O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» multimedia hearts.
Hoy a las 9:12 am por hypatia.

» The Lonely Hearts Club.
Hoy a las 8:37 am por hypatia.

» I'm a little dysfunctional, Don't you know?
Hoy a las 2:35 am por roman.

» death path
Hoy a las 12:36 am por roman.

» Half-Cold Half-Hot
Ayer a las 11:46 pm por Asclepio.

» Heroes. (Muro Interactivo)
Ayer a las 10:42 pm por yagmur.

» this encourages me [sounds baby from jb]
Ayer a las 7:55 pm por mieczyslaw

» ALTER ER LOVE
Ayer a las 5:10 pm por Supertramp.

» Survive. (Audiciones abiertas.)
Ayer a las 1:53 pm por CNCOwner.

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

when cupid goes wrong

Página 2 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: when cupid goes wrong

Mensaje por wang. el Dom 13 Sep 2015, 3:41 pm

Capítulo 01.
Caleb Stone| Darcy Waterhouse | Matt Houston | pasar el cursor por la imagen.

“Darcy, ¿Te casarías conmigo?” me había preguntado Caleb y ahora esperaba frente a mí, arrodillado, con un hermoso anillo en sus manos. Le restaurante entero había dejado de comer esperando una respuesta, pero lo único que me importaba era la hermosa sonrisa de mi novio y su mirada que me imploraba que no lo dejara en vergüenza.
No hacía falta, yo lo amaba y había estado esperando esa dichosa pregunta por mucho tiempo.
Asentí sin saber que más hacer y me lance a sus brazos, con la misma sonrisa de tonta enamorada que tenía él.  

—Sí, sí. Mil veces si—respondí. Las personas a nuestro alrededor aplaudían y algunas nos felicitaban. Había soñado con esto toda mi vida.
—Dios, Darcy. Por un momento pensé que te negarías y saldrías corriendo.
—Eso jamás, Caleb. ¿Estás de bromas? He estado esperando esto desde que nos conocimos —Solté con entusiasmo mientras me separaba para que el pudiera colocar el anillo en mi dedo.

Un pequeño diamante brillaba en la parte superior. El oro y la plata combinaban a la perfección haciendo del anillo algo sencillo pero a la vez glamoroso, algo con lo que toda mujer soñaría.
Caleb era dueño de una famosa editorial del estado por lo que podía permitirse mucho más que eso. Pero él sabía a la perfección que a mí no me gustaban las cosas ostentosas.

—Es perfecto— dije sin dejar de mirar el pequeño objeto que descansaba en mi dedo.
—Como tú. — Lo bese. En ese momento en lo único que podía pensar es  en nuestro futuro. Muy pronto amanecería todos los días junto a él. Le prepararía la cena y lo esperaría, luego de una larga jornada de trabajo. Beberíamos una copa o dos y nos iríamos a la cama.
Al día siguiente almorzaríamos con alguna de nuestras familias, haríamos planes para el fin de semana y finalmente, cuando estuviésemos listos, tendríamos hijos -dos o tres-.
Los criaríamos con amor, veríamos sus primeros pasos, sus primeras palabras, su primer día de escuela, los veríamos partir a la Universidad y graduarse.
Cada pequeña cosas que imaginaba, cada pequeño plan que hacía, estaba cien por ciento segura que quería tenerlo a mi lado. Que compartiéramos nuestra vida, por más corta o larga que fuera.
Caleb me hacía feliz.

—¡Champagne para todos!— grito mi prometido, mirando a los mozos quienes de inmediato se pusieron en marcha para servirnos aquel liquido espumante.
Sonreí una vez más. Todo parecía sacado de un cuento, donde yo era la protagonista.  Quizás debería escribir sobre esto algún día.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Una vez que terminamos de cenar, Caleb me llevo a mi departamento. Era una costumbre en su familia que ninguno podía quedarse a dormir en la casa del otro hasta estar casados. Según ellos, se veía mal, y como yo quería complacer a mis futuros suegros, nunca le insistía a Caleb, por más ganas que tuviera.
Una cena y cada uno a su casa. Así había sido durante los cinco años de relación.
Podía entenderlo antes, ya que éramos jóvenes, llenos de hormonas. Nada bueno podía salir de una noche juntos. Pero ahora… éramos grandes, maduros. Podía manejar mis impulsos a la perfección, o al menos sabía qué hacer.
Habíamos esperado casi un año –mejor dicho, el me espero a mí- y luego de nuestra primera noche juntos, se vino una larga charla por parte de Susan, la madre de Caleb.
Desde entonces, todo se había complicado un poco.
Pero no todo en la vida era sexo. Nuestra relación había sobrevivido muy bien, y los encuentros eran cada vez mejores. No me podía quejar.
Me despedí con un beso de mi prometido, y entre al edificio para luego tomar el ascensor hasta el último piso.
La música inundo mis oídos en cuanto las puertas metálicas se abrieron. Mi vecino, al parecer, estaba teniendo otra de  sus fiestas.
No hacia ni una semana que se había mudado y ya había soportado un encuentro bastante incomodo en el pasillo –donde él estaba casi desnudo y dos chicas se peleaban por quien abría la puerta del apartamento primero-, y dos noches en vela a causa de la música excesivamente alta.
Rogué al cielo por que terminara pronto y al menos tener un par de hora de sueño sin Nicki Minaj o Pitbull de fondo.
Metí las llaves en el picaporte y gire hasta que la puerta se abrió. Sin más entré al acogedor y pequeño apartamento que había logrado rentar por mis propios medios hacía ya tres años.
Los muebles de segunda mano, algunos cuadros que había encontrado en un bazar, y pequeñas cosas que había hecho yo misma con mis propias manos en los momentos de inspiración, me dieron la bienvenida.
Sabía que en algún momento tendría que dejar todo eso de lado, pero por ahora, era mío y estaba orgullosa.
Deje mi bolso sobre el sofá, y tome mi teléfono para luego tomar una fotografía a mi anillo y enviársela a mi mejor amiga, Amelia, junto con un “Felizmente comprometida”.
Cinco segundos más tarde, Amelia me estaba llamando.

—¡AHHHH! —un fuerte grito se escuchó del otro lado del auricular, y sin pensarlo comencé a saltar como una niña pequeña, gritando igual de emocionada que mi amiga.
—¡Lo sé!
—¡Darcy! ¡Felicitaciones! —contesto Amelia. Podría jurar que ella saltaba igual que yo del otro lado.
—Oficialmente soy la futura señora Stone.
—¿Cuándo fue? ¿Cómo fue? ¿Por qué no me lo dijiste antes? — hablo rápidamente.
—Tranquila, Amy.  Juro que no me lo venía venir. Me llevo a cenar, como una noche cualquiera. Pedimos pastas, y antes de que nos trajeran la comida, se levantó, se arrodillo y me pidió casamiento. Fue tan lindo.
—Oh Darcy, que romántico. Definitivamente te ganaste la lotería con Caleb.
—Sí. Y mañana me llevara a almorzar con su familia y anunciara que estamos comprometidos. Quiere casarse antes de las vacaciones de invierno. Dice que todos en su familia se casaron en Diciembre y él quiere hacer lo mismo.
—Seré la dama de honor, ¿verdad? —pregunto Amelia, aunque ya sabía la respuesta. Era algo que habíamos acordado de pequeñas. Yo estaría en su boda, y ella en la mía. Sin importar si estábamos a kilómetros de distancia, o si vivíamos en el mismo lugar.
—Obvio. Eso no está en discusión.  Tendré que comenzar a preparar la boda. Tengo muchas cosas que hacer, así que necesito una dama de honor y a mi mejor amiga.

Estuvimos hablando casi una hora hasta que se me escapo un bostezo y decidimos continuar la charla al día siguiente durante el desayuno, en un pequeño Starbucks cercano a la Universidad.
Tome una ducha y sin nadie a quien seducir con un atractivo pijama, me puse uno de florecitas que me había comprado mi madre poco antes graduarme de mi último año de la secundaria.
Al menos me hacía sentir bien porque significaba que no había engordado nada desde entonces. Mi figura seguía igual de plana que siempre.
Puse el despertador a las seis y con una sonrisa en el rostro me dispuse a dormir.
Dos horas después, seguía sin pegar un ojo a causa de la fuerte música. Había probado contar ovejas, leer un libro, y hasta había tomado una pastilla para ayudar al sueño, y nada había funcionada.
Corrí las sabanas y busque algo para ponerme en los pies. Estaba dispuesta a enfrentarme finalmente con mi vecino.
Salí de mi departamento y automáticamente el sonido de la música aumento. No estaba segura si los demás vecinos escuchaban algo o simplemente lo estaban ignorando, pero yo no me iba a permitir pasar la noche en vela por un idiota que no sabía distinguir entre día de semana y día de fiesta. ¿Acaso él no trabaja nunca?
Camine un par de metros hasta quedar frente a la puerta del inadaptado social con complejo de David Guetta, y me prendí al timbre. No iba a parar hasta que me atendiera él o cualquier ser que estaba ahí adentro "pasándola bien".

—¿Si?— un adolescente con un notable estado de ebriedad atendió. Junto a él, una rubia se sostenía de su hombro para no caer mientras con un dedo enrollaba el cabello del chico, largo hasta sus hombros.
—¿Tu eres el dueño? —le pregunte. Las personas detrás de él seguían bailando y tomando alcohol sin percatarse de nada.
—Nop—respondió. —Soy Spencer.
—¿Dónde está el dueño? Necesito hablar con él.—  Puse mis manos en la cadera para hacerle notar que iba enserio.
—¿Alguien me llama?— Detrás de Spencer, un hombre apareció, con una botella de Vodka en la mano y un cigarrillo en la otra. Su cabello estaba despeinado y olía a perfume caro mezclado con alcohol. ¿Cómo no? Todo lo que salía de ahí estaba marcado con alcohol.
—Sí, yo —respondí intentando sonar decidida.
—¿Y tú eres?— me pregunto haciendo una extraña mueca.
—Tu vecina. Darcy Sto.. Waterhouse —me corregí.
—Darcy Sto-Waterhouse, mucho gusto. Yo soy Matt. ¿Que se te ofrece?—me pregunto. ¿Me está tomando el pelo?
—¿Podrías bajar la música?
—No creo que eso se posible—Spencer nos mirada divertido, mientras que la chica rubia seguía intentando mantenerse de pie.
—Enserio necesito que bajes la música o...
—¿O qué? —me interrumpió.
—O llamare a la policía —respondí, mirándolo a los ojos. Su carcajada fue notoria porque más de uno se dio vuelta para ver que sucedía. Eso me hizo enfadar aún más.
—Lo siento linda, pero creo que no te puedo tomar enserio cuando estas parada frente a mí con pijama de flores y pantuflas rosadas.
—¿Quién te piensas?—solté. —Apaga la música ahora mismo o iré a mi departamento y llamare a la policía, y créeme que lo haré. Necesito dormir, mañana tengo cosas importantes que hacer.
—Eh, tranquila.
—Durante los tres años que vivo aquí no se ha escuchado nunca un ruido, salvo por el señor Jackson del tercer piso que esta sordo y necesita poner la televisión a fondo para ver sus partidos. Así que ahora mismo lleva tu trasero adentro y apaga la maldita música si no quieres problemas.
—Oye loca, nadie le habla así a mi amigo... —soltó Spencer. Apenas podía articular las palabras.
—Tranquilo hermano—lo freno Matt. —Ve a decirles a todos que la música se acabó.
—¿Que rayos?
—¡Ahora Spencer!— El muchacho asintió y se metido entre la multitud. Poco después la música se apagó.

Pude escuchar quejas y algunas rabietas, pero al final, de a uno fueron saliendo por la puerta directo al ascensor o algunos -los más valientes o más sobrios- hacia las escaleras.
Mi sonrisa de victoria se hizo notar mientras Matt despedía a los últimos que quedaban.
Gire sobre mis talones para volver a mi apartamento y poder, finalmente, descansar tranquila.

—¿Piensas que voy a dejarte ir así porque si?—pregunto. Lo mire y fruncí mis hombros. —Me debes algo, vecina.
—Solo deja de hacer fiestas hasta tan tarde. Algunos trabajan—respondí.
—¿Una cita? Tu y yo, mañana. Vamos a cenar, tomamos algo. La pasaremos bien.
—Estoy comprometida, idiota. —solté mostrándole mi anillo. Sonreí al ver su cara y sin más entre a mi departamento, aun más feliz que antes.



Spoiler:
Juro que no entiendo como es que cinco pagina en word se ven tan pequeñas acá, pero bueno. No es el mejor capitulo de la vida, pero espero que las entretenga. Prometo que el próximo va a ser mejor.  
Sigue mi bella Vic.
Pd: el código de la cabecera esta en el tema general. Gracias a Ally por hacerlo. ¿Verdad que es hermoso?

avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: when cupid goes wrong

Mensaje por Invitado el Dom 13 Sep 2015, 3:56 pm

Me morí! El code por dios es hermoso! Genia ally! Lo amé <3 aii elcaap qe bello, ya me enamoré del vecino idiota jjajaja es inevitable que esos pjs me puedan, o sea ... Pobre darcy, dormir escuchando pitbull no debe ser facil jajjaa. Aii pris! Qe bueno qe pudiste subir! Me pondre con mi cap! I prmisee <3
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: when cupid goes wrong

Mensaje por wang. el Dom 13 Sep 2015, 4:07 pm

Gracias Vic. Imposible no enamorarse del vecino idiota jajaja. Espero tu capitulo.
No me quiero poner pesada ni nada, pero vamos a ser estrictas con esto. Así la nc tiene futuro y no queda estancada.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: when cupid goes wrong

Mensaje por Kida el Dom 13 Sep 2015, 4:22 pm

Eso fue tan hermoso muack tan tan tan hermoso muack mi bb amelia salió en el capítulo! ay dios amo esta novela y no saben cuanto me alegra haber empezado. Ese vecino es muy sexy, spencer también es muy sexy y estoy segura que theo también está por esa fiesta y el es muy sexy también te amo pris y amé el capítulo, espero el siguiente muack

___________________________________________

Lost in the light
and I don't know
what night is
avatar


Ver perfil de usuario
--------
--------

Volver arriba Ir abajo

Re: when cupid goes wrong

Mensaje por wang. el Dom 13 Sep 2015, 4:29 pm

Gracias Ally. Todos los que estaban en la fiesta son sexy. [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]'msexyandiknowit. Amelia y Darcy, amo su relación. Es como la nuestra
Amo esta nc
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: when cupid goes wrong

Mensaje por Invitado el Dom 13 Sep 2015, 5:23 pm

Spencer la trató de loca, o sea, pendejo irrespetuoso yo le daba una cachetada xd
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: when cupid goes wrong

Mensaje por wang. el Dom 13 Sep 2015, 5:32 pm

Un poquitito loca estaba, pero bue... Spencer se fue al pasto.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: when cupid goes wrong

Mensaje por baekhyun. el Dom 13 Sep 2015, 5:48 pm

Inadaptado social con complejo de david guetta ME MATA   ME MATA!!!!! todavía releí esa parte como unas 5 veces y me partía de la risa. Aparte ¿como se le ocurre ir a pelear con pijama de florecitas? está super loca la Darcy. Además, vecinos sexys súper idiotas rulz! 
espero tu cap besha vics c:
avatar


Ver perfil de usuario http://life-really-sucks-a-lot.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: when cupid goes wrong

Mensaje por wang. el Dom 13 Sep 2015, 6:05 pm

Me reí intenso con esa parte. Creo que fue mi favorita... Esa y Darcy yendo a pelear en pijama. Me imagine la situación y todo
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: when cupid goes wrong

Mensaje por mieczyslaw el Lun 14 Sep 2015, 6:14 pm

Nicki Minaj y Pitbull de fondo ahí    
Que fiesta, che, ese Matt es todo un galán, que va, y amo a Caleb con todo mi corazón pero... ¡por dios no es posible! 
Ambos son perfectos, Pris no hagas esto tan difícil, mujer, ¿por qué la vida de Dracy es tan dura?    Me daba un tiro mejor, no puedo elegir entre esos dos, nop.
¡Larga vida a Dracy! Siempre amo tus pj's bella Pris, y aún más cuando se trata de Lily, es tan asjasjasj
Me la imaginé ahí con la pijama reclamándole al Matt y así  Me reí bien fuerte pues, que botana sería eso, rls. xd
Adoré tu capítulo, la cabecera es más que hermosa, y quiero el de victoria ya  cambio y fuera.

___________________________________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar


Ver perfil de usuario
-------
-------

Volver arriba Ir abajo

Re: when cupid goes wrong

Mensaje por Invitado el Sáb 26 Sep 2015, 11:33 pm

Capítulo 02.
Margareth Growney | Parker Growney |Spencer Wayne | pasar el cursor por la imagen.


Parker Growney.


Llegamos a casa y lo primero que Margareth hace es quitarse sus altos tacones mientras aflojo mi corbata.
 
—Debes usar más bajos, además de que me quitas estatura no tendrías ese problema —digo sabiendo que la parte de las quejas llegaría pronto.
—Disculpa cariño, no puede perder el estilo por haberme casado con alguien de baja estatura —sonríe adorablemente a lo que niego mientras deja un beso en mis labios—. Estoy algo cansada pero tomaré un té antes de ir a la cama ¿Quieres?
—No gracias, pasaré a ver a los niños, te espero en la habitación —digo antes de dirigirme escaleras arriba quitándome la corbata, y sacándome el saco del smoking desabotonándola. Entro a mi habitación para dejar el maletín y lo que me he quitado para luego golpear la puerta del cuarto de Dakota, niñera de Lorraine y Nathaniel quien se mudó con nosotros poco después que el más pequeño naciera, justo cuando Margareth, decidió retomar su carrera como arquitecta y ambos no pasábamos el tiempo que nos gustaría en la casa.
 
—Buenas noches señor Growney —abre la puerta en pijama y una bata por encima.
—Solo quería avisarte que llegamos ¿Cómo se portaron los niños hoy?
—Bien, como siempre, ya hace más de una hora que duermen.
—Gracias Dakota, descansa —la saludo para luego ir rumbo al cuarto de los niños. La puerta está entre abierta por lo cual la luz del pasillo entra e ilumina el bello rostro de mi pequeña Lorraine quien abre sus ojos apenas sonriéndome con ternura. Me acerco a ella sentándome en su cama y llevando mi dedo hacia mis labios pidiéndole silencio ya que el más pequeño dormía plácidamente.
— ¿Cómo está mi princesa? —pregunto en un susurro corriendo su cabello castaño claro de su rostro para dejar un beso en su frente.
—Bien papi, te extrañé mucho —me abraza rodeándome con sus pequeñas y delicadas manos.
—También yo nena —suelto un pequeño suspiro mientras me suelta—. Papi te ama mucho.
—Y yo a ti papá —dejo otro ruidoso beso en su frente y frunce su nariz por lo cual sonrío. La acobijo bien y me retiro de su habitación saludándola desde la puerta.
—Dulces sueños —digo por lo bajo y le lanzo un beso antes de volver a entornar la puerta.
 
Me quito los zapatos, calcetines y el resto de la ropa formal para quedar en bóxers antes de ir al cuarto de baño donde cepillo mis dientes y tras unos minutos salgo de este. Me adentro en la cama bajo las sábanas y me siento apoyándome sobre el respaldo para luego revisar mi teléfono móvil, el cual por suerte, no me alertó de ningún nuevo mensaje por lo cual decido abrir el libro que se situaba sobre mi mesa de noche.
Sé que Margareth está paseándose por la habitación hace unos minutos. A diferencia de mí, ella solía dejar la ropa que usaría al siguiente día lista, y es que admiraba su buen gusto, siempre se veía como una reina, como lo que era. Levanto apenas mi mirada para observar su delicada figura tapada por un corto camisón de seda color marfil y encaje a los bordes que me dejaba divisar sus largas piernas. Una sonrisa ladina se dibujó en mi rostro, tomé el marca libros para dejarlo a un lado mientras mi esposa se acercaba a mí con sensualidad.
 
— ¿Alguna vez te he dicho que eres el mejor hombre del mundo? —cuestiona con voz suave subiéndose a horcajadas sobre mí.
Finjo pensar mientras aparto su rubio cabello dejando su cuello libre para así besarlo y embriagarme con su aroma a perfume francés.
—No me molesta que lo repitas una y otra vez, pero terminaré por creerlo —mis manos bajan por su cuerpo posándose en sus muslos.
—Te amo Parker, gracias por hacerme la mujer más feliz del mundo y darme dos hijos maravillosos —toma mi rostro entre sus manos y nuestras miradas chocan hasta que sus ojos se cierran uniendo nuestros labios.
—También te amo, tú y los niños son lo mejor que me ha pasado —suspiro apenas dejando un beso sobre sus labios—. Estoy algo cansado cariño, deberíamos dormir —propongo, y tal como lo esperaba, no puso su mejor cara pero aun así, asintió y se quitó de encima para ocupar su lugar a mi lado en la cama.
Dejo salir un bostezo acomodándome bajo las sábanas mientras cierro mis ojos. Siento su brazo en mi pecho y su cuerpo acurrucándose junto al mío. Estaba realmente agotado, por lo cual, no tardé demasiado en quedarme profundamente dormido.
 
♦♦♦


Como cada mañana el despertador sonó, pero ese día, no debía de hacerlo hecho, porque era sábado, y me lo había tomado libre. Habíamos planeado un bonito día familiar, almorzar en familia, ir a la pista de patinaje por la tarde, ya que mi pequeña Lorraine –tal como su madre- amaba dicho deporte, mientras con Nathaniel, jugaríamos a lo que fuera, mi niño era feliz con tal de estar conmigo, y yo, con ellos. La mala noticia era que no me había despertado a causa del despertador, sino de mi móvil sonando, por lo cual observé la pantalla pensando en siquiera responder hasta que vi el número de Theodore. Él era migo de Mathew, y aunque fuese mi día libre y apenas las ocho de la mañana, maldiciéndolo antes, decidí atender.
 
—Parker Growney —hablo sin demasiado entusiasmo y veo a Margareth voltear hacia mí con su cara de dormida, sus ojos claros pequeños que la hacían ver adorable.
—Parker, habla Theodore Rhodes, soy amigo de Mathews y sé que eres su abogado de confianza, el mejor por lo que me ha dicho, por eso te molesto hoy, a esta hora —suelta un suspiro lo que me hace notar que algo anda mal, y por lo general, cuando me llaman, así es.
—Dime… ¿Qué está pasando?
—Un amigo, alguien a quien quiero mucho… Él se ha metido en un problema, y necesito que lo defiendas, pagaré lo que sea necesario —habla algo desesperado—. Él ahora mismo está inconsciente, y ni siquiera he podido hablar con él… 
—Tranquilo —lo interrumpo— ¿Qué tan grave es el problema? 
—Lo acusan de asesinar a una chica.
—Disculpa pero… No defiendo a ese tipo de personas…
—Parker, espera, él no lo hizo, yo sé que no lo hizo, le dieron una golpiza y lo inculparon, cuando él despierte podrá decirnos que pasó, pero yo estoy seguro que no fue él —habla tan convencido que siento pena por él. Termino por dar un suspiro y asentir aunque él no pueda verme.
—Veré al chico, avísame cuando despierte e iré, pero no acepto el caso y si hago esto, es porque eres amigo de Matt.
—Lo agradezco en verdad, te enviaré un mensaje con la dirección de la clínica cuando despierte.
—Está bien y… Envíame sus datos también.
—Lo haré. Gracias Parker, en verdad, gracias —puedo sentir su voz una tanto más aliviada y su sincero agradecimiento.
—No agradezcas aun, te veo luego —son mis últimas palabras antes de finalizar la llamada.
 
Spencer Wayne.

Todo daba vueltas a mí alrededor. Odiaba a esa fulana que se había aparecido en casa de Matt a arruinar la gran fiesta que el antes nombrado había organizado. El suelo se movía bajo mis pies, y aun no me podía deshacer de la rubia que me había dicho su nombre unas veinte veces pero seguía sin aprenderlo, no era como si me importara, pues ni siquiera pensaba acostarme con ella, tampoco era necesario llamarla por su nombre si lo hacía, perra, así le diría, porque era una perra más, como todas, como la maldita que había arruinado mi noche de fiesta.
 
—Spencer, bebé ¿Me llevarás a casa? Tengo ganas de…
—Oh no —exclamé haciéndome al lado cuando pude darme cuenta que iba a vomitar, así lo hizo por lo cual miré hacia otro lado o me provocaría lo mismo—. Tómate un taxi, que ni yo sé como llegaré a mi casa —le digo tanteando los bolsillos de mis pantalones en busca de mi móvil el cual saqué para ver mi lista de contactos. Había demasiados números agendados, pero sabía que en ese momento podía confiar en uno solo; Theo. Marqué su número decidido a esperar, sabía que era tarde, pero aun así contaba con él.
— ¿Spencer? ¿Tienes idea de la hora que es? —La voz ronca me hizo saber que estaba dormido y tragué duro antes de responder.
—No tengo idea de nada hermano —sobé mi frente soltando un suspiro y volteando en busca de la rubia, quien ya no estaba, y ni siquiera tenía idea en qué momento había desaparecido—. Estaba en la fiesta de Matt, pero… Su loca vecina le hizo apagar todo y nos echó a la calle, ahora, solo sé que si llego a casa en estas condiciones mis padres me meterán en una escuela militar o algo así —bostezo y caminando despacio sin cesar mi tambaleo constante me apoyo en una columna queriendo sentarme con cuidado pero caigo bruscamente por lo cual río.
— ¿Estás cerca de lo de Matt aun? Iré por ti ahora mismo —bufa y es lo último que escucho ya que el celular cae de mis manos y cuando me agacho a recogerlo, siento el grito de una chica por lo cual miro en todas las direcciones e intento levantarme y así lo hago, agarrándome nuevamente de la columna caminando a paso veloz por la calle.
Todo se mueve y de repente, oigo un disparo. Me detengo de inmediato y veo salir del callejón a dos chicos encapuchados quienes giran en mi dirección.
 
—Mierda —murmuro cuando estos corren hacia mí y apenas si volteo pretendiendo correr en el estado en el que me encuentro, me enredo torpemente con mis propias piernas cayendo bruscamente al suelo. Lo siguiente, son golpes que siento hasta quedar inconsciente en el suelo.

♦♦♦
 
— ¡Ha despertado! —oigo una voz familiar—Al fin hermano —la voz de Theodore retumba en mis oídos y para mi suerte solo esta él allí.
—Te debo la vida —suspiro y siento todo mi cuerpo adolorido mientras mis ojos se abren lentamente.
—Hey, no te esfuerces, te dieron una gran paliza —dice algo apenado viéndome fijo mientras se acerca a mi— ¿Hay algo de lo que quieras hablarme Spencer? ¿Qué hiciste anoche? —su tono y si evidente incomodidad hacen que mi ceño se frunza ante aquellas preguntas.
—Solo me embriagué en una fiesta y después… —pretendo mover mis manos y entonces, me percato de que la derecha, está amarrada a la cama por un par de esposas— Theo ¿Qué es esto? —cuestiono cinchando y siento un fuerte dolor ya que mi piel se corta a causa del metal— Theo ¿Qué demonios pasa? ¿Por qué tengo esto? —Pregunto alterado queriendo pararme y lastimándome aun más a causa de la fuerza.
—Calma Spencer, todo saldrá bien si tú no has hecho nada —dice tomándome por los hombros y viéndome serio.
— ¿De qué mierda hablas? ¡Claro que no he hecho nada! Quiero que me quiten esto —pido alterado de malos modos por lo cual me sacude con fuerza para que reaccione y lo mire.
—Spencer —me mira fijo pero sin perder la calma—, te han acusado de asesinato —puedo jurar que mi piel se heló al escuchar aquellas palabras salir de su boca quedándome estático y entonces, caí en la cuenta, que no recordaba lo que había pasado después de que aquellos sujetos me golpearon.
—Theo, Theo, tu sabes que eso es una locura ¿No? Yo seré un idiota, pero no soy un asesino, no mataría a nadie, yo…
—Creo en ti —asegura—, y por eso te he contratado el mejor abogado que conozco —asiento aun desconcertado tratando de pensar en la pasada noche—. Él vendrá, hablará contigo, y tomará tu caso ¿Si? Solo debes ser completamente sincero con él —asiento dejándome caer una vez más sobre la cama.
 
♦♦♦
 
Abro mis ojos al sentir una mano acariciando mi rostro encontrándome con el de mi madre quien me observa con pena y sus ojos llenos de lágrimas. Solo nos miramos y ella nuega  levemente con su cabeza para luego tapar su boca bajando la mirada mientras las lágrimas comienzan a salir.
 
—Mamá…
—Calla —pide con su voz quebrada, aun así hay un rencor en aquel tono—, siempre nos diste problemas Spencer, ¿Pero esto? —me mira espantada posando la mano en su pecho— Me da vergüenza que seas mi hijo —suelta con dolor e ira mientras siento un dolor profundo en el pecho. La observo incrédulo, mi ceño se frunce, todo mi cuerpo se tensa y los hematomas en todo mi cuerpo no duelen ni la mitad de lo que habían dolido aquellas palabras—. Esa chica, esa muchacha tenía toda una vida por delante —cubre su rostro sin contener su llanto y entonces veo a mi padre acercándose a nosotros y la abraza para contenerla por lo cual él me da la espalda y niega viéndome con desaprobación.
— ¿Eso crees mamá? —pregunto soltando el aire con fuerza. Mis ojos comienzan a arder, mis puños se cierran y la rabia se apodera de mi ser— ¿Eso creen ambos? ¡¿Creen que soy un asesino?! —Digo sentándome de golpe en la cama, las lagrimas comienzan a brotar de mis ojos y no me preocupo en contenerlas— ¡Pues si eso creen ambos pueden largarse de aquí! ¡Pueden irse a la mismísima mierda y no volver nunca! —grito totalmente furioso por lo cual mi padre suelta bruscamente a mi madre para acercarse a mí dándome una bofetada.
— ¡Respétanos! Somos tus padres, nosotros no te criamos para que seas… Lo que eres —suelta despectivamente mientras tomo mi rostro donde me ha golpeado.
—Tienes razón, ustedes no me criaron, porque nunca estuvieron presentes, jamás ¿Por qué esperaría que lo estuvieran ahora? ¡Lárguense! ¡Lárguense y déjenme solo! Como siempre lo han hecho —arrojo todo lo que está a mi alcance sin soltarme del agarre de las esposas.
—Hijo estás…
— ¡Cállate! Luka es su hijo, yo no lo soy, tú misma has dicho que te doy vergüenza, vete entonces, no sé qué demonios siguen haciendo aquí si tanta repulsión les causo —mi madre tapa su boca en un ataque de llanto como si mis palabras ahora la hiriesen a ella.
—Vámonos —siento a papá decir quien la toma por el brazo y aunque en principio se rehúsa, finalmente, se va con él y me desplomo en el suelo.
Ni siquiera me importa el dolor que me causa aquella maldita esposa que me mantiene atado a esa cama y que quema mi piel. Ni todos los golpes recibidos en el suelo por aquellos dos encapuchados. El dolor de que mis padres no confíen en mi inocencia, que duden de mí, y que me lo hayan dicho de esa manera, era peor que cualquier otro. No supe bien cuando pero el llanto no cesaba. Me paré de golpe y me encontré en la puerta de la habitación, un sujeto de traje y corbata, zapatos caros y unos ojos azules que chocaron con los míos.
 
— ¿Quién demonios eres tú? —cuestiono secando mis lagrimas bruscamente con mi puño.
—Parker Growney, abogado —se presenta cortésmente, como si nada acercándose a mí y extendiéndome su mano la cual miro con desprecio y vuelvo a subir a mi cama ignorando su presencia. Lo veo de reojo abriendo algo que parece ser un expediente el cual comienza a leer—; Spencer Wayne, dieciocho años, antecedentes por manejar en estado de ebriedad, detenido por peleas callejeras en más de una ocasión, y mantener sexo en la vía pública —lo estoy mirando pero no me percato de ello hasta que él también lo hace quitando su vista de la carpeta— ¿Este eres tú? —Asiento de mala manera— Son bastantes cargos sin prisión, porque eras menor de edad —relame sus labios para luego aclarar su garganta y cerrar la carpeta observándome seriamente— ¿Qué paso anoche señor Wayne?
—Señor Wayne —ruedo los ojos pero su semblante inmutable me hace darme cuenta que no estoy en condiciones de comportarme como idiota—. Salí de una fiesta en casa de un amigo, con una chica.
— ¿Cómo se llama ella?
—No lo recuerdo —admito y asiente esperando que prosiga—. Ella me pidió que la llevara a su casa, pero yo apenas si podía caminar, le dije que se tomara un taxi y entonces vomitó, me volteé para no verla o me pasaría lo mismo, y luego llamé a Theo y cuando me di cuenta ella ya no estaba —suspiro con pesadez—, lo siguiente… Sentí gritos y traté de correr en dirección a donde venían pero sentí un disparo, dos sujetos con capuchas corrieron hacia mí y me golpearon, luego de eso, desperté aquí —sobo mi frente con cansancio.
— ¿Eso es todo? —Cuestiona a lo que asiento y vuelve su vista a la carpeta la cual abre, saca lo que parece ser una foto y me la entrega — ¿Ella era? —Mis ojos se abren de par en par al ver a la chica rubia de la fiesta tirada en el suelo sobre un charco de sangre. Un nudo se forma en mi garganta a lo que asiento volviendo a verle.
—Lo lamento tanto —una vez más las lágrimas salen por si solas de mis ojos.
— ¿De veras? Entonces… ¿Cómo explicas que el arma que le disparó en el pecho dándole la muerte instantánea terminó en tus manos? —bruscamente me da otra fotografía en la que me encuentro yo, tirado en el piso, y en mi mano, un revolver. Trago duro negando fervientemente.
—Yo… Yo jamás toqué esa porquería, yo no maté a esa chica, lo juro —digo viéndole—. Esos sujetos que me golpearon deben haberla dejado en mis manos aprovechando que estaba inconsciente, para inculparme.
—Eso tiene sentido —asiente relamiendo sus labios una vez más— ¿Viste sus rostros?
—No, ellos llevaban capuchas negras, y todo estaba muy borroso para mí, estaba muy ebrio.
 —Bien, entonces… Eres el culpable, hasta que se demuestre lo contrario —dice naturalmente—. Te representaré, y si estás diciéndome la verdad, me encargaré de limpiar tu nombre y encontrar a esos dos asesinos que mientras tú estás aquí, ellos andan sueltos —hace una breve pausa—. Que te mejores —dice dándose la media vuelta.
—Espera —pido por lo cual vuelve a mirarme—, gracias —digo uniendo mis labios en una línea tratando de levantar apenas mis comisuras.
—De nada —una leve sonrisa se dibuja en su rostro y finalmente, sale de la habitación dejándome solo.

+++:
¡Hola! Disculpen la demora, no salía nada de nada, o sea.. tenia todo en mi mente y no podía concretar ni una idea y de repente ¡BOOM! en dos horas mas o menos lo terminé y me siento realizada... Gracias por la paciencia. Y disculpen si no es de lo mejor, pero ya no me quería tardar más, y al menos lo que quería decir, esta dicho, supongo no es un mal comienzo, de echo, estoy conforme con el resultado final. Y eso, las amo!

Pd; el gif nada que ver pero larry manda, es bello y quise ponerlo, fin.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: when cupid goes wrong

Mensaje por wang. el Dom 27 Sep 2015, 8:08 am

— ¿Cómo está mi princesa? —pregunto en un susurro corriendo su cabello castaño claro de su rostro para dejar un beso en su frente.
—Bien papi, te extrañé mucho —me abraza rodeándome con sus pequeñas y delicadas manos.
—También yo nena —suelto un pequeño suspiro mientras me suelta—. Papi te ama mucho.


Primero que nada, yo tambien quiero un papá así. okno. Me calmo.
Es que tu capitulo Vic altero todos mis sentidos literalmente. Fue genial.
Ame a Parker. Me encanta ahí todo maduro, algo que seguro Louis no es. Por eso quizás me gusta tanto ese personaje.
Y aunque a Darcy no le caiga bien (tenemos que hacer tramas con Darcy y Spencer), a mi Spencer me cayo super. Tanto que quería ir y abrazarlo y darle amor porque podre, él no hizo nada.
Espero que Parker lo represente bien.
Me dejaste con la boca abierta. MUY BUEN CAPITULO. Estoy segura que toda tu trama me va a dejar en shock todo el tiempo. Ya quiero leer más.
Sigue Dani.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: when cupid goes wrong

Mensaje por Invitado el Dom 27 Sep 2015, 8:30 am

Lectora:
Me presento formalmente a todas la escritoras de esta gran novela colectiva.Me llamo Karen Salazar pero ustedes me pueden decir como quieran (?).Bueno respecto a la novela estoy segura que me encantara el desenlace, ya que desde el primer capitulo no se pero me a atrapado definitivamente, el trama, sus formas de narrar TODO ABSOLUTAMENTE TODO.
Louis Boss escribió:—Debes usar más bajos, además de que me quitas estatura no tendrías ese problema —digo sabiendo que la parte de las quejas llegaría pronto.
—Disculpa cariño, no puede perder el estilo por haberme casado con alguien de baja estatura —sonríe adorablemente a lo que niego mientras deja un beso en mis labios—. Estoy algo cansada pero tomaré un té antes de ir a la cama ¿Quieres?
Vic ¿Te puedo decir asi? Bueno queria decir que en esta parte yo estaba tipo: OSEA QUE TE PASA LA BELLEZA CUESTA y cuando termine de leer esa pequeña parte esta tipo: ¡TOMA ESTA PARKER! ¡BIEN HECHO MARGARETH! y en mi cabeza sonaba esa cancion que siempre sale cuando dos personas pelean y una sale ganadora.No recuerdo el nombre y no se si logro explicarme (?).Bueno esta fue una de mis partes favoritas, ademas de que fue muy chistosa el pensar de que tu esposa con tacos se vea con mayor estatura que tu, no se pero no logro asimilar eso.
Louis Boss escribió:— ¿Cómo está mi princesa? —pregunto en un susurro corriendo su cabello castaño claro de su rostro para dejar un beso en su frente.
—Bien papi, te extrañé mucho —me abraza rodeándome con sus pequeñas y delicadas manos.
—También yo nena —suelto un pequeño suspiro mientras me suelta—. Papi te ama mucho.
—Y yo a ti papá —dejo otro ruidoso beso en su frente y frunce su nariz por lo cual sonrío. La acobijo bien y me retiro de su habitación saludándola desde la puerta.
—Dulces sueños —digo por lo bajo y le lanzo un beso antes de volver a entornar la puerta.
¡TE PASASTE CON ESTA PARTE! Osea ¡QUE TIERNO! le dijo ¡PRINCESA! aunque claro es su hija pero esta parte fue tan tierna, yo se que cuando ella sea grande y tenga novio como todo padre sobreprotector la protejera de rufianes.No se esta parte tambien fue una de mis favoritas, aunque transcribiria todo el capitulo solo que no se puede porque soy algo vaga.Apuesto que la niña es tan pero tan tierna que quiere presionar sus cachetes fuertemente al igual que abrazarla, y las delicadas manos ¡QUE LINDO! Creo que nunca superare esta parte.
Louis Boss escribió:—Mamá…
—Calla —pide con su voz quebrada, aun así hay un rencor en aquel tono—, siempre nos diste problemas Spencer, ¿Pero esto? —me mira espantada posando la mano en su pecho— Me da vergüenza que seas mi hijo —suelta con dolor e ira mientras siento un dolor profundo en el pecho. La observo incrédulo, mi ceño se frunce, todo mi cuerpo se tensa y los hematomas en todo mi cuerpo no duelen ni la mitad de lo que habían dolido aquellas palabras—. Esa chica, esa muchacha tenía toda una vida por delante —cubre su rostro sin contener su llanto y entonces veo a mi padre acercándose a nosotros y la abraza para contenerla por lo cual él me da la espalda y niega viéndome con desaprobación.
¿QUE TE PASA MUJER LOCA E INSENSIBLE? ¡EL NO FUE! ¡NO FUE! ¿Que parte tu no entiendes? ¡QUE NO FUE! y hasta aca me llego el dolor que sintio Spencer el simple hecho de que su propia madre no le crea y que piense que es un asesino.Spencer me hizo sentir un gran dolor en mi pecho ya casi lloro en esa parte, e incluso eso de que tu propia madre sienta verguenza de que seas su hijo(a) duele, duele un monton, creo que en esta parte me llegue a identificar mucho, en serio me llegue a identificar de una forma inexpicable pero bueno dejo de hablar de eso o sino llorare.
Louis boss escribió:—Hijo estás…
— ¡Cállate! Luka es su hijo, yo no lo soy, tú misma has dicho que te doy vergüenza, vete entonces, no sé qué demonios siguen haciendo aquí si tanta repulsión les causo —mi madre tapa su boca en un ataque de llanto como si mis palabras ahora la hiriesen a ella.
—Vámonos —siento a papá decir quien la toma por el brazo y aunque en principio se rehúsa, finalmente, se va con él y me desplomo en el suelo.
Ni siquiera me importa el dolor que me causa aquella maldita esposa que me mantiene atado a esa cama y que quema mi piel. Ni todos los golpes recibidos en el suelo por aquellos dos encapuchados. El dolor de que mis padres no confíen en mi inocencia, que duden de mí, y que me lo hayan dicho de esa manera, era peor que cualquier otro. No supe bien cuando pero el llanto no cesaba. Me paré de golpe y me encontré en la puerta de la habitación, un sujeto de traje y corbata, zapatos caros y unos ojos azules que chocaron con los míos.
Despues de que le dijo eso de que siente verguenza de el siente lastima por el ¡QUE SE VAYA  A LA MIERDA LOS DOS! OSEA ASI NO SON LAS COSAS SEÑORA ¡ASI NO SON LAS COSAS! Bueno me tranquilizo pero ¡BIEN DICHO SPENCER!, en esta parte Spencer llego a transmitirme la tristeza, dolor e ira todo fue tan de golpe que no se, Spencer sera uno de mis personajes favoritos en esta GRAN novela colectiva.Spencer quiero que sepas que cuentas conmigo.Sin mas que decir Un beso!
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: when cupid goes wrong

Mensaje por wang. el Dom 27 Sep 2015, 8:57 am

Hi Karen Mis feels están por el piso.
CHICAS TENEMOS UNA LECTORA *se muere*
Gracias por comentar linda, me alegro que te haya gustado la colectiva. Y esperamos tenerte por acá seguido, así nos alentas a seguir.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: when cupid goes wrong

Mensaje por baekhyun. el Dom 27 Sep 2015, 10:22 am

Primero que nada. O MAI GA TENEMOS LECTORA! *se desploma por ataque cardíaco* Esto me emociona tanto *-*
Bien, ahora, al caso. VICTORIA ESTO ME MATA. ME MATA! Cuando Spencer discutía con sus padres y le gritó toda esas cosas fue like. se rompe mi kokoro, es demasiado para mi pequeño jart 
avatar


Ver perfil de usuario http://life-really-sucks-a-lot.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: when cupid goes wrong

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.