O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» new rules ♡ audiciones abiertas
Hoy a las 1:04 pm por Kida

» Only the strongest can survive.
Hoy a las 12:09 pm por Jones.

» Heroes. (Colectiva)
Hoy a las 11:53 am por Andy Belmar.

» Sun and Moon
Hoy a las 11:39 am por Karasuno

» Caught in a lie.-pvt
Hoy a las 11:36 am por Karasuno

» Instituto Fénix | Muro
Hoy a las 11:34 am por lovesick

» Heroes. (Muro Interactivo)
Hoy a las 11:30 am por Jones.

» Instituto Fénix | N. C.
Hoy a las 11:22 am por lovesick

» Crazy thoughts of a sinister mind
Hoy a las 9:53 am por Karasuno

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

The pursuit of happyness.

Página 4 de 7. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: The pursuit of happyness.

Mensaje por hypatia. el Dom 22 Feb 2015, 5:58 am

Qué rápidas sois subiendo capítulo
Más tarde comento el tuyo Teph
avatar


Ver perfil de usuario
----
----

Volver arriba Ir abajo

Re: The pursuit of happyness.

Mensaje por baekhyun. el Dom 22 Feb 2015, 7:59 am


Capitulo 004.



Natasha Veltman {Cobain.

Oficialmente se puede decir que odio los 14 de febrero. O sea, ¿Quién en su sano juicio celebraría algo tan idiota como el amor? Nadie, o mejor dicho, todo mundo. Nunca he entendido que le ven a un día como todos los otros, es decir, que yo sepa no hay eclipses, o Harry Potter no sale del libro y viene a hacerme un party. Un día común y corriente. Pero, las personas son un poco idiotas y deciden pasarlo con sus “parejas” ugh.
Salí de la habitación un poco más calmada de lo que estaba cuando llegué a casa y encontré al tío Jim en el suelo, justo al lado de mi puerta. El hombre podía ser molesto y sobreprotector pero, por más que lo mandara al diablo nunca se iba, y amaba eso de él. No se iba cuando más lo necesitaba, sin importar cuantas groserías le dijera.

—Oficialmente el día de San Valentín apesta— digo tomando asiento a su lado. Sus ojos se desvían hacia mí y puedo notar la angustia en ellos. Apostaría a mi bello Floyd que estaba pensando en Emily y, la verdad, no lo culpo, ver todas esas parejas por ahí, felices, debe hacerle mucho daño —lo siento— susurro.
—No te disculpes ¿Qué sucede?— me dio una mirada cansada y triste, escondida bajo una media sonrisa. No tenía derecho a arruinarle más el día, era suficiente pasar el 14 de febrero sin Emily.
—No tiene importancia— digo dándole un beso en la mejilla y poniéndome de pie.
—Llegaste tirando todo a tu camino y ¿No ocurre nada? — me encojo de hombres y le doy las buenas para luego entrar a mi habitación  y tirarme sobre la cama.

Sus manos estaban tan cerca de mí que podía imaginármelas desplazándose por todo mi cuerpo. Sus ojos negros y llenos de lujuria me recorrían completamente. El sudor inundaba mi cuerpo y el tacto de su sus manos sobre mi piel se hizo repentino y brusco. Traté de gritar pero selló mi boca con una de sus manos mientras con la otra continuaba manoseándome. Su mano recorrió todo mi brazo hasta llegar a mi cadera y de ahí a mi trasero, tragué en seco escuchando como decía que me haría suya sin importar lo que sucediera, mientras gritaba lo zorra que era y metía sus manos en mis pantalones.

—Natasha— Escuché decir a lo lejos —Natasha despierta— abrí los ojos de golpe encontrándome con el rostro fruncido del tío Jim— fue solo un sueño, pequeña, no te preocupes.

Las lágrimas se deslizaban por mis sudorosas mejillas mientras recordaba la horrible pesadilla que había tenido. Hacía más de un año que eso había ocurrido pero aun así se me era imposible sacármelo de la cabeza. Observé al tío Jim con miedo y me acurruqué en él mientras intentaba quedarme dormida una vez más, susurrándome que todo iba a estar bien.

xxx

Amarré mi cabello en una cola alta y salí rumbo a mi trabajo. Era mi primer día y, bueno, no es que ame ser puntual pero lo necesitaba, no por el dinero, sino para distraerme. Es incómodo estar sola en casa y que tantas cosas me lleguen a la mente, haciéndome perder los estribos y muchas veces cometiendo estupideces de las que no me siento muy contenta, pero así son las cosas y nunca podría cambiar el pasado, solo vivir con él y acoplarme a lo que era ahora.
Caminé por unos quince minutos hasta llegar a las afueras de la universidad, entré a una cafetería y allí me dirigí hacia el mostrador, no, no era cajera pero debía ir por mi delantal y así poder salir a atender a los clientes.

—Buenos días— dice una chica de pelo castaño, la miro enarcando una ceja dándole a entender que no hablaré con ella. Odio socializar, y mucho más si es mujer.
Salí de la pequeña habitación llena de lockers con una camiseta azul cielo, con el logo de la cafetería a un lado y debajo mi nombre, un delantal en la cintura y una libreta en mis manos. Odio el azul, o mejor dicho cualquier color que no sea negro o gris. La cafetería ya se encontraba con algunos chicos universitarios, así que tomé un respiro y me dirigí a una mesa donde había algunos tres.

—Bienvenidos a Claire’s ¿Qué desean tomar?—Los tres chicos levantaron la mirada al escuchar mi voz. Sus miradas recorrieron mi cuerpo de arriba a abajo sin ningún disimulo lo que provocó que un incómodo escalofrío recorriera mi espina dorsal. Desde aquel día no podía siquiera resistir la mirada de alguien, es como si flashbacks de aquella tarde volvieran a mi mente.
—Tres lates, por favor— responde un chico de cabellos rubios, casi platinados. Su mirada estudió mi rostro con cuidado, como si intentase descubrir algo. De pronto su mirada se posa en el logo de la cafetería, o más bien en mi nombre. Mis manos comienzan a sudar cuando el chico se levanta de repente —¿Natasha Veltman? — pregunta con una mirada esperanzada y una sonrisa nerviosa en su rostro, asiento un poco nerviosa ¿Y si mi padre lo había enviado para que volviera? —¿No me recuerdas? — niego con la cabeza mientras doy un paso atrás, el chico frunce el ceño y luego suspira.
—Matt, ¿Está todo bien? — pregunta un moreno. Mis ojos se agrandan al escuchar aquel apodo.
—No es nada, Aaron.
—¿Mattie? — pregunto sintiendo un nudo formarse en mi garganta. El chico vuelve su mirada a mí y una sonrisa ilumina ilumina su rostro.
—Creí que odiabas ese apodo— comenta entre risas un castaño de ojos azules. Él lo ignora y continua mirándome, bajo la mirada haciéndole entender que me estaba incomodando.
—¿Qué haces aquí? Creí que estabas en Rusia con papá— mi cuerpo se tensa completamente al escucharlo decir papá, ¿Podría considerarse padre alguien que hace sufrir a su hija menor? Me encojo de hombros, y le doy una pequeña sonrisa evitando hablar con él a toda costa. Por algo no había vuelto con él y mamá cuando regresé a Alemania, pero no podía decírselo, eso lo destrozaría —¿Dónde te estás quedando? — abro la boca para responder pero la voz de una señora mayor me interrumpe, me volteo hacia mi jefa quien me indica entre señas que vaya, susurro un lo siento y me voy.

Veinte minutos más tarde los tres chicos se fueron con la excusa de que los esperaban, no me negué, necesitaba asimilarlo todo. Hacía más de diez años que no veía a Matt, estaba pequeña cuando nuestros padres se divorciaron y me fui a Rusia con el hombre. Allí los primeros años fueron excelentes, pero luego todo cambió. Muchas veces intenté volver a casa pero él me lo impedía de todas las maneras posibles, hasta hace cuatro meses cuando cumplí 18, él ya no tenía potestad sobre mí así que volví a Alemania.
Salí de la cafetería cuando dieron las seis de la tarde, cubrí mis manos con los guantes y me llevé el gorro a la cabeza, si hay algo que amo es el frío, pero cuando estoy en casa, bajo mis sábanas y con chocolate y libros a mi alrededor. Empecé a caminar con la mirada en mi teléfono, hoy había sido un día lento y lleno de estudiantes universitarios, no sé si podré acostumbrarme a esto.  

Spoiler:
Lamento la asquerosidad de capítulo que acaban de leer :c pero han pasado muuchas cosas en mi vida últimamente y esto es lo que pudo salir, llevaba un par de cosas escritas durante la semana así que well, no me maten :c
avatar


Ver perfil de usuario http://life-really-sucks-a-lot.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: The pursuit of happyness.

Mensaje por byers. el Dom 22 Feb 2015, 3:29 pm

Dans, no digas eso. Sí me gustó, una que otra palabra repetida pero idk. Sé lo que estás pasando, algo así. 
Natashe  me recuerda a Rose  quiero el siguiente.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The pursuit of happyness.

Mensaje por mieczyslaw el Mar 24 Feb 2015, 1:54 pm

Siento mucho comentar el capítulo tarde, so, pero ya lo leí y no hace falta decir que me encanto, Dany. 
Natasha, hmm, que historia de lo más...interesante, si eso, su pasado fue muy cruel pero su presente, idk, me encanta, con el viejo Jim, ah sigo sin superar que Liam tiene 30 y muchos xD, siento que es un amor simplemente.
No es feo el capítulo cariño, insisto con eso de que me encanto, y pues...espero que tus problemas se resuelvan bella Dany, ánimo 

___________________________________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
evil´s lurking in the dark
you try to scream but terror takes the sound before you make it
horror looks you right between the eyes,
you're paralyzed
avatar


Ver perfil de usuario
-------
-------

Volver arriba Ir abajo

Re: The pursuit of happyness.

Mensaje por hypatia. el Jue 26 Feb 2015, 6:48 am

Debo comentar en cuanto tenga un rato lo hago.
avatar


Ver perfil de usuario
----
----

Volver arriba Ir abajo

Re: The pursuit of happyness.

Mensaje por crybaby. el Jue 26 Feb 2015, 5:06 pm

Me encantó, adoro la relación de Jim y Natasha, es muy cute, ah. Me da penita ella, pobre, que hijo de puta su "padre", ugh. En fin, lo ame.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The pursuit of happyness.

Mensaje por bomb. el Jue 26 Feb 2015, 6:31 pm

Tengo que comentar el cap de Daniela y preparar mi capítulo, ¡diablos!
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The pursuit of happyness.

Mensaje por bomb. el Sáb 28 Feb 2015, 4:03 pm


Capitulo 005.



Hopeless Dawson. {Primavera.
«Domingo, 01/02/2015.
Querido Diario:

     Hola, soy yo otra vez, ¿quién más sino?... No puedo dormir, hace mucho que no logro constater una noche de sueño tranquila. Al cerrar los ojos todo lo que veo en rojo y azul, como aquella noche, en aquel fatídico día, y las escenas se repiten en mi cabeza, tan vívidas, se burlan de mí, de lo que he vivido, de lo que ha pasado hasta ahora y amenaza con matarme porque duele, duele tanto, tanto, tanto...

   Es como si estuviese ahí de nuevo, viendolos morir, sintiéndolos morir, es realmente aterrador y empeora porque los puedo ver, y puedo oir sus voces, en mi cabeza, gritando aclamando por piedad, chillando... ¡Están tan fuertes! no puedo soportarlas, ya no sé que hacer, me desesperan y me encuentro periódicamente consumiendo más y más, y no quiero, ahora soy adicta, supongo que siempre lo he sido, pero está peor. No estoy segura de si pueda seguir con esto, de si puedo seguir soportándolo.

   Tengo miedo, estoy tan asustada, ya ni siquiera las pastillas me ayudan a dormir, cada vez son más fuertes y en noches como estas, oscuras y frías, quiero huir y dejarlo todo atrás, sé que algún día lo haré, algún día, y quizás para siempre, dejaré de luchar, me derrotaran o me rendiré, lo que pase primero y entonces, solo entonces creo, estaré en paz.



Hopeless.»



    El sol se asomaba por el horizonte y sus rayos irrumpían arrogantes en la habitación de la muchacha, dejándole saber que había pasado otra noche en vela. Hopeless miró a su alrededor como si de pronto estuviese buscando algo o alguien pero no pereció encontrarlo por lo que volvió su vista nuevamente a la ventana, abrzando sus piernas llevó nuevamente el cigarrillo a sus labios y dio una profunda calada, sintiendo como el humo quemaba sus vías respiratoria, más de una vez su doctor le había dicho que fumar solo empeoraba su estado pues destruía su sistema, pero ella no lo veía así y a estas alturas, luego de casi setenta y dos horas en vela, ella no conseguía paz sino hasta después del cuarto cigarrillo fumado.

   Se levantó de su cómodo asiento luego de que su cajetilla de cigarrillos se acabase, tendría que comprar otra nueva, y miró el reloj en la pared de su destrozada habitación, iban a dar las siete y cuarto de la mañana, aún tendría cerca de hora y media antes de tener que presentarse en la universidad, una hora y media para arregarse y poner su mejor cara, una hora y media para seguir siendo el desastre que era y no la chica perfecta que todo el mundo conocía. Se quejó mentalmente en el instante en que sus pies tocaron el frío piso de madera y a paso lento y peresozo caminó hasta su baño, despojandose de sus ropas en el trayecto, abrió el agua de la ducha y sin esperar a que esta se calentara del todo se metió bajo la lluvia artificial que acaricó su maltratado cuerpo. Salió de la ducha envuelta en una bata de baño lila, y con una toalla un poco más pequeña, secó su largo cabello rubio, caminando hasta el lavabo para lavar sus dientes y empezar a cubrir aquellos horrorosos cardenales con maquillaje, una vez hubo terminado salió del baño en ropa interior llegando hasta su closet, lo abrió y sacó de él un par de jeans claros de diseñador, una franelilla negra y un cardigan pesado de lana tejido color beige, y sus típicas botas de taco medio que llegaban hasta un par de centímetros más abajo de sus rodillas. Recogió su cabello ya seco en una coleta de caballo alto desprolijo y pintó sus labios de un rojo carmesí, dandole así un toque de vida a su rostro, tomó su backpack de cuero marrón y su teléfono de encima de la cómoda, y bajó hasta la cocina.

    Llegando a la sala logró escuchar la voz de su padre provenir de la cocina, así que cambió de rumbo y sin desayunar se encaminó hacia la puerta tomando uno de los tantos juegos de llaves en la vitrina al lado de la puerta que daba al garaje subterraneo donde su padre guardaba todos sus autos de colección y tomó uno al azar y básicamenté trotó escaleras abajo, activando la alarma para poder saber que auto había escogido y terminó por subirse en el Vugatti Beyond Tunnig negro de su padre. Arrancó el coche y salió de aquella enorme mansión donde vivía la gran familia Dawson, una de las familias más importantes de toda Alemania, el ejemplo de lo que es una familia ideal, con un matrimonio amoroso y una hija educada y refinada.

«¡Basura!»▬ Pensó ella sacudiendo su cabeza con molestia y concentrandoce en la carretera. Llegó a la universidad, y se apeó del coche, caminó por los pasillos con la cabeza en alto y su mejor sonrisa, como siempre había hecho, saludando a todo aquel que la saludase, y trato de ignorar las voces que amenazaban con enloquecerla, dejándolas en un segundo plano, y sonrió a un par de chicos que le piropearón mientras caminaba por los pasillos hasta que llegó a su aula, agradeció mentalmente a que este aún estuviese vacío, y tomó asiento en el mismo lugar de siempre y cerró sus ojos por un segundo, un instante oscuro y aterrador. Los abrió casi de inmediato, y parpadeó un par de veces saliendo de su aturdimiento.

***

    Su jornada de clases ya había acabado y ella se sentía diez veces más cansada que de costumbre, abrió la puerta del coche y metió un pie en él, cuando una voz conocida la llamó, ella giró su cabeza y vio a su único y mejor amigo trotar hacia a ella, le dio una pequeña sonrisa.

▬ ¡Hope! ▬ exclamó él con alegría al estar al lado de la muchacha, y la abrazó.

▬ ¿Qué hay Aaron? ▬ saludó ella, y él se encogió de hombros.

▬ No mucho, ¿qué hay de ti? ▬ preguntó y algo en su mirada le advirtió que el morocho tenía un plan. ▬ ¿Qué vas a hacer hoy? ▬ inquirió y una sonrisa traviesa se dibujó en su rostro, ella negó.

▬ No. ▬ dijo sin siquiera darle oportunidad de explicarle lo que tenía en mente.

▬ ¡Pero si ni siquiera te he dicho! ▬ se quejó el chico, y ella volvió a negar con la cabeza.

▬ No estoy de ánimos Aaron, en verdad. ▬ dijo ella con una mueca que a él se le contagió. ▬ Estoy cansada. ▬ suspiró rascandose una ceja, un acto nervioso que hacía cuando estaba incómoda.

▬ ¿Una mala noche? ▬ curoseó aunque ya sabía la respuesta, él era quizás la única persona en este planeta tierra que sabía de ella tanto como ella misma lo hacía. ▬ ¡Con mayor razón! ▬ exclamó nuevamente alegre. ▬ ¡Te conviene venir conmigo! ▬ insitió y puso sus mejores ojos de cachorro, a esos a los que sabía que la rubia no se podía negar. Ella resopló.

▬ ¿Qué tienes en mente Aaron? Estás insoportable. ▬ se quejó ella resoplando y cerrando la puerta del coche, recostandose a este para estar un poco más cómoda, lo vio sonreír y rodó los ojos.

▬ ¡Tienes que escuchar a la banda! Y no me digas que no, el mes pasado me arrastraste contigo a una de esas extrañas exposiciones de artes tuyas. ▬ se quejó el muchacho y ella bufó.

▬ Si te digo que sí, ¿dejarás la insistencia? ▬ preguntó ella realmente cansada de tener que hacerse la dura, aaron sonrió tan coqueto como solo él podía y asintió con efusión.  Ella adoraba a Aaron y su banda, ellos eran muy buenos a su parecer, entonces sopesó un poco mejor la idea, y unos segundos después se encontraba nuevamente en su coche siguiendo a Aaron hasta el lugar donde Black Shouldered ensayaba.



Holi :

Hola, aquí yo, y bueno les dejo su capítulo, luego de mil años, puede que esté un poco mal y es corto. No sabía muy bien como comenzar y bueh eso... Puede que haya uno que otro error pues no tuve chance de revisarlo antes de subirlo pero espero de todo corazón que les guste aunquesea una kk. Bye

Sigue: Dai    
  
 

avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The pursuit of happyness.

Mensaje por mieczyslaw el Sáb 28 Feb 2015, 7:54 pm

Diana, el capítulo no es para nada feo, a mi me encanto en realidad, sabes que siempre he admirado tu genial manera de escribir y pues el capítulo hizo que te admite aún más, querida Di, eres genial Rolling Eyes
Idk, en lo personal Hopeless se me hace una chica muy cool, tus personajes siempre son interesantes en verdad, y no dudes en que me tienes casi desesperada porque quiero más, si, ah. ;-; 
¡Sigue mi panadero! Dai, esperare el tuyo e.e besos.

___________________________________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
evil´s lurking in the dark
you try to scream but terror takes the sound before you make it
horror looks you right between the eyes,
you're paralyzed
avatar


Ver perfil de usuario
-------
-------

Volver arriba Ir abajo

Re: The pursuit of happyness.

Mensaje por Kurisu el Sáb 28 Feb 2015, 7:58 pm

Chicas gracias por sus bellos comentarios, no he podido responderselos uno por uno pero quiero que sepan que si me los leí y he muerto de filz las amodoro muchisimo

___________________________________________

'Cause tonight I'm feeling like an astronaut, Sending SOS from this tiny box, To the lonely people
that the world forgot, Are you out there?, 'Cause you're all I've got?
avatar


Ver perfil de usuario https://maschxnny.tumblr.com/
------
------

Volver arriba Ir abajo

Re: The pursuit of happyness.

Mensaje por byers. el Sáb 28 Feb 2015, 10:04 pm


Sido, sí subiste ;-; no sé cómo porque estabas "castigeishon" -gad- te amo por esto. Cada vez escribís mejor, miss corrector -amo tu corrector en Wpp- Hope es genial, yis, Aaron, es negro es hermoso y el nombre le queda perfecto, no sé. Tus tramas siempre son retorcidas, diana, always, eso me preocupa mucho. Ame el cap creeme i did sigo yo debo escribir mucho, intentaré subirlo mañana porque sino no sé cuándo lo haré.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The pursuit of happyness.

Mensaje por byers. el Miér 11 Mar 2015, 5:10 pm


Capitulo 000.



Jasson Rodd | Addison Haynes{Weed.




Sus ojos se abrieron de inmediato al escuchar el sonido de la alarma de su teléfono, la incesante musiquita había sido como un golpe en el rostro. Otro golpe en el rostro. Con el cuerpo rígido se levantó de la cama, su teléfono continuaba sonando, él no tenía intención alguna de apagarlo.
 
— ¡Jasson, apaga esa maldita porquería! —Desde debajo de las sábanas Raven, su novia, maldijo. Tomó el teléfono en su mano sopesando la idea de cabrearla aún más.
— Levántate, debes trabajar, Jacob llegará en cualquier momento. —Dejó el aparato en la pequeña mesita y se dio media vuelta para buscar una camisa limpia.
— Eres un maldito perdedor. —Gruñó ella. Dio un salto de la cama y se adentró al baño que compartían él y Jacob, y en ocasiones como esas ella también.
 
Había sido la primera queja del día, no le sorprendía que le dijera perdedor. Él no quería un departamento para sí y mucho menos para tener a su novia todo el día en ese lugar. Más de una vez ella había insinuado la posibilidad de convivir,… demonios, de solo pensarlo sus bellos se erizaban.
Ajustó el cinturón una vez que la camisa celeste estaba dentro de sus pantalones, acomodó el cuello de esta y de reojo vio sus zapatos brillar. Su oficio no era el mejor pero aún así le daba la posibilidad de comer y tener un lugar donde vivir. Se había visto obligado a buscar un compañero para mantener el alquiler del departamento y fue entonces que Jacob entró en su vida de manera definitiva. Las circunstancias en las cuales se habían conocido no habían sido las mejores, fue una época en la cual la muerte de su madre había sido muy reciente y diferentes vicios habían tomado la vida de Jasson, pero era mejor no recordar eso ahora.
Ignorando la presencia de su novia entró al baño y cepilló sus dientes, acomodó su cabello lo mejor posible. Marc disfrutaba ponerlo en ridículo cuando su aspecto no era el mejor y a decir verdad eran contadas las veces que Jasson Rodd tenía una presencia impecable en las oficinas de Janice. 
Sin decir nada tomó las llaves de su auto, una chaqueta negra con forro de piel artificial en el interior y salió al pasillo del edificio. Bajaba las escaleras con paso rítmico, rascó su cara y fue entonces que se percató de su barba que llevaba un aproximado de tres días creciendo, sin darle importancia continuó bajando los eslabones tapizados de un terciopelo azul. Caminó hasta el estacionamiento en medio de la fría madrugada y a sus espaldas escuchó un silbido, giró, Marc se acercaba con un trote hacia él.
 
— ¿Tienes prisa, Jace? —Sonrió, chocó su mano con la de su amigo y luego la llevó a su nuca.
— Creo que llego tarde al trabajo.
— ¡Oh, es cierto! Bueno, tengo entendido que hoy es el cumpleaños de Janice. —Maldijo en un susurro, no pensaba hacer nada por festejarle un año más de vida a la gran ballena pelirroja.
— No lo sabía y ni me interesa, Marc, la anoréxica puede irse al carajo. —El castaño rió y sopló sus manos dejando ver una nubecilla de vapor en medio de ellos— ¿Vas a la universidad? —El chico asintió— ¿Te llevo?
— No, te retrasaré, nos vemos en la tarde. —Con un movimiento de cabeza Jasson ingresó a la cabina de su pequeño Citroën y partí a su labor.
 
Las nubes comenzaban a esclarecer el día y una débil resolana intentaba apaciguar el frío de la nieve. Amaba su ciudad, su madre había trabajado años para traerlo a Alemania, no importaba lo fría que podía resultar ser Berlín en algunas épocas, para él no había lugar mejor.
Estacionó el auto negro en la acera reservada, subió por el elevador y cuando llegó al quinto piso divisó un tumulto de gente cantando el “Feliz Cumpleaños”. Pasó de largo y se hundió en su cubículo. El ordenador lo saludó y con un botón abrió las cuentas que había dejado pendientes de hacer. Lanzó su chaqueta a un costado, una vez cesadas las risas de sus -falsos- compañeros decidió ir por un café.
Un poco de cafeína era lo que necesitaba, sin lugar a dudas. Caminó a la sala dispensadora sin mirar a su alrededor, quería evitar a su jefa. Tomó una taza azul y la llenó del líquido oscuro y caliente, volcó en él cinco cubos de azúcar y con una pequeña cuchara mezcló el contenido.
 
— Veo que el día de San Valentín tiene un buen efecto en ti, Rodd. —Levantó la mirada y no se molestó en sonreírle a la basura que se dirigía a él— ¿Tienes planes con Raven?
 
¿San Valentín? ¿Ya era 14 de febrero? Demonios, no era posible. Lo había olvidado por completo. Él siempre tuvo claro de lo mucho que siempre le costaba recordar fechas importantes por lo que prefería hacer de cuenta que no existían. Pero para su novia sí. Negó con la cabeza y tomó un pastelillo de chocolate.
Para su suerte, Dave Reed había sido antiguo compañero de su novia.
 
 
— No te interesa, Dave. —Rodeó la isleta y al sujeto que le hablaba.
—  ¿Sabes, Jasson? A veces siento cierta brisa de tensión y violencia entre tú y yo…
— ¿Puedes alejarte? —Se puso frente a frente con él y al considerar que la mirada de advertencia había sido suficiente se volvió a su cubículo.
 
La jornada era larga, aún faltaba una hora para que su turno terminara. El trabajo le había caído sin parar. Se tomó un pequeño descanso, entró en la página del periódico nacional y en primera plana figuraba la noticia sobre un homicidio masivo en un edificio de la zona. Seis muertos,  cinco hombres una mujer. Leyó la noticia, no porque tuviera interés alguno en ella, sólo porque necesitaba  un respiro.
A veces sus respiros eran los que lo mantenía aún vivo. Entre ellos el lugar más importante lo ocupaba su banda, Black Shouldered. ¿Por qué? Simplemente porque allí estaban las personas que lo conocían de verdad, en especial Aaron, su mejor amigo. Habían crecido juntos, su madre solía trabajar para los padres del moreno y fue así que la compañía de Aaron se volvió en una necesidad y un alivio para Jasson.
Una mano golpeó con fuerza a su lado, intentó dejar pasar por alto el pequeño salto que había dado ante el estruendo. Janice hinchaba las aletas de su nariz y sus cejas oscuras se habían unido en una sola, el maquillaje resaltaba su rostro regordete y sudado, su tinte para el cabello color carmín no mejoraba su aspecto ni en lo más mínimo.
Su cabeza se preparaba mentalmente para recibir insultos.
 
— ¡¿Acaso no puedes hacer nada bien Rodd?! —Podría jurar que había visto baba saltar por todos lados, pero eso sería en vano y además le provocaba nauseas— ¡Solo te pedí unos míseros aportes bien hechos! —Dejó caer en el teclado las hojas con los cálculos y estas se desparramaron sobre él— No te pago para que andes viendo estas porquerías es tus horas de trabajo, Jasson. —No, no le pagaba, eso era cierto—  ¡Vamos, maldita sea! Eres un pobre infeliz que no puede hacer nada…
 
Sintió las palpitaciones llenar su cabeza. Las sienes parecían tambores a sus costados, el sudor bañaba su rostro y sus manos. Las gotas frías recorrían su espalda. La ansiedad por mandar al diablo a la mujer que lo humillaba públicamente en su lugar de trabajo estaba asfixiándolo. No podía oír lo que ella decía pero sí veía los labios pintados con un barato y nefasto color sangre moverse perturbadoramente lento. Sintió que su corazón su saldría de su pecho, el aire comenzaba a faltarle. Se veía ridículo y lo sabía.
Buscó en un cajón sus pastillas para los ataques de pánico y tragó dos. Poco a poco el caos mental se fue diluyendo de la mente de Jasson.
 
— Das lástima. —Gruñó su jefa— Mañana quiero esos aportes en tiempo y forma o puedes comenzar a despedirte de todo, Rodd.
 
Pasó una de sus palmas por su frente, esta estaba mojada.
Tragó una vez más, intentando pasar la píldora que acababa de ingerir. La mujer obesa se alejó y el aire volvió a circular por su cuerpo, sus pulsaciones disminuyeron. Todo volvía lentamente a la normalidad.
Le habían detectado ataques de ansiedad o de pánico, como la situación se presentara, a los trece años de edad. Eran cortos momentos en los cuales el mundo parecía detenerse y  su percepción ante él aumentaba.  Eran aterradores, de eso no había duda.
Se levantó de su asiento, no sin antes apaga su ordenador, y caminó hacia el elevador. Necesitaba salir de allí, no aguantaría ni un segundo más en esa maldita oficina.  Salió a la calle, el cielo oscuro contrastaba de manera asombrosa con la manta blanca de nieve que llenaba cada esquina de las calles. Se hundió en el cuello de su camisa y cruzó la acera hacia un cajero automático. Colocó la tarjeta de crédito en el interior de la ranura, presionó la pantalla y su saldo marcaba cincuenta y nueve euros.
Suspiró resignado. Quitó la lámina de plástico y guardó en su pantalón trasero.
Volvió hasta su auto, con la leve sensación de estar siendo observado. Encendió el motor y se encaminó hasta un supermercado. Buscó la sección de farmacéuticos, luego de conseguir su medicina y otras cosas más caminó hacia la caja registradora.
Miraba la nada, siendo consiente de su resiente descubrimiento. Su novia lo engañaba. Tenía claro que era con Dave, no se necesitaba ser un genio para dar firma de eso. No le interesaba, muy pocas veces tocaba a Raven.
Una mano se posó en su hombro. Giró. Una chica estaba frente a él, no se molestó en ocultar su asombro. Estudió su vestido blanco y su cabello negro. Su postura despreocupada y sensual le provocaba huir de allí.
 
 — Conocí a tu padre.
 
La boca se le secó. ¿Qué había dicho? Realmente no lo sabía. Estaba perdido. Tragó saliva en un intento por humedecer su garganta entumecida.
 
— Lo siento, ¿qué dijiste? —Tartamudeó. Aunque realmente lo que dijo sonó  como un taladro sobre plomo. Carraspeó.
— Tal vez si dejaras de mirarme en la manera que lo haces podrías concentrarte en lo que te digo. —Los ojos chocolate de Addison, delineados y arqueador con una profunda máscara negra, se entrecerraron y ladeó una sonrisa. Jasson sintió el piso moverse bajo sus pies.
— Lo siento. —Repitió y desvió su mirada hacia un costado.
— Te disculpas demasiado, Jace.
— Lo… Lo siento. —Se dio un golpe mentalmente. Repasó una vez más lo último que había dicho la morena. Lo había llamado por sui nombre. O algo así— ¿Me llamaste Jace? Cómo es que sabes mi nom…
 
La pregunta quedó a la deriva. La morena miró detrás de él y seguido de eso sacó un arma de su espalda. Addison tomó al chico por la chaqueta y lo escondió tras el costado del mostrador. Las balas llovieron en dirección a ellos.
Cross estaba de vuelta.
Addison se movió tras un estante con productos y llevó a Jasson con ella de un empujón.
 
— ¡¿Qué demonios está sucediendo?! —El pánico se veía en los ojos del chico. Deseaba poder darle una respuesta.
— Mantente a salvo. —Ella gritó— El mató a tu padre, ahora viene por ti. —Se agachó ante la bala que pasó a unos metros de ella.
 
Jasson se quedó paralizado. La morena disparaba y recargaba el arma tan rápido que lo hacía parecer muy fácil, igual que beber agua.
Se movió al siguiente corredor, él debía huir de allí. Había un tipo que quería matarlo y una chica que aparentemente sabía cosas de él. Se agachó y corrió hacia la salida, corrió tan rápido como pudo. El supermercado había quedado destrozado y no tenía idea alguna si es que las personas que estaban allí siguieran vivas.
A los pocos metros de su huida la balacera había cesado. Maldito él por haber dejado al otro lado del estacionamiento su automóvil. Miró hacia atrás, un camión de helado lo seguía, vio un arma asomarse por la ventanilla. Mierda.
Un Ferrari rojo se atravesó en su camino. ¿Un Ferrari? ¡Rojo! La puerta del acompañante estaba abierta y desde adentro fue empujado al interior de la carrocería que no demoró en seguir su marcha.
Estaba en pánico. ¿Qué demonios estaba pasando?
Spoiler:
Mátenme, lo merezco Demoré una vida en subir y lo sé. Pero el clima aquí no va muy bie. Llueve todo el tiempo y prender la compu era un riesgo, además por las tormentas mi internet no funcionaba. Horrible. Bien, espero que les guste y sino,lo siento, mejoro para el que sigue, lo prometo. No tuve tiempo de corregirlo así que después me avisan y lo hago, ahora me voy, tengo tarea ;-; las quiero, besos. Sigue pam c:
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The pursuit of happyness.

Mensaje por baekhyun. el Vie 13 Mar 2015, 11:39 am

 no pensaba hacer nada por festejarle un año más de vida a la gran ballena pelirroja.
Loooooool morí lentamente con esa frase xD me encantó el cap mi bella mikey, valió la pena esperar c: creo que amo a addison, o sea, eso fue genial disparos y todo eso *-* espero el de pam!
avatar


Ver perfil de usuario http://life-really-sucks-a-lot.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: The pursuit of happyness.

Mensaje por mieczyslaw el Vie 13 Mar 2015, 3:50 pm

Dai, ahora si te doy permiso para hacerme bullying, perdóname por no haber comentado antes mi vida ;-; Perdón, perdón, perdón, perdón, perdón y mil veces más PERDÓN.  Hay, me siento terrible, u.u espero y no estés molesta conmigo por ello. Espero que no. Y pues tu capítulo fue bárbaro, wow, juro que en ratos moría de risa y en otros de pena o tristeza, incluso, porque pobresito de Jasson, noooo, que trágica vida, que trágica historia y que trágico todo. Ah, menos mal que yo se que sólo es ficción que sino moriría bc, hay, no, pobre de Louis... ¿Lo vez? Ya hasta con feels ando por culpa del cap mujer. ¡Que cosas pues! Ya está, perdón otra vez, te amo, eres mi Peeta y ame el capítulo, creo que es todo que sino jamás terminare el comentario y estará lleno de más feels, quejas, disculpas y lamentos, so.  A esperar el de Pam ahora...Hmmm....

___________________________________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
evil´s lurking in the dark
you try to scream but terror takes the sound before you make it
horror looks you right between the eyes,
you're paralyzed
avatar


Ver perfil de usuario
-------
-------

Volver arriba Ir abajo

Re: The pursuit of happyness.

Mensaje por wang. el Jue 19 Mar 2015, 9:37 am

Chicas perdon por desaparecer. Estuve de mudanza y recien esta semana me vinieron colocar internet. Me ponho al corriente y espero poder subir mi cap.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The pursuit of happyness.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 4 de 7. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.