O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Ramé {Pvt}
Hoy a las 12:45 am por cipriano.

» dream maker, you heart breaker
Hoy a las 12:04 am por moon river

» Valley of wolves.
Ayer a las 11:57 pm por hypatia.

» Coffee at morning
Ayer a las 10:44 pm por peraulata

» Survive. (Audiciones abiertas.)
Ayer a las 10:25 pm por CNCOwner.

» Extrañas criaturas - Arco 1. Los renacidos, capítulo 2
Ayer a las 10:09 pm por CNCOwner.

» trust the unknown
Ayer a las 8:56 pm por chihiro

» Extrañas criaturas [Resultados
Ayer a las 7:53 pm por wonder.

» Distant stars come in black or red • Pvt
Ayer a las 6:49 pm por blackstairs

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

Mis escritos.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mis escritos.

Mensaje por LunaLunnel. el Miér Oct 21, 2015 2:05 am

Everything Change.

Estoy en proceso de la adolescencia. Soy bastante madura para mis 15 años.
Soy fiel a mis gustos y soy incapaz de odiar a una persona que antes ame o quise.
Soy Rusher, amo a Teen Wolf, Doctor Who, Sherlock, OUAT, Sabrina la bruja adolescente, The Nanny, Scream.
Soy Fangirl de corazón.
Mis amigos ven las series que me gustan solo para hacerme feliz.
Soy antisocial y si fuera por mi, elegiría leer y escribir a tener muchos amigos.
Mi meta es ser una gran escritora y diseñadora. Estoy aprendiendo a editar videos.
Estos son mis inicios. 
Cumplo mis metas mientras yo esté consiente de ellas. 
Tengo una cuenta de Vine, LunneEdits.
Mi YouTube es LunaLunnel.
Mi Wattpad es LunaLunnel.
Mi Instagram es LunaLunnel.

Lunne.



Última edición por LunaLunnel. el Lun Ago 15, 2016 10:02 pm, editado 2 veces
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mis escritos.

Mensaje por LunaLunnel. el Jue Oct 22, 2015 5:46 am

Fanfic de Teen Wolf.
Publicada en Wattpad.

Holding on Him.
La amas mucho, no?


¡Yo sólo me metí en esto! ¡Debí hacerles caso a Scott y Cassie!
¡Demonios! ¡Y ahora me encuentro sentado en la misma posición en la que me quedé cuando Oliver se durmió. En definitiva, no duermo sin mi almohada, o sin Cassie.
¿Por qué tarda tanto Cassie en hablar conmigo? Es con la única persona que me hace feliz hablar, aún si se enoja conmigo.

– ¿Estuviste sentado toda la noche?
–Sí no puedo dormir sin mi almohada, o sin mi novia–suspire, ví a la pared y luego escuché a Oliver toser– ¿Estás bien?
–Sí, me tragué un insecto el otro día ¿te ha pasado? Siento que sigue en mi garganta.
–Qué asco Oliver–dije, limitando mis expresiones– ¿no tienes idea de cuando abren las puertas, o sí?
–Ahora–dijo, después de escuchar los seguros moverse.


Y ahora me daba un tour por el lugar mientras yo me preguntaba ¿Por qué tarda tanto Cassie?

–La mayoría aquí está bien, los violentos están en una unidad cerrada. Ella es Hilary, tiene el TOC–dijo señalándome a una chica–. Él es Gary–señaló a un chico que pasó–, cree que es Jesucristo–me señaló a otro tipo–. Dan, también Jesús. Ella es María–señaló a una chica esta vez.
– ¿María Magdalena?–le pregunté mientras seguía caminando.
–No, también cree que es Jesús. Te impresionaría la cantidad de mesías que llegan.
–No en realidad–dije, viendo alguna otra cosa.
–Oye, ¿por qué quieres usar el teléfono?
–Porque, yo ya cambie de opinión, no creo que este lugar sea seguro para mí, para nadie, de hecho.
–No, no creo que te equivocas, en verdad creo que deberías decirles, querrán saber la historia. Toda la historia. En serio, creo que deberían saberla. Sí, lo sé. Uno de ellos está parado detrás de mí–dijo, una chica, con un afro pelirrojo al teléfono, eso me llamó bastante la atención.
– ¿Quién es ella?
–Ella es Meredith, es un poco rara.
–Tu eres un poco raro. Ella es muy rara–dije, descolgando el teléfono, no había línea ¡genial! –No hay línea.
–Sí, apagan todos los teléfonos por 24 horas después de un suicidio.
– ¿Por qué no lo dijiste antes?–dije, algo enfadado, mientras veía por dónde iba Meredith.
–Tú no preguntaste–respire profundo y colgué el teléfono, comencé a caminar– ¿Qué vas a hacer ahora?
–Salir de este manicomio.
–No es una manera correcta de describir instalaciones así–dijo, seguí caminando, después vi a Malia.

¿Qué hace ella aquí?

– ¿Malia?–le pregunté–Hola, Stiles ¿me recuerdas? soy el amigo de Scott, junto con mi novia, Cassie, fuimos los que te ayudamos a lo de–sentí que me golpeaba, oh diablos.
– ¡Oye Malia!–gritó uno de los cuidadores, mientras otro me agarraba por detrás y me tiraba contra el piso.
– ¿Oye qué…?–dije– ¡Ella me golpeo!
–Si esto se vuelve a repetir te tendremos que llevar a la unidad cerrada.
– ¡Espera! ¡Espera! ¡Espera! ¡Yo no hice nada!–dije, mientras era contenido con los brazos en mi espalda– ¡Basta!–grité, luego vi donde estaba recargado, daba a una sala, similar.

Recuerdo estar ahí. Oh demonios.

– ¡Suficiente!–escuche gritar a una mujer– ¡Suficiente!–volvió a sonar, el tipo que estaba deteniéndome se alejo de mi, me apoye sobre los brazos y seguí viendo por las circunferencias con acrílico– ¿Stiles?–dijo, entonces vi a Morrel– ¿viste algo, verdad?
–El sótano, ya había estado ahí abajo.


–Quiero volver al tema de la culpa el día de hoy– ¡Vamos  Cassie! ¿Es en serio? ¿cuánto tiempo puedes tardar en conseguir hablar conmigo?–. Tal vez les sorprenda escucharme decir que la culpa es algo bueno–dijo, yo seguía con mis ansias, luego vi que Malia estaba ahí ¡genial!–, es una emoción muy madura–dijo, hice una mueca–. Malia, tú dijiste algo de la culpa el otro día, que se acompaña por una reacción visceral.
–Dije que me hacía sentir náuseas–soltó Malia, Oliver comenzó a toser en ese momento.
–La culpa a menudo se hace física, se siente en el estómago–dijo, gire la cabeza sobre mi hombro–, no sólo es psicológico– ¿acaso ese es el Nogitsune? volví mi cabeza rápidamente a la misma posición donde estaba, distraído, vi a Morrel hablarme.
–Lo lamento, ¿qué?–cuestioné.
–La culpa, ¿cómo te hace sentir?
–Nervioso.
– ¿Como una necesidad de actuar? ¿Una necesidad urgente de compensar algo que hiciste?– sentí algo acercarse, vi por el rabillo del ojo, sin escuchar lo siguiente que dijo Morrel después de ver al Nogitsune poner una mano sobre una pierna–. ¿Alguien sabe aquí como llamamos a quien no experimenta la culpa?
–Sociópata.
–Así es Oliver.

Comencé a tocar mi cuello, comenzaba a sentirme mal.

–Discúlpenme, necesito hacer algo importante–dijo Morrel para ponerse frente a mí– ¿me acompañas Stiles? Quiero hablar contigo un minuto.

Después de escuchar eso me pare y camine con ella.


–Se llama figura de Ligtemberg, aparece en víctimas que han sido golpeadas por rayos, el hecho de que aparezca en tí después de una inyección de liquen de Lobo es significativo y extraño.
– ¿Significativo y extraño quiere decir esperanzador y optimista?–dije, con un poco de esperanza.
–Cuando las marcas desaparezcan el Nogitsune regresará–dijo y me entregó un frasco.
– ¿Qué son? ¿Pastillas para dormir?
–Anfetaminas, dormir es precisamente lo que no debes hacer, eres vulnerable cuando estás dormido.
– ¿Tengo que permanecer despierto?
–Por ahora, si tus amigos no han descubierto algo para cuando las marcas desaparezcan, vendré a buscarte.
– ¿Para decirme que hacer?
–No, para ponerte una inyección. Bromuro de pancuronio, ocasiona parálisis respiratoria.
–Eso suena como morir.
–Se usa en inyecciones letales.
–Entonces, cuando el Nogitsune me controle, ¿va a matarme?– ¡genial!
–Haré lo que siempre he hecho, mantener el balance.
– ¡Qué bien! Extrañaba estas charlas. Gracias por las drogas ilegales–dije mientras caminaba y le mostraba el frasco.
–Stiles–dijo, deteniéndome–, no te duermas.

Salí de la sala, caminando entre los pasillos, sin saber dónde estaba.

– ¿Stiles?–dijo, su dulce voz, oh Dios, gracias.
– ¿Cassie?–murmuré.
– ¿Sabes lo difícil que es meterse en tu cabeza?–sonreí levemente, sentí casi su sonrisa– ¿Qué ha pasado, amor?–sentía derretirme al escucharla decir eso.
–Bueno, me he encontrado a Morrel, el Nogitsune me ha estado siguiendo y bueno, esta es la única charla que he tenido contigo. Es el peor día de mi vida ¿tú?
–Encontramos algo, pero tengo la sospecha de que va a ser difícil conseguirlo, es decir, estoy en el consultorio de Deaton, en el estacionamiento, debo de estar en casa de Allison en unos minutos, creo.
– ¿Están haciendo un plan?–pregunte, luego vi una puerta al final del pasillo.
–Al parecer. Todo es tan blanco aquí–dijo, enarqué las cejas.
– ¿De qué hablas?
–Tú mente, Mierda, parece esa escena de Harry Potter, donde él está en medio de la vida y la muerte, y está hablando con Dumbledore sobre vivir o morir.
–Cassie–dije, en voz alta, mientras caminaba hacia la puerta ¿por qué le gustaba usar ese vocabulario?.
–Si, no importa, sígueme contando de tu día.
–Oh bien, vi el sótano de aquí y siento que ya he estado ahí–dije, escuché solo silencio, pare unos pasos antes de llegar a la puerta– ¿Cassie? sabes algo respecto a eso.
–Cuando estabas en el bosque, Lydia creía que estabas ahí, en ese mismo sótano–dijo, murmurando, casi.
– ¿Hablas solo?–dijo la voz de Oliver– ¿Qué estás haciendo?–dijo, provocándome un susto.
– ¿Hablabas en voz alta mientras platicábamos?–ups, ella parecía divertida.

¿Qué hago ahora?

–Deberías de decir algo como “oh es común, yo siempre he hablado solo”
–Shhh–susurré, suavemente.
–Hablaba conmigo mismo, necesitaba pasar por aquí–dije, refiriéndome a la puerta–Al sótano.
–Ni los doctores tienen una llave para esta puerta. Sólo Brunski.
– ¿El celador en jefe?
–Tiene llaves de todo aquí.
– ¿Las lleva consigo todo el tiempo?
–Si las quieres, tal vez debas de encontrar la manera de engañarlo.
–Una parte de mí se ha vuelto muy buena con  los engaños–dije, esperando a que Cassie no hubiera escuchado eso.


– ¿Alguna idea?–cuestione, minutos después de estar en el baño.
–Sí, bueno, están hablando de un auto blindado y ya sabes.
–No no sé–murmuré, la escuché suspirar, moje mi cara en el lavabo.
–Ugh, yo tampoco, pero sé que voy a tener que acompañarlos.
– ¿Para qué vas a escuchar el plan si no le vas a prestar atención?
–Lo siento por preocuparme por mi querido y adorado novio–sonreí y luego me mire al espejo.
–Te amo, Cassie.
–Yo más–dijo, luego volví a mojar mi cara– ¿Tienes sueño, príncipe?
–No debo dormir, soy vulnerable cuando duermo.
–Eso lo entiendo–dijo ella, mordí mi labio.
– ¿Qué haces hablando solo?–ay esa voz. Alto, ¿estoy en el baño de chicas?
– ¿Estás en el baño de chicas?–preguntó mi novia, oh genial, también la escuchaba– ¿esa es Malia?
–No creo que ella esté feliz de hablar contigo, a mi me golpeo–murmure, luego vi a Malia.
–Tranquilo Stiles, y quien quiera que hable con Stiles del más allá, no entraste al baño de mujeres.
–Gracias a Dios–dije.
–Pregúntale que porque está aquí.
–Oh bueno, chica, que está hablando de quien sabe donde, en el bosque no había baños de hombres y mujeres, y si quieren saberlo, en el baño de mujeres el agua siempre está fría, es mucho más caliente aquí.
– ¡Alto ahí!–dijo Cassie– ¿Me escuchaste?
–Claro que sí. Ahora, ¿Quien eres?
–La novia de Stiles, Cassie.
–Ah, tú me agradas, ¿Qué eres y por qué diablos te escucho?
–No sé responder a ninguna de las dos.
–Desde que me convertí en humana no he podido recuperar el calor–dijo, la vi abrir la llave de la ducha, camine hacia donde no pudiera verla.
–Tal vez tengas una temperatura nuclear baja, podrías estar enferma o…
– ¡Solía tener un abrigo de piel!–dijo Malia, la escuche entrar a la ducha.
–O Podría ser eso también.
–Bien, entonces, ¿por qué te escucho, Cassie? Se supone que tú no estás loca.
–Ehm no sé, yo sólo sé que estaba hablando en la mente de Stiles.
–Bien–dijo Malia, espere a que terminara de ducharse luego la vi parada a mi lado con una toalla cubriéndola.
–Me preguntaba, ¿por qué fue que me golpeaste y no tienes nada en contra de mi novia?
– ¿Creíste que te iba a dar las gracias?
–No pero… tal vez. Salvamos tu vida.
–Escucha, tienes razón, gracias, gracias por invadir mi madriguera, por obligarme a huir y por convertirme en humana para que pueda ver a mi padre todos los días. Sin tener el valor para explicarle que la razón por la que mi madre y hermana están muertas es por que casi las devoró en Luna llena, muchísimas gracias.
–Queríamos ayudar–dije.
– ¿Quieres ayudarme? devuélveme a mi estado animal.
– ¿Quieres volver a ser un coyote?–le preguntó Cassie, algo sorprendida.
– ¿Qué es lo que saben?
–Tal vez conozcamos a alguien que sepa como ayudarte a cambiar.
–Bueno a cambio de qué.
–Necesito entrar al sótano, significa que necesito las llaves del cuidador, el alto.
–Brunski.
–Sí lo ayudas, te ayudaremos–dijo mi increíble novia.


– ¿Qué crees que esté allá abajo?
–Es lo que quiero averiguar–murmuré, mientras veía a Malia y a Oliver pelear.
–Bien ¿Qué es eso de agujeros en la cabeza?
–Creo que lo leyó en algún lugar.
–Ve con Malia, ¡Ya!–dijo, en orden, suspire y fui con Malia, después de sentir las llaves en mis manos las guarde–¿Estas bien?–le dijo Cassie, a Malia. Genial, mi novia ya no se preocupa por mi, ahora se preocupa por una mujer coyote.

Te escuché.
Al parecer alguien disfruta sus nuevos poderes.
¡Oh diablos! Creo que levite algo.
¿Qué?
Esta vez, no la escuchaba como si me estuviera hablando, escuchaba un eco en mi mente, ¿eso significa que solo me habla a mí? Así la escuche cuando estaba ella babeando por mi, y tratando de distraerme y no quiso hablarme intencionalmente.


Me dirigí al mismo pasillo donde escuché la voz de Cassie.

–No funciona ninguna, Cassie–espere unos segundos su respuesta– ¿Cassie?

¡Genial! ¿Ahora que voy a hacer?

–Creí que tenía llaves de todo–gruñí.
–Así es– ¡Genial!–, pero nadie tiene la llave de esa habitación

Me llevo a un cuarto con unas rejas en la puerta, junto con dos mastodontes que me sujetaban por los brazos ¡Y me confisco las anfetaminas!

– ¿De dónde conseguiste esto?–dijo, cuando ya estaba dentro de la habitación.
–De la máquina expendedora–el rió.
–Me fascinan los locos ingeniosos, que hablan solos–dijo, luego saco una jeringa– te daré 5 mililitros de dulces sueños.
– ¡Esperen! ¡Esperen! ¿Qué es eso? ¿un sedante? ¡Esperen, esperen! ¡no puedo dormir! ¡Lo lamento, lo lamento! yo...–No se que diablos hicieron– ¡Basta, basta! ¡Quítame las manos de encima!–me inyectaron– ¡No puedo dormir! No lo entienden, ustedes…

Ni yo mismo entendí mis esfuerzos por hablar cuando estaba ya sedado.
¡Stiles!


Estaba dentro de un casillero encerrado.

– ¡Oigan! ¡Oigan! ¡Oigan, oigan!–dije, golpeando la puerta del casillero– ¡Déjenme salir! ¡Déjenme salir! ¡Déjenme salir! ¡Déjenme salir!

Vi al Nogitsune por las rejillas pasar, me hice para atrás, para verlo mejor.

–Déjame entrar–susurro, con su grave voz, tocando con sus manos vendadas los seguros de los casilleros.
– ¿De qué hablas?
–Lo sabes.
–Al diablo con tus estúpidos acertijos–golpeó fuerte el casillero, alguno, haciéndome temblar.
–No es un acertijo ahora. Sabes qué significa.
–Déjame salir. ¡Solo déjenme salir! ¡por favor!–pedí, me estaban lagrimeando los ojos– ¡Déjenme salir!–grite, el Nogitsune se acercó a una velocidad sorprendente.
–Déjame entrar.

Lo siguiente que vi fue a Malia frente a mi.

–Shh, tranquilo.
– ¿Cómo sabías que estaba aquí? ¿Cómo entraste aquí?
–Bueno, Cassie me busco, está ocupada ahorita, pero me dijo que estabas aquí, te sorprendería lo fuerte que puedo llegar a se, sí me concentro, claro, rompí el candado–dijo, dándome una sonrisa, luego me levanto–Hay otra forma de entrar al sótano.

La mire unos segundos, extrañado.

–A través de la unidad cerrada, dónde están los psicópatas.


– ¿Sabes qué es lo que estás buscando?
–Debe de ser algo relacionado a tu sueño ¿no?–sonreí instantáneamente al escuchar su voz.
–Algo relacionado con eso–le dije a Malia señalando él 5 inverso– ¿Qué pasó, Cassie?
–Mierda–la escuche gruñir–debo irme, tengo que intimidar a un mastodonte que robo un dedo de plata.
– ¿Qué?–dijimos Malia y yo, paro ya no hubo respuesta, luego Malia camino hacia el 5.
– ¿Qué significa?–dijo, pasando su mano sobre él.
–Uno mismo.
–Creo que deberías decirme más.
–Tal vez, debería de hacerlo.


–Antes era más divertido aquí–dijo Malia, yo revisaba las hojas– electrochoques, baños de hielo ¿trepanaciones?
–De eso hablaba Oliver. La trepanación es un hoyo en tu cabeza.
–Con razón no quieren que nadie baje.

Revisé los papeles que tenía en las manos y los tiré, después, suspire.

–No hay nada aquí–suspire– ¿Podrías hacerme un favor? revisa las líneas en mi espalda. Dime si se desvanecen.
–Sí, ya casi desaparecen. Supongo que eso es malo–dijo, después de poner mi camiseta en su lugar.

Nos quedamos en silencio, ella me veía.

– ¿La amas mucho, no?–arqueé una ceja, sin entender a qué se refería– A Cassie.
–Mucho–sonreí un poco.
–Debí de suponerlo mejor, sonríes cuando escuchas su voz o su nombre–dijo ella, suspire.
–Es que ella es especial, y no me refiero a que se puede meter en la cabeza de la gente.
–Quiero tener algo así–dijo Malia, suspire.
–Yo tuve algo de trabajo en conseguir algo así. Es mi primera novia–dije.

Malia pareció estar algo sorprendida, luego suspire.
¡Extraño tanto los besos de Cassie!

–Stiles–dijo Malia, sacándome de mis pensamientos, se paró y fue a dónde se encontraba el 5, lo golpeó con un dedo, sonaba hueco– ¿Tu escuchas eso?

Busqué entre el lugar, conseguí un tubo metálico y golpee la pared.

– ¿Qué encontraron? Oh, veo que estás golpeando una pared–su voz.
– ¿Ves? Tu rostro se iluminó con tan solo escucharla–ríe Malia, termine de golpear.
–Santa Mier…
–¡Cassidy McCall!

Ella sonaba algo débil, pero no tanto para seguir con sus palabrotas.

–Lo siento papá–gruñó ella, me acerqué a el agujero y ví al Nogitsune.
–Es él–les dije a ambas, Cassie pareció ignorarme.
– ¿El Nogitsune?–preguntó Malia, sentí la atención de mi novia otra vez sobre mí.
– ¿Así se ve?–dijo Cassie–No se distingue nada, recuerda que estoy dentro de tu mente, apenas y percibo algunas cosas de tu alrededor.
–Es un cuerpo, con vendas cubriéndolo completamente y tiene una chamarra de cuero–lo describí mientras Malia sacaba algo.


 –Aprendí algunas cosas sobre la restricción de 5 puntos–dijo Oliver, después de hacer su drama ¿Cuánto tiempo pasó?
–Estoy aquí Stiles–escuché la voz de Cassie, suspire–No pasó mucho tiempo, después de que llegó, solo te golpeo.
–Oliver, detente–dije, él volvió a toser–Oliver escúchame, Oliver, ¡Basta!
– ¡Empieza con ella!–escuché esa voz, lo ví sentado.
–Tú hiciste esto, te metiste en su cabeza.
–Todo Drácula necesita un Reinfield.
– ¿Por qué sigo aquí?–murmuró Cassie– Él no me dejo estar cuando estabas dormido.
–Oh bien, verán ustedes dos, digamos que tú, rubia, eres mi plan B.

Por un momento juré ver a Cassie en una silla, frente a mi.

– ¡Déjalas ir!–le dije al Nogitsune.
–Stiles… ¿Quieres que ellas salgan con vida?
–Yo no estoy ahí.
–Pero tengo el poder suficiente para traerte–dijo el Nogitsune– ¿La quieres con vida, no es así? En especial a la rubia. Podemos salir de este lugar 
–Déjala ir. Por favor–supliqué. 
–Déjame entrar–dijo el Nogitsune, mientras yo me removía en la silla–Sólo déjame entrar–dijo, veía más sólida a Cassie en la silla, y a Oliver acercarse a Malia con el taladro.

–Stiles, no le hagas caso–dijo Cassie, podía jurar escucharla sollozar.
– ¡Sácala de aquí! ¡Déjalas ir, por favor!–grite, escuchar a Cassie no me consolaba en nada justo ahora, menos el sonido del taladro.
– ¡Déjame entrar, Stiles!–su voz se hacia mas grave y sonaba como lijas–déjame enterrar–las lágrimas caían por mis mejillas.– ¡Si me dejas entrar la dejaré vivir! ¡A la rubia no le tocaré ni siquiera un solo pelo!
–¡Stiles! ¡No!–el sollozó de Cassie se escuchaba más fuerte y algo distorsionado.

No iba a dejar que la lastimaran.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mis escritos.

Mensaje por LunaLunnel. el Mar Ago 16, 2016 3:55 am

Fanfic de Teen Wolf.
Publicada en Wattpad.

Serendipia.
Prólogo.


Riley veía detenidamente su ordenador tratando de encontrar algo extraño o siquiera diferente en la pantalla, soltó un bostezo y se refregó los ojos, al parecer no era tan temprano como creía, al menos eso supuso, eso o en verdad la noche pasada no había dormido nada.
Se levantó de la silla de su escritorio al escuchar el ruido de un motor encenderse, la ruidosa Jeep de el molesto de Stiles Stilinski se había estacionado a dos casas de la suya, en la casa de Scott McCall, al asomarse por la ventana y ver al chico rapado, que aún no estaba con su mejor amigo voltear a su ventana, ella tensó su cuerpo.

– ¡Hey Riley!–dijo él, mientras caminaba en dirección a la casa de la chica, subiendo al muro y quedando bajo la ventana de la chica– ¿Qué está pasando?
–Tú vehículo me ha distraído de lo que hacía, Stilinski–dijo, en verdad quería pasar sus últimas horas frente al computador, pero sabía que Stiles no venía solo por Scott.
– ¡Oh vamos! ¡No seas dramática! ¡Que tu tengas el oído de murciélago no es mi culpa!


La chica tenso sus manos en el marco de la ventana, cuestionando porque se tensaba, seguramente se tensaba por el simple instinto de querer asesinar cada vez que, alguien, Stiles en específico la distraía de sus asuntos, y cómo no, si había pasado el verano junto al chico, y al fin tenía un poco de tiempo para ella sola.
Ella conocía a Stiles desde jardín de niños y si podría decir que eran una clase de amigos, más no los mejores amigos, aunque tal vez para Stiles fuera diferente.
Tal vez por el simple hecho de ser la única niña con la que había entablado una larga amistad desde jardín de niños hasta la preparatoria, más él sabía que ella no lo consideraba así, ella había conseguido algo que él no. Popularidad. Y si bien no era por elección de ella, formaba parte del grupo de los populares aunque ella los dejará muy de lado.

– ¿No deberías ir a donde te dirigías?–dijo, bueno, gritó, para que Stiles escuchara desde abajo, mientras seguía apoyada en la ventana y veía al chico, alzando las cejas.
– ¿Me darías el gusto de acompañarme?–respondió– Esto te encantará.
– ¿A dónde?–cuestionó Riley.
–Te lo cuento cuando bajes–le guiño el ojo y Riley soltó un fuerte suspiro.
–Mañana es el primer día de clases–le recordó a Stiles, estaba cansada y no quería bajar, pero a la vez quería salir de su cuarto e indagar con Stiles, como usualmente lo hacían.
– ¿Y eso qué? No nos iremos hasta el amanecer, solo será un rato, te lo juro–dijo mientras trataba de convencer a la chica.
–Tendrá que ser bueno Stiles, o si no te irá mal–dijo al ver a Stiles guiñarle el ojo volver a saltar el muro, y se giró.

Riley camino hacia su armario y agarró su gabardina, mientras se ponía sobre sus botines, camino lentamente escaleras abajo, la casa de los Bozkurt era grande, y una construcción antigua remodelada, pues la habían construido en 1950, así que Riley no se molestó en preocuparse por sus padres, atravesó la gran sala de estar y camino a la puerta principal, saliendo de la casa.
Al estar finalmente fuera de casa camino hacia el preciado auto de su amigo, se introdujo en este y se fue al fondo.
Para Riley era muy sencillo huir de casa o evitar que sus padres la escuchasen ya que, al pasar el tiempo, ellos se volvieron demasiado oxidados para lo que solían ser, y la casa tenía distintas salidas que podría haber salido por cualquier lado, aparte de que su padre solía estar siempre muy cansado, daba clases a una universidad varios pueblos más adelante que Beacon Hills, y usualmente iba solo a casa los fines de semana, en vacaciones o en días que no le tocaba impartir clase (los cuales usualmente eran los jueves y/o viernes) y se quedaba descansando esos días, aunque algunas veces no iba a enseñar.

★★★


Scott McCall, si bien no era el chico más listo, no quería mostrarse así con quien acechaba en su casa, así que antes de ir a ver quién era o de que se trataba tomó el bate de baseball que tenían para casos así.
Salió a su pórtico con pasos que trataban de sonar decididos y Scott giraba a ver por todos lados en busca de quien lo había interrumpido en medio de su rutina a la cama, pero algo pasó, al ver a un torso caer velozmente, alzó el bate en alto y al darse cuenta de quién era, ambas personas empezaron a gritar.

–Stiles ¿Qué diablos haces aquí?–dijo el chico gritando en susurros.
–No respondías el teléfono–dijo el otro que parecía estar colgado del árbol o del techo y lucía como una piñata mexicana.
–Creí que eras un depredador–dijo mientras hacia el bate a un lado.
– ¿¡Un depre…?!–dijo, pero llegó a ser interrumpido por alguien.
–Stiles ¿Qué diablos haces ahí arriba?–cuestionó la rubia algo sorprendida por ver a Stiles colgando, después miró a Scott–Hola McCall.
–Hola Riley–dijo el otro mientras volteaba a ver a Stiles, esperando también una respuesta aceptable por el hecho de que su mejor amigo estuviera de cabeza colgando.
–Sé que es tarde–dijo, evadiendo el tema–pero deben oír esto, vi que mi papá salió hace 20 minutos. Lo llamaron, llamaron a cada oficial del departamento de Beacon e incluso a la policía estatal.
– ¿Para qué?–dijeron los dos chicos que veían a Stiles zarandearse en el aire.
–Encontraron un cuerpo en el bosque–dijo, mientras volteaba a ver un poco a Riley, haciéndole una seña, ella solo se movió unos pasos atrás y después cayó Stiles en el piso.
– ¿Un cadáver?
– ¿Esperabas un cuerpo de agua?–lo miro la rubia, Stiles sonrió ante el comentario de Riley, al parecer su sarcasmo se le había pegado a la rubia y eso de alguna forma lo llenaba de orgullo pensando en el simple hecho de que pasar el verano con ella no había sido en vano.
–Sí, un cadáver–dijo, mientras subía al pórtico de Scott.
– ¿Fue asesinado?–preguntó Scott y Stiles se dirigió hacia su amiga estirándole la mano para que pudiera subir con ellos.
–Nadie sabe aún–dijo al terminar de tener a la delgada rubia a su lado–. Sólo que es una mujer, tal vez en sus 20.
– ¿Y entonces qué buscan ahora?, digo ya tienen el cuerpo–dijo Riley, tomando la atención de Stiles.
–Esa es la mejor parte, solo encontraron la mitad–dijo, viendo de un lado a otro, esperando la reacción de ambos, al no obtener ninguna respuesta hablada mientras veía a sus amigos con la boca abierta, agregó: –iremos.

★★★


– ¿En serio lo haremos?–preguntó Scott.
–Claro que iremos tonto, ¿no te da curiosidad?–dijo Riley, quien todavía no podía superar el simple hecho de que habían encontrado un cadáver en Beacon.
–Aparte, tu eres el que se queja de que aquí nunca pasa nada–agregó Stiles pasando junto con Riley por enfrente de él.
–Intentaba dormir para la práctica de mañana.
–Claro, porque estar en la banca requiere mucho esfuerzo–dijo Stiles.
–No, porque jugaré este año, de hecho, seré titular.
– ¡Así se habla Scott! ¡El optimismo siempre arriba!–dijo Riley, en forma de apoyo, aunque sonara ligeramente sarcástico.
–Sí, así es, todos deberían tener un sueño, aunque sea patéticamente irreal–dijo Stiles, Riley lo miro.
– ¿Hablas como el sueño en el que Lydia quiere ser tu novia?–dijo con un tono de burla la rubia.
–Tu no hables que estás siempre detrás de ella.
–Pero si a mi me gustase alguien iría a decirle directamente, y te aseguro que, como todos en la escuela, recordaría mi nombre–dijo Riley.
–Hey chicos, no peleen, mejor dinos Stiles, ¿Qué parte del cuerpo buscamos?–dijo Scott, Stiles dejó pasar lo ocurrido con su amiga porque él suponía una sola cosa, y al escuchar la pregunta de Scott se quedó sin respuesta.
–No pensé en eso.
– ¿Y si el asesino todavía sigue por aquí?–dijo Scott, a lo que Riley paró en seco pensando, miro hacia arriba y se aseguro de lo que ella suponía, pero soltó un suspiro, recordando que todavía faltaba un poco para lo que ella esperaba.
–Tampoco pensé en eso–escucho Riley a lo lejos, y reaccionó para trotar y volver a la altura de los dos chicos.
–Es reconfortante saber que planeaste esto con tu usual atención al detalle.
–Lo sé.
–Tal vez el que tiene asma debería llevar la linterna ¿no crees?
–Hey Scott, yo traigo tacones–le dijo Riley para esperar a que Scott tuviera su inhalador en las manos y continuó con su camino, después fue jalada de la gabardina por Stiles para que cayera al piso.
–Excelente–dijo Stiles al escuchar que los perros ya se iban– ¡Vamos!–dijo jalando nuevamente a la rubia que ahora se veía tensa y estática.
– ¡Stiles!–llamo Scott mientras tomaba de su inhalador y lo veía correr con Riley.
– ¡Espera! ¡Stiles!–gritó Scott, yendo tras de los chicos–. ¡Riley, Stiles!–grito nuevamente Scott al cabo de un tiempo, al girarse Riley escucho unos ladridos y el grito de su amigo.
–No se muevan–gritó un oficial.
–Esperen, esperen. Estos dos delincuentes me pertenecen.
– ¡Hey Señor Stilinski!–dijo Riley mientras se cubría junto con Stiles de la luz que emite la linterna.
–Papá ¿Cómo estás?
–Así que siempre escuchas mis llamadas telefónicas.
– ¿Qué dices?–dijo Stiles, cuestionando a su padre–Yo vine aquí para una cita con–dijo, mientras rápidamente tomaba de la mano a su amiga– con Riley–dijo al tener las manos entrelazadas con su amiga, el sheriff los miro con reproche.
–Vamos, ambos sabemos que no le gustas a Riley–respondió su padre, Stiles apretó los labios y miró a Riley.
– ¡Tú fuiste el que dijo lo de la cita, no yo!–respondió mientras alzaba las manos.
–Esta bien, las aburridas no–dijo Stiles confesándose.
–Bien ¿y el otro?
– ¿De qué hablas, papá?–respondió Stiles– ¿Scott?
– ¿Scott?–dijo la chica preguntando– dijo que quería dormir temprano.
–Sí dijo que quería dormir bien para el primer día de clases mañana–completo Stiles.
–Solo somos nosotros dos–dijo Riley– recuerde que Stiles y yo somos mejores para hurgar solos que cuando está Scott.

El sheriff solo miro a los dos adolescentes, puso la linterna en alto y busco que saliera Scott de algún lado.

–Scott, ¿estás ahí? ¿Scott?

Al no tener respuesta se giró para ver a Stiles y Riley.

–Vamos, par de Sherlock Holmes, los llevaré al auto y después, Stiles, tendremos una conversación sobre algo llamado invasión a la privacidad–dijo el sheriff mientras tomaba del cuello de la camisa a su hijo y caminaban junto con Riley a las afueras de la reserva.

Scott maldijo internamente mientras se regresaba por donde habían venido, viendo por todos lados, escucho algo moverse asustado y al girar y no ver nada siguió caminando. Se quedó un momento estático, mientras agitaba su inhalador para tomar de él pero algo lo detuvo. Ciervos, muchos ciervos corrieron por todos lados, casi atropellando a Scott.
Se paró de nuevo, buscando su inhalador, que había sido volado por los ciervos, prendió la pantalla de su teléfono para alumbrarse y después de tanto buscar se encontró con una chica ensangrentada y a la mitad, con la mirada perdida y la boca entreabierta.
Scott soltó un grito y se fue caminando hacia atrás, tropezando con algo y caer, al querer regresar para buscar su inhalador escucho un gruñido, vio a una bestia, una grande bestia con un par de ojos destellantes rojos que se lanzó hacia él y jaloneo a Scott de los pies para poder morderlo.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mis escritos.

Mensaje por LunaLunnel. el Mar Ago 16, 2016 8:17 pm

Fragmentos.
Publicados en Instagram.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Porque, ella no es tú y nunca lo será, te quiero a ti y solo a ti en mi vida, sé que cometí un error, pero he tratado de disculparme cientos de veces, por llamadas y mensajes de texto, y he tratado de disculparme cara a cara, pero si tú quieres echar a perder lo nuestro, bien, me alejaré de ti.


★★★

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Simplemente extraño el sonido de tu voz contra mi oído, lo tanto que solías decirme aún sin querer, llenándome completamente. Y sin querer yo te comenzaba a amar, porque demonios simplemente eras tu, simplemente tu, con esa sonrisa, cabello bien peinado y esos hoyuelos, maldición esos hoyuelos.

★★★

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Y lo sabía, sabía que al menos desde ese momento extrañaría tus abrazos o tus sonrisas, que solo eran dirigidas a mí y ahora se las dirigías a cualquier hipócrita que no te quiere como yo lo hago.

★★★

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
La locura entre que tu y yo encajaremos es absurda, y ya lo descubrí, justo cuando pensé que éramos como Londres y Nueva York descubrí que yo era Londres y tu un solo un pueblo sin sentido.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mis escritos.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.