El prólogo fue demasiado perfecto  Me emocioné más de lo que estaba.