O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Te odio, te amo. (Zayn Malik)
Hoy a las 5:50 am por AngelMalfoy

» per aspera ad astra.
Hoy a las 2:24 am por hypatia.

» Coven of Salem
Hoy a las 1:38 am por hypatia.

» Y por eso rompimos | inscripciones abiertas.
Hoy a las 1:03 am por Stark.

» A little creativity on the life.
Hoy a las 12:27 am por Asclepio.

» hwa yang yeon hwa {youth}.
Ayer a las 11:29 pm por chanyeol.

» Y el domingo, a la leche de la cena.
Ayer a las 10:29 pm por PARACETAMOL

» will of fire
Ayer a las 10:26 pm por Stark.

» Struck whit me ↯
Ayer a las 10:25 pm por Stark.

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

This is not what you think.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

This is not what you think.

Mensaje por mieczyslaw el Lun 21 Dic 2015, 4:11 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
hello:
Este tema es especialmente para publicar pequeños escritos, os, en el cual he roleando con mis personajes de ucla.
Los códigos, diálogos, personajes y demás pertenecen a mi y a mis uclanianas bellas así que alto al plagio, prohibido tomarlos.



Última edición por mieczyslaw el Dom 19 Feb 2017, 9:00 am, editado 1 vez
avatar


Ver perfil de usuario
-------
-------

Volver arriba Ir abajo

Re: This is not what you think.

Mensaje por mieczyslaw el Dom 19 Feb 2017, 8:52 am


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Friends for a burrito
Darrell Grey Skillman & Mason Torrence Hook
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Un sinfín de infantes corrían por toda la explanada del patio central antes de pasar siquiera dos minutos de haber soñado la campana aquel día.
El pequeño rubio corrió junto con los demás de su clase hacia el comedor del jardín de niños, parándose de puntillas y sumiendo su delgado estómago cada que rebasaba a alguien para llegar a tiempo por un desayuno de los buenos.

Para tener tan sólo cinco años de edad era un niño de lo más sociable y cuando estuvo formado miró hacia ambos lados en busca de con quién charlar; detrás suyo había una pelirroja y apenas ella le sonrió a Darrell se giró, con una mueca de asco en la cara, y miró al moreno enfrente suyo para después picar con su pequeño dedo índice la espalda del otro niño.

—Hola —habló sonriendo y cruzando sus brazos detrás del cuerpo para moverse de izquierda a derecha en la espera de una contestación. La cual nunca llegó.

Aquél moreno frunció su entrecejo, abriendo sus ojos con amplitud e intentando ignorar a aquél rubio, pues Mason Torrence, no era precisamente la correcta definición de "agradable", "social" o si quiera "hablador".

El rubio llegó a su lado en el puesto de comida, hablando primero y comprando al parecer, el único burrito con chilli que se hallaba visible en la mesa de comida.
Por segunda vez en ese instante, Mason frunció sus tupidas cejas, comprando un jugo solamente y decidido a reclamarle a aquél ojiazul que le había robado su comida.
Sí, había más cosas que comprar, pero venía deseando ese burrito con chilli desde que vio a uno de sus pocos compañeros, comerlo.

—Oye —piqueteó constantemente el hombro del niño con cabello abundante en forma de hongo, con un poco de molestia—. Acabas de robarte mi burrito. —Mason se molestó más al ver que el rubio masticaba su comida frente a él.

Los mofletes del ojiazul estaban inflados por la cantidad de comida previamente masticada cuando alzó la mirada al escuchar una voz muy cerca suyo junto con unos picoteos.

—¿Qué dices? —cuestionó con la boca llena, hizo una pausa para poder hablar mejor después de haber pasado la comida, encogiéndose ligeramente de hombros— Yo no robé nada, lo compré, allá, y no era tuyo.

Señaló con su dedo hacia atrás y sin más siguió su camino a buscar una mesa vacía en la cual pudiera disfrutar de su desayuno sin ser molestado.
El moreno golpeó su pie contra el piso, respirando tranquilamente para evitar hacer una rabieta, justo como su madre le había enseñado.
Hurgó en su bolsillo, buscando con que sobornar al "ladrón" y corrió en dirección a él.

—Oye... —Temió que estaba molestando al rubio, pues solía pasarle con quienes intentaba formar un lazo amistoso—. Lo siento, ¿crees que... —balbuceó sacando un par de peniques en el puño de su mano y los mostró— puedas venderme un pedazo? —habló con timidez, de la manera más aguda que había evitado tener.

Los azulados ojos del rubio viajaron del burrito al moreno, en un debate interno entre si debía compartir o actuar de manera egoísta, decidiendo finalmente que después de todo no era tan relevante como lo parecía.
Dejó caer sus hombros con pesadez y asintió con un pequeño puchero, tendiéndole el alimento al otro niño.

—Ten, puedes tenerlo todo, si quieres. —Sonrió levemente mirándole fijamente, Mason soltó un gruñido agudo.
—¡No lo quiero todo! —Pareció berrear—. Sólo quiero un pedazo, para que no te quedes sin comer. —Su entrecejo se mantuvo fruncido, se cruzó de brazos y con discreción, metió los peniques a su bolsillo una vez más.

Darrell elevó sus hombros y los dejó caer de nueva cuenta, de manera algo brusca y ruidosa, pero asintió finalmente.

—Está bien, no te enojes —comentó medio en burla moviéndose un poco de izquierda a derecha en su lugar, con el burrito aún en su mano, y miró sobre su hombro un poco para buscar de nueva cuenta un lugar vacío—. Vamos allá y te doy lo que quieras de éste. —Señaló de una mesa no muy lejana al burrito con ambas cejas alzadas en dirección al moreno.

El moreno logró esbozar una amplia sonrisa tímida, obedeciendo las indicaciones del rubio.

—Soy Mason, de todas formas. —Tendió su morena mano hacia la blanquecina piel—. ¿Cuál es tu nombre? —Cuando llegaron a la banca, lo miró de frente, esperando a que le compartiese.

La pequeña mano del rubio estrechó la del moreno, algo torpemente, y tomó asiento, imitándole al otro infante, en frente suyo.

—Darrell, Darrell Killian —contestó omitiendo a duras penas sus apellidos ya que siempre que le preguntaban su nombre lo decía todo completo—. Y, ahora, toma.

Tendió de nueva cuenta el burrito hacia Mason, con una pequeña sonrisa, invitándole a tomar un poco de aquello.
Mason arrancó un pedazo de tortilla, metiéndola a su boca y masticando despacio, tratando de no quitarle mucho de su única comida, bebiendo de su jugo, después.

—Killian... Que apellido tan raro. —Rió una vez más, bebiendo otro trago de su jugo de manzana.

Una risa un poco más débil y juguetona se escuchó cuando el rubio negó con la cabeza hacia las palabras del moreno.

—Killian es mi otro nombre, Darrell Killian Grey Skillman —comentó con voz genuinamente infantil mostrando sus dientecillos cuando sonrió con gracia por el rumbo que tomaba aquello y después le dio una mordida a su desayuno.
—¿Skillman? —Abrió sus ojos grandes, tragando la comida que aún masticaba y frunciendo su entrecejo—. ¿Quién es tu mami? —preguntó con timidez, jugando con sus dedos índice y pulgar de su mano derecha, limpiando sus labios húmedos en el cuello de su camiseta.

Frunció sus rubias cejas, aunque no eran visibles gracias a su nuevo estilo con cabello de hongo, al escuchar aquella pregunta pero aún así respondió.

—Annabeth, mi mami es Annabeth Skillman —respondió con naturalidad.


—Bah —soltó un suspiro, riendo nervioso y sin más preocupación—, confundí mi cabeza, lo siento. —Arrancó un pedazo más del Burrito que compartían y lo metió en su boca, masticando.

El timbre de entrada a penas los dejó terminar de comer y entonces, Mason le sonrió al rubio.

—Nos veremos después, Darrell. —Saludó con su mano—. ¿Crees que... —Quizá era una idea alocada, pues se acababan de conocer y él estaba molesto hacía un rato por haberle robado su lonche—... te dejen jugar más tarde conmigo? —No tenía muchos amigos, y era bastante raro para un niño de su edad.

Una gran sonrisa apareció los labios del rubio mientras asentía frenéticamente con la cabeza, a pesar de que era un chiquillo muy simpático pocos eran los que lo toleraban por el resto del día, estaba más que emocionado por aquello.

—Seguro, Mason —dijo en un tono feliz—, sólo que tu mami debe hablar con la mía.

Tomó sus manitas con cuidado y las retorció, nervioso, porque había notado con anterioridad la sorpresa del niño al mencionar su apellido materno.
Mason luchó por no derramar lágrimas en ese instante. Respiró profundamente y le sonrió.

—Le diré a papá, no creo que se moleste, su novia siempre lo convence de todo. —bromeó agitando sus manos con diversión.

Darrell notó el cambio de humor de su nuevo amigo y comenzó a caminar con la mirada abajo.

—¿Novia? —cuestionó antes de tan siquiera pensar lo que decía, pues era su naturaleza heredada por parte de su madre, y se mordió la lengua de inmediato—. Perdón, olvidalo, entonces que tu papá hable con mi mami —murmuró apenado aunque no comprendía mucho la situación del moreno por su temprana edad.
—Oum... Mi Mami está en el cielo. —Tragó el nudo que se había formado en su garganta, estrechando su mano con la del niño rubio—. ¿Te parece que nos veamos en el árbol de allá? —Señaló hacia la puerta de entrada, sonriendo, después en dirección a Darrell—. Así es fácil encontrarnos después...
–Uju –murmuró esta vez colorado y con unas terribles ganas de echarse a llorar por la situación del moreno, pero fingió no estar tan vulnerable, y se acercó al niño para darle un pequeño abrazo reconfortante. Segundos después se separó y sonrió abiertamente–. Te veo allá entonces.

Guiñó uno de sus ojos y terminó riendo.

{...}

Una vez, terminadas las clases, Isaac había llegado al Instituto por su hijo.

—Ven acá, Mason. —El moreno negó divertido.
—Esperemos a Darrell y su Mami, quiero que juegue en casa conmigo, ¿si? —El padre del pequeño, sintió algo saltar en su pecho, pues desde la muerte de Destiny, Mason no había sido bueno socializando en los dos jardines de niños en los que había estado, hasta el momento.

Isaac aceptó la sugerencia de su hijo, esperando a la madre del pequeño rubio que acababa de llegar con su hijo.
A lo lejos, pudo ver a una de las rubias que tanto conocía, por ser hermana de su actual novia, le saludó desde lejos, sonriéndole.

—¿Tu mamá tardará mucho en llegar? —preguntó Mason, buscando con su mirada a una mujer que se pareciera un poco a su nuevo compañero.

La cabeza rubia del niño negó y salió corriendo en dirección a la mujer rubia que se acercaba con el ceño ligeramente fruncido, Darrell tomó su mano y prácticamente la llevó corriendo hacia el moreno y su padre.

—Mami, él es Mason, mi nuevo amigo, ¿me dejas ir a jugar con él? Por favor, por favor, por favor... —rogó, literalmente, tirando de la mano de ella y haciéndole ojitos.

Los azulados ojos de la mujer, parecidos a los de su hijo, se abrieron con sorpresa y abrió su boca con sorpresa pero no emitió palabra alguna, mirando de su hijo a Isaac.

—Uh, este, yo... —balbuceó sorprendida por la situación pero terminó cediendo por los dulces gestos del infante—. Seguro, cariño.
—Que pequeño es el mundo. —Rió el rizado de ojos verdosos, tomando a Mason de la mano y acercando a Darrell a ellos—. Si te sientes más segura, puedes llevarlo tú. —El mayor alzó sus hombros.
—¡Si! —chilló el moreno, haciendo un torpe baile—. Soy Torrence, Mason Torrence, señorita —saludó cordialmente a la rubia, madre de Darrell, con una amplia sonrisa en el rostro.

Una sonrisa se hizo presente en los labios de Annabeth e hizo un saludo con su mano libre al tierno morocho.

—Un gusto, Mason, yo soy Annabeth Skillman. —Arrugó su nariz en dirección del niño y volteó hacia su padre—. Seguro que si —dijo divertida echando hacia atrás el cabello que le caía en el rostro cuando su hijo finalmente soltó su mano para festejar también con el otro niño—. No, tranquilo, de hecho me harías un grandísimo favor si lo puedes llevar tú, tengo que ir a la guardería por Sam y Damon. —Miró rápidamente el reloj en su muñeca para comprobar que en efecto aun no era tan tarde para recoger a los otros pequeños y volvió los ojos al novio de su hermana mayor—. Confío en ti lo suficiente, Isaac, ¿podrías?
—Fui padre soltero un año entero, si no fuera por tu hermana, no cuidaría bien de mi hijo —bromeó, tomando al pequeño Skillman de la mano—. Suerte, Annabeth. —Inclinó su cabeza al rubio, pidiéndole que se despidiera de su madre.
—Hasta luego, señorita Annabeth. —Mason se despidió con su mano, volviendo al camino con Darrell y su padre—. ¿Te gusta hacer vídeos? A veces los hacia con mi Mami y a mi papá no le gusta hacerlos —preguntó Mason—. Es muy divertido.
—Te he dicho que le pidas a Ale que te ayude. —Isaac rodó los ojos divertido, llegando a su auto y ayudando a ambos niños a subir al auto, abrochando sus cinturones de seguridad.
—Me da pena. —Rió bajito el hijo, mirando a Darrell—. ¿Entonces? —Sonrió—. ¡Uh! O las caricaturas... Mis favoritas son Bob Esponja y Oye Arnold. —Comentó sonriente.

El momento era magnífico para el pequeño Torrence, pues de alguna manera, con aquel rubio, había sentido una extraña conexión de infantes, lo que nunca había sentido por un compañero. Él sería un buen amigo y si no le hubiera compartido del Burrito que le había "robado", Mason seguiría sin amigos.
El cabello rubio de Darrell se sacudió de arriba hacia abajo cuando asintió, frenético, después de haber despedido a su madre y quedándose solo con su amigo y el padre del mismo. Moviendo sus pies por el borde de su asiento.

—Muchos, muchos, muchos vídeos —explicó feliz abriendo mucho sus brazos para dar énfasis a sus palabras—. A mi también me gusta hacerlos, pero sólo los hago con mis primos a veces, a mamá y papá no les gustan tampoco —murmuró como si fuese muy grave decirlo— ¿Quién es Ale? —cuestionó animado intrigado por la mujer a la que se refería el padre de Mason— ¿Bob esponja y Oye Arnold? ¡También son mis favoritas! —Aplaudió feliz y sacudiéndose de un lado a otro en su asiento a pesar de que tenía el cinturón de seguridad puesto.
—Alessia es la novia de Papi, es linda, pero siempre me da vergüenza preguntarle si quiere hacer vídeos conmigo. —El moreno cubrió sus ojos, para sacar después algo de su lado—. Bob Esponja estuvo en McDonalds hace mucho y mi Mami me compró este juguete. —Un pequeño Patricio con cara boba, había sido el favorito de Mason aquel tiempo—. Podremos jugar, yo usaré a Patricio y tú al Bob Esponja que está en mi casa... —Mason rió al ver al chico con atención—. Te pareces a él.
—Deberías de pedírselo, tal vez si le guste, porque tiene bonito nombre, así se llama mi tía también —murmuró inocente el rubio—. ¿Qué? Yo no soy cuadrado, Mason, y si lo fuera tú serías Patricio. —Contraatacó Darrell cubriéndose la boca con sus manitas para evitar reír.
—¡Seríamos los amigos tontos! —Mason soltó una carcajada, echando su cabeza hacia atrás—. Eres Bob; bajito, rubio y de ojos azules... —Señaló cada una de sus cualidades y miró después a su papá—. Papi, ¿crees que Alessia quiera grabar algo con nosotros? —Isaac los miró por el retrovisor.
—¿Por que no se lo preguntan ustedes? —Dio vuelta en una esquina—. Seguro querrá que salga su pancita, también. —Mason miró a Darrell con emoción— Tendré un hermanito o hermanita. —Abrió grande sus ojos, anunciándolo al rubio—. Y papá y ella se van a casar después de que nazcan —dijo con emoción— ¿Tienes hermanos?
—Si, tres. —Levantó tres de sus deditos en el aire—. Jean, él tiene nueve, Damon, con cuatro, y Sam, va a cumplir tres —mencionó Darrell recordando a sus hermanos— ¡Bravo! Ojalá y tu nuevo hermano sea un niño, las niñas lloran mucho y son molestas. —Puso los ojos en blanco y tembló sacando su lengua en gesto de asco falsamente—. Ojalá y diga que sí, yo también quiero ver su pancita.
—Y, ¿Cómo sabes que las niñas lloran mucho? Tienes tres hermanos. —Señaló el pelinegro, confundido—. ¡Se ve adorable! Yo quiero una hermanita. —Frunció sus labios en una mueca extraña—. Cuando lleguemos la verás. ¿Está en casa, pa? —Isaac asintió con su cabeza, estacionando el auto en una casa, bajando de su lugar y abriendo una de las puertas traseras, desatando los cinturones de los niños para ayudarlos a bajar.
—Bienvenido, Darrell —dijo al pequeño rubio, haciendo que su hijo les guiase adentro.
—Ven, Darrell, vayamos con Alessia. —Lo tomó del brazo, guiándolo a la habitación donde dormía su padre, encontrándose con la linda pelirroja—. Hola, Ale. —Corrió Mase a su lado, besando su mejilla con emoción—. Él es mi amigo Darrell.
—Tengo primas, y cuando va a casa no hace más que llorar —murmuró medio en queja siguiendo al moreno por la casa.

El rubio pestañeó repetidamente y terminó tallando sus ojos con las manos por lo que no creía que estaba viendo.

—¿Tía Less? —indagó frunciendo el ceño y acercándose a ella, la mujer río y asintió, tendiéndole su mano al infante— ¿Ella es la novia de tu papi?

Se giró hacia Mason confundido.

—Si... —Rió confundido, mirando como la chica de cabello anaranjado y piel pálida, le sonreía a su nuevo amigo—. ¿Ella es tu tía? —Su pequeña boca, se abrió en forma de círculo, posicionando sus manos en los costados de su rostro, sin creerlo.
—Si, es la hermana grande de mi mami. —Asintió aún confundido y pensando todo por un momento—. Y si dices que se va a casar con tu papá... ¡Vamos a ser como primos! —El niño festejó haciendo un extraño baile y girándose de nuevo hacia la rojiza—. ¿Y es cierto que vas a tener un bebé, tía Less?
—Así es Darrell —contestó ella acariciando su abultado vientre.
—Wow, yo quiero que sea niño, Mason también quiere un hermano. No niñas —mintió rápidamente el rubio sin dejar de mirar a los ojos de su tía la cual no había visto hacia ya mucho tiempo.

Isaac entra a la habitación, dejando un casto beso en los labios de su futura esposa y revolviendo el cabello de ambos niños.

—Papi, Alessia es tía de Darrell —gritó el moreno con emoción—. ¿¡Él será mi primo, Papi!? —Aplaudió entusiasta, sonriendo efusivamente, frunciendo el ceño después—. Hey, yo quiero una hermanita. —Se cruzó de brazos, riendo una vez más—. ¿Me darías una hermanita, Alessia?
—Por supuesto, cariño, ambos —habló dulce mirando a los dos infantes después de darle una pequeña mirada a su prometido—, pronto tendrán que ayudarme con el bebé, sea niña o niño, ¿si?

Darrell asintió conmovido por las palabras de su tía dejando de lado por un momento los prejuicios hacia las niñas.

—Y yo podré venir a jugar contigo muchos, muchos, días, Mason —aportó el ojiazul con emoción.

Mason alzó su mano para que su nuevo amigo (primo o lo que fuese), la chocara con él.

—¿Podemos jugar con ellos mucho cuando nazcan? —Alargó la "U" mirando el vientre ligeramente inflado de la pelirroja, con un brillo peculiar en sus ojos.
—Si, pero... ¿Por qué no Darrell y tú van a tu cuarto y juegan por mientras? —sugirió el padre, haciendo que Mason aceptara al instante y llevara al rubio a jugar.
—¿Qué quieres hacer primero? —Buscó un par de juegos de mesa y juguetes en una de sus cajas llenas de ellos.

Con un encogimiento de hombros Darrell observó con cuidado cada uno de los lugares en los que el moreno revisaba.

—No lo sé, lo que tú quieras —mencionó mordiendo su dedo índice de la mano derecha con indecisión clara en su rostro, aún estaba sorprendido de la noticia de su futuro nuevo primo y que Mason sería mucho más que sólo un buen amigo, tenía muchas cosas en su pequeña cabeza—, todos esos son muy cool. —Señaló unas figuras de acción y tomó una de ellas para mirarla más de cerca—. Los míos los pierden Damon o Sam los llena de baba cuando se los presto. Los tuyos están sanos y salvos. —Rió el ojiazul.
—Bueno, no tengo hermanos y mi primo y prima son más grandes que yo y casi no juegan conmigo... —Frunció sus labios en una mueca de tristeza—. A veces jugaba con mi Mami, pero desde que se fue al cielo... No juego mucho con ellos. —Rascó su cabeza y cabello negro azabache, con una tímida sonrisa en el rostro.

Darrell dejó la figurilla de Superman en su lugar y se acercó a él para palmear su espalda, como recordaba que hacían los mayores para reconfortar a alguien, sonriendo.

—Ella está con los ángeles arriba, tal vez tocando un arpa y cuidándote desde allá —alentó el rubio arrugando su nariz—. Y no importa que no tengas hermanos, porque ahora la tía Less te va a dar uno y puedes jugar siempre conmigo. —Se encogió de hombros exageradamente.

El moreno alargó una carcajada al escuchar que su madre estaría tocando un arpa.

—Seguro que sí, sería una gran concertista de arpas... —Alzó sus cejas con diversión, devolviéndole al personaje de traje azul y capa roja—. Yo seré un gran hermano mayor... Y un buen amigo y primo mayor para tí. —Rió bajito, buscando a Batman con la mirada y cuando dio con el blanco, lo tomó, acercándolo al Superman de Darrell—. Podemos hacer que sean amigos... ¿No?

Los ojos azules del rubio se entrecerraron y pasó su mirada por ambas figuras de acción, comenzando a sonreír levemente ante las palabras de Mason.

—Seguro que si —contestó él abriendo los brazos de la figurilla y acercándolo al del moreno con rapidez para darle un leve choque a ambos—. Superman y Batman no eran amigos pero después se unieron, como tú y yo, si pueden ser amigos. —Una risilla sale de los labios del ojiazul.
alec as darrell; fer as mason. thanks.
avatar


Ver perfil de usuario
-------
-------

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.