O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» .Look at the flowers.
Hoy a las 10:50 am por yagmur.

» Mafia Jackson {Muro Interactivo}
Hoy a las 10:24 am por blackstairs

» it ; fichas
Hoy a las 10:11 am por rumancek.

» yes no maybe
Ayer a las 9:48 pm por Stark.

» être dans la lune.
Ayer a las 9:09 pm por Ongniel

» Simplemente, no te quiere. {One Direction}
Ayer a las 8:54 pm por Litzyg

» Trouble, love&shows {NC. 3er tema
Ayer a las 8:48 pm por Litzyg

» something strange
Ayer a las 6:50 pm por jackson.

» time to float.
Ayer a las 6:16 pm por buffay.

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

THIS IS UCLA, TOO

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

THIS IS UCLA, TOO

Mensaje por bomb. el Vie 13 Nov 2015, 5:03 pm

ficha:


Ficha de la Novela


 Título: THIS IS UCLA, TOO.
 Autor: Colectiva.
 Género: Romance, drama, comedia - Generales.
 Aclaraciones: Pequeños fragmentos narrados por los personajes secundarios de la novela colectiva UCLA University.
 Adaptación: No.
 Advertencias: Depende de cada escritora, ella avisará.
 Otras Páginas: Links debajo. NO al plagio.

THIS IS UCLA, TOO



  La Universidad de California, Los Ángeles; mejor conocida como la UCLA, es una universidad pública. Se ubica en el área residencial de Westwood dentro de la ciudad de Los Ángeles. Fundada en 1919, es el tercer campus más antiguo del sistema Universidad de California. Ofrece 337 programas de licenciatura y postgrado en un amplio rango de especialidades. Con un cuerpo estudiantil de aproximadamente 29,000 estudiantes de licenciatura y 13,000 estudiantes de postgrado, UCLA es la universidad con el mayor número de estudiantes del estado de California y la universidad más popular en términos de aplicaciones en los Estados Unidos.

  En 2013, UCLA se convirtió por primera vez en la universidad pública más selectiva de los Estados Unidos, superando a UC Berkeley, con una tasa de aceptación de aproximadamente 2 estudiantes por cada 10 aplicantes.

  En esta universidad los conocimientos adquiridos son bien recompensados ¿Pero te has preguntado lo que sucede dentro de sus fraternidades?

  Eso es algo que tienes que vivirlo. Cómo miembro de una fraternidad jamás debes de revelarle al resto de la sociedad que es lo que hacían en sus minutos libres, en las fiestas o reuniones. Lo vivido dentro de aquellas paredes son secretos que se irán contigo hasta la tumba.

  La vida universitaria no es como la pintan, no siempre todo son los estudios. Estudiar en esta universidad trae muchas recompensas, creces como persona y descubres como hacer nuevas amistades pero también ofrecen una experiencia única, y esa es la de formar parte de alguna de las Sororidades de esta Alma Mater. ¿Pero cómo lidiamos con los problemas que surgen en la vida de las  fraternidades?

  Los nuevos estudiantes no saben cómo se manejan las cosas, y los viejos se entretienen aprovechándose de estos. Las novatadas de casi todas las sororidades rayan en la ridiculez. Y las rivalidades entre estas casas se mantienen como tradición.

  Un nuevo años ha llegado y por ende nuevos integrantes a estás fraternidades...

  Alpha phi, Epsilon Mu, Delta Tau y Sigma Xi…
  
  Cada fraternidad tiene su historia, cada fraternidad tiene sus reglas, si te unes eres un hermano y jamás dejarás de serlo. Pero siempre debes guardar ciertos secretos.

¿A cuál de estas fraternidades quieres pertenecer?

¿Quién dijo que la universidad era solo un recinto para estudiar?


Código.

+ Es obligatoria. El code es mío.
Código:

<center><div style="background-image: url(IMAGEN O GIF DE TU PJ); width: 500px; height: 250px; border-right: 8px ridge #00087D; border-left: 8px ridge #00087D;"></div><link href='http://fonts.googleapis.com/css?family=Waiting+for+the+Sunrise' rel='stylesheet'  type='text/css'><div style="font-family: 'Waiting for the Sunrise', cursive; text-shadow: black 2px 2px 2px; color: #FFF30D; font-size: 50px; margin-top: -10px;">[b]TÍTULO[/b]</div><div style="background-color:transparent;width:500px;border-left:2px solid #00087D;font-family:'verdana';font-size:12px;padding-left:7px;text-align:justify;">[right]Nombre de los personajes|Nombre de la escritora.[/right]
Capítulo.</div></center>

avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: THIS IS UCLA, TOO

Mensaje por bomb. el Vie 13 Nov 2015, 5:04 pm

Links de Interés.

+ Edito.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: THIS IS UCLA, TOO

Mensaje por bomb. el Lun 21 Dic 2015, 8:09 pm

A First Date

Dylan Murrae » Kimberly Lance.||Didi » Vics.

Chequeé por última vez mi bolso, cerciorándome de que llevaba todo lo que pudiese necesitar para mi día de buceo con Kimberly y una vez que estuve seguro me eché el bolso al hombro y salí de la casa Mu rumbo a la Phi, donde había quedado en recogerla. Distraído y nervioso no me di cuenta de que me había retrasado unos diez minutos así que empecé a correr, me maldije a mí mismo por haber sido tan torpe y cuando llegué a la casa Phi, llamé a la puerta suplicando a los cielos que cualquier otra chica menos Kim me abriera, así tendría quizás unos pocos minutos para recuperar el aliento y planear una disculpa por mi retraso. Pero, no contaba con tanta suerte y fue ella la que me atendió
— Hola... —mis mejillas arden al verla ahí parada frente a mí con una mueca, — Lamento el retraso... — musito con nerviosismo y llevo una mano a mi nuca para rascarla algo incómodo y avergonzado, ella solo rueda los ojos y me sonríe simpática.
— No es la mejor manera de empezar pero tienes todo el día para compensarlo — toma su bolso el cual se cuelga al hombro dejando en evidencia la musculatura de sus brazos. Llevaba unos shorts de jean rasgados, sandalias y una remera holgada que dejaba ver su ombligo. — ¿Vamos?
Asiento con torpeza y comienzo a caminar a su par hacia el estacionamiento de la casa Mu, que no queda muy lejos, puesto que le he pedido a Ethan las llaves de su camioneta prestada para poder llevarla, me ha costado un mundo pero ha accedido, y abro la puerta para ella una vez estamos enfrente. No hemos dicho nada en todo el trayecto y no me caracterizaba por ser un chico precisamente callado pero ella me intimidaba un poco, bastante.
— Y... eh... ¿cómo has estado? — pregunto en un balbuceo y me golpeo mentalmente por ser tan tonto, arranco el motor y conduzco fuera del estacionamiento.
— Bien —dice sin más acomodándose en el asiento para verme luego de abrochar su cinturón —. Pensando en los retos para mis novatas, en que sean lo suficientemente crueles y que me convenzan de que tienen lo que hace falta para ser parte de las Phi —sonrió cruzándose de piernas— ¿Qué hay de ti? ¿Te han asignado ya tu reto? — Se toma el atrevimiento de encender la radio para que suene suave de fondo y se dispone a mirarme mientras conduzco. Suspiro y trato de relajarme, diciéndome a mí mismo que ya he entablado conversación con ella antes y no ha salido mal, y esto será igual.
— No, aún no. — Respondo y hago una mueca — Me asusta un poco lo crueles que puedan llegar a ser. ¿Sabes? no quiero tener que dañar a nadie para entrar, he oído de algunos retos anteriores y han sido horribles. — Murmuro con algo de gracia y la miro — No seas tan cruel con tus novatas, es decir... las iniciaciones nunca son fáciles. — la miro por un instante y sonrío con gracia no hablo muy enserio pero tampoco es completa broma.
— Ser novata no es fácil, yo también lo fui —se encoge de hombros—. Últimamente estoy siendo un poco mala de más, no seré buena con ellas o... Mis retos tratarán de superarse a sí mismas, buscaré sus mayores miedos y las haré superarlos — carraspea y le resta interés haciendo un ademán con su mano—, aun no tengo el de todas pero aunque me odien en el momento me lo agradecerán a la larga —afirma segura de ello—. Creo que los Mu son más crueles, te deseo suerte en lo que sea que te toque y ojalá E tenga piedad de ti —se burla con una sonrisa—. Y si debes dañar a alguien... ¿Qué más da? Estoy segura que si alguno debe dañarte a ti no lo dudará, en UCLA es así, la ley del más fuerte, o impones respeto o te pasan por arriba —frunce sus labios.
— Sí pero eso no te hace mejor que el otro. Yo no podría... — digo y hago una mueca — Prefiero ganarme el respeto de los demás siendo cortés y amable, la educación siempre está primero. Imponerse y faltar a los ideales de los demás hasta tal punto de humillarlos y pasarles por encima es lo que tiene a esta sociedad en un plano tan decadente. El ser tan individualista, y egoísta no te deja nada bueno. — Afirmo y la miro con toda plenitud cuando me detengo en un semáforo en rojo — Terminas perdiendo a las personas que realmente te quieren por ello, y terminas además, rodeado de gente falsa que solo espera verte caer. —sonrío a medias y vuelvo a arrancar cuando escucho el claxon del carro detrás nuestro, conduzco por la costa hacia el muelle.
—Woow Dy —exclama soltando un suspiro profundo—. Acabas de describir mi vida desde el día en que entré en UCLA ¿Sabes? Me gustaría a veces enmendar los errores del pasado pero... Ya es tarde, me gustaría ser como tú, ser bueno digo, porque, lo poco que sé de ti es que... Eres bueno —sonríe de lado—. Pero —alarga dicha palabra—, no puedo volver el tiempo atrás —se encoge de hombros—, lo hecho, hecho está y ya pago las consecuencias de mis actos por ello.
—Te equivocas Kim...— murmuro y la miro algo sonrojado — ¿Puedo decirte así? — Pregunto y vuelvo a mirar al frente, estábamos por llegar — Nunca es muy tarde para tratar de enmendarte. Si ser como eres ahorita no te está funcionando y te perjudica más de lo que te beneficia entonces no lo sigas haciendo. ¿Sabes? Las personas que más te quieren, así las hayas lastimado, si te quieren enserio sabrán perdonar. Claro... esto no quiere decir que lo hagan de una vez, o que sea fácil conseguir su perdón. — digo y me encojo de hombros. — Yo no me considero bueno, no puedes decir si alguien es completamente bueno o completamente malo, porque siempre hay algo de bondad en alguien malo y algo de maldad en alguien bondadoso, es cuestión de hallar un equilibrio... algo así como el ying y el yang. —Sonrío — Ya me callo, no es mi intención sermonearte ni mucho menos aburrirte con mi parloteo... — musito con gracia....
—Te daré la razón, y créeme, no estoy acostumbrada a hacerlo —advierte risueña—, y además te llamaré cuando necesite un buen consejo, si es que no es mucha molestia, claro —sonríe de una forma que se marcan pequeños hoyuelos en sus mejillas—. Intentaré ser mejor aunque... Es difícil cuando tienes a todos parloteando acerca de ti y como bien dices, esperando que caigas —frunce sus labios.
— Hey, siempre que necesites. — sonrío ampliamente y aparco en el estacionamiento del muelle. — No hagas caso de lo que los demás digan, vives más y vives mejor cuando dejas de preocuparte por "el qué dirán". Tú no comes ni vives de ellos, sé tú misma y lograrás muchas más cosas de las que te imaginas. Eres una chica maravillosa, estoy seguro. — afirmo y hago un ademan hacia el muelle, donde están todos los barcos encallados y señalo a uno de modesto tamaño. — Es el barco de mi amigo, debe de estar esperándonos.
—Estuve toda la semana esperando este momento —ríe de forma adorable y un leve rubor se divisa en sus mejillas—, estoy bastante entusiasmada y no tengo idea de que debo hacer aun —toma su bolso y sigue mis pasos—. Es un gran barco —abre sus bonitos ojos verdes más grande de lo normal.
— No es muy complicado. — Sonrío — Solo tienes que saber nadar — río — Carlos nos llevara a un lugar donde hay una especie de arrecife, es muy bonito. Ya he ido antes, hay muchos peces y corales y es seguro. — me encojo de hombros y subo al barco antes que ella para ayudarla.
— ¡Dylan! — la voz de Carlos nos interrumpe su acento latino es bastante marcado, me giro hacia a él y lo saludo.
— ¡Hermano! ¿Cómo estás? — pregunto con entusiasmo y él asiente y mira por encima de mi hombro hacia Kimberly.
— Muy bien, ¿quién es la señorita? — pregunta y me hace a un lado antes de tomar la mano de Kim y dejar un beso en ella. — Mucho gusto señorita. — le sonríe y yo ruedo los ojos apartándolo de un tirón.
— Carlos ella Kimberly, Kimberly él es Carlos. Es un idiota. — me burlo y él enarca ambas cejas hacia mí haciéndose el indignado.
— No soy un idiota. — Reprime y yo río —Vuelve a decir una estupidez así y juro que te doy de comer a los tiburones. — farfulla y le da una sonrisa a Kim antes de alejarse unos metros para empezar a desencallar el bote.
— Ñe...—me volteo hacia la rubia y sonrío —No le hagas caso no habla enserio. — Sonrío — ¡Él se moriría sin mí! — exclamo lo suficientemente alto como para que me escuche y él bufa, haciendo a Kim reír. Me gusta su risa.
— ¡Por favor señor Carlos, no le haga daño a Dylan, él es un buen chico! — Dice riendo más relajada ya que en principio pude notarla un poco nerviosa o más bien, desorientada— ¿Sabes? Hacia demasiado no salía de UCLA y esto es hermoso— se acerca a mirar hacia el agua con una amplia sonrisa—. Realmente genial, ya estoy demasiado ansiosa por ver los peces de colores y todo lo que me has dicho —sonríe y habla cual niña entusiasmada—. Gracias Dy —toma mis manos y deja un beso en mi mejilla para luego ir a ver qué es lo que está haciendo Carlos.
— Soy novata en esto, ¿Me dirá que tengo que hacer y no dejarán que los tiburones me coman, no? —Ríe viéndonos a ambos agachada a su lado siguiendo cada movimiento de él.
— Oh, niña. — Carlos exclamó con excesiva dulzura — No te comerán los tiburones, yo no dejaría que eso pasara, ahora respecto a Dylan... — se encogió de hombros. — Bah... tampoco lo dejaría, es un tonto pero es mi amigo. — sonrió y se levantó caminando hacia el timón para fijar el rumbo.
— Bucear es fácil. — le digo a Kim llegando a su lado y Carlos asiente en concordancia.
— Sí solo tienes que asegurarte que tu equipo de buceo esté bueno y ya está, él hace todo el trabajo. Tu solo disfrutas — dice el moreno y nos sonríe. — ¿Sabes? Estaba ansioso de conocerte, en todos los años que llevo conociendo a Dylan jamás había traído a una chica bucear. — se burló y eso solo hizo que me sintiera avergonzado.
— Eso quizás sea porque a las chicas usualmente no les emociona la idea. — comento y encojo de hombros. — A Kimberly le gustan los deportes, ¿verdad?
—Pues si —dice con un tanto de emoción—, esto era una cuenta pendiente, así que... —me mira con dulzura y una bella sonrisa dibujada en su rostro— Gracias —parece que realmente estaba entusiasmada porque aquella sonrisa no se borraba de su delicado rostro y por lo poco que la conocía podía notarla vital y feliz—. He empezado hasta boxeo, hago pesas, son pasatiempos que nadie sabe —asiente al ver mi cara de confusión—, nadie más que tú ahora mismo—, aunque no dejo el ejercicio de las animadoras, ese ya es parte de mi ¿Y tú Dy? ¿Entrarás a algún equipo?
Arrugo la nariz y niego con la cabeza divertido.
— No soy un chico atlético. — me río — Prefiero la música o un buen libro, y quedarme tendido en la cama. — admito algo avergonzado porque ella es una chica sumamente activa y yo soy algo así como una morsa.
— Él es como... ¿sabes esas morsas gordas y casi inútiles del polo norte? Bueno, así — se burló Carlos y yo lo fulmino con la mirada mientras ella ríe.
— ¡Gracias Carlos! — exclamo sarcástico y empiezo a colocarme mi equipo de buceo. —No obstante de vez en vez me gusta venir a bucear o surfear. — me encojo de hombros y sonrío. Se carcajea y acaricia mi hombro.
—Pues si sabes disfrutar de la buena música y un buen libro te ganas mi respeto —asiente divertida—, solo diré que la comparación con una morsa no me agrada en lo más mínimo — arruga su nariz en un gesto de desagrado—. Tu eres lindo y... Adorable, además estás bien Dy —toca mi abdomen con su palma abierta—. Estas... Bien —finaliza y niega algo avergonzada mientras se quita su ropa ya que debajo llevaba una bikini lo cual no me había percatado hasta ese momento. Aparto mi mirada de su cuerpo y muerdo mis labios con el rostro rojo, ella está distraída y no lo nota hasta qué…
— ¡Ay! — Chilla Carlos — ¡Dylan, pareces un tomate! — se burla, Kim me mira y yo siento mi cara arder más que nunca y fulmino a Carlos con la mirada.
— Te odio. — gruño entre dientes y él se ríe.
— Y dime Kimberly... ¿tienes novio? — pregunta y es oficial quiero lanzarme por la borda.
— ¡Carlos! — le reclamo y él solo ríe. Ella vuelve a reír divertida mientras se coloca su traje de buceo y hace un esfuerzo en vano por abrochárselo.
— No, no tengo —dice sin más y suspira carraspeando— ¿Me ayudas? —Pide dándome la espalda la cual está al descubierto y no ha sabido colocarse bien el traje.
— Si... — balbuceo y me acerco a ella. Acomodo la parte de sus hombros, pues no ha quedado muy bien y con manos torpes termino por subir la cremallera del traje.
— Ya está. — digo y corro mis manos por sus hombros con delicadeza antes de apartarme de ella con delicadeza.
— ¿Ya llegamos? — pregunto a mi amigo y el asiente. Miro a Kim — Eh... ¿lista?
Asiente y toma mi mano temerosa y entusiasta.
—Siempre y cuando no te alejes de mi —pide mirándome con una tierna sonrisa—. Por favor.
— No lo haría. — afirmo mirándola a los ojos. — No importa qué, estaré ahí. — le sonrío y la ayudo a ponerse el arnés con los tanques de oxígeno y luego me coloco los míos, entonces Carlos le explica cómo usarlos y yo la observo atontado porque ella es hermosa y en verdad me gustaría llegar a conocerla a fondo...
—Gracias Carlos —lo nombra con un acento extraño que me hace sonreír—. Bien, supongo que... ¿Estamos listos? —Pregunta mirándome— Tu... Guíame —sonríe viéndome a los ojos.
Le devuelvo la sonrisa y me lanzo al agua primero y luego ella me sigue, entonces tomo su mano y acomodo la válvula de oxígeno en mi bocal igual que ella y nos sumergimos. La vista es asombrosa, el agua es muy clara y los corales y peces son de colores brillantes. No podemos hablar pero las palabras sobran al ver el asombro y la felicidad en su rostro mientras contempla todo a su alrededor.
Esta aferrada a mi mano y nada más profundo pasando su mano libre entre los pequeños peces los cuales toca con delicadeza y podría jurar que ahogó una risa al hacerlo. En principio, debía ser yo quien la guiaría pero al final ella está tan entusiasmada que no puede contener sus ganas de recorrer nuestros alrededores y todo es perfecto. Sonrío mentalmente porque ella constantemente está tirando de mí, y me mira con emoción y los ojos brillantes de alegría mientras observa todo a nuestro alrededor, parece una niña... ella es adorable. Nado un poco más cerca de ella y entrelazo los dedos de nuestras manos.
Me hace un leve guiño y acaricia con su otra mano nuestras manos entrelazadas en una especie de agradecimiento antes de seguir nadando ahora, mas juntos, mientras disfrutamos del paisaje y yo, disfruto de estar con ella. Una media hora después estábamos emergiendo a la superficie, saque la válvula de mi boca y le sonreí.
— ¿Qué te pareció? —Le pregunto divertido porque puedo ver la emoción aun plasmada en su rostro. Quiso hablar y aún tenía la válvula en la boca por la cual ambos reímos hasta que se la sacó.
— ¿¡Que qué me pareció!? Fue de las experiencias más hermosas de mi vida, Dylan —sonríe ampliamente—, estaré eternamente agradecida por esto —se acerca y me abraza con dulzura—. Gracias, porque... Has caído del cielo en el momento preciso y eres lo único bueno que me ha pasado en este período de tiempo —se separa del abrazo para mirarme con ternura.
— Creo que tu ropa está por allá. — sonrío haciendo una seña con la cabeza hacia  una parte del barco. — Aunque... el traje de buceo te sienta bien. — río a medias — Carlos llévanos a la orilla — le pido a mi amigo y el asiento. Ríe apenas y se levanta.
— ¿Gracias? —Arruga su nariz— Pero me sentiré más cómoda para comer con mi ropa —dice y se aleja unos pasos para quitarse el traje quedando en bikini una vez más y se coloca sus shorts sin ponerse la musculosa la cual tiene en su mano y se acerca a mí una vez más sentándose a mi lado. La observo, su perfil, pues ella está mirando hacia el frente y me pierdo en su belleza, me encuentro balbuceando en mis pensamientos y callando en gran parte lo que quiero decirle.
— No eres como creía. — Comento de pronto y cuando me mira aparto mi mirada y miro el horizonte — No eres la niña estirada y materialista que aparentas ser. — Prosigo — Quizás estoy apostando mucho por ti, pero con lo poco que hemos compartido hoy podría jurar que te conozco más que muchos de los que te rodean. — La miro de reojo y suspiro — Eres linda siendo tú misma... — admito — Ojalá y algún día se lo dejes ver a los demás... — murmuro y la miro. Ríe apenas negando.
— Alguna vez me lo han dicho —se encoge de hombros—, soy así con quien me agrada, y con quien me trata bien. Y tú, has hecho ambas cosas —siento su cabeza apoyarse en mi hombro—. Tampoco te conozco demasiado, aunque si me gustaría hacerlo, porque... Eres lindo, por fuera y por dentro solo que a diferencia de mí, sueles serlo con todos ¿No? —Ríe apenas y siento su mano acercándose a la mía y rozando  nuestras palmas para tomarlas y nos miramos unos instantes.
—Muchachos, hemos llegado —grita Carlos yendo hacia nosotros y Kim se levanta como por acto reflejo cuando lo ve— ¿Interrumpo? Oh, oh —me mira con cierta pena mientras la rubia niega.
—Descuide señor —ríe apenas bajando la mirada—, solo hablábamos —dice sin más adelantándose a la proa.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: THIS IS UCLA, TOO

Mensaje por bomb. el Miér 13 Ene 2016, 4:39 pm

Niñas, si sabes que ya pueden comentar, ¿no? Estaré actualizando prontamente. Saben también que pueden ir subiendo sus propios apartados aquí, ¿no?  Esto es de todas y para todas.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: THIS IS UCLA, TOO

Mensaje por bomb. el Miér 20 Ene 2016, 6:35 pm

Starlight Tears

May Cox » Louis Tomlinson||Didi » Vics.
Faltaban tan solo minutos para medianoche cuando lo vi venir a lo lejos con su típico caminar despreocupado, fumando un cigarrillo. Llevaba puestas unas bermudas de jean, zapatillas y un buzo verde el cual tenía una capucha la cual se quitó, al saber que no había nadie más allí aparte de mí.
— Buenas noches —mordió su labio y luego se acercó a mí, besándome cortamente—. Aquí estoy —sonrió de lado. Le sonreí de vuelta y volví a sentir ese nudo en la boca de mi estómago, ese que aparecía cada vez que él lo hacía. Alisé mi vestido sin necesidad alguna más que calmar un poco mis nervios y asentí quedamente sin mirarlo.
— Gracias por no dejarme plantada — murmuré tomando su mano y entrelazando nuestros dedos. Comenzamos a caminar lejos de la casa Phi, sin rumbo alguno, siempre había sido así y la verdad es que no importaba, jamás había importado cuando estaba con él. Estaba más callado de lo normal, por no decir que él jamás se había caracterizado por ser alguien silencioso. A lo poco me di cuenta de que nos estábamos dirigiendo hacia el estacionamiento de la casa Tau, aun lindo descapotable rojo del cual me abrió la puerta del copiloto.
—A la playa —dijo viéndome—, Eso querías ¿No? — cuestionó luego de que entró al vehículo y cerró la puerta por mí.
— Sí... — respondí — Estás callado... mucho. — Susurré viéndole de reojo — No tienes que hacer esto si no quieres, no es una obligación, tampoco me lo debes... — musité y miré a través de la ventanilla, aún seguimos en el estacionamiento. — Puedes irte si quieres...
—No quiero, May —afirmó encendiendo el vehículo —. Quiero hacer esto, lo mereces y... Lo necesito —acarició mi rostro viéndome de reojo, mientras con su otra mano aferraba el volante—. De verdad quiero hacerlo.
Me mordí el labio y aparté su mano de mi mejilla, para llevarla a mis labios, dejé un suave beso en su palma y luego la bajé entrelazándola con la mía, sobre mi regazo. Volví mi mirada a la ventanilla observando las luces de la ciudad en nuestro camino a la playa.
Cuando bajamos del auto la playa estaba desierta, no es para menos considerando la hora. Tomé su mano y él entrelazó nuestros dedos y me tomé un tiempo para quitarme mis sandalias y sentir la arena entre mis dedos estaba fría, y el clima era fresco. Lo miré y la luz de la luna en su perfil sólo lo hacía más atractivo. Esperé a que dijera o hiciera algo, porque sinceramente yo no me atrevía a intentarlo, entonces sonrió naturalmente viendo hacia el mar que rompe en la arena con aquel armonioso sonido que resulta música para mis oídos y, sabía que también para los de él, sabía que él adoraba la playa y más en la noche, sabía muchas cosas y las que no, podía leerlas en su mirada azul oscura que se fijó en mí.
— ¿Sabes? No pudiste haber escogido un lugar mejor —dijo sin soltar mi mano, sentándose en la arena y estirando sus piernas, ofreciéndome un espacio en ellas para yo sentarme y así lo hice. Apoyé mi espalda contra su pecho, al instante sus fornidos brazos se enredaron alrededor de mi cintura, apegándome más a él y una sensación de pertenencia me abrumó. Por Dios que me mentí a mí misma muy tontamente si algún día me dije que ya lo había superado. No lo había hecho, en lo absoluto. Estar ahí era como volver a tener trece años, volver en el tiempo y sentir que podía hacer lo que quisiera porque con él no tenía que comportarme como una burócrata de cuarenta y tanto de años, sino como una niña, porque para él estaba bien, incluso con nuestra diferencia de edad, era solo… Solo yo, y solo él, y no tenía que ser perfecta para que me quisiera, porque él me quería así, toda desastrosa como yo era.
— ¿Qué más romántico que una noche de playa? — dije medio en broma, medio enserio — Será un lindo recuerdo. — susurré y miré hacía el océano, haciéndome a la idea de un adiós; porque eso era. Un cierre a nuestro capítulo, a una historia que no tuvo un final feliz en su momento y tampoco lo tendrá ahora, al menos no del todo. — Y algún día, cuando tenga nietos o hijos, les hablaré de ti. — murmuré sin poder evitar la sonrisa que se formó en mis labios cuando él rió.
— Tendrás cosas mejores de que hablarles a tus hijos y nietos — dijo con su característico humor. —. Aunque... Es cierto que el primer amor nunca se olvida ¿No? Por eso siempre estarás en mi corazón May, pase lo que pase — me miró y yo lo miré a él, siempre había amado explorar los distintos tonos de azul, y por años estos habían sido los modelos perfectos de muchas de mis obras. Alzó una de sus manos y con delicadeza la posó sobre mi mejilla, su caricia fue suave, y poco a poco se fue inclinando hasta que nuestros labios se rozaron, entonces comenzamos a besarnos. Me acomodé de medio lado para poder seguirle con mayor comodidad y cuando nos separamos por falta de oxígeno, pude obtener esa hermosa vista del azul de sus ojos murmuré:
— Tú siempre serás una de esas “cosas” importantes. — ladeé mi cabeza y me volví a inclinar para besarlo cortamente — Tú fuiste, eres y serás mi primer… todo — reí, pese a que estaba hablando en serio. — Y nadie jamás va a poder cambiar o borrar todos los buenos recuerdos y las enseñanzas que me has dejado. — susurré acariciando su rostro, su barba raspó en mis manos, haciendo cosquilla y aproveché de acomodarme en su regazo, ubicándome a horcajadas — Siempre serás importante para mí, siempre tendrás un lugar importante en mi corazón. — afirmé y lo besé, lo besé tan intensamente, como si la vida se me fuese en ello.
Sus manos bajaron por mi espalda lentamente, acariciándola suavemente, mientras nuestras bocas se fundía en una sola y pese a que el clima era fresco, incluso algo frío, no me permitió sentirlo en ningún momento. Bajó sus labios por mi mentón, indispuesto a dejar de besarme, inclusive cuando nuestras respiraciones se han vuelto pesadas y dificultosas. Subí mis manos a su cabello, enredándolas en él, las suyas bajan un poco más, aferrándose a mis caderas; sentí mi corazón acelerarse, y delante de mis parpados desfilaron tortuosas imágenes de cuando éramos jóvenes, entonces subí su rostro y volví a unir nuestros labios, devorándolos sin prisa, deseando que aquel momento simplemente no se acabara jamás. Bajé mis manos por su cuello, acariciándole quedamente, seguí hacía su pecho, introduje mis manos bajo su sudadera, acariciando la piel de su torso, levantó sus brazos permitiéndome sacarla del camino. Esta vez fui yo la que bajó sus besos por su cuello, más no me detuve ahí, seguí por sus clavículas y luego por su pecho, dejando besos furtivos y descuidados por sobre sus tatuajes, mientras tanto él volvía a subir sus manos por mi espalda, sin prisa y con mucha delicadeza para bajar los tirantes de mi vestido y cuando yo vuelvo a subir a su cuello, él se inclina y sus labios acarician suavemente la piel desnuda de mis hombros.
Bajó con lentitud sus manos, llevando consigo la tela de mi vestido, dejando mi sujetador a la vista y cuando las volvió a subir deshizo el broche de este, lo empujé suavemente sobre la arena fría y volví a repartir besos por todo su torso. El calor se arremolinaba en mi vientre y se acumulaba en mis mejillas, cada que sus manos me tocaban en áreas que solo habían sido accesible para él, y nada más que para él. Mi cuerpo estaba sobre el suyo y sus manos pasaban lentamente de mis caderas hacia mis muslos adentrándose en la falda del vestido, mi piel se erizó ante su tacto. Una de sus manos jugaba con el elástico de mi prenda íntima mientras me tomaba por la nuca para volver a besarme en los labios.
Algo así como un gemido se quedó atrapado entre nuestros besos y sus dedos exploraron una zona prohibida para cualquier otro que no sea él, haciéndome temblar y ese fue el detonante para que cientos de recuerdos marcharan frente a mis ojos. Sentí un dolor en mi pecho que me quitó la respiración, y aun así no me di cuenta de que estaba llorando hasta que mis lágrimas saladas, se mezclaron en nuestro beso.
— Louis — jadeé y me separé solo lo suficiente como para poder esconder mi rostro en el hueco entre su cuello y su hombro, dejé un beso ahí a la par que un sollozo se escapó de entre mis labios. Esto dolía, decir adiós a alguien a quien no querías dejar ir dolía, dolía como no se hacían una idea. Dolía como el infierno y solo alguien que hubiese amado de la misma manera en la que yo lo amaba podría llegar a entender alguna vez por qué dolía tanto.
— ¿Qué pasa May? — preguntó dejando de tocarme, me separó de él lo suficiente como para mirarme a la cara y sus manos acunaron mis mejillas.— ¿No es esto lo que quieres?
Me aferré a él, incapaz de responder por el llanto que me había ahogado. No lo entiende, él me había superado en gran parte, yo no. No había podido, solo había pretendido que había seguido adelante sin él, que ya no me importaba cuando la verdad era que solo lo enterré en lo más profundo de mi corazón esperando así que algún día todos esos sentimientos murieran por si solos, junto con gran parte de mi persona.
— Yo... — murmuré y lo miré — Yo no quiero decirte adiós. — admití con la voz en un hilo, apartando mi mirada de sus ojos. Era patética, una niña tonta y enamorada, simplemente patética — Pero necesito acabar con esto. — acaricié su rostro con toda la dulzura de la que he sido poseedora y sí lo necesitaba, por más que me doliera sabía que en algún momento tendría que superarlo, era un capítulo de mi vida, de su vida, que había que cerrar por más que me doliera. — Te amo Louis y probablemente nunca deje de hacerlo. — susurré pegando mi frente a la suya, haciendo mi mayor esfuerzo por no seguir llorando — Quiero esto pero quiero que tú también lo quieras... ¿lo quieres? — pregunté, no quería que sintiera que tenía que hacer esto por mí, como si tuviese alguna especie de deuda conmigo por haberse ido, porque no la tenía, para nada. Yo lo había perdonado ya, hacía mucho tiempo, lo había entendido y había fracasado en mi esfuerzo porque no me afectara.
— Quiero cerrar esta historia May —besó mis labios—, considero que ambos debemos despedirnos, para siempre, de esta manera —dijo con suavidad pero aun así sus palabras cortaron como cuchillos en mi piel porque sabía que él ya no sentía lo mismo y que esta de verdad sería la última vez que estaríamos juntos.
Se separó apenas para colocar su sudadera extendida sobre la arena y volvió para besarme mientras fui recostándome delicadamente sobre esta. Nuestros besos se intensificaron, y pude sentir a mi corazón acelerándose de una manera inexplicable, latía tan duro contra mis costilla que de cierta forma me daba miedo de que se llegaran a romper o de que él pudiese llegar a escucharlo. Sus manos eran abrasivas contra mi piel y al mismo tiempo se sentían como la más fina de todas las sedas, deslizándose por todo mi cuerpo, deshaciéndose de cada prenda que estaba de más entre nosotros. Su toque me enciende y me enloquece, siempre lo había sido así, él sabía perfectamente cómo hacerme delirar. Me estaba llevando a las nubes, para después dejarme caer de la forma más dura y brutal, quizás debería ser un poco menos cruel conmigo e irse en ese preciso momento. Si volviese a desaparecer, o quizás debería ser yo la que se fuese. Pero no lo hice, no me fui, y no lo aparté ni lo detuve, en cambio solo seguí aquel juego malicioso, realizando aquel acto carnal que me llevaría devuelta al hospital psiquiátrico en Suiza.  
Él jamás había sido tierno en algo así, su instinto masculino siempre lo había llevado al borde de la rudeza, así que era conocedora de lo mucho que se estaba esforzando por no hacerme daño, por hacerme querer sentir la dulzura de sus caricias y besos. Sabía perfectamente que cuando todo aquello terminara tendría que buscar la mejor manera de recogerme a mí misma porque él… Él había terminado haciéndome añicos.
Quería correr, no podía verlo cuando volvía a tener mis ojos llenos de lágrimas, no quería seguir fastidiándolo con todos estos sentimientos que tenía, con mis cursilería y cosas de niña enamorada, acomodé mi vestido rehuyendo de su mirada azulina y una de sus manos se deslizó por mi espalda.
—May —suspiró sobre mi nuca apartando mi cabello para dejar suaves besos en mi cuello — May, ¿estás bien? — Acarició mi brazo desnudo, más no confiaba en mi voz como para responderle así que me limité a asentir con la cabeza, pasando varias veces mis manos por mis ojos, tratando así de borrar mis lágrimas.
— May — suspiró sentándose de vuelta— ¿Vamos? — me tomó entre sus brazos, conteniéndome sin siquiera saberlo, quemándome sin siquiera pensarlo, consumiendo lo último de mí cordura sin siquiera imaginárselo.
— Sólo... — mi voz salió más rota de lo que pretendía, entonces inspiré profundo, tratando de tranquilizarme un poco, de acallar todo lo que sentía y ser un poco más fría. — Dame tiempo Louis. Yo puedo con esto. No seré la primera ni la última a la que le hayas roto el corazón. — murmuré y miré mis manos — Te superaré y quizás hasta podamos ser amigos. — dije sintiendo mis lágrimas caer por mis mejillas — Sólo... sólo dame tiempo. — susurré cerrando mis ojos con fuerza, sus brazos se ciñen con más fuerza alrededor de mí y no dijo nada. Solo el ruido del mar y los latidos de su corazón es lo único que puedo escuchar, me acomodé en mi lugar siendo lo suficientemente masoquista como para acurrucarme en el calor de su pecho una vez más y ocultarme entre sus brazos, como cuando era pequeña y no sabía nada de la vida más que él me estaba importando más de la cuenta, fueron buenos momentos. Ahora todo se había ido a la mierda y esto era una despedida, una terrible y muy dolorosa despedida. Y estando en ese estado de depresión masiva a punto de decirle adiós para siempre que me di cuenta de que yo había construido las bases de lo que soy ahora, afianzándome por completo en él y es por eso que cuando se fue, — la primera vez —, quedé tan malditamente destruida y desolada, ahora me volvía a pasar lo mismo, solo que no era tan colosal el daño o sí, pero quizás podría recuperarme más rápido o quizás solo estaba siendo demasiado ilusa conmigo misma y me estaba mintiendo porque él siempre iba a ser el chico del cual caí completa y estúpidamente enamorada por primera vez. Él siempre iba a ser ese estúpido chico que me enseñó a hacerme valer por mi propia cuenta, que mi opinión valía y que era yo la dueña de mi vida, que podía tomar mis propias decisiones y que estaba bien si cometía errores, porque era humana, de esos de carne y hueso igual que él, que todos, que era una niña y que estaba bien actuar como tal incluso cuando dejara de serlo y aun así sería buena. Tomé su mano y entrelacé nuestros dedos antes de enfrentar su mirada.  
— Eres el mejor. — susurré y besé su mejilla — Te quiero Louis , siempre será así. Tienes un lugar de por vida en mi corazón y... gracias... por todo — murmuré y hago mi mayor esfuerzo por sonreír, porque pese a que estoy destruida no quiero preocuparlo ni quiero hacerle creer que es su culpa, —aunque así sea —.
—Y tú en el mío May —dijo suave, con toda sinceridad y una media sonrisa se dibujó en su rostro—, Siempre serás mi pequeña May y no volveré a fallarte —suspiró—, te daré tu tiempo, tu espacio, y sé que a la larga encontrarás a alguien casi tan genial como yo. Que te amará como lo mereces — trató de bromear acariciando mi mejilla aunque sabía que sus bromas solían ser enserio.
— Nadie tan genial como tú, pero supongo que algo encontraré. — seguí el hilo de su broma y sonreí, diciéndome a mí misma que puedo dejar el llanto para después y disfrutar del escaso tiempo que me queda así con él.
— De veras lo siento May, pero... Yo ya no puedo corresponderte como lo hice en su momento —admitió y sus palabras me atravesaron como dagas más hice mi mayor esfuerzo porque no se notara, del todo —, Ya no somos los mismos, me alejé de ti, luego... Nos alejaron... Pasaron tantas cosas y ahora solo quedan aquellos recuerdos hermosos de que fuiste y siempre serás mi primer amor — dijo con sinceridad y dulzura viéndome directo a los ojos.
— Al menos he hecho algo bien. — murmuré y aparté mi mirada de él fijándola en el horizonte — Lo entiendo Louis ... tú seguiste sin mí y eso está bien — afirmé— , Yo… Yo no supe cómo hacerlo sin ti o así, no sé... ya aprenderé. Estaré bien, tranquilo.
—Lo siento —repitió levantándose y estirándome su mano—. Crees que... ¿Crees que hicimos lo correcto en venir aquí esta noche? Porque no quiero recordarla como una triste despedida, eso... No sería sano para ninguno de los dos.
Tomé su mano y me levanté de la arena.
— Depende de cómo lo quieras ver Lou. — dije aferrándome a su brazo — Triste o no, no me arrepiento. — traté de convencerle, pues era la verdad, y le sonreí — No lo veas como una despedida. — dije — No desapareceré de nuevo, solo... será un hasta luego y quizás, no. Estoy segura de que en un futuro no muy lejano quedaremos en una linda amistad. No te vas librar tan fácil de mí, ¿eh? — comenté con gracia ignorando el chillar de mi corazón
—Lo que menos quiero es alejarte de mi vida May, ya te lo he dicho, te daré tu tiempo y espacio, pero de veras quiero ser tu amigo, ese al cual le puedas confiar tus secretos, si quieres y sin que tu hermano se entere, porque me mata, fumarnos un porro de vez en cuando, salir a beber y hablar, hablar como lo hacen los buenos amigos —sonrió de lado, condenándome a la muerte de por vida.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: THIS IS UCLA, TOO

Mensaje por Invitado el Miér 20 Ene 2016, 7:02 pm

Bueno yo... Ahora mismo tengo el corazón partido en dos, y no odio a Louis simplemente porque es mi Louis y lo amo, sino, lo odiaría...
No había leído nunca que se podía comentar acá y por eso no lo había hecho pero, ya que estoy, no puedo pasar por alto el rol Kylan que me llenó de feels demasiado. Porque Dylan es tan lindo y cute? Me enamora cada vez más, es como... Es como todo amor y me mata ♥ La primera cita Kylan ♥ 
Pasando al Mouis... Mi corazón está partido en dos... Que digo? Ya no sé en cuantos pedazos se partió después de leer eso del pov de May, Yisus! Louis es un rompecorazones y esta vez no se sintió bien, lloré literal, pero es que... A él ya le robarón su corazón, y shoro, también se lo van a romper, lo merece, por puto y malvado, aii basta, me dio muchos feels, encima el pendejo reiteraba lo de despedida, que insensible, basta, no puedo con esto, me voy a llorar.
TE AMO DIANA. queria dejarlo en claro.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: THIS IS UCLA, TOO

Mensaje por chanyeol. el Miér 20 Ene 2016, 8:50 pm

Yo no se que decir... Dylan es tan hermoso y un ser perfecto que me mata... Dylan se merece un altar. Tiene un lugar guardado en el cielo... El Kylan fue bastante bello, quiero uno pa' mi, pero me fregué. Shingao.
Y el Mouis... Bueno, no se que decir... Baia baia  Sólo que... No sé. No tengo palabras... Fue lindo, espero el siguiente...
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: THIS IS UCLA, TOO

Mensaje por Cam el Miér 20 Ene 2016, 9:09 pm

Voy a shorar, eso fue hermoso, perfecto en mil sentidos, lo amé no sé, mis feels mouis que ni siquiera sabia que tenia murieron por eso sad
Y bueno, el Kylan... También lo amé, o sea es que no me salen mas palabras xd fue muy bello, los shippeo mucho, dylan es demasiado cute, me cae re bien y Carlos si, tuve que volver a leer para acordarme de su nombre xd me dio demasiada risa idk why
Y weno... Me voy a poner a editar el muna ya mismo bc quiero que lo lean y me muero de emoushon
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: THIS IS UCLA, TOO

Mensaje por tango. el Miér 20 Ene 2016, 9:47 pm

Me uno a las que no sabían que se podía comentar, je.
Pero ahora que puedo, ay... Fue como pasar de corales, agua, Dylan, amor y todo lo bello y alegre a una melancolía que te saca los feels más dolorosos que podes imaginar. Y lo digo porque estaba bastante celosa de ambos ships, pero me nacio el amor al leer a Kim tan feliz y qué decir, el nene es un dulce. Es bello es amable es... Es... No sé, es tan perfecto este personaje que leería de su pov todo el tiempo.
Sobre Mouis, como dije fue doloroso pero debuna manera hermosa, no me sorprende que Louis ande por el mundo rompiendo corazones (?) pero desde el pov de May fue tan angelical, tan delicado e intenso a la vez que te dan ganas de matar a Tomlinson por ser tan... Tan Louis, tan seductor sin intención de nada. Y sí, eran una pardja casi perfecta... Osea, plz, ddbo decirlo... Sexo nocturno en la playa, la despedida perfecta para una relación.
Ya, fue hermoso, fueron hermosos... No, osea... El mouis me dejó estática, no pensé sentirme así con el ship. Bravo, chicas.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: THIS IS UCLA, TOO

Mensaje por Cam el Jue 21 Ene 2016, 1:34 pm

to the moon...

Michael Clifford » Luna Longwood.||Cam » Di.

Mis ánimos no están por los cielos cuando llego a mi primera clase, pero no podría esperarse menos de mí. Escaneo el salón de clase en busca de un asiento, el cual no tardo en encontrar pero lo que me llama la atención es la persona que está sentada en la silla de al lado. Su cabello fue lo que atrajo mi mirada; rojo brillante, casi naranja. Sigo observándola y me percato de lo blanca que es su piel, casi como la mía. Parece muy concentrada en dibujar algo en su libreta puesto que no me ve mientras acomodo mi cabello y me acerco a ella. Viéndola de más cerca, logro reconocerla; hace poco había estado en la casa Tau, buscando al líder por una razón que me es desconocida. Una sonrisa coqueta aparece en mi rostro a la misma vez que me siento, ella aún no me nota.  

—Hola, belleza. — decido saludarla y se sobresalta, luego se gira a para mirarme —¿Me recuerdas?
— Es difícil no hacerlo, tu cabello es extraño. — comenta después de examinar mi rostro por un par de minutos, mirando hacia mi pelo.
—Bueno, no es que el tuyo sea muy normal tampoco. — recalco fijando mis ojos en sus mechas naranjas por unos segundos antes de continuar  —Creo que no nos presentamos formalmente, — extiendo mi mano, la sonrisa no abandona mi rostro en ningún momento —soy Michael, Michael Clifford.
—Luna, Luna Longwood. —dice y toma mi mano, con eso me doy cuenta de que es bastante suave. —Un gusto Michael.
—No sé como es que no había hablado contigo, dulzura, — le doy un suave apreton a su mano antes de soltarla y ella rueda sus ojos ante el apodo, puedo ver que está reprimiendo una sonrisa —Si estás en todas mis clases. —río levemente recostandome en el espaldar del asiento.
—Tonto tú, que no lo pensaste antes. — sonríe ahora si, pero a medias. Trata de usar mi mismo tono coqueto, pero se sonroja levemente —¿Estamos en todas? —pregunta algo "sorprendida" y se encoje de hombros.
—Si, soy un tonto, porque me estaba perdiendo de una charla con una chica tan linda como tú. — guiño mi ojo en su dirección —Estoy casi seguro de que sí... ¿Cuál es tu carrera?
—Artes Visuales. — responde, su sonrisa se amplía —Eres un ligón. —se burla negando ligeramente con su cabeza.
—¡Ah! Por eso es que te veo tanto, estudiamos lo mismo. — explico riendo —Un poco, pero es que una chica como tú se merece todos los halagos.
—Ligón. — repite y ríe conmigo, luego mira su libreta —Pero gracias, sé que soy linda. — echa su cabello hacia atrás con aires de grandeza —Tú no estás mal. —devuelve el halago y me guiña justo como yo lo había hecho antes.
—¡Oh, tenemos una señorita modestia aquí! — digo con sarcasmo para luego reír —Sé que estoy bien, cariño, si no, no estaría aquí hablándote.
— Muy modesta. — afirma —Y hablando de modestia — su mirada acusadora se posa sobre mí pero eso dura poco— ¿Qué edad tienes Mike?... ¿te puedo llamar Mike?
—Supongo que sí. Algunas personas me dicen Mikey, pero creo que no queda con mi personalidad. — hago una mueca —Y tengo 20. —añado.
—Mikey es adorable. — murmura con las mejillas ligeramente coloradas una vez más —Me gusta, te llamaré Mikey. — afirma y muerde su labio. —Creí que eras un poco más grande 21 o 22...
—Apenas entré a ucla, antes creo que estoy viejo para ser primerizo. — rio negando con la cabeza.
—Está bien, yo tengo diecinueve — dice y arruga la nariz, por lo que involuntariamente sonrío —No me gusta decirlo en voz alta.
—Ni que estuvieras vieja. — me burlo —¿Estás en alguna fraternidad?
—Si, ando de novata con las Sigma Xi. —dice y hace una mueca de terror.
—¿Te dan miedo, o por qué esa cara? — pregunto sonriendo de lado —Yo también soy novato, en los Tau. —digo con orgullo.
— No era para menos, pinta de Mu no tienes. — se encoge de hombros —Las Xi... las Xi son crueles más porque saben que soy prima de Katherine y muchas atentan contra mí porque no la quieren.
—¿Eres prima de Katherine? — pregunto asombrado enarcando una ceja —Vaya, esa si no me la esperaba.
—Sí... compartimos ADN, — responde — Yo amo a mi prima y a mi fraternidad, es solo que hay unas chicas que me tienen harta. Pero supongo que sobreviviré. ¿Y tú? ¿Que tal los Taus?
—Bueno, los Tau son como los  hermanos que siempre quise, son geniales. Espero poder superar las iniciaciones porque me encanta esa fraternidad. —Los Tau son geniales.
—Lo sé, creo que son lo mejor que me ha pasado.
—¿Te gusta la música? —cambia de tema rápidamente.
—¿Qué clase de pregunta es esa? — cuestiono en broma —¿A quién no le gusta la música? —ladea su cabeza antes de contestar.
—A mi hermano, a mi mejor amigo, a un chico que estudió conmigo... — enumera con sus dedos y sonríe — ¿Tomo eso como un sí? ¿Qué estilo te gusta?
—Tómalo como un por supuesto que si. — sonrío de lado —¡Soy punk rock! —hago énfasis señalándome a mi mismo, a lo que ella se ríe —¿A caso no se nota?
—Eres adorable. — niega con diversión —Pareces un gatito... aunque de cierta forma me recuerdas a Gerard. —sonríe media burlesca —¿Bandas?
—¡No soy adorable! Soy rudo y macho y todas esas cosas. — finjo indignación y frunzo mi ceño —Green Day, Blink, All Time Low y bueno son muchas como para nombrarlas a todas. — rio encogiéndome de hombros. —¿Y cuáles son tus favoritas?
— ¡Eres aún mas adorable cuando te pones así! — me fastidia sin reprimir su risa —MCR, Metallica, Iron Maiden, las mismas que tu dijiste, Sleeping with sirens, y sí, son muchas como para nombrarlas todas. —concuerda con una gran sonrisa.
—¡No me digas adorable! — bromeo para después reír —Tienes buen gusto musical. —halago.
—Gracias, gracias. — dice una vez más con aires de grandeza —Y no me pidas algo tan complicado... solo mira tus mejillas, ¡son tan apretujables!
—¿Qué? ¡Claro que no lo son! — llevo mis manos a mis mejillas para apretarlas una par de veces —Bueno, tal vez un poco. — rio suavemente —Bien, te permitiré que me digas así, sólo porque te emocionas y también te vez adorable cuando lo haces. —digo coqueto por lo que rueda sus ojos y bufa.
—No me gusta cuando eres coqueto. Adorable vas bien —dice y me guiña otra vez.
—No puedo evitarlo, eres muy hermosa. — la miro a los ojos y sus mejillas arden, rompe el contacto visual y tapa su sonrisa con su mano —No cubras tu sonrisa, es bella. —aparto su mano de su cara con delicadeza y no me molesto en soltarla luego.
—¿Qué otras cosas te gustan aparte de la música y el arte? —cambia de tema otra vez, puedo ver que aún está avergonzada.
—Tal vez no te parezca lo más fascinante del universo, pero me encantan los videojuegos. —mi voz se tiñe de entusiasmo al hablar de mi tema favorito.
—Yo soy pésima con los videojuegos — murmura — Mi mejor amigo ha tratado de enseñarme por años y no hay mejoras... —suspira con dramatismo.
—Aquí tienes el maestro de los maestros, si quisieras podríamos jugar juntos. —sonrío y guiño mi ojo, si mi pasatiempo favorito iba a hacer que pasará más tiempo con esta chica, pues que así fuera. Ella encarca una ceja y mira nuestras manos aún entrelazadas.
—¿Tienes paciencia? — pregunta — No miento ni peco de falsa modestia cuando digo que soy un asco.
—Claro que tengo paciencia, y más para ti linda —sonrío acariciando sus dedos con los míos.
—¡Bien! — sonrie y vuelve a posar sus ojos en nuestras manos, luego me ve a mí y nuestras miradas chocan. Se queda como hipnotizada con mis ojos —Tus ojos son lindos. —dice de la nada, parece que lo estaba pensando y por accidente lo dijo en voz alta. Ahora es mi turno de sonrojarme, no soy muy bueno con los cumplidos.
—Los tuyos también lo son, son hermosos la verdad. —sonrío pero esta vez era con un poco de timidez. Nuevamente sus mejillas se tornan de color rojo carmesí y mi sonrisa aumenta de tamaño, me.gustaba provocar ese efecto en ella.
—Gracias Mikey — murmura y aparto su mirada de mi volviéndola a su libreta y usa su cabello de cortina para tapar su rostro.
—No tienes que esconderte de mi, Luna. —con mi mano libre pongo su cabello detrás de su oreja y luego acaricié su mejilla con mi pulgar, gira hacia mí y me doy cuenta de que estamos más cerca de lo que deberíamos.
—Señorita Longwood, señor Clifford las demostraciones públicas de afecto no están permitidas en este auditorio. —el señor Grounge, apenas iba entrando -tarde como siempre-  pero gracias a su comentario todos nos estaban viendo y Luna se aparta de mí con su ceño ligeramente fruncido. Cuando se aleja de mi es como si me hubiera tenido como hipnotizado y la conexión se hubiera roto. Quería que siguiera cerca de mi, se sentía bien. Tal vez la acababa de conocer y apenas hablaba con ella hasta ahora, pero… No sé, era extraño. Pero bueno.
— Viejo idiota. —gruñe ella y se efurruña en su asiento.

Me limito a fulminarlo con la mirada y a mostrarle mi dedo medio cuando no estaba de espaldas a nosotros. El profesor inicia su clase, pero yo no pienso quedarme así. Arranco un pequeño pedazo de papel de mi cuaderno y escribo: "¿Qué te parece si salimos después de clase?”. Lo deslizo en el escritorio de Luna para luego sonreirle, ella me devuelve la sonrisa y rápidamente escribe algo en el papel antes de pasármelo. "Me encantaría"

avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: THIS IS UCLA, TOO

Mensaje por Invitado el Jue 21 Ene 2016, 3:02 pm

MIKE LIGÓN! Jajajajaja que oendejo, se pasa, pls, lo amo, basta, me hizo shorar xd puto tau, me encantó! Es re boss jajaja que cool, me gustó esto, me gusta Mike ligón y pls, Luna es bellísima y... Me agrada <3 muna me gustará, puedo sentirlo, ya lo huelo(? Jajaja las amoo <3

Pd; creo que necesito aclarar esto, y es que... El rol mouis, en realidad, debia ir antes de mi cap, de hecho, debia ir como dsp del de didi o algo asi.. y no se si recuerdan, hemmingston hablaron de eso, pero bueno, es que louis quedo como tremendo hdp y bueno, si lo es. Pero no tanto, bue, no importa, solo queria aclararlo.. Bai.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: THIS IS UCLA, TOO

Mensaje por chanyeol. el Jue 21 Ene 2016, 4:04 pm

JESUUUUUS, ya, lo juro, amo muna   Ya los shippeo juerte, los amo... 
Pinche Michael ligón, hdp... Fue un coqueto-tierno-lindo... Me encantó. Y Luna... Dios, Luna es tan bella   Puedo sentir que Muna viene fuerte y yo sufriré con ese ship... Jesú bendito... Shoro. 
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] desde hoy xd.
pd. and back. Espero que entiendas  o si no, lloraré.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: THIS IS UCLA, TOO

Mensaje por tango. el Vie 22 Ene 2016, 10:57 pm

MUJER. ¿Eso es no tener inspiración? Si me dan ganas de golpearte xd mike transmitió todito con sus encantos. Gad, me encantó  
Me gusta Muna, apruebo muna, a nadie le importa tengo el feeling de que serán esas parejas desastrosas y no sé, que se insinúan todo el tiempo en cualquier lugar  xd
Hermoso, hongo, besho
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: THIS IS UCLA, TOO

Mensaje por bomb. el Miér 27 Ene 2016, 1:54 pm

¿Por qué Muna es tan besho?   ¡ah, sí! Porque son Mike y Luna y ambos son preciosos y cursis y ¡ay! Me re atacaron los Muna feels, yo así no puedo, esos dos me matan. Amo Muna con todo mi jart son demasiado perfectos
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: THIS IS UCLA, TOO

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.