O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Guerra de Sexos; muro.
Hoy a las 10:49 pm por jackson.

» ¿Es posible el amor? Draco y tú
Hoy a las 10:44 pm por AngelMalfoy

» «Go back to Uk» [Harry S.]
Hoy a las 10:36 pm por AngelMalfoy

» Heroes. (Muro Interactivo)
Hoy a las 10:18 pm por yagmur.

» Half-Cold Half-Hot
Hoy a las 9:32 pm por Kurisu

» cockamamie dreamer ~
Hoy a las 9:28 pm por Ritza.

» El Círculo {One Direction} |NC|
Hoy a las 8:05 pm por Legendary.

» MY POWER |Celyn|
Hoy a las 4:08 pm por Celyn

» death path
Hoy a las 3:40 pm por Andy Belmar.

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

playboy.

Página 2 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: playboy.

Mensaje por wang. el Mar 29 Dic 2015, 11:59 am

barnes. escribió:GRITE DOS MILLONES DE AÑOS LUZZZZZZZZZZZZZZZZZZ
es hermoso, me cae re bien Kara, es igual a Pietra ay me encanta su personalidad y lo distraida que es en cuanto al entretenimiento haha.
y luka, yo soy esa rubia ahrE QUE SOY RUBIA NATURAL.
ay, luka rubio = era wolf 
nO SE QUE LE PASA, DEMASIADOS IDOLOS ENFERMOS DURANTE ESTA SEMANA Y VOS VENIS YYYYYYYYYY  AY ME AFECTAN ESTAS COSAS IJFOEISUINEFU
ame el capitulo por completo, no puedo esperar a ver el capitulo de Kaito, osea jACKSOOOOOOOOOOOOOOOOOON ahre. besitos, lo ame completamente, so much feels
*feels* *feels* *feels*


ljslijsljaskjkja gracias bebe. Me alegro que te haya gustado. Mientras lo escribía me salían todos los feels de gorda fan y quería escribir como diez hojas mas es word. Pero me calme.
Kara y Pietra son muy parecidas, eso explica porque son parientes.
Uh que ganas de ser esa rubia la verdad. Pero no importa, porque según Luka estaba teñida por lo que aun estas a tiempo de ser esa rubia.
Kaito te va a encantaaaar. No solo por el representante sino que kljajskljs Kaito es especial que decir.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: playboy.

Mensaje por wang. el Mar 29 Dic 2015, 12:11 pm

car radio. escribió:
AY FUE BUENÍSIMO ME MUERO.
TE JURO QUE ME ENCANTÓ, CREO QUE DOS PÁRRAFOS DESPUES DEL INICIO YA ESTABA ATRAPADISIMA EN LA HISTORIA.
Sobre los personajes, amé a Kara demasiado, su compromiso, su improvisación cotidiana. ME PARECIO TAN DESPISTADA COMO YO Y ME REI MUCHO.
"¿Y ese quién es?" JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA
DE AHÍ, ME GUSTA SECRETAMENTE LUKA PERO NO LO VOY A DECIR PORQUE ES UN MALCRIADO Y YO DEBERIA ODIAR ESO.
PERO EH, QUÉ SUSPENSO HORRIBLE QUE ME DEJASTE AHORA. TIENE UNA ENFERMEDAD, ESTÁ ENFERMO, ES GRAVE.
Te juro que morí porque yo esperaba que al menos pongás la parte en la que llega a la sesión de fotos y se conocen (QUE ME HIZO PENSAR EN CINCUENTA SOMBRAS). Pero no, porque en lugar de eso hiciste que él vaya al doctor porque tiene una enfermad grave que no sabemos si tiene cura y nO NOS DICEN QUÉ ES.  
No sé, yo lo tomo como falta de solidaridad hacia la lectora ahre
BUENO, QUITANDO MI HISTERIA, EL CAPITULO FUE DEMASIADO BUENO. Se me había olvidado cómo escribías así que quedé como wHOA. Amo tu narración y la simpleza que tiene, parece como si fuera re fácil escribir, como si te saliera naturalmente y supongo que así es. <3
BUEN, SEPAN QUE LE ESTOY DANDO GRACIAS A TODO POR HABER AUDICIONADO ACÁ PORQUE ME ENCANTA. LAS QUIERO, ESPERO A ALLY


jdksjda gracias bebe, me alegra que te haya gustado el capitulo.
Literal que Kara soy yo, porque siempre ando así a las corridas pero a pesar de eso es responsable. Que decir, es un personaje basado en hechos reales.
Luka es irresistible. Seguro que va a haber partes donde lo vamos a querer prender fuego, pero en el fondooooo muuuuy en el fondo, es buena persona y yo se que te gusta.
50 Sombras de Grey va a ser un poroto al lado de Luka y Kara. okno. Voy a intentar que no quede tan 50 Sombras, quiero hacer algo diferente. Y creo que lo sera, luego verán a lo que me refiero.
Y bueno, había que ponerle suspenso al capitulo porque sino como iban a tener ganas de seguir leyendo.... just saying.
Gracias. La verdad es que me costo bastante porque hace mucho que no escribo, pero aprecio tu cumplido.
Esperamos a Ally.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: playboy.

Mensaje por November. el Mar 29 Dic 2015, 12:35 pm

OMG LO AME.
Quede enamorada de los personajes, a parte tu manera de escribir  enserio muy interesante , Kara es tan yo jaja siempre llegando tarde a todos lados r7u7r y Luka está enfermo de algo? omg, será alguien más? la duda me mata, como te atreves a dejarlo así   soy súper fan de tu historia, ya, bai, besos. 
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: playboy.

Mensaje por Kida el Mar 29 Dic 2015, 5:33 pm

Pris, el capítulo fue hermoso! me encanta que saliera Ian porque el es un sersi jajaja
Hacía mucho no leía algo tuyo y me encanta tu escritura, en serio me fascina
Intentaré subir el capítulo pronto

___________________________________________

Lost in the light
and I don't know
what night is
avatar


Ver perfil de usuario
--------
--------

Volver arriba Ir abajo

Re: playboy.

Mensaje por Kida el Lun 04 Ene 2016, 2:43 am


CAPITULO 003

Grimes || I'm your doctor || siguiente: black widow.
Sianna Clay
Confundida. Eso era lo que más estaba en ese momento. Su cabeza parecía querer explotar y su estómago parecía estar en llamas. Sus pulmones dolían y cada vez que deseaba respirar sus pulmones se contraían obligándola a dejar de hacerlo. En resumen, todo dolía. Cada parte de su cuerpo parecía estar en su contra y no los culpaba. Se quejó de nuevo y quiso abrir sus ojos, no pasó. Intentó mover sus manos, no obstante, estas parecían estar ancladas a su lugar. Su brazo izquierdo picaba, intentó moverlo, de nuevo nada. Ninguna parte de su cuerpo parecía querer reaccionar o seguir las instrucciones que ella mandaba. Intentó no caer presa del pánico, pero el hecho de no saber que ocurría hacía las cosas más complicadas.

Intentó respirar de nuevo para calmarse, sus pulmones se contrajeron de nuevo, sólo que esta vez así también lo hizo su estómago. Un dolor punzante cursó por todo su cuerpo y luego, más oscuridad, permitiéndose caer en la inconsciencia con la esperanza de que esto no fuera más que un sueño.

………………

Voces. Escuchaba voces a su alrededor, pero no podía reconocer ninguna. Todas parecían tener algún tipo de eco en su mente, repitiéndose una y otra vez, una encima de la otra, sin la capacidad suficiente para poder reconocer alguna o poder demandarle a su cerebro de que dejarla de hacerlo. Quería que se callaran. Su cabeza dolía cada vez más por la incomprendida información que parecía escuchar. Porque eso era lo único que podía hacer, escuchar. Sus ojos aún permanecían fuertemente cerrados y la oscuridad aún cubría la poca conciencia que luchaba por mantener. Su estómago aún ardía y sentía una punzada de dolor cada vez que intentaba respirar, esta vez era menos y el aire fluía con mayor facilidad, pero podía sentir que su cuello iba a estallar en cualquier momento.

Intentó hacer cualquier movimiento, ya fuera de sus párpados o de sus extremidades, de nuevo nada. Mientras caía en la inconciencia de nuevo, tuvo una cosa por seguro, de nuevo la esperanza nunca le había llegado a ser de alguna utilidad en su vida.

………………

Tiempo. No estaba segura de él. Qué realidad podría tener del mismo cuando se encontraba en una etapa donde entraba y salía de la consciencia, cuando no se podía permitir abrir los ojos para ver alguna señal del sol o incluso de la luna. Noche o día, algo muy relativo en este momento. Esperaba sentir el calor de los rayos o el frío de la ventisca nocturna pero ni siquiera sabía si tenía alguna ventana en el lugar que se encontraba. De todas maneras, si hubiera alguna, temía que su propia piel no lo detectaría. Sus músculos se sentían tensos por el tiempo que habían permanecido inmóviles. ¿Cuánto tiempo habrá sido ese? ¿Cuánto tiempo pasará antes de que deje de sentir del todo?

………………

Recuerdos. Las luces de la fiesta, la música que estallaba por los parlantes, la aglomeración de las personas a su alrededor y una botella tras otra que siempre ocupaba un lugar en su mano eran las imágenes que se reproducían una y otra vez por su mente, nublando todo lo demás fuera de ella. ¿Qué había sucedido?

Repasó de nuevo su cuerpo. Manos y párpados, inmóviles. Pulmones, cuello y estómago, aún en un constante palpitar y un dolor presente que no le parecía quisiera abandonarla pronto. La frustración la llenaba poco a poco y la línea que separaba la calma y el pánico parecía estar cada vez más estrecha. Y mientras esta línea se acortaba más y más, continuaba preguntándose. ¿Qué había pasado?

………………

Incertidumbre. Las voces habían vuelto, pero esta vez parecían ir más despacio. Parecían tener más sentido aunque ella aún no le encontrara ninguno. Había demasiadas voces, pero había una que resaltaba de entre las demás. No la reconocía del todo, sabía que nunca antes la había escuchado en su vida. O tal vez sí, pero en realidad, ¿qué podría saber ella en ese momento?  Toda su mente estaba llena de dudas, unas que no parecía poder vocalizar o interpretar. Quiso tomar una gran bocanada de aire, sus pulmones se lo impidieron. Quiso llorar, dejándose caer en la desolación de la duda. Una única lágrima resbaló por la mejilla. Lo importante de ello, sintió esa lágrima.

………………

Sentidos. Nunca antes los había anhelado o extrañado tanto. Podía saborear el amargo en su boca. Podía oler el aire atestado de aquel jarabe que su madre le daba cada vez que se enfermaba cuando era niña. Podía sentir la suavidad de la colcha bajo su piel. Podía escuchar el pitido que sonaba constantemente a su lado. No obstante, no podía ver más que un manto negro que opacaba su alegría. Una punzada de dolor de nuevo recorrió su cuerpo y así como llegaron, sus sentidos se desvanecieron, así como ella lo hizo, de nuevo.

………………

La claridad de la luz lastimaba sus ojos, no obstante, temía cerrarlos de nuevo por la constante inseguridad de no poder volver a abrirlos. Intentó enfocar algo a su alrededor pero la luz provocaba una pantalla blanca frente a sus ojos. Con extremo cuidado, cerró y abrió sus ojos rápidamente tratando de ubicarse. Su cabeza aún daba vueltas lo que le dejaba todo un poco borroso, pero eso junto con todo el dolor que azotaba su cuerpo quedó en segundo plano tomando en cuenta la felicidad que sentía por el hecho de poder volver a abrir sus ojos.

Una risa escapó de sus labios al ver su mano y ver que ésta respondía ante sus comandos y apretaba la cobija entre sus dedos. Volteó su vista hacia su brazo izquierdo y pudo ver la vía que se encontraba en él. Frunció el ceño ante la vía, por lo que rápidamente levantó la vista para ver su entorno. Se mareó un poco debido a la rapidez del movimiento, pero se recuperó rápidamente ante la incertidumbre.

Lo primero que notó era que estaba en una habitación, vacía. No era la suya, eso lo tenía claro. Las paredes eran blancas, con una franja gruesa color azul en la parte alta de la pared. Había una estante de madera con muchos cajones, debajo de un espejo, al otro lado de la habitación se encontraba un sillón que fácilmente se podía volver cama. Un ventanal que cubría toda la pared interior y dos puertas, una debía de llevar a la salida, la otra seguramente a un baño. Lo único que no parecía normal en ese lugar era la máquina que sonaba constantemente a su lado y, por supuesto, la cama de hospital en la que se encontraba tendida.

Maldijo en voz baja, y, como si la hubieran escuchado, que estaba segura de que no, la puerta se abrió, dejando ver una señora regordeta que vestía un uniforme blanco. La señora la miró por unos segundos, aún sin creer que ella estuviera despierta, dejó mostrar una leve sonrisa y terminó de entrar al cuarto. Apretó un botón rojo que se encontraba al lado de su cama y se acercó aún más a ella.

– Hasta que te despiertas. – le tendió un vaso de agua que agarró de la mesa al lado de la cama e hizo un ademán de que se lo tomara.

Lo hizo, con ayuda de la enfermera claro, puesto que no se encontraba con la fuerza suficiente para tomarlo por sí sola, y al tomar el trago sintió un gran ardor en su garganta. Levantó su mano para llevarla hasta ella y en lugar de tocar la piel de su cuello, sintió una venda que la cubría. Miró a la enfermera asustada, pero esta sólo le sonrió de nuevo antes de tomar el vaso de vuelta.

– Llegaremos ahí después, antes necesito que me respondas unas preguntas, ¿de acuerdo? – asintió – ¿Cómo te llamas? – preguntó mientras comenzaba a hacer unas pruebas en ella.
– Sianna Clay – su voz sonaba ronca y seca, y las vibraciones de sus cuerdas vocales lastimaban su cuello.
– ¿Cuántos años tienes?
– Veintidós – respondió esta vez con cuidado.
–  ¿Cómo se llaman tus padres?
– Timmothy y Karen Clay
– Perfecto – respondió comprobando todo en la tableta de información. Apuntó unos resultados de las pruebas en la misma hoja y le sonrió de nuevo a Sia. – El doctor vendrá en unos momentos a responder todas tus consultas. Intenta tomarte el resto del agua y cualquier otra cosa, presionas el botón. – terminó antes de salir por la puerta y dejarla de nuevo sola.

Se estiró para tomar el vaso de agua e intentar dar un nuevo sorbo. El dolor que sentía para la poca satisfacción que le provocaba el agua realmente no lo valía, por lo que volvió a colocarlo en la mesa y se dedicó a esperar por el doctor. Porque, últimamente, parecía ser lo único que hacía, esperar.

Ian Mitchell

Una semana antes
– Su hija se encuentra en un estado de coma etílico. En resumen, la gran cantidad de alcohol en su cuerpo anuló la respuesta defensiva del organismo provocando que cayera inconsciente hasta que su cuerpo sienta que se ha repuesto lo suficiente, por lo que no sabemos por cuánto tiempo podría estar en el coma. Por ahora le suministraremos  vitamina B1, Tiamina, y la B6, Piridoxina, todo eso por vía intramuscular, esperando prevenir cualquier daño severo. Por ahora no puedo asegurar nada, pero posiblemente se encuentre fuera de peligro. – al momento de terminar, Ian pudo ver como la señora se atacaba a llorar y como su esposo intentaba débilmente consolarla puesto que él se encontraba también al borde las lágrimas.

Miró a la muchacha tendida en la cama y un gran sentimiento de indignación lo llenó. No entendía como los jóvenes podían tener tan poca consideración por el sentimiento de preocupación de los padres para llegar a ser tan ignorantes en las fiestas. Le parecía un acto inmaduro y estúpido que las personas no supieran contralarse cuando se tratara de bebidas alcohólicas y luego fueran sus familiares los que tenían que ocuparse de ellos.

– Gracias doctor, le llamaremos si hay alg. – sus palabras se cortaron puesto que la máquina comenzó a pitar más rápido y la castaña tendida en la cama comenzó a moverse como si estuviera convulsionando.

Se acercó rápidamente a ella y tocó su estómago con temor a que fuera lo que estaba pensado. Acercó el estetoscopio a su caja torácica, sólo para comprobar que sí era. Los gritos de los padres de la muchacha realmente lo distraían por lo que hizo una seña a la enfermera para que los sacara de la habitación.

La colocó de lado esperando que eso ayudara a que el vómito siguiera el camino que era, pero este parecía haber tomado un camino diferente. Ian maldijo en voz baja y la volvió a colocar sobre su espalda. Ya estaba obstruyendo las vías respiratorias y no se despejarían solas, tenía que actuar.

– Necesito anestesia local y un bisturí. Ya.

………………

Ian se quitó los guantes y los botó en el basurero que estaba designado para ello. Lavó sus manos y se limpió el sudor con una toalla. Respiró profundo, volvió a salir a la habitación y al ver que en realidad ella se encontraba estable de nuevo, salió de ahí. Inmediatamente al momento de hacerlo, los padres de ella llegaron sobre él.

– Pensé que había dicho que estaba fuera de peligro – atacó la mujer con una clara expresión de enojo en su rostro.
– Dije probablemente señora. – no era la primera vez que le gritaban por lo que no iba a perder la calma.
– Karen, por favor, déjame a mí – le pidió el esposo al ver que ella no se tranquilizaba. Bufó, asintió y caminó con dirección a la sala de espera, dejándolos solos. – ¿Qué sucedió?
– Se llama una broncoaspiración, cuando sobreviene un vómito o regurgitación, la sustancia queda acumulada en la boca y es llevada hacia los bronquios al momento de aspirar, lo que obstruye las vías respiratorias. Puesto que no salió fácilmente, le realicé una traqueotomía para que pudiera respirar de manera normal. En una semana le quitaremos el tubo y la herida sanará por sí sola, dejando una cicatriz muy pequeña, realmente no la notara.
– ¿Era absolutamente necesario? – preguntó luego de un gran suspiro.
– ¿Quiere a su hija viva?
– ¿Disculpe? Por supuesto que la quiero viva.
– Entonces sí, era absolutamente necesario. – completó antes de retirarse a su oficina. Había hecho todo lo que podía con ella. Ahora era decisión de ella si quería luchar por despertar o no.

Actualidad
– Hay un tratamiento que debería ayudarte, aún está en prueba, pero apenas me envíen los resultados que pedí te diré si es viable para tratarte, si no, ya buscaré una solución. –  intentó tranquilizar a su amigo, nunca le había gustado verlo asustado. Antes de poder continuar hablando, una de las enfermeras irrumpió en su oficina.

Ésta quedó paralizada al ver que Ian no estaba solo y se sonrojó levemente, luego de eso le siguió el miedo al ver el ceño fruncido de Ian, no obstante, decidió hablar antes de que la echara de ahí.

– Se despertó, la muchacha del 402, despertó – el ceño desapareció. Estaba realmente sorprendido puesto que luego del cuarto día sin ningún tipo de mejora no pensó que lo hiciera del todo.

Se rascó el cuello y miró a Luka.

– Tranquilo – Luka miró el reloj de su celular y por la expresión en su rostro descifró que habían hablado de más y que ya iba tarde para otra cosa – tengo que irme de todas maneras. Nos mantenemos en contacto, ¿sí? Y cualquier noticia me dices. – ambos se levantaron del sillón y se despidieron con un abrazo antes de que Luka saliera de la oficina.
– De acuerdo, vamos a ver. – le hizo un ademán a la enfermera para que le pasara la tableta y leyó la información mientras tomaba camino a la habitación.

Abrió la puerta y pudo ver a la castaña jugueteando con la vía en su brazo. Bufó y cerró la tableta, para luego acercarse a su cama.

– No juegues con eso, puedes terminar con un hematoma en tu brazo y no es lo que necesitamos en este momento. – habló distrayéndola de su actividad y volteando su vista para mirarlo.

Ian pudo determinar la clara confusión en su rostro al verlo, pero no quiso preguntar el porqué.

– No estaba jugando, sólo estaba viendo.
– De acuerdo, al parecer todo está bien, milagrosamente. – prosiguió ignorándola – Por ahora podrás tomar sólo líquidos, la garganta te va a lastimar por algunas semanas más, pero si tomas los analgésicos a la hora que te los de la enfermera no habrá ningún problema, por ahora todo será por medio de la vía para no lastimar más tu garganta puesto que hasta hace unas pocas horas quitamos el tubo. Intenta beber sólo cosas frías y con sumo cuidado. Pero el resto parece estar todo en orden, ¿alguna pregunta?
– ¿Qué me pasó?
– Entraste en coma alcohólico, se complicaron las cosas y tuve que hacerte una traqueotomía para que pudieras respirar y hasta ahora, una semana después, te despertaste.
– ¿Una semana? – asintió – ¿Y mis padres?
– Se fueron el tercer día que seguías en coma, dijeron que cualquier cambio les llamáramos.
– No me extraña, ni siquiera sé por qué pregunté.

Simplemente asintió ante la incomodidad de la situación.

– Cualquier otra pregunta, llamas a la enfermera – añadió señalando el botón y saliendo de ahí. En realidad no le interesaba mucho tratar con ella. Era una niña pedante y con plata que pensaba que el alcohol era una broma y que el dinero podría resolver cualquier cosa, por lo tanto, mientras más rápido le dieran de alta, mejor para él.

Se acercó a la recepción del piso donde estaba Norma, la enfermera, recién colgando el teléfono, al verlo, su cara se contrajo e intentó ver para cualquier otro lado mientras se acercaba a ella. Eso no era bueno.

– ¿Qué sucede? – le preguntó al llegar a su lado.
– Los padres de Sianna, la muchacha del 402, dicen que no vendrán,
– ¿Qué?
– Y que la dejarán al cuidado del hospital por el próximo mes y medio. – terminó, sin llegar a verlo.
– Ni que fueramos sus niñeras, claro que no, la directiva del hospital no – paró al ver que Norma contraía aún más el rostro – La directiva ya lo aprobó, ¿cierto? – asintió.  
– Dicen que lo implementan como un programa de rehabilitación.
– Sí, por supuesto. Un programa de rehabilitación que llena sus bolsillos con millones. – bufó y tomó camino a su oficina, tenía unas llamadas que hacer. Esto no se quedaría así.
hi:
Hola! Lamento la tardanza, pero las fechas me matan   lo importante es que ya lo subí y espero que les guste, y, en serio, me hice doctora para el capítulo, no saben cuantos blogs de médicos leí para hacer la parte de Ian jaja, pero bueno, espero que les guste.  

___________________________________________

Lost in the light
and I don't know
what night is
avatar


Ver perfil de usuario
--------
--------

Volver arriba Ir abajo

Re: playboy.

Mensaje por wang. el Lun 04 Ene 2016, 8:33 am

dkjsajjkds realmente estoy encantada con Ian. Me encanta su personaje, es tan
Me encanto la pequeña parte con Luka. Ahora todas saben que si se va a curar. Yo solo quería dejarte el suspenso a vos.
La verdad es que hiciste muy bien el papel de doctora. Estaba super metida en el tema y te juro que por momentos no entendía como era posible que supieras todo eso. Los blogs siempre le salvan.
Por otra parte no se como me cae Sianna. Tenia ganas de cachetearla, pero solo porque ya la considero mi amiga, y si mi amiga hace eso, sinceramente me enojaría mucho. Vamos a ver como reacciona Kara cuando se entere.
Pero por otra parte la entendí porque sus padres no son los mejores del mundo y con padres así quien no se ahogaría en alcohol. just saying.
Voy a mirar el lado positivo, al menos conoció al sexy doctor. Yo me quedaría internada por voluntad propia con un doctor como Ian.
Me encanto el capitulo Ally. Espero el siguiente con ansias
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: playboy.

Mensaje por changkyun. el Lun 04 Ene 2016, 10:49 am

POR FAVOOOOOOOOOOOOOOOOOORRRRRRRRRR
AME EL CAPITULO COMPLETAMENTE, ALLY ESCRIBIS HERMOSOOOO.
la cosa es que, me encanto por completo. Los sentimientos de sianna me llegaban a mi, y me hacia desesperarme porque no debe ser lindo sentirse atrapada en tu propio cuerpo.
Ayyyyy me sacaron la duda (mas o menos) de lo que le pasaba a Luka.
No se como aun no hicimos tramas, ya estoy mandando mensajes para que hablemos sobre ello ah.
Ian es un genio, Ally el tiempo que te tomaste para saber todo eso y escribirlo tan genial que cualquiera lo puede entender, te admiro, en serio. Mi capitulo es un poroto al lado de lo que hiciste vos.
Esperemos a la próxima chica, de nuevo Ally me sorprendes con lo lindo que escribes. Besos 
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: playboy.

Mensaje por Black Widow. el Mar 05 Ene 2016, 7:40 am

Me encantó tu capítulo Ally asdfghjklñ Me sentí como ver un capítulo de anatomía de Grey como extraño mi porno gay xDDD. Estoy deseando saber que va a pasar a continuación con Sianna e Ian. Creo que me he enamorado de Ian okno xD Estoy deseando saber como continua.
Vic tu capítulo también me encantó. Luke me pone de los nervios. Tengo ganas de matarlo y hacerme un lindo collar con sus dientes(? okno. Me da pena que Kara vaya a tener que lidiar con semejante cretino:c 
Echaba mucho de menos leeros<3 Yo ya tengo mi cap listo solo falta darle unos últimos retoques
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: playboy.

Mensaje por November. el Mar 05 Ene 2016, 12:08 pm

OMG, ame el capítulo, el personaje de Ian es maravilloso, te quedo justo como un doctor debería ser, hablando técnicamente y todo. Me gusto mucho, sigo con la duda de lo que le pasa a Luka. 
Sentí todo lo Sianna sentía, fue increíble, tienes una manera de escribir que transmites al lector los sentimientos del personaje, me frustre bastante cuando no se podía mover, jajaja, espero a la siguiente 
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: playboy.

Mensaje por Black Widow. el Miér 06 Ene 2016, 12:32 pm


CAPITULO 004

Black Widow. || my muse || siguiente: car dio.
Ellos nunca habían establecido una conversación de verdad en la vida. Su máximo intercambio de palabras había sido: “¿Desea algo más?” y él ni siquiera le había dirigido una mirada de interés y había negado con la mano, sin apartar la vista de su revista, murmurando algo que debió sonar como: No gracias. Solamente tráeme la cuenta. Y ella se había apartado, no demasiado ofendida por su comportamiento, y había marchado a por la cuenta. La verdad es que a Zarek nunca le habían interesado las mundanas sin popularidad ni glamour ni dinero. Le gustaba estar colmado en la gloria de los flashes de las cámaras, los murmullos sobre él que procedían de las personas de su alrededor. Nunca le había importado si hablaban de él bien o mal, sólo que hablaran y hablaran y hablaran… Dándole importancia. Estar en la boca de la gente era lo que realmente importaba.


Él jamás habría pensado alguna vez en acabar en semejante cuchitril asqueroso, sin camareros bien vestidos llamándole Monsieur Simpson, ni manjares con precios tan elevados que la mayoría, por no decir toda  la población de clase media, no podría permitírselo ni aunque empleara el dinero de su jubilación, ni reservas con meses de antelación… No sabía que había pasado exactamente pero el confort de ese lugar, la calidez, el ambiente familiar y hogareño, lo habían transformado en uno de sus sitios favoritos. Siempre iba acompañado por alguna chica, su futura conquista (servía muy bien debido a que podría jugar el papel de joven prometedor que es modesto y quiere vivir en el anonimato de una vida normal) o a la que iba a dejar (era mejor en público porque era poco probable que montara una escena y si lo hacía nadie de allí los conocía). Pero eso había sido hace mucho, en un tiempo muy lejano que recordaba con nostalgia.

Ya no entraba con mujeres hermosas ni con aires de fanfarrón. No, todo eso había pasado a ser historia. Él había fijado sus ojos en ella: la rubia de piernas largas que trabajaba por las tardes, de cinco a nueve. Su nueva víctima pero, en términos con más tacto, su musa. Se dedicaba a ir todas las semanas que podía, sentarse en su rincón,  sacar el blog de dibujo y ponerse manos a la obra. Pedía algo de beber, como café, té o simplemente un refresco, depende de la estación en la que se encontrara. Nunca algo de comer, se podría ensuciar las manos y manchar las hojas.

Lo cierto es que aquella rubia de la que desconocía su nombre no era su camarera frecuente. Solamente habría hablado con ella dos veces: la primera vez cuando ni siquiera la miró, demasiado ocupado en examinar un artículo de Art News que hablaba sobre una de sus obras y la segunda cuando le atendió ya que Lottie, la chica que se encargaba de su mesa, había tenido un contratiempo de última hora. Si, recordaba muy bien ese día. Llovía un poco, como era típico en los últimos días de otoño y ella llevaba su cabello corto por encima de los hombros. Desde ese entonces, hace un par de meses, había dejado de traer chicas y sólo tenía ojos para ella. Ahora a ella le había crecido bastante el pelo y lo solía mantener en una coleta alta, dejando su cara sin maquillar despejada.

Zarek entró esa tarde en el local, dirigiéndose a su mesa y sentándose. Sacó el blog de dibujo, como era costumbre, y buscó con sus castaños ojos el rostro angelical de su musa. No tardó en encontrarla, allí, atendiendo a un par de jóvenes con el ceño fruncido de quien está concentrándose al tomar nota de algo. Suspiró, inspirado,  y agarró un lápiz de 2H de su larga colección de lápices de dibujo, comenzando por un simple boceto. Comenzó recordando la noche pasada, con aquella modelo rumana que venía a una sesión de fotos de Kara. La conoció en la fiesta que celebraron después. ¿Cómo se llamaba? ¿Oana? ¿Poppa? ¿Carina? No lo sabía. Tampoco es que le importara mucho. Eso sí, recordaba su acento extraño a la hora de hablar y sus ojos de un suave color azulado típico de las europeas de esa zona. Era graciosa la forma en la que pronunciaba su nombre. Sairek. O la manera tan cómica en la que trataba de hacerse la interesante. Señor, era una modelo, ¿no se supone que debería de saber cómo seducir a un hombre?

Primero hizo los simples esquemas de la estructura de la joven desnuda. Había pensando en retratarla tumbada sobre una cama, con un brazo sujetándole la cabeza y su rubia cascada cubriéndole los senos redondos. A Zarek se le conocía por la característica de plasmar la esencia humana en sus cuadros, como si estuvieran vivos. Sus ojos con el brillo característico de los humanos, las fracciones y las sombras… Todos los que habían visto sus obras pensaban lo mismo: parecía que en cualquier momento el dibujo se pondría a moverse, caminando hacia ti y saliendo del cuadro. Y eso le hinchaba el globo rojo de su egocentrismo provocando que despegara unos metros más altos, rompiendo las leyes de lo posible. Sabía de sobra que era muy bueno en lo que hacía.

Se río un poco por lo bajo, cuando le vino a la cabeza el fresco recuerdo de la modelo extendiéndole un número de teléfono y la dirección de un hotel. Le había dicho: Voi fi aici pentru câteva săptămâni . Sunteți invitați să vină și să mă vadă când doriți, Sairek que en español sería algo así como: voy a estar aquí un par de semanas. Estás invitado a venir a verme cuando quieras, Zarek. ¿Él que había hecho después? Ah sí. Un por supuesto, preciosa en su básico rumano y luego se había marchado guardando el papelito en uno de sus bolsillos.
 
Una sonrisa burlona se dibujó en su rostro. Poppa, Carina o como diablos fuera solo sería el esqueleto de su creación, el resto sería su musa. Contempló a su musa y mordisqueó ligeramente la punta del lapiz. Era una manía que tenía desde que empezó a dibujar, a los cuatro años, y todavía no había conseguido deshacerse de ella. Plasmó la forma de su pelo, o como se imaginaba que era suelto, y sus delgadas y finas fracciones en el papel. Cambió de lapiz, usando uno más oscuro para las sombras y se sumergió en su mundo. Se preguntó como se sentiría pasear sus dedos entre su larga melena o el olor que desprendería su piel. Y siguió trabajando y pensando e imaginando hasta que su teléfono sonó, despertandolo de su fantasía.
 
Bajó la vista a su bolsillo, molesto, y metió la mano, sacando el aparato. En la pantalla se apreciaba el nombre de Constanța en letras blancas. Wow, a si que así se llamaba ella. Hizo una mueca de disgusto y se planteó por un momento si atender la llamada o no. Quizás si no lo hacía su reputación podría caer cruelmente. Cerró los ojos, tomando un sorbo de la taza del café casi vacío, y levantó una mano, llamando la atención de Lottie y señalando su taza mientras sus labios decían échame más. Lottie asintió y Zarek desvió la mirada, descolgando la llamada.
 
Que sea lo que Dios quiera, pensó.
 
—¿Si? —preguntó.
 
Al otro lado de la línea se escuchó una débil respiración y luego la voz grave de la rumana.
 
—Buna, ¿te pillo ocupado?
 
Quiso decir que sí, que estaba extremadamente ocupado en los próximos veinte años así que no le molestara pero se contuvo. Calló, se relajó y fingió, poniendo una voz amistosa y despreocupada:
 
—Claro que no, guapa. ¿Quieres algo?
 
Sintió como la joven sonreía al otro lado.
 
—Acabó de terminar otra sesión de fotos y estoy sola aquí, en la habitación de mi hotel y pensé que a lo mejor te apetecía pasarte un rato y así me enseñas algunos de tus bocetos, como me prometiste ayer por la noche.
 
Zarek se maldijo por dentro al prometer semejante cosa borracho y quiso inventarse una escusa pero nada le salió. Mierda. Mierda, mierda, mierda pensó. Tenía unas ganas enormes de golpearse la cabeza contra la mesa de madera.
 
—Por supuesto. Estaré allí en media hora.
 
Luego colgó antes de escuchar su voz decirle algo. Dejó el teléfono sobre su blog y frotó sus ojos cansadamente. Después frustrado llamó a Lottie para que le atendiera y pidió la cuenta. Dejó lo que tenía suelto y una generosa propina como de costumbre y se puso en pie, guardando sus cosas y saliendo por la puerta. Antes de marcharse lanzó una mirada rápida sobre su hombro, topándose con el rostro de su musa observándole. Los ojos de ella, de un profundo gris azulado, le miraban con un aire inquietante que hizo sentirse incómodo y desnudo. Zarek la dejó de mirar y salió del local velozmente.
 
[...]
 
Raven trabajaba a medio tiempo en una cafetería no muy lejos de la estación de metro. Básicamente se pasaba el día viajando de aquí para allá en el transporte público. Su pequeño apartamento no se encontraba cerca de la universidad privada a la que iba y se podía permitir gracias a su beca trabajada con sudor y esfuerzo y por la que tenía todas las mañanas que levantarse una hora antes para arreglarse y coger el autobús con tiempo para llegar a clase, y tampoco se encontraba cerca de la academia que asistía para músicos y actores a la que también podía asistir gracias a otra beca y el descuento que tenía por ser profesora de piano. No y ni siquiera estaba a una distancia aceptable de su trabajo de medio tiempo. Sí, Raven Monnett tenía una vida muy ajetreada sin tener en cuenta que tenía un grupo de rock con el que ensayaba todos los sábados en el garaje del batería, Mathew.
 
Vivía sola en el centro, en un piso de no más de cincuenta metros cuadrados, en un séptimo con vistas a más edificios enladrillados y el sonido del tráfico constantemente. Encima de ella vivía una vieja loca que siempre andaba gritando a las cenizas de su difunto marido y al lado al típico subnormal amante de las obras que no tiene otra cosa que hacer que ponerse con el martillo a las doce de la noche. Se dedicaba a dar martillazos a la pared que daba a su casa y se podía tirar horas y horas… Por eso no estudiaba en casa, si no en la biblioteca de la universidad y comía en casa de su padre, ya que le pillaba bastante más cerca. La rutina diaria de Raven era despertarse a las cinco y media de la mañana, darse una ducha rápida y darle de comer a Lilith, su gata. Después de eso se vestía —agradecía que fuera un uniforme porque así no debería de pensar mucho— y metía en su mochila los libros que tocaban. Salía de casa, cerrando la puerta con doble vuelta de llave y corría a la parada, comiendo una tostada por el camino. Luego pasaba una larga jornada de clase, aguantando tonterías de sus compañeros ricos los cuales no habían conseguido sobornar al director y la junta educativa para entrar en la clase de oro y tenían que conformarse con la medalla de plata, estudiaba un rato en la biblioteca y comía con su padre si el Destino se sentía benevolente. Si su padre se encontraba en casa la llevaba encantado a la academia y le deseaba un buen día, acompañado de un cariñoso beso en la frente que le hacía cosquillas por la barba. Daba clase, aprendía un poco más y tomaba otro tren para ir a la cafetería, donde trabajaba toda la tarde.
 
Y ese día no había sido distinto al resto salvo que más de una vez se había sentido vigilada pero cuando se había girado, en busca de los ojos acechadores que la perseguían, se había encontrado con nada. Quiso pensar que la falta de sueño y el estrés comenzaban a hacer mellas en ella. Atendió a los clientes y obtuvo el suficiente dinero de la propina para poder comprarse algo de camino a casa. Se moría de hambre. Se dedicó a limpiar las mesas, a eso de las ocho menos algo, cuando se topó con un cuaderno de dibujo en una de las mesas de los clientes de Lottie. Con extrañeza lo recogió, buscando por los dos lados el nombre del (o la) propietario pero nada. Era ligero y de color negro y parecía muy caro. Se preguntó qué clase de dibujos habría allí dentro pero no los miró, pensando en la privacidad del dueño. Giró sobre su eje y se aproximó a su compañera.
 
—He encontrado esto en una de tus mesas —le anunció, haciendo un ligero gesto con la cabeza hacía el lugar donde lo había encontrado—. Creo que es uno de tus clientes. ¿Sabes a quién pertenece?
 
Los profundos ojos oscuros de Lottie se quedaron observando el objeto durante un momento, buscando en su alborotada mente de quien se trataba hasta que su rostro se iluminó, dando a entender que ya sabía de quién era.
 
—Ah sí. Es de un chico que suele venir de vez en cuando. Se le habrá quedado hoy. Parecía muy ocupado y…
 
—Realmente no me interesa cómo luciera, Charlotte —le cortó Raven, irritada—. Es tu cliente así que supongo que deberías darle tú esto —le extendió el objeto.
 
La otra sonrió, ignorando la brusquedad de su compañera y dijo, en un timbre de voz alegre y risueña:
 
—Pues me parece que no, Rav —empujó el blog hacía su pecho, sin borrar aquella absurda mueca de felicidad. Raven sintió las ganas de corregirla pero algo le dijo que sería mejor que se mantuviera callada—. La jefa y yo tenemos que irnos de viaje durante un tiempo, ya sabes, temas de la tienda y eso y mañana no voy a estar aquí por lo que, ya que lo has encontrado tú. ¿Por qué no se lo das tú cuando vuelva? —eso sonó más bien a una orden que a una pregunta de cortesía. Se limitó a asentir, apretando los dientes con violencia—. Entonces perfecto, Rav. Devuélveselo y asunto resulto.
 
Raven ya se estaba girando, recogiendo sus cosas ya que su turno había acabado y alejándose por la puerta cuando la escuchó gritar:
 
—Y sonríe, nena. Sonríe.
 
Raven tuvo el impulso de alzar el dedo de en medio y sonreírle con una mueca tan burlona y venenosa que dejaba claro el mensaje de: muérete, perra. Fuera hacía frío y pensó cansadamente que estaba lejos de casa. Cerró los ojos e inspiró el aire de la calle y comenzó a andar hacía la estación de tren, sintiendo las piernas pesadas. Dentro, en comparación con el exterior, hacía muchísimo calor y la marea de gente caminaba en distintas direcciones. Raven se colocó los auriculares, poniendo a todo volumen el disco de Black Widow de In This Moment y se coló en uno de los trenes, el cual le dejaba más cerca de su casa. Gracias a Dios encontró dentro un asiento libre y dejó la mochila a sus pies y el cuaderno en su regazo. Quizás debería de guardarlo pero temía que con la presión de los libros y el uniforme le doblara alguna parte. No quería enfrentarse a un cliente de Lottie indignado por semejante estupidez. Sinceramente lidiar peleas no era su punto fuerte así que lo llevo en la mano todo el camino a casa. Cuando llegó a está lo dejó en la cama de su habitación, lanzándole una mirada de advertencia a Lilith, quien contemplaba con ojos curiosos el nuevo objeto. La echó del cuarto y se desabrochó la corbata, dejándose caer en el sofá como si de un cuerpo inerte se tratara y colocando sus delgadas piernas sobre la mesa de centro.
 
Se pasó la mano por la cabeza, bufando cosas sin sentido y encendió la televisión, buscando algo interesante. Debería de sacarse el carnet de conducir pronto, ya tenía dieciocho años y era hora de tener uno pero no sabía si podría afrontar el gasto de un seguro, gasolina… Hizo un gruñido con la garganta. No podía dar más de sí y quizás debería de buscar algún trabajo más para el coche pero no tendría tiempo ni siquiera para dormir y la carrera de Criminología le estaba saliendo más cara de lo que pensaba. No quería acabar como si madre, básicamente viviendo de lo que ganaba un hombre hasta el resto de su vida, sin poder de elección alguno. Cambió de canal varias veces, hasta convencerse de que nada interesante habría a esas horas y se puso en pie, decidida a echarse una siesta antes de ponerse a estudiar. Arrastró los pies por el suelo y quitó el blog de dibujo dejándolo en la mesilla de noche antes de tumbarse. El olor a hojas le inundó las fosas nasales y la hizo caer un profundo sueño, sin imágenes ni sonidos ni nada que recordar.
Holiwis:
Jei chicas(? Bueno, aquí les dejo el capítulo, espero que les guste. No quise tardarme mucho para no atrancar la n.c. Estoy muy orgullosa de el y espero que les guste tanto como a mí mi trabajo. Espero sus comens y el siguiente cap de car dio. 
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: playboy.

Mensaje por Meteora el Miér 06 Ene 2016, 12:48 pm

AY CHICAS CÓMO PUEDE SER QUE SE ME HAYA PASADO EL CAPÍTULO DE ALLY. LOS ESTOY LEYENDO A LOS DOS PARA COMENTAR LOS CAPÍTULOS APROPIADAMENTE CUANDO TERMINE. ENCIMA ES MI TURNO (me cambié el nombre, jé(?)). AL FIN VOY A ESCRIBIR, ESTOY EMOCIONADA.
CUANDO PUEDA LES PASO LOS COMENTARIOS Y EL CAPÍTULO, PROBABLEMENTE MAÑANA O PASADO YA VAN A TENER TODO.
LAS QUIERO<333
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: playboy.

Mensaje por changkyun. el Miér 06 Ene 2016, 1:35 pm

AYYYYYYYYYYYYYYYY OTRO CAPITULO, ESTOY TAN FELIZ DE QUE ESTO NO SE ESTANQUEEEEE.
voy a comentar el capitulo mas tarde porque aun no tengo mucho tiempo, después de que haga otra cosa que tengo antes, lo comento como se debe <3
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: playboy.

Mensaje por changkyun. el Jue 07 Ene 2016, 11:14 am

Me saque de loca comentando:
Primero que nada, lo digo: HANSOL NO TENES DERECHO DE MIRARME ASÍ PELOTUDO QUIEN SASSSSS bueno.

y él ni siquiera le había dirigido una mirada de interés y había negado con la mano, sin apartar la vista de su revista, murmurando algo que debió sonar como: No gracias. Solamente tráeme la cuenta.
Me imagine a Hansol con apariencia de Gringo de alta sociedad, osea como que todo egocéntrico, me encanta y a la vez me cae mal. Re bipolar bueno.

Ya no entraba con mujeres hermosas ni con aires de fanfarrón. No, todo eso había pasado a ser historia.
Me morí.

a conoció en la fiesta que celebraron después. ¿Cómo se llamaba? ¿Oana? ¿Poppa? ¿Carina? No lo sabía.
Me tente, no se, los nombres por favor.

A Zarek se le conocía por la característica de plasmar la esencia humana en sus cuadros, como si estuvieran vivos. Sus ojos con el brillo característico de los humanos, las fracciones y las sombras… Todos los que habían visto sus obras pensaban lo mismo: parecía que en cualquier momento el dibujo se pondría a moverse, caminando hacia ti y saliendo del cuadro.
woahhhhh mujer, me encanta esa parte <3 me gusta como lo narraste, demasiado hermoso ah.

Se río un poco por lo bajo, cuando le vino a la cabeza el fresco recuerdo de la modelo extendiéndole un número de teléfono y la dirección de un hotel. Le había dicho: Voi fi aici pentru câteva săptămâni . Sunteți invitați să vină și să mă vadă când doriți, Sairek que en español sería algo así como: voy a estar aquí un par de semanas. Estás invitado a venir a verme cuando quieras, Zarek. ¿Él que había hecho después? Ah sí. Un por supuesto, preciosa en su básico rumano y luego se había marchado guardando el papelito en uno de sus bolsillos.
Estaba por abrir el google translate, te lo juro. Esa perra ya no me cae bien bueno.

Y ese día no había sido distinto al resto salvo que más de una vez se había sentido vigilada pero cuando se había girado, en busca de los ojos acechadores que la perseguían, se había encontrado con nada.
Hansol (perdón que no lo llame por el nombre de personaje, pero se me hace mas cómodo) ¿Como puedes volver loca así a la chica? CalmateeeeE

Raven tuvo el impulso de alzar el dedo de en medio y sonreírle con una mueca tan burlona y venenosa que dejaba claro el mensaje de: muérete, perra.
Raven me cae re bien pls <3333 ily

Arrastró los pies por el suelo y quitó el blog de dibujo dejándolo en la mesilla de noche antes de tumbarse. El olor a hojas le inundó las fosas nasales y la hizo caer un profundo sueño, sin imágenes ni sonidos ni nada que recordar.
baba baba baba baba baba baba baba baba baba baba baba baba baba baba *olor a hansol* ahre no.
Te juro que me encanto el capitulo, como escribes, los personajes, todo. Ya quiero saber lo que viene después de esto, de verdad que lo ame con toda mi alma (lo ame mas que a Hansol, así que siéntete orgullosa de ti misma) y nada eso, esperemos a la siguiente  
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: playboy.

Mensaje por wang. el Jue 07 Ene 2016, 3:13 pm

Por favoor Nad. Creo que tuve un colapso nervioso leyendo tu capitulo. Sabia que escribías bien porque ya había leído muchas cosas tuyas pero realmente me dejaste con la boca abierta con este capitulo.
El personaje de Zarek me encanto, no se. Me pareció super interesante y al segundo renglón ya estaba enamorada de él. Es que plis, Vernon como Zarek es la gloria.
Me encanta la forma que tiene de describir a Raven, como la imagina y la devoción que le tiene. Idk. Quizás luego me parece un hijo de su madre, pero en este cap me mato.
En cuanto a Raven, la amo tambien. Me encanta su personalidad. Lo responsable que es, y como aguanta todo eso. Yo sinceramente me rendiría antes del medio día. Quiero màs tramas con ella.
y omg, se llevo la libreta donde están todos los dibujos de ella y kldjalksjdals quiero que la vea, quiero saber que va a pasar.
Espero el cap de May así podemos avanzar con la nc. Realmente estoy muy emocionada.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: playboy.

Mensaje por November. el Jue 07 Ene 2016, 4:43 pm

Goood, Zarek es un dios, tenía leyendo tres letras y ya estaba profundamente enamorada de él, que sea de esos artistas increíblemente payasos y mujeriegos es maravilloso pero a parte su actitud, no sé, le da mucha personalidad. Pobre Raven, me imagino que debe ser difícil poder mantener sola tantas cosas. Yo estudio criminología y es la cosa más difícil de la vida, tienes que tener mucho modo y disposición jaja xd Espero el siguiente r7u7r
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: playboy.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.