O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» hwa yang yeon hwa {youth}.
Hoy a las 12:54 am por chanyeol.

» «Go back to Uk» [Harry S.]
Ayer a las 9:11 pm por Keniia Joanna

» Half-Cold Half-Hot
Ayer a las 8:46 pm por Kurisu

» − After the rain, a rainbow will come.
Ayer a las 8:33 pm por Asclepio.

» cockamamie dreamer ~
Ayer a las 8:29 pm por Asclepio.

» Me, myself and I.
Ayer a las 5:27 pm por CNCOwner.

» Heroes. (Muro Interactivo)
Ayer a las 4:51 pm por Jones.

» The Selection
Ayer a las 4:47 pm por Kurisu

» Just, I´m Crazy {Pvt
Ayer a las 12:01 pm por Rebel

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

Juegos Sexuales!! N.C. AUDICIONES ABIERTAS

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Juegos Sexuales!! N.C. AUDICIONES ABIERTAS

Mensaje por Invitado el Jue 04 Dic 2014, 4:42 pm

muack muack muack muack
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Juegos Sexuales!! N.C. AUDICIONES ABIERTAS

Mensaje por Yose1D el Jue 04 Dic 2014, 4:46 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Ficha: Yose1D
Nombre Completo: Jocelyn Grados Romero
Edad: 19
Apodo: Yose
Chico: Luke Hemmings
Representante: Lottie Tomlinson
 

Descripción física
Yose  Es delgada. Alta, Mide 1.70. Tiene piel blanca, tan blanca como la nieve. No tiene un enorme trasero, como el de Kim Kardashian, pero es de su gusto. Tiene unas curvas que matan a cualquiera. Su cabello es color rubio. Lacio, un poco rebelde, pero hay día en los que puede controlarlo. Tiene unos enormes ojos color azules claros, casi grises. Acompañados de unas largas y voluminosas pestañas. Sus labios son gruesos y de un hermoso color salmón. Siempre pintados por el labial rojo favorito de ella. Posee dedos largos, igual que una pianista. Uñas medianas y siempre pintadas con un color distinto. Nariz pequeña, La adorna un pequeño piercing, en forma de punto. Posee unas largas y fuertes piernas, Ya que ama hacer ejercicio. Su sonrisa es la cosa que ilumina su rostro. Dientes blancos. Tan bancos y brillantes como las perlas.
 

Descripción psicológica
Es una chica divertida. Y muy ocurrente. Ama hacer sentir bien a los demás. Siempre trata de que tenga una sonrisa en su rostro, no le gusta ver a las personas tristes. La primera impresión que tienes de ella es que la encuentras seria. Sabe ser extrovertida y seria cuando la ocasión lo a merita. Es amigable, sabe dar buenos consejos, se puede decepcionar fácilmente. A veces es bipolar. Te puede amar, pero a los 5 minutos ya está enojada. Odia que le digan mentiras y que jueguen con los sentimientos de los demás. No le gusta llorar. Pero cuando lo hace, lo hace sola. Es como una roca en cuanto a sus sentimientos. Piensa que llorar es estúpido y no ayuda en nada. Ni siquiera cuando su padre murió lloro. Tiene un temperamento fuerte. Es muy sarcástica y grosera. 
 
Historia
 Fue exactamente un 19 de Mayo cuando la pequeña Yose abrió sus ojos. xD Creció en una familia feliz, Con un padre que la amaba y una madre que la adoraba. Un día su vida se fue al caño. Su padre sufrió un ataque al corazón, cuando ella solo tenia 9 años, causándole una muerte rápida. Su madre sufrió y ella igual. 2 años después y su madre aun no podía superar la muerte de su amado esposo. A Yose siempre le gusto actuar. Era su pasión. Un día hizo el papel principal en una obra "Blanca nieves y los 7 enanos" Por supuesto su madre no asistió. Ya que estaba mas ocupada lamentándose de sus desgracias. 1 año después trajo a un tipo a la casa. su nombre era Mark. Su madre le dijo, que el seria su nuevo padre y que ya estaban casados. No tuvo mas que acceder a aquello. El primer año fue todo amor y felicidad, incluso gracias a Mark la metieron a una escuela de actuación. Pero un buen día eso acabo. Comenzó a pegarle a su madre eh incluso le llego a pegar a ella. La saco de la escuela y le prohibió salir. Su madre no hacia nada, por miedo a quedar sola de nuevo. Harta de su vida, y harta de los golpes por parte e su padrastro. Decidió irse de su casa. Estuvo ahorrando dinero con un trabajo extra que consiguió. Sin avisar tomo el primer vuelo hacia Londres. Su tío favorito vivía ahí. Estaba dispuesta a seguir su sueño. Su tío la recibió con los brazos abiertos. Por eso su nueva forma de ser.
 
[size=35]Extras[/size]
Gustos: 
La Nutella
Las películas de terror
El labial rojo (No sale de su casa sin los labios rojos)
Leer
Fotografiar 
Disgustos: 
Las mentiras
Las personas hipócritas
Que la imiten
Fobias: 
Elevadores
Payasos
Alturas
Tatuajes: 

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


 
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
 
Si falta algo avísame linda :)
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Juegos Sexuales!! N.C. AUDICIONES ABIERTAS

Mensaje por Invitado el Jue 04 Dic 2014, 4:49 pm

@Yose1D escribió:
Ficha: Yose1D
Nombre Completo: Jocelyn Grados Romero
Edad: 19
Apodo: Yose
Chico: Luke Hemmings
Representante: Lottie Tomlinson
 

Descripción física
Yose  Es delgada. Alta, Mide 1.70. Tiene piel blanca, tan blanca como la nieve. No tiene un enorme trasero, como el de Kim Kardashian, pero es de su gusto. Tiene unas curvas que matan a cualquiera. Su cabello es color rubio. Lacio, un poco rebelde, pero hay día en los que puede controlarlo. Tiene unos enormes ojos color azules claros, casi grises. Acompañados de unas largas y voluminosas pestañas. Sus labios son gruesos y de un hermoso color salmón. Siempre pintados por el labial rojo favorito de ella. Posee dedos largos, igual que una pianista. Uñas medianas y siempre pintadas con un color distinto. Nariz pequeña, La adorna un pequeño piercing, en forma de punto. Posee unas largas y fuertes piernas, Ya que ama hacer ejercicio. Su sonrisa es la cosa que ilumina su rostro. Dientes blancos. Tan bancos y brillantes como las perlas.
 

Descripción psicológica
Es una chica divertida. Y muy ocurrente. Ama hacer sentir bien a los demás. Siempre trata de que tenga una sonrisa en su rostro, no le gusta ver a las personas tristes. La primera impresión que tienes de ella es que la encuentras seria. Sabe ser extrovertida y seria cuando la ocasión lo a merita. Es amigable, sabe dar buenos consejos, se puede decepcionar fácilmente. A veces es bipolar. Te puede amar, pero a los 5 minutos ya está enojada. Odia que le digan mentiras y que jueguen con los sentimientos de los demás. No le gusta llorar. Pero cuando lo hace, lo hace sola. Es como una roca en cuanto a sus sentimientos. Piensa que llorar es estúpido y no ayuda en nada. Ni siquiera cuando su padre murió lloro. Tiene un temperamento fuerte. Es muy sarcástica y grosera. 
 
Historia
 Fue exactamente un 19 de Mayo cuando la pequeña Yose abrió sus ojos. xD Creció en una familia feliz, Con un padre que la amaba y una madre que la adoraba. Un día su vida se fue al caño. Su padre sufrió un ataque al corazón, cuando ella solo tenia 9 años, causándole una muerte rápida. Su madre sufrió y ella igual. 2 años después y su madre aun no podía superar la muerte de su amado esposo. A Yose siempre le gusto actuar. Era su pasión. Un día hizo el papel principal en una obra "Blanca nieves y los 7 enanos" Por supuesto su madre no asistió. Ya que estaba mas ocupada lamentándose de sus desgracias. 1 año después trajo a un tipo a la casa. su nombre era Mark. Su madre le dijo, que el seria su nuevo padre y que ya estaban casados. No tuvo mas que acceder a aquello. El primer año fue todo amor y felicidad, incluso gracias a Mark la metieron a una escuela de actuación. Pero un buen día eso acabo. Comenzó a pegarle a su madre eh incluso le llego a pegar a ella. La saco de la escuela y le prohibió salir. Su madre no hacia nada, por miedo a quedar sola de nuevo. Harta de su vida, y harta de los golpes por parte e su padrastro. Decidió irse de su casa. Estuvo ahorrando dinero con un trabajo extra que consiguió. Sin avisar tomo el primer vuelo hacia Londres. Su tío favorito vivía ahí. Estaba dispuesta a seguir su sueño. Su tío la recibió con los brazos abiertos. Por eso su nueva forma de ser.
 
[size=35]Extras[/size]
Gustos: 
La Nutella
Las películas de terror
El labial rojo (No sale de su casa sin los labios rojos)
Leer
Fotografiar 
Disgustos: 
Las mentiras
Las personas hipócritas
Que la imiten
Fobias: 
Elevadores
Payasos
Alturas
Tatuajes: 

http://bodyart.batanga.com/sites/bodyart.batanga.com/files/Tatuajes-de-aves-volando-11.jpg
http://data.whicdn.com/images/50735296/tumblr_mhe848qe8m1qlywy1o1_500_large.jpg
http://data3.whicdn.com/images/29421818/Tatuaje-plumas-en-el-tal_C3_B3n-400x400_large.jpg
http://2.bp.blogspot.com/-4I3fTnwLxTA/UQJuv41UJxI/AAAAAAAAAlY/aGRHRLdwDrA/s400/Tatuajes+lindos+para+mujeres.jpg


 
http://sp5.fotolog.com/photo/37/5/91/tatuajes_para_ti/13499210336786_f.jpg
 
Si falta algo avísame linda :)

Por favor te pido que leas las reglas......necesito que uses el código que deje es pequeña la ficha.

Se que suena fastidioso pero recuerda es para tener un orden.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Juegos Sexuales!! N.C. AUDICIONES ABIERTAS

Mensaje por Beack el Jue 04 Dic 2014, 7:07 pm

chelsy escribió:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:Mmm, suena interesante. Me pido a nialler!
Juro que he leído las reglas, pero a cual peli te refieres?? A la cómica-romántica o la de suspense? Es que conozco dos con ese nombre u.u (agradecer a la pésima traducción de títulos de los video clubs de mi pais). Soy horrible con los codes, pido disculpas por adelantado.

Ryan Payne
Datos:


Nombre completo:


Ryan Annete Payne


Representante:


Emma Watson


Chico:



Niall Horan


Link o capitulo de su autoria



No tengo nada aquí, peor te dejo el primer capitulo de una nove que en algún momento subiré(en cuanto la lleve mas avanzada):
Aun sigo siendo tu princesa:
A veces para sanar, debemos olvidar.
 
Su primer recuerdo es un cielo blanco, y el pitido insoportable de las máquinas. Estefanía no recuerda nada de su infancia, su vida comienza a los trece años en un hospital, y lo único que lleva con ella es un brazalete y el sabor de unos ojos castaños que la miran con terror. Hay muchas cosas que Nía no sabe; pero al volver a New Holland un chico de ojos chocolate le traerá devuelta a su trágica infancia, a la gente que perdió y una antigua herencia que pondrá en peligro todo lo que ama y alguna vez amó.
 
El corazón nuca olvida lo que le dio fuerza para seguir latiendo.
 
A Derek solo le importa él mismo y su reducido grupo de amigos. El es un chico malo, no un caballero; y definitivamente no se merece ninguna princesa, el perdió a la suya hace muchos tiempo. Pero de repente, el reloj encantado marca las doce, y casi por arte de magia los fantasmas del pasado aparen uno por uno en su puerta. Y definitivamente no saldrá con su brillante armadura a enfrentarlos.
 
Una promesa olvidada hará que ambos despierten y se enfrenten a la realidad. Porque a pesar de todo ella sigue siendo su princesa.
 
 
 
Capítulo 1:
Un pasado sin recuerdos
 
Tal vez fuera su cabello, de finas ondas doradas; tal vez su baja estatura; o su caminar suave y despistado. Pero toda ella rezumaba inocencia, desde la liviana falda blanca, hasta sus enormes ojos cielo. No tendría menos de dieciséis años, pero a pesar de esto, lucía como una niña perdida; despertaba miradas por donde pasara, con la curiosidad de observar a una chica tan pura.
 El Instituto Norte no era muy diferente a cualquier otro, su particularidad tal vez sea que es un instituto pequeño, donde todos se conocen. Y la chica nueva era toda una sensación. Todos querían saber de dónde venía, y a que “grupo” se uniría; pero para Derek ella no era importante, ni siquiera la había visto a pesar de que era la sensación esa mañana. Estaba demasiado ocupado en sus propios asuntos como para prestar atención a la nueva.
Caminó hacia la dirección algo enojado, puede que él hubiera dado el primer golpe, pero aquel estúpido de tercer grado lo había provocado. Derek era lo que se podría conocer como el chico malo del instituto. Un joven de dieciocho años, guapo como el infierno, o eso es lo que decían. Tenía un cuerpo atlético, alto y fuerte, la piel olivada, el cabello azabache y unos espectaculares ojos verdes. Su rostro era  fuerte, con la mandíbula cuadrada y una nariz masculina. El conseguía lo que quería cuando lo quería y como lo quería con solo mirar a la gente, y si así no lograba su propósito, conocía varias maneras de hacerse respetar. Iba tan inmerso que no notó  a la chica que caminaba en sentido contrario hasta que su pequeño cuerpo rebotó contra él, su primer impulso fue insultar a quien fuera que lo hubiera chocado; y probablemente habría sido así, de no ser por esos enormes ojos azules que lo miraban apenados.
El aire en el pasillo se volvió tenso, era bien sabido que cuando Derek estaba de malas era mejor no meterse en su camino. La chica se veía tan indefensa que muchos temieron por ella.
“Sus ojos son iguales a los de ella” el moreno en un acto impulsivo le tendió la mano. La sorpresa fue general, él no solía ser tan amable, ni siquiera con sus conquistas. Pero la sorpresa mayor se la llevó el joven; al tomar su mano, pudo ver un brazalete en esta que llevaba una pequeña corona de plata con una gema en el centro, un brazalete que él conocía muy bien. Pero no pudo asegurarse de que fuera real, porque pronto la muchacha estaba en pie, mirándolo con un notable sonrojo.
-Lo…Lo siento-susurró, su voz era suave y tímida.
Derek no reaccionó, la chica le hacía viajar años atrás, a momentos que desearía no recordar jamás. Ella lo miró preocupada.
-¿Estás bien?
El simplemente movió sus piernas y siguió caminando. Estefanía giró su cabeza y lo observó alejarse, su temor se incrementó a una velocidad vertiginosa. 
Lo primero que recuerda es la nada blanca, un pestañeo, unos profundos ojos castaños mirándola con terror, y el brillo rojo inundándolo todo. Luego un pitido, y después otro, una respiración irregular, y el sonido apagado de un lugar en plena ebullición. Una sombra borrosa que toma la forma de un rostro femenino. Más blanco. Dolor. Más ruido. Confusión.
-Bienvenida de vuelta- menciona la mujer, lleva una bata blanca.
Claramente se trata de una enfermera. En consecuencia, ella está en el hospital ¿Por qué? Intenta recordarlo, pero solo ve bruma negra.
-No te fuerces. Es probable que hayas perdido la memoria.
-¿Qué me pasó? ¿Dónde estamos? ¿Quién soy? –la preguntas se amontonan a borbotones en su boca y no logran salir.
Y de repente se da cuenta, no recuerda como se llama. No recuerda nada. Y el pánico la consume, no sabe quién es. Intenta levantarse pero la enfermera la detiene, le pasa algo en el suero y se siete lánguida, no tiene fuerzas para luchar.
-Tu nombre es Estefanía, estuviste involucrada en un accidente, te golpeaste la cabeza muy fuerte; estamos en un hospital en Londres- explica la enfermera- Llevabas esto en la mano cuando la ambulancia te trajo.
Le pone un dije en la mano, Estefanía no puede recordar nada, pero lo aprieta con todas sus fuerzas. Eso es todo lo que le queda.
Los  días pasan y ella continúa allí. Al final, llega un asistente social; poco se sabe de ella pero  no tiene familia. Es enviada a un internado en Alemania.
Y así comienza su vida. Nía siempre asistió a colegios femeninos y de régimen católico. Es la primera vez que va a un instituto con chicos. Y por eso tiene tanto miedo, no es alguien que haya tenido muchas experiencias.
Aún confundida, Nía se dirigió a su casillero. Guardó sus pertenencias y se fijó que clase le tocaba.  Lenguaje. Su clase favorita.
Caminó hacia el salón y se sentó en el primer banco libre que encontró. Miró a su alrededor, varios la observaban, les sonrió y observó mejor a su compañera de asiento. Era una joven de cabellos castaños y lentes gruesos, la figura diluida por la ropa ancha.
-Hola, me llamo Nía, acabo de transferirme- mencionó con suavidad, un leve acento alemán en su voz. Aún dudaba de sus dotes sociales.
- Ho-hola, soy Clair…un gusto- respondió la chica.
Clair era la personificación de la timidez, se escondía detrás de sus gafas y sus ropas como un ratoncillo asustado.
El profesor entró a clase. Nía se dirigió a él y le mostró la nota del director.
-Alumnos, tenemos una nueva compañera, porque no te presentas y nos cuentas algo de ti- pidió el profesor.
-Mi nombre es Estefanía Von Hesberng, pero pueden llamarme Nía-pronunció, remarcando las “r” y las “g”.  Su modo de hablar, tanto así como sus gestos, eran los de una dama antigua, gráciles y hermosos. Como una princesa extranjera-Vengo de Munich, Alemania y espero hacer muchos amigos aquí; es la primera vez que curso en un instituto mixto- sonrió. 
***
Derek golpeó la pared, dio media vuelta y caminó de un lado al otro del pasillo. Esa chica le recordaba demasiado a ella, su princesa.
Se ha escapado otra vez, uno de los asistentes ha salido a buscarlo; y ahí la ve por primera vez. Él está subido en un árbol y le es fácil divisar a la pequeña niña rubia escondida tras la falda de la supervisora, no tendría más de seis años. Ella es tímida, y se aferra a la falda de la mujer, sin saber que está va a dejarla en el peor agujero del mundo. La mayor entra al orfanato y la niña queda sola en mitad del patio. Con un salto ágil, Derek baja del árbol.
- Me llamo Derek- dice, mirándola a sus enormes ojos azules.
- Marie Estefanía- responde bajito, es solo una niña asustada.
Ella es pequeñita y dulce; inmediatamente Derek sabe que debe protegerla, porque nadie más lo hará.
-Podemos ser amigos- menciona.
Estefanía lo mira con temor. Hace tiempo que dejo de confiar en los demás. Él ve el miedo plasmado en su rostro, hinca la rodilla en el suelo y menciona: 
- Puede confiar en este caballero princesa, yo la protegeré de los dragones malvados.
Ella lo mira con duda, y al final acepta. Le da la mano, y así comienza su historia.
Esos ojos azules le aprietan el corazón, sintió una mano en su espalda, y al darse vuelta Derek vio a Aaron, Niall, Scott y JD. Las únicas personas en quien puede confiar.
-¿Qué pasa?-preguntó el chico de rulos.
Aaron, a pesar de pertenecer a una de las familias más ricas de New Holland, siempre fue un amigo para Derek, no recuerda bien que les llevó a hablarse a dos personas tan diferentes, pero Derek lo agradecía; tal vez fuera porque Aaron siempre había estado tan solo como él. O quién sabe, pero ese grupo de chicos eran más que sus amigos, eran sus hermanos.
Scott y JD eran primos, dos chicos bien parecidos de cabellos castaños y sonrisas permanentes. Y eran, generalmente, los que le ponían los pies en la tierra.
Niall, el rubio, era el más reciente del grupo; pero ambos compartían un lazo especial, ambos habían intentado proteger a la misma persona, y ambos habían fallado. Derek más que ninguno.
-La chica nueva- respondió simplemente el moreno- Se llama Estefanía.
Niall se tensó, los ojos de Aaron se oscurecieron. Scott y JD se miraron.
-No puedes reaccionar así cada vez que escuchas su nombre- exclamó JD.
-No es solo eso.
El grupo se dirigió al comedor.
-¿Entonces qué?-preguntó Scott.
Derek abrió la puerta del comedor, fácilmente divisó a la chica rubia; la señaló y dijo:
-Véanlo ustedes mismos.
-¿Qué quieres de…
Aaron se calló al verla. Estefanía se dio vuelta, y su parecido con el rubio les puso los pelos de punta.  Los cinco chicos la miraron estáticos.
-Joder/Santas zanahorias- susurraron los castaños por lo bajo.
Aaron no pudo creer lo que estaba viendo, simplemente era imposible. 
- Es… es exactamente como sería mi hermana… de estar viva…-dijo Niall.
El ambiente se tensó, Derek evitó las miradas. Niall estaba estupefacto, nunca podría superarlo. Pero después de diez años, es como si volviera a verla y eso era simplemente aterrador.
Nía miró a su alrededor, por un segundo sus ojos se posaron en los cinco chicos como estatuas en la puerta. Después se dirigió a una mesa apartada en el fondo y se sentó con una chica de lentes.
Al rubio le temblaron las rodillas, y salió disparado por la puerta. JD fue detrás de él; Derek salió también, y lo dejaron irse, sabían que necesitaba estar solo un rato.
Es una noche cualquiera de verano, ambos se han escapado y están en el ático. Derek lleva una lata de cola y otra de naranja, a Nía solo le gusta la naranja.  Con cuidado, la rubia destapa una vieja televisión a blanco y negro, él la conecta y ambos se acomodan para ver su serie favorita. Un ruido llama su atención, parece que los han descubierto. Él morocho se mueve rápido y tapa la trampilla de entrada con un mueble. 
-¡Salgan de ahí estúpidos!- ruge la voz de un hombre.
Es el encargado del orfanato, y su demonio personal. Ambos se miran preocupados, la cara de la chica impresa en terror.
-¡Derek, malnacido!-grita otra vez el hombre- ¡Cuando bajes de ahí voy a darte la paliza de tu vida! ¡Y a la perra de tu noviecita la voy a encerrar en el sótano!
Nía se abraza a él, el terror vivo en su cara. Derek sabe que ella no quiere volver al sótano, también sabe que no soportará otra paliza más. Ella toca su labio partido, y él sabe que está a punto de llorar. Hace tiempo él se juró protegerla. Ella es lo único bueno que le ha pasado, su luz en la oscuridad. Y él simplemente lo sabe, debe sacar a Estefanía de allí.
-Escapemos- menciona en apenas un susurro- Debemos irnos
-¿A dónde? ¿Cómo viviremos?- la esperanza naciendo en sus pequeños ojos cielo.
- Vamos a Londres, tengo algo de dinero del trabajo de verano. Podemos ir en tren, allí veremos que hacer, pero debemos salir de aquí.
-¿Y qué pasa con Aaron? ¿Scott y JD? ¿Qué vamos a hacer después?
-Cuando seamos mayores podemos volver. Puedes continuar estudiando y hacerte profesora de idiomas… -Derek le toma la mano- Confía en mi princesa, yo voy a cuidarte.
- Confío en ti, Derek- dice ella, y lo mira los ojos.
Derek se siente feliz, pero pronto esa felicidad se arruina. Un humo espeso de color gris oscuro comienza  a colarse entre las rendijas del suelo de madera. La temperatura sube de golpe. Ambos se miran asustados. Las llamas consumen parte del ático a velocidad vertiginosa.
-¡Por aquí!- grita el moreno.
Nía apenas lo oye a través del ruido atronador de la construcción cayéndose abajo. Pronto se mezcla con el sonido de pequeñas explosiones y las voces espantadas de más niños intentando huir. El coctel aterrador hace mella en la chica, y con confusión sigue la voz de él como la luz al final del túnel. Las rodillas le tiemblan, el humo dificulta su visión y le cuesta respirar. Pronto una mano morena la dirige hacia una ventana. El piso del ático cae en un viaje infernal a la oscuridad roja y ardiente.
Pronto ambos están parados en una franja de veinte centímetros de piso. Derek la abraza y se sostiene a la ventana, el piso de madera no aguantara mucho más.  Las sirenas se oyen a lo lejos. Ambos escuchan como les gritan que salten hacia afuera.  
Otra explosión se escucha cerca, ella cae. El apenas llega a sostenerla de la mano. La adrenalina corriendo por sus venas, el miedo clavado en sus corazones.
-¡No te sueltes!- el grito le desgarra la garganta.
Ella lo mira con sus ojos azules, y sabe lo que va a hacer. Ambos no podrán sostenerse mucho tiempo más, lentamente Estefanía suelta sus dedos, deslizándose hacia la muerte. El chico hace lo que puede pero es imposible sostenerla más, el techo comienza a arder también. Y él está dispuesto a saltar con ella.
Pero Nía no va a permitirlo, Derek es su todo, es quien le ha dado una razón para sonreír. Y no va a dejar que le entregue lo más valioso.
-Gracias- murmura simplemente.
Y luego se va.





FICHA ACEPTADA




Me gusto tu escrito. te acomode el codigo de la ficha.

Graciassss genia! Algun dia aprendere a usar codes:/
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Juegos Sexuales!! N.C. AUDICIONES ABIERTAS

Mensaje por Invitado el Jue 04 Dic 2014, 7:37 pm

@Beack escribió:
chelsy escribió:
@Beack escribió:Mmm, suena interesante. Me pido a nialler!
Juro que he leído las reglas, pero a cual peli te refieres?? A la cómica-romántica o la de suspense? Es que conozco dos con ese nombre u.u (agradecer a la pésima traducción de títulos de los video clubs de mi pais). Soy horrible con los codes, pido disculpas por adelantado.

Ryan Payne
Datos:


Nombre completo:


Ryan Annete Payne


Representante:


Emma Watson


Chico:



Niall Horan


Link o capitulo de su autoria



No tengo nada aquí, peor te dejo el primer capitulo de una nove que en algún momento subiré(en cuanto la lleve mas avanzada):
Aun sigo siendo tu princesa:
A veces para sanar, debemos olvidar.
 
Su primer recuerdo es un cielo blanco, y el pitido insoportable de las máquinas. Estefanía no recuerda nada de su infancia, su vida comienza a los trece años en un hospital, y lo único que lleva con ella es un brazalete y el sabor de unos ojos castaños que la miran con terror. Hay muchas cosas que Nía no sabe; pero al volver a New Holland un chico de ojos chocolate le traerá devuelta a su trágica infancia, a la gente que perdió y una antigua herencia que pondrá en peligro todo lo que ama y alguna vez amó.
 
El corazón nuca olvida lo que le dio fuerza para seguir latiendo.
 
A Derek solo le importa él mismo y su reducido grupo de amigos. El es un chico malo, no un caballero; y definitivamente no se merece ninguna princesa, el perdió a la suya hace muchos tiempo. Pero de repente, el reloj encantado marca las doce, y casi por arte de magia los fantasmas del pasado aparen uno por uno en su puerta. Y definitivamente no saldrá con su brillante armadura a enfrentarlos.
 
Una promesa olvidada hará que ambos despierten y se enfrenten a la realidad. Porque a pesar de todo ella sigue siendo su princesa.
 
 
 
Capítulo 1:
Un pasado sin recuerdos
 
Tal vez fuera su cabello, de finas ondas doradas; tal vez su baja estatura; o su caminar suave y despistado. Pero toda ella rezumaba inocencia, desde la liviana falda blanca, hasta sus enormes ojos cielo. No tendría menos de dieciséis años, pero a pesar de esto, lucía como una niña perdida; despertaba miradas por donde pasara, con la curiosidad de observar a una chica tan pura.
 El Instituto Norte no era muy diferente a cualquier otro, su particularidad tal vez sea que es un instituto pequeño, donde todos se conocen. Y la chica nueva era toda una sensación. Todos querían saber de dónde venía, y a que “grupo” se uniría; pero para Derek ella no era importante, ni siquiera la había visto a pesar de que era la sensación esa mañana. Estaba demasiado ocupado en sus propios asuntos como para prestar atención a la nueva.
Caminó hacia la dirección algo enojado, puede que él hubiera dado el primer golpe, pero aquel estúpido de tercer grado lo había provocado. Derek era lo que se podría conocer como el chico malo del instituto. Un joven de dieciocho años, guapo como el infierno, o eso es lo que decían. Tenía un cuerpo atlético, alto y fuerte, la piel olivada, el cabello azabache y unos espectaculares ojos verdes. Su rostro era  fuerte, con la mandíbula cuadrada y una nariz masculina. El conseguía lo que quería cuando lo quería y como lo quería con solo mirar a la gente, y si así no lograba su propósito, conocía varias maneras de hacerse respetar. Iba tan inmerso que no notó  a la chica que caminaba en sentido contrario hasta que su pequeño cuerpo rebotó contra él, su primer impulso fue insultar a quien fuera que lo hubiera chocado; y probablemente habría sido así, de no ser por esos enormes ojos azules que lo miraban apenados.
El aire en el pasillo se volvió tenso, era bien sabido que cuando Derek estaba de malas era mejor no meterse en su camino. La chica se veía tan indefensa que muchos temieron por ella.
“Sus ojos son iguales a los de ella” el moreno en un acto impulsivo le tendió la mano. La sorpresa fue general, él no solía ser tan amable, ni siquiera con sus conquistas. Pero la sorpresa mayor se la llevó el joven; al tomar su mano, pudo ver un brazalete en esta que llevaba una pequeña corona de plata con una gema en el centro, un brazalete que él conocía muy bien. Pero no pudo asegurarse de que fuera real, porque pronto la muchacha estaba en pie, mirándolo con un notable sonrojo.
-Lo…Lo siento-susurró, su voz era suave y tímida.
Derek no reaccionó, la chica le hacía viajar años atrás, a momentos que desearía no recordar jamás. Ella lo miró preocupada.
-¿Estás bien?
El simplemente movió sus piernas y siguió caminando. Estefanía giró su cabeza y lo observó alejarse, su temor se incrementó a una velocidad vertiginosa. 
Lo primero que recuerda es la nada blanca, un pestañeo, unos profundos ojos castaños mirándola con terror, y el brillo rojo inundándolo todo. Luego un pitido, y después otro, una respiración irregular, y el sonido apagado de un lugar en plena ebullición. Una sombra borrosa que toma la forma de un rostro femenino. Más blanco. Dolor. Más ruido. Confusión.
-Bienvenida de vuelta- menciona la mujer, lleva una bata blanca.
Claramente se trata de una enfermera. En consecuencia, ella está en el hospital ¿Por qué? Intenta recordarlo, pero solo ve bruma negra.
-No te fuerces. Es probable que hayas perdido la memoria.
-¿Qué me pasó? ¿Dónde estamos? ¿Quién soy? –la preguntas se amontonan a borbotones en su boca y no logran salir.
Y de repente se da cuenta, no recuerda como se llama. No recuerda nada. Y el pánico la consume, no sabe quién es. Intenta levantarse pero la enfermera la detiene, le pasa algo en el suero y se siete lánguida, no tiene fuerzas para luchar.
-Tu nombre es Estefanía, estuviste involucrada en un accidente, te golpeaste la cabeza muy fuerte; estamos en un hospital en Londres- explica la enfermera- Llevabas esto en la mano cuando la ambulancia te trajo.
Le pone un dije en la mano, Estefanía no puede recordar nada, pero lo aprieta con todas sus fuerzas. Eso es todo lo que le queda.
Los  días pasan y ella continúa allí. Al final, llega un asistente social; poco se sabe de ella pero  no tiene familia. Es enviada a un internado en Alemania.
Y así comienza su vida. Nía siempre asistió a colegios femeninos y de régimen católico. Es la primera vez que va a un instituto con chicos. Y por eso tiene tanto miedo, no es alguien que haya tenido muchas experiencias.
Aún confundida, Nía se dirigió a su casillero. Guardó sus pertenencias y se fijó que clase le tocaba.  Lenguaje. Su clase favorita.
Caminó hacia el salón y se sentó en el primer banco libre que encontró. Miró a su alrededor, varios la observaban, les sonrió y observó mejor a su compañera de asiento. Era una joven de cabellos castaños y lentes gruesos, la figura diluida por la ropa ancha.
-Hola, me llamo Nía, acabo de transferirme- mencionó con suavidad, un leve acento alemán en su voz. Aún dudaba de sus dotes sociales.
- Ho-hola, soy Clair…un gusto- respondió la chica.
Clair era la personificación de la timidez, se escondía detrás de sus gafas y sus ropas como un ratoncillo asustado.
El profesor entró a clase. Nía se dirigió a él y le mostró la nota del director.
-Alumnos, tenemos una nueva compañera, porque no te presentas y nos cuentas algo de ti- pidió el profesor.
-Mi nombre es Estefanía Von Hesberng, pero pueden llamarme Nía-pronunció, remarcando las “r” y las “g”.  Su modo de hablar, tanto así como sus gestos, eran los de una dama antigua, gráciles y hermosos. Como una princesa extranjera-Vengo de Munich, Alemania y espero hacer muchos amigos aquí; es la primera vez que curso en un instituto mixto- sonrió. 
***
Derek golpeó la pared, dio media vuelta y caminó de un lado al otro del pasillo. Esa chica le recordaba demasiado a ella, su princesa.
Se ha escapado otra vez, uno de los asistentes ha salido a buscarlo; y ahí la ve por primera vez. Él está subido en un árbol y le es fácil divisar a la pequeña niña rubia escondida tras la falda de la supervisora, no tendría más de seis años. Ella es tímida, y se aferra a la falda de la mujer, sin saber que está va a dejarla en el peor agujero del mundo. La mayor entra al orfanato y la niña queda sola en mitad del patio. Con un salto ágil, Derek baja del árbol.
- Me llamo Derek- dice, mirándola a sus enormes ojos azules.
- Marie Estefanía- responde bajito, es solo una niña asustada.
Ella es pequeñita y dulce; inmediatamente Derek sabe que debe protegerla, porque nadie más lo hará.
-Podemos ser amigos- menciona.
Estefanía lo mira con temor. Hace tiempo que dejo de confiar en los demás. Él ve el miedo plasmado en su rostro, hinca la rodilla en el suelo y menciona: 
- Puede confiar en este caballero princesa, yo la protegeré de los dragones malvados.
Ella lo mira con duda, y al final acepta. Le da la mano, y así comienza su historia.
Esos ojos azules le aprietan el corazón, sintió una mano en su espalda, y al darse vuelta Derek vio a Aaron, Niall, Scott y JD. Las únicas personas en quien puede confiar.
-¿Qué pasa?-preguntó el chico de rulos.
Aaron, a pesar de pertenecer a una de las familias más ricas de New Holland, siempre fue un amigo para Derek, no recuerda bien que les llevó a hablarse a dos personas tan diferentes, pero Derek lo agradecía; tal vez fuera porque Aaron siempre había estado tan solo como él. O quién sabe, pero ese grupo de chicos eran más que sus amigos, eran sus hermanos.
Scott y JD eran primos, dos chicos bien parecidos de cabellos castaños y sonrisas permanentes. Y eran, generalmente, los que le ponían los pies en la tierra.
Niall, el rubio, era el más reciente del grupo; pero ambos compartían un lazo especial, ambos habían intentado proteger a la misma persona, y ambos habían fallado. Derek más que ninguno.
-La chica nueva- respondió simplemente el moreno- Se llama Estefanía.
Niall se tensó, los ojos de Aaron se oscurecieron. Scott y JD se miraron.
-No puedes reaccionar así cada vez que escuchas su nombre- exclamó JD.
-No es solo eso.
El grupo se dirigió al comedor.
-¿Entonces qué?-preguntó Scott.
Derek abrió la puerta del comedor, fácilmente divisó a la chica rubia; la señaló y dijo:
-Véanlo ustedes mismos.
-¿Qué quieres de…
Aaron se calló al verla. Estefanía se dio vuelta, y su parecido con el rubio les puso los pelos de punta.  Los cinco chicos la miraron estáticos.
-Joder/Santas zanahorias- susurraron los castaños por lo bajo.
Aaron no pudo creer lo que estaba viendo, simplemente era imposible. 
- Es… es exactamente como sería mi hermana… de estar viva…-dijo Niall.
El ambiente se tensó, Derek evitó las miradas. Niall estaba estupefacto, nunca podría superarlo. Pero después de diez años, es como si volviera a verla y eso era simplemente aterrador.
Nía miró a su alrededor, por un segundo sus ojos se posaron en los cinco chicos como estatuas en la puerta. Después se dirigió a una mesa apartada en el fondo y se sentó con una chica de lentes.
Al rubio le temblaron las rodillas, y salió disparado por la puerta. JD fue detrás de él; Derek salió también, y lo dejaron irse, sabían que necesitaba estar solo un rato.
Es una noche cualquiera de verano, ambos se han escapado y están en el ático. Derek lleva una lata de cola y otra de naranja, a Nía solo le gusta la naranja.  Con cuidado, la rubia destapa una vieja televisión a blanco y negro, él la conecta y ambos se acomodan para ver su serie favorita. Un ruido llama su atención, parece que los han descubierto. Él morocho se mueve rápido y tapa la trampilla de entrada con un mueble. 
-¡Salgan de ahí estúpidos!- ruge la voz de un hombre.
Es el encargado del orfanato, y su demonio personal. Ambos se miran preocupados, la cara de la chica impresa en terror.
-¡Derek, malnacido!-grita otra vez el hombre- ¡Cuando bajes de ahí voy a darte la paliza de tu vida! ¡Y a la perra de tu noviecita la voy a encerrar en el sótano!
Nía se abraza a él, el terror vivo en su cara. Derek sabe que ella no quiere volver al sótano, también sabe que no soportará otra paliza más. Ella toca su labio partido, y él sabe que está a punto de llorar. Hace tiempo él se juró protegerla. Ella es lo único bueno que le ha pasado, su luz en la oscuridad. Y él simplemente lo sabe, debe sacar a Estefanía de allí.
-Escapemos- menciona en apenas un susurro- Debemos irnos
-¿A dónde? ¿Cómo viviremos?- la esperanza naciendo en sus pequeños ojos cielo.
- Vamos a Londres, tengo algo de dinero del trabajo de verano. Podemos ir en tren, allí veremos que hacer, pero debemos salir de aquí.
-¿Y qué pasa con Aaron? ¿Scott y JD? ¿Qué vamos a hacer después?
-Cuando seamos mayores podemos volver. Puedes continuar estudiando y hacerte profesora de idiomas… -Derek le toma la mano- Confía en mi princesa, yo voy a cuidarte.
- Confío en ti, Derek- dice ella, y lo mira los ojos.
Derek se siente feliz, pero pronto esa felicidad se arruina. Un humo espeso de color gris oscuro comienza  a colarse entre las rendijas del suelo de madera. La temperatura sube de golpe. Ambos se miran asustados. Las llamas consumen parte del ático a velocidad vertiginosa.
-¡Por aquí!- grita el moreno.
Nía apenas lo oye a través del ruido atronador de la construcción cayéndose abajo. Pronto se mezcla con el sonido de pequeñas explosiones y las voces espantadas de más niños intentando huir. El coctel aterrador hace mella en la chica, y con confusión sigue la voz de él como la luz al final del túnel. Las rodillas le tiemblan, el humo dificulta su visión y le cuesta respirar. Pronto una mano morena la dirige hacia una ventana. El piso del ático cae en un viaje infernal a la oscuridad roja y ardiente.
Pronto ambos están parados en una franja de veinte centímetros de piso. Derek la abraza y se sostiene a la ventana, el piso de madera no aguantara mucho más.  Las sirenas se oyen a lo lejos. Ambos escuchan como les gritan que salten hacia afuera.  
Otra explosión se escucha cerca, ella cae. El apenas llega a sostenerla de la mano. La adrenalina corriendo por sus venas, el miedo clavado en sus corazones.
-¡No te sueltes!- el grito le desgarra la garganta.
Ella lo mira con sus ojos azules, y sabe lo que va a hacer. Ambos no podrán sostenerse mucho tiempo más, lentamente Estefanía suelta sus dedos, deslizándose hacia la muerte. El chico hace lo que puede pero es imposible sostenerla más, el techo comienza a arder también. Y él está dispuesto a saltar con ella.
Pero Nía no va a permitirlo, Derek es su todo, es quien le ha dado una razón para sonreír. Y no va a dejar que le entregue lo más valioso.
-Gracias- murmura simplemente.
Y luego se va.





FICHA ACEPTADA








Me gusto tu escrito. te acomode el codigo de la ficha.





Graciassss genia! Algun dia aprendere a usar codes:/

No te preocupes yo estaba en las mismas cuando no podia.

Los personajes son tuyos.


Última edición por chelsy el Jue 04 Dic 2014, 8:16 pm, editado 1 vez
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Juegos Sexuales!! N.C. AUDICIONES ABIERTAS

Mensaje por Stardust. el Jue 04 Dic 2014, 7:54 pm

JESSIEEEEEEEEEE amé esta idea. En serio sdkjcbfsouc ya te dejo mi ficha <3
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Juegos Sexuales!! N.C. AUDICIONES ABIERTAS

Mensaje por Stardust. el Jue 04 Dic 2014, 8:06 pm

Emma Grayson
Datos:



Nombre completo:



Emma Rosalie Grayson






Representante:



Lily Collins






Chico:



Francisco Lachowski/hermanastro de Jessie






Link o capitulo de su autoria:



Mi capítulo en nuestra novela colectiva, ando en exámenes perdón por mandártela a la carrera cielo.



avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Juegos Sexuales!! N.C. AUDICIONES ABIERTAS

Mensaje por Invitado el Jue 04 Dic 2014, 8:15 pm

@Stardust. escribió:
Emma Grayson
Datos:



Nombre completo:



Emma Rosalie Grayson






Representante:



Lily Collins






Chico:



Francisco Lachowski/hermanastro de Jessie






Link o capitulo de su autoria:



Mi capítulo en nuestra novela colectiva, ando en exámenes perdón por mandártela a la carrera cielo.




Hay no te preocupes Jenny lo se.....ya sabes que eres genial.

FICHA ACEPTADA


ESTAN RESERVADOS
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Juegos Sexuales!! N.C. AUDICIONES ABIERTAS

Mensaje por Beack el Jue 04 Dic 2014, 8:29 pm

chelsy escribió:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:
chelsy escribió:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:Mmm, suena interesante. Me pido a nialler!
Juro que he leído las reglas, pero a cual peli te refieres?? A la cómica-romántica o la de suspense? Es que conozco dos con ese nombre u.u (agradecer a la pésima traducción de títulos de los video clubs de mi pais). Soy horrible con los codes, pido disculpas por adelantado.

Ryan Payne
Datos:


Nombre completo:


Ryan Annete Payne


Representante:


Emma Watson


Chico:



Niall Horan


Link o capitulo de su autoria



No tengo nada aquí, peor te dejo el primer capitulo de una nove que en algún momento subiré(en cuanto la lleve mas avanzada):
Aun sigo siendo tu princesa:
A veces para sanar, debemos olvidar.
 
Su primer recuerdo es un cielo blanco, y el pitido insoportable de las máquinas. Estefanía no recuerda nada de su infancia, su vida comienza a los trece años en un hospital, y lo único que lleva con ella es un brazalete y el sabor de unos ojos castaños que la miran con terror. Hay muchas cosas que Nía no sabe; pero al volver a New Holland un chico de ojos chocolate le traerá devuelta a su trágica infancia, a la gente que perdió y una antigua herencia que pondrá en peligro todo lo que ama y alguna vez amó.
 
El corazón nuca olvida lo que le dio fuerza para seguir latiendo.
 
A Derek solo le importa él mismo y su reducido grupo de amigos. El es un chico malo, no un caballero; y definitivamente no se merece ninguna princesa, el perdió a la suya hace muchos tiempo. Pero de repente, el reloj encantado marca las doce, y casi por arte de magia los fantasmas del pasado aparen uno por uno en su puerta. Y definitivamente no saldrá con su brillante armadura a enfrentarlos.
 
Una promesa olvidada hará que ambos despierten y se enfrenten a la realidad. Porque a pesar de todo ella sigue siendo su princesa.
 
 
 
Capítulo 1:
Un pasado sin recuerdos
 
Tal vez fuera su cabello, de finas ondas doradas; tal vez su baja estatura; o su caminar suave y despistado. Pero toda ella rezumaba inocencia, desde la liviana falda blanca, hasta sus enormes ojos cielo. No tendría menos de dieciséis años, pero a pesar de esto, lucía como una niña perdida; despertaba miradas por donde pasara, con la curiosidad de observar a una chica tan pura.
 El Instituto Norte no era muy diferente a cualquier otro, su particularidad tal vez sea que es un instituto pequeño, donde todos se conocen. Y la chica nueva era toda una sensación. Todos querían saber de dónde venía, y a que “grupo” se uniría; pero para Derek ella no era importante, ni siquiera la había visto a pesar de que era la sensación esa mañana. Estaba demasiado ocupado en sus propios asuntos como para prestar atención a la nueva.
Caminó hacia la dirección algo enojado, puede que él hubiera dado el primer golpe, pero aquel estúpido de tercer grado lo había provocado. Derek era lo que se podría conocer como el chico malo del instituto. Un joven de dieciocho años, guapo como el infierno, o eso es lo que decían. Tenía un cuerpo atlético, alto y fuerte, la piel olivada, el cabello azabache y unos espectaculares ojos verdes. Su rostro era  fuerte, con la mandíbula cuadrada y una nariz masculina. El conseguía lo que quería cuando lo quería y como lo quería con solo mirar a la gente, y si así no lograba su propósito, conocía varias maneras de hacerse respetar. Iba tan inmerso que no notó  a la chica que caminaba en sentido contrario hasta que su pequeño cuerpo rebotó contra él, su primer impulso fue insultar a quien fuera que lo hubiera chocado; y probablemente habría sido así, de no ser por esos enormes ojos azules que lo miraban apenados.
El aire en el pasillo se volvió tenso, era bien sabido que cuando Derek estaba de malas era mejor no meterse en su camino. La chica se veía tan indefensa que muchos temieron por ella.
“Sus ojos son iguales a los de ella” el moreno en un acto impulsivo le tendió la mano. La sorpresa fue general, él no solía ser tan amable, ni siquiera con sus conquistas. Pero la sorpresa mayor se la llevó el joven; al tomar su mano, pudo ver un brazalete en esta que llevaba una pequeña corona de plata con una gema en el centro, un brazalete que él conocía muy bien. Pero no pudo asegurarse de que fuera real, porque pronto la muchacha estaba en pie, mirándolo con un notable sonrojo.
-Lo…Lo siento-susurró, su voz era suave y tímida.
Derek no reaccionó, la chica le hacía viajar años atrás, a momentos que desearía no recordar jamás. Ella lo miró preocupada.
-¿Estás bien?
El simplemente movió sus piernas y siguió caminando. Estefanía giró su cabeza y lo observó alejarse, su temor se incrementó a una velocidad vertiginosa. 
Lo primero que recuerda es la nada blanca, un pestañeo, unos profundos ojos castaños mirándola con terror, y el brillo rojo inundándolo todo. Luego un pitido, y después otro, una respiración irregular, y el sonido apagado de un lugar en plena ebullición. Una sombra borrosa que toma la forma de un rostro femenino. Más blanco. Dolor. Más ruido. Confusión.
-Bienvenida de vuelta- menciona la mujer, lleva una bata blanca.
Claramente se trata de una enfermera. En consecuencia, ella está en el hospital ¿Por qué? Intenta recordarlo, pero solo ve bruma negra.
-No te fuerces. Es probable que hayas perdido la memoria.
-¿Qué me pasó? ¿Dónde estamos? ¿Quién soy? –la preguntas se amontonan a borbotones en su boca y no logran salir.
Y de repente se da cuenta, no recuerda como se llama. No recuerda nada. Y el pánico la consume, no sabe quién es. Intenta levantarse pero la enfermera la detiene, le pasa algo en el suero y se siete lánguida, no tiene fuerzas para luchar.
-Tu nombre es Estefanía, estuviste involucrada en un accidente, te golpeaste la cabeza muy fuerte; estamos en un hospital en Londres- explica la enfermera- Llevabas esto en la mano cuando la ambulancia te trajo.
Le pone un dije en la mano, Estefanía no puede recordar nada, pero lo aprieta con todas sus fuerzas. Eso es todo lo que le queda.
Los  días pasan y ella continúa allí. Al final, llega un asistente social; poco se sabe de ella pero  no tiene familia. Es enviada a un internado en Alemania.
Y así comienza su vida. Nía siempre asistió a colegios femeninos y de régimen católico. Es la primera vez que va a un instituto con chicos. Y por eso tiene tanto miedo, no es alguien que haya tenido muchas experiencias.
Aún confundida, Nía se dirigió a su casillero. Guardó sus pertenencias y se fijó que clase le tocaba.  Lenguaje. Su clase favorita.
Caminó hacia el salón y se sentó en el primer banco libre que encontró. Miró a su alrededor, varios la observaban, les sonrió y observó mejor a su compañera de asiento. Era una joven de cabellos castaños y lentes gruesos, la figura diluida por la ropa ancha.
-Hola, me llamo Nía, acabo de transferirme- mencionó con suavidad, un leve acento alemán en su voz. Aún dudaba de sus dotes sociales.
- Ho-hola, soy Clair…un gusto- respondió la chica.
Clair era la personificación de la timidez, se escondía detrás de sus gafas y sus ropas como un ratoncillo asustado.
El profesor entró a clase. Nía se dirigió a él y le mostró la nota del director.
-Alumnos, tenemos una nueva compañera, porque no te presentas y nos cuentas algo de ti- pidió el profesor.
-Mi nombre es Estefanía Von Hesberng, pero pueden llamarme Nía-pronunció, remarcando las “r” y las “g”.  Su modo de hablar, tanto así como sus gestos, eran los de una dama antigua, gráciles y hermosos. Como una princesa extranjera-Vengo de Munich, Alemania y espero hacer muchos amigos aquí; es la primera vez que curso en un instituto mixto- sonrió. 
***
Derek golpeó la pared, dio media vuelta y caminó de un lado al otro del pasillo. Esa chica le recordaba demasiado a ella, su princesa.
Se ha escapado otra vez, uno de los asistentes ha salido a buscarlo; y ahí la ve por primera vez. Él está subido en un árbol y le es fácil divisar a la pequeña niña rubia escondida tras la falda de la supervisora, no tendría más de seis años. Ella es tímida, y se aferra a la falda de la mujer, sin saber que está va a dejarla en el peor agujero del mundo. La mayor entra al orfanato y la niña queda sola en mitad del patio. Con un salto ágil, Derek baja del árbol.
- Me llamo Derek- dice, mirándola a sus enormes ojos azules.
- Marie Estefanía- responde bajito, es solo una niña asustada.
Ella es pequeñita y dulce; inmediatamente Derek sabe que debe protegerla, porque nadie más lo hará.
-Podemos ser amigos- menciona.
Estefanía lo mira con temor. Hace tiempo que dejo de confiar en los demás. Él ve el miedo plasmado en su rostro, hinca la rodilla en el suelo y menciona: 
- Puede confiar en este caballero princesa, yo la protegeré de los dragones malvados.
Ella lo mira con duda, y al final acepta. Le da la mano, y así comienza su historia.
Esos ojos azules le aprietan el corazón, sintió una mano en su espalda, y al darse vuelta Derek vio a Aaron, Niall, Scott y JD. Las únicas personas en quien puede confiar.
-¿Qué pasa?-preguntó el chico de rulos.
Aaron, a pesar de pertenecer a una de las familias más ricas de New Holland, siempre fue un amigo para Derek, no recuerda bien que les llevó a hablarse a dos personas tan diferentes, pero Derek lo agradecía; tal vez fuera porque Aaron siempre había estado tan solo como él. O quién sabe, pero ese grupo de chicos eran más que sus amigos, eran sus hermanos.
Scott y JD eran primos, dos chicos bien parecidos de cabellos castaños y sonrisas permanentes. Y eran, generalmente, los que le ponían los pies en la tierra.
Niall, el rubio, era el más reciente del grupo; pero ambos compartían un lazo especial, ambos habían intentado proteger a la misma persona, y ambos habían fallado. Derek más que ninguno.
-La chica nueva- respondió simplemente el moreno- Se llama Estefanía.
Niall se tensó, los ojos de Aaron se oscurecieron. Scott y JD se miraron.
-No puedes reaccionar así cada vez que escuchas su nombre- exclamó JD.
-No es solo eso.
El grupo se dirigió al comedor.
-¿Entonces qué?-preguntó Scott.
Derek abrió la puerta del comedor, fácilmente divisó a la chica rubia; la señaló y dijo:
-Véanlo ustedes mismos.
-¿Qué quieres de…
Aaron se calló al verla. Estefanía se dio vuelta, y su parecido con el rubio les puso los pelos de punta.  Los cinco chicos la miraron estáticos.
-Joder/Santas zanahorias- susurraron los castaños por lo bajo.
Aaron no pudo creer lo que estaba viendo, simplemente era imposible. 
- Es… es exactamente como sería mi hermana… de estar viva…-dijo Niall.
El ambiente se tensó, Derek evitó las miradas. Niall estaba estupefacto, nunca podría superarlo. Pero después de diez años, es como si volviera a verla y eso era simplemente aterrador.
Nía miró a su alrededor, por un segundo sus ojos se posaron en los cinco chicos como estatuas en la puerta. Después se dirigió a una mesa apartada en el fondo y se sentó con una chica de lentes.
Al rubio le temblaron las rodillas, y salió disparado por la puerta. JD fue detrás de él; Derek salió también, y lo dejaron irse, sabían que necesitaba estar solo un rato.
Es una noche cualquiera de verano, ambos se han escapado y están en el ático. Derek lleva una lata de cola y otra de naranja, a Nía solo le gusta la naranja.  Con cuidado, la rubia destapa una vieja televisión a blanco y negro, él la conecta y ambos se acomodan para ver su serie favorita. Un ruido llama su atención, parece que los han descubierto. Él morocho se mueve rápido y tapa la trampilla de entrada con un mueble. 
-¡Salgan de ahí estúpidos!- ruge la voz de un hombre.
Es el encargado del orfanato, y su demonio personal. Ambos se miran preocupados, la cara de la chica impresa en terror.
-¡Derek, malnacido!-grita otra vez el hombre- ¡Cuando bajes de ahí voy a darte la paliza de tu vida! ¡Y a la perra de tu noviecita la voy a encerrar en el sótano!
Nía se abraza a él, el terror vivo en su cara. Derek sabe que ella no quiere volver al sótano, también sabe que no soportará otra paliza más. Ella toca su labio partido, y él sabe que está a punto de llorar. Hace tiempo él se juró protegerla. Ella es lo único bueno que le ha pasado, su luz en la oscuridad. Y él simplemente lo sabe, debe sacar a Estefanía de allí.
-Escapemos- menciona en apenas un susurro- Debemos irnos
-¿A dónde? ¿Cómo viviremos?- la esperanza naciendo en sus pequeños ojos cielo.
- Vamos a Londres, tengo algo de dinero del trabajo de verano. Podemos ir en tren, allí veremos que hacer, pero debemos salir de aquí.
-¿Y qué pasa con Aaron? ¿Scott y JD? ¿Qué vamos a hacer después?
-Cuando seamos mayores podemos volver. Puedes continuar estudiando y hacerte profesora de idiomas… -Derek le toma la mano- Confía en mi princesa, yo voy a cuidarte.
- Confío en ti, Derek- dice ella, y lo mira los ojos.
Derek se siente feliz, pero pronto esa felicidad se arruina. Un humo espeso de color gris oscuro comienza  a colarse entre las rendijas del suelo de madera. La temperatura sube de golpe. Ambos se miran asustados. Las llamas consumen parte del ático a velocidad vertiginosa.
-¡Por aquí!- grita el moreno.
Nía apenas lo oye a través del ruido atronador de la construcción cayéndose abajo. Pronto se mezcla con el sonido de pequeñas explosiones y las voces espantadas de más niños intentando huir. El coctel aterrador hace mella en la chica, y con confusión sigue la voz de él como la luz al final del túnel. Las rodillas le tiemblan, el humo dificulta su visión y le cuesta respirar. Pronto una mano morena la dirige hacia una ventana. El piso del ático cae en un viaje infernal a la oscuridad roja y ardiente.
Pronto ambos están parados en una franja de veinte centímetros de piso. Derek la abraza y se sostiene a la ventana, el piso de madera no aguantara mucho más.  Las sirenas se oyen a lo lejos. Ambos escuchan como les gritan que salten hacia afuera.  
Otra explosión se escucha cerca, ella cae. El apenas llega a sostenerla de la mano. La adrenalina corriendo por sus venas, el miedo clavado en sus corazones.
-¡No te sueltes!- el grito le desgarra la garganta.
Ella lo mira con sus ojos azules, y sabe lo que va a hacer. Ambos no podrán sostenerse mucho tiempo más, lentamente Estefanía suelta sus dedos, deslizándose hacia la muerte. El chico hace lo que puede pero es imposible sostenerla más, el techo comienza a arder también. Y él está dispuesto a saltar con ella.
Pero Nía no va a permitirlo, Derek es su todo, es quien le ha dado una razón para sonreír. Y no va a dejar que le entregue lo más valioso.
-Gracias- murmura simplemente.
Y luego se va.





FICHA ACEPTADA










Me gusto tu escrito. te acomode el codigo de la ficha.







Graciassss genia! Algun dia aprendere a usar codes:/

No te preocupes yo estaba en las mismas cuando no podia.

Los personajes son tuyos.
Jajaja es que yo inutil de nacimiento.... 
Graciasss, no te arrepentiras
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Juegos Sexuales!! N.C. AUDICIONES ABIERTAS

Mensaje por Invitado el Jue 04 Dic 2014, 8:32 pm

NO LO DUDO:

@Beack escribió:
chelsy escribió:
@Beack escribió:
chelsy escribió:
@Beack escribió:Mmm, suena interesante. Me pido a nialler!
Juro que he leído las reglas, pero a cual peli te refieres?? A la cómica-romántica o la de suspense? Es que conozco dos con ese nombre u.u (agradecer a la pésima traducción de títulos de los video clubs de mi pais). Soy horrible con los codes, pido disculpas por adelantado.

Ryan Payne
Datos:


Nombre completo:


Ryan Annete Payne


Representante:


Emma Watson


Chico:



Niall Horan


Link o capitulo de su autoria



No tengo nada aquí, peor te dejo el primer capitulo de una nove que en algún momento subiré(en cuanto la lleve mas avanzada):
Aun sigo siendo tu princesa:
A veces para sanar, debemos olvidar.
 
Su primer recuerdo es un cielo blanco, y el pitido insoportable de las máquinas. Estefanía no recuerda nada de su infancia, su vida comienza a los trece años en un hospital, y lo único que lleva con ella es un brazalete y el sabor de unos ojos castaños que la miran con terror. Hay muchas cosas que Nía no sabe; pero al volver a New Holland un chico de ojos chocolate le traerá devuelta a su trágica infancia, a la gente que perdió y una antigua herencia que pondrá en peligro todo lo que ama y alguna vez amó.
 
El corazón nuca olvida lo que le dio fuerza para seguir latiendo.
 
A Derek solo le importa él mismo y su reducido grupo de amigos. El es un chico malo, no un caballero; y definitivamente no se merece ninguna princesa, el perdió a la suya hace muchos tiempo. Pero de repente, el reloj encantado marca las doce, y casi por arte de magia los fantasmas del pasado aparen uno por uno en su puerta. Y definitivamente no saldrá con su brillante armadura a enfrentarlos.
 
Una promesa olvidada hará que ambos despierten y se enfrenten a la realidad. Porque a pesar de todo ella sigue siendo su princesa.
 
 
 
Capítulo 1:
Un pasado sin recuerdos
 
Tal vez fuera su cabello, de finas ondas doradas; tal vez su baja estatura; o su caminar suave y despistado. Pero toda ella rezumaba inocencia, desde la liviana falda blanca, hasta sus enormes ojos cielo. No tendría menos de dieciséis años, pero a pesar de esto, lucía como una niña perdida; despertaba miradas por donde pasara, con la curiosidad de observar a una chica tan pura.
 El Instituto Norte no era muy diferente a cualquier otro, su particularidad tal vez sea que es un instituto pequeño, donde todos se conocen. Y la chica nueva era toda una sensación. Todos querían saber de dónde venía, y a que “grupo” se uniría; pero para Derek ella no era importante, ni siquiera la había visto a pesar de que era la sensación esa mañana. Estaba demasiado ocupado en sus propios asuntos como para prestar atención a la nueva.
Caminó hacia la dirección algo enojado, puede que él hubiera dado el primer golpe, pero aquel estúpido de tercer grado lo había provocado. Derek era lo que se podría conocer como el chico malo del instituto. Un joven de dieciocho años, guapo como el infierno, o eso es lo que decían. Tenía un cuerpo atlético, alto y fuerte, la piel olivada, el cabello azabache y unos espectaculares ojos verdes. Su rostro era  fuerte, con la mandíbula cuadrada y una nariz masculina. El conseguía lo que quería cuando lo quería y como lo quería con solo mirar a la gente, y si así no lograba su propósito, conocía varias maneras de hacerse respetar. Iba tan inmerso que no notó  a la chica que caminaba en sentido contrario hasta que su pequeño cuerpo rebotó contra él, su primer impulso fue insultar a quien fuera que lo hubiera chocado; y probablemente habría sido así, de no ser por esos enormes ojos azules que lo miraban apenados.
El aire en el pasillo se volvió tenso, era bien sabido que cuando Derek estaba de malas era mejor no meterse en su camino. La chica se veía tan indefensa que muchos temieron por ella.
“Sus ojos son iguales a los de ella” el moreno en un acto impulsivo le tendió la mano. La sorpresa fue general, él no solía ser tan amable, ni siquiera con sus conquistas. Pero la sorpresa mayor se la llevó el joven; al tomar su mano, pudo ver un brazalete en esta que llevaba una pequeña corona de plata con una gema en el centro, un brazalete que él conocía muy bien. Pero no pudo asegurarse de que fuera real, porque pronto la muchacha estaba en pie, mirándolo con un notable sonrojo.
-Lo…Lo siento-susurró, su voz era suave y tímida.
Derek no reaccionó, la chica le hacía viajar años atrás, a momentos que desearía no recordar jamás. Ella lo miró preocupada.
-¿Estás bien?
El simplemente movió sus piernas y siguió caminando. Estefanía giró su cabeza y lo observó alejarse, su temor se incrementó a una velocidad vertiginosa. 
Lo primero que recuerda es la nada blanca, un pestañeo, unos profundos ojos castaños mirándola con terror, y el brillo rojo inundándolo todo. Luego un pitido, y después otro, una respiración irregular, y el sonido apagado de un lugar en plena ebullición. Una sombra borrosa que toma la forma de un rostro femenino. Más blanco. Dolor. Más ruido. Confusión.
-Bienvenida de vuelta- menciona la mujer, lleva una bata blanca.
Claramente se trata de una enfermera. En consecuencia, ella está en el hospital ¿Por qué? Intenta recordarlo, pero solo ve bruma negra.
-No te fuerces. Es probable que hayas perdido la memoria.
-¿Qué me pasó? ¿Dónde estamos? ¿Quién soy? –la preguntas se amontonan a borbotones en su boca y no logran salir.
Y de repente se da cuenta, no recuerda como se llama. No recuerda nada. Y el pánico la consume, no sabe quién es. Intenta levantarse pero la enfermera la detiene, le pasa algo en el suero y se siete lánguida, no tiene fuerzas para luchar.
-Tu nombre es Estefanía, estuviste involucrada en un accidente, te golpeaste la cabeza muy fuerte; estamos en un hospital en Londres- explica la enfermera- Llevabas esto en la mano cuando la ambulancia te trajo.
Le pone un dije en la mano, Estefanía no puede recordar nada, pero lo aprieta con todas sus fuerzas. Eso es todo lo que le queda.
Los  días pasan y ella continúa allí. Al final, llega un asistente social; poco se sabe de ella pero  no tiene familia. Es enviada a un internado en Alemania.
Y así comienza su vida. Nía siempre asistió a colegios femeninos y de régimen católico. Es la primera vez que va a un instituto con chicos. Y por eso tiene tanto miedo, no es alguien que haya tenido muchas experiencias.
Aún confundida, Nía se dirigió a su casillero. Guardó sus pertenencias y se fijó que clase le tocaba.  Lenguaje. Su clase favorita.
Caminó hacia el salón y se sentó en el primer banco libre que encontró. Miró a su alrededor, varios la observaban, les sonrió y observó mejor a su compañera de asiento. Era una joven de cabellos castaños y lentes gruesos, la figura diluida por la ropa ancha.
-Hola, me llamo Nía, acabo de transferirme- mencionó con suavidad, un leve acento alemán en su voz. Aún dudaba de sus dotes sociales.
- Ho-hola, soy Clair…un gusto- respondió la chica.
Clair era la personificación de la timidez, se escondía detrás de sus gafas y sus ropas como un ratoncillo asustado.
El profesor entró a clase. Nía se dirigió a él y le mostró la nota del director.
-Alumnos, tenemos una nueva compañera, porque no te presentas y nos cuentas algo de ti- pidió el profesor.
-Mi nombre es Estefanía Von Hesberng, pero pueden llamarme Nía-pronunció, remarcando las “r” y las “g”.  Su modo de hablar, tanto así como sus gestos, eran los de una dama antigua, gráciles y hermosos. Como una princesa extranjera-Vengo de Munich, Alemania y espero hacer muchos amigos aquí; es la primera vez que curso en un instituto mixto- sonrió. 
***
Derek golpeó la pared, dio media vuelta y caminó de un lado al otro del pasillo. Esa chica le recordaba demasiado a ella, su princesa.
Se ha escapado otra vez, uno de los asistentes ha salido a buscarlo; y ahí la ve por primera vez. Él está subido en un árbol y le es fácil divisar a la pequeña niña rubia escondida tras la falda de la supervisora, no tendría más de seis años. Ella es tímida, y se aferra a la falda de la mujer, sin saber que está va a dejarla en el peor agujero del mundo. La mayor entra al orfanato y la niña queda sola en mitad del patio. Con un salto ágil, Derek baja del árbol.
- Me llamo Derek- dice, mirándola a sus enormes ojos azules.
- Marie Estefanía- responde bajito, es solo una niña asustada.
Ella es pequeñita y dulce; inmediatamente Derek sabe que debe protegerla, porque nadie más lo hará.
-Podemos ser amigos- menciona.
Estefanía lo mira con temor. Hace tiempo que dejo de confiar en los demás. Él ve el miedo plasmado en su rostro, hinca la rodilla en el suelo y menciona: 
- Puede confiar en este caballero princesa, yo la protegeré de los dragones malvados.
Ella lo mira con duda, y al final acepta. Le da la mano, y así comienza su historia.
Esos ojos azules le aprietan el corazón, sintió una mano en su espalda, y al darse vuelta Derek vio a Aaron, Niall, Scott y JD. Las únicas personas en quien puede confiar.
-¿Qué pasa?-preguntó el chico de rulos.
Aaron, a pesar de pertenecer a una de las familias más ricas de New Holland, siempre fue un amigo para Derek, no recuerda bien que les llevó a hablarse a dos personas tan diferentes, pero Derek lo agradecía; tal vez fuera porque Aaron siempre había estado tan solo como él. O quién sabe, pero ese grupo de chicos eran más que sus amigos, eran sus hermanos.
Scott y JD eran primos, dos chicos bien parecidos de cabellos castaños y sonrisas permanentes. Y eran, generalmente, los que le ponían los pies en la tierra.
Niall, el rubio, era el más reciente del grupo; pero ambos compartían un lazo especial, ambos habían intentado proteger a la misma persona, y ambos habían fallado. Derek más que ninguno.
-La chica nueva- respondió simplemente el moreno- Se llama Estefanía.
Niall se tensó, los ojos de Aaron se oscurecieron. Scott y JD se miraron.
-No puedes reaccionar así cada vez que escuchas su nombre- exclamó JD.
-No es solo eso.
El grupo se dirigió al comedor.
-¿Entonces qué?-preguntó Scott.
Derek abrió la puerta del comedor, fácilmente divisó a la chica rubia; la señaló y dijo:
-Véanlo ustedes mismos.
-¿Qué quieres de…
Aaron se calló al verla. Estefanía se dio vuelta, y su parecido con el rubio les puso los pelos de punta.  Los cinco chicos la miraron estáticos.
-Joder/Santas zanahorias- susurraron los castaños por lo bajo.
Aaron no pudo creer lo que estaba viendo, simplemente era imposible. 
- Es… es exactamente como sería mi hermana… de estar viva…-dijo Niall.
El ambiente se tensó, Derek evitó las miradas. Niall estaba estupefacto, nunca podría superarlo. Pero después de diez años, es como si volviera a verla y eso era simplemente aterrador.
Nía miró a su alrededor, por un segundo sus ojos se posaron en los cinco chicos como estatuas en la puerta. Después se dirigió a una mesa apartada en el fondo y se sentó con una chica de lentes.
Al rubio le temblaron las rodillas, y salió disparado por la puerta. JD fue detrás de él; Derek salió también, y lo dejaron irse, sabían que necesitaba estar solo un rato.
Es una noche cualquiera de verano, ambos se han escapado y están en el ático. Derek lleva una lata de cola y otra de naranja, a Nía solo le gusta la naranja.  Con cuidado, la rubia destapa una vieja televisión a blanco y negro, él la conecta y ambos se acomodan para ver su serie favorita. Un ruido llama su atención, parece que los han descubierto. Él morocho se mueve rápido y tapa la trampilla de entrada con un mueble. 
-¡Salgan de ahí estúpidos!- ruge la voz de un hombre.
Es el encargado del orfanato, y su demonio personal. Ambos se miran preocupados, la cara de la chica impresa en terror.
-¡Derek, malnacido!-grita otra vez el hombre- ¡Cuando bajes de ahí voy a darte la paliza de tu vida! ¡Y a la perra de tu noviecita la voy a encerrar en el sótano!
Nía se abraza a él, el terror vivo en su cara. Derek sabe que ella no quiere volver al sótano, también sabe que no soportará otra paliza más. Ella toca su labio partido, y él sabe que está a punto de llorar. Hace tiempo él se juró protegerla. Ella es lo único bueno que le ha pasado, su luz en la oscuridad. Y él simplemente lo sabe, debe sacar a Estefanía de allí.
-Escapemos- menciona en apenas un susurro- Debemos irnos
-¿A dónde? ¿Cómo viviremos?- la esperanza naciendo en sus pequeños ojos cielo.
- Vamos a Londres, tengo algo de dinero del trabajo de verano. Podemos ir en tren, allí veremos que hacer, pero debemos salir de aquí.
-¿Y qué pasa con Aaron? ¿Scott y JD? ¿Qué vamos a hacer después?
-Cuando seamos mayores podemos volver. Puedes continuar estudiando y hacerte profesora de idiomas… -Derek le toma la mano- Confía en mi princesa, yo voy a cuidarte.
- Confío en ti, Derek- dice ella, y lo mira los ojos.
Derek se siente feliz, pero pronto esa felicidad se arruina. Un humo espeso de color gris oscuro comienza  a colarse entre las rendijas del suelo de madera. La temperatura sube de golpe. Ambos se miran asustados. Las llamas consumen parte del ático a velocidad vertiginosa.
-¡Por aquí!- grita el moreno.
Nía apenas lo oye a través del ruido atronador de la construcción cayéndose abajo. Pronto se mezcla con el sonido de pequeñas explosiones y las voces espantadas de más niños intentando huir. El coctel aterrador hace mella en la chica, y con confusión sigue la voz de él como la luz al final del túnel. Las rodillas le tiemblan, el humo dificulta su visión y le cuesta respirar. Pronto una mano morena la dirige hacia una ventana. El piso del ático cae en un viaje infernal a la oscuridad roja y ardiente.
Pronto ambos están parados en una franja de veinte centímetros de piso. Derek la abraza y se sostiene a la ventana, el piso de madera no aguantara mucho más.  Las sirenas se oyen a lo lejos. Ambos escuchan como les gritan que salten hacia afuera.  
Otra explosión se escucha cerca, ella cae. El apenas llega a sostenerla de la mano. La adrenalina corriendo por sus venas, el miedo clavado en sus corazones.
-¡No te sueltes!- el grito le desgarra la garganta.
Ella lo mira con sus ojos azules, y sabe lo que va a hacer. Ambos no podrán sostenerse mucho tiempo más, lentamente Estefanía suelta sus dedos, deslizándose hacia la muerte. El chico hace lo que puede pero es imposible sostenerla más, el techo comienza a arder también. Y él está dispuesto a saltar con ella.
Pero Nía no va a permitirlo, Derek es su todo, es quien le ha dado una razón para sonreír. Y no va a dejar que le entregue lo más valioso.
-Gracias- murmura simplemente.
Y luego se va.





FICHA ACEPTADA












Me gusto tu escrito. te acomode el codigo de la ficha.









Graciassss genia! Algun dia aprendere a usar codes:/

No te preocupes yo estaba en las mismas cuando no podia.

Los personajes son tuyos.
Jajaja es que yo inutil de nacimiento.... 
Graciasss, no te arrepentiras

De eso estoy segura. Ya nos pondremos de acuerdo despues.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Juegos Sexuales!! N.C. AUDICIONES ABIERTAS

Mensaje por Yose1D el Vie 05 Dic 2014, 6:13 am

Siya se.... Es el gif de una pelicula.... Lamentablenente (si te habras dado cuenta) estoy en mi celular..... Y no puedo publicar gran cosa .... Lo siento :'(
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Juegos Sexuales!! N.C. AUDICIONES ABIERTAS

Mensaje por Invitado el Dom 07 Dic 2014, 3:26 pm

@Yose1D escribió:Siya se.... Es el gif de una pelicula.... Lamentablenente (si te habras dado cuenta) estoy en mi celular..... Y no puedo publicar gran cosa .... Lo siento :'(

Te entiendo. El problema no es solo gif sino que hay un código de la ficha solicitada. 
Espero que me entiendas y la subas cuando puedas desde un computador.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Juegos Sexuales!! N.C. AUDICIONES ABIERTAS

Mensaje por Robin. el Vie 12 Dic 2014, 4:08 pm

¡HOLA, ME REPORTO! ¡AUDICIONEN!
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Juegos Sexuales!! N.C. AUDICIONES ABIERTAS

Mensaje por Invitado el Vie 12 Dic 2014, 4:41 pm

Faltan chicas para Louis y Liam.

Audicionen y Harry les bailara 
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Juegos Sexuales!! N.C. AUDICIONES ABIERTAS

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.