O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» something strange
Hoy a las 6:32 pm por jackson.

» ↠ goodbye
Hoy a las 6:28 pm por jackson.

» this encourages me [sounds baby from jb]
Hoy a las 6:21 pm por mieczyslaw

» daydreamin'. ♡
Hoy a las 6:20 pm por bwiyomi.

» we're foxes ; m.i.
Hoy a las 5:29 pm por Andy Belmar.

» être dans la lune.
Hoy a las 5:18 pm por Ongniel

» Instituto Fénix. (Muro interactivo) | N.C.
Hoy a las 4:40 pm por Carstairs

» BABY, NO.
Hoy a las 4:19 pm por jackson.

» insert title here; pvt
Hoy a las 4:02 pm por blackstairs

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

Lista de Reproducción|Michael Clifford|

Página 3 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Lista de Reproducción|Michael Clifford|

Mensaje por bomb. el Mar 16 Dic 2014, 7:20 pm

Dos.
She looks so perfect.

- 5 Seconds of Summer.
pasa el cursor por la imagen.

Primera Parte.

     Harry entró en la habitación como si fuese la suya propia, me miró y yo a él, una mueca de tristeza en su rostro sustituyó la sonrisa que siempre llevaba consigo, caminó hacia donde estaba, tirada en la cama, con el cabello alborotado, el poco maquillaje que usaba todo corrido… estaba horrible, era lo más seguro. Se tiró a mi lado, rodeándome con sus brazos y apretándome contra su pecho, sacó uno de los audífonos que estaba usando y empezó a escuchar música conmigo.

— Son especiales. — era una afirmación, supongo que se refería a las canciones porque, bueno, no podía ser otra cosa. Yo me limité a asentir con la cabeza.

— Tengo muchas lista de reproducción… — murmuré, — Está, específicamente me recuerda mucho a… todo. — no lo estaba mirando y él a mí sí, pero no con lastima, sino con comprensión. Lo miré…

— Lo sé… a veces las canciones dicen mucho más de lo que las personas creen. Puedes saber mucho de una persona por las canciones que escuchan. — su voz susurró en mi oído, yo no dije nada, no tenía porqué, él podía entenderme, yo sabía que lo hacía, así que me concentré en mi música, en las canciones que estaba escuchando y me perdí a mí misma en mis recuerdos.

***

«Queridos pasajeros favor de abrochar sus cinturones de seguridad. Estamos por arribar a New York».


         La voz del piloto se escuchó por todo el avión, mientras que las azafatas se encargaban de pedirles a sus pasajeros que por favor guardasen y apagasen sus teléfonos celulares y demás aparatos electrónicos. Ella miró por la ventana, completamente distraída por el magnífico paisaje que se dejaba ver desde la ventanilla del avión. La ciudad de New York se cernía a sus pies, desde esa altura podía observar la magnificencia arquitectónica de aquella grandiosa ciudad, logró divisar entre tantos edificios, el Empire State, el puente de Brooklyn, el Madison Square Garden y el Central Park. Cuando el avión toco tierra y la puertas se abrieron, ella fue una de las primeras en salir a la intemperie, completamente ansiosa por lo que pudiese llegar encontrarse una vez fuera más allá de las puertas del aeropuerto internacional de.

— Catalina, ¿quisieras esperarte? New York no va a irse a ningún lado. — refunfuñó un hombre, que trataba de seguirle el paso, con el equipaje al hombro. La chica, rebosante de emoción, se volteó a verle y algo avergonzado le sonrió.

— Lo siento, pá. — murmuró ella acercándose a ayudarle, el hombre se limitó a rodar los ojos. — ¡Es solo que esto es tan emocionante! — exclamó dando pequeños saltitos de alegría, su padre la miro enternecido y sonrió. — ¡New York es hermoso! — chilló con emoción, abriendo sus brazos por encima de su cabeza, haciendo referencia a todo a su alrededor.

— Cariño, esto sólo es el aeropuerto. — se burló su padre, ella lo ignoró por completo, nada ni nadie podría fastidiarle en tal estado de excitación como lo estaba en ese momento. Todo esto superaba sus expectativas, por mucho; ella se encontraba fascinada y al mismo tiempo asustada, y un poco aturdida por todo lo que estaba viendo porque el aeropuerto era enorme y si así de grande era el aeropuerto, ella no podía dejar de preguntarse qué tan grande podría llegar a ser el resto de la ciudad.

— Hija… ¿quieres un balde para la baba? — su padre volvió a burlarse, ella lo fulminó con la mirada y cerró la boca, tratando de mantener la compostura al igual que lo hacía su progenitor.

— ¿Cómo es que puedes estar tan tranquilo? — preguntó ella un tanto indignada por la inexpresividad de su padre. — ¿No te emociona ni un poquito el estar aquí? — preguntó ella con curiosidad, él hombre le sonrió y mientras avanzaban hacia la salida del lugar, pasó uno de sus brazos por los hombros de su hija, que era, a simple vista,—según él—  la viva imagen de su madre, pues su parentesco con consigo mismo era casi nulo.

     Empezando porque él era alto y de tez clara, con los ojos verdes, pequeños pero aún así muy vistosos, cabellos rubios cenizos, lacios y algo largos, sus labios eran finos y poseían un tono rosa claro completamente natural, su nariz era pronunciada y perfilada, su rostro bastante jovial y bien conservado, era de facciones suaves y masculinas, de contextura gruesa, con el torso bien trabajado, y piernas largas; no había duda de que en sus años de gloria él había sido un muchacho muy apuesto. Ella por su parte era su antagonismo, bajita y de tez morena, su cabello castaño oscuro con reflejos naturalmente más rubios, era muy rizado, largo y casi siempre estaba recogido en un moño desprolijo, tenía ojos grandes y muy expresivos de un vívido color hazel, con pestañas voluminosas, largas y negras, que cualquier chica envidiaría, su nariz era pequeña y porrona, su boca era pequeña, sus labios gruesos y carnosos, de contextura fina, sin mucho busto, de cintura pequeña, sus caderas eran pronunciadas, y su mayor atributo era su trasero, y aquellas piernas que pese a ser cortas, eran gruesas y bien definidas. Su madre había sido igual a ella.

— La primera vez que vine sí. Estaba, creo yo, incluso más emocionado que tú. — sonrió con nostalgia, saliendo de su pequeña ensoñación. La chica se sorprendió, pues hasta donde ella sabía su padre jamás había ido fuera de su país natal.

— ¿Esta no es la primera vez que vienes? — preguntó con confusión, —¿Cuál fue la primera vez?

— La primera vez que vine a New York, — respondió el hombre mirando a su pequeña hija con mucha ternura —, fue podo después de haber conocido a tu madre, tenía yo como unos diecinueve años. Vine con mi banda, en lo que se suponía que era una pequeña gira por Estados Unidos. Fue un desastre, solo imagínate…— dijo y miró hacia el frente, medio perdido en sus recuerdos. — Cuatro chicos conviviendo en una furgoneta, poco dinero, mucho alcohol y rock n’ roll. — hizo una mueca, y regresó la mirada a la morena a su lado, ella sonrió encantada por descubrir aquel pequeño pedazo de la vida de su padre, pues, desde que su madre había muerto hace casi ocho años, eran muy pocas las veces que lo escuchaba hablar de su pasado. La chica quiso preguntarle más acerca del tema pero se vio interrumpida por el grito de una mujer a unos pocos metros de ellos, haciéndole señas para que se acercaran.

— ¡Catalina!, ¡Jesús! — llamó la mujer, alta, de cabellos rubios, semi ondulados, de unos cuarenta y tantos años, muy bien conservada, era la copia de su hermano, solo que versión femenina.

— ¡Tía! — la morena corrió hacia ella, quien le recibió con un fuerte abrazo. — Bendición, mi tía. — pidió la muchacha, separándose lo suficiente como para verle el rostro, la mujer le sonrió y tomándola de las mejillas besó su frente y la volvió a apretar entre sus brazos.

— ¡Dios te bendiga mi niña!, pero mira que bella estás. — dijo dándole una vuelta, la chica rió. — ¡Y tan grande! — exclamó la mujer, y se escuchó una tercera carcajada. Una chica de tez clara y largos cabellos castaños, vestida con unos jeans ajustados, botines marrones, de tacón alto, y un crop-top rosa pastel, salió de la camioneta estacionada a un lado de ellos, y se acercó con mirada divertida.

— Te creo lo de bella, pero grande… — se burló la muchacha viendo a la morena, Catalina la fulminó con la mirada. — Mami, la mentiras para más tarde. – rió.

— ¡Julieta! — le reprendió la mujer, la muchacha volvió a reír, y se acerco a su tío para saludarle.

— Déjala tía, no ves que como ella es una jirafa. — bufó la morena rodando los ojos, la Julieta le sacó la lengua y Catalina de devolvió el gesto de manera infantil. — Yo sé que ella así demuestra su amor por mí, y el no haberme visto desde que éramos niñas.

— ¡Por supuesto que sí, primita bella! — rió, atrapando a la morena en un efusivo abrazo, Catalina rió, y le devolvió el gesto.

— ¿No están grandes nuestras pequeñas, Jesús? — preguntó la mujer mirando a su hermano menor con orgullo, él sonrió y blanqueó la mirada.

— Siempre tan sentimental, Ramona. — burló el hombre pasando uno de sus brazos por los hombros de su hermana, esta lo fulminó con la mirada y golpeó su pecho.

— ¡Eres un fastidioso, Rigoberto! — bufó la mujer llamándole por su segundo nombre tal cual él había hecho, Jesús rió con ganas, y luego de unos cuantos minutos más de abrazos y saludos, los cuatro subieron a la lujosa camioneta 4x4 a un lado de ellos y se fueron de allí.

— Y… ¿cómo te terminó de ir en el colegio? — Preguntó su tía a la morena, — ¿Ya sabes qué vas a estudiar?

— Me fue bien tía... — la chica se fue interrumpida por su padre, quien con mucho orgullo dijo:

— Fue el mejor promedio de su promoción, como era de esperarse. Y, le ha salido un cupo directo por la OPSU para estudiar Ingeniería Mecánica en la ULA, ¿no es maravilloso? — graznó el hombre con gran emoción, ella frunció los labios y bajó la mirada bastante avergonzada.

— No es para tanto, papá. No tienes porque hacer tal algarabía — musitó un poco incómoda, Jesús la miró como si ella estuviese loca.

— ¡Soy tu padre! Y si tu no te vas a emocionar por tus logros, por lo menos déjame a mí hacerlo. — se quejó, ella rodó los ojos.

— ¿Ingeniería mecánica? — preguntó Julieta confundida, — Pero si la última vez que hablamos me dijiste que querías estudiar Artes Visuales. — comentó, Catalina se tensó, y la castaña recibió una mala mirada por parte de su madre. Un silencio incómodo se hizo presente, y la tensión en el aire era bastante palpable.

— Yo… esto... Eso fue antes de decidirme por la mecánica. — dijo ella tratando de sonar convincente.

— Eso está bien, si estás segura de que eso es lo que te gusta, pues: ¡grandioso! — exclamó alegre su tía, ella le sonrió un tanto forzada y asintió repetidas veces con la cabeza. — ¡Ay, dios! ¡Estoy tan feliz de que estén aquí!, esperen a que John los vea, se va a poner tan feliz. — farfulló la mujer, aligerando el ambiente, pues su padre aprovechó la distracción para preguntarle a su hermana como le había estado yendo estos últimos años de su vida. El resto del viaje ni Julieta ni Catalina volvieron a pronunciar palabra alguna.

        La tía Ramona aparcó la camioneta frente a una enorme casa blanca, de grandes y extensos jardines verdes, que a simple vista parecía muy lujosa, con admiración tanto Catalina como su padre entraron en aquella gran casona, si por afuera se veía lujosa por dentro era diez veces más despampanante, tanto así que ella desentonaba en ese lugar, vestida como estaba vestida—con anchos jeans, una camiseta de banda, gigante y desteñida, y sus viejas converses negras— se notaba a leguas que ella no pertenecía a ese lugar.

— Te ha ido muy bien, querida Ramona, muy bien. — comentó su padre palmeando la espalda de su hermana mayor.

— Gracias Rigoberto, gracias. — la mujer se giró hacia la morena y le sonrió. — Julieta muéstrale a tu prima su habitación. — demandó, Catalina le sonrió y se giró hacia su prima, quien con entusiasmo le hizo señas para que le siguiese escaleras arriba.

      La castaña le guió por un largo pasillo hasta que llegaron al final de este, a la puerta que de todas las que había en el pasillo, esa era la única de madera blanca. Julieta la abrió y le dio espació a la morena para que entrase; era una habitación grande, muy grande, las paredes pintadas de un suave color rosa, había un escritorio, una cama de dos plazas, un closet, un par de puff fucsias, un televisor, estanterías, y dos puertas, una que asumió sería el baño y la otra, que su prima abrió, resultó ser un mega closet. Y aunque era una gran habitación, todo era demasiado rosa y delicado para ella, sentía que si tocaba algo de lo que ahí había lo rompería y terminaría metiéndose en problemas.

— Entonces… ¿qué opina la futura estudiante de ingeniería mecánica? — preguntó su prima con burla, dejándose caer en uno de los puff, ella tomo asiento en el otro.

— Todo es muy… rosa. — comentó con una mueca, y Julieta rió.

— Sí, supuse que eso te incomodaría un poco. — dijo ella quitándole importancia. — Pero en fin… ¿Estudiante de Ingeniería Mecánica?, ¿Es en serio, Catalina?

— Es complicado… tú has visto como se pone. Es algo de lo que no puedo hablar con él. Yo quiero pero él no me deja. — se quejó ella con mucha aflicción.

— ¿Y qué es lo que vas a hacer? — preguntó, la morena se mordió el labio, encogiéndose de hombros.

— Yo… yo solo no quiero… no quiero que él se decepcione de mí. — suspiró, July miró a su prima, tan preocupada, su prima tenía un gran talento en el arte, ella lo sabía había visto más de una vez lo que ella dibujaba y las cosas que fotografiaba, eran todo muy asombroso, y no le parecía justo lo que le estaba tocando pasar.

— No lo vas a decepcionar… — trató de consolarla. —, solo dile la verdad, y muéstrale. Enséñale lo que tú haces, tus dibujos, tus fotografías, le gustarán. — la animó, Catalina dudo un poco, no muy segura de hacer lo que su prima le decía.

— Lo pensaré… — musitó la morena y luego de eso empezaron a hablar de trivialidades, como que habían hecho todo ese tiempo que habían estado separadas, música, comida y mucha otras, ellas estaban poniéndose al día de lo que habían sido los últimos ocho años de sus vidas.

***

     Los dos días siguientes a su llegada, sus tíos se encargaron de darles el recorrido turístico a ella y a su padre, antes de que este último se fuera, esa misma tarde, porque aunque ella se iba a quedar, por lo mínimo unas tres semanas más en la ciudad, él tenía que regresar a trabajar. La tarde en que su padre tendría que partir ella se encontraba acostada en su habitación viendo televisión cuando él entró.

— Cariño… ¿Cómo estás? — preguntó sentándose en el borde de la cama, ella lo miró con pereza.

— Bien… — murmuró arrastrando la palabra. Lo miró por un par de segundos analizándolo y se dio cuenta que había algo raro en él. — Muy bien, ¿qué pasa? — preguntó, incorporándose de la cama, dándole toda su atención.

— Me voy hoy, lo sabes ya. Voy a dejar a mi niña lejos por casi un mes, ¿acaso no puede un padre pasar los últimos minutos con su pequeña hija? — preguntó el hombre haciéndose el ofendido, ella rodó los ojos divertida ante el dramatismo de su padre.

— Es un mes papá, no toda la vida. — se burló, aunque ella sabía que había algo más. Su padre rió entre dientes, y estiró un brazo hacia a ella para abrazarla.

— Eres mi niña, ¿lo sabes, no? — Murmuró besándole la frente — Estaré muy orgulloso de ti, independientemente de lo que decidas hacer con tu vida, ¿está bien?, eres mi hija, la única cosa importante en mi vida. Haría lo que fuera para que tuvieses todo lo que quisieras… — habló, ella lo abrazó más duro, sintiendo de pronto la necesidad de decirle a su padre que todo estaría bien, que ella estaría ahí para él siempre que la necesitase. — Te pareces tanto a tu madre… y ella estaría tan orgullosa de ti como yo lo estoy. Eres lo más preciado que tengo, ¿okey?, ¿está claro? — preguntó mirándola con ojos cristalinos, ella sintió repetidamente con la cabeza y se planteó si sería el momento adecuado para preguntarle lo de su carrera. El hombre le dio un último apretón y se levantó dispuesto a irse.

— Papá… — llamó ella, él se frenó y se volteó a verla.

— ¿Sí? — preguntó, ella frunció sus labios, jugando con sus manos, muy nerviosa. — ¿Qué sucede pequeña? — cuestionó algo preocupado, ella alzó su mirada y abrió la boca como si fuese a decir algo, pero nada salió de ella, entonces la cerró y negó con la cabeza.

— Te voy a extrañar.  — mintió, bajando su mirada cristalina. — Eso... yo… te voy a extrañar mucho. — repitió tratando de sonar más convincente, no porque no lo sientiese, sino porque eso no era lo que iba a decir, pero no tuvo el valor para decirle lo que realmente quería decir. Él le sonrió y se acercó a ella nuevamente.

— Yo también te voy a extrañar. — dijo y le besó la frente. — Diviértete mucho. — sonrió, ella trató de hacer lo mismo.

       El resto de la tarde la morena se negó a salir de su habitación, demasiado estresada como para querer tratar con cualquier otro ser viviente, le frustraba no haberle dicho a su padre, haber sido tan cobarde, tan dócil, pero luego cuando se armaba de valor y quería rebelarse, recordaba los dolorosos años en los que su madre enfermó y como su padre había hecho de todo para tratar de sacarlas adelante, y como él sufrió y, ella simplemente no puede, no puede decirle que no, porque ¿y si eso lo decepciona?, ¿y si lo defraudaba?, ella no podría soportarlo.

Hola!.

Spoiler:

Hello!!
Después de años lo prometido es deuda. Aquí está el segundo capítulo, la primera parte, sé que ahorita no tiene mucho que ver con la canción pero bueno, al final tampco pero sí (?,  espero que les guste y que más chicas se animen a comentar. ¡Vamos! por comentar no cobran c: Mañana o pasado estaré subiendo la segunda parte, es que me quedó muy largo y bueno eso c;

- OPSU: Organización de Planificación del Sector Universitario, (es una organización que garantiza el cupo de una carrera a los alumnos con buenos promedios, es una especie de concurso, y eso... En Venezuela).

- ULA: Universidad de Los Andes, Venezuela, (la mejor universidad que tiene el país, y bueno eso c:)

PD: La chica de la foto es Catalina ♥
Almos.

 
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lista de Reproducción|Michael Clifford|

Mensaje por Alejandrar el Miér 17 Dic 2014, 2:59 am

Lo siento no haber comentado antes pero aqui estoy prensete para hacerlo :3

No se si te pregunte antes, ¿Pero eres de Venezuela? ¿De que parte? Yo soy del Zulla :3

Bueno mejor voy con el capitulo: Te quedo super genial, me encantas como escribes enserio, es muy original. Quiero saber lo que pasa en los siguientes cap *-* al principio pense que julieta y catalina se llevaban mal xd pero luego me di cuenta que no.

Aqui tu fiel lectora PANTERA ROSA!!!

Besos

Pd: Si no la sigues pronto llamare a chuky. ¿Quedo entendido?
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lista de Reproducción|Michael Clifford|

Mensaje por laura_33426 el Miér 17 Dic 2014, 8:09 am

¡Hola!
Siento no haber comentado antes, he tenido algunos problemitas... pero ya está :)
Me ha encantado el cap, pobre Catalina, no tiene valor para decírselo a su padre...
Espero que la sigas pronto,
Besos <3
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lista de Reproducción|Michael Clifford|

Mensaje por Scott el Miér 17 Dic 2014, 10:00 am

EL PAPA DE CATALINA DEBE ESTAR RE BUENO AHRE JAJAJ
ELLA TAMBIEN ES PRECIOSA ME ENCANTA RE LINDA CHICA LA ENVIDIO, AMO SU PELO, ESOS RIZOS, ¡AY DIOS! ME ENCANTAN LOS RIZOS Y MAS ASI, CUANDO ESTA LLENA DE RIZOS AHRE JAJAJA
BUENO ME ENCANTÓ EL CAPITULO, LA PARTE DE HARRY CUANDO LA ABRAZABA, QUE GANAS DE SER YO LOCO, BUE
EL PAPA DE CATA ES RE TIERNO, CATA DECILE SEGURO QUE NO LO VAS A DEFRAUDAR PORQUE ES LO QUE A VOS TE HACE FELIZ Y EL QUIERE VERTE FELIZ, ¿NO? BUE ME SENTI RE AAH BUE QUÉ AJAJJA
ESCRIBES HERMOSO, DALE SEGUILA.

¿POR QUE ESTOY GRITANDO? NO LO SE 
AJAJAJ
bueno dejo de gritar, perdon, perdon, perdONAMEEEEE, NO LO HICE QUERIENDO FUE SIN QUERER PERDOOON ahre exagerada la mina
me encanta como escribis, me encanta comentar en tu novela es lo mas
quiero a harry bue 
¿sos de venezuela? que grosa.
sabes que cada segundo que paso leyendo esta novela, mas ganas me dan de que saques un libro, posta te lo digo.
bueno me voy porque creo que algun dia te cansaras de mi y no quiero que pase ahora.
Chauu.
Te amo ♥♥
Besos xxx
Bian se va
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lista de Reproducción|Michael Clifford|

Mensaje por Mike Gallagherry el Miér 17 Dic 2014, 6:07 pm


Ya lligo a New Yorkcs... 

Me imagino que se encuentra a  Zafian...

Creo que este capítulo se trata de un Flashback..

Creo...

Estare al pendiente
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lista de Reproducción|Michael Clifford|

Mensaje por bomb. el Lun 29 Dic 2014, 3:08 pm

Hoy en la noche subo la otra parte del capítulo dos y respondo sus comentarios c:
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Siguela y AYUDAA

Mensaje por amyhoran2024 el Lun 29 Dic 2014, 3:44 pm

Siguela nueva lectora Hey soy la que te acaba de mandar un mensaje en Wattpad ¿Me ayudas? No tengo ni idea en como subir una fanfic aqui ayudaaaaa.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lista de Reproducción|Michael Clifford|

Mensaje por bomb. el Lun 29 Dic 2014, 3:55 pm

hey!, hola, la sigo más tarde. Por su puesto, te ayudo con gusto. Ya te respondí en wattpad.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lista de Reproducción|Michael Clifford|

Mensaje por bomb. el Mar 30 Dic 2014, 8:04 pm

Dos.
She looks so perfect.

- 5 Seconds of Summer.
pasa el cursor por la imagen.

Segunda Parte.
 Julieta y Catalina salieron a pasear por la ciudad, según Julieta, eso le haría bien a la morena para aminorar su ánimo de perros, pero es que no podía evitarlo, aún seguía molesta consigo misma, con su padre, con todos y todo.

— ¡Vamos Cata!, ya quita esa cara. — le pidió su prima, la morena cambio la mueca de molestia por una de fastidio. — Esa tampoco me gusta pero… ¡mira! — exclamó, frenándose de pronto. La morena miró hacia donde su prima le había indicado y pudo observar como un chico, alto, de unos preciosos ojos azules, cabello castaño, tez clara, y brazos tatuados se acercaba a ellas al trote, lo reconoció casi de inmediato. Ya lo había visto antes, muchas veces. Él era uno de los mejores amigos de su prima, Zafian, había hablado con él unas pocas –muchas- veces.

— ¡Hey! — pronunció el muchacho a saludo, le sonrió a Julieta y miró a la morena a su lado, abrió sus ojos como platos y su boca formó una pequeña “o” — ¡Catalina! — gritó muy sorprendido, tomando a la muchacha en un efusivo abrazo, la susodicha rió y gustosamente le devolvió el abrazo.

— ¡Zafian! — lo imitó ella, y él rió, separándose de ella para poder verla a la cara.

— Eres más bajita de lo que me esperaba. — comentó el muchacho con una mueca burlona, July soltó una enorme risotada y Catalina se limitó a rodar los ojos.

— ¡Qué gracioso! — Ironizó la morocha, — Tu eres como una especie de rascacielos humano. — bufó.

— No esperaba verte, no todavía. ¿Puedes creer que esta pulga no me había dicho que estabas en la ciudad? — la indignación en su tono de voz era palpable y fulminó con la mirada a la castaña a su lado. Catalina rió.

— Si bueno, cuando yo le pregunte por ti, me dijo: “Ha de estar por ahí, ligando. Es lo único que sabe hacer”. — el chico enarcó una ceja, mirando a la castaña hurlonamente.

— ¡Yo no dije eso! — se defendió la castaña.

— ¡Sí lo hiciste! — contraatacó ella, Zafian las miraba divertido.

— ¡Qué no!

— ¡Qué sí!

— ¡No!

— ¡Sí!

— ¡Chicas! — exclamó el castaño, interrumpiendo su infantil discusión, las dos le miraron. — Eso ya no importa, lo importante es que ya sé que estás aquí y… ¿Vamos por una pizza?— terminó preguntando cuando escuchó su estomago gruñir, había estado en un exhaustivo ensayo con la banda desde temprano y no le había dado tiempo de almorzar.

— ¡Sí! — exclamaron las dos al mismo tiempo. Caminaron por las concurridas calles de New York, hablando y riendo a carcajadas, o mejor dicho, Catalina era la que reía a carcajadas, mientras que ellos se limitaban a sonreírse mutuamente porque la morena llamaba demasiado la atención con sus risas.

La pizzería a la que fueron era grande, y Zafian parecía conocer a medio mundo o, ¿quizá medio mundo lo conocía a él?... Se sentaron en una mesa al lado del ventanal que daba a la calle y esperaron a ser atendidos.

— ¡Dios!, pareces político. — se quejó Catalina rodando los ojos, su prima rió y el muchacho hizo una mueca. — Es cómo si medio mundo te conociese, o tú conoces a medio mundo. — gimió.

— No es mi culpa, — dijo haciendo un puchero. — Últimamente nos ha ido mejor con la banda, nos conoce más gente. — explicó. La morena mostró un poco más de interés.

— ¿Tienes una banda? — preguntó sorprendida, y luego miró a su prima con molestia. — ¡Por qué nunca me dices nada! — le reclamó golpeándole en el brazo, la castaña se quejó, fulminándola con la mirada.

— Creí que ya lo sabías. — se excusó Julieta mirando a Zafian.

— A mí no me mires, yo no he hablado con ella desde hace meses. — dijo él muchacho, recibiendo ahora un golpe por la morena. — ¿Por qué? — se quejó.

— Eso fue por no llamarme, jodido imbécil. Si Julieta no me llama tú te olvidas de mí. — bufó cruzándose de brazos sobre el pecho, haciéndose la molesta.

— ¡Lo siento! — se disculpó el castaño haciendo un puchero. Ella negó con la cabeza, — por favor Cata… Catita… Caty… Catia… — el chico zarandeó el brazo de la morena llamándola por cualquier diminutivo que se le ocurría, ella hizo un esfuerzo sobre humano para no reír, pero finalmente la risa pudo con ella y soltó una carcajada.

— Bien, bien… Te perdono, ahora pasemos a algo más importante. — Seria, miró al castaño y preguntó — ¿Cómo es que tienes una banda?

— Oh, bueno… — musitó él sonriente. — Todo empezó hace como un año, los chicos y yo… ya sabes, Jason, Daniel, Alejandra y yo, estábamos fastidiados en el almacén, esperando a que Julieta apareciera y bueno, Jason empezó a tocar American Idiot en la batería, Daniel le siguió con el bajo, luego Alejandra con una guitarra y de último yo, con mi guitarra y cantando y pues… eh… una cosa llevó a la otra y así fue como MOW se formó. — finalizó. Ella enarcó una ceja.

— ¿Tú cantas? — preguntó burlona, él se encogió de hombros y asintió un tanto avergonzado.

— Sí, y lo hace muy bien. — aduló su prima, Zafian se sonrojó, causándole gran ternura a la morocha.

— ¡Ay!, ¡eres tan adorable! — soltó la muchacha provocando que el rostro del chico se tornara aún más rojo, ambas rieron.

— No es para tanto, tampoco soy tan bueno como July dice. — murmuró apenado, la castaña rodó los ojos.

— Sí, lo eres. Dentro de unos semanas irán a Los Ángeles. —  informó la muchacha, Catalina la miró con los ojos como platos. — Los contrataron para tocar en una especie de festival muy importante y van a haber otras bandas más conocidas y… — el castaño la interrumpió.

— Realmente no nos contrataron, no vamos a cobrar. Es un festival para caridad. Y tampoco es tan importante como Julieta lo hace parecer. — se encogió de hombros queriéndole restar importancia, jamás se había sentido cómodo siendo el centro de atención en una conversación.

— ¡¿Qué no es tan importante?! – exclamó la morena alzando sus brazos por el aire. — ¡Zafian!, eso es maravilloso, de seguro son muy talentosos. Yo quiero escucharlos, ¿puedo, puedo, puedo? — preguntó entusiasmada, él la miró y sonrió.

— Seguro. — rió, ella vitoreó y una camarera llegó con sus pizzas –anteriormente pedidas- y comenzaron a comer, haciendo bromas y hablando de lo que significaría el festival para la banda del muchacho.

***

Unos tres días antes del gran festival, la banda se reunió y ese fue la oportunidad de Catalina para conocer a los demás. Ella y su prima se encaminaron al almacén, un lugar grande y espacioso, que los chicos habían conseguido para los ensayos de la banda, qué a diferencia de lo que estaba acostumbrada a ver con el estilo de su prima, este era un lugar en el que ella muy fácilmente podría echar raíces. El ambiente  despreocupado y la decoración dispareja, le agradaban sobremanera, eran los grafitis en las paredes lo que más le gustaba del todo el lugar, eso y que había una especie de pequeña tarima donde estaban los instrumentos de los muchachos, los amplificadores y demás equipos, había una zona llena de cojines de diferentes colores y tamaños, con muchos puff, y una mesita, había un mini refrigerador, un televisor, una consola de video juegos, un buen equipo de sonido. Era algo maravilloso.

— ¡Hey! — las saludó Zafian cuando se percató de su presencia.

— Hola. — sonrieron las dos.

— Los chicos no han de tardar en— el chico fue interrumpido por el sonido de la puerta y voces.

— ¡Julieta! — exclamó un muchacho, alto, no tanto como Zafian, pero igual era más alto que ella, de cabellos rubios, lacios, no muy largos, de ojos cafés, tenía un tatuaje en el cuello e iba vestido con unos jeans holgados negros, unas supras del mismo color y una franelilla ancha, de esas que dejaban ver casi todo el torso, algunas líneas negras eran visibles, de lo que sería un gran tatuaje.

— ¡Daniel! — su prima respondió igual de efusiva, mientras que la morena detallaba al castaño que venía detrás de él, alto también, con los cabellos ondulados, su sonrisa era lo que más llamaba la atención, y el brillo en sus ojos hazel no tenían comparación, y de cierta forma el chico le recordó a un gatito, demasiado adorable tanto así que dolía verlo.

— Hey… a ella no la conozco. — dijo el rizado, la morena le sonrió y se auto presentó.

— Catalina. — sonrió. — Pero si usas mi nombre completo juro que no vivirás para contarlo. — dijo con todo dulce, él chico enarcó una ceja divertido y asintió.

— Jason. — sonrió, y trató de hablar de nuevo pero se vio interrumpido por la chica con la que había llegado.

— ¿Caty?  — la morena hizo a un lado al muchacho al escuchar esa voz, voz que no había oído desde hacía muchos años. Una chica de tez clara, no muy alta, y con los cabellos anaranjados le sonrió abiertamente, alzando una mano a saludo.

— ¡Ale! — exclamó la morena y corrió a abrazarla, a ella, su amiga de hace años atrás, la misma a la cual había perdido el día en que a su padre lo transfirieron y ella tuvo que dejar el país. Cómo la había extrañado, y es que el mundo no podía ser más pequeño, en los tiempos de antaño, en los que ellas eran una niñas, ellas dos en conjunto con su otra amiga Aeryn , eran inseparables, sus compañeros las habían conocido como las trillizas del mal, pues siempre andaban haciendo travesuras y bromas, metiéndose en problemas.

— ¿Cómo has estado? ¿Qué es lo que haces aquí, no estabas en Australia? — preguntó la morena demasiado aturdida como para hablar en inglés, así que habló en su idioma natal, el español.

—  Pues muy bien, sí y no. A mí papá lo volvieron a transferir, hace como dos años, aunque fue en Australia donde conocí a Zafian. — le respondió en el mismo idioma, la morena fue a decir algo pero su prima se le adelantó y preguntó:

— ¿Se conocen? — ambas muchachas se giraron a verlos, sonriéndose un tanto avergonzadas, por haberse sumido en su reencuentro.

— Sí… — asintió la pelirroja.

— La conozco desde que tengo memoria, estudiamos juntas, éramos muy buenas amigas. — concordó la morena.

— Aún lo somos idiota, aunque no nos hemos hablado en un tiempo, pero aún lo somos. — Alejandra sonrió a su amiga, y la morena le devolvió el gesto, abrazándola de lado.

— Estás tan cambia, solo mírate: ¡eres cabelli-naranja! — exclamó la morena, los chicos rieron, incluida la pelirroja.

— Si… bueno un cambio no viene mal, y yo no sé de que hablas, tu tampoco eres la misma niña plana de hace unos cuantos años. Mrs, BigAss — la morena rió y rodó los ojos.

— Creo que es lo único que podrías decir, aunque jamás fui plana era más bien, redonda. – se burló.

— Aunque esto es asombroso, y por lo que veo ustedes son las mejores amigas de toda la vida, — las interrumpió el rubio. — Alejandra aún tenemos que ensayar. — sonrió. — Por cierto, soy Daniel. – se presentó ante la morena, esta asintió.

— Caty. — sonrió, y miró a su amiga. — Anda, ensaya, ya tendremos tiempo de hablar. — Alejandra asintió y se subió a la pequeña tarima donde estaban los demás.

Catalina se fue a sentar junto a Julieta y puso atención a lo que los chicos comenzaron a tocar, pudo reconocer la canción casi de inmediato era un cover de That Girl de McFly, ellos sonaban bien, y la voz de Zafian derrochaba sensualidad, según ella, podrías tener un orgasmo con solo escucharlo, sacudió su cabeza alejando esos pensamientos pervertidos de su cabeza en el momento en el que el castaño le dedicó una mirada divertida. Ella apartó su mirada y fingió ver su teléfono como si le hubiese llegado algo. El ensayo prosiguió con una canción original de ellos llamada Fuck The Fuckin’ Word, que era rápida y divertida, una mezcla entre rock y punk, luego siguieron con otra canción de ellos llamada Not matters what the people said, que era un poco más pop, y luego con otro par de covers. Fue a mitad de Sick World, otra canción original, que todo empezó a salir mal. Los chicos pararon por un momento.

— Zafian… ¿estás bien? — preguntó Alejandra viendo al castaño, este hizo una mueca.

— No sé… — con voz afónica, el muchacho respondió y calló. — Hola, soy Zafian… — el chico volvió a probar su voz, pero a cada sílaba que hablaba su voz iba empeorando.

— ¡No hables más! — exclamaron Catalina y Julieta al mismo tiempo, los demás asintieron en concordancia.

— Sí, ya no abras más la boca. — espetó Alejandra de mala gana. — ¡Mierda Zafian!, ahora,  ¿qué vamos a hacer? — se quejó la pelirroja mirando a sus demás compañeros en busca de una respuesta.

— ¡Maldita sea!, el festival es dentro de dos días, cómo conseguiremos a alguien que se aprenda nuestras canciones y quiera cantar con nosotros. — bufó Daniel con una mueca. Zafian se mordió el labio y dejó su guitarra a un lado, dejándose caer a un lado de Catalina.

— Podríamos decirle a Frances… — propuso Jason desde la batería ganándose una mirada fulminante de parte de todos los que estaban ahí, menos la morena que no entendía porque con la simple proposición que había hecho Jason el ambiente se había tornado tan tenso.

— ¡Sí, por supuesto!, y después hacemos un trato con el diablo. — ironizó la pelirroja, Jason le sacó el dedo corazón de su mano derecha y ella le devolvió el gesto.

— ¿Quién es Frances? — preguntó la morena confundida.

— Ella era la perra que teníamos por vocalista antes de que Zafian tomara ese puesto. — gruñó Alejandra. — Ella y Jason eran súper amigos, y ella solo nos utilizó como plataforma para que la aceptaran en Fool Fish, tan pronto como le dijeron que sí nos dejó plantados en una de nuestras presentaciones más importantes.

— Ella no era tan mala… — murmuró el castaño sentado detrás de la batería, todos lo miraron como si estuviese loco.

— Noooo… por supuesto que no. — exclamaron todos con excesivo sarcasmo.

— Zafian, ¡cállate! — le espetaron todos a coro, de nuevo. El oji-azul bajo la mirada y se mordió los labios asintiendo. De pronto la habitación se llenó de un profundo silencio y los ánimos de la banda se notaban bajo. Julieta dedicó una mirada a su prima, una dulce y tierna mirada que sabía la metería en problemas de tamaños interestelares. Catalina negó repetidas veces con la cabeza, reconociendo ese brillo macabro en los ojos de su prima, pero esta no le hizo caso y aún así habló.

— Yo sé de alguien que es una excelente cantante y podría ayudarles. — comentó, la morena clavó sus uñas en el brazo de su prima como acto reflejo y una manera de defensa, Julieta la miró fulminante pero aún así no se detuvo. Los demás la miraron interesados. — Catalina. — sonrió y todos miraron a la morena. Ella frunció sus labios y negó con la cabeza.

— Yo no… chicos yo no puedo hacerlo. — murmuró ella con cabeza gacha.

— Caty pero si tu cantabas todo el tiempo. — comentó Alejandra, la morena se encogió de hombros.
— Yo.. yo no puedo, me gustaría ayudarles… es solo que yo… desde que mamá… yo no… no puedo. — tartamudeó sin verlos realmente, sintiéndose terrible persona porque sabía que ellos la necesitaban.

— Caty, por favor… Ni siquiera te hemos escuchado cantar pero si July y Alejandra dicen que eres buena, por favor… ¡te necesitamos! — suplicó el rubios y los otros dos chicos asintieron, la morena frunció sus labios y negó con la cabeza nuevamente sin mirarlos, podía sentir la mirada de todos sobre ella y eso la estaba presionando demasiado. No podía sacarse de la cabeza la idea de que si no los ayudaba probablemente, quedaría como la peor amiga de este planeta tierra y por otro lado si lo hacía, tenía la idea de que su padre se molestaría con ella.

— ¡Por favor! — volvieron a suplicar todos alargando la ultima “o”

— Yo… lo pensaré. — murmuró y huyó del lugar antes de que pudieran seguir insistiendo y ella diera al fin una respuesta afirmativa.

Los dos días que faltaban para el festival se pasaron volando y antes de darse cuenta ella ya había dicho que sí y estaba en Los Ángeles en una habitación de hotel, doble, la cual compartía con todos los demás, esperando a que se hiciera la hora para salir a escena. Fue a unas tres o cuatro horas del show que Zafian dijo ir a buscar a un par de amigos, medio mundo quiso ir con él, pero Catalina tenía tanta pereza de siquiera pensar en bañarse que se quedó sola en la habitación de hotel, luego de casi una hora de esperar a los demás sin nada que hacer, conectó su iPod al reproductor y puso su música a todo volumen y empezó a cantar.

***

Al llegar al aeropuerto una nube de flashes los segó casi por completo, ellos aún no podían acostumbrarse a todo aquello, las fans lo seguían y se amontonaban a su alrededor y pese a estar cansados, sonrieron y trataron de sacarse tantas fotos como les fue posible, mientras esperaban a que Zafian llegara por ellos.

— ¡Hey, idiotas! — escucharon gritar a su amigo, los cuatro se voltearon hacia a él, viéndolo abrirse paso entre las fans, y le sonrieron.

— ¡Hey!

— ¡Zafian! — un Calum eufórico saltó, literalmente sobre el muchacho provocando la risa a carcajadas de este.

— Hola Cal, yo también te extrañé. — se burló una vez se separaron, el moreno lo fulminó con la mirada.

—  Eres un imbécil, ¿lo sabías? — buó, Zafian rió por lo bajo. — Hace cuánto que no tienes tiempo para tus amigos, ¡y se supone que yo soy el famoso! — exclamó ridículamente indignado, los demás rieron.

— Un poco más gay, por favor. — se burló Alejandra haciéndose notar, los otro cuatro chicos la miraron y le sonrieron.

— ¡Alejandra! — exclamaron antes de atrapar a la pelirroja en un efusivo abrazo grupal, ella rió y los aparto de sí a empujones.

— ¡Suéltenme que me asfixian! — se quejó y mordió el pecho de Ashton, este chilló y Jason pidió un taxi para todos.

— ¡Me mordiste! — lloriqueó y Alejandra soltó una risita, se acercó a Calum y lo abrazó. — ¡No es justo a Calum no lo muerdes! — masculló y los demás rieron.

— ¿Quién dijo que no? — inquirió alzando una ceja con suspicacia, Calum la miro arqueando una ceja igual pero con burla, todos rieron.

— En fin dejemos el tema: “Alejandra y Calum infinitamente enamorados pero muy tarados como para afrontarlo”, y cuéntennos… ¿qué tal les está yendo? — preguntó July ganándose una mirada fulminante de parte del par de dos, y la risa de los demás.

— Oh, pues ahí… ya sabes, siendo famosos y yendo de aquí por allá alrededor del mundo. — comentó el peli-verde como quien no quiere la cosa, con falsa modestia y cierto toque burlón. Julieta rodó los ojos, él realmente no le caía muy bien, quizá era por su actuar odioso o sus chiste muy estúpidos, lo consideraba un idiota, un bueno para nada, quizá.

La conversación siguió, tomando en broma el comentario que había hecho el peli-verde, entre todos comenzaron a hablar de lo que había estado haciendo hasta entonces, y como era de esperarse el tema del show de esa noche no pudo faltar en especial porque Zafian seguía ronco, no tanto como hacía dos días pero aun así no podía cantar lo que les llevó a los cuatro chicos a preguntar:

— ¿Cómo mierda van a hacer está noche contigo así? — Michael fue el que habló, bajándose del taxi y caminando hacia la entrada del hotel en el que se quedaría, qué resultaba ser el mismo hotel en el que ellos se quedaban.

— Mi prima los ayudará con eso— comentó Julieta saliendo del mismo vehículo, y los demás asintieron.

— ¿Tienes una prima aquí? — preguntó Ashton curioso. Julieta asintió.

— Sí, vino de visita por unos cuantos días, ya la conocerán se quedó en la habitación porque fue demasiado perezosa como para arreglarse algo para ir a buscarlos. — rodó los ojos negando con la cabeza.

— ¡Oh, Michael!, ya encontramos a tu chica ideal. — se burló Ash  y los demás rieron, el peli-verde rodó los ojos divertidos y negó con la cabeza.

—Cállate Ash. — bufó.

— ¿Es bonita? —preguntó Luke mientras se subían al ascensor.

—  Pues no se parece mucho a July, no. — comentó Jason.

— Pero eso no quiere decir que no sea bonita, o que no esté loca. — se burló Daniel, recibiendo un doble golpe en el brazo por parte de Alejandra y Julieta.

— ¡Ella no está loca! — exclamaron las dos al unisonó, ellos rieron y el rubio se quejó.

— Vale, ella no está loca solo que a veces tiene pequeñas descargas de alegría. — bromeó Zafian y fue fulminado por las dos chicas.

— Caty es genial y ustedes lo saben. — afirmó Alejandra siendo apoyada por Julieta.

— Sí, eso, aunque a veces me desespera y quisiera arrojarla por las escaleras. — comentó July y los demás rieron.

— Como sea, ya la conocerán, esa es nuestra habitación. — dijo la pelirroja señalando con la cabeza la puerta que estaba frente a ellos, a unos pocos pasos.

Catalina tenia la música a todo volumen reproduciéndose en sus oídos, recién salida del baño estaba vestida con una única camiseta ancha, negra y que ponía en vistosas letras blancas: Fuck the fuckin’ world, seguido del dibujo de una seña obscena. Ella iba distraída así que realmente no prestó atención cuando la puerta de la habitación se abrió pues creyó que serían los chicos, quién más sino, así que siguió en lo suyo.
Los chicos entraron en la habitación encontrándose con Catalina saltando en uno de los sofás de la mini sala que separaba las dos habitaciones, cantando a todo pulmón.

— SHE LOOKS SO PERFECT STANDIMG THERE IN MY AMERICAN APPAREL UNDERWEAR, AND I KNOW NOW THAT I’M SO DOWN. — tararéo o major dicho gritó, mientras iba de arriba abajo bailando despreocupadamente, riendose, divertida por sus propias estúpideces.. — I MADE A MIXTAPE STRAIGHT OUT OF NINE TY FOUR, I’VE GOT YOUR RIPPED SKINNY JEANS LYING ON THE FLOOR, AND I KNOW NOW THAT I’M SO DOWN… — Catalina giró sobre sus talons, mirando hacia la puerta y fue en ese momento en el que los vió.

La chica palideció como si hubiese visto al mismísimo demonio y sus ojos se abrieron como platos, ellos sonrieron.

— Hola. — saludaron los cuatro a coro y eso fue más que suficiente para causarle un paro respiratorio, Catalina se fue de espaldas totalmente sorprendida y sin poder siquiera pensar con claridad, y golpeó el piso, dándose un fuerte golpe. ¡Vaya idiota que eres Catalina, le gritó su mente, ella cerró fuertemente los ojos y suplicó porque todo fuese una especie de sueño.  



Hola!.

Spoiler:

Hello!!
Después de años lo prometido es deuda. Aquí está el segundo capítulo, la segunda parte,  espero que les guste y que más chicas se animen a comentar. ¡Vamos! por comentar no cobran c: Muchas gracias por sus bellos comentarios y sí soy de Venezuela, y sí esto era un flash back, de ahora en adelante los flash back abundaran c:
Almos.

 
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lista de Reproducción|Michael Clifford|

Mensaje por Scott el Miér 31 Dic 2014, 12:33 pm

WOWOWOWOWOWOOWWOW ME ENCANTO EL CAPITULO
QUISIERA SABER QUIENES REPRESENTAN ADANIEL Y ZAFIAN AHRE
PORUQE PARECEN PARTIBLEMENTE SENSUALES SEXYS Y LOS QUIERO VER
AHRE
VISTEEEE YO SABIA QUE ERAN FLASHBACKS JAJAJA BUE
NO SE PORQUE SIGO GRITANDO EN LOS COMENTARIOS
LOS CONOCIOOOOOO
CATA ES COMO YO JAJAAJAJAJJA
YO ME DESMAYO AHI NOMAS SI LOS LLEGO A CONOCER ASI 
LUKEEEEE MI AMOOOR
AHSTON MI COSITA MAS HERMOSA
CALUM BEBITO PRECIOSO
MICHAEL COSITA TIERNA 
LOS AMO 
bueno seguila
ja viste deje de gritar no tengo tanta imaginacion asi que mi comentario sera solo esto 
besosss
que la pases bien
bian se va
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lista de Reproducción|Michael Clifford|

Mensaje por Mike Gallagherry el Vie 02 Ene 2015, 4:04 pm

Ha no inventes si le atine. Oh muy glob, se nos desmayo la amiga y Zafian quedo afónico.... que nos espera en el siguiente capítulo.

Feliz año a todas :D
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lista de Reproducción|Michael Clifford|

Mensaje por Alejandrar el Sáb 03 Ene 2015, 10:46 pm

Hola nena!!

El capitulo estuvo genial, y aunque al principio me confundí pero me di cuenta que eran los recuerdoxd jajaja estuvo súper col chica amo como escribes con cada detalles que pones *-*
Y en la parte que mordi a Ashton estaba como "es que tu eres súper moldible chiamoo" jajaja y luego con calum a www<3 
Te juego que me fuera dado algo si me fuera pasado lo mismo que Catalina x_x
Tienes que seguirla pronto

Aquí tu fiel lectora Pantera Rosa
Besos<33
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lista de Reproducción|Michael Clifford|

Mensaje por laura_33426 el Dom 04 Ene 2015, 2:33 pm

¡Hola!

Ay ríos mío, Caty   todos están en plan   y ella en plan 
Me ha encantado, síguela pronto plis :)
Besos <3
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lista de Reproducción|Michael Clifford|

Mensaje por bomb. el Sáb 10 Ene 2015, 5:34 pm

La sigo en el transcurso de la semana, y responderé sus comentarios pronto, lo juro c:
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lista de Reproducción|Michael Clifford|

Mensaje por Ari Tiene Hambre. el Mar 27 Ene 2015, 10:07 pm

HE VUELTO! he estado desaparecida pero ya me actualice.
DIOS MIO SANTO!
Tengo que decir que AME la primera parte del capitulo dos donde llega Harry y se tumba ahí con ella y la abraza y es que Harry es como el mejor amigo o hermano mayor que todas quieren, según yo, aparte lo amo y a veces me hace olvidar que MI CORAZÓN es de Niall cx.
AMO A CATA! es una loca, hace puras cosas raras y a ella le vale o no se da cuenta, es la onda, y Dios! YA -prácticamente- CONOCIÓ A MAIKOL! AAHHHH! ES HERMOSO, en el primer capitulo, aparte de todo el drama y la pelea y eso das a entender que su relación es preciosa y ahora muero por saber como empezó todo y el por que de las canciones y AHHHHH!! SIGUE PRONTO MUJER! diste aviso el 10 de enero, hoy es 27 y no hay capítulos nuevos!
Tienes la novela en wattpad?
SIIGUEEE YAAA! Un abrazo
avatar


Ver perfil de usuario http://octubresiete.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Lista de Reproducción|Michael Clifford|

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.