O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» H A U N T E D
Hoy a las 8:19 pm por Ingrid B.

» Half-Cold Half-Hot
Hoy a las 7:21 pm por Kurisu

» Extrañas criaturas - Arco 1. Los renacidos, capítulo 2
Hoy a las 6:35 pm por mai12345

» Extrañas criaturas [Resultados
Hoy a las 6:31 pm por mai12345

» trust the unknown
Hoy a las 5:19 pm por chihiro

» Ramé {Pvt}
Hoy a las 5:17 pm por cipriano.

» Guerra de Sexos; muro.
Hoy a las 4:52 pm por mieczyslaw

» dream maker, you heart breaker
Hoy a las 4:04 pm por moon river

» Valley of wolves.
Hoy a las 3:57 pm por hypatia.

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

Work bit*h {Resultados puestos.

Página 2 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Work bit*h {Resultados puestos.

Mensaje por sumner. el Jue 04 Sep 2014, 12:05 pm

ummmmm primero que nada me encanta la idea aunque no me guste mucho esa cancion en especial sabes que amo todas tus ideas pero ya vamos a la segunda parte, mi iggy tienes tomada a mi perfecta azalea no se con quien audicionare pero lo hare o talvez no aun no lo decido...
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Work bit*h {Resultados puestos.

Mensaje por campbell. el Jue 04 Sep 2014, 2:42 pm

VIC!!! Amo esa canción de Britney, y adore la idea! Adorarla es poco, en serio, la ame!
Por si no me conoces, soy Mely, argentina, 16 añitos y voy por el rol Empresario millonario-La Secretaria cof secretario cof, dijiste que se pueden ships homos así que voy por uno, aunque me quitaste a Harry :( bue, después te dejo mi ficha! Kisses xx
avatar


Ver perfil de usuario http://www.wattpad.com/user/stylinsonandpalik

Volver arriba Ir abajo

Re: Work bit*h {Resultados puestos.

Mensaje por Invitado el Jue 04 Sep 2014, 5:52 pm

@sumner. escribió:ummmmm primero que nada me encanta la idea aunque no me guste mucho esa cancion en especial sabes que amo todas tus ideas pero ya vamos a la segunda parte, mi iggy tienes tomada a mi perfecta azalea no se con quien audicionare pero lo hare o talvez no aun no lo decido...
bueno, ojala te decidas y audiciones xd igual, aun hay tiempo, muuucho tiempo.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Work bit*h {Resultados puestos.

Mensaje por Invitado el Jue 04 Sep 2014, 5:54 pm

Meluche. escribió:VIC!!! Amo esa canción de Britney, y adore la idea! Adorarla es poco, en serio, la ame!
Por si no me conoces, soy Mely, argentina, 16 añitos y voy por el rol Empresario millonario-La Secretaria cof secretario cof, dijiste que se pueden ships homos así que voy por uno, aunque me quitaste a Harry :( bue, después te dejo mi ficha! Kisses xx
si te conozco mely! jajaja pero creo que no sabia tu edad(? me siento halagada ya que a ti te gusta mi idea   y enserio me encanta que vayas a audicionar.. siento haber robado a hazza y que no puedas hacer larry xd así es la vida(? mmm me intriga mucho saber que ship usarás, estaré esperando con ansias tu ficha!
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Work bit*h {Resultados puestos.

Mensaje por Invitado el Jue 04 Sep 2014, 6:43 pm

holi vic no sé sí sabes quién soy, aunque creo que estamos en más de una novela colectiva (?
creo que me iré a por el rol de empresario millonario — secretaria sí, sé que mucha gente va a por él y va a ser difícil, pero soy así de rebelde :3
espera mi ficha

Iggy Perfección Azalea *-*:
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Work bit*h {Resultados puestos.

Mensaje por Invitado el Jue 04 Sep 2014, 7:17 pm

boomer. escribió:holi vic no sé sí sabes quién soy, aunque creo que estamos en más de una novela colectiva (?
creo que me iré a por el rol de empresario millonario — secretaria sí, sé que mucha gente va a por él y va a ser difícil, pero soy así de rebelde :3
espera mi ficha

Iggy Perfección Azalea *-*:
claro que se quien eres! enserio me la complicarán mucho a la hora de elegir xd estaré esperando tu ficha!
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Work bit*h {Resultados puestos.

Mensaje por Invitado el Jue 04 Sep 2014, 7:21 pm


javadd & prue
Empresario millonario — Secretaria {Zayn Malik as Javadd Zain Hendrix | Lindsay Ellingson as Prudence Aubrey Hook.

Escrito #1:
Hace 6 meses atrás.
Shane había preparado su mejor vestido, unas botas de plataforma, unos collares y pulseras. Se había maquillado de la mejor forma que sabía y su peinado seguía mostrando su larga cabellera. Estaba lista para salir a su mejor cita con su novio, lo que jamás esperaría es que esa fuera la última.

Llegó a la cafetería, era elegante y estaba completamente construida de madera, sillas y mesas también estaban así. Tenía ventanales por todas partes que guiaban a una increíble vista hacia las calles de París.
La castaña buscó con su mirada la mesa donde estaría sentado su novio esperándola con una sonrisa como ella lo imaginaba, sin embargo al no encontrarlo, se sentó en una mesa al azar, cerca de la ventana para poder verlo pasar. Esperó diez, luego quince, luego veinte minutos y no aparecía, empezaba a estresarse moviendo sus piernas y manos infinitas veces con nerviosismo. Harry Styles es un hombre que cuida mucho de su imagen personal, siempre tardaba bastante en arreglarse, incluso más que ella, algo que no le gustaba mucho a Shane ya que siempre la dejaba esperando justo como ahora. Cambió de posición en su silla mientras con sus manos empezaba a mover su cabello a todos lados ¿La iba hacer esperar más tiempo? ¿O la iba a dejar plantada?

Después de decirle varias veces a la camarera que aún no iba a ordenar nada porque estaba esperando a alguien, había comenzado a pensar que terminaría comiendo sola; miró por el vidrio de la ventana y lo vio pasar caminando con toda la calma hasta su lugar de encuentro. Shane suspiró molesta, eso nunca iba a cambiar en él.

El chico la encontró sin mucho esfuerzo y rápidamente se fue a sentar en el asiento al otro lado de la mesa, al frente de donde se encontraba sentada la castaña para mirar su rostro directamente y luego sonreírle con inocencia ¿Acaso no tenía vergüenza por llegar tarde?

—Llegas treinta minutos tarde —Shane lo miró con su rostro serio y su mirada profunda. Igual que siempre, si sus ojos dispararan láser, su novio ya estaría muerto—. Sabes que odio tener que esperarte.

—Y tú sabes que a veces se me complica cerrar la tienda cuando hay mucha clientela —El joven respondió con indiferencia.

Harry miraba a su novia sin apartar la mirada mientras se acomodaba en la silla, Shane se quedó en silencio y se limitó simplemente a devolverle la mirada de igual forma. Ella sabía que eso no era un silencio incómodo, ese era el último silencio entre ellos y eso le preocupaba desde hace tiempo.

Todos los días vivían en guerra, Harry pasaba la mayor parte de su tiempo en la tienda haciendo ropa y vendiéndola, Shane de vez en cuando le ayudaba pero aunque tuviera la intención de terminar el trabajo rápidamente para luego pasar más tiempo juntos, nunca era suficiente y el tiempo no les alcanzaba. La castaña también estudiaba y le gustaba hacer su propia ropa, ella tenía su propio estilo por lo que las diferencias entre ella y Harry siempre eran el centro de sus discusiones y peleas. Ella nunca se quedaba una noche junto a él aunque trabajaran juntos en la tienda por mucho tiempo, Shane siempre huía una vez que daba la discusión por terminada sin dejar a Harry hablar, algo que le molestaba al castaño, y así después de pensarlo mucho, tomó una decisión aún sin saber si sería o no la correcta para mejorar su relación. ¿Celos? ¿Parejas anteriores? ¿Envidia? Nada de eso, ellos peleaban por el simple hecho de creer que no encajaban, ella le pedía cambiar a él y Harry siempre le pidió paciencia. Pero ahora, había preferido pedirle sólo un poco más de tiempo….

—Lamento tener que decir esto… —Harry mientras hablaba se tocaba el cabello que chocaba con su nuca con nerviosismo, su voz comenzó a temblar y sus ojos mostraban seriedad. Lo que estaba a punto de decir llevaba bastante tiempo en su cabeza, sin embargo, esas palabras nunca quisieron salir de su boca— Ya no dispongo del mismo tiempo para estar contigo y lo sabes porque siempre me reclamas; también estás al tanto de que mi tienda está comenzando a tener gran popularidad y eso me hace muy feliz, pero no puedo con todo a la vez. Tengo que estar para mi hermana también y tú siempre me exiges más de lo que puedo dar.

Shane parpadeó varias veces sorprendida, sin creer lo que estaba escuchando. Era verdad que su relación estaba cayendo y que Harry ya no le prestaba la misma atención de antes, por un tiempo dejó de pedirle su ayuda en la tienda, ya no le compraba vestidos y tampoco le lanzaba cumplidos. Cada vez se empeñaba más en separarse inconscientemente, la castaña creía que eso sólo podía significar que todo el amor que sentía por ella estaba desapareciendo con el tiempo.

—¡Todavía tienes el descaro de venir a decirme eso! —Shane furiosa se levantó de su silla y colocó sus manos en la mesa, mirando a su próximo ex-novio con llamas en sus ojos— ¡Con todo lo que yo he hecho por ti!

—Lo… Lo siento en verdad, sabes que te quiero mucho pero ya no es lo mismo que antes —El chico la miraba con ojos tristes, realmente era muy difícil para él decir aquellas palabras.

Tras escuchar esas palabras decidida, Shane tomó lo único cercano que tenía a su alcance, un vaso con agua que había sido su único pedido durante los treinta minutos de espera y sin dudarlo se lo lanzó a Harry. Éste simplemente la observada con dolor y no le importó tener todo el rostro y su vestimenta mojada

—¡Bien! De todas maneras yo no te necesito. Estaré mejor sin ti.

Shane corrió hacía la salida con lágrimas en sus ojos, algo que sucedía muy a menudo cada vez que tenían este tipo de conversaciones, la castaña estaba consciente de que esta vez corría por algo más serio que todas las veces anteriores. Llevaba más de un año de noviazgo con Harry y a pesar de las continuas discusiones habían podido arreglarlas, siempre terminaban abrazados y besándose como si no hubiera ocurrido nada. Pero ya no era lo mismo, y Harry lo había dicho también. No se puede obligar a alguien a quererte por toda la vida, siempre llegará ese momento en el que las llamas del amor se apagan y no podrás evitarlo.

Presente. De vuelta a la cruel realidad.


Shane seguía recordando ese día en la cafetería, así como también esa vez que encontró por primera vez a Harry en su tienda y se enamoró no sólo de su estilo y su gusto por la moda, sino también por su sencillez. Nunca le habían llamado la atención los chicos complicados y comunes, ella siempre deseó encontrar al chico que cumpliera con sus expectativas. Ahora ese chico se había convertido en un amor platónico porque sí, podían haber terminado desde hace un año pero no, Shane no podía olvidar a ese hombre que le gustaba diseñar y vender su propia marca de ropa. Harry siempre sería el único hombre en su vida.

Por esa razón Shane había dejado de diseñar y hacer ropa, había decido quemar cada uno de esos recuerdos que la amarraban a su ex-novio y comenzar de nuevo, algo que no le funcionó muy bien.

Sin saber cómo, se encontraba de pie frente a la tienda de Harry, llevaba su mejor vestido, vestía de morado, su color favorito, era pegado al cuerpo, tenía unos tirantes finos y le llegaba un poco más arriba de las rodillas Se veía bien y estaba decidida a verlo nuevamente. Todo lo que sabía Shane de él era comunicado por la hermana de éste, Gemma Styles, quien estudiaba junto a ella; por lo que no había vuelto a ver a su único amor. Sin embargo, sabía siempre sobre él, algo que hacía que lo extrañase cada vez más. Por ello se encontraba ahí, nerviosa y moviendo sus manos hacia todos lados. No estaba segura si quería otra oportunidad para estar juntos, podía ser que Harry estuviera con alguien más, así que optó por acercarse a la tienda solamente a verlo una vez después de mucho tiempo, y tal vez a saludarlo. Podía ser una mala idea y ella estaba consciente pero ahora no había nada que la pudiera detener.

Abrió la gran puerta de la tienda y notó como esta se encontraba vacía, tal vez porque ya era de noche y por ser invierno las personas no tienen muchas ganas de pasar en la calle. Giró su cabeza hacia los lados y no dio con la figura del susodicho. Se dio la vuelta dispuesta a regresar a su casa pero sintió como alguien le tomaba por el hombro y la giraba hacia delante nuevamente. No consiguió ver de quien se trataba porque esa persona la abrazó con fuerza cubriéndole su rostro. Shane sintió el perfume de Harry e inmediatamente supo que se trataba de él. Comenzó a llorar sobre el pecho del pelinegro.

—Estuve esperándote todo este tiempo —Harry la abrazaba cada vez más fuerte y su voz era tranquila pero ronca, llena de todas las emociones que en ese tiempo sentía—. Treinta minutos de espera jamás se compararán.

Shane comenzó a reír mientras lloraba, Harry Styles le había dado una buena lección pero sin embargo le había enseñado lo que el amor realmente significaba; fue así como supo que su relación no volvería a ser la misma y que esta vez ella se iba a esforzar más por mantenerlo a su lado.

—Eres un idiota —Dijo mientras frotaba su rostro contra su pecho, llenando sus sentidos de su aroma y su calidez, esa sensación que había dejado de sentir por tanto tiempo.

—Te amo. ¿Puedes quedarte por esta noche, por favor? Eso no significará que estemos juntos por siempre, lo prometo.

—No. Yo quiero que estemos juntos por siempre —Shane alzó su rostro para juntar su mirada con la de él, haciendo que todos los sentimientos pasados volvieran a ser uno nuevamente.

Se acercó a su rostro y juntó sus labios con los del chico para besarlo como nunca antes lo había hecho. Harry le correspondió, besándola de la misma forma, con pasión, sentimientos y emociones. Porque esta vez iba a ser diferente, porque esta vez ya no lo dejaría ir y estaría con él a su lado, para apoyarlo siempre y volver a empezar a escribir su historia de amor feliz.
Escrito #2:
Ojos cerrados, dolor.
Ojos abiertos, más dolor.

Aquello era en lo que últimamente se había transformado la rutina de Charlotte Aubrey Dawson. Las noches en vela, las lágrimas sobre la almohada y las constantes depresiones habían pasado a ser parte de su día a día. Quería escapar pero, no tenía ni idea de adónde iría. Había insistido a su madre tantas veces para que se volviesen a mudar como siempre habían hecho, pero ésta, terca como una mula, negaba con la cabeza para luego alegar que Londres iba a ser su hogar de ahora en adelante, que parecía ser el indicado. Por suerte, aquel pensamiento únicamente era propiedad de su madre, porque su padre esperaba con ansias que le saliese trabajo en cualquier lugar para así poder decirle adiós a todos los horribles londinenses.
Charlie siempre había estado enamorada de todo lo británico, las calles, los museos, las esculturas, el ambiente, e incluso aprendió a amar el idioma inglés, a pesar de que sus padres prácticamente la forzaron para que lo aprendiese. Pero nada más ingresar en una de las más prestigiosas escuelas de la ciudad, su sueño de llegar a ser alguien en un futuro cayó directamente al suelo destrozado en mil pedazos. Ahí fue cuando se dio cuenta de que, al contrario de lo que creía, sus compañeros no eran tan permisivos con los extranjeros, mucho menos si esos mismos les usurpaban el lugar de “favorito del profesor” o se pasaban horas y horas dentro de una solitaria biblioteca con la pésima y única compañía de los libros viejos y estropeados.
Con el ánimo por los suelos, la pelirroja decidió levantarse de la cama, quedaba poco más de media hora para que la secundaria abrisese sus puertas y ella no se había ni duchado. Y era más que obvio que no podía ir sin estar limpia a la escuela, no quería ganarse otro desprecio más por no oler a rosas. Además de que había desarrollado una extraña manía –quizá heredada de su madre– en la que todas las cosas que la envolvían debían estar perfectas, tan perfectas como la chica debía ser.
Dicho y hecho, se metió bajo la ducha y dejó que las gotas de agua resbalasen por su cuerpo hasta llegar precipitadamente al suelo, justo igual que sus lágrimas. No estuvo allí mucho tiempo tampoco, a los pocos minutos salió y se enfundó en el uniforme de la secundaria, una camisa de botones blanca por debajo de un suéter beige sin mangas, una falda a cuadros rojos y marrones que aunque a muchas les llegaba por debajo del trasero, ella sería mucho más conservadora y la bajaba hasta que quedase arriba de sus magulladas rodillas. Deslizó los calcetines negros hasta cubrir toda su pantorrilla y luego se colocó sus botas del mismo color, junto con un largo suspiró de pesadez.
Ni siquiera se molestó en desayunar, no lo hacía y tampoco necesitaba engordar ya que, como no dejaban de recordarle sus compañeros, estaba muy gorda y necesitaba urgentemente adelgazar. Tan solo cogió las monedas exactas para pagarse el autobús y salió de casa disparada domo una bala, deteniéndose en la parada. Inhaló y exhaló aliviada cuando se dio cuenta de que había llegado bastante justa para coger el autobús. Entro y le pago al conductor, buscando algún lugar para sentarse ya que la gran mayoría estaban ocupados. Después de unos segundos vagando por el interminable pasillo del autobús, se pudo sentar al lado de un chico castaño lleno de tatuajes, con un piercing en el labio inferior y unos ojos azules que quitaban la respiración. No conocía ni su nombre y ya sentía mis piernas temblar. Quizá si no hubiese estado con unos enormes auriculares en las orejas le habría hablado, quizá. Nada más sentarse, sus dedos comenzaron a tamborilear encima del libro que estaba apoyado en su regazo.

—Oye, pelirroja, deja de hacer eso —Cuando escuchó aquella voz ronca, se giró, encontrándose con el chico-quita-respiraciones—. Lo digo en serio, me estás poniendo de los nervios.
—¿Eh? —Repitió confusa, él tan solo miró sus dedos— ¡Ah! Entiendo, pero... ¿Qué más te da si tú estás escuchando música? —Frunció el ceño, señalando sus auriculares.
—¿Te refieres a esta música? —Quitó uno de los cascos de su oreja y lo coloco en la de ella, pero no se escuchaba nada. Al ver su cara de confusión, sonrió enseñándole su preciosa hilera de dientes blancos y perfectos— Exacto. No suena nada.
—¿Entonces para que los llevas puestos?
—Te creía un poco mas lista, pelirroja —Ofendida, la chica volvió a fruncir el ceño—. Está bien, está bien, no me mires así —El chico sonrió—. Los tengo puesto para que la gente no me moleste, piense que estoy escuchando música y me deje en paz. ¿Lo entiendes ahora? —Asintió levemente.
—Eso no es un poco... ¿Misantrópico? —Aquella vez fue el chico quien frunció el ceño confundido— Eh... La misantropía es odiar a todo el mundo. Sí.
—Ah, bueno, entonces creo que has acertado —Se encogió de hombros y volvió a mirar por la ventanilla, dando fin a su conversación.

Charlie se mordió el labio inferior y miro también por la ventanilla, dándose cuenta de que quedaban pocas paradas para llegar a la escuela. Se levantó y caminó hacia la puerta, o al menos eso pretendía, pues en seguida notó como una mano atrapaba con fuerza su muñeca. Se volteó y frunció el ceño al encontrarse con el muchacho de antes.

—¿Puedo saber tu nombre? —Preguntó con la típica sonrisa de capitán de fútbol de la secundaria que intenta ligar con las animadoras.
—Soy Charlie —Sonrió la pelirroja—. ¿Y el tuyo?
—Te lo diré la próxima vez que nos veamos, Charlie la pelirroja —Y la soltó mientras le dedicaba un seductor guiño de ojo.

Confundida y frustrada, Charlotte bajó del autobús, apretó el agarre de su mochila y se dirigió hacia su primera clase, donde le esperaba el escuálido Sr. Brown, posiblemente el peor profesor de toda la escuela, con sus gafas de culo de vaso y su pelo cayéndose a mechones, contaba las historias de su ex-mujer, quien le dominaba completamente y le obligaba a hacer exactamente todo lo que ella mandaba, también le obligaba a pagar la pensión de sus hijos cuando le daba la gana y la cantidad que ella deseaba. Era un buen hombre, pero pésimo maestro.
Caminó por los pasillos acelerada, pero al estar mirando sus libros, cuando se quiso dar cuenta ya era tarde por lo que se estrelló con una chica rubia, que rápidamente la hizo caer de culo al suelo, desparramando todos los libros por el suelo y con la aguda risa de la animadora clavada en su cabeza.

—¿Cómo te atreves a chocarte conmigo? Sé que estás gorda y no cabes por los pasillos, pero... ¿Por qué no dejas de comer? Así se solucionarán tus problemas —Sonrió con elegancia, arreglándose su dorado pelo—. Será mejor que te vayas ahora si no quieres que se lo diga a mi novio, una palabra y estás muerta.
—Pero... Ahora tengo clase y... —Intentó excusarse, antes de que ella le interrumpiera.
¡Vete de aquí, monstruo!

Y como si aquello hubiese sido su detonante, se levantó temblorosa y corrió hacia el único lugar donde estaría a salvo: La biblioteca. Ni siquiera se molestó en recoger sus libros. Estar rodeada de libros era como una droga para ella, le hacía aislarse de toso el mundo, alejarse de los desprecios y de las insistencias diarias de su madre para ser perfecta. En aquel momento, quería olvidarse de todo.
Le daba exactamente igual perderse la clase de Matemáticas, no le importaba lo que pudiesen decir de ella. Simplemente entró en la habitación y mentalmente agradeció a Dios porque no hubiese absolutamente nadie, ni siquiera estaba la bibliotecaria, por lo que podía llorar todo lo que quisiese sin que le interrumpiesen. Cogió un libro y lo abrió por cualquier pagina, no le importaba, sabía que aquella hoja terminaría siendo bañada por sus lágrimas.

—No deberías estar llorando así, no en un lugar como este —Una voz masculina le despertó de su estado de trance. Alzo su cabeza y se encontró con un muchacho rubio, ojos azules y muy, muy alto, rodó los ojos, esperando a que fuese el típico popular.

Pero, lo que más le sorprendió, es que depositó una gran montaña de libros en la mesa. A la muchacha no le costo nada reconocer que aquellos mismos cuadernos eran los mismos que se cayeron al suelo cuando se tropezó con la chica rubia.

—¿Y qué más te da? Al fin y al cabo es la gente como tú quien me hace estar así —Murmuró ella, sabía que juntarse con gente de alta clase social en la escuela era peligroso, sobretodo para las personas que no valían nada, como la pelirroja.
—¿Gente como yo? —Rió roncamente— No tienes ni idea de como soy yo, preciosa.
—Oh, ya está, el señor-soy-tan-popular se ha ofendido, ¿Verdad? Os tocan vuestro punto débil y ya os creéis mejores que los demás —Quizá se estaba pasando bastante, pero ella también estaba enfadada.
—Lo digo muy en serio, nena. No soy quien tú crees —Ella rodó los ojos.
—¿Y entonces quién eres? —Preguntó, mirando como se sentaba en frente de ella y apoyaba ambos de sus codos en la mesa.
—Soy tu ángel guardián.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Work bit*h {Resultados puestos.

Mensaje por Invitado el Jue 04 Sep 2014, 7:30 pm

Vic Stylinson. escribió:
Importante


He dejado libre uno de los roles que ocupaba, por ende también a los representantes, aviso por si a alguna de las que ya ha audicionado le interesa cambiar su audición...
çNo puedo, volví a tomar el rol xd me arrepentiré si no lo hago.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Work bit*h {Resultados puestos.

Mensaje por campbell. el Jue 04 Sep 2014, 9:13 pm


William & Drew
EMPRESARIO MILLONARIO & EL SECRETARIO {jon kortajarena as William Lewis | Francisco Lachowski as Drew Evans.


escritos y mas:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] & [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

no tengo mas nuevo Vic :c

gif:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Última edición por Meluche. el Lun 08 Sep 2014, 8:52 pm, editado 3 veces
avatar


Ver perfil de usuario http://www.wattpad.com/user/stylinsonandpalik

Volver arriba Ir abajo

Re: Work bit*h {Resultados puestos.

Mensaje por jackson. el Jue 04 Sep 2014, 9:50 pm

¡Vic! Me encanta la idea, así que ya te dejo mi ficha
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Work bit*h {Resultados puestos.

Mensaje por Invitado el Vie 05 Sep 2014, 5:36 pm

3 fichas por empresario millonario - la secretaria 
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Work bit*h {Resultados puestos.

Mensaje por tango. el Vie 05 Sep 2014, 6:29 pm


Grayson & Anne
Director de cine-Actriz amateur {Christopher Evans as Grayson Woodhard| Vanessa Hudgens as Annalise Crossfire.



Escrito:

Sentada en el piso del baño de su casa, escuchando el sonido de su banda favorita saliendo de su habitación, lloraba compadeciéndose de si misma. Cuestionándose el hecho de cómo diablos pudo llegar a este punto, a este momento. 
La presión le ganó y, el haber pensado en hacerlo mucho antes, le dio el coraje que necesitaba. Sus hermanos, la única razón para no haberlo hecho tiempo atrás, ahora ya no importaban, ya no le hacían caso. Ya no la necesitaban. Antes le parecía un acto egoísta, cobarde y una ofensa a Dios. Pero cuando llegue allí, a Su lado, ajustarían cuentas frente a frente. 
 
A él le dejó claro todo, a él, la única persona además de ella en el mundo terrestre que sabe sus más profundos secretos, miedos, anhelos y verdaderos sentimientos; él que la escuchó en todo momento sin importar la crudeza del tema, él que la quiso ayudar a pesar de que ella lo trataba como basura cuando lo intentaba, y él sabía que ella estaba así, ahora. 
 
Miró las  profundas cortadas de navaja en sus muñecas, las cortadas por debajo de su antebrazo. Emanaban sangre como si no hubiera fin. Sus piernas, en el muslo derecho escrito con la misma navaja, con letra tosca y apenas legible por la sangre que no dejaba de salir como agua de una fuente eléctrica,  decía «perfecta». Esta por el contrario, no era muy profunda debido al dolor que sentía en cada corte. Su muslo izquierdo estaba trazado por pequeños cortes que dejaban a la vista carne magullada y ultrajada. 
Las lágrimas de rabia, dolor y sufrimiento escondían su rostro desvelado y cansado de la vida. Su cuerpo, al que le dolía el atravesar del oxígeno de cada día, estaba debilitado debido a la gran cantidad de sangre que ahora adornaba el piso del baño principal de su casa de un color rojo brillante y opaco a la vez. 
Los párpados comenzaban a pesarle, sentía sus ojos tan grandes como dos pelotas de tenis. Un ruido en la puerta principal la alertó, pero no luchó por levantarse del lugar donde estaba sentada. Se apoyó dejando todo su peso en la reluciente pared color blanco, con pequeñas flores amarillas y verdes que la detallaban. 
Los ruidos se oían cada vez más lejos, el cuarto comenzaba a darle vueltas como un carrusel o peor, estaba llegando el momento y lo sabía. Ahora todo lo que sus ojos distinguían era una fina línea que le dejaba ver por última vez  recuerdos de su vida, de su insignificante vida: desde que comenzó a ser consciente de sus actos, de los buenos y de los malos; de las personas que entraron en su vida para quedarse y de las que solo pasaron por ella como en un paseo de visita a un conocido. Hasta ese día que lo conoció, a ese hombre que la revolvió e incitó hasta lograr que ella desprendiera su verdadera esencia al mundo, a ese extraño al cual ella odió apenas lo conoció y, ahora, quiere de una forma inexplicable y demasiado profunda para que su cuerpo, alma, mente y corazón puedan soportar.  Todo eso lo vio en unos segundos infinitos, se logró ver a ella misma tirada en el piso con las piernas extendidas a lo largo y sus brazos caídos como si fueran de plomo; con cortes por las extremidades de su cuerpo, el conjunto de pijama bañado en sangre seca que se mojaba una y otra vez por la que seguía saliendo de las heridas que se produjo ella misma, el suelo de cerámica, que solía ser de color amarillo crema, a su alrededor era de color rojo brillante. 
 
Una lágrima cayó por su mejilla, su respiración ya casi inexistente comenzaba ha ahogarla. Cerró los ojos e intentó levantar las comisuras de sus secos y pálidos labios en un intento de sonrisa burlona y perdida, pero todo lo que consiguió fue que un quejido saliera de ellos.
 
La puerta que se encontraba medio abierta se abrió por completo haciendo que un ruido estruendoso retumbara por toda la edificación a la cual ella llamaba hogar. Sus párpados apenas se levantaron lo suficiente como para poder distinguir a la figura masculina que era iluminada por la luz del sol que entraba por la puerta de la entrada. Era él, claro que lo era, esa silueta no la confundiría nunca.
Cerró sus ojos para, por fin, perderse en el propósito de sus actos. Sintió su voz llamándola y las maldiciones que él lanzaba al ver el estado el en que ella se encontraba. Entonces se dio cuenta que en su interior una parte de ella se arrepentía de esto. 
Sin embargo ya no podía hacer nada, no había vuelta atrás y ella lo sabía. 
 
Mientras su cuerpo era alzado y, junto con su alma, era arrastrado a un mejor intento de vida; comenzó a recordar, como si estuviera viendo una película, cómo fue el comienzo de su fin.


Iggy:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Última edición por Weed. el Mar 09 Sep 2014, 6:47 pm, editado 1 vez
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Work bit*h {Resultados puestos.

Mensaje por Invitado el Vie 05 Sep 2014, 6:41 pm

mañana leo y acepto fichas, sigan audicionando!
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Work bit*h {Resultados puestos.

Mensaje por jackson. el Dom 07 Sep 2014, 12:31 pm


James & Solane
Director de cine y Actriz {Justin B. as James Murphy|Selena G. as Solane Barstow.

Links:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Work bit*h {Resultados puestos.

Mensaje por Invitado el Lun 08 Sep 2014, 5:52 pm

están todas aceptadas, pero como he estado corta de tiempo y perezosa por lo cual no lo había dicho xd
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Work bit*h {Resultados puestos.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.