O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» neue Frau
Hoy a las 1:16 pm por bowieonmars

» Never Ever.
Hoy a las 1:13 pm por Puente.

» Revival.
Hoy a las 1:13 pm por rosé.

» 404 error - not found {audiciones cerradas.
Hoy a las 1:01 pm por jongkey.

» More than words [1D] NC
Hoy a las 12:46 pm por Ariel.

» Tell your story |nc|
Hoy a las 12:45 pm por Ariel.

» you're my ride, linden.
Hoy a las 12:09 pm por ácido.

» to the charmingest people;
Hoy a las 9:24 am por fosfenos.

» veintisiete
Hoy a las 8:53 am por bowieonmars


Leather jackets and tiaras. {Inscripciones cerradas}

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Leather jackets and tiaras. {Inscripciones cerradas}

Mensaje por ClarissaWhiteley el Miér 27 Ene 2016, 7:15 pm


—Titulo: Leather jackets and tiaras.
—Autor: Yo y otros.
—Adaptación: No.
—Género: Sin definir.
—Otras páginas: No.
—Advertencias: Sin definir.



Leather jackets and tiaras


La secundaria Jackson es considerada una de las escuelas mas caóticas de Bath, Inglaterra. Entre los graffitis plasmados en casi todas las paredes, las constantes peleas entre alumnos y la poca responsabilidad de las autoridades escolares, el distrito escolar se ha rendido en intentar salvar el establecimiento. Sin embargo, no es algo que a los estudiantes del mismo les interese mucho. Mientras tanto, en el centro de la ciudad se encuentra la secundaria Constance High. Concurrida por hijos de las familias de la ''clase alta'' de Bath, esta escuela toma el lugar de mejor secundaria en la ciudad. Es conocida por el maravilloso rendimiento de sus alumnos, así como también por su gran comportamiento. Siendo todo lo contrario a Jackson, esto es lo que genera una gran rivalidad entre ambas escuelas. Mientras que en Constance se sienten reyes, en Jackson odian a la Realeza, y están dispuestos a hacer lo que sea para destronarlos.
La constante guerra entre ambos bandos ha llegado a un extraño ‘’periodo de descanso’’ durante el verano, pero al comenzar el nuevo año escolar, los dos colegios se ven sorprendidos por un anuncio de las respectivas Direcciones. Se ha formado un proyecto, con el fin de mejorar la relación entre los estudiantes de estas dos escuelas, ya que las usuales peleas y problemas que estas traen no ayudan a la imagen de ninguna de las dos, y este consiste en trasladar a un grupo de estudiantes de Constance a Jackson, donde deberán asistir a sus clases normalmente durante todo el año, como estudiantes de esta escuela. Deberán formar un vinculo con los alumnos de Jackson, y asi demostrarle a los demás que pueden llevarse bien. ¿Funcionará? ¿Lograrán llegar a un acuerdo y dejar de lado la rivalidad?
De lo único que se puede estar seguro en una situación así, es que antes de poder llegar a una resolución, sea positiva o negativa, la guerra entre ambos bandos volverá a comenzar.
La pregunta aquí es:
¿quieres formar parte de ella?

By[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


Welcome!:
Holaaaaa! Mi nombre es Clarissa c: Soy nueva en el foro pero tengo esta idea en la mente hace bastante, así que cuando una amiga me hablo de la página, pensé que era el lugar perfecto para escribirla! Para que me conozcan un poco, soy de Argentina y tengo 17 años. Me encanta escribir, y espero que ustedes disfruten de mis ideas. Pensé en hacer esta idea en una novela colectiva ya que se necesitan varios personajes, y además creo que es la mejor manera de empezar a conocer un poco a la gente de acá! Por ahí piensan que ya han leído esta idea, y eso es por que ya la había publicado anteriormente pero por algunos motivos personales no pude llevarla a cabo, así que ahora que volví al foro decidí postearla de nuevo. Abajo les voy dejando alguna reglas y cosas que deben saber sobre las audiciones.

Sobre las audiciones:
En la novela, dos bandos se enfrentan, tal como la sinopsis lo explica. Lo que estoy buscando son chicas que quieran participar, teniendo su propio personaje. Pueden ser de Jackson o de Constance, siendo eso elegido por ustedes mismas.
Como en la mayoría de las novelas, y como me refiero a mi misma como una romántica empedernida, podrán elegir a un artista de cualquier índole, para ser su pareja. Este tambien puede ser de cualquiera de los dos grupos.
Cualquier duda que se les aparezca, porfavor diganme, ya que estoy aca para ayudarlas c:

Ficha para la audición:
Personaje que las representa: Nombre y un gif del mismo.
Nombre: Puede ser el suyo o uno inventado
Edad:
Escuela:

Pareja y escuela a la que pertenece:
Descripción física:
Descripción psicológica:
Historia de su personaje: Básicamente, que piensa el del bando al que pertenece, de la situación, del proyecto. Pueden agregar como es su relación con los demás, con su familia, etc.

Reglas:
-Principalmente, ser respetuoso con todos. Me gustaría que trabajemos en un ambiente tranquilo, sin que se generen problemas entre nosotros.
-No se permite el plagio de ningún tipo.
-Se pide coherencia y ortografía correcta al momento de publicar. Todos nos podemos equivocar una o dos veces, pero pienso que todas aquí fuimos/vamos al colegio y sabemos escribir con propiedad.
-No hay un plazo determinado para comenzar la novela pero espero que sea pronto.
-Por último, si alguna no llega a ser elegida, les pido mil disculpas y espero no se enojen
.

¡IMPORTANTE! Luke Hemmings y Lily Collins ya están tomados para los personajes.


Última edición por ClarissaWhiteley el Vie 12 Feb 2016, 6:06 pm, editado 2 veces

ClarissaWhiteley


Volver arriba Ir abajo

Re: Leather jackets and tiaras. {Inscripciones cerradas}

Mensaje por darkness. el Jue 28 Ene 2016, 12:13 pm



hola, me llamo celeste y acabo de volver a only wn y me encantaría empezar con esta novela lo mas rápido posible. aquí abajo te dejo mi ficha. gracias por hacer esta increible idea.


FICHA:


darkness.


Volver arriba Ir abajo

Re: Leather jackets and tiaras. {Inscripciones cerradas}

Mensaje por ClarissaWhiteley el Jue 28 Ene 2016, 5:50 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:


hola, me llamo celeste y acabo de volver a only wn y me encantaría empezar con esta novela lo mas rápido posible. aquí abajo te dejo mi ficha. gracias por hacer esta increible idea.


FICHA:


Hola Celeste! Me alegro que te haya gustado mi historia. Me ha encantado tu ficha y la historia de tu personaje!

ClarissaWhiteley


Volver arriba Ir abajo

Re: Leather jackets and tiaras. {Inscripciones cerradas}

Mensaje por ClarissaWhiteley el Jue 28 Ene 2016, 5:54 pm

Dejo aquí mi ficha! 

Ficha:

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
+Personaje que las representa: Lily Collins.
+Nombre: Arabella Rhodes.
+Edad: 17.
+Escuela: Constance High.
+Pareja y escuela a la que pertenece: Luke Hemmings; James Dunne; Jackson High.
+Descripción física: Arabella tiene su cabello de un color marrón oscuro hasta un poco más abajo de los hombros, el cual siempre lleva suelto con algunas ondas. Es de tez bastante clara, con ojos color avellana y una nariz pequeña. Tiene una gran sonrisa, enmarcado por unos labios rosas y delicados. Con una altura de alrededor 1.60, es bastante baja comparado a los demás, pero es la altura perfecta para su delgado cuerpo. Su cintura es pequeña y sus piernas están en forma, debido a la cantidad de ejercicio que hace regularmente gracias a las prácticas de animadora.
+Descripción psicológica: Es considerada la ''school's sweetheart''. Le puedes preguntar sobre ella a cualquier otro alumno de Constance, y ninguno te dirá nada malo sobre ella. Es amable con todos, siempre y cuando reciba el mismo trato de los demás. Suele ser bastante tímida con aquellos que no conoce; es bastante inocente, al punto de a veces ser tomada como estúpida por sus ''enemigos'' de Jackson. Pertenece a la ''realeza'' de Constance, junto con el resto de sus amigos, aunque no utiliza su estatus para intentar ser mejor que los demás.
+Historia: Hija de Harry e Isabella Rhodes, Arabella es conocida tanto en la ciudad como en Constance. Su padre es uno de los abogados más famosos de la ciudad, y su madre una importante figura de la clase alta, lo que hace que Arabella este constantemente siendo mostrada en todo tipo de eventos. Creció rodeada de todo lo que necesitaba y quería, lo que hace que muchas personas piensen que es una niña mimada. Su relación con sus padres es buena, aunque a veces desearía  que pusieran más atención en ella y en la familia en sí.
Para Arabella, la pelea entre los dos bandos nunca fue algo agradable. Ella preferiría mil veces que sus amigos no estuviesen involucrados, o mejor, que la rivalidad no existiera. Los bandos no tenían nada en común, y no entendía por que en menos de dos años, se había creado tal situación. Sin embargo, defendería a su escuela y a sus amigos en cualquier situación que se le presentara, ya que fuera de todo, son como su familia. Cuando la directora de Constance le comunicó que había entrado en el grupo de estudiantes que iban a participar en el proyecto, decir que ella no estaba feliz se sobreentiende. Por más que ella quisiera que los problemas entre ambos colegios terminaran de una vez, estaba más que segura que este ''intercambio'' solo traería problemas. ¿Un año entero asistiendo a su colegio rival? Era una locura. Luego de algunas charlas con la directora y con sus padres, la logran convencer de que participe. Arabella se encuentra muy nerviosa, pero acepta formar parte del intercambio con el único fin de convencer a sus amigos que la pelea debe terminar.


Última edición por ClarissaWhiteley el Mar 09 Feb 2016, 5:28 pm, editado 2 veces

ClarissaWhiteley


Volver arriba Ir abajo

Re: Leather jackets and tiaras. {Inscripciones cerradas}

Mensaje por delaware. el Jue 28 Ene 2016, 6:19 pm

hola clarissa, soy vee y me ha encantado la idea. quiero participar, srsly. siempre me han gustado las tramas con institutos, romance juvenil y rivalidad, asjdhfkhsg, siempre ha sido mi debilidad baba luego te enviaré los requisitos para audicionar, ¡bienvenida de nuevo! peeeeeeeero antes, una pregunta, ¿los dos pj's pueden ser del mismo instituto o diferente cada uno? ia, chau un beso. x

delaware.


http://dxrkflower.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Leather jackets and tiaras. {Inscripciones cerradas}

Mensaje por ClarissaWhiteley el Jue 28 Ene 2016, 6:24 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:
hola clarissa, soy vee :V: y me ha encantado la idea. quiero participar, srsly. siempre me han gustado las tramas con institutos, romance juvenil y rivalidad, asjdhfkhsg, siempre ha sido mi debilidad :baba: luego te enviaré los requisitos para audicionar, ¡bienvenida de nuevo! peeeeeeeero antes, una pregunta, ¿los dos pj's pueden ser del mismo instituto o diferente cada uno? ia, chau un beso. x
hola vee! primero que nada, tu foto de perfil  :emocion:  jajaj. segundo, nada me hace más feliz que encontrar a alguien que le fascinen los mismos temas que yo. gracias por la bienvenida y espero tu ficha! había pensado en que los personajes sean de distintas escuelas, asi la rivalidad es más, no se, interesante  :bleh:

ClarissaWhiteley


Volver arriba Ir abajo

Re: Leather jackets and tiaras. {Inscripciones cerradas}

Mensaje por delaware. el Vie 29 Ene 2016, 5:17 pm



heeeey clarissa, lo prometido es deuda. no me gustó tanto mi ficha, porque hace mucho que no hago una, y hace mucho que no ingreso al own. pero, a pesar de todo, espero que te guste. me encanta la idea, y te lo repito asjkfhs. cuídate. x
ficha sensual:

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
nombre: Michelle Gallagher Withman «Michelle Withman»
edad: 18 años.
escuela: Constance High.
representante: Oriana Sabatini.
pareja y escuela a la que pertenece: Harry Styles —Jackson High.
descripción física: Michelle posee unos atributos para morirse de envidia. Sus increíbles ojos ya es una cosa de admirar ya que hacen una buena combinación: de color miel, y sus pestañas largas y abundantes. Su nariz es pequeña y respingada pero no llega a ser puntiaguda. Sus labios son un poco gruesos y tentativos, de un color carmesí revelando una sonrisa brillante. Es de tez un poco bronceada, sin ningún rastro de cicatriz e imperfección. En cuanto a su cabello castaño, que lo ha cuidado muy bien, es ondulado y le llega hasta la cintura que a veces suele teñir sus puntas de un rubio ceniza. Su contextura es acuerpada. Piernas contorneadas y cintura pequeña; ni delgada ni rellenita, sólo... Michelle.
descripción psicológica: Se muestra dulce y amorosa. Le fascina el buen trato a las personas que lo merecen y no está a favor de las humillaciones de ningún tipo a menos que hayan razones para ello. Leal y buena consejera. Sus amigos desesperan cuando ella no está allí y la buscan para escuchar las cosas buenas que tiene para decir. No importa cuándo, no importa cómo: ella halla la manera para animarte. Es simplemente encantadora; su sonrisa es el arma más letal para todos, y sin ella no puede conquistar el corazón de las personas. Chica despreocupada y tranquila: encerrada en su pequeño y ruidoso mundo. Bastante loca a ratos, divertida, con un chiste qué contar, y seria cuando lo requiere. Su personalidad es muy variada. Fría, calculadora, e insensible. Y, aunque sea contradictorio, también es risueña, carismática y sentimental. Pero eso sí, Michelle puede ser prepotente y franca. Tiene un carácter bastante fuerte que cuando se carga con la gente que no tolera, rézale al Señor de los cielos porque no se detendrá hasta ponerte en tu sitio. No le gusta ser pisoteada por los demás, ni mucho menos ser traicionada por una persona a quien le ha entregado toda su confianza.
historia: Michelle se crió con lujos, fiestas y una cantidad de clases de etiqueta que no soportaba escuchar. Lilian Withman, su madre, es una de las estilistas más importantes de la ciudad de New York, lo que hace que Michelle sea elogiada y reconocida por llevar el apellido Withman. Ella no tiene un padre importante como los de sus amigas y compañeras de Constance High. Su padre, Patrick Gallagher, no es más que un profesor de ciencias en la universidad nocturna. Para Michelle es lo más cercano que tiene a una vida normal: fuera de grandes eventos, de todas esas personas superficiales, y lejos de su madre quien sólo se preocupa por llevarla por el camino perfecto. Él es su ejemplo a seguir y una de las personas que más ama en el mundo. Desde que sus padres se divorciaron, Michelle ha estado en un odioso cambio de casa: desde la casa de su madre, a la de su padre. Comparte con ellos toda una semana, cada uno, y eso, para ella, es un constante fastidio. El divorcio es un asunto delicado para ella, y como muchos otros, que la hacen sentir impotente. Como cualquier otra persona, tiene un pasado oscuro, lleno de tristeza y dolor, porque ella tiene secretos que se ha guardado en la tumba. Jamás ha tenido una vida perfecta.
Desde muy pequeña ha presentado las mejores calificaciones del alumnado. Y desde que cumplió sus catorce años, su actitud dio un cambio drástico, dejando a la familia Withman boquiabiertos. Cuando Michelle leyó en el tablón de anuncios el intercambio a Jackson, lo vio como un reto, algo divertido qué hacer, y sin el permiso de sus padres, es una de los alumnos que quisieron entrar a éste plan. Ella quiere libertad, quiere retos, algo diferente en su vida rutinaria, pero no sabía que sólo esta idea que causó curiosidad, la iba a pasar un infierno. Y si la haces pasar un infierno, el tuyo será el doble.

delaware.


http://dxrkflower.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Leather jackets and tiaras. {Inscripciones cerradas}

Mensaje por ClarissaWhiteley el Vie 29 Ene 2016, 9:11 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:


heeeey clarissa, lo prometido es deuda. :V: no me gustó tanto mi ficha, porque hace mucho que no hago una, y hace mucho que no ingreso al own. pero, a pesar de todo, espero que te guste. me encanta la idea, y te lo repito asjkfhs. cuídate. x
ficha sensual:

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
nombre: Michelle Gallagher Withman «Michelle Withman»
edad: 18 años.
escuela: Constance High.
representante: Oriana Sabatini.
pareja y escuela a la que pertenece: Harry Styles —Jackson High.
descripción física: Michelle posee unos atributos para morirse de envidia. Sus increíbles ojos ya es una cosa de admirar ya que hacen una buena combinación: de color miel, y sus pestañas largas y abundantes. Su nariz es pequeña y respingada pero no llega a ser puntiaguda. Sus labios son un poco gruesos y tentativos, de un color carmesí revelando una sonrisa brillante. Es de tez un poco bronceada, sin ningún rastro de cicatriz e imperfección. En cuanto a su cabello castaño, que lo ha cuidado muy bien, es ondulado y le llega hasta la cintura que a veces suele teñir sus puntas de un rubio ceniza. Su contextura es acuerpada. Piernas contorneadas y cintura pequeña; ni delgada ni rellenita, sólo... Michelle.
descripción psicológica: Se muestra dulce y amorosa. Le fascina el buen trato a las personas que lo merecen y no está a favor de las humillaciones de ningún tipo a menos que hayan razones para ello. Leal y buena consejera. Sus amigos desesperan cuando ella no está allí y la buscan para escuchar las cosas buenas que tiene para decir. No importa cuándo, no importa cómo: ella halla la manera para animarte. Es simplemente encantadora; su sonrisa es el arma más letal para todos, y sin ella no puede conquistar el corazón de las personas. Chica despreocupada y tranquila: encerrada en su pequeño y ruidoso mundo. Bastante loca a ratos, divertida, con un chiste qué contar, y seria cuando lo requiere. Su personalidad es muy variada. Fría, calculadora, e insensible. Y, aunque sea contradictorio, también es risueña, carismática y sentimental. Pero eso sí, Michelle puede ser prepotente y franca. Tiene un carácter bastante fuerte que cuando se carga con la gente que no tolera, rézale al Señor de los cielos porque no se detendrá hasta ponerte en tu sitio. No le gusta ser pisoteada por los demás, ni mucho menos ser traicionada por una persona a quien le ha entregado toda su confianza.
historia: Michelle se crió con lujos, fiestas y una cantidad de clases de etiqueta que no soportaba escuchar. Lilian Withman, su madre, es una de las estilistas más importantes de la ciudad de New York, lo que hace que Michelle sea elogiada y reconocida por llevar el apellido Withman. Ella no tiene un padre importante como los de sus amigas y compañeras de Constance High. Su padre, Patrick Gallagher, no es más que un profesor de ciencias en la universidad nocturna. Para Michelle es lo más cercano que tiene a una vida normal: fuera de grandes eventos, de todas esas personas superficiales, y lejos de su madre quien sólo se preocupa por llevarla por el camino perfecto. Él es su ejemplo a seguir y una de las personas que más ama en el mundo. Desde que sus padres se divorciaron, Michelle ha estado en un odioso cambio de casa: desde la casa de su madre, a la de su padre. Comparte con ellos toda una semana, cada uno, y eso, para ella, es un constante fastidio. El divorcio es un asunto delicado para ella, y como muchos otros, que la hacen sentir impotente. Como cualquier otra persona, tiene un pasado oscuro, lleno de tristeza y dolor, porque ella tiene secretos que se ha guardado en la tumba. Jamás ha tenido una vida perfecta.
Desde muy pequeña ha presentado las mejores calificaciones del alumnado. Y desde que cumplió sus catorce años, su actitud dio un cambio drástico, dejando a la familia Withman boquiabiertos. Cuando Michelle leyó en el tablón de anuncios el intercambio a Jackson, lo vio como un reto, algo divertido qué hacer, y sin el permiso de sus padres, es una de los alumnos que quisieron entrar a éste plan. Ella quiere libertad, quiere retos, algo diferente en su vida rutinaria, pero no sabía que sólo esta idea que causó curiosidad, la iba a pasar un infierno. Y si la haces pasar un infierno, el tuyo será el doble.

Vee, la verdad no se que es lo que no te ha gustado de tu ficha por que a mi me ha encantado! Asi como también lo ha hecho tu personaje!

ClarissaWhiteley


Volver arriba Ir abajo

Re: Leather jackets and tiaras. {Inscripciones cerradas}

Mensaje por Death el Sáb 30 Ene 2016, 7:32 am

Voy a dejar mi ficha n.n

Death


Volver arriba Ir abajo

Re: Leather jackets and tiaras. {Inscripciones cerradas}

Mensaje por ClarissaWhiteley el Sáb 30 Ene 2016, 7:35 am

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:Voy a dejar mi ficha n.n
 Genial! La espero!

ClarissaWhiteley


Volver arriba Ir abajo

Re: Leather jackets and tiaras. {Inscripciones cerradas}

Mensaje por Death el Sáb 30 Ene 2016, 8:05 am


Isabella Ekaterina
Orlova Belov
Sky||Tery
16 años
17 de Febrero de 1999
Bisexual
Jackson
Jonathan Jones Griffin || Jackson
Karole Asso
Cole Mohr
Isabella Orlova

Descripciones
Descripción Física. 
Tez blanca, labios rosas, ojos marrones y grandes, nariz pequeña y perfilada, estatura de 1.68, peche medianos, trasero normal, tiene tatuajes, tiene tres perforaciones, cabello largo, un poco mas abajo de la cintura color negro azulado, corte de cabello scene


Descripción Psicológica. 


Es una chica atenta, fría, manipuladora y tosca, le gusta analizar a las personas que la rodean, es muy desconfiada de todos, no cree en las promesas que le hacen, es solitaria y cuando habla lo hace en un tono bajo y casi que parece seductor, no le gustan los gritos, si grita es porque la situación ya lo requiere, es bastante controladora, a ella le gusta decir ''Siempre obtengo lo quiero'', es muy perseverante, es bastante silenciosa al momento de aparecer en un lugar, tiene muchos secretos, cuando se conoce bien es bastante alegre y extrovertida.


Gustos y disgustos
Gustos

- Cantar
- Bailar
- Leer
- Escribir
- BMX
- Sk8
- Tatuarse
- La lluvia
- La noche
- La oscuridad
Disgustos
- Los gritos
- Las libélulas y arañas 
- La luz
- El color rosa

Historia
Isabella nació el 17 de febrero de 1999 en Sochi, Rusia, a la edad de dos años la pobreza ataco a Rusia y sus padres decidieron viajar a Bath, Inglaterra para empezar una nueva vida, a los 4 años sus padres le dan la agradable noticia de que tendrá dos hermanos pero tras ello pasa algo con ella, a los 5 años sufre un abuso sexual por parte de un vecino que vivía en su colonia, eso la transforma en una niña cohibida, introvertida, solitaria pero sobre todo depresiva, ella era tratada con medicamentos; ella fue creciendo y a medida que lo hacia sus compañeros empezaron a insultarla y golpearla, ella le pide a sus padres que quiere tener clases de defensa persona, en Jackson comenzaron a temerle, ella se volvía mas orgullosa y sobre-potente, empezó con una actitud de rebeldía y a sobre salir entre todo el alumnado de Jackson, nadie se metía con ella y mucho menos con sus amigos o compañeros de clase y ni hablar de sus hermanos, la pareja Kyle y Karl eran los hermanos cohete, la ayudaban con bromas a los maestros y sobre todo a la rivalidad con la escuela Constance, el eso conoce a su actual pareja Jonathan con el que comparte una afición, los tatuajes, después de un año se da la noticia de que un grupo de estudiantes de Constance va a compartir con ellos, tras ello un chico nuevo aparece, Gabriel Nort Black que tal vez haga que Jonathan tenga ganas de enterrarlo vivo aunque hay una pregunta que todos en Jackson y el grupo de Constance se hace, ¿Lograran convivir juntos?.

Otros datos
Otros datos:


(Solo haz clic sobre cada uno) 

Atrapa sueños
Brújula
Infinito (Iniciales J e I)
Paisaje
Búho (Muslo izq)
Lobo (Espalda)

JONSEI PARA ITR





Escrito:


El final está cerca...




Buenas noches, amor.




Quinta Lamentación. Narración: Erin Everly.


Los días se hacen cada vez más difíciles por aquí. Cada día que pasa veo a Dakota, aunque sonría y diga que todo está bien, cada vez peor. Y eso me destroza, día a día en mi interior. Es tan injusto que a alguien de su corta edad le tenga que pasar esto, más aún con todo lo que se le venía. 
Ella no merece esto. No merecía morir, ella no. Hay personas y personas, las buenas como ellas y las hijas de puta, que esas si se merecen el peor de los castigos. Como yo.
No le he dicho nada. En tres semanas se cumple la fecha de parto de Dakota, y como venimos esperando, de su futura muerte. He hecho algo que, si ella se entera, seguro me odiará. Así que decidí guardármelo y no decirle nada.
Eh abortado.
Eso es, aborté. La misma estúpida que se peleó con ella para que no abortara, la que la aconsejó y acompaño durante todo este tiempo, abortó. Fui una cobarde, una estúpida, me siento un fraude. No me sentía preparada y, con lo que le pasa a Dakota me agarró un profundo miedo, así que, mezquinamente, preferí mi vida antes de la que mi hijo, aún sin saber si me pasaría lo mismo que a ella. Es un cargo de conciencia que llevaré toda mi vida, pero ahora debo soportar ese maldito peso.


12 de noviembre de 1987. 


Los rayos de luz atravesaron las cortinas de aquella fría habitación de hospital y cayeron sobre nuestros rostros, despabilándonos.


-… ¿Erin? – Me llamó ella, apenas levantando su voz.


-Aquí estoy. ¿Sucede algo?


-Me duelen… Mis piernas…


-¿Qué? Haber… Déjame ver…


Corrí lentamente la sábana y me encontré con una escena horrorosa. Mi rostro se inmovilizó por completo. Su piernas, flacas y pálidas por el poco movimiento, comenzaron a lastimarse. Pero no raspones cualquieras, sino era pequeños cráteres que se formaron en su piel. Ella no podía verlas, gracias a que su vientre tapaba toda su vista desde su cadera para abajo, y era preferible que no las vea. Preguntó qué pasaba, y solo pude responder que seguro era un calambre mañanero. Salí del cuarto aguantándome las ganas de llorar. Fui en busca del doctor.


-Disculpe – Le dije – Hay un problema con Dakota Blair.


-¿Qué sucede? – Pregunto.


-Ella… No se movió en todo este mes… Pero sin embargo, sus piernas están todas lastimadas, como si hubieran cavado unas cucharas en ellas. ¿Qué paso?


-Señorita Everly… Esos lastimados que vio en la paciente Blair son escaras, lastimados que se hacen por su poco movimiento. No podemos aplicarle corticoides, así que están infectados.


-Por dios… ¿Y qué podemos hacer?


-Seré sincero con usted. En estos momentos… A ella le deberíamos amputar la pierna derecha, que es la más infectada, pero su cuerpo no resistirá. Seamos honestos… Hasta ella lo sabe, no le queda mucho por vivir. Sería algo inútil. Mejor que no se entere, su molestia pronto desaparecerá.


-¿Cuánto tiempo más aguantará? ¡Me dijo que le duele, le duele! ¿Dónde mierda se ganó su puto título? ¡Al demonio con usted! ¡Gracias por nada! 


Salí corriendo de allí, antes de que mi rabia tomara control de mi cuerpo y provocara que le rompiera la cara a el estúpido ese que se hace llamar ‘’doctor’’. Antes de volver a entrar a la habitación me tiré a un costado de la puerta a llorar. Este último tiempo se hizo muy difícil para mí. Estaba destruida, sentía que no daba más. Era horrible ver como ella se descompensaba, como sufría dolores y como vomitaba sangre, sus brazos llenos de moretones y lastimados, y al mismo tiempo, no entendía de dónde sacaba esa sonrisa al hablar de su bebé. Odiaba sentir que estaba mintiéndoles a todos: a Trevor, a Jason, y a los chicos. Porque mientras ellos disfrutaban de sus conciertos, aquí Dakota estaba muriendo.


No aguanté más. Pedía perdón al cielo y a Dakota por romper mi promesa, pero me dirigí hacia el teléfono a llamar a Trevor. En poco tiempo pudo contestar.


-¿Aló?


-Trev, habla Erin.


-Erin, antes que nada, gracias por todo lo que estás haciendo por ella. ¿Cómo se encuentra?


-Trev – sollocé – Algo terrible está pasando…


-… Dime por favor, no me asustes.


-El cuadro de Dakota empeoró Trev… Ella está muy mal… No sabemos si sobrevivirá…


Un profundo silencio se hizo por el teléfono. Trevor no contestaba por más que insistiera. Llegué a temer que se podría haber desmayado o descompensado por la dura noticia que acababa de recibir… Ni más ni menos. Por fin volvió a contestar.


-…Vamos para allí.


Trevor colgó el teléfono. Me sentía una traidora por romper mi promesa con Dakora, pero por otra parte sentía un gran alivio dentro de mí.
Fui al baño del hospital a lavarme el rostro, para tapar lo que había llorado. Me dirigí hacia la habitación y allí estaba ella, retorciéndose en la cama, nuevamente sufriendo los espantosos dolores que le hacían padecer el dolor de huesos y sus lastimados.


-Amiga… Tranquila… Aquí estoy – Le dije, acercándome para tomarle la mano. Hizo un fuerte quejido y la apretó fuertemente.


-Erin… Me duele mucho… Mi vientre…


-Q… ¿Qué pasa? – Pregunté asustada.


-La panza… Se me pone dura… Me duele el vientre… Todo… 


Levanté su sábana y parecía como si se hubiese orinado ensima, pero esto era distinto. Era como si solo fuese agua, que manchó todas las sábanas con una pequeña coloración roja. Quedé pensando, armando todo en mi cabeza, hasta que por fin descubrí la respuesta… Había roto fuentes.


-Por dios Dakota... ¡Vas a dar a luz!


Otra contracción golpeó contra su cuerpo y se quejó aún más fuerte. No pensé otra vez, me acerqué hacia la puerta y comencé a llamar desesperada a los doctores, hasta que por fin llegaron y se la llevaron en la camilla. En ningún momento dejé de seguirlos ni me aparté de ella. Pude ver por el ventanal como el cielo se cubría por un manto de nubes grises a punto de realizar, lo que parecía, una fuerte tormenta. 
Llegamos a una sala mucho más amplia, llena de monitores y aparatos.


-Háganle una ecografía y verifiquen los latidos del bebé – Dijo el doctor.


Realizaron la ecografía. Aún se veía el bebé, o una imagen borrosa de él, puesto a que el niño o niña era bastante grande. Lo que llamó la atención de los médicos eran los latidos: Eran pocos, muy bajos y casi mudos. 


-… ¿Sucede algo? – Pregunto Dakota.


-Los latidos del bebé van en descenso… Si queremos que sobreviva debemos hacer esto pronto – Contestó el obstetra.


-Por favor… Lo más rápido posible. Salven a mi bebé – Respondió ella.


Todos los doctores salieron en busca del equipo que les faltaba. En media hora harían una cesárea de urgente a Dakota. Eso me desesperó muchísimo más. Ya no quedaban dos semanas, sino dos horas. Trevor… Los demás… ¿Llegarán a tiempo? ¿Qué haré? Me quedaré sola… Estaba muy asustada.


-Erin… No quiero que te asustes, ¿Está bien? Esto es lo correcto. Esto elegí para mí.


-Dakota... Los demás… ¿Qué harás?


-Eso iba a decirte. ¿Ves el monitor? – Señaló al ecógrafo – Allí se pueden grabar Dvd’s. Tengo uno en mi bolso… Por favor, alcánzamelo, pongo en la grabadora del ecógrafo y prende la cámara.


Hice lo que ella me pidió. Con paciencia, tratando que todo quedara bien. Al terminar mi trabajo, por pedido de Dakota, salí de la habitación. Permanecí unos 20 minutos fuera hasta que escuché su llamado. Fui, apagué la máquina y le entregué el DVD. Ella me lo devolvió, asegurando que era inútil que ella se lo quedara si necesitaba a alguien vivo para que se lo diera a los demás.


Sonrió – Erin… Gracias…


-No hay que agradecer, Dakota...


-No, de verdad… Gracias por todo. Por cuidarme, por apoyarme, por aconsejarme… Por todo. No hay palabras para definirte. Eres una gran persona y una gran amiga.


-…Dakota – Respondí al borde de las lágrimas.


Me tomó de las manos – Te prometo que te cuidaré, esté donde esté. Te lo mereces. Sé que tu y Steven se aman mucho… Y sé que les espera lo mejor para ambos. Serán muy felices y tendrán una gran familia, ¿Sabes? Velaré siempre por ustedes.


-Dakota... No hagas esto…


-Necesito decirte que… He cometido muchos errores, ¿Sabes? A veces elegí las cosas equivocadas y fáciles para mí… Que terminaron arruinándose. Pero tú nunca hagas eso. Nunca tomes el camino fácil, Erin. Nunca. No dejes que el mundo te arruine. Eres una mujer fuerte, inteligente, bella y muy valiente. Estoy… Muy feliz de haberte conocido… Y te adoro Erin… gracias por todo…


-Oh Dakota... Yo a ti…


Me acerqué y le di el abrazo más fuerte que le dí a alguien alguna vez en mi vida. Ambas quebramos en llanto, dolidas y con el profundo hueco en el alma sabiendo que esta sería nuestra última vez juntas. Nunca podría olvidarla, ni lo haría. Fue quizá de las mejores personas que conocí en toda mi vida. Nunca a nadie tomé tanto aprecio ni me dolió tanto su partida. Nunca.
Nunca me olvidaré de ella.


-Llegó el momento – Dijo el doctor, entrando al cuarto. 


Todo pasó tan rápido… Llenaron de máquinas y de personal la sala. Imploré hasta que me dejaron permanecer allí, me pusieron una bata, un gorro y guantes. Prepararon su camilla, con cuidado la vistieron y se alistaron todos los demás. Estaban a punto de prepararla para anestesiarla.


-Adiós, Erin. Nunca te olvidaré – Me dijo. 


-Hasta siempre Dakota. Tampoco nunca lo haré – Dije, tomándole fuerte de las manos.


En un momento, ella miró hacia arriba y dijo:


‘’Buenas noches, amor’’


Cerró los ojos y una sonrisa apareció en su cara. No entendí bien a quien se lo dijo eso, pero tampoco iba a preguntar. Simplemente cerré mis ojos y dejé que mis lágrimas cayeran por mi rostro.
Pusieron una máscara en su cara y para el minuto ya estaba dormida. Los médicos decidieron que era tiempo de operar.
Hicieron la primera incisión y casi me desmayo. Salió despedida una cantidad de sangre impresionante, como si una fuente estaría chorreando. El suelo, los guantes y los médicos quedaron embarrados por enteros. La sangre fluía, y fluía.
Otra máquina marcaba los latidos del corazón de ella. Cada vez eran más débiles.
Hicieron la segunda, y la más importante incisión de todas: El útero. Nuevamente otro mar de sangre salió despedido de su cuerpo.
La máquina cada vez marcaba sus latidos más débiles.


-Señores, apresuremos esto – Dijo el doctor.


Rápidamente abrieron el saco amniótico. Abrieron paso por los restos de este y comenzaron a buscar el bebé.


-Aquí veo las orejas… Estoy agarrando algo, pero no sé si son sus piernas o su cabeza…


Unos pocos minutos más y por fin el doctor sacó el bebé. Estaba pálido, manchado por sangre, y no daba señal de vida alguna.


-No siento latidos… – Dijo el doctor. Todos callaron.


El bebé estaba inmóvil. El doctor daba palmadas en su cola, y nada. Comenzó a palmar sobre su pecho, a hacer movimientos sobre este para estimular su corazón… Y nada. Todos comenzamos a alarmarnos. El doctor dio vuelta hacia la espalda del bebé, lo palmeó un poco más fuerte hasta que por fin sentimos un débil llanto, que crecía a cada respiro que daba el bebé. Una sonrisa se dibujó en el rostro de todos y exhalamos todo el aire contenido al ver al pequeño bebé llorando y pataleando por todos lados.


-Señores, tenemos aquí a una hermosa y sana niña – Dijo el doctor.


Cortaron el cordón y me pasaron al bebé. Tan indefensa, y se ve frágil para los demás… Era simplemente bellísima. Sin duda, su llanto y sus pataleos era lo que más queríamos ver y escuchar en estos momentos.


Sonreí – Es tan…


El aparato interrumpió mi palabra. Emitió unos dos últimos latidos y luego una infinita línea en la pantalla. Era el corazón de ella. Se estaba apagando.


-Por favor señorita Everly, tendrá que esperar afuera.


El doctor me llevó hacia la salida de la sala de partos sin explicación alguna. Nuevamente rompí en llanto, sabía que era el fin. Miré a la pequeña bebé, aún en mis brazos, tan indefensa… Su mirada perdida, sin saber que estaba pasando me destrozaba el alma. Apegué su pequeña cabeza y su pequeño cuerpecito sobre mi pecho y dejé que mis lágrimas mojaran su cabecita. 


Me alejé de la sala, caminando sin rumbo por los pasillos del hospital, hasta casi llegar a la salida.
Levanté mi mirada y vi a dos personas entrar, completamente mojadas por la lluvia de noviembre que se daba en la ciudad. Eran Trevor y Jason.
Apenas entraron, los tres nos miramos y quedamos quietos, sin decir nada. Lo único que escuchábamos era el llanto de la bebé. 
Los ojos de ambos se llenaron de lágrimas.


-Donde… Donde está ella… – Preguntó Trevor.


-… Yo… Lo siento mucho…


Jason salió corriendo, buscándola en cada sala a ella, preguntándole a cada persona si sabía dónde se encontraba. Finalmente noté que llegó hacia donde ella se encontraba, y entró. A los pocos segundos dos hombres lo sacaron a empujones. No pudo volver a entrar. Comenzó a sollozar y se cubrió el rostro, incrédulo de lo que estaba pasando.


-Oh no… No… No… No… No... 


Gritaba Jason. Sollozaba y se tocaba el pecho, como si le estuvieran sacando el alma a los tirones. De pronto, su cuerpo cayó tendido en el piso. 


-¡No, no, no, no! – Gritaba Jason, con su voz entrecortada por su sollozos.


-Ella… ¿Ella se fue? Erin, ¿Ella se fue? – Dijo Trevor. Yo no pude contestar. No sabía qué. – No… No puede ser… No… Ella no… ¿Qué hago ahora?... Cómo haré para respirar, Erin ¿Cómo?... ¡Cómo! ¡No puede estar pasando, no mi niña, no ella! ¡No, no!


Todo era tan injusto que hasta el cielo lloró por ella. La fría lluvia de noviembre cubrió aquel día en Los Ángeles. Allí me encontraba con la pequeña hija de Dakota, llorando, buscando sentir los latidos de su mamá. Ambos, Jason e Trevor, estaban tirados en los pasillos del hospital, sin explicación alguna del vacío que sentían. Sin encontrar respuesta alguna a lo que estaba sucediendo.
Al final, la luna ganó. Y terminó llevándosela.






Dakota Blair murió el 12 de noviembre de 1987.

Hola n.n:
Hola, soy Isabella (ahre) tengo 16 (Próxima a los 17, sheii) puedes decirme Is, Isa, Izzis, como gustes, oye, no vi si había un limite de personajes pero creo que notaste que hay cinco en la historia, planeo tener a esos cinco (siempre quise participar en una colectiva de este tipo *-*) si puedo tenerlos seria genial, gracias.

Death


Volver arriba Ir abajo

Re: Leather jackets and tiaras. {Inscripciones cerradas}

Mensaje por ClarissaWhiteley el Sáb 30 Ene 2016, 3:48 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:

Isabella Ekaterina
Orlova Belov
Sky||Tery
16 años
17 de Febrero de 1999
Bisexual
Jackson
Jonathan Jones Griffin || Jackson
Karole Asso
Cole Mohr
Isabella Orlova

Descripciones
Descripción Física. 
Tez blanca, labios rosas, ojos marrones y grandes, nariz pequeña y perfilada, estatura de 1.68, peche medianos, trasero normal, tiene tatuajes, tiene tres perforaciones, cabello largo, un poco mas abajo de la cintura color negro azulado, corte de cabello scene


Descripción Psicológica. 


Es una chica atenta, fría, manipuladora y tosca, le gusta analizar a las personas que la rodean, es muy desconfiada de todos, no cree en las promesas que le hacen, es solitaria y cuando habla lo hace en un tono bajo y casi que parece seductor, no le gustan los gritos, si grita es porque la situación ya lo requiere, es bastante controladora, a ella le gusta decir ''Siempre obtengo lo quiero'', es muy perseverante, es bastante silenciosa al momento de aparecer en un lugar, tiene muchos secretos, cuando se conoce bien es bastante alegre y extrovertida.


Gustos y disgustos
Gustos

- Cantar
- Bailar
- Leer
- Escribir
- BMX
- Sk8
- Tatuarse
- La lluvia
- La noche
- La oscuridad
Disgustos
- Los gritos
- Las libélulas y arañas 
- La luz
- El color rosa

Historia
Isabella nació el 17 de febrero de 1999 en Sochi, Rusia, a la edad de dos años la pobreza ataco a Rusia y sus padres decidieron viajar a Bath, Inglaterra para empezar una nueva vida, a los 4 años sus padres le dan la agradable noticia de que tendrá dos hermanos pero tras ello pasa algo con ella, a los 5 años sufre un abuso sexual por parte de un vecino que vivía en su colonia, eso la transforma en una niña cohibida, introvertida, solitaria pero sobre todo depresiva, ella era tratada con medicamentos; ella fue creciendo y a medida que lo hacia sus compañeros empezaron a insultarla y golpearla, ella le pide a sus padres que quiere tener clases de defensa persona, en Jackson comenzaron a temerle, ella se volvía mas orgullosa y sobre-potente, empezó con una actitud de rebeldía y a sobre salir entre todo el alumnado de Jackson, nadie se metía con ella y mucho menos con sus amigos o compañeros de clase y ni hablar de sus hermanos, la pareja Kyle y Karl eran los hermanos cohete, la ayudaban con bromas a los maestros y sobre todo a la rivalidad con la escuela Constance, el eso conoce a su actual pareja Jonathan con el que comparte una afición, los tatuajes, después de un año se da la noticia de que un grupo de estudiantes de Constance va a compartir con ellos, tras ello un chico nuevo aparece, Gabriel Nort Black que tal vez haga que Jonathan tenga ganas de enterrarlo vivo aunque hay una pregunta que todos en Jackson y el grupo de Constance se hace, ¿Lograran convivir juntos?.

Otros datos
Otros datos:


(Solo haz clic sobre cada uno) 

Atrapa sueños
Brújula
Infinito (Iniciales J e I)
Paisaje
Búho (Muslo izq)
Lobo (Espalda)

JONSEI PARA ITR





Escrito:


El final está cerca...




Buenas noches, amor.




Quinta Lamentación. Narración: Erin Everly.


Los días se hacen cada vez más difíciles por aquí. Cada día que pasa veo a Dakota, aunque sonría y diga que todo está bien, cada vez peor. Y eso me destroza, día a día en mi interior. Es tan injusto que a alguien de su corta edad le tenga que pasar esto, más aún con todo lo que se le venía. 
Ella no merece esto. No merecía morir, ella no. Hay personas y personas, las buenas como ellas y las hijas de puta, que esas si se merecen el peor de los castigos. Como yo.
No le he dicho nada. En tres semanas se cumple la fecha de parto de Dakota, y como venimos esperando, de su futura muerte. He hecho algo que, si ella se entera, seguro me odiará. Así que decidí guardármelo y no decirle nada.
Eh abortado.
Eso es, aborté. La misma estúpida que se peleó con ella para que no abortara, la que la aconsejó y acompaño durante todo este tiempo, abortó. Fui una cobarde, una estúpida, me siento un fraude. No me sentía preparada y, con lo que le pasa a Dakota me agarró un profundo miedo, así que, mezquinamente, preferí mi vida antes de la que mi hijo, aún sin saber si me pasaría lo mismo que a ella. Es un cargo de conciencia que llevaré toda mi vida, pero ahora debo soportar ese maldito peso.


12 de noviembre de 1987. 


Los rayos de luz atravesaron las cortinas de aquella fría habitación de hospital y cayeron sobre nuestros rostros, despabilándonos.


-… ¿Erin? – Me llamó ella, apenas levantando su voz.


-Aquí estoy. ¿Sucede algo?


-Me duelen… Mis piernas…


-¿Qué? Haber… Déjame ver…


Corrí lentamente la sábana y me encontré con una escena horrorosa. Mi rostro se inmovilizó por completo. Su piernas, flacas y pálidas por el poco movimiento, comenzaron a lastimarse. Pero no raspones cualquieras, sino era pequeños cráteres que se formaron en su piel. Ella no podía verlas, gracias a que su vientre tapaba toda su vista desde su cadera para abajo, y era preferible que no las vea. Preguntó qué pasaba, y solo pude responder que seguro era un calambre mañanero. Salí del cuarto aguantándome las ganas de llorar. Fui en busca del doctor.


-Disculpe – Le dije – Hay un problema con Dakota Blair.


-¿Qué sucede? – Pregunto.


-Ella… No se movió en todo este mes… Pero sin embargo, sus piernas están todas lastimadas, como si hubieran cavado unas cucharas en ellas. ¿Qué paso?


-Señorita Everly… Esos lastimados que vio en la paciente Blair son escaras, lastimados que se hacen por su poco movimiento. No podemos aplicarle corticoides, así que están infectados.


-Por dios… ¿Y qué podemos hacer?


-Seré sincero con usted. En estos momentos… A ella le deberíamos amputar la pierna derecha, que es la más infectada, pero su cuerpo no resistirá. Seamos honestos… Hasta ella lo sabe, no le queda mucho por vivir. Sería algo inútil. Mejor que no se entere, su molestia pronto desaparecerá.


-¿Cuánto tiempo más aguantará? ¡Me dijo que le duele, le duele! ¿Dónde mierda se ganó su puto título? ¡Al demonio con usted! ¡Gracias por nada! 


Salí corriendo de allí, antes de que mi rabia tomara control de mi cuerpo y provocara que le rompiera la cara a el estúpido ese que se hace llamar ‘’doctor’’. Antes de volver a entrar a la habitación me tiré a un costado de la puerta a llorar. Este último tiempo se hizo muy difícil para mí. Estaba destruida, sentía que no daba más. Era horrible ver como ella se descompensaba, como sufría dolores y como vomitaba sangre, sus brazos llenos de moretones y lastimados, y al mismo tiempo, no entendía de dónde sacaba esa sonrisa al hablar de su bebé. Odiaba sentir que estaba mintiéndoles a todos: a Trevor, a Jason, y a los chicos. Porque mientras ellos disfrutaban de sus conciertos, aquí Dakota estaba muriendo.


No aguanté más. Pedía perdón al cielo y a Dakota por romper mi promesa, pero me dirigí hacia el teléfono a llamar a Trevor. En poco tiempo pudo contestar.


-¿Aló?


-Trev, habla Erin.


-Erin, antes que nada, gracias por todo lo que estás haciendo por ella. ¿Cómo se encuentra?


-Trev – sollocé – Algo terrible está pasando…


-… Dime por favor, no me asustes.


-El cuadro de Dakota empeoró Trev… Ella está muy mal… No sabemos si sobrevivirá…


Un profundo silencio se hizo por el teléfono. Trevor no contestaba por más que insistiera. Llegué a temer que se podría haber desmayado o descompensado por la dura noticia que acababa de recibir… Ni más ni menos. Por fin volvió a contestar.


-…Vamos para allí.


Trevor colgó el teléfono. Me sentía una traidora por romper mi promesa con Dakora, pero por otra parte sentía un gran alivio dentro de mí.
Fui al baño del hospital a lavarme el rostro, para tapar lo que había llorado. Me dirigí hacia la habitación y allí estaba ella, retorciéndose en la cama, nuevamente sufriendo los espantosos dolores que le hacían padecer el dolor de huesos y sus lastimados.


-Amiga… Tranquila… Aquí estoy – Le dije, acercándome para tomarle la mano. Hizo un fuerte quejido y la apretó fuertemente.


-Erin… Me duele mucho… Mi vientre…


-Q… ¿Qué pasa? – Pregunté asustada.


-La panza… Se me pone dura… Me duele el vientre… Todo… 


Levanté su sábana y parecía como si se hubiese orinado ensima, pero esto era distinto. Era como si solo fuese agua, que manchó todas las sábanas con una pequeña coloración roja. Quedé pensando, armando todo en mi cabeza, hasta que por fin descubrí la respuesta… Había roto fuentes.


-Por dios Dakota... ¡Vas a dar a luz!


Otra contracción golpeó contra su cuerpo y se quejó aún más fuerte. No pensé otra vez, me acerqué hacia la puerta y comencé a llamar desesperada a los doctores, hasta que por fin llegaron y se la llevaron en la camilla. En ningún momento dejé de seguirlos ni me aparté de ella. Pude ver por el ventanal como el cielo se cubría por un manto de nubes grises a punto de realizar, lo que parecía, una fuerte tormenta. 
Llegamos a una sala mucho más amplia, llena de monitores y aparatos.


-Háganle una ecografía y verifiquen los latidos del bebé – Dijo el doctor.


Realizaron la ecografía. Aún se veía el bebé, o una imagen borrosa de él, puesto a que el niño o niña era bastante grande. Lo que llamó la atención de los médicos eran los latidos: Eran pocos, muy bajos y casi mudos. 


-… ¿Sucede algo? – Pregunto Dakota.


-Los latidos del bebé van en descenso… Si queremos que sobreviva debemos hacer esto pronto – Contestó el obstetra.


-Por favor… Lo más rápido posible. Salven a mi bebé – Respondió ella.


Todos los doctores salieron en busca del equipo que les faltaba. En media hora harían una cesárea de urgente a Dakota. Eso me desesperó muchísimo más. Ya no quedaban dos semanas, sino dos horas. Trevor… Los demás… ¿Llegarán a tiempo? ¿Qué haré? Me quedaré sola… Estaba muy asustada.


-Erin… No quiero que te asustes, ¿Está bien? Esto es lo correcto. Esto elegí para mí.


-Dakota... Los demás… ¿Qué harás?


-Eso iba a decirte. ¿Ves el monitor? – Señaló al ecógrafo – Allí se pueden grabar Dvd’s. Tengo uno en mi bolso… Por favor, alcánzamelo, pongo en la grabadora del ecógrafo y prende la cámara.


Hice lo que ella me pidió. Con paciencia, tratando que todo quedara bien. Al terminar mi trabajo, por pedido de Dakota, salí de la habitación. Permanecí unos 20 minutos fuera hasta que escuché su llamado. Fui, apagué la máquina y le entregué el DVD. Ella me lo devolvió, asegurando que era inútil que ella se lo quedara si necesitaba a alguien vivo para que se lo diera a los demás.


Sonrió – Erin… Gracias…


-No hay que agradecer, Dakota...


-No, de verdad… Gracias por todo. Por cuidarme, por apoyarme, por aconsejarme… Por todo. No hay palabras para definirte. Eres una gran persona y una gran amiga.


-…Dakota – Respondí al borde de las lágrimas.


Me tomó de las manos – Te prometo que te cuidaré, esté donde esté. Te lo mereces. Sé que tu y Steven se aman mucho… Y sé que les espera lo mejor para ambos. Serán muy felices y tendrán una gran familia, ¿Sabes? Velaré siempre por ustedes.


-Dakota... No hagas esto…


-Necesito decirte que… He cometido muchos errores, ¿Sabes? A veces elegí las cosas equivocadas y fáciles para mí… Que terminaron arruinándose. Pero tú nunca hagas eso. Nunca tomes el camino fácil, Erin. Nunca. No dejes que el mundo te arruine. Eres una mujer fuerte, inteligente, bella y muy valiente. Estoy… Muy feliz de haberte conocido… Y te adoro Erin… gracias por todo…


-Oh Dakota... Yo a ti…


Me acerqué y le di el abrazo más fuerte que le dí a alguien alguna vez en mi vida. Ambas quebramos en llanto, dolidas y con el profundo hueco en el alma sabiendo que esta sería nuestra última vez juntas. Nunca podría olvidarla, ni lo haría. Fue quizá de las mejores personas que conocí en toda mi vida. Nunca a nadie tomé tanto aprecio ni me dolió tanto su partida. Nunca.
Nunca me olvidaré de ella.


-Llegó el momento – Dijo el doctor, entrando al cuarto. 


Todo pasó tan rápido… Llenaron de máquinas y de personal la sala. Imploré hasta que me dejaron permanecer allí, me pusieron una bata, un gorro y guantes. Prepararon su camilla, con cuidado la vistieron y se alistaron todos los demás. Estaban a punto de prepararla para anestesiarla.


-Adiós, Erin. Nunca te olvidaré – Me dijo. 


-Hasta siempre Dakota. Tampoco nunca lo haré – Dije, tomándole fuerte de las manos.


En un momento, ella miró hacia arriba y dijo:


‘’Buenas noches, amor’’


Cerró los ojos y una sonrisa apareció en su cara. No entendí bien a quien se lo dijo eso, pero tampoco iba a preguntar. Simplemente cerré mis ojos y dejé que mis lágrimas cayeran por mi rostro.
Pusieron una máscara en su cara y para el minuto ya estaba dormida. Los médicos decidieron que era tiempo de operar.
Hicieron la primera incisión y casi me desmayo. Salió despedida una cantidad de sangre impresionante, como si una fuente estaría chorreando. El suelo, los guantes y los médicos quedaron embarrados por enteros. La sangre fluía, y fluía.
Otra máquina marcaba los latidos del corazón de ella. Cada vez eran más débiles.
Hicieron la segunda, y la más importante incisión de todas: El útero. Nuevamente otro mar de sangre salió despedido de su cuerpo.
La máquina cada vez marcaba sus latidos más débiles.


-Señores, apresuremos esto – Dijo el doctor.


Rápidamente abrieron el saco amniótico. Abrieron paso por los restos de este y comenzaron a buscar el bebé.


-Aquí veo las orejas… Estoy agarrando algo, pero no sé si son sus piernas o su cabeza…


Unos pocos minutos más y por fin el doctor sacó el bebé. Estaba pálido, manchado por sangre, y no daba señal de vida alguna.


-No siento latidos… – Dijo el doctor. Todos callaron.


El bebé estaba inmóvil. El doctor daba palmadas en su cola, y nada. Comenzó a palmar sobre su pecho, a hacer movimientos sobre este para estimular su corazón… Y nada. Todos comenzamos a alarmarnos. El doctor dio vuelta hacia la espalda del bebé, lo palmeó un poco más fuerte hasta que por fin sentimos un débil llanto, que crecía a cada respiro que daba el bebé. Una sonrisa se dibujó en el rostro de todos y exhalamos todo el aire contenido al ver al pequeño bebé llorando y pataleando por todos lados.


-Señores, tenemos aquí a una hermosa y sana niña – Dijo el doctor.


Cortaron el cordón y me pasaron al bebé. Tan indefensa, y se ve frágil para los demás… Era simplemente bellísima. Sin duda, su llanto y sus pataleos era lo que más queríamos ver y escuchar en estos momentos.


Sonreí – Es tan…


El aparato interrumpió mi palabra. Emitió unos dos últimos latidos y luego una infinita línea en la pantalla. Era el corazón de ella. Se estaba apagando.


-Por favor señorita Everly, tendrá que esperar afuera.


El doctor me llevó hacia la salida de la sala de partos sin explicación alguna. Nuevamente rompí en llanto, sabía que era el fin. Miré a la pequeña bebé, aún en mis brazos, tan indefensa… Su mirada perdida, sin saber que estaba pasando me destrozaba el alma. Apegué su pequeña cabeza y su pequeño cuerpecito sobre mi pecho y dejé que mis lágrimas mojaran su cabecita. 


Me alejé de la sala, caminando sin rumbo por los pasillos del hospital, hasta casi llegar a la salida.
Levanté mi mirada y vi a dos personas entrar, completamente mojadas por la lluvia de noviembre que se daba en la ciudad. Eran Trevor y Jason.
Apenas entraron, los tres nos miramos y quedamos quietos, sin decir nada. Lo único que escuchábamos era el llanto de la bebé. 
Los ojos de ambos se llenaron de lágrimas.


-Donde… Donde está ella… – Preguntó Trevor.


-… Yo… Lo siento mucho…


Jason salió corriendo, buscándola en cada sala a ella, preguntándole a cada persona si sabía dónde se encontraba. Finalmente noté que llegó hacia donde ella se encontraba, y entró. A los pocos segundos dos hombres lo sacaron a empujones. No pudo volver a entrar. Comenzó a sollozar y se cubrió el rostro, incrédulo de lo que estaba pasando.


-Oh no… No… No… No… No... 


Gritaba Jason. Sollozaba y se tocaba el pecho, como si le estuvieran sacando el alma a los tirones. De pronto, su cuerpo cayó tendido en el piso. 


-¡No, no, no, no! – Gritaba Jason, con su voz entrecortada por su sollozos.


-Ella… ¿Ella se fue? Erin, ¿Ella se fue? – Dijo Trevor. Yo no pude contestar. No sabía qué. – No… No puede ser… No… Ella no… ¿Qué hago ahora?... Cómo haré para respirar, Erin ¿Cómo?... ¡Cómo! ¡No puede estar pasando, no mi niña, no ella! ¡No, no!


Todo era tan injusto que hasta el cielo lloró por ella. La fría lluvia de noviembre cubrió aquel día en Los Ángeles. Allí me encontraba con la pequeña hija de Dakota, llorando, buscando sentir los latidos de su mamá. Ambos, Jason e Trevor, estaban tirados en los pasillos del hospital, sin explicación alguna del vacío que sentían. Sin encontrar respuesta alguna a lo que estaba sucediendo.
Al final, la luna ganó. Y terminó llevándosela.






Dakota Blair murió el 12 de noviembre de 1987.

Hola n.n:
Hola, soy Isabella (ahre) tengo 16 (Próxima a los 17, sheii) puedes decirme Is, Isa, Izzis, como gustes, oye, no vi si había un limite de personajes pero creo que notaste que hay cinco en la historia, planeo tener a esos cinco (siempre quise participar en una colectiva de este tipo *-*) si puedo tenerlos seria genial, gracias.
 Hola Isabella! Primero, para contestarte la pregunta por que si no me olvido, no hay ningún problema con la cantidad de personajed. Segundo, me encantó tu ficha y tu relato! c:

ClarissaWhiteley


Volver arriba Ir abajo

Re: Leather jackets and tiaras. {Inscripciones cerradas}

Mensaje por Death el Sáb 30 Ene 2016, 4:52 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:

Isabella Ekaterina
Orlova Belov
Sky||Tery
16 años
17 de Febrero de 1999
Bisexual
Jackson
Jonathan Jones Griffin || Jackson
Karole Asso
Cole Mohr
Isabella Orlova

Descripciones
Descripción Física. 
Tez blanca, labios rosas, ojos marrones y grandes, nariz pequeña y perfilada, estatura de 1.68, peche medianos, trasero normal, tiene tatuajes, tiene tres perforaciones, cabello largo, un poco mas abajo de la cintura color negro azulado, corte de cabello scene


Descripción Psicológica. 


Es una chica atenta, fría, manipuladora y tosca, le gusta analizar a las personas que la rodean, es muy desconfiada de todos, no cree en las promesas que le hacen, es solitaria y cuando habla lo hace en un tono bajo y casi que parece seductor, no le gustan los gritos, si grita es porque la situación ya lo requiere, es bastante controladora, a ella le gusta decir ''Siempre obtengo lo quiero'', es muy perseverante, es bastante silenciosa al momento de aparecer en un lugar, tiene muchos secretos, cuando se conoce bien es bastante alegre y extrovertida.


Gustos y disgustos
Gustos

- Cantar
- Bailar
- Leer
- Escribir
- BMX
- Sk8
- Tatuarse
- La lluvia
- La noche
- La oscuridad
Disgustos
- Los gritos
- Las libélulas y arañas 
- La luz
- El color rosa

Historia
Isabella nació el 17 de febrero de 1999 en Sochi, Rusia, a la edad de dos años la pobreza ataco a Rusia y sus padres decidieron viajar a Bath, Inglaterra para empezar una nueva vida, a los 4 años sus padres le dan la agradable noticia de que tendrá dos hermanos pero tras ello pasa algo con ella, a los 5 años sufre un abuso sexual por parte de un vecino que vivía en su colonia, eso la transforma en una niña cohibida, introvertida, solitaria pero sobre todo depresiva, ella era tratada con medicamentos; ella fue creciendo y a medida que lo hacia sus compañeros empezaron a insultarla y golpearla, ella le pide a sus padres que quiere tener clases de defensa persona, en Jackson comenzaron a temerle, ella se volvía mas orgullosa y sobre-potente, empezó con una actitud de rebeldía y a sobre salir entre todo el alumnado de Jackson, nadie se metía con ella y mucho menos con sus amigos o compañeros de clase y ni hablar de sus hermanos, la pareja Kyle y Karl eran los hermanos cohete, la ayudaban con bromas a los maestros y sobre todo a la rivalidad con la escuela Constance, el eso conoce a su actual pareja Jonathan con el que comparte una afición, los tatuajes, después de un año se da la noticia de que un grupo de estudiantes de Constance va a compartir con ellos, tras ello un chico nuevo aparece, Gabriel Nort Black que tal vez haga que Jonathan tenga ganas de enterrarlo vivo aunque hay una pregunta que todos en Jackson y el grupo de Constance se hace, ¿Lograran convivir juntos?.

Otros datos
Otros datos:


(Solo haz clic sobre cada uno) 

Atrapa sueños
Brújula
Infinito (Iniciales J e I)
Paisaje
Búho (Muslo izq)
Lobo (Espalda)

JONSEI PARA ITR





Escrito:


El final está cerca...




Buenas noches, amor.




Quinta Lamentación. Narración: Erin Everly.


Los días se hacen cada vez más difíciles por aquí. Cada día que pasa veo a Dakota, aunque sonría y diga que todo está bien, cada vez peor. Y eso me destroza, día a día en mi interior. Es tan injusto que a alguien de su corta edad le tenga que pasar esto, más aún con todo lo que se le venía. 
Ella no merece esto. No merecía morir, ella no. Hay personas y personas, las buenas como ellas y las hijas de puta, que esas si se merecen el peor de los castigos. Como yo.
No le he dicho nada. En tres semanas se cumple la fecha de parto de Dakota, y como venimos esperando, de su futura muerte. He hecho algo que, si ella se entera, seguro me odiará. Así que decidí guardármelo y no decirle nada.
Eh abortado.
Eso es, aborté. La misma estúpida que se peleó con ella para que no abortara, la que la aconsejó y acompaño durante todo este tiempo, abortó. Fui una cobarde, una estúpida, me siento un fraude. No me sentía preparada y, con lo que le pasa a Dakota me agarró un profundo miedo, así que, mezquinamente, preferí mi vida antes de la que mi hijo, aún sin saber si me pasaría lo mismo que a ella. Es un cargo de conciencia que llevaré toda mi vida, pero ahora debo soportar ese maldito peso.


12 de noviembre de 1987. 


Los rayos de luz atravesaron las cortinas de aquella fría habitación de hospital y cayeron sobre nuestros rostros, despabilándonos.


-… ¿Erin? – Me llamó ella, apenas levantando su voz.


-Aquí estoy. ¿Sucede algo?


-Me duelen… Mis piernas…


-¿Qué? Haber… Déjame ver…


Corrí lentamente la sábana y me encontré con una escena horrorosa. Mi rostro se inmovilizó por completo. Su piernas, flacas y pálidas por el poco movimiento, comenzaron a lastimarse. Pero no raspones cualquieras, sino era pequeños cráteres que se formaron en su piel. Ella no podía verlas, gracias a que su vientre tapaba toda su vista desde su cadera para abajo, y era preferible que no las vea. Preguntó qué pasaba, y solo pude responder que seguro era un calambre mañanero. Salí del cuarto aguantándome las ganas de llorar. Fui en busca del doctor.


-Disculpe – Le dije – Hay un problema con Dakota Blair.


-¿Qué sucede? – Pregunto.


-Ella… No se movió en todo este mes… Pero sin embargo, sus piernas están todas lastimadas, como si hubieran cavado unas cucharas en ellas. ¿Qué paso?


-Señorita Everly… Esos lastimados que vio en la paciente Blair son escaras, lastimados que se hacen por su poco movimiento. No podemos aplicarle corticoides, así que están infectados.


-Por dios… ¿Y qué podemos hacer?


-Seré sincero con usted. En estos momentos… A ella le deberíamos amputar la pierna derecha, que es la más infectada, pero su cuerpo no resistirá. Seamos honestos… Hasta ella lo sabe, no le queda mucho por vivir. Sería algo inútil. Mejor que no se entere, su molestia pronto desaparecerá.


-¿Cuánto tiempo más aguantará? ¡Me dijo que le duele, le duele! ¿Dónde mierda se ganó su puto título? ¡Al demonio con usted! ¡Gracias por nada! 


Salí corriendo de allí, antes de que mi rabia tomara control de mi cuerpo y provocara que le rompiera la cara a el estúpido ese que se hace llamar ‘’doctor’’. Antes de volver a entrar a la habitación me tiré a un costado de la puerta a llorar. Este último tiempo se hizo muy difícil para mí. Estaba destruida, sentía que no daba más. Era horrible ver como ella se descompensaba, como sufría dolores y como vomitaba sangre, sus brazos llenos de moretones y lastimados, y al mismo tiempo, no entendía de dónde sacaba esa sonrisa al hablar de su bebé. Odiaba sentir que estaba mintiéndoles a todos: a Trevor, a Jason, y a los chicos. Porque mientras ellos disfrutaban de sus conciertos, aquí Dakota estaba muriendo.


No aguanté más. Pedía perdón al cielo y a Dakota por romper mi promesa, pero me dirigí hacia el teléfono a llamar a Trevor. En poco tiempo pudo contestar.


-¿Aló?


-Trev, habla Erin.


-Erin, antes que nada, gracias por todo lo que estás haciendo por ella. ¿Cómo se encuentra?


-Trev – sollocé – Algo terrible está pasando…


-… Dime por favor, no me asustes.


-El cuadro de Dakota empeoró Trev… Ella está muy mal… No sabemos si sobrevivirá…


Un profundo silencio se hizo por el teléfono. Trevor no contestaba por más que insistiera. Llegué a temer que se podría haber desmayado o descompensado por la dura noticia que acababa de recibir… Ni más ni menos. Por fin volvió a contestar.


-…Vamos para allí.


Trevor colgó el teléfono. Me sentía una traidora por romper mi promesa con Dakora, pero por otra parte sentía un gran alivio dentro de mí.
Fui al baño del hospital a lavarme el rostro, para tapar lo que había llorado. Me dirigí hacia la habitación y allí estaba ella, retorciéndose en la cama, nuevamente sufriendo los espantosos dolores que le hacían padecer el dolor de huesos y sus lastimados.


-Amiga… Tranquila… Aquí estoy – Le dije, acercándome para tomarle la mano. Hizo un fuerte quejido y la apretó fuertemente.


-Erin… Me duele mucho… Mi vientre…


-Q… ¿Qué pasa? – Pregunté asustada.


-La panza… Se me pone dura… Me duele el vientre… Todo… 


Levanté su sábana y parecía como si se hubiese orinado ensima, pero esto era distinto. Era como si solo fuese agua, que manchó todas las sábanas con una pequeña coloración roja. Quedé pensando, armando todo en mi cabeza, hasta que por fin descubrí la respuesta… Había roto fuentes.


-Por dios Dakota... ¡Vas a dar a luz!


Otra contracción golpeó contra su cuerpo y se quejó aún más fuerte. No pensé otra vez, me acerqué hacia la puerta y comencé a llamar desesperada a los doctores, hasta que por fin llegaron y se la llevaron en la camilla. En ningún momento dejé de seguirlos ni me aparté de ella. Pude ver por el ventanal como el cielo se cubría por un manto de nubes grises a punto de realizar, lo que parecía, una fuerte tormenta. 
Llegamos a una sala mucho más amplia, llena de monitores y aparatos.


-Háganle una ecografía y verifiquen los latidos del bebé – Dijo el doctor.


Realizaron la ecografía. Aún se veía el bebé, o una imagen borrosa de él, puesto a que el niño o niña era bastante grande. Lo que llamó la atención de los médicos eran los latidos: Eran pocos, muy bajos y casi mudos. 


-… ¿Sucede algo? – Pregunto Dakota.


-Los latidos del bebé van en descenso… Si queremos que sobreviva debemos hacer esto pronto – Contestó el obstetra.


-Por favor… Lo más rápido posible. Salven a mi bebé – Respondió ella.


Todos los doctores salieron en busca del equipo que les faltaba. En media hora harían una cesárea de urgente a Dakota. Eso me desesperó muchísimo más. Ya no quedaban dos semanas, sino dos horas. Trevor… Los demás… ¿Llegarán a tiempo? ¿Qué haré? Me quedaré sola… Estaba muy asustada.


-Erin… No quiero que te asustes, ¿Está bien? Esto es lo correcto. Esto elegí para mí.


-Dakota... Los demás… ¿Qué harás?


-Eso iba a decirte. ¿Ves el monitor? – Señaló al ecógrafo – Allí se pueden grabar Dvd’s. Tengo uno en mi bolso… Por favor, alcánzamelo, pongo en la grabadora del ecógrafo y prende la cámara.


Hice lo que ella me pidió. Con paciencia, tratando que todo quedara bien. Al terminar mi trabajo, por pedido de Dakota, salí de la habitación. Permanecí unos 20 minutos fuera hasta que escuché su llamado. Fui, apagué la máquina y le entregué el DVD. Ella me lo devolvió, asegurando que era inútil que ella se lo quedara si necesitaba a alguien vivo para que se lo diera a los demás.


Sonrió – Erin… Gracias…


-No hay que agradecer, Dakota...


-No, de verdad… Gracias por todo. Por cuidarme, por apoyarme, por aconsejarme… Por todo. No hay palabras para definirte. Eres una gran persona y una gran amiga.


-…Dakota – Respondí al borde de las lágrimas.


Me tomó de las manos – Te prometo que te cuidaré, esté donde esté. Te lo mereces. Sé que tu y Steven se aman mucho… Y sé que les espera lo mejor para ambos. Serán muy felices y tendrán una gran familia, ¿Sabes? Velaré siempre por ustedes.


-Dakota... No hagas esto…


-Necesito decirte que… He cometido muchos errores, ¿Sabes? A veces elegí las cosas equivocadas y fáciles para mí… Que terminaron arruinándose. Pero tú nunca hagas eso. Nunca tomes el camino fácil, Erin. Nunca. No dejes que el mundo te arruine. Eres una mujer fuerte, inteligente, bella y muy valiente. Estoy… Muy feliz de haberte conocido… Y te adoro Erin… gracias por todo…


-Oh Dakota... Yo a ti…


Me acerqué y le di el abrazo más fuerte que le dí a alguien alguna vez en mi vida. Ambas quebramos en llanto, dolidas y con el profundo hueco en el alma sabiendo que esta sería nuestra última vez juntas. Nunca podría olvidarla, ni lo haría. Fue quizá de las mejores personas que conocí en toda mi vida. Nunca a nadie tomé tanto aprecio ni me dolió tanto su partida. Nunca.
Nunca me olvidaré de ella.


-Llegó el momento – Dijo el doctor, entrando al cuarto. 


Todo pasó tan rápido… Llenaron de máquinas y de personal la sala. Imploré hasta que me dejaron permanecer allí, me pusieron una bata, un gorro y guantes. Prepararon su camilla, con cuidado la vistieron y se alistaron todos los demás. Estaban a punto de prepararla para anestesiarla.


-Adiós, Erin. Nunca te olvidaré – Me dijo. 


-Hasta siempre Dakota. Tampoco nunca lo haré – Dije, tomándole fuerte de las manos.


En un momento, ella miró hacia arriba y dijo:


‘’Buenas noches, amor’’


Cerró los ojos y una sonrisa apareció en su cara. No entendí bien a quien se lo dijo eso, pero tampoco iba a preguntar. Simplemente cerré mis ojos y dejé que mis lágrimas cayeran por mi rostro.
Pusieron una máscara en su cara y para el minuto ya estaba dormida. Los médicos decidieron que era tiempo de operar.
Hicieron la primera incisión y casi me desmayo. Salió despedida una cantidad de sangre impresionante, como si una fuente estaría chorreando. El suelo, los guantes y los médicos quedaron embarrados por enteros. La sangre fluía, y fluía.
Otra máquina marcaba los latidos del corazón de ella. Cada vez eran más débiles.
Hicieron la segunda, y la más importante incisión de todas: El útero. Nuevamente otro mar de sangre salió despedido de su cuerpo.
La máquina cada vez marcaba sus latidos más débiles.


-Señores, apresuremos esto – Dijo el doctor.


Rápidamente abrieron el saco amniótico. Abrieron paso por los restos de este y comenzaron a buscar el bebé.


-Aquí veo las orejas… Estoy agarrando algo, pero no sé si son sus piernas o su cabeza…


Unos pocos minutos más y por fin el doctor sacó el bebé. Estaba pálido, manchado por sangre, y no daba señal de vida alguna.


-No siento latidos… – Dijo el doctor. Todos callaron.


El bebé estaba inmóvil. El doctor daba palmadas en su cola, y nada. Comenzó a palmar sobre su pecho, a hacer movimientos sobre este para estimular su corazón… Y nada. Todos comenzamos a alarmarnos. El doctor dio vuelta hacia la espalda del bebé, lo palmeó un poco más fuerte hasta que por fin sentimos un débil llanto, que crecía a cada respiro que daba el bebé. Una sonrisa se dibujó en el rostro de todos y exhalamos todo el aire contenido al ver al pequeño bebé llorando y pataleando por todos lados.


-Señores, tenemos aquí a una hermosa y sana niña – Dijo el doctor.


Cortaron el cordón y me pasaron al bebé. Tan indefensa, y se ve frágil para los demás… Era simplemente bellísima. Sin duda, su llanto y sus pataleos era lo que más queríamos ver y escuchar en estos momentos.


Sonreí – Es tan…


El aparato interrumpió mi palabra. Emitió unos dos últimos latidos y luego una infinita línea en la pantalla. Era el corazón de ella. Se estaba apagando.


-Por favor señorita Everly, tendrá que esperar afuera.


El doctor me llevó hacia la salida de la sala de partos sin explicación alguna. Nuevamente rompí en llanto, sabía que era el fin. Miré a la pequeña bebé, aún en mis brazos, tan indefensa… Su mirada perdida, sin saber que estaba pasando me destrozaba el alma. Apegué su pequeña cabeza y su pequeño cuerpecito sobre mi pecho y dejé que mis lágrimas mojaran su cabecita. 


Me alejé de la sala, caminando sin rumbo por los pasillos del hospital, hasta casi llegar a la salida.
Levanté mi mirada y vi a dos personas entrar, completamente mojadas por la lluvia de noviembre que se daba en la ciudad. Eran Trevor y Jason.
Apenas entraron, los tres nos miramos y quedamos quietos, sin decir nada. Lo único que escuchábamos era el llanto de la bebé. 
Los ojos de ambos se llenaron de lágrimas.


-Donde… Donde está ella… – Preguntó Trevor.


-… Yo… Lo siento mucho…


Jason salió corriendo, buscándola en cada sala a ella, preguntándole a cada persona si sabía dónde se encontraba. Finalmente noté que llegó hacia donde ella se encontraba, y entró. A los pocos segundos dos hombres lo sacaron a empujones. No pudo volver a entrar. Comenzó a sollozar y se cubrió el rostro, incrédulo de lo que estaba pasando.


-Oh no… No… No… No… No... 


Gritaba Jason. Sollozaba y se tocaba el pecho, como si le estuvieran sacando el alma a los tirones. De pronto, su cuerpo cayó tendido en el piso. 


-¡No, no, no, no! – Gritaba Jason, con su voz entrecortada por su sollozos.


-Ella… ¿Ella se fue? Erin, ¿Ella se fue? – Dijo Trevor. Yo no pude contestar. No sabía qué. – No… No puede ser… No… Ella no… ¿Qué hago ahora?... Cómo haré para respirar, Erin ¿Cómo?... ¡Cómo! ¡No puede estar pasando, no mi niña, no ella! ¡No, no!


Todo era tan injusto que hasta el cielo lloró por ella. La fría lluvia de noviembre cubrió aquel día en Los Ángeles. Allí me encontraba con la pequeña hija de Dakota, llorando, buscando sentir los latidos de su mamá. Ambos, Jason e Trevor, estaban tirados en los pasillos del hospital, sin explicación alguna del vacío que sentían. Sin encontrar respuesta alguna a lo que estaba sucediendo.
Al final, la luna ganó. Y terminó llevándosela.






Dakota Blair murió el 12 de noviembre de 1987.

Hola n.n:
Hola, soy Isabella (ahre) tengo 16 (Próxima a los 17, sheii) puedes decirme Is, Isa, Izzis, como gustes, oye, no vi si había un limite de personajes pero creo que notaste que hay cinco en la historia, planeo tener a esos cinco (siempre quise participar en una colectiva de este tipo *-*) si puedo tenerlos seria genial, gracias.
 Hola Isabella! Primero, para contestarte la pregunta por que si no me olvido, no hay ningún problema con la cantidad de personajed. Segundo, me encantó tu ficha y tu relato! c:
Yei n.n

Que bueno que te hayan gustado n.n

Death


Volver arriba Ir abajo

Re: Leather jackets and tiaras. {Inscripciones cerradas}

Mensaje por ClarissaWhiteley el Lun 01 Feb 2016, 6:56 pm

Bueno, desaparecí por un día pero ya estoy de vuelta! Se que el tema no obtuvo demasiadas respuestas, pero honestamente las tres fichas que recibí me han encantado, asi que chicas, me voy a estar contactando con ustedes así entre las 4 nos podemos conocer mejor y arreglar algunos asuntos de la novela. Sin embargo, dejaré las inscripciones abiertas uno o dos días más solo por si alguien más decide audicionar.

ClarissaWhiteley


Volver arriba Ir abajo

Re: Leather jackets and tiaras. {Inscripciones cerradas}

Mensaje por delaware. el Mar 02 Feb 2016, 6:29 pm

genial, igual, estoy pendiente del tema. gracias, me encanta que te encante asjkdfhsg<3. quiero iniciar po :,)

delaware.


http://dxrkflower.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Leather jackets and tiaras. {Inscripciones cerradas}

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 1:20 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.