Alguien me aviso que James me estaría esperando en la sala de juntas, porque no podíamos esperar más con el testamento. No le había dejado nada. Que lo superará. No estaba preparada para dejar ir a mi mamá, a esa mujer que siempre espero lo mejor de mí y de todos. Incluso del imbecíl de mi padre a quien necesite mucho y jamás estuvo ahí para mí. A quien necesite para platicar de libros que yo quería que leyera porque a mamá no le gustaba lo mismo que a mí. 


Así que tiré las cenizas. Porque si no lo hacía hoy, jamás lo iba a hacer . 


-¡Eso es ___________! ¡Bienvenida a la vida! - Grito una mujer negra. - ¡Estarás bien cariño! - Dijo mientras veía como me llevaban a un lugar. - Harry. - Dije yo girando el cuello para mirar lo que sea que pudiera cuando lo ví del otro lado del pasillo, bañado en sangre aún con los ojos cerrados. 


Última edición por lovesick el Mar 20 Jun 2017, 7:51 pm, editado 1 vez
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Educando a Styles

Mensaje por lovesick el Vie 09 Jun 2017, 10:46 pm



Capitulo: Here we are

No había despertado hace mucho tiempo. Aún no entendía como es que había sucedido esto. Tenía un brazo fracturado (más y más heridas) incluso tendría que decirle adiós a los bikinis porque quedaría una gran cicatriz cerca de mi vientre. 

Parpadee un par de veces, la luz me lastimaba en los ojos. Intenté abrir la boca y decir palabra alguna pero incluso eso dolía. No sé cuanto tiempo después entró una enfermera a la habitación y llamo en seguida a una doctora. - __________ Hamilton, soy la Dra. Cee. Como puedes ver tuviste un accidente de auto... 

-Harry. - Hablé pero pareció no salir nada de mi voz. 

Hace 4 días y nos alegramos de que ya se haya pasado todo el medicamento que te pusimos. Tuviste una complicación... tuvimos que operarte para sacar el tubo que tenías entrerrado, también te fracturaste tu brazo. Te lastimaste la garganta, creemos que estuviste gritando mucho tiempo hasta que llegó la ambulancia.  ________ por cierto. Tenemos grandes noticias: Estás embarazada. 


¿Qué? Ellas notaron que yo estaba mal.  - Parpadea para asentir y dos veces para decir no. - Tú bebe no ha sufrido nada grave creemos que tienes 15 días a lo mucho.  


Necesitaba a Harry. 


-Harry... - Eso se escucho mejor dicho como un gruñido, ella me regaño por intentarlo pero pareció escucharme. -Lo hice. - ¿Viajabas con tu esposo? - Preguntó ella y asentí. - Bueno, él tuvo varias complicaciones, ____________. Hemorragias internas que apenas pudimos controlar. ¿Entiendes? - Asentí y no sé que significaba eso. - No puede respirar por si solo, está conectado y lo estará hasta que sus heridas hayan sanado. Tal vez la próxima semana, esté mucho mejor. - Asentí. Moví mis manos señalando que necesitaba verlo. Aceptaron, me llevaron en silla de ruedas por la herida que tenía, pasamos unos elevadores y unos pasillos hasta cuidados intensivos, donde vi a Harry hecho un desastre. 

Quería gritar y no podía hacerlo, comencé a llorar al llegar y le tome de su mano para besarlo. - No se preocupe, él estará bien. Tuvimos que llamar a sus contactos de emergencia de ambos. ´- Ella reviso una tabla con documentos. - ¿Louis Tomlinson? Me parece que fue a tomar una ducha y la hermana de su esposo creo que fue al baño. - Ni siquiera me importó que Gemma iba a estar aquí. Le hice señas a la enfermera de que necesitaba más, quería escibir porque no habar y parpadear no era mucho. Ella me dio una hoja y un papel en unos segundos. 

Y escribí lo que más temía. ¿Él despertará? 


- Escuche su esposo tuvo varios problemas con seguridad no le puedo decir si despertará o no. Todos los pacientes son diferentes. - Oh Harry... 

No puedes morirte, amor. 



No ahora que por fin sé que quiero y que es contigo... - Tenemos que volver Sra. Hamilton. - Besé su mano una vez más, no quería irme y dejarlo así. 

-¿___________? - Gemma tiro el café que estaba tomando, tenía el cabello rubio y más largo que antes, los ojos verdes se notaban rojos de tanto llorar e hinchados. Camino hacia a mi abrazándome y sorprendiéndome. - No sabes cuanto me alegra que ya hayas despertado. También estabas aquí, en la misma sala que Harry y hace cuatro días te cambiaron de habitación. 

No sabes lo mucho...

Lo difícil que es esto. Pero me alegra que estés bien querida. Mis padres deben llegar aquí en cualquier momento, fueron a tomar un descanso. - Abrace a Gemma y la había extrañado todo este tiempo, pero a sus padres no los iba a tratar más allá de un saludo. No eran nada para mí. 


Me llevaron a mi habitación dejando atrás al hombre de mi vida, le pedí a la enfermera que de me llevará diario con Harry mientras estuviera aquí. Ella asintió cuando vi sombras del otro lado de la habitación. Era Louis y Zayn, al igual que Don. Palidecieron cuando me estaban ayudando a sentarme en la cama, tenía el cuerpo muy débil y la operación me estaba acabando. Zayn actuó de manera rápida y se apresuro a cargarme como si nada e la cama. - Eres una niña estúpida. - Dijo abrazándome al igual que yo a él. No sabía lo mucho que yo necesitaba a mis amigos ahora que no tenía a Harry. 


Lou se disculpo pero no podía verme así y lo comprendía. Don estaba ahí: era una mujer super hermosa, morena y se notaba a legüas su acento británico al igual que Zayn y Harry. Tenía los ojos más grandes y cafés que había visto. - Hola. - Levante mi mano y le señale que no podía hablar, pero le escribí que se acercará, también le pedí que me disculpará por aparecerme siempre en el peor momento y ella soltó una dulce risa nerviosa. Zayn quería asesinarla. 
 

Le escribí a Zayn todo lo que recordaba: 
Discutía con Harry porque no había podido dormir y me sentía mal, él manejaba mientras esperábamos el semáforo, cuando fue nuestro turno avanzamos minutos después recuerdo que algo nos golpeó... recuerdo que desperté notando que estábamos en el auto boca abajo, miré a Harry quién estaba como ahora, medio muerto. Comencé a gritar para que despertará y volví a desmayarme porque recuerdo que otro auto nos golpeo.

Recuerdo haber preguntado por Harry con un dolor increíble porque tenía una varilla enterrada en mi cuerpo. 


- Recuerdame no dejarte jamás sin supervisión, no puedo verte herida una vez más. - Dijo señalando mis brazos con marcas. Me limite a asentir. - Don ella es ___________. Nuestra hermana problema. - Dijo de una manera cariñosa. Don me acarició la mejilla y me dio un beso para abrazarme después. - He esperado mucho tiempo para decirte lo mucho que te quiero  y que estoy aquí para ti. Empezando por hoy, desafortunadamente en las malas. 


Ellos se quedaron conmigo incluso cuando me quede dormida, finalmente al dia siguiente pude ver a Louis. Quien se veía mal gracias a mí. - Hey. - Saludo. - Yo quiero... disculparme. Te abandone cuando más me necesitabas y ahora que puedo verte, te encuentro así, a ti y a tu novio egocéntrico controlador. - Dijo mostrándome una sonrisa.  

Me alegro de que estés aquí, te perdono. 


¿Harry? jaja No. Hice una ligera broma de él que al instante me partio en dos por si él no volvía a despertar. 


-Él despertará, porque si no lo hace Zayn, Don y yo iremos al cielo o al infierno a patear su trasero. - Sonreí. Apostaba a que sí. 


Finalmente los días pasaban y me dieron de alta, Harry por fin logró respirar por si solo pero no despertaba. Siempre que iba no me encontraba a sus padres pero no dudaba que me los encontraría muy pronto. También estaba recuperando mi voz que sonaba aun ronca puesto que por un poco más y me quedaba muda. Gemma trajo un latte para mí, mientras afeitaba a Harry. -Gracias... - Apenas susurré. Ella me dio el latte y se fue a dormir a un departamento que había rentado para todos, puesto que no quería a nadie por el momento en el mio. 


Ni siquiera a mi.  


- Querído Harry, quería que supieras que hoy es el día 13 desde nuestro terrible accidente de auto. Te aseguro que pelee hasta morir por los imbéciles que nos dejaron inconcientes y que no se preocuparon, no te sorprendas gané. Además tengo a un abogado que está de mi lado, no a James sino a Zayn. - Limpié la cuchilla de la rasuradora y le peine un poco. - Él se preocupa por nosotros, ojalá pudieras conocerlo, es como yo versión masculina. 


Te amo. Por favor despierta. No estoy bien sin ti y no lo estaré hasta que tu lo estés conmigo. Te amo... así que vuelve a mí, amor o me moriré sin ti. Me estoy muriendo sin ti. - Le di un beso en los labios pero él no despertó. 





Querido Harry, quería que supieras que hoy es el día 20. Tu familia a vuelto a Inglaterra, tu madre está destrozada y tu padre ni siquiera está presente. Les haces más falta que nunca. Quieren que te lleve allá con ellos, que les seda tu custodia, no lo haré. Eres mío, siempre pierdo todo lo que amo y me niego a perderte a ti. Así que me van a demandar. - Limpié mis lágrimas Estaba cansada de estar siempre en zona de guerra. - Gemma también está de mi lado, ella ha decido quedarse a vivir con nosotros en mi departamento. Sé que odias Miami, despierta y juró que iré al infierno si es que quieres ir allá. 


Te amo. Por favor despierta. No estoy bien sin ti y no lo estaré hasta que tu lo estés conmigo. Te amo... así que vuelve a mí, amor o me moriré sin ti. Me estoy muriendo sin ti. - Le di un beso en los labios pero él no despertó. 






Al entrar de nuevo a la sala, las enfermeras ya me conocían. Era la desafortunada esposa que tenía al amor de su vida acostado en una cama. - Querido Harry.- Cerré la puerta antes de comenzar a hablar. - Quería que supieras ... amor. Ojalá estés escuchando. - Me acosté a su lado y lo abracé respirando su aroma, intenté no llorar mientras pensaba en como iba a vivir mi vida. - Que hoy es el día 35 y qué si te digo esto es porque no sé que hacer... y ya no quiero mentirte así que...


Estoy embarazada... Harry, poco más de un mes. Así que por lo que más quieras vuelve a mí, Harry. Por favor. No podré sin ti. No podré con este bebé sin ti. No si me recuerda a ti, no si tiene los mismo ojos verdes que tu, o tu sonrisa, tu cabello color caramelo, tu terrible humor. No podre y no quiero. 



Te amo. Por favor despierta. No estoy bien sin ti y no lo estaré hasta que tu lo estés conmigo. Te amo... así que vuelve a mí, amor o me moriré sin ti. Me estoy muriendo sin ti. - Le di un beso en los labios pero él no despertó. 


Última edición por lovesick el Mar 20 Jun 2017, 7:54 pm, editado 2 veces
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Educando a Styles

Mensaje por lovesick el Sáb 10 Jun 2017, 10:22 pm


Capitulo: No sola.
Las enfermeras habían llegado a hacer su rutina diaria, me baje de la cama donde estaba Harry. Me limpié las mejillas y le di un beso en su frente. La Dc.Cee entró a la habitación. - ¿Sra. Styles? - Me habló, caminé hacia ella y salimos de la habitación de Harry. 

-¿Está todo bien? - Sonreí a duras penas. 

-Sí, lo mismo de siempre. Lo extraño demasiado. -Respondí a medias. Ella se lo pensó pero me dejó en paz. 

-Tal vez deberías asistir a un psicólogo. Si necesitas hablar con alguien...

Contesté rápidamente. Me quería ir de aquí. Mi celular sonó en el momento adecuado. -Lo tomaré en consideración. Me tengo que ir. -Di un último vistazo a Harry y salí del hospital contestando el teléfono. - __________ Hamilton. 

-_______ te he reprogramado la junta. Además tienes visita. Dallas está aquí. - Está esperando en una de las sala. - Dijo Aaron mientras me subía al auto. A decir verdad no dejaba de pensar en el accidente cada vez que manejaba y en todo lo que le pude decir a Harry y que ahora no puedo. 

Al llegar baje con toda prisa, los empleados no me podian ver, a decir verdad me veía terriblemente mal. Ya no usaba el yeso, pero aun dolía moverlo. Tenía el cabello corto ahora, y me veía increíblemente demacrada. -¿Qué mierda hace aquí?  

-Insistió en esperar.- Dijo Aaron. Entré a la sala y él se levantó de la silla. 

-___________. Me he enterado que ... Harry y tú tuvieron un accidente. Y supe que mis tíos te quieren demandar. -Solté una respiración. 

-No quiero ser grosera, pero esto no es de tu incumbencia. - Respondí cortante.- No te conozco pero Harry claramente no quería que... Te acercaras. - Dije seria. 

Él no sonrió ni hizo gesto alguno. Me inspeccionó pero no dijo nada más. - Ahora si me disculpas, tengo asuntos que tratar. Adiós. 

-________ sólo quería decirte que te ayudaré con lo que necesites. -Dijo él. 

-¿Y cuál será el precio? No gracias. Puedo sola.- Dije yo. 

-No hay precio. Es familia. - Dijo él. De la nada entró Zayn con mal cara. Él me estaba ayudando con lo de la demanda de los Styles. 

Zayn levantó un ceja molesto, creo que también le da mala espina. Resoplé. - Dallas, él es mi hermano Zayn Malik. - Miré a Zayn. - Zayn, él es primo de Harry. Dallas. -Los presente. Sin embargo Zayn no le dio la mano. Que poca confianza en estos hombres. 

Quiere ayudarme con la demanda. Lo que no entiendo que es lo que gana. -Zayn se sentó. Esto estaba siendo cansado para todos. A pesar de que él no conocía a Harry demasiado lo hacia por mi. 

-Esta bien. Te escucho. - Le dijo a Dallas. No pude evitar abrir la boca. -Zayn, sal conmigo unos segundos. - Él abrió la puerta y salí primero. - ¿En verdad vas a escucharlo? 

-Tal vez tiene algo bueno que decir, si veo que no está siendo útil sólo le diré gracias pero no te necesitamos. -Dijo él. -No te preocupes, no diré más de lo debido, no se ve confiable. - Justo como lo pensaría Harry. 


-Está bien. -Me recargué en la pared, estaba comenzando a marearme. - ¿Qué rayos te sucede?- Preguntó Zayn cuando cerré los ojos. Respire de nuevo. -Escucha, hagas lo que hagas no permitas que se lleven a Harry. No lo permitas. Porque ... Estoy embarazada. 


Zayn palideció y me dejó perpleja. -¿Qué? 


-No lo hagas. -Lo detuve. -No es motivo para celebrar, pero si voy a tenerlo no será lejos de Harry. 

Zayn me tomó de la mano antes de que me escabullera. -¿Acaso eres tonta? ¿No estás feliz? 

No contesté. No sabía como sentirme. - Adiós, Zayn.  -Dije yo, alejandome de él. 

Pasó la tarde y la noche. Ese día decidí ir a casa dormir temprano pero al llegar Louis estaba ahí junto con Zayn y Don. Gemma estaba en la cocina. Entré y no dije nada, camine directo a mi recámara. -____________, espera. -Dijo Louis caminando tras de mi y entrando conmigo a la habitación. 

En cuanto cerré comencé a llorar y a desvestirme para ponerme algo más cómodo. Louis me paso una playera mientras yo me colocaba unos shorts, me acosté en la cama y me deje llevar por el aroma de Harry en su almohada. 

Louis se acostó a mi lado y me dejó abrazarlo mientras seguía llorando. --Zayn me dijo que hoy te veias mal. - Dijo él.  -¿Qué sucede? 

-Sucede que no puedo con esto. No puedo sin Harry. - Dije yo. - Lo necesitó de vuelta. - La playera de Louis iba a quedar mojada de mis lágrimas. -Lo necesito porque sin él no podré hacer esto... No podré tener a su bebé. - Susurré, me levante de inmediato de la cama y comencé a tirar todo. 

Estaba molesta conmigo. Estaba molesta con Harry por no estar aquí conmigo. Estaba molesta porque no era lo suficientemente valiente para tener a un bebé. A su bebé. 
Había tirado todo, todas su cosas estaban en el suelo. Yo estaba en el suelo con Louis sosteniendo mi cintura. Don había entrado a la recámara, Gemma estaba en el umbral y Zayn estaba tomando mi cara. 

1... 21... 31... 41... -Lo siento. Lo siento... Lo siento. - Hablé yo, miré una foto de Harry. ¿Por qué tenía que pasarme esto a mi? Justo cuando ya estaba lista para pasar mi vida junto a ti. Sonreí. Harry eres un imbécil, incluso en los peores momentos tienes que llenar mi vida con sorpresas.- No puedo tener a su bebé. - Dije yo. 


Gemma al igual que todos estaban perplejos por lo que acababa de decir. -No... no tienes ese derecho.- Dijo Gemma apunto de llorar. - No puedes quitarle a Harry la oportunidad de tener a su bebé. 
No grite pero mi voz sonó aterradora. -Gemma, no es de tu incumbencia si tengo a este bebé. - Lo supe por la expresión con la que me veía ella y todos. - Ni siquiera sabemos si Harry va a despertar y no quiero virvir mi vida si él no está. No les estoy pidiendo que me entiendan... porque no lo hacen. - Me levanté a duras penas. Gemma estaba desecha. 
-___________, por favor. Te lo suplico. - Dijo apunto de hincarse pero la detuve.
Don se sentó en la cama mientras Zayn se levantaba del suelo. - ____________, deberías descansar y pensarlo mejor. - Dijo Don. 

-Por favor, salgan de mi habitación. Quiero estar sola. - Pedí. 

Gemma intentó tocarme pero me aleje, no quería nada, ella quería golpearme incluso cuando Lou la jalo hacia atrás ella había comenzado a llorar. - ¡__________! ¡____________! por favor. Si lo haces... será tu fin. Harry no te perdonará. ¡No lo hará! ¡Él ya perdió un bebé! - Me giré a verla. 

-¿Qué has dicho? - Pregunté. 

-Samantha, ella es la chica de las fotos... murió embarazada. Ese es el secreto de Harry. Por eso no puede dejarla ir. Porque si cree que la deja ir dejará ir al bebé que nunca tuvo. -Dijo ella. 

-Dime que no estás mintiendo. - Pedí con los ojos rojos. Todo en mi cabeza era como un mapa del tesoro. Había muchas cosas que comezaban a unirse. Las palabras de James llegaron a mi cabeza. El único modo es que tengas un hijo. No hay proyecto.  Harry también aparecía en mi cabeza cuando no había firmado ese papel... pero yo sí había firmado algo previo a eso. Mis padres creen que con esto seré más responsable. - ¿Ese es el proyecto? ¡Gemma! ¿Ese es el proyecto Hamilton- Styles? ¿Qué yo tenga un bebé?

Todos la miraban, Don soltó un grito,  Zayn no alcanzó a detenerme cuando la empuje al suelo.- ¡Dime! ¡Deja de guardarte tus putas mentiras y dime! - Grite. Gemma estaba roja porque tenía mis manos en su cuello. - ¡Sí! ¡Sí! Harry no volvió a estar bien. Fue cuando llamaron, mi padre vio la oportunidad perfecta para salvar a su hijo. - Dijo ella. ¿Cómo mierda sabía lo de llamada? Harry ni siquiera sabía que fue por una llamada hasta que su madre nos dijo, y él no le diría porque Gemma adora a su padre o lo adoraba. - Tú... Tú estabas ahí. - Me aleje de ella. 

Gemma se recargó en la pared. - Tú sabías... todo el tiempo supiste lo mucho que Harry y yo sufríamos contra todo y todos. Tú sabías lo de llamada. Tú sabías lo de mis padres, sabías lo de la boda, sabías lo de "En caso de emergencia". Eres una mentirosa, manipuladora, hipócrita. Dejaste que tu madre y Harry pasaran por lo peor el día del divorcio que no se logró. Harry siempre intentó que tu no crecieras con el doble cara de tu padre, pero claro tú eres igual que él.

Zayn y Don se colocaron detrás de mi. -______________... yo.... - Louis la soltó. Él mejor que nadie sabía mi historia. 

-Gemma, toma todas tus cosas y vete de mi casa. - Dije yo. Ella parecía no entender.

- ¿Qué? __________, yo sólo quería.... ¡Toma todas tus putas cosas y lárgate de mi maldita casa! - Grité. 


Última edición por lovesick el Dom 11 Jun 2017, 10:39 pm, editado 1 vez (Razón : e)
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Educando a Styles

Mensaje por lovesick el Jue 15 Jun 2017, 6:10 pm


Capitulo: Me estas matando.
-¿En que piensas? - Dijo Lou a mi lado, mientras yo seguía viendo a mi estrella fugaz. 
-En la última vez que deje a Harry. - Dije yo. - Fue mucho antes de que mis padres cumplieran un año. En ese entonces no sabía que estaba enamorada de Harry, lo quería y mucho (obviamente) pero esa última vez que lo deje fue porque me di cuenta de que estando juntos siempre nos hacemos daño. Esa vez le pedí que tuviéramos un bebé. 


-¿Qué? - Respondió Harry. Se levanto de mi cuerpo y yo me senté. Harry aún no creía lo que acaba de decir. 


-Por favor, Harry. - Pedí. 
-¿¡Tan absurda es la idea de quererme!? - Grito dolido. Negué. 


-No, Harry. No se trata de eso. Sólo que ... no puedo estar contigo. Cada vez que vuelvo y me siento feliz a tu lado, mi mente la opaca con todo lo que me has hecho, no es como si yo no te hubiera hecho mucho. Y en verdad quiero estar aquí... pero no puedo. 


- ¿Así que sólo me cogiste? ¿Hicimos el amor? ¿Para qué? ¿Para que te quedes embarazada? - Comenzó a decir estupideces a eso sonaba cuando él lo decía. 


- No. Justamente por eso te lo estoy pidiendo, si fuera otra persona ni siquiera te lo hubiera pedido. Quiero hacer las cosas bien. 


Harry se paso las manos por la cabeza. - Si que tienes una boca muy grande. - Dijo él. - Bueno, rechazo tu oferta. No puedo tener un bebé contigo, no en este momento. - Dijo él levantándose del sillón, dejando la comida china que habíamos pedido. 


-Harry... ven... - Me ignoro y subió a la recamara. Minutos después sólo escuche como se iba de un portazo. Necesitaba salir para respirar un poco de aire fresco. Sin embargo, yo me quedé ahí pensando. Harry no quería tener un bebe conmigo porque él tenía la esperanza de que nos quedáramos juntos. 


Así que esa noche no me quede como Harry lo había pedido. Me vesti con el pijama y salí de su casa, sin dejar nota alguna. No podía despedirme de él y no podía quedarme con él.
Una parte de mi lo deseaba pero la otra no lo superaba. 
- Yo no sabía que él me iba a buscar después de eso. - Le dije a Lou mientras los dos veiamos a Harry. ¿Quién lo diría ? Lo tuve menos de dos meses y ahora está aquí. 

-Tal vez fue cuestión del destino o alguna mierda de esas. - Dijo él. 

-No lo sé. Harry y yo somos problemas la mayor parte del tiempo... y después de lo de Samantha no sé si quiera si él lo querría. No sé si yo lo querría.  - Dije yo. - Además tengo que prepararme, apuesto a que Gemma ya habrá dicho algo a sus padres y lo ocuparán para alejarme de él. Este será el final. Dirán algo como " Pero si tu siempre quisiste estar alejada de él" o alguna mierda que en verdad dije en el pasado.

- Apuesto a que él le gustaría que pelearas por lo que tu crees correcto.  - Dijo él dandome su mano. - Saldremos de esto. Antes no me tenías a mi ni a Zayn ni a Don. Ahora somos familia. - Dijo sonriendo. Louis me abrazo, era como el hermano que nunca tuve. 

-Cada día me levanto con un pesar increíble. Sí Harry está aquí es por mi culpa, todo porque él fue a buscarme a mi trabajo, debí llevarlo a cenar y no a nuestra casa para terminar de pelear por mi puto insomnio. Y ahora lo que más hago es lo que antes no podía. - Me mordí los labios. Estaba muy molesta conmigo. 
Miré mi reloj. Hoy sería nuestra primera audiencia y no podíamos llegar tarde. - Querido, Harry. Hoy es el día 38. 
Hoy será tal vez nuestra primera y única audiencia. Quiero que sepas que te amo.


Te amo más de lo que amo a mi puta vida.  - Le di un beso en los labios pero él no despertó. Louis me dio su brazo antes de salir de la habitación. 


El juzgado aquí era en un edificio hermoso de color gris que mantenía sus acabados algo parecido a lo gótico. 
Zayn de pronto entrelazo su mano con la mía. - Hola, _______. - Me saludo antes de que lo abrazará confiaba en él y no se´ria su culpa si perdiamos el caso. Don también llego y me abrazo. - Todo por la familia. - Los cuatro caminamos hasta la sala en donde nos llamarían. Finalmente entramos y todos tomamos nuestros lugares. 

El padre de Harry estaba en la otra mesa con James (mi ya no abogado) y entonces quería mirar a Harry quién no estaba, porque ya sabía el plan. - No me mires y sólo escucha - Susurré yo. - Zayn, él es James, era abogado de mis padres y prácticamente me metio en esto. Si Gemma le dijo Styles estamos jodidos, porque querrán que tenga al bebé y después me pediran el divorcio en nombre de Harry. Eso pasará si ganan la custodia. 

-___________; haré todo lo posible para que tu y Harry estén bien. - Dijo Zayn. - La jueza llego y yo eche un último vistazo para saber si Gemma ya había llegado, pero no fue así. El juicio comenzó. 

- La custodia del Sr. Harry Edward Styles quién está en coma. Sí, su señoría.  dijo James. - Mi cliente quiere que sea llevado a Inglaterra donde él y su esposa pueden ofrecerle un servicio aún más exclusivo que el que le ofrece la Sra. Hamilton. - Zayn intervino con un contraargumento muy fuerte, pero comenzarón a atacar en nuestra contra así de rápido. Me llevaron a interrogar.

-Yo... Yo __________ Hamilton prometo decir la verdad y nada más que la verdad... - Dije dejando de pensar. Mire a Don quién estaba palideciendo al igual que Louis. Miré a la mamá de Harry quién movio los labios diciendo que los perdonara. 

-¿Sra.Hamilton? Podría responder la pregunta. 

-Puede repetirla por favor. - Pedí.

-¿Cuanto tiempo lleva casada con el Sr. Styles? - Preguntó James. 

-Casí dos años. - Respondí. ¿Y en dónde está su anillo de compromiso? Zayn gritó un irrelevante. Y continuaron con otra pregunta. - ¿Y si ya llevan casados ese tiempo porque aún mantiene su nombre de pila? - Porque lo acorde con Harry. Ambos tenemos negocios tanto juntos como separados. -Mentí y la ley jamás lo sabría. Harry y yo jamás acordamos mi cambio de apellido. James tuvo que atacar de otro modo. 

-¿Y qué hay con el Sr. Horan? Tengo entendido que tuvieron una relación de unos meses. - Dijo él cambiando de tema. - ¿Específicamente qué tipo de relación tuvo? - Mi corazón se detuvo, toda mi vida estaba pasando de pronto. Louis tenía la boca abierta y miraba a Gemma quién de pronto ya estaba en la sala. Trague saliva. 
-Amorosa. - Respondí porque apostaba a que tenían pruebas. Claramente era así. Harry había mandado mensajes a Gemma diciendole que la necesitaba mucho porque yo no quería estar con él porque existía alguien más. ¿Qué me dice del Sr. Tomlinson? 

-¿Ahora resulta que no puedo tener amigos? Sólo es mi mejor amigo. - Respondí molesta. Cambiaron las preguntas como si jugaramos 100 preguntas sobre _________ Hamilton. Usted es una persona que proviene de una de las familias más adineradas del país, en su registro está que fue arrestada y después llevada a un centro de rehabilitación. ¿Digame cuando fue eso?  - Hace 8 meses. ¿Y cuando salio? Hace 3 meses. ¿Podría decirnos por que estuvo en rehabilitación? Drogas y alcoholismo. ¿Me puede decir cuál es su estado natural actual? ¿Me refiero a si está ... embarazada? 

- Sí. - Como puede ver su señoría, la Sra. Hamilton  apenas ha aprendido a manejar el consumo del alcohol no nocivo para la salud, demostrándonos que no es la candidata para cuidar a un enfermo. Y ni siquiera sabemos si es capaz de cuidarse a si misma y mucho menos ahora que tiene a un bebé en su vientre. 



Zayn se levantó y pidió la palabra. - Mi cliente se acaba de enterar que está embarazada, y si salio de rehabilitación fue porque especialistas así lo determinaron. Además la Sra. Hamilton no es quien cuida al Sr. Styles, se han contrado enfermeras en cuanto se desee llevar a casa. Tengo aquí copias de los mismos. Están capacitadas y se cuenta con equipo especial en la casa para sus cuidados. - Recordé que Zayn me dijo que comprará una casa en donde yo quisiera, que si lo quería podría desaparecer un rato con Harry. Gracias al cielo no era la única persona que manejaba la compañia desde casa. Al igual que en el hospital ella esta al endiente de los cuidados de su esposo. 

La madre de Harry estaba con la boca abierta. Al parecer eso no se lo esperaba.

El juicio se da por terminado. - Dijo la jueza. Teníamos que darle unos minutos para que nos diera su jurisdicción.  - Considero que la patria protestad del Sr. Harry Edward Styles se le debe otorgar a su esposa. Un matrimonio es un acto legal donde los padres no están la familia núcleo. Sin emabargo se pondrá a la señorita Hamilton en vigilancia, sólo para asegurarnos que realemente está en esto con el Sr. Styles y consigo en su estado de sobriedad con un bebe en camino. ¡Felicidades!  Finalmente a los padres no se les podrá negar la visita a su hijo, y ustedes deberían estar agradecidos de que se esté cuidando a su hijo en ese hospital. - Les dijo la jueza, no me importaba que me vigilaran. Estaba bien. Habíamos ganado. 

No pude evitar abrazar a Zayn, gracias a él habíamos ganado. Anne se acercó con los ojos llorosos.- ¿Por qué te empeñas en hacernos la vida dificil? - Me dio una cachetada. Y me contuve antes de golpearla, los policias la tomaron de las manos. - ¡Sra. Styles! - Grito la jueza. - Dígame ¿quiere que la mande tras barandillas por violencia en la corte? ¿Por qué no me habías dicho que estas embarazada? - Dijo ella.

-No sé porque cree eso, este bebé no es asunto suyo.. Esto es lo que quería que me enamorará de su hijo después de su novia muerta. Lo hice, ahora dejeme en paz. No le pido que se aleje de Harry, ni que no le hable, ni lo vea o cualquier cosa. Pero aleje toda su mierda de mi y de esté bebé que no la conocera ni a su esposo porque de ser así tendría que decirle toda la mierda que me ha hecho y naturalmente la va a odiar. - Dije yo. Saliendo de ahí antes de golpearla de nuevo. Si ella no tenía respeto hacia mi, no le tendría respeto hacia ella. 


Gemma estaba esperandome en la camioneta. -_______________, ¿Podemos hablar? - Pregunto ella cínica. 


-Te pido que te alejes de mi, por favor. Ya causaste bastante. - Dije yo, intente abrir la puerta pero ella la cerro (algo que Harry también haría) - No tienes ningun derecho a pedirme algo. No lo tienes porque me mentiste pero sobre todo a él, a ese hermano que siempre te está cuidando porque actuas como una chiquilla. Yo Gemma, te defendí muchas veces, le pedi a Harry que te hablara cuando estaban mal. ¿Y que haces? Vas y les dices a todo mundo algo que no es de tu incumbencia. Así que no tú y yo no podemos hablar. 


-Quiero que sepas que si le dije fue por tu bebé. Quiero que este a salvo. - Dijo ella y me gire a encararla. 


-No querida, te equivocas. Lo hiciste porque eres una perra y estabas tan molesta de que yo no te había dicho como si yo te debiera algo. Gemma cada vez que alguno de ustedes reacciona en mi contra tengan en cuenta de que yo les voy a devolver algo peor. Así que cuídate y baja la cabeza porque esta vez voy de cacería.


Última edición por lovesick el Mar 20 Jun 2017, 2:07 pm, editado 1 vez
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Educando a Styles

Mensaje por lovesick el Mar 20 Jun 2017, 2:03 pm

Capitulo: ¿Aún tenemos tiempo? 
La última semana en mi vida había sido una de las más terribles, no podía salir ya que todos los olores me daban nauseas. - ¿_____________? ¿Te encuentras bien? - Don se había negado a irse a Inglaterra decía que siempre había querido tener una hermana para estar ahí en su embarazo. Sueño cumplido, Don. Zayn tenía que volver porque tenía asuntos que atender y Louis había decidido volver a casa de su madre unos días después de ir a trabajar cerca de ahí. 

-No, Don. No me encuentro bien. - Me siento como si me hubiera tragado un pedazo de pastel echado a perder. - Mi cabeza da vueltas y no puedo dejar de vomi... 

-Un poco de alcohol no haga mal. - Dijo ella del otro lado. Me levante y me lave la boca después de bajarle a la taza del baño. Al mirarme en el espejo, me seguía viendo fatal. Harry cuanta falta me haces, pensé antes de ponerme a llorar.  Era inevitable no pensar en él a diario. Hoy era el día 45 desde el accidente. 

Don tocó la puerta. - Te he traido un poco de alcohol. - Dijo ella. Me limpié rápidamente la cara y me pellizque las mejillas. Finalmente abrí la puerta, ella estaba esperándome del otro lado. - Ten. - Comencé a inhalar el algodón  con alcohol que me estaba quitando otros olores y me estaba trayendo devuelta a la vida. 

-Espero no te estes aburriendo. -Dije yo. Estábamos en la oficina y mi escritorio se llenaba de cosas por atender. Ella se encogio de hombros. -No lo hago. Además aquí tengo buena recepción para jugar todo el día en mi celular. - Se estaba volviendo adicta a CandyCrush. Aaron entró de pronto a la oficina con su tablet atendiendo una llamada. Me miro y negué. -No sé preocupe yo le aviso. - Dijo él. - ¿Sabes? Tu casa estará llena de regalos hoy. La mitad de los colegas de Harry te han mandado cosas. ¿Qué tal vas con los vomitos de embarazada? - Preguntó e hice una mueca de asco. 

-En realidad me gustaría morir. - Respondí y él asintió. El telefono que estaba en mi oficina sonó, Aaron lo tomo. - Oficina de _________ Hamilton... no. No. Mierda, está bien espera. __________, Dereck está aquí. - Dijo él colgando. ¿Qué mierda quiere Dereck? 

-No importa, dile que pase. Hoy tengo un increíble humor. - Respondí y Aaron trago saliva. - Siempre que actuas de ese modo me das escalofríos. Dereck entro a mi oficina minutos después, me levanté de mi escritorio y le pedí a Aaron que se llevara a Don. - ¿Qué necesitas Dereck? Mi rechazo no fue suficiente la última vez. 

-Lo fue, pero si estoy aquí es porque pretendo ser tu aliado. - Dijo él. - No es por exagerar pero creo que el juicio sólo desemboco una guerra. - Dijo él atrayendo mi atención por completo. Se sentó en los sillones de la oficina y tomo una menta. - Por cierto... felicidades. Me he enterado que estás embarazada. -¿Qué había dicho? - ¿Acaso era un secreto? - Dijo él jugando un juego el cual yo desconocía. 

Me crucé de brazos. - ¿Cómo carajo te has enterado? 
- Mi tía nos ha contado todo. Tal parece que la dejaste desconsolada. Créeme que mi padre está a punto de romper el contrato contigo. - No pude evitar responderle. Qué poco profesional, y yo que creía que eran mucho más inteligentes. - Lo dudo. Son leales. A ti no porque no te deben nada, yo en cambo quiero estar del lado ganador. - Dijo él. 

-No sé a que te refieres. Si tu padre quiere cancelar nuestros negocios, adelante es libre de irse. - Señale. - Pero te daré un consejo deja de ser curioso porque si tu curiosidad es sobre mi vida, créeme que soy una buena jugadora. 

-No lo dudo. Por eso estoy aquí, quiero que ... mis negocios sean independientes de mi padre. Por eso es que me he adelantado, puedes revisar estos papeles y decirme si estás de acuerdo. Más del 40% de los negocios que tienes con los Dallas son míos. Así que este papel me separa de mi padre, así si se quiere retirar no me afecta. - Dejo los papeles en mi mesa. -Además me parece de mal gusto que odien a una buena mujer como tu ___________. - Comencé a reírme. 

-Sí crees que vas a ganar mi confianza con secretos estás muy equivocado. 

- No sólo son secretos, __________. Es una vida. Apuesto a que tu matrimonio puede depender de un hilo. Más ahora con ese bebé. Lo sé todo ___________. ¿En verdad creíste que te dejarían así por que sí? Quieren a Harry con ellos. - Dijo Dereck.- Creeme que lo harán todo. 

- Y tú deberías creerme a mi. No sé que haces aquí independientemente de esto. - Señale los papeles. - Pero ya acabamos. Gracias por venir aquí, Dereck Dallas. Puedes irte. - Dereck se enderezo era casi igual de alto que Harry y poseía casi los mismos gestos de él.

- Te diré una cosa, ___________. Se lo debo a él. - ¿Ahora de que rayos estaba hablando? - Así que si me necesitas como se que pronto lo harás, no dudes en llamarme. Confía en mi.  - Dicho eso me guiño un ojo antes de irse. 

¿Qué le debe Dereck a Harry? Aaron volvio sacándome de mi burbuja. Tome el papel de Dereck comenzando a leerlo. No iba a dejar que mi vida y msi negocios se me fueran de las manos, mucho menos los de Harry. Dereck estaba hablando en serio, con este papel serían dos negocios diferentes. Me levante y salí rápidamente de mi oficina tratando de alcanzar a Dereck. - ¡Dereck, espera! - Grite antes de que él se subiera a su auto. 

- Dame una buena razón por la que debo confiar en ti. - Le mostré el papel. - Dime realmente que es lo que haces aquí. 

-Te lo dire... sube a mi auto. - Dijo él. Retándome. Y por supuesto que subí. 
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Educando a Styles

Mensaje por lovesick el Mar 20 Jun 2017, 7:26 pm



Capitulo: ¿Aun tenemos tiempo?
 
- Quieren quitarle la firma a Harry ya que ahora tu la manejas. ¿Sabes? Eres una de las mujeres más ricas del país y te comportas como si no te importará. 

-Tal vez no me importa, Dercek. - Respondí. - En realidad, no me importa un carajo. 

- Igual que Harry, aún recuerdo que le gustaba escribir... después de mucho tiempo dejo de hacerlo. - Comento. 

-Bien. Fue suficiente, me bajo. - Señale tomando la manija de la puerta. 

-Debes confiar en mí porque los últimos meses antes de conocerte había trabajado con Harry. Luego apareciste por arte de magia. Sí que se sabe guardar muy bien sus cosas. Eso y también porque soy la única persona que te puede ayudar ya que conozco perfectamente a Harry. 

-Las mentiras no te queman la lengua verdad. No conoces al Harry con el que he estado casada los últimos dos años. - Respondí yo. - Te lo aseguro. 

-Tal vez eso te gusta creer, un ejemplo fue en su fiesta de cumpleaños. Vi que contesto una llamada y ya jamás volvió. - Eso si me había tomado desprevenida. - Tenía mala cara y todo pero aún así se la estaba pasando bien. Eso creo. 

-Sigo sin saber que mierda hago aquí. Harry explicitamente me dijo que no me acercará a ti.  

- Quieren que tengas a tu bebé. Volverán a demandarte y esta vez no podrás hacer nada porque se que dice que no puedes separarte de él hasta que tengas un hijo suyo. El cuál ya viene en camino. -Señalo Dereck. 

-¿Como es que sabes todo esto? - Pregunté. 

-Sus padres se quedaban en casa de los míos, después de cenar se reunían todos para saber como terminar con esto. 

-No pretendo ofenderte pero toda su familia es una mierda de personas tóxicas. - Comenté y él sonrio. 

-Tu eres parte de esta familia quieras o no. Supe que pasaste más de la mitad de este año en un centro de rehabilitación. Eres igual de tóxica que cualquiera de nosotros. - Dijo él.

Tenía razón. 

Está vez abrí la puerta. - No me has dicho nada que no sepa. - Dije yo.  

-Te ayudo porque me recuerdas a alguien. - Dijo él. Y está vez si baje del auto. -Estoy cansada de que todo mundo vea a "alguien en mi" y no me vea a mi. - Camine tan rápido como pude lejos de él con su estúpido papeleo en la mano. 



¿Quién era ese chico? - Preguntó Don mientras se comía un tostado de mermelada frente a mi. 

-Es un familiar loco de Harry quién cree que yo debo confiar en él. - Respondí bebiendo de mi té. 

-¿Y por qué no? Se ve amable. - Dijo Don provocando tos. Enarque una ceja y supe que se le hacía atractivo. 

-Porque todo lo que tenga que ver con la familia de Harry son: secretos y traiciones. Así que no gracias. - Respondí. - Pero te lo puedo presentar, aunque personalmente tiene el ego muy elevado. - Dije yo. 

-¿Acaso no lo has visto? Ese hombre esta como quiere. ¡Yo si me dejaba hacer lo que quiere!- Reí. Dereck era muy apuesto, Don tenía razón pero ese hombre no me iba a tocar el corazón ... ni nada. 

Don tomo de su taza. - No hemos hablado sobre tu juicio. Y en realidad espero que no te moleste pero me gustaría saber más de ti. - Dijo ella. - Como tu vida. ¿Cómo quién es Horan? ¿Cómo conociste a Zayn? ¿A Harry? ¿Louis? ¿Por que el abogado de tus suegros te odia? 

- Te diré un resumen ya que no me gusta hablar mucho sobre el tema. Mi matrimonio con Harry fue arreglado. Todo estaba perfectamente bien hasta que empezamos a desencajar después de convivir cierto tiempo juntos. Yo no lo amaba ... y todo estaba listo. Un año. Eso era todo, un año de enseñanza, un año para aprender a manejar las compañías... un año para volver a mi vida. Pero eso no paso. Después de muchas idas y vueltas, supe que no podría separarme hasta que Harry y yo tuvieramos un bebé para asegurar que nuestras familias estarían unidas. 

Conocí a Louis en una busqueda por una Gemma borracha y nos volvimos amigos. Harry tenia... tiene su propia ola de secretos. -Incluso estando en coma. - Luego lo alcanzaron y me dejo.  Me volví "alcoholica" y "drogadicta" porque me quería morir no por Harry sino por todo. Es decir un noviazgo fallido, la muerte de mis padres, un esposo al que no conozco.  

Niall fue a alguien que conocí por casualidad... creo que me gustaba...  no, me gustaba demasiado tanto que cuando Harry volvio con sus problemas y me dijo que me amaba yo estaba cansada de él y de su mundo que me acosté con Niall quien me traía a ratos a la realidad. 

Finalmente conocí a Zayn quien me salvo de duurmiera en un asqueroso baño me contó sobre ti y continue con lo mio. Huyendo de mi vida. Finalmente termine en un hospital luego de que me estaba suicidando y no me había dado cuenta de ello. Niall estaba en ese hospital y conoció de golpe a los tres hombres en mi vida: Louis, Harry y Zayn. 

Y eso querida. Fue la historia de mi vida resumida. Dereck es alguien que llego de pronto. Lo único que sé es que Harry se negaba a que yo lo conociera y sé que es por una razón. - Respondí yo. 

-¿Y sabes cuál es? - Pregunto. 

-Sí, porque es parte de uno de sus secretos. - Mire mi hora y ya era de noche. La hora de visitas ya había terminado. Quería ver a Harry. Mierda. 

-_____________, ¿No crees que estar persiguiendo los secretos de tu esposo es ... muy extraño? Es decir porque no sólo lo dejas fluir. - Mire a Don, ella no comprendía todo lo que he pasado, razón por la cuál no perdí la paciencia y no me puse a la defensiva. Ella era mi conocida, mi amiga, mi familia. - Se que tal vez no me quieres como a Zayn quien ya se ha ganado tu confianza y sé que tu lo quieres, no importa como actuen. Son hermanos. Y yo también lo soy. Y es por ello que te lo digo. 

-Sé que todos tenemos secretos, Don. Yo los tengo, pero este secreto andante me está acechando y no voy a dejar que ponga a mi familia en riesgo. - Comenté. - Samantha, ella... Harry no la deja ir y eso esta bien, pero lo que no esta bien es que él me haya mentido en mi cara sobre algo que él sabía y que (antes de que yo me diera cuenta de que sin él siento que el aire me falta) me haya dejado creer en mentiras tras mentiras. Como eso, lo del bebé cuando se entero no podía decírmelo. Es más ni siquiera sabe que yo lo sé. 

Ella sonreía pero su cara también reflejaba preocupación. - ¿Qué sucede? - Pregunté y ella negó. -Tu sonrisa dice lo contrario. 

-Creo que te estas encariñando con alguien.- Me señalo el estomago. - Debes ir a un ginecólogo. Para que te revisen y te receten pastillas. - Dijo ella. Me mordí la mejilla. 

- Tienes razón. Tengo un asunto que resolver. - Dije terminando mi taza. 

Al estar acostada en mi cama, no pude evitar abrazar la almohada de Harry, que aún conservaba su aroma. - Harry tienes que volver porque estoy cansada de dormir sola. 
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Educando a Styles

Mensaje por lovesick el Jue 22 Jun 2017, 3:48 pm


Capitulo: Cambio de planes. 
Mirar a Harry ya era algo difícil. 

Ver esos tentadores labios rosados moverse, su sonrisa blanca y su risa a carcajadas dando palmadas era algo por lo que pagaría par volver a escuchar. 

Su acento británico era algo que extrañaba, a veces hablaba demasiado rápido y su voz ronca, sensual varonil hacia que me temblarán las piernas. 

Y ni hablar de esos hermosos ojos verdes esmeralda que dejarían sin voz a cualquiera. - Te extraño. No sabes en cuantos problemas estoy metida, nunca se como me los gano pero en un abrir y cerrar de ojos ahí están. - Sonreí. 

Te extraño en mi cama, extraño que te quejes del calor o del café que tomaba en las mañanas. 

Extraño que tengamos sexo a cualquier hora del día. Incluso no sabes lo que daría por pelear una vez más. No importa. Lo extraño. 

He estado pensando a diario en ti... tanto que no pienso en otra cosa y descubrí que tal vez este es tu modo de desaparecer del mundo. Es decir... estás bien, debes de despertar en cualquier momento y no sé porque no lo haces o si no puedes o si no quieres. 


Pero no importa Harry, este es el día 50.  Y necesito que me digas que estaré bien porque la mayor parte del tiempo me muero de miedo, no sé porque tus papás nos siguen atacando. Ya nos casamos y me he enamorado de ti. No sé porque quieren alejarte ahora. No sé que está pasando. Y no entiendo si quiera si es posible que ellos pidan un divorcio en tu nombre o cualquier tontería de derecho que no entienda. 

Sinceramente no sé que mierda quieren. - Dije limpiando su rostro. Le había afeitado su rosto, deje las cosas de lado y me acosté con él respirando cerca de su cuello. 

- Harry voy a abortar a este bebé y posiblemente me odiaras... y tal vez volvamos a nuestro inicio, pero no puedo tener un bebé. No ahora que siento (incluso) que el aire que respiramos nos amenaza. No puedo. No ahora. - Mi alarma comenzó a sonar asustándome, le di un beso a Harry y me levante para irme. - Te amo. Te veo pronto. 

Tenía que ir a la sala donde estaban los doctores generales. Me iban a hacer un chequeo general y de paso pediría una cita para poder abortar. La doctora Cee me revisaba mi brazo, ya no dolía y ya no tenía marcas. - ¿Y cómo te sientes ___________? - Preguntó antes de que me tocara las costillas y viera mi cicatriz de a operación. 

- Bien. Ya no me duele nada. - Dije yo. Ella termino con su chequeo. - Has subido 1 kilo. ¿Estás comiendo bien?¿Te estás tomando las pastillas? - Asentí mintiendo. - Bien, sígueme te haré un ultrasonido solo para saber que tal va.  Me levante con ella de la camilla y la seguí. - Se qué no es fácil ver a tu esposo en una cama pero con un poco de fe verás que despertará pronto. Ya no tiene huesos rotos y sus pulmones ya no lo traicionan.

La fe es lo último que se pierde, decía mi madre pero la fe junto con la esperanza es lo que te mata. Lo único que hice fue sonreír. No quería ser grosera comentando mi punto. 

Saludo a una doctora y pasamos a un cuarto donde me dijo que me acostará en la camilla mientras buscaba el gel. - ¿Y esperas a que sea algo? - Preguntó ella y negué. Lo que menos quería era pasar por esto. Ella me dio una sonrisa de lástima. - Tu situación es un caso especial __________, por lo que estás pasando no es algo fácil. - Me colocó el gel con las manos frias en mi abdomen. - Estás embarazada y tu esposo en coma. No sé como te sientes pero sin duda no es fácil; lo diré por decirlo y no como diagnostico.... puede que estés deprimida y molesta con todo. 

 Pero el dolor sólo es momentáneo. 

La vida es un momento, pensé. Uno muy grande. 

Ella no pudo evitar sonreír. -Me encantan los ultrasonidos. - Colocó esa cosa en mi estomago. - Bien que tenemos aquí. - Dijo mirando la pantalla moviendo está cosa, segundos después su sonrisa desapareció y eso era extraño.

-¿Sucede algo? - Pregunté un poco alarmada. Ella siguió moviendo eso y pronto me volteo a ver. 

- __________, no sólo estás embarazada. Estás completamente embarazada. - Dijo ella expandiendo su sonrisa. - ¡Son trillizos! 

Comencé a reír. -¿Qué? 

- Sí, estoy segura. Alguien hizo tu diagnostico mal y no vio a los otros dos. Son trillizos. - Eso me cayo como agua helada.

-Por favor, dígame que está jugando. - Pero claro que no lo estaba, en un segundo pude ver mis recuerdos con Harry, en un segundo antes de que me desmayara. 








Entre a mi auto. No podía ver  a Harry cuando ni siquiera lo procesaba, así que saque mi celular: Hola, soy Harry. Posiblemente este… uhm ocupado… deja… ya sabes que hacer. 

-¡Tú! ¡Tú grandísimo...! ¡Eres un imbécil! ¿No te bastaba con uno?  No tienes de otra más que despertar. - Casi grite, y digo "casi" porque tenía consideración con el hospital. - ¡Escuchaste, Harry Edward Styles! ¡Tienes que despertar! - Mis ojos se llenaron de lagrimas e intente controlarme. - Tienes que despertar porque... porque estoy esperando trillizos. Sí Harry, son tres. Tres. Tres niños que con mi mala suerte se parecerán a ti. - Sonreí de pronto y baje del auto corriendo a buscarlo como si yo supiera que él despertaría de pronto al entrar a su habitación. - Y no puedo ... no pude ... no puedo dejarlos ir. - Había descartado la idea de abortar a tres bebés. Colgué la llamada. -  Así que despierta porque quiero que tu los veas. - Me había quedado con mi primera ecografía estando consciente. - Me acerque a sus labios y lo bese... pero él no despertó. 
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Educando a Styles

Mensaje por lovesick el Vie 23 Jun 2017, 2:01 pm


Capitulo: Wide open. 
Había llegado a la arena y casi podía ver a Harry bajándome de este enorme escalon quedando tan juntos es solo ropa interior. - Si me vieras, apuesto a que me matarías, Styles. - Camine poco a poco hasta el mar donde borrachos, asutados y con un poco de entusiasmo corrimos hacía dos años. Vi a Harry muriéndose de risa al verme correr al mar helado. Y no poco después lo vi, en un Harry más parecido al de ahora con una increíble sonrisa coqueta. - Vuelve a mi. 

Así que lo hice. 

Corrí al mar helado.

Soltando todo el aire que tenía estando debajo del agua.

Y al salir cuando necesitaba todo en este momento no estaba. 

- Querido Harry, hoy es nuestro aniversario. Feliz día número 64. - Salí del agua muriéndome de frío y al pasar por el gran escalón me detuve al ver una sombre. - ¿__________? - Respire profundo a ver a mi pequeña yo. -¿Por qué Harry no vuelve? - Parpadee un par de veces. 

- Volverá. - Dije yo. - No tengas miedo. No estarás sola. - Ella se quedo mirando al mar obscuro y frió con los ojos muy abiertos. - Estoy cansada de tener miedo. - Sentí como mi corazón se rompía en mil pedazos. Y ahí lo supe. Siempre veía a mi pequeña yo cuando me moría de miedo. - Yo también. - Respondí. 

Ella comenzó a llorar. - ¿Y si no vuelve? Ya ha estado dormido mucho tiempo. 

-Volverá, __________. - Estire mis brazos para alcanzar el filo del escalón y empujarme hacia arriba y así subir. 

-___________. Espera. - Dijo ella y voltee a verla. - ¿Cómo  lo sabes? 

Lo sabía. Así como cuando sabía que mentía, como sabía que tenía mil secretos, como sabía que pronto yo lo estría necesitando. Había muchas razones por las que Harry debería volver pero sólo mencione una. - Porque estoy cansada de dormir sola. - Ella se limpio la cara con sus muñecas. Y pronto la vi caminar al agua en su vestido favorito y perderse en el mar. 

Al llegar a mi habitación en el hotel me deshice de mi ropa y entre a la bañera de agua caliente a descongelarme los huesos. 

Que desastre. 


Al día siguiente salí a andar por ahí en el pueblo. Me gustaba el olor a pino que emanaba de todos lados, en cuanto mi estomago empezó a sonar fui en busca de una cafetería. - Buenos días. Me puedes dar un chocolate y unos waffles.  - Pedí a la mesera que amablemente le dio mi orden a la cocina. Alguien me tocó de mi hombro. Era un señor que todavía no entraba a la tercera edad. - Disculpe srita. Sonará atrevido pero tengo una foto suya en mi galería. - Sonreí. 

- Lo dudo mucho, señor. Debe estarme confundiendo. - Él negó. Estoy seguro de que es usted. ¿Está casada con un joven de cabello rizado y ojos verdes?  - Eso si que era sorpresa. 

- ¿Quién es usted? 

-Soy un juez. Yo los case, pero creo que su esposo no escucho cuando le mencione que tendrían una foto. - Comencé a reír. - Creo que le pertenece. Venga. Joyce, no dejes de prepara la comida de la srita. ya vuelve. - Dijo él. Le agradecí y camine junto con él por la calle. - Veras... no es muy grande él pueblo. Y nadie vino nunca a reclamarla. Actualmente es una de mis fotos favoritas. Me recuerdan a mí y a mi esposa, Joyce. - Sonrío. Nos casamos jóvenes. 

¿Por cierto, en donde está? - Él saco sus llaves de su saco y yo me hundí en mi sweater. 

- Él está... en coma.  Tuvimos un accidente. - Sonreí y él me dio su mano. 

- Lamento oír eso, querida. - Al abrir la puerta entramos a un establecimiento. En la pared había fotos hermosas de muchas parejas que se besaban, abrazaban,  etc. El hombre me mostró una de él y su mujer en blanco y negro. Tenía razón lucían mucho más jóvenes que Harry y yo. - Te aseguro que nada en la vida es fácil, pero todo se puede superar. Él volverá contigo. Ya lo verás. 

Finamente entró a un armario y de pronto me dio una foto de tamaño mediano. Estaba enmarcada. - Joyce insistió en enmarcarla, después de ver la hermosa foto que había logrado. Y ahora es tuya. - Harry me sostenía de la cintura elevandome del suelo mientras ambos sonreíamos. Estábamos vestidos de azul en medio de quiosco adornado con flores y ramas secas que era hermoso.  Suena más simple de lo que es. La foto era encantadora. Inmediatamente abrace al sr. - Muchas gracias. No sabe lo mucho que esto significa para mi en este día. Me ha hecho la persona más feliz en mi aniversario. - Lloré de alegría. 

Al salir de la cafetería y agradecerle a Joyce por la comida espere que Harry yo llegaramos a estar juntos como ellos. 

Finalmente al terminar el día sabía que tenía que volver a casa, pase por un terreno que estaba en venta, entre a inspeccionarlo y era hermoso. Estaba en medio del bosque y al seguir avanzado me termine enamorando de aquí. - Harry, ojalá pudieras ver lo que yo. - Había un hermoso acantilado mucho más allá del terreno. - Dirías que este lugar nos pertenece. 

No perdí tiempo. 
Compré el terreno en cuanto volví a Miami. 
Y le deje una copia de la foto a Harry. 

"Vivimos el momento, tenlo por seguro. Incluso después de la muerte seré tuya. Te amo. Vuelve a casa. "
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Educando a Styles

Mensaje por lovesick el Sáb 24 Jun 2017, 1:45 pm


Capitulo: Pequeño secreto. 
Aaron me había conseguido las fresas con chocolate que quería desde la mañana, estaban en la caminoneta que me llevaría a Inglaterra, exactamente a la mansión de Harry y de paso visitar la oficina de Harry. 

- Y así es como se cierra una firma. - Dije yo a Aaron. - Pero para mis cortas ausencias lo has hecho demasiado bien. 

-Lo sé. He aprendido de la mejor. - Dijo él. Abriéndome la puerta de mi camioneta. Le agradecí. - Avísame si necesitas algo. - Dijo él y asentí. - El se quedaría en Miami. 

No pude evitar comer la primera fresa antes de despdirme. - Lo siento. - Él comenzó a reír. 


- No, yo lo siento, tú eres la que tendrá tres bebés. - Dijo él jugando y después cerro mi puerta. Seguí comiendo. Los trillizos me daban antojos por todo, en especial cualquier cosa que tuviera chocolate. 

Los últimos meses había subido 3 kilos y ya tenía una panza un poco grande y como no tenerla si eran tres. 

Finalmente me subí a un avión para ir a Inglaterra y de paso ver a mis hermanos y a mi mejor amigo. Para ser sincera me moría de curiosidad sobre como sería su oficina. Y prefería que la curiosidad me matará, es decir no esperaba mucho pero desde que recuerdo jamás había ido con Harry a trabajar, lo veía preocupado por el trabajo o hacerlo desde casa pero nada más. 

Después de horas de viaje lo único que quería era llegar a un hotel pero opte por enfrentarme a la estúpida mansión, saqué las llaves y entre con un pesar profundo. 

Ya ni siquiera tenía la esencia de Harry. Y había algo extraño en ella. Deje mis maletas en la entrada y camine por el pasillo hasta la sala de estar, ya no había nada. 

Absolutamente nada.  

No había refrigerador, ni sala, ni nada. 

¿Qué hacía Harry cuando venía aquí? 

Subí a la planta de arriba pero en ninguno de los 8 cuartos había algo. 

Jamás me había sentido tan pequeña en la mansión. 

Ni siquiera cuando entre a su habiación estaban los libros, las cortinas ni la cama. 

Al bajar  no me quedo de otra más que cerrar la casa y llamar a un taxi que me llevará a su oficina. En cuanto llegué las recepcionistas me detuvieron.- Disculpe, señorita. No puede pasar. - Dijo una de ellas. 

En general no era tan mala con las personas pero ella no tenía modales. - Querida, en realidad como tu jefa debo pedirte que seas más amable con las personas y que primero las saludes porque por eso te pago. - Dije yo. 

- Soy _______ Hamilton, esposa de Harry Styles. - Dije yo y me limite a sonreír. - Ahora dime en donde está su oficina. - Ella señalo el pasillo.

La secretaria estaba en su oficina. Se levanto al verme. - Buenas noches Sra. Styles. - Dijo ella. - No la esperabamos. 

-Lo sé, no planeaba venir. - Señale la oficina que tenía las puertas de cristal. - ¿Esa es la oficina de Harry, no es así? - Camino a su escritorio y saco las llaves. - Gracias. - Dije yo tomandolas y ella pisandome los talones, al entrar me di cuenta de lo bonita que era, espaciosa como la mía y tenía una increíble vista de la ciudad. 

Al girar miré su escritorio y tenía fotos  de nosotros dos. Que yo ni siquiera sabía que teníamos. En una  estaba en el puente... de la navidad que pasamos con sus padres. En otra estábamos los dos riendo bajo la lluvia, el día que fuimos a la casa de Dereck. En otra estaba yo sola, sonriendo en el auto. - ¿Señora? - Preguntó su secretaria y me senté en el sillón de Harry. 

-Puedes irte, me quedaré con las llaves... - Dije yo quedando anonadada por el momento. Ella no dijo palabra alguna y salió. Comencé a ver las cosas que tenía Harry en sus cajones pero no por espiar sino porque necesitaba saber que había pasado con la mansión. 

Solté un grito en cuanto el telefono de oficina de Harry sonó. - Bienvenida a Inglaterra. - Dijo Dereck al mismo tiempo en el que entraba en la oficina. 

-¿Qué rayos haces aquí? - Pregunté colgando. 

-Lo mismo quería saber. - Dijo él y me crucé de brazos.

- No. Tú contestarme porque haré en un chasquido que te saquen de aquí. - Se sentó frente a mi, sin antes tomar la foto de nosotros dos bajo la lluvia. 


-Bien jugado. Estoy aquí porque te ayudo con esta compañía. En realidad te hacen llegar la mayor parte del trabajo y mi tío me deja la suya ya que no confían en tu trabajo. 
-Bueno, en realidad eso no me importa. Es el padre de Harry mientras no se meta en sus asuntos todo está perfecto. ¿Puedes dejar la foto en paz? - Señale y él la acomodo en donde estaba. 

-Su secretaria me llamo. He estado merodeando por aquí. - Dijo él como si nada. Y está vez me enoje. 

-Dereck, no sé quién eres o quién te creas y no me importa, pero te diré algo y que te quede claro. No eres el jefe. Me ha costado mucho sacar mi legado familiar adelante pero adivina en donde estoy, en las mejores empresarias y adivina en donde está Harry, en la misma categoría, así que sí vas a merodear por aquí te diré tú me avises porque la que manda aquí soy yo. ¿Entendido? -Pregunté de mala manera. 

-No te quejes conmigo, su secretaría me llamo. - Dijo él, acusándola. Me crucé de brazos. 

-Te hice una pregunta Dereck. ¿Me entendiste?

-Sí, señora. Me ha quedado claro. - Dijo. - Ahora sé porque le gustas a Harry. - Eso me hizo fruncir mi ceño. 

- No veo la hora en la que te vayas, Dereck. No me agradas. - Dije yo y él soltó una risita que solo me calo en las costillas.

-No te agrado porque fue lo que Harry te dijo. 

-¿Y eso que mierda significa? - Pregunté molesta. 

-Qué tu esposo es más inseguro de lo que tú crees. - Dijo él, pero lo sabía, de algún modo. - Tiene miedo de que me vaya a robar a la chica. - Yo comencé a reír esta vez. - ¿Dime algo has tenido sexo estando embarazada? No es por ofender, pero luces tremenda en ese sexy vestido negro. 

-Mi sexo no es de tu incumbencia. - Le lancé una basura que encontré en los cajones. 

-¿Osea que si has tenido? ¿Con Harry? ¿Se excita estando en coma? ¿Así fue como te embarazaste? - Preguntó molestando y obviamente no pude morderme la lengua. 

-Pero si eres aún más imbécil que hace 5 minutos. - Encontré una carpeta que comencé a revisar y eran las escrituras de la propiedad. 

No sabía que planeaba Harry. - ¿Tienes en donde quedarte? - Pregunto Dereck. Deje de buscar un segundo sólo para verlo. 

-Dereck, así fueras el dueño de todos los hoteles de Inglaterra preferiría quedarme a dormir en la calle. - Respondí. - Eso es sólo para aclarar que no iré a ningún lado contigo. 

-Tal vez deberías. - Dije él. - Vamos, ____________. Ya es tarde y eres una mujer embarazada y si algo te sucede estando cerca de mi me sentiré culpable. - Insistió. 
Intente abrir uno de los cajones pero no podía con las llaves que tenía. -Dereck, eres jodidamente molesto. - Dije al fallar por tercera vez.- Pulse uno delos botones hasta que la pelirroja me contesto.  - ¿Sra. Styles? 

-¿Puedes venir un segundo? - Pedí. En cuanto la vi entrar le pregunte. -¿Harry tenía una llave para el último cajón? 

-Lo siento, Sra. Styles. No tengo ninguna llave. - Dijo ella. - La que le dí son las únicas que poseo. 

-Bien. - Dije yo. - Por cierto, querida. Haz otro movimiento en falso y haré que en un parpadeo tu vida profesional se acabe. - Dereck se paso la lengua por los labios. 

-Lo siento, señora. El Sr. Dallas dijo que el Harry le había dicho que le comunicáramos todo a él, incluso su padre nos dijo eso. - Se disculpo culpando a Dereck.

-En realidad lo sé. Te estaba probando. Pero nueva regla. Yo soy la que manda aquí. Y nada como has visto antes, se hace sin que yo me enteré o ponga mi firma. - Declaré. - No es amenaza ni advertencia. Sólo quería recordarte.

-Puedes retirarte, Karen. - Dijo Dereck. Bien, dame la llave. - Estire mi brazo esperándola. 

-No la tengo. - Mintió. Lo sabía, lo que no sabía era el por qué. Sólo me enoje más. 

-Bien, vamos. Tendré sexo contigo. - Dije yo y él se sorprendió por lo que dije. - ¿Lo ves? Yo sí sé mentir. - Declaré. - Última oportunidad. 

-__________, detente. - Pidió. 

Saque un clip y lo comencé a deshacer.  - ___________. No lo hagas. - Metí el clip en el cajón y comencé a jugar con él hasta que abrí lo abrí, antes de que pudiera inspeccionarlo sentí los labios de Dereck contra mi boca, no me pude resistir ante su beso incitante y aunque sabía que me sentiría como una perra por engañar a mi esposo en su coma deje que mi lengua jugará con la suya, antes de que lo empujará y le diera un puñetazo en la cara. 

- ¿Qué mierda te sucede? - Grite mientras él se tocaba él rostro. Tomé todos lo que tenía dentro y lo coloqué en sobre el escritorio, comencé a revisar detalladamente uno por uno. 
Había un libro  que estaba apunto de tomar pero Dereck me lo quito de las manos. - Dámelo. - Ordene.

- Es mio. - Dijo él.

-Mientes. Dámelo, Dereck. - Vi que su mentón y mi mano se teñían de morado. Respire profundo. - ¿Por qué lo haces? No sé si lo quieres proteger o si quieres jugar en su contra. 

- Es por tu bien, _________. - Dijo él. 

- No me conoces, así que no digas nada en mi nombre. - Señale. - Dereck. - Finalmente, él se lo pensó pero termino dándomelo. - Al abrirlo me encontré con varios documentos que no entendía hasta que comencé a analizarlos, todos ellos tenían la firma de Harry. 

En mi garganta se formo un nudo y no pude evitar lanzar una de nuestras fotos al piso. 

Eran los documentos del divorcio. 

Y Harry los había firmado. 

-Por eso sus padres ... querían su custodia, porque ya solo faltaba eso. Los documentos del  divorcio. ¿Cuándo volviste a la vida de Harry? - Pregunté yo. - Por favor, ahórrate las ganas de mentirme porque sabes que no mientes bien. 

- Cuando estuviste en el centro. Tengo hospitales y centros. Harry recurrió a mi en mi ayuda, cuando tuviste tus problemas de alcohol y drogas. - Se pasó una mano por la cabeza. - También tengo negocios como contigo independientemente de la cadena. 

-¿Cómo lo consiguió? 

-______________.

-¡Contesta! - Grite. 

- Él lo había pedido antes, pero no lo recibió hasta después de que te aparecieras en su casa. - Hablo. 

Los miré y no podía creerlo. Su firma estaba aquí frente a mi en un papel que había añorado.- Yo le rogué por esto, yo me moría por esto y él siempre fue un egoísta. - Me limpié las lagrimas. - No sabes lo mucho que yo quería esto y él lo consigue en un parpadeo. Sonreí, Harry era un hijo de perra. - ¿Cómo lo supiste? - Pregunté. 
-Porque yo le informaba sobre ti todo él tiempo, y un día lo vi mal. Le vi tan borracho que no podía siquiera levantarse.  Lo hacía por ti. Dijo que jamás lo ibas amar...

Jamás... jamás... me va a amar.- Harry estaba tirado en su alfombra bebiendo el vodka directo de la botella. - Así que sabes qué... esa perra... se pu-pu-puede ir a la miera. Iré a-a-a cogérmela...cogerla hasta que no pueda ... caminar y le ... le ... haré... un hijo, así podrá olvidarse de mí. Después... cuando... me diga que está, está, está embarazada le daré el divorcio. 
Te odio, _______. Te odio. 


Así tendré... un bebé y seré divorciado. - Pero luego apareciste y  él ... no estaba seguro de que tu realmente dijeras a verdad. 

- ¿Cuando lo guardo? - Pregunté y todo pasó en mi cabeza. Ya sabía la respuesta. - Fue cuando te conocí. - Me hice hacia atrás con la silla tome el divorcio y las escrituras para irme de aquí. - Por supuesto, te acercaste a mi y Harry hizo lo mismo. No quería que me dijeras algo. Así que seguimos jodidos, estamos aún en nuestro infierno personal. - Dije yo. 

-__________ no sé porque Harry no siguio con ello, pero lo guardo él. Y de eso estoy seguro. 

- Genial. Ahora estoy embarazada de trillizos. - Salí caminando con pasos largos, las mujeres de la oficina me miraron. 

-¿Trillizos? - Preguntó siguiéndome. Salí a la calle y lo único que quería hacer era acostarme a llorar porque todo esta peor de lo que imagine. Al sentir el aire fresco en mi cara camine a donde sea con mis maletas. 

Dereck me tomo del brazo. - Suéltame. - Lo empuje lejos de mi. Dándome cuenta de que mis mano me dolía y el tenía su mejilla morada. - No eres mi perro guardián, deja de seguirme. - Él me ignoro y lo único que hizo fue abrazarme. Tomo mis maletas y finalmente me consiguió un taxi. - Llévela al Palace. Lo siento, __________. - Dijo él antes de que el taxi avanzará. 

Dereck si era dueño de un hotel y me había conseguido una habitación para pasar la noche, saque hielo de la nevera y la coloque en mi mano. Minutos después alguien tocó mi habitación. - Adelante. 


 -¿Estarás bien? - No respondí. ¿Cómo se puede estar bien después de que te das cuenta de que no estas bien? 


-¿Por qué Harry venía a Inglaterra? ¿Me engañaba con alguien más de Kim? - Pregunté y se encogió de hombros. 

- Ni siquiera sé quien es Kim. 

- Así que Harry me quería pedir el divorcio. Un día de estos.  Y yo preocupándome por él, un hombre que me iba a dejar y ahora esta en coma, y yo...  creyendo que todo estaba bien. - Estaba destrozada y embarazada. - Harry no quería estar conmigo. 


Le lancé la bolsa a Dereck quién se la coloco en su mejilla. - ¡Qué hijo de puta! 


-____________, sé que estás enojada...
-No, tú no sabes como estoy. Estoy embarazada, tengo antojos por un chocolate caliente, mi esposo está en coma pero no quiere estar conmigo ¿Así que mi embarazo fue realmente un error o lo hizo apropósito? - No podía creerlo, comencé a reír porque me llego un recuerdo, Harry estaba sentado en la cama después de que fui a comprar. ¿Estaba preocupado por mí o porque yo tomará las pastillas y arruinará su plan? 

Maldito bastardo.

Dereck guardo silencio.

-Tienes razón, no sé como estás. - Dijo él. -  Debes ir a descansar. Iré a buscar tu chocolate. - Dijo él y negué. 

-No me lo debes. No tienes porque hacerlo. Y no quiero que lo hagas. Sólo déjame en paz. 

- Es lo mínimo que puedo hacer. - Dijo él, sonriendo como Harry y moviendo las pestañas como Harry. ¿Por qué siempre rompes mi corazón Harry?

Esta vez yo me encargaría de destruir el tuyo. 

-En realidad... yo... - Estiré mi brazo y lo jale del cuello de la camisa besándolo con más fuerza. - ¿Qué haces? - Pregunto mientras dejaba que sus brazos se colocaran en mi muslo. - Quiero que lo hagamos. - Dije yo entre sus labios. 

-No creo que sea buena idea. - Dijo intentando detenerme. - Te arrepentirás de esto. Además estás molesta. - Dijo él, pero no podía controlarme. Le quite su camisa y pegué mi lengua a su cuello.  Me sentía tan excitada y molesta, todo al mismo tiempo. 

Dereck me tomo de las piernas cargándome hasta la cama en donde me quito el vestido negro dejándome en medias, bragas y brasier. - Buenas noches, ___________. - Dijo él. Buscando su camisa y seguí riendo. - No me vegas con tu doble moral, Dereck. Son unos cabrones. 

No vi cuando Dereck se comenzó a quitar su cinturon y sus pantalones de tela. Me quito el bra primero pasando su lengua por mis pezones que estaban hinchados, rompió mis medias y me quito las bragas dejándome desnuda ante él. Comenzó a besarme y yo a gemir. Extrañaba el sexo. Dereck besaba diferente a Harry, era salvaje y rudo. 

Dereck entro en mi mientras sostenía mi cintura y se movía rápidamente. Cuando enterré mis uñas en su espalda se detuvo un momento. Y supe porque lo hacía. - No quiero lastimarte, ni a tus bebés. - Dijo él y yo lo bese. -No lo haces. - Respondí yo dándome cuenta de que sostenía su peso. Me beso el cuello mientra se movia hasta que llegamos al orgasmo. 

Al día siguiente desperté y me di cuenta de que lo que había pasado no era un sueño, Dereck salio del baño con una toalla en su cintura. - Buen día. - Dijo él sonriendo, buscando su pantalon y sus boxers. 

Me levante. - Buen día. Gracias por el sexo y la habitación. - Dije colocándome mi bra, vi mis medias rotas. - No tenias porque hacerlo. - Señale colocando mis bragas. Y luego mi vestido. Él sonrió. En unos minutos vendrá tu chocolate caliente, no te irás sin tomarlo. - Señalo. 

-Gracias por eso.- Dije buscando mi maleta maquillándome un poco. - Escucha _________, sé que fue sexo de ... odio o lo que sea, pero quiero que sepas que este será nuestro secreto. - Dijo él. - Por si Harry despierta. 

- En realidad, se lo voy a decir. - Sonreí .- A si que tendremos un pequeño secreto los seis. - Señale mi estomago. Cuando termine de maquillarme, el chocolate llego y lo tome. Dereck estaba observándome detenidamente. - ¿Qué quieres? - Pregunte. 

-No puedes decirle. El pobre hombre habrá despertado de un coma. - Se cruzo de brazos. 

-Se pudo haber ahorrado tanta hipocresía y decirme: ___________, ya no te amo. Tengamos tres bebes y se acabo. Tan fácil como eso. - Dije yo. - Se merece mi engaño y el divorcio. - Dije yo. 

-¿Abras peleado por nada? - Asentí. - Creí que luchabas por lo que querías. No creí que te rindieras tan fácil.

- Me gusta ver a los otros sufrir cuando me han hecho sufrir primero. Y él estaba seguro de querer divorciarse de mi, así que yo también lo haré. No tengo nada más que decir. - Dije yo. Mi celular sonó era un mensaje de Zayn. Estoy aquí. - De nuevo, gracias por todo. - Dije yo. Él tomo mi maleta y me acompaño hasta la entrada donde 
Zayn estaba esperándome con sus jeans, una sudadera. Lucía más joven. 

Al vernos, tomo la maleta que Dallas le dio y fruncio su ceño. -De acuerdo. - Dijo incómodamente, puse los ojos en blanco.

-____________, no hagas nada de lo que te puedas arrepentir. - Dijo Dereck en mi oído, sonriendo a Zayn quien lo aniquilaba con su mala cara. 

- ¿Eso es preocupación? Relajate, tu no me embarazaste. - Dije yo antes de irme. 


Última edición por lovesick el Sáb 24 Jun 2017, 10:47 pm, editado 2 veces
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Educando a Styles

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 4 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.