O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

The Punk Muffins Tour.

Página 11 de 14. Precedente  1 ... 7 ... 10, 11, 12, 13, 14  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: The Punk Muffins Tour.

Mensaje por Naveen. el Dom 11 Oct 2015, 1:47 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
CAPÍTULO 032.
Por: Ramona.
– Blythe, Sydra, Circe, Ives, Vesna, Ian, Nikola & Reed.
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]




×××

19 septiembre: Performance y entrevista en el iHeartRadio Music Festival, el primer día se presentan: Greenless (quince minutos), Alex Delarge (diez minutos), Tessa Kravitz (diez minutos) y Mad Sounds (veinte minutos). Locación: Las Vegas, Nevada.

— ¡Las Vegas, Nevada, nena! –Ives grababa con la cámara frontal del celular–, y aquí vemos a Nikola Harrison molesto porque aún es menor de edad.
—No estoy interesado, en serio.
—Ha, ha. Llorón. –el tiempo de vídeo se acabó y ella lo subió a snapchat. Eran las dos de la mañana, y sólo Ives Kane Starr tenía energía para joder la vida. Incluso su hermano estaba cansado. Ives se separó de Nikola para colgarse de Sydney y casi se caen en el acto.
—No entiendo de dónde sacas tu energía, hermana.
—Ya sabes, ¡Las Vegas!
—Deja de actuar tan virginal, ¿quieres?
—Está bien, está bien. –Sydney abrazó a su hermana y caminaron juntos camino por el equipaje.
—Me preguntaba cómo estás. Pareces muy metida en eso de ser vlogger.
—Bueno, tu hermana está bien. Gracias, pero me preocupo más por ti.
— ¿Por mí?
—Si, ¿no puedo?
— ¿Recuérdame quién es el mayor aquí?
—Oh, vamos, Syd.
— ¡Tenía cuatro años! Cuatro años cuando un bulto de carne y sangre, calvo y sin dientes llegó a mi vida. –Ives le sacó la lengua. Syd besó su frente— Estoy bien, qué crees.
—Hm. Más te vale.

Ah, sí. Los hermanos Starr. Ives no se ha sentido tan conectada a alguien en toda su vida tanto como se siente con Syd. Y no especialmente porque comparten útero o casa desde hace... Siempre. O bueno, sí. Pero realmente el par no desentendía tanto respecto a personalidad. Ambos eran coquetos de nacimiento, ambos eran (un poco) promiscuos, ambos sacaban provecho de todo. ¿Qué puedes esperar de Sydney e Ives Starr? Nunca aburrirte.
—Tengo hambre –anunció tras veinte minutos de ver maletas salir y salir y no ver la suya con un gato estampado en ella–. Iré por algo de comer, ¿te apetece algo, Syd?  
—Un sándwich estará bien.
—En seguida. –Ives caminó fuera de la multitud y se dirigió al primer Subway que vio. Al parecer no fue la única con tal idea. Un chico que había visto un par de veces (y claro que sabía quién era) estaba bloqueándole la entrada. Ives palmeó su hombro y cuando se giró, por un instante, quedó en blanco. Él le sonrió e Ives sintió el nerviosismo bullir en la boca de su estómago, se sonrojó.
— ¿Quieres que te deje pasar?
—Sí. Esa es una buena idea.  –su voz salió un poco aguda. Se aclaró la garganta–. Digo, sí. Sí, por favor.
—Bien –se apartó a un lado y le sonrió–, adelante.
—Ian, ¿cierto?, Hepburn –el chico sonrió más ampliamente.
—Vaya, me siento en desventaja. Tengo qué preguntar tu nombre.–dijo cruzándose de brazos, se marcaron sus bíceps. Ives se recordó cómo respirar.
—I-Ives. –se pasó un cabello detrás de la oreja–. Ives Starr. –«¿En serio, Ives?, ¿En serio?»
— ¿Te parece si te invito un sándwich, Ives? –su nombre sonó suave en su voz. Se estremeció y asintió.
—Igualmente tengo qué comprarle uno a mi hermano. –se giró a ver a su hermano quien la observaba con una ceja alzada–. O no.
—Ian, ¿de qué querías el...? –una pelirroja se detuvo a examinar a Ives. De pies a cabeza, una mirada de disgusto. Ives quiso desaparecer. —Olvídalo, Luce. Ordenaré yo mismo. —la chica abrió la boca para argumentar pero Ian besó su frente. Ives se sintió muy incómoda ante la escena. 'Luce' dio media vuelta y se fue no sin antes dirigirle una mirada desagradable a Ives.
—Wow.
—Es mi hermana, Lucy. Es un amor... A veces.
—Amor o no, tiene un serio complejo de hermana.
— ¿Complejo de hermana?
—Es cuando son muy celosos con sus hermanos. A menudo menores, pero algo me dice que los roles se invierten aquí.
—Oh –Ian abrió la puerta para que Ives entrara– ¿El tuyo no? –Ives le dirigió una mirada a Sydney. Entonces negó con la cabeza y entró.
—Syd (mi hermano) y yo no tenemos ese tipo de relación. Nos amamos, y eso. Él no me cela, más bien le da igual con quién esté. Sólo se asegura que no aparezca muerta.
—Una labor muy noble. –se encogió de hombros mientras se sentaba en una de las mesas.
—Somos familia.
— ¿Qué vas a ordenar?
—Con atún, mostaza, queso chesier, pan integral, lechuga, cebollas, y una Coca Cola.
— ¿Vienes mucho a Subway?
—Subway es mi vida. –Ian asintió y se fue a ordenar. Ives le tomó una foto y la subió a snapchat. Se dijo a sí misma que Ian sería el siguiente, claro, sí lograba dejar de sentirse virginal cuando estaba junto a él. El chico tardó quince minutos y durante ese tiempo su hermano le envió un mensaje de texto diciendo que él llevaría su equipaje. También añadió algo sobre no babear tanto, rodó los ojos dramáticamente y envió una hilera de emojis indignados. Entonces Ian le pasó el sándwich en un plato y ella bloqueó su celular.
— ¿Qué tal el tour hasta ahora?
—Genial. Llanto, drama, hotties, justo como lo imaginé. –Ian enarcó una ceja. Ives mordió su sándwich, cubrió su boca para hablar–, ¿qué tal para ti?
—Es como un paseo familiar. Mía, Lucy, Dexter, Beckham, yo. Sólo añade a nuestros padre y es como acción de gracias o navidad. –Ives se rió un poco. Tragó y tomó Coca Cola.
—Genial tener una familia tan grande. Y... variada.
— ¿Qué?
—Digo que sus padres tienen genes interesantes. Tú, Lucy y Dexter. No se parecen en nada, casi podría decir que son hijos de otros padres. –se llevó el borde del vaso frío (lleno de gotitas de condensación) a los labios. Ian sonrió y tragó.
—Eso es porque soy adoptado. –Ives jadeó y gas amenazó con entrar a su conducto respiratorio causado que comenzara a toser. Miró a Ian con ojos llorosos–. Bueno, no tan así. Soy hijo de mi padre, pero no de la madre de Dexter y Lucy. Mi madre murió cuando yo tenía cuatro y los Hepburn me adoptaron.
—Dios –su voz sonaba ronca–, fui imprudente. Muy imprudente. Lo siento mucho.
—Está bien, le he dicho a Dexter que lo haga público pero nunca es el 'momento indicado'. Quizá tú podrías ayudarnos. –Ives asintió, muy consciente de que estaba sonrojada.
—Uhm, ¿Lucy?
—No, ella sí es hermana de Dexter. Medio hermana mía, ¿por qué no se parecen? –Ian sacudió la cabeza–. Hey, ahora que lo pienso, Ives se escribe con 'I' latina, ¿no?
—Ajá.
—Somos las únicas dos personas de todo el tour cuyos nombres empiezan por 'I' latina. –Ives sonrió ampliamente.
—Yo digo que brindemos por eso. –chocaron sus vasos de Coca Cola.
— ¿Qué harás después?
—Dormir. –Ives miró a Ian–. O tal vez no. –mientras sus ojos se conectaban, ambos contenían la sonrisa. «Sí –pensó Ives–, definitivamente no dormiré.»
×××

Vesna se sentía mejor a la mañana siguiente y se fue dando saltitos al cuarto de Tessa. Cuando entró, se lanzó sobre la cama de la chica (¿seguía durmiendo en serio?) y ésta se quejó somnolienta. Vesna se colocó junto a ella, quién entornó los ojos para ver quién era.
—Prim –su voz era ronca.
—Buenos días, princesa. –la chica metió la mano bajo su celular y miró la hora.
—Son las siete am, dejame dormir.
—Argh. Vine a darte amor y me recibes así.
—Primrose, largo. –Vesna rodó los ojos y besó la frente de su amiga, diciéndose a sí misma que luego la molestaría.
—Descansa, entonces. Nos vemos más tarde. –se fue haciendo tan poco ruido como le fue posible. Bajó a la recepción y fue directo al comedor, moría de hambre. Vio a Circe, mirando su teléfono, comiendo sola.
—Hey, Prim –le regaló un sonrisa destellante.
—Hola. –se sentó frente a ella–. ¿Cómo estás?
—Superando mi pequeña crisis  de ayer, sí.
—Oh, ¿ya hablast...? –Circe negó con la cabeza.
—Ya hablaré con él –agitó una mano restándole importancia–. No te agradecí por todo lo que hiciste por mi ayer.
—No hay necesidad, ¿para qué son las amigas? –Circe asintió.
—Bueno, no importa. O bueno, sí. Importa mucho. ¡Pero el pasado es pasado y hoy es un día hermoso! ¿Viste la piscina del hotel? ¡Tenemos que ir más tarde! Debido a que soy menor el 90% de la “diversión” está fuera de mi alcance, PERO, se que podemos divertirnos mucho. Bueno, si quieres. Sé que eres mayor de edad y todo el asunto.
—Nah, pasar contigo el día debe ser mejor. –Además, en la ciudad del pecado se encontraría a sí misma, no buscando la droga, sino siendo literalmente arrastrada a ella. Con Circe cerca, eso no pasaría. La rubia había comenzado a hablar sin parar, otra vez, como hacia antes. Vesna se quedó muy callada y asentía eventualmente, para formar parte de la conversación. Un mesero le trajo un plato de pancakes y los comió tranquilamente mientras Circe no se callaba. No le molestaba en lo absoluto, prefería eso a verla llorando. Cuando terminó varias personas se estaban reuniendo para desayunar, Circe comía tranquila y ésta vez Vesna hablaba sobre una anécdota con Carter. En un momento Circe se quedó mirando un punto más alejado, justo detrás de ella. Vesna se giró y vio al chico con cabello tinturado viniendo con Kenzo y Reed. Cuando miró a Circe, hubo un ambiente tenso y se hizo un poco el silencio entre aquellos que lo notaron.
— ¿Quieres que me quede o...? –pero Circe ya se estaba levantando. Y cuando lo hizo, sí hubo silencio. Algunos cubiertos sonaron pero eventualmente todos estaban más enfocados en el suceso. Vesna divisó a Ives y Nikola grabando lo que pasaba mientras murmuraban entre ellos. Vesna negó, y también se levantó. Tomó a Circe del brazo y caminaron juntas. Al pasar junto a Tristan, éste iba a hablar pero Vesna interrumpió.
—No te atrevas a gritarle. Vayan a algún lugar privado a arreglar sus problemas, y cómo la trates mal, ya verás. Ahora, vayan, vayan, vayan. –Circe y Tristan se fueron, extrañados, y la habitación estalló en ruido. — ¿Amiga de Circe? –Vesna vio a un chico sonriéndole –, soy Reed.
—Tú le coqueteas a todo lo que se mueva, dios.
—El molesto junto a mi y no tan atractivo es Kenzo.
—Mad Sounds, lo sé. Son geniales, chicos.
—Gracias, noso... –Reed lo interrumpió.
—Creo que Arabella está por allá y yo, de pronto, no tengo más hambre. Ve a comer solo, hermanito –Kenzo rodó los ojos y se despidió, agitando la mano.
—Soy Vesna, por cierto.
—Un placer.
—Hey, ¿Vesna? ¿No significa primavera?
—Sip.
—Hm, okay. Little Spring, ¿qué tal si me das tu número? –Vesna rodó los ojos.
—Gánatelo, Reed.

×××

Cuando Ian encontró a Lucy, ella estaba en serio molesta, sin embargo le tomó cerca de cinco minutos contentarla. Todo empezó con 'tu amiguita'.
—Lucinda.
—No, no, nada de ‘Lucinda’. 1) Se nota que te la restregaste entera. 2) Se supone que éste era un viaje familiar. 3) Dexter, apoyame.
— ¿Apoyarte? Más bien quiero que se callen. Los dos. Ugh –el pelinegro se frotó los ojos–, malditos aviones, malditos vuelos. ¿Para qué coño fuimos a Nueva York si tendríamos que viajar al otro puto lado del país de todas formas?
— ¿Vienes con lo de ‘viaje familiar’ en serio?, ¿por qué no hablamos de tu noviecito?
—Lo siento, Luce, pero Ian tiene un punto. –comentó Dexter.
— ¿No tenías dolor de cabeza?
—Sí. Y como no me los aguanto a los dos, me voy al cuarto de Marc.
—Ives tenía razón, sí tienes complejo de hermana.
—Ahí está esa zorrita otra vez.
—Luce.
—En serio, ¿por qué tienes que mencionarla?
—Lucy.
—No necesito saber qué piensa esa zorra sobre mí, yo...
— ¡Lucy! –Ian se sentó junto a ella y le sujetó los hombros. Lucy se sonrojó–, es gracioso que siempre pase esto. Cuando te enojas solo hablas y hablas y hablas. Es casi imposible callarte. –Ian sonrió.
—Maldición, no sonrías así. –dijo apartando el rostro.
— ¿Por qué no? –buscó la mirada de Lucy, sin dejar de sonreír.
—Cuando sonríes así, olvido que eres un cabeza-hueca.  –debió hacer una expresión dolorosa porque Lucy frunció el ceño y ahuecó su rostro en su pequeña mano. Estaba caliente. Ian tragó saliva cuando sus ojos se conectaron. Ah, sí. Era hermosa. Siempre había sido Lucy, ¿no? Sacudió esos pensamientos, sabiendo lo que ya sabía. "Es horrible, es asqueroso, es una abominación." Ahora él apartó la mirada y soltó el agarre.
—Eh, ¿quieres dar una vuelta? Sin Ives, sin noviecitos.
—No recuerdas su nombre.
—Está lejos de interesarme hacerlo, Lucinda –su voz, suave y baja, sonó extraña para él. Impulsiva. Se levantó, poniendo distancia segura entre su hermana y él.
—Hm, ¿estás bien, Ian?
—Cansado –sonrió penosamente –, no he dormido mucho, sabes. –Lucy rodó los ojos.
—Dúchate, ¿quieres? Yo espero aquí. –sacó su celular y eso fue todo. Ian asintió y caminó al baño. Sin ropa y listo para bañarse, el agua fría, punzando en su espalda como un millón de agujas, le hizo bastante bien. Quería congelar el latido acelerado de su corazón. Las partes dónde había hecho contacto con Lucy ardían. Respiraba suavemente, sintiendo el vacío del pecho haciendo eco el pulso de su sangre. Era doloroso, era más doloroso guardarlo. Inspiró fuerte, una, dos, tres veces. Pensó en Ives, los besos de Ives, las largas y delgadas piernas de Ives, la piel tersa de Ives. Maldijo en voz alta y golpeó la pared. Él sabía que las cosas con Ives no seguían (simplemente no), que todo había sido cosa del momento. Pero la estaba usando para respaldarse de los sentimientos (horribles sentimientos) que bullían en su pecho. Necesitaba otra distracción, necesitaba más distracciones. Podía besarlas a todas, tocarlas a todas, estar con todas, siempre y cuando no sea Lucy. Lucy era la manzana de la discordia y él no daría la mordida.
—Maldición, Ian. Si sigues ahí, te enfermarás. – ¿Cuánto tiempo había estado duchándose? Cerró la llave.
—Lo siento, salgo de inmediato.

Se vistió rápido y pronto estaba saliendo con Lucinda por el vestíbulo. Mantuvo su distancia respetuosa y le sonrió a todos. Lucy reclamó tener algo qué hacer y dijo que no tardaría. Ian esperó, justo dónde estaba, a su hermana.

Entonces una chica bajita (mucho) pasó, murmurando a un teléfono. Su cabello castaño saltaba eventualmente y su piel más oscura iba perfecta con sus ojos oliva.
—Maldito Hepburn.
— ¿Disculpa? –la chica se detuvo  elevó la cabeza. Se sonrojó.
—Oh, lo siento. Es sólo que... Nada. Uhm, ¿Soy Sydra? Sydra Monterleigh. –extendió una mano (pequeña a él), Ian le sonrió. Y estrechó su mano.
—Ian. Ian Hepburn –la pequeña se sonrojó más. A Ian le pareció encantador, se rió echando la cabeza para atrás.
—Dios, qué vergüenza.
—No, no te preocupes. Qué vergüenza yo, mejor. Me disculpo por cualquier idiotez que te esté diciendo mi hermano.
—Oh, Dexter está... No, no. Bueno, yo...
—Estás nerviosa. –Sydra finalmente soltó aire. Asintió
—Normalmente no soy así, pero cosas están pasando y... Me pongo nerviosa.
—Hm. Cosas. Eso es un marcador de posición.
—Perdona, ¿qué?
—Palabras que usamos para evitar decir algo específico. ‘Cosas’, un gran marcador de posición.
—Huh.
—Entonces, Syd. ¿Qué estás evitando decirme?
—Yo...
—Está bien, puedes decirme. No juzgo.
— ¿Cómo estaré segura?
—Yo no miento.
—Claro.
—Es en serio, Syd.
—Todos mienten.
— ¿Incluso tú?
—Claro que miento.
—Interesante. –Sydra se sonrojó–. Bueno, yo no.
—Entonces sí preguntara algo...
—Sería honesto al respecto –Sydra se quedó analizando lo que dijo un momento, sin creerlo–. ¿Quieres probar?
—No, está bien. Te creo.
—Entonces, dime. –Sydra mordisqueó un poco su uña. Tomó aire y, en contra de todo lo que le decía que no, lo dijo en voz alta.
—Mi padre tiene cáncer.
—Wow. Tú, chica, necesitas un abrazo. –sin decir nada, la rodeó con sus brazos. Sydra sintió su perfume, y su corazón palpitando (él ta alto, ella tan enana), y casi rompe en llanto nuevamente. Ian separó el abrazó y miró a Sydra, sujetan sus hombros, directo a los ojos–. No te puedo decir que todo va a estar bien, porque no lo sé. Lo que sigue será duro y debes ser fuerte, ¿está bien? Puedes contar conmigo para lo que sea. Mi madre murió cuando tenía cuatro años, y no estoy diciendo que tu padre vaya a morir pero en estos casos debemos esperar lo peor. Sin importar qué, debes seguir adelante. Y hacerlo orgulloso lo que puedas. –ahora Sydra sí quería llorar.
—Juro por dios que no lo puedo dejar solo un segundo porque saca una chica de dónde no la hay y ya está coqueteando.
—Uhm, ¿Sydra?
—Oh, Dexter. No me dijiste que tenías un hermano. –Lucy y Dexter estaban observando al par. Ian soltó a Sydra.
—Y una hermana.
—Es un gusto.
—Ah, ¿pensé que ibas a preparar todo para la entrevista de iHeartRadio?
—Mierda –Sydra palideció –, Ziggy me va a matar. –no de despidió de nadie, segura de que los vería de nuevo, y salió corriendo camino al vestíbulo. Dexter tenía una extraña mirada.
—No sé cómo suene esto pero... No ella, Ian. No ella. –Ian asintió. Se dirigió a Lucy.
—Ya escuchaste a Dexter, la dejaré en paz. ¿Nos vamos? –Lucy asintió. Besó la mejilla de Dexter y se adelantó, Ian le regaló una sonrisa a Dexter–, pero sí ella me busca entonces no puedo hacer nada. –Dexter enarcó una ceja. Ian se giró y caminó detrás de Lucy, con una sonrisa en la cara.

×××

El día anterior, cuando Circe apareció en la habitación de Tristan y suya, Reed y Kenzo (no sabía qué hacían ahí) la secuestraron. Kenzo dijo que era mejor esperar un poco más, pero que no se preocupara por Tristan. “No te odia”, había dicho. Circe asintió, sabiendo que eso no importaba. “Lo opuesto al amor no es el odio –recordó le dijo Nikola–, sino la indiferencia.”

Reed dijo que ya habían empacado sus cosas (Aleen lo había hecho), y la misma había accedido a cambiar tiquetes de avión con ella. Circe asintió y asintió y luego le dijeron que esperara a que el vuelo saliera. Viajaría con Greenless, pero lo más probable era que no la notaran. Así que cuando se acercó al grupo y fue lo primero que pasó, supo que sería un viaje largo. Pensó en lo que Nikola había dicho. En todo caso, la indiferente era ella, ¿no?

Entonces ahí estaba, en el ascensor con Tristan, ni siquiera habían oprimido un botón, solo estaban ahí. Deseaba poder leer su mente, como hacia antes, cuando eran pequeños. Supuso que había perdido el don hace mucho. El aire se llenó de melancolía, y Circe podía escucharle respirar. Se arriesgo a tocar su brazo, entonces Tristan la miró fijamente. No era una mirada de odio, casi estaba aliviado. Había dolor en sus ojos, a Circe se le partió el alma. Iba a decir algo cuando Tristan se lanzó sobre ella. Se aferró con fuerza a su cintura (ella era pequeña a comparación) y se dejó caer en sus rodillas, apoyando la cabeza sobre su vientre. Circe no se podía mover pero aunque pudiera, no lo haría.

Él estaba molesto, lo sabía porque no le hablaba, pero el otro lado, el chico que la había llevado al concierto de Fall Out Boy y se había dormido en su regazo, había estado aterrado de que ella lo dejara. Circe acarició el cabello de Tristan. Presionó varios botones al azar en el ascensor (forzosamente) y aprovechó para hablar.
—No tienes qué decir nada. Lamento ‘desaparecer’, molusco. No lo haré de nuevo, no te dejaré, ¿me oyes? Es una promesa. Es sólo que pensé que estarías muy molesto por todo el ruido que había y, no sé, entré en pánico. Lo siento. –finalmente Tristan levantó la cabeza.
— ¿Entraste en pánico?
—Sip, ¿por qué?
—Bueno, es que para mi eso no es entrar en pánico –Tristan sd levantó pero no dejó de abrazar a la blonda–, para mi entrar en pánico es golpear a alguien.
—Lo sé, lo sé –Circe se colgó de su cuello–, y vas a tener que disculparte con Ed.
— ¿Disculparme con...? ¿Qué demonios, Circe? ¿Cómo sabes que lo golpeé, de cualquier manera?
—Soy tu mejor amiga, idiota. Te conozco como la palma de mi mano. –Tristan alargó una mano y tomó la de ella, con la palma mirando arriba. Se la llevó a los labios y Circe se sonrojó.
—Estás temblando.
—Hace frío.
—No, estamos en Las Vegas. Nevada. No hace frío. –le corrió el cabello del rostro–, estuviste llorando.
—Bueno, fui expuesta a nivel mundial, claro que estuve llorando. –Circe se calló al ver su expresión tan dolorosa.
— ¿Te importa tanto que...?– Circe cubrió su boca.
—Ed es sólo un amigo. Estaba ebria, eso es todo. No actúes como si cuando estoy ebria no soy una idiota. –Tristan asintió solemnemente–. ¿Hago bien en creer que me perdonas?
— ¿Por desaparecer o por beber cuando eres aún menor de edad? –hizo especial hincapié en lo último. Circe rodó los ojos–. Claro que sí, sardina. Sólo no me vuelvas a dar ataques al corazón.
—Lo tendré en cuenta.

El ascensor finalmente se abrió en uno de los últimos pisos. Marcaron el piso indicado y finalmente todos bajaron. Circe le rogó que le acompañara a la piscina, Tristan murmuró que tenía un poco de tiempo libre (desde que era aún temprano) y eso fue todo, estaba decidido. Tristan tomó la mano de Circe y la rubia sintió su corazón caer al suelo.

«En otra vida –pensó–, en otra vida sería tu Isolda.»

—En todo caso, ¿qué hiciste durante este tiempo?
—Oh, bueno. Buscarte como loco y pelear con muchos, y oh, ya se quiénes son Tristan e Isolda. Seguro tienes ideas raras.
—Te tomó mas tiempo del que creí darte cuenta.
—De todas maneras, creo firmemente que lo he arruinado con Kristy. –Circe lo miró por un instante. Quería preguntar ‘por qué lo dices’ pero tuvo un presentimiento de que la respuesta sería amarga. Trago saliva. En su lugar sacudió una mano.
—Sé que lo puedes solucionar. En cualquier caso, el mar está lleno de peces. Já. Estamos llenos de metáforas marinas.
—Cierto. ¿Por qué me dices Molusco, por cierto?
—Hm, no lo sé. ‘Tristan’ me parece un nombre muy marino.
—En serio, tienes cada idea.
— ¡Ajoy!

Cuando cruzaron la esquina, lo que Circe literalm vio primero fue a Ed. Tristan apretó la mano de la blonda, y cuando Circ giró vio la rabia. Ella devolvió el apretón.
— ¿Te parece sí...?
—No.
—Molusco, no eres el único que no me ha visto en un día. Tengo que hablar con él.
—Circe...
—No tardaré, lo juro. –se inclinó y beso su mejilla, entonces intentó soltar su mano, Tristan se mostró reacio. Circe suspiró y soltó su agarre difícilmente. Sintió su corazón romperse mientras caminaba hacia Ed. Él la saludó a medio camino, y lo que Circe hizo primero fue colgarse de su cuello.
—Hey, pero si es la perdida.
—Eddie, lo siento mucho. Por todo. –Circe cubrió su rostro.
—No, está bien, está bien –Ed tomó sus manos–, no sabía si recordabas.
—No. Pero cuando vi la imagen recordé un par de cosas.
—Está bien, está bien.
—Ah, soy la peor. Yo...
—Sh. Está bien. Todo fue un malentendido. –Circe lo miró y vio la sonrisa.
—Oh, dios, para ti fue serio.
— ¿Qué? –se zafó del agarre del chico y cubrió su boca.
—Ah, Ed, lo siento mucho.
—Está bien...
— ¿Está bien? No digas eso, porque las personas creerán que está bien, y que pueden volver a hacerlo. ¿Me dices que está bien? ¿Que puedo volver a besarte? –Ed se sonrojó. Circe suspiró–, Tristan me espera. Hablemos esto más tranquilamente luego.
—Uhm, de acuerdo.
—Y, lo siento, por lo que sea que Tristan te hiciera.
—No, no fue nada. –Circe asintió y suspiró.
—Entonces te veo por ahí, supongo. –no esperó respuesta, se giró y volvió con Tristan, la cabeza hecha un nudo.
— ¿Todo bien?
—Todo bien. –Circe tomó su mano y tiró de él.

La piscina del hotel era grande, con la forma de una mancha, y Circe la adoraba. Estaba vacía y el sol brillaba con toda fuerza, destellando como cristales sobre el agua. Circe ya se estaba sumergiendo cuando Tristan habló.
—Circe, ¿puedo preguntarte algo?
—Claro. –salpicón. El agua estaba fría y su piel se erizó entera ante el tacto, ese sentimiento de ensoñación era relajante. Salió tomando aire y nadó hasta la orilla, dónde Tristan estaba de cuclillas–. ¿No vas a entrar? –Tristan sacudió la cabeza. Circe lo salpicó –, aburrido.
—Ven, sal un momento. –Tristan se incorporó, Circe rodó los ojos y se apoyó en el borde de la piscina para salir. Estaba escurriendo agua, se ayudó de las manos para incorporarse y cuando medianamente estuvo sobre sus pies, Tristan la sujeto. La pegó a ella. La beso. El mundo se detuvo (¿Qué?), su cabeza comenzó a dar vueltas. Ella besó a Ed. Ed la besó a ella. Margo tomó la foto. Tristan se enojó por la foto. Tristan ‘lo arruinó’ con Kristy. Tristan le dijo algo a Kristy. Kristy rechazó a Tristan. Circe abrazó a Ed. Ed sonreía con dolor. Ed dijo que estaba bien. Circe besó a Ed. Tristan besó a Circe. El corazón le palpitaba con dolor. Le dolía. Le dolía esto Esto ESTO ¿es amor? Lágrimas picaron sus ojos. ¿Es amor? Besó a Ed. ¿Le dolía? Margo la tomó. ¿Es amor? Tristan besó a Kristy. ¿Lo rechazó? Margo tomó la foto. Ed sonreía con dolor. Circe sonreía con dolor. Tristan la besó.
—No hagas esto, Tristan. No juegues conmigo.
— ¿Qué dices, Sardina? Yo no...
—Me duele –se colocó una mano en el pecho.
— ¿Qué pasa?
—No me beses porque Kristy te rechazó. Hace que me duela aquí.
— ¿Qué estas diciendo?
—Te amo.
—Lo sé.
—No, no lo sabes. Estoy enamorada de ti.

Circe sintió el agua entrar por sus poros, se había arrojado a la piscina. El agua estaba fría. Se había confesado. El sol calentaba su piel. Sonreía con dolor. «Lo arruinaste, Circe. Lo arruinaste». Cerró los ojos para que el cloro no los quemara. «Sólo te besó porque Kristy lo rechazó». Sus pulmones necesitaban aire, pero ella se hundía, se hundía. Había un terrible dolor en su pecho. Tocó el fondo de la piscina y se impulsó. Tristan seguía ahí, Circe le sonrió.
—Lo siento, Tristan.

×××

Sydra lucía impecable, a diferencia de su terrible colapso el día anterior. Había reunido a la familia Greenless para hablar rápidamente.
—Sé que ayer fue intenso, lamento haber perdido de esa manera la cordura. Hm. Hoy estoy mejor y quería decirles qué pasó. Algunos sabrán que perdí a mi madre cuando era pequeña y, bueno, resulta que ahora mi padre tiene cáncer de pulmón. Por fumar toda su vida, creo yo. La posibilidad de perder a mi padre me golpeó realmente fuerte. Pero ahora sé que tengo la fortaleza de enfrentarlo si estoy con ustedes, así que, por favor cuiden de mi. –un ‘Aw’ colectivo, Svy abrazo fuertemente a Sydra y a ellos se le unieron Carter, Ryder, Gerard, Aleen, Ziggy, Nikki, hasta que eran un enorme abrazo.

Como detalle final, todos imprimieron la palma de su mano con su color respectivo en su mejilla, como hacían en cada presentación importante. Sydra abrazó un poco más a Ziggy, quién le susurró que todo iba a estar bien.
—Salen en veinte, diecinueve... –todos se pusieron en posición, Sydra tomó un gran respiro antes de entrar a escena. «No me verán llorar».

La entrevista fue bien, Sydra decidió no mencionar la condición de su padre, en lugar de eso, hablaron del tour, de las personas, su relación con las demás bandas. Sydra aprovechó para exponer el hecho de que Marc le hizo perder su celular. Carter dijo que ya estaban planeando su nuevo álbum, entre tiempo libre, y que agradecían todo el apoyo. Svy mencionó lo nerviosa que siempre se ponía antes de cantar, y dijo que Ryder lo hacía igualmente, y también mencionó que cuando Ryder se ponía nervioso durante un concierto, golpeaba con más fuerza la batería. Y cuando fue el turno de Ryder de hablar, bromeó diciendo que era baterista para evitar exactamente eso, hablar en público.

Después de eso, aprovecharon sus quince minutos en el escenario, Svy le dejó un par de solos a Sydra que no habían acordado y eso la puso nerviosa, pero Carter estaba ahí para apoyarla. Sydra se paseó por todo el escenario y aprovechó las pausas entre canciones para tomar las manos de algunos fans, los más cercanos. Miss Nothing, Just Tonight y Decode. Fue una gran presentación, y todos estaban felices de que Sydra pudiera reponerse para lograrla.

___________________________________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
I can’t help it, this is all I can do anyway.
All I know is how to love you.
♡run♡

Naveen.
 
 


Volver arriba Ir abajo

Re: The Punk Muffins Tour.

Mensaje por Naveen. el Dom 11 Oct 2015, 1:54 pm


___________________________________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
I can’t help it, this is all I can do anyway.
All I know is how to love you.
♡run♡

Naveen.
 
 


Volver arriba Ir abajo

Re: The Punk Muffins Tour.

Mensaje por Insxne. el Dom 11 Oct 2015, 2:11 pm

OMG OMG OMG OMG OMG OMG OMG OMG OMG OMG
SOY UNA DESOBLIGADA DE MIERDA PORQUE SÓLO ENTRO AL FORO BC EL PONQUÉ SUBIÇO CAP.

___________________________________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
"My brain is scattered. You can be Alice, I'll be the mad hatter."
Oh my dear, those who hurt you will feel my pain, when my sweet and terrible vengeance upon them rains.

Insxne.
 
 


http://insxneofrp.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: The Punk Muffins Tour.

Mensaje por believe. el Dom 11 Oct 2015, 2:28 pm


believe.


Volver arriba Ir abajo

Re: The Punk Muffins Tour.

Mensaje por Finnellark. el Dom 11 Oct 2015, 6:16 pm

Juro que los capítulos que van hasta ahora de esta ronda me están sacando los filz de donde no creía tener ;_______________; esta colectiva arruinará mi vida de fangirl por completo, lo juro, mucho drama, muchos otps que hacen que cambie mis bandos y mis sentimientos lamento que no haya podido comentar ningún capìtulo de esta ronda hasta el momento, chicas, ando un poco irresponsable en referencia a asuntos del foro, pero espero por fin subir los comentarios con respecto a sus capítulos (steph, mily y valu) este fin de semana que viene

Finnellark.
-------
-------


Volver arriba Ir abajo

Re: The Punk Muffins Tour.

Mensaje por Megara. el Dom 11 Oct 2015, 6:30 pm

HERMOSO VALU, HERMOSO
EL DRAMA, EL DRAMA, ESTA POR TODOS LADOS
ME SOFOCA
PERO TAMBIÉN ME HACE SENTIR VIVA


mas tarde te comento gloriosamente

Megara.
-----
-----


http://www.wattpad.com/user/EmsDepper

Volver arriba Ir abajo

Re: The Punk Muffins Tour.

Mensaje por ceonella. el Dom 11 Oct 2015, 9:29 pm

estoy entrando en pánico porque tenía todo escrito sobre los caps y se me acaban de borrar además de que snap no me anda estoy que exploto 

___________________________________________

El amor siempre pasó a ser algo por delante de todo lo demás. El amor es: el dolor de vivir lejos del ser amado. Amo como ama el amor. —[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

ceonella.
---
---


http://franceslennon.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: The Punk Muffins Tour.

Mensaje por LittleMuffin el Jue 29 Oct 2015, 11:04 am

Ese momento en el cual te das cuenta que el isntituto te tiene tan consumida que no puedes ni pasarte por tu nc favorita...

LittleMuffin


Volver arriba Ir abajo

Re: The Punk Muffins Tour.

Mensaje por Swan. el Dom 20 Dic 2015, 11:31 pm

Esto no tiene actividad desde Octubre
whaaaaaaaaaaaaaaaaat

___________________________________________

do you wonder what I'm up to, without you.

Swan.
------
------


Volver arriba Ir abajo

Re: The Punk Muffins Tour.

Mensaje por Megara. el Lun 21 Dic 2015, 5:53 am


Megara.
-----
-----


http://www.wattpad.com/user/EmsDepper

Volver arriba Ir abajo

Re: The Punk Muffins Tour.

Mensaje por yoonmin el Lun 21 Dic 2015, 7:43 am

):

yoonmin


Volver arriba Ir abajo

Re: The Punk Muffins Tour.

Mensaje por Swan. el Lun 21 Dic 2015, 7:41 pm

Ya sube Ems que sea regalo de navidad

___________________________________________

do you wonder what I'm up to, without you.

Swan.
------
------


Volver arriba Ir abajo

Re: The Punk Muffins Tour.

Mensaje por Megara. el Lun 21 Dic 2015, 7:51 pm

Subiré...un adelanto(?) Es que estoy escribiendo como para tres nc's al mismo tiempo, lo siento

CAPÍTULO 33

—Bueno, no lo volveré a hacer si me dejas invitarte un helado —ofreció con casualidad.

A Derrie se le iluminaron los ojos. El helado lo curaba todo. Estuvo a punto de caer en sus impulsos y chillarle que sí, pero se retrajo a tiempo.

—¿Y cuál es el gancho? —preguntó, reacia.
—¿Qué no puedo invitarte a un helado, sin más? —se cruzó de brazos, pero aún seguía sonriendo.
—Espero que no te ofendas, pero no pareces ser el tipo de persona que hace esas cosas sin esperar algo a cambio —la pelirroja se encogió de hombros.
—No lo sabes —le replicó— Y esperaba que pudieras contarme lo que en realidad te pasa.
—No tengo nada, chico fitch. ¿Eres anormal? —frunció el ceño.
—¿Por qué me dices chico fitch? —cuestionó de la nada— Tengo nombre, sabes

Inesperada y sorprendentemente, notó como la punta de una de las orejas de Derrie (la que no ocultaba su cabello), se tornó algo rosada. ¿Eso fue un sonrojo, o estaba volviéndose loco?

—Uhm, porque pareces modelo de Abercrombie and fitch —soltó Derrie, prefiriendo ser directa. Además, se notaba que él sabía lo apuesto que era. —No digas nada —advirtió, cuando una sonrisa como la del gato Cheshire, pero con más coquetería que otra cosa, se plasmó en la cara de Parker.
—Tranquila, fiera —Parker alzó los brazos en señal de rendición— ¿Entonces?
—No al helado. Y recuerda mis palabras: mantente lejos de mi burbuja personal o te castraré —dijo antes de darse la vuelta e irse de allí.

Parker solo se rió. Derrie lo divertía demasiado.

***

—Sí, como el de Dumbledore. Pero no tan cool.
—Oh, ¿así que Potterhead?
—¡Hasta las entrañas! —le mostró su mejor sonrisa— Desde hace unos días llevo pensando tatuarme algo que tenga que ver con eso, pero no sé.
—¿Cómo que no sabes?
—Porque si me tatúo, mi papá me envenenaría con una de sus sopas de pescado o una de sus batidas de la casa misteriosa y mi mamá…pues no sé, no quiero saber lo que haría.
—¿Y quién dice que ellos tienen que saberlo? —enarcó una ceja y le sonrió travieso.

Derrie se quedó callada mirándolo y después le sonrió, con sus ojos brillando.

—Elliot, como que me caes cada vez mejor.

***

—¿Qué les parece? —le preguntó la chica, luego de explicarles todo.

Emma la miró sin decir nada. La verdad es que aún no le cabía como Derrie tenía tiempo para pensar en más bromas. Nova estaba entre emocionada y asqueada. La verdad es que sentía un poco de pena por Elliot —pero a la vez, todos habían pasado por lo mismo.

—¿Estás segura de que nada le partirá un ojo? ¿O algo así?
—Claro que no, hice pruebas —Derrie manoteó en el aire, restándole importancia— Así que, necesitaré que se aseguren de que él llegue a su habitación a la hora correcta.
—¿En qué hiciste pruebas, exactamente? —preguntó Emma, dedicándole una mirada llena de suspicacia.
—Eso es un detalle menor, Em, así que no te preocupes.
—Si descubro una cascara de-
—¡Silencio! —la interrumpió Derrie, al mismo tiempo que la puerta se abría y Alyson entraba por la misma.

Megara.
-----
-----


http://www.wattpad.com/user/EmsDepper

Volver arriba Ir abajo

Re: The Punk Muffins Tour.

Mensaje por Swan. el Lun 21 Dic 2015, 8:25 pm

fffuu fffuu fffuu fffuu Jake Jake No puedo esperar máaaaaaaaaaaas, extrañé a Derrie

___________________________________________

do you wonder what I'm up to, without you.

Swan.
------
------


Volver arriba Ir abajo

Re: The Punk Muffins Tour.

Mensaje por yoonmin el Mar 22 Dic 2015, 7:23 am


nada le partirá un ojo como es eso regalo de navidad como dijo steph

yoonmin


Volver arriba Ir abajo

Re: The Punk Muffins Tour.

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 5:36 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 11 de 14. Precedente  1 ... 7 ... 10, 11, 12, 13, 14  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.