O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

The Punk Muffins Tour.

Página 12 de 14. Precedente  1 ... 7 ... 11, 12, 13, 14  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: The Punk Muffins Tour.

Mensaje por Tessa el Mar 22 Dic 2015, 2:31 pm

Yisus tengo que ponerme al corriente
Ems tu adelanto es como para morir de filz

___________________________________________

"The scar I can't reverse, When the more it heals the worse it hurts, Gave u every piece of me,
no wonder it's missing, Don't know how to be so close to someone so distant..." {M}

Tessa
------
------


http://sasaki-ss.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: The Punk Muffins Tour.

Mensaje por Finnellark. el Mar 22 Dic 2015, 3:48 pm

Diooooooooooooooooooooooos, extraño tanto leer algo de esta nc askdjnasd Derrie

Finnellark.
-------
-------


Volver arriba Ir abajo

Re: The Punk Muffins Tour.

Mensaje por Megara. el Miér 13 Ene 2016, 7:58 pm

VALU PERDÓN POR DURAR TANTO PARA COMENTAR TU CAP    

Espero que sepas que lo amé, porque escribes de lo más hermoso y bueno, lo amé      

Pero realmente el par no desentendía tanto respecto a personalidad. Ambos eran coquetos de nacimiento, ambos eran (un poco) promiscuos, ambos sacaban provecho de todo. ¿Qué puedes esperar de Sydney e Ives Starr? Nunca aburrirte.

Se me hacen tan geniales y divertidos los hermanos Starr Y sí, ya lo creo que uno nunca se aburriría con ellos. Por un lado tendríamos a Ives que tiene una energía tipo Joy de Inside Out (lo digo por lo hiperactiva xd) y Syd, que se ocupa de decirle que deje de actuar tan virginal pobre chica, no la dejan expresarse al 150% (?)

—Ian, ¿cierto?, Hepburn –el chico sonrió más ampliamente.
—Vaya, me siento en desventaja. Tengo qué preguntar tu nombre.–dijo cruzándose de brazos, se marcaron sus bíceps. Ives se recordó cómo respirar.
—I-Ives. –se pasó un cabello detrás de la oreja–. Ives Starr. –«¿En serio, Ives?, ¿En serio?»

Bueno, en la defensa de Ives, si yo me encontrara con alguien tan lindo como Ian y me saludara con una sonrisa como la de Ian, yo me volvería un pudín   no podría evitarlo, es que Ian     Y él lo sabe, ese desgraciado(?)  
Y luego viene Lucy y   creo que ya Andy sabe que me cae mal y no se si tu también pero sí, me cae mal y luego viene que siempre se pone ultra hiper mega recontra celosa de Ian por cosas más diminutas que un microbio y es como   mija vete a donde tu novio pls bai  

me volví hater por dos segundos, lo siento u.u

—Prim –su voz era ronca.
—Buenos días, princesa. –la chica metió la mano bajo su celular y miró la hora.
—Son las siete am, dejame dormir.
—Argh. Vine a darte amor y me recibes así.

Lo siento pero qué demonios hacía Vesna despertándola a las 7 am eso es cruel, cruel digo Vesna me parece tan linda, omg es que se preocupa tanto por sus amigas, mira como va a donde Tess (aunque haya sido de madrugada) y luego como se quedaba escuchando a Circe hablar y hablar, alegre de que ella ya no estaba llorando ni tenía la crisis que tuvo
Eso es ser una amiga Y luego cuando amenazaba a Tristan omg quiero ver a Vesna lastimando a alguien por meterse con alguien a quien aprecia, es que sería divertido, no sé

Y luego con Kenzo y Reed, omg, juro que amo a esos dos chicos ¿te lo he dicho? Amo mucho a Reed de por sí, no sé, tiene ese no sé qué que me pone no sé como y es taaaaan omg además de que amo que sea tan sarcástico y coqueto y yisus necesito hacer a los chicos de esta nc reales y amigos míos(?

—Hm, okay. Little Spring, ¿qué tal si me das tu número? –Vesna rodó los ojos.
—Gánatelo, Reed.

"GÁNATELO, REED."
yo quiero ver que hará Reed para ganárselo    


Todo empezó con 'tu amiguita'.
—Lucinda.
—No, no, nada de ‘Lucinda’. 1) Se nota que te la restregaste entera. 2) Se supone que éste era un viaje familiar. 3) Dexter, apoyame.
— ¿Apoyarte? Más bien quiero que se callen. Los dos. Ugh –el pelinegro se frotó los ojos–, malditos aviones, malditos vuelos. ¿Para qué coño fuimos a Nueva York si tendríamos que viajar al otro puto lado del país de todas formas?
— ¿Vienes con lo de ‘viaje familiar’ en serio?, ¿por qué no hablamos de tu noviecito?
—Lo siento, Luce, pero Ian tiene un punto. –comentó Dexter.
— ¿No tenías dolor de cabeza?
—Sí. Y como no me los aguanto a los dos, me voy al cuarto de Marc.
—Ives tenía razón, sí tienes complejo de hermana.
—Ahí está esa zorrita otra vez.

AJAJAJAAJAAJAJAJAJ "TU AMIGUITA" AAJAJAJAJAJAJA VALU ERES UNA GENIA CON LOS DIÁLOGOS MUJER          
Me reí tanto leyendo eso, aunque después fue "ew", pero me seguía riendo de todos modos porque es que Lucy se pone tan irracional cuando está celosa y el pobre de Ian como "¡pERO déjame hablar por cristo!"    
Y Dexter mandándolos a callar y estresado por los vuelos, omg, amo a estos tres, en serio

Las partes dónde había hecho contacto con Lucy ardían. Respiraba suavemente, sintiendo el vacío del pecho haciendo eco el pulso de su sangre. Era doloroso, era más doloroso guardarlo.

   

—Entonces, dime. –Sydra mordisqueó un poco su uña. Tomó aire y, en contra de todo lo que le decía que no, lo dijo en voz alta.
—Mi padre tiene cáncer.
—Wow. Tú, chica, necesitas un abrazo.

No tienes idea de cómo amé esto No eso que cité, si no todo el diálogo en sí, todo todo porque es que, bueno Ian es tan buena persona y se ha notado desde el principio y con esa narración de que podía besarlas a todas menos a la manzana de la discordia y bueno, no sé, yo lo amo ya porque es tan lindo y luego viene a ser tan educado y amable y honesto con Syd y mi corazón se puso de sandia y de algodón y omg por qué me haces esto Valu

Y LO QUE LE DIJO DE QUE NO PUEDE PROMETER NADA PERO QUE DEBE SER FUERTE Y DEBES SEGUIR ADELANTE, CÁSATE CONMIGO IAN    

—Juro por dios que no lo puedo dejar solo un segundo porque saca una chica de dónde no la hay y ya está coqueteando.
—Uhm, ¿Sydra?
—Oh, Dexter. No me dijiste que tenías un hermano. –Lucy y Dexter estaban observando al par. Ian soltó a Sydra.
—Y una hermana.
—Es un gusto.
—Ah, ¿pensé que ibas a preparar todo para la entrevista de iHeartRadio?
—Mierda –Sydra palideció –, Ziggy me va a matar. –no de despidió de nadie, segura de que los vería de nuevo, y salió corriendo camino al vestíbulo. Dexter tenía una extraña mirada.
—No sé cómo suene esto pero... No ella, Ian. No ella.

AJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJJAAAJAJAJAJAJAJAJAJAJ
Lucinda aka persona más celosa de la faz de la tierra con cero freaking chill

Dexter diciendo "No ella, Ian. No ella."
¿QUE ES ESTO? ¡¡ALERTA SHIP!!    
Aunque no sé, porque Dexter me confunde sabes y Sydra también me confunde sabes todos en esta jodida nc me confunden porque no sé con quien va a terminar nadie y luego vienen estos ships que me vuelven loca

Pero creo que Dexter y Syd pronto se unirán a mi lista encabezada por Mainbow

— ¿Te importa tanto que...?– Circe cubrió su boca.
—Ed es sólo un amigo. Estaba ebria, eso es todo. No actúes como si cuando estoy ebria no soy una idiota. –Tristan asintió solemnemente–. ¿Hago bien en creer que me perdonas?
— ¿Por desaparecer o por beber cuando eres aún menor de edad? –hizo especial hincapié en lo último. Circe rodó los ojos–. Claro que sí, sardina. Sólo no me vuelvas a dar ataques al corazón.
—Lo tendré en cuenta.

ESTE ES OTRO DE MIS TOP SHIPS
PORQUE TRISTAN Y CIRCE SON VIDA
¿Trirce? ¿Cirstan? Suena horribles los dos. Pero bueno, en serio los shippeo desde el principio, ¿sabes? porque son demasiado bellos juntos y no entiendo por qué. siguen. siendo. solo. mejores. amigos.  
Son más que eso, se quieren más que simples mejores amigos, entiéndanlo  
Lo saben ustedes, lo se yo, lo sabe el tour, lo saben los fans, ¿qué esperan? es como mainbow, lo único que no se cual de los dos me da mas feels, a mi pobre corazón sensible

porque viene Marc y te pone con Tessa y blabla. Y luego vino Tristan y BESÓ A KRISTY ASÍ SI MÁS, que todavía me tiene en shock. Entonces me quedo, ¿quién se va a quedar al final eh? ¿es que siempre voy a tener que sufrir aquí?

Y tengo el leve (grande) presentimiento de que Tristan quería decirle mucho más de lo que le dijo a Circe en el ascensor, ¿sabes? no sé por qué

Tristan me recuerda a Tritón, el papa de Ariel, así que cuando pienso en Tristan pienso en algun tipo de sireno o cómo se diga

— ¿Te parece sí...?
—No.
—Molusco, no eres el único que no me ha visto en un día. Tengo que hablar con él.
—Circe...

Celos *tiní tiní* celos *tiní tiní* *inserten melodía de la canción de fanny luz acá*


—Oh, dios, para ti fue serio.
— ¿Qué? –se zafó del agarre del chico y cubrió su boca.
—Ah, Ed, lo siento mucho.
—Está bien...
— ¿Está bien? No digas eso, porque las personas creerán que está bien, y que pueden volver a hacerlo. ¿Me dices que está bien? ¿Que puedo volver a besarte? –Ed se sonrojó. Circe suspiró–, Tristan me espera. Hablemos esto más tranquilamente luego.
—Uhm, de acuerdo.

ED BBY VEN TE HARÉ CHOCOLATE Y WAFFLES Y TE DARÉ MASAJES EN EL CABELLO Y ABRAZOS DE OSO PANDA OMG                

«Lo arruinaste, Circe. Lo arruinaste». Cerró los ojos para que el cloro no los quemara. «Sólo te besó porque Kristy lo rechazó». Sus pulmones necesitaban aire, pero ella se hundía, se hundía. Había un terrible dolor en su pecho. Tocó el fondo de la piscina y se impulsó. Tristan seguía ahí, Circe le sonrió.
—Lo siento, Tristan.

*crack*
¿Escuchas eso?

*crack crack*

Es mi corazón, que está rOMPIENDOZE EN MIL PEDACITOS VALU, EN. MIL. PEDACITOS.
Creo que casi se me aguan los ojos al leer todo eso. De Circe y su monólgo interior de ¿Es amor? Besó a Ed. ¿Es amor? Margo la tomó. ERES UNA GENIA, TE APLAUDO Y OMG MUJER DE LOS DIOSES FUE DEMASIADO HERMOSO Y HEARTBREAKING AL MISMO TIEMPO Y NO SÉ, LO AMO AUNQUE ME HAGA MAL PORQUE PASÓ LO QUE TENÍA QUE PASAR Y FUE TAN ABRUMADOR Y CIRCE CREYENDO QUE LO ARRUINÓ PERO TRISTAN LA AMA IGUAL NO? ¿O NO? SI NO LO HACE, QUE SE PREPARE PARA IRSE AL INFIERNO. PERO FUE MUCHO PARA MI, VALU. OMG.

—Sé que ayer fue intenso, lamento haber perdido de esa manera la cordura. Hm. Hoy estoy mejor y quería decirles qué pasó. Algunos sabrán que perdí a mi madre cuando era pequeña y, bueno, resulta que ahora mi padre tiene cáncer de pulmón. Por fumar toda su vida, creo yo. La posibilidad de perder a mi padre me golpeó realmente fuerte. Pero ahora sé que tengo la fortaleza de enfrentarlo si estoy con ustedes, así que, por favor cuiden de mi. –un ‘Aw’ colectivo, Svy abrazo fuertemente a Sydra y a ellos se le unieron Carter, Ryder, Gerard, Aleen, Ziggy, Nikki, hasta que eran un enorme abrazo.

OMG ESTO FUE HERMOSO SABES, MUY MUY HERMOSO, LO AME TANTO, EL MOMENTO DE LA FAMILIA GREENLESS Y OMG YISUUUUUS DEMASIADO HERMOSO
Los amo tanto y me sentí conmovida cuando Sydra decidió decirles a todo lo que estaba pasando, y que luego fuera a cantar como solo ella sabe y fue muy lindo y lo amé demasiado Valu

Megara.
-----
-----


http://www.wattpad.com/user/EmsDepper

Volver arriba Ir abajo

Re: The Punk Muffins Tour.

Mensaje por Megara. el Miér 13 Ene 2016, 8:05 pm

LEER ANTES :
Hola muffins de mi corazón
Lamento muchísimo tardar tanto para subir el cap siento honesta, me bloqueé muy feo en una parte xd Y bueno, también estuvo que tenía otra nc donde tenía más tiempo estancada xd pero bueno, espero que no les aburra y que les guste y haber utilizado a sus personajes bien Comence a narrar desde el 15 de septiembre, aunque mis fechas son las dos últimas u.u es que bueno, me inspiré. Ehm, ¿qué más? Oh, un ball pit es esto: [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
La canción es Bang Bang to the Rock and Roll de Gabin

Ya, me despido Las amo

Sigue: Cami

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
CAPÍTULO 033.
Por: Torstein.
–Derrie, Freddie, Sasha, Aleen, Elliot.
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]




15 de septiembre – Partida hacia Phoenix, Arizona programada a las 1:30 am. Tiempo de viaje: 6 horas, 24 minutos.

Derrie Sheehan se encontraba entre la espada y la pared de sus intensos, exhilarantes e incontrolables emociones y pensamientos. No sabía qué era mayor: sus ganas de ahorcar a Freddie y a Rainbow cuando los vio besarse-comerse al uno al otro; las ganas de asesinar a Marc por darse cuenta tan fácil de todo o suicidarse a sí misma por querer hacer tales cosas. No era porque tuviese algún problema con matar a Marc. Podría vivir con eso. Pero Rainbow le caía demasiado bien como para ignorar su sentido común y jugarle una pequeña broma —sin importar cuanto lo deseara.

La verdad es que Rainbow no le caía mal. Era una buena chica. Pero también era verdad que sus emociones ignoraban ese hecho y sí, por momentos, le caía mal. Lo que no debería ser. Y detestaba el hecho de que su cerebro estuviera partido entre lo lógico y lo ilógico. La hacía sentirse como un dilema. Uno que la estaba carcomiendo. ¿Estaría exagerando? ¿Cómo hacían las personas para enterrar los sentimientos e ignorarlos hasta que se vayan? Le vendría bien algún consejo.

Por el momento, había llegado a una conclusión: trataría de actuar lo más normal posible. Se repetía a sí misma que nada había ocurrido y que ella se encontraba perfectamente bien. Y doblegaba (hasta triplicaba) su dosis de café.

Estando hiperactiva (más de lo común) la ponía a pensar en tantas cosas que no tenía tiempo para sentarse a meditar sobre situaciones irracionales y dañinas. Lo primero que haría era —después del concierto, claro— era la bienvenida oficial de Elliot al equipo Wild Lilies.

Freddie, por otro lado, no se arrepentía en lo absoluto de la noche con Rainbow. La chica había sido genial y cero mala racha al final de todo. Lo que lo tenía nervioso era que Derrie y Marc los habían visto besarse. Pero luego, siguieron de largo como si nada. Recordó como se había puesto ella cuando pasó la noche con Emma. Esperaba que esto no fuese igual.

Hasta ahora, no lo era. Lo cual lo extrañó y lo alivió simultáneamente. No porque quería que sucediera algún escándalo. Sino porque Derrie estaba más rara (mucho más) de lo normal.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Se encontraba de camino hacia el Lobby del hotel, porque ya tenían que salir al aeropuerto. No tenía una pizca de sueño, a pesar de que habían participado del concierto y todo lo demás —realmente, estaba más despierta que nunca. Tal vez era causa de su café. Cuando las puertas del ascensor se abrieron y salió, alguien la llamó.

—¡Hola, Derrie! —saludó Rainbow entusiasta. Derrie puso en acción sus habilidades.
—¡Hola! —saludó con la misma emoción. Puntos para Gryffindor.
—¿Sabes dónde está Fredster?

Okay. La asesinaré. Y nadie se dará cuenta.
-5000 para Gryffindor.


—Ups —se rió apenada— Me dijo que solo tú le dices así. No te molesta, ¿verdad?
—No, para nada —sonrió de lado. Esconderé el cuerpo y todas las evidencias…— Tal vez esté en el restaurante con Carter y-
—¡Oye, Derrie! —hablando del Rey de Roma— Oh, hola Rainbow.

Le besó la mejilla y la pelirroja clavó sus uñas en la palma de su mano. Piensa en cosas bonitas. Disney. Harry Potter. Hadas. Avada Kedavra a estos dos muggles en frente de mí…

—Hey Fresdter —lo saludó de vuelta con aquella simpatía contagiosa.

Freddie sonrió algo tenso. No le molestaba que ella lo llamara así. No obstante, sabía cómo era Derrie con esas cosas. Una vez intentó de llamar “peque” a Jackie y ella casi le tiñe el cabello de violeta. Logró teñirle los cabellos de la nunca y habría continuado de no ser porque Jackie le rogó.

—Listo, ya lo encontraste —señaló al chico— Yo me voy, tengo asuntos que atender.
—¿Qué asuntos?
Mis asuntos, Freddie —se forzó a decirlo, pues en realidad quería usar ‘Frederick’.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Derrie se largó a un sitio donde estaba segura de que no la molestarían por un buen rato y desbloqueó su celular.

—Hola, mamá —sonrió con nostalgia, a pesar de que no puede verla.
—Hola, cariño —saludó de vuelta— Por favor dime que no has hecho algo malo, ¿bien?
—Nunca hago cosas malas, querida madre.
—Derrie, por favor…
—La gente mala se va a la cárcel. Nunca he ido a la cárcel, ¿o sí?
—¿Tengo que recordarte aquella vez que tuve que ir a buscarte a la fiscalía por…?
—¡Jo! Creo que hicimos un pacto de nunca hablar de eso fuera de la familia, ¿verdad?

A veces se encontraba a sí misma añorando la comodidad de su casa, el ambiente hogareño del restaurante de su papá, sus cenas familiares…todo. No podía negarlo, mucho de esta situación, del tour, sería más fácil si ellos estuvieran allí. No lo decía por el posible odio que le tenía la mayoría (si no eran todos) los de tour, debido a sus bromas —sin ellas, la vida viajando sería muy aburrida. No lo soportaría. Lo decía por todo aquel odio que recibían por correo y sí, sabía que era simplemente cosa ignorar y eliminar todo el spam. Cosa que hacía. Pero a veces, solo a veces, se preguntaba a sí misma como es que existían personas que la odiaban tanto sin saber nada más que su nombre.

Cerró la llamada con la pequeña sonrisa desvaneciéndose de su rostro antes que sus labios formaron dos líneas rectas. Realmente extrañaba a sus padres.

—Nos encontramos de nuevo —dijo una voz ronca en su oído.

La pelirroja se sobresaltó y se giró para encontrarse con Parker. El peli-marrón tenía un estuche de guitarra en una mano y la miraba con una sonrisa irritante.

—En serio, deja de molestarme —pidió, rodando los ojos.

Obviamente, el chico Parker notó el cambio de actitud en Derrie de inmediato. Ninguna emoción rara y/o intensa ni apodos raros y ofensivos.

—Oye, ¿estás bien?
—No te importa, chico fitch.
—¿Y eso como lo sabes? —preguntó, irritado de la nada, tomándola por sorpresa.
—Por lo único que me molestas es porque no babeo por tu cara.
—Entonces sí te pasa algo —la miró y con su mano libre, pasó un mechón detrás de su oreja— Estoy aquí si quieres hablar.
—No hay nada de qué hablar —se alejó y lo miró con ojos entre-cerrados— Y si vuelves a violar mi burbuja personal, fitch, te voy a cortar las canicas.

Parker sonrió, esa sonrisa que lo hacía ver mucho más atractivo de lo que ya era. Sin embargo, Derrie solo entre-cerró más los ojos —como si quisiera pulverizarlo con la mirada.

—Bueno, no lo volveré a hacer si me dejas invitarte un helado —ofreció con casualidad.

A Derrie se le iluminaron los ojos. El helado lo curaba todo. Estuvo a punto de caer en sus impulsos y chillarle que sí, pero se retrajo a tiempo.

—¿Y cuál es el gancho? —preguntó, reacia.
—¿Qué no puedo invitarte a un helado, sin más? —se cruzó de brazos, pero aún seguía sonriendo.
—Espero que no te ofendas, pero no pareces ser el tipo de persona que hace esas cosas sin esperar algo a cambio —la pelirroja se encogió de hombros.
—No lo sabes —le replicó— Y esperaba que pudieras contarme lo que en realidad te pasa.
—No tengo nada, chico fitch. ¿Eres anormal? —frunció el ceño.
—¿Por qué me dices chico fitch? —cuestionó de la nada— Tengo nombre, sabes.

Inesperada y sorprendentemente, notó como la punta de una de las orejas de Derrie (la que no ocultaba su cabello), se tornó algo rosada. ¿Eso fue un sonrojo, o estaba volviéndose loco?

—Uhm, porque pareces modelo de Abercrombie and fitch —soltó Derrie, prefiriendo ser directa. Además, se notaba que él sabía lo apuesto que era. —No digas nada —advirtió, cuando una sonrisa como la del gato Cheshire, pero con más coquetería que otra cosa, se plasmó en la cara de Parker.
—Tranquila, fiera —Parker alzó los brazos en señal de rendición— ¿Entonces?
—No al helado. Y recuerda mis palabras: mantente lejos de mi burbuja personal o te castraré —dijo antes de darse la vuelta e irse de allí.

Parker solo se rió. Derrie lo divertía demasiado.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

No había mucho que hacer en el vuelo. Eran seis horas de puro aburrimiento y no quería pasárselas en Tumblr. Ya tenía todo lo que haría anotado en su cuaderno. Nova y Emma se encontraban durmiendo. Ella no podía dormir en los aviones, era demasiado paranoica para eso. Brett y Freddie se encontraban hablando sobre cosas técnicas —como el horario que debían cumplir más adelante. Así que se puso de pie y fue donde Elliot, que se encontraba moviendo la cabeza al ritmo de la música de sus enormes audífonos.

—Hey, Elliot, ¿te molesta si me quedo aquí? —preguntó la chica, asomando su cabeza por el marco de la puerta.
—¿Qué? Claro que no —pausa— Solo espero que no vengas a decirme que me una a alguna de tus bromas.
—¿Qué? ¿Cómo crees que yo haría algo así, cara de cachorro? —preguntó indignada.
—Ya Freddie me advirtió —la miró sin creerse el acto— Y Brett fue muy específico al decirme que tenga cuidado con tus habilidades de actuación —le dedicó una sonrisa de lado— ¿Y cómo que cara de cachorro? ¿Me llamas perro?
—¡Sí! Un lindo cachorrito Golden —le pellizcó una mejilla— No puedo creer que esos dos te hayan convencido para no ser parte de mi army.
—¿Army?
—Sí, como el de Dumbledore. Pero no tan cool.
—Oh, ¿así que Potterhead?
—¡Hasta las entrañas! —le mostró su mejor sonrisa— Desde hace unos días llevo pensando tatuarme algo que tenga que ver con eso, pero no sé.
—¿Cómo que no sabes?
—Porque si me tatúo, mi papá me envenenaría con una de sus sopas de pescado o una de sus batidas de la casa misteriosa y mi mamá…pues no sé, no quiero saber lo que haría.
—¿Y quién dice que ellos tienen que saberlo? —enarcó una ceja y le sonrió travieso.

Derrie se quedó callada mirándolo y después le sonrió, con sus ojos brillando.

—Elliot, como que me caes cada vez mejor.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Aleen, por su parte, no encontraba mucho con qué distraerse. No sabía cómo ella y Ryder habían aguantado tanto sin hablarse propiamente —no más de los saludos serios y cortos, y cosas completamente del trabajo, del tour, del horario, de qué debían hacer luego. Carter había intentado hacerla entrar en razón. “Ve y habla con él o les juro que los voy a encerrar hasta que lo hagan.” Y muchas cosas así. Sin embargo, en el momento los mellizos se encontraban en una disputa por ver quién tardaba más en dejar el orgullo y disculparse —al menos, eso parecía.

Se encontraba junto a Edmond en el vuelo hacia Phoenix. El chico se encontraba perdido en sus pensamientos, como muchas veces. Le pasaba igual que a ella —que trataba de encontrar un escape a todo lo que le decía su cabeza, pero no podía. Claro, no había nadie que no supiera lo que había pasado con Ed y Circe. Aleen solo se preguntaba si ya habría arreglado las cosas con ella y con Tristan.

—¿Haz viajado a Arizona antes? —preguntó, cortando el silencio.

Ed la miró de soslayo.

—No, ¿por?
—¿Crees que haya mucho sol? —continuó— ¿Crees que nos pongamos naranja en vez de broncearnos? Mi piel nunca se broncea, es frustrante.
—¿Para qué quieres broncearte? —frunció el ceño.
—No lo sé, ¿cambio de look? —se encogió de hombros.
—Si quieres hacerte un cambio de “look”, córtate el cabello y tíñelo de verde.

Aleen soltó un grito ahogado y lo miró sorprendida y ofendida. Se agarró la larga cola de caballo y la movió como una espada, contra la cara de Edmond.

—¿Cómo osas decir eso? Mi cabello es sa-gra-do, Ed —lo continuó golpeando— Nunca haré nada de eso, ¡sería un desastre colosal!
—Si —Ed trataba de hablar sin que se le metiera el cabello en la boca además de los ojos— Ya deja de usar palabras raras. Y deja de golpearme.
—Pues nunca vuelvas a decir algo así —le dio un último golpe, antes de dejar caer su cabello— Tú si te verías lindo con el cabello verde.
—Sí, como también soy descendiente de Zeus. Claro.
—Tu tono, Ed —lo señaló y entrecerró los ojos.

Edmond sonrió, una sonrisa pequeña y divertida y Aleen se alegró de verlo así después de tener horas en el vuelo sin decir nada.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

17 de septiembre – Día libre para el resto de los actos.

El equipo Wild Lilies se encontraba almorzando en la habitación de las chicas. En vez de bajar a uno de los restaurantes, prefirieron pedir servicio a la habitación y quedarse comiendo allí. Además, Derrie les había dicho que tenía una idea que compartir. Hace un tiempo había comenzado a diseñar gráficos para camisetas con el nombre del trío y un alien con una corona de flores al lado; otros con “feminism” y un ramo de flores debajo, y cosas así.

—Esta es la idea menos original que se te ha ocurrido hasta ahora, Derrie —chasqueó Emma.
—A mí me parece un lindo detalle —sonrió Nova.
—Todo lo que tiene tu nombre es lindo para ti —replicó la pelinegra, rodando los ojos. Porque Derrie había dicho que podían hacer tshirts con sus nombres, por igual.
—Porque mi nombre es hermoso, ¡duh!
—Yo también creo que es una linda idea —Brett se encogió de hombros.

Derrie, que había estado (extrañamente) en silencio mientras tecleaba en su laptop, detuvo el movimiento de sus dedos y miró a su manager con los ojos y la boca abiertos. Emma y Nova la imitaron.

—Tu… —comenzó a decir— ¿¡Acabas de concordar conmigo!?

No podía creerlo.

—Debe estar acabándose el mundo —continuó— ¡Brett está de acuerdo conmigo! ¿Qué pasó con lo de ‘lo único que eres capaz de producir son desastres tóxicos para la vida orgánica que te rodea’, eh?
—Todavía creo eso —dijo el hombre— pero me gusta eso de los t-shirts. Es buena promoción.
—¿Saben que sería bonito? Una fuente de chocolate en el bus.
—Ni siquiera voy a preguntar de donde salió eso.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Alex se encontraba acariciando el cabello de Aleen. Era un hábito que había iniciado de manera inconsciente y que había tomado como tal al darse cuenta de que a ella le gustaba y la relajaba. Especialmente ahora, que necesitaba dejar de estresarse tanto.

Se hallaban en uno de los sillones de la habitación del chico, recostados y hablando de todo y nada. Hasta que un silencio se hizo presente. Ella le había contado sobre su enorme y dramática discusión con su mellizo, la que había ocasionado que se hablaran lo menos posible por varios días.

—Aleen, tienes que dejar de pensar tanto…—susurró contra el costado de su cara.
—Burro hablando de orejas —replicó con suavidad.
—Touché —se rió— Pero hazlo de todos modos, no es tu culpa —depositó un beso en su sien.
—¿Y tú como sabes eso? —subió la mirada hasta chocar con sus ojos.
—Eres humana: cometemos errores —se encogió de hombros— Además, eres demasiado dulce como para hacer algo sin ser provocada.
—Pero es que… —sin embargo, él la calló con un beso—Basta, ¿ok? No debes hacerte eso.

Aleen no podía seguir hablando mucho porque Alex triunfaba en distraerla con sus besos y dándole cariño de esa manera. Se sentía tan bien estando con él que no entendía cuál era el problema de Ryder. Pero luego recordaba que su hermana tenía un problema con todo hombre que se le acercara y la confusión le pasaba a enojo y frustración. Al final, decidió irse con Alex a deambular por los alrededores del hotel, tomando fotografías del otro y comprando recuerdos.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

—Estoy bien ma’ —el castaño hizo una pausa— No, no estoy dejando de comer.
—Frederick, no me mientas —le advirtió la señora a través del teléfono. Solo Brett y su abuela lo hacían sentirse así de niño cuando lo regañaban— Sé que cuando estás estresado y tienes trabajo, se te olvida incluso tomar agua o cepillarte los dientes. Así que-
—Ma’, te prometo que estoy alimentándome bien —la interrumpió.

Una vez que su abuela comenzaba, no había quien la detuviese. Se encontraba sentado en un banco cerca de la piscina del hotel, donde no había muchas personas.

—Bien, te creeré por ahora —Freddie aguantó un bufido— Así que dime, ¿cómo están esas chiquillas? ¿Tan radiantes como siempre?
—Si por radiantes te refieres a cada día más dementes, entonces sí —rodó los ojos.

Su abuela soltó una carcajada.

—Bueno, sí, son tres luceros llenas de excentricidad, eso sí —dijo entre risas— Pero no puedes negar que te la pasarías muy aburrido sin ellas.
—Sí, tal vez tengas razón…
—Tal vez no, Freddie, tu abue sabe lo que dice —comentó Nova, apareciendo junto a él de la nada, provocando que saltara en su sitio.
—No hagas eso, Nova —frunció el ceño.

Luego de pasar un tiempo con Brett, Freddie y las chicas hablando sobre las camisetas que querían diseñar, el manager había salido a hacer diligencias que no especificó y Freddie había dicho que tenía una llamada que hacer. Alyson, por otro lado, lo más seguro era que estaba con sus colegas de seguridad por un rato.

Fue por esto que Derrie aprovechó para reunir el Consejo Lilies una vez más. Esta vez estaban en su habitación, sentadas en la cama en un círculo. En el medio se encontraba abierto el tan preciado cuaderno de Derrie. En las páginas se podía ver el plan que tenía por título: “Operación: Bienvenida a Elliot-el-cachorrito” con un montón de pasos y bocetos de cómo sería todo en físico.

—¿Qué les parece? —le preguntó la chica, luego de explicarles todo.

Emma la miró sin decir nada. La verdad es que aún no le cabía como Derrie tenía tiempo para pensar en más bromas. Nova estaba entre emocionada y asqueada. La verdad es que sentía un poco de pena por Elliot —pero a la vez, todos habían pasado por lo mismo.

—¿Estás segura de que nada le partirá un ojo? ¿O algo así?
—Claro que no, hice pruebas —Derrie manoteó en el aire, restándole importancia— Así que, necesitaré que se aseguren de que él llegue a su habitación a la hora correcta.
—¿En qué hiciste pruebas, exactamente? —preguntó Emma, dedicándole una mirada llena de suspicacia.
—Eso es un detalle menor, Em, así que no te preocupes.
—Si descubro una cascara de-
—¡Silencio! —la interrumpió Derrie, al mismo tiempo que la puerta se abría y Alyson entraba por la misma.

Debido a que no estaba totalmente segura de que Alyson iba a permitirles continuar con la Bienvenida slash broma a Elliot, Derrie se abstuvo de mencionarle lo que tenían planeado. Tuvieron que hacer algunos cambios con la hora de actuar, ya que Alyson, siendo ella, sospechaba que algo tenía planeado. Sin embargo, la pelirroja logró que la dejaran sola cuando Nova y Emma se la llevaron para ir a comprar accesorios en la tienda de recuerdos.

En el camino, las chicas arrastraron a Elliot, Jackie y Carter con ellas —lo cual, realmente, funcionaba en beneficio. Derrie fue en busca de su compañero de bromas primerizo. Lucas se encontraba hablando con Edmond cuando ella lo divisó, sentado en una de las tantas mesas alrededor del hotel. Se acercó a chico por detrás. Le hizo una seña a Ed para que hiciera silencio.

Se colocó por detrás de él y solo cuando estuvo tan cerca que su cabello rozó con la camiseta de Muse que traía puesta, lo abrazó por el cuello y cantó su nombre en su oído. Lucas se asustó en un principio, cuando sintió que alguien lo ahorcaba por detrás. Luego se dio cuenta de que era la hiperactiva de Derrie y se calmó un poco, aunque su corazón seguía exaltado y un sonrojo cubrió sus mejillas.

—¡Hola! —saludó a ambos— ¿Tienes algo que hacer en un rato? —le preguntó, aún abrazada a él y mirándolo desde ahí.

Lucas tardó segundos en responder porque Derrie estaba tan cerca que le estaba constando la concentración.

—No, ¿por qué?
—¡Genial! ¿Podrías ayudarme con algo? —la mirada marrón de Derrie brilló.
—Sabes que sí, no entiendo para que preguntas.
—Aw, eres demasiado para mí, Shin-shan. Pero hay que preguntar, tampoco es que vaya a abusar de ti —lo soltó y le despeinó el cabello, un gesto amistoso que había tomado como costumbre porque a Lucas le irritaba.

Si le irritaba, pero tampoco es que le molestaran los gestos cariñosos que Derrie tenía con él. Por muy exasperantes que fueran. Era una contradicción, pero qué importaba.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Elliot llegó exhausto al hotel. ¿Quién diría que una tarde-noche de compras con unas chicas podía ser tan horriblemente agotador? Ah, sí, cuando esas chicas lo hacían cargar con todas sus bolsas —junto con Carter y Freddie. ¿Acaso tenían que comprar tanta ropa? ¿Tantos zapatos? Debería ser ilegal.

Entró a su habitación en silencio para encontrar a Thomas, su compañero, tumbado en su cama. Supuso que se había acostado para aprovechar lo que quedaba del día, pues en los próximos tendrían más entrevistas, sesiones, viajes y conciertos que hacer. Se debía aprovechar las oportunidades.

Caminó directo a su cama. Solo se sacó el pantalón, quedándose con la camiseta y con los bóxers. Dejó su celular en la mesa de noche y sin darle más mente se dejó caer en la cama. En ese lugar entre la conciencia y la inconsciencia, comenzó a moverse debajo de las sábanas, como un gato buscando la posición más cómoda para dormir. Y entonces, lo sintió.

Borracho del sueño como se encontraba, solo atisbó a levantar la sábana para intentar ver qué era lo que había debajo que se sentía tan raro. Pasó la mano por algo pegajoso y frío, que se le quedó en los dedos. Ahora más despierto y con el ceño fruncido, se levantó un poco para encender la luz de la mesa de noche.

Sus ojos se enfocaron, primero, en las manchas marrón oscuro en sus dedos. Levantó la sábana por completo y no pudo evitar gritar de horror y asco. ¡Estaba rodeado y encima de mojones de todos los tamaños y formas!

—¡Qué mierda!

Intentó ponerse de pie pero al hacerlo se apoyó más en la mierda, aplastándola y haciendo que se embarrara más en la masa pegajosa y horrible. Se le pegó en las piernas y un poco en la espalda, porque del movimiento se le había subido un poco la camiseta. Se desequilibró y terminó cayendo de costado en el suelo alfombrado de la habitación. No se detuvo a pensar en lo que dolió. Se puso de pie tan pronto como pudo.

Thomas se levantó con brusquedad por el grito, alerta y preparado para todos menos para observar a Elliot correr como desquiciado hacia el baño, embarrado en algo que parecía pupú. Al abrir la puerta del mismo, no pudo dar ni un pasó porque al instante un balde de una sustancia fría y pegajosa, solo que líquida, lo embarró de pies a cabeza. Se quedó estático, temiendo lo peor. Abrió uno de sus ojos y alargó el brazo para encender la luz. Se observó en el espejo, horrorizado y asqueado y otra vez gritó a todo pulmón.

—¡Joder, ARGH!
—Elliot, ¿qué diablos…? —Thomas se estaba acercando.
—¡Está en mis ojos! —entró al baño y se metió en la ducha— ¡En mi nariz! —abrió el grifo y se dejó bañar de agua limpia con toda la ropa puesta— ¡Y en todos lados!

Thomas se había quedado de pie fuera del baño, justo donde empezaba el charco de agua de mierda que había caído del balde en el techo. Quería ver cómo rayos habían puesto eso allí, solo por curiosidad. Pero temía que si decía algo al respecto, Elliot iba a maldecir contra él. El pelimarrón, por otro lado, se encontraba maldiciendo por lo bajo mientras trataba de cepillarse la mierda de sus poros.

De repente, Thomas soltó una risita.

—¡No es gracioso! —rugió Elliot.

Alyson le había advertido. Creía que había sido un chiste, así que no le puso mucha atención. Freddie también le había advertido. Otra vez, no le había hecho caso. Sin embargo, cuando Thomas lo llamó para que viera a la pared del baño, deseó haber escuchado a sus colegas desde un principio.

En el área por encima del espejo y hasta el inodoro había una especie de poster gigante color lila. En letras morado oscuro estaba escrito: “¡Bienvenido al Equipo Wild Lilies!”, al lado del nombre del trío había el emoji de la caca con ojos y sonrisa de whatsapp, con una corona de lirios en “la cabeza”, ergo, la punta de la pupú. Thomas seguía riéndose. Elliot continuó leyendo lo que decía el poster:

“(Te abrazaremos cuando te duches y se te pase un poco el enojo, je.)

PD1: La pupú es falsa. Solo es plastilina con pintura, duh.
PD2: ¿Viste que lindo el emoji? ¡Lo hice yo!
PD3: Bienvenido al club de los por siempre frustrados por las “bromas” de Derrie.

Att: Derrie, Nova y Emma.

Thomas continuaba riéndose tanto que Elliot imaginó que estaba llorando, como no lo podía ver desde la bañera. Él mismo, después de recordar cómo había reaccionado no pudo evitar sonreír un poco. Sacudió la cabeza y volvió a continuar con su estrujo de la piel, ahora un poco más aliviado porque la mierda no era mierda. Tenía que concordar con la última postdata: ahora estaría frustrado de por vida.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

18 septiembre: Entrevista y sesión de fotos para Alex Delarge, The Granade Chapter y Wild Lilies. Revista Billboard (10 am) y Rolling Stones (5 pm). Locación a elección de la escritora. Partida a Las Vegas programada a las 9 pm.

Brett, claro está, se había enterado de la jugarreta de Derrie hacia Elliot. Siendo honesto consigo mismo, le había extrañado demasiado que la chica durase tanto para tomar acción. A pesar de lo mucho que tratara de evitarlo, simplemente detener a Derrie y sus bromas era algo cerca de lo imposible. De todos modos, la sermoneaba cada vez que podía. Algún día, estar haciendo esa clase de cosas la iba a meter en un grave lío del que no podría salirse fácilmente.

Se encontraban de camino al local donde les tomarían la sesión de fotos, con Alyson conduciendo y Brett de copiloto.

—A Dios le gustan mis bromas, no entiendo cuál es el problema de todos con ellas —hizo un puchero.
—¿Y quién te dijo eso? ¿Él? —se burló Emma.
—No, se lo dijo a Nova —la señaló.

Al escuchar su nombre, la rubia levantó la mirada del celular y sonrió.

—Sip. Tuve una conversación con él muy divertida la otra noche —asintió varias veces— le dije que nos hiciera un favor y se haga un cambio de look. Fuera de eso, Dios es bastante cool.

Alyson la miró sin parpadear, a través del retrovisor. Cada día que pasaba, dudaba más sobre el juicio de las chicas.

—Estabas drogada, ¿cierto? —inquirió Emma.
—Tal vez, o ya tenía el humo de cigarro muy en el sistema —se encogió de hombros— Me dio un sermón sobre eso, me recordó a Derrie cuando se pone a chillarnos.
—Voy a tener que hacer una muy seria reunión con ustedes tres —Brett las miró con el ceño fruncido— Y necesito que por favor se comporten para estas entrevistas chicas. Estamos hablando de Billboard y Rolling Stones, ¿bien?
—¡Brett, yo estaba tranquila y ahora que me lo recordaste tendré que irme a dar vueltas para calmarme! —chilló Nova, que había tratado de mantener sus nervios controlados.
—¿Tenías que gritar? —refutó Emma, mirándola mal.
—Yo siempre me comporto bien —replicó Derrie.
—Superas a pinocho —comentó Freddie.
—¡Eso me ofende, su señoría!
—Es la verdad.
—Com-pór-ten-se. No hagan nada fuera de lo normal —repetía Brett.
—No podemos hacer nada dentro de lo normal. Está muy overrated.
—Además, yo quiero hablarles sobre mi conversación con seres astrales… —nadie sabía decir si Nova estaba hablando en serio o estaba tomándoles el pelo.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

La sesión de fotos fue estupenda. En un principio, tomaron fotos dirigidas, poses que decían los fotógrafos que querían ver en las chicas. Luego, los encargados de todo les habían dicho a las chicas que podían hacer lo que se les diera la gana que fuera como actuaban en la normalidad. En ese momento Nova y Derrie saltaron encima de Emma y comenzaron a hacerle cosquillas hasta que la pelinegra comenzó a llorar de la risa. Nova terminó subiéndose a caballo encima de Derrie. Emma terminó jalando las orejas de las dos chicas.

La entrevista había comenzado con preguntas clave: de dónde se habían conocido, cómo surgió todo, qué les parecía haber sido seleccionadas para ir de tour con The Punk Muffins, cómo se llevaban con las personas del tour. Habían contestado todo relativamente bien —tomando en cuenta que Brett y Freddie todavía se veían calmados y aliviados, así que eso significaba que todo estaba bien. A excepción de aquellos comentarios sarcásticos o sin sentido de las chicas, que al final de todo eran inevitables. Y el esfuerzo sobre-humano que tuvo que hacer Derrie para no decir lo realmente mal que le caía Marc cuando le preguntaron cómo era su relación con las otras bandas.

—Derrie, ¿es verdad que has jugado todas esas bromas en el tour? —la entrevistadora la miró con los ojos brillantes por la curiosidad.
—¿Bromas? —alzó las cejas con genuina confusión— ¿Cuáles bromas?
—Bueno, aquellos vídeos de Jackie en su vlog dicen más que lo que yo pueda decir. ¿Qué tienes para comentar sobre eso?
—En serio no sé qué está implicando…—se encogió de hombros— Nunca jugaría de esa manera en mi vida. ¿Sabes lo horrible que es asustarse de esa manera y después enterarte de que todo es de plástico o que fue una tonta broma? ¡No es bonito! —parecía desesperada, casi asustada y enojada de recordar las bromas.

La entrevistadora adoptó una expresión de total confusión. Se supone que Derrie era la bromista. ¿O la información que encontró no era cierta? No, no. Ahora no sabía qué creer.

—Er, pues…lamento haberte inculpado…estoy segura de que te sentiste muy frustrada al ser víctima de aquellas bromas.

Hubo un silencio en todo el set. Alguien tosió. La entrevistadora miró a Derrie expectante. Y entonces, la chica sonrió lenta y enormemente. Esa sonrisa que llegaba hasta sus ojos y te hacían ver lo bonita y loca que se veía.

—Y esa fue una demostración de mis habilidades de actuación, señoras y señores —exclamó, dejando a todos sorprendidos.

Detrás de escena, Brett se dio una palmada en la frente y Freddie solo miró hacia el techo y negó con la cabeza. Al lado de Derrie, Nova comenzó a reírse y ambas chocaron los cinco mientras Emma las observaba con una pequeña sonrisa.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Habían llegado de la última entrevista, que había sido en un lindo local estilo caverna o taberna antigua, a eso de las siete y media de la noche. Freddie y Brett las habían mandado a empacar lo poco que habían desempacado para irse al aeropuerto, pues tenían vuelvo a las 9PM. Derrie no había escuchado a donde, porque se había ido corriendo al restaurante más cercano para pedir algo de comer antes de subir a su habitación. Después de decirle al mesero que la atendió que subiera lo que había pedido lo más pronto posible a su habitación correspondiente, se metió en el ascensor y presionó el octavo piso.

Estaba de buen humor hasta que en el pasillo se topó con un pendejo con piernas.

—Oye, adefesio pelirrojo.
—No tengo tiempo para tu contaminante existencia, Allman —gruñó sin siquiera levantar la mirada.

Continuó por su camino hasta que la jaló con brusquedad. No tuvo tiempo de reaccionar cuando dos brazos la aprisionaron contra la pared. Marc se encontraba fulminándola con la mirada, acción que ella imitó.

—Aléjate —lo empujó y lo golpeó en el pecho.
—Primero me vas a escuchar —siseó por el puñetazo pero aun así no la dejó ir.

Fue a darle nuevamente, pero en el estómago. Sin embargo, él fue más veloz y sujetó sus muñecas por encima de su cabeza. Cualquiera que los viera en ese momento, ella entre la pared y él, pensaría lo que sea menos lo que en realidad estaba ocurriendo.

—Que me sueltes, hijo de puta —gruñó la chica, intentando darle un rodillazo en las bolas.
—Escúchame —ordenó con voz firme. Pero lo que hizo que Derrie se detuviese momentáneamente fue el doloroso apretón en sus muñecas. Comenzó a acumular saliva en silencio— Sé que estás planeando algo. Y como me entere de que hiciste algo en contra de ella, prepárate porque me vas a conocer.

Para su sorpresa, Derrie soltó una risa llena de cinismo.

—¿Quién es el obsesionado con quién, eh? —sonrió más cuando Marc se tensó.
—Solo recuerda mis palabras —escupió y la soltó bruscamente.

Derrie aguantó las ganas de masajearse las muñecas, las cuales estaban algo rojas e ignorando el dolor, sujetó a Marc por el cuello de su camiseta antes de que se fuera.

—Ahora escúchame tú, Allman. Ni siquiera tienes idea de lo que me pasa por la cabeza en estos momentos. Y no pienso hacer nada en contra de Freddie o Rainbow. No porque me estés amenazando —hizo una mueca y luego apretó más su agarre. Marc parecía que iba a explotar mientras ella le susurraba aquello.
—Sé que-
—¡No, no sabes nada! —Derrie perdió el poco control que poseía y subió la voz— ¿Sabes por qué? Tú no me conoces. ¿Acaso descuarticé a Emma cuando se acostó con él? No. ¿Crees que solo porque me puse celosa, voy a volverme la reencarnación de chuky y a lanzar todo mi arsenal de bromas contra ella? —siseó. Marc no había replicado porque le sorprendía que ella lo admitiera delante de él, los celos— Lo haría si me cayera horriblemente mal y solo por eso, no porque pasó la casualidad de que tuvo una noche con Freddie. Él puede tener sexo con quien se le pegue la regalada gana. Así que para de pretender que sabes lo que pasa por mi cabeza, Allman. O lanzaré todo mi arsenal contra ti.

Lo soltó con la misma brusquedad que él uso y se largó de allí. Solo se permitió masajear sus muñecas cuando estuvo en la puerta su habitación. Frunció el ceño al ver el rojo en su piel. Puto egocéntrico grasoso bugarrón.

Estaba tan ocupada insultando a Marc en su cabeza y creando escenarios en donde lo dejaba tan frustrado como con las cucarachas, que cuando entró a la habitación no se dio cuenta de lo feliz que se encontraban sus amigas. Entonces, fue tacleada por Nova y ambas cayeron en el suelo alfombrado del hotel.

—Emma, ¿dejaste que Nova bebiera redbull otra vez? —inquirió la chica mientras apartaba a Nova de encima suyo.
—¿Qué crees, que soy niñera? —rodó los ojos— No, no tomó nada. Está feliz porque-
—¡Nos vamos a Las Vegas! —chilló Nova, alzando los brazos al aire.

Y eso bastó para hacer que el humor de la pelirroja cambiara radicalmente. Las miró sorprendida, con la boca abierta y sin decir nada, hasta que le pusieron a escuchar el voice note de Brett recordándoles que empacaran de nuevo porque el vuelo hacia las Vega salía a las nueve de la noche. Entonces entendió que era de verdad y corrió a abrazar a Jackie, porque, ¡irían a su casa! ¡Podrían ver a sus padres de nuevo!

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Durante el vuelo, Freddie se fue a sentar junto a Elliot. Cuando había escuchado de lo que las chicas le habían hecho, estuvo temporalmente divido entre reírse y golpearse la frente. La tradición de Derrie de recibir con una broma frustrante a todo ser que se uniera al “equipo wild” era algo que Brett y él habían tratado de detener durante mucho tiempo. Una parte de la paranoia del muchacho se debía a eso mismo. En los principios meses cuando conoció a Derrie, llegó incluso a tener miedo de entrar a su oficina. Una vez llegó y encontró todas sus pertenencias y muebles —incluyendo el escritorio— de cabeza, pegados en el techo. Cómo diablos había hecho eso —nunca lo supo y estaba seguro de que nunca lo sabría.

—¿Cómo estás? —le preguntó, mirándolo inquisitivo.
—¿Por la broma, dices? Bueno, entre otras cosas, paranoico de por vida —contestó solemne— Derrie está demente.
—Lo sé. Lo mío fue peor —hizo una mueca y se reprochó por cometer el error de pensar en ello.

Elliot lo miró y se sorprendió de ver a Freddie hablando en serio. ¿Algo peor que una cama de mojones? ¿Qué tan lejos se puede llegar?

—Pero al final, tiene una buena intención —continuó, a raíz de que Elliot no decía nada— Es solo que ella lo expresa de una forma más…
—¿Demacrada? —terminó Elliot por él, enarcando una ceja.

Antes de que Freddie pudiera hacer algo más que soltar una risita, una cabeza de cabellos rojos se asomó por los asientos.

—Escuché eso —refutó Derrie. Los dos chicos saltaron en su lugar, había aparecido de la nada— Y puede que sea verdad, pero bueno, ¡tenía que darle la bienvenida como Dios manda!
—No creo que a Dios le gusten tus bromas, no —Elliot sacudió la cabeza de un lado a otro.
—Pues Nova dice que sí. Así que le creo —refunfuñó— Además, era falsa.
—¿Y lo que tenía el balde? ¿Era falso o…? —su voz se apagó, no quería ni pensarlo.

Una sonrisa torcida y enorme curvó los labios de Derrie y lo miró con diversión.

—Oh, Elliot, no puedes posiblemente pedirle a un mago que revele todos sus trucos, ¿o sí?

Elliot la miró aún más desconcertado y tragó audiblemente. Freddie no pudo evitarlo y se rió, y luego su mirada se encontró con los ojos verdes y brillantes de su amiga.

—Trata de no ser muy dura con él, ¿de acuerdo?

Derrie rodó los ojos y se llevó una mano a la frente y otra a la espalda.

—¡Señor, sí, señor!

Megara.
-----
-----


http://www.wattpad.com/user/EmsDepper

Volver arriba Ir abajo

Re: The Punk Muffins Tour.

Mensaje por Megara. el Miér 13 Ene 2016, 8:07 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
CAPÍTULO 033.
Por: Torstein.
–Derrie, Freddie, Sasha, Aleen, Elliot.
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]




19 de septiembre –
Performance y entrevista en el iHeartRadio Music Festival, el primer día se presentan: Greenless (quince minutos), Alex Delarge (diez minutos), Tessa Kravitz (diez minutos) y Mad Sounds (veinte minutos). Locación: Las Vegas, Nevada.

Aleen se despertó a la misma hora de siempre e igual de primera, antes que todos. Luego de ducharse y cambiarse, estuvo a punto de ir a levantar a Ryder. Sin embargo, las palabras de su discusión pasaron por su cabeza y se detuvo. Una punzada de dolor atravesó su pecho. Realmente odiaba discutir con su mellizo. Y más porque sabía perfectamente que había sido una discusión por cosas estúpidas. Por igual, tampoco iba a disculparse primero. Ambos eran iguales en ese aspecto —tardarían un buen rato en darse cuenta de que no podían vivir sin el otro e irían a disculparse.

Para Aleen, los fundamentos de Ryder no eran lo suficiente. Era entendible que se enojara porque ella no le había dicho de su relación con Alex, pero para ella era peor que él estuviese cambiando y siendo otra persona, alejándose de ella y después reclamando que la que hacía eso era ella. No era así. Enojándose de nuevo, se dirigió hasta Carter y comenzó a halarle el cabello.

—Despierta, Carter —ordenó— Despierta, vamos, ya tienen que levantarse.
—Jéjame sher, mujher —balbuceó y trató de alejarse de mí.
—¡Arriba! —gritó en su oído, exaltándolo.
—Uno no puede dormir en paz ya —se quejó— Voy a envejecer por falta de sueño, y todo porque Aleen no puede dejar que uno duerma tranquilo —continuó mientras se incorporaba y rascaba sus ojos.
—Despierta a Ryder, ¿bien? —dijo sin levantar la vista de su celular.

Carter la miró y suspiró. No le gustaba que se pelearan. No le gustaba que las personas se pelearan. Pero no podía hacer nada, Aleen y Ryder eran dos tercos orgullosos y tardarían un buen rato en darse cuenta de que no deberían discutir por pequeñeces. Murmuró un sí y observó como la chica salió de la habitación, de seguro a levantar a las otras dos chicas de Greenless.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Estaban terminando con las clases de batería de ese día. Bueno, en realidad, debían prepararse para ensayar para el Festival, pues le tocaba el día siguiente. Pero Derrie y Lucas habían decidido tomarse unos momentos para continuar con las clases. Ya que habían terminado, estaban recogiendo sus pertenencias cuando Lucas decidió hablar.

—Derrie, somos amigos, ¿no?
—Pues claro que sí, Shin-shan. ¿Por qué preguntas?

Lucas suspiró. Estaba harto de que ella le dijera así, pero era obvio que no se detendría ya. En cambio, acumuló el coraje suficiente para preguntarle lo que no dejaba de habitar su mente.

—¿Te gusta alguien?

El ojiverde miró su reacción, pero ella solo se limitó a torcer el gesto confundida.

—Define gustar.
—Um, ya sabes…—Lucas se estaba sonrojando— En sentido de gustar románticamente y así…eso.
—Pues…sí —Lucas se sorprendió, no esperaba que le respondiese tan directamente— Amo con toda mi alma a JK Rowling, Johnny Depp, Robert Downey Jr. Y…
—¡No hablo de eso! —la interrumpió— Eso es amor platónico.
—Sigue siendo romántico. Nunca especificaste —lo retó.
—Derrie, deja de desviar el tema y responde de una buena vez.
—No me gusta nadie, Lucas —rodó los ojos— ¿Y tú? ¿Estás loquito por Sydra, a que sí?
—Y-yo…yo no…—sus mejillas estaban poniéndose cada vez más roja, así como aumentaba la sonrisa de Derrie.
—No puedes ocultarme esa clase de cosas, Shin-shan —hizo una pausa— De hecho, no puedes ocultarme nada.

Lucas no sabía qué hacer. Quería que Derrie se sincerara pero no tenía planeado en ningún momento tener que ser él quien se sincerara. Y los nervios estaban provocando que hablara torpemente y que dijera cosas sin pensarlas varias veces. Por eso dijo lo que dijo.

—Si no te gusta nadie, ¿por qué te pones celosa con Freddie? —soltó.

La reacción de la chica fue de lo más corto y extraño. Un destello de una emoción demasiado intensa cruzó por los ojos de Derrie —pero se desvaneció cuando soltó un par de carcajadas.

—¿Y qué te hace pensar eso?
—No está mal admitirlo, ¿sabes?
—Shin-shan, no sé de qué hablas —chasqueó la lengua— Mejor me voy.
—¡No! Yo no quise…
—No es eso, es que quedé de verme con Jackie —le cortó y se acercó para darle un beso en la mejilla— ¡Ariosh amigosh!

Y tan rápido como eso, se fue corriendo de allí. Lucas terminó de recoger todo solo y con el extraño pensamiento de que apenas conocía un parte de Derrie —la que le mostraba a todo el mundo. Y se vio sorprendido y un poco abrumado por las repentinas ganas de querer saberlo todo de ella.  

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Derrie suspiró de alivio cuando llegó a la habitación sin ser interceptada por Lucas. Entró y miró a su hermana buscar ropa entre las maletas.

—Jackie.
—Derrie.
—Peque.
—Insufrible tomate.
—¿Están juntos? ¿Carter y tú?

Su hermana se sonrojó. Derrie se rió.

—¿Quién es el tomate ahora? —se mofó.
—Cállate y ayúdame a escoger mi ropa para-
—¿Tienes otra cita con Carter? —la interrumpió, emocionándose por su hermana.

Siempre supo que la que tendría más vida romántica de las dos sería Jackie. Siendo honesta, tenía demasiadas preocupaciones (sus bromas) para lidiar con hormonas masculinas. A menos que sea Johnny Depp —ahí no tendría problema alguno. Su hermana se sonrojó —eso hacía a menudo, desde que empezó su ‘relación’ con el chico.

—No, ¿recuerdas que hoy vamos a cenar con mamá y papá? Lo invité, ¿ya se te olvidó? —la reprochó— Nos iremos después del festival y …quiero verme presentable.
—¿Pero creí que habías dicho que no son nada, Carter y tú? —Derrie le sonrió, la había atrapado.

Jackie se puso tan roja como los cabellos de su hermana. Al mismo tiempo que comenzó a balbucear incoherencias.

—¡Qué no somos nada! ¿Me ayudarás con la ropa o no? —se recompuso.
—Realmente, sabes que me da igual la ropa que te pongas. Siempre te verás como la tierna peque delante de mis ojos —se encogió de hombros— Pero si de algo te sirve, usa lo que te parezca más cómodo, como unos shorts con esa blusa tribal que compraste el otro día —Jackie asintió, recordando los colores azules de la blusa— Porque si le preguntas a Nova, te dirá que vayas lo más Betty Boop posible.
—¿Y si le pregunto a Emma?
—¿Estás loca? ¡Emma es peor que Nova! —exclamó la chica— Las amo, pero sería como juntarte con todas esas personas malas influencia que mamá y papá me dijeron que no dejara que se te acercaran en el colegio.
—¿Entonces esas bromas a Joe y sus amigos, si fueron obra tuya? —la acusó Jackie, recordando como el grupo de chicos ‘cool’ de su escuela quedó traumado por un evento en el autobús en el que se iban todos.

Su hermana sonrió, con esa sonrisa de siempre —traviesa y demacrada.

—Si te dejaba juntarte con ellos, estarías con un hábito de contaminar tus pulmones y creyendo que ser suicida y pesimista va a conseguirte algo bueno en la vida —respondió, encogiéndose de hombros— Ten en cuenta que siempre que vea alguna amenaza cerca de ti, peque, los voy a hacer llorar. No me importa si los quieres. Eso va para Carter también.

Con eso, Derrie desarregló el cabello de su hermana y salió de la habitación para que terminara de arreglarse en paz. Jackie se quedó boquiabierta por unos segundos, luego sonrió. A pesar de estar medio demente, quería a su hermana. Y viceversa.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Greenless iba a presentarse primero, de los tres grupos del día pertenecientes al tour y era reconocible porque absolutamente todos estaban de los nervios. Aleen trataba de calmarlos con un montón de frases alentadoras, pero al final de cuentas, ella no era la que iba a presentarse ante el público. Fue por eso que, dejando su orgullo de lado, se metió al camerino de los chicos para ver a Ryder sentando en el sillón, con la mirada perdida. Tarde o temprano tendrían que hablar.

Carter miró a Aleen y se dio cuenta de lo que pasaba, por lo que rápidamente empujó a todos fuera de allí en silencio. Ryder no se percató de nada porque en el momento se encontraba con la cabeza en otro lado, hasta que vio la sombra de su melliza sentarse a su lado. Aleen cruzó las piernas en estilo mariposa y se giró para quedar frente a su hermano.

—No estés nervioso.
—No lo estoy —aun no la miraba.
—No seas mentiroso.
—No lo soy —entonces fue cuando la miró.

Y solo bastó que se miraran para decirse todo. Tenían conociéndose desde antes de nacer, de todos modos. Sin pensarlo, se abrazaron, después de haber estado días inmaduramente peleados. Aleen quiso llorar. ¿Qué dirían sus padres? Habían comenzado a pelear por estupideces y su relación de hermanos se había quebrantado un poco por insensatez de ambos.

—Lo siento —dijeron rápidamente y soltaron una risita cuando hablaron al mismo tiempo.
—Creo que sí, puedo admitir que he estado cambiando un poco…—Ryder se rascó la nunca y miró a sus pantalones, sintiéndose un poco cohibido.
—Y yo debí haberte dicho sobre Alex y yo —murmuró Aleen— Ahí no tuve excusa. Supongo que estuve enojada por…—se calló de repente.
—¿Enojada o celosa? —Ryder no pudo evitarlo.
—¡No me vengas a mirar así! —lo reprochó— Tú te vives poniendo como fiera cuando un chico me dice “hola” y me sonríe por más de un minuto…¡sí, si lo haces!

Ryder había empezado a negar con la cabeza, pero, ¿a quién quería engañar?

—Es que con solo pensar que pueden hacerte daño me dan ganas de ir a partirles la cara con un bate —refuto— Además, no soy fiera. Prefiero un término más…masculino, macho. Como león, sí.

Aleen miró a su mellizo y por un momento se preguntó si en realidad estaban en el mismo vientre antes de nacer.

—Tú no eres macho, eso es lo que te crees —sacudió la cabeza.
—¡Y dices ser mi hermana y quererme! Vete a ver cómo me llamarías si no fuéramos nada.

Ambos se rieron y cuando las risas se detuvieron, se miraron en silencio por un momento. Sin decir nada, Aleen alzó su dedo meñique y lo miró con una pequeña sonrisa. Ryder, al cabo de unos segundos, había unido su meñique con el de ella.

—No más secretos ni distanciamientos, ¿de acuerdo? —murmuró el muchacho.
—De acuerdo —asintió ella— Y ahora vaya a prepararse para salir a escena, ¡hay que dar un gran show!

Antes de salir a escena y después de la corta  pero enormemente significativa confesión de Sydra, ya estaban listos para salir y tal vez, mucho más emotivos. En una esquina de todo, se encontraba Jackie grabando emocionada porque la habían dejado capturar aquel momento tan “mágico y hermoso y sensual y hermoso que todas las fangirls deberían de presenciar” (citando sus palabras) para su vlog. Aleen le hizo ojitos y subió y bajó las cejas a Carter, porque sabía muy bien que él había sido convencido por la pequeña Sheehan para que hablara con sus managers. Carter tuvo el descaro de verse confundido, aunque se fue sonrojado de allí.

Los actos que no iban a presentarse ese día —por lo menos las Wild Lilies— se encontraban en un lugar del público (aseguradas, claro está), esperando porque salieran los chicos. Brett y Freddie habían tratado de convencerlas de que vieran todos tras bambalinas. Sin embargo, las tres querían vivir la experiencia como espectadoras de algo como el iHeartRadio. En el caso de Emma y Nova, se sumaba que no habían podido fiestar tipo “¡Hora loca!” durante un tiempo y el Festival les daba mucho tiempo para hacer eso y no verse más locas de lo normal en el intento. Y entonces, cuando el grupo salió cantando uno de sus mejores canciones, se podía observar como unos cabellos rojos, rubios y negros se movían de lado a otro y de arriba hacia abajo rápidamente. Casi le sacaron un ojo a Alyson.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Habían tenido que sacar a las chicas del festival para irse al Restaurante. Brett se reprochó a sí mismo porque, en definitiva, conocía como eran las chicas una vez que estaban tan emocionadas. Pero no podía decirles que no a ver a los demás presentándose y además, Jackie había grabado “grandezas” para su vlog, como ella andaba diciendo todo el camino. Se encontraban en un jeep con tres filas, el delante, las chicas detrás junto con Freddie apretujado en el medio; y en la última, se encontraban Carter, Elliot y Jackie. Elliot tenía cara de “los mataré por hacerme de mal tercio”, aunque ni Carter ni Jackie hacían más que hablar y reírse por nada.

Una vez que llegaron al restaurante, Nova saltó corriendo fuera del jeep para lanzarse a los brazos de Toby. Derrie, que acababa de bajarse, paró de caminar en seco. Emma también. Y ambas la miraron con la misma expresión, que lo decía todo y nada. Jackie, siempre alerta, comenzó a grabarlo —aunque esto no saldría a la luz.

—Chicos, este es Toby —lo presentó con una sonrisa encantadora— Mi mamá no pudo venir y bueno…él sí. Es mi mejor amigo.
—¡Hola! —saludó el chico.

Emma alzó las cejas y las comisuras de los labios de Derrie temblaron. Nova borró la sonrisa de su rostro. Jackie grabó a todos y al final, enfocó la cámara en Nova.

—¿Qué?
—Um, nada…—Derrie comenzó, aunque su timbre de voz no sonada a “nada” — Solo que no sabía que tú y Toby…
—¡Amigos, no más! —se rió Toby.
—Um, ¿en serio? —ahora fue el turno de Emma de tantear a los dos. Jackie se alejó para captar a todos.
—Vaya, se siente tan bien no ser yo a la que molesten con esta clase de cosas —musitó la pequeña Sheehan.

Antes de que alguien pudiera decir algo más, un chillido de escuchó desde la puerta del restaurante, que parecía no tener ni un alma adentro.

—¡Panquecitos, entren que hay mucha brisa! —gritó Darren Sheehan.

Derrie se olvidó de cuestionar a Nova y a su Toby porque corrió a su papa a toda velocidad y casi lo tumba con el abrazo que el dio, sin importarle que el hombre tenía manchas de comida por todo el delantal. Jackie apagó la cámara y también fue a saludarlo. Cuando estuvieron adentro, ambas Sheehan inspiraron el aroma a casa y a…una especie de pasta que les hizo la boca agua a todos. Su madre se encontraba terminando de poner sillas en puesto. Habían tenido que juntar varias mesas para que todos quepan.

—Me alegro que hayan podido venir a tiempo y sin complicaciones —dijo Jade, después de haber saludado a todos.
—Sin complicaciones, huh —comentó Freddie. Ella no había visto a las chicas golpearlos porque quería escuchar al siguiente artista.

Cambió su expresión cuando Brett le dedicó una mirada amenazante.

—De todos modos, no podremos hacer una fiesta a lo grande porque mañana se presentan mis tres lirios hiperactivos, ¿no? —Darren les sonrió, mientras tomaba su silla— Por eso he preparado una cena para que vayan a la cama y caigan en un instante.
—¿Seguro de que no hay veneno? —le susurró Carter a Freddie, quien estaba sentado a su lado.
—No, ¿por qué lo preguntas? —susurró de vuelta.
—Es que Jackie me ha presentado a sus padres y bueno…él…en realidad si veo por qué Derrie es cómo es —Carter se veía claramente asustado.
—Bah, no te hará nada —le dio una palmada en el hombro— O al menos, no lo hará por ahora. A penas te conoce.
—¿Por ahora? ¿Qué clase de amigo eres?
—Te digo la verdad.
—Para eso ya dime “Carter, prepárate para morir y decirle adiós a tu carrera musical de chico super-guay punk.”
—¿Sabes? —Freddie lo miró sonriendo— Un chico verdaderamente punk no diría “super-guay punk”.

Carter lo miró con ojos entrecerrados.

—¡Ahí estás tú justo cómo Aleen! Se llevarían bien ustedes dos —de repente, pareció pensar lo que había dicho porque miró alerta a todos lados— Si Ryder pregunta, no he dicho eso.

Freddie estuvo a punto de decir algo cuando vio alguien más entrar al restaurante. Se le abrieron los ojos al ver que se trataba del papá de Emma. Miró a Brett en busca de una explicación, pero Brett se encontraba muy ocupado saludándolo. Claramente, los padres de Derrie ya lo conocían. Solo esperaba que no se pusiera notablemente tensa la situación entre Emma y él. La miró preocupada —aunque naturalmente, Emma no iba a dejarse ver intimidada. Aunque Derrie y Nova también estuvieran mirándola como él lo hacía en el momento. De todos modos, seguían apoyándola —como amigos y familia que eran.

Alyson parecía comprender que algo iba raro, pero no podía hacer ninguna pregunta cuando estaba sentada a la derecha de la misma Emma. En cambio, se puso a conversar con Toby acerca de las maniobras evasivas que sabía hacer —aunque el chico en realidad quería saber si ella llevaba pistola y cómo hacía él para conseguir una. “Solo para saber”, había dicho y había sonreído traviesamente. Ya veía Alyson porque él y Nova se llevaban tan bien.

Al final, la cena había estado de maravilla. Se sirvieron dos y tres veces —el papá de Derrie había cocinado para una secta, al parecer. Y cuando estuvieron hartos como chinchas, había destapado una champaña y puesto música de los 70, como Come and Get your Love de Redbone. El primero en comenzar a bailar fue él, junto con Jade. Jackie se sonrojó avergonzada pero lo pensó mejor y comenzó a grabar todo, justo cuando Toby sacaba a Nova a bailar, igual. Bailaban con pasos del siglo XXI a una canción del siglo anterior, lo que era más cómico. Después, Elliot había sacado a Alyson a bailar casi al mismo tiempo que Freddie y Derrie se unían. Al final, Carter la hizo poner la cámara en un ángulo en el local en que se vieran todos. Y la velada siguió así por horas más. Quien sabia cuando iban a estar todos juntos de nuevo.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

20 septiembre: Segundo día del iHeartRadio Music Festival. Se presentan los actos: The Punk Muffins (abren el festival, veinti-cinco minutos) Wild Lilies (quince minutos) y The Granade Chapter (siete minutos).

Lo mejor para Carter de ese día fue que Aleen no lo levantó de una manera dañina para su perfecta salud y que, además de todo, ella y Ryder volvían a hablarse. Continuaban discutiendo y hablando al mismo tiempo en ocasiones —lo que le ponía los pelos de punta. Pero ya estaban hablando.

—Yo creo que no soportaría tanto sin hablar con Kristy —confesó, mientras se atragantaba un sándwich en el desayuno (aunque en realidad ya era hora de comida).
—Es porque eres débil —respondió Ryder— Y traga antes de hablar.
—¿Quién eres, mi mamá? —Carter lo miró estupefacto— “Y traga antes de hablar.”
—Yo no hablo así —Ryder lo señaló con su tenedor— Aleen, dile que no hablo así.

Aleen, que había estado observando la escena en silencio, junto a Svy y Sydra, sonrió cínicmanete.

—Oh, no, no hablas así —Ryder sonrió de manera triunfante— Hablas mucho más agudo.
—Sí —se unió Sydra— Más agudo, como así —hizo su voz más aguda de lo normal.
—No, no, así —Svy hizo su voz aún más aguda.

A Ryder se le había borrado la sonrisa y ahora las miraba con irritación, mientras Carter se reía a más no poder.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Sasha detestaba muchas cosas en la vida. Detestaba la gente que se creía que podía pisotearlo, cuando le ordenaban cosas, cuando las fans gritaban en su oído, cuando se acababan las donas glaseadas…y un sinfín más. Algo que sumamente detestaba era las personas que no entendían cuando les hablabas una vez. Personas que no acataban las órdenes que él daba de manera correcta y la gente que le gustaba meterse con su paciencia (como los muchachos que tenía que cuidar, por ejemplo). Y como las fans que seguían insistiendo, como si él fuera estúpido o retardado o algo, en pasar hacia la parte en donde se encontraban los chicos del tour.

El Festival iHeartRadio comenzaría en algunos 20 minutos, tal vez 30, con la presentación de The Punk Muffins. Los chicos que debería estar cuidando en este momento, en vez de estar tratando de no insultar a chicas que parecían ser menores de edad. Así que estuvo más agradecido de lo que admitiría en voz alta cuando lo fueron a relevar.

Sasha caminó hasta donde se encontraban los chicos, alistando todo y solo esperando a que el reloj marcara la hora para ellos salir. Observó los nervios de siempre al igual que la emoción de siempre. Así como él vivía para las donas glaseadas, ellos vivían para la música. Si no fueran tan inmaduros y ruidosos la mayor parte del tiempo, incluso le agradarían.

Comenzó a recorrer el lugar, revisando cualquier anomalía o simplemente asegurándose de que todo estuviera bien. Era una costumbre y algo que había aumentado después de descubrir que en el tour había una chica con tendencias a gastar bromas en los momentos más inoportunos. Hablando de ella, pensó cuando se detuvo en frente del camerino de Wild Lilies¸ hace mucho que no ha hecho nada que frustre a todos a un radio de 2 kilómetros de ella.

Tocó la puerta y Alyson le abrió. Le sonrió, aunque se notaba desconcertada por su presencia allí y lo dejó pasar. Las tres cantantes se encontraban ya maquilladas, tomándose fotos en el espejo. En el momento en que entró, se tomaban una junto con el asistente Freddie en el sillón, haciendo muecas graciosas. Derrie lo vio entrar y le sonrió de la misma manera que siempre, como si supiera algo que él no.

—¿Viniste a desearnos suerte, nombre unisexual? —preguntó al instante.
—Derrie, se llama Sasha —Freddie le dedicó una mirada reprochante.
—Vine a asegurarme de que no vayas a hacer nada fuera de lo normal hoy —respondió Sasha, yendo directo al grano.
—Comprendo tu paranoia —masculló Alyson, sonriendo ante la “genuina” expresión de indignación de Derrie.
—¡Me ofendes! Nunca haría algo, como tu dices, fuera de lo normal, en un día de presentación —refutó, frunciendo el ceño— Estoy demasiado ocupada atendiendo que estas dos delincuentes no acaben con alguien por los nervios —señaló a Nova y a Emma, que la miraron mal.
—¡Solo golpee a alguien una vez! ¡Una vez! —exclamó Nova y se cruzó de brazos— ¿Cuándo lo vas a superar?
—Yo no acabo con nadie —Emma rodó los ojos— Es la culpa de la gente por ser tan estúpida.
—¿Ves? Son un peligro andante.
—Como si tú no —Freddie rodó los ojos.
—Entonces, ¿por qué no has hecho ninguna broma durante todos estos días? —cuestionó Sasha.

No podía simplemente estar tranquilo cuando había pasado una semana sin nada raro o horripilante o frustrante o todas esas cosas juntas. Derrie alzó las cejas.

—¿Eso te importa porque…?
—Estamos en Las Vegas, ella es de aquí —Freddie explicó— No va a hacer nada que pueda causarle problemas cuando sus padres están aquí. En realidad, tengo que irme a buscarlos con Alyson ya mismo.

Derrie lo fulminó con la mirada. Si Freddie ya no fuera inmune a casi todas sus reacciones, se habría asustado.

—¿Por qué compartes esa clase de información con el enemigo, eh?! —inquirió.
—Uh…todo el mundo sabe que vives aquí —el muchacho se puso de pie junto con Alyson— Está en Wikipedia.
—Hablo del por qué de mi ausencia de diversión, Fredster —se cruzó de brazos.
—Tienes un sentido de la diversión muy raro —comentó Alyson.
—El de ustedes está roto —replicó la pelirroja.
—Pero, uh…¿Cómo se rompe el sentido del humor? —preguntó Nova, ladeando la cabeza.
—¿Acaso soy la única normal de aquí? —se quejó Emma, alzando los brazos al aire.

Derrie ignoró las preguntas de Nova y Emma para acercarse a Nombre-Unisexual. Sasha la miró impasivo.

—Pero no te preocupes, querido Sasha —sonrió en grande— Una vez que salgamos de aquí, mamá prankster volverá en acción.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Las notas de “Trouble” resonaron por todo el lugar y las tres chicas salieron saltando y cantando el coro al momento, sonriendo como el gato Cheshire (o peor) al ver que el público las recibía tan lindo. Antes de ellas habían tocado The Punk Muffins, tan espectacular como siempre y a las Wild Lilies le daba con los nervios después de haberlos visto. Alyson tuvo que sacudir a Nova hasta que reaccionó, mientras Leonor le daba un masaje en el cabello a Emma y Freddie tuvo que detener a Derrie antes de que se sacara sangre de tanto morderse los labios.

Pero ya se les había olvidado todo. Ahora solo tenían en la mente lo bonito que era estar allí y que toda esa gente no estuviera aburrida o asqueada por ellas.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

21 septiembre: Se dirigen a LA de nuevo, tienen el día libre al llegar.

Derrie no podía estar en paz en un avión. En realidad, muchos opinarían que ella nunca podría estar en paz en ningún momento. De todos modos, en el momento se encontraba caminando por el pasillo del avión, saludando a quien quería saludar y yéndose rápido cuando se encontraba con otros a los que sus bromas habían afectado un poquito. Que fueron de lo más inofensivas, por Dios, pensó rodando los ojos.

Llegó hasta donde estaba Sasha hablando con Krystiana —la chica que arreglaba el cabello muy lindo— e iba a seguir directo a pedirle algo a la azafata cuando algo que dijo Sasha la hizo detenerse de golpe.

—Lo siento, no quiero ser metiche pero…¿has dicho que iremos al parque…?
—Sí —le cortó cuando ella se detuvo. Derrie balbuceó palabras incoherentes por un momento.
—Espera. ¿Eso significa que…?  
—Vas a visitar el parque de Disneyland, si —confirmó Sasha, un poco exasperado con la actitud de la muchacha (como siempre).

Los verdes ojos de Derrie se abrieron hasta más no poder, al igual que su boca. Segundos después, comenzó a chillar y a saltar dando vueltas sobre su mismo eje. Krystiana miró la escena con una mueca de diversión en su rostro. Era casi imposible no reírse cuando Derrie estaba presente.

—¿Quieres callarte? Es demasiado temprano…o tarde, para gritar así —le reprochó Alyson, la cual estaba sentada al otro lado de Derrie.
—¡No me importa un carajo! ¡Voy a ir a Dis-ney! —volvió a gritar la pelirroja y sonrió con tanta fuerza que Sasha creyó que se quedaría así de por vida.

Se había quedado mirándola en silencio, un poco sorprendido porque ella nunca parecía cansarse, nunca se le veía de otra forma que no fuese derrochando felicidad. Siguió con los ojos clavados en su espalda cuando ella salió corriendo del camerino por donde había llegado, lo más probable que para anunciar a los siete vientos que conocería a Disney. Una imagen de ella corriendo por el escenario en medio del aeropuerto cuando llegaran se presentó en su mente y, por primera vez, no pudo detener una pequeña sonrisa de aparecer en su rostro.

Krystiana lo notó de inmediato.

—Nadie puede no sonreír cuando ella está presente. —hizo una pausa y lo miró significativamente. — Ni siquiera tú, Sasha.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]



Antes de pisar el suelo de Los Ángeles, Derrie ya había alterado a todos en el avión. Jackie trató de hacerla estarse quieta sentándose encima de ella, pero entonces Derrie la había abrazado y había comenzado a cantar He Mele No Lilo de Lilo y Stitch a todo pulmón, en hawaiiano. Así que no le quedó de otra que soltarse y dejar a su hermana ser libre y de enojarse con Arabella porque había grabado la escena completa.

Luego, cuando caminaban del avión a los vehículos para irse al hotel, Joey caminó al lado de ella. Derrie tomó su mano como un micrófono y comenzó a cantar Stand out de A Goofy Movie. El chico solo se rió y procuró que Derrie no notara que su sonrisa parecía de bobo o que se había sonrojado levemente. Aunque eso no detuvo que Lucas lo mirara con los ojos entrecerrados.

En el camino hacia el hotel, Nova y Derrie se la habían pasado cantando Supercalifragilisticoespialidoso de Mary Poppins, a pesar de las quejas de todo el mundo. No entendían como aún les quedaba energía, cuando el resto iba a dormir el resto de la mañana hasta la tarde y aprovechar el tiempo libre que tenían.  

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Todos los integrantes del tour habían ido al salón principal del hotel porque el poster de Buffete todo lo que puedas comer que había en el lobby. Entraron por el escenario del hotel, solo por precaución de que hubiese gente allí que los reconociera y todo se volviera un caos. Sin embargo, lo mejor de todo, fue que no había allí personas que los interrogaran por ser famosos o algo por el estilo. Lo peor era, que cuando llegaron, no había más nada que la alfombra del suelo y las cortinas que cubrían las paredes.

Pero entonces, se comenzaron a escuchar vibraciones por todo el lugar. Elliot, paranoico desde hace varios días, miró alerta a todos lados. Estaba comenzando a conocer aquellos momentos llenos de calma antes de la tormenta, que le pegaba justo en la cara cuando era demasiado tarde. Comenzó a buscar la fuente del ruido, que sonaba como muchas cosas golpeando metal y se dio cuenta de que el ruido provenía de los enormes tubos del sistema de aire acondicionado.

—¡Es otra maldita broma! ¡Vámonos de aquí! —Joanie había sido la primera en chillar.
—¡Joder!

El alboroto inició automáticamente en todo el mundo. Exceptuando a aquellos que todavía no tenían el privilegio o la desgracia de sufrir una broma de Derrie —como Eden, Katherine o Zack.

—¡Devuélvanse!
—¡No quiero slime otra vez! —sollozó Annabelle.
—¡Si no se mueven, los voy a pisar! —gritó Marc.
—¡La puerta está cerrada!
—¡Me lleva el demonio!

En ese momento, las vibraciones se detuvieron. Tessa miró uno de las salidas de aire, sin tapa, temiendo lo peor. Arabella ya se había escondido detrás de Sasha. Elliot estaba teniendo recuerdos-visiones sobre más mierda embarrándole todo el cuerpo. Margo estaba muy ocupada buscando el mejor ángulo para grabar las reacciones de todos o por lo menos, de la mayoría. Marc estaba teniendo visiones de cucarachas subiéndole por las piernas. Emma estaba buscando como romper la puerta para ir a asesinar a Derrie.

Y de pronto, cientos de bolas de plástico en miniatura salieron de las salidas de aire sin puerta, cayendo en el amplio salón. Todo el mundo se detuvo de hacer lo que hacían. Se quedaron muy quietos y solo se escuchaba las pelotas que parecían no tener fin. Casi no se lo creían. ¿Estaban convirtiendo un salón de hotel en un ball pit?

—¿Esto es…? —murmuró Vans, mirando todo con expresión estupefacta.
—No puede ser…—soltó Cindy, a su lado.

Pero sí podía. Las bolas llenaron todo el salón rápido, no se detenían y salían más de 50 por cada agujero por donde se supone que saldría el aire. Pronto había alcanzado la altura una mesa. En realidad era un ball pit.

—¿Qué rayos se supone que es esto? —preguntó Colbie, con el ceño fruncido.
—¡Una piscina de bolas, claro! —chilló Nova y es ese mismo instante, se tiró encima de las miles de bolas de plástico.

Se hundió a medias y salió sonriendo como una niña de ocho años. Comenzó a bailar sola en la piscina.

—¡Derrie, te amo! —chilló como loca.

Derrie, desde donde se encontraba, sonrió al ver la escena. Había sido considerada y decidido cambiar lo que tenía planeado por algo más “suave”, porque decidió que con la última broma, tal vez se había pasado un poco. Eso y los cincuenta sermones que le habían dado Brett y Freddie. Le sonrió a Joey, Lucas y a Jackie y los cuatro salieron de la habitación.

—¡¿Qué hacees?! —chilló Tessa, mirando hacia un punto por encima de su cabeza.

El Ricky se encontraba en medio del balcón interior del salón, donde iban los VIP en una fiesta y desde donde se podía ver todo el espacio. Nadie sabía cómo había llegado allá. Se subió al barandal con una sonrisa traviesa y encantada en su rostro, haciéndolo ver mucho más joven de lo que ya se veía. Sin darle mente a los pares de ojos que, asombrados, se posaban en él, soltó un grito y subió ambos brazos al aire.

—¡Larga vida a Derrie Sheehan!

Y se lanzó al manantial de bolas de colores.

El Ricky comenzó a lanzar bolas al resto del tour que se encontraba apretujado y boquiabierto en el escenario. Nova se le unió y al poco rato, algunos habían mandado todo el diablo y se habían lanzado al mar de colores. Carter, Freddie y Ryder llevaban una guerra de quien se diera un pelotazo en las bolas iba a ganarse dos hamburguesas con bacón. Svy cargaba a Sydra en sus hombros, mientras esta lanzaba bolas a Augustus a toda velocidad —hasta que Svy se cayó y ambas quedaron hundidas.

Shelby se había puesto a jugar con Tessa. Arabella se lanzó encima de Rainbow, haciéndole comer bolas. PJ estaba tratando de hacer que Sasha se cayera del escenario y al final, se cayeron ambos. Aleen estaba tratando de hacer que Edmund hiciera un ángel de bolas de plástico junto con ella. Todos habían comenzado a relajarse y a pasarla super bien, cuando de pronto Marc vio la cabellera rojo de su ¿archienemiga? Plantarse en el centro del ahora vacío escenario.

—¿Ven que soy buena de vez en cuando? —gritó por el megáfono que tenía su nombre.

Antes de que alguien pudiera decir algo o preguntar qué era la máquina que tenía al lado, Lucas presionó el botón y espuma de colores comenzó a salir por dicha máquina, que era de las que lanzaban confeti en los conciertos. En el otro extremo del escenario, Joey encendió la otra máquina y comenzó a llover espuma de color azul y morado encima de la gente.

—¡No es veneno! —gritó cuando vio que todos comenzaron a chillar como maníacos.

Entonces, ella misma se lanzó a la piscina de bolas y atrapó una pistola parecida a las de paintball que le lanzó Lucas. Lo único, que la pistola lanzaba espuma amarilla. Al primero que baño fue a Freddie, que estaba de pie justo en frente de ella. Todos dejaron los gritos de lado y comprendieron que otra vez había sido falsa alarma. En vez de quejarse, comenzaron a tomar las pistolas que repartían los chicos y a hacer una guerra de espuma-bolas-de-plástico, liberando todo el estrés que tenían acumulado desde hace días.

Megara.
-----
-----


http://www.wattpad.com/user/EmsDepper

Volver arriba Ir abajo

Re: The Punk Muffins Tour.

Mensaje por Insxne. el Miér 13 Ene 2016, 8:20 pm


___________________________________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
"My brain is scattered. You can be Alice, I'll be the mad hatter."
Oh my dear, those who hurt you will feel my pain, when my sweet and terrible vengeance upon them rains.

Insxne.
 
 


http://insxneofrp.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: The Punk Muffins Tour.

Mensaje por Swan. el Miér 13 Ene 2016, 10:56 pm

y eS CAPÍTULO DOBLE Y ME ENCANTA OMG

___________________________________________

do you wonder what I'm up to, without you.

Swan.
------
------


Volver arriba Ir abajo

Re: The Punk Muffins Tour.

Mensaje por Finnellark. el Miér 13 Ene 2016, 11:13 pm

No se, Ems, tu cap, muchos filz, amo a Derrie, Elliot (el pequeño cachorro nuevo de los Wild Lilies), Sasha, que aunque odie a todos es cool a su manera, Freddie, oh el pequeño Freddie, y la bae Aleen y su dilema de hermanos con Ryder. TODO FUE MUY BELLO y comento como se debe tu cap mañana, que aquì ya es pasado media noche (igual posteare los comentarios para Steph, Mile y Valu)

Yo solo sè, que ya quiero escribir ahora y los filz me volvieron, ME VOLVIERON

Finnellark.
-------
-------


Volver arriba Ir abajo

Re: The Punk Muffins Tour.

Mensaje por Swan. el Jue 14 Ene 2016, 8:42 pm

ESTAMOS EN COLECTIVA DEL MES

___________________________________________

do you wonder what I'm up to, without you.

Swan.
------
------


Volver arriba Ir abajo

Re: The Punk Muffins Tour.

Mensaje por Megara. el Vie 15 Ene 2016, 6:21 pm

Síiiiiiii

Gracias Andy

Megara.
-----
-----


http://www.wattpad.com/user/EmsDepper

Volver arriba Ir abajo

Re: The Punk Muffins Tour.

Mensaje por LittleMuffin el Sáb 23 Ene 2016, 9:36 am

Me he perdido tanto... pfff... La semana que viene me pongo al día ¡LO JURO!

LittleMuffin


Volver arriba Ir abajo

Re: The Punk Muffins Tour.

Mensaje por Megara. el Mar 26 Ene 2016, 8:33 am


Megara.
-----
-----


http://www.wattpad.com/user/EmsDepper

Volver arriba Ir abajo

Re: The Punk Muffins Tour.

Mensaje por Swan. el Sáb 13 Feb 2016, 1:01 am

Sentí la indirecta de Ems en su tema de "Sin Tabú" acá hahah, lo siento muack

___________________________________________

do you wonder what I'm up to, without you.

Swan.
------
------


Volver arriba Ir abajo

Re: The Punk Muffins Tour.

Mensaje por Swan. el Vie 26 Feb 2016, 11:44 pm

¿a quién le tocaaaaaaaaaaaa?

___________________________________________

do you wonder what I'm up to, without you.

Swan.
------
------


Volver arriba Ir abajo

Re: The Punk Muffins Tour.

Mensaje por Finnellark. el Sáb 27 Feb 2016, 12:07 am

Hasta donde sé a Cami pero no se ha pasado ni nada... asi que, ustedes (tu y mile) diran quién sigue

Finnellark.
-------
-------


Volver arriba Ir abajo

Re: The Punk Muffins Tour.

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 5:35 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 12 de 14. Precedente  1 ... 7 ... 11, 12, 13, 14  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.