O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» death path
Hoy a las 9:31 pm por Andy Belmar.

» daydreamin'. ♡
Hoy a las 9:06 pm por bwiyomi.

» Caught in a lie.-pvt
Hoy a las 8:24 pm por Andy Belmar.

» surrender
Hoy a las 7:58 pm por o'callaghan

» Badlands | Novela Colectiva.
Hoy a las 7:06 pm por blackstairs

» insert title here
Hoy a las 6:59 pm por blackstairs

» new rules ♡ audiciones abiertas
Hoy a las 5:56 pm por Stark.

» Survivors and killers
Hoy a las 5:45 pm por blackstairs

» run faster, feel immortal
Hoy a las 2:06 pm por roman.

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

SEGUNDO LUGAR HOLIDAY INSPIRATION: Navidades pasadas, y ahora.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

SEGUNDO LUGAR HOLIDAY INSPIRATION: Navidades pasadas, y ahora.

Mensaje por Kurisu el Miér 23 Dic 2015, 1:20 pm

Navidades pasadas, y ahora.
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

“Siendo sincero, no estoy cien por ciento seguro de escribir esto, pero según mi terapeuta, es buena idea, así que aquí estoy en esta vieja libreta con una pluma que se rehúsa a escribir los pensamientos que quiero.
La verdad no me apetece escribir nada de lo que ha pasado, porque no tengo ganas de pasar la Navidad sentado en el sillón medio ausente, pensando que hubiera hecho de estar en una situación diferente, claro, la mayoría de lo que ha pasado, no es mi culpa.
Y para que mi padre se quede satisfecho con este intento de hacer que me sienta bien, escribiré mis navidades pasadas. Dirás “que divertido”, noto el sarcasmo, pero estas en todo tu derecho de no leer esto.
No puedo escribir en sí de las primeras navidades en las que estuve presente, pero mi hermano mayor me conto que todas eran un desastre y que era mejor no saber lo que ocurrió en ellas, estoy consciente de que él tampoco quería recordar, por lo tanto nunca supe que paso realmente en esas fechas hace muchos años.
Pero en sí, recuerdo muy bien mi primera Navidad sin ser un bebé que apenas aprendía a caminar. Debía de tener cerca de siete años.
Ese día estaba corriendo por toda la casa, incluso tirando algunos adornos de las paredes, y fue hasta que quebré el cuadro familiar, cuando lleve al límite la paciencia de mi madre, la cual era escasa. Me sentó en las escaleras dándome tremendo regaño, diciéndome no sé qué cosas sobre mis regalos de Navidad, no entendía lo que había pasado, pero ahí estaba en las escaleras que daban a la puerta de entrada.
Escuche como mi padre finalmente salió en mi defensa, y también como iniciaban una discusión, mi hermano de un movimiento rápido bajo las escaleras y salió por la puerta, él odiaba cuando nuestros padres discutían, y lo entendía a la perfección.
Por eso mismo, cuando vi desaparecer a Noah, decidí pegar el brinco y correr tras él, pero estaba subiendo al auto y desapareciendo minutos después. No tenía nada conmigo más que el pijama, y no quería entrar de nuevo a casa, por eso mismo, cruce la calle y me senté en las escaleras de entrada del vecino, viendo como por fuera, mi casa lucía pacífica.

— Oye niño – me hablo alguien y me gire presa del pánico por hablar con los extraños, como la vergüenza que le da a un niño por tener compañía ajena a sus familiares – te vas a congelar.

En cambio, me encontré con una niña de mi edad, la cual me veía con ojos grandes y brillantes mientras me estudiaban de arriba abajo, como intentando descifrar en que era diferente a ella.

— No me puedo congelar – conteste aterrado al segundo.

Ella corrió dentro de su casa y desapareció en cuanto se cerró la puerta, pero al cabo de unos minutos en los que estaba consumiéndome el frío, fue cuando volvió corriendo a mi lado con una manta enorme, fácilmente entrabamos siete personas ahí. La pasó por mis hombros y se sentó a mi lado cubriéndose con la misma frazada.

— Mi nombre es Megan – se presentó extendiendo su mano.
— ¿Qué haces?
— Mi papá hace esto con sus nuevos amigos.
— ¿Amigos?
— Haces muchas preguntas.

Y sí, en aquella primera Navidad de recuerdo, conocí a Megan, mi vecina, quien al paso del tiempo se convertiría en mi mejor amiga. El resto del año, fuimos casi inseparables; recuerdo llegar del colegio corriendo y apresurarme a comer la mala comida que mi madre preparaba, cambiarme y correr a la casa de enfrente donde ya estaba ella, en ese tiempo todo parecía tan sencillo.
Pero continuando con la línea de Navidades, la siguiente fue algo…difícil si me lo preguntan.
Noah como de costumbre, no estaba en casa, y yo estaba viendo una película animada en la sala mientras mi padre llegaba del supermercado, despeino mi cabello y camino a paso lento a la cocina, donde solo basto un comentario de parte de mi madre para que iniciaran a discutir, como una bomba a contrarreloj.
Corrí fuera de la casa en dirección a la de Megan, donde me volví a sentar en los escalones de entrada como de costumbre cuando la esperaba para que llegara del colegio. Esta vez, fue diferente.
Ella me vio por la ventana y volvió a bajar los escalones con su muy común cobija. Nos la puso encima como de costumbre y vi la entrada de mi casa con los ojos perdidos. En ese entonces debía tener ocho años, así que poco a poco, iba comprendiendo las cosas que pasaban en mi familia.

— ¿Qué paso? – pregunto Megan al ver mi cara larga.
— ¿Por qué mis papás siempre pelean?

Megan me vio confundida por mi repentina pregunta, la cual no pudo ser contestada cuando en mi casa se hizo un gran alboroto.
Mi madre salía por la puerta principal hecha una furia, muchas veces la había visto enfadada, pero no hasta ese punto. Subió la maleta que llevaba con ella a su auto y se subió gritándole a mi padre quien solo observo su marcha cruzado de brazos en el umbral.
Me levante corriendo intentando preguntar que sucedía, pero su carro ya estaba casi corriendo por las calles. Parado a media calle fue que la vi irse, pensando que seguramente iba con los abuelos esta Navidad.

— Vamos hijo – me hablo mi padre colocando una mano en mi hombro – hay chocolate dentro – trato de animarme con una sonrisa ligera.
— ¿Va a volver, cierto? Mamá va a volver.

En cambio, solo obtuve silencio a mi pregunta.
Lo siguiente que sucedió, fue confuso. Porque entre nosotros tres – mi papá, Noah y yo – teníamos que hacernos cargo de la casa. Pasaron dos largos años, que se me hicieron eternos en cierto punto.
Noah estaba completamente ausente, había momentos donde no se aparecía dentro de semanas y mi padre no podía dormir en ese lapso, parecía que tampoco tenía hermano a esas alturas. No fue hasta las vacaciones de invierno que regreso hecho un completo desastre, era lo peor que había visto en mi vida.
Al llamar a mi padre en busca de ayuda, él me cayó como si fuera el enemigo y comenzó a gritar no sé qué cosas, nunca he escuchado cuando me gritan, pero sí que tenía miedo. Logre zafarme dándole un golpe para emprender mi huida a casa de Megan. Pasaron semanas hasta que pude ver a mi hermano a la cara sin que me diera miedo. ¿Qué podía hacer?
El día anterior a Navidad, iba saliendo de casa en dirección a la de Megan, donde me esperaban para cenar, mi padre tenía que viajar y mi hermano estaba en el patio, por lo que debía avisarle antes de irme. Salí a hurtadillas mientras veía como él se giraba a verme y tiraba la colilla de cigarro en la nieve.

— Y-ya me tengo que ir – anuncie viendo que asentía.
— Anda, yo me quedo en casa.
— ¿No quieres venir? Estoy seguro…
— No, ahora ve – asentí mientras caminaba por el otro lado para darle la vuelta a la casa – oye – llamo – no viste nada ¿Bien? No hagas nada…

Volví a asentir sin saber a qué se refería, últimamente sentía a la familia de Megan como propia que la mía. Poco después de Navidad, Noah se fue de la casa en dirección a la universidad más lejana que pudo conseguir y nunca entendí lo que me dijo el día anterior a Navidad, en cierto punto me sentí herido, pero nunca lo dije. En ese entonces, estaba solo en casa.
Y hace dos años, que vendría siendo mí novena Navidad, fue la peor, o bueno, eso creo. La familia de Megan se estaba preparando para una mudanza inminente a donde quiera que fueran, nunca entendí a donde se iban. Al principio pensé que estaba bromeando, luego comprendí que era verdad cuando las cajas de la mudanza estaban en la entrada de la casa. Recuerdo haberla ayudado a recoger su enorme colección de discos que tenía debajo de su cama, también el cómo en pleno invierno y por lo que era la última vez, nos cubrimos del frio con la cobija que ahora era justa para los dos.
Estaba seguro de que ese era el momento más doloroso de mi vida que si comprendía al pie de la letra, entendí que deberías de aprovechar las últimas oportunidades, y ahí estaba, con la persona más importante para mí a punto de marcharse.
Pero cuando en realidad lo hizo, cuando volteo hacia atrás en el coche antes de perderse por la calle, supe lo difícil que era irse sin si quiera voltear atrás. El tiempo que paso, fue el infierno completo para mí.
Solo en casa, el colegio siendo infernal, y sobre todo, comenzaba a entender lo que sucedía, comprendí que las peleas de mis padres dieron marcha a la huida de mi madre, que no era mi culpa a pesar de que lo sigo sintiendo de esa manera; la marcha de Noah y su advertencia del cigarro, no quería que siguiera sus pasos, porque eso era lo que estaba haciendo hasta que llego ebrio a casa, y casi me golpea, eso también comprendí.
Los días se hicieron oscuros sin Megan, y la primera Navidad que pase sin ella, me encontraba sentado en los escalones de su antigua casa fumando un cigarrillo que Noah había olvidado en su cuarto, a pesar de su advertencia silenciosa, no pude hacerlo.
Mi hermano tampoco volvió a casa ese día, por lo que el resto de las vacaciones de invierno las pase sentado en las escaleras de entrada esperando que Megan llegara, viendo de reojo las luces del árbol de Navidad prendidas mientras me acababa la cajetilla entera.
A su vez, sentí un vació sin ella, sentía que nada valía la pena; no quería invitar a otras chicas al baile de invierno, porque Megan era la única persona importante para mí, y sobre todo, nunca pude decirle lo que sentía por ella a pesar de todo.
La décima Navidad, no fue muy diferente, o bueno, no tanto como deseaba. Los pocos regalos estaban en el pie del árbol mientras mi papá me observaba silenciosamente, como esperando que dijera algo, además notaba su preocupación a kilómetros y no podía hacer nada más que comer de la sopa instantánea a la que le debo mi supervivencia.

— ¿Qué pasa hijo? – pregunto mientras observaba como mis ojos estaban en la nada – no quiero perder a alguien más de esta familia – comento mientras yo suspiraba y asentía pesadamente.

Y finalmente, esa es la respuesta al por qué estoy escribiendo toda esta retahíla en la libreta que mi papá me compro hace meses, lo hago por él, y porque no quiero llegar a ser como Noah, seguir mi propio camino a pesar de que no he abandonado algunos pequeños vicios. Sigo yendo a casa de Megan esperando que ella salga con su frazada y nos cubra, sobre todo, sigo extrañándola como el primer día.
Supongo que es todo lo que tengo que decir porque mi mano se ha quedado trabada, mi onceava Navidad recordable esta en acción y supongo que esta vez, si viene Noah a casa, no estoy seguro pero que importa a estas alturas, mi padre está cocinando como antes y huele delicioso….”


(...)

— Hijo – habla de pronto mi padre devolviéndome al presente.

Sus ojos pasan de mi mano hasta la libreta que tengo en el escritorio y sonríe genuinamente, luego sacude sus manos y esparce la harina que llevaba por el suelo.

— Yo no limpiare eso – comento mientras cierro la libreta y la guardo en su lugar.
— Ya, vamos, el pavo está en su punto perfecto.

Ruedo los ojos divertido mientras recojo mi cuarto y él se va a la cocina a terminar de servir la cena, desde que supo el rumor de que Noah volvía está más sonriente que nunca.

— ¡Visita! – grita haciendo que los discos que recogí del suelo caigan haciendo un ruido infernal, el de las cajas rompiéndose.
— Diablos – susurro recogiéndolos.

Los dejo rápido en la cama y salgo del cuarto casi corriendo, viendo como mi papá está en la puerta de entrada junto a alguien.
En cuanto mis ojos la registran puedo sentir como algo dentro de mí falla y me quedo congelado en el lugar donde estoy, finalmente mi padre nos deja solos, pero lo único coherente que logro hacer es sentarme en las escaleras como cuando mamá me regaño hasta el cansancio.

— Supongo que no era Noah quien iba a venir – hablo en voz alta haciendo que mi padre se ría desde la otra habitación.

Megan sonríe mientras se quita la bufanda y se sienta enseguida de mí en las escaleras, transportándonos a años anteriores.

— Cuanto tiempo – comenta viendo las paredes de la casa – me…dijeron que estabas enfermo, por eso no vine la pasada Navidad.
— No importa – me encojo de hombros restándole importancia – me perdí por un buen tiempo, pero aquí estoy.
— Oye – susurra haciendo que voltee a verla mientras Megan sonríe y entrelaza su mano con la mía haciendo que esté a punto de rodar por las escaleras – Feliz Navidad, Dustin.

Y si me lo preguntaran, diría que tengo que añadir otra historia a la libreta, una donde no sean cosas tristes, si no de como Megan volvió y mi vida está en estabilidad de nuevo.
A fin de cuentas, el fin de año era inminente y este, era un final digno de contar.

Ficha:

Título: Navidades pasadas, y ahora.
Autor: Steph
Tema: Navidad.
Género: Drama/Romance
Tipo: Original.


___________________________________________

'Cause tonight I'm feeling like an astronaut, Sending SOS from this tiny box, To the lonely people
that the world forgot, Are you out there?, 'Cause you're all I've got?
avatar


Ver perfil de usuario https://maschxnny.tumblr.com/
------
------

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.