O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» The Selection
Hoy a las 10:37 pm por Asclepio.

» «Go back to Uk» [Harry S.]
Hoy a las 9:56 pm por Keniia Joanna

» bitter battlefield.{muro interactivo.
Hoy a las 7:53 pm por blackstairs

» Coffee at morning
Hoy a las 7:52 pm por peraulata

» bitter battlefield.{fichas/expedientes.
Hoy a las 7:51 pm por blackstairs

» Heroes. (Muro Interactivo)
Hoy a las 5:51 pm por yagmur.

» The Breakfast Club - Novela colectiva - Inscripciones abiertas.
Hoy a las 4:08 pm por Carstairs

» o p h e l i a
Hoy a las 3:09 pm por wylan

» Que estás escuchando ....
Hoy a las 3:07 pm por wylan

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

She's got a boyfriend anyway.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

She's got a boyfriend anyway.

Mensaje por Pennywise. el Sáb 17 Ene 2015, 6:14 pm

Tema creado con el fin de mejorar mi forma de escribir, redactar, narrar... whatevah.
Se permiten los comentarios, críticas constructivas y todo lo que aporte de manera positiva a mi persona(?)
Perdón por la mala presentación, juro que editaré y pondré todo como lo merece <3


Última edición por Gallavich. el Jue 10 Dic 2015, 2:12 pm, editado 3 veces
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: She's got a boyfriend anyway.

Mensaje por Pennywise. el Sáb 14 Mar 2015, 11:40 am


Cómo narro en omnisciente

Tenía que huir de Philip, no quería que estuviese encima de él durante todo el fin de semana, así que comenzó con una simple y justificable -real- excusa para el día Viernes: Tengo tarea, adiós. Y resultaba, el muchacho se iba, dejando a Ian en paz, solo, como quería estar. Tuvo que pensar en otra manera de mantener a su gemelo apartado de él durante el día Sábado ¿Por qué era tan intenso y siempre quería molestarlo a él?  a nadie más sino a él. Así que cuando tuvo una idea esperó nada más a que su hermano apareciera, y así fue. Ian ya tenía su -no tan genial- excusa planeada y cuando menos lo esperaba, su hermano muy resentido se marchó. Ian sospechaba que él -su hermano- sospechaba de sus mentiras. Cosa que le daba igual. Lo más gracioso de todo es que no le estaba mintiendo con exactitud. Ahora venía la parte difícil: El Domingo.

Escapar de su hermano el último día de la semana fue fácil, sólo se embarcó en un carruaje que lo llevaría a Hogsmeade y en poco tiempo perdió de vista el castillo y nada más fue girar un poco su cabeza y se encontró con Hogsmeade, le fue inevitable sonreír y con un leve encogimiento de hombros se alejó de aquel grupo con el que había salido del castillo. Necesitaba una cerveza de mantequilla, le mataban esas bebidas y sólo había un lugar en donde podría encontrarlas, Las Tres Escobas. Esa cálida taberna que lo llenaba de tranquilidad y aunque estuviese casi llena siempre que acudía a ella, no le importaba mientras que una cerveza de mantequilla estuviese servida sobre su mesa.

Cuando entró en el lugar sintió ese calor tan acogedor invadiendo su cuerpo y tuvo que encogerse bajo su propio abrigo para desterrar el frío que aun quedaba en el mismo y le hacía tiritar. Se deslizó sobre un asiento libre que había en una mesa en aquella esquina que tanto le gustaba, desde allí podía ver lo que había afuera, a través de la ventana. Y en un abrir y cerrar de ojos ya tenía una exquisita cerveza de mantequilla sobre su mesa. No se molestó en agradecerle a quien sea que le haya dejado la bebida sobre la mesa y sólo comenzó a vaciar la jarra poco a poco, disfrutando de la burbujeante y caliente bebida que le causaba un cosquilleo a lo largo de su garganta. Y sin querer comenzó a reír estando allí solo, apartado de la gente. Maldijo en voz baja cuando se dio cuenta de que alguien que ya conocía lo estaba observando. —Mierda.—


Cómo narro en primera persona.

Tenía que levantarme, tenía que hacerlo o mi día sería una mierda. Es un maldito ritual mental del que no es fácil desprenderse, así que con el tiempo he ido asumiéndolo y de repente ya no es una rutina o ritual mental, es parte de mi vida. Consistía en despertarme a eso de las cinco de la mañana y comenzar a correr por los senderos de el castillo, perdiéndome en el camino y adentrándome en el bosque. Pero ese día pintaba ser de todo menos bueno. Para comenzar, me levanté de el lado equivocado de la cama, siempre lo hacía por el izquierdo y este día, misteriosamente, lo hice por la derecha ¡Que miedo! así que tuve que fingir que dormía durante unos dos minutos más y levantarme de nuevo por el lado izquierdo. Si alguien me veía haciendo tal cosa, pensaría que estoy demente.

A eso de las cinco y quince minutos de la mañana salí de mi habitación y comencé a caminar lentamente para luego ir aumentando el ritmo de mis pasos y cuando me ya había abandonado el castillo comencé a correr a toda prisa. Sentía la adrenalina correr al mismo tiempo que mis veloces piernas y un alivio me invadió. Amo esto. Un par de minutos más y ya me encontraba bastante lejos de El castillo. De repente mi cuerpo comenzó a sentirse mejor, sin presiones, ayudándome a olvidar la estupidez que cometí al levantarme de el lado equivocado de la cama. Suspiré y me detuve cuando la falta de aire comenzó a afectarme y al cabo de unos segundo intenté retomar el recorrido habitual, pero por poco caigo al suelo ¡Mierda, olvidé desayunar! ni un trozo de pan metí en mi maldita boca, que desgracia. Sí que sí, este no estaba siendo un buen día. De seguro era el karma, alguien en algún lugar del mundo quería venganza y el karma estaba haciendo de las suyas conmigo.

Maldita seas karma, ahora tardaría más tiempo de lo normal en regresar a el castillo. Maldición. Maldición. Estaba a punto de mandar todo a la mierda y con ayuda de la poca energía que me quedaba llevé mis pesados pasos hacia adelante, tenía que lograr llegar al objetivo de el día, once kilómetros alejados de el castillo. Seguía sin entender por qué me sentía tan mal, había ocasiones en las que un vaso con leche era suficiente para llevar a cabo mi objetivo de el día. Mierda, sí, había olvidado tomar la cena, pero que idiota estaba en estos últimos días. Maldita sea. Bufé, tiré mi de mi camisa, la saqué de mi torso y la arrojé al suelo con mucha frustración, como si aquello fuese la solución a mis problemas. Avancé como pude y cuando llevaba alrededor de cuatro minutos de caminata, escuché un crujido pero no le presté ni la más mínima atención, de seguro era una ardilla o alguna otra cosa que no me importaba. Vaya, pero no era una ardilla, se trataba de el joven Gryffindor ¿Cómo se llamaba?- Oh, el joven Shafiq, Patric Shafiq - Eché un vistazo a sus ojos y pude ver que había estado algo asustado, bueno, más bien alerta. Buena elección, podría haberlo atacado. - ¿Qué hace usted aquí? -Me acerqué para mirarlo, detallarlo más que todo, no tenía intención de hacer que se sintiera incomodo, pero si que anhelaba verlo confundido..- No sabía que a los adolescentes les gustara levantarse temprano... o hacer este tipo de cosas. Estoy sorprendido. Oh, espere ¿Por qué está aquí? -


Última edición por athena. el Dom 22 Mar 2015, 5:23 pm, editado 2 veces
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: She's got a boyfriend anyway.

Mensaje por Pennywise. el Dom 22 Mar 2015, 5:11 pm


Rol hecho -por mí- en un foro rol basado en la saga de Harry Potter, de la Jotaká Rowling.

La cabeza del muchacho estaba hecha un lío, no conseguía concentrarse y por ende, todo le salía mal. Casi había conseguido discutir con un maestro, cosa que le pudo haber costado un castigo. No quería meterse en problemas, aquel era su último año en Hogwarts, si quería salir de allí con la mente limpia, tenía que comenzar a hacerlo todo bien.´Todo lo que tenía que hacer era llevar acabo aquel plan que había maquinado desde hace un tiempo, sólo así tendría la certeza de que su mente estaría limpia en absoluto. Sabía que esto le costaría un enorme y poco agradable castigo, pero valía la pena y sólo así conseguiría pagar por lo que alguna vez le hicieron usando y dirigiéndose a este con crueles intenciones.

Tenía que hablar con su amiga de Ravenclaw, Atria. Le había dado un par de señales en el almuerzo y esperaba haber sido claro -le lanzó un pergamino que decía en letras tamaño enorme: En la torre de Astronomía. 4:50 PM- con esto. Se molestó en hacer todo esto por una sola y justificable-para él- razón: No quería dirigirse a ella de forma directa, prefería hacerlo con cosas que a la vista de cualquiera parecía bobo; todo porque no quería ver a un Blaine Zabini frunciendo el ceño cada vez que le veía cerca de su amiga. No sabía de que manera llegar a interpretar el recelo que notoriamente veía en el joven Slytherin cada vez que se miraban sin intención alguna o coincidían los dos en alguna habitación. No le agradaba nada ese chico, odiaba que Atria estuviese con él, fuese a menudo o no,no le hacía ni la más mínima gracia verlos juntos o siquiera compartiendo miradas de complicidad. Hacía mucho tiempo que no los pillaba haciendo esto, pero de sólo pensarlo le daban ganas de golpear algo de forma contundente y fría. Quería dejar salir su propio yo en ese instante, pero la calma fue demasiado rápida e invadió su cuerpo, llenándolo de una notoria tranquilidad. Quería hablar con la chica de una cosa en especial, esa cosa por la que había conseguido tenerla como amiga o conocida, al decir verdad, él no sabía cómo definir su relación con exactitud. Era celoso y algo posesivo con ella, no lo hacía a menudo pero cuando no podía controlarlo, no podía hacerlo de verdad y tenía que buscar consuelo en alguna otra actividad que lograra apaciguar su notoria ira y constantes ataques de celos estúpidos e injustificables. Al final del día ellos no eran nada más que aliados. Pero sin querer, el muchacho se había amarrado a algo más que eso con el paso del tiempo.

Su ensimismamiento habitual le hizo viajar a otro mundo, se había perdido en el horizonte y su mente había comenzado a maquinar infinidades de imposibles. Tenía que dejar de pensar como un niño, odiaba tener que desterrar todo aquel pensamiento que sin querer se convertía en una hermosa maldición para su propio ser. Tenía que convertirse en un hombre frío, quería serlo y tenía que comenzar con ella, porque sólo con ella conseguía ser así, un blando. Se tomó la molestia de grabar en su mente aquella imagen del hermoso horizonte que admiraba con una notoria excitación desde aquel balcón en aquella tarde de Otoño. Si la ocasión hubiese sido otra, aquel hermoso paisaje les hubiera caído como anillo al dedo. Era paciente, pero comenzaba a preocuparse por el hecho de que ella no apareciera por la puerta y no quería tener que enfrentarse a un horrible desplante. Miró fija e intensamente hacia el horizonte, le fascinaban los colores que en este podía admirar. Quiso volar y bañarse en aquel mundo de colores que habían conseguido dejarlo absolutamente embelesado y perplejo. Chasqueó cuando un apresurado ruido de lo que parecían ser pasos en el pasillo le advirtió de la llegada de su amiga. Se enderezó e incorporó de modo que su espalda daba hacia el precipicio y se apoyaba en la baranda del balcón. -Retraso.-Dijo de en un tono de voz huraño y agregó a esto una mirada con serio desdén. -¿Estuviste haciendo algo más importante?-Miró el suelo y se rió un poco, de alguna forma le causaba gracia la situación. -Genial. Te pido que vengas, a cierta hora y tu llegas tarde. Hace mucho que no te lo pedía y llegas terriblemente tarde.- Dijo de forma natural, sin una pizca de pena o compasión por su acompañante. - Estupendo. Como sea, acércate, quiero que escuches algo con atención y luego podrás largarte a hacer lo que te plazca, Atria.- Le dolió. No quería decirle eso a la chica, a pesar de haber maquinado aquel momento, no tenía intención de herirla o molestarla. A pesar, a pesar de todo, la apreciaba y un vuelco en su corazón le indicaba que sus propias palabras le herían demasiado. Todo lo hacía por su bien, quería zafarse de aquel pequeño sentimiento que ardía en su corazón y tenía grabado el nombre de ella. Porque algo en él comenzaba a cambiar, había alguien más que le hacía sentir lo que ella alguna vez despertó en él.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: She's got a boyfriend anyway.

Mensaje por Pennywise. el Dom 22 Mar 2015, 5:24 pm

Me considero fanático y admirador número uno del cielo estrellado. Me gusta salir y observarlo, suelo admirarlo durante horas y gracias a mis nuevas destrezas, no tenía necesidad de siquiera parpadear, puesto que no quería perderme de nada, en absoluto. Aun faltaban un par de horas para que llegara la noche y con ella, obviamente, el tan esperado cielo estrellado. Me encogí de hombros en cuanto salí por la puerta y una ráfaga de viento helado corrió velozmente y se perdió en el camino. Aunque deseaba la llegada de la noche y sentarme a observarla como todos los días en los que el trabajo en la estación me lo permitía, hoy ya tenía planes y esto requería de tiempo, valor y un poco de valentía. Iría en busca de Nora. Había sido cruel años atrás al huir sin siquiera hablarle y pedirle explicaciones de algo que creí que ella había planeado; estaba furioso con ella y no quería hacerle daño, así que huí sin siquiera mediar palabra alguna. Tuvo que transcurrir un tiempo para que me diera cuenta de mi grave error. Me fui de su lado, no le di motivos, hice un prejuicio estúpido y dejé ir a una persona importante en mi vida. Cuando me reencontré con ella en aquella fiesta, mi muerto corazón dio un vuelco. Ella lucía como antes, no había perdido nada que no pudiera recordar, se veía simplemente perfecta. Ese día no salió nada bien, discutimos, nos gritamos un poco y ella se fue enojada conmigo. Yo me quedé devastado, la había perdido de nuevo.

Hacía menos de tres meses que llegué a Bern haven y me instalé en una casa en el centro,  cerca de la plaza y la estación. Conocí a un hombre que me habló de otro hombre y este conocía a una mujer, con la que pretendían emparejarme porque me notaban algo solo, yo no acepté meterme ese embrollo hasta que un día los escuché mencionar el nombre de Nora Aigner y mis sentidos se agudizaron al instante. Al parecer Nora era esa mujer de la que me habían hablado antes. Les pedí que me facilitaran alguna manera de contactarme con ella y sólo me dijeron que ella trabajaba en la farmacia más cercana al zoológico. Allí iría hoy, me olvidaría del cielo estrellado e iría en busca de Nora. Un poco desubicado y al borde de un ataque de nervios, llegué al zoológico. Me quedé de pie en la entrada de este y observé  el lugar, queriendo parecer un simple transeúnte perdido y entusiasmado. El cielo ya estaba oscuro y la noche reinaba en la ciudad, aun era temprano y esperaba que Nora fuera de las que trabajan durante la noche en ese lugar, de no ser así tendría que volver a casa, obligado a regresar cualquier otro día que me lo permitiera el trabajo. Caminé durante un par de minutos más y dando zancadas cada vez que no había señal vida humana por ahí, quería llegar, quería pedirle disculpas a Nora y si era posible, una taza de chocolate o cualquiera otra cosa que ella deseara. Pronto divisé la farmacia, la única cerca del zoológico, al parecer y de la cual confiaba que fuese la correcta. Caminé rápidamente hacia la entrada de esta e intentando parecer normal, entré en el lugar, como cualquier otro cliente. Busqué como un desquiciado a la morena de ojos color café y sólo veía hombres en el lugar. Cuando estaba a punto de darme por vencido, una voz femenina me obligó a ponerme a alerta. No era la de Nora, era una simple chica cobriza que estaba del otro lado del mostrador -del lado de los clientes, donde yo me encontraba- Y justamente, del lado en donde trabajaban los de la farmacia, estaba Nora. Me acerqué de inmediato, caminando por instinto y fijándome en ella, quería creer que era realidad y no un simple sueño. - Nora. - Conseguí hablar. Aunque no estaba seguro de que lo hice, lo sentí como un pensamiento, como si estuviera imaginando mencionar su nombre como las otras veces.

- Post hecho para foro rol de Fantasía.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: She's got a boyfriend anyway.

Mensaje por Pennywise. el Dom 13 Sep 2015, 3:23 pm


La noche era su mejor aliada, puesto que cada vez que el sol comenzaba a ocultarse una sensación muy placentera invadía su cuerpo, se relajaba. El viento frío era su adoración y esa noche era perfecta para escapar, para conocer un poco más aquel lugar tan extraño a donde había llegado a parar por alguna razón. Agarró su cuchillo y comenzó alejarse del grupo, no se molestó en invitar a nadie porque quería estar sola, además, no conocía a nadie lo suficiente como para invitarlo a pasar tiempo con ella.

Sus torpes pasos la llevaron hasta una zona que nunca antes había visto, aunque, al decir verdad, conocía gran parte de la isla y los lugares, en su mayoría poseían zona boscosa, al igual que el lugar que se encontraba ante sus ojos. Sin embargo, este poseía algo en particular: un extenso puente colgante atravesaba el lugar, de lado a lado. Sonrió ampliamente mientras que se acercaba a este para observarlo de cerca, si quería cruzar al otro lado, a donde conducía el puente, tenía que rectificar que estuviera en buen estado, no vaya a ser que se caiga... aunque no le importaba, al fin y al cabo ya estaba muerta y lo peor que podía pasar es que muriera intentándolo.

Dió un salto sobre el puente sin pensarlo, pero nada sucedió y se rió de si misma luego de dar un par de pasos más. Mientras que con poco cuidado caminaba sobre aquel puente, pensaba en un montón de cosas. Cómo había llegado hasta ahí, la causa de ello y por qué alguien como ella, con una vida tan insignificante, bueno, insignificante porque, a juzgar por los pocos recuerdos que ha tenido de ella, no era exactamente una persona importante ni mucho menos con una vida digna de salvaguardar como una reliquia en aquella enorme y extraña isla. Había algo más, oh sí. Clarke comenzó a presentar cambios en su cuerpo, con frecuencia observaba a los más fuertes de su grupo trabajar y, inconscientemente imitaba algunos de sus movimientos mientras que caminaba entre los árboles y alguien le sorprendía por la espalda. Se sorprendía, sí, lo hacían, puesto que ella era sólo una chica, escuálida y frágil ante los ojos de cualquiera. Poseía un poder, lo llamó de esa manera porque no tenía idea de cómo nombrarlo, además, se sentía fuerte y capaz. Recordó el momento en el que aquella flecha la atravesó e imaginó su reacción ante aquello si hubiese poseído ese poder en su vida anterior, una y otra vez lo imaginó.

La rubia quiso intentar algo para sacar de su mente aquellos pensamientos de una vez por todas, así que suspiró como nunca y con firmeza posicionó ambas manos sobre la baranda de soga del puente, claro, tuvo que estirar sus manos un poco hasta alcanzar la máxima altura del puente y con un leve balanceo lo intentó la primera vez, pero cayó al suelo luego de que la soga flaqueara un poco y se lastimó el trasero. Chilló y a regañadientes volvió a intentarlo, pero esta vez posicionó las manos sobre una superficie de madera que tenía el puente, justo abajo de la baranda de soga y con los pies colgando, sujetados únicamente por la soga... permaneció así durante unos minutos, cabeza colgando, pies colgando y manos sujetas a una ligera superficie de madera. Era una estupidez, pero no sabía qué más hacer con su mísera "vida", además de que no tenía afán, a no ser que una manada de caníbales apareciera para alimentarse de ella, bueno, esa era su única preocupación en aquel momento.
- Post  rol hecho para foro rol MM.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: She's got a boyfriend anyway.

Mensaje por Pennywise. el Sáb 17 Oct 2015, 3:29 pm



Acá hay sexo, cosas fuerrtes. Así escribo en +18.

Primera parte.

Ella estaba muy a gusto con el miembro de Bellamy en su boca. Succionaba, ejercía presión con sus delgados labios y depositaba besos sobre la punta de este para después deslizar su lengua sobre el mismo una y otra vez. Cuando lo liberó para tomar aire, lo que sucedió a continuación a penas pudo verlo venir. Ahora él estaba sobre ella. Al sentir el frío y húmedo suelo, Clarke pegó un respingo. Aquel beso que el muchacho le dio la dejó anonadada, sentía cómo cada parte de su cuerpo se estremecía y también cómo su intimidad palpitaba debido a la excitación que la invadía. Suspiró cuando él comenzó a descender sobre su cuerpo, bajando por su abdomen hasta encontrarse con su latente intimidad. Jadeó. Sintió la lengua del muchacho rozar levemente su vagina y arqueó la espalda instintivamente, dejando escapar varios gemidos de placer. Era increíble. Cada lamida y beso que él depositaba sobre la húmeda vagina de ella, provocaba que de sus labios escapara un nuevo gemido e incluso un grito de placer y la rubia no hacía ni el más mínimo esfuerzo por reprimirlos, quería que él supiera cuánto le ponía aquello que estaba haciendo con su ávida lengua.

Cuando el muchacho estuvo de vuelta en sus labios ella suspiró, sabía lo que seguía. Estaba un poco nerviosa, bueno, bastante. A juzgar por el dolor que debería sentirse según había escuchado era justificable que lo estuviera. Escuchar su voz fue reconfortante, sintió una abrasadora sensación invadir su cuerpo, no era debido a la excitación, no era sexual, le agradeció mentalmente con miedo a hablar en ese momento y simplemente asintió aquello, esperando que el muchacho comprendiera aquel gesto. Esa sería su primera vez y no quiso mencionárselo al muchacho con miedo a que se marchara, dejándola a medias, con una terrible calentura encima. Dejó que él se encargara de aquello, se abrazó a su cuerpo con fuerza y cuando comenzó a introducir su -enorme- miembro dentro de ella, clavó ligeramente las uñas en su espalda para evitar emitir gritos que no fueran excitantes, inoportunos.

No sabía cómo describir aquello que sintió en su interior. Estaba siendo penetrada lentamente por el chico. Dolía, sí, pero ella no se dignaba a decirle que se detuviera porque sentirlo cerca era realmente abrasador, excitante, tanto que estaba dispuesta a esperar porque sabía que después vendría algo mejor, que el dolor se iría y por fin podría disfrutar de aquel momento como debía. Sentir la respiración de Bellamy sobre su cuello hacía que su piel se erizara aún más y cuando escuchaba gemidos salir de su boca, mucho más. Ella dejó escapar un jadeo debido al dolor que sentía, el cual comenzó a disiparse, reemplazándolo por una cálida sensación que hacía palpitar a su estrecha intimidad, agolpándose con el duro miembro del muchacho, era exquisita. Dejó caer su cabeza al suelo mientras que cerraba los ojos y abría los labios para comenzar a jadear. Aquella sensación de dolor y placer era lo más excitante que había presenciado en su vida, algo que su cuerpo necesitaba y por lo que estaría agradecida con aquel chico durante los días que le quedaban de vida.

Tuvo que levantar su cintura ligeramente mientras que se aferraba al cabello ajeno y jadeaba para indicarle a él que lo hiciera más rápido. No podía esperar, necesitaba que aquella sensación se pronunciara. -Hazlo.- Balbuceó entre jadeos, besando la mejilla y después la comisura de los labios ajenos sin abrir sus ojos del todo mientras que instintivamente contraía las paredes de su intimidad, para animarlo a moverse aún más rápido. La estaba pasando en grande, pero tenía el presentimiento de que eso estaba por mejorar. Bastante.

Segunda parte.

Cada vez que Bellamy se inclinaba sobre ella y su intimidad engullía el pene de él sin previo aviso, ella, sin reparo alguno gemía por todo lo alto, tirando esta vez de sus hombros e intentando moverse aún estando abajo de él. Gritó de placer cuando él comenzó a moverse muy rápido y para así evitar hacer ruidos extraños atrapó los labios ajenos y lo besó fogosamente mientras que arqueaba ligeramente la espalda para así disfrutar de aquel caliente roce que el pecho ajeno ejercía sobre sus pezones erectos. Iba a enloquecer debido al placer que la invadía en ese momento, era en lo único en lo que ella pensaba.

No se lo esperaba y mucho menos en el momento en que sus ojos se encontraban cerrados. El muchacho la tomó por su trasero y la levantó apoyándose de este para regresar a aquel árbol en el que había estado minutos antes. Ella no tenía idea de cuánto tiempo había pasado en realidad, pero eso no importaba en ese preciso , glorioso y excitante momento para la rubia. Se abrazó a él para así sentir su cercanía, para hacer que el roce de sus cuerpos aumentara la temperatura, para hacer que Bellamy se excitara aun más y así provocar que el movimiento de su cintura aumentara la velocidad, sin importar cuán rápido iba él y cuántas veces su pene había penetrado su húmeda vagina en tan sólo un minuto.

El frío que emanaba el tronco del árbol hacía que su espalda se arqueara, seguido de un leve movimiento circular de su cintura y un par de gemidos que brotaban de sus labios, lo que ocasionaba que esta fuera un poco arañada y así fuera tomando un tono rosáceo del que estaba segura iba a ser un problema después, pero aún así iba a recordar ese momento con una sonrisa en los labios cada vez que notara el dolor que cada movimiento de su cuerpo produjera un insufrible dolor en su espalda.

Lo estaba disfrutando aún más. Conforme él introducía aquel caliente y enorme pedazo de carne en su aún estrecha y latente vagina, ella se removía como podía y tiraba de lo que a duras penas alcanzaba para reprimir gemidos. Era inevitable. Gemidos altos y gritos de placer salían de sus labios y de vez en cuando se escabullían en los labios de aquel muchacho. Recordó aquel ligero y excitante beso que él depositó en su vagina y mordió sus labios sin reparo alguno. Estaba extasiada ante los movimientos del muchacho, a penas podía moverse debido al placer y la sensación que se acumulaba en su entrepierna conforme él la embestía. Y cuando creía que iba a llegar al clímax, de nuevo, las embestidas del muchacho hacían que ella perdiera la cabeza y su intimidad era invadida una vez más por aquella deliciosa sensación que se deslizaba en su entrepierna y hacía que su cuerpo temblara cada vez que Bellamy la embestía.

Cuando él susurró su nombre cerca de su oído, ella se estremeció aún más, se sujetó del cuello ajeno como pudo e intentó recuperar el aliento perdido durante todo ese tiempo mientras que él se escabullía en su cuello y susurraba una y otra vez el nombre de ella. Sonrió cuando él dijo algo casi inaudible en su oído y suspirando mientras que meneaba e inclinaba la cintura para así sentir su pene adentrarse en su latente y húmeda vagina.-Supongo que esto responde a tu pregunta.- Contestó resoplando, jadeando sin dejar de mover la cintura hacia adelante, buscando su miembro, haciendo que este se introdujera cada vez más y más dentro de su vagina. -Supongo que esto...- Dijo mientras hacía que las paredes de su vagina se contrajeran y se abrazaran su latente miembro. Sonrió y jadeó al mismo tiempo. Esperaba que eso lo incitara a hacerlo aun más rápido, pero había algo más que tenía por hacer. Clarke agarró el cuello ajeno y sin el más mínimo cuidado levanto la pelvis fuertemente, haciendo que su vagina engullera el pene de él en su totalidad. Gimió, arqueó la espalda y clavó las uñas en su cuello instintivamente imitando una y otra vez aquel movimiento. -Joder, quiero más... más... más.- Decía cada vez que ejercía fuerza sobre el cuello ajeno y levantaba la pelvis una y otra vez. Estaba definitivamente fuera de sí.

- Post  rol hecho para foro rol MM.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: She's got a boyfriend anyway.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.